TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Retos y Concursos / Reto II Pon cuento al poema de TU elección - [F:16:12459]


ninive,24.10.2012
El reto pide :

un texto no superior a las 1000 palabras
Los textos se enviarán al nick """"EL_RETO_GANADORES """""""en Privado

Los textos se publicarán a medida que vayan
llegando.

La votación y su modalidad será publicada llegado el
momento estipulado.
Se vota en""" VOTARETO """en Privado
Votan sólo los participantes.
Se agradecerá el comentario de autores y lectores al finalizar el reto

Todo comentario ofensivo o que obstaculice el normal proseguimiento del reto será rechazado.

 
ninive,24.10.2012
Comienza el reto
TEMA elegir un poema al que pondrán cuento no superior a las 1000 palabras.

Publicar poema+ autor y luego el texto prosa.

El reto va desde el
!!!!!!!! 24 de octubre al 6 de noviembre!!!!!!!!

"""""""""" !Votación 7 -10 de noviembre """"""""""""
 
EL_RETO_GANADORES,24.10.2012
iPoema de José Hierro - VIDA

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!».
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!».
Ahora sé que la nada lo era todo,
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada./i

b Todo Por Nada/b

No sabría decir en qué momento exactamente comenzó todo. Mi historia ha sido una gran historia; he recorrido lugares que otros ni siquiera imaginarían recorrer, he cumplido bellos sueños hechos realidad y he logrado resolver secretos por los que otros yacieron en el intento.

Y sin embargo, ahora miro mis ajadas manos y me pregunto: ¿De qué sirve todo lo vivido? Todo se queda en simples recuerdos que no hacen nada, me lo enseñaron todo en su día y ahora sólo quedan cenizas amargas de un color gris como “la nada”.

No sabría decir en qué momento fui más feliz. Creo que todos me aportaron algo, me dieron momentos buenos y otros no tan buenos. Algunos me lo dieron todo y otros, al contrario, me vaciaron el alma como si nada.

La vida me ha mostrado cosas por las que merece la pena seguir adelante y luchar cada día. Sentimientos que van más allá de todo corazón y acciones que definen quiénes somos en realidad. A pesar de ello, tuve días en los que no era capaz de levantar la cabeza ni sentir un ápice de orgullo en mis venas.

No sabría decir en qué momento me sentí más vivo. Ahora estoy aquí sentado, en mi gran butaca, frente al calor de un fuego que chispea felicidad y acompañado de una copa de buen vino. Veo pasar mi vida por mis recuerdos que me lo dan todo, voy cerrando los ojos, y todo se queda en nada.
 
EL_RETO_GANADORES,25.10.2012
bALLÍ/b

iJuan Gelman

Nadie te enseña nada.
Nadie te enseña a ser vaca.
Nadie te enseña a volar en el espanto.
Mataron a miles de compañeros y nadie te enseña
a hacerlos de nuevo.
¿Cómo hago,
cómo hago yo?
¿hay que romper la memoria para que se vacíe
como un vaso roto?
Me consuelo estúpidamente.
Miro navegar rostros en mi sangre y me digo
que no murieron aún.
Pero mueren aún
Y yo mismo, ¿qué hago mirando cada rostro?
¿Me muero en ellos cada vez?
En alguna telita del futuro habrán escrito /sus nombres.
Pero la verdad es que están muertos,
amortajados por la incomprensión.
Alzan sueños sin método
contra la vida chiquita./i
…………………………………………………………………………………
Juan me trajo el libro, tiene poesías de varios autores, leí algunos casi por obligación, sé que Juan lo hace para distraerme, para sacarme de la apatía en la que me encuentro inmersa, pero no vaya a creer que siempre estoy triste, hay cosas que me alegran aún, muchas. Gracias a Dios no he perdido la facultad de asombrarme ante la naturaleza ni me han dejado de conmover las risas de los niños o la ternura de las parejas enamoradas que veo pasar frente a mi jardín. Pero los recuerdos, ah, los recuerdos; cuando me invaden me sumen en esta apatía de la cual me cuesta tanto salir, entonces Juan hace todo lo que cree podría sacarme de ella, me lleva a pasear a la costa o me trae libros para distraerme, sabe que adoro los libros, como este libro de poesías que estuve ojeando desganada, hasta que de pronto leí ésta, esta misma que le muestro para que usted vea como ese hombre puede escribir lo mismo que mi alma siente, lo mismo que mis pensamientos traen constantemente a mí y que es sin lugar a dudas saber que algunas cosan ya no tienen retorno, que lo que tenía que ocurrir ocurrió. Porque es verdad lo que dice desde sus primeros versos, nadie nos enseña nada, nadie nos enseña a ser vaca, nadie nos enseña a no sucumbir al espanto ni nadie nos enseña que libertad es una palabra difícil de digerir para quienes no la practican.
-----------------------------

- Corré Mercedes, corré y saltá la tapia, corré mierda, no te quedés – Pablo me azuzaba como a un caballo y yo corría despavorida, la tapia parecía lejana y altísima, pero corrí, salté y seguí corriendo, después me di cuenta que Pablito me había levantado en el aire para que yo pudiera saltarla. Sola nunca lo hubiera logrado, pero él no saltó.
Corría y rezaba – padre nuestro, padre nuestro…. – carajo, no recordaba el padre nuestro – los disparos se escuchaban cercanos y los gritos también. – Corré Mercedes – mi hermano me lo había ordenado y yo corría ¿a dónde? ¿qué pasaba que ellos no corrían al lado mío? ¿dónde estaba Pablo? ¿dónde estaban todos?. Una puerta se abrió y un hombre me metió dentro de un empujón. Tengo miedo. – Callate pendeja, no grités, cállate que te vamos a ayudar- . Gente con cara de dormida, asustados ¿y Pablito? - pasá, pasá al fondo, saltá por esa ventana y rajá, olvidate que te ayudamos- y yo seguí corriendo.
- Señor, diosito, tengo diecisiete años y tengo miedo - corro y corro – Si nos descubren no vayas a casa, escondete en otro lugar, andá a esta dirección, te van a ayudar. La dirección, la dirección .... la olvidé - Mamá. papá, quiero volver a casa y no puedo, mamá tengo miedo. ¿dónde están todos?
----------------------------
Ah los recuerdos, los recuerdos no me abandonan, aún veo sus rostros, sólo queríamos libertad, solo queríamos ir a la villa a ayudar a los más necesitados, queríamos ir a la universidad y discutir de política, hacer lo que hicieron nuestros abuelos y nuestros padres, recorrer el mundo cantando libertad, éramos unos locos soñadores y…… ¿le conté que yo tenía diecisiete y mi hermano veintitrés? Nunca lo volví a ver, nunca volví a ver a ninguno de ellos y cuando volví de la mano de Juan, otro fugitivo como yo que conocí en el destierro y que nunca me abandonó, los busqué por todas partes, veía sus rostros pero no eran ellos y …. ¿sabe qué? estoy segura que sus nombres no morirán, que en algún lado están escritos, no solamente en mis recuerdos


 
EL_RETO_GANADORES,26.10.2012
Poema al Peregrino Fuente: 1º Congreso Europeo de Santuarios y Peregrinaciones
Máriapócs, Hungría 2-4 de septiembre de 1.996.
http://xacobeofillos.blo...

bAl Peregrino/b

Camina,
Naciste para el camino.

Camina,
tienes una cita
¿Dónde? ¿Con quién?
Aún no lo sabes,
¿quizás contigo mismo?

Camina,
tus pasos serán tus
palabras,
la senda tu canción
el cansancio tu oración
al final, tu silencio te hablará.

Camina,
solo, con otros,
pero sal de tí mismo
te creaste rivales
y encontrarás compañeros
te imaginaste enemigos
y te harás con amigos.

Camina,
tu mente no sabe
dónde tus pasos
llevan a tu corazón,

Camina,
naciste para hacer el camino
el del peregrino.

Otro camina hacia ti
y te busca
para que tú puedas encontrarlo.

En el santuario, meta del camino,
en el santuario, en lo profundo de tu corazón
Él es tu paz
Él es tu alegría.

Vete,
Dios ya camina contigo.

CRÓNICAS DEL CAMINO DE SANTIAGO –
EL PEREGRINO

La Previa

Mi verdadera aventura empezó aquel soleado 17 de agosto del 2001, en un pueblito de la provincia de Lugo. Hasta allí había llegado mi aburrimiento, gracias a Daniela Ferro; una amiga entrañable que conocí en los campamentos de Eco-Aldeas, una organización que insiste en buscar una salida ecológica al insensato crecimiento de las urbes modernas. Después de pagar dos euros en un kiosco, por una credencial ‘peregrina’, la que sería sellada en las distintas postas a lo largo del camino, para que al final del mismo se nos entregase la certificación oficial de que habíamos hecho el Camino de Santiago o “Compostela” ‘sin trampas’ y a pie, busqué alojamiento por esa noche. En el atardecer de ese día casi desisto del viaje. Tuve tos y frío. Caminé hasta la playa, donde varios jóvenes bebían y reían alocadamente. Sobre una duna, una pareja se entregaba al frenesí del sexo, sin importarle gran cosa la gran cantidad de personas que se detenían a observarla, algunos tomaban fotografías a muy escasa distancia de ella. Dejé mi bolso. Me quité las ropas, sí, totalmente, y corrí hacia el mar. Creo que ese choque de realidad y aprendizaje previo, dio un inesperado e increíble resultado. Hasta hoy no volví a toser ni a moquear. Esa noche dormí confiada y profundamente y, lo más importante, sin interrupciones.

El Prejuicio

Recordé que hasta allí me había llevado, únicamente, el aburrimiento. Pensaba hacer unos pocos kilómetros caminando, y luego, abandonar esa demencial caminata, la que ya había juzgado como una verdadera idiotez turística de empeñosos fanáticos de los padecimientos auto-infligidos para sentirse proto-s, aunque sea sólo una vez en sus míseras vidas, con la valía y pertenencia de los competentes integrados y triunfantes en ‘algo’.

El Encuentro

Sin embargo, un encuentro puede llegar a ser una puerta. Una conversación puede llegar a ser una salida. Ningún encuentro es casual. Ninguna puerta es imposible. El Peregrino, así he de llamarlo de ahora en más, despertó en mí un hambre hasta ese día desconocido. Lo llevaba dentro. Estaba allí. Pero esa hambre no tenía ningún reconocimiento ni valor real. Lo mantenía enmascarado con otro tipo de apetitos, los que jamás lograban, a pesar de ser saciados hasta el hartazgo, apagar esa hambre existencial, moral y espiritual que ocultaba en mi interior; el hambre escocía todas mis horas, invalidaba todos mis sueños y malograba todos mis goces.

Lo Cierto

Sepan amables lectores, que el Camino de Santiago no fue algo azaroso, fue parte esencial del camino interior hacia mí mismo; para conocerme, despertándome de un sueño en el que soñaba estar despierto, y darme cuenta que la belleza de Su gloria llena toda la tierra.

