TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Talleres / Cuento compartido - [F:9:12361]


ninive,29.06.2012
Inicio martíncruz
Fue por marzo o abril del ochenta y tres...Después de haber sido dado de alta del Hospital Militar, Dionisio Frutos apareció en Loma Verde rengueando de una pierna, herencia de su acción en la guerra de Las Malvinas.
Llevaba consigo una maleta y entre sus pocos efectos personales, una carta para Giovanni Scanaro, padre de Mario Scaranto, su camarada, a quien después de agonizar entre sus brazos, bañado de sangre y lágrimas, ayudó a bien morir y enterró con sus propias manos en el Monte Longdon. Todos en el pueblo sabían que el “gringuito” Scaranto, cumpliendo con su deber de soldado en el 7 de Infantería, había dejado su vida en ese sangriento combate.
Los padres de Mario le proponen a Dionisio quedarse a trabajar y a vivir con ellos. El chaqueño debía lo poco que conocía de leer y escribir a las enseñananzas de su entrañable amigo Mario y no encontrando razones válidas para negarse, aceptó casi sin pensarlo; no precisamente porque le gustara trabajar en un horno de ladrillos, sino tal vez, inconsciente, por por la necesidad de mitigar entre los padres del amigo la angustia que lo perseguía y con la cual debería aprender a convivir.


musas-muertas,27.06.2012

Gracias Ninive!!! fue un Honor suplirte!! aunque creo que el "traje" me quedó grande...
un abrazo, no quiero interrumpir mas el nuevo cuento....

viento_sur,27.06.2012

Por otra parte el lugar despertaba en él una inusitada calma, era como si el tiempo se hubiese detenido junto a la marcha del tren.
Le gustaba recorrer los andenes abandonados, ver allí el atardecer en compañía de su cigarrillo, ahogar en ese pequeño momento de paz el ruido de las metralletas, que aún resonaban en su cabeza.
Sabía que al caer la noche llegaría de nuevo esa inconmensurable culpa y sus pesadillas olor a sangre por lo cual hacia todo lo posible por permanecer despierto, esperando que el nuevo día le regalara la valentía para contarle a Don Scanaro la verdad de lo que había ocurrido aquel día que se vieron rodeados por el fuego enemigo.

CROMATICA,27.06.2012
Entre uno y otro cigarro, Dionisio desgastaba entre sus manos el papel en el que Mario había volcado todo el amor hacia su familia, pero también la fatídica verdad. Una verdad que no hubiese sido tan triste, si no fuese porque el gringuito había muerto aquel día.
Antes de emprender la marcha, se había vuelto para dejar la carta en manos de su amigo. El frío era como un filoso cuchillo que cortaba la carne en finas láminas, ese frío fue el causante de que Dionisio tuviera que quedarse en la enfermería. El Gringo, con su corazón hinchado de patriotismo, le dijo: no te preocupes, Dioni, lucharé por los dos.
Otra noche caía sobre el pueblo, el olor a barro quemándose se confundía con el del humo de los braseros.

- Dionisio! te buscan - gritó Don Scaranto.

Tiró el cigarro, que apagó con su alpargata gastada, sintiendo el calor de la ceniza en la planta del pie, dobló más pequeño aún el trozo de papel y volvió a metérselo en la media.

No tenía idea de quién podría venir por el a este remoto rincón donde había decidido quedarse.

Sin dudas, el destino no puede evadirse por mucho tiempo.

kone,28.06.2012

Con lentitud se aproximó al individuo cuyo rostro quedaba oculto por el ala de su sombrero. Un irracional malestar creció en su interior y le pareció que un par de alas apergaminadas vibraban pesimistas. El extraño levantó la mirada y Dionisio lo reconoció.
–Ismael –lo saludó con una ligera inclinación de cabeza.
–Después de lo del Monte Longdon, Loma Verde es el último lugar en el que pensé que estarías –la sonrisa que le dirigó, no llegaba a sus ojos. –Suspirando ruidosamente se quitó el sombrero y limpió el sudor de la frente.
–Loma Verde es un bonito lugar para quedarse. Hay buena gente en este sitio, también trabajo y para rematar, su propio héroe local. –sonrió burlón.
–¿Qué es lo que quieres? ¿trabajo?–Una sensación opresiva se apoderó de Dionisio.
-Más bien dinero. ¿Crees que tu patrón pague por mantener el buen nombre del héroe de Loma Verde?
–Espérame en los andenes –le dijo. - Se lo propongo un rato más y te resuelvo.
Ismael se fue, pero la sensación opresiva continuó, como una especie de anticipación febril. Se encaminó con pasos cansados hacia Don Scaranto. Era hora de decirle su secreto.
Ambos hombres se dirigieron hacia los andenes abandonados, apartándose de donde Ismael esperaba. Poco a poco, las palabras salieron de sus labios, al principio con desparpajo. Le habló del cariño que le tuvo a Mario, de lo mucho que aprendió a su lado, de su bondad y de la paz que había encontrado en lo que fue su hogar.
Sacando de su media el ajado papel con manchas de sangre le reveló su secreto.
Mario acudió a la enfermería para ver como se encontraba su amigo. Le entregó una carta para que la enviara a sus padres y se despidió. Algo en su semblante alertó a Dionisio y en un acto no acostumbrado en él, abrió la carta y la leyó:

Queridos padres:

Sepan que esta es la última carta que les envió. Sé que lo que voy a hacer, los avergonzará, ya que mis acciones no reflejarán el honor, la valentía y el amor a la Patria que siempre procuraste enseñarme, pero le he meditado profundamente y simplemente no puedo cumplir con mi deber.

La muerte me rodea por doquier y el miedo me atenaza por momentos. Esta guerra simplemente no tiene sentido.

Me despido de esta manera porque no podría soportar ver el dolor y la ignominia en tu mirada.

Sólo les pido que no me olviden y no sientan tristeza por mi traición. Los amo más que a nada en el mundo y desearía poder ser el hijo que siempre creíste que sería. Lo siento mucho.

Su hijo que los ama.

Mario.

Dionisio continuó su relato. Le dijo como salió de la enfermería y siguió a Mario. Esperaba convencerlo de quedarse y cumplir con su deber. Vio como se reunía con Ismael, el hombre que vino hacía unos instantes y escuchó como aprovecharían la oscuridad para escapar.
Pero todo salió mal. Una bomba explotó revelando la presencia inglesa y la inminente batalla se precipitó. Todo se convirtió en un remolino de actividad.
Dionisio prácticamente obligó a Mario a reunirse con los demás hombres. Se dirigieron a la mitad occidente del Monte Longdon donde confrontaron al enemigo en un violento combate nocturno.
En ese lugar le juró que lo protegería, que nada le iba a pasar. Arrastrándose por momentos, llegaron hasta una pequeña oquedad formada por las rocas y se ocultaron. Dionisio le indicó que se quedara ahí y que regresaría por él.
Las balas zumbaban encima de ellos, estrellándose en las peñas. El cielo nocturno, iluminado por las bengalas, el fuego de morteros y la artillería de los británicos que protegían a sus paracaidistas.
La muerte se ensañó en ese lugar. La artillería británica eliminó los morteros del RI7 y ante la situación, el contraataque argentino, reforzado por la Compañía de Ingenieros 10 y el Escuadrón de Caballería Blindado, aparecieron tratando de cambiar el curso de la batalla. Fue ahí donde Dionisio luchó cuerpo a cuerpo junto a sus compañeros, en medio de las luces, explosiones y bayonetas que penetraban a los combatientes y enseguida el dolor. ¡Oh! Ese horrible dolor en su pierna cuando fue atravesada por la metralla.
Como pudo, se arrastró lentamente hasta llegar con Mario, que continuaba oculto y se desplomó junto a él. La lágrimas surcaban las mejillas del gringuito, que horrorizado gritó cuando el cuerpo inerte de otro compañero rodó por la rocas y cayó sobre ellos.
El endeble control que tenía, se hizo añicos y el pánico lo dominó por completo. Sin poder hacer nada, Dionisio observó como su amigo salía corriendo, huyendo hacia ningún sitio. Los gritos de angustia de su querido amigo, fueron acallados por el enemigo. Para cuando Dionisio logró llegar a él. Los últimos estertores convulsionaban el ensangrentado cuerpo. Llorando sin tapujos, abrazó a su compañero, a su amigo, a su hermano.
El fragor de la batalla ahora sólo era un rumor apagado, un murmullo que hizo que la noche fuera distinta de cualquier otra. Tal vez fue una fría ráfaga de viento o el traspié de otro muerto, pero en ese momento levantó la mirada y se encontró directamente con la de Ismael, que al no poder huir, también se había ocultado entre los riscos.
Dionisio terminó finalmente de contar su secreto. Tenía la sensación de haberse quitado un enorme peso de encima. Estaba nuevamente en paz y más ligero que nunca.
Observó a Don Scaranto que lo miraba entre gruesos lagrimones.
-¿Estás diciendo que mi hijo fue un traidor, un maldito desertor? –sacudió la ajada hoja de papel
-Esa es la prueba –le dijo señalando la carta–Ismael va a decir la verdad si no le da dinero y no quería que se enterara de esa manera.
-¡Mientes! ¡Mi hijo no fue ningún cobarde y nadie va a manchar su memoria! –explotó trastornado. -¡Es el héroe de Loma Verde!
-Lo siento Don Scaranto. Le juro que…
Las palabras fueron acalladas por el cuchillo de Scaranto. Hundió la ancha hoja profundamente en el estómago de Dionisio que se dobló sobre sí mismo y se derrumbó en el suelo unos instantes después.
La mirada incrédula, el dolor.
Dionisio era un altar y una ofrenda a la vida arrebatada. Esa triste melodía de pesar que lo oprimió durante mucho tiempo, por fin se rompió en mil pedazos y el cálido aliento de la muerte lo recorrió.
Saboreó los últimos instantes de su permanencia y abrazó el ocaso de su vida en una intraductible vorágine de balbuceos.
La muerte rasgó la noche en pequeños matices brillantes y Dionisio cerró los ojos mientras su vida se filtraba gota a gota nutriendo la tierra sobre la que permanecía y el viento se llevaba las cenizas de la carta de Mario.
Al día siguiente, Don Scaranto reportó dos cuerpos asesinados junto a los andenes abandonados. Uno era el de Dionisio Frutos, el otro era un desconocido.
Don Scaranto dijo haber escuchado a Dionisio llamarlo Ismael, pero no estaba seguro.
Ambos hombres había comentado su intención de acudir a un bar y platicar sobre su hijo Mario, quien les salvó la vida en la batalla de Longon.
Le dolía en el alma la muerte de Dionisio, quien se había convertido en un hijo para él, pero ahora estaba junto a su querido hijo Mario y eso le daba consuelo.

musas-muertas,28.06.2012

huyyyy que fuerte!!! muy bueno y triste... Cuantas "verdades escondidas" habrá en cada historia heroica no? excelente cuento. A mi me gustó mucho. Felicitaciones

ninive,28.06.2012

cONGRATULACIONES. pOCO A POCO ESTAN TOMANDO CORAJE. mE GUSTARÍA SABER QUÉ FIN LE HUBIERA DADO MARTINCRUZ al inicio propuesto por él.
Kone le encontraste la vuelta , ea muy difícil

Bienvenida cromática al grupo de cuenteros compartientes. ¿se dice'
Brillante intervención , como así la de viento sur que dio algo de vida interior al personaje. Era un inicio difícil y aún así adquirió forma y coherencia.

Un dia de pausa.
Demos lugar a los comentarios. Este cuento fue muy rápido, no nos atoremos

Perdí mis apuntes. Sé que musas muertas está anotado para el cuento 9 pero no puedo recordar otro nombre¿ me ayudan a formar el cuadro?-

inicio ¿¿¿¿
desarrollo....
desarrollo hacia el final....
final musas muertas

cromatica,29.06.2012
Sinceras felicitaciones a Kone... encontró el camino para darle salida a esta historia, en cierto modo en mi desarrollo intuía un final muy triste, pero n ole di demasiado cauce, pero al leer el que dio Kone, me pareció acertadísimo.
Me ha gustado muchísimo el trabajo.
Un saludo cordial a todos y cada uno

viento_sur,29.06.2012

Oh Kone lo tuyo si que es heroico!!! Felicitaciones por ese gran final

rhcastro,29.06.2012

Triste.

silvimar-,29.06.2012
Estoy leyendo y me parece magnifico y de mucho crecimiento este último cuento, los demás también muy buenos, este foro se convirtió en una verdadera fuente de inspiración y enseñanza, los felicito!!
Un día de estos me anoto para cuando haya lugar, abrazos a todos.

hugodemerlo,29.06.2012

Que historia! Un gran y triste final para una historia que se veía venir por esos carriles!
muy bien llevada por los cuatro, están saliendo buenos cuentos, y estoy seguro saldrán muchos mas!
los felicito y a esperar el próximo!

ninive,29.06.2012

Les recuerdo que todos los cuentos compartidos ,hasta el séptimo, están en los estantes de elclubdelapaginaazul. Señalar errores.

Para el cuento 9

inicio ¿¿¿¿
desarrollo pantera1
desarrollo hacia el final.... VACÏO
final musas muertas

martincruz,29.06.2012
Muy lindo el desarrollo y el final. Les comento que no se parece en nada al cuento que todavía estoy escribiendo. Felicidades a todos

cromatica,29.06.2012

Pido desarrollo hacia el final si nadie más lo quiere

Me encantó! sinceramente, y.... Martincruz, también imagino que nada de lo que fue surgiendo pasaba por tu cabeza! me asustó un poco el hecho de tener que continuarte.... pero entre todos podemos hacerlo.

Sólo destaco que me costó seguir a Viento porque su intervención fue tan breve que me quedé en suspenso... Viento es poeta por naturaleza! aportó el toque de paisaje tan necesario para ubicar luego a los personajes, e intenté apoyarme en eso para darle, en ese contexto, el desarrollo que me tocaba. Pero Kone superó con creces todos los fallos que pudiera tener mi intervención.

Pido el desarrollo hacia el final con toda la responsabilidad que implica estar entre pantera y musas! a ver si logro salir airosa.

Gracias Nínive una vez más

Idaluz,29.06.2012 no dejo de sorprenderme en cada cuento compartido, poco a poco van saliendo cuentos de gran calidad.
kone estuvo estupendo en este logrado final.

En sucesivos cuentos, podeis contar conmigo. Y no me canso de repetir que en la página azul hay muchos cuenteros de gran calidad. De todos ustedes, aprendo.

ninive,29.06.2012
Aunque tratamos de no repetir intervenciones en cuentos sucesivos , a cromática que pide el "hacia el final" en el cuento 9, si no se presenta nadie que no haya participado en el cuento anterior, se lo adjudicaremos.

SirMiliano,29.06.2012
Hola a todos los cuenteros! Me pareció un cuento muy verosímil. Me gustó porque me provocó sensaciones. Creo que si la literatura es capaz de movernos a sentimientos, de los que sean, ha cumplido con creces. En verdad creo que cuento a cuento se va creciendo, y aprendo también entre todos ustedes. Nos felicito a todos!

Idaluz,29.06.2012

Estaría encantada de tomar el lugar "hacia el final" en el cuento compartido 9.
Un abrazo a todos y ¡a escribir!

kone,29.06.2012

Gracias a todos. Como siempre, es grandioso compartir con tanto talento este sitio. Martín, ¿Cómo pensaste que sería el final?

martincruz,29.06.2012

hola Kone, muy bueno el final. Lo que pasa es que yo el cuento lo estoy escribiendo y me sorprende en lo que puede llegar a transformarse en manos de cuatro cuenteros.

Saludos

ninive,29.06.2012 [cuento 9

nicio ¿¿¿¿
desarrollo pantera1
desarrollo hacia el final Idaluz
final musas muertas

Apenas tenga el inicio partimos

Tengo ya varios lugares tomados para el cuento 10
sirmiliano
cromatica
joset

Me muero por participar







Agregar mensaje:



 
ninive,29.06.2012
Inicio Ninive
El
color de la fotografía de la pareja en la pensión de la isla Kefini, delataba su antigüedad. Al verla, en el primer momento, tuve una vaga reminiscencia pero sólo dos semanas más tarde, cuando me estaba preparando para bajar a cenar en el hotel de Atenas, surgió el recuerdo.Esa era la foto de mi abuelo, la misma que había visto un sinnúmero de veces en nuestro álbum de familia, con una diferencia; en el álbum la joven había sido excluida de un tijeretazo.
Decidí quedarme unos día más para regresar a la isla y averiguar quién era esa persona tan drásticamente eliminada de la foto y sobretodo, saber qué hacía la imagen de mi abuelo Antonio en la modesta pensión de la isla.
 
ninive,29.06.2012
desarrollo pantera 1
 
hugodemerlo,30.06.2012
Se perfila una gran historia! Una pregunta
¿Que pachooo, con los otros cuentitos?
 
kone,30.06.2012
Están en la página azúl.
 
ninive,30.06.2012
vayanal nick elclubdelapaginaazul
 
eLCLUBdelapaginaazul,30.06.2012
en mis estantes encontraran los cuentos realizados hasta ahora
 
hugodemerlo,30.06.2012
que grande el club, buenisimo!!!
 
ninive,01.07.2012
La ausencia de pantera1 me obligará a pedir un reemplazo. Mañana decido.
 
pantera1,02.07.2012
Pantera1.

Toda mi vida soñé conocer Atenas, y si se podía toda Grecia, cuna de la cultura, pero esta vez tendría que conformarme con estar algunos días en la capital y de ahí nos trasladarían a conocer algunas islas cercanas, que fue lo que incluía el tour.
La excursión a las islas contemplaba un recorrido por tres de ellas, absolutamente diferentes una de otra. Partimos en minibús hacia el Pireo, desde allí en un pequeño yate con todas las comodidades a conocer las islas del programa. Las tres eran lugares llenos de paz, como si se hubieran detenido en el tiempo, en ninguna persona se notaba el apuro citadino.
************************************************************************** ********************
Yo si, estaba apurada por desentrañar el misterio de la foto. Por suerte nuestra guía dominaba el griego, el inglés y español. Al contarle mi decisión de regresar a Kefini, me dijo que el viaje debería repetirlo igual que la primera vez y que si deseaba ir exclusivamente a esa isla, tenía que hacerlo asumiendo cuenta y riesgo y dejar una declaración jurada de mi retiro del grupo por veinticuatro horas. Lo bueno que al día siguiente me llevaron con ellos hasta el puerto y allí tuvo la gentileza de ubicar a un botero que hablaba inglés.que me llevaría y traería de vuelta, por un precio que encontré razonable.
Ya en la isla me fijé que había personas que usaban burros como medio de transporte. El botero era muy locuaz y me contó sobre las delicias de la gastronomía y el vino griego,,mientras caminábamos hacia la pensión.
La encargada se puso muy nerviosa cuando me vio, pero mi acompañante la tranquilizó..Me sonrió y ya mas tranquila me dijo que pensó que iba a reclamar algún objeto olvidado.
Le comenté que el motivo de mi vuelta era averiguar por qué existía esa foto de mi abuelo.con esa mujer que no conocía como familiar.
-La mujer es mi abuela Melina, y el señor que está a su lado es un ingeniero que vino a descansar unos días después de concluir unos trabajos en Atenas.
-Pero por qué tomarse la fotografía junto a un desconocido?
- Como ve ella era muy joven, y su padre tenía arreglado su matrimonio con alguien que ella detestaba. El mister venia solo por unos días y le encantó la idea de llevarse una foto con una novia griega para mostrarla en América…¡Claro que cuando apareció el pretendiente oficial!
 
ninive,02.07.2012
Inicio Ninive
El
color de la fotografía de la pareja en la pensión de la isla Kefini, delataba su antigüedad. Al verla, en el primer momento, tuve una vaga reminiscencia pero sólo dos semanas más tarde, cuando me estaba preparando para bajar a cenar en el hotel de Atenas, surgió el recuerdo.Esa era la foto de mi abuelo, la misma que había visto un sinnúmero de veces en nuestro álbum de familia, con una diferencia; en el álbum la joven había sido excluida de un tijeretazo.
Decidí quedarme unos día más para regresar a la isla y averiguar quién era esa persona tan drásticamente eliminada de la foto y sobretodo, saber qué hacía la imagen de mi abuelo Antonio en la modesta pensión de la isla.
** pantera1
Toda mi vida soñé conocer Atenas, y si se podía toda Grecia, cuna de la cultura, pero esta vez tendría que conformarme con estar algunos días en la capital y de ahí nos trasladarían a conocer algunas islas cercanas, que fue lo que incluía el tour.
La excursión a las islas contemplaba un recorrido por tres de ellas, absolutamente diferentes una de otra. Partimos en minibús hacia el Pireo, desde allí en un pequeño yate con todas las comodidades a conocer las islas del programa. Las tres eran lugares llenos de paz, como si se hubieran detenido en el tiempo, en ninguna persona se notaba el apuro citadino.
************************************************************************** ********************
Yo si, estaba apurada por desentrañar el misterio de la foto. Por suerte nuestra guía dominaba el griego, el inglés y español. Al contarle mi decisión de regresar a Kefini, me dijo que el viaje debería repetirlo igual que la primera vez y que si deseaba ir exclusivamente a esa isla, tenía que hacerlo asumiendo cuenta y riesgo y dejar una declaración jurada de mi retiro del grupo por veinticuatro horas. Lo bueno que al día siguiente me llevaron con ellos hasta el puerto y allí tuvo la gentileza de ubicar a un botero que hablaba inglés.que me llevaría y traería de vuelta, por un precio que encontré razonable.
Ya en la isla me fijé que había personas que usaban burros como medio de transporte. El botero era muy locuaz y me contó sobre las delicias de la gastronomía y el vino griego,,mientras caminábamos hacia la pensión.
La encargada se puso muy nerviosa cuando me vio, pero mi acompañante la tranquilizó..Me sonrió y ya mas tranquila me dijo que pensó que iba a reclamar algún objeto olvidado.
Le comenté que el motivo de mi vuelta era averiguar por qué existía esa foto de mi abuelo.con esa mujer que no conocía como familiar.
-La mujer es mi abuela Melina, y el señor que está a su lado es un ingeniero que vino a descansar unos días después de concluir unos trabajos en Atenas.
-Pero por qué tomarse la fotografía junto a un desconocido?
- Como ve ella era muy joven, y su padre tenía arreglado su matrimonio con alguien que ella detestaba. El mister venia solo por unos días y le encantó la idea de llevarse una foto con una novia griega para mostrarla en América…¡Claro que cuando apareció el pretendiente oficial!

*** Idaluz


 
Idaluz,02.07.2012
Amigos cuenteros, ahora mismo me veo incapaz por motivos familiares de escribir ninguna línea. Sé que es un transtorno para todos. Os aprecio a todos mucho, y he aprendido de vosotros. Un abrazo.
 
rhcastro,02.07.2012
Vuelve pronto.-
 
hugodemerlo,02.07.2012
Que pena...
 
ninive,03.07.2012
Espero una respuesta de Sirmiliano para tomar el lugar de Idaluz. otras propuesta por si no llega¿¿¿
 
ninive,03.07.2012
El cuento será proseguido y finalizado por musas muertas.
 
silvimar-,03.07.2012
Cuando quieras ninive, me ofrezco para algún próximo cuento, saludos a todos!
 
musas-muertas,03.07.2012
Mi circunstancial confidente, Antea, suspira y retoma su monologo.
- Todo estalló, fué una escena de celos muy "griega"... gritos, insultos, y finalmente el portazo. Para mi abuela fue el ostracismo social al más puro estilo Ateniense. Nueve meses después de esa aventura nacería mi mama.
He quedado helada...¿ mi Abuelo, el padre de mi madre de aventuras por Grecia? pero ¿y mi abuela?. Mi mente se desplaza al pasado.
iLa pareja de mis abuelos no era feliz. El me amaba y amaba a mamá con locura, en cambio mi abuela en el mejor de los casos parecía soportarnos, y en el peor, francamente detestarnos. Recuerdo las escasas visitas a la casa de ellos y a mi abuela, después de almorzar y fumando un habano, se sentaba en su sillón a escuchar una y otra vez la música de Mikis Theodorakis de la célebre película "Zorba el Griego" era el único momento donde lo veía sonreír con nostalgia./i
Antea no para de hablar y yo de pensar. ¡¡Antea es nieta de mi abuelo!! la curiosidad me carcome.
- ¿Antea?, ¿tienes fotos de tu mamá?
- Claro - Me dice ella, y dirigiéndose al escritorio de la posada vuelve con un portarretratos en sus manos.
Felizmente estaba sentada, si no me hubiera caído al piso. La señora en la foto me sonríe, ¡pero esa señora es mi madre! solo que mamá murió hace ya diez años.
Comienzo a tartamudear cuando una voz en el extremo del salón de recepción de la pensión me dice.
- Sobrina, tengo algo que explicarte.
Giro mi vista y Mamá aparece en el cuarto.
- ¿Mamá? - digo yo - ¿Mamá? - dice Antea - ¿sobrina? - decimos ambas.
La mujer me besa en la frente con lagrimas en los ojos y se sienta a mi lado.
- Me llamo Dafne, y tengo una historia que contarles a ambas, pero deberemos remontarnos al pasado casi 60 años.
- Era la primavera del año 1952. Antonio, el abuelo de vosotras, conoció a Melina en esta misma aldea en esta misma pensión. Grecia transitaba la recuperación de postguerra. Melina y Antonio se enamoraron a primera vista. La pensión la regenteaba Melina con la ayuda de su hermana mayor ya que sus padres, activos miembros de la resistencia griega, habían muerto en guerra. Su hermana mayor, Alexia, ya había comprometido a Melina a un prospero comerciante griego de la zona, pero Melina era un espíritu libre. Una noche, aprovechando la ausencia de Alexia, ambos se fueron al pueblo y luego volvieron al cuarto de ella. La mañana y Alexia los sorprendió a ambos aun en la cama.
Tal como contó Antea, el compromiso de matrimonio se disolvió, y Melina nunca salió de las paredes de la pensión. Nueve meses después nacería yo, tu madre Antea... y también la tuya - dijo dirigiéndose a mí.
Dafne, me mira sonriente ante mi asombro y me explica.
- Melina tuvo gemelas, yo soy la hermana de tu madre.
Por el rostro boquiabierto de Antea me doy cuenta de que ambas estamos recibiendo la noticia por primera vez.
Pero ¿como? ¿porque? - balbuceo
Dafne carraspea, se acomoda en el sillón, respira hondo y prosigue.
- No solo Melina estaba comprometida, Vuestro abuelo también lo estaba. Al retornar a Filadelfia lo esperaba su prometida, "tu abuela" - dijo mirándome - dos meses después se casarían.
Fue Jimmy, el mejor amigo de tu abuelo, quien le dio la noticia. El viajó al año siguiente a Kefini llevando en secreto una carta de amor a Melina. El llamó a Antonio para decirle que era padre de dos criaturas hermosas y fué el, por encargo de tu abuelo quien gestionó, acordado con Melina primero y con las autoridades gubernamentales después, la separación de las hermanas.
- Tu madre nunca supo nada y tu supuesta abuela tuvo que aceptar a regañadientes la adopción.
La conversación continuó hasta la mañana. finalmente nos dormimos agotadas en el sillón, abrazadas con mi tía y mi prima.
iA la mañana siguiente en la colina del cementerio de Kefini tres mujeres dejan unas flores en la tumba de una tal Melina.
Dos días después un avión parte de Atenas a Filadelfia con escala en New York.
Dos tumbas en el cementerio de Filadelfia esperan otras flores.
En el vuelo Dafne recuerda el relato entrecortado de su madre antes de morir.
"Cenamos en la taberna de Kefini, no apartamos jamás los ojos uno del otro. Unos músicos tocaban con bouzouki un melancólico Sirtaki y la pasión nos inundaba en cada compas.
Volvimos abrazados a mi cuarto y el ritmo de la música en nuestras mentes sincronizo un baile en penumbras mientras nos desvestíamos, besábamos y abrazábamos sin dejar de mirarnos a los ojos. El tiempo estaba paralizado, solo nosotros nos amábamos en un mundo detenido..."
Dafne mira a su hija y su sobrina dormidas a su lado, la cabeza de una recostada sobre el hombro de la otra y sonríe diciéndose para sus adentros.
- Algunos secretos no deben ser revelados ¿no?/i
 
ninive,03.07.2012
A ver a ver, se presenta algo enmarañado . Hago un árbol genealógico y lo entiendo,

Gracias musas que nos sacaste del apuro. Lo releo. Estoy sorprendida . mi inicio pertenece a un cuento largo mio y más o menos llego a la misma conclusión

Lo que me confunde es lo del final que decís "su hija y su sobrina.¿podés aclarar los enredos
 
musas-muertas,03.07.2012
primero, si, lei el cuento tuyo, no se si me influencio pero creo que la historia es distinta...
el abuelo de la narradora es Antonio y su abuela natural es Melina (eso ultimo la narradora no lo sabia) , de esa union nacieron Mellizas gemelas, una se quedo en grecia (Dafne) y la otra se fue a USA con su padre (Antonio...)
ambas hijas (Dafne y la mama de la narradora (hermanas gemelas)) tuvieron a su vez hijas, la de Dafne es Antea y la de la otra es nuestra narradora... Lo que ocurre es que Antonio y Melina mantuvieron el secreto de que sus hijas eran gemelas y que la otra existia... Pero Melina antes de morir le conto la historia a su hija (Dafne) y ahora Dafe se lo cuenta a la narradora y a su hija... Se entiende?... Espero que si... Uff... Sorry si salio extenso y complicado creo que nuestros finales no son iguales no Ninive?
slds
 
musas-muertas,03.07.2012
Leo tu preguna y aclaro mas... Como Antea es hija de una de las mellizas y nuestra narradora de la otra, ambas son primas hermanas entre si...
 
ninive,03.07.2012
Ahora entendí.Gracias
 
hugodemerlo,03.07.2012
Una novela de Alberto Migré!
Esta se podría llamar "Mi abuela gemela"
 
ninive,03.07.2012
Ya está listo el grupo del cuento10

inicio....apenas decido
desarrollo..... kone
desarrollo hacia el final silvimar
final SirMiliano

Empezamos el 5 de julio

Tomo pedidos para el cuento 11
 
ninive,03.07.2012
Musas muertas, debes equivocarte, mi cuento no fue nuca publicado en ninguna parte
 
musas-muertas,03.07.2012
yo lei el cuadro del lago Cuomo... lo publicastes en Letralia... no se si estamos hablando del mismo cuento...
 
elclubdelapaginaazul,04.07.2012
El cuento 9 figura ya en los estantes del club
 
leobrizuela,04.07.2012
Amigo Musas, me identifico contigo en un sentido; el final de la historia griega desperdicia lo que podría haber resultado una versión con mayor fantasía y romanticismo. Acaso yo hubiera caído en lo mismo. No podemos desprendernos de la formación técnica y matemática que la profesión nos moldea. No obstante, creo que has salido bien del paso y, trama complicadita mediante, diste solución a lo que se presentaba, según el inicio, como un enigma. Lástima que me he formulado este pensamiento solo después de la lectura de tu texto; pero también me sirve de enseñanza y tomo nota de ello. Te dejo un saludo.
 
musas-muertas,04.07.2012
Gracias Leo... es verdad, arme mentalmente el esqueleto pero después rellene mal... ni a mi me gustó.... jeje
un abrazo y encantado de tenerte por aqui!!! Salú
 
ninive,04.07.2012
Cuento 10 inicio leobrizuela**kone***silvimar****sirmiliano


Inicio
Cuando Bruno conoció a Amanda tenía casi 50 años y poca experiencia con las mujeres. Sus padres, tempranamente divorciados, lo habían recluido en un colegio donde le incorporaron una moral casi victoriana. Cuando egresó no quiso estudiar en la Capital y se dedicó a corretear bienes raíces allí, en su Navarro natal. Las oportunidades de visitar Buenos Aires, siempre por razones de trabajo, se cumplieron estrictas y rápidas, sin espacio para disfrutar ni el paseo ni la ciudad. En el fondo, lo asustaban un poco las perversiones de la noche y su gente, síntomas de la enfermedad social capitalina que prefirió rehuir, protegido en la sencillez de su medio.

