TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / El arma de Jack

[C:86840]




Las sombras ocultaban a un ser de rostro cadavérico que se relamía y temblaba levemente dentro de su traje oscuro. Era Jack el Destripador, el legendario asesino que oteaba a través de la gélida neblina con sus ojos de fiera al acecho. De pronto se escucharon unos leves taconeos cuyos ecos rebotaron en la estrecha callejuela. El hombre sonrío nerviosamente y entrecruzó sus manos enguantadas. A los pocos segundos apareció la silueta de una mujer que se aproximaba con paso rápido. El tipo pareció alargarse, creciendo aún más en su ya elevada estatura. Cuando la mujer estuvo a su alcance, se dejó caer sobre ella como un animal feroz y con una de sus manazas cubrió su boca, apagando el grito de terror que pugnaba por escapar de esa garganta aterrorizada. La mano que quedó libre hurgó entre sus propios ropajes buscando algo que se negaba a aparecer, sus dedos tantearon en los bolsillos hasta que no quedó ninguno sin revisar, luego prosiguieron con los forros, se introdujeron en los bolsillos de sus pantalones, los dio vueltas con desesperación y nada. Recién entonces reparó que en las últimas semanas olvidaba todo con mucha facilidad, su memoria le traicionaba a menudo, ya no era el mismo. Entonces soltó a la mujer y cabizbajo enfiló con rumbo desconocido. Claro, sin su escalpelo y su cuchillo, el no era nadie. La mujer, compadecida, le dio un número de teléfono para que visitara a un médico especializado en este tipo de problemas. El le agradeció el gesto, le besó su mano, algo muy usual en esa sociedad victoriana y le prometió que para la siguiente ocasión no la defraudaría. Ella, con lágrimas en sus ojos, prosiguió su camino muy frustrada. Algo le decía que nunca más vería a ese hombre porque como es sabido, nunca una bomba cae dos veces en el mismo sitio…








Texto agregado el 19-02-2005, y leído por 201 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
22-05-2005 dos besos no, dos veces. Excuse me. Ruth
22-05-2005 dos besos no, dos veces. Excuse me. Ruth
22-05-2005 Jajaja, la tonta era ella, cuando se enteró se rebotó y envenenó a Jack contra la gran mujer. Me chocó ese comentario de más abajo. (UY, perdón, si ya estaba comentado, no importa, vos merecéis comentaros dos besos. Un besito güey. Ruth
19-02-2005 jajajaja, de la que se libró la tonta!!! y aún así sigue, sigue, sigue... anemona
19-02-2005 Eres implacable, querido Jack. El cuchillo y el escalpelo yo tampoco los encontré hoy en mi traje de mujer araña... ¿Me visitarás un día de estos? Ruth
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]