TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / General :: Anuncios / Con el Ojo en tinta el 1º de Mayo - [F:12:8619]


curiche,24.04.2007
El Primero de Mayo. bA celebrar el día Internacional de los Trabajadores con las letras en lo alto./b

Queremos invitar a participar en el bTendedero de letras/b que realizaremos en la Alameda con Brasil a partir de las 10 de la mañana y hasta un poco antes que termine la manifestación de la CUT.

Qeienes deseem que les colguemos los textos sirvanse enviarlo al bLibro de Visitas de Letras sin Frontera/b
Poesía y prosa que tenga que ver con los trabajadoras y trabajadores.
 
NeweN,24.04.2007
Me parece genial la idea de reemplazar panfletos por poemas, cuentos en vez de lienzos. Total, sabemos que los destinatarios de los lienzos y panfletos son gente igual que la que los porta. No creo que algún Ministro del Trabajo ponga atención en ello.
Por tanto, mejor aportar con algo positivo que mejore las formas de expresar.
Me sumo para ese día.
 
maravillas,24.04.2007
b¡ i1º DE MAYO/i POR LA PAZ COMO UN GRITO PLANETARIO!/b

bPor la Batalla de las ideas,/b
campo siempre abierto al diálogo.

bPor el derecho de los pueblos a su independencia y a sus recursos naturales./b

bPor el libre pensamiento y la palabra,/b
mano con mano, siempre solidaria.

bPor la Alianza de las Civilizaciones,/b
parlamento interreligioso producto de la transculturación y el mestizaje.

bPor el respeto a la naturaleza,/b
que generosamente ofrece
agua, sol y tierra para todos

b¡Por la Vida!/b

uTrabajadores del mundo estei Primero de Mayo/i necesitamos tus manos fraternas y sinceras./u
 
wara,24.04.2007
no comparto la posición reformista de newen pero igual aparte de los dignos panfletos que volarán por los aires, enviaré mi aporte...y en esta oportunidad permitiré que me copien... O hagan plagio... ja ja ja...
VIVAN LOS TRABAJADORES...........DIJE TRABAJADORES...
ha....y feliz santo FIDEL
 
NeweN,24.04.2007
Mi queridísimo Wara. Echaba de menos su intervención.
Cierto que puedo parecer ante sus ojos revolucionarios como reformista.
La verdad es que tengo prontuario como papelero (mote despectivo dado en la carcel a quienes eran presos políticos por sólo distribuir o arrojar volantes contrarios a Pinochet).

No obstante mi historia, sé que el volante, flyer o panfleto no cumple ningún objetivo cuando quienes pueden leerlos pudieron a su vez haberlos escrito. No pasa de ser un acto de catarsis del papelero.

En cambio veo semilla y potencia en un poema que hable de lo cotidiano del obrero, por ejemplo, el "Te recuerdo Amanda o "Cuando voy al trabajo...pienso en tí" de Victor Jara.

¿Será que me he puesto viejo que llego más lejos y más certero con lo que escribo que con las piedras?
 
curiche,24.04.2007
Cuando me hablan de la Clase Obrera, no puedo dejar de pensar y recordarme del Manuel Joaquín, que n vida fue mi viejo, mi padre.
De él aprendí harto y aún me recuerdo de sus enseñanzas, hoy dirían que se puso amarillento por que de seguro estaría por el concepto de acumulación de fuerzas.

Con mi viejo andaba cuando conocí a don Elías, que juega un papel de mediana importancia en la novela que intento escribir.

Enuna ocasión le hablaba de la revolución y de avanzar mucho más rápìdo de lo que iba su partido.

Me dijo...Hijo... repite mil veces la palabra caramelo, lo hice, luego me preguntó ¿Se te endulzó la boca?

No, le respondí.

Ahora repite dos mil veces la palabra "Revolución"

hasta allí llegó la discusion con mi viejo.

El Newen cayó por panfletero a la cárcel
Yo, caí por ser el jefe politico militar del mismo partido de mi viejo, allí en LA LEGUA.

Bien vale el panfleto, el volante, la piedra y cuando se requiere toda la ferretería.

El Primero de Mayo (Y las ocho horas de trabajo, mal que mal fue la idea de un rey, el Rey Sol de Francia) estaré allí con los poemas y cuentos



 
Verdolaga,25.04.2007
El Día internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo, es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial.

Desde su establecimiento en la mayoría de países (aunque la consideración de día festivo fue en muchos casos tardía) por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago, sindicalistas anarquistas, que fueron ajusticiados en Estados Unidos por su participación en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido tres días más tarde, el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarket en Chicago.

Curiosamente en los Estados Unidos no se celebra esta conmemoración. Allí celebran el Labor Day el primer lunes de septiembre desde 1882 en una parada realizada en Nueva York y organizada por los Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (Knights of Labor, en inglés). El presidente Grover Cleveland, auspicio la celebración a septiembre por temor a la fecha de mayo podría reforzar al movimiento socialista en los Estados Unidos.





Manifestación del Primero de Mayo en París (año 2000).Tabla de contenidos [ocultar]
1 La historia
1.1 La reivindicación de la jornada laboral de 8 horas
1.2 La convocatoria de huelga
1.3 El día 1 de mayo, la huelga
1.4 La revuelta de Haymarket
1.5 Consecución de la jornada laboral de ocho horas
2 En la actualidad
3 Otros mártires
4 Relacionado
5 Véase también
6 Enlaces externos



[editar] La historia
Los hechos que dieron lugar esta celebración están contextualizados en los albores de la revolución industrial en los Estados Unidos. A fines del siglo XIX Chicago era la segunda ciudad de EE.UU. Del oeste y del sudeste llegaban cada año por ferrocarril miles de ganaderos desocupados, creando las primeras villas humildes que albergarían a cientos de miles de trabajadores. Además, estos centros urbanos acogieron a emigrantes venidos de todo el mundo a lo largo del siglo XIX.


[editar] La reivindicación de la jornada laboral de 8 horas
Una de las reivindicaciones básicas de los trabajadores era la jornada de 8 horas. El hacer valer la máxima ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa. En este contexto se produjeron varios movimientos, en 1829 se formó un movimiento para solicitar a la legislatura de Nueva York la jornada de ocho horas. Anteriormente existía una ley que prohibía trabajar más de 18 horas, salvo caso de necesidad. Si no había tal necesidad, cualquier funcionario de una compañía de ferrocarril que hubiese obligado a un maquinista o fogonero a trabajar jornadas de 18 horas diarias debía pagar una multa de 25 dólares.