Por eso, la irrupción de Amanda, ingenua, frágil, solitaria y desprotegida, lo conmovió. Amanda era distinta a las mujeres que ocasionalmente trató; aquellas habían pretendido la seguridad de un hombre para vivir a su sombra;. Amanda, que frisaba los cuarenta años, trabajaba y vivía sola, sin familia, y era honesta, de carácter casi taciturno e introvertido. No procuraba quien la mantuviera; sólo carecía de amor. Bruno le habló de su soltería empedernida, su miedo al fracaso, su potencial- todavía intacto- de cariño. Ella le contó de su soledad; era huérfana y nunca se había casado, pero tuvo algunos novios sin trascendencia y una pareja en Buenos Aires, durante dos años. Se llamó Anselmo, era bueno y se habían querido bien. Pero era un hombre inconstante y voluble, que vivía al ritmo del último capricho de su imaginación inagotable. La vida en común era vertiginosa e impredecible. Hasta que un día le diagnosticaron un cáncer de estómago y entonces los días comenzaron a contarse hacia cero. Vivió unos pocos meses más; a su muerte sus familiares la dejaron en la calle. Sola y sin trabajo, llegó a Navarro hacía ya tres años buscando olvido. Se empleó como peluquera, con relativo éxito.

Bruno batalló duramente con su conciencia para admitir el pasado de Amanda. Su formación le inducía al rechazo de aquella mujer “de segunda mano”, con un pasado que no conocía en su totalidad; tampoco deseaba conocerlo demasiado, no enterarse de ciertos detalles con los cuales-presentía-, no podría vivir tranquilo. No obstante, este sentimiento primitivo se hallaba eclipsado por otro más poderoso, que lo impulsaba a entregarse y confiar
**kone
 
silvimar-,05.07.2012

Ese día salió temprano del trabajo y se dirigió a la peluquería donde trabajaba Amanda. Ya casi era su horario de salida y el se dispuso a esperarla en el barcito que quedaba frente al negocio, se instaló en una mesa que quedaba sobre la calle, pidió un café y se puso a leer un libro, cada tanto miraba hacia enfrente; Al rato sintió un bullicio y risas de mujeres, varias salieron del negocio, Amanda fue la ultima y cerró las puertas con sus llaves, las otras apresuraron los pasos y le dieron un ligero adiós saludándola con las manos.
Presuroso pagó y salió al encuentro de ella que apurada estaba por llamar un taxi.

--¡Amanda! esperame que quiero hablar con vos, espero que no te disguste que haya venido a buscarte—dijo esto mientras besaba su mejilla.
Se sorprendió al verlo mostrando una sonrisa tímida. No podía creer que a pesar de lo que le contó de su vida el todavía tuviera interés en ella.

El había estacionado su auto a la vuelta del lugar, fueron caminando sin prisa y sin hablar, cuando subieron al vehículo le preguntó si podían llegar a conocerse mas, frecuentarse y ver como se llevaban, quería ser prudente. Ante su sorpresa ella le dijo que vivía en una pensión puesto que no tenía casa propia ni alquilaba, la dueña era muy rigurosa y no permitía visitas de hombres, se verían en una plaza o en una confitería, el estaba un poco molesto puesto que tenía un departamento muy bien instalado, con el tiempo se vería como decirle de ir allí, no eran adolescentes ni tan jóvenes para dar tantas vueltas, un muro parecía estar entre ellos, el carácter cerrado de ella y su caballerosidad no lo dejaban avanzar.

Al llegar casi al domicilio le pidió que la deje media cuadra antes, no quería que murmuraran si la veían con un hombre, antes de que bajara quiso darle un beso y ella desvió la cara, tenían que conocerse mas, le dijo.
Disimuladamente esperó que entrara al edificio pero ella siguió de largo, en la otra cuadra un hombre y dos niños esperaban su llegada. ¿Por qué le había dicho que vivía sola? Trataría de averiguarlo por otros medios, no le preguntaría nada, ya que ella posiblemente le había mentido, su desilusión era muy grande. Esperaba realmente una explicación de lo que había visto…

 
umbrio,07.07.2012
Mientras tanto su cabeza era un fárrago de ideas que poco a poco fue ordenando cuando regresaba a casa, recreó un escenario hipotético acomodado a su naturaleza en donde predominó la idea del engaño, una verdad urdida por la elevada autoestima de su moralidad que no le permitía confiar en los demás, con ese burdo principio determinó la culpabilidad de Amanda, fue inexorable ante su verdad y cualquier otra explicación le parecería una prolongación de la mentira por lo que no tenía intensiones de verla más. Ahora la honestidad mostrada inicialmente le parecía una careta portada con quién sabe que intenciones. Lo más molesto era la idea de haberse equivocado, haber caído en la fútil debilidad de la ilusión y se reprochó su precipitado intento de seducción.

Si tan sólo él hubiera esperado un poco antes de alejarse se habría enterado que aquella era una cita inocua, un encuentro para recibir los niños que ocasionalmente cuidaba a cambio de un modesto pago.

La blanda decisión de no volverla a ver sería la más equivocada de sus elucubraciones, lejos estaba Bruno de imaginar que un secreto más sombrío cambiaría los fuertes cimientos de su pasado y tejería un lazo indisoluble entre ambos. Esa poderosa fuerza interior que le invitaba a confiar en Amanda tenía su origen un vínculo formado aún antes de conocerse…
 
ninive,07.07.2012
Sigue con el final SirMiliano
 
martincruz,10.07.2012
Se puede empezar con el próximo cuento?
 
ninive,10.07.2012
El cuento 10 no está terminado. Esperamos que llegue sirMartin con el final.

Les aviso que en el-reto-ganadores se propone un tema muy adecuado a los frecuentadores de este foro y les agradeceré que vuelquen allí sus esfuerzos. Se trata de seguir un inicio hasta el final con unas palabras guía obligatorias.

Foro retos y concursos "Reto 2"
La idea del tema la propuso martíncruz
 
SirMiliano,10.07.2012
La rabia y la humillación que experimentaba terminaron por confirmar su desprecio frente al amor. Largos años grises de soledad sumada a una infancia carente de afecto habían agrietado su voluntad de amar, que no obstante reverdecía ante cada lejana posibilidad. Esta vez el verde brote se había secado de golpe y con la brutal embestida de una mentira, y sin embargo algo que no entendía le impedía odiarla. Entre sorbos ásperos y profundas pitadas, sus únicos dos tenues vicios, fue tomando coraje y antes de que su moral pulcra se lo impidiera tomó las llaves del auto y desanduvo las calles hacia donde la había dejado.
No conocía el lugar donde vivía pero presentía que no era una pensión, y se equivocaba. Tampoco sabía qué diría cuando se topara frente al hombre que evidentemente no le daba lo que ella necesitaba, pero iba a increparlo, necesitaba salvarla de algo aunque no podía precisar qué, pero se equivocaba. Creía poder ofrecerle una opción, quizás mejor, pero ¡Ay! Bruno se equivocaba, y tanto.
Cuando llegó no supo qué hacer ni dónde ir, así que esperó en el auto. En uno de esos giros que toman las hechos sin consultarnos, la vio doblar la esquina con un niño en cada mano. Despacio y a cierta distancia, la siguió. Llegaron a una casa, golpeó, entraron y a los pocos minutos salió sola. Bruno no lograba hilvanar los acontecimientos, pero a esta altura y medio embotado por el humo y el alcohol, tampoco le importaban los detalles de coherencia. Cuando se paró frente a ella, Amanda lanzó un pequeño grito que contuvo a medias, pero sus ojos, ampliamente abiertos, parecían gritar lo que sus labios ahora mudos y tiesos no hacían. Torpemente Bruno le explicó lo que su cabeza había deducido, lo dijo con rabia aunque sin insultos, con una bronca elegante. Cuando terminó de hablar, Amanda ya no gritaba al mirarlo, al contrario, parecía acariciarlo y susurrarle palabras con ternura, como envuelta en ternura al ver a ese hombre tan necesitado de amor. Lo veía como un niño sufrido a quien había que soplarle la rodilla para calmar el dolor de la caída y los raspones. Con tranquilidad lo tomó del antebrazo y se colgó de él. A la par caminaron hasta la puerta de la pensión. En el trayecto ella le confesó que le recordaba mucho a Anselmo, que no lo tomara a mal, pero la intempestiva mirada, las torpes palabras cuando le gana el enojo, la expresión en sus ojos, sus crispadas manos, y sobre todo su alma voluble. Bruno tragó orgullos a montones pero no se sintió con espacio como para plasmar una escena que pudiera tomarse por celos idiotas. Se calló.
Se detuvieron frente a la puerta. Con complicidad Amanda le anunció que su casera había salido hacia la Capital y que no volvería hasta el martes, por lo que si deseaba podía convidarle un café, aunque no debía ilusionarse, sólo eso obtendría por hoy.
Subieron las escaleras y en el subir, como por extensión, un nuevo brote fue trepando por el corazón de Bruno.
Al llegar, ella lo dejó en el pequeño comedor y se dirigió a la habitación. Se cambiaría la ropa del trabajo y luego le prepararía un café como nunca había probado. Mientras tanto, Bruno comenzó a recorrer con discreción los portarretratos, adornos y chucherías.
La fotografía mostraba a Amanda junto a Anselmo. Él, visiblemente consumido por el cáncer, ella fresca y radiante como las margaritas del jarrón que recortado se veía al costado de la cama. Una mano sobre su hombro y una sonrisa que prometía no ser la última. Dejó la foto en la misma posición y con lágrimas ya visibles recogió sus cosas. Lo último que había sabido de su padre era que había muerto de cáncer, pero jamás se imaginó... Cómo podría haber relacionado... Esto era una verdadera...
Una enferma sensación de envidia se apoderó de Bruno, un cáncer distinto.
Cuando Amanda salió de la cocina traía dos cafés y un platito con galletas. Todo en el comedor estaba en orden, pero Bruno ya no estaba y por la puerta, entreabierta se filtraba un débil rayo de luz.
 
silvimar-,10.07.2012
A verrr..creo no equivocarme, si es así me parece genial este final, el giro que le dieron umbrio y SirMiliano, si no entiendo mal el marido de Amanda era el padre de Bruno? Si es así creo que este cuento daría para mucho mas, con ese final casi abierto que deja sir, felicitaciones!
 
SirMiliano,10.07.2012
Es justamente eso silvimar! Ahí está el vínculo entre ellos antes que se conocieran... Me alegro que te haya gustado! Saludos!
 
ninive,10.07.2012
Sin palabras.Broche de oro.
SirMiliano nos deja un final ejemplar. Todo parecía conducir a un happy end y por aquí vino el giro de tuerca. Felicitaciones a todos los participantes de este cuento.
##
bProblema personal/b: están en curso dos actividades que absorben todo mi tiempo.
Esto durará hasta que termine el concurso para el 14 aniversario de la página. No me podré ocupar activamente de este foro . Pensaba suspenderlo pero ¿quien soy yo para decidir tal cosa?
Cuando me ausenté por vacaciones todo siguió a las mil maravillas bajo la direcci[on de musas-muertas.
La pregunta es>¿ hay entre ustedes quien quiera tomar el mando. Existe también la posibilidad de que se pasen la responsabilidad de cuento en cuento.
A ustedes la decisión.
Nuevamente felicitaciones a todos los que comparten este lugar tan ameno.

 
umbrio,10.07.2012
Felicidades sirmiliano. Por un momento temí que los hicieras hermanos.
 
leobrizuela,10.07.2012
Muy bueno, Sirmiliano. Tal vez demasiado explicado y reiterado el sentimiento de Bruno, para mi gusto. Has dado con un final estupendo, aunque yo lo hubiera cerrado (¡para desesperación de Silvimar!) en la frase: "... Dejó la foto en la misma posición y con lágrimas ya visibles recogió sus cosas. Lo último que había sabido de su padre era que había muerto de cáncer, jamás lo hubiera relacionado"
 
silvimar-,10.07.2012
Ayyyy!! Como sos leo! Y yo me muero sin saber..jajajaj!! Aunque algo de imaginación tengo...jiji...
 
silvimar-,13.07.2012
¿nadie se anima a seguir el foro? Yo no me siento capaz, saludos!!
 
leobrizuela,13.07.2012
Creo que serás una excelente coordinadora, Marta. Animate que, en la medida que pueda, te ayudo (aunque sea nomás moralmente, jiji)
 
hugodemerlo,13.07.2012
Yo no tengo problemas, manden un par de inicios a mi ldv en privado y vayan pidiendo pista nomás!
 
Stromboli,13.07.2012
hugodomerlo, te acabo mandar un inicio de cuento, por si sirve.
 
hugodemerlo,13.07.2012
Bueno igual vamos a ver que dicen los chicos!
y chicas sino se me arma!!!!!!
por si alguien más quiere tomar la posta!
 
leobrizuela,13.07.2012
Dale que me prendo.
 
musas-muertas,14.07.2012
vamos Huguito adelante!!
 
silvimar-,14.07.2012
Daleee!!! Huguito!!
 
hugodemerlo,14.07.2012
joyaaaaaa! manden inicios!!!!! ya arrancamooooosss!!!!!
 
rhcastro,14.07.2012
Bien hugo.-
 
hugodemerlo,14.07.2012
Muy bien, tomo pedidos para el cuento numero 11.
tengo para el inicio, mañana decido cual va!

Inicio......mañana decido!
Desarrollo.....?
Desarrollo hacía el final.....?
Final......?

Cuando tengamos el cuadro completo largamos!
 
ninive,14.07.2012
Gracias hugo, hubiera sentido mucho que este foro tan creativo se perdiera. Estoy segura que cuando pidas reemplazo te van a ayudar.



 
elclubdelapaginaazul,14.07.2012
El cuento 10 figura ya en los estantes del club.

Cuando llegue el momento de subir el cuento 11 completo me avisan y NO OLVIDEN DARLE UN TÍTULO hasta ahora el título lo puso el club.

Suerte
 
rhcastro,14.07.2012
Me gusto mucho este texto. Cuántos años tendría el padre de Bruno? 70? No es un poco viejo para una mujer de 40? Digo... Solo eso me hace pensar que... Emmm... En fin. Bien.

El que sigue.
 
hugodemerlo,14.07.2012
Gracias ninive! Trataremos de hacer lo mejor posible hasta tu regreso al foro! Sabemos que estás muy ocupada con tema del aniversario, yo estoy escribiendo algo para la ocacion, ojalá participen muchos en honor y el cariño hacia la página azul!
 
hugodemerlo,14.07.2012
Inicio....Stromboli
Desarrollo....?
Desarrollo hacia el final ....rhcastro
Final....?

Cuando tengamos el equipo completo salimos a la cancha!
Pidan lugares! Los que pidan iguales queda el primero y el otro pasa automáticamente para el próximo cuento!
 
silvimar-,14.07.2012
Si me dan tiempo, me gustaría el final je je.....
 
hugodemerlo,14.07.2012
Silvi , te anoto para el final del cuento número 12!
 
Stromboli,14.07.2012
Gracias compañero hugodemerlo por elegirme para el cuentocompartido, es para mí un honor el poder escribir con pesos pesados de la Página Azul. Ya estoy impaciente con el desenlace.
 
hugodemerlo,14.07.2012
Cuento número 11

Inicio...Stromboli
Desarrollo...Kone
Desarrollo hacia el final...rhcastro
Final...musas-muertas
 
hugodemerlo,14.07.2012
Cuento número 11

Inicio, Stromboli, a quién le damos la bienvenida!

Pedro caminaba lento,
arrastrando los pies, como el
hombre que se siente vencido,
perdido, abandonado a su
suerte en el ocaso de su
existencia. En la lejanía se adivinaba a un anciano, de
escasa cabellera, ayudado a
caminar por un bastón. En el rompeolas, pensaba en
aquellos días junto al mar,
cuando conoció a Paulina. Con
sus vaivén de olas de aguas
verdes, o azules. Aguas limpias
y frescas. Reflejos irisados en el blanco coral. Las aguas
cambiaban según la hora del
día, azules, azules intensos,
añil comos tus ojos, los ojos de
Paulina, su amada en tantos
años. Cientos de imágenes bailaban ante sus retinas, un
punzón de dolor en su gastado
corazón. Paulina, siempre ella. Esa muchacha que le robó el
corazón en la escuela, a los
doce años. Su melena rojiza,
sus ojos felinos, la palidez de
su piel, su rostro surcado de
graciosas pecas, su porte al caminar, y esa risa melodiosa.
Trabajaba junto a sus tías en la
estación de telégrafos. Era
tímida y callada a pesar de su
buen humor. Recordaba como saltaban
entre las olas, sus largos
paseos con los pies desnudos
sobre la arena, de granos finos,
dorados. En secreto, forjaban
una incipiente amistad se ocultaban a los ojos del mundo
en una cueva secreta dónde se
veía el mar, y las estalactitas
en el techo. Ellos pensaban que
era mágica, su sitio particular.
No se veía apenas, escondida entre rocas de coral.
Conversaciones de sus anhelos,
secretos compartidos,
ilusiones por cumplir. El destino, que se ceba en
algunas almas cándidas, hizo
que crecieran demasiado
deprisa. Como viejos sabios,
pero sin las arrugas de la edad
hablaban de todo, de irse de ese pueblo casi abandonado,
de que él sería como el señor
maestro, y ella bailarina.
Ilusiones de chiquillos. Un día de primavera, cuando
las gaviotas volaban bajo,
haciéndoles signos al astro sol.
Paulina abrió sus sentimientos.
Habló de su fallecida madre, su
tiempo transcurrido en la gran ciudad, su madre una gran
bailarina de ballet, que por una
mala caída tuvo que
abandonar su gran pasión. Sin
decir nada, embargada por la
emoción le enseñó un paquete dónde envueltas en tela
estaban unas desgastadas
zapatillas de seda rosa. Algún día seré bailarina –
sentenció-. El anciano Pedro, lloró al
recordar aquel momento. Fue
un estúpido, un idiota, un
cobarde. No tuvo el valor de
irse de ese pueblo, de
abandonar un trabajo seguro.

Desarrollo...Kone
 
kone,14.07.2012
Lo que daría por regresar el tiempo y hacer las cosas diferentes. Pero no podía.
Casi sin querer, Pedro recorrió lentamente el mismo camino que la última vez que vio a Paulina. Su cueva de atalayas y chapiteles donde la bella doncella le propuso irse.
–Vámonos hoy mismo –recordó que le decía mientras lo tomaba de las manos y daba pequeños y graciosos saltos.
Pero Pedro no era como Paulina. Ella quería batir sus alas al viento, Pedro temía volar. Ella quería ir hacia el mar con los grandes vientos, él pensaba en esforzarse en su propio terruño.
Fue así como Pedro la vio partir convencido de que el gran amor que ella sentía, la obligaría a volver a su lado. En donde debía estar.
Sin embargo, los días pasaron y se convirtieron en semanas, en meses y en años mientras Pedro esperaba en vano la llegada de su amor.
Fueron doce años los que Paulina se ausentó y brilló con luz propia, doce años de visitas a la gruta que llenó de ofrendas en el interminable estío, para escuchar su voz entre sus ecos.
Pero un día, la muerte de sus tías logró lo que su amor no y Paulina regresó una tarde estival bajo el resplandeciente sol.
La espera había terminado y Pedro estaba impaciente.

 
kone,14.07.2012
Desarrollo hacia el final...rhcastro
 
rhcastro,14.07.2012
La ancianidad de Pedro a sus treinta y seis años, extrañó no solo a su familia,
sino a cada uno de los habitantes del pueblo, que sabían... se debía
a la tristeza de perder a Paulina.
Era como un embrujo, un llevarse la vida
del muchacho en la maleta.

Un accidente automovilístico con consecuencias irreversibles. Como en todo lugar de pocos habitantes, no es necesario
radio o televisión para enterarse de noticias. La voz corre rápído en lugares así.
Todos esperan el regreso
de 'niña pau' como le decían sus tías, que con los años lograra el triunfo
internacional, convirtiéndose en el orgullo de la región.
Aun no había aeropuerto en aquellas tierras montañosas, ni siquiera un hotel
a los que ella estaría acostumbrada. La gente se preguntaba si podrian saludarla,
darle el pésame y felicitarla por su exitosa carrera. Con prisas, los más pobres,
apresuraron las manos para tejer alguna prenda regional como regalo. Cortaron las flores
más hermosas de los jardines, con las que hicieron arreglos para recibirla, llevar
a las difuntas. Recordarle su origen, cargarle las costumbres, como recordatorio de dónde es que se viene cuando se va.

En poco tiempo el lugar fue invadido por cámaras, fotógrafos y periodistas.
La que fuera la humilde casa de las tías, remodelada en menos de un día. La más
famosa de las bailarinas de ballet clásico, no puede aparecer en tan humilde situación.
Pedro mira de lejos como las oportunidades de encuentro se hacen cada vez, más
imposibles. Fue un estúpido al pensar que le recordaría, que la magia en
la cueva, de alguna manera la regresaría al pasado, a su primer amor.

Entre todo un equipo de trabajo, camionetas,intrusos, carteles y panorámicos, aparece
ella, sonriendo entre lágrimas, como suelen hacerlo los artistas, mostrando
su mejor cara, aun en la adversidad.
Pedro siente un golpe en el corazón, un latigazo
que aquel cisne negro, de belleza perfecta le ha azotado. Ella, la diosa de las grutas y
saltarinas aguas, entre los pies desnudos de las lejanas playas. Las playas de su infancia.

Cómo acercarse destrozado y deforme ante un ángel de tal belleza?
Desesperado se abre paso entre la muchedumbre, que irrespeta el bastón y endeble
cuerpo.


musas-muertas.
 
rhcastro,14.07.2012
Aclaración:

(No se puede ser jovencito con una chica en la playa y cuevas y después de doce años ser anciano como dice el inicio. Por este motivo tuve que respetar el primer párrafo de la ancianidad y bastón de Pedro, y buscarle justificación ya que el segundo párrafo de kone nos dice que es joven con los detalles de edades de los chicos.)
 
hugodemerlo,14.07.2012
Leti, por eso dice "en la LEJANÍA se adivinaba un anciano" el cuento está buenísimo! Que final se viene señoras y señores!
 
hugodemerlo,14.07.2012
que sorprendente y genial giro le diste!
Que intriga el final!
 
rhcastro,14.07.2012
Ah! Pues mejor que no sea anciano porque ya no sabía que hacer con eso!! jejejejje.

Beso.-
 
Stromboli,14.07.2012
Estoy intrigada por el final que le dará musas-muertas. Se nota que estais familiarizados con escribir rápido. Una proeza que no todos tienen la fortuna de poseer.

Besos.-
 
leobrizuela,14.07.2012
Creo que Lety ha dejado caer de forma genial un indicio breve y contundente.
 
hugodemerlo,14.07.2012
Cuento numero 12 hasta el momento!



Inicio…Stromboli

Pedro caminaba lento, arrastrando los pies, como el hombre que se siente vencido, perdido, abandonado a su suerte en el ocaso de su existencia. En la lejanía se adivinaba a un anciano, de
escasa cabellera, ayudado a caminar por un bastón. En el rompeolas, pensaba en aquellos días junto al mar, cuando conoció a Paulina.

Con sus vaivén de olas de aguas verdes, o azules. Aguas limpias y frescas.
Reflejos irisados en el blanco coral. Las aguas cambiaban según la hora del día, azules, azules intensos, añil comos tus ojos, los ojos de Paulina, su amada en tantos años.
Cientos de imágenes bailaban ante sus retinas, un punzón de dolor en su gastado corazón.

Paulina, siempre ella. Esa muchacha que le robó el corazón en la escuela, a los doce años. Su melena rojiza, sus ojos felinos, la palidez de su piel, su rostro surcado de graciosas pecas, su porte al caminar, y esa risa melodiosa.
Trabajaba junto a sus tías en la estación de telégrafos. Era tímida y callada a pesar de su
buen humor. Recordaba como saltaban entre las olas, sus largos paseos con los pies desnudos
sobre la arena, de granos finos, dorados. En secreto, forjaban una incipiente amistad se ocultaban a los ojos del mundo en una cueva secreta dónde se veía el mar, y las estalactitas
en el techo. Ellos pensaban que era mágica, su sitio particular.

