TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / bizarro / 3- Alegría

[C:902]

Caminaba por la calle casi por inercia. Tenía la mirada perdida y apenas veía donde pisaba. Casi se podía decir que le daba un nuevo sentido a la expresión: “enfrascado en sus propios pensamientos”. Pasó por delante del kiosco y no se hubiera detenido, pero por el rabillo del ojo captó una mancha roja sobre el escaparate y una alerta en su cerebro hizo que volviera sobre sus pasos. Ahí, detrás del vidrio, casi burlonamente, yacía un paquete de figuritas de las que él coleccionaba de chico. Creyó que debería de tratarse de un error y que ese paquete (que parecía sonreirle burlonamente) debía de ser de otra serie. Pero le picó la curiosidad y se acercó al kioskero. Le pidió un paquete de las figuritas y casi se excuso diciendo que eran para su hijo (el color carmín ganaba la batalla y de apoderaba de su rostro). Cuando recibió el tan mentado objeto, pagó 10 centavos (se sorpendió que tuviera el mismo precio que cuando él era chico) y se alejó del lugar para encorvarse sobre su tesoro. Lo abrió con manos temblorosas y sus ojos se llenaron de luz. Las figuritas (tan inocentes en sus ahuecadas manos) habian servido de llave para abrir una puerta hace mucho tiempo olvidada: su infancia. Con una risa que sono infantil, corrió al kiosko, compró todos los paquetes que le quedaban al vendedor, un album y partió caminando a la casa de su madre. ésta le atendió con la sorpresa reflejada en sus ojos. Su hijo (que ya contaba con 40 veranos en su haber) la visitaba muy con poca frecuencia. Aparte en su mirada se podía entrever destellos de inocencia.

-Me haces un nesquik mama? dijo al tiempo que se dirijía al salon y ponía el canal de dibujitos en la vieja televisión. Mientras bebía su chocolate con pajita, se dedicó parsimoniosamente a llenar el album. Se cambió la ropa, se colocó el piyama y a las diez de la noche se fue a acosta en su cama en la casa de su madre. Esa noche durmió como un bebé. Habia decidido acostarse temprano, no vaya a ser que al siguiente dia llegara tarde al colegio.

Texto agregado el 20-11-2002, y leído por 589 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
03-04-2004 me gusta el relato Nocturna
03-04-2004 ... una regresión... mmm Nocturna
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]