TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Talleres / Nueva propuesta de taller 5 - [F:9:13127]


Ninive,06.08.2019
hola comenzamos con el taller 5.
Esta vez el texto que se pide a los participantes es un MONÖLOGO. lo que importa en este trabajo es la peculiaridad de expresión del personale. El tema es libre.
¿qué quiero decir con peculiaridad ?:ser FIEL al personaje .
A elegir o crear otro:
Monólogo del borracho,
del ignorante,
de la peluquera, del pederastra, del policía, de la solterONA ,
de la religiosa, del empleado mediocre, del juez...
no hay límite de palabras

empieza hoy 6 de agosto hasta el 12 de agosto. Epecial atención a la puntuación y al lenguaje característico del personaje del monólogo.
 
Ninive,06.08.2019
El monólogo es un discurso elaborado por un solo individuo, en el que “habla consigo mismo”el monólogo permite una vinculación intensa con la interioridad y la psicología del personaje representado, ya que equivale a presenciar el contenido de su mente.



Fuente: http://www.ejemplos.co/e...#ixzz5vocnSSUn
 
henrym,06.08.2019
Muy buena propuesta Ninive.
 
Martilu,07.08.2019
Marilyn



Cuando me dijeron que camine como Marilyn Monroe pregunté:
¿_ Y cómo caminaba ella?
Lo hacía como si alguien extendiese un cordel fino desde su cabeza hacia arriba, hacia las nubes, así estaría erguida y miraría hacia lo alto ,sin importarle lo que pasase debajo de sus pies.
Me visto en uno lo de los locales de moda y acato todas las sugerencias de las vendedoras, cómo arreglarme las uñas, como usar el calzado adecuado, como delinear las pestañas, las cejas, los labios. Las mejillas arreboladas, pero no tanto. Usar los tonos más adecuados para mi piel .
Mi cartera siempre llevarla con el codo flexionado.
La falda corta, pero no tanto, como para que se me vean las rodillas, y por supuesto mis finos tobillos.
Así empecé, a caminar, en forma esbelta, con garbo, seduciendo con la mirada, y con mis formas.
Si algo hay que se debe usar es seda, esa fino lienzo, cuyo tacto produce bienestar a las manos selectas y delicadas. Y hace etérea la figura, y contonea las curvas.
Mi mirada altiva perjudica a más de uno, todo se sienten humillados o agazapados.
Aunque mi trato es cordial siento que a veces se atemorizan al verme o no saben cómo dirigirse hacia mí.
Tengo tanto miedo en mi interior, que me angustia que alguien lo pueda finalmente encontrar y descubrir.

 
mialmaserena,07.08.2019
Insoportable

Hace calor, este clima te agobia, te quita las ganas de todo, hasta de comer...pero tenés que alimentarte, hacer un esfuerzo para estar mejor. No queda otra, lo mejor es seguir para adelante.
Tengo sed. Por suerte falta poco para llegar al centro comercial; hay un kiosco en la entrada y justo enfrente está la farmacia.
Un aneurisma dijeron; me explicaron en detalle cómo le explotó dentro del cerebro pero yo no entendí nada.
Otra vez estás pensando en eso... no te hace bien, enseguida empezás a llorar.
La gente me mira, doy pena. Flaca, pálida y llorosa.
Tranquila, tengo que estar tranquila ¿de qué sirve seguir llorando? lloré demasiado.
Todavía no le conté a nadie, ni siquiera a mamá. Ella tiene bastante con sus asuntos; ya me ayudó con lo del funeral...y no quiero que se preocupe más...
Es todo insoportable...las pesadillas, su ropa en el armario, las fotos en la pared.
¡Qué triste va a ser la próxima navidad! Me gustaría irme lejos, a otro país...o mejor a otro mundo.
Tengo náuseas otra vez. Y mareos. Si pudiera dejar de pensar, evadirme por unos instantes, mirar el cielo, las nubes, los niños que juegan en la plaza. Pero es imposible, nada me distrae, lo extraño, no voy a poder seguir sin él.
Quedate tranquila, todo va a estar bien, respirá profundo... así... así, olvidá el calor, falta poco, ya llegás al centro comercial...por fin aire acondicionado, agua fresca, la farmacia, el tes de embarazo.
 
