TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / barrasus / La lechuza Jesusa(cuento infantil para niños y niñas valientes)

[C:88759]

La lechuza Jesusa tenía los ojos enormes y brillantes, todos los días se acomodaba en la rama del árbol y vigilaba silenciosa todo aquello que se moviera en la noche del bosque. Siempre dormía de día, calentita y agazapada en el hueco de la encina, desde ahí escuchaba el jaleo de todos los demás animales, pájaros, conejos, ardillas, incluso una vez notó como el enorme oso se rascaba la espalda con el tronco de su árbol. Tenía envidia de aquello, por la noche nadie salía, salvo algún que otro ratoncillo y el zorro, al que también le gustaba la noche. Un día le preguntó a otra lechuza:

- Oye, ¿ y nosotros por qué no podemos salir de día? Debe de ser más divertido...

A lo que le respondió su amiga:

- ¡Pero que tonterías dices! Existen animales del día y animales de la noche, cada uno en su sitio.

La lechuza Jesusa no se conformó con la respuesta de su amiga y decidió que al día siguiente cuando saliera el sol ella se daría una vuelta por el bosque ¿por qué le tenían que marcar su destino?-pensó- Así que tomó una importante decisión. Esa noche no se quedó vigilando en la rama, se metió en su nido y durmió profundamente. Al día siguiente un rayo de sol entró por su hueco de la encina, se desperezó y de un salto para salir volando... ¡Que desastre! cuando Jesusa vio el sol se quedó como ciega, no veía nada, se iba dando porrazos con todo aquello que se encontraba, ¡plum, plas cataplas!
Decidió volverse al nido, pero no se dio por vencida.
- Todos dicen que siempre seré igual, pero yo no me doy por vencida -dijo mientras se recostaba- Entonces volvió a sacar la cabeza y gritó :

- ¡Soy la lechuza Jesusa, aquella que de nada se asusta! Todos los días salía y se daba mamporrones con todo, pero cada día menos, hasta que una mañana salió volando y todos admiraron lo bien que lo hacía.

- Mira que bien vuela, pero si no se choca -decía el conejo-

- Pero que porte y que bonita -decía la ardilla-

Esto pasó hace muchos años pero todo el mundo lo recuerda porque hay una canción que le dedicaron a la hazaña de la lechuza Jesusa, y dice así:

¡La lechuza Jesusa
sus bellas alas
ella se atusa,
volar de día
ya no le asusta
porque es valiente
y digan lo que digan
pasa de la gente!

Y así termina la historia de la lechuza Jesusa.

Texto agregado el 27-02-2005, y leído por 11951 visitantes. (19 votos)


Lectores Opinan
24-01-2006 muy bueno el cuento me encantó elidaros
07-04-2005 plum,plas cataplás. Me siento como en casa. Aunuqe creo que hay muchos animales nocturnos, incluso los hombres, los que más.Un besote iolanthe
27-03-2005 Debe haber sido la primera lechuza que usaba lentes oscuros... gui
18-03-2005 ¡Qué cuento!..., y es cierto, tiene algo especial. Estoy convencido de que también lo dedicas a las niñas (y niños) no tan valientes..., para que así se decidan a lanzarse y pierdan el miedo a darse porrazos... o a recibirlos. Enhorabuena amigo, ésa es pedagogía de la de verdad. akim
13-03-2005 Una fábula que invita a la reflexión y a la que mi hijo le dio su aprobación de pequeño lector de nuevas historias. Me dijo que la lechuza era una maza (muy valiente). Nuestras estrellas para tu tierna moraleja. juanromero
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]