TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / General :: Anuncios / CLUB DEL RETO - RETO Nº 26 - [F:12:2341]


EL_RETO_GANADORES,19.02.2005
 
EL_RETO_GANADORES,19.02.2005
bTEMA/b
uProsa/u : La sombra lo envolvió todo. Usar esta frase obligatoriamente como cierre del texto (se admiten otros tiempos del verbo)
uPoesía/u : Luces y sombras
En ambos géneros un máximo de 300 palabras.

El reto comienza hoy 19 y termina el 28 de febrero para recibir la votación el 1 de marzo. uNota/u: A petición de varios cuenteros volveremos a emplear la Hora Media de Greenwich (HMG) para evitar confusiones.

Suerte y felicitaciones por su participación. iSería conveniente que cada uno de los participantes habituales trataran de incentivar a nuevos cuenteros para que se integren al Club/i.
 
EL_RETO_GANADORES,19.02.2005
Los textos de los ganadores y viceganadores del Reto 25 ya están en la página El_Reto_Ganadores ¡Felicitaciones para ellos!
 
Natalie_Barnes,20.02.2005
Una pregunta. ¿Luces y sombras es el titulo o tiene que terminar asi? Saludos
 
jorval,20.02.2005
Para Natalie_Barnes: Luces y sombras es el TEMA para la poesía. Saludos
 
Morana,20.02.2005
El texto se debe pegar aqui?
 
SARAH,20.02.2005
Y... el sueño se hizo realidad...

Me hiciste compañía
alegraste mi día...
fueron solo unas horas
para mi era la vida...

La vida porque te tuve
entre abrazos y sonrisas
volví a vivir el ayer
que jamás regresaría...

Soñaba con los momentos
más felices de mi vida
en las noches más obscuras
soñaba con esos dias...

Entre luces y sombras
transcurre mi triste vida...
luces cuando estas cerca
sombras cuando te alejas...

Pero ayer... ayer mi amor
el sueño se hizo realidad
compartimos muchas cosas
en solo unas cuantas horas...

Que fueron toda mi vida!
 
SARAH,20.02.2005
¿De quién fué la culpa?

Amaneciò, ya desde la noche anterior él había hecho planes; muy temprano se trasladarìa a su trabajo y realizarìa sus actividades con ahinco y entusiasmo, a fin de que la distancia que recorren las horas durante el día se hiciera menos prolongada.

Después del trabajo comería con ella, la mujer de quien estaba profundamente enamorado y con la que mantenía un noviazgo feliz; mientras se preparaba para el trabajo, sonreía al recordar lo hermosa que es, cómo la había conocido y el trabajo que le había costado conquistarla.

Por la tarde se reuniría con los padres de ella, para pedir su mano y fijar la fecha de la boda, cumpliendo así su tan anhelado sueño...

Todavía sonriendo y al intentar abrir la puerta para salir hacia su trabajo... En un movimiento automático y con la mirada agrandada... se llevó las manos al pecho quedando inmóvil y sin poder evitarlo cayó al piso... había muerto... La sombra lo envolvió todo!
¿De quién fué la culpa?
 
Morana,20.02.2005
La noche nublada que los ojos de Candela se cruzaron con la mirada felina de El Moro, la piel le avisó que podría dar la vida por ese hombre. Desde el primer momento, ella fue su amante fiel, y su sombra. Nada importaban las señales que le iban dando los duendes, ella se empeñó en seguirlo adónde fuera. Y él fue a muchas partes. Sintiendo como una condena a aquella mujer morena que se había prendado de sus palabras. Pero llevándola tras de sí como un destino inevitable. Ni las humillaciones más atroces la convencieron de que debía huir. Ni las letras que iban hilando otras mujeres en su oído para marcarle la puerta de salida la persuadieron de que se fuera. La pasión que la consumía llevaba la piel oscura de aquel hombre. Por eso hizo como que no veía cuando él comenzó a frecuentar otras mujeres, después de aprenderse de memoria el cuerpo de Candela. Ansiosa y febril lo aguardó cada luna acostada y flotando en la cama grande que ya estaba allí cuando llegó ella. Con silencio bordó sus labios en la angustia interminable de esperar que se metiera entre las sábanas, para lanzarse sobre su cuerpo, buscando el perfume que le indicaba que ya podía dormirse. Que su hombre había vuelto a la casa. En ese desasosiego de pasiones, le dio a Candela por vivir nueve Agostos, hasta que las manos gentiles de Laura, intentaron devolverle la calma. Con la misma voz con que se enseña a leer a los niños, su hermana mayor le explicaba el desacierto de intentar amarrar un corazón vagabundo como el de su Moro. Le habló en susurros de la paz tejida en ajuares de bebés por nacer, de las delicias cotidianas de la fidelidad absoluta de quien sembraba tulipanes en su espalda... Y con la sabiduría de aquellos que creen hacer el bien, imponiendo como yugo la felicidad tradicional, sacó a Candela del embrujo de los ojos del Moro. Como quien da una medicina, limpió las heridas de su hermana con el bálsamo de sus buenas intenciones. La llevó al otro lado del río de su cielo y la ofrendó como un caramelo a hombres buenos que sabrían amarla. Sin fogatas en el cuerpo se dejó querer por otro. Se aprendió de memoria los discursos y los pasos para ser buena o mala cuando correspondiese. - Date tu lugar- le había dicho Laura cuando le contaba como ser tomada en serio. Y su lugar se tomó Candela una noche cuando bajó como poseída por la tapia cubierta de jazmines hasta llegar a la calle. Para ser tomada en serio, en broma, cuando quisiese, cuando lo deseara, como su piel pedía a gritos ser tomada desde aquella mañana en que la arrancaron de los brazos de su hombre, hasta donde volvió encandilada por su ausencia y aunque la sombra lo envolviera todo.
 
guy,21.02.2005
[El sitio]

Cuando Patricio Funes tomó la decisión de darse un tiro ya había, por fin, terminado el secundario. Se había liberado de sus compañeros que lo habían tomado por alcahuete y estúpido todos esos años. Se había propuesto otra vida mejor en la universidad pero quedaba pasar el verano. Fue que confinado en su hogar descubrió en la web un sitio temático e interactivo de su pasatiempo favorito. Preparó una presentación rimbombante, lujosa, y expuso sus ideas como el mejor de los oradores. Pasaba noches enteras recopilando datos precisos para exponer en foros, seguro de sí, convencido de ser objetivo y respetando a rajatabla las normas. Día tras día. Al tiempo alguien comenzó a molestarlo, cada vez que su nick aparecía en el foro, otro, instantáneo, lo azuzaba. Luego otros. Había comenzado a ser tristemente célebre. Como en el colegio, igual, mas no había allí quien se burlara de su apariencia. No hacía falta. Horas. Noches enteras. Cuando Patricio Funes tomó la decisión de darse un tiro ya había perdido todas las cruzadas en aquel sitio, había perdido entre las sombras de su habitación casi un verano entero, perdido además el contacto que da la palabra hablada. Había urdido un plan para culpar a aquellos que lo maltrataban cual postrero manotazo de ahogado. Cuando por fin encontró el revólver de su padre, cuando lo hallaron deshecho entre mojados rojos resplandecientes y vasos vacíos, cuando la pantalla mostraba los seudónimos de sus victimarios nadie. Ni familiares ni peritos policiales ni lejanos amigos nadie. Nadie pudo descubrir siquiera una sombra de la personalidad de Patricio entre los habitantes de aquellos foros que entregaban movedizos mensajes. Curiosamente nadie intuyó al menos su nick. Ni una negrura de su combate inútil... y en aquel cuarto, a la luz del monitor, la sombra lo envolvió todo.
 