No se veía apenas, escondida entre rocas de coral. Conversaciones de sus anhelos,
secretos compartidos, ilusiones por cumplir. El destino, que se ceba en algunas almas cándidas, hizo que crecieran demasiado deprisa. Como viejos sabios, pero sin las arrugas de la edad hablaban de todo, de irse de ese pueblo casi abandonado, de que él sería como el señor
maestro, y ella bailarina.
Ilusiones de chiquillos. Un día de primavera, cuando las gaviotas volaban bajo, haciéndoles signos al astro sol.
Paulina abrió sus sentimientos. Habló de su fallecida madre, su tiempo transcurrido en la gran ciudad, su madre una gran bailarina de ballet, que por una mala caída tuvo que abandonar su gran pasión.
Sin decir nada, embargada por la emoción le enseñó un paquete dónde envueltas en tela
estaban unas desgastadas zapatillas de seda rosa.
-Algún día seré bailarina- sentenció.
El anciano Pedro, lloró al recordar aquel momento.
Fue un estúpido, un idiota, un cobarde. No tuvo el valor de irse de ese pueblo,
De abandonar un trabajo seguro.

Desarrollo…Kone

Lo que daría por regresar el tiempo y hacer las cosas diferentes. Pero no podía.
Casi sin querer, Pedro recorrió lentamente el mismo camino que la última vez que vio a Paulina. Su cueva de atalayas y chapiteles donde la bella doncella le propuso irse.
–Vámonos hoy mismo –recordó que le decía mientras lo tomaba de las manos y daba pequeños y graciosos saltos.
Pero Pedro no era como Paulina. Ella quería batir sus alas al viento, Pedro temía volar. Ella quería ir hacia el mar con los grandes vientos, él pensaba en esforzarse en su propio terruño.
Fue así como Pedro la vio partir convencido de que el gran amor que ella sentía, la obligaría a volver a su lado. En donde debía estar.
Sin embargo, los días pasaron y se convirtieron en semanas, en meses y en años mientras Pedro esperaba en vano la llegada de su amor.
Fueron doce años los que Paulina se ausentó y brilló con luz propia, doce años de visitas a la gruta que llenó de ofrendas en el interminable estío, para escuchar su voz entre sus ecos.
Pero un día, la muerte de sus tías logró lo que su amor no y Paulina regresó una tarde estival bajo el resplandeciente sol.
La espera había terminado y Pedro estaba impaciente.

Desarrollo Hacía el final…rhcastro

La ancianidad de Pedro a sus treinta y seis años, extrañó no solo a su familia,
sino a cada uno de los habitantes del pueblo, que sabían... se debía
a la tristeza de perder a Paulina.
Era como un embrujo, un llevarse la vida
del muchacho en la maleta.

Un accidente automovilístico con consecuencias irreversibles. Como en todo lugar de pocos habitantes, no es necesario
radio o televisión para enterarse de noticias. La voz corre rápido en lugares así.
Todos esperan el regreso
de 'niña pau' como le decían sus tías, que con los años lograra el triunfo
internacional, convirtiéndose en el orgullo de la región.
Aun no había aeropuerto en aquellas tierras montañosas, ni siquiera un hotel
a los que ella estaría acostumbrada. La gente se preguntaba si podrían saludarla,
darle el pésame y felicitarla por su exitosa carrera. Con prisas, los más pobres,
apresuraron las manos para tejer alguna prenda regional como regalo. Cortaron las flores
más hermosas de los jardines, con las que hicieron arreglos para recibirla, llevar
a las difuntas. Recordarle su origen, cargarle las costumbres, como recordatorio de dónde es que se viene cuando se va.

En poco tiempo el lugar fue invadido por cámaras, fotógrafos y periodistas.
La que fuera la humilde casa de las tías, remodelada en menos de un día. La más
famosa de las bailarinas de ballet clásico, no puede aparecer en tan humilde situación.
Pedro mira de lejos como las oportunidades de encuentro se hacen cada vez, más
imposibles. Fue un estúpido al pensar que le recordaría, que la magia en
la cueva, de alguna manera la regresaría al pasado, a su primer amor.

Entre todo un equipo de trabajo, camionetas, intrusos, carteles y panorámicos, aparece
ella, sonriendo entre lágrimas, como suelen hacerlo los artistas, mostrando
su mejor cara, aun en la adversidad.
Pedro siente un golpe en el corazón, un latigazo
que aquel cisne negro, de belleza perfecta le ha azotado. Ella, la diosa de las grutas y
saltarinas aguas, entre los pies desnudos de las lejanas playas. Las playas de su infancia.

Cómo acercarse destrozado y deforme ante un ángel de tal belleza?
Desesperado se abre paso entre la muchedumbre, que irrespeta el bastón y endeble
cuerpo.
 
hugodemerlo,14.07.2012
Gran final...musas-muertas!
 
musas-muertas,15.07.2012
El corazón le late con fuerza, la gente se amontona formando una muralla, el esfuerzo para alcanzar a Paulina y su propia cojera le quita la respiración. Pedro traspira profusamente. Un joven del pueblo lo empuja a un costado, trastabillando pierde su bastón. Arrodillado busca una mano para sujetarse pero nadie le presta ayuda. En un esfuerzo colosal el joven anciano consigue erguirse sobre sus pies pero la agitación, el esfuerzo y la emoción provocan que algo se rompa en su interior.
Pedro alcanza a verla, está firmando autógrafos, El griterío de la gente y las luces de las cámaras hacen imposible que Paulina lo vea o escuche. El dolor le cierra la garganta.
La cabellera roja, y el dolor que sube a sus quijadas, las pecas juveniles, y el brazo izquierdo que le cuelga inerte, su risa melodiosa y un zumbido que perfora sus oídos, y sus ojos, ah! sus ojos.
Pedro cae inerte al piso. La vista puesta en el cielo confunde esos azules de sus ojos con el del firmamento... la vista se nubla y el azul sigue cambiando tornándose en negro, para siempre.

Paulina súbitamente levanta la vista y mira al público detenidamente, desilusionada no encuentra a quien busca. Una lagrima rueda sobre su mejilla mojando el papel autografiado. Con tristeza sacude su melena roja y se dice a sí misma en voz baja..." tonta, ilusa... ¿qué esperabas?, ¿qué te siguiera amando?".
 
rhcastro,15.07.2012
Qué buen cierre musas! Felicidades.
 
musas-muertas,15.07.2012
Gracias amiga... Ustedes me lo dejaron servido... no hice mas que dar la ultima puntada...
abrazos
 
rhcastro,15.07.2012
Pero que puntada!
 
hugodemerlo,15.07.2012
Impecable! Que gran final Gustavo! Quedó un hermoso cuento!
Felicitaciones a los cuatro! Ahora ustedes elijan un nombre para este cuentazo!
 
silvimar-,15.07.2012
Que grandiosos cuentos escribieron!!!! A mi me fue imposible conectarme, recién estoy leyendo los dos cuentos, no se si van a seguir, yo hasta el lunes o martes no voy a poder, pero me encanta leerlos, los felicito de corazón, un trabajo muy bueno en tan poco tiempo, abrazos a todos!!!!
 
leobrizuela,15.07.2012
Amigo Gustavo, me pusiste la piel de gallina con ese final. Me recuerda a aquella escena terrible de Doctor Zhivago en la que muere el personaje de Omar Shariff, tan cerca y tan lejos de la mujer amada. Breve, preciso y contundente, con las frases exactas y necesarias, como se persigue de un buen cuento. Felicitaciones.
¿Un nombre? Las alas de la vida.
Salú.
 
Stromboli,15.07.2012
Un buen remate final, musas-muertas. Todos pusieron de su ingenio en este cuento. El título propuesto pr leobrizuela "Las alas de la vida" no está mal. Les sigo leyendo a todos en privado, y en este gran foro dónde se respira camaradería, compañerismo y buenas vibraciones.
 
rhcastro,15.07.2012
Tres votos al título: Las alas de la vida.
Con el mío claro.-
 
ninive,15.07.2012
Les felicito
 
musas-muertas,15.07.2012
A mi tambien me gusto Las alas de la vida...
Que gracioso Leo...cuando termine de escribirlo anoche y releerlo... me dije que parecia un drama ruso, y me acorde de la corrida de dr zhivago... Me impresiona que hayas relacionado exactamente lo mismo!
Me alegra mucho que les gustara creo que hicimos todos un lindo cuento.
Abzos
 
hugodemerlo,15.07.2012
Cuento compartido numero 11 completo!

"Las alas de la vida"


Inicio…Stromboli

Pedro caminaba lento, arrastrando los pies, como el hombre que se siente vencido, perdido, abandonado a su suerte en el ocaso de su existencia. En la lejanía se adivinaba a un anciano, de
escasa cabellera, ayudado a caminar por un bastón. En el rompeolas, pensaba en aquellos días junto al mar, cuando conoció a Paulina.

Con sus vaivén de olas de aguas verdes, o azules. Aguas limpias y frescas.
Reflejos irisados en el blanco coral. Las aguas cambiaban según la hora del día, azules, azules intensos, añil comos tus ojos, los ojos de Paulina, su amada en tantos años.
Cientos de imágenes bailaban ante sus retinas, un punzón de dolor en su gastado corazón.

Paulina, siempre ella. Esa muchacha que le robó el corazón en la escuela, a los doce años. Su melena rojiza, sus ojos felinos, la palidez de su piel, su rostro surcado de graciosas pecas, su porte al caminar, y esa risa melodiosa.
Trabajaba junto a sus tías en la estación de telégrafos. Era tímida y callada a pesar de su
buen humor. Recordaba como saltaban entre las olas, sus largos paseos con los pies desnudos
sobre la arena, de granos finos, dorados. En secreto, forjaban una incipiente amistad se ocultaban a los ojos del mundo en una cueva secreta dónde se veía el mar, y las estalactitas
en el techo. Ellos pensaban que era mágica, su sitio particular.

No se veía apenas, escondida entre rocas de coral. Conversaciones de sus anhelos,
secretos compartidos, ilusiones por cumplir. El destino, que se ceba en algunas almas cándidas, hizo que crecieran demasiado deprisa. Como viejos sabios, pero sin las arrugas de la edad hablaban de todo, de irse de ese pueblo casi abandonado, de que él sería como el señor
maestro, y ella bailarina.
Ilusiones de chiquillos. Un día de primavera, cuando las gaviotas volaban bajo, haciéndoles signos al astro sol.
Paulina abrió sus sentimientos. Habló de su fallecida madre, su tiempo transcurrido en la gran ciudad, su madre una gran bailarina de ballet, que por una mala caída tuvo que abandonar su gran pasión.
Sin decir nada, embargada por la emoción le enseñó un paquete dónde envueltas en tela
estaban unas desgastadas zapatillas de seda rosa.
-Algún día seré bailarina- sentenció.
El anciano Pedro, lloró al recordar aquel momento.
Fue un estúpido, un idiota, un cobarde. No tuvo el valor de irse de ese pueblo,
De abandonar un trabajo seguro.

Desarrollo…Kone

Lo que daría por regresar el tiempo y hacer las cosas diferentes. Pero no podía.
Casi sin querer, Pedro recorrió lentamente el mismo camino que la última vez que vio a Paulina. Su cueva de atalayas y chapiteles donde la bella doncella le propuso irse.
–Vámonos hoy mismo –recordó que le decía mientras lo tomaba de las manos y daba pequeños y graciosos saltos.
Pero Pedro no era como Paulina. Ella quería batir sus alas al viento, Pedro temía volar. Ella quería ir hacia el mar con los grandes vientos, él pensaba en esforzarse en su propio terruño.
Fue así como Pedro la vio partir convencido de que el gran amor que ella sentía, la obligaría a volver a su lado. En donde debía estar.
Sin embargo, los días pasaron y se convirtieron en semanas, en meses y en años mientras Pedro esperaba en vano la llegada de su amor.
Fueron doce años los que Paulina se ausentó y brilló con luz propia, doce años de visitas a la gruta que llenó de ofrendas en el interminable estío, para escuchar su voz entre sus ecos.
Pero un día, la muerte de sus tías logró lo que su amor no y Paulina regresó una tarde estival bajo el resplandeciente sol.
La espera había terminado y Pedro estaba impaciente.

Desarrollo Hacía el final…rhcastro

La ancianidad de Pedro a sus treinta y seis años, extrañó no solo a su familia,
sino a cada uno de los habitantes del pueblo, que sabían... se debía
a la tristeza de perder a Paulina.
Era como un embrujo, un llevarse la vida
del muchacho en la maleta.

Un accidente automovilístico con consecuencias irreversibles. Como en todo lugar de pocos habitantes, no es necesario
radio o televisión para enterarse de noticias. La voz corre rápido en lugares así.
Todos esperan el regreso
de 'niña pau' como le decían sus tías, que con los años lograra el triunfo
internacional, convirtiéndose en el orgullo de la región.
Aun no había aeropuerto en aquellas tierras montañosas, ni siquiera un hotel
a los que ella estaría acostumbrada. La gente se preguntaba si podrían saludarla,
darle el pésame y felicitarla por su exitosa carrera. Con prisas, los más pobres,
apresuraron las manos para tejer alguna prenda regional como regalo. Cortaron las flores
más hermosas de los jardines, con las que hicieron arreglos para recibirla, llevar
a las difuntas. Recordarle su origen, cargarle las costumbres, como recordatorio de dónde es que se viene cuando se va.

En poco tiempo el lugar fue invadido por cámaras, fotógrafos y periodistas.
La que fuera la humilde casa de las tías, remodelada en menos de un día. La más
famosa de las bailarinas de ballet clásico, no puede aparecer en tan humilde situación.
Pedro mira de lejos como las oportunidades de encuentro se hacen cada vez, más
imposibles. Fue un estúpido al pensar que le recordaría, que la magia en
la cueva, de alguna manera la regresaría al pasado, a su primer amor.

Entre todo un equipo de trabajo, camionetas, intrusos, carteles y panorámicos, aparece
ella, sonriendo entre lágrimas, como suelen hacerlo los artistas, mostrando
su mejor cara, aun en la adversidad.
Pedro siente un golpe en el corazón, un latigazo
que aquel cisne negro, de belleza perfecta le ha azotado. Ella, la diosa de las grutas y
saltarinas aguas, entre los pies desnudos de las lejanas playas. Las playas de su infancia.

Cómo acercarse destrozado y deforme ante un ángel de tal belleza?
Desesperado se abre paso entre la muchedumbre, que irrespeta el bastón y endeble
cuerpo.

Final…Musas-muertas

El corazón le late con fuerza, la gente se amontona formando una muralla, el esfuerzo para alcanzar a Paulina y su propia cojera le quita la respiración. Pedro traspira profusamente. Un joven del pueblo lo empuja a un costado, trastabillando pierde su bastón. Arrodillado busca una mano para sujetarse pero nadie le presta ayuda. En un esfuerzo colosal el joven anciano consigue erguirse sobre sus pies pero la agitación, el esfuerzo y la emoción provocan que algo se rompa en su interior.
Pedro alcanza a verla, está firmando autógrafos, El griterío de la gente y las luces de las cámaras hacen imposible que Paulina lo vea o escuche. El dolor le cierra la garganta.
La cabellera roja, y el dolor que sube a sus quijadas, las pecas juveniles, y el brazo izquierdo que le cuelga inerte, su risa melodiosa y un zumbido que perfora sus oídos, y sus ojos, ah! sus ojos.
Pedro cae inerte al piso. La vista puesta en el cielo confunde esos azules de sus ojos con el del firmamento... la vista se nubla y el azul sigue cambiando tornándose en negro, para siempre.

Paulina súbitamente levanta la vista y mira al público detenidamente, desilusionada no encuentra a quien busca. Una lagrima rueda sobre su mejilla mojando el papel autografiado. Con tristeza sacude su melena roja y se dice a sí misma en voz baja..." tonta, ilusa... ¿qué esperabas?, ¿qué te siguiera amando?".
 
hugodemerlo,15.07.2012
Un gran cuento! una gran pregunta: el amor o la gloria? no se pueden las dos cosas?

y busco participantes para los próximos cuentos!
 
leobrizuela,15.07.2012
Como buen entrometido me atrevo a enmendar la plana y proponer, (tallerista viejo, al fin, una variante para la última frase del cuento: . ..."¿que te recordara...?" Salú.
 
silvimar-,15.07.2012
Hugooo!! Yo quiero participar, pero no puedo todo apurado en el mismo día, no soy tan ducha y quiero revisar mi parte, como ya dije, el martes casi seguro que ya puedo, abrazos domingueros!!!!
 
musas-muertas,15.07.2012
Esta bueno, acepto la recomendacion de Leo para la ultima frase... Manden a imprimir con los ajustes sugeridos! Jejeje...
Abzos a todos...
 
elclubdelapaginaazul,15.07.2012
El cuento11 ya figura en mi página
 
hugodemerlo,15.07.2012
Buenísimo! Sale la enmienda!
Silvi no te preocupes ya te tengo para el cuento 13 que seguro estarás en condiciones!
Para el cuento número 12 tengo sorpresas! Mañana sabrán más noticias!
 
kone,16.07.2012
Me encantó este último cuento. Felicidades a todos.
 
kone,16.07.2012
Hugo... apúntame por favor para la siguiente oportunidad. Saludos.
 
godiva,16.07.2012
Me anoto para Desarrollo
 
hugodemerlo,16.07.2012
Muy bien amigas y amigos! Tengo lindas noticias!
Se suman nuevas y nuevos amigos cuenteros para nuestros cuentos compartidos!
Por tal motivo les voy a ir dando prioridad pero "mechando" con los que ya venimos participando!
 
hugodemerlo,16.07.2012
Cuento número 12

Inicio..dulce-quimera
Desarrollo...Godiva
Desarrollo hacia el final...Viento_sur
Final...Leobrizuela
 
hugodemerlo,16.07.2012
Cuento número 12

Inicio...dulce-quimera

Llegó a la esquina muy
cansada .Se había quedado
dormida en los minutos que se
brindaba para desperezarse y
todo se le complicó.

Un café lavado tomado a los apurones, unas tostadas sin
siquiera calentarse, una
manteca que por consiguiente
ni se desparramó, un
amontonamiento de utensilios
en la pileta que deberían esperar la próxima ocasión
para ser restregados.

Se sentía mal vestida,
desorientada, pero ante su
extrañeza no le importó; ahora
tomaría un taxi que le llevaría al lugar de la cita, un elegante
establecimiento que hacía
poco abrió sus puertas, en
donde encontraría a su
prometido...


Se paró en la orilla de la calle y enseguida divisó un coche al
que le hizo señas.
Subió malhumorada, dijo la
dirección e intentó arreglase
un poco el cabello y su cara
mirándose en el espejito de su cartera, delineó suavemente
sus labios y se descubrió muy
triste...
Alcanzado el lugar indicado
pagó lo correspondiente al
viaje y se apeó desganada. Y allí lo vio, inconfundible con
su portafolio lleno de
problemas, con su cara de
preocupación y de bonanza
capaz de salvar el mundo,
agitando el brazo a la vez que esbozaba su preciosa sonrisa y
corría hacia donde ella
estaba...

Desarrollo...Godiva
 
musas-muertas,16.07.2012
Bienvenida Dulce!!! un placer tenerte entre nosotros, muy buen inicio!!
 
rhcastro,16.07.2012
Bienvenida dulce.-
 
dulce-quimera,17.07.2012
Gracias por la invitación
 
godiva,17.07.2012
La besó con ternura, pero Ana se sintió presa de su nerviosismo habitual. Estaba segura de que detrás de aquella sonrisa bondadosa, él ocultaba muchos detalles acerca de su vida. Miró hacia todos lados, consciente de aquella extraña sensación de angustia que la incomodaba. Cansada y vulnerable, experimentó un súbito deseo de escapar de allí. Inconscientemente temía que el destino pudiera jugarle una mala pasada. Esos breves instantes de felicidad ya no la satisfacían. Tal vez el sosiego de una vida sencilla y rutinaria era lo que realmente necesitaba. Caminaron hasta el lujoso hotel, y entraron en silencio.
Luego de instalarse en la gran suite, y mientras Ana tomaba un baño de espuma, él se sentó frente al espejo, y decidió que se lo diría todo. Fue entonces cuando sonó el primer disparo.
Una hora después el detective Barrios, revisaba el contenido del portafolio del hombre que yacía en el piso sin vida. Descubrió el papelerío típico de los abogados, algunos documentos que le resultaron incomprensibles, y un pasaporte a nombre de Francisco López. La mujer se encontraba en estado de shock; no podía articular palabra. El desorden y la confusión en la habitación eran mínimos, y la sangre de la víctima había oscurecido gran parte de la alfombra de estilo oriental.

 
hugodemerlo,17.07.2012
Desarrollo hacia el final...viento_sur
 
hugodemerlo,17.07.2012
Traigan a Sherlock Holmes!
 
viento_sur,17.07.2012
Según la declaración del conserje, Barrios calculaba que habían sido diez los minutos transcurridos desde el ingreso al hotel de la victima y su acompañante, hasta que empezó la balacera.
Era evidente para él que alguién los estaba siguiendo.
En la escena del crímen no pudo hallar nada relevante, todo había acontecido rápidamente. Era un misterio porque habían dejado con vida a su acompañante y en cambio se habían ensañado con él de esa manera.
Ana no pudo declarar hasta unos días después, angustiada, envuelta en llantos contó una y otra vez como se habían conocido con Francisco: a través de una página de cuentos y como su amor había prosperado a pesar de las distancias, que él viajaba al país dos veces al año por negocios y pasaba a visitarla, pero que la relación ya se estaba enfriando. Que poco sabía en realidad de su vida allá, del otro lado de la cordillera, y de porque alguién quisiera ponerle fin la misma.
 
hugodemerlo,17.07.2012
Final...Leobrizuela
 
leobrizuela,17.07.2012
Tras largas jornadas de interrogatorio, Ana abandonó definitivamente la División Homicidios. La prueba de pólvora, practicada al inicio de la investigación había resultado negativa. Por ahora no pesaban cargos en su contra.
El detective Barrios la hizo salir y la siguió con la mirada hasta verla desaparecer por el pasillo. Se quedó meneando la cabeza como al acecho de la punta de un cabo que permitiera desentrañar el enigma.


Ana llegó a casa; cinco días habían transcurrido y ella, incapaz de tolerar la soledad, se alojó en casa de su hermana.
El departamento estaba como lo dejara, con el desorden aquel del último día. Aparentemente, la policía no anduvo husmeando posibles pruebas.
Estaba a salvo, en casa.
Sin quitarse la ropa, se tiró en la cama. La rapidez de los sucesos aún restallaba en su mente como el chasquido de un látigo.
Se sintió afiebrada; pensó en tomar un analgésico, pero abandonó la idea ante las mínimas ganas de levantarse de esa cama. Se dejó estar.
Cuando reaccionó había oscurecido. Sin quererlo había dormido casi tres horas. Como autómata se puso de pie y fue hasta la cocina. Confundida, tratando de ordenar sus pensamientos. ¿Y ahora qué, como se sigue después de esto?
Al enfrentar la puerta de entrada, en la penumbra, vio el papel en el piso. ¿Una factura a pagar, tal vez? Sin duda se le pasó por alto cuando hubo entrado.
Una carta. Una carta a su nombre.
Rasgó el sobre.
“Ana, para cuando leas esto estaré muy lejos de la ciudad. Acaso lejos del mundo mismo...
Mi nombre no interesa; fui la mujer de Francisco.
Fui su amiga y compañera. Fui la del sacrificio, desde la primera hora. Fui artífice de su carrera profesional. Y fui la gran traicionada en esta cruel instancia de la vida. (Fui, fui, fui…uso el tiempo pasado y me parece mentira; aún, pese a lo pasado, se me que hace que volveré a tenerlo conmigo y poder decir: SOY). Por fin, después de largos meses de zozobra tras conocer la verdad, superé la inercia y llevé ejecuté el plan.
Sencillamente lo maté.
Como lo hice, poco importa ahora. Cuando ustedes llegaron yo ya aguardaba allí, oculta. Y también lo hacía el demonio que manejó mi mano jalando del gatillo. Salir, en la confusión, vestida como empleada del hotel no fue difícil. Y también me llevé a ese demonio que desde hoy convivirá conmigo hasta el final.
No te culpé, Ana. De sobra supe que fuiste inocente. Si hubo un culpable (y más aún que el propio Francisco), esa fue la vida. Ahora trataremos las dos de continuar, de sobrevivir a este horror.
Perdón por todo esto; era imprescindible que así pasara.
Hasta siempre”.
 
rhcastro,17.07.2012
Mmmmm.... Es inesperado que aparezca la esposa sí, pero no me gusta el cuento. Lo siento, mi opinión claro, muy personal.
Creo que godiva y viento_sur dejaron a leobrizuela solo y así es muy difícil dar final a un cuento, le dejan un espacio reducido y la responsabilidad de toda la trama. No, no me parece justo.
A mi gusto no hubo desarrollo, ni hacia el desarrollo, solo una continuación del inicio. Leo se lee forzado tratando de buscar culpables sorpresa y la carta, emmm... No, no... Una esposa X haciéndola de asesino profesional y esas cosas no me suena lógico. Normalmente los crímenes pasionales son de mata y corre. Instintivos.
Leo no conoce a las mujeres jejejeje. Jamás una mujer perdonaría a otra mujer, sería probable que al esposo lo perdone, pero jamás a la intrusa. Pero bueno...

Discúlpenme por esto. Solo es lo que yo pienso de este texto.


 
leobrizuela,17.07.2012
Lety, me veo obligado a compartir tu desencanto. Tenía como posibilidades: hacer un cuento fantástico (un elemento extraño que mata al protagonista) o hallar una salida racional. Opté por lo segundo, haciendo funcionar el perdón femenino que, como decís, raras veces se concreta. Lo incluí dentro de un plan calculado con frialdad.
Reconozco que actué con apuro. Ahora pienso que habría una vuelta de tuerca muy interesante, pero lo pensé tarde, cuando ya estaba subido.
En fin, todo es experiencia (hasta con las mujeres, jeje)
 
dulce-quimera,17.07.2012
A ver... a mi me gustó el giro que dieron a tan precario inicio ( tal vez allí está la falla) y no nos olvidemos que los cuentos cuentos son y están exentos de lógica.Felicito a mis abnegados compañeros
 
leobrizuela,17.07.2012
Cierto es lo que señala, compasivamente, dulce-quimera. Pero los cuentos, al estar exentos de lógica, deben impactar con lo inesperado. Un cuento que relate como alguien "robó, huyó y lo pescaron" resume muy poco interés. Y acaso éste sea el asunto.
 
rhcastro,17.07.2012
Leo, entro en la lógica policiaca, no en la lógica del cuento. No me cuadra nada más.
La carta delatando el ''yo fui'' Y dando explicaciones al ser más detestable en ese momento que es quien le roba toda una vida de sacrificio y trabajo.
La malvada mujer que se voló al marido y no reparó en romper una relacion estable.

No tiene porqué el final ser lógico o contar lo que ya todos saben, no... Pero tampoco caer en algo tan increible como escribir una carta a tu enemigo number one. Menos en una situación tan extrema como esa!!

Disculpenme de verdad, no lo hago en mala onda.

Dulce, tu inicio estuvo dentro de lo normal. Lo que no me pareció bueno fue el desarrollo y hacia el desarrollo, porque no sumaron nada . Fue como una extensión de inicio nada más.
Se lo dije a viento en su momento. Antes del final de leo le dije en el chat que se apresuró a subir su participación.

Pueden saltarse mi criterio no importa. Como dije antes... Soy un solo lector, todavía faltan los demás.

Adelante con los comentarios.- ya me hicieron sentir como la bruja mala chinguentes.

