TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Retos y Concursos / Desafío Creativo V (sólo para valientes...) - [F:16:12754]


Canon,16.08.2014

Este desafío está pensado para todo aquel que esté dispuesto a poner a prueba su imaginación y su capacidad literaria.


bu¿Cómo participar?/b/u

Cada cuentero que desee participar, deberá proponer abiertamente:

b* Un personaje cualquiera/b (iuEjemplo/u: Un angel, un payaso, una niña pequeña, un chico de veinte años llamado José/i)
b* Un escenario cualquiera/b (iuEjemplo/u: Un barco, el Purgatorio, una caja/i)
b* Un género o subgénero literario/b (iuEjemplo/u: Poesía, Cuento, Terror, Ciencia ficción/i) -obviamente, queda excluida la novela o cualquier género demasiado extenso-

Los aportes pueden tener relación entre sí, o no.

iTened en cuenta que dejar propuesta implica seguir participando a lo largo de todo el desafío/i


buReparto de variables/b/u

Una vez recibidas las propuestas, numeraré los datos al azar.

En los siguientes 3 días, bcada uno de los participantes dará 3 números para escoger un personaje, un lugar y un género o subgénero/b. El primer participante que escoja, podrá hacerlo sobre todos los números disponibles. Los subsiguientes ino podrán repetir los números dados por los anteriores/i. Yo, como organizadora, me quedaré con los que queden al final sin escoger.

En el hipotético caso de que una persona de las que lanzó propuestas no escoja números, publicaré las opciones restantes, y será el primer concursante que comente en el foro quien decidirá los datos con los que trabajaré.


buPublicación de textos/b/u

Cuando se hayan repartido todas las variables, se abrirá un plazo de diez días para bsubir al foro un texto en el género o subgénero literario que le haya tocado, usando el personaje asignado como principal /b–pueden añadirse más- by el escenario asignado como el predominante /b (aunque haya otras localizaciones secundarias).

biSe establece un máximo orientativo y flexible de 1.000 palabras /b/i

Las publicaciones serán abiertas.


buEspacio de Crítica/b/u

Cuando todos los concursantes hayan posteado sus textos, bse abrirá un espacio de crítica, desde el más absoluto respeto y con una perspectiva constructiva/b. En él se valorará y dará opinión libremente sobre qué relatos consideramos que mejor o más fielmente se han adaptado a las premisas y por qué, y se pueden dar consejos sobre cómo mejorar o pulir un escrito. También se puede dar réplicas sobre el propio texto.

Este paso no siempre es sencillo. Sin embargo, bies importante/b(y enriquecedor para los demás) bque todos aquellos que participen en la redacción, también lo hagan activamente en el período de crítica/b/i.


buOtra información/b/u:

buCUPOS/b/u: Se dará un plazo orientativo de dos días para apuntarse al desafío.
El cupo medio de cuenteros por desafío será de 10. A partir de ese número, cerraré la “admisión” de participantes. El máximo número de cuenteros para un mismo desafío será de 13. Si se excede este número antes de que lo cierre, se harán dos grupos iguales, tomando como referencia para dividir a la gente el “orden de llegada”.
El número mínimo de participantes para arrancar el desafío será 5.

buPLAZOS/b/u: Todos los plazos (de participación, reparto de variables y publicación), son orientativos; el reto avanzará al ritmo que se alcance el cupo, finalicen las elecciones y se hagan todas las publicaciones. Esto demanda más atención por parte de los participantes, pero mantiene el desafío dinámico.

buBANDERA BLANCA/b/u: Cuando un cuentero tenga dificultades, sea con el estilo, los personajes, o con todo el conjunto de variables, puede pedir ayuda. Se le pueden lanzar ideas, o ayudarle técnicamente, según lo que necesite, lo que dará lugar a un pequeño taller literario o creativo. En esta sección pueden participar tanto los demás concursantes como otros cuenteros.

 
Canon,16.08.2014
Para dar comienzo al desafío, resumo la primera parte.

Se pide:

* Un personaje
* Un escenario
* Un género o subgénero literario

Hasta el bLunes 18/b inclusive, todo aquel que desee participar puede dejar estos datos en el foro.


iTened en cuenta que dejar propuesta implica seguir participando a lo largo de todo el desafío
/i


Mis propuestas son:

b* Un niño prodigio
* Un faro
* Absurdo
/b

 
filiberto,16.08.2014

Personaje: un espectro
Escenario: la cornisa del quinto piso
Género:fábula
 
agostina,16.08.2014
Personaje: pianista
Escenario: un shoping
Género: leyenda
 
Yvette27,16.08.2014
persomaje :un (a)cantante ópera
Escenario:una peluquería de mujeres
Género: biográfico
 
kasiquenoquiero,17.08.2014
Personaje: Una cucaracha.
Escenario: Versión libre del Retrato de Dorian Gray.
Género: Gore.

 
Canon,17.08.2014
Filiberto, Yvette, qué bueno veros de nuevo por aquí

Agostina, ¡bienvenida!. Espero que disfrutes de este desafío tanto como los habituales

Hola, Kasi, un gusto tenerte de regreso. Una pregunta viendo tu propuestas: ¿Cómo debemos interpretar "El Retrato de Dorian Gray" como escenario? Ten en cuenta que debería ser un lugar concreto.
 
kasiquenoquiero,17.08.2014
Personaje y género.... dentro de la versión libre de la novela. Digo bien claro que es una versión libre.
Un abrazo.
 
Canon,17.08.2014

Perdona, Kasi, pero para mí no es claro; en verdad no entiendo tu propuesta.

¿En la Inglaterra victoriana? ¿En el estudio de pintura de Basil? ¿En la casa de Dorian o en el cuarto en que encierra el cuadro? ¿En la casa de Sibyl o en el teatro donde trabajaba?

La novela que citas tiene muchos escenarios. Para quien la haya leído, es una ventaja por sobre los demás al poder escoger muchas más posibilidades (aún cuando condicionas otras cosas aparte de la escena), y quien no la haya leído nunca puede tener un problema. Por favor, sé más específico y escoge un lugar concreto.
 
carmen-valdes,18.08.2014
una vaca
una gran ciudad
policial
 
kasiquenoquiero,18.08.2014
Para mi el escenario es la novela en si.
Que cada uno la haga su escenario a lo que entiende y le transmite el autor.
Es la típica novela de pactar con el diablo y luego el arrepentimiento.
Muy fácil, encajas dos variantes en el escenario de lo que tú entiendes o percibes de la novela.
¿quién no la ha leído?
Yo lo veo muy claro.
Mi cucaracha, en plan gore, dentro de una novela de esas características. Un alucine.....
Necesito pronto poder elegir mis variantes, el sábado me voy de vacaciones hasta el próximo sábado. Un abrazo.
 
Canon,18.08.2014
Lo siento, Kasi, pero yo no lo veo tan claro. Como organizadora, no acepto El Retrato de Dorian Gray como escenario, porque es una novela, no una ubicacion. Por favor, propón un lugar más concreto.
 
kasiquenoquiero,18.08.2014
Un escenario en mi opinión no debe de ser un lugar tangente, puede muy bien ser un lugar abstracto.
Como una novela, un poema, la letra de una canción.
En fin...
¿Dentro de un panteón, te vale?

 
Canon,18.08.2014
Dentro de un panteón es perfecto.
 
Canon,18.08.2014
Ya solo quedan unas pocas horas para apuntarse. ¿Hay algún otro valiente que se anime a participar en este desafío?
 
Canon,18.08.2014
Dentro de un panteón es perfecto.
 
nayru,18.08.2014
Toc - toc.

¿Aún llego a tiempo?????
 
nayru,18.08.2014
Ya consta como día 19, pero si se me admite... Con mucho miedo a lo que pueda salir viendo las propuestas de los compañeros, dejo mis pautas:

Personaje: Un jubilado
Escenario: Una cama
Género: Melodrama
 
Canon,19.08.2014
Estoy de viaje y me ha sido imposible conectar el pc; estoy mediante conexión móvil. Por favor, tenedme paciencia.

Cerramos la admisión de propuestas. Nayru, como me he retrasado, acepto tu participación. Somos 7 en total. Elegid vuestros números para empezar a trabajar.
 
filiberto,19.08.2014
4
5
3
 
kasiquenoquiero,19.08.2014
7+7+7
Vestirme despacio que tengo prisa.....................
 
agostina,19.08.2014
6
6
6
 
Canon,19.08.2014
Filiberto
Un jubilado
Dentro de un panteón
Fabula

Kasi
Una vaca
Un shopping
Policial

Agostina
Un pianista
Una peluquería de mujeres
Melodrama

 
Carmen-Valdes,19.08.2014
3-3-1
 
Canon,19.08.2014
Carmen
Un espectro
Un faro
Absurdo
 
Yvette27,19.08.2014
2-
4-
3
si no acierto asígname lo que quieras o dame los números disponibles
 
nayru,19.08.2014
Pido
1 - 2 - 4
 
kasiquenoquiero,19.08.2014
La vaca Gallarda.