La Sabiduría

Recuerdo que al encontrarnos, el Peregrino comenzó a consolarme con atinadas y sabias palabras, tomadas casi todas ellas del Libro de los libros. Me intrigaba su tosca sencillez y desgarbada apariencia, contrastando con la delicada profundidad y sabiduría de sus palabras. Cuando le hablé acerca de mis dificultades familiares, tuvo una actitud tan expectante y receptiva que despertó, amablemente, todos mis sentidos. Puso atención a cada cosa que le iba contando. Sus ojos me miraban curiosos, como los de un niño ante una mariposa en primavera. Ese interés en escucharme me hacía sentir acompañado, comprendido y aceptado. No era un interés común; era un interés atento, lleno de paz y compasión. Al acabar mi relato, se sentó a mi lado en silencio, como si estuviera a punto de comenzar una ceremonia, entonces el silencio se hizo aún más respetuoso y solidario.
Luego, me miró fugazmente a los ojos, manteniendo en los suyos esa inocencia que sólo los niños poseen gracias a la pureza de su corazón. Su voz parecía hablarme desde un conocimiento previo, desde lo ya sabido y asumido como verdadero por ambos; me dijo que la respuesta ante lo que parece malo, ofensivo, negativo, incomprensible y doloroso, era la aceptación. Y concluyó diciendo: "Tú debes saber que la aceptación no es resignación, es fe. Es el ejercicio de la confianza en Dios. Dios jamás pierde el control de las cosas. Y, si amas a Dios, todas las cosas te ayudarán a bien. Por lo que debes tener un espíritu de aceptación ante todas las cosas. Ello no significa que te resignes ante los obstáculos y problemas; todo lo contrario. Por ejemplo, si dices que hoy no te salen bien las cosas porque te has levantado con el pie izquierdo; acéptalo, pero no te resignes, acuéstate de nuevo y, al levantarte, cambia de pie. Recuerda: si te quejas no estás en fe. Debes obrar en fe para cambiar las cosas; entonces, todas ellas te ayudarán a bien." Quedé unos momentos en silencio, con una grata sensación en el corazón.

El Peregrinaje De Todos

Luego le pregunté al Peregrino la razón de su vida itinerante. Quería saber cómo podía vivir apenas con lo puesto, cargando una breve mochila con dos o tres cacharros y algunas mudas de ropa interior. Entonces él me preguntó: -¿Acaso tú no traes tanto como yo? ¿De qué te asombras? -Ah, le contesté, pero yo no soy de aquí, voy camino a mi casa, y todas mis cosas están en ella. -Bueno, me respondió con voz calma y llena de alegría, yo tampoco soy de aquí, también voy camino a casa y todas mis cosas están allá. A esa reflexión le siguió un comentario que me aclaró aún más la condición del Peregrino. Él me hizo una escueta declaración de principios; diciéndome:
"El peregrino sale con lo necesario. Lo seguro para el peregrino es, en casi todos los casos, su brújula y su cansancio. Él sabe que no es una fortaleza inexpugnable. Su viaje estará rodeado de incidentes, accidentes y alicientes. Por esa razón bromea con lo imaginario. Abre las puertas de su alma andando en novedad de vida, para disfrutar aquello que es lo inesperado, lo impensable, lo imprevisto y lo sorprendente de cada momento. Él cosecha su siembra en paz, sin impacientarse jamás por nada ni por nadie. El peregrino, con Pan y Vino, va haciendo Su Camino."

El Peregrino, con estas y otras muchas historias, iba coloreando el silencio de La Verdad.





 
EL_RETO_GANADORES,27.10.2012

Soneto de Quevedo

El ciego lleva a cuestas al tullido:
dígo la maña, y caridad la niego;
pues en ojos los pies le paga al ciego
el cojo, sólo para sí impedido.

El mundo en estos dos está entendido,
si a discurrir en sus astucias llego:
pues yo te asisto a ti por tu talego;
tú, en lo que sé, cobrar de mí has querido.

Si tú me das los pies, te doy los ojos:
todo este mundo es trueco interesado,
y despojos se cambian por despojos.

Ciegos, con todos hablo escarmentado:
pues unos somos ciegos y otros cojos,
ande el pie con el ojo remendado.

bCAMBALACHE/b

A pesar de lo bien que vivo yo no soy un hombre inteligente ni mucho menos diestro en artes. ¡Bueno ! Muchos dicen que es arte la habilidad que tengo para el injerto, cosa esta que solo debo agradecerle a mi Diosito. Lo cierto es que no hay árbol que yo injerte que no germine.
Aguacates, guayabas, todo tipo de naranjas, ciruelas, flores.... El año pasado injerte un rosal con espécimen de diferentes colores, para el regalo de cumpleaños de mi hija Leonor, y cuando el señor Ernesto vio que eran flores diferentes de un mismo rosal, con ese don que tiene de vislumbrar los negocios, cerro casi todos los contratos de injertos de cítricos para dedicarnos a la venta de este tipo de rosal policromado. En el trascurso de este año hemos ganado mas dinero que en los dos últimos, desde que el señor Ernesto me propusiera unirnos en el negocio de la jardinería. Ha veces creo que los hombres, a pesar de que algunos gozan de una gran capacidad en sus mentes, no pueden malgastar el talento que Diosito le regalo para aprender cosas y oficios que ya otros dominan ; mi carácter no me permite hacer las peripecias mercantiles de Ernesto y el jamas se ha interesado por aprender cabalmente sobre los diferentes tipos de injertos, las faces de la luna, el clima, las herramientas, los productos que se emplean y también ¿ Porque no? La dedicación y el amor. Sentir que por las venas fluye la sabia del árbol que cortamos, herimos y le añadimos un retoño de otro diferente y saber que el árbol es vida y no debemos dañarlo.
En la intimidad y asuntos de Ernesto yo no me inmiscuyo, considero que tiene una mente privilegiada a pesar que muchas de sus actitudes las considero de una ipocrecia desmedida y esa manera oriental de doblarse ante los poderosos y reír chistes que no conmueven ni a la Mona Lisa . Para El todo es un negocio , hasta a sus favores le saca ganancias y con la cara de “buena jente” que tiene nadie es capaz de sospechar de sus escabrosos métodos de hacer dinero.
Cuando El me propuso unirnos en el negocio de la jardinería quedamos en que yo solamente me iba a dedicar al cuidado y a los injertos de las plantas y que la parte administrativa quedaría bajo su entera dirección, cosa lógica dado el gran talento de El para esas cuestiones , ademas sus métodos serviles jamas me han gustado..
Hoy decidí separarme y dejar el negocio. El señor Ernesto metió el grito en el cielo para después reclamarme una indemnización por lo mucho que había invertido en mi . Para apaciguar su ira le enseñe la carta del contador que, por casualidad y su abandono, cayo en mis manos. La cantidad reflejada triplicaba la modesta suma que yo recibía por las ganancias de un negocio que supuestamente hera a la mitad de gastos y haberes . Con su cara de “buena gente” y con su voz mas persuasiva me dijo — Siento el haberte engañado, es algo innato en mi pero esa falta es fácil remediarla los dos podríamos continuar .— Entonces recordé el soneto de Quevedo

El ciego lleva a cuestas al tullido:
dígo la maña, y caridad la niego;
pues en ojos los pies le paga al ciego
el cojo, sólo para sí impedido.

El mundo en estos dos está entendido,
si a discurrir en sus astucias llego:
pues yo te asisto a ti por tu talego;
tú, en lo que sé, cobrar de mí has querido.

Si tú me das los pies, te doy los ojos:
todo este mundo es trueco interesado,
y despojos se cambian por despojos.

Ciegos, con todos hablo escarmentado:
pues unos somos ciegos y otros cojos,
ande el pie con el ojo remendado.
 
EL_RETO_GANADORES,27.10.2012
En respuesta a la pregunta que algunos cuenteros me han formulado:

b¿LA POESÏA que antecede al cuento PUEDE SER PROPIA?/b

Respondo : SI, puede ser de la autoría del mismo que escribe el cuento. Valen todos los estilos poéticos

 
El_RETO_GANADORES,29.10.2012
Poema de Nieves Granero Sanchez

Huelga de tinta


Las palabras se acomodan al silencio de la pluma.

Si no hay salida para las rimas,
éstas permanecen postergadas
en un confinamiento obligatorio,
cumpliendo una cruel condena
por su antojo de ser parte
de un poema que rompa
preceptos estipulados
por convencionalismos
crónicos.



CUENTO

Arrastrando sus huesecillos ligeros, pasillo oscuro y húmedo, caminaban ciento dos palabras. Alguna lágrima cayó sobre el papel del suelo, pero, determinadas, iban a su encierro, a su huelga de tinta.

El poeta quedó en la calle, sin entrar, en la calle y, sin embargo, preso.

La psique cerró su alma y echó la llave al mar.

Ya no halló más compromiso ni valor, romper moldes fue cosa del pasado, denunciar lo injusto de la vida podría colocarlo en una situación muy incómoda entre los círculos literarios donde se movía, ellos le brindaron los más grandes halagos y premios.

Hartas ya las letras de esperar lo que él llamaba “inspiración” y viendo que sus cuerpecillos se iban debilitando por la falta de uso, descendieron por la pata de la mesa del escritorio, corrieron hasta la puerta de entrada a la casa y bajaron raudas las escaleras, tomaron la calle, les hirió la luz del día pero siguieron impertérritas hacia la biblioteca más próxima.
Penetraron sin ser vistas y accedieron a la gran sala donde se guardaban, en ricas estanterías, libros y libros de todos los tamaños, colores y temas.

La iniciativa de buscar los volúmenes del Real Diccionario de la Lengua Española fue de la letra “L” de Lengua. Dentro ya del libro y acomodadas cada una en su lugar, celebraron asamblea extraordinaria cuyo único punto del Orden del Día fue: Determinar nuestra autonomía como letras para acudir o no a la mente de poetas y escritores de lengua española.

Por unanimidad decidieron no acudir a quienes por miedo, vanidad o negligencia en general, no fueran a hacer buen uso de las mismas y en Ruegos y Preguntas: pedir disculpas a las Musas por no acceder a sus peticiones en las condiciones anteriormente expuestas.