La mayoría de los obreros estaban afiliados a la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo, pero tenía más preponderancia la American Federation of Labor, Federación Estadounidense del Trabajo, inicialmente socialista (algunas fuentes señalan el origen anarquista). En su cuarto congreso, realizado el 17 de octubre de 1884, había resuelto que desde el 1 de mayo de 1886 la duración legal de la jornada de trabajo debería ser de ocho horas. En caso de no obtener respuesta a este reclamo, se iría a una huelga. Recomendaba a todas las uniones sindicales a tratar de hacer promulgar leyes con ese contenido en todas sus jurisdicciones. Esta resolución despertó el interés de todas las organizaciones, que veían que la jornada de ocho horas posibilitaría obtener mayor cantidad de puestos de trabajo (menos desocupación). Esos dos años acentuaron el sentimiento de solidaridad y acrecentó la combatibilidad de los trabajadores en general.

En 1886, el presidente de Estados Unidos Andrew Johnson promulgó la llamada Ley Ingersoll, estableciendo las 8 horas de trabajo diarias. Al poco tiempo, 19 estados sancionaron leyes que permitían trabajar jornadas máximas de 8 y 10 horas (aunque siempre con cláusulas que permitían hacer trabajar a los obreros entre 14 y 18 horas). Las condiciones de trabajo eran similares, y las condiciones en que se vivía seguían siendo insoportables.

Como la Ley Ingersoll no se cumplió, las organizaciones laborales y sindicales de EE.UU. se movilizaron. La prensa calificaba el movimiento en demanda de las ocho horas de trabajo como «indignante e irrespetuoso», «delirio de lunáticos poco patriotas», y manifestando que era «lo mismo que pedir que se pague un salario sin cumplir ninguna hora de trabajo».


Manifestación del Primero de Mayo en París (año 2000).
[editar] La convocatoria de huelga
La Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (la principal organización de trabajadores en EE.UU.) remitió una circular a todas las organizaciones adheridas donde manifestaba: «Ningún trabajador adherido a esta central debe hacer huelga el 1° de mayo ya que no hemos dado ninguna orden al respecto». Este comunicado fue rechazado de plano por todos los trabajadores de EE.UU. y Canadá, quienes repudiaron a los dirigentes de la Noble Orden por traidores al movimiento obrero.

En la prensa del día anterior a la huelga, el 29 de abril de 1886, se podía leer: «Además de las ocho horas, los trabajadores van a exigir todo lo que puedan sugerir los más locos anarco-socialistas». El New York Times decía: «Las huelgas para obligar al cumplimiento de las ocho horas pueden hacer mucho para paralizar nuestra industria, disminuir el comercio y frenar la renaciente prosperidad de nuestra nación, pero no lograrán su objetivo». El Filadelfia Telegram decía: «El elemento laboral ha sido picado por una especie de tarántula universal y se ha vuelto loco de remate: piensa precisamente en estos momentos en iniciar una huelga por el logro del sistema de ocho horas». El Indianápolis Journal decía: «Los desfiles callejeros, las banderas rojas, las fogosas arengas de truhanes y demagogos que viven de los impuestos de hombres honestos pero engañados, las huelgas y amenazas de violencia, señalan la iniciación del movimiento».


[editar] El día 1 de mayo, la huelga
El 1° de mayo de 1886, 200.000 trabajadores iniciaron la huelga mientras que otros 200.000 obtenían esa conquista con la simple amenaza de paro.

En Chicago donde las condiciones de los trabajadores eran mucho peor que en otras ciudades del país las movilizaciones siguieron los días 2 y 3 de mayo. La única fabrica que trabajaba era la fábrica de maquinaria agrícola McCormik que estaba en huelga desde el 16 de febrero porque querían descontar a los obreros una cantidad para la construcción de una iglesia. La producción se mantenía a base de esquiroles. El día 2 la polícia había disuelto violentamente una manifestación de más de 50.000 personas y el día 3 se celebraba una concentración en frente sus puertas, cuando estaba en la tribuna el anarquista August Spies sonó la sirena de salida de un turno de rompehuelgas. Los concentrados se lanzaron sobre los scabs (amarillos) comenzando una pelea campal. Una compañía de policías, sin aviso alguno, procedió a disparar a quemarropa sobre la gente produciendo 6 muertos y varias decenas de heridos.

El redactor del Arbeiter Zeitung Fischer corrió a su periódico donde proclama (que luego se utilizaría como principal prueba acusatoria en el juicio que le llevó a la horca) imprimiendo 25.000 octavillas. La proclama decía:

Trabajadores: la guerra de clases ha comenzado. Ayer, frente a la fábrica McCormik, se fusiló a los obreros. ¡Su sangre pide venganza!
¿Quién podrá dudar ya que los chacales que nos gobiernan están ávidos de sangre trabajadora? Pero los trabajadores no son un rebaño de carneros. ¡Al terror blanco respondamos con el terror rojo! Es preferible la muerte que la miseria.
Si se fusila a los trabajadores, respondamos de tal manera que los amos lo recuerden por mucho tiempo.
Es la necesidad lo que nos hace gritar: ¡A las armas!.
Ayer, las mujeres y los hijos de los pobres lloraban a sus maridos y a sus padres fusilados, en tanto que en los palacios de los ricos se llenaban vasos de vino costosos y se bebía a la salud de los bandidos del orden...
¡Secad vuestras lágrimas, los que sufrís!
¡Tened coraje, esclavos! ¡Levantaos!.

La proclama terminaba convocando un acto de protesta para el día siguiente, el cuatro, a las cuatro de la tarde, en la plaza Haymarket. Se consiguió un permiso del alcalde Harrison para hacer un acto a las 19.30 en el parque Haymarket. Los hechos que allí sucedieron son conocidos como Revuelta de Haymarket.


[editar] La revuelta de Haymarket
Artículo principal: Revuelta de Haymarket
Se concentarón en la plaza de Haymarket más de 20.000 personas que fueron reprimidas por 180 policías uniformados. Un artefacto explosivo estalló entre los policías produciendo un muerto y varios heridos. La policía abrió fuego contra la multitud matando e hiriendo a un número desconocido de obreros.

Se declaró el estado de sitio y el toque de queda detuviendo a centenares de trabajadores que fueron golpeados y torturados, acusados del asesinato del policía.


Manifestación del Primero de Mayo en Éibar, Guipúzcoa País Vasco (España) (año 1978).Estos hechos represivos fueron apoyados por una campaña de prensa con citas como:

Qué mejores sospechosos que la plana mayor de los anarquistas. ¡A la horca los brutos asesinos, rufianes rojos comunistas, monstruos sanguinarios, fabricantes de bombas, gentuza que no son otra cosa que el rezago de Europa que buscó nuestras costas para abusar de nuestra hospitalidad y desafiar a la autoridad de nuestra nación, y que en todos estos años no han hecho otra cosa que proclamar doctrinas sediciosas y peligrosas!

La Prensa reclamaba un juicio sumario por parte de la Corte Suprema, y responsabilizando a ocho anarquistas y a todas las figuras prominentes del movimiento obrero.

