TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Talleres / HACEME EL CUENTO II - [F:9:13161]


Marcelo_Arrizabalaga,30.05.2020
Atendiendo los consejos compartidos por la Organización Mundial de la Salud, tendientes a minimizar los efectos de la Pandemia provocada por el Coronavirus Covid-19, se realiza este taller de índole médico-literario.

Manteniendo una distancia mínima de un metro y medio entre computadoras, con barbijo, alcohol en gel y mucha inspiración, cualquier persona en este planeta podrá participar.




Convocatoria abierta para presentar cuentos basados en alguno de estos veinte gifs:



1- http://gph.is/g/4oDOD1E


2- http://gph.is/1TQYtJ0


3- http://gph.is/g/aRgz5RY


4- http://gph.is/2j52Ntd


5- http://gph.is/1yWkc7g


6- http://gph.is/2EWw2Gp


7- http://gph.is/g/aQWWNAk


8- http://gph.is/2HNubFC


9- http://gph.is/g/Zx16L86


10- http://gph.is/g/ZdxWkXP


11- http://gph.is/1ZCk4Ws


12- http://gph.is/2fX8ya8


13- http://gph.is/1UTvQKD


14- http://gph.is/1cnIcFX


15- http://gph.is/1eRMwQC


16- http://gph.is/2dM8Jqv


17- http://gph.is/2EoP24m


18- http://gph.is/1V75tQE



19- http://gph.is/1726i3x


20- http://gph.is/1VVQxc2



Usar la escena elegida como un momento de la historia a presentar.

Escribir con libertad de estilo.

La extensión del cuento es a gusto del escritor.

Pueden escribir de uno a veinte cuentos máximos.

Presentar los cuentos aquí mismo en el foro, publicándolos ustedes mismos, de la siguiente manera:

Por ejemplo:

1: http://gph.is/g/4oDOD1E


El título.

El cuento

El autor.


Esto es solo un taller para motivar a escribir.

Duración de la convocatoria: del 1 al 15 de Junio.

Ya se puede comenzar.
 
Marcelo_Arrizabalaga,02.06.2020
1- http://gph.is/g/4oDOD1E

Sorpresa

Sinceramente, no la vi venir.
Desperté algún tiempo después con sangre en la nariz y un estado de confusión.
Todo comenzó aquel martes de otoño, hace ya unos cuantos años.
Me encontraba trabajando como vendedor de seguros para la compañía NoRisk S.A, y me fue encomendada la tarea de calmar los ánimos de un cliente que se sentía estafado por haber comprado un seguro para su empresa que cubriría todo riesgo y finalmente no resultó así cuando tuvo que enfrentar la debacle económica originada por el parate en toda las actividades durante la pandemia del famoso Covid-19.
Yo era el vendedor estrella en esos tiempos. Lideraba la venta de seguros empresarios aventajando a mis compañeros por un buen trecho.
Era joven, orgulloso; sentía que me llevaba la vida por delante.
Me había acostumbrado a conversar desde un lugar de seguridad y normalmente convencía a cualquiera de lo que fuera necesario. Así conseguía mis clientes, y ganaba buen dinero por ello.
Resultó que este buen señor, dueño y director de una exitosa compañía de software se encontraba al borde de la quiebra empresaria luego de apenas 8 meses de caída vertiginosa en las ventas.
Reclamaba que el seguro cubriera la pérdida ocasionada por la situación imperante, por la que había abonado una mensualidad que me había generado una jugosa comisión.
-Vaya, Lewichtz. Despliegue su magia y desactive esa bomba. No se resistirá a su convincente argumentación. Mañana preséntese en mi oficina con el asunto solucionado y tendrá listo un sobre como gesto de mi agradecimiento y valoración por sus servicios.
No fue tan fácil. Ni mucho menos resultó como esperaba.
Cuando el cliente notó que no solo no cobraría ningún dinero por su seguro, sino que además yo minimizaba su situación y además hasta le hacía bromas, se dio vuelta sorpresivamente y me noqueó con un buen golpe cuando yo todavía me encontraba riendo por mi propia broma.
Más tarde, cuando desperté dolorido y confuso, descubrí que una hermosa joven pasaba una gasa por mi nariz sangrante y me pedía disculpas, al tiempo que retaba muy indignada al empresario.
Resultó ser la hija. Se encontraba un poco avergonzada por lo sucedido.
No puedo decir lo mismo del empresario, que solo esperaba que me fuera de allí y me amenazaba con acciones legales.