El detective hombre experto, curtido y de pocas palabras no le quedó más remedio que aceptar las órdenes superiores, de muy arriba. Tanto la policía como toda las fuerzas de seguridad del estado estaban inmersos en una campaña de concienciación ciudadana, y que mejor que empezar por los más pequeños. Las lumbreras del departamento cavilaron, que explicando los métodos de pesquisas policiales serian más comprendidos por la población. Una vez ganadas las simpatías de los más pequeños, los mayores quedarían sometidos al entusiasmo de sus respectivos hijos. ¿Cómo explicar tal cosa a unos infantes? Así es como la vaca Gallarda pasó de animal a detective.

La historia era bien sencilla: Se trataba de hacer que comprendieran de la forma más natural posible el trabajo policial. Se pensó en la vaca, como animal que da leche. Cosa obvia si pensamos que la leche es primordial en el crecimiento de los niños. Además contando con las simpatías de los mismos ante un animal tan querido, ¿y dónde ubicamos a la vaca? El entorno natural seria, como es de cajón en un prado, o en una granja, pero los niños de hoy en día, ¿Dónde verían una vaca? ¿Adónde suelen ir con mayor frecuencia? Se decidió por mayoría y después de e numerables discusiones, que el centro comercial es el sitio después de la escuela a donde con más probabilidad pudieran ver a un rumiante. ¿El nombre? “Gallarda” apodo valiente, atrevido y pegadizo. Ya tenemos a la vaca, el nombre y el sitio. Ahora a pensar la manera de hacer que el animal se comporte como un detective.

Bien, a lo largo de muchas discusiones en donde pedagogos, psicólogos y asociaciones de padres tuvieron mucho que ver con esta historia. Que a continuación, os paso a relatar:
En un descuido de sus distraídos padres, un niño llamado Luisito se perdió en el inmenso centro comercial. Acudió la policía con su mejor detective: la vaca “Gallarda” los asustados y encolerizados padres no podían creer lo que veían ¿Una vaca? ¿Esto era lo único que ofrecía la policía para encontrar a su hijo? Los agentes con mucha calma le explicaron a los mayores, que no era una vaca cualquiera, había pertenecido a un granjero al que le gustaban mucho las novelas policíacas, como leía en voz alta. Gallarda aprendió el oficio de detective. Los padres algo más tranquilos, quedaron convencidos ante tan contundentes argumentos.
La vaca lenta, pero sin pausa empezó a olfatear el entorno. En el acto, con ese contoneo característico de estos animales empezó a dirigirse por el pasillo, donde en ambos lados varias tiendas de diferentes mercancías flaqueaban el mismo. Por fin se detuvo en un comercio de animales. En el escaparate un perrito estaba expuesto en busca de nuevo dueño. Gallarda en un idioma que sólo los animales se entienden entre si, le pregunto por el niño. El perrito que por cierto tenía muchos nombres, tantos como niños lo veían diariamente, le ladró:
—Que ese niño, no hace mucho estuvo pegado al escaparate. —Siguió hablándole, diciéndole— Se fue después de un buen rato al puesto de los juguetes.
Fueron todos a la tienda de muñecos. Gallarda, los policías y los padres. La vaca olfateaba, sin resultado alguno. No percibía ningún olor a niño perdido.
En la tienda un perezoso gato negro se estaba echando una buena siesta. Gallarda lo despertó preguntándole por el niño. A lo que este con un perezoso maullido le dijo:
—Que sí, que recordaba al infante manoseando los juguetes de la tienda, pero el dueño enfadado le dijo que se marchara. A lo que este, se fue muy disgustado. —El gato siguió con sus indicaciones— No te puedo decir mucho más gallarda, pero me parece que se metió en los recreativos.
Allá que fue toda la comitiva, expectante ante las pesquisas de gallarda. En los recreativos, el ruido de las maquinas de matar marcianos y los Pinballs distrajeron un poco a Gallarda, que pronto se recuperó al observar a un ratón, que estaba dando buena cuenta de una patata frita que algún adolescente descuidado dejo caer al suelo.
El roedor con mucho gusto le informó a la vaca:
—El niño estuvo aquí, no hace mucho, pero al ver que nadie le hacía caso y estorbando a los jovenzuelos, se marchó. —El rata a modo de ayuda siguió hablando— Lo más seguro gallarda es que fuera al puesto de helados, que está muy cerca de aquí.
Con un mugido de satisfacción, la vaca emprendió la marcha hacia la heladería.
Una mosca que estaba zumbando e intentando beber los restos de una copa de helado llamó la atención de gallarda.
—¿Este es el helado que tomó el niño? —Preguntó esperanzada.
—Sí —Contestó con su característico zumbido la molesta mosca— El dueño de la heladería, al ver al niño le dio lástima, dándole una copa de helado. —Prosiguió la mosca, no sin descuidar los restos del vaso.
—¿Sabes a dónde fue el niño? —Preguntó diligente Gallarda.
—Puede ser que fuera al puesto de hamburguesas, que está muy cerca de aquí. —Contestó la mosca que ya estaba muy molesta, no era plan que la molestaran mucho. Ya de por sí era muy peligroso estar en el fondo de una copa, para que la molestaran con tanto interrogatorio.
Gallarda al ver que no sacaría más información, se dirigió al puesto de comida rápida. Toda la comitiva y un montón de curiosos, la seguían con expectante atención.
Una cucaracha que se movía con extraordinaria rapidez, con la experiencia que da el evitar que continuamente te pisen, llamó la atención de gallarda.
—Amiga. —Le mugió Gallarda— ¿has visto a un niño solo, hace poco?
—Desde luego que sí, le dio tanta lástima al cocinero, que le invitó a doble ración de hamburguesa y patatas fritas. —La cucaracha con desdén dejó por terminado el interrogatorio, intentando sobrevivir en medio de ese bosque de piernas que sólo querían aplastarla.
La vaca insistió, y amenazando con pisarla ella misma consiguió que siguiera hablando.
—Está bien, si lo buscas, detrás de esa puerta en donde el olor es para mí una delicia, lo encontraras.
Luisito, después de comer y beber tanto acabó con dolor de barriga. Sentado en el inodoro lo encontraron. Todos aplaudieron felicitando a la vaca. Su mamá satisfecha abrazó a Gallarda, y la policía en premio a su labor en pro de la justicia, la condecoró.

La clase se quedó muda, el viejo policía se pensó que aquello era un fracaso. En cuanto reaccionaron los niños, entre contentos y alborotados querían saber más de la vaca gallarda.
¿Qué dirían los expertos? ¿Habría más aventuras?
Lo que sí es cierto, que entonces muchos niños en lugar de querer ser bomberos, ahora querían ser policías…

Fin.
J.M. Martínez Pedrós.
 
kasiquenoquiero,19.08.2014
Perdón, las prisas:

Personaje: Una vaca
Escenario: Un shopping
Trama: Policial
 
Canon,20.08.2014
Yvette
Un niño prodigio
Gran ciudad
El género 3 lo escogió antes Filiberto. Por favor, escoge entre 2 y 5

Nayru
Cantante de ópera
Cornisa del 5° piso
Gore

Y a mi me queda
Cucaracha
Cama
Y el género que no escoja Yvette
 
Yvette27,20.08.2014
elijo el 2
 
Canon,20.08.2014
Yvette, tu género es el biográfico

A mi me queda la leyenda

Hasta el día 01 de Septiembre se puede publicar. Si alguien tiene algún contratiempo, por favor, que lo diga o levante la bandera blanca
 
filiberto,20.08.2014
Un jubilado
Panteón
Fábula


El murciélago y los mosquitos

Había una vez un murciélago presumido que descansaba colgado de la viga, de un oscuro panteón de la Recolecta y un mosquito fanfarrón que, junto a su compañera y posados sobre un crisantemo, acababan de llegar.
Aburrido y hambriento, el mosquito, comenzó a buscar en las coronas de flores aún frescas, algún rastro de néctar para saciar su apetito.
Chist…chist..¡Usted!, ¡deje se zumbar que interrumpe mi sueño!
-¡Habráse visto, el dormilón! ¿No tiene nada que hacer, más que estar colgado de esa viga, tirando caca para abajo?
-¿Nada que hacer? ¿No ve que soy jubilado?, ya no tengo que trabajar. ¡Bastante he hecho en la vida y deje de hacer ruidos que molesta a los difuntos! Así no van a descansar en paz.
- Cállese usted, mejor mire lo que hace con sus heces, todo emporcado sobre los féretros, la gente está horrorizada.
- Más le quisiera, rezongón, ser útil en la vida como lo he sido yo.
-¡¿Qué ha hecho tanto…a ver?!
-¿No sabe acaso, fanfarroneó el murciélago, que los científicos que desarrollaron los sistemas de navegación de sonar y radar, usados por los barcos, se inspiraron estudiando murciélagos eco localizadores?
-Bah…no será para tanto.
-¿A ver, ustedes, para qué sirven?
-Nosotros, los mosquitos machos, podemos polinizar innumerables especies vegetales, por lo que nuestra utilidad en un ecosistema es incalculable y si nuestras hembras, se alimentan de sangre humana es, sencillamente, porque tienen que nutrir los huevos. ¡Hágale una demostración doña mosquita, vaya, muéstrele cómo pica a la concurrencia y regrese!
La mosquita, preciada de su habilidad, salió en vuelo rasante y dejó una inmensa roncha sobre el brazo de un joven que le lanzó una cachetada sin resultado y luego, más rápida que veloz, picó en la frente a la viuda, produciéndole una indecorosa hinchazón.
Tan metidos en demostrar cuál de los dos era mejor, no se dieron cuenta de lo mucho que habían fastidiado a los dolientes, mientras despedían a su óbito.
Finalizado el sepelio, al atardecer, cuando el murciélago y los mosquitos se preparaban para sus rondas nocturnas, llegó una cuadrilla anti-plagas y en menos de media hora, los pedantes parlanchines, cayeron muertos al piso y fueron arrastrados por la aspiradora.