El 21 de junio de 1886, se inició la causa contra 31 responsables, que luego quedron en 8. Las irregularidades en juicio fueron muchas violándose todas las normas procesales de forma y de fondo, tanto que ha llegado a ser calificado de juicio farsa. Los juzgados fueron declarados culpables. Tres de ellos fueron condenados a prisión y cinco a la horca.

Prisión
Samuel Fielden, inglés, 39 años, pastor metodista y obrero textil, condenado a cadena perpetua.
Oscar Neebe, estadounidense, 36 años, vendedor, condenado a 15 años de trabajos forzados).
Michael Swabb, (alemán, 33 años, tipógrafo, condenado a cadena perpetua.
A muerte en la horca
El 11 de noviembre de 1887 se consumó la ejecución de:

Georg Engel, alemán, 50 años, tipógrafa.
Adolf Fischer, alemán, 30 años, periodista.
Albert Parsons, estadounidense, 39 años, periodista, esposo de la mexicana Lucy González Parsons aunque se probó que no estuvo presente en el lugar, se entregó para estar con sus compañeros y fue juzgado igualmente).
Hessois Auguste Spies, alemán, 31 años, periodista.
Louis Linng, alemán, 22 años, carpintero para no ser ejecutado se suicidó en su propia celda.



Relato de la ejecución por José Martí, corresponsal en Chicago del periódico La Nación de Buenos Aires (Argentina):

...salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos. Abajo está la concurrencia, sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro... Firmeza en el rostro de Fischer, plegaria en el de Spies, orgullo en el del Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita: "la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora». Les bajan las capuchas, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos caen y se balancean en una danza espantable...

El Crimen de Chicago costó la vida de muchos trabajadores y dirigentes sindicales; no existe un número exacto, pero fueron miles los despedidos, detenidos, procesados, heridos de bala o torturados. La mayoría eran inmigrantes: italianos, españoles, alemanes, rusos, irlandeses, judíos, polacos y eslavos.


[editar] Consecución de la jornada laboral de ocho horas
A finales de mayo de 1886 varios sectores patronales accedieron a otorgar la jornada de 8 horas a varios centenares de miles de obreros. El éxito fue tal, que la Federación de Gremios y Uniones Organizadas expresó su júbilo con estas palabras: «Jamás en la historia de este país ha habido un levantamiento tan general entre las masas industriales. El deseo de una disminución de la jornada de trabajo ha impulsado a millones de trabajadores a afiliarse a las organizaciones existentes, cuando hasta ahora habían permanecido indiferentes a la agitación sindical».


[editar] En la actualidad
A lo largo del siglo XX, los progresos laborales se fueron acrecentando con leyes para los trabajadores, para otorgarles derechos de respeto, retribución y amparo social. En la última década del siglo esos progresos retrocedieron bajo la influencia del neoliberalismo.

En la actualidad, casi todos los países democráticos rememoran el 1º de mayo como el origen del movimiento obrero moderno. Estados Unidos, Reino Unido y el Principado de Andorra son los únicos países, del mundo occidental, que no lo recuerdan.

En 1954 el papa católico Pío XII apoyó tácitamente esta jornada de memoria colectiva al declararla como festividad de San José Obrero. Últimamente se viene denominando a esta día como Día Internacional del Trabajo.


[editar] Otros mártires
El movimiento obrero no se conformó con esa conquista, la lucha no se ha detenido nunca. Cuarenta años después, serían condenados otros dos inmigrantes, también anarquistas: los italianos Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, a quienes se les llamó los Mártires de Boston.





[editar] Relacionado
Revuelta de Haymarket
Anarquismo
Socialismo
Comunismo

[editar] Véase también
Movimiento obrero
Sindicalismo revolucionario

[editar] Enlaces externos
Marxistas en internet, sobre el Primero de Mayo
Portal piratta, historia del Primero de Mayo
Historia del 1 de Mayo



Fuentes
http://www.me.gov.ar/efe...
http://www.adef.org.ar
http://catedras.fsoc.uba...
El Día internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo, es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial.

Desde su establecimiento en la mayoría de países (aunque la consideración de día festivo fue en muchos casos tardía) por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago, sindicalistas anarquistas, que fueron ajusticiados en Estados Unidos por su participación en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido tres días más tarde, el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarket en Chicago.

Curiosamente en los Estados Unidos no se celebra esta conmemoración. Allí celebran el Labor Day el primer lunes de septiembre desde 1882 en una parada realizada en Nueva York y organizada por los Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (Knights of Labor, en inglés). El presidente Grover Cleveland, auspicio la celebración a septiembre por temor a la fecha de mayo podría reforzar al movimiento socialista en los Estados Unidos.





Manifestación del Primero de Mayo en París (año 2000).Tabla de contenidos [ocultar]
1 La historia
1.1 La reivindicación de la jornada laboral de 8 horas
1.2 La convocatoria de huelga
1.3 El día 1 de mayo, la huelga
1.4 La revuelta de Haymarket
1.5 Consecución de la jornada laboral de ocho horas
2 En la actualidad
3 Otros mártires
4 Relacionado
5 Véase también
6 Enlaces externos



[editar] La historia
Los hechos que dieron lugar esta celebración están contextualizados en los albores de la revolución industrial en los Estados Unidos. A fines del siglo XIX Chicago era la segunda ciudad de EE.UU. Del oeste y del sudeste llegaban cada año por ferrocarril miles de ganaderos desocupados, creando las primeras villas humildes que albergarían a cientos de miles de trabajadores. Además, estos centros urbanos acogieron a emigrantes venidos de todo el mundo a lo largo del siglo XIX.


[editar] La reivindicación de la jornada laboral de 8 horas
Una de las reivindicaciones básicas de los trabajadores era la jornada de 8 horas. El hacer valer la máxima ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa. En este contexto se produjeron varios movimientos, en 1829 se formó un movimiento para solicitar a la legislatura de Nueva York la jornada de ocho horas. Anteriormente existía una ley que prohibía trabajar más de 18 horas, salvo caso de necesidad. Si no había tal necesidad, cualquier funcionario de una compañía de ferrocarril que hubiese obligado a un maquinista o fogonero a trabajar jornadas de 18 horas diarias debía pagar una multa de 25 dólares.

La mayoría de los obreros estaban afiliados a la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo, pero tenía más preponderancia la American Federation of Labor, Federación Estadounidense del Trabajo, inicialmente socialista (algunas fuentes señalan el origen anarquista). En su cuarto congreso, realizado el 17 de octubre de 1884, había resuelto que desde el 1 de mayo de 1886 la duración legal de la jornada de trabajo debería ser de ocho horas. En caso de no obtener respuesta a este reclamo, se iría a una huelga. Recomendaba a todas las uniones sindicales a tratar de hacer promulgar leyes con ese contenido en todas sus jurisdicciones. Esta resolución despertó el interés de todas las organizaciones, que veían que la jornada de ocho horas posibilitaría obtener mayor cantidad de puestos de trabajo (menos desocupación). Esos dos años acentuaron el sentimiento de solidaridad y acrecentó la combatibilidad de los trabajadores en general.