juanjara,21.02.2005
A la luz de la vela
con la sombra de mi pluma
en el día de San Valentín
evoco recuerdos de dias apasionados
besos infinitos
salivas en telas de araña
brotaban de tú boca a mi boca
encuentros de sexos vestidos
truenos de huesos,suspiros jadeantes
romanticismo vivo.
Llama titilante que anuda mis ojos
amor verdadero
sin ropas,sin olas estrellandose
sin truenos de huesos,sin telas de arañas
amor verdadero
con carnes ardiendo,con bosque en llamas
relámpago de cenizas.
Agua adormecedora de ardientes encuentros
reposo,edad,reloj,lentitud,pasión pausa.......
¿el amor es así con los años?
¿es mejor renacer con una manceba?
Pero confieso
me siento ahora tranquilo y sereno
como nunca lo he estado en mi vida
solo la inquietud religiosa domina el corazón
vivo en medio de la serenidad y la paz
la madurez me hace contemplar historicamente
todo lo que me sucede.
Velas sin titilar,sin pasión
no vere el humo alejarse
la sombra lo envolvio todo.
 
Morana,21.02.2005
Ups....me pasé de palabras. Bue, ya veo de acomodarlo.
 
Morana,21.02.2005
Bue....no le pude sacar las palabras que le sobraban, que se yo, me parece que tiene las indispensables (para mí, perdóooon, y vaya en su lugar ésta
poesía :


Dejame la sombra para los agravios,
las penas, las noches rogandote amor,
para los fracasos, las malas palabras,
los días de lluvia en los que no estoy.
Dejame la sombra para las pisadas
ebrias de mentiras, en las que me voy,
para los desganos, los meses inciertos,
los días festivos de sangre y sudor.
Para que me envuelva de bruma y silencio,
para que me pierda del cielo y del sol,
para las mañanas en que me despierto
casi convencida de que no soy yo.

La luz, me la prestas para cualquier noche
de organzas inmunes a la desazón,
en las que se vuelan lejos los espantos,
los presagios mudos, la luna en neón.
La luz me la alcanzas mudo de reproches
bordeando canteros de lluvias añil,
me la das despacio para que te vea
o cierre los ojos,
o los quiera abrir.
Mejor alcanzame, ya que estoy pidiendo
un conjuro eterno, con un buen tamiz
de luces y sombras, de mar y de río
de llanto y sonrisa, de enero y abril,
de lo que he tenido, de lo que me pierdo
de sol y tiniebla, de espanto y trajín.
 
margarita-zamudio,21.02.2005
EL ALMA DE LAS COSAS

Si puedes ver el alma de las cosas,
si puedes escuchar los tenues gritos
de los sin voz,
si sientes en tu piel
el roce de las almas,
si puedes ver la luz entre las sombras,
si tus sentidos captan
el mágico volumen de lo abstracto,
toda la luz que baila entre las sombras
y la sombra que bulle entre las luces,
si eres capaz de amar lo desamado,
ya estás en el camino,
camino que no vuelve,
un camino trillado
y una muerte mejor
que estar atado al suelo
como una planta inerte.


 
jorval,21.02.2005
Estimada amiga Morana, el texto que pusiste el 200205 tiene 481 palabras, por lo que descalifica para el Reto; puedes corregirlo para que cumpla con el máximo de 300. Saludos.
 
mariaclaudina,21.02.2005
U.T.I.
Si bien no logro ver mi cuerpo, sé que está allí. Cada una de sus células me lo recuerda con un dolor infernal que se acentúa en el abdomen. Mi campo visual se limita a un techo de un blanco obsceno que gira sobre mi cabeza sin detenerse, obligándome a cerrar los ojos para no vomitar. Escucho voces, zumbidos, tintineos, risas y algunos pasos. Quizás alguien se acerca. Sí.
Una mujer se asoma y es enorme. Veo la aureola de sudor bajo el brazo que extiende sobre mí. Temo que me aplaste. Sonríe. Ella me explicará...? No. Se está yendo.
Busco con desesperación voltear la cabeza para ver donde me encuentro. No puedo. Quisiera preguntar pero algo bloquea mi garganta. Qué es lo tengo dentro de mi cuerpo? Qué es lo que me sabotea la voz? La mujer vuelve y me dice que esté tranquilo, que sin eso no sería capaz de respirar. Con el rostro serio del regaño me ata las muñecas a la baranda de la cama y, alzando el índice dice que sea bueno, que me porte bien.
Tiemblo de frío. Mis pies son dos bloques de hielo y las manos están adormeciéndose en sus ataduras.
Cierro una vez más los ojos y caigo en un sopor profundo. Cuando vuelvo a abrirlos no sé si fueron siglos o segundos de vida los que perdí, o si Jimmy Hendrix estuvo verdaderamente a mi lado recitándome un pasaje de la Biblia en arameo.
Por favor, por favor, necesito que alguien me explique!
Otra vez la mujer transpirada se acerca. Estoy muy inquieto, según dice.
No, querida señora, sólo quiero que me expliquen, nada más.
La veo con una jeringa inyectar un tubo de plástico, pero no dice una palabra.
De pronto, la sombra lo envuelve todo.

 
rodrigo,21.02.2005
bAbra cadrabra...de tus ojos/b

Me metí, sigilosamente, en la telaraña de tu mirada, y en el oscuro centro de tu pupila hice nido. La carcajada de luces que desprendió tu retina, simplemente iluminó parte de mis anhelos, ya que pude robarle un beso a la niña de tus ojos. La anhelada niña que siempre fue esquiva, pero que por fin cedió en el último y desolado intento de tenerla.
Esa mirada tuya, de soslayo, en el atardecer de la vida, trajo a mis suspiros luz. Pero, de pronto, cerraste los ojos a mis palabras y tus pestañas fueron infranqueable cerrojo. Tomé camino, y me marché de tu mirada, de nuevo, como tantas otras veces y..., simplemente, buna sombra lo envolvió todo./b ¿Ciego? Talvez de ti, niña de mis ojos...
 
margarita-zamudio,22.02.2005





LAS SOMBRAS DEL PARQUE


La monstruosa ciudad no ha muerto aún gracias al Parque, su remanso de paz, su oasis, su reserva de oxígeno, frescura, trinar de pájaros, flora exuberante y corretear de fauna por sus sombríos recovecos. El parque es una isla en el mar de cemento, un misterio traído por las hadas, regado por las náyades de su inmenso lago, alegre por el corretear de gnomos ocultos en la fronda, romántico por las parejas que se besan en sus umbríos rincones, soleado en sus caminos de piedrecitas blancas donde juegan los niños y misterioso, muy misterioso cuando de noche chirría la verja sobre la grava del sendero.

