TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / freddy50 / el distanciamiento.

[C:92408]

el capellan esta como a punto de desistir de la propuesta original, lo arrincono con mis ojos suplicantes, pero esquiva el pechaso; sin importarle que quiza sea yo, quien decista de esta patriada religiosa. no podemos dejar pasar mas tiempo para tomar la desicion, habria que tener mas dias para maniobrar, se nos viene la samana santa encima,
y todavia estamos en veremos.
mientras tanto que insistia, con mi propuesta de ser cruzificado en serio, procurando en lo posible, ser igual a la de jesus, el cura parroco de san miguel del monte, parecia empezar a quebrarse. las comisuras de sus labios se dilataban, como ñoquis en la sopa, sus manos sudaban un peste canchera,
que poco a poco se tomaba en serio mis propuestas evangelisadoras. si teme que muera, le firmare un papel, sentencie, o me sentencie. ademas, si no puedo volver a conducir mi camion, me jodere, seguire de cartonero en alguna parte,
no escuchara de mi el mas minimo reproche, llevo muchos años preparandome para esta ocasion ¿le parece que puedo yo arrastrar una cruz con rueditas, y ponerme una peluca? imagino que mientras peregrinamos por las calles, la gente me lastima con recato, haciendome sangrar en llagas dicretas.
a esta altura de la discusion, nos encontrabamos en el centro de la capillita, enmarañados como en un vallsecito escatologico, cara contra cara, desgarrando nuestras ultimas municiones, antes de tomar la desicion final. podriamos acordar con las autoridades, que no asistan niños a la ceremonia,
pero eso si, quiero que los clavos sean de verdad, podemos negociar que en los pies, no haya mas que ataduras con sogas. dele capellan, no desaproveche esta oportunidad, no le resultara sensillo encontrar otro gil, que quiera que lo aporren con piedra y palo. o si, porque somos muchos los deseamos servir a nuestro señor, el hijo de Maria, pero ninguno tan parecido como yo (sali primero en el casting).
ambos sonreiamos y soñamos despiertos, pero ninguno aflojaba en sus pretenciones.
el capellan, amenazaba con un proximo ataque,
mi propuesta, y como ultimo manotaso de ahogado, pretendio censurar la parte de la transfucion de sangre, que se me deberia dar, segun mis exigencias. quiero que todo san miguel del monte vea un enorme charco de sangre, a los pies de la cruz, e inclusive las mangeritas.

Texto agregado el 14-03-2005, y leído por 109 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]