yosoyasi,08.08.2019
Ninive, esperame
 
Ninive,09.08.2019
Esta vez se admiten dos textos del mismo autor, de los cuales será comentado solo el texto que más se adhiera a la propuesta.
 
yosoyasi,09.08.2019
CONCECUENCIA
¿Cómo llegué hasta aquí?
Me encuentro en una encrucijada sin saber salir de ella
rodeados de miedos ocultos detrás de cada objeto. Afuera todo
sigue igual, prolijamente cuidado. El jardín con sus juegos de hierros forjados. Los rosales con sus aros de polvo venenoso para resguardarse de las hormigas. Hasta el eco de las conversaciones sostenidas suenan como si nada hubiese ocurrido.
No estoy seguro de todo esto pero creo que me lo merezco.
El engaño nunca conduce a la paz. M i conciencia no me deja dormir.
¿Dormir? Si solo lo consiguiese tal vez me sentiría más liviano.
No apreté el gatillo. Al llegar ya era tarde.
Mi sombra de la mano de los remordimientos.
Camino todo el día por los sendero de los recuerdos, sorteo las sillas, la mesita de luz y en el piso encerado, junto a la cama, un cuadro dibujado con la figura de ella. Parientes, amigos y curiosos me acompañan en medio de un ensordecedor bullicio.
Me siento solo. Levanto la vista y me encuentro con un cielo luminoso
que traen a mi memoria la fatídica noche aquella, entonces floto en una nebulosa.
Trato de encontrar mi imagen en el espejo.
Me persigue. Escucho sus reproches justificados y recién comprendo
sus silenciosas tristezas.
Como única referencia acerca de mi ubicación, todavía permanezco en la casa.
Creo que voy a necesitar un abogado.





 
IGnus,09.08.2019
Tengo la impresión de que hay una línea muy delgada entre un monólogo y un relato en primera persona. Veamos qué tal me va con esto:

INOCENCIA (El personaje es un demente con delirios de semidios).

¡Pero qué gran lienzo es el mundo! Un manantial de arcoíris que fluyen indiferentes ante la ignorancia de su propia inocencia cromática. Un océano de sensaciones para mis ojos expertos. Porque nadie como yo tiene la capacidad de vislumbrar la belleza verdadera, oculta en tantos y tan variados matices. Absolutamente nadie.
Mi capacidad innata, la que me permite modificar los designios de la Naturaleza, seguramente es la responsable de que mi percepción de la belleza sea sencillamente superlativa. Soy un artista, por tanto, cuya obra se puede admirar en cualquier lugar donde yo lo desee.
Recuerdo cuando los árboles eran azules, el rocío teñía todo de amarillo y el sol iluminaba con rayos verdes. Pero esos colores no me complacían. Eran muy poco artísticos. Nadie me va a poder negar que ahora son mucho más bellos.
Sin embargo, y seguramente para diferenciarme de un semi-dios, la Naturaleza ha olvidado un pequeño detalle en la formación de mi increíble capacidad de teñir el mundo a mi antojo: No puedo hacerlo con el color Rojo. Simplemente no alcanzo su vibración de onda.
Apenas si logro algunos anaranjados. Jamás un Rojo ígneo.
De vez en cuando, me gusta encontrarme en algún paraje lejano, donde la huella del ser humano no es sino una ilusión. Algún paisaje remoto que permanece virgen ante los ojos de la humanidad. Allí desato mi capacidad creativa, y literalmente “pinto” el paisaje con los colores más bellos. Incluso algunos que sólo mis ojos pueden llegar a captar.
Una mirada hacia la derecha, y la fila de árboles que allí se encuentran cambian el color de sus copas a un blanco inmaculado, simulando estar cubiertos de nieve. Una mirada rasante sobre el césped, y el pasto abandona su verdor para adoptar un color fucsia intenso, que resalta mucho más las imperfecciones del relieve. Muevo una mano en el aire, y pinto a las aves en pleno vuelo. Creo que el ultravioleta les sienta bien. Además así resaltan mucho mejor su belleza sobre el cielo magenta. Pequeños insectos de color supernova crean asombrosas ilusiones ópticas, al mezclarse entre el pasto como candelas que flotan en el agua clara.
De repente, una mujer aparece en medio de mi obra. Ella vuela con un paraguas en mano, y canta a viva voz. “Super-califragilistico-espialidoso”… Y mi obra maestra se enriquece con la incorporación del sonido (cosa que no puedo dominar como al color), y de sus hermosísimos cabellos, que refulgen brillando en el único color que no puedo lograr.
Tras ella, mi obra inacabada esperaba el detalle que completaría mi inspiración.
Sólo dijo:
"Hazme rubia"
Fue pensarlo y pestañear, y contra mi voluntad mi poder borró esos cabellos maravillosamente rojos para convertirlos en un color amarillo doloroso a mi vista.
No notó el puñal, hasta que mi mano lo enterró firmemente en su vientre.
Ella nunca lo comprendería. Su limitada capacidad visual jamás apreciaría una obra de arte armónicamente finalizada.
Pero ahora mi obra se encontraba completa. El Rojo de su sangre combinaba perfectamente con el cuadro… ¡Qué lástima que su cromática inocencia jamás le permitiría admirar algo tan magnífico!
 