BEso.-
 
Godiva,17.07.2012
No se desanimen. El próximo saldrá mejor.
 
dulce-quimera,17.07.2012
Ehhh!!! bruja malvada ¿acaso esto no es un taller? ya aprenderemos jajajaja
 
rhcastro,17.07.2012
Los quiero. A todos.
Leo es mi maestro.-.Cada día.-

Gracias por tener paciencia con alguien como yo.
 
hugodemerlo,17.07.2012
A ver, a ver...Coincido plenamente con Dulce, Godi y viento le dieron un giro con suspenso , para mi sumaron y mucho, por eso no coincido con Leti en era parte (y dulce, el inicio no es para nada precario) después coincido también con Leo, en su mea culpa, al reconocer que se apuró en el final, y eso que yo les fui diciendo en privado a cada uno que se tomen su tiempo!
De paso les digo que pueden tomarse 24 hs para subir su parte y sí es necesario más tiempo también, nadie los apura.
Leo solito se dio cuenta de todas las opciones que tenía, pero tarde.
Tampoco salió tan malo che! Tenemos algunos que me gustaron mucho menos que este.
Y como dice Godi, el próximo será mejor!
Aaaah, y no saben el que se viene!
 
hugodemerlo,18.07.2012
Cuento numero 12 completo


Inicio...dulce-quimera

Llegó a la esquina muy
cansada .Se había quedado
dormida en los minutos que se
brindaba para desperezarse y
todo se le complicó.

Un café lavado tomado a los apurones, unas tostadas sin
siquiera calentarse, una
manteca que por consiguiente
ni se desparramó, un
amontonamiento de utensilios
en la pileta que deberían esperar la próxima ocasión
para ser restregados.

Se sentía mal vestida,
desorientada, pero ante su
extrañeza no le importó; ahora
tomaría un taxi que le llevaría al lugar de la cita, un elegante
establecimiento que hacía
poco abrió sus puertas, en
donde encontraría a su
prometido...


Se paró en la orilla de la calle y enseguida divisó un coche al
que le hizo señas.
Subió malhumorada, dijo la
dirección e intentó arreglase
un poco el cabello y su cara
mirándose en el espejito de su cartera, delineó suavemente
sus labios y se descubrió muy
triste...
Alcanzado el lugar indicado
pagó lo correspondiente al
viaje y se apeó desganada. Y allí lo vio, inconfundible con
su portafolio lleno de
problemas, con su cara de
preocupación y de bonanza
capaz de salvar el mundo,
agitando el brazo a la vez que esbozaba su preciosa sonrisa y
corría hacia donde ella
estaba...

Desarrollo...Godiva

La besó con ternura, pero Ana se sintió presa de su nerviosismo habitual. Estaba segura de que detrás de aquella sonrisa bondadosa, él ocultaba muchos detalles acerca de su vida. Miró hacia todos lados, consciente de aquella extraña sensación de angustia que la incomodaba. Cansada y vulnerable, experimentó un súbito deseo de escapar de allí. Inconscientemente temía que el destino pudiera jugarle una mala pasada. Esos breves instantes de felicidad ya no la satisfacían. Tal vez el sosiego de una vida sencilla y rutinaria era lo que realmente necesitaba. Caminaron hasta el lujoso hotel, y entraron en silencio.
Luego de instalarse en la gran suite, y mientras Ana tomaba un baño de espuma, él se sentó frente al espejo, y decidió que se lo diría todo. Fue entonces cuando sonó el primer disparo.
Una hora después el detective Barrios, revisaba el contenido del portafolio del hombre que yacía en el piso sin vida. Descubrió el papelerío típico de los abogados, algunos documentos que le resultaron incomprensibles, y un pasaporte a nombre de Francisco López. La mujer se encontraba en estado de shock; no podía articular palabra. El desorden y la confusión en la habitación eran mínimos, y la sangre de la víctima había oscurecido gran parte de la alfombra de estilo oriental.

Desarrollo hacia el final…viento_sur

Según la declaración del conserje, Barrios calculaba que habían sido diez los minutos transcurridos desde el ingreso al hotel de la victima y su acompañante, hasta que empezó la balacera.
Era evidente para él que alguién los estaba siguiendo.
En la escena del crímen no pudo hallar nada relevante, todo había acontecido rápidamente. Era un misterio porque habían dejado con vida a su acompañante y en cambio se habían ensañado con él de esa manera.
Ana no pudo declarar hasta unos días después, angustiada, envuelta en llantos contó una y otra vez como se habían conocido con Francisco: a través de una página de cuentos y como su amor había prosperado a pesar de las distancias, que él viajaba al país dos veces al año por negocios y pasaba a visitarla, pero que la relación ya se estaba enfriando. Que poco sabía en realidad de su vida allá, del otro lado de la cordillera, y de porque alguién quisiera ponerle fin la misma.

Final…Leobrizuela

Tras largas jornadas de interrogatorio, Ana abandonó definitivamente la División Homicidios. La prueba de pólvora, practicada al inicio de la investigación había resultado negativa. Por ahora no pesaban cargos en su contra.
El detective Barrios la hizo salir y la siguió con la mirada hasta verla desaparecer por el pasillo. Se quedó meneando la cabeza como al acecho de la punta de un cabo que permitiera desentrañar el enigma.


Ana llegó a casa; cinco días habían transcurrido y ella, incapaz de tolerar la soledad, se alojó en casa de su hermana.
El departamento estaba como lo dejara, con el desorden aquel del último día. Aparentemente, la policía no anduvo husmeando posibles pruebas.
Estaba a salvo, en casa.
Sin quitarse la ropa, se tiró en la cama. La rapidez de los sucesos aún restallaba en su mente como el chasquido de un látigo.
Se sintió afiebrada; pensó en tomar un analgésico, pero abandonó la idea ante las mínimas ganas de levantarse de esa cama. Se dejó estar.
Cuando reaccionó había oscurecido. Sin quererlo había dormido casi tres horas. Como autómata se puso de pie y fue hasta la cocina. Confundida, tratando de ordenar sus pensamientos. ¿Y ahora qué, como se sigue después de esto?
Al enfrentar la puerta de entrada, en la penumbra, vio el papel en el piso. ¿Una factura a pagar, tal vez? Sin duda se le pasó por alto cuando hubo entrado.
Una carta. Una carta a su nombre.
Rasgó el sobre.
“Ana, para cuando leas esto estaré muy lejos de la ciudad. Acaso lejos del mundo mismo...
Mi nombre no interesa; fui la mujer de Francisco.
Fui su amiga y compañera. Fui la del sacrificio, desde la primera hora. Fui artífice de su carrera profesional. Y fui la gran traicionada en esta cruel instancia de la vida. (Fui, fui, fui…uso el tiempo pasado y me parece mentira; aún, pese a lo pasado, se me que hace que volveré a tenerlo conmigo y poder decir: SOY). Por fin, después de largos meses de zozobra tras conocer la verdad, superé la inercia y llevé ejecuté el plan.
Sencillamente lo maté.
Como lo hice, poco importa ahora. Cuando ustedes llegaron yo ya aguardaba allí, oculta. Y también lo hacía el demonio que manejó mi mano jalando del gatillo. Salir, en la confusión, vestida como empleada del hotel no fue difícil. Y también me llevé a ese demonio que desde hoy convivirá conmigo hasta el final.
No te culpé, Ana. De sobra supe que fuiste inocente. Si hubo un culpable (y más aún que el propio Francisco), esa fue la vida. Ahora trataremos las dos de continuar, de sobrevivir a este horror.
Perdón por todo esto; era imprescindible que así pasara.
Hasta siempre”.
 
hugodemerlo,18.07.2012
Cuento numero 13

Inicio...Zepol
Desarrollo...Egon
Desarrollo hacia el final...Cromatica
Final...musas-muertas

Mañana subo el inicio!
 
hugodemerlo,18.07.2012
Bueno tenemos un cambio en el cuadro, musas me hace saber que estuvo en un final hace dos cuentos, y también que hace bastante no participo, así que después de pensarlo bastante, digamos cinco segundos, tomo el lugar que musas me ofrece!

Cuento número 13

Inicio...Zepol
Desarrollo...Egon
Desarrollo hacia el final...Cromática
Final...Hugodemerlo
 
ninive,18.07.2012
Les sigo siempre y mi admiración por el derroche de creatividad aumenta con cada entrega.
 
elclubdelapaginaazul,18.07.2012
El cuento 12 figura en los estantes del club.
El cuento no tenía tíitulo y le puse EL enigma
Si piensan que debo cambiarlo por otro título lo haré.

El pedido de corrección de rhcastro fue atendido, si no está conforme puede indicar su preferencia.

Si en el futuro desean correcciones en los cuentos publicados en el club, basta señalar el deseo en COMENTARIOS como hizo rhcastro.
 
hugodemerlo,18.07.2012
Cuento numero 13

Inicio...Zepol


Había una vez un rey que tenía una linda princesita llamada MAGNOLIA, hija única de su matrimonio con una tal Mónica Cenicienta Lewinsky, quien murió en las labores del parto.

El Rey, melancólico y carente de amor, volvió a casarse. Tenía un sentido común bastante malo, era falto de criterio y algo desnivelado, lo cual fue evidente cuando escogió por esposa a una viuda, verdadera viuda negra que incluía en el paquete a dos hijas, Brunilda e Hildegunda, malas como un alacrán paranoico, y feas como un cangrejo con paperas. Y al igual que muchas personas favorecidas con dinero que nunca sudaron, eran creídas, presuntuosas y envanecidas a tal punto que montaron un negocito para embotellar su pipí y venderlo como colonia de ángel.

Magnolia, algo despistada como su difunta mamá que dejaba tirados aquí y allá las pantaletas, los zapatos y hasta las llaves de la carroza real, pronto fue confinada a las peores habitaciones del castillo y terminó haciendo de sirvienta honoraria de sus hermanastras, las que con mezcla de sadismo y voluptuosidad enfermiza se regodeaban en hacerle sentir su condición de noble venida a menos.

Un día llegó un heraldo del castillo vecino portando una invitación para un concierto bailable. Sin pensarlo dos veces, las hermanastras se emperifollaron y se marcharon al baile mientras Magnolia se quedó en la cocina, llorando, lamentándose y acrecentando su ambivalencia afectiva, amor-odio, hacia su madre por haberla dejado huérfana, desamparada y en manos de aquellas arpías.

De repente, un fogonazo ilumina las paredes de piedra, se escucha un desagradable chirriar de frenos y en medio de una humareda verde amarela se aparece un Hada montada en una moto Chopper. Hay que mencionar, porque a la gente le gusta el chisme, que esta Hada era hija natural de aquella que una vez ayudó a Mónica Cenicienta.

-Hi Rocío, qué ondas? Soy Hada Cienfuegos, madrina de profesión, miembro activo del Club de Damas de Compañía. ¿Por qué estás moqueando?

-No pude ir al Palace-concert. ¿Puedes llevarme en tu moto?… (Sollozos)

-¡Chévere!

-¿Se puede? ¡Sos lo máximo! Pero espera, yo quisiera ser la cantante de la banda que ameniza el baile.

-¡Chévere!

-¿Y me podrías conseguir ropas de rockera y tatuajes en los brazos?

-¡Chévere!

-¿Y una rosa con alas, tatuada en la colita?

-¡Chévere!

-Me gustaría un look gótico semejante al de la anciana Cher y el movimiento de caderas de Shakira

-¡Chévere!

-Y una guitarra Golden-Lamborghini-X-857 con cuerdas de nylon y ciento cincuenta efectos de distorsión!

-¡Chévere!

-Óyeme, pudieras dejar de masticar chicle y de repetir lo mismo?

-¡Chévere!

Hada Cienfuegos saca su varita (la que recién compró en la venta de garaje de un tal Harry Potter), le pega en un extremo, con chicle, una estrella plateada y en un abracadabra pim pam pum convirtió a Magnolia en un esperpento punk, con toques de merenguero y motoquero juntos y revueltos.

La cara de felicidad de la muchacha cuando se vio reflejada en un balde de agua (en la cocina no había espejos, hay que ser congruentes con la historia) era digna de Sergio Ramos cuando mete gol.

-Fabuloso Hada. ¡Te mandaste! ¡Me llega como me has dejado! Ahora solo me hace falta la banda… Porque… me vas a dar una banda, verdad?

Hada Cienfuegos pone cara de preocupación.

-¿Y ahora qué? ¿Algún problema? No me digás que sos un hada pirata.

- Don güorri, mi nena. Nada que la tecnología no pueda resolver. Tené en cuenta que a mis años ya me ronda el alemán y de momento se me ha olvidado el hechizo para hacer bandas de rock, pero ahorita lo bajo… Lo tengo apuntado en mi Facebook.

Hada saca su celular, se conecta a Internet y baja la fórmula. Luego, de sus dedos sale un rayo azul, rojo y verde limón chisporroteante que impacta en un par de gatos flacuchentos y en tres gallinas con accidente que estaban esperando turno para convertirse en cena, y zas, tenemos banda.

¡Y fiesta! Qué digo fiesta, un destrabe escandaloso, desvergonzado y turbulento digno de los romanos en sus mejores días o noches.

Desarrollo...Egon
 
leobrizuela,18.07.2012
No te envidio, Egon. Deberás jugar parejo al lado de Messi. Salú.
 
musas-muertas,18.07.2012
Jua,jua,jua...Zepol...sos lo mas!!!... Que grosso!! Vamos egon Que ud. Es Cristiano Ronaldo...


 
cromatica,18.07.2012
Oh, my god! :S
 
Stromboli,18.07.2012
Egon.... seguro lo logra. Es un auténtico reto. En esta página abunda la creatividad e imaginación.

De fútbol no sé... ¿empate? Suerte a todos los participantes.
 
kone,18.07.2012
Que gran inicio. Hace tiempo que no leía algo tan divertido.
 
rhcastro,18.07.2012
Este inicio no solo es bueno... Es buenísimo.
Felicidades zepol.
 
Egon,18.07.2012
Me empiezo a arrepentir de haber aceptado la propuesta, y eso que sabía que me tocaba detrás de Zepol...
 
silvimar-,18.07.2012
Con semejante inicio, como será el final? ardua tarea tienen mis escritores queridos.
 
hugodemerlo,18.07.2012
Vamos viejo dejen de joder! Sí esto es una papa!...uy creo que me equivoqué me tocaba el final del 20!
 
rhcastro,18.07.2012
jejejejjeje... zepol tiene el poder.
Bien. Adelante egon.-
 
musas-muertas,18.07.2012
jejeje vamos huguito no se me achique!!! (menos mal que zafe de los pelos!!) jejeje
 
godiva,18.07.2012
Confío totalmente en egon. Vamos!!
 
umbrio,18.07.2012
Awesome and chévere ZEPOL
 
lider_de_masas,18.07.2012
¡¡¡ Vaya comienzo, digno del Sr. D. Zepol ¡¡¡ estoy deseando leer como sigue, promete y mucho este cuento.

¡ La imaginación al poder ¡
¡ Vamos compañeros, a continuarlo ¡
 
MujerDiosa,18.07.2012
Ay, mi Dios! :S

Acriollando la exclamación de Cromática, jejee...
 
cromatica,18.07.2012
Egon... ténme compasión!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

no soy impaciente, sólo te pido que agregues tu continuación yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

 
hugodemerlo,18.07.2012
Dicen, cuentan, chusmean por ahí, que Egon se montó a la Chopper de Hada madrina y se fueron de parranda a una bailanta de Moreno!
 
leobrizuela,19.07.2012
Soy de opinión de darle a Egon un plazo prudencial, digamos un mes, para continuar debidamente con la genialidad de Zepol. Creo que valdrá la pena la espera. ¡Yo creo en vos, vamos todavía Egon!
 
ZEPOL,19.07.2012
En el arcano e intrincado mundo de los dioses se ha determinado que la mala suerte de unos sea fortuna para otros. En este caso la fortuna es mía, porque el reconocido talento de Egon no necesita estímulos para convertir mi fachoso texto en un clásico digno de rivalizar con los cuentos de los Hermanos Grimm, Charles Perrault o Samaniego. ¡Ya lo verán ustedes!

(¡Y qué decir de los cuenteros que siguen en la lista!)

No, si ya lo decía mi abuelita en paso de muerte: “Hijito, no importa que hayas nacido tontito. Siempre habrá quién te ayude” Cuanta razón tenía la venerable.

.
 
cromatica,19.07.2012
Me siento un poco aprisionada entre estos talentos!...

Egon no tendrá problema alguno para seguir a Zepol... Hugo ya tiene los colmillos afilados y la pluma presta... yo creo que tenía que ir por cigarrillos, como aquel famoso que nadie conoce porque no regresó y cuya esposa no quiere confesar "fue el mío"....

Chévere!
 
SirMiliano,19.07.2012
Brillante Zepol! Muy divertido!!! Cuando haya un lugarcito me anoto... Un abrazo apretado a todos!!! Miren que tengo brazos largos largos largos!!!
 
viento_sur,19.07.2012
Oh Dios mio que inicio Zepol! Me reí mucho. Espero ansiosa la continuación. Besos a todos!
 
musas-muertas,19.07.2012
a mi me "mató" Monica Lewisnky de Reina.... a partir de ahi no pude parar de reir...
 
Egon,19.07.2012
Disculpen la demora que achacaré a mi inexperiencia en estas lides, a mi falta de tiempo y al sorpresivo arranque de mi estimado Zepol.

Ahí va.
 
Egon,19.07.2012
Desarrollo:

Por aquí unos hombres con la cara untada de brea en lugar de los pertinentes polvos de talco peleaban con los gatos vivos que llevaban en la cabeza a modo de peluca. Por allá, las propias Brunilda e Hildegunda hacían una demostración insitu del secreto de su colonia y no paraban de extraer frasquitos por debajo de sus miriñaques para delicia de un público que aplaudía enfervorecido la ocurrencia. Por acullá, las mujeres aguardaban su turno para batirse en un pulso con el príncipe del castillo, algo afeminado y que siempre perdía, provocando una contagiosa hilaridad ante cada nueva humillación. Fue el rey que sentado al fondo de la sala sin que nadie le prestara atención, pudo ver a través de sus ojeras la entrada de los nuevos invitados y asombrado, se alzó intrigado provocando la curiosidad de todos los asistentes que inmediatamente fueron guardando silencio tan pronto iban dirigiendo su mirada en la misma dirección que el rey.
El cortejo era abierto por Hada Cienfuegos, que avanzaba canturreando “chévere-chévere-cha-cha”, sacudiendo las caderas con cada “cha-cha” emitido. Le seguía, Magnolia, que con su apariencia andrógina e intemporal, no paraba de provocar exclamaciones de admiración y sorpresa. “Si no fuera porque no sé quién es Lady Gaga, diría que es ella”, se repetían los unos a los otros. Y cerraba el cortejo la banda de música, sólo cinco enanitos dado que el par de gatos y las tres gallinas no daban para los siete.
- Pibe, ¿cómo llegamos aquí? – le comentó el que parecía Gruñón a Sabio.
- No sé. Lo último que recuerdo fue veros a vos con la soga al cuello.
- Yo aún noto el tacto de la cuerda – intervino con cautela Feliz mientras lanzaba miradas de recelo en todas direcciones.
- Pues yo lo que noto son unas inexplicables ganas de lamerme el orto – dijo Romántico mientras se daba lengüetazos en el reverso de la mano.
- Calláte chiflado – atajó Gruñón.
- Esperáte que allá al fondo creo ver al rey que nos ordenó ahorcar.
- Es cierto y a su lado, la loca que le convenció porque nuestro concierto no fue de su agrado.
- Mirad nomás los instrumentos que tenemos – dijo Sabio conteniendo a duras penas su nerviosismo. Y ahí, dentro del estuche del violín, pudo ver un Subfusil Thompson modelo 1921 de cargador de tambor reluciente que hubiera hecho las delicias de Al Capone.
Hada Cienfuegos se paró en ese instante junto al altar que parecía hacer las funciones de escenario, y sonriendo, les invitó a subir. Magnolia se sabía observada, admirada, deseada, y un filete que formaba parte de su vestido, al resbalarle mientras subía por la escalera, estuvo a punto de hacerle tropezar. Se rehízo con la misma suficiencia, tomo el micro con rabia, dio un grito que logró acoplar los altavoces y quedó esperando a que sus cinco enanos tomaran posiciones.
- Ya sabés, chévere-chévere-chá-chá – llegó a decir el Hada mientras sonreía moviendo sus manos de un lado a otro.

Desarrollo hacia el final...Cromática
 
lider_de_masas,19.07.2012
Guaaaaaaau, como se está poniendo, ¡Bravo Egon ¡ has salido airoso del embite. Ahora te toca a ti Cromática, ya estoy deseando leerte...
 
ZEPOL,19.07.2012
No se vale Egon. ¡Por poco me atraganto con la limonada que me estaba tomando! Y aún me estoy riendo.

De haber sabido que te ibas a disparar con los enanos, te hubiera encargado los siete. Bueno, por acá también llega la crisis. Ya solo quedan cinco.

Y ahora, niña de los colores... La esperamos!

.
 
musas-muertas,19.07.2012
bueniiisiiiimoooooooooooooooooo.... este cuento va para la historia del foro!!! genial Egon!!
 
Stromboli,19.07.2012
Ohh! Me estoy desentornillando de la risa, está chëvere, genial, way, que sé yo... estoy pendiente del foro con este loco cuento tan hilarante, desenfadado, y lleno de humor. ...Y es que necesitamos de la risa, la mejor terapia.

Querida Cromática.... el cuento es todo tuyo. Sé que lo haras de p. m.
 
cromatica,19.07.2012



En un juego espectacular de luces, entre detonaciones de fuegos de artificio, sonidos estrepitosos y vibraciones, Cienfuegos movió su varita y el chicle se despegó, volando con la estrella plástica por los aires, hasta ir a dar a la cabeza de un ex Presidente canoso que había venido de incógnito a ver el concierto. Luego, el hada comenzó a diluírse no antes de advertir a: Magnolia, “no olvides.... volverás a tu estado natural, los gatos a sus tejados y las gallinas a las hornacinas de inducción en menos que cante el gallo.... o sea, baby... apura el tema porque quedan... ¡sólo 45 minutos para las doce! ah... y trata de n perder los zapatos. son de cristal, me los prestó una tal Cenicienta, la conocí en un libro apolillado de la biblioteca de mi tatarabuela y como no me los quiso prestar, se los quité. Pero la tátara se enteró y no quiero rollos: los tengo que devolver.

- Pero Cienfuegos, tres cuartos de hora no serán suficientes para dar mi concierto! eres un hada súper out! al diablo mis aspiraciones de romper guitarras, tirar balas al aire e impresionar al jurado de américan idol que anda de paisano por el baile en palacio!

Entre sus chillidos y antes de que pudiera darse cuenta, un rayo azul plata que partió en miles de pedazos la bola de espejos del centro de la sala de bailes, envolvió completamente a Cienfuegos... que desapareció. Se esfumó. Se snifó.. ah, no ese era otro cuento.

Magnolia miró en torno suyo y sintió miedo. La banda notó los nervios de la muchacha y uno de ellos tomó la i niciativa de darle ánimos.....

- Eh, Magno, tudo bem, le dijo Sabio, que entre otras cosas era políglota. ¡Saldrás airosa! ya verás. Sino, siempre podemos usar el Thompson.... por vos, cualquiera, baby! además si no te sale ninguna canción, tocamos ay sieutipegu, o llamamos a David Gheta, que está actuando en la sala ochenta y tres.

Pero Magnolia no podía entonar ni un acorde... algo dentro suyo comenzó a romperse en pedazos.
Los enanos notaron que los asistentes empezaban a ponerse nerviosos fustigando a la banda primero, con sus murmullos, que se fueron transformando silbidos, para terminar en gritos desaforados.

“fiuuuuuuuuuuuuuuuu, fuera, ridícula, andá cociná los filetes que te cubren el cuerpo y ponéte una taberna para dar de comer a los enanos que te acompañan y a todas sus familias.....

las quejas fueron apagadas por una musiquilla pegadiza que comenzaron a surgir de un extremo de palacio, y entre el gentío, empezó a abrirse paso un mapache, seguido de un león, cantando:
- Yo quiero marcha, marcha, yo quiero marcha marcha, yo quiero marcha marcha... yo quiero ¡marcha!
Tras ellos una enorme rinoceronte, giraba sobre sí misma, hacía plies, deteniéndose para quedar parada en primera, bajar su enorme anatomía y darse impulso para elevarse en un croisé devant, girar y menearse hasta alcanzar une cabriole.... en cada caída, todo el palacio temblaba como si fuese a ser víctima de un terremoto

- oye tú, gorda apestosa, en qué plan vienes a quitarme protagonismo?

mientras decía ésto, Magnolia escuchó a su espalda una voz que le susurró

“yo la he enviado, hija... estoy muy arrepentida de mi pasado y quiero ayudarte, por eso te envié a éstos para distraer al personal y que pudieras escapar”

- pero maaaaaaaaaa... encima que me dejas sola desde el parto, sumida en la fama que no puedo sacarme de encima por tu oscuro pasado, que tengo que aguantar, cada vez que vocalizo, que me suspendan las becas porque me amenazan de intentar generar una crisis de gobierno.... no puedo usar ningún vestido que no sea puesto bajo la lupa del cuerpo forense buscando manchas del funcionario de turno, hasta las de helado de pistacho fueron confundidas con un escupitajo de un negrito que tiene sus abuelos en Africa y una mujer que hace hula hoop en el jardín de una casita blanca... ahora venís y me mandas esta ridícula panda animal para que me ayude? mejor házte humo, quieres?

Mónica hizo dos pasos hacia atrás y desapareció.

Magnolia cogió el micrófono, abrió la boca de tal guisa que la atención volvió a ella de inmediato antes aún de haber emitido una sola nota... y comenzó a cantar.

El espíritu de lewinensco se hizo presente en el escenario: Magnolia tenía una voz gutural, profunda, digna de una remake de Calígula. pero su don no era la música, sino la reacción que iba generando en quienes la escuchaban... Su voz era miel que se deslizaba en las partes más íntimas, aceite corriendo por la espalda con olor a almizcle, chocolate derritiéndose en las manos para acariciar el vientre.... las mujeres empezaron a menearse en contoneos suaves y excitantes, mientras los hombres, incluidos los enanos, sentían como su virilidad se iba integrando a la voz de Magnolia.
El clima se fue haciendo más y más intenso y fue entonces cuando el Principe se dio cuenta que esa era la mujer que quería a su lado: ella conseguiría tantos hombres, que alcanzarían para los dos....
Cuando Magnolia finalizaba los acordes de voulez vous couchez avec moi ce soir, una mano la arrancó del escenario y la condujo por una serie de pasillos, laberintos, escaleras, azoteas, mazmorras, para llegar finalmente a un jardín en el que cientos de cuadrículas perfectas que desembocaban en un manantial del que manaba agua de colores, rodeado de flores de diferentes especies, árboles cargados de frutos exóticos, todo ello suspendido en medio de una especie de niebla que emergía del agua, con aromas que penetraban los sentidos y despertaban deseos irrefrenables, a la vez que generaban una sensación de placidez que Magnolia no conocía hasta entonces.

- Bueno, bueno, bueno, así que tú eres la hija de Mónica... mira tú por donde venimos a encontrarnos.

La voz del príncipe le sonó pastosa y repelente.

- sí, yo soy Magnolia, y si no tienes nada mejor que hacer, déjame seguir con mi concierto, men, que en un cuarto de hora se termina mi tiempo para mostrar mi talento, puede que sea mi única oportunidad de participar de american idol... oh, yet, mariquita... déjame en paz, quieres?

cuando intentó avanzar, dos cachas de metro noventa y nueve con cincuenta vestidos al mejor estilo meninblack la levantaron en el aire y la sentaron delante del príncipe.

- tu talento ha quedado muy claro con una sola canción, no te hará falta concurso alguno. quiereo que seas mi esposa.

- tu qué? estás chapa, macho! no tengo la menor intención de casarme y menos con un hombre

- justamente, ese es el punto, cabroncita.... eres un excelente partido para mí

- partidos tendrías que jugar, y de fútbol americano, a ver si alguien te hace hombre, le espetó Magnolia. - déjame irme ya, que se me termina el tiempo y luego tendré que aguantar a mis hermanastras si no estoy en la cocina cuando lleguen, tengo que agradecer que, entusiasmadas en la venta de su esencia de ángel no se hayan percatado de mi presencia.

- enciérrenla en la mazmorra! gritó el príncipe a los guardaespaldas.

Un ruido atronador se fue haciendo cada vez más nítido: Kevin, desocupado desde la sobredosis de la última de sus protegidas, irrumpió en el jardín persa en un AEGT 700... levantó a Magnolia en el aire, la subió al coche sin moverse de su asiento y dejó al príncipe y sus cachas mirando el polvo que, a su paso, había dejado el bólido.

