TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Talleres / el club del reto desde EL RETO 20 ..... - [F:9:1853]


EL_RETO_GANADORES,05.12.2004
DESDE EL RETO 20 UTILIZAREMOS ESTA PÁGINA.

SERÁ más cómodo acceder a los textos. SUERTE
 
jorval,09.12.2004
bRETO Nº 20

"La ola dejó a nuestros pies una botella". Esta frase debe ser mencionada en el texto OBLIGATORIAMENTE, el texto debe escribirse en PRIMERA PERSONA PLURAL y no exceder de 250 palabras.

El Reto se inica hoy 9 de diciembre y terminará el sábado 18 de diciembre inclusive . Se votará el 19. /b
 
guy,09.12.2004
Disculpe, Jorval, si pidió un texto escrito en primera persona del plural entonces creo que debió aclarar que está prohibido separar ese "nosotros" debido a que cualquier alusión a "mi compañero" hará que se note que está escrito en primera persona singular... ¿O me equivoco? Digo, para evitar las correcciones.
 
jorval,09.12.2004
Estimado amigo, no entiendo tú pregunta por lo que dejaré que nuestra Jefa, Nínive, te la aclare. Saludos.
 
NINIVE,09.12.2004
bEl tema propuesto es(en respuesta a guy) una narración den primera persona del plural. Creo que no se presta a confusiones. Ej: Un día Juan y yo ESTABAMOS en la playa cuando VIMOS que una ola ...
Regresé de mi viaje y retomo la batuta que tan bien y tan profesionalmente tomó jorval en mi ausencia. Le agradezco la ayuda. Pronto figurarán en la página EL_RETO_GANADORES los premiados del reto 19/b

 
guy,09.12.2004
Sí, eso está confuso. Si escribo que Juan y yo estábamos... Estoy escribiendo en primera persona del singular. Por más que el YO aparezca una sola vez. Si se escribe en primera del plural entonces deberíamos escribir cómo si el texto estuviera narrado por dos personas al mismo tiempo. De lo contrario no sería válida la petición, ya que, si el texto contiene la frase "La ola dejó a nuestros pies una botella" sería muy obvio pedir lo demás ya que el resto no podría narrarse en singular o en tercera persona... Igualmente digamos Juan y yo...
 
NINIVE,09.12.2004
guy , debes tener razón pero seamos flexibles, cuando se conjuga un verbo, el nosotros señala la primera persona del plural. Buen trabajo.
 
elenmaxcarado,09.12.2004
Por favor, por gentileza, y por todo lo que se le pueda ocurrir, no sea flexible en eso. De otra forma el reto a que se ha convocado debe cambiarlo. Es o no es en primera persona plural?.

Gracias.
 
NINIVE,09.12.2004
bEs en primera persona plural : NOSOTROS.
NOSOTROS, NOSOTROS, NOSOTROS./b

REPITO EL TEMA DEL RETO 20
"La ola dejó a nuestros pies una botella". Esta frase debe ser mencionada en el texto OBLIGATORIAMENTE, el texto debe escribirse en PRIMERA PERSONA PLURAL( NOSOTROS) y no exceder las 250 palabras.

SI los retos fueran fáciles no constituirían un desafío
 
flacojoselo,09.12.2004
Reto Nº 20
ACERCA DE LAS PERSONAS (PRIMERAS, SEGUNDAS Y TERCERAS), LOS SINGULARES Y LOS PLURALES

La ola dejó a nuestros pies una botella.
Y nosotros nos preguntamos: a los pies de quiénes dejo la ola esa botella?
Y nos contestamos presurosos: a los nuestros, a los nuestros!
Porque si solo yo estuviera preguntándome: a los pies de quiénes dejó la ola esa botella, no estaría cumpliendo las condiciones de este reto.
Bah, en realidad comencé esto como una simple aclaración, pero ahora me está gustando la idea de dejarlo como cuento...
Aunque creo que ya no es válido.
¿O sí...?
 