-Aaay, Papá, seguramente esto se podrá aclarar.
-Con este sinvergüenza, lo único que se puede esperar es que se pudra en la cárcel.
-Lo acompaño afuera. Le pediré un taxi. No se encuentra bien – me dijo en voz baja mi dulce benefactora.

Los años han pasado, y ahora me encuentro sentado frente a frente con aquel hombre de empresa que fuera mi víctima, en una mesa familiar.
Es Domingo. Degustamos unos deliciosos canelones caseros preparados por su señora.
A mi lado, su hija, mi amante esposa. Y dos niños preciosos, más una parentela que hoy ya considero mi familia.

A veces en la vida, uno debe optar, si seguir por el mismo camino o tomar un misterioso desvío.
Decidí perder un futuro promisorio en una Compañía financiera que como yo, no poseía escrúpulos, y pasé de ser cómplice de una banda de aprovechadores a testigo de mi víctima en el juicio. Juicio que ganó y por el que fue debidamente compensado.
Yo por mi parte, pasé a formar parte de su personal, y la vida me premió con una mujer, que cambió mi mundo de una forma sumamente beneficiosa.
Aprendí a amar. Y no es poca cosa, mi amigo.



.


Marcelo Arrizabalaga.
 
Mialmaserena,02.06.2020

3- http://gph.is/g/aRgz5RY

Caprichos

Cuando lo conocí estaba casado, pero enseguida dejó a su esposa por mí. Supongo que durante un tiempo me mantuvo atrapada mediante su sonrisa encantadora y sus modales gentiles.
Pero había algo en él que resultaba extraño, tal vez porque era demasiado atento y amable, o porque se mostraba siempre dispuesto a complacerme.
Formamos una pareja que todos consideraron perfecta. Poseedores de belleza y dinero, nos dedicábamos a satisfacer nuestros caprichos.
En nuestro primer aniversario recibí de regalo un collar y unos pendientes que costaron una fortuna.
En el segundo llegó la rutina y su comportamiento cambió. Estaba distante, ya no había pasión ni regalos costosos. Comencé a seguirlo; no me costó descubrir que había otra, así que tomé ciertas precauciones.
Seguramente hoy, ya lejos de mí, se sentirá algo frustrado.
Lo que no entiendo es cómo no se dio cuenta de que mi caída fue poco natural. Practiqué frente al espejo luego de ver aquel frasco de somníferos oculto entre sus cosas, pero mi actuación no me pareció convincente. Tuve que hacer un esfuerzo para no reír cuando me quitó las joyas y se marchó sin saber que eran falsas.
 
sheisan,04.06.2020

15.- http://giphy.com/gifs/bl...


Viajera

Me miras. Puedo adivinar que te preguntas quién soy.

Pertenezco a la primera avanzada en la búsqueda de nuevos mundos. Llegué a este planeta hace 27 años terrestres, lo que en realidad para nosotros es tan sólo ayer.

Junto a mi familia arriesgamos nuestras vidas en un viaje muy, muy largo. No vinimos para apoderarnos de la tierra, ni a conquistarla o exterminar a sus habitantes, mucho menos para robar sus recursos. Sólo nos interesa una cosa; la especie humana. Son una raza formidable, muy fuerte, pero a la vez muy débil. Han tenido la suerte de sobrevivir a pesar de sí mismos, más su tiempo se acabó.

Continuas mirándome en silencio. Intento dibujar una sonrisa. No ha sido complejo el mezclarme entre ustedes y tomar la forma humana, aunque ésta me resulta repulsiva. Su conformación es horrible con estas extensiones sucias, que rozan la tierra, estas pequeñas garras llamadas manos y ni hablar de los dedos ¡puaj! Estos cuerpos expelen fluidos y aromas por todos lados. En verdad son muy asquerosos.