Ninive,10.08.2019
Atención a lo que dice Ignus! Un monólogo difiere de un escrito en primera persona.
 
henrym,10.08.2019
Efectivamente, en rigor, no son monólogos.
 
IGnus,10.08.2019
Lo que quiero decir es que a veces me parece difícil diferenciarlos. En un monólogo "habla" sólo quien expresa sus pensamientos, por ejemplo. Pero a veces sucede que de alguna manera relatamos algún suceso que le ocurrió al protagonista, como parte del hilo de sus pensamientos. A mi, personalmente me parece difícil discernir en esos casos. A ver si alguien me ilustra al respecto. Sin ir más lejos, mi intento de monólogo es un ejemplo de lo que quiero decir.
 
henrym,10.08.2019
Al inicio Ninive ya indicó una fuente con ejemplos de monólogos.
 
Martilu,10.08.2019
Mi dueño


Yo no sé qué me pasa por la cabeza. A veces tengo ganas de pintar toda la casa de verde, las ventanas de blanco, el techo color madera, pintar margaritas en las paredes, y también colibríes, en todas las puertas. Ni duermo siquiera pensando en cómo podría revertir los colores, una y otra vez. Me levanto temprano y empiezo con los pinceles a crear colores. Las paletas surgen y entonces me dispongo a colorear todo. Lo tengo en mi mente, y me va surgiendo por la noche.
Cuando termino voy a la estación y camino por los rieles. Me da tanta adrenalina, que corro al lado de ellos. Cuando el tren va hacia el norte, corro por los durmientes, a la par. Me canso un poco y luego vuelvo con el otro tren hacia el sur.
Ahora ya descansé...Mañana será otro día.

Hoy no tengo ganas de levantarme, me siento muy desanimado, no me dan ganas de lavarme ni los dientes, ni de desayunar, no quiero que nadie me mire, que nadie me evoque, que nadie me escuche.
Que nadie sepa que existo en este mundo.
Ya dejé de tomas las pastillas, esas que me recetaron…
Me hacían sentir otra persona, no sé, alguien que yo no soy.
El médico me recomendó que no las dejara de tomar, pero no le hago caso.
Yo soy dueño de mi vida.
 
kone,10.08.2019
La Jubilación

Nada me cae peor que la gente hipócrita. Qué chinga escuchar a diario sus “buenos días Estelita, usted siempre tan trabajadora” y yo me digo: “Pue no me queda de otra, imbécil“ ó “Estelita siempre es la primera en llegar”. Y pienso: “Y tú el primero en irte, puñetas”. Antes les lanzaba una sonrisa desganada pero a últimas fechas ni siquiera eso me sale.

La peor de todos es la de recursos humanos. Hace cinco años a mi jefe, Don Leopoldo Luévano, le pareció buena idea emplear a su nalga como encargada de la contratación de personal. Desde entonces Mitzy Yamilet se convirtió en un jodido cadillo en el trasero.

Han sido cinco años sin un aumento significativo, vendí mi auto ya que no podía mantenerlo y la verdad es que no recuerdo la última vez que salí de vacaciones. Pero eso sí, la nalga contrató a su primo Francisco como nuevo gerente de ingresos. A mí me encargaron capacitarlo pero al día de hoy, el tal Francisco no ha servido más que pa´pura chingada.