NINIVE,09.12.2004
Por favor no traten de confundir a los participantes Si alguien todavía no entendió que el reto se trata de un nosotros que habla que no participe.
 
flacojoselo,09.12.2004
aclaración general: ese es mi cuento... será malo, pero es mío
 
Selkis,10.12.2004
Yo y juan es igual a nosotros. No hay nada de singular, yo y juan jugabamos... nosotros jugabamos... Supongo que la duda de Guy residía en si el sujeto también debía de ser plural. Yo entiendo que la conjugación verbal debe de ser plural. Por lo demás, que cada uno haga lo que pueda según lo que buenamente haya entendido... Para eso está Ninive, para corregirnos... Esto.. en caso de error, podemos repetir?
 
yoria,10.12.2004
Reto nº 20

El deseo de la libertad

La ola dejó a nuestros pies una botella verde, gruesa, un tapón de corcho tapando su interior luminoso. Parecía encerrar un arco iris que giraba a velocidad vertiginosa, chocando en su ansiedad contra los férreos muros de cristal. Con cautela, la tomamos en las manos. Quitamos el tapón entre risas curiosas y afectadas por el mar. Allí, ante nuestros ojos se desplegó la magia. Se presentó como un djinn. Un genio milenario encerrado en aquella botella hasta encontrar un dueño, concederle tres deseos, y conseguir de ese modo su libertad. Entre cuchicheos elegimos los dos primeros: dinero y salud, el amor ya lo teníamos. Entre sonrisas ordenamos al genio volver a su encierro mientras decidíamos el tercero. Le pusimos el tapón y, de nuevo a cuatro manos, arrojamos la botella al mar. Las risas, esta vez incontenibles. Y allá va la botella, verde, gruesa, un tapón de corcho tapando su interior luminoso.
 
flacojoselo,10.12.2004
Estaba pensando algo.... la frase "la ola dejó a nuestros pies una botella", no está en primera persona del plural...
Cómo hacemos entonces?
 
hemefeo,10.12.2004
RETO 20

iNUESTRA ISLA/i

Navegábamos a la deriva por el mar cibernético, tela de araña de corrientes inabarcables, cuando llegamos, con asombro y feliz sorpresa, a esta isla de palabras. Nos fuimos adentrando llenos de entusiasmo en su misteriosa geografía, llena de sueños e ilusiones escritas. Nos refugiamos en ella a la vez que la hicimos más habitable, acogiendo a los nuevos navegantes que arribaban en las costas de esta tierra de verbos, de poesía, de literatura. Nos unimos a proyectos para aprender y producir, unos con otros, nuestras mejores y más fértiles capacidades, enriqueciendo la isla y edificando toda una ciudad. La ciudad Cuento con sus concurridas avenidas de opinión, sus acogedores sitios donde uno conoce historias y a los aprendices de genio que las inventaron, sus rincones de versos y sus parques de reflexión. Y así pasaban los días cuando a uno de nosotros se le ocurrió el Reto número 20. Y entonces, como si una ola nos dejara a nuestros pies una botella, fue cuando una ola nos dejó a nuestros pies una botella. Esta botella:
http://www.cervantesvirt... p;audio=0
 
hemefeo,10.12.2004
http://www.cervantesvirt...
 
hemefeo,10.12.2004
Vale. Parece que la botella no es de facil apertura. Sugiero un copy-paste en la barra de direcciones del navegador. Quizá me pasé, pero es un poco homenaje a nosotros. Que menos que hacerlo con el gran maestro Don Mario. Que lo disfruten. Un saludo.
 
kanenas,10.12.2004
Nos encontramos después de veinte años en el mismo restaurante del puerto donde habíamos celebrado nuestro último examen de derecho. Pero esta vez estábamos sólo nosotros dos.
Eduardo había desaparecido desde esa noche.
Noche de alegría ,de desenfreno, de vino y cantos que terminó en tragedia.
Nos habíamos embriagado los tres, reíamos como desaforados.
Eduardo estaba más borracho que nosotros.

Entonces bajamos hasta el mar.
Lo hicimos también esa noche después de veinte años. Eduardo había saltado dentro de una lancha a motor y no sabemos cómo la hizo partir. El motor rugía y él, completamente extraviado por la bebida, reía a carcajadas. Se alejó saludándonos alegremente.