Te preguntarás cuál es nuestra apariencia. Nosotros somos seres de luz y conocimiento, lo malo es que en nuestra galaxia escasea el alimento ¿Qué cuál es? ¡Las almas! Es por ellas que los elegimos. Aquí hay muchas, es su más valioso tesoro y lo ignoran. Ya hemos consumido una enormidad, pero ustedes no lo notan, sólo piensan que el mundo está cada vez más perverso y desalmado (este término me parece de lo más irónico y apropiado). Otro aspecto que me resulta infantil de vuestra estructura mental es que tras miles de siglos aún crean estar solos en el universo, pero es mejor así.

Al fin te has vuelto valiente y caminas hacia mi. Es una lástima que tu especie no posea el don de la telepatía, así sabrías del peligro que te acecha.

Lo sé, te parezco apetecible. Traigo un vestido precioso que realza esta silueta femenina. Nadie podría adivinar que cada uno de sus brillos es en verdad un pequeño holograma de las galaxias de mi hogar. Tu mirada es penetrante, escudriña mi rostro, pero yo conozco tus secretos. Sé bien de la debilidad que tienen por la belleza y la profunda obsesión por alcanzar el coito.

¡Hora de actuar! Tengo mi mejor cara de inocencia. Te acercas, mi exoesqueleto vibra con tu roce. No sé sonreír, pero estoy practicando, tampoco sé muchas cosas de la conducta humana, pero las estoy aprendiendo. Te guío hacia un rincón del jardín. Lo que hasta hace un momento era un bonito vestido se abre y como telaraña plateada atrapa el colorido rocío de tu alma. Uno menos, me digo. Es noche de fiesta... y yo tengo mucha hambre.



Sheisan
 
sheisan,04.06.2020

15.- http://giphy.com/gifs/bl...


Viajera

Me miras. Puedo adivinar que te preguntas quién soy.

Pertenezco a la primera avanzada en la búsqueda de nuevos mundos. Llegué a este planeta hace 27 años terrestres, lo que en realidad para nosotros es tan sólo ayer.

Junto a mi familia arriesgamos nuestras vidas en un viaje muy, muy largo. No vinimos para apoderarnos de la tierra, ni a conquistarla o exterminar a sus habitantes, mucho menos para robar sus recursos. Sólo nos interesa una cosa; la especie humana. Son una raza formidable, muy fuerte, pero a la vez muy débil. Han tenido la suerte de sobrevivir a pesar de sí mismos, más su tiempo se acabó.

Continuas mirándome en silencio. Intento dibujar una sonrisa. No ha sido complejo el mezclarme entre ustedes y tomar la forma humana, aunque ésta me resulta repulsiva. Su conformación es horrible con estas extensiones sucias, que rozan la tierra, estas pequeñas garras llamadas manos y ni hablar de los dedos ¡puaj! Estos cuerpos expelen fluidos y aromas por todos lados. En verdad son muy asquerosos.

Te preguntarás cuál es nuestra apariencia. Nosotros somos seres de luz y conocimiento, lo malo es que en nuestra galaxia escasea el alimento ¿Qué cuál es? ¡Las almas! Es por ellas que los elegimos. Aquí hay muchas, es su más valioso tesoro y lo ignoran. Ya hemos consumido una enormidad, pero ustedes no lo notan, sólo piensan que el mundo está cada vez más perverso y desalmado (este término me parece de lo más irónico y apropiado). Otro aspecto que me resulta infantil de vuestra estructura mental es que tras miles de siglos aún crean estar solos en el universo, pero es mejor así.

Al fin te has vuelto valiente y caminas hacia mi. Es una lástima que tu especie no posea el don de la telepatía, así sabrías del peligro que te acecha.

Lo sé, te parezco apetecible. Traigo un vestido precioso que realza esta silueta femenina. Nadie podría adivinar que cada uno de sus brillos es en verdad un pequeño holograma de las galaxias de mi hogar. Tu mirada es penetrante, escudriña mi rostro, pero yo conozco tus secretos. Sé bien de la debilidad que tienen por la belleza y la profunda obsesión por alcanzar el coito.