Moraleja: No hay vanidoso, por más justificado que lo sea, que termine bien.



 
filiberto,20.08.2014
Errores:
1-..¡Usted!, ¡deje se zumbar por deje de

2-Recolecta por Recoleta

Gs.

 
kasiquenoquiero,21.08.2014
Filiberto:
Un jubilado
Panteón
Fábula

Sencillo, directo y ameno tu relato.
Difícil papeleta te ha tocado amigo, que solventas con mucha profesionalidad.
Aunque para mi gusto, algo más largo, mejor, pero claro eres tú el que escribes.
Mis felicitaciones.
 
filiberto,21.08.2014
Gracias Kasi.
fábula.

(Del lat. fabŭla).

1. f. Breve relato ficticio, en prosa o verso, con intención didáctica frecuentemente manifestada en una moraleja final, y en el que pueden intervenir personas, animales y otros seres animados o inanimados. R.A.E



La fábula es una composición literaria breve en la que los personajes son animales o cosas que casi siempre presentan características humanas como hablar. Estas historias concluyen con una enseñanza o moraleja de carácter instructivo, que suele figurar al final del texto. Wikipedia.

Si leo las Fábulas de Esopo, por ejemplo, mi intento es de extensión extra large.

Lo raro de esto es que uno escribe y luego no le alcanza la vida para corregir...a seguir disfrutando.


 
agostina,21.08.2014
Un pianista
Una peluquería de mujeres
Melodrama


El vals del destino

La peluquería de Carmen se encuentra atestada. Mujeres deseosas de impactar en la fiesta a la que va a concurrir la mitad del pueblo imaginan por anticipado los acordes de la marcha nupcial. Se casa Martín, el pianista que es el orgullo de todos. Ha triunfado. Hace unos meses lo vieron por la tele tocando en el Teatro Colón. Una noche inolvidable.
El pasado del muchacho ya quedó relegado al olvido. Nadie recuerda cuando el pobre deambulaba por los orfanatos luego de que su mamá fuera asesinada por su padre tras una terrible discusión.

Laura, la dulce e inocente maestrita, se convertirá en la esposa del pianista en pocas horas. Con apenas veintitrés años se ha trasladado desde la gran ciudad para ejercer en este rincón apartado del mundo. Los niños de primer grado la adoran. No es para menos. Se trata de una criatura bellísima que logró conquistar con su ternura a la gente del lugar. Aún no ha llegado para hacer peinar su envidiable cabellera rubia, y la empleada destinada a ese fin se halla en una salita aparte preparando las flores naturales que formarán parte del tocado.

La tarde se despide con parsimonia. El sol, demorado en el horizonte, va dejando la estela de sus rojos y naranjas sobre las acacias y los fresnos. En este momento Marta, la amiga íntima de Laurita, comienza a decorar con orquídeas blancas la iglesia que pronto recibirá al enjambre de invitados y curiosos.

Carmen no puede dominar su inquietud y mientras vigila que cada una de las peluqueras a su cargo realice correctamente la tarea encomendada mira a través del amplio ventanal esperando a la maestra. Siente envidia; para qué negarlo. Siempre ha amado al pianista; no es un secreto para nadie. Mira el reloj: las siete, ya. Recuerda su romance con Martín, los instantes de amor, luego las discusiones, más tarde el adiós.

El cura del pueblo piensa en aquel joven al que va a casar y su rostro evidencia señales de preocupación. Es un pianista excelente, lo conoce desde que era un niño. De ella sabe muy poco, solo lo que le ha manifestado en secreto de confesión. Maltratos. Feo asunto ese.

Las siete y treinta. Martín recibe un llamado telefónico de Laura. Se dirige a la peluquería.
Cuando llega faltan diez minutos para las ocho. Las clientas ya no están, las empleadas tampoco.
Entre lágrimas ella intenta explicarle sus dudas, se muestra confundida; él responde de la única manera que sabe hacerlo. Pero esta es la última vez.

Son las ocho y quince. En la parroquia, la gente comienza a ubicarse para ver el arribo de los novios. Las mujeres lucen con orgullo sus vestidos y peinados elegantes. Marta observa como las flores pierden lentamente su lozanía. Un leve presentimiento la hace temblar.

Martín está sentado frente a un piano inexistente. Los acordes son perfectos. Sus manos se deslizan por las teclas mientras ahoga el llanto que amenaza con desbordarlo. Hay una tijera en el piso. Carmen mira la escena horrorizada. Aún no consigue salir del estado de pánico debido a lo que acaba de presenciar.
Percibe la impotencia en el pianista. Parece tan cansado de llevarse puesto, que ella siente lástima por él.

Ocho y treinta. Los asistentes a la boda se impacientan. Un concierto de sirenas desafina a lo lejos.

En la peluquería un hombre se arroja sobre el cuerpo de una mujer sin vida. La sangre ha manchado su vestido blanco, sin embargo luce más bella que nunca.
La lucidez se retira poco a poco y aparece la noche arrastrando miles de infiernos. Martín, aliviado por el abrazo de la locura comienza a acunar a su novia y, mientras escucha un vals nunca antes ejecutado, comprende que por fin todo está bien.
 
kasiquenoquiero,22.08.2014
Agostina:
Un pianista
Una peluquería de mujeres
Melodrama

Buen melodrama. La trama es muy recurrente. Para mi gusto lo has concentrado mucho. Muchas veces uno lo tiene tan claro, que piensa que los demás también. A mi me pasa, y leyéndote me doy cuenta.
Aprobado justo.
Un abrazo.
 
Carmen-Valdes,22.08.2014


Personaje: Un espectro
Lugar: Un faro
Género: Absurdo

Rutinas de familia

La familia se reunió como todos los días al atardecer, en la planta baja de la única casita en el pequeño islote junto al faro. El, un hombre alto de unos cincuenta y algo, con ojeras muy marcadas por las noches de vigilia como farero, preocupado siempre por el haz de luz que no puede fallar, muy disciplinado efecto de su formación militar. Ella corpulenta y musculosa, por las caminatas y las escaladas entre las rocas para ir a pescar de madrugada, el hijo de unos seis años, delgaducho como el padre, algo diferente, un poco ido, quizás por el aislamiento en que ha vivido toda su vida.

Los tres se miran y compiten por quien sacará primero todas las espinas de su congrio frito, luego al unísono estornudan, se levantan y en fila india salen a otear el horizonte del atardecer. El sonido de la radio les pone en alerta y corren a la sala de emisiones en el faro.

La tormenta deja caer los primeros gruesos goterones, de un vendaval que como cada noche arrecia el desolado y rocoso islote, las olas se ven salvajes y gigantescas. Ya en el faro, el hombre vigila la luz y satisfecho ocupa una de las tres silla alrededor del transmisor. Conectado al aparato, una inmensa antena metálica cruza el ambiente extendiendo sus brazos férreos a través de los tragaluces.

Ninguno habla, quietos y esperando lo que pasará. La horas corren lentas, cada dos o tres minutos, primero la madre se levanta y gira en torno a su silla, luego sube sobre ella, a los minutos el hombre hace lo mismo mientras ella ocupa su asiento sin más, solo el niño no repite la danza, los mira en silencio y golpea las palmas de sus manos, en un aplauso rápido y rítmico.

Afuera la tormenta recrudece, un rayo cae haciendo vibrar la antena, el golpeteo de manos del chico aumenta de velocidad, la madre y el padre retroceden sus cuerpos hasta tocar sus espaldas contra la pared, la descarga eléctrica enviada desde el cielo provoca una reacción estridente en el transmisor, que emite sonidos casi grotescos y vibra al ritmo del aplauso, hasta que una sombra ecléctica sumerge del aparato, tomando formas antojadizas y espectrales, hasta alcanzar el tamaño y forma de un ente fantasmal oscuro, transparente como el humo, con ojos hendidos que proyectan un fulgor amarillento y cansino.

Los padres se vuelven a sus silla, ella saca huevos cocidos de uno de sus bolsillos y él una botella de vino del interior de su chaqueta, la que se pasan por encima del chico que solo aplaude.

La extraña forma levita hasta situarse frente al muchacho quien ahora aplaude cada vez más lento, danzando alrededor del espectro, que a ratos lo envuelve en su manto oscuro, el baile continúa por un rato, el niño mira a la aparición por un largo instante y se pierde en las brasas amarillentas de esos orificios que se suponen ojos, le sonríe y bosteza y en silencio se aleja a un rincón y se duerme. El espectro se mueve y gira recorriendo todo el lugar, ululando sin voz, buscando a quien mirar, los padres beben las últimas gotas de vino, ella toma una manta de debajo de una de las sillas, arropa al chico, el padre lo toma en brazos y caminan hasta la casita donde le dejan en su cama, ella suspira , se va a las rocas donde está su bote y se adentra en el mar, el se abriga de nuevo y vuelve al faro, sube la escalerilla y se apronta a pasar la noche vigilando el océano.