Hoy volvimos a la playa para detenernos en el lugar donde lo habíamos visto por última vez. Revivimos la escena y de pronto la ola dejó a nuestros pies una botella. La recogimos. Era una botella de la misma marca del wisky que Eduardo agitaba desde la lancha saludándonos. La recogimos. Nos abrazamos. Estábamos nuevamente los tres juntos
 
mariaclaudina,10.12.2004
Caminábamos en silencio por la orilla de un mar inquieto, en un atardecer por demás sereno. Trastabillábamos a cada paso, mareados por el movimiento de las olas bajo nuestros pies.
Nos miramos. Nuestros ojos se buscaron quizá intentando quebrar la lejanía, pero no.
Un tiempo atrás habíamos reído en esa misma playa. Un tiempo atrás habíamos bebido de un sorbo la vida. Fue demasiado rápido. Ya no teníamos nada.
Intentábamos encontrar lo que amábamos en el otro, por lo menos lo que habíamos amado. Siempre creímos en la magia, una de las pocas costumbres que no habíamos perdido.
Ambos buscábamos desesperadamente una señal, la piedra fundamental para comenzar a reconstruir. No pensábamos en algo concreto, no sabíamos que podía ser. Sólo estábamos seguros que, tarde o temprano, cuando la tuviéramos frente, no dudaríamos.
Quedamos de pie frente a la majestuosidad del Atlántico. Veíamos el ir y venir de las olas reflejadas en nuestros ojos y rogábamos que la magia se presentase. La llamábamos a gritos dentro de los laberintos inciertos de nuestros deseos. A gritos silenciosos, a gritos de tristeza.
Entonces nos sentimos vibrar. Clavamos los ojos en el objeto que brillaba sobre la arena totalmente equidistante a nuestros cuerpos.
Entendimos que era la señal que buscábamos, la que pedíamos como excusa para resucitar.
La ola dejó a nuestros pies una botella.
En nuestro interior sabíamos que podía haber sido cualquier cosa, pero fue eso.

Me gustó mucho el reto. Saludos.
 
azulada,11.12.2004
RETO 20

Mensaje subliminal

La ola dejó a nuestros pies una botella. Aunque poco confiábamos en la utilidad que pudiera reportarnos, la cogimos con el mismo celo que un ciego se engancha al brazo de su lazarillo y así poder llegar a su destino. Ya se sabe, en apuros uno se agarra a los enlucidos.

Hacía dos días que mi padre y yo habíamos encallado frente a unas rocas afiladas, un pequeño islote parecido a un gran erizo abandonado en medio del mar. La barca quedó agujereada, tras una breve zambullida la perdimos para siempre. La niebla, la marejada, el fuerte viento, ... hacían imposible que la patrullera del puerto viniera a rescatarnos. Lo de menos era nuestra pesca perdida. Ahora se trataba de nuestra supervivencia. Ya no quedaba nada de la tortilla de patata, ni de la barra de pan con anchoas que nos había preparado mi madre. La primera noche la sobrepasamos con la poca leña de unos arbustos resecos. Lo peor vendría luego, si es que aquella venturosa botella que acabábamos de encontrar no ponía remedio a nuestro infortunio.

Nos costó mucho trabajo limpiarla. Estaba toda manchada de chapapote. A fuerza de frotarla contra la arena pudimos ver un envoltorio en su interior. Con la pequeña navaja que mi padre siempre lleva consigo pudimos por fin quitarle el tapón. Absortos sacamos una bolsita de plástico y dentro un pequeño papel vegetal escrito. Desconcertados leímos: ”No me sigan, yo también he naufragado”, y firmaba un tal Poseidon”.
 
margarita-zamudio,11.12.2004
NAUFRAGIO




La ola dejó a nuestros pies una botella, el único resto del naufragio. Desde la playa contemplamos impotentes el hundimiento del barco, un espectáculo digno de una película de acción. No hubo desgracias personales porque el salvamento se realizó con eficiencia, y además, el mar, aquella mañana de verano, estaba en calma. Vimos helicópteros y lanchas de salvamento acercarse al barco mientras los marineros bajaban por las maromas o subían por los arneses colgantes de las máquinas voladoras.