Sólo entonces me atrevo a salir de mi refugio bajo las aguas y puedo pasear por sus caminos de grava, cuando las sombras lo invaden todo.


.





 
arnol,22.02.2005
Lucifer estaba muerto, se tendi bocabajo y se le veia sangrar, repetidamente. Los niños miraban el acto de la muerte con una atracción frenética, la mañana se demoraba aún y seguían mirando el cuerpo sin tocarlo. Lucifer fué, ante todo, un héroe para el barrio, pero se empeñó tanto en la muerte que lo logró. Los ancianos, preveniendo cualquier accidente dejaron que la noche transcurriera, dejaron que el viento soplara en su contra, vino la lluvia, las mujeres se espantaron, los hombres, satisfechos, se hecharon sobre sus inmensas camas. Pero los niños, los niños salieron a los patios de las casas para ver morir aquel que de noche tomaba el cuerpo de sus madres, lo elevaba sobre las cabezas de las demas gentes y las enzartaba en un gran falo gálico para llevarlas colgando a la guarida infernal del deseo oscuro, y allí las dejaba, enfermas de placer. La virginidad no fué el plato favorito de Lucifer, pero sin embargo se embriagó de él un par de veces.
Muerto él, el pueblo volvió a dormir tranquilo, suspenso, quieto. Las cosas fueron vanguardia y los nombres volvieron a ser nombres. Sólo una niña ínfima, imposible, increible, una niña imperceptible, hembra de nadie, una noche en que se fuè pensando en el cuerpo muerto de Lucifer dejó que el viento en su contra se le llevara las sábanas, que le desnudara el pijama, que abriera sus piernas y así volvió a empezar una nueva historia en las noches de la aldea nueva, después de Lucifer, aún en la noche, dejando que las sombras envolvieran todo.
 
kanenas,22.02.2005
Era domingo. Los tractores permanecían inactivos y por un día los ruidos recobraban su propia dimensión. El anciano Antonio se abría paso entre las montañas de escombros que pocos días antes habían sido casas. El lugar parecía haber sido sacudido por un cataclismo. Desalojo
Los árboles agonizaban en la tierra. Algunos, después de la pirueta que las excavadoras les habían obligado a describir en el aire, quedaron erguidos, pero copa abajo, con las raíces crispadas en alto, arañando el cielo.
Los trabajos de la autopista avanzan hacia el sur como una implacable lengua de lava. La carretera debía pasar por el pueblo.
Ya todos se habían marchado.
Los ancianos, abrumados por los recuerdos, se habían opuesto a dejar sus viviendas pero tuvieron que rendirse ante la inutilidad de la resistencia.
Antonio era el único que se negaba a abandonar el lugar, su casa, sus rosales.
Años atrás su esposa había plantado uno cuando nació el primer nieto, pero ella apenas si gozó los primeros capullos. Antonio plantó solo los otros, rosa tras rosa, nieto tras nieto.

El viejo no ignoraba que al día siguiente recibiría una orden judicial de desalojo, pero actuaba como si su permanencia en el pueblo no estuviera en discusión.
Había sido un día de mucho calor, se sentía sofocar. Aunque la estación reclamaba lluvias, el verano había regresado acompañado por el hálito pesado de un viento sofocante.
Los rosales languidecían sedientos. No bien regresó a la casa Antonio los regó abundantemente. Después se sentó bajo un nogal y rezó en silencio, como lo hacía cuando su corazón se ponía de rodillas y pedía con ardor. Se quedó dormido y el deseo de no abandonar el lugar le fué concedido, allí, junto a los rosales, cuando las primeras ráfagas de viento barrieron el calor...y la sombra lo envolvió todo.




 
TheWillow,23.02.2005
La Búsqueda Infinita

La vida de Lutero era una cruzada continua. Desde su adolescencia sólo tenía una razón para existir, y esa razón se le escabullía entre las manos, coqueteándole esquiva. Su sueño era saberse iluminado por aquel conocimiento destinado a un puñado de elegidos. Sus días se componían de un sinfín de viajes, escudriñando entre el cielo y la Tierra por una clave que lo condujera hacia la más elevada conciencia.

Al cumplir treinta años se rindió. La vida le ocultaba las respuestas, recordándole hiriente su origen terrenal. Con el tiempo se convirtió en un ser envuelto por un manto infranqueable y ponzoñoso. Mujeres. Licores. Viajes infructuosos. Pospuso su búsqueda indefinidamente, quebrantando con ello su propio espíritu.

Una noche escuchó una voz rebosante de sabiduría. En un tambaleo etílico se abalanzó sobre ella, desesperado, encontrándose con un hombre levitando junto a una zarza ardiente. Exhausto pero esperanzado, Lutero le preguntó al iluminado cuál era el significado de todas las cosas.

Como respuesta el maestro le entregó una semilla de mostaza.

Lutero estudió minucioso la respuesta que por años había estado buscando. Y entonces comprendió. La sombra que le había envuelto por años se desvaneció. La existencia y la inexistencia se mostraron ante él tal como eran, sin distorsiones. Lutero experimentó ese estado divino, esa iluminación, ese nirvana delicioso que libera todos los pensamientos de la mente.

—¿He conseguido la máxima iluminación posible?

El maestro asintió. No había nivel superior alcanzable para un hombre.

Febril por la luz celestial que arropaba su espíritu, Lutero descansó satisfecho; pero no transcurrió mucho tiempo para que su ambición de conocimiento renaciera. El divino tesoro comenzaba a antojársele tan anodino como un grano de mostaza. Con el tiempo emprendió una nueva cruzada, y como si nunca se hubiese desvanecido, de nuevo, la sombra lo envolvió todo.
 
juanjara,23.02.2005
Diferencia de sexo espiritualidad de mujer ¿sera acaso la del hombre evidente? pensando en ti,pensando en ellas debilidad del hombre,no diferencio diferencias si me rapara,tú te raparas ¿seriamos iguales? si vine al mundo hombre y tu viniste mujer nos conocimos,nos presentaron,nos extraviamos esa ausencia de besos, esa ausencia de alma esa sequedad de amor ,decir más adjetivos seria admitir mis deseos. Como me gustas mujer tú eres verdad yo soy error tú más fuerte yo más débil,eres luz yo soy sombra te domino, te sedusco, me dominas,te absorbo me estimulas te acicalas,eres bella yo bruto ambos dominamos el amor somos iguales. ¿Que pensarias si me quejara? Me tornaria sentimental antes de poder darme cuenta de lo que realmente siento,someteria a mi cuerpo a privaciones de pensamientos magicos para ser tú posesión como si fuera un tesoro secreto para que lo guardes celosamente. ¿si yo pudiese encontrar el camino hacia atráz? te volveria amar, para oler tu cuerpo,para verte,para deleitarme cuando empujas tú cuerpo contra el mio,ver tú ropa transparente,ver tu desnudes,ver como me amas,como me acaricias.
Me gusta que seas mujer,me gusta tú compañia,me gusta tú sexo,me gusta cuando pones mis manos en tus senos,me gustas toda,amame antes que la sombra lo envuelva todo.


 
virtux,23.02.2005
Muy buena propuesta:

Luces y sombras.


