TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Retos y Concursos / CIEN ESPECIAL DE NAVIDAD IV VOTACIÓN (hasta el 30 de Diciembre) - [F:16:13101]


walas,21.12.2018
Los textos participantes de esta edición son los siguientes:


Regalo Navideño:

Campanita da vueltas pensando en qué regalar a sus 25 gnomo-alumnos. Los adora con el alma, pero es pobre, así que decide hacer algo especial para ellos; Cocinará 25 galletones.

Sobre la masa, gracias al batir de sus alas, deja caer un valioso y secreto ingrediente; polvo mágico de la eterna felicidad.

Llega dichosa al colegio, más se encuentra con que los gnomitos habían organizado una fiesta familiar, ¡Ya no eran 25, ahora eran 100 gnomo-bocas que alimentar!.

Partió cada galletón en 4, ¡Alcanzó para todos!.

No hubo felicidad eterna, pero ésta los abrazó por mucho tiempo, y colorín colorado…



*********************************************



Epifanía

Les estaba vedado mentir. A cambio, para no desdecirse, consintieron en servir al asesino- ni siquiera los que dominan la ciencia y el sortilegio son dueños de la totalidad- mediante un espejo de oro que facilitaba la visión de lo que habría de suceder una generación después de consumida la existencia del observador.
El rey supo que el augur de Miqueas quedaba confirmado. Y, para obligar por vínculo maldito su fracaso y los poderes de los Magos, ordenó el extermino de toda criatura menor de dos años.

Herodes se pudre por los siglos. Comprometidos, ligados, los tres, regresan con regalos.



*********************************************



Anécdota Navideña

Mi hermano es un lindo, desgraciadamente, también un mujeriego.

El muy sinvergüenza —hay que decir las cosas como son— prometió a cada una de sus “amigovias” entregarle un obsequio la noche de Navidad… y logró su cometido.

¿Cómo lo hizo? Muy simple, llenó uno de los camiones de su empresa con juguetes, escondiendo entre ellos la caja con los obsequios para sus “amigas”.

Partió feliz a repartirlos, enfundado en su traje rojo, gritando; JO-JO-JO!!!

Desde entonces, para quienes sabíamos de sus andanzas, sería conocido como ‘El Principuto’ mientras, a los ojos de su esposa, se había erigido como un santo.



*********************************************



El billete

Era noche buena y Elena caminaba festejando su buena estrella. “¡1000 pesos!”, decía, “¡1000!”, y pensaba en un delicioso pavo acercando el billete a su rostro, no lo podía creer. Lo había hallado tirado precisamente este día tan especial pero tan desafortunado por las pocas botellas de pet que había juntado. Entonces:

-Señora, ese billete es mío –le dijo de repente un hombre, cortando de tajo su alborozo-. ¡Eh, Marcos -volteó el hombre- ya encontré mi billete!

Pero Elena había desaparecido.

Ciertamente el pavo era importante, pero también la ensalada, el ponche y el ron, por eso Elena corría, corría…



*********************************************



Samuel

El viejo Samuel se ubicó en la vereda con su silla de paja. El intenso calor lo decidió buscar frescura en la calle, donde los árboles que, junto a Sara plantaron años atrás, mecían sus verdes ramas con la brisa nocturna. Sara ya no estaba. Era su primera Navidad solo. De la casa vecina se escuchaban risas, sonrió con nostalgia recordando otras nochebuenas. De pronto, un auto se detuvo y de él descendió su hijo y familia, los gritos de ¡papá! y ¡abuelito! resonaron en la calle; agradeció a Dios la sorpresa inesperada. La Navidad había regresado a su hogar.



*********************************************



Papá cruel

—¡Este año Papá Noel no viene porque ustedes se portaron muy mal!
Los niños se miraron angustiados tratando de convencer al papá para que cambiara de posición:
—Nos portamos bien. Nos esforzamos mucho y parece que no lo ves.
—Trataré de convencerlo de que pase y les traiga algo –dijo el padre dándoles la espalda.
Ellos se despertaron en la madrugada y fueron hasta el arbolito para ver si había alguna novedad. Allí sorprendieron a su padre quien, sentado en el suelo manipulaba unas cajas envueltas.
—Ah, qué cruel eres, papá –reclamaron- ¡Ahora quieres escondernos los regalos que nos dejaron!



