TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / cao / El tropiezo

[C:84897]

Humedad, había harta humedad la mañana en que a la niña le vinieron las alucinaciones. En el patio del colegio se podía oir el barullo de los otros cursos haciendo clases de gimnasia. Adentro en la sala, la niña observaba embelezada la imagen de Nuestra Señora del Carmen. La profesora de religión, la señorita Ema, se empeñaba en coordinar el canto de alabanza. La pequeña parecía un angelito de Dios cuando se quedaba mirando la imagen religiosa. Adoraba el vestido de la inmaculada mujer y su pelo; también su corona de flores. Soñaba con cepillarla y llenarla de adornos porque sí, porque algo poderoso se lo exigía desde muy adentro del alma. Aquel día todo el colegio supo lo de la niña y la vírgen. '¡Yo la amoooo....yo la amoooo!' -se le escucho gritar a la salida de clases-. Ello de inmediato concentró la atención de las monjas superiores. La niña -según ellas- podía escuchar la palabra de la Vírgen María. Mientras duró el semestre de religión, la niña nunca dejó de profesarle a la vírgen su más honda fe. Quizás por ello fue que los profesores le permitieron tomar la pequeña estatuilla en más de una oportunidad, porque la niña la acariciaba como si fuera su vida, y hablaba con ella, y le cantaba canciones. Los curas siguieron de cerca la evolución del milagro, vinieron de todas las diocesis. La niña pasaba día y noche con la estatuilla de la madre de Dios. Por eso cuando hicieron la prueba esa de separarlas, el escándalo fue mayor. Ella gritó, pataleó, injurió y escupió como un demonio. ¡Noooooo...no me la quiteeeeen, ella es mi vidaaa, ella es mi todooo!....Los curas y las monjas no lo podían creer. Pensaban que eran testigos de la gracia divina. Cientos de rosarios se escucharon aquella vez. También risas, las de los compañeros de curso de la niña cuando la escucharon gritar: -'¡mi barbieee...devuélvanme mi barbieeee rapunceeeeel...buaaaaaaaaaa'!-. El estupor de la congregación de oblatos de la inmaculada María (dueños del colegio) fue tremendo. Por eso aquel día los profesores corrieron desesperados a despojar de las pequeñitas manos de la niña la estatuilla de la vírgen. En la corrida dos tropezaron.

Texto agregado el 10-02-2005, y leído por 357 visitantes. (13 votos)


Lectores Opinan
01-03-2006 5* yzzita
03-08-2005 Ja! Muy bueno, definitivamente muy bueno. Todo un sacrilegio, creo. *****. Y el título, ja. Calamitatum
03-08-2005 Ja! Muy bueno, definitivamente muy bueno. Todo un sacrilegio, creo. *****. Y el título, ja. Calamitatum
29-03-2005 un sacrilegio! xD jaja...excelente...nada más... Durden
15-03-2005 Originalidad creativa a toda prueba. Sanforizado. tambordehojalata
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]