TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ElTigre / Violacion o Estupro %

[C:8834]

V I O L A C I O N

ESTUPRO. Conforme al Código Penal, el acceso carnal con mujer honesta, mayor de doce años y menor de quince, siempre que no se use fuerza o intimidación o no se halle privada de razón o de sentido, o cuando no pudiera resistir, por cualquier causa. Dar una definición del estupro es difícil, ya que no hay acuerdo sobre este delito. Carrara lo define diciendo que es "el conocimiento carnal de una mujer libre y honesta, precedida de seducción verdadera o presunta, y no acompañada de violencia".

VIOLACION. Tener acceso carnal con mujer privada de sentido, empleando fuerza o grave intimidación o, en todo caso, si es menor de 12 años, en que carece de discernimiento para consentir un acto de tal trascendencia para ella. DE LA MUJER. Delito contra la honestidad y contra la libertad que se comete yaciendo carnalmente con mujer, contra su voluntad expresa, por emplear fuerza o grave intimidación; contra su voluntad presunta, por encontrarse privada temporal o permanentemente de sentido, por enajenación mental, anestesia, desmayo o sueño; o por faltarle madurez a su voluntad para consentir en acto tan fundamental para su concepto público y privado, para la ulterior formación de su familia y por la prole eventual que pueda tener.


En el Diario “Ultimas Noticias”, primera página y a grandes letras:

Violación y Estupro de Jovencito de trece años en el Parque.

La noticia estaba medio enredada, porque la definición escueta de ambos delitos, excluye el uno del otro, en pocas palabras:

Si eres mayor de doce y menor de quince años, te hacen el amor y te gusta, entonces es Estupro, si te lo hacen a la fuerza (no creo que te guste) o privado del sentido (no te das cuenta) y no te gusta, entonces es Violación, sin importar la edad.

La otra condición sinecuanon, es que tienes que ser mujer y honesta (puta que son exigentes), entonces el joven no había sido violado ni nada, simplemente una tía le hizo el favor y lo hizo feliz y eso es todo.... Pues señoras y caballeros yo no estoy de acuerdo y este relato no intenta venderle filosofía de cantina, esto es la vida misma, es real, por que a mi no me Violaron (estaba despierto, no me pegaron.... yo era mas fuerte que Doris y no estaba loco), pero que hubo Estupro, hubo Estupro, que si lo sabré yo.

Las otras seis cosas que no concuerdan son:

1- Se supone que estas cosas pasan arriba, y a mi me agarraron debajo de la cama.
2- La victima grita y se queja, y yo me quede calladito para que no nos encontraran.
3- La victima, le teme al violador, le huye, y yo empecé a buscarla todas las noches.
4- La violadora o fuerza a la victima o la lleva con engaños para conseguir sus nefastos propósitos, yo sabía de que se trataba, fui para esconderme y acepte la cumbiamba.
5- La victima queda traumatizada para el resto de su vida, ñangas; le agarre el gusto.
6- Que ustedes dirán que no fue Estupro, por que soy mas macho que un toro de Lidia.
Pero.... que si fue Estupro.... y de los buenos.


Yo tenia trece años cumplidos, era un niño ligeramente gordito, un poco mas alto que otros niños de mi edad, le enviaba cartitas a Papa Noel o Viejo Pascuero o los Reyes Magos, llámenlo como quieran, hacia tiempo que no creía en el, pero me gustaba recibir juguetes, en la ultima navidad le pedí una carabina de aire comprimido, y me iba de cacería de palomas todos los Sábados, en mi bicicleta contra-pedal, me trajo la navidad anterior.

Todavía no sabía que estaba predestinado a ser un depredador de castidades, no tenia ni idea del Zodiaco Chino y todas esas vainas, corrían los días de las vacaciones escolares, pasado el Otoño llegaba el Verano, los muchachos de la cuadra, todos entre doce y dieciséis años nos reuníamos en la Quinta, algo similar a un conventillo pero mas burgués, un patio largo con Casitas pegadas las unas a las otras, interiores numerados para la correspondencia, era totalmente seguro para jugar a las estatuas, o a tumbar la torre para que pase el rey, o a la rayuela, o a las escondidas, donde uno que la lleva tenia que buscar hasta encontrar a uno de los jugadores escondidos, que la llevaría hasta encontrar a otro y así sucesivamente, creo que te parecerá tonto, pero te apuesto que tu jugaste algo similar en tus buenos tiempos.