_: Idiotas, revisad el jardín a ver si al menos se le ha caído un zapato! o los dos... y con voz aguda, frotándose las manos de uñas esculpidas, agregó “siempre soñé caminar sobre zapatitos de cristal”

Magnolia no salía de su asombro...

. Kevin, qué haces aquí?

- Tu madre me ha mandado....

- Pero cómo pudo enviarte mi madre, esa perra, si está muerta y bien muerta

- Ay, Magnolia, cuántas cosas te quedan por saber aún! no volverás a casa de tu madrastra, con el éxito de ventas de tus hermanastras ese sitio apesta.

.-. Y donde iremos?

- Ajústate el cinturón de seguridad.... y disfruta el viaje.

- Chévere! dijo una voz a sus espaldas

Magnolia giró hacia la luneta, de la que emergía la voz, y vio un yorkshire con la cara de Cienfuegos...
.-Eh, tú, me has dejado colgada! ¿dónde diablos te habías metido!

- Olvidé el conjuro y mira... quedé así, baby, donguorri
- bijapi, dijo Kevin


Los tres rieron mientras, en el reproductor del coche, los redjotchilipepers kalifornikieyaban a tope.


Final: hugodemerlo
 
godiva,19.07.2012
Excelente!! Hasta ahora, este es el mejor cuento compartido. Estoy ansiosa por leer el final de Hugo
 
rhcastro,20.07.2012
Muy buen cuento hasta ahora. Bien, bien. Aplausos.-
 
viento_sur,20.07.2012
sin dudas que es el mejor! los felicito a todos se han pasado!
 
ZEPOL,20.07.2012
¡Qué bárbara, niña del Arcoiris! ¡Qué bárbara! Qué cantaradas de creatividad. Qué digo cantaradas, un tsunami se queda chico.

Propongo a Cromática para Presidente y a Egon para primer Ministro. Nunca me imaginé que mi desequilibrado “inicio” iba a tener un desarrollo tan terriblemente bueno.

Y, no quiero olvidar a los promotores de toda esta excéntrica explosión de desvarío compartido, porque ellos nos han dado la oportunidad de sacar el niño que tenemos reprimido y que tanto bien nos hace liberar.

Denme crédito profesional cuando les digo que no hay mejor terapia que una buena carcajada. Gracias por eso.

.
 
musas-muertas,20.07.2012
No puedo parar de cag...me de risa....(perdón por el francés) es lo mejor que he leído en años... Grossa!! Cromatica!!! la pucha... que final le queda a Huguito... es casi como patear el ultimo penal definitorio de la copa del mundo!! Adhiero a la propuesta de cargos políticos de Zepol... que creatividad por Dios!!
 
hugodemerlo,20.07.2012
De repente el auto levantó vuelo, se escucharon unas explosiones seguidas de una ráfaga de luces y desapareció en el cielo.

Guayyyy! Hada Cienfuegos, ¿este no es el DeLorean de volver al futuro?


¡Si mi niña, se lo robe a un loco científico parecido a Larry el de los tres chiflados, y un pibe
Que no dejaba de romper las bolas contando lo boludo que era el padre…así que me robe el auto y de paso los convertí en los dos enanos que la faltan a Blancanieves!

¡Que chévere! ¿ y a donde vamos?

¡Al reino de Anillaco, el patilludo del Rey se está mandando un fiestón, y ya se fueron todos para allá!

¡Chévereeeeeeeee!

Llegaron al castillo del Rey Carlo I de La Rioja, y estacionaron el DeLorean al lado de la Ferrari del Rey.
Cuando llegaron, en la puerta estaba Erman Gonzalez pidiendo las entradas, Hada Cienfuegos lo tocó con la varita y lo convirtió en Domingo Cavalo

¡Hay no, me equivoqué, este es peor!

El pelado del susto salió corriendo en dirección al valle de Talampaya (nunca mas se vió
Los recién llegados al ingresar al palacio no podían creer la festichola que se estaban mandando, el Rey bien cholulo que es, se acercó y les dio la bienvenida.

¡Pero por diooo, hada cien fuegos, Magnolia, pasen a mi fiestita, esta todo pago, pagaron todos los Argentinos, eaeaeaeaea!

¡Chévere pana Carlo! Dijo Hada Cienfuegos

¡Pónganse cómodas, ahora les mando a la Ceci con unos canapés!

La fiesta era impresionante, bolas de espejos gigantes por todos lados, maquina de humo, de burbujas y rayos láser convertían al castillo en la envidia del CCP bailable de Moreno.
A lo lejos vieron a Blancanieves bailando con uno de los enanos, los otros seis estaban debajo del vestido, se notaba por la flor de sonrisa que llevaba Blanca.

Más allá Caperucita bailaba con un tal Robin Wood, arquero de los bosques de Sherwood, que le hablaba al oído

¿Dime Caperucita tu no tienes que estar de rojo? (la nena llevaba puesta una minifalda de cuero negra con tachas, medias caladas, tacos altos y un escote hasta el ombligo)

¡No Robin, ese es el traje de los domingos para ir de mi abuela!

¡Que Chévere!

¿Y dime Robin..así que eres arquero…en donde atajas?

¡No de esos arquer…ma si, y bueno como soy del bosque atajo en Gimnasia!

¿Atajas para el lobo? ¡Traidoooorrrrr, mi abuelita tenia razón!

Y comenzó a pegarle y correrlo por el castillo.

En un rincón estaba Bella…durmiendo por supuesto, y un sapo borracho quería besarla para volver a ser príncipe.
La bruja malvada no dejaba de romper espejos, ninguno le contestaba si ella era la más linda.
En el reservado, no dejaban de tranzar Hansel y Gretel, mientras el Rey Carlo se sacaba fotos con Hada Cienfuegos y Magnolia, para la revista Caras de Agosto.

DJ Cuento, pasaba música de joda, y se largo la cumbia villera nomas, uno de los enanos debajo del vestido comenzó a cantar ¡Bellaaaaaaaa,se te ve la tangaaaa!
Hada Cienfuegos sacó a bailar al el Rey Carlo I de Anillaco, y cenicienta Magnolia se puso a bailar con el gigante de Gulliver, Magnolia le llegaba ya saben donde, y Haciéndole Honor a Mónica, se dejó llevar por el legado de familia.
Todo era una joda, y dale que te dale nomás, hasta que las campanas del reino tocaron las doce…tan,tan,tan,tan.

Magnolia largó a petete Gulliver y empzó a correr por todo el castillo

¿A donde vas corriendo pana?! Le gritó Hada Cienfuegos

¡Son las doce, según el cuento tengo que salir rajando!

¡Que Chévere!

¡Pero mi niña, eso era antes, con la nueva tecnología, ahora el hechizo dura mas de doce horas, mi varita usa pilas Duracell! Chévere, Chévere!

¿En seriooooo, joyaaaaa! Gritó Magnolia, y volvió a la pista, (con petete Gulliver)

Y colorín colorado los cuentos nunca acabaron, (Gulliver si)
Y siguió la joda toda todita la noche.
En la súper fiesta bien Chévere, Chévere. Cha,Cha,Cha.
 
musas-muertas,20.07.2012
juaaaaaaaaaaaajuajuajuajuajua.... definitivamente el cuento mas divertido que he leído aquí.... fundamentalmente por el excelente humor y creatividad que conjugaron todos los escritores.
los Felicito a Todos, nadie desentonó todos se "prendieron" al libreto y todos cumplieron con la misión implícita en el inicio.... divertir al lector... FELICITACIONES!!!
 
viento_sur,20.07.2012
felicitaciones!!! se han lucido
 
ninive,20.07.2012
Aplausos clapclapclap. Se pasaron.
 
umbrio,20.07.2012
Extraordinario. Felicidades a todos los participantes. Nunca como ahoa el foro cumplió con su propósito: el ejercicio lúdico y creativo.
 
rhcastro,20.07.2012
Este cuento sí es un cuento jajajajjaja. Felicidades.-
 
lider_de_masas,20.07.2012
Jajajajajajajaja y requetejajajajajaja, se han pasados amigos, ¡ Vaya cuento!, voy a seguir por donde me quede comentando antes, bueno Zepol y Egon, hilarantes, cromática espectacularmente bien llevado hasta el remate final de Don Hugo. Un cuento para enmarcar, propongan un título acorde y quedara de diez, no de once, no de doce, no – yo qué sé – de mucho, mucho. Saludos y reverencias. Y pensar que estaba invitado a esta fiesta y me tuve que quedar cuidando a la abuela de Caperucita Roja, pero bueno es una mujer madura, muy muy interesante, no lo pasé tan mal, pero ese es otro cuento ....
 
cromatica,20.07.2012
Lider.. quizás no era Capeructia.... a lo mejor era M. Lewinsky esperando que te transformaras en Lobo Feroz....

jejejeje


Besotes Hugo!!!!!!!!!!!!! siento que mi parte quedó un poco naïf, pero mis compaños de cuento han cumplido, sin dudas, con la misión de desarrollar una historia en la que el lector no se desenganche ni un momento. No resulta sencillo seguir a semejantes cuenteros..... además, si algo necesitamos en ésta página, es humor . En la página y en la vida nuestra de cada día.
Zepol, Egon, Hugo... .gracias por regalarme uno de lso mejores momentos de estos días.
Miles de estrellas para los 3.

 
rhcastro,20.07.2012
Fue excelsa tu participación cromatica.
 
Stromboli,20.07.2012
Gracias a todos por su creatividad, buen humor y talento. Coincido que el 13 es el mejor cuento compartido de por aquí. Todos, sin excepción han cumplido las expectativas de tan "loco inicio de ZEPOL". Les felicito encarecidamente.
 
Egon,20.07.2012
Me descubro ante su talento compañeros. Un placer compartir escenario con ustedes y muy honrado por su invitación.
 
musas-muertas,20.07.2012
Huguito.... unilo todo y sugiero (con el correspondiente permiso de Ninive) que lo subamos a la Home con el nombre de los 4 autores.... este es un cuento "global"!!!
 
silvimar-,20.07.2012
Son grandiosossss!! Todos en general, supieron seguir con altura el gran inicio de zepol, este cuento quedará en la historia de la página jajajaj, nunca me reí tanto, son tan creativos y divertidos, los felicito queridos amigos!!!!
 
dulce-quimera,20.07.2012
Muy divertido cuento uauuuuuuuu, que ingenio!!!!!
Felicitaciones y que pasen un hermoso Día del Amigo. Cariños a todos
 
hugodemerlo,20.07.2012
Hoy 20 de Julio en Argentina es el d]ia del amigo!
Feliz día a todos mis amigos cuenteros!


 
hugodemerlo,20.07.2012
Cuento numero 13 completo

Una cenicienta bien Chévere

Inicio...Zepol


Había una vez un rey que tenía una linda princesita llamada MAGNOLIA, hija única de su matrimonio con una tal Mónica Cenicienta Lewinsky, quien murió en las labores del parto.

El Rey, melancólico y carente de amor, volvió a casarse. Tenía un sentido común bastante malo, era falto de criterio y algo desnivelado, lo cual fue evidente cuando escogió por esposa a una viuda, verdadera viuda negra que incluía en el paquete a dos hijas, Brunilda e Hildegunda, malas como un alacrán paranoico, y feas como un cangrejo con paperas. Y al igual que muchas personas favorecidas con dinero que nunca sudaron, eran creídas, presuntuosas y envanecidas a tal punto que montaron un negocito para embotellar su pipí y venderlo como colonia de ángel.

Magnolia, algo despistada como su difunta mamá que dejaba tirados aquí y allá las pantaletas, los zapatos y hasta las llaves de la carroza real, pronto fue confinada a las peores habitaciones del castillo y terminó haciendo de sirvienta honoraria de sus hermanastras, las que con mezcla de sadismo y voluptuosidad enfermiza se regodeaban en hacerle sentir su condición de noble venida a menos.

Un día llegó un heraldo del castillo vecino portando una invitación para un concierto bailable. Sin pensarlo dos veces, las hermanastras se emperifollaron y se marcharon al baile mientras Magnolia se quedó en la cocina, llorando, lamentándose y acrecentando su ambivalencia afectiva, amor-odio, hacia su madre por haberla dejado huérfana, desamparada y en manos de aquellas arpías.

De repente, un fogonazo ilumina las paredes de piedra, se escucha un desagradable chirriar de frenos y en medio de una humareda verde amarela se aparece un Hada montada en una moto Chopper. Hay que mencionar, porque a la gente le gusta el chisme, que esta Hada era hija natural de aquella que una vez ayudó a Mónica Cenicienta.

-Hi Rocío, qué ondas? Soy Hada Cienfuegos, madrina de profesión, miembro activo del Club de Damas de Compañía. ¿Por qué estás moqueando?

-No pude ir al Palace-concert. ¿Puedes llevarme en tu moto?… (Sollozos)

-¡Chévere!

-¿Se puede? ¡Sos lo máximo! Pero espera, yo quisiera ser la cantante de la banda que ameniza el baile.

-¡Chévere!

-¿Y me podrías conseguir ropas de rockera y tatuajes en los brazos?

-¡Chévere!

-¿Y una rosa con alas, tatuada en la colita?

-¡Chévere!

-Me gustaría un look gótico semejante al de la anciana Cher y el movimiento de caderas de Shakira

-¡Chévere!

-Y una guitarra Golden-Lamborghini-X-857 con cuerdas de nylon y ciento cincuenta efectos de distorsión!

-¡Chévere!

-Óyeme, pudieras dejar de masticar chicle y de repetir lo mismo?

-¡Chévere!

Hada Cienfuegos saca su varita (la que recién compró en la venta de garaje de un tal Harry Potter), le pega en un extremo, con chicle, una estrella plateada y en un abracadabra pim pam pum convirtió a Magnolia en un esperpento punk, con toques de merenguero y motoquero juntos y revueltos.

La cara de felicidad de la muchacha cuando se vio reflejada en un balde de agua (en la cocina no había espejos, hay que ser congruentes con la historia) era digna de Sergio Ramos cuando mete gol.

-Fabuloso Hada. ¡Te mandaste! ¡Me llega como me has dejado! Ahora solo me hace falta la banda… Porque… me vas a dar una banda, verdad?

Hada Cienfuegos pone cara de preocupación.

-¿Y ahora qué? ¿Algún problema? No me digás que sos un hada pirata.

- Don güorri, mi nena. Nada que la tecnología no pueda resolver. Tené en cuenta que a mis años ya me ronda el alemán y de momento se me ha olvidado el hechizo para hacer bandas de rock, pero ahorita lo bajo… Lo tengo apuntado en mi Facebook.

Hada saca su celular, se conecta a Internet y baja la fórmula. Luego, de sus dedos sale un rayo azul, rojo y verde limón chisporroteante que impacta en un par de gatos flacuchentos y en tres gallinas con accidente que estaban esperando turno para convertirse en cena, y zas, tenemos banda.

¡Y fiesta! Qué digo fiesta, un destrabe escandaloso, desvergonzado y turbulento digno de los romanos en sus mejores días o noches.

Desarrollo...Egon

Por aquí unos hombres con la cara untada de brea en lugar de los pertinentes polvos de talco peleaban con los gatos vivos que llevaban en la cabeza a modo de peluca. Por allá, las propias Brunilda e Hildegunda hacían una demostración insitu del secreto de su colonia y no paraban de extraer frasquitos por debajo de sus miriñaques para delicia de un público que aplaudía enfervorecido la ocurrencia. Por acullá, las mujeres aguardaban su turno para batirse en un pulso con el príncipe del castillo, algo afeminado y que siempre perdía, provocando una contagiosa hilaridad ante cada nueva humillación. Fue el rey que sentado al fondo de la sala sin que nadie le prestara atención, pudo ver a través de sus ojeras la entrada de los nuevos invitados y asombrado, se alzó intrigado provocando la curiosidad de todos los asistentes que inmediatamente fueron guardando silencio tan pronto iban dirigiendo su mirada en la misma dirección que el rey.
El cortejo era abierto por Hada Cienfuegos, que avanzaba canturreando “chévere-chévere-cha-cha”, sacudiendo las caderas con cada “cha-cha” emitido. Le seguía, Magnolia, que con su apariencia andrógina e intemporal, no paraba de provocar exclamaciones de admiración y sorpresa. “Si no fuera porque no sé quién es Lady Gaga, diría que es ella”, se repetían los unos a los otros. Y cerraba el cortejo la banda de música, sólo cinco enanitos dado que el par de gatos y las tres gallinas no daban para los siete.
- Pibe, ¿cómo llegamos aquí? – le comentó el que parecía Gruñón a Sabio.
- No sé. Lo último que recuerdo fue veros a vos con la soga al cuello.
- Yo aún noto el tacto de la cuerda – intervino con cautela Feliz mientras lanzaba miradas de recelo en todas direcciones.
- Pues yo lo que noto son unas inexplicables ganas de lamerme el orto – dijo Romántico mientras se daba lengüetazos en el reverso de la mano.
- Calláte chiflado – atajó Gruñón.
- Esperáte que allá al fondo creo ver al rey que nos ordenó ahorcar.
- Es cierto y a su lado, la loca que le convenció porque nuestro concierto no fue de su agrado.
- Mirad nomás los instrumentos que tenemos – dijo Sabio conteniendo a duras penas su nerviosismo. Y ahí, dentro del estuche del violín, pudo ver un Subfusil Thompson modelo 1921 de cargador de tambor reluciente que hubiera hecho las delicias de Al Capone.
Hada Cienfuegos se paró en ese instante junto al altar que parecía hacer las funciones de escenario, y sonriendo, les invitó a subir. Magnolia se sabía observada, admirada, deseada, y un filete que formaba parte de su vestido, al resbalarle mientras subía por la escalera, estuvo a punto de hacerle tropezar. Se rehízo con la misma suficiencia, tomo el micro con rabia, dio un grito que logró acoplar los altavoces y quedó esperando a que sus cinco enanos tomaran posiciones.
- Ya sabés, chévere-chévere-chá-chá – llegó a decir el Hada mientras sonreía moviendo sus manos de un lado a otro.

Desarrollo hacia el final...Cromática

En un juego espectacular de luces, entre detonaciones de fuegos de artificio, sonidos estrepitosos y vibraciones, Cienfuegos movió su varita y el chicle se despegó, volando con la estrella plástica por los aires, hasta ir a dar a la cabeza de un ex Presidente canoso que había venido de incógnito a ver el concierto. Luego, el hada comenzó a diluírse no antes de advertir a: Magnolia, “no olvides.... volverás a tu estado natural, los gatos a sus tejados y las gallinas a las hornacinas de inducción en menos que cante el gallo.... o sea, baby... apura el tema porque quedan... ¡sólo 45 minutos para las doce! ah... y trata de n perder los zapatos. son de cristal, me los prestó una tal Cenicienta, la conocí en un libro apolillado de la biblioteca de mi tatarabuela y como no me los quiso prestar, se los quité. Pero la tátara se enteró y no quiero rollos: los tengo que devolver.

- Pero Cienfuegos, tres cuartos de hora no serán suficientes para dar mi concierto! eres un hada súper out! al diablo mis aspiraciones de romper guitarras, tirar balas al aire e impresionar al jurado de américan idol que anda de paisano por el baile en palacio!

Entre sus chillidos y antes de que pudiera darse cuenta, un rayo azul plata que partió en miles de pedazos la bola de espejos del centro de la sala de bailes, envolvió completamente a Cienfuegos... que desapareció. Se esfumó. Se snifó.. ah, no ese era otro cuento.

Magnolia miró en torno suyo y sintió miedo. La banda notó los nervios de la muchacha y uno de ellos tomó la i niciativa de darle ánimos.....

- Eh, Magno, tudo bem, le dijo Sabio, que entre otras cosas era políglota. ¡Saldrás airosa! ya verás. Sino, siempre podemos usar el Thompson.... por vos, cualquiera, baby! además si no te sale ninguna canción, tocamos ay sieutipegu, o llamamos a David Gheta, que está actuando en la sala ochenta y tres.

Pero Magnolia no podía entonar ni un acorde... algo dentro suyo comenzó a romperse en pedazos.
Los enanos notaron que los asistentes empezaban a ponerse nerviosos fustigando a la banda primero, con sus murmullos, que se fueron transformando silbidos, para terminar en gritos desaforados.

“fiuuuuuuuuuuuuuuuu, fuera, ridícula, andá cociná los filetes que te cubren el cuerpo y ponéte una taberna para dar de comer a los enanos que te acompañan y a todas sus familias.....

las quejas fueron apagadas por una musiquilla pegadiza que comenzaron a surgir de un extremo de palacio, y entre el gentío, empezó a abrirse paso un mapache, seguido de un león, cantando:
- Yo quiero marcha, marcha, yo quiero marcha marcha, yo quiero marcha marcha... yo quiero ¡marcha!
Tras ellos una enorme rinoceronte, giraba sobre sí misma, hacía plies, deteniéndose para quedar parada en primera, bajar su enorme anatomía y darse impulso para elevarse en un croisé devant, girar y menearse hasta alcanzar une cabriole.... en cada caída, todo el palacio temblaba como si fuese a ser víctima de un terremoto

- oye tú, gorda apestosa, en qué plan vienes a quitarme protagonismo?

mientras decía ésto, Magnolia escuchó a su espalda una voz que le susurró

“yo la he enviado, hija... estoy muy arrepentida de mi pasado y quiero ayudarte, por eso te envié a éstos para distraer al personal y que pudieras escapar”

- pero maaaaaaaaaa... encima que me dejas sola desde el parto, sumida en la fama que no puedo sacarme de encima por tu oscuro pasado, que tengo que aguantar, cada vez que vocalizo, que me suspendan las becas porque me amenazan de intentar generar una crisis de gobierno.... no puedo usar ningún vestido que no sea puesto bajo la lupa del cuerpo forense buscando manchas del funcionario de turno, hasta las de helado de pistacho fueron confundidas con un escupitajo de un negrito que tiene sus abuelos en Africa y una mujer que hace hula hoop en el jardín de una casita blanca... ahora venís y me mandas esta ridícula panda animal para que me ayude? mejor házte humo, quieres?

Mónica hizo dos pasos hacia atrás y desapareció.

Magnolia cogió el micrófono, abrió la boca de tal guisa que la atención volvió a ella de inmediato antes aún de haber emitido una sola nota... y comenzó a cantar.

El espíritu de lewinensco se hizo presente en el escenario: Magnolia tenía una voz gutural, profunda, digna de una remake de Calígula. pero su don no era la música, sino la reacción que iba generando en quienes la escuchaban... Su voz era miel que se deslizaba en las partes más íntimas, aceite corriendo por la espalda con olor a almizcle, chocolate derritiéndose en las manos para acariciar el vientre.... las mujeres empezaron a menearse en contoneos suaves y excitantes, mientras los hombres, incluidos los enanos, sentían como su virilidad se iba integrando a la voz de Magnolia.
El clima se fue haciendo más y más intenso y fue entonces cuando el Principe se dio cuenta que esa era la mujer que quería a su lado: ella conseguiría tantos hombres, que alcanzarían para los dos....
Cuando Magnolia finalizaba los acordes de voulez vous couchez avec moi ce soir, una mano la arrancó del escenario y la condujo por una serie de pasillos, laberintos, escaleras, azoteas, mazmorras, para llegar finalmente a un jardín en el que cientos de cuadrículas perfectas que desembocaban en un manantial del que manaba agua de colores, rodeado de flores de diferentes especies, árboles cargados de frutos exóticos, todo ello suspendido en medio de una especie de niebla que emergía del agua, con aromas que penetraban los sentidos y despertaban deseos irrefrenables, a la vez que generaban una sensación de placidez que Magnolia no conocía hasta entonces.

- Bueno, bueno, bueno, así que tú eres la hija de Mónica... mira tú por donde venimos a encontrarnos.

La voz del príncipe le sonó pastosa y repelente.

- sí, yo soy Magnolia, y si no tienes nada mejor que hacer, déjame seguir con mi concierto, men, que en un cuarto de hora se termina mi tiempo para mostrar mi talento, puede que sea mi única oportunidad de participar de american idol... oh, yet, mariquita... déjame en paz, quieres?

cuando intentó avanzar, dos cachas de metro noventa y nueve con cincuenta vestidos al mejor estilo meninblack la levantaron en el aire y la sentaron delante del príncipe.

- tu talento ha quedado muy claro con una sola canción, no te hará falta concurso alguno. quiereo que seas mi esposa.

- tu qué? estás chapa, macho! no tengo la menor intención de casarme y menos con un hombre

- justamente, ese es el punto, cabroncita.... eres un excelente partido para mí

- partidos tendrías que jugar, y de fútbol americano, a ver si alguien te hace hombre, le espetó Magnolia. - déjame irme ya, que se me termina el tiempo y luego tendré que aguantar a mis hermanastras si no estoy en la cocina cuando lleguen, tengo que agradecer que, entusiasmadas en la venta de su esencia de ángel no se hayan percatado de mi presencia.

- enciérrenla en la mazmorra! gritó el príncipe a los guardaespaldas.

Un ruido atronador se fue haciendo cada vez más nítido: Kevin, desocupado desde la sobredosis de la última de sus protegidas, irrumpió en el jardín persa en un AEGT 700... levantó a Magnolia en el aire, la subió al coche sin moverse de su asiento y dejó al príncipe y sus cachas mirando el polvo que, a su paso, había dejado el bólido.

_: Idiotas, revisad el jardín a ver si al menos se le ha caído un zapato! o los dos... y con voz aguda, frotándose las manos de uñas esculpidas, agregó “siempre soñé caminar sobre zapatitos de cristal”

Magnolia no salía de su asombro...

. Kevin, qué haces aquí?

- Tu madre me ha mandado....

- Pero cómo pudo enviarte mi madre, esa perra, si está muerta y bien muerta

- Ay, Magnolia, cuántas cosas te quedan por saber aún! no volverás a casa de tu madrastra, con el éxito de ventas de tus hermanastras ese sitio apesta.

.-. Y donde iremos?

- Ajústate el cinturón de seguridad.... y disfruta el viaje.

- Chévere! dijo una voz a sus espaldas

Magnolia giró hacia la luneta, de la que emergía la voz, y vio un yorkshire con la cara de Cienfuegos...
.-Eh, tú, me has dejado colgada! ¿dónde diablos te habías metido!

- Olvidé el conjuro y mira... quedé así, baby, donguorri
- bijapi, dijo Kevin


Los tres rieron mientras, en el reproductor del coche, los redjotchilipepers kalifornikieyaban a tope.


Final: hugodemerlo

De repente el auto levantó vuelo, se escucharon unas explosiones seguidas de una ráfaga de luces y desapareció en el cielo.

Guayyyy! Hada Cienfuegos, ¿este no es el DeLorean de volver al futuro?


¡Si mi niña, se lo robe a un loco científico parecido a Larry el de los tres chiflados, y un pibe
Que no dejaba de romper las bolas contando lo boludo que era el padre…así que me robe el auto y de paso los convertí en los dos enanos que la faltan a Blancanieves!

¡Que chévere! ¿ y a donde vamos?

¡Al reino de Anillaco, el patilludo del Rey se está mandando un fiestón, y ya se fueron todos para allá!

¡Chévereeeeeeeee!

Llegaron al castillo del Rey Carlo I de La Rioja, y estacionaron el DeLorean al lado de la Ferrari del Rey.
Cuando llegaron, en la puerta estaba Erman Gonzalez pidiendo las entradas, Hada Cienfuegos lo tocó con la varita y lo convirtió en Domingo Cavalo

¡Hay no, me equivoqué, este es peor!

El pelado del susto salió corriendo en dirección al valle de Talampaya (nunca mas se vió
Los recién llegados al ingresar al palacio no podían creer la festichola que se estaban mandando, el Rey bien cholulo que es, se acercó y les dio la bienvenida.

¡Pero por diooo, hada cien fuegos, Magnolia, pasen a mi fiestita, esta todo pago, pagaron todos los Argentinos, eaeaeaeaea!

¡Chévere pana Carlo! Dijo Hada Cienfuegos

¡Pónganse cómodas, ahora les mando a la Ceci con unos canapés!