En 1886, el presidente de Estados Unidos Andrew Johnson promulgó la llamada Ley Ingersoll, estableciendo las 8 horas de trabajo diarias. Al poco tiempo, 19 estados sancionaron leyes que permitían trabajar jornadas máximas de 8 y 10 horas (aunque siempre con cláusulas que permitían hacer trabajar a los obreros entre 14 y 18 horas). Las condiciones de trabajo eran similares, y las condiciones en que se vivía seguían siendo insoportables.

Como la Ley Ingersoll no se cumplió, las organizaciones laborales y sindicales de EE.UU. se movilizaron. La prensa calificaba el movimiento en demanda de las ocho horas de trabajo como «indignante e irrespetuoso», «delirio de lunáticos poco patriotas», y manifestando que era «lo mismo que pedir que se pague un salario sin cumplir ninguna hora de trabajo».


Manifestación del Primero de Mayo en París (año 2000).
[editar] La convocatoria de huelga
La Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (la principal organización de trabajadores en EE.UU.) remitió una circular a todas las organizaciones adheridas donde manifestaba: «Ningún trabajador adherido a esta central debe hacer huelga el 1° de mayo ya que no hemos dado ninguna orden al respecto». Este comunicado fue rechazado de plano por todos los trabajadores de EE.UU. y Canadá, quienes repudiaron a los dirigentes de la Noble Orden por traidores al movimiento obrero.

En la prensa del día anterior a la huelga, el 29 de abril de 1886, se podía leer: «Además de las ocho horas, los trabajadores van a exigir todo lo que puedan sugerir los más locos anarco-socialistas». El New York Times decía: «Las huelgas para obligar al cumplimiento de las ocho horas pueden hacer mucho para paralizar nuestra industria, disminuir el comercio y frenar la renaciente prosperidad de nuestra nación, pero no lograrán su objetivo». El Filadelfia Telegram decía: «El elemento laboral ha sido picado por una especie de tarántula universal y se ha vuelto loco de remate: piensa precisamente en estos momentos en iniciar una huelga por el logro del sistema de ocho horas». El Indianápolis Journal decía: «Los desfiles callejeros, las banderas rojas, las fogosas arengas de truhanes y demagogos que viven de los impuestos de hombres honestos pero engañados, las huelgas y amenazas de violencia, señalan la iniciación del movimiento».


[editar] El día 1 de mayo, la huelga
El 1° de mayo de 1886, 200.000 trabajadores iniciaron la huelga mientras que otros 200.000 obtenían esa conquista con la simple amenaza de paro.

En Chicago donde las condiciones de los trabajadores eran mucho peor que en otras ciudades del país las movilizaciones siguieron los días 2 y 3 de mayo. La única fabrica que trabajaba era la fábrica de maquinaria agrícola McCormik que estaba en huelga desde el 16 de febrero porque querían descontar a los obreros una cantidad para la construcción de una iglesia. La producción se mantenía a base de esquiroles. El día 2 la polícia había disuelto violentamente una manifestación de más de 50.000 personas y el día 3 se celebraba una concentración en frente sus puertas, cuando estaba en la tribuna el anarquista August Spies sonó la sirena de salida de un turno de rompehuelgas. Los concentrados se lanzaron sobre los scabs (amarillos) comenzando una pelea campal. Una compañía de policías, sin aviso alguno, procedió a disparar a quemarropa sobre la gente produciendo 6 muertos y varias decenas de heridos.

El redactor del Arbeiter Zeitung Fischer corrió a su periódico donde proclama (que luego se utilizaría como principal prueba acusatoria en el juicio que le llevó a la horca) imprimiendo 25.000 octavillas. La proclama decía:

Trabajadores: la guerra de clases ha comenzado. Ayer, frente a la fábrica McCormik, se fusiló a los obreros. ¡Su sangre pide venganza!
¿Quién podrá dudar ya que los chacales que nos gobiernan están ávidos de sangre trabajadora? Pero los trabajadores no son un rebaño de carneros. ¡Al terror blanco respondamos con el terror rojo! Es preferible la muerte que la miseria.
Si se fusila a los trabajadores, respondamos de tal manera que los amos lo recuerden por mucho tiempo.
Es la necesidad lo que nos hace gritar: ¡A las armas!.
Ayer, las mujeres y los hijos de los pobres lloraban a sus maridos y a sus padres fusilados, en tanto que en los palacios de los ricos se llenaban vasos de vino costosos y se bebía a la salud de los bandidos del orden...
¡Secad vuestras lágrimas, los que sufrís!
¡Tened coraje, esclavos! ¡Levantaos!.

La proclama terminaba convocando un acto de protesta para el día siguiente, el cuatro, a las cuatro de la tarde, en la plaza Haymarket. Se consiguió un permiso del alcalde Harrison para hacer un acto a las 19.30 en el parque Haymarket. Los hechos que allí sucedieron son conocidos como Revuelta de Haymarket.


[editar] La revuelta de Haymarket
Artículo principal: Revuelta de Haymarket
Se concentarón en la plaza de Haymarket más de 20.000 personas que fueron reprimidas por 180 policías uniformados. Un artefacto explosivo estalló entre los policías produciendo un muerto y varios heridos. La policía abrió fuego contra la multitud matando e hiriendo a un número desconocido de obreros.

Se declaró el estado de sitio y el toque de queda detuviendo a centenares de trabajadores que fueron golpeados y torturados, acusados del asesinato del policía.


Manifestación del Primero de Mayo en Éibar, Guipúzcoa País Vasco (España) (año 1978).Estos hechos represivos fueron apoyados por una campaña de prensa con citas como:

Qué mejores sospechosos que la plana mayor de los anarquistas. ¡A la horca los brutos asesinos, rufianes rojos comunistas, monstruos sanguinarios, fabricantes de bombas, gentuza que no son otra cosa que el rezago de Europa que buscó nuestras costas para abusar de nuestra hospitalidad y desafiar a la autoridad de nuestra nación, y que en todos estos años no han hecho otra cosa que proclamar doctrinas sediciosas y peligrosas!

La Prensa reclamaba un juicio sumario por parte de la Corte Suprema, y responsabilizando a ocho anarquistas y a todas las figuras prominentes del movimiento obrero.

El 21 de junio de 1886, se inició la causa contra 31 responsables, que luego quedron en 8. Las irregularidades en juicio fueron muchas violándose todas las normas procesales de forma y de fondo, tanto que ha llegado a ser calificado de juicio farsa. Los juzgados fueron declarados culpables. Tres de ellos fueron condenados a prisión y cinco a la horca.