El espectro incólume observa su apariencia en el reflejo de la ventana, se toma los bordes de su esencia como si fuera una falda y gira sobre sí mismo varias veces, dando vueltas como un remolino de viento negro, salpicando reflejos con sus ojos candentes, hace una reverencia y se despide, se deja llevar por un haz de luz de un relámpago, mientras que un trueno lo atrapa, salpicando su eléctrica esencia hacia el universo, convirtiéndolo en nada, después, ya no hay tormenta, todo es silencio y oscuridad, solo la luz del faro que se pasea sobre el mar y a lo lejos se escucha el eco de la bocina de un barco.
 
kasiquenoquiero,22.08.2014
carmen-valdes:

Personaje: Un espectro
Lugar: Un faro
Género: Absurdo

Partiendo de la base de que absurdo. La verdad, sí que lo es.
Un pero, la acción no transcurre dentro del faro, veo que está de decorado.
De otra parte tiene merito tu desafió.
Complicado, la verdad.
Muy peliagudo.
Mis felicitaciones.
 
kasiquenoquiero,22.08.2014
Un inciso. Espero no haberme adelantado, es que hasta el 31 no vuelvo a estar con vosotros.
Un abrazo.
 
agostina,22.08.2014
Gracias, Kasiquenoquiero. Me ayuda tu crítica.
 
Carmen-Valdes,22.08.2014
Kasiquenoquiero, revisaré lo escrito, por que según yo, todo transcurre dentro del faro al lado del transmisor jajajajajajajaja, gracias!!!
 
Yvette27,27.08.2014

A causa del estilo Biográfico he consultado varios artículos de la Web y pueden encontrarse coincidencias en algunas frases.
Personaje: niño prodigio
escena :ciudad
estilo : biográfico

Flores generacionales
En general los niños prodigio brotan en cada generación en los campos del arte y de las ciencias.. Estas flores tempranas perfuman y resplandecen durante unos años. Casi todas se ajan en la juventud.
Wolfang Amadeus Mozart interpretaba piezas en el piano a los tres años y a los seis escribió una sinfonía. Sabemos de la incredible memoria y claridad del cerebro de Samuel Reshevsky nacido en 1911 en Orkowen (Polonia) que a la edad de ocho años derrotaba en partidos de ajedrez simultáneos a experimentados jugadores de mayor edad.. Al crecer no abandonó el juego y participó durante siete años en los juegos olímpicos de ajedrez en Norte América.
En la década de los treinta, también en Norte América nació para hechizar al mundo con su talento, esa muñeca encantadora que fue Shirley Temple. Shirley tuvo la inteligencia de abandonar la carrera artística a los veintidos años y orientó sus estudios hacia la política y la diplomacia,llegando a ser embajadora de su país en Ghana y Checoslovaquia. Murió recientemente a los 85 años en California.

En 1943 nació en la ciudad de Jaén, José Jimenez Fernandez “el ruiseñor de España”; Joselito, el niño que con su voz de ángel conmovió a toda una generación. Lo llamaban el niño de la voz de oro y por cierto, mucho oro corrió por las manos de quienes lo patrocinaban, lo promovían y publicitaban. A Joselito no le interesaba el dinero, lo que anhelaba con pasión era cantar.
Con toda probabilidad sus padres no sospechaban cuánto rendía la voz del pequeño, quien llegó a protagonizar once películas de gran éxito en España y en Méjico y fue aclamado en todas las ciudades donde se presentaba. Era una época ingenua y feliz. Actualmente Joselito participa saltuariamente en programas televisivos nostálgicos…
Dejo a quien desee averiguar qué fué de “la voz de oro” cuando la edad cambió su registro. Dejo los rumores acerca de cómo los productores de sus películas trataban de retardar con medicinas su crecimiento, porque me resisto a creer que sea verdad.. No descarto que se mintiera sobre su edad. y que su apariencia de niño de siete-ocho años no coincidiera con su edad cronológica. En el hombre maduro de hoy se advierte un problema de desarrollo, pero …. qué importa, de él quedará siempre el recuerdo de su voz pura y cascabelera.**”Tardará mucho tiempo en nacer, si es que nace”…., otro Joselito.
**García Lorca de Alma ausente .

http://www.youtube.com/w...

 
Canon,31.08.2014
No sé si esto valdrá como Leyenda... es una mezcla de historia e intento de leyenda urbana y...

Bueno, leed y, en la crítica, me contaréis

buPersonaje/b/u: Cucaracha
buLugar/b/u: Cama
buGénero/b/u: Leyenda



buNunca mates una cucaracha sobre tu cama/b/u


Si alguna vez te hospedas en una pensión en los suburbios de Praga, presta mucha atención, porque esto que me ocurrió a mí, bien te puede pasar a ti.

En mis años mozos, el corazón me desbordaba de curiosidad e inquietud. Sólo viajar calmaba mi espíritu, y nada me lo impedía, ni siquiera tener los bolsillos vacíos. Hacer autoestop, colarme en embarcaciones de polizón y las interminables caminatas colmaban mis itinerarios y me permitieron desplazarme con mejor o peor suerte por el globo. Y de todo cuanto vi y conocí, quizás lo más extraño fue lo que me ocurrió en una cochambrosa hospedería checa.

Aquel tugurio era tan sombrío y mísero que me resultaba totalmente fuera de contexto, como si perteneciera a otro lugar o a otro tiempo. Todo parecía estancado en otra realidad. No era el sitio ideal para pasar la noche, pero era lo único que me podía permitir con lo que llevaba encima tras pasar algunas horas fregando platos y, en vista de que sólo necesitaba asearme y dormir a resguardo, me decidí a entrar y pedir habitación.

La anciana que me atendió era un ser huraño, tenía un ojo de cristal y un enorme lunar peludo en su mejilla izquierda. Toda su estampa me hacía evocar las brujas de los cuentos que me narraban de niño, y tuve que reprimirme mucho para no romper a reír ante aquel paralelismo, mientras chapurreaba en un checo horrible las frases que había aprendido de memoria para pedir alojamiento. No sé si realmente me entendió, pero me pidió el dinero por adelantado y después de dárselo, me guió por un pasillo que olía a humedad hasta un pequeño cuarto. Entró conmigo y me mostró dónde estaba el baño y el armario. Ignorándola deliberadamente, avancé, solté mi bolsa en medio de la alcoba y me dirigí al lecho, ansioso por tumbarme y descansar. Pero justo cuando estaba a punto de dejarme caer, me retraje espantado. Una enorme cucaracha reposaba sobre la manta, moviendo ligeramente las antenas; nunca había visto un bicho de esos tan grande fuera de una exhibición entomológica de museo. Mi expresión de asco debió llamar la atención de la mujer, porque cuando me quité el zapato con la clara intención de apachurrarlo, ésta me lo impidió.

-Ne! To ne! -, chilló. De lo poco que conocía del idioma, sabía que me estaba pidiendo que no lo hiciera; pero el asco que me producía el insecto era mayor que la compasión por su súplica, por lo que no cejé en mi intento de matarlo y empecé a forcejear con ella.

Nos hallábamos en medio de aquella ridícula pugna cuando, sin que ninguno lo anticipara, una joven se coló entre medio de ambos y, con un papel, un vaso y gran habilidad, apresó la cucaracha sin hacerle daño. Ambos nos quedamos pasmados, inmóviles, la vieja aun pendiendo de mi brazo y yo con mi calzado aún entre los dedos, mientras la extraña abría la ventana y liberaba su captura al exterior. La dueña de la pensión se acercó a ella y le tomó ambas manos con gratitud.

-Děkuji, děkuji moc …

-Nic, babi Grete -, musitó la muchacha. Luego hablaron un poco más sin que pudiera entenderles gran cosa, hasta que la anciana se marchó y la chica se dirigió a mí en un inglés duro y torpe.

-Espero que la abuela no te haya asustado.

-No… no mucho… Yo sólo quería matar a esa cucaracha.

-Eso era lo que ella quería evitar.

-¿Por qué?

-Porque hubiera sido terrible para ti.

-¿Terrible para mí? ¿Me hubieran condenado por asesinato o algo así? –Inquirí, sarcástico. Pero ella permaneció seria.

-Nunca debes matar una cucaracha que encuentras sobre la cama en la que dormirás.

-¿Y eso por qué?

-Porque si no, cuando despiertes mañana, ya no serás tú.

-Ajah… -, exclamé, incrédulo, sentándome en el lecho con dejadez. Ella pareció irritarse por mi actitud porque, sin que se lo pidiera, comenzó a hablarme gravemente.

-Si matas a una cucaracha que encuentres sobre tu cama, su alma se vengará y te convertirá, durante tu sueño, en el bicho que malograste. Así, sufrirás en carne propia el desprecio que le infligiste.

La contemplé con incredulidad apenas un instante. Era extrañísimo que se tomara con tanta seriedad una historia tan descabellada, y, como era de esperarse, estallé en carcajadas.

