TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_columna / CAMARLENGOS.- El compi Nomecreoná.

[C:98884]

Es muy común escuchar en estos tiempos que el catolicismo pierde adeptos; la corriente predominante es el laicismo. Aquí en España se ha suprimido la enseñanza religiosa en los colegios y se admite la necesidad de impartir historia de las religiones sin dar más relevancia a una que otra, craso error, para bien o para mal, en mi país no ha tenido a través de los siglos la misma importancia el catolicismo que el budismo; nos han fastidiado mucho más los seguidores de Torquemada que los de Sidarta Gotaza. Nuestro gobierno se declara laico, pero al mismo tiempo también se declaran días de luto por la muerte del Papa; se guardan minutos de silencio en el congreso y se han hecho las fotos de rigor con las autoridades religiosas competentes para así demostrar que acompañan en el sentimiento por tan singular pérdida.

Y es que este papa, inteligente, intransigente, viajero y mediático ha sabido tratar con todo tipo de gentes y ha tendido la mano a todas las creencias; incluso se llevó bien con los musulmanes, y pidió perdón, por fin, a los judíos, (me habría gustado que lo hubiese pedido también a las mujeres).

Así, desde Ali Gagca, aquel que intentara asesinarle, hasta Castro y los terroristas que hacen estallar escuelas repletas de niños; desde Bush hasta Chaves, pasando por Clinton, han tenido un recuerdo para Juan Pablo II.

El catolicismo pierde adeptos, dicen… pero se erigen peanas y catafalcos para Vírgenes, se canonizan patronas en olor de multitudes; se cotizan los colegios religiosos y se movilizan cuatro millones de personas para asistir al más mediático evento de la historia. Que pierde terreno, dicen, en beneficio del laicismo; pero a mi me parece que lo que está haciendo es evolucionar hacia un catolicismo a la carta. Nos sentimos horrorizados ante actitudes como las que presentan ante el preservativo; la defensa a ultranza de la vida o la marginación de la mujer; pero nos seguimos casando por la Iglesia, Bautizamos a nuestros hijos y nos apuntamos al espectáculo de las Vírgenes en procesión o de los entierros con excesos.

El Papa, que podía ser lo que fuese, pero tonto no era… sabía todo esto, por eso sus críticos lo tachan de “conservador;” cuando su gran logro ha sido ese, evitar la caída de su iglesia en el nihilismo de los mitos modernos de nuestro mundo feliz; por no mencionar la reconciliación entre la economía de mercado y la doctrina social de la Iglesia.

Un papa vencedor, lo que ocurre es que lo que necesita este mundo son menos vencedores y también menos vencidos.

Me gustaría que el nuevo Sumo Pontífice se eligiese en base al compromiso con unos nuevos tiempos, de unas nuevas actitudes y de la responsabilidad ética y moral de mas de mil millones de adeptos; pero la fidelidad personal de los componentes de la Curia hacia quien les nombró a dedo en sus cargos hace que se mencione como papable al mismísimo Ratzinger y su látigo; entonces si que nos íbamos a enterar de lo que duelen los “cardenales”.
Yo, por lo pronto me he enterado de lo que es un “Camarlengo”, ya me ha servido de algo el cambio.

Texto agregado el 12-04-2005, y leído por 189 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
18-04-2005 Una columna con la perfección que tienen siempre las letras de quien escribe. Mis felicitaciones y un fuerte abrazo. carloel22
15-04-2005 Impecable columna. El doble pensar y hacer de los gobiernos y la instituciones es ya un tema histórico. Los intereses y debilidades de cualquier índole que sean siguen estando a la órden del día y hacen al presente aún más incierto de lo que es. Es verdad, este mundo necesita menos vencedores y menos vencidos, pero mucho me temo que falta largo trecho del camino para aceptar tal realización. Un abrazo Shou
13-04-2005 Excelente, excelente, excelente. Valiente para dejar en claro tu postura. Adhiero en su totalidad. neus_de_juan
12-04-2005 Pues sí, la actualidad sigue centrada en El Vaticano hasta que no salga humo blanco y oigamos el consabido "Habemus Papa", pero yo como no me veo capacitada para elgirlo aunque pudiera (Dios me libre), me ha parecido de igual interés cosas que destacas en la columna de hoy , y que intuyo seguirán igual sea el Papa que sea. Por eso mis deseos se centran más en la sociedad y en la coherencia de la misma. Preferiría pedir (si de pedir se trata) que cada uno se tomara "el menú", sea el que sea pero acorde a sus íntimas convicciones y para nada ese "catolicismo a la carta" del que hablas, y que me parece una payasada. Espléndida tu columna de hoy. entrelineas
12-04-2005 Joé, yo no hubiera podido contarlo mejor... barrasus
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]