TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / stoneage / La Noche de Carlos Vertes (1 parte)

[C:94699]

Siempre vagando en medio de este, siempre viendo como el dorado viento de la malda hace de mí uno más que piensa en saber más del amor.

Soy Carlos vertes, nací en valencia España.
¿Como demonios se trasmiten mis pensamientos a través de mis dedos? No lo sé.
A pesar de mi extravagancia literaria me he convertido en uno más que no hace más que descifrar el complejo lenguaje mental. Mi corazón ya no es corazón y mí alma se ha vuelto parte de esta mentira que nutro día a día con la imaginación
que emana mi pobre intelecto.

Pero no quiero complicar las cosas diciendo que ha sido uno de esos espectaculares sueños donde despierto con la novena sinfonía de Vívaldi ó la penetrante y siempre escalofriante Carmina B.
Cuando el sol se impuso sobre el aterciopelado azul del cielo, mi mente disipó todo aquello que pudiera retraer sentimientos encontrados por un amor jamás resuelto.
Mi mente aparcó ese estrés.

Al medio día sentí como se desollaba mí piel al sobre entender la rabia de mi interior y como imán atraía el horror.
Conociendo siempre como evitar lo que me espera, tu me conoces mejor que yo mismo, jeje.

A pesar de todo santiago.
¿Te acuerdas?
El chico que abogó por mí hace rato frente al jefe de planta, ese mismo que ahora me da la motivación que requería.

Amigo, cuando empezó a marcharse el sol mí piel se estremeció y mi corazón suspiró levemente, como suele suceder según los norte americanos con nuestros órganos vitales, tal como en hollywood se describe el sentimiento que en ese momento se encontraba arraigado en mí.

¿Había velas?
No lo recuerdo, solo recuerdo como las alas de un ave parecían aplaudir en medio de la noche.
Ahora me sentía mal.
Pero que remedio no había nada mas que hacer.
Solo esperar que él saliera de su escondite para venir tras este vestigio de placer, que al parecer.
Era yo.



HZ producción.
2005

Texto agregado el 24-03-2005, y leído por 106 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
23-10-2005 Asi fue un doloroso dia descorazonado de Carlos Vertes... y ya puedo imaginar las tormentas de la noche, vientos huracanados en el centro de tu enanito corazon gigante, rompiendose en latidos como eternas campanadas de las doce Penelope_Quin
12-06-2005 me gusta este comienzo pero por favor, repasa la ortografía, mejorará bastante en calidad y ayudará a su mejor comprensión, leeré la segunda parte, estoy intrigada!, :) Vihima
11-06-2005 Hmm... parece ser un comienzo interesante y prometedor para una historia mayor. Vamos a ver. Lo único de lo que me quejo son esas tildes mero caprichosas que me distraen un poco. Desleal
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]