La fiesta era impresionante, bolas de espejos gigantes por todos lados, maquina de humo, de burbujas y rayos láser convertían al castillo en la envidia del CCP bailable de Moreno.
A lo lejos vieron a Blancanieves bailando con uno de los enanos, los otros seis estaban debajo del vestido, se notaba por la flor de sonrisa que llevaba Blanca.

Más allá Caperucita bailaba con un tal Robin Wood, arquero de los bosques de Sherwood, que le hablaba al oído

¿Dime Caperucita tu no tienes que estar de rojo? (la nena llevaba puesta una minifalda de cuero negra con tachas, medias caladas, tacos altos y un escote hasta el ombligo)

¡No Robin, ese es el traje de los domingos para ir de mi abuela!

¡Que Chévere!

¿Y dime Robin..así que eres arquero…en donde atajas?

¡No de esos arquer…ma si, y bueno como soy del bosque atajo en Gimnasia!

¿Atajas para el lobo? ¡Traidoooorrrrr, mi abuelita tenia razón!

Y comenzó a pegarle y correrlo por el castillo.

En un rincón estaba Bella…durmiendo por supuesto, y un sapo borracho quería besarla para volver a ser príncipe.
La bruja malvada no dejaba de romper espejos, ninguno le contestaba si ella era la más linda.
En el reservado, no dejaban de tranzar Hansel y Gretel, mientras el Rey Carlo se sacaba fotos con Hada Cienfuegos y Magnolia, para la revista Caras de Agosto.

DJ Cuento, pasaba música de joda, y se largo la cumbia villera nomas, uno de los enanos debajo del vestido comenzó a cantar ¡Bellaaaaaaaa,se te ve la tangaaaa!
Hada Cienfuegos sacó a bailar al el Rey Carlo I de Anillaco, y cenicienta Magnolia se puso a bailar con el gigante de Gulliver, Magnolia le llegaba ya saben donde, y Haciéndole Honor a Mónica, se dejó llevar por el legado de familia.
Todo era una joda, y dale que te dale nomás, hasta que las campanas del reino tocaron las doce…tan,tan,tan,tan.

Magnolia largó a petete Gulliver y empzó a correr por todo el castillo

¿A donde vas corriendo pana?! Le gritó Hada Cienfuegos

¡Son las doce, según el cuento tengo que salir rajando!

¡Que Chévere!

¡Pero mi niña, eso era antes, con la nueva tecnología, ahora el hechizo dura mas de doce horas, mi varita usa pilas Duracell! Chévere, Chévere!

¿En seriooooo, joyaaaaa! Gritó Magnolia, y volvió a la pista, (con petete Gulliver)

Y colorín colorado los cuentos nunca acabaron, (Gulliver si)
Y siguió la joda toda todita la noche.
En la súper fiesta bien Chévere, Chévere. Cha,Cha,Cha.
 
leobrizuela,20.07.2012
Al margen de lo divertido de esta supreproducción de la página (creo que pasarán muchos años hasta que aparezca algo tan original), queda evidente que el humor no es privativo de los profesionales del chiste, sino que anida, a veces demasiado oculto, entre los pliegues del formalismo de todos los mortales. Y con mayor presencia entre los escribas que mojan en la tinta de la vida la invención de sus historias. Con sostenida hilaridad los cuatro colegas han pergeñado un relato que, localismos aparte, provoca la carcajada en cada párrafo.

Por mi parte trataré de engolar la voz, al estilo de la garganta profunda de la herencia lewuinesca a que alude Cromática, para decirle al cuarteto:LOS FELICITO. Salú.
 
musas-muertas,20.07.2012
Jajajaja muy beun comentario Leo!!! feliz dia a todos queridos amigos de letras!!!
Gustavo
 
silvimar-,20.07.2012
b style= "font-size:20px; color: blue ; font-family: monotype corsiva"
¡¡Feliz día del amigo para mis excelentes amigos cuenteros!!!
 
godiva,20.07.2012
Felicidades, para todos!!!!!
 
MujerDiosa,20.07.2012

b style= "font-size:20px; color: blue ; font-family: monotype corsiva"

Felicidades de todo corazón, a mis queridos compañeros y amigos!!!
 
MujerDiosa,20.07.2012
b style= "font-size:20px; color: blue ; font-family: monotype corsiva"

Excelente el último cuento! Me encantó el humor conque lo escribieron!
 
hugodemerlo,20.07.2012
Quiero agradecer a todos y a todas (diría Cristina) por los exagerados elogios para este cuento
No se sí será el mejor como dicen, hay muchos otros que gustan tanto como este, pero sí estoy seguro que es el que más me hizo reír, me mate de risa!
Y mientras escribía el final no paraba de reír!
La verdad que Zepol, Egon y Cromita, me dejaron la pelota boyando en el área y me dijeron tomá hacé el gol.
Don López nos llevó de la mano por este camino mágico en un hilarante homenaje a los hermanos Grimm!
Pobres, que dirían sí leen esto!
A ya se!
Chévere, Chévere, cha cha cha!

Esta noche subo el inicio del cuento 14 donde siguen las sorpresas!
 
rhcastro,20.07.2012
Si todos dicen que es el mejor, debe ser el mejor, aun cuando también existen gustos verdad?
Es un muy buen cuento, pero de entre los 13 a mi gusto(Que no es el mismo de ustedes) tengo otros que me son preferibles.

Soy de gustos más sobrios y creo que lo saben. Algo como :
'El cielo cierra a las cuatro' de zepol.
pero me agrado de reir y compartir con ustedes y este texto es muy bueno. Mejor de lo que esperé.

Feliz día del amigo argentino.
 
hugodemerlo,20.07.2012
Es verdad Leti, que cuento por Dios!
Una genialidad de Zepol, no se sí sabían ustedes les cuento, Zepol es una especie de genio que en vez de salir de una lámpara, sale de un tintero!
 
hugodemerlo,20.07.2012
Perdón por el atrevimiento del título (lo puse sin consultar) también me gusta "La fiesta inolvidable" así que antes que ninive lo suba a elclubdelapáginaazul propongan títulos!
 
elclubdelapaginaazul,20.07.2012
El cuento12 !!genial!! ya está en el club. Si deciden cambiar de título NO Problem
 
elclubdelapaginaazul,20.07.2012
Corrijo el cuento 13 ya está en el club
 
kone,20.07.2012
Un gustazo leer este último cuento. Felicidades a todos.
 
hugodemerlo,20.07.2012
Cuento numero 14

Inicio...Lider_de_masas
Desarrollo...Newen
Desarrollo hacia el final...Andrudna
Final...Silivimar
 
cromatica,20.07.2012
Bueno, bueno, bueno!qué lujazo!
 
hugodemerlo,20.07.2012
Cuento numero 14

Inicio...Lider_de_masa


Jon Zabala, mira fijamente con devoción la imagen del Santo en su hornacina de la cuesta de Santo Domingo, son las ocho menos cinco de la mañana, y da comienzo el ritual, los mozos en completo silencio, levantan el brazo derecho asiendo enrollado el Periódico de Navarra, y al unísono, con sus potentes voces, entonan el primero de los tres cantos de rigor, antes del comienzo del encierro:

A San Fermín pedimos
por ser nuestro patrón,
nos guíe en el encierro
dándonos sus bendición.


Entzun arren San Fermín
su zaitugu Patrol
zuxendu gure oinak
entzierro hontan otri.
(1) Nota

¡ Viva San Fermín ! ¡Viva ¡
¡Gora San Fermín ¡ ¡Gora ¡

(1) Desde el año 2009, se canta el himno en euskera. En la hornacina del Santo en la Cuesta de Santo Domingo, cada mañana se colocan los pañuelos de todas las peñas alrededor de ella, con sus colores característicos y dos cartelones a un lado y otro del Santo, con la letra del canto en castellano y en euskera, para que los mozos canten la invocación de protección al Santo Patrón de Navarra. Se realizan tres cantos, a las ocho menos cinco, a las ocho menos tres y a las ocho menos un minuto. El cántico de las ocho menos cinco es el más concurrido ya que los mozos que quieren correr más alejados del inicio de la carrera, por Calle Estafeta, Mercaderes o más cerca de la Plaza de Toros, cantan para solicitar la protección y se marchan corriendo hacía sus puestos de carrera.

La mañana, se ha levantado fría en Pamplona, los mozos saltan y comienzan a estirar brazos y piernas para calentar los músculos, Jon a sus 53 años, se mantiene todavía en forma, pero ya no es el que era.


Dos meses antes, en la habitación 234 del Hospital General de Pamplona

- Papa, este año, no podré correr los encierros
- Hijo mío, este año correré por ti, te lo prometo, le he hecho una promesa al Santo, correré una carrera en los San Fermines, solamente le he pedido que llegue un corazón a tiempo para el transplante.


El hijo de Jon, se muere, una grave deficiencia cardiaca, lo tiene postrado en una cama del hospital, en espera de un transplante de corazón. Iker es un chaval de veinte años, fuerte, deportista, simpático y alegre. En un reconocimiento médico de su club de futbol, a principio de temporada, le detectaron una cardiopatía extraña, si no llega un corazón en un plazo de seis a nueve meses, Iker morirá sin remedio.

Son las ocho menos tres minutos en el reloj de la Iglesia de San Saturnino, los mozos saltan frente a la hornacina de la Cuesta de Santo Domingo, Jon se dispone a entonar el segundo cántico a San Fermín y repara en la camiseta del mozo que está delante suyo, un mozo alto, atlético, con una larga cabellera rubia rizada, en la espalda de su impoluta camiseta blanca, se lee Ángel y debajo una foto de su hijo Iker. Al levantar el brazo con el periódico para entonar el canto, roza levemente la espalda del mozo, un escalofrío recorre su cuerpo, inexplicablemente una sensación de bienestar inunda el cuerpo de Jon.



A San Fermín pedimos
por ser nuestro patrón,
nos guíe en el encierro
dándonos sus bendición.


Entzun arren San Fermín
su zaitugu Patrol
zuxendu gure oinak
entzierro hontan otri.

¡ Viva San Fermín ! ¡Viva ¡
¡Gora San Fermín ¡ ¡Gora ¡



- Hola, perdona que te pregunte, llevas una foto de mi hijo Iker, en la camiseta.
- Si, todos los compañeros de equipo de futbol de su hijo, hemos pensado llevarla en los encierros, como este año, no va a poder correr, le hemos dedicado este homenaje. ¿Cómo sigue, Iker ?
- Esperando el transplante
- ¡Ya vera, como llega a tiempo! yo también pido por él a San Fermín
- Y usted, ¿corre este año?
- Si, se lo prometí al Santo, hace unos veinte años que no corro, desde que nació Iker.
- El Santo, se lo va a agradecer seguro
- Venga, ahí viene el último canto



A San Fermín pedimos
por ser nuestro patrón,
nos guíe en el encierro
dándonos sus bendición.


Entzun arren San Fermín
su zaitugu Patrol
zuxendu gure oinak
entzierro hontan otri.

¡ Viva San Fermín ! ¡Viva ¡
¡Gora San Fermín ¡ ¡Gora ¡

Jon, se santigua delante de la hornacina de San Fermín, y besa - agachando la cabeza -, el pañuelo rojo que lleva anudado al cuello.

Los mozos empujan nerviosos el cordón de Policía Local que impide el paso, hacía los corrales de Santo Domingo, allí, encaramado al vallado, el alguacil de encierro, prende la mecha del cohete, en el cielo de Pamplona estalla el chupinazo. Va a comenzar el encierro de hoy.

El portón de los corrales de Santo Domingo, se abre, los pastores azuzan con las varas a los seis cabestros y a los seis toros bravos, que comienzan su frenética carrera, por la Cuesta de Santo Domingo. La Policía Local se aparta hasta los tablones del vallado y los mozos esperan nerviosos la llegada de la manada.

Ángel, mira a Jon, con sus profundos ojos azules, y le dice con su dulce voz,

- Jon, tu hijo vivirá, te lo prometo
 
hugodemerlo,20.07.2012
Desarrollo...Newen
 
NeweN,21.07.2012
—Te prometo. No tengas miedo, cuando yo te diga, corre, tú corres y no te despegues de mí. — le dice Iker a Soledad, un Iker a miles de kilómetros de Pamplona y del Iker en el hospital, pero con el mismo brillo que tenía Jon y su tío Mikel cuando salían a enfrentar las cornadas.
En ese tiempo republicano Jon se arrodillaba y pedía a San Fermín mientras que Mikel, desafiante, sólo se ponía el pañuelo rojo al cuello, y salían a enfrentar los toros y el futuro con camisas albas.

Luego vino la historia y muchas camisas albas se volvieron rojas de sangre y las rojas se ocultaron, castigadas. “No tengas miedo, cuando yo te diga corre, corre”. Y Mikel corrió tanto que se embarcó en el año '39 en el Winipeg con destino a Chile, una tierra al fin de Sudamérica y del mundo, uno de los tres países que levantaban la solidaridad del frente popular. Pero Iker chileno que instruía a Soledad no tenía tiempo de distraerse en lecciones de historia ni en su abuelo Mikel.

—No temas, corre conmigo. —Y soledad lo veía con su camisa de escolar y ese pañuelo rojo al cuello que él decía fue un regalo de su abuelo. Imposible no seguirlo, era el Zabala, el típico chiste del curso; “Agáchate que viene Zabala” y todos silbaban hasta que la bala pasaba por sobre el curso. Era cómo cuando Iker quería ser más diferente de lo que ya era y recitaba algo que nadie entendía

Entzun arren San Fermín
su zaitugu Patrol
zuxendu gure oinak
entzierro hontan otri.

Luego se arrodillaba y se ponía al cuello lo que hubiera, servilletas de papel o pañuelos simulados para ser festejado por todos por su creatividad de salir con esas cosas en las fiestas de curso.

—No temas. Son las siete cincuenta y cinco. Sole; ¿tienes miedo?
—Sí. Nos van a pasar por encima. ¿A qué hora comienza?
—A las ocho, dijeron, pero ya conoces a los compañeros. Y no tengas miedo, mi abuelo me enseño que son bestias, que pasan con sus bastones golpeando, pero que tienen más miedo que nosotros. A ellos les pagan por reprimir nuestras marchas por la educación gratuita, pero, supongo que son padres, o sea tienen miedo de que a un hijo le pase algo.

Soledad sólo se adhería al joven sintiendo el eco de su corazón en una cavidad infinita que no lograba entender del todo.

—Ahora no se atreverán, somos miles, mira la calle—. Le dice una Soledad temerosa y confiada en el corazón de Iker, que siente latir tranquilo, un corazón que se entrega pero no se regala.
—La verdad mi chiquita, depende de nosotros. Ellos están ahí desde siempre, somos nosotros los que hemos estado encerrados por años, es hora de salir a correr por las calles.
Ya son las siete cincuenta y nueve, o las ocho menos uno como dice mi abuelo Mikel.
 
musas-muertas,21.07.2012
Wow.... que buen cuento este....
 
lider_de_masas,21.07.2012
Newen, te felicito, vaya giro más espectacular. Qué bueno te ha quedado.
 
hugodemerlo,21.07.2012
Excelente! otro gran cuento!

Desarrollo hacia el final...Andrudna
 
kone,21.07.2012
Wow! Esto está genial.
 
ZEPOL,21.07.2012
Qué interesante se perfilan estas dos historias paralelas. Una en Pamplona, otra en Santiago.

Unos que corren delante de los toros para conservar la tradición, otros que corren frente a vacunos de dos patas, para abolir la usanza.

En Santiago, Soledad, admiradora de Camila Vallejo, (la carismática líder estudiantil) espera finalizar la marcha sin recibir palos. En Pamplona, Jon, espera finalizar la carrera y recibir un corazón para su hijo.

Y en medio de esas dos vertientes semejantes, un joven, en un hospital, que espera vivir para correr la vida.

¿Lo lograrán?
 
lider_de_masas,21.07.2012
Sr. Zepol, como creador de suspense, es Ud. único.
 
umbrio,21.07.2012
Sin palabras. Espero la conclución con mayor emoción que la experimentada al esperar la final de Dallas. Felicidades.
 
Stromboli,21.07.2012
Tanto lider_de_masas como NeweN despliegan originalidad y talento en este inicio, el cuento 14. Quedo a la espera del desenlace, que seguro será brillante.
Mis más sinceras felicitaciones a todos.
 
IGnus,21.07.2012
¡Wow!. QUé desafío para el que escriba el final. Seguro que da para lucirse. Felicitaciones a los participantes. Coincido con kone, esto es buenísimo!
 
silvimar-,21.07.2012
No me asustes IGnus jajaja!
 
lider_de_masas,21.07.2012
Silvi, te sobra talento para lucirte, pero dejemos que primero se luzca, nuestra amiga Andrurdna.
 
rhcastro,22.07.2012
Vaya! Qué giros ascendentes en los cuentos comunitarios! Están que no los paran chamacos!!
 
NeweN,22.07.2012
ok, aprendí que los finales no depende de uno, sino seducir a un lector que debe tomar el testimonio y no correr, sino sumergirse en otros códigos y darse la exquisita pausa de escribir.
 
andrurdna,22.07.2012
Iker cerró los ojos y en ese instante el tic tac de su corazón se acalló.
¡Todo se silenció!.
Entonces, escuchó su nombre, más conscientemente, recordando que significaba “Portador de Buenas Noticias” (este, era su llamado a despertar su misión trascendental).
Automáticamente vinieron a su mente las últimas vivencias que había experimentado. Su percepción emocional personal, daba lugar a una visión imparcial, de espectador, de lo que hacía un instante consideraba su vida y ahora sabía que no.
Volvía a estar sin el traje virtual, y en presencia de los Maestros Kármicos, quienes lo acompañaban amorosamente en esta experiencia de autodescubrimiento álmico.
Ahora, analizaba su reiterada conducta. Había visto dos vidas paralelas muy intensas. Ambas tenían la misma frecuencia energética: la creencia básica de que el precio de renovar contrato con su vida, dependiese de enfrentar una persecución.
En el primer caso, Jon (nombre que significa Dios es Misericordioso) , quien tomaba el rol de padre, en esta experiencia, pagaría el precio amorosamente, encoméndandose a San Fermín (llamado que responde a la frecuencia: Aquel que es constante, firme, recio, valeroso y sólido), energía que Ikor ya había transitado y ahora como en una posta por su impedimento, lo haría Jon.
En la segunda vida siguiendo la misma base lo haría él, esta vez acompañado, con Soledad a quién él daba las directivas y el llamado de la energía de constancia, valerosidad, firmeza, solidez y vigor a través del canto, que su alma repetía como un conjuro inconsciente.
Entzun arren San Fermín
su zaitugu Patrol
zuxendu gure oinak
entzierro hontan otri.
Esto era acompañado de un pañuelo rojo al cuello, que significaba que la voluntad se materializase, ya que el chacra laríngeo, es el de la voluntad y el color rojo es de la materialización.
Los maestros le volvieron a recordar que podía elegir, que si bien estas elecciones estaban limitadas a la capacidad de sabiduría que dispusiesen en ese instante, la misma se habilitaba con créditos logrados en fe (la fuerza del espíritu puesta en acción).
Cuando humildemente se entregaba a lo Superior se abría el Portal de las posibilidades, que venían siempre acompañadas de “tareas oportunidad” donde debía aplicar las directivas recibidas, que se acreditarían en su tubo de fuerza, conocido como CPE o Centro Personal Energético (personal, por el rol o personaje que desenvolviese en ese instante).
Esto era analizado desde el laboratorio de Experiencias Álmicas.
Le explicaron que al colocarse nuevamente el traje esta realidad quedaría en su mente como un sueño más, que si no lo seguía se iría disipando hasta que, como en este instante la sincronización suficiente de entrega lograse que accediese nuevamente a este plano.
Iker comenzó a colocarse el traje y mientras lo hacía todo se oscureció y escuchó el tic tac de un reloj y alguien que decía que faltaba sólo un minuto para las ocho. Y entonces…
 
hugodemerlo,22.07.2012
Final...Silvimar
 
hugodemerlo,22.07.2012
Este cuento es muy bueno!
 
lider_de_masas,22.07.2012
Ahhhhhh, otra vuelta de tuerca realizada maravillosamente por nuestra amiga Andrea, (quizás en la parte más espiritual y misteriosa) siguen todos los cabos abiertos, Jon y Ángel esperando a correr, ante los toros, pero- (¿Cómo está tan seguro Ángel, que Iker, vivirá, qué información tiene, de dónde emana su seguridad) - Iker (primo hermano de Jon, hijo del abuelo Mikel un exiliado Republicano, siempre fiel a su ideología ) y Soledad, esperando a correr ante las fuerzas de seguridad ummmmmh interesante coincidencia familiar, y mientras tanto Iker que se nos muere.

Solamente la inigualable imaginación y la buena pluma de Silvimar, nos alumbrará entre tanto misterio. ¿ La solución vendrá dada por el significado de los nombres? (con la muy buena información de Andrea ).

Silvi – esperamos iluminación y desenlace – esto está que arde… y los toros braman por la Cuesta de Santo Domingo … y la policía ya ha sacado las porras y disparan los botes de humo.

No se vayan amigos, aún hay más. Jejeje
 
lider_de_masas,22.07.2012
cabos sueltos, ( pero qué tonto estoy )
 
ZEPOL,22.07.2012
El cuento toma, de pronto, un giro trascendente, inesperado, que nos transporta a un mundo indeterminado y difuso del cual sólo podemos especular, pues se ubica más allá de la experiencia sensorial. Sin embargo, para la fantasía, sobre todo para la imaginación de Andrurdna, las fronteras no existen y nos regala este trozo de historia que, seguramente, tiene que ver con sus vivencias profundas, íntimas y muy particulares. ¡Qué difícil el campo en el cual colocó el balón! ¡Ánimo Silvi!
 
rhcastro,22.07.2012
Mmmmm.-Ok.
 
Egon,22.07.2012
Jo, jo, jo, jo pero qué mala leche que se gastan. En lugar de mantener la apuesta cada uno ha ido subiendo en su turno el dinero sobre la mesa para dejarle al último el marrón de tratar de cerrar todas las líneas abiertas. Silvimar, no le envidio ahora mismo su situación. No pueden jugar de esta manera con el lector!!!

Está bien la expectación levantada pero no considero del todo que sea jugar limpio. Ahora sí, todo depende de si el final consigue explicitar las cuerdas cósmicas.
 
Stromboli,22.07.2012
¡Madre mía! Está la cosa que arde en el cuento compartido. Quedo a la espera del desenlace.
 
silvimar-,22.07.2012
Me tienen que esperar.. recién llego a mi casa, estuve todo el día afuera, tengo que estudiar esto último, no se si estaré a la altura, esperenmenn jaja
 
rhcastro,22.07.2012
Si ese esperenmenn significa (○┘║╚§*/#*█§♂&m iddot;»»╣‗* ca...)

Comprendo.-
 
lider_de_masas,22.07.2012
Citando a NeweN, en su post del 22.07

esperenmenn significa:

"ok, aprendí que los finales no depende de uno, sino seducir a un lector que debe tomar el testimonio y no correr, sino sumergirse en otros códigos y darse la exquisita pausa de escribir."

Nunca estuve más de acuerdo para el desenlace de este final, uno/una necesita sumergirse en los códigos y darse ese gustazo exquisito de que todo cuadre, y para eso se necesita tiemporrrr. Para unos, más que para otros, yo necesitaría de 6 a 9 meses e Iker, no tiene tanto tiempo.


 
silvimar-,23.07.2012


Entonces se vio corriendo en medio de una multitud, no encontraba a Soledad, las caras eran todas diferentes a las que conocía, en un costado había un santo que parecía posar sus ojos en el, todos corrían a su alrededor y un gran ruido se sentía a lo lejos, dio vuelta la cabeza y vio que venían unos toros tronando desenfrenados queriendo alcanzar a los concurrentes, los animales estaban cada vez mas cerca y el comenzó a cansarse mucho, las piernas no le daban más cuando todo comenzó a parecerle conocido. Recordó porque estaba allí.
De pronto sintió un golpe agudo en la espalda y cayó de bruces, un gran chorro de sangre iba corriendo por las calles de Santo Domingo, a lo largo de la cuesta todos seguían corriendo, desafiando a los toros, los policías acudieron al lugar donde se encontraba Ángel tirado con su larga cabellera rubia, vinieron dos camilleros y lo llevaron hacia la ambulancia que esperaba en la esquina, el abrió sus ojos de color celeste y sonrió, las voces se iban alejando y sonaban cantos conocidos para el:

Entzun arren San Fermín
su zaitugu Patrol
zuxendu gure oinak
entzierro hontan otri.

¡ Viva San Fermín ! ¡Viva ¡
¡Gora San Fermín ¡ ¡Gora ¡

Poco a poco se fue desvaneciendo, en el bolsillo de su camiseta blanca había una tarjeta que decía: “Si me pasa algo quiero que mi corazón sea de Iker, mi hermano, mi otra parte, el lo necesita”

Ya eran las ocho en punto y un médico corría con una gran caja en la mano, entró corriendo al Hospital, Iker se moría.

Todos esperaban en la gran sala cuando apareció el cirujano de gran fama, el eminente Doctor René Favaloro, que con grandes ojeras por el cansancio y tanta lucha hizo pasar a los parientes más cercanos.

El medico se sentó detrás del escritorio, Joan y su mujer en dos sillas del otro lado, temían lo peor, estaban ansiosos por saber.

Bueno, dijo con una voz muy tranquila, ahora hay que esperar setenta y dos horas, su hijo salió muy bien de la operación, el corazón trasplantado comenzó a latir inmediatamente, ha sido un verdadero milagro, pues por cinco minutos se nos habría ido. Ellos preguntaron quien era el donante.

--El donante es desconocido, solo encontramos el nombre Ángel en la remera manchada de sangre, preguntamos a los compañeros de su hijo y nadie lo reconoció, jamás lo habían visto. Joan se paró de golpe y se tomó la cara con las manos y se puso a llorar, el había hablado con el y supo que era alguien especial, había percibido la buena energía que tanto lo tranquilizó, ahora estaba seguro que su hijo viviría.

Dos años mas tarde los sanfermines estallan con el lanzamiento del chupinazo:

¡Pamploneses, viva San Fermín! ¡Gora San Fermín!

Joan e Iker corrían entre todos emocionados, la promesa de volver a la carrera se estaba cumpliendo. Desde otro lugar alguien de ojos muy claros realizaba otra misión.

FIN

 
silvimar-,23.07.2012
Perdón si no es lo que esperaban, si ven que está muy mal no teman en decírmelo, gracias.
 
rhcastro,23.07.2012
Al rato... Dejaré que opinen tres valientes primero y regreso.-
 
musas-muertas,23.07.2012
Va mi opinión... El cuento comenzó con cierta complejidad y fue haciéndose cada vez mas complejo a medida que nuestros escritores aportaban lo suyo... los textos individuales son excelentes todos pero sentí que el hilo conductor se fue diluyendo o separando en historias paralelas físicas y metafísicas. Antes de leer el final de Silvi me dije que resultaría imposible cerrar todo con menos de mil palabras y si tenia mas de mil se haría difícil sostener el interés del lector. Creo que Silvi cerró bien un cuento muy complejo.... no me hubiera gustado estar en sus zapatos.
El resultado es un cuento con mucha personalidad y algo de individualismo. Van mis felicitaciones a los escritores. A mi me gusto, las historias y los personajes tienen mucho carácter. pero insisto creo que el hilo conductor se abrió demasiado.
Espero que mi critica no moleste... todos estamos aprendiendo y es solo mi opinión... un abrazo a todos
 
silvimar-,23.07.2012
A mi me parece lo mismo, no fue fácil para mi, no pude ubicarme con eso del traje....fueron como tres historias diferentes..no molesta para nada tu crítica Gustavo, me di cuenta que no pude llegar a la altura que quisieron darle mis compañeros...no pueden irse tanto de la historia y del estilo. Creo que hay que ser mas coherente y no dejarlo tan difícil..ustedes saben mucho mas que yo de esto. Abrazos!
 
hugodemerlo,23.07.2012
En mi humilde opinión creo que Silvi logró un cierre excelente y lógico, salio airosa de una situación muy difícil.
La historia es compleja y atrapa, me parece que Andrurdna quiso crear un clima de suspenso
entrando en un terreno de fantasía innecesaria para lo que demandaba la historia.
Creo y no se que opinaran ustedes, tal vez no estaría nada mal, un dialogo en forma privada entre los participantes de los cuentos, no en como escribir la parte que toca, si no hacia donde llevar la historia en general, para que cada uno escriba siguiendo una ruta trazada.
en conclusión, me gusta el cuento...me gusta la historia, creo que es lo que mas atrapa.
 
hugodemerlo,23.07.2012
Hay que poner un titulo!
Mañana junto las partes con el titulo puesto y subo el cuento numero 15.
Que cuarteto

inicio... Umbrío
Desarrollo...Kone
Desarrollo hacía el final...Ignus
Final...musas-muertas
 
rhcastro,23.07.2012
No se adelante senior de merlo, deje que esta pobre mujer llamada leticia de su punto de vista, tan valido como cualquiera.