Cuando la última barca atracó en la arena, todos, niños y mayores prorrumpimos en un aplauso unánime. La Guardia Civil, las autoridades, todo el mundo abrazaba a los náufragos que tiritaban de frío a pesar del calor.

Un marinero de aspecto robusto, descalzo y semidesnudo, se agachó sobre la arena como si quisiera rezar al estilo islámico, pero sorpresivamente recogió la botella, le quitó el tapón, se la llevó a la nariz, y poniéndola ante el Sol para verla al trasluz, exclamó con algría:

“!Gracias, Dios mío, por haber salvado mi botella de ron!”
 
psychotron,11.12.2004
LA COARTADA O LA RELATIVIDAD DE LAS COSAS

Llegamos consternados, furiosos, decepcionados. La vida se nos había acabado en el intento. Sólo queríamos seguir, gastar el rumbo, dejar que el corazón siga mintiendo pero ocurrió lo que pensamos, no podríamos sortear.

Una playa sin vida, oscura, de aguas turbias, estorbaba nuestro camino. Nos echamos en la arena y absortos en ese cielo nublado, nos preguntábamos si no sería mejor hacerlo de una buena vez, un tiro, directo, sin tanto remordimiento, sin tanta cavilación. Una cuestión de cojones. Fue cuando la ola dejó a nuestros pies una botella y lo comprendimos todo.
 
akim,12.12.2004
AVATARES DE LA GUERRA

Vivíamos en una pequeña localidad a orillas del Mediterráneo. Andrés y yo éramos amigos desde la primera infancia. Una tarde de domingo del pasado mes de abril estábamos charlando, sentados sobre el muro del espigón, cuando distinguimos un objeto sobre la cresta de una ola. Nos descalzamos y, corriendo, alcanzamos la playa. La ola dejó a nuestros pies una botella de plástico, que antes había sido un envase de Coca-cola. En su interior había un pedazo de papel, doblado. Desenroscamos el tapón y extrajimos la nota. En ella, junto al dibujo de un niño de tez oscura, alguien había escrito en inglés:

-Mi nombre es Hassan. Curso estudios en la escuela secundaria de Um Qasr. Al igual que mis compañeros de clase, hoy he formulado por escrito un deseo y he introducido el papel en una botella que después he arrojado a las aguas del Golfo. Ese gran deseo es llegar a conocer un día el mar Mediterráneo. Si el destino permite que llegue hasta vuestras manos, por favor llamad a este número.

El mensaje estaba fechado el 20 de marzo de 2003, hacía algo más de un año. A la mañana siguiente conseguimos que llamaran desde el ayuntamiento. Como fuere que nadie respondía, probaron en la embajada. Allí informaron que el día 21 de marzo, a las pocas horas de haberse iniciado la invasión, nueve alumnos de aquella escuela murieron a causa de un bombardeo. Tres de ellos se llamaban Hassan.


 
guy,12.12.2004
[Gutural]

Parados a la entrada del lujoso chalet nos sorprendió la gorda cuando abrió la puerta. Parecía que nos esperaba, nos ofreció unos tragos. No dábamos con la verdadera situación. Hablaba poco, bebía en el suntuoso living. Peinó unas rayas gruesas de cocaína en el vidrio de la mesa, rechazamos su convite. Atónitos contemplamos mientras se desnudaba. No estaba mal, sólo estábamos los tres. Nos quitó las ropas, nos llevó al baño, empezó a tragarnos a arcadas, a ordeñes. Ida, brutal. Calzó los condones, aclaró que ella los quitaría. No dejaríamos semen en el lugar. Abrió los grifos de la bañera enorme. La penetramos entre vahos sanguíneos y agua. Se abría en rojos oscuros a puro embate, a grieta franca y resbalosa. Y lengua. Gozaba mientras la atábamos de pies y manos. No sospechó cuando le pusimos la bolsa de nailon, creyó que haríamos un agujero para eyacular en su boca. El corazón acelerado de sexo y alcaloide le jugó en contra. No duró mucho, rodó por el recinto como una foca desesperada hasta la asfixia mientras la bañera desbordaba inundando el perímetro. La ola dejó a nuestros pies una botella plástica y alejó toda duda, en silencio. Una vez fuera del lugar vimos dos tipos raros que llamaban a aquella puerta. Telefoneamos al jefe y dimos por hecho el trabajo.
 