 
EL_RETO_GANADORES,29.10.2012
de Blas de Otero
(Bilbao, 1916- Madrid, 1979)

Un relàmpago apenas

Besas como si fueses a comerme.
Besas besos de mar, a dentelladas.
Las manos en mis sienes y abismadas
nuestras miradas. Yo, sin lucha, inerme,
me declaro vencido, si vencerme
es ver en ti mis manos maniatadas.
Besas besos de Dios. A bocanadas
bebes mi vida. Sorbes. Sin dolerme,
tiras de mi raíz, subes mi muerte
a flor de labio. Y luego, mimadora,
la brizas y la rozas con tu beso.
Oh Dios, oh Dios, oh Dios, si para verte
bastara un beso, un beso que se llora
después, porque, ¡oh, por qué!, no basta eso"


Bastò con verle para saberse suya, inquieta buscò la forma de presentarse,
Doris Cornelio, dijo... La mano tìmida se estremeciò al tocarle.
Luis Saavedra, contestò el joven, mientras ella trataba de descifrarle.
Vieja, triste por dècadas, sin apetito de vida y menos de caricias, aquel
encuentro era mas que un encuentro.
Luis indiferente siguiò conversando, en especial de mùsica, y ella aparentaba
conversar con otras gentes, sin perder palabra de lo que èl decìa.
Cuando la gente busca dicen que encuentra, pero Doris nada buscaba y nada encontraba,
si acaso alguno se acercò con insinuantes frases, ella de manera cortante terminò con tal
acoso, porque sentir no es cosa de querer hacerlo y
lo sabìa.

Luis frecuentò a la familia, no era nuevo en eso, pero para ella que ni a la familia
frecuentaba, èl era un rayo de luz y muchas cosas que le volvìan a revivir en el cuerpo.
Cuando en los ojos se enciende el amor,
las relaciones se vuelven tristes y en extremo dolorosas, y aùn màs para una mujer que sin buscar,
se le arrebata el corazòn por sorpresa.

Doris se sintiò en vueltas locas, impulsos incontrolables por verle, escucharle
interpretar su mùsica, la que fluye al artista por los dedos, gestos y todo el cuerpo
!Què placer indescriptible! No encontraba la manera de expresar todo lo que inunda y baña. Felicidad
y miedo, èxtasis conjugado con terror, porque tambièn sabìa, que quince años de diferencia en la edad... Es demasiada.

Aquella pobre vieja !Dios! ¿Què pecado cometiò para amar lo impropio e inopotuno?
Amar con los dientes y los ojos, el cabello y el alma que hetera y traicionera, acometìa rebelde
a su mesura.

Luis entendìa el mensaje de los ojos y dientes y todos los mensajes, porque un artista, es sensibilidad y es magia, es todo eso que ella amò desde antes, mucho antes de conocerle.
Se entregaron locos, cual clara descripciòn de lo
incorrecto. Atropellados, hambrientos, era un fuego que amenazaba con incendiar el mundo. El tambièn lo sentìa y le arrebataba la cordura.

Un dìa, Luis se tuvo que ir. porque quince años de diferencia es mucha y es imperdonable
no soltarle, aun cuando el corazòn se quiebre, y se destroce el amor, se despedace y rompa
todo sueño y el mar se salga de su cuenca. Se ahogue el mundo, se revuelque en el lodo de su dolor
la vida y !Todo muera! El...
!Se tiene que ir!

Vivir, morir y seguir andando. Sin besos, caricias y sueños. Vieja y derrumbada sobre un sillòn estùpido
que promete mantenerla quieta, conforme, justa, buena... Escribe algùn poema, el mejor verso,
el montòn de palabras que hagan olvidar que està mueriendo.
Levanta la frente, abre la ventana... Baña su rostro la brisa fresca !Y còmo duele carajo!
!Còmo carajos duele!
 
EL_RETO_GANADORES,30.10.2012
EL POZO por Mario Benedetti

A veces te hundes,
caes en tu agujero de silencio,
en tu abismo de cólera orgullosa,
y apenas puedes volver,
aún con jirones de lo que hallaste
en la profundidad de tu existencia.

Amor mío,
¿qué encuentras en tu pozo cerrado?
¿Algas, ciénagas, rocas?
¿Qué ves con ojos ciegos, rencorosa y herida?

Mi vida, no hallarás
en el pozo en que caes
lo que yo guardo para ti
en la altura:un ramo de jazmines con rocío,
un beso más profundo que tu abismo.

No me temas,
no caigas en tu rencor de nuevo.
Sacude la palabra mía
que vino a herirte
y déjala que vuele por la ventana abierta.

Ella volverá a herirme
sin que tú la dirijas
puesto que fue cargada con un instante duro
y ese instante será desarmado en mi pecho.

Sonríeme radiosa si mi boca te hiere.
No soy un pastor dulce como en los cuentos de hadas,
sino un buen leñador que comparte contigo
tierra,viento y espinas de los montes.

Ámame tú,
sonríeme, ayúdame a ser bueno.

No te hieras en mí,
que será inútil,
no me hieras a mí porque te hieres.
......

bUna mañana intensa/b

Cuando desperté, Mariela me estaba apuntando con un revólver. Siempre ha sido una mujer de decisiones radicales, tan temperamental como sugieren los remolinos de su cabello ensortijado.
Y allí estaba, de rodillas sobre la cama, dispuesta a dispararme. Me acusaba a gritos de una infidelidad, y señalaba hacia mi espalda. Tras unos instantes de confusión, empecé a recordar la noche anterior con Fátima, sus uñas de bruja medieval incrustándose en mi piel, dejando marcas evidentes.
Tuve que improvisar una historia más bien inverosímil sobre un accidente en una fábrica para justificarme. Ella parecio titubear: estaba temblando y dos hileras de lágrimas surcaban su rostro. Aproveché entonces para arrebatarle el arma y la abrazé fuerte por la espalda. Aunque parezca increíble, me empezaba a sentir feliz: si Mariela, tan distante conmigo en los últimos tiempos, había estado a punto de arruinar su vida asesinándome, entonces eso significaba que todavía le importaba, ¡que aún me amaba!
La besé, casi con furia, y en nuestros rostros se fueron fueron mezclando mi saliva y sus lágrimas. Lloré tambien, con amargura, pensando en nuestra relación minada por la rutina, a punto de desembocar en tragedia.
Aquella mañana de agosto hicimos el amor como en nuestra época de enamorados. No nos hicimos más preguntas, ni nos formulamos más explicaciones; ambos sabíamos lo que habíamos recuperado.
Luego, en el tibio reposo de nuestros cuerpos, ella tomó un pequeño libro de tapas verdes de la mesita de noche, lo abrió al azar y me leyó el poema que antedece a este relato.
 
El_RETO_GANADORES,30.10.2012
Kokura

Nubes de muerte en Kokura,

Pájaros con nidos de locura,

Gatillos flojos…

Nubes de suerte en Kokura,

Nagasaki, muerte, ¿Cordura?

Piros, Nubes, Fuegos, Pánico…

Pájaros de muerte

Grabando el futuro

Cuerpos ardiendo, desnudos…

Terror volando las masas,

Nueva York, Atenas,

Tiempo perdido…

Hombres, Mujeres, reunidos…

Kokura, 1945…

¿Recuerdo?, ¿Olvido?

......
bIrak/b

-A ver Abrán Arón, ¿que país cometió el primer acto de terrorismo en masa en el siglo XX?
-No se profe, ¿por que letra empieza?
-Por Ir, Irrrr...
-¡Hiroshima profe!
-¡Que burro eres Abrán!

 
EL_RETO_GANADORES,31.10.2012

La noche joven Jorge Luis Borges

Ya las lustrales aguas de la noche me absuelven
de los muchos colores y las muchas formas.
Ya en el jardín las aves y los astros exaltan
el regreso anhelado de las antiguas normas
del sueño y de las sombras. Ya la sombra ha sellado
los espejos que copian la ficción de las cosas.
Mejor lo dijo Goethe: “lo cercano se aleja”
Estas cuatro palabras cifran todo el crepúsculo.
En el jardín las rosas dejan de ser rosas
y quieren ser la Rosa.

///////////////

bJAZMINES EN LA OSCURIDAD/b

Ella y yo nos parecemos. Desde pequeñas algunos rasgos acentuados por los gestos y el tono al hablar nos daban cierta familiaridad que no teníamos. Fue la llegada de aquel hombre al pueblo quien pusiera un puente de enlace entre ambas. Con su afabilidad e inconfundible prestancia, él, jugaba a descubrir en nuestra juventud temprana el sonrojo de la piel y la virginidad oculta. Nos seducía, exaltaba en nosotras las ansias de poseerlo como si ello implicara iniciarse en la adultez. Nos subyugaba y definía con cierto brillo y similitud, hasta instarnos a ser su sombra y su ilusión.

La ansiedad de aceptar o renunciar agitaba el deseo y las premisas de un amor sin ecuánime. Y sin importar que el tiempo se fugara con la historia fuimos sellando en un espejo escondido la ficción de nuestros años más intensos. Ambas nos atrevimos a saltar las barreras de los prejuicios cuando la vida se nos fue revelando sin más premisa que la urgencia de amar. Casi libres y mesuradas cruzamos la vereda de la impunidad, y en un jardín silvestre plantamos jazmines para aquel hombre, en la oscuridad.

Ella insistía, yo callaba. Ella se jactaba de sus triunfos, yo le permití al tiempo su propio tiempo. Entre sábanas de satén ella prefería retenerlo en la penumbra de la noche. Le recordaba su amor sólo para él perpetuándole un ´te quiero, no me dejes, te necesito´. Yo prefería la tersura de sus labios al despertar susurrando sobre mi piel palabras que no había escuchado antes. Me deslumbraba su desenfado hurgándome palmo a palmo y su voz diciéndome ´te quiero, eres mi ilusión, no me dejes´.

Alguna que otra vez, ella y yo acertábamos por casualidad en algún festejo social. Tras un hola que tal, casi como en un juego de pertenencia, cruzábamos las miradas a fin de sentenciarnos mutuamente con un ´ese cielo no es tuyo´; luego, ante la mirada de terceros aquietábamos recelos y quejas.

Ella sombra, yo ilusión; conocidas y rivales, habíamos desistido a ser la Rosa principal de aquel jardín tan sólo por estar a su lado. Para no perderlo intentamos trascender la señal manifiesta en las palabras que cifran todo el crepúsculo: ´lo cercano se aleja´. Así, fuimos aceptando tácitamente compartir el mismo conjuro. Transitamos no tan mansamente un sendero paralelo. Sin renunciar amamos, y en aquel jardín silvestre plantamos jazmines en la oscuridad.

La noche joven pasó. Duró lo que duró. También él. Muchos colores y formas se destemplaron con la lluvia del después. El transcurrir del tiempo ha ido calmando ansiedades. Y, nosotras, hoy sin reproches estamos.

Cuando creo que estoy comprendiendo lo mejor y lo peor de aquella historia vuelvo a sorprenderme al evocar. Compruebo qué erráticas pueden ser las normas para acariciar el cielo. A esta altura de la vida, hasta pienso que las lustrales aguas de la noche ya nos han absuelto.