Este cuento quedo como capirotada, con todos esos ingredientes que al final uno no sabe ni que cuernos lleva dentro. Sabe bien he? comoGalería de Fotos
Diccionario
Logout


Cuenteros
Locales
Invitados

Toolbar
Mi Registro
Mi Biografía
Mis Cuentos
Mis Favoritos
Mis Visitas Tienes mensajes nuevos!





¡Bienvenidas y bienvenidos a la Página de Los Cuentos!

Este sitio es una comunidad literaria dedicada a los cuentos en español.

Según las palabras de nuestro querido Julio Cortázar, "un cuento es un relato en el que lo que interesa es una cierto leticia castro b. Que pasa. el final que dio silvi me supo bien, pero lo anterior si que fue todo un descontrol y
 
rhcastro,23.07.2012
Bueno... Algo asi.

Mi humilde opinion.
 
hugodemerlo,23.07.2012
Faltaba más madame! Sólo avisaba el "próximo estemo"

Que sigan las críticas, faltan más opiniones.
 
andrurdna,23.07.2012
Gracias por sus opiniones, esto para mí resultó ser todo un desafío, y debo admitir que me divertí muchísimo.
Les confieso que detesto las corridas de toros, y siento escozor y rechazo hacia toda situación de violencia que se pueda evitar, esto es muy personal.
En cuanto a mi parte utilicé mi imaginación donde me abrí en la búsqueda de reconciliarme con la trama, tal vez por eso tuve que crear un terreno insensible, para así soportar lo que para mí es aberrante.
Reconozco que creé una alternativa que para muchos es difícil de seguir y pido disculpas. En todo caso no quise hacerme a un lado y continué con la consecuencia de aprender ahora desde las críticas.
Tomaré en cuenta las sugerencias que considere me enriquezcan, y las otras las agradeceré como intención de cada uno.
Repito me encanta este desafío y espero en la próxima satisfacerlos mejor y lograr identificar más el hilo conductor que acá costó mucho.

 
julio65,23.07.2012
No participo porque ni escribir bien sé. Pero sí leo, y mucho calladamente.
Siento que hubo afán de protagonismo. La única que trabajó en equipo fue la Sra. Silvia. Demasiado hizo esta mujer. Los demás parecían que rellenaban un chorizo argentino. Por favor, no lo tomen a mal, les hablo con respeto. Empezó bien, de ahi enloquecieron.
 
umbrio,23.07.2012
Me gusta la idea original del foro. Ejercitar la imaginación y divertirse. Desde luego no espero ver cuentos bien logrados. Previo acuerdo perdería un poco su sentido. Si sería oportuno dinar un máximo de palabras por participante. Por ejemplo 250.
 
rhcastro,23.07.2012
Estoy de acuerdo contigo julio.-
 
ninive,23.07.2012
Felicitaciones. Aunque sin desmerecer a los demás,un BRAVO vivísimo a Silvimar. Le tocaba redondear un cuento con muchas aristas.
El cuento salió a flote porque se podía hundir .Se reunieron cuerdas y anudaron pañuelos.
Para mi gusto diría que se están dejando llevar por el entusiasmo y sobretodo el inicio fue muy largo y muy detallado. Considero que el inicio debería ser como una chispa que da pocos detalles pero que abre muchas posibilidades. Si tendría que haber partes más largas pienso que el desarrollo primero y el final merecen más extensión.
umbrio lo señala, yo quise reforzar su mensaje.
Hugo, felicitaciones por la organización. Y a todos los participantes. Adelante.
 
lider_de_masas,23.07.2012
Gracias a tod@s por su crítica sincera, agradezco personalmente a todos y cada uno de mis compañeros el esfuerzo, y adelante como dice Ninive, que este foro se encuentra situado en “Talleres” ( y eso precisamente es lo que estamos haciendo ) participando para aprender, aprender y aprender. Un beso a todas, un abrazo a todos.

Especialmente a Don Hugo, que me dio la oportunidad de participar.
 
Egon,23.07.2012
Por seguir comentando, también cabe señalar que el Inicio ya apuntaba una trama de manera ligeramente prematura. Es cierto que resultaba difícil imaginar desarrollar tres partes más sin irse por las ramas, pero como ya se ha señalado, en esta ocasión no sólo se han ido por las ramas sino que han cambiado de bosque. El final optó por la línea argumental más evidente, aunque el euskera Jon fue catalanizado en un Joan quizás como resultado de tanto viaje. Lo de comentar el argumento antes de acometer el relato le restaría sorpresa pero como vean.
 
cromatica,23.07.2012
Felicitaciones a todos y uno especial a Silvimar... y ya mujer deja de decir que no estás a la altura!

TU ESTAS A LA ALTURA EN TODOS LOS GENEROS, pero además, tienes una generosidad sin límites.

coincido con Nínive en el sentido de tomarnos tiempo (luego se cita a Newen, a través de mi querido Lider de masas)... el apuro no ayuda a dar la cohesión que necesita un cuento compartido. que necesita, en definitiva, un trabajo de equipo.

como nota anecdótica de un trabajo a cuatro manos, os dejo una muestra de talento, generosidad y reconocimiento del otro, del genial John Berger y la no menos genial Marisa Camino quienes, tras AÑOS de correspondencia pictórica, culminaron en una muestra de sus trabajos "a cuatro manos", la exposición "como crece una pluma"....

http://es.scribd.com/doc...

N o digo que nos tomemos años.... sí, el tiempo necesario, a veces también los comentarios en torno al desarrollo del cuento, también agitan a quienes tenemos que escribir, nos ponen en aprietos, más de lo que ya pueda ponernos en aprietos la propia temática a desarrollar, el conocimiento o desconocimiento de ella, la diferencia o similitud de idiosincracias... en fin, todo un mundo.


un abrazo Hugo, uno a cada participante y mis más sinceras felicitaciones a Silvi....

¿y el próximo? ah! cierto!.. había que tomarse tiempo!
 
Stromboli,23.07.2012
Personalmente coincido que los inicios deben ser breves, para que el siguiente cuentero ponga de su parte en el desarrollo de la historia. En este cuento cada uno desarrolló historias diferentes, pero que bien se pueden unir siendo paralelas. Una forma de narrar un tanto díficil. Encuentro que Silvimar estuvo a la altura de las circunstancias, elaborando un logrado final. ¡Felicidades Silvia, en ningún momento dejas de estar a la altura!.
En mi particular opinión, no deben los cuenteros precipitarse en seguir el cuento, y darse unos tiempos. (Teniendo en cuenta que cada uno está en un lugar, país, con sus obligaciones...)
Los cuentoscompartidos es lo que tienen, que unas veces salen mejor que otros.
Decirles que les leo en privado, y en los cuentoscompartidos. Aprendo y les admiro a todos por su gran talento y camaradería. Un abrazo literario.
 
rhcastro,23.07.2012
Bueno... Así pasó, que nos sirva de experiencia.

Felicidades silvi por tu gran final.
 
SirMiliano,23.07.2012
Creo que los cuentos compartidos tienen algo del ejercicio del tipo "cadáver exquisito". Como es un taller y la idea es plantearnos desafíos en cuanto a la creatividad pero (creo) sobre todo en cuanto a la escritura, pienso que deberíamos continuar la línea de quien inicia el cuento, pero también sus marcos, es decir, el tipo de vocabulario, los tiempos de narración, las personas que narran (si es en primera, tercera o lo que se proponga). No sé si logro explicarme. Lo digo como la posibilidad de hacer cosas diferentes a las que normalmente (individualmente) hacemos. Esto nos ayudaría con la coherencia del cuanto y con cierta armonía.
Disculpen si no soy claro, es una opinión simplemente (o confusamente, jejeje)
Saludos muy cordiales y repito mi predisposición para algún futuro cuento!
 
Stromboli,23.07.2012
Como SirMiliano, me pongo en manos de ustedes para colaborar en lo que pueda. Encontré algún inicio por ahí. Bueno, me voy animando a participar, acepto todo tipo de críticas, indicaciones de todos. Todo sea para aprender, y corregir defectos.
 
hugodemerlo,23.07.2012






Cuento numero 14 completo

Inicio...Lider_de_masa


Jon Zabala, mira fijamente con devoción la imagen del Santo en su hornacina de la cuesta de Santo Domingo, son las ocho menos cinco de la mañana, y da comienzo el ritual, los mozos en completo silencio, levantan el brazo derecho asiendo enrollado el Periódico de Navarra, y al unísono, con sus potentes voces, entonan el primero de los tres cantos de rigor, antes del comienzo del encierro:

A San Fermín pedimos
por ser nuestro patrón,
nos guíe en el encierro
dándonos sus bendición.


Entzun arren San Fermín
su zaitugu Patrol
zuxendu gure oinak
entzierro hontan otri.
(1) Nota

¡ Viva San Fermín ! ¡Viva ¡
¡Gora San Fermín ¡ ¡Gora ¡

(1) Desde el año 2009, se canta el himno en euskera. En la hornacina del Santo en la Cuesta de Santo Domingo, cada mañana se colocan los pañuelos de todas las peñas alrededor de ella, con sus colores característicos y dos cartelones a un lado y otro del Santo, con la letra del canto en castellano y en euskera, para que los mozos canten la invocación de protección al Santo Patrón de Navarra. Se realizan tres cantos, a las ocho menos cinco, a las ocho menos tres y a las ocho menos un minuto. El cántico de las ocho menos cinco es el más concurrido ya que los mozos que quieren correr más alejados del inicio de la carrera, por Calle Estafeta, Mercaderes o más cerca de la Plaza de Toros, cantan para solicitar la protección y se marchan corriendo hacía sus puestos de carrera.

La mañana, se ha levantado fría en Pamplona, los mozos saltan y comienzan a estirar brazos y piernas para calentar los músculos, Jon a sus 53 años, se mantiene todavía en forma, pero ya no es el que era.


Dos meses antes, en la habitación 234 del Hospital General de Pamplona

- Papa, este año, no podré correr los encierros
- Hijo mío, este año correré por ti, te lo prometo, le he hecho una promesa al Santo, correré una carrera en los San Fermines, solamente le he pedido que llegue un corazón a tiempo para el transplante.


El hijo de Jon, se muere, una grave deficiencia cardiaca, lo tiene postrado en una cama del hospital, en espera de un transplante de corazón. Iker es un chaval de veinte años, fuerte, deportista, simpático y alegre. En un reconocimiento médico de su club de futbol, a principio de temporada, le detectaron una cardiopatía extraña, si no llega un corazón en un plazo de seis a nueve meses, Iker morirá sin remedio.

Son las ocho menos tres minutos en el reloj de la Iglesia de San Saturnino, los mozos saltan frente a la hornacina de la Cuesta de Santo Domingo, Jon se dispone a entonar el segundo cántico a San Fermín y repara en la camiseta del mozo que está delante suyo, un mozo alto, atlético, con una larga cabellera rubia rizada, en la espalda de su impoluta camiseta blanca, se lee Ángel y debajo una foto de su hijo Iker. Al levantar el brazo con el periódico para entonar el canto, roza levemente la espalda del mozo, un escalofrío recorre su cuerpo, inexplicablemente una sensación de bienestar inunda el cuerpo de Jon.



A San Fermín pedimos
por ser nuestro patrón,
nos guíe en el encierro
dándonos sus bendición.


Entzun arren San Fermín
su zaitugu Patrol
zuxendu gure oinak
entzierro hontan otri.

¡ Viva San Fermín ! ¡Viva ¡
¡Gora San Fermín ¡ ¡Gora ¡



- Hola, perdona que te pregunte, llevas una foto de mi hijo Iker, en la camiseta.
- Si, todos los compañeros de equipo de futbol de su hijo, hemos pensado llevarla en los encierros, como este año, no va a poder correr, le hemos dedicado este homenaje. ¿Cómo sigue, Iker ?
- Esperando el transplante
- ¡Ya vera, como llega a tiempo! yo también pido por él a San Fermín
- Y usted, ¿corre este año?
- Si, se lo prometí al Santo, hace unos veinte años que no corro, desde que nació Iker.
- El Santo, se lo va a agradecer seguro
- Venga, ahí viene el último canto



A San Fermín pedimos
por ser nuestro patrón,
nos guíe en el encierro
dándonos sus bendición.


Entzun arren San Fermín
su zaitugu Patrol
zuxendu gure oinak
entzierro hontan otri.

¡ Viva San Fermín ! ¡Viva ¡
¡Gora San Fermín ¡ ¡Gora ¡

Jon, se santigua delante de la hornacina de San Fermín, y besa - agachando la cabeza -, el pañuelo rojo que lleva anudado al cuello.

Los mozos empujan nerviosos el cordón de Policía Local que impide el paso, hacía los corrales de Santo Domingo, allí, encaramado al vallado, el alguacil de encierro, prende la mecha del cohete, en el cielo de Pamplona estalla el chupinazo. Va a comenzar el encierro de hoy.

El portón de los corrales de Santo Domingo, se abre, los pastores azuzan con las varas a los seis cabestros y a los seis toros bravos, que comienzan su frenética carrera, por la Cuesta de Santo Domingo. La Policía Local se aparta hasta los tablones del vallado y los mozos esperan nerviosos la llegada de la manada.

Ángel, mira a Jon, con sus profundos ojos azules, y le dice con su dulce voz,

- Jon, tu hijo vivirá, te lo prometo

Desarrollo…Newen

—Te prometo. No tengas miedo, cuando yo te diga, corre, tú corres y no te despegues de mí. — le dice Iker a Soledad, un Iker a miles de kilómetros de Pamplona y del Iker en el hospital, pero con el mismo brillo que tenía Jon y su tío Mikel cuando salían a enfrentar las cornadas.
En ese tiempo republicano Jon se arrodillaba y pedía a San Fermín mientras que Mikel, desafiante, sólo se ponía el pañuelo rojo al cuello, y salían a enfrentar los toros y el futuro con camisas albas.

Luego vino la historia y muchas camisas albas se volvieron rojas de sangre y las rojas se ocultaron, castigadas. “No tengas miedo, cuando yo te diga corre, corre”. Y Mikel corrió tanto que se embarcó en el año '39 en el Winipeg con destino a Chile, una tierra al fin de Sudamérica y del mundo, uno de los tres países que levantaban la solidaridad del frente popular. Pero Iker chileno que instruía a Soledad no tenía tiempo de distraerse en lecciones de historia ni en su abuelo Mikel.

—No temas, corre conmigo. —Y soledad lo veía con su camisa de escolar y ese pañuelo rojo al cuello que él decía fue un regalo de su abuelo. Imposible no seguirlo, era el Zabala, el típico chiste del curso; “Agáchate que viene Zabala” y todos silbaban hasta que la bala pasaba por sobre el curso. Era cómo cuando Iker quería ser más diferente de lo que ya era y recitaba algo que nadie entendía

Entzun arren San Fermín
su zaitugu Patrol
zuxendu gure oinak
entzierro hontan otri.

Luego se arrodillaba y se ponía al cuello lo que hubiera, servilletas de papel o pañuelos simulados para ser festejado por todos por su creatividad de salir con esas cosas en las fiestas de curso.

—No temas. Son las siete cincuenta y cinco. Sole; ¿tienes miedo?
—Sí. Nos van a pasar por encima. ¿A qué hora comienza?
—A las ocho, dijeron, pero ya conoces a los compañeros. Y no tengas miedo, mi abuelo me enseño que son bestias, que pasan con sus bastones golpeando, pero que tienen más miedo que nosotros. A ellos les pagan por reprimir nuestras marchas por la educación gratuita, pero, supongo que son padres, o sea tienen miedo de que a un hijo le pase algo.

Soledad sólo se adhería al joven sintiendo el eco de su corazón en una cavidad infinita que no lograba entender del todo.

—Ahora no se atreverán, somos miles, mira la calle—. Le dice una Soledad temerosa y confiada en el corazón de Iker, que siente latir tranquilo, un corazón que se entrega pero no se regala.
—La verdad mi chiquita, depende de nosotros. Ellos están ahí desde siempre, somos nosotros los que hemos estado encerrados por años, es hora de salir a correr por las calles.
Ya son las siete cincuenta y nueve, o las ocho menos uno como dice mi abuelo Mikel.

Desarrollo hacia el final…andrurdna

Iker cerró los ojos y en ese instante el tic tac de su corazón se acalló.
¡Todo se silenció!.
Entonces, escuchó su nombre, más conscientemente, recordando que significaba “Portador de Buenas Noticias” (este, era su llamado a despertar su misión trascendental).
Automáticamente vinieron a su mente las últimas vivencias que había experimentado. Su percepción emocional personal, daba lugar a una visión imparcial, de espectador, de lo que hacía un instante consideraba su vida y ahora sabía que no.
Volvía a estar sin el traje virtual, y en presencia de los Maestros Kármicos, quienes lo acompañaban amorosamente en esta experiencia de autodescubrimiento álmico.
Ahora, analizaba su reiterada conducta. Había visto dos vidas paralelas muy intensas. Ambas tenían la misma frecuencia energética: la creencia básica de que el precio de renovar contrato con su vida, dependiese de enfrentar una persecución.
En el primer caso, Jon (nombre que significa Dios es Misericordioso) , quien tomaba el rol de padre, en esta experiencia, pagaría el precio amorosamente, encoméndandose a San Fermín (llamado que responde a la frecuencia: Aquel que es constante, firme, recio, valeroso y sólido), energía que Ikor ya había transitado y ahora como en una posta por su impedimento, lo haría Jon.
En la segunda vida siguiendo la misma base lo haría él, esta vez acompañado, con Soledad a quién él daba las directivas y el llamado de la energía de constancia, valerosidad, firmeza, solidez y vigor a través del canto, que su alma repetía como un conjuro inconsciente.
Entzun arren San Fermín
su zaitugu Patrol
zuxendu gure oinak
entzierro hontan otri.
Esto era acompañado de un pañuelo rojo al cuello, que significaba que la voluntad se materializase, ya que el chacra laríngeo, es el de la voluntad y el color rojo es de la materialización.
Los maestros le volvieron a recordar que podía elegir, que si bien estas elecciones estaban limitadas a la capacidad de sabiduría que dispusiesen en ese instante, la misma se habilitaba con créditos logrados en fe (la fuerza del espíritu puesta en acción).
Cuando humildemente se entregaba a lo Superior se abría el Portal de las posibilidades, que venían siempre acompañadas de “tareas oportunidad” donde debía aplicar las directivas recibidas, que se acreditarían en su tubo de fuerza, conocido como CPE o Centro Personal Energético (personal, por el rol o personaje que desenvolviese en ese instante).
Esto era analizado desde el laboratorio de Experiencias Álmicas.
Le explicaron que al colocarse nuevamente el traje esta realidad quedaría en su mente como un sueño más, que si no lo seguía se iría disipando hasta que, como en este instante la sincronización suficiente de entrega lograse que accediese nuevamente a este plano.
Iker comenzó a colocarse el traje y mientras lo hacía todo se oscureció y escuchó el tic tac de un reloj y alguien que decía que faltaba sólo un minuto para las ocho. Y entonces…

Final…Silvimar

Entonces se vio corriendo en medio de una multitud, no encontraba a Soledad, las caras eran todas diferentes a las que conocía, en un costado había un santo que parecía posar sus ojos en el, todos corrían a su alrededor y un gran ruido se sentía a lo lejos, dio vuelta la cabeza y vio que venían unos toros tronando desenfrenados queriendo alcanzar a los concurrentes, los animales estaban cada vez mas cerca y el comenzó a cansarse mucho, las piernas no le daban más cuando todo comenzó a parecerle conocido. Recordó porque estaba allí.
De pronto sintió un golpe agudo en la espalda y cayó de bruces, un gran chorro de sangre iba corriendo por las calles de Santo Domingo, a lo largo de la cuesta todos seguían corriendo, desafiando a los toros, los policías acudieron al lugar donde se encontraba Ángel tirado con su larga cabellera rubia, vinieron dos camilleros y lo llevaron hacia la ambulancia que esperaba en la esquina, el abrió sus ojos de color celeste y sonrió, las voces se iban alejando y sonaban cantos conocidos para el:

Entzun arren San Fermín
su zaitugu Patrol
zuxendu gure oinak
entzierro hontan otri.

¡ Viva San Fermín ! ¡Viva ¡
¡Gora San Fermín ¡ ¡Gora ¡

Poco a poco se fue desvaneciendo, en el bolsillo de su camiseta blanca había una tarjeta que decía: “Si me pasa algo quiero que mi corazón sea de Iker, mi hermano, mi otra parte, el lo necesita”

Ya eran las ocho en punto y un médico corría con una gran caja en la mano, entró corriendo al Hospital, Iker se moría.

Todos esperaban en la gran sala cuando apareció el cirujano de gran fama, el eminente Doctor René Favaloro, que con grandes ojeras por el cansancio y tanta lucha hizo pasar a los parientes más cercanos.

El medico se sentó detrás del escritorio, Joan y su mujer en dos sillas del otro lado, temían lo peor, estaban ansiosos por saber.

Bueno, dijo con una voz muy tranquila, ahora hay que esperar setenta y dos horas, su hijo salió muy bien de la operación, el corazón trasplantado comenzó a latir inmediatamente, ha sido un verdadero milagro, pues por cinco minutos se nos habría ido. Ellos preguntaron quien era el donante.

--El donante es desconocido, solo encontramos el nombre Ángel en la remera manchada de sangre, preguntamos a los compañeros de su hijo y nadie lo reconoció, jamás lo habían visto. Joan se paró de golpe y se tomó la cara con las manos y se puso a llorar, el había hablado con el y supo que era alguien especial, había percibido la buena energía que tanto lo tranquilizó, ahora estaba seguro que su hijo viviría.

Dos años mas tarde los sanfermines estallan con el lanzamiento del chupinazo:

¡Pamploneses, viva San Fermín! ¡Gora San Fermín!

Joan e Iker corrían entre todos emocionados, la promesa de volver a la carrera se estaba cumpliendo. Desde otro lugar alguien de ojos muy claros realizaba otra misión.

FIN

 
hugodemerlo,23.07.2012
Cuento numero 15

Inicio...Umbrio
Desarrollo...Kone
Desarrollo hacia elo final...Ignus
Final...musas-muertas


Inicio...Umbrio


Mi estilo de vida ha estado determinado por un objetivo, matar a mi esposo bajo dos complicadas premisas: que él me reconozca como su asesino y que mi crimen quede inmune. Únicamente si se cumple esas circunstancias quedará completa mi obra a la que he dedicado ocho años de mi empeño, obstinación y talento.
No es mi intensión exponer las razones que me arrastraron a urdir con lujo de detalle el crimen perfecto, sería vano justificar mi proceder, basta decir que no se trata de un ordinario homicidio pasional, si él es mi cónyuge sólo obedece a que forma parte de mi sutil plan.
El es detective y le he dejado intuir mí, hasta ahora, reprimida conducta criminal, su blanda sospecha, que en ocasiones toma a broma, le impide dormir sin zozobra y le hace dudar de su decisión de haberme regalado un arma.
La gente dice que soy hermosa pero no me he fiado, con ahínco que aprendido los más delicados artificios de seducción con el único propósito de seducirlo hasta enloquecerlo. Reconozco que he logrado íntimas satisfacciones en mi labor. Él me ama y me teme. No he sido ociosa ni ingenua durante estos años, lo he arrastrado al borde del suicidio y le he salvado de su intento, ha sido un constante derribarlo y a la vez levantarlo. Es cruel, lo sé. Habría sido fácil dejar que se quitara la vida pero una muerte así no es suficiente.

Desarrollo...Kone
 
kone,23.07.2012
Excelente inicio. Un rato mas subo la continuación.
 
IGnus,23.07.2012
Qué bien que pinta esto... Se viene el suspense!
 
elclubdelapaginaazul,23.07.2012
El cuento 14 figura en el club. Falta el título!!!!!!!!
 
musas-muertas,23.07.2012
sugiero para el cuento 14 "por un corazón"
 
andrurdna,23.07.2012
Sugiero "Carrera por un Corazón".
 
kone,23.07.2012
El rencor que me ha consumido por años no puede ser aliviado por un simple accidente o aparente suicidio. Deseo que sufra, ver su deterioro gradual, que se sienta en ese lugar extraño y oscuro que conozco tan bien y que tras estar invadido por la indecisión y el desaliento, la verdad lóbrega y sibilina relampagueé demasiado tarde en su aturdida mente.
La amena recepción en la que festejamos nuestro octavo aniversario, fue el comienzo de su quebranto. La fugaz visión de su antiguo compañero, supuestamente fallecido en acción, lo puso tan nervioso que fue necesario que se retirara a descansar. Como su solícita y amante esposa, lo acompañé a nuestra habitación para que descansara. Le llevé un caliente y reconfortante té de hierbas y después me retiré a seguir atendiendo a nuestros invitados.
El sutil comentario de la visita de un extraño que pasó a saludarlo, lo puso sobre aviso de aquello que temía. La patética historia de mi vida y los ocasionales encuentros con viejos conocidos, que desmienten parte de mi versión, lo han puesto en un estado de eterna confusión.
Últimamente llega tarde a casa. Su mirada inquieta, no deja de ver a hurtadillas sobre su hombro cuando traspasa la reja de nuestro hogar y de asomarse de forma subrepticia por las gruesas cortinas de las ventanas. Mi rostro tranquilo y mi hablar sosegado, ya no lo tranquilizan como antes y lo único que hace es encerrarse en su pequeño estudio a beber y murmurar entre dientes.
Mañana planeo trabajar en mi jardín. Mis rosas necesitan podarse y necesito más frutos de belladona para mezclar con el whisky y el té que en ocasiones le ofrezco. Poco a poco llegará el final de mis perturbadas noches y los corazones que me amaron dejarán de reclamarme.

Desarrollo hacia el final...Ignus

 
IGnus,23.07.2012
Gracias por la posta, kone. Ya me pongo a pensar en la continuación...
 
IGnus,23.07.2012
Mientras la belladona consumaba su narcótico efecto, me deslicé subrepticiamente al cuarto de servicio, donde Miguel me esperaba ansioso. El calor de sus besos entre mis pechos, no era menos placentero que sus manos explorando desesperadamente mi entrepierna; pero rápidamente me deshice de su abrazo para pasar a cosas más importantes:
- ¿Ya tienes lo que te pedí?
- Por supuesto, amada mía. Me costó mucho dinero pero no hay nada que no haga por ti.
El amigo desaparecido de mi esposo había resultado una gran herramienta en la concreción de mis planes. No me había costado nada seducirlo, aunque debo admitir que fue bastante difícil encontrarlo, ya que según mi marido estaba muerto. A decir verdad fue un golpe de suerte, al igual que el hecho de que Miguel odiara secreta y fervientemente a mi esposo. Realmente eso me simplificó mucho las cosas.
Tomé de sus manos el pequeño frasco, y observándolo a la luz, pude comprobar que efectivamente se trataba de lo que deseaba. Esos nanites eran una forma tan bella de concretar mi plan, que no pude contener una sonrisa de satisfacción.
Mi esposo estuvo siguiendo la pista de unos científicos, que luego de haber desarrollado una tecnología tan novedosa como revolucionaria, habían desaparecido, llevándose con ellos el fruto de su secreto trabajo. Los nanites eran pequeñísimos autómatas, programados para distribuirse por dentro de un cuerpo humano, y tomar control de todas sus funciones. De esta manera, cualquier persona podía ser controlada, básicamente a través de una computadora. Nuestra ambiciosa tecnología militar podría fácilmente manejar a todo un ejército en forma perfecta y absolutamente coordinada. Las guerras podrían ganarse simplemente haciendo unos cuantos clics.
Cuando los nanites ingresen al cuerpo de mi esposo… será mi gran venganza.
Ya estoy saboreando su rostro de pánico en el momento en que su propia mano, armada con un cuchillo, comience a despedazarlo lentamente… ¿A alguien le quedarían dudas de que se trató de un suicidio?.