Peladito huevón hasta el tuétano, llega a media mañana y se va a media tarde. ¿Por qué se quedaría? Yo soy la que actúa como su pendeja llevándole los reportes donde estampa su firma y se alza el cuello con mi trabajo.
Pero yo sé muy bien que el tal Francisco es puro pájaro nalgón. Lo caché con Mitzy un día que tuve que ir a terminar unos pendientes en sábado. Como ya no tenía mi auto, ni se dieron cuenta cuando llegué. ¡Qué bárbaros! Cuanto grito, chillido, quejido y resoplido. No me habrían escuchado aunque hubiera llegado en un bulldozer.

Me dirigí de inmediato a terminar mis pendientes hasta el fondo de las oficinas, esperando que se fueran sin percatarse de que estaba ahí. ¡Maldita suerte! Al poco rato de entrar a la cocina por un café, los escuché acercarse. Como vil ladrona, me escondí en el armario de las escobas y esperé a que se fueran.

Recuerdo vívidamente la sarta de disparates que hablaron. Del viejo rabo verde del “Huévano” y como estaba podrido en dinero. De lo fácil que era bajarle lana, pero sobre todo, de la pinche abuelita metiche, o sea yo, que estaba terca en que Francisco aprendiera el puto negocio de ingresos. “Pues apréndele algo a la vieja, a ver si puedes sacar más dinero por ese lado”, le aconsejó La Nalga. “Ta´s bien pendeja, ese es tu jale. Ya mucho hago siendo el lamebotas de tu fósil como para estar pensando en cómo hacerle transa con los números. Yo no estoy pa´eso”, le contestó el muy cabrón. Era huevón hasta para robar.

Ese sábado pude salir de la oficina hasta pasado el mediodía. Me quedé sentada un buen rato en un parque cerca de mi casa, abrumada e intranquila. A mi edad ya no podía irme. ¿Quién iba a contratar a una vieja divorciada como yo? De pronto me cayó el veinte de que no estaba yendo a ninguna parte y apenas me estaba enterando.

Pero eso fue en ese entonces. Hoy es mi último día de trabajo y todos han sido particularmente lambiscones. Entregué la estafeta a mi sustituta, una jovencita “muuuy inteligente”. Tiene dos cerebros en un escote de vértigo y piernas interminables. También será la asistente de Francisco. La estúpida de Mitzy no la traga, pero “Don Huévano”, a sus ochenta y tres años, aún le brillan los ojitos.

Donde de verdad sudé, fue para que contrataran a un asistente adicional. A la empresa le urge un verdadero profesional. Alguien que de verdad entienda el tejemaneje del trabajo de todos. Logré venderle la idea a Don Leopoldo, aprovechando que Mitzy le dio una diarrea sorpresiva y no se presentó en varios días.

El nuevo se llama Augusto, igual que el emperador. Está algo verde, pero se graduó con honores y es ambicioso.

Estoy impaciente por que termite este día. Me llevaron a comer y hasta champaña compraron. “Por Estelita” decían y levantaban sus copas. Sonreí tanto que me dolían las mejillas. “¿Qué es lo que hará ahora, Estelita? preguntaron. “ Me voy a vivir con mi hermana al norte” les dije. Pero en unas horas más estaremos mi hermana y yo en un avión rumbo a Barbados, a disfrutar mi jubilación.

Cinco años de hacer el trabajo del huevón de Francisco ha redituado en unos cuantos milloncitos, más que merecidos para mi retiro gracias a su firma estampada en cada transacción fraudulenta. Dejaré pasar algún tiempo. El suficiente para que Augusto confirme sus primeras sospechas y le pondré la cereza al pastel.

Me regodeo solo de pensar en la cara de Don Huévano cuando vea, el video de vigilancia, editado por supuesto, de aquél lejano sábado cachondo. Pero en este momento me conformo con levantar mi copa, sonreír una vez más y decirles: “Ha sido un privilegio trabajar con ustedes”.
 