 
EL_RETO_GANADORES,01.11.2012
i“El Fantasma y Yo” de Amado Nervo

Mi alma es una princesa en su torre metida,
con cinco ventanitas para mirar la vida.
Es una triste diosa que el cuerpo aprisionó.
y tu alma, que desde antes de morirte volaba,
es un ala magnífica, libre de toda traba…
Tú no eres el fantasma: ¡el fantasma soy yo!
¡Qué entiendo de las cosas! Las cosas se me ofrecen,
no como son de suyo, sino como aparecen
a los cinco sentidos con que Dios limitó
mi sensorio grosero, mi percepción menguada.
Tú lo sabes hoy todo…, ¡yo, en cambio, no sé nada!
Tú no eres el fantasma: ¡el fantasma soy yo!/i
------------------
bAquí yo… ¿allá quién?/b

¡La explosión fue terrible!... fuego, humo, gritos, sirenas.

- Tu cuerpo tendido junto al mío sobre el asfalto, te tomé entre mis brazos, mis lágrimas limpiaron el hollín de tu rostro… acababan de arrancarte de mí -

El recuerdo de ese día atormentaba a mi corazón aquella tarde plomiza de otoño, cuando sentado en la banca que tantas veces compartimos, una fría sensación recorrió mi espalda sacudiéndome el cuerpo desde los pies hasta la base del cráneo, ahí, justo donde los cabellos se erizan al correr la adrenalina por las venas. Tuve que cerrarme el abrigo al momento que volteaba a todos lados buscando...

Hacía tiempo que todas las tardes esa banca estaba reservada para mí de 6 a 8, ella era mi refugio desde el cual observaba los últimos rayos de sol ocultarse tras aquellos 5 magníficos árboles, como solíamos hacerlo tú y yo frecuentemente. Eso era lo único que mantenía mi alma en paz dentro de aquella prisión de carne y huesos que formaban un cuerpo, un cuerpo de alguien muerto en vida.

El frío, mucho más crudo que otros días, hizo levantarme de mi asiento para caminar un poco y tratar de entrar en calor, avance lentamente mientras el cielo comenzaba a oscurecerse, de repente, sentí miedo, algo andaba mal, había recorrido ese camino innumerables veces y nunca había sentido ese desasosiego que me envolvía por completo, apresuré el paso y a medida que avanzaba el miedo crecía en proporción directa a la velocidad que yo imprimía.
Un fuerte viento comenzó a soplar logrando siniestros sonidos al pasar por las ramas y el espeso follaje alrededor.

Una sombra frente a mí, me detuvo en seco haciendo que mi corazón saliera volando por los ojos. Dejé de respirar por… no sé cuantos segundos que me parecieron horas, el terror se apoderó de cada célula de mi cuerpo y volteando de un lado a otro traté de ubicar a la sombra, determinar qué era, pero no había nada, aquel espectro ya no estaba.

Con los cinco sentidos alerta, me pregunté si no sería mi imaginación o el producto de algún reflejo ocasionado por las ramas jugueteando con el viento, empezaba a tranquilizarme cuando un sonido a mi derecha me hizo saltar casi un metro, la vieja rama de un árbol se desprendió rompiéndose en mil pedazos contra el suelo. Una sonrisa se dibujó en mi rostro – pero que tonto, estoy entrando en pánico sin razón alguna, vamos Manuel pórtate como un adulto y tranquilízate - ¡ los fantasmas no existen ! –

Reinicié el paso un poco más tranquilo, el viento soplaba con menor intensidad y al dar vuelta por una de las veredas… te vi, ahí estabas, parecías un ángel vestida de blanco, tu tersa piel casi transparente, casi intangible. El temor desapareció y mi corazón se llenó de alegría, te tenía frente a mí, eras un espíritu, un fantasma, pero lo importante era que estabas ahí, corrí hacia ti rogando que no desaparecieras y al acercarme pude observar esa mirada tuya de eterna melancolía, más al fijarme mejor me di cuenta que no era solo esa tan peculiar característica tuya, tu mirada estaba fija en un objeto frente a ti y tu rostro mostraba dolor, una tristeza profunda en el fondo de tus ojos. Vi los últimos rayos del sol reflejados en una lágrima que corría por tu mejilla y cuando estaba a punto de enjugarla… observe el objeto en el que tenías fija la mirada, y fue entonces que entendí todo.

Aquella lápida de ese viejo cementerio, tenía mi nombre
 
EL_RETO_GANADORES,02.11.2012
Circulo de Juan_poeta

Hay pueblos que están conectados con la tierra,
En su
alrededor, y en horizontes,
Estos danzan en círculos, tomado de hombro ha hombro, con sus largos brazos,
no existen los saludos, de "dar la mano,"
Los derviches danzan por horas haciendo círculos en los espacios, arriba de los pies.

Se construyen aldeas circulares en el áfrica,
situando formas en esferas en cada casa,
El verdadero patrimonio de los pueblos genuinos, es la comunicación entre una casa y la otra;
Arriba en el espacio, los círculos están en su órbita,
En las alturas de nuestras esféricas cabezas.

El sol y la luna, están presentes,
dando contenido de la vida...
Somos fetos de la existencia,
La esfera es nuestra casa.
Juan_Poeta / El circulo


bEL círculo/b

Tellian corría alarmado.
-¿Dónde estará Crén? Que irresponsable, sabiendo lo que se avecina desaparece así de pronto.
A pesar de sus palabras, Tellian se preocupaba por su hermano. Como el mayor asumió temprano esa responsabilidad. Su madre era muy joven y muy débil, y no aguantó la dura vida en la liviana atmósfera Vilana. Su padre en cambio, fue reclutado como un piloto mas en las guerras del imperio hace años, y nada sabían de el.
-Los ionofluidificadores están programados para encenderse a las 26 menos cuarto PM, tengo tiempo aun de revisar nuevamente antes de que oscurezca.
Llego entonces al portal y dibujó los simples trazos que conformaban la contraseña de entrada. Fugazmente recordó cuando tuvo que ponerla, hacia ya algún tiempo, debido a una plaga de benhires que los dejó hasta sin androides.
Miedo.
El domo y su círculo completo se presentaban ante él en la terminal central, y no había rastro de Crén.
En silencio con resignación e impotencia Tellian comenzó a llorar. No se perdonaría jamás si algo le ocurría a su hermano, lo único que le quedaba en el mundo. De pronto, sonó un bip claro, muy quedo, señal indicativa de apertura de los escudos y luego de unos instantes de expectante nerviosismo Tellian vio entrar a su hermano, cargando un bulto pesado, que apenas tuvo tiempo de dejar en el suelo pues recibió de súbito el emocionado abrazo de Tellian.
- ¿Por que llegas tan tarde?, ¿que te ha ocurrido?, ¿es que acaso no recuerdas que hoy comienza la tormenta? No sabes tu la angustia que me has provocado. Te busque por todas partes.

-No lo pude evitar –Decía Crén- Se agotaron las celdas de los fusiles de protones, y ya no quedaba que comer. No alcanzarían a cargarse antes de la tormenta, debí haberlo previsto. Tuve que cazar con arco y flecha y ya sabes lo difícil de atravesar que son los cueros de las presas, y debí huir de un par de lemingos rayados que me topé en el camino. Casi lo pierdo- decía empujando ligeramente con el pié el enorme bulto en el suelo.
-¿Qué cazaste?
-Descúbrelo.- y Tellian lo hizo, dejando a la vista un cyatos de regular tamaño, con una certera flecha clavada en la garganta atravesándole el corazón. Había razón para estar relajados, para estar contentos pues la comida alcanzaría para lo que durase la tormenta y mas.
Esa noche comenzaba la tormenta de neutrones. Toda la vida en el remoto planeta Vilen corría peligro. Mientras Tellian y Crén cenaban protegidos por el domo y agradeciendo la vida, en el cielo se dibujaban hermosos círculos iridiscentes.
 
El_RETO_GANADORES,03.11.2012
de Herman Hesse
En la niebla

¡Qué extraño es vagar en la niebla!
En soledad piedras y sotos.
No ve el árbol los otros árboles.
Cada uno está solo.

Lleno estaba el mundo de amigos
cuando aún mi cielo era hermoso.
Al caer ahora la niebla
los ha borrado a todos.

¡Qué extraño es vagar en la niebla!
Ningún hombre conoce al otro.
Vida y soledad se confunden.
Cada uno está solo.


b En la niebla/b

El joven pensaba en la manera de estar sólo por unos días, lejos del estudio y el trabajo que lo obligaban a llevar una vida en continuo estrés, distante de lo que más le gustaba hacer, encontrarse con la naturaleza y, por qué no decirlo, con él mismo. Claro está que en lo más profundo de su corazón, su objetivo principal era cumplir con la promesa que le había hecho a su abuelo.
Saltó de la cama, se incorporó, corrió a la cocina y en un pequeño morral introdujo algunos panes, unas frutas y agua, mucha agua, cogió su chaqueta, la más gruesa, esa de chiporro que tanto le gusta. Raudo encendió el motor de su auto, auto que había sido regalado por su abuelo, ese que contaba maravillosas historias y que lo motivó al encuentro de la vida al aire libre.
Finalmente arrancó, manejó durante tres horas y media sin detenerse, mientras lo hacía recordaba las palabras del viejo:
“quiero que me prometas que cuando me muera no vas a volver a venir aquí hasta que me recuerdes con alegría”
Por fin llegó a la cabaña del viejo, su refugio, el lugar que sólo ellos pudieron valorar y compartir entre aventuras y ritos que lograron crear un vínculo muy estrecho. Al entrar, encendió la vela que siempre permanecía al lado de la puerta junto a unos fósforos humedecidos producto del clima y la constante niebla existente en el lugar. Dejó el morral en el suelo y caminó por el sucucho, observando mientras más de mil imágenes se cruzaron por su mente.
-Ya estoy aquí, viejo lindo- dijo en voz alta el joven mientras cogía con sus manos una foto y la acariciaba con el dedo pulgar, acto seguido se recostó y cayó en un profundo sueño producto del cansancio y la emoción.
A la mañana siguiente, salió a caminar por el bosque, su paso era raudo, como quien enfrenta una carrera. Luego de unas horas, se sintió cansado y decidió sentarse a descansar bajo un árbol, un gran árbol de tupido follaje y tronco grueso, sacó un trozo de pan y lo devoró mientras que el árbol le decía:
-me siento solo, la niebla me impide ver más allá de mis ramas
-no estás solo -contesto el muchacho- a tu alrededor hay otros árboles, en cuanto la niebla se aleje podrás verlos
Y como si fuera algo normal, entablaron una conversación deliciosa como en aquellos años en que su abuelo le enseño a comunicarse con la naturaleza hablando desde el amor con todo ser vivo que encontraban a su paso, ¡cuánto añoraba la verborrea con los árboles!.
Luego se despidió de su contertulio abrazándose al tronco, hasta que por fin prosiguió la marcha, mientras avanzaba sin saber a dónde, iba pensando en sus amigos de la ciudad, recordó el último encuentro, entre risas y brebajes, abrazo cálidos y conversación sincera, pensó en lo mucho que disfrutaba su compañía, sin embargo se dio cuenta de que entre la niebla y la naturaleza hoy, simplemente, quería estar sin personas cerca.
Detuvo el paso a orillas del río, se sentó entre unas piedras y a modo de rito hizo un aullido, en medio de las tantas remembranzas de su abuelo, estaba precisamente aquella de jugar a ser lobos, compartiendo nuevas formas de comunicarse en medio de la nada y en el centro de todo. Guardó silencio, sintió la necesidad de oír la melodía del agua en movimiento, pura, fresca, trasparente, tan transparente que se podía divisar como en el fondo habitaban unas piedras de distintas tonalidades y morfología, fue así como permaneció allí, respirando paz.
El joven suspiro varias veces y luego de incorporarse permaneció unos minutos más frente al río, con la mente en blanco, la mirada fija y la respiración pausada de quien siente que la misión está cumplida, acto seguido retorno a la cabaña, sin embargo está vez lo hizo con una caminata más lenta, mirando en todos los sentidos, saludando reiteradamente a cada uno de los seres vivos que le acompañaban en su travesía, se sentía nuevamente tranquilo, en paz, contento, tan contento que en su rostro se esbozaba una cálida sonrisa, fue entonces cuando se dio cuenta de que la tristeza que sentía por la ausencia de su abuelo había desaparecido y los recuerdos ahora eran alegres remembranzas.
Al llegar a la morada, se fue directamente a un armario cubierto de polvo pero muy bien conservado, sacó un baúl, dulcemente puso su mano sobre él, le quitó el polvo y lo acarició a la vez, permaneció unos segundos sin movimiento, finalmente se decidió a abrirlo, en su interior había diversos objetos, unas hojas secas, pequeñas ramas, piedrecillas y papeles escritos doblados. Introdujo su mano en el bolsillo y agrego algo más a la caja, luego lo cerró y procedió a guardarlo en el mismo lugar de donde lo había sacado.
Unas horas más tarde cogió el morral, recorrió visualmente la cabaña y decidió que nunca más iba a dejar pasar tanto tiempo sin volver, después de todo ya había vencido la tristeza que intuyó sentiría al estar allí sin su amado viejo lindo, como le decía a su mentor y abuelo. Tomó entre sus manos una foto, la misma que acarició al llegar a la morada y repitió el rito, luego sentenció en voz alta:
-Gracias, ahora podré volver en paz –permaneció en silencio unos segundos y luego agrego- por cierto, deje lo que faltaba en nuestro cofre de tesoros, me divertí, promesa cumplida.
 