Prisión
Samuel Fielden, inglés, 39 años, pastor metodista y obrero textil, condenado a cadena perpetua.
Oscar Neebe, estadounidense, 36 años, vendedor, condenado a 15 años de trabajos forzados).
Michael Swabb, (alemán, 33 años, tipógrafo, condenado a cadena perpetua.
A muerte en la horca
El 11 de noviembre de 1887 se consumó la ejecución de:

Georg Engel, alemán, 50 años, tipógrafa.
Adolf Fischer, alemán, 30 años, periodista.
Albert Parsons, estadounidense, 39 años, periodista, esposo de la mexicana Lucy González Parsons aunque se probó que no estuvo presente en el lugar, se entregó para estar con sus compañeros y fue juzgado igualmente).
Hessois Auguste Spies, alemán, 31 años, periodista.
Louis Linng, alemán, 22 años, carpintero para no ser ejecutado se suicidó en su propia celda.



Relato de la ejecución por José Martí, corresponsal en Chicago del periódico La Nación de Buenos Aires (Argentina):

...salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos. Abajo está la concurrencia, sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro... Firmeza en el rostro de Fischer, plegaria en el de Spies, orgullo en el del Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita: "la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora». Les bajan las capuchas, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos caen y se balancean en una danza espantable...

El Crimen de Chicago costó la vida de muchos trabajadores y dirigentes sindicales; no existe un número exacto, pero fueron miles los despedidos, detenidos, procesados, heridos de bala o torturados. La mayoría eran inmigrantes: italianos, españoles, alemanes, rusos, irlandeses, judíos, polacos y eslavos.


[editar] Consecución de la jornada laboral de ocho horas
A finales de mayo de 1886 varios sectores patronales accedieron a otorgar la jornada de 8 horas a varios centenares de miles de obreros. El éxito fue tal, que la Federación de Gremios y Uniones Organizadas expresó su júbilo con estas palabras: «Jamás en la historia de este país ha habido un levantamiento tan general entre las masas industriales. El deseo de una disminución de la jornada de trabajo ha impulsado a millones de trabajadores a afiliarse a las organizaciones existentes, cuando hasta ahora habían permanecido indiferentes a la agitación sindical».


[editar] En la actualidad
A lo largo del siglo XX, los progresos laborales se fueron acrecentando con leyes para los trabajadores, para otorgarles derechos de respeto, retribución y amparo social. En la última década del siglo esos progresos retrocedieron bajo la influencia del neoliberalismo.

En la actualidad, casi todos los países democráticos rememoran el 1º de mayo como el origen del movimiento obrero moderno. Estados Unidos, Reino Unido y el Principado de Andorra son los únicos países, del mundo occidental, que no lo recuerdan.

En 1954 el papa católico Pío XII apoyó tácitamente esta jornada de memoria colectiva al declararla como festividad de San José Obrero. Últimamente se viene denominando a esta día como Día Internacional del Trabajo.


[editar] Otros mártires
El movimiento obrero no se conformó con esa conquista, la lucha no se ha detenido nunca. Cuarenta años después, serían condenados otros dos inmigrantes, también anarquistas: los italianos Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, a quienes se les llamó los Mártires de Boston.





[editar] Relacionado
Revuelta de Haymarket
Anarquismo
Socialismo
Comunismo

[editar] Véase también
Movimiento obrero
Sindicalismo revolucionario

[editar] Enlaces externos
Marxistas en internet, sobre el Primero de Mayo
Portal piratta, historia del Primero de Mayo
Historia del 1 de Mayo



Fuentes
http://www.me.gov.ar/efe...
http://www.adef.org.ar
http://catedras.fsoc.uba...
El Día internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo, es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial.

Desde su establecimiento en la mayoría de países (aunque la consideración de día festivo fue en muchos casos tardía) por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago, sindicalistas anarquistas, que fueron ajusticiados en Estados Unidos por su participación en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido tres días más tarde, el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarket en Chicago.

Curiosamente en los Estados Unidos no se celebra esta conmemoración. Allí celebran el Labor Day el primer lunes de septiembre desde 1882 en una parada realizada en Nueva York y organizada por los Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (Knights of Labor, en inglés). El presidente Grover Cleveland, auspicio la celebración a septiembre por temor a la fecha de mayo podría reforzar al movimiento socialista en los Estados Unidos.





Manifestación del Primero de Mayo en París (año 2000).Tabla de contenidos [ocultar]
1 La historia
1.1 La reivindicación de la jornada laboral de 8 horas
1.2 La convocatoria de huelga
1.3 El día 1 de mayo, la huelga
1.4 La revuelta de Haymarket
1.5 Consecución de la jornada laboral de ocho horas
2 En la actualidad
3 Otros mártires
4 Relacionado
5 Véase también
6 Enlaces externos



[editar] La historia
Los hechos que dieron lugar esta celebración están contextualizados en los albores de la revolución industrial en los Estados Unidos. A fines del siglo XIX Chicago era la segunda ciudad de EE.UU. Del oeste y del sudeste llegaban cada año por ferrocarril miles de ganaderos desocupados, creando las primeras villas humildes que albergarían a cientos de miles de trabajadores. Además, estos centros urbanos acogieron a emigrantes venidos de todo el mundo a lo largo del siglo XIX.


[editar] La reivindicación de la jornada laboral de 8 horas
Una de las reivindicaciones básicas de los trabajadores era la jornada de 8 horas. El hacer valer la máxima ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa. En este contexto se produjeron varios movimientos, en 1829 se formó un movimiento para solicitar a la legislatura de Nueva York la jornada de ocho horas. Anteriormente existía una ley que prohibía trabajar más de 18 horas, salvo caso de necesidad. Si no había tal necesidad, cualquier funcionario de una compañía de ferrocarril que hubiese obligado a un maquinista o fogonero a trabajar jornadas de 18 horas diarias debía pagar una multa de 25 dólares.

La mayoría de los obreros estaban afiliados a la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo, pero tenía más preponderancia la American Federation of Labor, Federación Estadounidense del Trabajo, inicialmente socialista (algunas fuentes señalan el origen anarquista). En su cuarto congreso, realizado el 17 de octubre de 1884, había resuelto que desde el 1 de mayo de 1886 la duración legal de la jornada de trabajo debería ser de ocho horas. En caso de no obtener respuesta a este reclamo, se iría a una huelga. Recomendaba a todas las uniones sindicales a tratar de hacer promulgar leyes con ese contenido en todas sus jurisdicciones. Esta resolución despertó el interés de todas las organizaciones, que veían que la jornada de ocho horas posibilitaría obtener mayor cantidad de puestos de trabajo (menos desocupación). Esos dos años acentuaron el sentimiento de solidaridad y acrecentó la combatibilidad de los trabajadores en general.