Clorinda,11.08.2019
Disculpas (Monólogo de una docente condescendiente)

No sé si hice bien o mal pero yo me siento tranquila porque actué como realmente siento. ¡La pobre no tiene la culpa de hablar como habla! Entiendo que es algo que se trae innato y no se puede cambiar… Pero por otra parte ¿quién soy yo para decir lo que está bien o lo que está mal? ¡Seguramente en su reducido cerebro no le entren más balas que las que recibió cuando era niña! El entorno posiblemente no la ayudó para nada a desarrollar un lenguaje por lo menos aceptable…
A decir verdad, de tanto escuchar la perorata me arden los oídos y cuando la escucho trato de pensar en otra cosa, no sea cosa que se me pegue su discurso chapucero.
Para colmo, la otra vuelta nos puso en evidencia delante de la supervisora. “Que ya no sabía cómo hacer para que el personal se presente a tiempo, ya que ‘algunas’ somos de llegar tarde”. ¡Claro! Se olvida del día en que murió su marido de un infarto, que no se apareció en toda la mañana, y nos avisó como veinte minutos después de la entrada que iba a faltar. ¡Pobre! ¡Yo la entiendo! Son cosas imprevistas y dolorosas, pero aún así hay que cumplir la reglamentación.
Lo realmente inadmisible es que designó a dedo a Beatriz, la de 7° A, para que se haga cargo de la escuela por ese día, ya que al día siguiente la supervisora iba a nombrar la reemplazante para el resto de la semana. ¡Pero si será infeliz! ¡Claro! ¡Beatriz es la que le va con el cuento de todo hecho improcedente que ocurra en la escuela…¡ ¡Pero a ella tampoco se le hace la aureola de virtud… ¡ La otra vuelta, sin ir más lejos, unas madres vinieron a quejarse del trato que les da a los chicos que, aunque son bastante insoportables, son una tiernas criaturitas y no se merecen su mal genio. Por suerte nunca se enteró que fui yo quien la denuncié. ¿Qué quieren que les diga? ¡Hay que hacer algo por el prestigio de la escuela!
Eso sí. Les voy a pedir a mis compañeras que lo del lenguaje no se lo digan a la dire, ya que podríamos herirla en su amor propio. Tengamos piedad: esa cantinela que repite en todo momento como “piensenlon”, “ meditenlon” y “planifiquenlon” no suena tan mal después de todo. Dejemos que lo siga diciendo.
 
mialmaserena,12.08.2019
Ansiedad

Mañana terapia, tengo turno a la quince, pero no quiero ir aunque tampoco soporto esta ansiedad que me angustia; así no puedo continuar. ¿Cómo será hacer terapia? ¿Recostarse en un diván y hablar con un desconocido?

¿Estás loca? ¿Por eso vas a ir a un psicólogo? ¡Uf! Me hago esa pregunta todo el tiempo. No, no estoy loca, pero necesito ayuda.

Quiero dormir...ya son las tres de la mañana, y nada. Otra noche en vela...
¿Habré cerrado bien la puerta?
Escucho ruidos, tal vez son los gatos del vecino, mejor verificar...
La llave de gas...no recuerdo si la cerré, es importante, a ver si por un descuido termino como esa familia que salió en la tele. ¡Terrible!
Hay que revisar, no cuesta nada.

Me gustaría dormir...soñar que estoy tirada en la arena, de cara al sol. Vacaciones, mar, playa, eso necesito... relajarme, disfrutar...no un psicólogo...si a mí me cuesta hablar con la gente, y peor si es con alguien que se dedica a estudiar a las personas como a ratas de laboratorio.
Lo mejor es cancelar ese turno, así podré aprovechar el día para hacer una buena limpieza de la casa...voy a desinfectar el baño y la cocina...las bacterias son un peligro.
Vuelvo a la cama...espero poder dormir ahora...pero antes tengo que lavarme las manos, también revisar si cerré bien la puerta, ¿y la llave de gas?

 
mialmaserena,12.08.2019
las quince
 
Clorinda,12.08.2019
Me parece muy bien que Nínive haya sugerido que tengamos especial cuidado en la puntuación, y como encontré un error en el texto que presenté voy a corregirlo:

"¡Pero a ella tampoco se le hace la aureola de virtud…!" (Tenía un espacio de más y el signo de exclamación al revés.)