-Eso es una bobada -, espeté, grosero. Pero me contuve cuando percibí que se tornaba extremadamente triste.

-Pues yo lo creo.- Afirmó con seguridad y pesar. –Lo creo porque… eso le ocurrió a mi tío bisabuelo.

Fruncí el entrecejo. Iba a preguntar, escéptico aunque ciertamente intrigado; pero entonces fue ella la que me interrogó a mí.

-¿Alguna vez has leído “Die Verwandlung”?

-¿”Die” qué?

-Olvídalo -, se dio por vencida, y se giró para marcharse. Pero antes de abandonar la habitación, ya bajo la puerta, se volvió y llamó. –Vámonos, tío Gregor; dejemos descansar al incrédulo.

Inmediatamente, algo salió como una tromba de debajo de mi cama, atropellándome los pies y levantándomelos del suelo. Algo negro, enorme, que se abalanzó a la salida con un recorrido serpenteante y una velocidad frenética. Si no lo hubiera visto con mis propios ojos, no lo hubiera creído jamás, pero juro que aquello ERA una verdadera cucaracha enorme. Como os imaginaréis, hui despavorido del lugar, y preferí perder el dinero que costó la habitación y dormir en un parque a volver a esa hospedería.

Al cabo de los años, supe que “Die Verwandlung” era el título alemán de “La Metamorfosis”, de Franz Kafka. Tras aquel fantástico descubrimiento, volví a Praga con la esperanza de regresar a la pensión e interrogar a sus habitantes. Lamentablemente, por mucho que lo intenté, nunca di con el lugar.

¿Pudo Kafka inspirarse en la extraña historia que me contó esa joven para escribir su mítica novela? Quién sabe. Lo único que yo puedo aconsejaros es que, si encontráis una cucaracha sobre vuestra cama, no la matéis. Porque, si lo hicierais, quizás os despertéis como Gregor Samsa, convertidos en un bicho gigante. Y si vais a Praga y encontráis la pensión más asquerosa en la que jamás os hayáis alojado, asomaros debajo de la cama... si os atrevéis.


 
Canon,31.08.2014
A falta de Nayru, estamos todos.

Esperemos a lo largo de mañana, a ver si puede colgar su cuento.

En cuanto lo haga, empezamos el período de crítica!
 
nayru,31.08.2014
Que llego! Que llego!!!!


Espero que.... bueno, en fin, "que os guste". Me excedí en el límite, disculpad por eso y por la tardanza!!


*****


Variables: iCantante de ópera / cornisa 5º piso /Gore/i

bÓpera prima/b


iLas ráfagas de aire le obligan a agarrarse con firmeza. Los pasos, fuertes y rápidos, y los gritos de varias personas se escapan del interior del inmueble y llegan a sus oídos como un bramido ahogado. Afianza los pies en la cornisa del 5º piso del edificio colindante al teatro. Necesita recuperar el aliento./i


Fritz y Annie se habían conocido hacía poco más de un año. Ella provenía de una estirpe de renombre en el ámbito operístico, siendo su madre una prestigiosa contralto, su difunto padre un afamado tenor y su padrastro, el señor Hoffman, un director de orquesta en auge; por lo que su futuro fue, desde niña, adiestrar sus aptitudes musicales hasta lograr hacerse un nombre en ese mundillo, llegando a ser una de las más cotizadas sopranos. Fritz tenía un talento innato, y en el hospicio donde se crio le procuraron una educación musical que le ayudó a convertirse en el joven barítono que se prendó de Annie.
Lo que la muchacha provocaba en Fritz era más una obsesión que un enamoramiento. Él nunca había estado con una mujer, y Annie le tenía sometido a sus deseos sin apenas esfuerzo. Bajo su apariencia quebradiza y delicada, la joven intérprete guardaba diversos demonios que cada vez eran más evidentes. Las expectativas de su familia, los proyectos frustrados, la temprana muerte de su padre y la presión de los medios a lo largo de su vida sólo habían contribuido a impulsar su naturaleza soberbia y agresiva dentro de su alma desequilibrada. Ya ni si quiera los antipsicóticos lograban contener los accesos de ira que culminaban con mascotas desmembradas o automutilaciones. Su propia madre la temía, ya que se sabía diana de un odio profundo y visceral: por alguna razón, su hija la culpaba de la muerte de su padre y no le perdonaba que hubiera rehecho su vida.
Pero Fritz la adoraba, y nada de todo aquello parecía importarle con tal de estar a su lado.


iUna súbita racha de viento hace que se tambalee. Se aferra a la piedra y siente un fuerte dolor. Mira sus manos y descubre los dedos parcialmente despellejados, las palmas agrietadas e incrustadas de arenisca. No obstante, toda aquella sangre no puede venir sólo de sus manos./i


El panorama musical se revolucionó cuando anunciaron el lanzamiento de una ópera interpretada por la virtuosa familia. Hoffman dirigiría a madre e hija como protagonistas de iElektra./i Annie tardó días en confirmar su participación, haciendo obligatorio que contratasen a su amante para el papel de Orestes, condición que su padrastro aceptó sin problema, bien por convicción propia, bien por temor a su reacción. Durante las semanas previas al estreno, la pareja no participó de los ensayos con los coros ni con los demás intérpretes, y sólo un par de días antes de inaugurar la pieza aparecieron en el teatro para reconocer el entorno y hacer la prueba de vestuario. La preocupación del director era evidente, pero ni siquiera trató de convencer a la muchacha de que asistiera al preestreno, que se llevó a cabo con los que debían ser las voces suplentes.


iEl refinado atuendo se pega a su cuerpo. El aire va secando la sangre y el sudor que empapan el traje, haciendo que cada paso sea más incómodo que el anterior, por lo que decide parar. Respira profundamente y un hedor nauseabundo llena sus pulmones, provocándole arcadas. ¿Cómo ha llegado hasta ahí?/i



El prólogo instrumental de Agamenón silenció una sala abarrotada y en penumbras, y el coro realizó un trabajo exquisito en la primera escena. Hoffman respiró aliviado en cuanto escuchó las primeras notas en boca de Annie. Estaba resplandeciente. Sentía cada acorde y lo interpretaba con desgarro y pasión. Enclenque, ojerosa y desamparada, su menuda figura llenaba el escenario. Era una Elektra perfecta. Todo auguraba una velada inolvidable. El público se mostraba extasiado con el desarrollo de la obra. La disonancia de la música, del personaje, de Annie, era incomparable.
Llegado el momento en que la Reina entró en escena, la representación de la muchacha se volvió más realista. La mirada desorbitada y la descripción excesivamente detallada de cómo planeaba acabar con la vida del personaje logró estremecer a la audiencia, y provocó una expresión de verdadero pánico en su madre, a la que le costó volver a centrarse en la trama. Consternada, trató de retomar las palabras de su personaje y concluyó su actuación en ese acto anunciando la falsa muerte de su hijo. La desesperanza de Elektra se transformó en un arrebato de ira incontenible. Profirió un estridente aullido mientras rasgaba su propio cuello con sus uñas, provocándose dos racimos de arañazos desde la mandíbula hasta el pecho. Los asistentes de las primeras filas se llevaron las manos a la boca ahogando expresiones de desagrado mientras una enajenada y sangrante Annie se dirigía hacia el hacha. Toda la sala contuvo el aliento, pues la muchacha interpretaba con auténtica fogosidad, hasta que fue interrumpida por Fritz. Desempeñando el papel de su querido hermano, la escena del rencuentro y el amor fraternal conmovió a todos los presentes. Antes de que Orestes abandonara el escenario para vengar la muerte de su padre, la chica le tomó del brazo, reteniéndole, y le colocó en las manos el arma que serviría para ejecutar a la Reina y a su nuevo esposo. Entonó desgarradamente el silabeo de Agamenón mientras su amante desaparecía entre bastidores.


iA través de las ventanas ve siluetas acercándose. También vislumbra su propia imagen. De pronto es consciente de todo lo ocurrido aquella noche, y los actos, sonidos, olores, inundan su cabeza. No puede contener las náuseas y vomita contra su propio reflejo. Es el fin. No desea seguir huyendo./i


Los más diletantes de entre la concurrencia empezaron a murmurar y consultaron entre las sombras sus programas. La orquesta no dejó de tocar mientras Elektra permanecía en el centro del escenario. Iluminada por un foco de luz mortecina, realizó una danza grotesca y desacompasada, reflejo de su desequilibrio mental, que interrumpió bruscamente. Con ademanes exagerados, simuló prestar atención a lo que ocurría en el interior del decorado que representaba el palacio. Se escucharon una serie de golpes secos y continuados al tiempo que un coro de chillidos perturbadores y de auténtico terror se oyeron por encima de las cuerdas y trompetas, haciendo que la orquesta vacilase. Hoffman dudó un par de segundos, pero prosiguió dando instrucciones con su batuta a los perplejos músicos, dando por hecho que su esposa estaba contagiada por la exaltación interpretativa de su hija. Los gritos de varias personas parecían disgregarse tras el telón, pero los traquidos no cesaban y podían escucharse claramente los alaridos de la reina. Sobre la tarima, Annie bailoteaba sin parar, riéndose histéricamente, coreando exacerbada “¡¡golpea una vez más!!”. El fragor de la orquesta menguó en el momento crucial en que se pudo escuchar el estertor de la reina.