Mientras escupia sangre
y el viento le robaba las palabras
le consumia una sombra,
rodeada de luz transarente.

SU cabeza solo keria volar
y su cuerpo morir.
Ahora GRITA, GRITA FUERTE
Pide perdon por nacer
y gracias por morir.

Vivir para morir,
mientras el mundo, a su alrededor
dibujaban sonrisas permanentes
de payaso hipocondriaco.

Todo acababa y el mundo lo sabia.

Lo sabia pero no importaba.
Telon negro y ataudes llenos.
Principio y fin,
luces y sombras
 
pearl,23.02.2005
bUn viaje sencillo/b


Me subí a este tren en la estación anterior pensando en ir hacia el norte, donde me habían dicho se encuentra la ciudad de las ilusiones.
Pensé en viajar solo, cargando únicamente el grano de arroz que me dio mi madre y en mi cabeza mil planes.
Llevo ya mucho tiempo viajando, días, meses… años.
Veo con tristeza que quizá me equivoque, como siempre.
El vagón se encuentra saturado de pasajeros, y no sé como le han hecho para subirse, que yo recuerde no hemos parado.
Me di cuenta por sus rostros que van al mismo lugar que yo. Intente hacer plática con aquella que está al fondo y ni se inmutó me ignoró como suelen hacerlo todas las mujeres que conozco. Me está matando el tedio, nadie habla con nadie, nadie hace nada.
El calor aquí adentro se está volviendo insoportable, será por que no hay ninguna ventana.
La única forma de tomar aire fresco es cuando voy al retrete, ahí hay un pequeño orificio que sirve como respiradero.
Estoy sudando demasiado, esto no es normal, como no me di cuenta antes.
No me atrevo a preguntar en donde estamos o cuento tiempo falta para llegar, tengo miedo de que me ignoren de nuevo. ¡Paren el tren! –Pienso- ¡Me quiero bajar! ¿O no? No sé, estoy aterrado pero no quiero que nadie lo note, no sea que me quieran robar mi grano de arroz. Me paso las manos por el rostro deseando que sea un sueño y despertar… necesito salbutamol ¡Me ahogo! Algo me quema los músculos, mis pulmones se hacen pequeños, se aguadan mis ojos, me aprieta la garganta ¡Puta! ¿Cuánto dura esto? Yo sólo quería conocer el mundo por eso tomé este viaje. Algo se clava muy fuerte en mi pecho y bla sombra lo envuelve todo… /b
 
JulioJurenito,23.02.2005
La melena de la mujer es como la magia, desata el mundo. Y el nudo de las sensaciones se desata ahí, frente al mundo, frente a la melena de la mujer que es como una sintonía de facetas múltiples: sabores sonidos olores.

Empezaré otra vez; la cabellera de la mujer es rizosa y abundante. Castaño claro en un tono un poco quemado por el sol, quizás castaño oscuro o castaño-medio en los inviernos. Abundante y tirabuzonada incluso sin quererlo. Llama la atención.

Y otra vez; la mujer: pelo abundante, unas gafas delgadez y la piel pálida. Me gusta.

Cuando miro atrás, el camino trascurrido se hace a un lado. La ya vieja parsimonia de las máquinas de truenos diventa ruido. Los enfermos, los muertos se desdibujan, miscelan sus rostros unos con otros, se enraizan y simplifican y bullen de tal modo que no puedo mirar hacia atrás. Hacia delante solo encuentro una melena que es como el mar en calma o el mar tormentoso desde una ventana y la calefacción y un café: Es el mar, pero es la calma.

Y siento que es como el descanso imposible, y me siento rabioso-inútil porque el mirar atrás-no poder mirar atrás; porque el desasosiego; porque todo lo que he sido se me suma y ni una melena unas gafas me redimen. Porque las noches, cuando el mundo es silencio, cuando miro hacia atrás y todo bulle y se desdibuja como Malinconía o sueño. Y yo no soy yo, ni atrás ni ahora.
Y es entonces, y es cuando la oscuridad lo envuelve todo.
 
harlot,24.02.2005
bAquí no se gana pero se vive (aventura parlache*)/b
- Zizas parcero, qué video tan gonorrea, me metí la patoneada hasta la saca pa’ pegarle a los aliños con la cucha y la jermu y yo que bajo de chori pa’verle las carátulas a mis panitas y el Wiston, polarizado hijueputa, ponchado en el llarbi con un riel en el graffiti, como puta peruana, jíbaro de mierda, mínimo estaba basuqueado, montando de perico a los culicagados, y se me aleteó, cantándome la tabla por la Putricia, a metros con esa piroba, parece un compás desde que volvió de hacerle el oboi a esos racistas triplehijueputas que no se bañan, y yo le dije “abrase tetrahijueputa, dejá la murga, suerte” pero él sacó un fierro pa’darme chumbimba, y a la fija me paniquíe y, menos mal era hechizo y se le casquilló el martillo, entonces me muero de la erre y se me viene con un chuzo, y jabón que me la pega en las tripas, entonces le grité “pa’las que sea malparido” y saqué mi chupa-sangre y salió todo el chepar de garbimbas del billar y una de mis culebras montó al Wiston de mataganao y una gorzobia me montó de pata’e’cabra, así que nos pusimos en la juega, boté mi punta y me saqué la misaela pa’enrollármela en la zurda y esquivar los lances, y qué visaje, me marcó dos veces y yo le hice tres cremalleras…
- Así que te peleaste con el nuevo marido de Patricia, la mamá de tu primer hijo que sigue enamorada de vos, y que acaba de llegar deportada de España. Y lo peor es que mi mamá no sabe que tiene que pagar la cuenta de este hospital y que usted…
- Zizas, ese man: lo dejé en pijama de madera, a mí: me encanan en la finca unos meses… entonces hágale un catorce a la cucha que ni pararse puede: la lengüita, cuando se vaya por ubla sombrita me la envuelve toda,/b/u Suerte.

i* Parlache es una jerga actual de jóvenes de Colombia en general, anteriormente era de sicarios y de gente muy pobre. Para ver un glosario a este escrito:
http://www.loscuentos.ne...
(No era mi intención tanta complicación; pero salió, por encima de mis fuerzas, de esa manera)
 
hemefeo,24.02.2005
iTeatro con espectadores espantados/i

Al trono solo se asienta el ostracismo. Un cetro envuelto en terciopelo rojo, parece haber ganado la levedad del derrocamiento. El lecho amortaja al monarca ahogándose en sus últimas palabras. Mi príncipe, donde está mi príncipe. Alteza, su hijo está de camino, aguante. No puedo, agoniza. Mi reino muere conmigo, donde está el bastardo del príncipe.