 
Ninive,12.08.2019
En primera persona podemos encontrar tres tipos básicos de narrador.

Narrador protagonista:
participa como personaje principal de la acción y nos lo cuenta desde su punto de vista.

Narrador testigo: En este caso, el narrador suele tener un papel indirecto. Nos cuenta una historia de terceros (en la que puede estar implicado) desde su punto de vista.

Monólogo interior: Lo que vemos aquí es el flujo de conciencia del protagonis
ta, su pensamiento en bruto.
 
Ninive,13.08.2019
Comento el texto Mi dueño de Martilú. El texto es bueno, no hago correcciones y si las hay en este momento nos ocupamos del monólogo .
Tu texto está cercano al monólogo pero lo que no lo deja entrar en la categoría es haber dado dos momentos .
Así redactado con un ayer y un hoy lo pones en la categoría de un diario íntimo .
La primera parte es un monólogo, cuando en la segunda estrofa escribes HOY... lo pasa a la categoría diario íntimo. Trabajo logrado a mitad.
 
Ninive,13.08.2019
Mi alma serena en Insoportable.
Un monólogo medio rengo porque creo que nadie se habla a si mismo en segunda persona. Comprendo que el personaje que habla está solo pero ese te te del pricipio lo desvía del flujo de conciencia propio del molólogo.
Aquí tenemos una trama que nos lleva del pasado al presente . Diría que se acerca mucho al trabajo propuesto.
comprendo que la forma del te te del principio es una forma de hablar pero no se adapta al monólogo. Bueno
 
Ninive,13.08.2019
CONSECUENCIA de yo soy así.
este texto es un relato en primera persona. Habría que rehacerlo
El jardín con sus juegos de hierros forjados. TE DICES A TÍ MISMO LOS DETALLES DEL JARDÍN .

No apreté el gatillo. ¿te lo dices atí misma?Al llegar ya era tarde.¿CON QUIEN HABLAS ?

eL TEXTO ES BUENO PERO NO ES UN MONÓLOGO, LO SIENTO. Creo que en general no fue comprendido el ejercicio.
 
Ninive,13.08.2019
Mialma serena Ansiedad. Bravo , en este segundo texto te rescatas.
 
Ninive,13.08.2019
En lo que respecta al formato de este género de escritura, lo propio es escribirlo en un único párrafo, es decir, sin puntos y aparte, ya que se trata de emular un fluir continuo.

el personaje no se dirige a nadie más que a sí mismo, no le está explicando nada ni a una audiencia ni a un lector.
En un monólogo interior nunca habrá incisos explicativos.

En un monólogo interior, no hay ninguna explicación: el personaje no está produciendo su pensamiento para que sea entendible por otra persona,

En lo que respecta al contenido, un monólogo interior no es una comunicación más o menos estructurada de unos hechos o de unas ideas, sino una secuencia caótica de percepciones, reflexiones, emociones, recuerdos y fantasías en la que, por asociación de ideas o por estimulos exteriores, se salta de un tema a un otro sin ningún orden.
 
Ninive,13.08.2019
Ignus kone y Clorinda , creo que tampoco dieron con la tecla. Los textos son muy buenos pero no entran en la categoría monólogo.
 
yosoyasi,14.08.2019
Gracias Ninive, lo tendré en cuenta
 
Martilu,14.08.2019
¡Gracias Ninive!
 
Clorinda,14.08.2019
Muy interesante, Nínive! No había leído el archivo con la información. Gracias!
 
kone,14.08.2019
Bueno… Ya quedó aclarado que innegablemente no son monólogos.

De ninguna manera doy por desaprovechado este ejercicio. En definitiva aprendí sin ninguna duda lo que es un monólogo y espero superarme en el siguiente ejercicio.

Por otra parte, subo los siguientes comentarios de algunos de las historias que me gustaron.

Marilyn de Martilu.

Este escrito es muy interesante. La inseguridad al mostrar una falsa autoconfianza es una pesada carga. El miedo a que descubran la verdadera identidad de quien se muestra tan seguro y por encima de los demás.

Por otra parte, es un texto que fluye con rapidez. Hace hincapié en la imitación de una persona glamorosa que a fin de cuentas también cargaba con sus propios problemas. Muy bueno.