Estábamos escondiéndonos, la llevaba Juan que estaba de cara a la pared, con los ojos cerrados contando hasta cien. (¿Te recuerda de algo similar?).

◘ -Escondámonos en mi casa. Me sugirió Doris, ella era de las mayores del grupo tenia dieciséis años y medio.

Las casas de todos los que estaban jugando estaban abiertas para poder escondernos; yo vivía en una casa normal fuera de la Quinta pero adyacente a ella, tenia que esconderme con alguien en su casa; Doris me jalo de la mano hasta su dormitorio en el segundo piso y nos metimos debajo de la cama. Nos mantuvimos en silencio para no ser hallados fácilmente, de repente siento una mano tocando entre mis pierna, me sorprendió y me moví bruscamente.

◘ -¿Qué te pasa, no quieres? Me pregunto Doris en vos baja.

-¿Y si viene tu mamá? Cuchichee yo.

◘ -Esta comprando en el mercado, no hay problema. Murmuro Doris.

Yo ya sabia de que se trataba, nunca había montado en esa bicicleta, pero me habían contado y sabia como era, disfrutaba de hacer el recorrido solitario…. a pie, no estaba asustado, lo hicimos.... Ella sabia lo que hacia, fue Estupro, seguro que fue Estupro.... me gusto.

Nos juramos amor eterno, yo le hubiera jurado cualquier cosa para poder repetir el plato, acordamos de que en la noche yo me pasaría por la pared hasta su cuarto que tenía un balcón posterior y dormiríamos juntos, nos arreglamos lo mejor que pudimos y nos dejamos encontrar por Martha, que era la que la llevaba en es momento y calabaza, calabaza cada uno para su casa.

Si no has leído Los Trabajos de Hércules de la mitología griega, no tienes ni la más remota idea de lo que me costo llegar hasta el tálamo; la consabida pared tenia vidrios rotos, pegados con cemento en el borde, para evitar que los gatos techeros del vecindario fueran a molestar en las casas mas o menos como estaba haciendo yo, me tomo casi hasta que amaneció el remover los potos de botellas, para hacer un sendero transitable, me corte varias veces las manos y una la rodilla destrozando el pantalón, pero esa noche no paso nada.

Pero la noche siguiente, y casi todas las noches restantes de Enero y Febrero fui a visitarla, pero dormir no dormimos nunca, arriesgue mi vida cada noche y cada madrugada en el desfiladero de las Termópilas, conquiste Atenas y Grecia, salte el Mediterráneo y conquiste Roma, cuando estaba pensando en conquistar las Islas de los Mares del Sur, solo y sin la ayuda de Sandokan, ocurrió la desgracia que dio origen al Tigre como fiera sanguinaria y vengadora; aclarando las cosas yo fui nombrado Tigre dos años mas tarde en la Selva Amazónica y aunque esto les cause disgusto, el nombre no me lo puso ninguna mujer, si no un amigo que decía que no perdonaba a ninguna (su hermana tampoco se salvo), luego muchos años más tarde me entere de la Mitología China y sus doce símbolos, por los doce animales que acudieron al llamado de Buda, y todo encajo en su lugar, como un rompecabezas.

Salía yo del Cine Opera función de Noche cuando, veo a Doris que también salía, besándose con un petimetre bien vestido, de unos veinte años, que la acompaño al bar Rolo, donde vendían los mejores churrascos de Jesús Maria y alrededores, quise enfrentarlos, pero el tipo me llevaba cuando menos una cabeza y no seré cobarde pero tampoco soy tonto.