EL_RETO_GANADORES,04.11.2012
EL VASO ROTO

Sully Prudhome (1839- 1907) (Francés)

Ese vaso en que mueren las verbenas,
a un golpe de abanico se trizó;
debió el golpe sutil rozarlo apenas,
pues ni el más leve ruido se sintió.

Más aquella ligera trizadura,
cundiendo día a día, fue fatal;
su marcha imperceptible fue segura
y lentamente circundó el cristal.

Por allí filtró el agua gota a gota,
y las flores sin jugo mueren ya;
ese daño impalpable nadie nota.
¡Por Dios, no lo toquéis, que roto está!

Así suele la mano más querida
con leve toque el corazón trizar,
y el corazón se parte, y ya perdida
ve la verbena de su amor pasar.

Júzgalo intacto el mundo, y él en tanto
la herida fina y honda, que no veis,
siente que cunde destilando llanto.
¡Por Dios, que roto está, no lo toquéis!
********

bEl vaso roto/b
Francisca era hija de don Aquilino Díaz de la Vega y doña Emilia Rodríguez, quienes se dedicaron con afán a su educación, simultáneamente tutores la instruían en idiomas, humanidades y música, a los quince años interpretaba el piano como una eximia concertista, disfrutaban de su virtuosismo solo los invitados que asistían a las tertulias organizadas por sus padres. Su única salida fuera de la casona familiar era el día Domingo para asistir a la misa de mediodía en la Iglesia de San Jerónimo y una breve caminata por el Paseo del Prado finalizado el acto litúrgico.

La severidad del padre ahuyentaba a los pretendientes que deseaban cortejarla, ninguno osaba acercársele, solo recibía un pequeño ramo de verbenas en su casa cada semana junto a una tarjeta escrita con tosca caligrafía: "Para Francisca de N.G"

Don Aquilino preocupado por la falta de interés de los jóvenes por Francisca, recibía las verbenas y se las entregaba a su hija que ilusionada las ponía en un vaso de cristal sobre el buró de su dormitorio, imaginaba a su enamorado como un hombre gentil y romántico.

Norberto Gonzales esperó pacientemente que Francisca cumpliera los dieciocho años, él de veintiocho, trabajaba en los astilleros de Madrid, el día que decidió presentarse en la casa y pedir una entrevista con Don Aquilino, sabía que la mano de Francisca le sería otorgada, ella lo vio llegar desde su ventana de vitrales.

Con el ramo de verbenas recibidas, antes de la visita, en una mano, y en la otra un abanico que mitigaba la turbación provocada por la inesperada situación, acomodaba las flores en un vaso con agua, un leve golpe con su abanico, que no percibió, trizó el recipiente de cristal.

El padre estaba angustiado, su hija no solo era hermosa también estaba preparada para ser una buena esposa, una gran dama, había sido presentada en sociedad como una joven casadera entre familias de alta alcurnia y jóvenes herederos de los grandes empresarios de la época, además de la cuantiosa dote que recibiría el esposo, pero la soberbia arrogante de don Aquilino y su prepotente descortesía impedía a los jóvenes, solo por prudencia, acercarse a la bella joven.

Como lo imaginaba Norberto, Don Aquilino autorizó el cortejo por un período razonable ante la presencia de alguna mujer al servicio de la familia. Aunque en su imaginación Francisca esperaba prestancia y galanura, algo de lo que Norberto adolecía, aceptó gustosa ser la esposa de Norberto, saldría de la monotonía de su casa, de los paseos y las tertulias semanales.

La boda se realizó con pompa y boato, los recién casados viajaron a París en su luna de miel; para sorpresa de Francisca, ella se sintió feliz al lado de su esposo, él supo agradarla y hacerla sentir mujer y hermosa y más aún cuando en esos días de intimidad en la romántica ciudad, Norberto le comunicó su traslado a Chile, al puerto de Valparaíso, secreto guardado hasta después de consumar su matrimonio, de no haber sido así, Don Aquilino no habría permitido el enlace.

Cualquier buen escritor de oficio podría describir con emoción y palabras certeras el estado de angustia que invadió a don Aquilino con la noticia del viaje de su hija, cruzaría el Océano Atlántico hacia otro continente, yo que no lo soy, solo puedo describirlo como un gran y doloroso estupor.

Antes de la boda Norberto había adquirido una casa y la había hecho decorar con muebles de estilo neoclásico, cubiertas de mármol, aparadores de madera de cerezo macizo, pinturas, una de ellas el retrato de Francisca, pintado al óleo,copiado de una foto, por un artista, colgado al frente de un piano de cola Steinway, encargado directamente, por catálogo, a los Estados Unidos.

Los recién casados se afincaron en Cerro Alegre y comenzaron su rutina diaria, Norberto en el astillero y Francisca en el hogar, una cocinera, una mucama y un jardinero cumplían con el trabajo doméstico, Francisca disfrutaba de su nueva vida, del bordado, de la lectura, y de su relación con su esposo y las hermosas verbenas que regularmente le regalaba. Diez años de matrimonio, seis hijos, una mujer feliz.

Un día Norberto comunica a Francisca que debe viajar a Santiago, volvería en siete días, Francisca lo despide deseándole un buen viaje, él la besa paternalmente y sube al coche que lo trasladará a la Estación del tren.

Transcurrida la semana, más de un mes, un año, Francisca supo que Norberto nunca regresaría, recordó las noches en las que su esposo regresaba ya de madrugada al hogar. -Una situación inesperada- aludía Norberto como excusa, él mentía, asistía a las presentaciones de las Compañías de Cuplé que llegaban al puerto desde España. Alguien se lo dijo, Norberto había huido con una cupletista de quien se había enamorado.

Ella se vistió de negro y nunca más salió de su casa, los hijos no continuaron sus estudios y comenzaron a trabajar, las niñas en el servicio doméstico, los varones en diferentes oficios, ella lavaba en su casa ropa ajena, vendió su piano, los cuadros, muebles y joyas, no derramó lágrimas, enmudeció, el golpe furtivo recibido, mató la verbena de su alma como el vaso trizado filtraba el agua que extinguía la lozanía de las verbenas.

Veinte años transcurrieron, sus hijos hicieron su vida y ella la que le quedaba; años después recibió un telegrama que le comunicaba el fallecimiento de Norberto en Madrid, se requería la presencia de los herederos para la entrega de sus bienes.

No se interesó, tampoco los hijos, el vaso roto circundado por la trizadura estaba vacío entre los escombros de un ignoto peñasco bajo los violetas del cielo de una verbena marchita.

 
EL_RETO_GANADORES,04.11.2012
CAVERNA / José Emilio Pacheco

Es verdad que los muertos tampoco duran
Ni siquiera la muerte permanece
Todo vuelve a ser polvo.

Pero la cueva preservó su entierro.

Aquí están alineados
Cada uno con su ofrenda
Los huesos dueños de una historia secreta.

Aquí sabemos a qué sabe la muerte
Aquí sabemos lo que sabe la muerte
La piedra le dio vida a esta muerte
La piedra se hizo lava de muerte.

Todo está muerto
En esta cueva ni siquiera vive la muerte.

Este es el texto:

I
Sabía que iba a morir y tenía miedo, mucho miedo. Su muerte era necesaria e ineludible; pero ello no le quitaba esa angustia recóndita que le atenazaba el corazón. Un par de lágrimas rodaron por sus mejillas y se sintió algo mejor, aliviado.
Pasaba de la medianoche y estaba solo. La voz interna que lo guiaba, le habló. Y él escuchó porque era un consuelo oírla:
“Recuerda que la muerte no es eterna, ni la carne. Polvo somos…Y tú, eres la vida”.
Quizás lo fuera; pero su carne humana sufría y acusaba el dolor.
“Mañana terminará y empezará todo”, pensó. “No sé si estoy dispuesto; si habré de soportarlo”.