*********************************************



Las botas de Santa

Un estruendo feroz hizo saltar de su cama a Ricardo. Era media noche y sólo se escuchaba el titilar de luces del árbol navideño. Se levantó presuroso a ver qué pasaba. Nervioso, temeroso… podía ser algún ladrón merodeando la casa a esas horas.

En medio de la gélida oscuridad logró divisar una bata roja y unas botas negras que salieron raudas hacia la calle por la puerta principal. Al encender las luces de la sala, vio un jarrón tirado, a su esposa semidesnuda y sin la bata que le había regalado para navidad. Las botas negras no eran de Santa.



*********************************************



El perdón

Diciembre 25, 1915. Ciudad de Toluca, México, 23:45 horas

Detenidos, en pleno acecho, dos revolucionarios están en manos del general Natera.

El castigo: muerte por fusilamiento. El pelotón, ya frente a ellos, espera órdenes.

PREPAREN, APUNTEN…

— Pero mi general, no nos pueden matar en Navidad, no es cristiano, concédanos el perdón— dice Benito, al borde del llanto.

El general, duro como el acero e inflexible como el que más, medita un minuto mientras se atusa el bigote

—¿Qué hora es? — Pregunta a un soldado

—Casi las doce
Está bien, perdonados.

Mientras se va, agrega…
Tan pronto pasen las doce, fusilenlos.



*********************************************



Reflexi&oacut e;n

En la tele escuché decir que la navidad es una época del año que invita a la reflexión, pero yo no sé qué significa esa palabra tan rara.
Tengo apenas seis años y solo me interesa saber por qué Papá Noel no pasó la navidad anterior por la casa de mi amiga Susi. Ella es muy pobre y vive con sus abuelos porque no tiene mamá ni papá.
Esta navidad vendrán muchos familiares y amigos de mis papis a casa.
Le voy a preguntar a mamá si podemos invitar a reflexión y también a mi amiga y a sus abuelos.



*********************************************



Viaje en metro

Viajo a diario en el metro, usualmente es aburrido, pero esta tarde algo pasó. Un niño de no más de cinco años jaló mi abrigo y preguntó en un susurro
— Señor, ¿Cree usted en Santa Claus?
Traté de pedir auxilio a su madre con la mirada, pero estaba frenéticamente ocupada con su móvil, solo atiné a balbucear, bueno pues si ¿Y tú?
—Yo no, eso es para bebés.
—Pero te gustará recibir obsequios, ¿Cierto?
Soltó una sonora carcajada y saltó sobre su madre gritando ¡Yo sí creo en Santa Claus!
Me sentí como héroe, conservé la ilusión de una madre.



*********************************************



Celebración en familia

¡Hace tanto calor en diciembre! que lindo sería una navidad helada como en las películas. Pondré el ventilador y encenderé las luces del árbol. Los regalos para mis hijos y mis nietos se ven hermosos al lado del pesebre. La mesa lista, la comida en el horno, las bebidas heladas y un vino tinto delicioso para brindar con la familia.

Me siento tan cansada, he trabajado demasiado. Me sentaré a esperar en este sillón que me encanta…

Despierto asustada y no entiendo qué miran todos, me meto entre ellos y ahí estoy, pálida y sonriente, mientras la luz me arrastra.



*********************************************



Protesta

Noc hebuena en el country. Luces intermitentes, un gigantesco árbol navideño, adornos, adornitos, el pavo, el vitel toné… Y los petardos compitiendo con los villancicos para anunciar la hora exacta del brindis.

Los chicos esperando a Papá Noel.

Noche de piquetes y olla popular en la 9 de julio. Los-sin-pino han decidido protestar contra el despilfarro promovido cada Navidad cuando, en medio de estudiados augurios de prosperidad, lo único que pareciera importar es el comercio.

En el country todos protestan. Papá Noel no se ha presentado esta noche, incumpliendo su contrato.

Dicen por ahí que lo vieron tomando sidra con Los-sin-pino.



*********************************************



El niño del pesebre

En Navidad iba con mamá a ver el Pesebre.
Veía a ese niño mirarme fijamente. Hace días me regalaron uno.
Él estaba ahí: chiquito, lo tomé y lo sentí temblar.
Le pedí una flor, un jazmín que perfume mis días, una sonrisa que no se gaste como las cuentas de un rosario. Una cuota de amor que haga a mi corazón latir sin sobresaltos: seguro, suave, con movimientos de vaivén,
como la brisa que mueve las ramas de los árboles.
Le rogué que nunca se nublen mis ojos para impedir ver el dolor de los demás.
Y... sentí su mirada.