El tocón brilla embadurnado de coágulos. El verdugo sin relevo tiene las manos hartas de tajar cuellos. A un lado se apilan cabezas, al otro el montón de cuerpos; y en las dos alturas el pelele de la reina sobre los conspiradores. La tramoya es espectacular.

Los soldados que lidera el príncipe cabalgan en formación, desorientados por su futuro. Templada está la espada mi señor, instiga el escudero. Tarde es, se adelantaron con la escabechina y mi venganza será un lapo, un orín, frustrada la venganza de mi mano. Pagaran, caerán todos.

Mi cabeza holgará silbando antes de rodar; guiñaré a los ojos del verdugo y en sus sueños me verá riendo a carcajadas, canta enajenado un errático bufón que no sabe escapar. Su vida es la corte y sin ella no cabe otra que un ir a parar a los perros.

Padre, nos engañaron; aprovechándose de mi partida a exterminar infieles tramaron tu final. Pero dime ¿cómo estás? Hijo, muero. Y tú también morirás. Jura que matando. Juro, padre. Mi última gota de sangre derramada será asesina de traidores. Pues empieza y no acabes.

Los invasores borran la frontera a sangre y fuego. Se inicia otro holocausto medieval. El nuevo rey en busca del trono, mientras el sayón levanta el hacha sobre el cuello del apuntador ¿Yo también? que finaliza tembloroso: Ese trono, allá en la inmensa sala donde el silencio, el frío y la sombra lo envuelve todo.

 
Eddy_Howell,24.02.2005
BLACKOUT



-…y así es como llegamos a la escena final ¿en serio quieres que siga?
-Por favor.
-Está bien. Lo ocurrido hasta ahora no es nada comparado ese acto. ¡Qué música!, la orquesta toca iin crescendo/i atenazándote en la butaca, y la iluminación, perfecta. ¡Qué colores!, el ciclorama dibuja unos claroscuros preciosos… pero, ¿de verdad quieres oír el final?
-¡Sí, te lo suplico, cuéntamelo!
-Está bien. En ese acto es donde aflora el drama, pues hasta entonces todo había sido presentación de personajes y circunstancias que los envolvían, pero esa escena, ¡oh! Que momento, que ir i venir de espadas, que batallas tan intensas, que duelos…
-¡El drama, háblame del drama!
-Sí, el drama. Nos quedamos en que ella no sabe cual de los dos piratas escoger, pues los ama por igual, ¡y nada más salir…! En serio, nunca una mujer ha aparecido tan hermosa ante mis ojos, es tal su belleza que irradia luz por sí misma y al mirar al público, encoge el valor de los hombres consiguiendo que ninguno sea capaz de aguantarle la mirada…
-¡¿Y qué ocurre?!
-Ahí tenemos a la preciosa Katrina y a los dos bucaneros. Ella, en el centro del escenario, semiarrodillada, con la mano derecha apoyada en el suelo y con la izquierda enjugándose las lágrimas. Armando viene desde la derecha sin dejar de mirarla con un ojo mientras que con el otro sigue a Julian, que hace lo propio. Ambos esconden un cuchillo que sostienen con la diestra pegada a la espalda. Se juntan a los lados de Katrina, que los mira desolada. La luz es recoge y se centra en ellos. No sabemos que ocurrirá: ¿Se matarán? ¿se reconciliarán? ¿la abandonarán?
-¿Y Qué ocurre?
-¿Cómo que qué ocurre? ¡Pues que va a ocurrir! Que las luces se apagan y la sombra lo envuelve todo.

 
micro,24.02.2005
Despertó Rodríguez una mañana cualquiera sintiéndose extraño, sin reconocer el lugar en que se encontraba y temiendo breves instantes después ya no ser la misma persona de un día atrás.
La confirmación del cambio vino pronto, al querer salir de lo que parecía ser una celda y oír el grito del guardia.
-¡Pérez!, ¿A donde crees que vas?
¿Pérez? ¿Soy Pérez? Se preguntó en silencio, retrocediendo de inmediato a su camastro.
-Eres famoso, estas en las noticias, dijo el guardia al tiempo que le lanzaba un diario al interior de la desapacible celda..
Quien un día antes fuese Rodríguez y hoy Pérez, vio la foto de Pérez – hoy su propia foto – siendo capturado por la policía acusado de asesinar a Rodríguez.
¿Había matado él a Rodríguez o Pérez lo había matado a él?
¿Se había matado a sí mismo?
¿Estaba vivo o muerto?
La confusión giró violentamente en su aturdido cerebro, no logró asimilar lo que había sucedido, ni siquiera lo comprendió, cerró los ojos y la sombra lo envolvió todo.
 
EL_RETO_GANADORES,24.02.2005
Estimados amigos, quedan sólo 3 días para que cerremos este Reto y aún faltan muchos cuenteros por subir sus textos, no los dejen para el último momento. Se han recibido sólo 5 poesías, ¿dónde están los poetas?. Saludos.
 
sangre,25.02.2005

El sol rojo. Atardecer en mi día.
Presagio de mi tragedia lenta y sofocante. Histeria.
Difícil respirar si no estás tú. Aire.
Zumbido infame y constante que consume lo interno
como carcoma en la sangre. Así ha sido.
Sin embargo suele venir la victoria de la derrota
derretida y angustiada...Llega.
Pálida luz en las sombras del recuerdo vago.
Se introduce el dolor con espinas de inclemencia
se inflama con aspereza en mí, prematuro ocaso.
Observo desde el hielo,
sin fuerzas, con miedo, casi a ciegas,
el regodeo del enemigo
que esparce su oscuridad sobre nosotros,
aves atravesadas con flechas de incertidumbre.
Perplejidad ante la impotencia.
Sueño perpetuo en cadenas
sangrando la plaga por las heridas
que dejaron a su paso tus caricias
infectadas de rojo y vacías. Perqué…
El sol desaparece. Anochecer.
Eterno anochecer.
 
harlot,25.02.2005
bDe luces y de sombras/b

Y anoche me dijiste que era inteligente
A pesar del novio que tenía; y me hiciste reír;
Y también me dijiste que era eclipse
Y yo te dije que es luna llena,
Y vos dijiste que en eclipse nuestras sombras son dos veces sombra,
Y yo te repetía que todo es azul es luna llena,
Y vos dijiste que las sombras doblemente sombras de los amantes se juntan y se vuelven una,
Y yo te decía que los ladridos de los perros se escuchan por los rayos de la luna llena,
Y vos me dijiste que en los eclipses a los amantes les da por vivir poemas de Silva,
Y te dije que mis papás están viejitos y no hay que abusar de ellos,
Y vos dijiste que en los eclipses todos, tarde o temprano, hemos sido abusados,
Y yo te dije que me entraba que estaba venteando mucho,
Y vos dijiste que faltaba poco para que se acabara el eclipse,
Y entonces te grite cuál jodido eclipse: no vez que es luna llena,
Y te grite otra vez, y otra vez "ya dejemos el juego de estar hablando como si yo fuera tú y tú fueras yo
Que me voy a volver loca o loco",
Y al final dijiste o dije "es que Venus estaba pasando detrás de la luna, de la luna llena".
 
hemefeo,25.02.2005
iLuces y sombras en cierto orden/i

Si miro al frente
Llamas son señales al fondo de tu mirada
paseos estelares que conducen a tu alma,
suenan armonías añadidas a tu risa
por la que voy lento sideral

Y muy cerca
Que dulce baño de luz
tu cuerpo solsembrado

En aquel rincón
Surcan adioses las estrellas fugaces
atardeciendo
no te vayas lejos
no me pagues silencios
que a bocanadas de humo gris
me trago el corazón ceniciento.

