TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Invitados / Mario Benedetti / Despistes y franquezas / Eso

[C:11]

Al preso lo interrogaban tres veces por semana para averiguar «quien le había enseñado eso». Él siempre respondía con un digno silencio y entonces el teniente de turno arrimaba a sus testículos la horrenda picana.

Un día el preso tuvo la súbita inspiración de
contestar: «Marx. Sí, ahora lo recuerdo, fue Marx.» El teniente asombrado pero alerta, atinó a preguntar: «Ajá. Y a ese Marx ¿quién se lo enseñó?» El preso, ya en disposición de hacer concesiones agregó: «No estoy seguro, pero creo que fue Hegel.»

El teniente sonrió, satisfecho, y el preso, tal vez por deformación profesional, alcanzó a pensar: «Ojalá que el viejo no se haya movido de Alemania.»

Texto agregado el 05-06-1999, y leído por 31631 visitantes. (22 votos)


Lectores Opinan
31-07-2010 jajaja humor trágico. marea-rioplatense
28-04-2010 Es uno de mis favoritos. ¡De risa loca! Lucerodeluz
22-08-2008 objeción, el interrogatorio debió ser a las 5 en punto de la tarde. ErnestVLuna
04-03-2008 ¡Qué bien! Si buscas toda la estupidez junta, vete donde los milicos o los tiranos. 5892apb
07-08-2007 muy bueno!!!!!!!! confirma que la estupidez tiene aumenta segun el rango! utopia76
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]