TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / jorval / El triángulo de las Bermudas

[C:91046]

Eran los últimos días de ese caluroso verano. El Loco Jorge y su amigo Carlitos se encontraban en el Club Naval de Campo Las Salinas en Viña del Mar, sentados a una mesa con vista a la piscina y al mar. En la mesa había cuatro voluminosas carpetas.
—Sabes, parece que el éxito por el hallazgo del tesoro del Dresden se ha difundido más de lo pensado. Hace dos días vi en la CNN un corto que relataba parte de la historia y nos mencionaba.
—También lo vi, iba a llamarte, pero después lo olvidé —contestó Carlitos.
—Te pedí que nos reuniéramos, porque tengo que comunicarte una buena noticia; ayer fui a Santiago, a la Embajada de Estados Unidos a una entrevista con…—dijo Jorge.
Los dos amigos continuaron conversando, hasta después que el sol se puso sobre los cerros de Valparaíso. Jorge le contó los pormenores de su entrevista con el Embajador, en presencia de un comandante de la US Navy venido, especialmente, desde su país para asistir al encuentro.
—Bueno, Carlitos, aquí tienes estos dos tomos para que los leas; yo me llevaré el otro juego y ¿qué te parece si nos juntamos en dos días más en mi departamento? Contienen bastante información —dijo el Loco Jorge poniéndose de pie.

Dos días después, ambos amigos se encontraban sentados en confortables sillones, en la terraza del departamento de Jorge. Sobre una pequeña mesa estaban las cuatro carpetas.
Carlitos dijo: “Lo que estos gringos quieren, es nada menos que les aclaremos lo que sucedió con los seis aviones navales y sus tripulantes, desaparecidos en diciembre de 1945 en el famoso Triángulo de las Bermudas. Leyendo estos resúmenes, no cabe duda que en el sector delimitado por las islas Bermudas, el extremo sur de La Florida y Puerto Rico se forma un triángulo, donde han ocurrido desde 1492 una serie de desapariciones de barcos primero, y luego de aviones y naves, acontecidas en circunstancias bastante misteriosas, no explicadas hasta ahora por los investigadores.”
—No sé si te diste cuenta de la cantidad de personas, barcos y aviones desaparecidos, pero lo más impresionante es que nunca, se han encontrado restos humanos náufragos, a pesar de que los americanos han rebuscado en varias oportunidades, con gran cantidad de medios navales y aéreos —dijo Jorge.
—Sí, además extraña que muchos de los barcos desaparecieron en medio del buen tiempo, y sin dejar restos flotantes. Nunca se han encontrado manchas de aceite, botes o chalecos salvavidas en los alrededores del triángulo —replicó Carlitos.
—Lo que tenemos que hacer es llamar al Potro Cáceres, para que reúna a su equipo de buzos; también a Yolanda, que hasta ahora ha acertado con sus adivinanzas; pero esta vez agregaremos alguien que pueda comunicarse con los espíritus. Tengo una amiga, Laura, a la que conozco desde hace muchos años y que es una excelente médium; en otra oportunidad te contaré algo de ella —dijo Jorge y continuó— ¿podrías preparar un documento resumen del caso del Vuelo 19 para entregárselo a los muchachos antes de que partamos al Caribe?

En una sala de la Embajada de Estados Unidos, en Santiago, se encontraban reunidos el Agregado Naval a la Embajada, el Loco Jorge, Carlitos, el Potro Cáceres, Yolanda la adivina y Laura la médium. Carlitos le había entregado a cada uno una carpeta y se encontraba leyendo la suya en voz alta: “El 5 de diciembre de 1945, cumpliendo ejercicios de entrenamiento de rutina, cinco aviones de la Base Aeronaval de Fort Lauderdale, Florida, despegaron para realizar breves vuelos triangulares sobre el mar, cada uno estaba comandado por un oficial piloto, y llevaba como tripulantes, un radio operador y un artillero. Los aviones eran bombarderos-torpederos Grumman Avenger, con suficiente combustible como para volar más de mil ochocientos kilómetros” —luego de una breve pausa, Carlitos continuó leyendo—: “Se trataba de un vuelo de rutina, realizado anteriormente en muchas ocasiones” —terminó Carlitos.
El Loco Jorge se levantó con la carpeta en la mano, y continuó leyendo en voz alta: “Algunos informes señalan que la última comunicación del Vuelo 19 fue: Parece que estamos…; inmediatamente se adoptaron medidas de emergencia. Un hidroavión, con trece tripulantes y un equipo completo de salvamento, partió de la base… ¡para desaparecer cinco minutos después, sin dejar rastros!” —dijo Jorge levantando la voz, y luego continuó en voz baja: “En la rebusca participaron 21 barcos y más de 300 aviones, pero no encontraron ningún indicio, que pudiera darles siquiera, la más mínima idea de lo sucedido con los aparatos y sus tripulaciones”.

