TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul
EL MUDO.LÁGRIMAS CALLADAS.\" (cuento\" )' de islero">
Inicio / Cuenteros Locales / islero / EL MUDO.LÁGRIMAS CALLADAS.\" (cuento\" )

[C:89630]

1 “¡Dale, pelea! Bravo, eres un genio. ¡Pelea!” En ese momento el hilo del reel salió disparado hacia el centro del río como chuzazo. Dejé que la lancha fuese llevada por la fuerza del animal embravecido. Quince minutos duró el combate emntre la inteligencia de la fuerza y la astucia de la razón calculadora. Un golpe seco y lo tenía conmigo. Encendí el motor y, con lentitud, haciendo rodeos, fui recogiendo el reel. El animal estaba cerca. Lo llevé a la orilla. Un hermoso dorado de unos 9 kilos reverberaba los colores del arco iris, especialmente el oro y el rojo fuego.- La Naturaleza esplendorosa ritmaba el círculo de la vida-muerte. El arpón, un golpe seco...y ahí nomás en la arena blanca comencé a despostarlo. Mientras el Sol quemaba la Tierra apurado guardé un pedazo para la parrilla y el resto lo puse en la heladera para alimento de la familia.. Rápido crucé islas y los tentáculos del Paraná. El calor apretaba y apretaba el cuerpo hasta casi diluir el alma a través de los poros y perderla en el resplandor ardiente de todas las cosas que me rodeaban. Agua, mucho verde y sin embargo era el Desierto. Soledad y Silencio.
2 Después del almuerzo, escondido en un sauzal y ceibos en flor en el centro de una isla, paso a paso entraron en mi la soledad y el Silencio. En ese orden y con mi permiso. Después de un largo tiempo ví una enorme Ciudad. Brillante. Movediza. Orgullosa. Detrás de todo: mucho ruido, de diverso tipo, tanto externo como interno; éste era el fuerte y poderoso. Cantidad de niños, adolescentes y jóvenes corrían de aquí para allá, enloquecidos , sin norte. Violencia, hastío, tristeza, temor. Cantos y lamentos. Caminé por una callejuela a media luz. Una mujer coqueta despidió a quien supuse sería su esposo, novio o pareja, pues le dijo a voz en cuello: ” Cuida a los niños. Dentro de dos horas no te olvides de darle el biberón al bebé. Dos esquinas más adelante ví a la mujer, a la luz de un farol. Cutis blanco. Vestido apretado color bermellón. Ojos negros de inocencia. Alguien la esperaba. Se abrazaron y el calor de la pasión los unió allí mismito. Las fronteras entre lo publico y lo privado se habían difuminado en aquella ciudad. Extraño. Seguí el camino. Un gemido me detuvo. Abrí el envoltorio. Una niñita recién nacida entre trapos y papeles sucios.. Disparando la llevé a un Hospital. Médicos... todos jóvenes.
- “Aquí les traigo a Esperanza”, les dije. - -“¿Esperanza? ¿De qué Mundo vienes?”, me contestaron al unísono dos hipocráticos sonrientes y llenos de si mismos. -
“ ¡No sean impertinentes!!, les espetó un tercer profesional que hasta ahora solo había observado con atención. Y agregó: No está dicha la última palabra. Miré a quien había hablado. Era un muchacho joven: una figura frágil, cabellos lacios, ojos penetrantes detrás de los anteojos. Este jovenzuelo miró, observó, habló y luego actuó sobre médicos y enfermeras.
3
De regreso al río me aplastó como una roca la Soledad. Ni un ruido, ni el aleteo de las hojas, ni el canto de los pájaros, ni las voces del viento...allí estaba el Silencio que me azotó contra el suelo caliente. Allí quedé por un tiempo en el calor abrasador. Traspasé el Desierto y me senté en el montecito de ceibos y sauzales. Otra vez la soledad y el Silencio se apoderaron de mí. Un rayo de luz que se introdujo por los apretados árboles trajo a mi amigo El Mudo. Me miró con una tristeza alargada. Yo, desolado.
-“ No entiendo amigo lo que he visto”. “Hasta que la soledad y el Silencio no penetren muchísimo más en tu interioridad insondable no sabrás escuchar, no tendrás paz, ni serás feliz. Lo más terrible: estarás incapacitado para amar en el nivel de la donación y la recepción, donde don son uno, conservando enigmáticamente la dualidad. Pobre amigo mío, pobre Islero: estás lleno de ti mismo. No puedes recibir a nadie en tu morada. Por eso, entre otras razones, no has entendido, lo que viste hace un momento.
- “Perdona amigo, ¿me lo puedes explicar?” .
“Sólo te daré algunas señales...lo demás deberá ser obra tuya.... La Ciudad es tu mundo, en el cual vives...generaciones sin padres. Islero tonto: no respetas una verdad esencial: vienes del Silencio y hacia el Silencio te diriges. ¡No digas nada por favor! Dirás sandeces. Piensa. La Palabra emerge del Silencio. De lo contrario es ruido. El Silencio es Riqueza”. “Escucha bien: el ruido persistente desequilibra y crea una insuficiencia vital en los seres humanos. Fatiga, desequilibrios emocionales, atonía de la vida, angustia, tristeza, soledad seca y estéril. Frente a esto los seres humanos reaccionan de dos formas: a) con prepotencia, de infinitas maneras, b) con acoquinamiento (Hay varias enfermedades psicológicas y psiquiátricas relacionadas a esto, y por supuesto a al química del cerebro. Pero ya sé que no pondrás el carro delante de los bueyes, como a veces se acostumbra). El Mudo estaba parado frente mío. La tristeza no se le iba del rostro. Con afecto me dijo:
“Islero, eres mente, afectividad y cuerpo ruidoso. Y ello contagia al Mundo

- “¿Qué me quieres indicar, que me haga monje de alguna religión?”

¡No has entendido una palabra! Y en ello se va tu destino!

Observé al Mudo y vi que de su rostro caían unas lágrimas. Jamás lo había visto llorar.

4
Atardecía. Desapareció la luz y con ella El Mudo. Hice una tienda. Noche Oscura. Un poco de paz. Con esfuerzo miré a lo lejos. Vi que Esperanza crecía callada. Junto a ella la rodeaban muchos seres humanos similares: en el silencio dialogaban tomados de la mano. Luego entonaron un Himno que mi interior, débil y enflaquecido, no alcanzó a escuchar la letra.

Texto agregado el 02-03-2005, y leído por 873 visitantes. (16 votos)


Lectores Opinan
13-05-2007 Geniallllllllllllllll clarte
14-03-2006 Máximo, nunca había comentado este texto porque de él nada se puede decir con pocas palabras. Para ser breve, como los comentarios lo exigen, diré dos cosas: el ARCOIRIS y el SILENCIO (que es de donde venimos y hacia donde nos dirigimos, como dice El Mudo). Un abrazo bits
31-08-2005 De verdad que son adictos tus cuentos. Muy originales. ***** fabiangs
01-05-2005 Hacía mucho que no entraba en tu página. ¡Hermoso el texto y tu personaje!Mis estrellitas para ti merche
09-04-2005 Tu mudo es un sabio, te invita y nos invita a la reflexión. Enhorabuena porque "Esperanza" está creciendo, eso es muy bueno. Un abrazo. marimar
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]