iNo salta, simplemente, se precipita al vacío./i


Durante unos segundos el teatro se vio sumido en una quietud absoluta. Annie prorrumpió en carcajadas al ver que un espeso charco de sangre manaba entre los decorados. Hoffman, de espaldas, atendiendo los tempos y no a lo acontecido sobre el escenario, azuzó a los atónitos músicos, que no recordaban tales efectos durante los ensayos. Entró el marido de la reina y, pese a darle el pie a la soprano, esta no siguió el guion, sino que reanudó su baile frenético al tiempo que Orestes irrumpió en el escenario. El cantante que hacía las veces de Egisto se acercó a él, confundido. Fritz, desarrapado, cubierto de sangre y empuñando el hacha, ni si quiera aminoró el paso. Agarró su cabeza con ambas manos y torció bruscamente su cuello, haciendo que su barbilla sobrepasase su hombro con un crujido áspero y terrible. Cuando le soltó, el cuerpo se desplomó estrepitosamente sobre la tarima, aplastando su cabeza con el robusto tronco del actor. Las damas de las primeras filas comenzaron a chillar mientras intentaban desembarazarse de sus asientos. La muchacha se lanzó a los brazos de su enamorado, besándole con avidez, impregnándose de la sangre que le cubría. Se separó de él y volvió a entonar un ronco “golpea una vez más”. Fritz empuñó el hacha y se dirigió hacia el púlpito donde se ubicaba la orquesta.
Los espectadores se empujaban y tropezaban en los angostos pasillos del patio de butacas, cayendo unos sobre otros, pisándose en una estampida frenética. Entre el bullicio de sollozos, gritos y llamadas de auxilio, podía escucharse cómo los rostros de los menos afortunados eran machacados bajo tacones de aguja y mocasines, que desencajaban en su huida brazos y mandíbulas y reventaron los labios de decenas de personas. En la tribuna, los músicos luchaban y se agolpaban para abandonar el lugar lo antes posible al igual que el resto de la audiencia. Hoffman, presa del pánico, apenas conseguía mantenerse en pie entre los empellones que unos y otros se propinaban. Logró escabullirse entre las piernas de los miembros de la orquesta y se dirigió a la parte posterior del escenario con la esperanza de encontrar allí a su esposa.


iLos escasos veinte metros que hay hasta el suelo son suficientes para fracturarle las extremidades. Su cara impacta con un golpe seco contra la acera. El cráneo reventado deja escapar los humores, y un reguero de sangre fluye hacia una alcantarilla cercana./i


Hoffman resbaló y cayó de bruces sobre un cuerpo que yacía inerte en el suelo. Trató de incorporarse, pero estaba impregnado por un fluido viscoso. Le repugnó y retrocedió a gatas. Bajo la escasa luz pudo ver el cadáver sobre el que había aterrizado. Apenas podía reconocer el rostro de su mujer, la cara despedazada, el torso abierto con innumerables cortes, las entrañas desparramadas. Sintió accesos de náuseas, pero se interrumpió por un lacerante dolor que terminó pronto. Fritz había aparecido por detrás y seccionó la cabeza del director de orquesta con el hacha oxidada. Sus jadeos y el borboteo de la sangre de Hoffman se vieron acompañados por unas sirenas lejanas. Se dirigía al escenario en busca de Annie cuando escuchó al dispositivo policial entrando en la sala. Tenía que huir antes de que ellos llegasen a la puerta de atrás.


iVarios coches patrulla rodean al cantante de ópera. Su último pensamiento antes de expirar es qué será de ella./i


Al llegar, tras desembarazarse de los curiosos y las personas que desalojaban el lugar, el jefe de policía designó a un grupo de agentes para cubrir las salidas del teatro, otros encargados de acordonar los alrededores y media docena más para registrar el interior del edificio y detener a la pareja de presuntos asesinos. Irrumpieron en la sala y el espectáculo que encontraron era dantesco: gente herida que trataba de escapar a gatas entre los asientos, decenas de personas agonizando en el suelo alfombrado, un coro de lamentos y voces de angustia… Y allí, en el escenario, una histérica Annie bailaba descalza, chapoteando en la sangre que cubría la tarima, canturreando sin parar “golpea una vez más”.


 
kasiquenoquiero,01.09.2014
Yvette27:
A causa del estilo Biográfico he consultado varios artículos de la Web y pueden encontrarse coincidencias en algunas frases.
Personaje: niño prodigio
escena :ciudad
estilo : biográfico

Imposible ayudarte, sí es que alguna vez deseas que te ayudemos.
Para mi no es escusa que sea de estilo biográfico, para semejante relato.
A mi entender hay mil maneras de inventarse una biografía, hasta de una cucaracha si me apremias.
 
kasiquenoquiero,01.09.2014
Personaje: Cucaracha
Lugar: Cama
Género: Leyenda

A mi entender deberías haber hecho que la cucaracha hablara en primera persona.
Te felicito por el guiño a la novela.
Un abrazo.
 
kasiquenoquiero,01.09.2014
Nayru:

Variables: Cantante de ópera / cornisa 5º piso /Gore

Independientemente de que me encanta este relato, voy a pasar de mis gustos, he intentar no dejarme llevar por mis emociones.
Ya sé que es difícil que el escenario sea una cornisa, pero hecho de menos que lo fuera.
Aquí, y he tardado en darme cuenta, tenemos que ceñirnos a las variantes que nos tocaron en suerte.
Lo lamento, pero no me satisface el relato, basándome en la variante que te tocó.
Un abrazo.
 
filiberto,01.09.2014
La vaca Gallarda:
La idea del cuento muy buena. Se me hizo largo en el medio, tedioso, pero bien resuelto, me gustó.

El vals del destino:
Con el título ya ganaste, imposible uno mejor para un melodrama. El cuento en sí no me agradó.

Rutinas de familia:
Me encantó, muy bien logrado el absurdo. El faro definitivamente es escenario y el clima del cuento, ese mar embravecido, para el ambiente en que se desarrolla la historia, más que bien conseguido. Muy bueno para mi gusto.

Flores generacionales:
Crónica de la vida de niños prodigio…a veces, tristemente prodigiosos. El caso del “Ruiseñor” por ejemplo. Bien dicen que el “Dador”, “da y quita”. Si las variables de opinión se limitaran al ”si” o al “no” : para mí es un no.

Nunca mates a una cucaracha:

Un cuento excelente. Entretenido de principio a fin, reúne todas las condiciones de lo fantástico. Tan bien escrito, con tal naturalidad que me creí la historia. Por las dudas, de hoy en más, si voy a Praga…

Ópera prima:
Se complica narrar una historia que transcurra en el vaivén de una cornisa del 5T0 (Con semejantes vientos, etc) Hay investigación. Se nota el esfuerzo por conseguirlo, un buen intento.
 
Yvette27,01.09.2014
bkasiqueno/bquiero-la vaca allarda.
descabellada narración muy bien escrita..las difíciles variantes fueron respetadas con salto acrobáticos de imaginación descenfrenada.

Desde aquí agradezco tu comentario. Me limité en mi cuento a cortar y pegar y Mea Culpa. Estaba seca de inspiracipón . Sucede a mi tierna edad. Eres duro pero justo, Gracias.

 
agostina,01.09.2014
La vaca gallarda:

Muy bueno. Gran imaginación, bien narrado. Me encantó leerlo aunque me parece que resulta más un cuento para niños que uno policial.


El murciélago y los mosquitos:

Excelente. Cumple con las variantes, y es muy buena la moraleja.


Rutinas de familia:

Entretenido, original, cumple con los requisitos, tiene un buen final. Es muy bueno.

Flores generacionales:

Interesante, instructivo, y aunque esperaba otra cosa me gustó mucho.


Nunca mates a una cucaracha sobre tu cama:

Una buena leyenda.
Fácil de leer, creativo, aunque me parece que la cucaracha no es el personaje principal.


Ópera prima:

Variantes muy complicadas. Así y todo lograste un cuentazo. Te felicito.
 
Yvette27,02.09.2014
bFiliberto/b jubilado,panteón, fábula

respetada la fábula,flojita la moraleja..interesantes nociones sobre los mosqitos y los murciélagos.Buen diálogo.te escapas por la tangente dejando al personaje del jubilado en las alas del murciélago.
###
bagostina /b un pianista,peluquería de mujeres,melodrama.

Todo perfectamente respetado. previsto el final desde que se habla del padre asesino. eso le quita todo interés
###
bCanon /b cucaracha -cama-leyenda

Sin palabras ante la habilidad de tu pluma.nada le sobra al relato nada le falta.admirable la llamada literaria con la mención de samsa. tenía que ser en Praga.cuento de antologíabravo. Revisar la puntuación.

###
bnayru /b
Öpera prima . cantante de ópera, cornisa 5 piso gore

Más gore no se puede. admirable el conocimiento de las vicisitudes de la familia de los Atridas.está muy bien escrito,pero no disfruté del relato.

###
Carmen -Valdés rutinas de familia un espectro,faro,absurdo

Muy bueno.de entrega en entrega se nota el empeño y adelanto de la autora.