II
El día siguiente no le trajo más que penas y dolor. Un dolor físico insoportable. Un dolor profundo en las entrañas, ante la ceguera de quienes más quería. ¿De que valía el amor y la esperanza?
Todavía dudó: “¿de verdad soy la vida?”. Y alcanzó a elevar una breve plegaria antes de que sus ojos se cerraran para siempre.
Así que no vio cuando envolvieron su cuerpo en una sábana de extraña blancura; ni quienes o cómo lo llevaron al lugar donde habrían de reposar sus restos.
III
Sus huesos fueron a parar en un nicho oscuro adosado en la pared de una cueva, una caverna que sabría de su muerte, como lo sabían todos los que lo habían querido bien: su madre, sus hermanos, ¿la gente?...
Era tiempo de pagar tributo a la madre tierra, de fundirse con ella, de ser uno con ella y lo mismo: polvo, sólo polvo…
IV
Abrió los ojos y no vio nada. Una oscuridad tibia, callada, lo envolvía. La tierra, la piedra; por sus venas, sentía correr la fuerza avasalladora y la fortaleza de la piedra, de la piedra inmemorial. “la piedra me dio vida”, se dijo. La verdad, es que él era la luz, la vida.
V
Sus deudos vinieron a buscarlo y no lo encontraron; sólo hallaron el nicho vacío. En aquella oscura y silenciosa caverna, todo estaba muerto, y en ella ni siquiera vivía la muerte…


 
EL_RETO_GANADORES,04.11.2012
Santiago Kovadloff

EXTERNO

Puedo ser, a veces, pura exterioridad.
De pie en la oficina donde tramito mis cosas,
o atento a que me llamen,
con un número en la mano,
en la cola
de los que adeudan la luz,
no leo, no pienso, no recuerdo,
ni siquiera miro a los que me rodean.

Aprendí a aguardar mi turno
sin buscar amparo en nada.
Nunca estuve en tantos sitios
Tan desnudo como ahora;
nunca tan entero en una fila,
entregado sin más
a la espera con que espero,
gestos, músculos, sudores solamente;
libre al fin de mí, sin más allá,
externo, desasido,
absorto en esa mansa
inconsistencia del instante.

bSOLO UN INSTANTE/b

Los dedos de Juan volaban sobre el teclado del ordenador . Quería terminar ese artículo lo antes posible para poder llevarlo al Diario.
“Ser periodista no es fácil, pero por algo me gusta y qué no me interrumpan con alguna llamada estúpida por el celular.” Fue el flash de un instante y otra vez, concentrado en su trabajo volvía a releer, a corregir; estaba por imprimir el artículo, cuando escuchó que algo se deslizaba debajo de la puerta de entrada.
- ¡Una carta ¡ Será posible -.exclamó mientras iba a ver de que se trataba. No era una carta…Aviso urgente: Falta de pago de luz. Vencimiento en la fecha.
-¡Malditos! Y justo hoy, que tengo que entregar este trabajo. Soy Free Lance, pero igual hay que cumplir.

Después de emitir algunos insultos más fuertes, Juan decidió pasar primero por el Diario y después emprender el largo viaje a la oficina de Pago, en el otro extremo de
la ciudad. Luego fue a la parada de l Bus. Mientras
esperaba, un chaparrón impiadoso lo empapó.
Cuando llegó a la oficina lo recibió un cartel:
“Abrimos a las 3 P.M.”
Eran las 2 P.M. Ya había varias personas esperando y justo delante de él, una chica. Juan le tocó el hombro
con suavidad y cuando se dio vuelta, sus ojos lo miraron intrigados.
- Disculpá, como ves, estoy empapado; me guardarías el lugar solo para salir y sacar el agua de mis zapatos. Unos minutos nada más.
-Disculpá -,le contestó ella,- somos todos iguales aquí, así que aguantate. – Después volvió a mostrarle su espalda.
Juan estaba a punto de lanzarle una contestación, pero se contuvo. Los ojos de la chica lo habían hechizado.
Volvió a tocarle la espalda.
-¿Qué querés ahora?
-¿Por qué no nos hacemos amigos?
Ella sacudió los hombros y le informó con voz indiferente que se llamaba Noelia.
- Extraño nombre. Te queda bien -.le contestó Juan.
El tiempo avanzaba a paso de caracol, pero no para ellos. Poco a poco se contaron sus respectivas historias, él su entusiasmo por el periodismo, ella de su trabajo de diseñadora de ropa.
Terminado el trámite salieron. Noelia le propuso:
- Vení a mi cueva, está cerca de aquí. Ahí podrás secar tus medias y zapatos.
Juan sintió que sus visceras ardían; en ese mismo instante un temor helado atravesó su mente. Fue solo un instante. Levantó la cabeza, apenas agachada, y sonrió:
- Acepto.
Salieron, pegados ella a él.
Deseo
Excitación
Pasión
Así pasó la primera semana.
Poco a poco Noelia comenzó a retraerse. Juan en cambio estaba desesperado y sintió que la situación lo enloquecía. Odiaba la violencia y no podía entender esa actitud.
Lentamente entró en un estado de letargo y sumisión, aunque percibía la fría mirada de desprecio de la chica.
Noelia salía para su trabajo como siempre y Juan se quedaba apoltronado, incapaz de reaccionar.
Casi había pasado un mes. Al fin sintió que una rebeldía al principio casi imperceptible, comenzaba a crecer en su interior
Ya no soportaba las miradas irónicas, la voz aguda de
mando…
Recordó con insistencia ese instante de temor el día que se conocieron. “¿ Qué percibí? ¿Por qué?” se preguntaba una y otra vez.

Esa mañana Juan se despertó de madrugada; el canto insistente del zorzal anunciaba la primavera y le pareció
que ese canto iba dirigido a él. Fue entonces que tomó su decisión de liberarse.
Sabía muy bien que no iba a dormir y esperó a que cantara el zorzal..
Comenzó a vestirse y preparar el bolso que había traído. De vez en cuando echaba una mirada a Noelia, que dormía profundamente.
El bolso chocó contra una de las patas de la cama.
-¿ A dónde vas?
Juan no le contestó y salió a toda velocidad. Mientras bajaba la escalera, volvió a escuchar su grito y el roce de la ropa con la que se vestía.

La calle estaba silenciosa y aprovechó para cruzar a la vereda de enfrente.
De golpe escuchó el chirrido de un freno, el conductor que bajaba del auto.

Juan no se dio vuelta; empezó a correr y siguió corriendo, corriendo…


 
EL_RETO_GANADORES,06.11.2012
A las Estrellas.
Gertrudis Gómez de Avellaneda (1814-1873)

Reina el silencio: fúlgidas en tanto,
luces de amor, purísimas estrellas,
de la noche feliz lámparas bellas,
Bordais con oro su enlutado manto.

El placer duerme y vela mi quebranto,
y rompen el silencio mis querellas,
volviendo el eco, unísono con ellas,
de aves nocturnas el siniestro canto.

Estrellas, cuya luz modesta y pura,
del mar duplica el azulado espejo,
si a compasión os mueve la amargura.

Del intenso penar, por que me quejo,
¿Cómo para aclarar mi noche oscura
no teneis ¡ay! ni un pálido reflejo?
Gertrudis Gómez de Avellaneda (1814-1873)

bA Las estrellas/b

En su habitación, Vera temblaba de impotencia. Apenas llegó esa mañana del colegio, con la ilusión de ver nuevamente a su hermana y ahora estaba comprometida con un desconocido que le triplicaba la edad. Todo su ser se reveló en contra, pero las súplicas, los gritos y las lágrimas no lograron convencer a su padre de la equivocada decisión.
Anhelaba una promesa insostenible. Sentía su quintaesencia cada noche, derramando sobre ella su gloriosa calidez. Conteniendo las lágrimas, recordó a su madre en su lecho de suaves almohadones.
–Cuéntanos el cuento de las estrellas –pedían Vera y su hermana Marcia antes de dormir. Su padre lanzaba un sonoro chasquido, desaprobando esa “ridícula petición”, pero ella siempre las complacía y les contaba sobre las estrellas viajeras.
–Si lo desean con todas sus fuerzas –decía soñadora –tal vez una de ellas baje y las lleve a pasear.
Los ojos de Vera relampagueaban de regocijo. El cuento le fascinaba tanto, que en navidad, su madre le obsequió un alhajero atestado de cuentas de vidrio con forma de estrella. Fue su última navidad juntas. Terminaron los cuentos de hadas y los días transcurrieron entre deberes y sermones que un día, apagaron el afable carácter de Marcia.
Una noche, cuando todos dormían, tomó su alhajero, salió por la ventana y trepó por el tejado hasta llegar a la chimenea. Ahí, alzó en su mano la más bella de todas y le pidió a las estrellas que la llevaran con ella.
Cuando bajó, la esperaba la mirada reprobadora de su padre. Furioso, le arrebató el alhajero y días más tarde, ambas partían al colegio St. Mary Ascot. Sólo regresaron cuando Marcia terminó sus estudios. Para entonces, su padre ya había arreglado un ventajoso matrimonio para Marcia y al poco tiempo, partió hacia su nueva y pusilánime vida.
Entre lágrimas Vera agitó su mano mientras el carruaje se llevaba a su hermana envuelta en encajes y tafetán blanco.
Ahora, prisionera en su habitación, ni siquiera podía ver por su ventana, tapiada desde ese episodio de su niñez.
El ligero sonido de la cerradura anunció la llegada de Marcia. Corrieron a abrazarse como cuando eran niñas y se confortaron en un cálido abrazo.
–Están tan bella –declaró Marcia apreciando la exquisita figura envuelta en organza y brocado y que contrastaba con su elegante vestido negro.
–No puedo hacerlo. –Confesó Vera casi en un gemido.
–Papá tiene grandes negocios que espera consolidar con tu boda. Abajo todo está listo para recibirte con tu esposo. Nada puedes hacer. –con ternura tomó sus manos entre las de ella. –No tarda en llegar para escoltarte. Me adelanté porque necesitaba entregarte algo que encontré en la habitación de mamá. –Sonriendo, la llevó al otro extremo de la habitación donde levantó una tabla del parquet y sacó su precioso alhajero.
Asombrada Vera lo tomó con delicadeza y la miró agradecida. Incontables noches lloró su pérdida y ahora la promesa volvía a sus manos.
En eso, su padre entró. Miro a Marcia brevemente y después se detuvo en Vera. Con mirada crítica la examinó unos instantes y después asintió en silencio.
–Es hora de irnos –Sentenció. Tomó a Vera del brazo y casi la arrastró fuera de la habitación. El tiempo se agotaba y antes de partir, Vera abrazó a Marcia y le susurró con premura:
–No vayas Marcia. –Agitada murmuró. –Espérame aquí y por favor… quita la tapia de mi ventana. Confía en mi –agregó al ver el asombro en el rostro de la chica.
El rumor enfadado de su padre terminó con el abrazo. Dócil, bajó a donde los esperaba un carruaje y partieron rumbo a la iglesia.
A Marcia le asustaron las palabras de Vera y al mismo tiempo, recordó la sensación aprensiva que ella misma sintió. Decidida, tomó bajó por un atizador de la chimenea y regresó a quitar la tapia.
Poco a poco, entre rechinidos y astillas, logró desprender la madera que cubría la ventana justo para ver un veloz carruaje avanzando hacia la finca por el serpenteante camino. Una figura de ondeante velo, lo conducía con destreza. Más atrás, un jinete salía de entre los árboles en persecución de la chica. En la temprana oscuridad del anochecer, las primeras estrellas brillaron y desde la colina, un suave viento estelar se precipitó en el desasosiego.
Instantes después y en medio de la confusión de la servidumbre. Vera irrumpió en la finca y corrió escaleras arriba donde Marcia la esperaba. Con la cerradura puesta y sin perder tiempo, Vera tomó el alhajero y ambas treparon por las tejas. Marcia alcanzó a escuchar a su padre gritando y aporreando la puerta.
Arriba, el viento había arreciado y las hojas secas danzaban en fantásticos giros, arremolinándose en grácil garbo, mientras el cielo oscurecido recibía a la estrella viajera.
En ese momento, Vera abrió su alhajero y un objeto de brillo prodigioso flotó y se posó en su mano. Vera lo alzó mientras la estrella bajaba.
–Es la promesa de mi príncipe de plata –expresó Vera solemne –Prometió que vendría por nosotras.
La luz las rodeo y se condensó formando la figura de un hombre. Marcia pudo ver el devoto amor en sus miradas y sintió una inmensa alegría por su hermana. El sonido de la puerta cediendo a la fuerza, precipito sus acciones. Miró al príncipe y en silencio le pidió que cuidara de su hermana. Después, ignorando las súplicas de Vera, comenzó a bajar impidiendo con su descenso que su padre subiera.
Una vez abajo, atónitos, observaron como las dos figuras se perdieron en una intensa luminosidad y se elevaron rigiendo la noche. Sin sombras que perturbaran su majestuosa calma. Entre lágrimas, Marcia escuchó la promesa de su hermana. “Cada noche que franquee el equinoccio de otoño, dos estrellas brillarán en tu cielo”.
Tan dulce como el primer beso, la brisa acompañó en su áurea travesía a los hermosos diamantes como un suspiro largamente contenido.
 
