TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / lowenghard / CARTA DE UN CORAZÓN GUARDADO

[C:90758]

Mirando el atardecer… el corazón se me escapa de mi pecho.
Tan solo el recuerdo de una mirada en la calidez de tus ojos, es lo que me hace llorar. Una promesa queda sepultada en el secreto del mar, escrita sobre la arena con la fe y confianza en el futuro, que con llanto amargo y lágrimas de sangre quedan prometidas ante la presencia de la luna, majestuosa y bondadosa. La cabeza estalla, y los sentimientos se esfuman de mi cuerpo hasta llegar a los más alto del cosmos… en una emoción nunca antes vivida, si tan solo los sueños se hicieran realidad.

El viento trae consigo el clamor de tu nombre, y el aroma de tu perfume, pero también el dolor de no poder estar junto a ti. Estaré perdido y nunca encontraré los senderos de mi alma, por donde vagaba libremente sin sentir; ¡¿cómo es posible que alguien haga cambiar tu vida?!

Todo lo que tus pies pisan se mueve atrozmente, y no sabes si rabia es lo que produce. Sólo sabes que algo especial hay en esa persona, y quieres pertenecerle, y decirle con gran valor e intensidad cuánto deseas entrar en su mundo… y sentir todo lo que siente, y reír todo lo que ríe, y llorar todos sus sufrimientos, hacerlos tuyos tan solo por querer a esa persona. Tomar sus ojos prestados por una eternidad y ver exactamente como ve esa persona. Sentir exactamente lo mismo que siente esa persona… confiar en esa persona… y sinceridad crear sin motivo aparente, es solo por amar.

Tener día tras día el corazón maltrecho, por no ver o sentir el calor de su cuerpo junto al tuyo. Y que tus ojos se transformen en algo que nunca antes percibiste, o sentiste especial, como el inicio de un calvario de amar, cuando sabes que si quieres amar, te tendrá que costar un alto precio, y nada será fácil… el verdadero amor nunca muere, pero si tan solo el verdadero.

Tener el intenso deseo de salir volando por la ventana para desaparecer de todo y de todos… llegar a donde nunca has llegado o donde nunca te has atrevido a creer que ese lugar existe y que se puede llegar, si en tu alma existe la fuerte resolución de esforzarte y luchar una batalla que en tu vida significa la vida o muerte, algo nunca antes vivido, el enfrentamiento de tu vida, lo más fuerte que te ha tocado vivir… soportar, pues estás creciendo y aprendiendo que la vida sí es vida, y que está llena de emociones, incluido el dolor. Pero quieres hacerlo, o por lo menos intentarlo, le dices a tu gente, a tu corazón, tan solo por que crees en tu interior que lo que sientes es de verdad, es de sentir algo puro, algo que te ha hecho cambiar tu esquema de vida, que te ha hecho mejorar de una forma increíble, de una manera que nada ni nadie pudo hacerlo anteriormente… solo esa PODEROSA esperanza que tienes y mantienes viva en tu corazón, pese a todo lo que puedas sufrir con o sin experiencia en este mundo, pues de igual manera eres un ser humano con la capacidad de sentir, con la capacidad de amar, y es ahí cuando te das cuenta de que tú sí puedes entregar verdadero amor, dar ese maravilloso regalo de amar, de dar lo mejor de tu alma en beneficio de otro ser que no eres precisamente tu. Y por tu mente pasan mucho “adioses”, o despedidas que las lloras y clamas a Dios que nunca ocurran… pues sería tu muerte. Empiezas a creer en ti mismo un poco más, comienzas a darte cuenta de que existen verdaderos motivos para luchar una justa pelea, y para aguantar hasta el final, y te haces sabio, no más inteligente, sino más sabio, por que sabes que dentro de poco, todo cambiará, y resistes cosas increíblemente pesadas, incrementando tu capacidad de aguante, llegando más allá de los límites de tu resistencia, y haciendo todo lo que puedas y que no pretendes hacer tan solo para mantener viva esa esperanza, y es ahí donde tu corazón se hace emocional, pero caminando de la mano con la racionalidad, pues sabes qué es lo que tienes que hacer, y lo que no puedes darte el lujo de hacer, sino que sólo quisieras que las cosas fueran un poco diferente, pero comprendes que no eres nadie en este mundo, en este universo que canta para otro Ser que es supremo a ti, y que no tienes el derecho de pedir cambios, de que solo eres un simple humano que nada vale ante tanta maravilla que existe en todos los ángulos de la materia; en todas las direcciones que mires, verás que solo tienes que aguantar, y sabrás al probar por experiencia que sí se puede, inclusive cuando ya no te quedan fuerzas, cuando sientes que mueres, cuando crees que ya no hay nada más por hacer y que solo debes rendirte y caer a tierra levantando el polvo de la miseria. Pero es ahí, cuando tu corazón suelta la aflicción, y se convierte en un órgano que solo siente gracias a un comienzo que tu no pediste, a una fatal error que tu, tal vez, nunca hubieras hecho… y que todo pudiera ser tan diferente, pues comprendes más lo que tu vida significa, lo que las palabras y letras significan, cuando antes solo las veías como un código escrito para tu bien, pero sin la experiencia nunca comprenderás que tu fortaleza no depende de uno mismo. Es solo que… solo que es uno el que siente, el que pide… y recibe. Aunque no podamos estar juntos, tengo la FUERTE esperanza de que algún día nuestro corazón (por lo menos el mío, el tuyo… lo percibo, pero no lo se con exactitud) tendrá la paz que tanto anhelas y anhelo yo, como sea… tendré la capacidad que ahora no poseo, sea como sea el final de mi martirio… sé que tendré paz en mi corazón, una satisfacción que espero que sea como yo la imagino, pero eso no depende de mi, ni de nadie, ni de ti. Pero mientras viva… con mucho gusto sufriré esto, pues sé que obtendré el aguante que redimirá mi alma, y tu persona será el objeto de mi preocupación, de mi atención. Quiero hacer lo que tengo que hacer. Solo espero que tu sientas que mi llanto vuela y se confunde por los aires, por los cielos, y que sí existe alguien que quiere darte todo lo que necesitas… ¡yo sí quiero!

Texto agregado el 07-03-2005, y leído por 169 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]