TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Ophelia_Plath / ¿Y qué?

[C:97392]

El clamor de las carnes
con infinidad acústica
que el Alexander hace exhalar
no es acaso más retórica
- enfermiza -
de la que en común se suele usar.

Yerro.

Anatema.

¿Tanta recriminación
es necesaria para un fuste
tan obvio y acostumbrado?

La juventud es culpable
de pecado amatorio,
¡colérico e insasiable!
que el mundo toca
a través de cielo que se nos prohibe
- y que sin embargo evocan -.

¿Es este el consuelo del placer?
¿Buscarte escondida,
musa ingenua
(¡corrompida!)
es lo que debería usarse?

¿No hay perdón o soltura
para la batahola juvenil?
¡Canta entonces, Demonio!:
No dejarse avasallar.

¡Ea, amante insigne!
No hay que parar,
que la vida es una sola
y no hay para más.

Texto agregado el 05-04-2005, y leído por 118 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
07-04-2005 muy bellas letras llenas de fuerza, de deganas, de lo que se necesita para vivir, te felicito. mis * angelcaido
06-04-2005 Fuerza implacable, inexperiencia corrompida por sangre de toro, de hombre, de dioses. Palabra vaga, arquetipo, anatema. Segundo que corre por el mar, en efecto, nunca hay que parar. golem
05-04-2005 Todo un himno. Me gustó mucho. muertelenta
05-04-2005 bien poesia en tono juvenil y de busqueda. kerouac
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]