TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / bilaldo / El Niño

[C:9963]

De aquellos nueve meses que pasé en ese lugar tan cálido, tengo los mejores recuerdos. Todo era tranquilidad y paz. En esos días crecía sano y fuerte, tanto que llegué a pesar casi cuatro Kg. Cuando ya pude hacer uso de mis sentidos un día escuché que alguien afuera hablaba con mi mamá sobre que faltaba poco para mi nacimiento. También escuché que podría nacer un Domingo y que ese día sería el Día del Niño. Yo no entendía que significaba todo eso, aunque parecía ser algo bueno. Mi mamá no parecía muy contenta con la proximidad de ese día. Esto lo percibía porque ella hablaba poco con migo. Tal ves estaba nerviosa y temerosa. Pero yo la entendía, claro, faltaba poco para que yo naciera y seguramente ella estaría preparando todo con mucha ansiedad, como toda buena madre. Además había que tener en cuenta que pesaría alrededor de cuatro kilos, esto no sería poca cosa para ella. Con ese peso seguramente hiba a ser un bebe hermoso. Yo también estaba ansioso, mi corazoncito latía rapidamente, pensando que sería aquello de el Día del Niño, sólo una cosa podía pensar, Será Maravilloso ! Por fín llegó ese día, el parto fué bastante difísil. Mientras yo trataba con todas mis fuerzas de salir del vientre de mamá, podía sentir que ella también se esforzaba mucho, estaba sufiendo sin duda, creo que la escuché llorar. Pobre mamí, todo lo estaba haciendo por mí. Seguro ella pensaba en el momento de tenerme en sus brazos. Yo sería su hermoso bebé. Luego todo sucedió muy rápido. Pude darme cuenta que estaba equivocado sobre mi nacimiento. Había mucho silencio una vez que pude salir, yo no podía ver nada. Mamá no me tomo en sus brazos como yo creía iba a suceder. En cambio pude sentir que me tomaban dos manos torpe y fuertemente, yo no sabía hacer otra cosa que llorar y tal vez era eso lo que a mamá le molestó. No sabía como hacer para explicarle que si bien yo lloraba estaba feliz de haber nacido y que quería ir a sus brazos. Pero nunca llegué allí. Luego vino un fuerte dolor. Un golpe, me quede quieto. Algo me cubrió el cuerpo y esperé allí el final. Así acabó aquel día Domingo, un Día del niño.Terminó junto con mi vida y mi esperanza de llegar a los brazos de mama.

Texto agregado el 14-08-2003, y leído por 221 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
27-05-2004 no me gustó, quizas el descenlace fue muy rápido, la causa poco clara, no queda ningúna reflexión acerca del tema, solo que no nació. hombredelejercito
09-10-2003 Y mira que hay mas salidas que acabar con un golpe, desgraciadamente hay gente obcecada; se puede no desear un hijo, pero no se deberia poder acabar con el. nomecreona
28-08-2003 diablos... esto si que triste, diria hasta macabro ...eres obstetra, pediatra, enfermero...o algo asi?..no se capaz nada que ver..jaja pero veo que es un tema reincidente esto de la vida y la muerte en ti....es asi? besitos gaviotapatagonica
26-08-2003 Que triste, me ha dado pena.. La_Pachamama
14-08-2003 Bastante triste y conmovedora tu historia, pero pienso que falta un poco explicar el final aunque en verdad si se entiende lo que sucedio... bueno por lo demas es un buen relato digno de leerse varias veses... Saludos el_sonriente
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]