ninive,06.11.2012
Mañana último día para presentar textos.

BVOTACIÓN/B

8,9,10 de Noviembre se vota en vorareto en PRIVADO con la modalidad 3 al mejor 2 y 1 a los siguientes en lpreferencia.
Quien no vota recibe una sanción de -3 puntos

BTALLER POST-RETO/B
Después de la votación haremos un taller post- reto

Estan invitados todos los cuenteros de la página a corregir y criticar constructivamente uno de los textos a elección.

Las críticas serán provechosas para todos.
Lo ideal sería elegir el texto cuando aún no se sabe la identidad del autor.

Lebrizuela y Ninive criticarán uno dos cuentos cada uno.
Pongamos entusiasmo en este taller post Reto que comenzará aquí después de la publicación de los resultados.

 
votareto,10.11.2012

bSe prolonga el plazo de votación para el Reto II " uPon cuento al poema de TU elección/u " hasta mañana, Domingo 11 de Noviembre a las 00.00 hrs. de la Página/b.
 
el_reto_ganadores,13.11.2012

bRESULTADOS GANADORES II PON CUENTO AL POEMA/b

b* Ganador /b con 11 votos:

bsirio/b con " Aquí yo … ¿ allá quién ? "

b* Viceganador/b con 10 votos

bgsap/b con " En la niebla "

8 votos:
" Una mañana intensa " de pelito

7 votos:
" Jazmines en la oscuridad " de Shou
" El vaso roto " de –bernardo-

6 votos:
" Allí " de gmmagdalena

5 votos:
" Crónicas del camino de Santiago " de manodelepanto

4 votos:
" Huelga en tinta " de graju 7 votos recibidos – 3 sanción por no votar
" Cambalache " de ambrocio 7 votos recibidos – 3 sanción por no votar

3 votos:
" Círculo " de sabiel

2 votos:
" A las estrellas " de kone

1 voto:
" Todo por nada " de txekitos
" Irak " de aguilagris

" Un relámpago apenas " de rhcastro 3 votos recibidos -3 sanción por no votar

Sin votación:
" El amor no se regula " de pato-guacalas
" Caverna " de maparo55
" Solo un instante " de ladanny

 
rhcastro,13.11.2012
No terminè de leerlos, por eso no votè, pero lo que leì, oh oh!! Bastante bueno. De poder hubiera votado 3 puntos por el ganador, me gustò mucho ese texto.
Felicidades a todos. Fue bueno participar
 
Manodelepanto,13.11.2012
Muchas gracias a todos. Un magnífico certamen con magníficos escritores. Los felicito. Gracias quienes trabajaron para hacerlo posible. Y, claro que será honroso comentar o precisar detalles de algunos de los cuentos publicados.
Os dejo un fuerte abrazo.
 
ninive,13.11.2012
Felicitaciones a Sirio ganador y a gsap viceganadoras.

Todos los textos concursantes son de calidad.. Felicitaciones a todos

Comenzará un poco m,ás tarde el Post Reto crítico y será interesante ver opiniones críticas sobre alguno de los textos presentados.

Hasta pronto-

COMO SIEMPRE UN AGRADECIMIENTO ESPECIAL A iGNACIA Y GADEIRA QUE SE OCUPAN DE LA VOTACIÓN Y DE CORRER DETRÁS DE LOS REZAGADOS.


Es conveniente que los participantes tengan en cuenta que participar comprende también votar . Por respeto a los demás. Un abrazo a todos.

 
gmmagdalena,13.11.2012
Felicitaciones a los ganadores, ambos cuentos me parecieron excelentes y tienen merecidos primeros puestos. Todos son muy buenos y con mucho despliegue de imaginación y buenas letras. Agradezco a los que me votaron, y a la maestruchi, Ignacia y Gadeira por su trabajo. Magda
 
Shou,13.11.2012
Felicitaciones a los ganadores. Merecidos primeros puestos.
La verdad es que hubo un despliegue de calidad e ingenio y la votación fue difícil, vale el aporte de todos los que participaron. Gracias a los que me acompañaron con sus votos.

Para el equipo de Ninive, Ignacia, Gadeira todo el reconocimiento, todas las estrellas.
 
sirio,13.11.2012
Estoy verdaderamente emocionado, muchas gracias a todos los que votaron por mi cuento. Ahora me tocó ganar, pero la verdad es que hay muchos de gran calidad que igual se merecían el primer sitio. Felicidades a todos y un fuerte abrazo.
Ahora a que participar en el post reto crítico.
 
Gadeira,13.11.2012
Compañeros y compañeras, de nuevo muchas felicidades a los ganadores, así como al resto de participantes. Es un placer colaborar con ninive e Ignacia en el recuento de votos, y un honor leer vuestros textos.

Os dejo un regalito de una poesía que me gusta mucho, tal vez la que hubiese usado de participar en este foro; sobre todo porque los tiempos que corren necesitan mucho de ese ..."Si yo...tú" Y también, porque la voz de Txus Di Fellatio, el letrista y voz del grupo: el Mago de Oz...me encantaaaa, me mataaaa jajajja

Besos.

 
kone,13.11.2012
Felicidades a todos por tan magníficos cuentos. Fue una delicia competir con tan excelentes escritores. Sirio y Gsap estuvieron imponente. Estrellas y abrazos.
 
ninive,13.11.2012
Gracias por la hermosa poesía Gadeira. Es natural que ocupándote de las votaciones no hayas participado, pero si hubiera competido esta poesía hubiera estado a la altura de todas las otras.

Excelente la elección de las poesías Una más hermosa que otra. Todas con ALGO para pensar.
 
ninive,13.11.2012
bPOST-RETO-CRÏTICO/b

Comenzaremos un espacio para criticar en forma constructiva algunos de los cuentos presentados.

Esto no impide que sigan dejando sus saludos por el resultado de la votación.

Creo que esta parte didáctica del reto será útil a todos .
Quien se oponga a una revisión de su texto puede hacerlo saber.
Esperamos la críticas.............
 
rhcastro,13.11.2012
Olvide felicitar a doña qsap. Felicidades!!!
 
ninive,13.11.2012
tengo una critica que preparé antes de saber el resultado de las votaciones. Lamento que ambrocio no haya votado . Espero que lea mi revisión de su texto.

bCr[itica a Cambalache de ambrocio/b

Cambalache

Es un buen cuento que parece estar demasiado oprimido dada la extensión que debía respetar.
El narrador es un Yo que habla con palabras muy acertadas pero que se presenta como una persona poco instruída. ¿ Cómo trata de lograrlo el autor?: con errores gramaticales tan forzados que no convence. En un escrito alterar la grafía de las palabras para señalar la poca cultura del protagonista no funciona y lamentablemente se puede pensar que esos errores no hayan sido voluntarios o errores de tipeo.
EJ:
ha veces por a veces
porque - por qué en pregunta
sabia por savia
ipocrecia por hipocresía
jente por gente
hera por era
No creo que se justifique la mayúscula en “él” cada vez que se refiere al socio.


Esl poco feliz la comparación con Mona Lisa, pero se puede aceptar dado el caracter del narrador .
A pesar de lo dicho, el texto se impone por su originalidad y frescura.

Muy Buena la conexión con la poesía propuesta



 
leobrizuela,13.11.2012
Creo necesario señalar que esta crítica al cuento la elaboré mucho antes de la votación, que la elegí al azar sin haberla cotejado con otros textos subidos y que no tengo el gusto de conocer a Sirio, su autor.




Cuento “AQUÍ YO... ¿ALLÁ QUIEN?”

Un interesante final, por lo inesperado, bien disparado sin piedad sobre la sorpresa del lector. El desarrollo, acorde con ese final; cuenta (luego se sabe) el devenir del alma errabunda con una delicada ambigüedad que evade la suspicacia.
Como crítica, diré que observo muchos detalles de estilo que desmejoran el texto.
En primer lugar una tendencia a frases demasiado largas, donde en una misma oración funcionan varias ideas, separadas por comas. Ver los párrafos 5º ( El frio…), 7º (Con los cinco sentidos…).
Una lectura en voz alta (lo que acaso faltó ) revelaría la imposibilidad de una inflexión natural de la voz y pondría en evidencia el tono de letanía, y de fatiga auditiva que se produce ante lo cargado de cada parrafada.
Advierto, además, una profusión de frases hechas y clichés, que no olvidan también una excesiva ornamentación de adjetivos: “Una sonrisa se dibujó en su rostro” (además, ¿por qué rostro y no cara, que es más realista? ) “El desosiego me envolvió por completo”, “tersa piel”, “mi corazón se llenó de alegría”, y acaso la más representativa: “Una lágrima corrió por su mejilla”
Por último, señalaré que, en literatura, la enumeración se debe hacer con letras, salvo casos especiales. “ … magníficos 5 árboles” y “me sentaba de 6 a 8”.
Rescatable resulta la gramática, exenta de errores ortográficos. Lo que no deja de revelar una condición y aptitud muy recomendables para una pluma con ambición de perfeccionamiento.
 
ninive,13.11.2012
Lo que nos deja como enseñanza en la reseña de leobrizuela es que hasta los ganadores cometen fallas y esto me hace pensar en los que no han tenido ningún voto ¿alguien puede aportar ideas. .Hay tres sin voto.¿qué los decalificó?