¡Hora de actuar! Tengo mi mejor cara de inocencia. Te acercas, mi exoesqueleto vibra con tu roce. No sé sonreír, pero estoy practicando, tampoco sé muchas cosas de la conducta humana, pero las estoy aprendiendo. Te guío hacia un rincón del jardín. Lo que hasta hace un momento era un bonito vestido se abre y como telaraña plateada atrapa el colorido rocío de tu alma. Uno menos, me digo. Es noche de fiesta... y yo tengo mucha hambre.



Sheisan
 
Marcelo_Arrizabalaga,04.06.2020
Gracias Mialmaserena y Sheisan por sumarse con sus cuentos. Esperamos más.
 
Mialmaserena,04.06.2020
Excelente cuento, sheisan.
Será. que está ocurriendo eso?
 
El_nahual,04.06.2020
4- http://gph.is/2j52Ntd

Amor de rato

El cigarrillo se desgastaba entre mis yemas
La bebida... Ese elixir de valentía falsa
Disolvía mi sangre.

Recorriendo el corazón negros recuerdos
Excusas, pretextos, añoranzas

¡BAH!

Otro beso a la botella
Otro de tantos

Un sonido
Libre
Vivo
Enigmático

Mi mirada se perdió sobre sus curvas.

"Cosmopolitan" susurraron los labios carmín.

Su mirada, ojos como lagunas
Verdes, infinitas
Se clavaron en estas ventanas
En donde por tanto tiempo golpeó la lluvia.

Escondí mis miedos
Observe mis estrofas
Cómo niño acobardado
Cómo nuevo amante descubierto.

Otro beso a la botella
Otro de los que faltaban

Quién diría ¿Quién?
Que sería preso de un vestido blanco
De esa piel, blanco nácar
De esos ojos
Infinitos, eternos.

Tus palabras encontraron mis oídos
¿Que escribes?
Esa voz
Ese tono
Un trino de jilgueros explotaba en mis entrañas.

Mi voz aguardientosa chocó con la tuya
No hubo otra víctima más que el destino

"Nada..."

Y el día siguió fluyendo
Cómo nicotina en mis arterias

Y la noche
Me robó tu beso

 
sheisan,04.06.2020
Marcelo: Lamento mucho haber producido la repetición del cuento, fue absolutamente involuntario.
Sobre agregar más, sí. Estoy trabajando en otro justo ahora.
Mialmaserena, gracias por tu mensaje tu cuento también está ingenioso.
Muchas gracias y a escribir en la Panemia!!
 
Marcelo_Arrizabalaga,04.06.2020
Gracias El_nahual por sumarte.

Me gustan mucho los relatos.
 
El_nahual,05.06.2020
Un placer Marcelo
 
Marcelo_Arrizabalaga,05.06.2020
2- http://gph.is/1TQYtJ0



Acoso


- Allí está de nuevo. Ya veo lo que se propone, pero no permaneceré aquí mientras ella esté presente. Me voy. No tomé esta vocación, para andar luego con juegos amorosos.

El Padre Felipe era joven y apuesto. De muchacho se había acostumbrado a que su llegada a algún lugar fuera motivo de miradas de admiración o murmuraciones de las jovencitas . Pero por extraño que parezca, no era un joven vanidoso. Su vocación de servicio era verdadera.

Pero esta dama se estaba pasando de la raya. Miradas sugestivas. Indirectas.

- Es buscona. No respeta mi investidura – pensó molesto.

Recordó cuando su madre, el día en que se enteró de su vocación, le dijo:

- Y bueno, hijo, si es lo que sientes debes seguirlo. Aunque te diré que más de una muchacha se lamentará…

Pasaron dos semanas más y la situación seguía sin cambios. Y esto para el cura ya se hizo intolerable.
De todas maneras, se mantuvo sereno, e ideó un plan.

Su acosadora era mujer casada, y él conocía bien al marido. Realizó un llamado telefónico a su oficina para invitarlo al bar que se encontraba frente a la parroquia.
Al mismo tiempo dejó dicho en la secretaría parroquial, que se cruzaría allí enfrente a revisar tranquilo la correspondencia.

A las 17 horas, Rodolfo Aguilar, aceptando el convite, se apersonó para conversar con el padre.

