TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / carlitro350pajaritos / La fábula del asqueroso pero noble wuaren

[C:89777]

( NOoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo LEER, FALTA DEPURARLO)

wuaren:animal,chilenismo de una rata o laucha

pin-pon y tatacolores: personajes de programas infantiles



LA FÁBULA DEL ASQUEROSO PERO NOBLE WUAREN



Odio a los gatos.Me dicen Wuaren y soy el ser menos agraciado de todos los seres vivos; soy una rata, un Animal, chico, rastrero, feo, hediondo, asqueroso, etc, y la lista sigue….esa es mi descripción, o por lo menos como me ve el resto, transformándome inequívocamente en lo que soy, excluyendo mi opinión, porque vivo bajo miradas de otros y no frente a un espejo, tal es lo que represento que hasta el sonido de mi apodo, no tiene cabida en conversaciones, ni mucho menos en una mesa sin producir aquel indeseado efecto, desde tu ombligo a tu garganta, pero si eres delicadito, sobraran mis explicaciones si comes y lees a la vez, ya me odiaras.
Y si en tu teclado no hay tallarines o algo viscoso te invito a que conozcas mi historia impopular, aquella que incluso fue discriminada por las personas más buenas y justas, como Pin-Pon o el Tatacoleres, y es que jamás me convertiré en cisne a ojos ajenos, y por ello el patito feo es un gran cueuo.

Recuerdo muchas cosas de pequeño, como cuando me bañaba en ese estero, de aguas todo menos claras, lejos de ser color turquesa, era más estético nadar en un gran plato de cazuela que donde yo lo solía hacer, pero era chico y el calor me decía que no privilegiara a mi nariz, olvidando mi cuerpo.

También recuerdo una vez, que estaba sentado en la acera, junto a una vitrina de un local bien luminoso, en una sombra generada por su esquina. Sí, mi actual escondite, y sentía el cuerpo tan pesado, que casi no podía moverlo, cada movimiento generaba una fatiga mayor, tan pesado me sentía, pesadisimo y eso que tenia el estomago más vacío y delgado que nunca. Dude incluso de reptar a esta ello, pero el olorcito a comida parecía haber anclado mi nariz, como pescado a su anzuelo. Pero seguía dudando, es que tenia vergüenza y un poco de asco de mí, la gente cuando me ve huye, gesticula repulsión en sus rostros, a veces es solo su actitud, la que me lo dice, pero desconocen el trabajo que me toma mantenerme oculto para evitar tales escenas, para evitar la vergüenza y otras sensaciones que nace en mi multiplicada 12 veces la de ellos, aun así, el olorcito era mas fuerte que yo, la puerta estaba abierta, y el recepcionista desatento, coros y porras de animo gritaban mis ruidos interiores, y me entregué a todos mis impulsos que gravitaban a ese, ahora reconocido plato servido de carne con champiñones nadando en jugo, por lo menos eso creí, eso era para mí, el símbolo de lo máximo culinariamente hablando, mientras su dueño lo dejaba descuidado al dirigirse a una puerta que decía toilet, bajo un sombrero,
Y especulando correctamente, sin duda no sabia como alguien como yo, había llegado a este otro mundo, de donde yo vengo no hay letreritos dorados, ni mucho menos nombres para una puerta, donde todos saben que la única puerta que haya será el baño.
Así que, saquen su calculadora porque había unas 14 personas en las mesas cercanas, 14*12=168 VAI (vergüenza y asco interior)
Y comencé, todos se detuvieron de comer al notar mi presencia, asaltando ese plato con mis garras descuartizando a mi jugoso, sin censurar el sonido de mis modales wuarinescos para comer, pero fue solo un segundo de silencio, y en el mismo segundo que la sensación de garganta suelta el nudo de los espectadores, empezaría el murmullo verbal y no verbal, de incomodidad o sorpresa, que sabia que existía sin verlo porque estaba turnio en mi placer.
Y un gato grito, suelta eso asqueroso ladrón e inmundo wuaren y del susto salí echo un peo, trato de cazarme pero no pudo, mis energías habían vuelto. Con sólo 4 mordiscos, el resto de las fibras entre los dientes y el nuevo sabor de la saliva.
Me conformaba con tan poco. Así lo demostraba mi sonrisa excitada por esas glándulas gustativas, pero cuando se acababa, volvía el mal sabor, y es que ese nivel de VAI por comer sólo la fracción de una cena, me lo recordaba, pero el problema mayor, no era la cantidad, sino que sabia que no todos tenían que pasar por lo mismo, ese pensamiento me multiplicaba por 2 el VAI, mierda y seguía con hambre, y esa sensación volvía multiplicar mi desdicha por 3, mierda más mierda, (total = 1008 VAI)
Tantos años y aun recuerdo ese día, y eso que era un niño de 10 años. Sí, Me apodaban el wuaren chico, cuando pichangeaba con los tíos. Tuve una vida similar a ese animal, y es que ambos causamos repulsión en nuestro intento por sobrevir y pulular frente a otras personas.

Mis padres debieron haberme llamado wuaren perez, y no Pedro Andrés Ercito Pérez como figuro en el registro civil, pero creía en mí, a pesar de las injusticias de mierda de este país, con mas desigualdad de riquezas que la estupidez de este mundo, facilitando que seamos solo una paleta de carne para los gatos que juegan con su madeja de lana(dinero en mexicano), mientras se saborean sus bigotes, en un hogar acomodado sin hacer nada, manteniéndonos alejados.

Permiso.... pero he encontrado un trabajo y tengo que ir a limpiar baños. Sí, un toilet, para que mis hijos algún día puedan convertirse en cisne, y puedan contar una historia mejor que esta, a pesar que para mi siempre lo fueron y lo serán , como mis padres.

Texto agregado el 03-03-2005, y leído por 168 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
21-04-2005 clasico antiheroe, como el chavo del 8 inefablenator
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]