TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / tricio / La muerte del esclavo

[C:90488]

Aquí tienes, mercenario Dijo el general romano tirando a los pies del hombre un taparrabos de gladiador y una bolsa con un millón de sestercios.

El asesino lo miraba fijo, sin miedo ni respeto.
Será como hemos pactado... dijo sombríamente, mientras recogía la tela impregnada de sudor y el saco de dinero. ...duerme tranquilo Craso, que tu trabajo estará hecho al amanecer.
...no dormiré... ...tengo otros planes... murmuró mientras se alejaba

La noche era absoluta, no había luna que iluminara tanta oscuridad, y solo unas pocas estrellas osaban asomarse entre las nubes espesas... corrió durante tres horas en furtivo galope, el caballo jadeaba y sangraba en las rodillas, pero no dejaba de correr... llegaron a una cueva en las afueras de Roma, donde el hombre desenterró una puerta que llevaba a una pequeña habitación, allí tomó un cofre no mas grande que un ladrillo, y montó de nuevo sobre el caballo.

Atravesaron la noche helada por 2 horas más, hasta llegar a un foso que refulgía de color rojo y dorado.

El asesino tomó la vestimenta del gladiador, rasgó un trozo, y lo introdujo rápidamente en la caja, sin dar tiempo a que la criatura hambrienta abandonara el cofre. Hecho esto, arrojó la caja al fondo del Hades donde reventó en astillas, dejando libre una polilla plateada, que se abalanzaba desesperada, batiendo eufórica 3 pares de alas, en arremolinada carrera hacia la morada de las Parcas. Se posó sobre el hilo que presidía el destino del gladiador, y devoró la trama de su vida, engullía hambrienta todo el cordel, sus futuros hijos, sus futuros nietos, devoró a su amante y sus riquezas, en cuestión de minutos había desaparecido todo el porvenir del gladiador, y la polilla cesó de comer, y cayó seca sobre el suelo hervido del averno.

Al día siguiente Espartaco amaneció muerto. Varinia lloraba abrazada al cadáver, mientras el ejército de esclavos desesperados hacía frente a un repentino ataque romano, encabezado por Craso, el gran general.

Texto agregado el 05-03-2005, y leído por 140 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
28-01-2007 Soy de profesión periodista, pero tuve el grato placer y el honor de estudiar unos semstres de historia. Siempre deliré por la historia de Roma. Ver plasmado toda esa furia, ese encanto, esa miseria, esa crueldad, esa ambivalencia que era Roma en tus cuentos, cómo te explico, me da jolgorio. Mil estrellas ..... mariasol
27-01-2006 Lo tuyo es por demás original, temere a las polillas de ahora en más . purpurinagirl
24-01-2006 Buen texto. honeyrocio
11-01-2006 Excelente prosa. Magníficas ideas. 5* sorgalim
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]