En 1886, el presidente de Estados Unidos Andrew Johnson promulgó la llamada Ley Ingersoll, estableciendo las 8 horas de trabajo diarias. Al poco tiempo, 19 estados sancionaron leyes que permitían trabajar jornadas máximas de 8 y 10 horas (aunque siempre con cláusulas que permitían hacer trabajar a los obreros entre 14 y 18 horas). Las condiciones de trabajo eran similares, y las condiciones en que se vivía seguían siendo insoportables.

Como la Ley Ingersoll no se cumplió, las organizaciones laborales y sindicales de EE.UU. se movilizaron. La prensa calificaba el movimiento en demanda de las ocho horas de trabajo como «indignante e irrespetuoso», «delirio de lunáticos poco patriotas», y manifestando que era «lo mismo que pedir que se pague un salario sin cumplir ninguna hora de trabajo».


Manifestación del Primero de Mayo en París (año 2000).
[editar] La convocatoria de huelga
La Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (la principal organización de trabajadores en EE.UU.) remitió una circular a todas las organizaciones adheridas donde manifestaba: «Ningún trabajador adherido a esta central debe hacer huelga el 1° de mayo ya que no hemos dado ninguna orden al respecto». Este comunicado fue rechazado de plano por todos los trabajadores de EE.UU. y Canadá, quienes repudiaron a los dirigentes de la Noble Orden por traidores al movimiento obrero.

En la prensa del día anterior a la huelga, el 29 de abril de 1886, se podía leer: «Además de las ocho horas, los trabajadores van a exigir todo lo que puedan sugerir los más locos anarco-socialistas». El New York Times decía: «Las huelgas para obligar al cumplimiento de las ocho horas pueden hacer mucho para paralizar nuestra industria, disminuir el comercio y frenar la renaciente prosperidad de nuestra nación, pero no lograrán su objetivo». El Filadelfia Telegram decía: «El elemento laboral ha sido picado por una especie de tarántula universal y se ha vuelto loco de remate: piensa precisamente en estos momentos en iniciar una huelga por el logro del sistema de ocho horas». El Indianápolis Journal decía: «Los desfiles callejeros, las banderas rojas, las fogosas arengas de truhanes y demagogos que viven de los impuestos de hombres honestos pero engañados, las huelgas y amenazas de violencia, señalan la iniciación del movimiento».


[editar] El día 1 de mayo, la huelga
El 1° de mayo de 1886, 200.000 trabajadores iniciaron la huelga mientras que otros 200.000 obtenían esa conquista con la simple amenaza de paro.

En Chicago donde las condiciones de los trabajadores eran mucho peor que en otras ciudades del país las movilizaciones siguieron los días 2 y 3 de mayo. La única fabrica que trabajaba era la fábrica de maquinaria agrícola McCormik que estaba en huelga desde el 16 de febrero porque querían descontar a los obreros una cantidad para la construcción de una iglesia. La producción se mantenía a base de esquiroles. El día 2 la polícia había disuelto violentamente una manifestación de más de 50.000 personas y el día 3 se celebraba una concentración en frente sus puertas, cuando estaba en la tribuna el anarquista August Spies sonó la sirena de salida de un turno de rompehuelgas. Los concentrados se lanzaron sobre los scabs (amarillos) comenzando una pelea campal. Una compañía de policías, sin aviso alguno, procedió a disparar a quemarropa sobre la gente produciendo 6 muertos y varias decenas de heridos.

El redactor del Arbeiter Zeitung Fischer corrió a su periódico donde proclama (que luego se utilizaría como principal prueba acusatoria en el juicio que le llevó a la horca) imprimiendo 25.000 octavillas. La proclama decía:

Trabajadores: la guerra de clases ha comenzado. Ayer, frente a la fábrica McCormik, se fusiló a los obreros. ¡Su sangre pide venganza!
¿Quién podrá dudar ya que los chacales que nos gobiernan están ávidos de sangre trabajadora? Pero los trabajadores no son un rebaño de carneros. ¡Al terror blanco respondamos con el terror rojo! Es preferible la muerte que la miseria.
Si se fusila a los trabajadores, respondamos de tal manera que los amos lo recuerden por mucho tiempo.
Es la necesidad lo que nos hace gritar: ¡A las armas!.
Ayer, las mujeres y los hijos de los pobres lloraban a sus maridos y a sus padres fusilados, en tanto que en los palacios de los ricos se llenaban vasos de vino costosos y se bebía a la salud de los bandidos del orden...
¡Secad vuestras lágrimas, los que sufrís!
¡Tened coraje, esclavos! ¡Levantaos!.

La proclama terminaba convocando un acto de protesta para el día siguiente, el cuatro, a las cuatro de la tarde, en la plaza Haymarket. Se consiguió un permiso del alcalde Harrison para hacer un acto a las 19.30 en el parque Haymarket. Los hechos que allí sucedieron son conocidos como Revuelta de Haymarket.


[editar] La revuelta de Haymarket
Artículo principal: Revuelta de Haymarket
Se concentarón en la plaza de Haymarket más de 20.000 personas que fueron reprimidas por 180 policías uniformados. Un artefacto explosivo estalló entre los policías produciendo un muerto y varios heridos. La policía abrió fuego contra la multitud matando e hiriendo a un número desconocido de obreros.

Se declaró el estado de sitio y el toque de queda detuviendo a centenares de trabajadores que fueron golpeados y torturados, acusados del asesinato del policía.


Manifestación del Primero de Mayo en Éibar, Guipúzcoa País Vasco (España) (año 1978).Estos hechos represivos fueron apoyados por una campaña de prensa con citas como:

Qué mejores sospechosos que la plana mayor de los anarquistas. ¡A la horca los brutos asesinos, rufianes rojos comunistas, monstruos sanguinarios, fabricantes de bombas, gentuza que no son otra cosa que el rezago de Europa que buscó nuestras costas para abusar de nuestra hospitalidad y desafiar a la autoridad de nuestra nación, y que en todos estos años no han hecho otra cosa que proclamar doctrinas sediciosas y peligrosas!

La Prensa reclamaba un juicio sumario por parte de la Corte Suprema, y responsabilizando a ocho anarquistas y a todas las figuras prominentes del movimiento obrero.

El 21 de junio de 1886, se inició la causa contra 31 responsables, que luego quedron en 8. Las irregularidades en juicio fueron muchas violándose todas las normas procesales de forma y de fondo, tanto que ha llegado a ser calificado de juicio farsa. Los juzgados fueron declarados culpables. Tres de ellos fueron condenados a prisión y cinco a la horca.