Y aún más allá
Si velas desquiciada tus recelos
en la cara oculta de la luna
sabrás que duermo despierto
por el frío en el que sueño.

Aquí amontono
Disipación del miedo
nuestro nuevo viento enamorado
persigue mayos hasta cogerlos.

Lo apoyo en esto
Un haz es cualquier punto
desde el que puedo verte
que puedes verme mirar.
Eso, y los blancos nucleares
estallan el cielo
Que hizo caer convertida la noche
en húmedos besos

Y en esto
Aromar el lecho hasta amanecer ramilletes
y no salir, perteneciéndonos dentro.

Ordenación
Ahora lo oscuro es otro lado
de la mano lo cruzamos
lo pasamos
lo olvidamos.
 
NEUS_de_juan,25.02.2005

Persecución

Estás ahí, mimetizado en miedo, oscuridad, encierro, pesadilla. Quiero vaciarme, pero tu mano inmoviliza mi garganta y el vómito no fluye.
Estás ahí.
Aunque intente mil veces destrozarte, aborto sin piedad las alegrías y en mi mirada transita para siempre el desconsuelo.
Eres locura, suciedad y culpa, y cuando quiero huir, más te retengo.
Aquí estoy, sin más lágrimas para llorar.
Una vez más no he podido parirte en el décimo cuarto diván de mi desgracia. Y me pregunto qué buscas, o qué encuentras en mi interior, que tanto te retiene.
Quisiera darte a luz.
La sombra lo envuelve todo.

 
entrelineas,25.02.2005
Caminaba con paso contradictorio. Sentía como mis piernas se adelantaban dejando atrás el resto del cuerpo, que parecía más temeroso en coronar la cuesta que marcaba el final de aquel trayecto que tanto tiempo había evitado. El único que parecía acompañarlo a ese ritmo era el corazón, que no habiendo encontrado otro lugar en su intento de emularlas, se había alojado en mi garganta, y desde ahí gritaba que le esperara de forma desbocada.

La sola visión de la calle que no había visto en tantos años, se me antojaba desconocida en un primer momento. Me acerqué hasta las escaleras de la plaza ahora vacía, y desde allí sentada observé el portal. Al principio temí ser reconocida pero la idea del trascurso del tiempo me tranquilizó.
Miré hacia arriba buscando las persianas grises del cuarto de estudio que daba a esa calle pero ahora colgaban unas cortinas azuladas y algo que parecían ser lunas, estrellitas y nubes.

Caminé hasta el portal, acerqué la mano al interfono y vi como mi dedo índice suspendido en el aire parecía licuarse en él, arrastrándome tras de si. Estaba dentro. Recorrí la casa en silencio al mismo tiempo que sentía cómo se desgranaban en mi cabeza todos recuerdos de golpe. La luz que entraba de frente me hizo tropezar con algo que había en el suelo, y al incorporarme pude verte. Allí estabas, dormido sobre los planos de nuestra casa. Me cubrí la boca con la palma de la mano como si el llanto brotara por ella y me acerqué de puntillas…

-¿Va a subir? No le contestan porque no vuelven hasta muy tarde pero si quiere le abro.

Aquella voz que nunca antes había oído sonó a portazo y todo quedó envuelto en sombras
 
entrelineas,25.02.2005
Caminaba con paso contradictorio. Sentía como mis piernas se adelantaban dejando atrás el resto del cuerpo, que parecía más temeroso en coronar la cuesta que marcaba el final de aquel trayecto que tanto tiempo había evitado. El único que parecía acompañarlo a ese ritmo era el corazón, que no habiendo encontrado otro lugar en su intento de emularlas, se había alojado en mi garganta, y desde ahí gritaba que le esperara de forma desbocada.

La sola visión de la calle que no había visto en tantos años, se me antojaba desconocida en un primer momento. Me acerqué hasta las escaleras de la plaza ahora vacía, y desde allí sentada observé el portal. Al principio temí ser reconocida pero la idea del trascurso del tiempo me tranquilizó.
Miré hacia arriba buscando las persianas grises del cuarto de estudio que daba a esa calle pero ahora colgaban unas cortinas azuladas y algo que parecían ser lunas, estrellitas y nubes.

Caminé hasta el portal, acerqué la mano al interfono y vi como mi dedo índice suspendido en el aire parecía licuarse en él, arrastrándome tras de si. Estaba dentro. Recorrí la casa en silencio al mismo tiempo que sentía cómo se desgranaban en mi cabeza todos recuerdos de golpe. La luz que entraba de frente me hizo tropezar con algo que había en el suelo, y al incorporarme pude verte. Allí estabas, dormido sobre los planos de nuestra casa. Me cubrí la boca con la palma de la mano como si el llanto brotara por ella y me acerqué de puntillas…

-¿Va a subir? No le contestan porque no vuelven hasta muy tarde pero si quiere le abro.

Aquella voz que nunca antes había oído sonó a portazo y todo quedó envuelto en sombras
 
neftali,25.02.2005

F U G A

La luz del fuego del encendedor le iluminó el perfil.
Estaba con los brazos apoyados en el volante y extendía la vista al frente, hacia la oscuridad. En el estereo el cantante mexicano entonaba: “... cuando tu te hayas idooo, me envolverán las sombras...”
Su intención al detener el auto en la banquina no era pensar ni escuchar la música, pretendía tranquilizarse pero no podía evitarlo, imaginaba .

“SE DIO A LA FUGA”
Ese sería el título que, al día siguiente, los periódicos traerían en las notas sobre el hecho.
Estalló en carcajadas.
No, no pasaría tal cosa, no se ocupan del tema.
Los periodistas no escriben notas analizando este tipo de acontecimientos. La redacciones jamás se enteran de que ocurren estos sucesos.
Los diarios aparecerían anunciando:
“RECRUDECE LA VIOLENCIA EN MEDIO ORIENTE” o “ DEBIDO A LA LLUVIA SE SUSPENDE EL PARTIDO ENTRE LA ROMA Y EL REAL MADRID POR LA COPA U.E.F.A.”
Nadie llamaría por teléfono a su oficina para pedirle un reportaje.
No se tendría que sentar frente a un reportero amarillista afanado en encarnizarse con los detalles escabrosos que pudiera contarle, al otro día los lectores no se iban a enterar de que había huido.
Sin embargo lo hizo.
Escapó, no pudo resistir la idea que hubiese muerto y no se atreviera a enterrarlo. Estaba muerto, sencilla e irremediablemente muerto.
La culpa le taladraba la conciencia y el sabor amargo le envejecía el corazón.
Decidió escapar hacia la casa del mar, lejos de todos y de todo; lejos de los restos...lejos.