*********************************************



¿A dónde van los buenos?

Santa tenía miedo, y debía de tenerlo, los niños habían crecido y todos lo recordaban muy bien: su enorme barrigota era inconfundible, así como su abotagado rostro, resultado de su afición al alcohol, y luego esa risa jocosa, burlona, expulsada como un fuego; sí, él, tan grandote y bien comido y ellos tan chiquitos y famélicos, ninguno olvidaba eso, no podían, como exniños de la calle la vergüenza de su desaíre los había marcado, les había quitado los sueños, los ponía de malas. Pero ahora Santa estaba ahí, como ellos, refundido en el oscuro infierno, ¿entendía que la eternidad empezaba?



*********************************************



Sopresas

En el cielo brillaba un lucero que la gente común contemplaba con asombro, pero el capitán sabía que era uno de los satélites de comunicaciones que permitían a su ejército mantener la supremacía en la guerra.
-Mi capitán- dijo el cabo. -Aquí solo hay varios civiles refugiados, unos pastores que han perdido el rebaño , y una mujer a punto de dar a luz.
El capitán, observaba el establo con los prismáticos.
-Registradlo con cuidado.
-Mi capitán –dijo el cabo-, hay un perturbado, vestido con una túnica blanca, que dice que va a nacer un salvador -A ese me lo traéis bien sujeto.
-Mi capitán -añadió el cabo,, la mujer se ha puesto de parto.
Pobre-Tener que nacer en este infierno - murmuró el capitán.
En una loma aparecieron las figuras de tres camellos cargados de bultos y montados por jinetes de raras vestiduras, el capitán los observaba acercarse, indeciso.
-Abrid fuego -ordenó -No quiero sorpresas.



*********************************************



El engaño

Era noche buena, así que como todos los años Milena se levantó despacio y despacio fue a abrir la ventana de la sala. Su marido, todo sonrisas, esperaba fuera, con una bolsa a cuestas y portando el inconfundible traje rojo de Santa. Guiñándole un ojo, Milena le dejó y volvió a la cama. El marido entró, vació su bolsa y, contemplando un poco el luminoso árbol navideño, volvió a salir. Ambos (esposa y esposo) sabían que dos caritas hermosas habían presenciado todo: los niños observaban tras un sillón, divertidos y aceleradísimos. Ahora Milena y Santa sonreían, escuchando el feliz alboroto.



*********************************************



El regalo

Debido a un error que se produjo cuando morí, puedo recordar mi vida anterior. Faltaban pocos días para navidad; yo estaba entusiasmado porque mi hija iba a ser madre en esos días.

Fui a comprar un regalo para ella, y me distraje pensando que mi hija merecía un obsequio especial. Entonces no miré al cruzar la calle y un automóvil me pasó por encima.

Apenas llegué al cielo me explicaron lo de la reencarnación. No quise perder tiempo y regresé justo el día de navidad.
Mi hija dice que soy un hermoso regalo. No sabe que soy mi propio abuelo.



*********************************************



La otra

Lo primero que vio fue un inapropiado árbol navideño con luces parpadeantes, debía hacer todo a las prisas para volver con su esposa.
Miró el hermoso cuerpo que se le ofrecía y un escalofrío lo atravesó, conjuró sus ideas imaginando el hogar, pero su mirada se escapó al tatuaje bajo su seno, acarició piadosamente las cicatrices paralelas de cortes viejos en sus muslos. Su mano se posó en la mitad de su pecho y bajo hacia el ombligo, la amasó, estrujó, pesó, exploró cada centímetro, cada oquedad.
Al final pronunció en voz alta, causa de muerte: asfixia por estrangulación autoinflingida.



*********************************************



Navidad

Mi árbol cargado de luces con una estrella y el nacimiento. Escuché un coro de Villancicos, que me llenaban el espíritu de Navidad, vi mi mesa llena de mi familia. Empecé a ser feliz. A mi pesar la Navidad era para mí también.
Al tocar las doce, comeríamos una uva por cada día del año, con las copas listas, brindaríamos por el amor, la salud y la felicidad. Nos desearíamos una linda Noche Buena y una hermosa Navidad al repartirnos los regalos.
Estábamos todos. Eso era lo que importaba, ese es el significado de la Navidad.
Aunque faltaran mis padres.