- Vayamos al reservado, Rodolfo. Quiero proponerte algo, pero con discreción.
- Como tú digas, Felipe – contestó el hombre.
- Ven, esta mesa me gusta – le dijo mientras tomaban asiento.

El sacerdote hábilmente se las ingenió para quedar asomando solo él hacia la parte principal del bar, sin que su invitado fuera visible. De esa forma, para quien ingresara al comercio solo se vería a un cura sentado en soledad, ya que su invitado quedaba detrás de una mampara de madera.

- Bueno, tú dirás… - le dijo su amigo.
- Mira Rodolfo, tengo un proyecto en mente: quiero ampliar la parroquia. El pueblo crece y los feligreses van en aumento. Durante las misas ya hay muchas personas que deben permanecer de pié durante toda la ceremonia.
- Lo sé, Felipe, lo he visto. ¿Y cómo crees que puedo colaborar?
- Bueno, no te pediré dinero a ti pues sé que andan con lo justo. Pero eres bueno para hacer sociales, y aquí te conocen todos. Me gustaría que te encargaras de convocar a los comerciantes y empresarios más exitosos del pueblo. Hacer una kermese, no sé, un baile con rifas. Algo así, para recaudar fondos.

Justo en ese instante una figura cruza el umbral de la puerta del bar. El presbítero lo nota de reojo, pero no mira en esa dirección.
Realiza una pausa larga mientras bebe un poco más de su café, mientras la persona que arriba se dirige directo a él.

- Vaya, vaya, vaya. ¿Acaso crees que podrás escaparte de mí? – Le susurró ella con vos provocativa – Me doy cuenta que me evitas, pero no lo lograrás querido. Cuando alguien me gusta, tarde o temprano será mío.

El cura se muestra asombrado y confuso, mientras ella pasa detrás suyo acariciándole el cuello para finalmente sentarse a la mesa.




.


Marcelo Arrizabalaga.
 
paulasol,07.06.2020
14- http://gph.is/1cnIcFX

Por nada del mundo se perderían el estreno de “El Gran Gatsby” en el Majestic Theatre de la calle 53. Las entradas se agotaron a los pocos días de iniciar la temporada, conseguir y comprar los boletos fue toda una odisea pero Steve obtuvo los mejores lugares cerca del escenario. Jane estaba emocionada, ver y oír a los actores tan cerca era un sueño hecho realidad.

Aquella noche él tomaba su mano mientras ella reía dulcemente, salían juntos desde hacía tiempo atrás. Las exquisitas notas musicales dotaban de mayor romance a la obra, cada escena era un deleite y no había apuro por ver la siguiente. Ambos estaban ilusionados y cautivados con la representación de la obra de F. Scott Fitzgerald; podía sentirse la pasión en la interpretación de cada acto a tal punto que Jane quería pararse y aplaudir de tanta euforia.

Sin embargo desde uno de los palcos, Lucile sacó de su bolso de piel su elegante binocular enchapado en oro y lentes oscuros; a través de ellos recorrió las butacas de la platea. Repasaba cada fila buscando a Steve hasta que detuvo su pesquisa en una entusiasmada joven que llevaba su collar de diamantes rojos, a su lado estaba él mirándola embobado. Sintió un crepitar en el pecho, sus labios se ajustaron, pero siguió mirando al hombre que en un altar le había jurado amor eterno.
 
Marcelo_Arrizabalaga,07.06.2020

Titulo: Majestic Theatre
Autora: Paulasol
 
Marcelo_Arrizabalaga,07.06.2020
Muchas gracias, Paulasol por sumarte.
 
Mialmaserena,07.06.2020
Paulasol, me encantó tu relato. Con razón Lucila miraba tan atentamente a la platea.
 
Marcelo_Arrizabalaga,07.06.2020
Buenos relatos. Ricos. Buenas pinturas de las relaciones humanas.
 
glori,09.06.2020

12- http://gph.is/2fX8ya8

El nudo

Fue un beso apasionado y tierno a la vez. Creo que todo empezó con ese beso. Era muy tímida pero me atreví a decirle que había soñado con ese beso durante mucho tiempo.
Ricardo dijo: "Adoro a las mujeres que sueñan"
Y yo soñaba. Por eso se enamoró de mí.
Nuestra relación era ideal; nos complementábamos muy bien. Yo me encargaba de soñar, él convertía mis sueños en realidad.