Tal vez la decisión fuera precipitada, pero no quedaba alternativa, cuando el amor muere es inútil velarlo eternamente.
Las nubes ocultaron la luna, una fina lluvia comenzó a caer y la sombra lo envolvió todo.
 
neftali,25.02.2005
*Error: "la idea de que hubiese muerto" (me comí la preposición "de") Perdón.
 
ARNOL,25.02.2005
EHHH....cometi dos errorcitos que deseo corregir y volver a colgar el cuento...me di cuenta gracias a una hermosa miaga lectora...ahi va...
arnol,22.02.2005
Lucifer estaba muerto, se tendi bocabajo y se le veia sangrar, repetidamente. Los niños miraban el acto de la muerte con una atracción frenética, la mañana se demoraba aún y seguían mirando el cuerpo sin tocarlo. Lucifer fué, ante todo, un héroe para el barrio, pero se empeñó tanto en la muerte que lo logró. Los ancianos, preveniendo cualquier accidente dejaron que la noche transcurriera, dejaron que el viento soplara en su contra, vino la lluvia, las mujeres se espantaron, los hombres, satisfechos, se echaron sobre sus inmensas camas. Pero los niños, los niños salieron a los patios de las casas para ver morir aquel que de noche tomaba el cuerpo de sus madres, lo elevaba sobre las cabezas de las demas gentes y las ensartaba en un gran falo gálico para llevarlas colgando a la guarida infernal del deseo oscuro, y allí las dejaba, enfermas de placer. La virginidad no fué el plato favorito de Lucifer, pero sin embargo se embriagó de él un par de veces.
Muerto él, el pueblo volvió a dormir tranquilo, suspenso, quieto. Las cosas fueron vanguardia y los nombres volvieron a ser nombres. Sólo una niña ínfima, imposible, increible, una niña imperceptible, hembra de nadie, una noche en que se fuè pensando en el cuerpo muerto de Lucifer dejó que el viento en su contra se le llevara las sábanas, que le desnudara el pijama, que abriera sus piernas y así volvió a empezar una nueva historia en las noches de la aldea nueva, después de Lucifer, aún en la noche, dejando que las sombras envolvieran todo.
 
entrelineas,26.02.2005
Acabo de comprobar que el texto que subí aquí ayer, ha salido dos veces. Lo lamento pero no sé cómo borrarlo.Alguna vez tengo promeblas con eso al dejar comentarios. Discúlpen.
 
jorval,26.02.2005
No te preocupes, entrelineas, a todos nos pasa. Saludos.
 
trotskki,27.02.2005
SOMBRAS EN EL ALMA

El caso es que muchas veces pienso en llamarla por teléfono, pero no porque la extrañe o sienta que la quiero, si no más bien para que no diga luego que no lo hago nunca. Me preocupa que esté enferma pero tampoco tengo como ayudarla y lo peor es que no puedo quererla, osea, si la quiero pero no como debiera, no me nace....A mi me encantaría ir a visitarla y abrazarla y decirle..."Te quiero"...como lo hace mi hijo conmigo....pero no me nace.
Yo sé que ella me quiere porque me lo ha dicho, pero....uno no elije o por lo menos no va por la vida eligiendo a quien quiere y a quien no, el sentimiento se tiene o no se tiene.
Lo que me da como....pena....es que yo se que ella se ha sacrificado mucho por nosotros, no le ha resultado fácil la vida...pero no puedo hacerme cargo de eso....lo mas triste es que si ella muere...yo no me arrepentiré de no haberle dicho " Te quiero", eso me da pena..no sabes como me gustaría que todo fuera diferente...todo esto lo estuve pensando ayer cuando me quedé solo en el parque mirando como las parejas desaparecían, como los ancianos se alejaban lentamente, como me invadía la tristeza hasta que las
las sombras lo envolvieron todo.
 
anapolar,27.02.2005
LUCES Y SOMBRAS


Nadie te dirá
Por qué los pasillos –silenciosos-
Son los más llenos de palabras
(mudas):


cuando cruzas la penumbra
te atraviesan
y ya nunca puedes
tragar la misma saliva
 
Profugo,27.02.2005
LUZ DE VELA

Te veo a lo lejos
siempre allá
lejos de mis torpes dedos

Mi mirada te absorbe por completo
lo sientes, sé que sí
(cuando me volteo,
aún sin verte, yo también te siento)

Eres para mí ese amor imposible
ese amor infantil
que todos al madurar negamos
sin haber dejado
de sentir.

Te veo a lo lejos
no quiero acercarme
y apagar la llama de lo nuestro.

Te veo y me ves,
qué emoción, y sólo eso.

Pequeña luz, como de vela
en la oscuridad de mi vida
no te acerques
sólo quédate ahí y dame
el placer de verte distraída.

Ilumíname con el fuego de tus ojos
aunque sea sólo
cuando mi mirada está perdida.

Seamos la sombra de un intento,
de una esperanza, de un sueño.
No seamos, conociéndonos,
la ceniza de un fuego que ha muerto.
 
akim,27.02.2005
YELLOW CAB

A primera hora de esta mañana ha recobrado el conocimiento y, desde hace un rato, hasta se permite sonreír. Le han comunicado que ya no temen por su vida, y él piensa que, bien mirado, no puede quejarse de su suerte, pues la mano que le ha quedado con tan sólo cuatro dedos es, al fin y al cabo, la mala, la derecha. Además del pulgar, le quitaron también el reloj que fue de su padre, el anillo de casado y los gemelos que María le regaló en el aeropuerto, poco antes de tomar el avión.

Era su primer viaje a la ciudad. El vuelo llegó puntual a las 12.00 a.m. y la reunión no era hasta las 2.30 p.m. en una sala del piso 86 de la torre norte. Recuerda que indicó al taxista: “Washington St.”, una calle que le habían recomendado para hacer compras, próxima al edificio. Recuerda asimismo un billete de diez dólares y unas monedas de vuelta; un rótulo en una esquina con la inscripción “Washington Av.” y otro, en algún lugar, en el que ponía “Bronx”. Le han dicho que fue al poco de apearse cuando, sin mediar palabra, le asestaron los navajazos.

