TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / hadamadrina / HACIA EL PAÍS DE ALICIA

[C:97012]

¿Qué sociedad feliz puede construirse sobre los cimientos de individualidades enajenadas? Pensalo un cachito, por favor. ¿En qué muro de qué castillo de Italia o del Languedoc o de donde sea que hay castillos detectaste ladrillos que parecieran ser pirañas, o músculos, o gritos? ¿Dónde viste una casa sólida edificarse con paredes de viento, y lo que es peor, de vientos que soplan en otras dimensiones, o en otros terruños, o en otras ruinas?
Si seguimos prefiriendo ser otros, entonces está bien que nos jodamos. Está bien que nos jodamos como tipos, como paisazos y paisitos, como mundo.
Si seguimos necesitando enemigos para tener algo que decir; si seguimos imaginando que vivir tiene sentido sólo porque hay un, o varios, contraquién, entonces, está bien que nos jodamos. No vaya a ser que un día nadie más nos haga pata con el odio particular global inventariado e inventado, si todo lo demás falla, inventado, y cuando nos quedemos sin ideas entonces también nos quedemos sin nosotros; y paraevitar la extinción inevitable no tengamos más remedio que mirar para adentro; y por ahí, no, por aquí, por aquí adentro, descubramos que las ideas lejos de agotarse proliferan, que los universos posibles se multiplican desde adentro y hacia afuera, pero nunca, ni en pedo, viceversa.
Entonces todos los otros, esos otros que tanta falta hicieron como espejos de nuestros propios miedos, como excusas de nuestro autodesamor, resulten vitrales o arcoiris o neones, y el contacto, el contacto, no el contrato ni el contra-acto ni el contraste, por citar sólo unas poquísimas contras, sin contras, ya, sin contras, el contacto, sea una prodigiosa Caja de Pandora de la que salen duendes o lámparas o sílabas o acordes, pero no cucarachas ni vasaver ni noteatrevas ni notemetas.
Con un poco de suerte (nada más que un poco, apenas una pizca que haga más creíble el todo, porque el azar resulta un refugio sedantepara entender ciertas sorpresas en cadena), con un poco de suerte y sí te metas, pero sí te metas en vos, y no con los otros que querés explicar y ni te molestás en conocer, con un poco de suerte y sí te metas en vos, por ahí, por acá, por acá adentro, la malaria perpetua se te agote, se me agote, y la que ya creíamos adolescencia también perpetua deje de sentirse abandonada; lo sea. Lo sea de una buenísima, bienvenidísima vez por todas, y ya no te hagan falta, no hagan falta los muchos tantos que al analista van,y él es quien dictamina si lo hacen bien o mal. Con un poco cada vez más poco de suerte, y un mucho cada vez mayorde sí te metas, en una de ésas nos avivemos de que somos lo que creemos que somos. Y si nos repetimos de anteayer a forever que somos una bosta redondita, tené claro, tenelo por seguro, ponele bien la firma y sobre todo, dalo por sentado, que lo conseguiremos cueste lo que cueste.
A lo mejor suena a descuelgue, no sé qué te parece, pero por aquello de que cuesta el mismo condenadísimo laburo subir el Aconcagua que bucear el Atlántico, si cambiamos la idea, y con un nada ya de suerte y un todo ahora de sí te metas, sí te metas, sí te metas en vos, pero con todo, nos convencemos en el desayuno y no paramos hasta desmayarnos en la almohada de que somos una genuina maravilla...no sé si he sido clara: si vos te convencés a vos mismo il tutto giorno de que sos una genuina maravilla, y Pepe lo convence a Pepe, y Julia a Julia, y así hasta donde quieras, pero es mejor que quieras por completo, digo yo, me parece, si somos cada uno cada todos el producto acabado de la más visceral y repetida de nuestras creencias, digo yo, me parece, después de tanto dale y dale al oído de nuestra mejor, y ya n, ya basta, ya nao gosta, nuestra peor orquesta, digo yo, me parece, en una de esas el día menos planeado, pero más y más y más pensado, y por si no alcanzara, más pensado, la suma de genuinas maravillas desarraigue a las bostas redonditas y se junte y se una, y no confunda, pero funde una sorprendentísima maravillota.
Entonces sí habremos hecho el amor. Pero eso por fin o al fin - litera. hecho el amor. Será por eso, por eso, apenas, que ya no hará falta quien dictamine si lo hicimos bien o mal. Habremos hecho-el-amor: lo habremos CONSTRUIDO. Como al castillo del Languedoc, con ladrillos. Y los ladrillos serán del horno propio. Entonces no hará falta que la mente de otro nos explique qué falla en nuestras mentes, nuestras manos. Entonces no hará falta que códigos ajenos pretendan explicar el placer propio. Más todavía: ni nuestros propios códigos dirán nada, porque no encontrarán nada que decir.
Después de tanto Edipo, tanta culpa, tanto rollo muy puntualmente adjudicado a otros, pagado a otroos, y creído como eje de un hipercredo irrefutable por esos distraídos de nos-otros, habrems comprendido sin palabras que el amor no se explica: se ejerce.
Entonces será el tiempo de segundos afuera, y nos aceptaremos todos tan primeros, que contame quién diablostendrá ganas de seguir distrayendo el tiempo en guerras, si cada uno se ama reventadamente, y ese mismísimo amor no se le queda propio, porque no puede, y de querer, ¡minga!, y entoonces, oh surprise, le aparece, le brota, se le derrama, porque encerrado adentro ya n cabe, el amor a los otros, y esos otros, presa también de tan elemental súbito hallazgo, bajan del trono, tiran la corona, porque no hay a quién devolverla, abdican de una bendita vez del enemicato, término que acabo de inventar correspondienta a una realidad que, los dos sabemos, tiene los mismos años que la historia, o que la histeria, qué sé yo, a quién le importa, sitotal desde ahora hasta la mismísima histeria, esa reputa insaciable sed de reconocimiento sin reconocedor, se va al recuerno.
Nos hemos vuelto todos nuevos cognoscibles, que más me da, te da, si viejos conocidos, si total, aquells que fuimos cuando no nos éramos, fueron imprescindibles para que nos seamos, de unavez nos seamos, éstos, nuevos. Imprescindibles, sí, pero pasado, como otras voces, por ejemplo, verdugo, sometido, odio, miedo, rival, cels, revancha, y otras tantas, que ahora nos encontramos en una plaza, todos munidos de parejos volúmenes del nuevo diccionario, y sí, es así, como lo ves, lo veo, lo tocamos. Tiene apenas el espesor de un diari. Creo que dice hola y beso y gracias y pájaro y hermano. No dice, por ejemplo, más ni menos, ni balance o balanza, ayer o agravio. Ya ves, hemos ojeado apenas tres letras de memria; quisiera asegurarte que me suenan...qué sé yo...de algún lado. Pero estás seguro, estás seguro de que esa n es una lengua extranjera? Tenés razón. Mejor pongamos música. Total, ni nos importa asegurarnos.

Texto agregado el 04-04-2005, y leído por 193 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]