Final...musas-muertas
 
musas-muertas,23.07.2012
ahhhh bueeeenoooo.... esperen una semanita a menos que les baste con un "...y colorin colorado..."
 
hugodemerlo,23.07.2012
eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeh,locos!!!!! recién llego de trabajar y ya casi que tengo que poner el cuento 16!
dejen descansar un rato che!
musitas espera hasta mañana por lo menos!
Che pero está re-bueno esto! como terminara?
 
musas-muertas,23.07.2012
iLa nanotecnología es una ciencia incipiente. Dado el tamaño de los microrobots, el firmware embebido en sus pequeñas mentes de silicio solo podía obedecer simples comandos.
Navegando por el torrente sanguíneo, estos nanites de solo algunos micrones, llegarían a los capilares cerebrales que alimentan las neuronas del complejo sistema de razonamiento y sentimientos...
Los lóbulos del cerebro, Occipital, Frontal, Parietal y Temporal funcionan modularmente pero trabajan en equipo, esto es, análisis visual, coordinación control y ejecución de las conductas, procesamiento de información y memoria respectivamente.
La misión de los nanites es simple y binaria. No solo anular sino revertir o invertir las instrucciones que emitiera el lóbulo Frontal. De esta forma el sistema de autoprotección de la propia vida se convertiría en un sistema de autodestrucción de la misma... así de simple.
Y así de simple fue... alcoholizado y drogado ni sintió el pinchazo.
un enjambre de nanites subió por las carótidas al ritmo de el pulso de su débil corazón. Unos segundos después ya estaban alojados y preparados para cumplir su misión...solo que.../i

Dejo la jeringa sobre la cómoda, pongo una cuchilla de cocina al alcance de su mano y llamo a mi amante, el amigo de mi esposo. Nos preparamos a presenciar el desenlace.
Mi marido despierta, abre los ojos aun bajo el sopor del alcohol, mira el cuchillo y lo toma en su mano derecha.
Nos mira a ambos, su amada esposa y su mejor amigo, una muesca de alegría y felicidad se forma en sus labios. Luego se para y se observa en el espejo. Demacrado y sucio, su estado depresivo se acentúa en sus ojos, una lagrima le recorre la mejilla.
De pronto sus ojos brillan con un extraño fulgor. Noto feliz que ha tomado una determinación. La culminación de mi obra está por finalizar. Se acerca a nosotros con tristeza y de pronto, violentamente, clava el cuchillo en el pecho de mi amante.
Lo extrae velozmente, me toma de los cabellos y me dice.
- Te amo demasiado, siempre te amaré. Pero en cambio yo me odio y solo quiero quitarme la vida.
Y de un rápido movimiento me secciona el cuello...
Lo miro incrédula mientras el solloza. Mi yugular bombea sangre frenéticamente. No entiendo que ocurrió, que salió mal.
La vista se me vuelve borrosa y casi al expirar comprendo. Los nanites cumplieron su misión, cambiaron correctamente las instrucciones del cerebro de mi marido.
Reemplazaron "matar" por "proteger" y viceversa.... lo que nunca tuve en cuenta es que mi marido había decidido suicidarse y que su amigo y yo, eran las personas que el mas amaba en la vida.
 
andrurdna,23.07.2012
Mis felicitaciones a los 4!!! Alucinante, que sincronización!!! Buenísimo.
 
silvimar-,24.07.2012
Que buenooo estuvo este cuento!!!! Los felicito a los cuatro, un final inesperado y muy coherentes en todo el texto, abrazosss
 
NeweN,24.07.2012
Excelente trabajo y coordinación. ¿En su incursión no habrán visto a Soledad, una personaje de un cuento que aún no llega a casa, sus padres están desesperados?
 
Stromboli,24.07.2012
Sinceramente, al leer el cuento parece que sólo una persona lo escribió. Es una mezcla de suspense y ciencia ficción. Son sin excepción, todos grandes escritores. Buen trabajo en equipo. Saludos a todos.
 
ninive,24.07.2012
Muy logrado, ciencia pura, definición exacta de los nanites por parte de musas. Qué cultos todos, cuánto conocimiento sobre los nanites y su actuación cerebral. Ahora si, decir coherente como dice Silvimar diría que es un poco arriesgado. Fiesta de la creación espontanea y grupal . Al viento las campanas.
 
lider_de_masas,24.07.2012
Mis más sinceras felicitaciones a los cuatro, un magnífico cuento, con todos los ingredientes necesarios para ser un arrollador triller de suspense, plan, ejecución, ciencia y desenlace inesperado. OS FELICITO .
 
cromatica,24.07.2012
Excelente trabajo, arriesgadísimo, enorme el compromiso de cada uno que fue siguiendo el hilo de la historia hasta el final de musas muertas. Felicitaciones!
 
IGnus,24.07.2012
Quiero saludar y felicitar a mis compañeros de aventura. Ha sido una agradable y enriquecedora experiencia. Una felicitación especial a musas-muertas, que ha sabido cómo salir del atolladero en que mi inspiración lo metió, y lo hizo con una brillantez fantástica. Huguito: anotame cuando quieras para otro cuento.
Saludos!
 
dulce-quimera,24.07.2012
Felicitaciones a todos lo excelentes cuenteros, un placer leerlos
 
kone,24.07.2012
Felicidades a todos mis compañeros que lograron este fantástico cuento. Logradísimo final, pero no se podía esperar nada menos de Musas. Feliciades Gustavo!!!
 
godiva,24.07.2012
Qué bueno este cuento!! No parece escrito por 4 personas. Los felicito
 
musas-muertas,24.07.2012
Muchas gracias, mis excelentes compañeros Umbrio, Kone e Ignus me dejaron un espectacular cuento prácticamente "servido en bandeja". Estoy muy contento que haya gustado... confieso que a mi también me gusto como quedo. El agradecido soy yo, me encanta participar.
un fuerte abrazo a todos
Gustavo
 
hugodemerlo,24.07.2012
Un Gran final para un gran cuento!
Felicitaciones a los cuatros! creo que es el primer cuento de ficción en el taller!
bueno a elegir titulo y lo compagino para la maestra!
a la noche subo el próximo cuento!
pidan lugares!
cuando vuelve la teacher? sigo yo?
 
musas-muertas,24.07.2012
El crimen perfecto?...bah... no sirvo para títulos...jeje
 
NeweN,24.07.2012
sugiero como título "Nano crimen"
 
musas-muertas,24.07.2012
"compro" iNano crimen/i de Newen!!
 
musas-muertas,24.07.2012
"compro" iNano crimen/i de Newen!!
 
IGnus,24.07.2012
Yo voto por "Nano Crimen", y por que siga Huguito!!
 
kone,24.07.2012
Si!!! Que siga Huguito.
 
rhcastro,24.07.2012
Buen cuento muchachos. Felicidades.
 
ZEPOL,24.07.2012
¡Noooooooooo! Ni que se llame “Nano crimen” este cuento tan feo, incoherente y mal escrito ni que siga el tal Hugo.

¡Ops! Disculpen, es que los nanites me están revirtiendo el cassette y ya casi lo logran. Quise decir, que se llame “Nano crimen” este fantástico y excepcional texto escrito por verdaderos talentos que supieron integrarse en una indiscutible mente maestra y que, por supuesto, siga Hugo.

¿Alguien me quiere resetear el cerebro o darme un antídoto? ¡Help me please!¡Qué no se han dado cuenta que soy alérgico a los nanites?
 
Egon,24.07.2012
Magnifico. Bien llevado por cada músico sin que se noten las transiciones y un final espectacular. Muy bueno.
 
hugodemerlo,24.07.2012
Llamado a la solidaridad!
Se necesitan con suma urgencia, 10 dadores de inicios de Cualquier género!
Para el inPACIENTE hugodemerlo.
Por favor enviar las donaciones en forma privada a su ldv!
Muchas gracias!
 
hugodemerlo,24.07.2012
Cuento numero 15 final

“Nano Crimen”

Inicio...Umbrio


Mi estilo de vida ha estado determinado por un objetivo, matar a mi esposo bajo dos complicadas premisas: que él me reconozca como su asesino y que mi crimen quede inmune. Únicamente si se cumple esas circunstancias quedará completa mi obra a la que he dedicado ocho años de mi empeño, obstinación y talento.
No es mi intensión exponer las razones que me arrastraron a urdir con lujo de detalle el crimen perfecto, sería vano justificar mi proceder, basta decir que no se trata de un ordinario homicidio pasional, si él es mi cónyuge sólo obedece a que forma parte de mi sutil plan.
El es detective y le he dejado intuir mí, hasta ahora, reprimida conducta criminal, su blanda sospecha, que en ocasiones toma a broma, le impide dormir sin zozobra y le hace dudar de su decisión de haberme regalado un arma.
La gente dice que soy hermosa pero no me he fiado, con ahínco que aprendido los más delicados artificios de seducción con el único propósito de seducirlo hasta enloquecerlo. Reconozco que he logrado íntimas satisfacciones en mi labor. Él me ama y me teme. No he sido ociosa ni ingenua durante estos años, lo he arrastrado al borde del suicidio y le he salvado de su intento, ha sido un constante derribarlo y a la vez levantarlo. Es cruel, lo sé. Habría sido fácil dejar que se quitara la vida pero una muerte así no es suficiente.

Desarrollo...Kone

El rencor que me ha consumido por años no puede ser aliviado por un simple accidente o aparente suicidio. Deseo que sufra, ver su deterioro gradual, que se sienta en ese lugar extraño y oscuro que conozco tan bien y que tras estar invadido por la indecisión y el desaliento, la verdad lóbrega y sibilina relampagueé demasiado tarde en su aturdida mente.
La amena recepción en la que festejamos nuestro octavo aniversario, fue el comienzo de su quebranto. La fugaz visión de su antiguo compañero, supuestamente fallecido en acción, lo puso tan nervioso que fue necesario que se retirara a descansar. Como su solícita y amante esposa, lo acompañé a nuestra habitación para que descansara. Le llevé un caliente y reconfortante té de hierbas y después me retiré a seguir atendiendo a nuestros invitados.
El sutil comentario de la visita de un extraño que pasó a saludarlo, lo puso sobre aviso de aquello que temía. La patética historia de mi vida y los ocasionales encuentros con viejos conocidos, que desmienten parte de mi versión, lo han puesto en un estado de eterna confusión.
Últimamente llega tarde a casa. Su mirada inquieta, no deja de ver a hurtadillas sobre su hombro cuando traspasa la reja de nuestro hogar y de asomarse de forma subrepticia por las gruesas cortinas de las ventanas. Mi rostro tranquilo y mi hablar sosegado, ya no lo tranquilizan como antes y lo único que hace es encerrarse en su pequeño estudio a beber y murmurar entre dientes.
Mañana planeo trabajar en mi jardín. Mis rosas necesitan podarse y necesito más frutos de belladona para mezclar con el whisky y el té que en ocasiones le ofrezco. Poco a poco llegará el final de mis perturbadas noches y los corazones que me amaron dejarán de reclamarme.

Desarrollo hacia el final...Ignus

Mientras la belladona consumaba su narcótico efecto, me deslicé subrepticiamente al cuarto de servicio, donde Miguel me esperaba ansioso. El calor de sus besos entre mis pechos, no era menos placentero que sus manos explorando desesperadamente mi entrepierna; pero rápidamente me deshice de su abrazo para pasar a cosas más importantes:
- ¿Ya tienes lo que te pedí?
- Por supuesto, amada mía. Me costó mucho dinero pero no hay nada que no haga por ti.
El amigo desaparecido de mi esposo había resultado una gran herramienta en la concreción de mis planes. No me había costado nada seducirlo, aunque debo admitir que fue bastante difícil encontrarlo, ya que según mi marido estaba muerto. A decir verdad fue un golpe de suerte, al igual que el hecho de que Miguel odiara secreta y fervientemente a mi esposo. Realmente eso me simplificó mucho las cosas.
Tomé de sus manos el pequeño frasco, y observándolo a la luz, pude comprobar que efectivamente se trataba de lo que deseaba. Esos nanites eran una forma tan bella de concretar mi plan, que no pude contener una sonrisa de satisfacción.
Mi esposo estuvo siguiendo la pista de unos científicos, que luego de haber desarrollado una tecnología tan novedosa como revolucionaria, habían desaparecido, llevándose con ellos el fruto de su secreto trabajo. Los nanites eran pequeñísimos autómatas, programados para distribuirse por dentro de un cuerpo humano, y tomar control de todas sus funciones. De esta manera, cualquier persona podía ser controlada, básicamente a través de una computadora. Nuestra ambiciosa tecnología militar podría fácilmente manejar a todo un ejército en forma perfecta y absolutamente coordinada. Las guerras podrían ganarse simplemente haciendo unos cuantos clics.
Cuando los nanites ingresen al cuerpo de mi esposo… será mi gran venganza.
Ya estoy saboreando su rostro de pánico en el momento en que su propia mano, armada con un cuchillo, comience a despedazarlo lentamente… ¿A alguien le quedarían dudas de que se trató de un suicidio?.

Final...musas-muertas

La nanotecnología es una ciencia incipiente. Dado el tamaño de los microrobots, el firmware embebido en sus pequeñas mentes de silicio solo podía obedecer simples comandos.
Navegando por el torrente sanguíneo, estos nanites de solo algunos micrones, llegarían a los capilares cerebrales que alimentan las neuronas del complejo sistema de razonamiento y sentimientos...
Los lóbulos del cerebro, Occipital, Frontal, Parietal y Temporal funcionan modularmente pero trabajan en equipo, esto es, análisis visual, coordinación control y ejecución de las conductas, procesamiento de información y memoria respectivamente.
La misión de los nanites es simple y binaria. No solo anular sino revertir o invertir las instrucciones que emitiera el lóbulo Frontal. De esta forma el sistema de autoprotección de la propia vida se convertiría en un sistema de autodestrucción de la misma... así de simple.
Y así de simple fue... alcoholizado y drogado ni sintió el pinchazo.
un enjambre de nanites subió por las carótidas al ritmo de el pulso de su débil corazón. Unos segundos después ya estaban alojados y preparados para cumplir su misión...solo que...

Dejo la jeringa sobre la cómoda, pongo una cuchilla de cocina al alcance de su mano y llamo a mi amante, el amigo de mi esposo. Nos preparamos a presenciar el desenlace.
Mi marido despierta, abre los ojos aun bajo el sopor del alcohol, mira el cuchillo y lo toma en su mano derecha.
Nos mira a ambos, su amada esposa y su mejor amigo, una muesca de alegría y felicidad se forma en sus labios. Luego se para y se observa en el espejo. Demacrado y sucio, su estado depresivo se acentúa en sus ojos, una lagrima le recorre la mejilla.
De pronto sus ojos brillan con un extraño fulgor. Noto feliz que ha tomado una determinación. La culminación de mi obra está por finalizar. Se acerca a nosotros con tristeza y de pronto, violentamente, clava el cuchillo en el pecho de mi amante.
Lo extrae velozmente, me toma de los cabellos y me dice.
- Te amo demasiado, siempre te amaré. Pero en cambio yo me odio y solo quiero quitarme la vida.
Y de un rápido movimiento me secciona el cuello...
Lo miro incrédula mientras el solloza. Mi yugular bombea sangre frenéticamente. No entiendo que ocurrió, que salió mal.
La vista se me vuelve borrosa y casi al expirar comprendo. Los nanites cumplieron su misión, cambiaron correctamente las instrucciones del cerebro de mi marido.
Reemplazaron "matar" por "proteger" y viceversa.... lo que nunca tuve en cuenta es que mi marido había decidido suicidarse y que su amigo y yo, eran las personas que el mas amaba en la vida.

Fin…
 
umbrio,24.07.2012
Buen final. Felicidades a mis companeros. Ellos ya agradecieron los comentarios, me uno a su gratitud. Me hubiera gustado como titulo Nano confusion.
 
hugodemerlo,24.07.2012
Cuento numero 16

Inicio...Senoraosa
Desarrollo...Mariette
Desarrollo hacia el final...viento_sur
Final...Stromboli



Inicio…Senoraosa

Marina sale corriendo de casa, otra vez va a llegar tarde al cole. Por el camino se encuentra con un contenedor de obras y algo le llama la atención; una de las bolsas se mueve. Seguro que es un gato, se dice asomándose, pero no ve a nadie. Pero de una de las bolsas empiezan a salir prendas de ropa usada que vuelan por los aires. De pronto la ve, la que está armando tanto revuelo es una muñeca de trapo.
Al ver la cara de estupor de Mariana le dice:
_!Si, soy una muñeca y no hago nada malo, solo busco algo de ropa, he crecido y la que llevo me queda pequeña, jo, todo esto es muy grande!...
 
ZEPOL,25.07.2012
Don Hugo. Atendiendo a su solicitud, le he dejado en su Libro de Visitas, el inicio de un cuento. Esta vez no tiene nada de cómico. Espero su aval.

En cuanto a éste inicio de Senoraosa, se plantea como interesante y estimulante. Ánimo, colegas. El reto es doble, retomar el cabo suelto y con imaginación, coherencia e ingenio desenrollar el ovillo hasta llevarlo a buen fin.
 
NeweN,25.07.2012
Espero que zepol escriba sin nanites opuestos a su voluntad o identidad, sino se vuelve LOPEZ
 
elclubdelapaginaazul,25.07.2012
El cuento 15 figura en los estantes de @elclubdelapaginaazul"
 
elclubdelapaginaazul,25.07.2012
El foro se está poniendo algo repleto, sugiero que antes de comenzar el cuento 17 se abra un nuevo espacio. Ninive se ofrece a hacerlo a pedido del organizador del próximo cuento.
 
hugodemerlo,25.07.2012
Gracias por los inicios enviados!
ninive, siiiiiiiiii porfi, esto ya está muy largo y ni te cuento con el celular!
después de este cuento dale nomas!
 
hugodemerlo,25.07.2012
Le damos la bienvenida a las dos cuenteras participantes del cuento, Senoraosa y Mariette.
les cuento que Mariette es una chiquita Chilena de 14 años, que escribe muy lindo!
senoraosa una Madrileña ya conocida por nosotros, que siempre nos regala fantásticos cuentos para chicos!
su inicio, no podía ser de otra manera!
 
kone,25.07.2012
Bienvenidas Senoraosa y Mariette!!!
 
silvimar-,25.07.2012
Bienvenidas a las nuevas participantes, Mariette por su ingenio por ser tan chica, hay que animarse eh? y Senoraosa..que puedo decir de ella? Es una excelente cuentista Maria Rosa..Iuuuupiiii!!!! Que empacho de letras vamos a tener, me encantaaaa!!!!
 
musas-muertas,25.07.2012
Welcome Senoaraosa, Wilkomen Mariette!!! un honor tenerlas entre nosotros!!
 
martincruz,25.07.2012
Hugo, me gustarìa participar con un inicio de cuento. Veo que el que he dejado en tu L.D.V aun està ahì.

gracias ....saludos
 
hugodemerlo,25.07.2012
Martín, está guardado junto con los demás inicios que me enviaron.
Lo tengo guardado de antes, lo que pasa es que se fueron sumando nuevos cuenteros con inicios, y les fui dando prioridad por ser nuevos participates en el taller.
Yo también tengo uno que lo voy "pateando" para atrás, igualmente el tuyo ya sale! Estáte atento!
 
lider_de_masas,25.07.2012
Bienvenidas Senoraosa y Mariette, y no se preocupen, aquí tratan muy bien a todo el mundo, es un foro muy respetable. Se siente uno cómodo entre tantos amigos.
 
rhcastro,25.07.2012
Si, es bueno ver caritas nuevas. Bienvenidas.
 
Mariette,25.07.2012
Gracias por la bienvenida, trataré de subir mi parte lo más pronto posible. Un honor estar aquí.
 
hugodemerlo,25.07.2012
Bueno ya le envíe un ultimátum a Sofía (Mariette) que está enredada en su novela de piratas! Sí no sube mañana su parte le envío "El perla negra" a hundirle su barquito de papel (que buen tema del nano) vamos Mariette, dejá la espada y el parche de pirata y ponte a escribir!
 
hugodemerlo,26.07.2012
Y mientras esperamos aprovecho para decirles que no se olviden de enviar un cuento al concurso del 14 aniversario! Yo envíe mi cuentito! Ustedes?
 
lider_de_masas,27.07.2012
Mientras esperamos unos bonitos minutos musicales

http://youtu.be/WZhfr7JYacc
 
IGnus,27.07.2012
¡Dale Mariette!
¡Ya me imaginé tantas posibles continuaciones para el cuento de la muñeca que me estoy volviendo cuerdo!
(Loco ya estaba de antes).
¡Vamos Mariette, que estamos ansiosos!
 
hugodemerlo,27.07.2012
Bueno debido a que Mariette se encuentra desaparecida (mañana hago la denuncia policial)
estoy en busca de un voluntario para tomar su lugar en el cuento.
Escucho ofertas!
 
ninive,28.07.2012
Me presento voluntaria para el desarrollo primero
 
hugodemerlo,28.07.2012
Abemus desarrollo!
Y de lujo!
Desarrollo...ninive
Dibuje maestra!
 
ninive,28.07.2012
*inicio senoraosa
Inicio…Senoraosa

Marina sale corriendo de casa, otra vez va a llegar tarde al cole. Por el camino se encuentra con un contenedor de obras y algo le llama la atención; una de las bolsas se mueve. Seguro que es un gato, se dice asomándose, pero no ve a nadie. Pero de una de las bolsas empiezan a salir prendas de ropa usada que vuelan por los aires. De pronto la ve, la que está armando tanto revuelo es una muñeca de trapo.
Al ver la cara de estupor de Mariana le dice:
_!Si, soy una muñeca y no hago nada malo, solo busco algo de ropa, he crecido y la que llevo me queda pequeña, jo, todo esto es muy grande!...

**desarrollo ninive

-¿Quieres que te ayude a salir de la bolsa?
Si ...pero
Pero ¿qué?
No encuentro nada que me quede.Estoy desnuda, me van a pegar otra vez.
La saqué de la bolsa y vi su cuerpo de trapo lleno de cicatrices violetas. Me impresionó y fue grande mi estupor al ver que lloraba. !!!Con lágrimas verdaderas!!!
Le sequé la carita y me dijo con una voz que no correspondía a su aspecto:
-Las lágrimas son lo únicó que me quedó.
Iba llegar tarde al cole pero ya no me importaba . Volvería a casa, decidí. Tenía que hacerlo, aunque me costara un castigo más.
La envolví en mi fulard y la oculté a la vista de todos, la tuve bien apretada contra mi pecho. Sentí que estaba protegiendo un secreto muy doloroso.
No hablamos . Corrí por la calle, estábamos cerca. En casa ,por suerte,no había nadie y entré por la puerta del jardín.
La muñeca habló sólo cuando ...

***viento -sur
 
viento_sur,28.07.2012
traspasamos la puerta de mi cuarto. - Yo sólo quería que fuésemos amigos... - me dijo frotándose la carita con sus manos de trapo. Pero cuando le quise preguntar de quién me hablaba rompió nuevamente en llantos.
No dije más nada, no me atreví a sacarla del país de las lágrimas... a veces llorar es necesario.
Mientras tanto saqué del armario mi vieja muñeca y la desvestí para prestarle la ropa a esta otra maltratada y triste.
-Es importante que mi dueña sepa... debo volver a casa ¿me ayudarás?- pregunta inquieta la muñequita.
-¡Claro que si! - contesto de inmediato -¿pero recuerdas donde vives?-
- ¡Si!- exclama exaltada -En la casa blanca de rojos tejados, que tiene en el frente dos rosales de flores amarillas y una enredadera juguetona que trepa hasta la ventana de mi dueña.
Agarro mi bicicleta y pongo la muñequita en el canasto, no hay tiempo que perder: en dos horas mamá llegará a casa y para ese entonces yo debería estar allí.
LLevábamos una hora recorriendo el barrio cuando al fin dimos con la casa.
-¡Ahí está! ¡Ahí está!- grita la muñequita desesperada- Él me lastimó- agrega señalando a un pequeño cachorro que haciendo caso omiso a las acusaciones, seguía moviendo la cola.
 
Stromboli,28.07.2012
En la entrada, de la suntuosa casa estaba un cachorro de bóxer que apenas tendría un par de meses, movía el rabo, y daba ladridos de alegría. Le miré con simpatía. Ahora entendía que el cachorro en su afán de jugar, había dañado por accidente a la muñeca, que en su pequeño cuerpo tenía aún las señales de mordiscos y arañazos.
Me interné por la parte trasera, en un intento de poder entrar dónde me decía la muñeca que era su hogar, el cuarto de juegos de la señorita Amanda, hija del alcalde del pequeño pueblo. En el columpio la dueña de la muñeca exclamó su alegría de ver a su “hijita” sana y salva.
“Gracias, muchas gracias por traerme de nuevo a mi querida muñeca. Es la más antigua, pero es mi preferida. No hay noche que no duerma conmigo. En esta semana he llorado mucho ¡la he añorado tanto! ¿Cómo puedo gratificarte?
“No, no es nada” Una corazonada me trajo hasta aquí, entré con la muñeca siguiendo una intuición”
Volví lo más deprisa que me permitieron mis cortas piernas a mi casa, con el miedo de que mis padres hubiesen regresado. Cuando llegué la casa estaba a oscuras, con toda la celeridad de que era posible me dispuse a abrir el libro que nos había mandado la profesora en el colegio, tenía que hacer una redacción para el día siguiente. ¡Uf qué difícil es ser niño en este mundo de grandes.
 
Mariette,28.07.2012
Al menos hice algo bueno: IGnus se volvió cuerdo!!!! En cuanto a no haber podido participar, me da una lata que ni idea tienen, en casa estábamos arreglando una muralla y no pude agarrar el compu en días, en fin, para otra será...
 
Stromboli,28.07.2012
Con el apresuramiento de dejar el cuento terminado (mañana y pasado tengo quehaceres) no me he dado cuenta que en la misma frase digo algo similar:

"“No, no es nada” Una corazonada me trajo hasta aquí, entré con la muñeca siguiendo una intuición”

Una de dos, sobra corazónada o intuición. Lo suprimen, alguna de las dos, por favor. Gracias de antemano.
 
musas-muertas,28.07.2012
Hermoso cuento... excelente coordinación y aporte de los escritores...muy agradable final... Los felicito, un gran cuento de fantasía!!
 
nilope,28.07.2012
Muy bueno! Te luciste en especial viento_sur. Saludos.
 
leobrizuela,29.07.2012
Buen desarrollo, han sabido tomar el hilo de un relato tierno desde el inicio y mantener esa condición a través del cuento, nada fácil cuando se trata de textos para niños. Felicitaciones para los cuenteros que intervinieron.
Para Stromboli le digo que no es necesaria la supresión que señala; si bien son sinónimos (o casi, hay una sutil diferencia) la reiteración otorga más fuerza a la idea a transmitir y su uso es muy difundido en textos literarios de todos los tiempos.
 
ninive,29.07.2012
Muy bien, nuestro director actual hugodemerlo no puede seguir .Yo cerraré el cuento. Abriré un nuevo foro porque este ya está tan maduro que se va a caer.

Hay una pequeña incongruencia en el final. La niña esta en camino a la escuela al inicio. Si me permite al pasarlo al "elclubde la paginaazul" le haré un pequeño retoque. Apoyo a leobrizuela en su consideración.
En el nuevo foro se recibirán inscripciones para el próximo cuento y musas muertas toma la coordinación por dos veces. Después ¿quien toma turno para coordinar por 2 cuentos cada vez ?
 
ninive,29.07.2012
Desde luego un gracias caluroso(aquí es verano) a hugodemerlo que realizó su tarea en el mejor de los modos y sobretodo atrajo a nuevos participantes. Nos vemos en el nuevo foro cuentos compartidos 2
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]