 
Carmen-Valdes,02.09.2014
Aquí van mis comentarios, con mis respetos a todos, el nivel sube y sube…

1) Una vaca
Un shopping
Policial

La Vaca Gallarda
Me encantó este cuento, esperaría mas aventuras de esta súper agente, sin embargo creo que es un cuento infantil y no un policial.

2) Un jubilado
Panteón
Fábula

El murciélago y los mosquitos
Querida amiga, me sorprendiste, cuando vi las variables que te tocaron me imaginé otra trama, sin embargo cumpliste muy bien, hiciste un gran cuento y muy entretenido.

3) Un pianista
Una peluquería de mujeres
Melodrama

El Vals del destino:
Tus variables bien usadas, quizás con tintes demasiado dramáticos, yo esperaba más bien un culebrón de los antiguos, pero eso es lo que yo imaginé. Bien logrado el objetivo.

4) Niño prodigio
Ciudad
Biográfico

Flores generacionales, leí por ahí que estabas sin inspiración, lo lamento, a todos nos pasa, así que no comentaré esta narración tuya que no es fruto de tu inspiración.

5) Cucaracha
Cama
Leyenda



Nunca mates una cucaracha sobre tu cama:

Me pareció una leyenda muy bien lograda, pero la cucaracha causante de todo no participó mucho, eso me hubiera gustado mucho.

6) Cantante de ópera
Cornisa 5º piso
Gore

Ópera prima

Esta historia es GORE y muy Gore, no me gusta este género, pero creo que te luciste, muy sangrientas las descripciones. La historia tormentosa, fuerte final. Aunque la cornisa se me perdió, no fue el escenario central como yo esperaba.
Un abrazo a todos y esto me gusta cada día más, espero que todos sientan lo que podemos crecer con las críticas, el que te digan cómo mejorar y en qué estamos errando. En fin, gracias por sus comentarios en este V reto y en los anteriores, me han servido mucho.
 
filiberto,03.09.2014
Apreciada Yvette: La inspiración es un bien esquivo y si no...mírame a mí, jajajja.
Cada uno hace lo que puede con su "balsa".
Eres una niña y muy bella por cierto.
 
nayru,03.09.2014
En esta entrega voy al límite con los plazos. En fin, aquí dejo mis comentarios. Antes de nada, aplaudiros a todos por los textos, cada vez de mayor complejidad y calidad. He disfrutado mucho las lecturas, y os dejo mis opiniones desde el más absoluto respeto y admiración.

*****

bKasiquenoquiero /b
i Una vaca / shooping / policial/i

b La vaca Gallarda/b

Tengo que decir que lo disfruté mucho, me pareció muy inteligente cómo hilaste las variables para crear este relato. Me gusta el estilo que has utilizado para narrarlo y algunos guiños muy tiernos y cómplices al lector/oyente, llegando a resultarme divertido. Lo veo más como un cuento infantil basado en el mundo policial. Hay patinazos en la redacción, algunos signos de puntuación o poner el nombre de la vaca en minúsculas, pero lo atribuyo sobre todo a las prisas por publicar dentro de los plazos de tiempo de los que disponías. Lo dicho, me ha gustado ver cómo te has desenvuelto en este cuento, aunque el género sea distinto al requerido. Leería más sobre la vaca Gallarda sin dudarlo.

*****

bFiliberto/b
iUn jubilado / panteón / fábula /i

bEl murciélago y los mosquitos/b

Sorprendida por cómo desarrollaste la fábula. Entretenida, breve, con sus animales personificados y su moraleja, ¿qué más se puede pedir? Bien redactado, me imaginé a los bichejos durante el entierro y su fatídico final. Felicidades.

*****

bAgostina/b
i Un pianista / Una peluquería de mujeres / Melodrama/i

bEl vals del destino/b

Decir “me ha gustado” a una historia trágica como esta es casi…. macabro, pero qué le vamos a hacer, a mi me ha gustado cómo has llevado el cuento. Al principio pensé en algo tipo culebrón, pero agradezco que salieras de esa línea para tus variantes. Muy interesante cómo lo has desarrollado, pintando casi por minutos cada paso, pero sin pararte en los detalles. El único “pero” que pondría es que me hubiera gustado que fuese más largo, pero eso es gusto mío. Me da la impresión de que si dejas fluir un poco más la historia, de forma más relajada, incluso ganaría fuerza, pues daría tiempo a “encariñarse” con los personajes. Te aplaudo.

*****

bCarmen-Valdes/b
i Un espectro / un faro / absurdo/i.

bRutinas de familia /b

Sin palabras. De verdad, me has dejado alucinada, no sabía cómo abordarías el absurdo para crear un cuento “con sentido”, y me he quedado totalmente fascinada, de verdad te lo digo. Cumple muy bien con tus variantes. No sé si te habrás sentido cómoda en este género, pero haces que parezca sencillo! Has logrado un texto fluido que mantiene al lector alerta, ya que es impredecible. Confieso que casi me ha estremecido imaginarme a los tres dentro del faro siguiendo ese ritual de danzas y sillas, de rayos y aplausos autómatas. Hasta que ella sacó los huevos del bolsillo. Eso lo arregló todo. Muy muy bueno.

*****

b Yvette27/b
i Niño prodigio / gran ciudad / biográfico/i

bFlores generacionales /b

Siendo totalmente franca, esperaba algo muy distinto. Tu nombre (con la experiencia y dominio de las letras que le acompañan) ligado a estas variantes, me hicieron crearme otras expectativas, sinceramente, más altas que el texto de pequeños virtuosos que trajiste. No obstante, antes que levantar bandera blanca, defendiste tus parámetros, con mayor o menor acierto. Momentos de sequedad creativa los tenemos todos, o falta el tiempo, o la concentración. Sea como fuere, esperaré con ganas ver cómo desarrollas el siguiente Un abrazo

*****

bCanon/b
i Cucaracha / cama / leyenda/i

bNunca mates a una cucaracha sobre tu cama/b

He cometido el terrible error de leerlo antes de acostarme. Menos mal que sé que estoy libre de esos asquerosos bichos. Una cucaracha en una cama es lo peor. Lo has narrado muy bien, con mucha naturalidad, como si se lo estuvieras contando en persona a alguien. A mi entender, cumple como leyenda. Magistral que te hayas apoyado en La Metamorfosis, el uso del lenguaje, todo. Casi podía oler la humedad de esa pensión de mala muerte. Me dio ascazo imaginarme a ese bicho enorme salir entre los pies del tipo. Ahora tengo los mios subidos a la silla. De aquí saltaré a la cama sin tocar el suelo. Bravísimo.

*****

En cuanto a mi texto: Miles de gracias por vuestros comentarios y críticas. He de decir que no estaba muy segura de si sería lo bastante gore, no tenía un referente literario de esas características (visual sí, gracias a mi hermana y sus gustos cinematográficos….), pero me resultó complicado crear las escenas sin caer en repeticiones o en un relato de vísceras sin más. Me “alegra” haber cumplido con ese requisito.
Aunque en mi cabeza tenía bastante claro cómo iba a ser el desarrollo y pretendía que la cornisa fuera el punto focal, creo que el teatro se ha impuesto irremediablemente. Al releerlo tras los comentarios me doy cuenta de que ha quedado relegado a un segundo plano, cuando la intención era que el lector estuviera pendiente de quién y por qué estaba en esa cornisa, mientras la historia se desarrollaba en flashbacks.
Me gustaría saber, por ejemplo, Yvette, por qué no lo disfrutaste, de verdad, si fue porque el género no es de tu gusto, si es por el desarrollo de los acontecimientos, etc.
Yo, sinceramente, si no se me hubiera pedido gore, seguramente la hubiera guiado al mismo final, pero sin pararme tanto en la carnicería del teatro.

Cada vez es más difícil estar a la altura, cada reto más interesante y constructivo que el anterior. Gracias a Canon por guiarlo, y a los compañeros por vuestros aportes. Un abrazote a todos
 
kasiquenoquiero,04.09.2014
Una cuestión a quién me quiera responder.
¿Se puede mezclar los tiempos verbales en una misma narración?
Un abrazo.
 
kasiquenoquiero,04.09.2014

¿Es lícito usar Gerundios?
Tengo entendido que para la descripción, que es lo primero de un relato: se puede usar el presente del Indicativo. ¿Es posible?
Gracias.
 
Yvette27,04.09.2014
Justamente ,nayru , es el estilo gore, la carnicería del teatro lo que no me permitió apreciar el texto. Tu texto no se pude disfrutar , se aguanta se valora , está lejos del placer del disfrute.
Como dije estoy en período de sequía y así como mi estado de ánimo ha resultado nocivo para mi creación copy-pega probablemente ha hecho que ante la crítica mantuviera una actitud poco receptiva. Espero se me pase hasta el próximo desafío o si sigo así me tomaré un descanso.
 
Yvette27,04.09.2014
kasiquenoquiero, respondo

Por supuesto que se pueden usar varios tiempos verbales en un texto. Lo esencial es que esté en el lugar que les corresponda sin provocar confusión o incoherencias.