woody,13.12.2004
Estamos preparados para la recepción, ya habían pasado 6 meses desde el accidente que nos dejó en esta isla y 3 desde que la ola dejó a nuestros pies una botella con un mensaje en su interior el cual decía:”Saludos, dentro de unos meses viajaremos a su isla a darles la bienvenida a la comunidad de náufragos de este inmenso archipiélago” a lo que respondimos, que estábamos encantados de aceptar su visita. Esto de pertenecer a una comunidad nos hacía olvidar nuestra soledad. Lo único reprochable era el lento medio de comunicación.
 
AnitaSol,13.12.2004
Caminábamos despreocupados, la vida por detrás como si fuéramos viejos, nada hacia delante porque el vértigo del ahora nos acosaba impunemente.
Caminábamos. Una mano en el bolsillo, la otra buscando algo, siempre: una moneda, un trozo de comida, “algo que nos dé”.
El destino nos había ubicado en un mundo hostil. Éramos una cofradía de abandonados, sin destino, sin familia, sin futuro.
Lejos habían quedado los intentos de aculturación, de incorporación a la sociedad. Con nuestros diez añitos, marcábamos nuestros propios pasos, un camino que seguro nos llevaría a la marginación y al delito.
Pero, por esos misterios de la vida, esa mañana clara, en la roña infernal de las costas del riachuelo, un tesoro iluminaría nuestros ojos de niño.
Como todos los días el agua sucia paseaba desechos y una ola dejó a nuestros pies una botella.
La fantasía de una vida diferente, el milagro del paraíso perdido, la esperanza de encontrar un lugar en el mundo nos empujó a la odisea pirata de internarnos en la inmundicia guiados por las escuetas palabras encerradas en el envase.

Nos encontraron mucho después en la misma orilla que nos vio partir, hinchado nuestro pobre cuerpo, desgarrado y consumido.
Nadie supo jamás de la aventura que nos mató. Nadie sabrá jamás del secreto en la botella que nos salvó la vida.
 
dasumar,13.12.2004
dasumar.13.12,2004

RETO No 20

DECEPCION

Vacaciones de adolescentes. Huracán de mariposas en los corazones, juventud, alegría, cambiantes sueños, curiosidad ante la vida que se nos mostraba como una catedral de la esperanza.
Caminábamos por la orilla del mar cuando la ola dejó a nuestros piés una botella. Tenía la forma de una botella corriente, pero estaba opacada por el fango y cerrada herméticamente. Nos miramos sin que nadie se atreviera a tocarla.. ¿Qué mensajes románticos traería?, ¿Resolvería el misterio de tesoros de corbetas hundidas o poblaciones con olor a leyenda?, ¿La habría preaparado un moreno de Bahía durante los rituales de los orixás del culto Umbanda, o algún boer de Sudáfrica, o un vikingo de las tierras nórdicas, o algún marinode la helada Antártida?.
Nuestros corazones palpitaban al unísono soñando como sólo se sueña a los quince años. Formamos una rueda alrededor de la botella y con las manos unidas, rezamos, mientras dos o tres compañeras trataban de abrirla.
Dentro había un papel amarillo doblado cuidadosamente. Lo estiramos conteniendo la respiración, con la unción de quien está por descubrir un secreto mágico. Un ¡UHH! de decepción surgió de todas con fuerza incontenible: lo que teníamos ante nuestros ojos era ni más ni menos que ¡la propaganda de una gaseosa de moda!.
 
mariog,14.12.2004
RETO N° 20 - NATURALEZA SIGLO XXI

Habíamos deambulado toda la tarde por la costa yerma. El río nos sobrecogía con su imenso lomo caqui. La arena mostraba por doquier lamparones y costras de petróleo, pescados en diferentes grados de descomposición, residuos de toda clase mesturados con el plumaje opaco de incontables pájaros muertos. Ibamos sin rumbo. Espantados. Con los huesos estremecidos. En el deslinde de la náusea. Por tanta miseria repugnante. Y acaso por eso mismo, el destello verdoso convocó de inmediato nuestra esperanza. Ahí. En el invisible trazo del reflujo. Un postrero rayo del sol en fuga sobre el vientre terso del silicio. Ahí, el resplandor. También ahí, nuestra prisa. Y ahí una ola dejó a nuestros pies una botella...
 