Soñé intensamente durante años. El amor de Ricardo hacia mí crecía.

Poco a poco fui dejando mis actividades. Él me cuidaba y no toleraba que nada interfiriera en nuestro nudo perfecto.

Con el paso del tiempo todo me parecía banal, no encontraba placer en nada.
Ni siquiera disfrutaba de cosas triviales como caminar descalza sobre la arena húmeda o sentir la lluvia mojando mi rostro en una tarde de verano.
Un día dejé de reír.
Desde entonces vivo tristemente sumergida en lo onírico, y ya no recuerdo qué significa ser feliz.

Pero cada tanto despierto y veo pasar la vida por la ventana, mientras él, absorto en cumplir mis sueños, me ama cada vez más.
 
Marcelo_Arrizabalaga,09.06.2020
Gracias, Glori, por sumar tu cuento.

Interesante historia.
 
yosoyasi,11.06.2020

“ALGO PARA RECORDAR”

Casi una adolescente. No recuerdo la trama. Tenía ojos para el protagonista y de pronto me vi junto a Cari Grant
La figura de Devora desapareció y de la mano de mi héroe en esa fantástica isla, juntos la recorrimos.
Correspondía a mi embeleso y era adorable conmigo.

La cita sería en la torre de Eiffel, pero no conseguí llegar.
Un accidente me lo impidió.

Hace tanto tiempo que no recuerdo el final.

Un ramo de flores engalanaba mi cuarto junto a mi colección de muñecas.

Al levantar las cortinas se iluminó mi cuarto. Al ir a aspirar el perfume de las hortensias, habían desaparecido.
El se quedó en el recuerdo de una pantalla y yo marché a la escuela.-
 
yosoyasi,11.06.2020
Opción 5
 
yosoyasi,11.06.2020
Me disculpan?
 
Marcelo_Arrizabalaga,11.06.2020
Gracias, Élida por sumarte con tu cuento.
Me gustó mucho.
 
yosoyasi,11.06.2020
Gracias Marce
 
yosoyasi,11.06.2020
Sheisan, me encantó
 
Clorinda,12.06.2020
yosoyasi: una dulzura tu cuento. Todas hemos soñado alguna vez con algún galán del cine!
 
Marcelo_Arrizabalaga,12.06.2020

9- http://gph.is/g/Zx16L86


Cambio de planes

Lo conocí a través de una página de citas.
Luego de meses de deambular por este sitio de Internet, yo, una mujer con pocas facilidades para hacer sociales, creí haber encontrado por fin a alguien interesante.

Con más hombres de los que hubiera deseado, entablé breves charlas, para despedirme enseguida amablemente.
Frivolidad, chatura, grandilocuencia, alardes, desubicación, grosería, fueron algunas de las cualidades exhibidas por unos cuantos con los que me desagradó haberme cruzado.

Hasta que un Sábado por la mañana, me topé con un sujeto que me pareció encantador.
Mostraba esas cualidades que siempre me atrajeron. Y poco tiempo pasó hasta que concertamos una cita para vernos personalmente.
Me sentía exultante. ¡Íbamos a vernos!

Acordamos el encuentro en un restaurante famoso de nuestra ciudad, Venecia.

Pasé horas eligiendo mi atuendo. Me probé varias opciones, hasta que finalmente me decidí.
Poco antes de salir, le confié a una amiga lo acontecido. Y fue tal vez por un comentario suyo, que volví a abrir la página de encuentros una vez más.

Una notificación me señalaba que alguien más intentaba comunicarse conmigo.

Tímidamente abrí el chat, al saber que no se encontraba conectado, y me encontré con una breve presentación. Sus pocas palabras, cálidas, simples, tuvieron un impacto en mi.

De repente recordé mi cita con mi Romeo. Me pregunté por qué pasaban estas cosas. Luego de meses de desencanto, un segundo hombre interesante aparecía justo cuando estaba a punto de verme en persona con alguien que ya me atraía mucho.