Inocencia de Ignus.

Esta historia de verdad me impactó. Las descripciones me parecen tan vívidas, casi puedo verlas como si estuviera ahí. Una historia donde la falta de juicio del personaje demente, hace que el crimen tenga un excepcional sentido.

Un personaje que bien podría ser real y la referencia a Mary Poppins tan ocurrente y escalofriante a la vez.


Disculpas de Clorinda.

Me fascina el personaje de Clorinda. La personalidad oportunista, desleal y definitivamente aprovechada de la docente, así como su sentido del humor, da para mucho.

Incluso se me antoja para una historia más larga.

Me gustó mucho.

Un saludo a todos.
 
IGnus,14.08.2019
Y sí. Como dice kone por ahí arriba, la mayoría no fueron monólogos, pero fue divertido, aprendimos, y salieron cuentos buenísimos. Me encantó la "Estelita" de kone, porque fue más astuta que todos!

Leyendo las pautas de Nínive, es más fácil pensar en escribir un monólogo, aunque lo pienso, trato de imaginarlo, y luego mi cerebro hila un cuento. Supongo que se tratará de escribir los pensamientos como vienen a la mente, pero se me sigue dificultando porque enseguida me pongo en narrador. Tal vez es la costumbre de hilvanar relatos mentalmente a partir de ideas básicas; luego se hace difícil volver a la idea pura sin desarrollarla involuntariamente. Quizá la forma es simplemente volcar lo que viene, y no prestar mucha atención al orden o a la narración propiamente dicha, como quien escribe sin brújula... Vuelvo para atrás algunas líneas, y sin querer me salió algo parecido a un monólogo! Jajajaa!
 
IGnus,14.08.2019
Olvidaba destacar esto: "Tiene dos cerebros en un escote de vértigo y piernas interminables". No me digan que no es magistral!
 
kone,14.08.2019
¡Ja ja ja!!! No fue monólogo pero escribir esto fue muy divertido.

Te comento que me sucede exactamente lo mismo. Todavía intento escribir un pequeño monólogo y de repente ya tengo un par de personajes. ¡Hey! ¿de dónde salieron? les digo, y borro un par de renglones.

Saludos.
 
Ninive,15.08.2019
Como broche de oro para esta etapa del taller, les dejo un fragmento del Monólogo de Hamlet de Shakespeare. Felices vacaciones, volveré con nuevas propuestas en septiembre. Recibo sugestiones para próximos trabajos.

AMLET.- Ser o no ser, esa es la cuestión. ¿Qué es más noble para el alma sufrir los golpes y las flechas de la injusta fortuna o tomar las armas contra un mar de adversidades y oponiéndose a ella, encontrar el fin? Morir, dormir… nada más; y con un sueño poder decir que acabamos con el sufrimiento del corazón y los mil choques que por naturaleza son herencia de la carne… Es un final piadosamente deseable. Morir, dormir, dormir… quizá soñar. Ahí está la dificultad. Ya que en ese sueño de muerte, los sueños que pueden venir cuando nos hayamos despojado de la confusión de esta vida mortal, nos hace frenar el impulso. Ahí está el respeto que hace de tan larga vida una calamidad. Pues quien soportaría los latigazos y los insultos del tiempo, la injusticia del opresor, el desprecio del orgulloso, el dolor penetrante de un amor despreciado, la tardanza de la ley, la insolencia del poder, y los insultos que el mérito paciente recibe del indigno cuando él mismo podría desquitarse de ellos con un puñal. Quejarse y sudar bajo una vida cansada, por el temor a algo después de la muerte – El país sin descubrir de cuya frontera ningún viajero vuelve- aturde la voluntad y nos hace soportar los males que sentimos en vez de volar a otros que desconocemos. La conciencia nos hace cobardes a todos. Y así el nativo color de la resolución enferma por el hechizo pálido del pensamiento y empresas de gran importancia y peso con lo que a esto se refiere, sus corrientes se desbordan y pierden el nombre de acción...
**************
Monólogo interior de Molly Bloom en Ulises de James J


Fuente: http://www.ejemplos.co/e...#ixzz5weVyY2pV
 
yosoyasi,15.08.2019
Felices vacaciones Ninive
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]