blanquita,14.12.2004
bRETO N° 20/B

La ola dejó a nuestros pies una botella. Adentro tenía el mensaje del viejito cochino sobre que quería una cazuela "calientita". El 49 y yo lo leímos, y fue entonces que nos entró la duda: volver o no volver.

Es que cuando nos escapamos, fue gracias a él. Yo no sé cómo lo hizo. Habíamos estado bromeando sobre su poder. El 49 y yo le decíamos que no era posible que él fuera quien decía y le pedimos, entonces, que nos hiciera el milagrito de la salvación.

No sabemos cómo lo logró, pero la cosa es que un día simplemente despertamos y los barrotes ya no estaban. A lo mejor de verdad era el innombrable. ¡Bah!, como sea, nosotros siempre lo recordaremos como el viejito cochino, porque era cochino, ah, eso sí que no se puede negar.

Y ahora nos llega esta nota a través del mar... Eso es raro, pero bueno, Bolivia tiene cosas que a veces te pueden sorprender. No sabemos si volver o quedarnos. La nota no dice si es que nos necesita, menciona algo sobre la cazuela "calientita" y más abajo dice "de almas". Mmmmm, cazuela "calientita de almas… Atte: Preso 666".

No, no creo que pueda ser real. El 49 ha entrado en pánico. Es mejor que nos calmemos, siempre nos ha salido todo bien, ésta no ha de ser la excepción. Nosotros... nosotros...
(A coro) "padre nuestro, que estás en los cielos…"
 
micro,14.12.2004
Reto No. 20

Era preocupante el notar que a pesar de caminar decididamente en línea recta, el grupo no avanzaba. Después de horas, talvez días, decidimos dejarnos caer en la caliente arena del desierto y esperar que la muerte llegara a nosotros.
Seco, todo seco e insoportable, seco el aire, seca la arena y por encima de todo aquel vacío, un sol inmenso e implacable que se empecinaba en anunciar nuestro ya cercano fin. Cerré los ojos por un instante y la arena tomó vida. Tomó vida formando una inmensa ola de arena. La ola dejó a nuestros pies una botella de agua fresca. Nosotros, a cambio, dejamos nuestra vida a los pies del desierto.
 
jorval,14.12.2004
RETO Nº 20

Cinco años que no tomábamos vacaciones. Los niños y el trabajo de ambos nos lo habían impedido, pero este verano decidimos pedirles a los suegros que se quedaran al cuidado de nuestra casa y de los niños.

Partimos en auto a Puerto Montt. El viaje fue fantástico, alojamos en el camino y al día siguiente, descansados, llegamos a nuestro destino. Nos instalamos y en la tarde fuimos a recorrer la costa camino a Calbuco.

Estacionamos el vehículo frente a una de las playas y nos bajamos. Con los zapatos en la mano caminamos sobre la arena, el viento producía pequeñas olas que mojaban nuestros pies, cuando de pronto vimos flotando en el mar algo que brillaba, poco a poco el objeto se fue acercando a la playa hasta que la ola dejó a nuestros pies una botella.

La recogimos y bromeamos de que era la botella encantada, que dentro de ella había un genio; decidimos llevarla con nosotros y regresamos al hotel. Comimos en la habitación con la botella presidiendo la cena, vimos televisión, hicimos el amor y nos quedamos dormidos.

Un fuerte ruido nos despertó. Vimos como desde el interior de la botella surgía un torrente de agua, blanca y fosforescente que poco a poco iba cubriendo el piso, la cama y luego nuestros cuerpos. La sensación era agradable, de paz y tranquilidad.

Nunca nadie supo lo que sucedió después. Nuestros suegros e hijos aún esperan nuestro regreso. Han pasado ya 5 años, ¡que sigan esperando!
 