Contraté una góndola para mí sola, y luego de recorrer los canales por quince minutos, le pedí a los gondoleros que me esperaran lo que fuese necesario. Para ello tuve que darles una generosa propina.

Él, me esperaba al pie de la escalinata del restaurante. Me acompañó hasta el sector de las mesas en donde ya había una, reservada para nosotros con una hermosa vista al canal.

Durante el transcurso de unos veinte minutos, pude notar cada vez con más claridad, que me encontraba cenando con un mitómano. Sus modales refinados, una elegante elocuencia, y su gran instrucción, no pudieron tapar las contradicciones de su relato que se iban sumando torpemente.

Estaba desencantada.

Por un momento me pregunté, mientras él seguía intentando impresionarme, cómo sería realmente esta persona que tenía delante. Y decidí que ya no era tema de mi incumbencia.

Mientras él solicitaba al mozo que trajera el postre, tomé mi cartera y le dije sonriendo que debía ir al toilette.

Al pasar por la puerta de salida, crucé el umbral y bajé rápidamente las escaleras rumbo a la góndola.

Los conductores se pusieron en marcha con premura, a pedido mío.

Ya en marcha y dándome vuelta, pude ver a mi ex-romeo descendiendo a la carrera los escalones y llamándome a los gritos.

Yo, parada sonriente en el medio de la embarcación, le tiraba besos y le regalaba sonrisas.

Unos segundos después, su figura se hacía cada vez más pequeña.

Mientras los gondoleros cantaban y yo miraba el brillo del agua pensé que quizás, la persona adecuada, aún estuviera esperando por mí.
 
yosoyasi,13.06.2020
Gracias Clara
 
Clorinda,13.06.2020
Interesante historia, Marcelo! Buena estrategia la de tu personaje.
 
Clorinda,13.06.2020
5- http://gph.is/1yWkc7g

Remordimientos

Aquel día había llegado muy tarde a su casa. La fatiga y la tensión se adivinaban en sus profundas ojeras y esa noche no quiso cenar. Sabía que si lo hacía, de nuevo se presentarían aquellas pesadillas torturadoras, y quería dar un corte definitivo a todo eso. Ya no tenía motivos para exaltarse al menor ruido, o al menor presentimiento. Era libre.

Se aflojó la corbata liberándose de la opresión que lo martirizaba, y se tiró en el sillón. Poco a poco se calmó, y decidió que una nueva vida comenzaría esa noche para él. Una buena copa de vino completaría su sesión de relax.
Lo esperaban sus libros, a los que desde hacía un tiempo les debía un buen vistazo. Nada le impedía sumergirse en sus páginas y olvidarse del mundo, del juicio, de Carmen...

Su abogado lo había preparado muy bien y esa tarde, durante el juicio, siguiendo sus instrucciones, había demostrado su inocencia. Después de reiteradas interrogaciones pudo salir airoso de la acusación de haber intentado asesinar a su esposa y, aunque muchos conocían el abismo que existía entre ella y él, no hubo pruebas que demostraran quién había dejado prácticamente sin frenos la Coupé Fuego GTA MAX, último modelo, que ella piloteaba la noche del accidente.

Cuando lo fueron a buscar intuyó el desenlace. Sabía que a su esposa le encantaba acelerar a fondo haciendo rugir el motor, mientras el viento alborotaba sus espléndidos cabellos rubios. También sabía que lo engañaba.

Ahora meditaba sobre aquellos duros trances que le tocó vivir y, aunque sabía que nunca podría olvidar lo mucho que le costó tomar esa decisión, y la angustia que le provocó su atropellamiento, era hora de borrar de su mente el tormento de la culpa y del arrepentimiento: una nueva vida comenzaba para él. Mañana mismo iniciaría los trámites para cobrar el jugoso seguro que había dejado su esposa, y la sucesión de sus cuantiosos bienes, que había heredado de sus padres.

Se sirvió otra copa, y luego otra, y otra. Casi no había podido hojear más que las primeras páginas del libro que había elegido para esa velada, cuando algo lo sobresaltó, y le hizo erizar el vello de toda su piel: el inconfundible ruido de la coupé de su esposa que había estacionado justo enfrente de su casa.
El ruido de las llaves al hacer girar la cerradura lo hicieron convulsionar. En medio del aturdimiento y del terror, tuvo tiempo de escuchar los conocidos pasos de Carmen, antes de desplomarse.