*********************************************



El ruego

Querido Santa:

No te pido nada, este año solo quiero que le digas a mi hermana que me deje en paz: no la soporto; ha cambiado mucho: me pellizca, me pega, me inventa cosas, escondió mi ropa y ha convencido a mamá de quedarse con mi cuarto. Le he preguntado por qué pero no quiere hablar, solo me empuja, quiere que me vaya y no vuelva. Además dice que estoy muerto y me hace gestos. Por favor querido Santa, pídele que cambie, ya no quiero volver a esas cajas donde nos metieron a papá y a mí después del accidente.
 
walas,21.12.2018
En total son 20 cuentos participantes (¡una gran participación!)

¿A dónde van los buenos?
Anécdota Navideña
Celebración en familia
El billete
El engaño
El niño del pesebre
El perdón
El regalo
El ruego
Epifanía
La otra
Las botas de Santa
Navidad
Papá cruel
Protesta
Reflexión 
Regalo Navideño
Samuel
Sorpresas
Viaje en metro


El plazo de votación finalizará el domingo 30 de Diciembre.

Cada votante contará con diez votos, pero deberá repartirlos como mínimo en tres textos, y como máximo se podrán otorgar cinco votos a un mismo texto.

Tal y como sindari creó este concurso, no está explícitamente prohibido votar por el propio cuento, pero no es muy ético y además, al final de las votaciones, estas se harán públicas.

Se puede votar posteando el título del texto favorito tantas veces como votos se le otorga o indicando el nombre del texto y el número de votos otorgado.

bLa votación es obligatoria para los participantes y se hará en mi libro de visitas en privado walas

Además pueden votar todos los cuenteros habilitados para participar en los foros.

Atiendo en mi libro cualquier duda sobre el sistema de votación.

¡Suerte a todos!
 
walas,22.12.2018
Lo siento, el cuento "Sorpresas" está descalificado por no cumplir la regla de cien palabras, se ve que se me escapó comprobarlo.
 
walas,31.12.2018
La votación queda cerrada. El año que viene los resultados
 
walas,02.01.2019
Finalizado el recuento, paso a publicar los resultados.
 
walas,02.01.2019
GANADOR

"El perdón" de yar- con 26 votos.

Obtiene de premio un reloj atómico con alarma último modelo especial para avisar de finales de amnistía.

SEGUNDO

"El regalo" de glori con 13 votos.

Se lleva un ejemplar ilustrado de "El Libro Tibetano de los Muertos", para saber lidiar mejor con el hijo-abuelo.

TERCERO

"El ruego" de Pato-Guacalas con 12 votos.

Se organizará un encuentro con el hijo-abuelo del cuento anterior para que le ayude en su ruego, ya que Santa no parece hacer mucho caso.

El resto de cuentos queda como sigue:

"Las botas de Santa" de Tolo con 11 votos
"Papá cruel" de rubalva con 11 votos
"El niño del pesebre" de 6236013 con 10 votos
"Viaje en metro" de deimos con 9 votos
"El billete" de Pato-Guacalas con 8 votos
"¿A dónde van los buenos? de DE2EN2 con 7 votos
"Regalo Navideño" de sheishan con 6 votos
"Anécdota Navideña" de sheishan con 5 votos
"Protesta" de clorinda con 5 votos
"La otra" de kupiga con 4 votos
"Reflexión" de glori con 4 votos
"Celebración en familia" de carmen-valdes con 1 voto
"El engaño" de D2EN2 con 1 voto
"Epifanía" de BRINCALOBITOS con 1 voto
"Navidad" de yosoyasi con 1 voto


El cuento "Samuel" de gmmagdalena obtuvo 5 votos pero queda descalificado al no haber podido votar.
 
walas,02.01.2019
Las votaciones recibidas fueron:


Kupiga

El billete 3
A dónde van los buenos 1
Celebración en familia 1
El engaño 1
El regalo 1
Navidad 1
El ruego 1
El perdón 1


sheishan

Mi votación:

5. El niño del pesebre
3. El Ruego
2. El Perdón

Gracias! Saludos y felices fiestas.


Pato-Guacalas

Suerte a todos.