De la crítica de leobirzuela podemos sacar muchas enseñanzas. Recojo una que habría que pulir de muchos textos. LOS LUGARES COMUNES .

¿qué es un lugar común en literatura?
Es una expresión o grupo de palabras muy utilizada, al punto de llegar a ser un defecto que debe ser suprimido, a menos que se haga intencionalmente.
dientes de perla, dolor profundo....
 
sirio,13.11.2012
Agracezco a leobrizuela su crítica a mi cuento, no se me había ocurrido que una lectura en voz alta pudiese revelar las frases demasiado largas. En lo referente a los números, no tenía idea que se deben enumerar con letra y en cuanto a los adjetivos, aunque me gustan esas frases hechas "lugares comunes" (gracias nivive), en lo futuro procuraré no usarlas de más.

Un abrazo a todos.
 
pelito,13.11.2012
Gracias por los 8 votos que recibió mi cuento: este micro lo escribí hace mucho, y solo le agregué un poema al inicio (¡pequeña trampita!).
Y aunque no voté por el cuento ganador, ahora que lo repaso descubro que realmente es muy bueno, con ese intenso final que toma por sorpresa (solamente evitar lo inverosímil: una vieja rama que cae no se rompe en mil pedazos, ¡francamente!) .
En general, cada narración expresa un punto de vista que resulta estimulante para el lector. Saludos a todos.
 
umbrio,13.11.2012
Sin mayor intención que la de participar en el foro, ahí van mis aportaciones al mismo cuento que glosó Leo.

A veces, al cobijo de las licencias, se escriben historias inverosímiles, en este cuento me cuesta trabajo imaginar la motivación del difunto para regresar y contarnos que no sabía que estaba muerto. Diferente sería y nos cuenta su historia desde la misma confusión.

Algunas observaciones puntuales

En la frase “mi refugio desde el cual observaba los últimos rayos de sol ocultarse tras aquellos 5 magníficos árboles, como solíamos hacerlo tú y yo frecuentemente”. Causa confusión, de acuerdo a la redacción se lee que los que solían hacer es ocultarse tras aquellos cinco magníficos árboles. Una redacción más afortunada para la idea sería: mi refugio desde el cual observaba, como solíamos hacerlo tú y yo, los últimos rayos…

En esta frase, “apresuré el paso y a medida que avanzaba el miedo crecía en proporción directa a la velocidad que yo imprimía.”, no se aclara a que le imprimía velocidad, tl vez: en proporción directa a la velocidad de mis pies.

“al pasar por las ramas y el espeso follaje alrededor”, me sobra la palabra alrededor.

“Vi los últimos rayos del sol reflejados en una lágrima que corría por tu mejilla y cuando estaba a punto de enjugarla… observe”. Esta frase es parasitaria, ya había visto los últimos rayos del sol o duraron mucho? Y ver los rayos reflejados en una lágrima es poco posible, pero en fin. Por último es cierto lo de la ortografía que señala Leo, una nimiedad es observé.
 
ninive,14.11.2012
Una nueva crítica Se trata del texto ALLÏ de gmmagdalena

Allí

Este texto es interesante. Está escrito por una primera persona y se dirige todo el relato a una segunda persona abstracta que se supone sea el lector.

Otro recurso que atrajo mi atención es la interrupción de ese tipo de relator colloquial, por otro primera persona neto que nos presenta el núcleo de la trama

Encuentro que el autor alarga las frases sin motivo


Primera frase:
Juan me trajo el libro, tiene poesías de varios autores, leí algunos casi por obligación, sé que Juan lo hace para distraerme, para sacarme de la apatía en la que me encuentro inmersa, pero no vaya a creer que siempre estoy triste, hay cosas que me alegran aún, muchas.

Lo importante en esta frase es que Juan trajo un libro de poesías ¿porque no decirlo simplemente así.

Juan me trajo un libro de poesías para distraerme y sacarme de la apatía. Lo leí casi por obligación.
“No vaya a creer que siempre estoy triste, hay cosas que me alegran aún, muchas.
El texto sigue sin problemas pero aconsejo repasarlo y podar las frases y las palabras inútiles !! Hay que encontrarlas!!
En la parte central ha sido muy bien elaborada la rapidez de la acción. El autor lo logra con palabras cortas, con preguntas en cadena, con una puntuación acertada.
Hago notar el buen uso de apertura y cierre del signo de interrogación. Muchos olvidan este detalle que caracteriza la interrogación escrita en castellano

En la tercera parte vuelve el coloquio. Muy bien

Creo que el autor de este texto interpretó espléndidamente el contenido de la poesía en la cual se inspira

bDe este texto aprendemos a PODAR las frases largas
A abrir y cerrar los signos de interrogación.
A interrumpir un relato con un intermedio que refiere como un flash un acontecimiento anterior./b


 
leobrizuela,14.11.2012
Respecto a lo señalado por Nínive, es bueno saber utilizar la elipsis como forma de eliminar la tendencia a escribir frases quilométricas, en la creencia de que ello les otorgará una fuerza contundente e irrebatible.
En general, prefiero las oraciones cortas, que no enarbolen mucho más de un verbo y un concepto.
Por eso, la elipsis o supresión de términos ociosos, es una actividad muy recomendable a la hora de las correcciones que todo texto necesita.
Y lo interesante es que, contrariamente, esto no significa que se deba escribir con un estilo telegráfico, restringido. Por lo menos no en todos los casos.
Como siempre, el punto lo determinará el contexto y la necesidad que el mismo impone.
Si un escritor dice: "Sacó un arma y apuntó", esta corta frase concuerda con el tiempo de la acción. Se visualiza como un acto relámpago. El lector adquiere el ritmo de las acciones.
Si en cambio dice: "El individuo extrajo un arma de fuego de la funda, la apuntó contra el adversario..." ya la acción no es la misma; hubo que leer más para visualizar el acto. Se perdió inmediatez. El mensaje es otro.
Y pongamos atención que en ambos casos la escritura es, gramaticalmente, irreprochable.
¿Cuál es la forma correcta? Respuesta: AMBAS.
Como siempre, depende del contexto y de la INTENCIÓN comunicativa del autor.
¿Y cómo llevar al papel esa intención? Es la pregunta del millón, cuya respuesta es... escalar y escalar hasta llegar a escribir bien.

 
ninive,14.11.2012
Los textos sin votación no son siempre los peores. Que no se depriman los que vieron el cero junto a su cuento.

Sin ser los peores puedo decir con certeza que los pocos o ningún voto los reciben aquellos escritos que no atraen que no contemplan la regla sagrada del cuento.
El cuento según una definición de Cortázar es como una fotografía. Lo que nos interesa contar debe atraer al lector . Es un momento captado para que capture nuestra fantasía o nuestro intelecto.
Los cuentos que pierden el hilo que empiezan presentando un núcleo y lo derivan a otros, los que no son verosímiles por su estructura o su forma de contar no llegan a atraer la atención . Pueden estar muy bien escritos pero NO LLEGAN.

Si alguien quiere contradecirme ....

 
gmmagdalena,14.11.2012
Gracias maestruchi por tu corrección, ya con tiempo veré de mejorar ese detalle. En cuanto a la puntuación, siempre recuerdo que fue una de las primeras cosas que me indicaste cuando empecé a escribir cuentos y es verdad que todos tendemos a solo cerrar el signo, pero una vez que nos acostumbramos, es lo ideal. Besos
 
leobrizuela,14.11.2012
Agrego, y como excusa de escritor barato que soy, que el cuento es, después de la poesía, el género más difícil de la literatura.
La novela, por ejemplo, puede incursionar en temas laterales, incorporar y quitar personajes, presentar una acromegalia estilística, detallar aspectos hasta banales y anecdóticos, y siempre está bien.
El cuento deberá ser preciso y, además, narrar mucho con poco, con una trama breve y cerrada y, por lo tanto, dominante.
 
EL_RETO_GANADORES,15.11.2012
El cuento Ganador y el Viceganador figuran ya en el HOME del reto . Están invitados a dejar un comentario
 
-bernardo-,16.11.2012
¡que buena! 7 votos, agradecido de recibirlos y de quienes me otorgaron el privilegio, la poesía que elegí fue algo instantáneo cuando leí las bases del reto, de tanto escuchar a mi abuelo recitarla la aprendí de memoria antes de entender de que se trataba, así como un loro.
Me gustó participar y solo yo se el tiempo que le dediqué, también me fue difícil votar, me gustaron muchos más que tres cuentos. Lo que he leído en este post reto es enriquecedor para quienes, como yo, escriben solo porque nos gusta sin tener idea de literatura, gramática ¿elipsis?, absolutamente analfabeto en el tema, Ninive, Leobrizuela, Umbrio son claros y precisos en sus correciones y enseñanza, lo agradezco, generosos en su sabiduría, no hay mucha gente así que entrega y nada espera, mi agradecimiento y admiración.
 
rhcastro,16.11.2012
Què noble persona eres bernardo.
 
sabiel,16.11.2012
Quiero dar las gracias al equipo por permitirme participar, y a los que votaron por mi cuento, que en todo caso es la sumadora con el poema de Juan, y a todos los que tuvieron la paciencia de leerlo.
He aprendido mas de algo, y siempre hay ganas de aprender más.
Felicito a los ganadores, y a los demás también, que me costo escoger solo tres y por orden (de hecho escogí cuatro y reboté...). Todos están muy buenos.
No corrijo por que:
La gramática se me va en collera,
Soy novato
Tengo mala memoria
Necesito aprender
No he leído lo suficiente
y un laaaaaaarío etcétera...
Además, valga la repeticion de la idea, como mirar la paja en el ojo ajeno si en el mio hay una viga, preferiría que me corrigieran para aprender...
 
ninive,16.11.2012
Nuevo reto : se anunciará hoy
 
leobrizuela,16.11.2012
Gracias, Bernardo, por tu concepto tan generoso. No obstante, en unos días te llegará por correo la factura por el servicio prestado, con un importante descuento por pertenecer a la página, aceptamos cheque, jajajaja. Un abrazo, amigo.
 
maparo55,17.11.2012
Hola a todos: aunque mi texto no haya recibido un solo voto, me senti emocionado de participar y leer los cuentos concursantes. Al escribir, no siempre se acierta y hay que trabajar mucho para ir mejorando. Por eso, me siento dispuesto a seguir insistiendo en los retos y leyendo sus atinados comentarios, porque es una forma bastante práctica de ir aprendiendo. Saludos al equipo que organiza los retos y a todos los compañeros que participaron.
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]