Prisión
Samuel Fielden, inglés, 39 años, pastor metodista y obrero textil, condenado a cadena perpetua.
Oscar Neebe, estadounidense, 36 años, vendedor, condenado a 15 años de trabajos forzados).
Michael Swabb, (alemán, 33 años, tipógrafo, condenado a cadena perpetua.
A muerte en la horca
El 11 de noviembre de 1887 se consumó la ejecución de:

Georg Engel, alemán, 50 años, tipógrafa.
Adolf Fischer, alemán, 30 años, periodista.
Albert Parsons, estadounidense, 39 años, periodista, esposo de la mexicana Lucy González Parsons aunque se probó que no estuvo presente en el lugar, se entregó para estar con sus compañeros y fue juzgado igualmente).
Hessois Auguste Spies, alemán, 31 años, periodista.
Louis Linng, alemán, 22 años, carpintero para no ser ejecutado se suicidó en su propia celda.



Relato de la ejecución por José Martí, corresponsal en Chicago del periódico La Nación de Buenos Aires (Argentina):

...salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos. Abajo está la concurrencia, sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro... Firmeza en el rostro de Fischer, plegaria en el de Spies, orgullo en el del Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita: "la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora». Les bajan las capuchas, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos caen y se balancean en una danza espantable...

El Crimen de Chicago costó la vida de muchos trabajadores y dirigentes sindicales; no existe un número exacto, pero fueron miles los despedidos, detenidos, procesados, heridos de bala o torturados. La mayoría eran inmigrantes: italianos, españoles, alemanes, rusos, irlandeses, judíos, polacos y eslavos.


[editar] Consecución de la jornada laboral de ocho horas
A finales de mayo de 1886 varios sectores patronales accedieron a otorgar la jornada de 8 horas a varios centenares de miles de obreros. El éxito fue tal, que la Federación de Gremios y Uniones Organizadas expresó su júbilo con estas palabras: «Jamás en la historia de este país ha habido un levantamiento tan general entre las masas industriales. El deseo de una disminución de la jornada de trabajo ha impulsado a millones de trabajadores a afiliarse a las organizaciones existentes, cuando hasta ahora habían permanecido indiferentes a la agitación sindical».


[editar] En la actualidad
A lo largo del siglo XX, los progresos laborales se fueron acrecentando con leyes para los trabajadores, para otorgarles derechos de respeto, retribución y amparo social. En la última década del siglo esos progresos retrocedieron bajo la influencia del neoliberalismo.

En la actualidad, casi todos los países democráticos rememoran el 1º de mayo como el origen del movimiento obrero moderno. Estados Unidos, Reino Unido y el Principado de Andorra son los únicos países, del mundo occidental, que no lo recuerdan.

En 1954 el papa católico Pío XII apoyó tácitamente esta jornada de memoria colectiva al declararla como festividad de San José Obrero. Últimamente se viene denominando a esta día como Día Internacional del Trabajo.


[editar] Otros mártires
El movimiento obrero no se conformó con esa conquista, la lucha no se ha detenido nunca. Cuarenta años después, serían condenados otros dos inmigrantes, también anarquistas: los italianos Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, a quienes se les llamó los Mártires de Boston.





[editar] Relacionado
Revuelta de Haymarket
Anarquismo
Socialismo
Comunismo

[editar] Véase también
Movimiento obrero
Sindicalismo revolucionario

[editar] Enlaces externos
Marxistas en internet, sobre el Primero de Mayo
Portal piratta, historia del Primero de Mayo
Historia del 1 de Mayo



Fuentes
http://www.me.gov.ar/efe...
http://www.adef.org.ar
http://catedras.fsoc.uba...
 
la_bohemia,25.04.2007
Vedolaga,,,,,, Ferro está mueertoooooooooo

jajajajajjajajajja

Pero bien , buena iniciativa............
 
vacarey,25.04.2007
Wara... leí el poema que mandaste al LDV de letras_sin_fronteras. Es tremendo.

¿Es que sólo tú has mandado tu aporte o los demás los han enviado en privado?

Nos vemos el 1º. He pensado que tal vez pudiéramos llevar cada uno lápices y papeles en blanco para los transeúntes puedan ellos mismos escribir y colgar sus escritos.
 
salambo,25.04.2007
Hola! Estaba trabajando en una canción sobre este tema; No acabé de momento, me cuesta mucho escribir este tipo de texto en español. Bueno la acabo y la envio mañana. ¡Feliz primer de mayo desde Francia!
 
salambo,25.04.2007
Y os envio un ramo de lirios de los valles, es la flor que se distribuye en el primer de mayo aquí. ¿habrá una flor especial para el primer de mayo por ahí?
 
wara,25.04.2007
agradecido...vacarey...las instrucciones son claras en el mensaje de curiche...enviar a ldv de letras...
en relación a su iniciativa, la encuentro buenísima...pero ¿acaso eso no sería un panfleto?...y por lo visto hay ex pan-fletero que se oponen a digno revolver entintado...apropo...
don newen...no se ofenda...es solo una interpretación más de su comentario...ahora si no quiere tirar piedras me imagino tendrá muchos pecados...lo que es yo...mientras más viejo menos vanidoso...salud...
 
nikova,25.04.2007
ego, ego, ego y más ego........

alguien tiene un alfiler?
 
curiche,25.04.2007
bEstimado Wara/b

La lucha del proletariado está llena de multiples ejemplos y de variadas formas de enfrentar a los patrones, desde a destruccion de la maquinaria hasta la toma del poder y se ha enfrentado con todos los metodos habidos, nada ha quedado excluido.
Y para nosotros, aquell@s amantes de las letras sabemos que hay poemas y canciones que han causado mas estragos que el uso de un M16. No quiero decir que no sirva el M16, sino simplemente que para cada etapa una forma.

Vaya compañero con sus poemas y canciones, juntemonos y colguemos tus versos y los de los amigos del mundo.

Y si fuese necesario envolvamos el panfleto en una piedra.

bNo envien nada en privado al nick de letras sin fronteras ya que alguien tiene la clava y no la conocemos, si alguien la sabe, please enviensela al NEWEN/b
Gracias y nos juntamos en Brasil con Alameda a las 10,00 yo estaré antes de esa hora.
 
NeweN,25.04.2007
Le sugiero peñi envolver la piedra en un panfleto o en un poema. (no al revés)
Nunca he intentado envolver un M16 en un panfleto, pero me da la idea que es dificil disimularlo.

 
wara,25.04.2007
con-cuerdo con el peñi curiche...no dejan de sorprenderme...pensé que solo conocian la carabina 30-30...mil disculpas...
-el bombero loco-
psdt. el ak es más cortito...jijiji
 
NeweN,25.04.2007
allá será cortito
ak no..

 
salambo,25.04.2007
¡aY! te lo envié en el libro de visitas de letras sin fronteras !