El gerundio es un tiempo de verbo que a menudo se usa mal porque no se cumple con la primera regla básica.
"El gerundio es el segundo verbo del MISMO sujeto en una acción contemporánea"
Puedo decir el niño llegó a la casa con el perro corriendo
(es el niño quien llega y corre) Está bien "llegó corriendo "
Pero no es correcto decir "el niño llegó a casa con el perro ladrando.
en este caso el segundo verbo "ladrando " le corresponde al perro.
Hay que escribir: el niño llegó a la casa con el perro que lladraba. Se suprime el gerundio.

Espero que la explicación haya sido útil a muchos ya que este es un error muy frecuente.



 
nayru,04.09.2014
Gracias por tu respuetsa, Yvette, me tocó en suerte un género escabroso y desagradable para muchos. Como ya dije, por mi estilo yo habría sido menos visceral.

Gracias también por la explicación de los gerundios, no lo sabía y me va a venir bien.
 
kasiquenoquiero,04.09.2014
Muy agradecido.
Amiga, ahora viendo que tienes la amabilidad de ayudar, voy a abusar de la misma.
¿Cuándo es conveniente poner una coma, punto y coma, o punto final, o punto y aparte?
Un abrazo.
 
Carmen-Valdes,04.09.2014
No lo puedo evitar!!! ustedes me encantan!!! un abrazo a todos, me entusiasma lo que aprendo
 
Canon,07.09.2014
Tarde pero seguro (la vuelta vacacional y el regreso a la rutina hacen estragos en las mentes inquietas como la mía…)
Debo decir que he quedado francamente admirada con los resultados de este desafío. Los conjuntos de variables han sido todos muy, muy complejos y en verdad pensé que se izarían muchas banderas blancas o gritos de socorro. Pero no ha sido el caso. Nos hemos comportado todos como verdaderos valientes, y la soltura demostrada ha dado unos frutos verdaderamente brillantes. Mi enhorabuena a todos, y paso a daros mi crítica, que, como siempre, os hago llegar desde el mayor respeto, procurando no quedarme sólo con lo que hay en la superficie, sino rascando la superficie para ver un poco más allá…


bLa vaca gallarda/b, de Kasiquenioquiero
i (Una vaca, un shopping, policial) /i

La historia, si bien no es lo que me esperaba (creía que introducirías al animal en un crimen extraño), es graciosa y muy entretenida. Va más de la mano de lo que sería un relato infantil a uno policial, pero contiene todos sus elementos: el caso, la investigación y la resolución. Así que podemos decir sin duda que todas las variables están cumplidas, con un toque de originalidad.
Por mi parte, mi única recomendación es revisar la puntuación de todo el relato. Has elevado una pregunta sobre cuándo usar coma, punto y coma, punto y seguido o punto y aparte. Intentaré hacerte un breve resumen después de la crítica, e incluso, si me lo permites, tomaría tu texto y lo puntuaría de la manera que yo lo hubiera hecho, para que te sirva de ejemplo práctico.



bEl murciélago y los mosquitos/b, de Filiberto
i (Un jubilado, un panteón, fábula) /i

Has conseguido alejarte un pelín de la imagen inicial tan triste y desolada, y adaptaste tus variables perfectamente al género, sin olvidarte ni siquiera de la moraleja de cierre. Es breve, concisa y entretenida con esa discusión tan animada. No ha habido un solo cuentero que no alabara tu trabajo, así que cualquier cosa que te diga, sería repetirme. Mi enhorabuena por tan buen despliegue de variables y una única observación, dirigida también a la puntuación del texto, en la que tengo la sensación de que sobra alguna coma. Pero es un mal menor.



bEl vals del destino/b, de Agostina
i (Un pianista, una peluquería, melodrama) /i

El género melodrama como tal es muy amplio, y creo que con tu relato, has sabido captar muy bien los elementos más clásicos que lo caracterizan. El componente emocional de los personajes que has creado es fácilmente reconocible, las imágenes, aunque descritas con sencillez y pocas palabras, son claras por el mero hecho de ser cotidianas y no necesitar mucha más floritura para encontrarnos sumergidas en ellas. Y, quizás lo que más me gustó, ese componente auditivo que has procurado que imperara todo el tiempo, desde la marcha nupcial que suena en la cabeza de las clientas de la peluquería hasta el vals imaginario de Martin. Y ese componente de drama que raya la exageración es patente en la narración. Mi más sincera enhorabuena por tu habilidad para unir todos estos elementos.


bRutinas de familia/b, de Carmen-Valdes
i (Un espectro, un faro, absurdo) /i

Tiene los componentes del absurdo. Quizás me falte la crítica a la realidad que suelen tener de fondo (o puede que sólo se me escape – si es el caso, agradezco me lo comentes). A ti te pasó con el espectro lo mismo que a mí con mi cucaracha: nos ha inspirado todo lo demás mucho más que el personaje principal y éste pasa a ser una presencia y no un verdadero protagonista. No puedo criticar eso, porque es algo que también me ha ocurrido a mí; especialmente cuando se apuesta antes por la calidad del relato que por la fidelidad al 100% a las variables (y eso que debería ser la más recta en el cumplimiento de las normas…). Ojalá tuviera un truco para llamar a un fantasma que durmiera a mis niños, especialmente esas noches en que “sandman” parece tan esquivo.


bFlores generacionales/b, de Yvette27
i (Un niño prodigio, ciudad, biográfico) /i

El género biográfico, por experiencia en este mismo espacio, es muy trabajoso, requiere un gran trabajo de investigación y demanda en ocasiones mucho más “espacio” literario para desarrollarlo. Por eso llamó mi atención tu brevísimo texto. Puede que no fuera lo que esperaba, y que me faltara el escenario de entre las variables; sin embargo los detalles técnicos del desafío quedaron en un segundo plano, y te explicaré por qué. Encontrar una pequeña reseña de la vida de varios niños prodigios, muchos de ellos víctimas de los huracanes de ambición y codicia que se erigen a su alrededor y malogran sus infancias, me ha llevado a la reflexión: ¿qué hacemos con esas criaturas extraordinarias, incluso aquellas que no son “prodigios” en sí, pero sí excepcionales o verdaderamente talentosos? Terminé sintiendo impotencia, angustia y tristeza. Y si esa era tu intención y tu mensaje, tienes todo mi respeto por ello, porque lo has conseguido ampliamente.


bOpera Prima/b, de Nayru
i (Cantante de ópera, cornisa del 5º piso, gore) /i

En retribución a tu comentario, yo he cometido el mismo error al leer el tuyo por la noche, a escasos minutos de ir a dormir. Has introducido imágenes en mi mente que creo que será difícil apartar, entronando el género que te ha tocado durante esa terrible interpretación y todo lo que aconteció tras desmadrarse la protagonista y su pareja. La cornisa no es predominante, pero su presencia está allí, así que me salto eso, ya que no puedo restarle calidad a tu relato por eso.
Creo que, con todo, en forma y fondo, es uno de los relatos más elaborados y cavilados que has presentado en este desafío. Simplemente es formidable. Sólo me queda dejarte un puñado de elogios y una reverencia llena de respeto.


Sobre mi relato, en efecto, mi cucaracha quedó en un segundo plano. El relato mantuvo la presencia del insecto latente desde la mitad en adelante, pero no es el personaje predominante; admito mi fallo. Había escrito otro pequeño relato con la cucaracha como centro pero, la verdad, no me gustó, y por eso me decanté por este otro relato, aun cuando no cumplía del todo la norma. Pasando por alto esto, es grato saber que ha gustado y agradezco vuestros comentarios. Miraré más de cerca la puntuación y la puliré –prometido-


 
Canon,07.09.2014
Mañana iniciaremos nuevo desafío. Estad atentos a la "solicitud" de variables para participar.

Yvette, muchas gracias por tus aportes, y mucho ánimo. Las malas rachas literarias las pasamos todos en algún momento. Este es un buen ejercicio dirigido a esos momentos bajos; espero que el próximo, si te animas a participar, te ayude más que este con un género más ameno y creativo.

Que paséis buena noche
 
kasiquenoquiero,08.09.2014
Gracias a todos-as por vuestros comentarios, tomo buena nota.
Un abrazo.
 
delaida,08.09.2014
Una araña, un preso, un óleo.
 
Carmen-Valdes,08.09.2014
Gracias Canon por tu buena crítica, nada que decir, no tuve en cuenta esa crítica social que emana del absurdo, error de mi parte quizás. Confieso que me fue muy difícil meterme en este género.
 
Canon,08.09.2014
bCarmen/b, el género absurdo es muy complicado. Lo has hecho fenomenal. Ten en cuenta que muchas veces la crítica social viene dada por quien lo lee y lo interpreta y no tanto, a veces, por quien lo escribe. Si me pusiera a filosofar sobre tus letras, podría decir que tu relato es un crudo reflejo de la vida familiar contemporánea, en la que los padres están absorbidos por el trabajo y las preocupaciones diarias, los "tiempos de calidad" que se comparten en familia se convierten en pantomimas forzadas y repetitivas, y los niños son "criados" por los espectros publicitarios y amarillistas de los medios de comunicación a los que se exponen ante la falta de tutela.

¿A que sería un trasfondo posible si nos lo propusiéramos?

 
Canon,08.09.2014
¡¡¡ bdelaida/b, te me has adelantado !!!

Abro nuevo foro e incluyo tus variables allí para asegurar tu participación
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]