"El perdón" 4 puntos

"El niño del pesebre" 3 puntos

"La otra" 2 puntos

"Regalo navideño" 1 punto


Clorinda

Mis votos:

-Reflexión: 4 puntos
-Viaje en metro: 3 puntos
-Papá cruel: 2 puntos
-El perdón: 1 punto


yosoyasi

mis votos son

EL PERDÓN 4
REGALO NAVIDEÑO 2
PAPÁ CRUEL 2
EL BILLETE 2


rubalva

MI VOTACIÓN CONCURSO 100 NAVIDAD:

Samuel.........................3 puntos
Preparen, apunten.........3 puntos
El regalo.......................2 puntos
las botas de Santa.........2 puntos

¡Un Año Nuevo formidable para todos!


6236013

Papá cruel 4
Anécdotas de Navidad 3
Viaje en metro 3
Saludos
Victoria


carmen-valdes

Ahí va mi nueva votación:

Regalo Navideño: 3 votos
Samuel: 1 voto
El Perdón: 2 votos
¿A dónde van los buenos?:3 votos
Viaje en Metro: 1 voto

deimos

Hola mis votos:
El perdón 4
El billete 3
El ruego 2
Epifanía 1

Gracias


Tolo

Mis votos para el Cien Navideño!

Papá Cruel x 3
El Regalo x 4
Anécdota Navideña x 2
Samuel x 1

Felices fiestas!!


BRINCALOBITOS

Buenas noches Walas.

Leídos todos los textos, fueron para mí los mejores…

“EL REGALO”... que mereció 5 puntos

“EL RUEGO”... que mereció 4 puntos

Y “VIAJE EN METRO”… que mereció 1 punto.

Gracias por la oportunidad de participar.


yar-

Hola waly !!!

Van mis votos para el evento de Navidad - cuento cien;

Las botas de santa. 5 votos
A dónde van los buenos? 3 votos
El ruego. 2 votos

Felicidades a todos, muy buenos textos !!!

Un abrazo hermano.


D2EN2

5 puntos a "Perdón"

2 puntos a "El niño del pesebre"

2 puntos a "La otra"

1 punto a "El regalo"


glori

Viaje en metro: 1 punto
Protesta: 5 puntos
Las botas de Santa: 4 puntos

Felicidades, Walas!!!
 
walas,02.01.2019
Y con esto queda finiquitado este Cien Navideño. Dentro de un año, más.

Mientras tanto algún reto más caerá seguro, siempre que haya gente dispuesta a participar como en este. Muchas gracias por eso.

¡Feliz Año Nuevo! Nunca se sabe cuándo será el último de este universo azul...
 
D2EN2,03.01.2019
Felicitaciones a Yar, su cuento es si duda el mejor: muy, muy bueno. Y Glori como siempre sobresaliente. Felicidades a ambos y gracias walas por su tiempo, fue un placer participar y hasta la próxima.
 
cafeina,03.01.2019

muy buen relato yar, me gustó, está muy bien logrado
felicitaciones a todos




 
glori,03.01.2019
Felicitaciones para el ganador y para todos los participantes!!!
Gracias, Walas, por organizar.
Feliz 2019 para todos!
 
carmen-valdes,03.01.2019
Felicitaciones Yar!! Felicitaciones Glori! Felicitaciones Pato-Guacalas

Me encanta el 100 en todas sus versiones, gracias Walas por organizarlo.

Feliz 2019 para todos un abrazo!
 
6236013,03.01.2019
Felicitaciones a los ganadores.
Muy buenos sus textos.
Yar, glori y Pato-guacalas.
Un abrazo cariñoso.
Victoria
 
6236013,03.01.2019
Un saludo afectuoso a Walas,excelente su organización.
Repito Yar,estuvo excelente y lo demuestra la cantidad de votos que obtuvo.
Un abrazo
Victoria
 
Pato-Guacalas,03.01.2019
Ese humor de Yar le valió ganar de lleno: un cuento magnífico. Glori, brillante: un padre que se va y regresa reencarnado en su nieto, curioso, muy curioso. Felicitaciones a ambos y que sigan dándose más concursos. Abrazos a todos.
 
Clorinda,03.01.2019
Felicitaciones a los ganadores y a los participantes!
Muchas gracias al organizador!
Un abrazo para todos!
Feliz 2019!!
 
sheisan,04.01.2019

Felicitaciones Yar!!!
muy bueno tu cuento

Extiendo mi felicitación a todos los participantes y Feliz 2019. Nunca es tarde para desearlo.

Cariños, Sheisan
 
yosoyasi,06.01.2019
mis felicitaciones al ganador y a todos los que participaron, no me olvido de walas que lo ha conseguido.
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]