Una semana después de la reunión, efectuada en la Embajada en Santiago, el grupo del loco Jorge, se encontraba a bordo de una barcaza porta-helicópteros de la US Navy, navegando en el centro del Triángulo de las Bermudas. Estaban reunidos en una sala, alrededor de una mesa, sobre la cual había un tablero Ouija.
—Insisto en la necesidad de concentrarse en los hechos que investigamos. Nuestra querida amiga Yolanda me dijo que anoche tuvo una premonición; que en esta sesión sabríamos lo sucedido con el Vuelo 19, ojalá que así sea —dijo Laura.
Los cuatro pusieron uno de sus dedos en la tabla, y se concentraron profundamente en el Vuelo 19. Laura invocó el espíritu de al menos uno de los tripulantes de este vuelo, para lo cual leyó sus nombres y apellidos, de una lista que tenía sobre la mesa. Pasaron unos dos minutos, cuando de repente, la sala fue invadida por un suave olor a esencia de pino, las luces disminuyeron de intensidad y cerca de uno de los mamparos, el que tenía las claraboyas, comenzó a materializarse la figura de un cuerpo humano, pero al que no se le podían distinguir sus facciones.
Laura preguntó el nombre de quien estaba presente, y Carlitos, con una voz con marcado acento extranjero, dijo: “Me llamo Aber-Al, pertenezco al cuarto nivel de luz…”
La sesión de telepatía, en la que Carlitos actuó de interlocutor con el ser espiritual, duró más de una hora, al término de la cual, Laura manifestó que nunca antes, le había sucedido algo tan extraordinario, obtener la materialización de un espíritu y comunicarse con él, mediante un interlocutor. Los cuatro estaban impactados con lo que Aber-Al les había informado.

Al día siguiente, Jorge y Carlitos fueron traslados en helicóptero a la Base Aeronaval de Fort Lauderdale, y luego en avión, hasta el aeropuerto Ronald Reagan de Washington DC, y de allí al Pentágono en otro helicóptero.
El Loco Jorge, sentado en una mesa, alrededor de la cual había tres almirantes de la US Navy, más su amigo Carlitos, decía en perfecto inglés: “en el informe que les hemos entregado está narrado, de manera casi textual lo que el Maestro de Luz, Aber-Al, nos informó, mediante la transmisión telepática que tuvimos ayer en la mañana. Notarán que los datos de nombres y fechas proporcionados coinciden exactamente con…”.

—Comandantol, estos gringos quedaron tan impactados como nosotros con lo acontecido con el Vuelo 19. ¿Se imagina la que se va a armar cuando se sepa, que se trató de una abducción ovni?
—Sí, y cuando se sepa que…

JORVAL (24)
060305




Texto agregado el 08-03-2005, y leído por 5246 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
25-12-2007 hijo de puta... anciano de mierda...activa mi cuenta Ciberbaco
30-07-2006 Vas conduciendo al lector con firme mano, tejiéndole una historia, y al final lo dejas que se vaya solo: como cuando alguien enseña a andar en bicicleta a otro. Felicitaciones, y saludos. Axterion
22-03-2006 Cuanod sepa qué?????????? Jolín, que esto no se hace, no se lo deja a uno con esta intriga... Ya lo de la abducción es una buena respuesta al misterioso misterio, valga la redundancia... pero, puede haber más? Un abrazo Ikalinen
11-03-2006 genial! y el final super intrigante, que te deja como si hubieras estado al borde de saber todo y de pronto, nada, ayy ue bueno. Besitos y estrellas. Magda gmmagdalena
22-05-2005 Muy bueno! me encanta ese tema! Juanjose
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]