Acaba de decidir que, al recibir el alta, dedicará todo el tiempo que sea preciso a buscar a un hombre con turbante azul y gafas de concha al volante de un viejo taxi amarillo, a quien desea gratificar generosamente. Mientras, en el televisor de la habitación, sobre la fecha (September 12, 2001), aparece por enésima vez un bombero que, llorando ante la cámara, explica: “Cuando llegamos al lugar, las llamas se habían apoderado de los pisos altos, y la densa humareda comenzaba a empañar la luz del sol; a los pocos minutos la sombra lo envolvió todo”.

 
NEUS_de_juan,27.02.2005
Poesía : Luces y sombras


Grito callado


... río obstinado sin desembocadura
se agolpa y arremete
contra los dolidos suburbios
de mi pecho

busco cobijo
en la protección de tu anónimo abrazo
-sombra-

no puedo confesar cuánto lo estoy amando
-luz-
 
EL_RETO_GANADORES,28.02.2005
bTérmino de recepción textos y votación/b

Estimado amigo cuentero, a las 24.00 horas del lunes 28 de febrero finaliza el plazo para recibir textos y a las 00.01 horas del martes 1 de marzo comenzará la votación la que durará hasta la medianoche del mismo día.
Para la votación no considerar el texto en prosa de nuestra amiga “morana” de fecha 200205 pues ha sido descalificado por tener 481 palabras. El amigo “arnol” solicitó no considerar su texto en prosa de fecha 220205 sino el que puso con fecha posterior.

Por favor votar:
Prosa: xxxxxx
Poesía: xxxxx

Desde ya muy agradecidos y esperamos que todos los que han participado enviando textos también lo hagan participando en la votación. Sólo se consideran válidos los votos emitidos por cuenteros que han participado colocando a lo menos un texto en el reto, puede votar por ambos géneros.
Respecto a las horas les recuerdo que estamos considerando la Hora Media de Greenwich.
Saludos.

 
barrasus,28.02.2005
Reto 26: prosa. La sombra lo envolvió todo

Aún no había salido el sol pero el piar de algunos polluelos ya se dejan oír en el silencio de la madrugada, poco a poco leves y fríos rayos de luz parecen asomar por el horizonte y los ladridos de los perros anuncian la llegada del nuevo día. El camino de tierra cobra vida, camiones viejos, bicicletas destartaladas y mujeres cargadas de enormes bultos van y vienen mientras comentan cosas de sus rutinarias vidas. El sol ya se encuentra más alto y comienza a calentar, tal vez demasiado, un grupo de niños patean una pelota que no es tal, parece más bien una amalgama de trapos, pero les sirve para pasar el rato, es verano y no hay colegio.
Ni una nube en el firmamento, la bola de fuego en lo más alto, el calor se hace notar, todos se cubren la cabeza y ralentizan sus movimientos. Rachid sale de su casa, es pequeña, de adobe, pero a él le parece bonita, sale en busca de sus amigos pero se para, comienza a escuchar un ruido lejano, como un ronroneo, coloca su mano como visera, allá en la lejanía observa una enorme nube que se acerca, se queda parado un rato, el silencio lo envuelve todo otra vez y Teherán entera mira al cielo, no son nubes, ni arena del desierto, el ruido se hace ahora ensordecedor, las sirenas suenan y Rachid corre, corre, corre pero no puede llegar a casa antes de que la sombra lo envuelva todo.















































































 
micro,28.02.2005
Dulce y armoniosa se recorta tu figura en mi pupila
deja que me acerque a darte vida
no me bastan los pinceles
ni me basta la escultura
luces y sombras no son suficientes
para darle a esta pasión el valor de hacerte mía.
 
EL_RETO_GANADORES,01.03.2005
Estimados amigos cuenteros, ha terminado el plazo de recepción de textos y se inician las 24 horas de recepción de la votación. Saludos
 
EL_RETO_GANADORES,01.03.2005
Estimados amigos cuenteros, ha terminado el plazo de recepción de textos y se inician las 24 horas de recepción de la votación. Saludos
 
neus_de_juan,01.03.2005
Mi voto
(muuuuuyyyy difícil, ché

Prosa: guy
Poesía: juanjara
 
neftali,01.03.2005
Prosa:guy
Poesía: virtux
 
micro,01.03.2005
Prosa: kanenas
Poesía: margarita-zamudio
 
AnitaSol,01.03.2005
Prosa: akim
Poesía: harlot
 
barrasus,01.03.2005
prosa: Kanenas
poesia:harlot
 
margarita-zamudio,01.03.2005
Poesía: Morana
Prosa: Kanenas
 
juanjara,01.03.2005
Prosa :barrasus
Poesía :neus_de_juan
 
entrelineas,01.03.2005
Prosa: TheWilow
Poesía: margarita-zamudio
 
akim,01.03.2005
Prosa: entrelineas
Poesía: anapolar
 
guy,01.03.2005
Prosa: micro
Poesía: margarita-zamudio
 
anapolar,01.03.2005
prosa: akim
poesía: neus_de_juan
 
hemefeo,01.03.2005
Prosa: guy
Poesía: anapolar
 
Eddy_Howell,01.03.2005
Prosa: TheWillow
No puedo votar por poesía ya que por problemas de tiempo no las he leído todas. Lo siento.
 
kanenas,01.03.2005
Prosa : Rodrigo

Poesía : micro
 
pearl,01.03.2005
prosa: kanenas
poesía: Morana
 
mariaclaudina,01.03.2005
Ésto se pone cada vez más difícil...
voto por prosa: micro.
voto por poesía: NEUS_de_juan
 
EL_RETO_GANADORES,02.03.2005
Terminó el plazo para recibir votación. Gracias
 
EL_RETO_GANADORES,02.03.2005
bRESULTADO DEL RETO Nº 26/b

bPROSA/b
Ganador: Kanenas con 4 votos
Viceganador: Guy con 3 votos

bPOESÍA/b
Ganadores: margarita-zamudio y neus_de_juan con 3 votos cada uno

En este Reto participaron 22 cuenteros en prosa y 12 en poesía.
De 26 cuenteros que podían votar, sólo 16 lo hicieron.
Felicitaciones a todos y muy especialmente a los ganadores y viceganadores.

 
EL_RETO_GANADORES,02.03.2005
El Reto Nº 27 lo encontrarán en una nueva página y será del 2 al 11 de marzo. La votación se efectuará el 12 de marzo.
 
EL_RETO_GANADORES,02.03.2005
Los textos de los ganadores y viceganadores del Reto 26 ya están en la página El_Reto_Ganadores ¡Felicitaciones para ellos!
 
TheWillow,02.03.2005
:( Llegué tarde para votar, pero igual voto aunque no cuente!

Prosa: micro.
Poesía: micro.
 
margarita-zamudio,02.03.2005
Enhorabuena a los ganadores y a los que no ganaron.
 
NEUS_de_juan,02.03.2005
Enhorabuena y un abrazo a todos, eran trabajos de muy buena calidad.
 
kanenas,02.03.2005
Estoy feliz, agradezco a quien me votó y a quien no. Es un buen estímulo para continuar.
Felicidades a todos
 
neftali,02.03.2005
Felicitaciones a los ganadores.
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]