Lo encontraron al otro día, sin vida, en medio de una confusión de copas y de libros en desorden.

Clorinda


 
Marcelo_Arrizabalaga,13.06.2020
Gracias, Clorinda, por sumarte con tu relato.
Imagino su cara de susto...
Muy bueno.
 
yosoyasi,13.06.2020
Interesante tu cuento Clorinda
 
Mialmaserena,13.06.2020

10- http://gph.is/g/ZdxWkXP

Familia unida


Papá y mamá fueron los primeros en manifestar síntomas. Al poco tiempo se contagió Marta y después me infecté yo.
El único que logró evadir la enfermedad fue Eduardo. Sé que nos ha extrañado mucho durante estos meses; para él no fue sencillo estar separado de sus padres y de sus hermanas... Tal vez creyó que nunca nos volvería a ver.

Hoy, pasado lo peor, mi hermana y yo estamos felices de haber superado esta experiencia. Por eso hemos venido a buscar a nuestro hermano. Queremos llevarlo a un sitio seguro donde nadie corre ningún riesgo.

Carlos nos mira con una mezcla de terror y aceptación, y mientras nosotras brindamos por el reencuentro, él se muere por compartir la "nueva normalidad" con su familia en el cementerio.
 
Mialmaserena,13.06.2020
Corrección: donde dice Carlos es: Eduardo
 
Clorinda,13.06.2020
Espeluznante tu cuento, Magda! Muy bueno!
 
Clorinda,13.06.2020
Perdón: Mialmaserena. (El mismo error, jajaj!)
 
Mialmaserena,14.06.2020
Errar es humano, clorinda.
 
Mialmaserena,14.06.2020
Me gustó mucho Cambio de planes. Inteligente proceder el de la protagonista.
 
Mialmaserena,14.06.2020
Remordimientos está muy bien redactado. El final es lo.mejor del cuento. Muy bueno.
 
sheisan,14.06.2020
5.- http://gph.is/1yWkc7g


El Galán


George permanecía absorto en su lectura, ajeno al murmullo proveniente del solar. Mas cuando el murmullo se convirtió en voces estridentes que se acercaban hacia donde el estaba, sacudió la cabeza en franco ademán de disgusto. Odiaba las interrupciones, sobre todo cuando se encontraba disfrutando de su tiempo de descanso, entre la placidez de sus libros.

— Tu casa es preciosa Margie — decía con entusiasmo la voz chillona.

George frunció el ceño.

— Pero querida, no me digas que el hombre del retrato es George.

— Sí. Es él — Escuchó responder a su mujer, quién luego agregó: en aquella foto tenía 40 años. ¿Muy guapo, no?

— Sí, sí — agregó la de voz chillona — Muy atractivo.

George sonrió, sintiéndose tan galán como en su juventud. En su fuero interno estaba convencido de que los años sólo le habían agregado aún más carisma. Con sus dedos se acomodó el cabello, luego adquirió una pose de sibarita e intelectual, con un libro y una copa en su mano, esperando demostrar cuán atractivo se mantenía para cuando las dos mujeres entrasen a la habitación; sin embargo, casi cayó de su asiento al escuchar a su esposa decir:

Una pena su muerte prematura. ¿Me creerías si te digo que aún lo siento moverse por la salita?



Sheisan

 
Marcelo_Arrizabalaga,14.06.2020
Gracias Mialmaserena por sumarte nuevamente con otro relato.
Me gustó. Es algo bizarro.
 
Marcelo_Arrizabalaga,14.06.2020
Gracias Sheisan nuevamente.
Ella sabe que el aún está presente. Buena historia.
 
Mialmaserena,15.06.2020
Excelente, sheisan.
 
Clorinda,15.06.2020
Gracias Marcelo, Mialmaserena, yosoyasí!
Me encantó "El galán" de sheisán. Jajá! El pobre recién se enteraba que estaba muerto. Así vale la pena.
Luego comentaré los anteriores. Tengo que releerlos.
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]