Esa noche no serpentee hasta la casa de Doris como solía hacer, no pude dormir en toda la noche por el dolor en la frente, los cuernos duelen como la gran flauta, pensaba en ese conjunto de patrañas del honor perdido y la impotencia de saber que estas cosas no pasaban en los cuentos de hadas, las princesas se comían la fresa solo con el príncipe (me olvidaba que se la pasan besando sapos hasta encontrarlo)… Me preguntaba que hubiera hecho Sandokan o Gene Autry en este caso, seguro que la mataban....

Al día siguiente, enfrente a Doris.

-Que hacías con ese tipo anoche.

◘ -Ese tipo es mi novio.

-Tu novio.... ¿Qué soy yo?....

◘ -El es mayor que tu, trabaja, me invita al cine y a cenar, me lleva a pasear, tu nunca me visitas de día, te la pasas jugando al Gran Bonetón (¿Pues quien la tiene?.... ¿Te acuerdas?), solo vienes en la noche para meterte en mi cama y luego te vas. Me gusta que vengas pero yo tengo derecho a hacer mi vida con amigos de mi edad, lo nuestro no es amor, yo no puedo amar a un bebe, lo nuestro es puro sexo.

A los trece años, yo no entendí todo ese sermón, me retire herido en mi amor propio, pensando que no se puede confiar en las mujeres y jurando no volver a enamorarme, deje de visitarla y andando el tiempo alguien puso nuevas botellas rotas en la pared.

Analizando el incidente luego de cincuenta y dos años, creo que fue para mejor porque:

Mi madre estaba muy preocupada y creía que yo tenia algún tipo de enfermedad, porque perdía peso y lucia somnoliento todo el día, mi padre me compro un tónico reconstituyente, Oparsan a base de sangre de caballo, a partir de marzo que mi salud empezó a recuperarse, el comentaba con todo el mundo que el referido tónico era una maravilla, ahora en donde quiera que se encuentre debe estar revolcándose de la risa al saber la verdad.

Yo había interrumpido mis lecturas, siendo un ávido lector de novelas de aventuras y vaqueros; había leído todas las obres de Julio Verne, Alejandro Dumas y Sandokan el Corsario Negro de Emilio Salgari, en esos dos meses de pasión no había agarrado un solo libro, reinicie ese bello habito y leí Los Cazadores de Microbios e Historia de un Maletín Negro de Croning. Saliéndome del tema creo que debo declarar mi agradecimiento a un señor, judío muy viejo, que recorría el barrio alquilando libros por medio sol, llegaba todos los sábados a pie, con una maletita conteniendo un tesoro de libros y revistas, recogía los anteriores y te dejaba nuevos, gracias a el visite el mundo por tres soles cincuenta por semana, nunca supe su nombre.

Texto agregado el 28-07-2003, y leído por 6258 visitantes. (11 votos)


Lectores Opinan
17-11-2005 ¡Qué alivio! De tanto leer titulares de escándalos de tinta roja, pensé que era imposible que algo bueno pudiera salir de este "titular". Y, sin embargo, me encuentro con la maravilla de encontrarme de pronto inmersa en una intimidad naciente. Felicitaciones y estrellas por transformar el barro en oro. ***** vacarey
30-05-2005 Divertido tu relato, se deja leer, sin embargo el final (si así se le puede llamar) como q me dejó con ganas de saber más de la chica, de las consecuencias del "estupro" Isamar
21-07-2004 No es la primera vez k leo este relato y me sorprende no haberle dejado un comentario antes. Bueno, digamos k para su bien (y para el mal de algunas, aunk dudo k alguna diga k lo paso mal) aprendio temprano y gracias a eso ahora lo tenemos como un exquisito narrador k ni al aleman de m... puede derrumbar. BZS. KaReLI
29-10-2003 vuelvo a leerlo Tigre..se que le debo muchas lecturas pero buee...esta gaviota suele volar con poco el tiempo mordiéndole las alas y eso la demora bastante...pero vale la pena aterrizo finalmente en un texto como este, pleno de la...vida misma tan dura, tan compleja y a la vez...tan milagrosa verdad? piquitos al corazon y mis *5 por diez!! gaviotapatagonica
09-09-2003 Te documentas bastante para escribir...Sorprendente Mandeville
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]