Fue buscando lo de las ocho horas del Rey Sol y no encontré nada! En caso contrario hubiera sido un argumento más para con la derecha francesa! O quizas como en 1984 de Orwell lo han borrado de los libros de historia!
 
wara,25.04.2007
con razón le cuesta tanto...envolverlo...de pusscha madre...oz digo que sois traviesos con el juguetito no...

 
curiche,25.04.2007
Los juguetitos aquellos se toman y bien firmes.
 
AGLALIA,25.04.2007
Me encanta la idea, lamento no poder acompañarlos personalmente en el tendero pero les mandare desde aqui mi lienzo de papel
 
wara,26.04.2007
buenos días...hoy se me ha ocurrido algo para comentarlo...
hay quienes dicen, dicen y dicen y no dicen nada
hay quienes hacen, hacen y hacen y no hacen nada
hay quienes dicen y hacen...y yo sé quienes son...ja ja ja...adivinen...
exacto...los tendedores de letras...mis respetos a todos...así se avanza...y de la forma o con la forma que cada uno quiera...lo importante es hacer lo que se dice...
que tengan un lindo día...
 
curiche,27.04.2007
buen dia tengan tod@s

ya se acerca el primero y en Brasil con Alameda a las 10 de la mañana. Nos Belmont allí
 
NeweN,27.04.2007
Buenos días Mr. Curiche.

Oiga. Hay que ponerle colorido al tendedero con unos pliegos de papel de color. Vea que tiene dentro de su baúl que nos pudiera servir.

Las chiquillas están algo ausentes de este tendedero, como si no todos fuéramos trabajadores.
 
vacarey,29.04.2007
buMe mandaron una carta /u/b

Contexto: Corre 1963. Violeta Parra anda en Francia exponiendo sus arpilleras y cantando. Recibe una carta en la que le cuentan que Roberto, su hermano, ha sido apresado: la población Monseñor José María Caro, en Santiago, fue sitiada por tropas de la aviación en una protesta que congregó a más de tres mil trabajadores La matanza engendró ocho muertos y cuarenta heridos, además de los detenidos. El presidente de turno era Jorge Alessandri Rodríguez. Ella escribe y canta:

biMe mandaron una carta
por el correo temprano,
en esa carta me dicen
que cayó preso mi hermano,
y sin compasión, con grillos,
por la calle lo arrastraron, sí.

La carta dice el motivo
de haber prendido a Roberto
haber apoyado el paro
que ya se había resuelto.
Si acaso esto es un motivo
presa voy también, sargento, si.

Yo que me encuentro tan lejos
esperando una noticia,
me viene a decir la carta
que en mi patria no hay justicia,
los hambrientos piden pan,
plomo les da la milicia, sí.

De esta manera pomposa
quieren conservar su asiento
los de abanico y de frac,
sin tener merecimiento,
van y vienen de la iglesia
y olvidan los mandamientos, sí.

Habrase visto insolencia,
barbarie y alevosía,
de presentar el trabuco
y matar a sangre fría
a quien defensa no tiene
con las dos manos vacías, si.

La carta que he recibido
me pide contestación,
yo pido que se propale
por toda la población,
que el "león" es un sanguinario
en toda generación, sí.

Por suerte tengo guitarra
para llorar mi dolor,
también tengo nueve hermanos
fuera del que se engrilló,
los nueve son comunistas
con el favor de mi Dios, sí./i

Violeta Parra /b
 
SorGalim,30.04.2007
Aquí les dejo para que celebren el día del trabajador con risas...

 
curiche,30.04.2007
mañana con el tendedero en Alameda con Brasil a las 10,00
 
aglalia,01.05.2007
No entiendo la frase " Feliz dia del trabajador" ni mucho menos el motivo de celebracion, cuando hoy sin asomarme a ver estadisticas de seguro mas del 80 % de los trabajadores mundiales son tan esplotados como hace 200 años atras
H ermosas leyes bien redactadas hablan de los derechos laborales, contrastando crudamente con la realidad del multiempleo y salarios de hambre. Que ha cambiado? Donde quedo el verdadero significado del dia del trabajador?Donde estan los sindicalistas que luchan por los derechos sociales y no por su propio acomodo? Miro el pasado y veo tanta sangre derramada casi en vano, las ideas los derechos se diluyeron en el pasivo tiempo para convertir un recordatorio en tan solo un dia franco mas. Verguenza da!!!! Asi que pregunto ¿Que hay que celebrar???
 
curiche,01.05.2007
bAglalia/b Cuabdo llamamos a ir con el tendedero de letras a la manifestación de la Central de Trabajadores de Chile, lo hicimos con el fín de conmemorar el 1º de Mayo no de celebrar, no de celebrar por que la muerte de esos hombres no puede celebrarse, sino recordarse.
 
curiche,01.05.2007
Queremos agradecer a todos los que nos enviaron textos para colgarlos en la manifestación del 1º de mayo.

Fue una masiva manifestación, miles de trabajadores, jovenes y no tan jovenes, mujeres y hombres, estudiantes y cesantes, nos reunimos a rendir homenaje a quienes han dado su vida por el respeto a los derechos de los trabajadores.

Gracias a los colaboradores de Letras sin Fronteras.
 
NeweN,02.05.2007
Les comunico que el Tendedero de Letras ha aprendido de la experiencia, lo de colgar textos en un cordel puede estar obsoleto, lo mejor es que Curiche se los cuelgue en el pecho, porque nunca he estado en una manifestación donde tanta gente conozca a alguien. Si parecía que las columnas desfilaran ante él para saludarlo y no faltaban quienes se separaban de su grupo para estrechar a Curiche en un abrazo, o lo intentaban al menos.
Por otra parte, tiene razón Aglalia, si vemos la realidad de los trabajadores no hay mucho por qué celebrar, pero eso mismo debe impulsarnos a participar, reunir, aunar en torno a plataformas mínimas como son los derechos humanos.

Hago notar que seguimos sin acceso a Letras_sin_fronteras. Si bien se pidió a Gik la clave de acceso; no hemos recibido respuesta.
 
wara,02.05.2007
http://santiago.indymedi...

en esta página una buena reflexión a lo que fue el 1 de mayo...al parecer lo único bueno fue el tendedero...mis felicitaciones a los cuenteros involucrados...
 
salambo,05.05.2007
Gracias por la información Wara. Por aquí sólo les interesa las elecciones, parece que no pasa nada por el mundo...
Desde aquí la señora Bachelet tiene mucho prestigio, primero porque es mujer y segundo porque es socialista y nos recordaba a Allende.
Pues parecía que en Chile ya no existía las represiones policiales contra manifestantes. Parecía que todo iba por adelante y con respeto, por fin, de los derechos humanos.
Pero por lo visto me temo que no esté así todavía. Siempre es doloroso aprender que hay personas que puedan morir sólo por culpa de defender su dignidad en pleno siglo 21. Parece que unos no aprendieron nada de la historia y que les gusta tatarmudear.
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]