TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Columna / La Columna Epistolar: Por Borarje

[C:97491]

abril 6 de 2005



Querida Alicia (maravillas):


Con pesar, por los días que vivimos, te saludo desde estas tierras caribeñas, y saludo también a nuestros amigos cuenteros que nos acompañan en estos miércoles epistolares.

Alicia, no hace mucho tiempo, en respuesta a una de mis cartas, cuando hablaba sobre las enseñanzas que nos dejó Jesús de Nazaret reflexionabas: ¿Cómo mantener la dignidad cuando enfrentamos las mayores tribulaciones? Hoy, la historia reciente nos da la respuesta.

Porque es en la vida del Apóstol de la Paz, como tú bien llamas a Juan Pablo II, en donde se refleja de la manera más pulcra lo que Dios quiere de nosotros. En los últimos meses de su agitada vida, cuando las enfermedades consumían su cuerpo a gran velocidad, pero en su espíritu no cabía otra idea que seguir su peregrinar por el camino que Jesús le asignó, un periodista le interrogó: "No sería ya hora de descansar? Y el Santo Padre respondió: "¿Acaso Cristo se bajó de la cruz cuando se lo pedían?" Cuánta sabiduría para enseñar con el ejemplo...

"Cruz, trabajos, tribulaciones: los tendrás mientras vivas --Por ese camino fue Cristo, y no es el discípulo más que el Maestro"

Con motivo del pasado Jueves Santo, El Papa Juan Pablo II escribió su última carta a los sacerdotes, y en ella les recordaba algo que todos podemos aplicarnos para alcanzar la felicidad aún en las mayores tribulaciones: "Tenemos ciertamente nuestras cruces --y ¡no somos los únicos que las tienen!--, pero los dones recibidos son tan grandes que no podemos dejar de cantar desde lo más profundo del corazón nuestro Magnificat"

Alicia ¿encuentras ahora la respuesta a tus dudas? Si recibes la tribulación con ánimo encogido podrías dejar pasar, sin verla siquiera, la gran oportunidad de sacar provecho espiritual de aquel trance.

Con cariño te dejo un abrazo, y abrazo a quienes nos han acompañado en esta carta escrita con el deseo de que estas palabras lleguen a serles útiles.


Tu amigo: Julio Enrique (Borarje)


Texto agregado el 06-04-2005, y leído por 134 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
06-04-2005 En tu carta de la pasada Columna, nos invitabas a la siguiente reflexión: "mantener la dignidad al enfrentar las mayores tribulaciones, el perdonar la traición por comprender la debilidad, mantener la ecuanimidad ante los mayores retos, comportarse compasivamente hasta con los mayores enemigos, la fidelidad a las ideales ante las mayores tentaciones... y así, muchos otros. Pero tal vez su mayor ejemplo, -decías-, fue el de mantener la confianza en Dios aún a costa de su propia vida, y mediante ésta, dar fe de la supervivencia del alma más allá del plano material". Y ahí, precisamente tu carta se hacia reflexión profunda. Una reflexión que en su lectura invita a profundizar mucho. UNA CARTA DE GRAN UTILIDAD, al menos, así la consideré ayer y hoy. maravillas
06-04-2005 No termino de entender por qué les gusta tanto cantar las alabanzas de un individuo que durante tantos años ha gobernado una de las instituciones más reaccionarias del planeta y que se ha mostrado tantas veces en contra de las libertades de las personas. driade
06-04-2005 Ojalá, amigo, ojalá pudiéramos llevar siempre en el alma tan alto sentimiento. margarita-zamudio
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]