TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Columna / Y el miércoles, La Columna Epistolar

[C:99127]


Ante el interés manifestado mediante el envío de sus colaboraciones para participar en esta columna epistolar de media semana, me he visto en difícil disyuntiva. Y es que se han juntado trabajos cual más de valiosos. Apelo a la paciencia de quienes me han hecho llegar sus textos; me he visto obligado a sacar con prioridad aquellos que pudieran perder actualidad, pero todos tendrán cabida. Mis disculpas y espero su comprensión. (Borarje)



Querido amigo Julio Enrique:

Permíteme que esta vez aplace mi respuesta a la profunda y hermosa carta que me enviaste la pasada semana, y llame tu atención, y la de los compañeros que forman esta comunidad, sobre un asunto que me parece de enorme importancia, no sólo para los Derechos Humanos, sino para el Continente americano tan castigado en estos últimos 50 años.

América Latina lleva a pesar de los cambios ideológicos (da igual que uno se reconozca peronista, comunista o cualquier otra ideología política) sometida al monopolio del imperialismo. Se está a favor de los monopolios o en contra, y cuando se está en contra, entonces viene la intervención descarada del imperialismo y sus títeres, de todos sus edecanes.

Entre el 14 de marzo y el 22 de abril, tendrá lugar en Ginebra el 61º periodo de sesiones de la Comisión de los Derechos Humanos de la ONU. La Comisión debe de representar a todos los pueblos de las Naciones Unidas. Durante este periodo se presentan a la Comisión informes sobre la situación de los Derechos Humanos, en los diferentes países que la componen.

Los Estados Unidos, que no forman parte del Tribunal Penal Internacional, (para no someterse a su jurisdicción), que tampoco acataron la Resolución de las Naciones Unidas contra la Guerra de Irak; que se oponen descaradamente a que una Comisión de los Derechos Humanos, en su lucha contra la tortura, visite las prisiones de sus detenidos, ha orquestado una nueva campaña contra Cuba, no porque los Derechos Humanos sean el baluarte de la política interior y exterior norteamericana, sino porque Cuba podría ver mejoradas sus relaciones económicas con la Vieja Europa.

Querido amigo, muchos intelectuales y personalidades políticas del mundo (entre los que se encuentran seis galardonados, entre ellos un Premio Nobel de la Paz, están haciendo un llamamiento a toda la Comunidad para que denuncie los postulados norteamericanos de una Resolución contra Cuba, que sería un nuevo atentado a los Derechos Humanos del pueblo cubano.

No nos olvidemos que en su prédica, el Apóstol de la Paz, luchó contra el subdesarrollo, la pobreza, la deuda externa y el saqueo de los países. Y llevó este mensaje en su peregrinar por el mundo. Un pensamiento social y humano que no debemos olvidar.

¿Qué podemos hacer para cambiar esta injusta realidad? Lo poco o mucho que podamos hacer, la capacidad de influir, estará siempre en función de nuestro compromiso con la paz y la justicia. La capacidad de convencer, es mucho más poderosa que la de vencer. La historia nos ha demostrado que los poderes que vencen, pero no convencen, tienen efímeras victorias.

Y ahora recordarte a ti ,y a los lectores que se acerquen hasta estas líneas, de las palabras pronunciadas recientemente por el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan: “ Nadie tiene el monopolio del respeto de los derechos humanos. Se cometen abusos en países ricos y en países pobres”.

América y Europa tienen una oportunidad histórica: despejar de la Comisión de los Derechos Humanos, en Ginebra, las contradicciones políticas y los intereses económicos, todo ello en nombre de los derechos humanos. Y trabajar por lo que debe de ser la Comisión de los Derechos Humanos: el respeto a la dignidad de los pueblos que la componen, entre ellos, la solidaridad por los más desposeídos en el campo económico.

No todos somos iguales, pero todos, absolutamente todos, tenemos el derecho a ser respetados en nuestra dignidad y en nuestra ideología.

Recibe, con mi agradecimiento por dejarme esta tribuna, un fuerte abrazo con mucho afecto.

Alicia (maravillas)


Texto agregado el 13-04-2005, y leído por 136 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
20-04-2005 El caso es que tienes razón sin tenerla del todo; que alli también se cuecen habas; claro que al menos se las cuecen ellos solos... Yo por si acaso me he ido a ver Habana-Blues; creo que Bush no va ir a verla... nomecreona
14-04-2005 Mi querida Alicia, aplaudo tu columna.Es una denuncia a modo de reflexión que difícil se hace pasar por ella y quedar impasible. Derechos Humanos, justicia, mantarios...casi nada! Yo no quiero parecer pesimista pero nunca me han estremecido las Comisiones ni las Cumbres, (éstas más bien siempre me han parecido muy lejanas del cielo).Ojalá esta columna llegue hasta donde no llegan las voces del los comisionados. Un fuerte abrazo. entrelineas
13-04-2005 Comparto todos los postulados de esta carta, su argumentada denuncia, así como el más firme deseo de que esta sesión de la comisión de los derechos humanos no sea un "farol", una justificación más en boca de los mandamases de turno. Mal puede marchar una comisión que se declara a favor de los más desfavorecidos, si los que la presiden nadan en la abundancia. azulada
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]