Primmo,14.12.2004
—Entonces estarás de acuerdo —me dije, mientras caía el agua— que en esta cara no hay más que rasgos de aburrimiento, adheridos a esa barba desgreñada, enquistados en esos ojos hundidos de tanto no ver…

—Ja! —me respondí presuroso y refunfuñé a mis adentros un sutil “maldito ciego”.

Eché jabón por mi cara y comencé a afeitar mis pómulos.

—Con cuidado… suave… —me aconsejé, a pesar de lo tenso que me sentía aquella mañana. En mis ojos aún transcurría la imagen imaginaria aquella en que la ola dejó a nuestros pies una botella medio llena de ron… Yo, y mi otro yo nos la bebimos presurosos, y hoy sufría los estertores de la abstinencia.

—Apura hombre, que llegaremos tarde al recital de La Cantante Calva, otra vez…

—Estúpido, es una obra de teatro…

—Y… a qué hora canta?
 
EL_RETO_GANADORES,15.12.2004
>b> El día 18 de diciembre termina el reto 20, avisen a los amigos, el 19 se vota . Voten todos por favor/b
 
naisui,15.12.2004
Estábamos de vacaciones en Tahiti tendidos bajo una gran sombrilla, contemplando juntos el mediodía reflejarse sobre aguas turquesas y arenas suaves y harinosas.

Sorbíamos con placer unos de esos frescos jugos que se elaboran en tierras exóticas mientras veíamos cruzar un hermoso yate blanco de grandes proporciones.

- Lo que es tener plata - le comentaba en voz baja a mi mujer.

Ella no me escuchó. Su vista se elevaba hacia las nubes. Algo brillante se veía acercándose.

- ¿Qué es eso que viene? ¿Un avión?

En el yate se veían personas ataviadas de fiesta, bailando y riéndose notoriamente ya que los oíamos, aunque estaban a unos 200 metros.

El punto brillante, de un momento a otro, se tornó inmenso. Eso venía a una velocidad vertiginosa.

- ¡Cuidadoooo! - Alcancé a decir mientras la tomaba de la mano y me tiraba tras las sillas de playa.

Era enorme. Más grande que un rascacielos. El yate era una pequeña cascarita que se hundió en un suspiro cuando ese artefacto se estrelló en las aguas.

La ola dejó a nuestros pies una botella, un trozo de yate y una guirnalda.

Otra ola dejó una placa de extraño material que decía en español: "No entre en contacto con los lugareños, pues son altamente peligrosos. Si por algún motivo sucediera esto se multará gravemente a los infractores y, lamentablemente se sacrificarán los habitantes del lugar que hayan establecido contacto."

Arrancamos lo más rápido posible.

Vacaciones de extra mundo no iban a arruinar las nuestras.


 
JuanRojo,16.12.2004
Jamón, jamón

Habíamos cuatro en el coche: yo, el Plata, el Cipri y el Almóndiga que conducía. No tuvimos na que ver; cuando llegamos ya estaba montao el tinglao. Pos eso, el coche de las pibitas dao la vuelta echando humo, el camión volcao y la carretera llena jamones. Como si Papa Noel dice joder que es Navidad, pos toma jamones pa tos. Yo y el Cipri salimos escopetaos pal coche y vimos a las dos tías bocabajo amarrás con el cinturón. Les pusimos la mano en el cuello pa tocarlas las venas a ver si estaban vivas y sí que lo estaban. Las sacamos con cuidado pero rápido porque parecía que aquello iba a pegar un petardazo, pero ya mismo. Y así pasó, que se puso a arder como si fuera a salir el diablo. Luego fuimos hacia el camión con el Plata y el Amóndiga y sacamos al camionero que sólo estaba atontao. Llamamos a la poli y le contamos el marrón. Así que si pillamos unos cuantos jamones pos tampoco es pa tanto. Es mentira que el Plata y el Cipri estuvieran debajo el camión en la gasolinera del pueblo metiéndole mano al camión. Además las tías iban sin luces y no la han palmao ¿no? Pos eso. Nosotros no hemos provocao na. Sí somos amigos de la Ola, la de la gasolinera. Sí, la Ola dejo a nuestros pies una botella, pero no nos dijo na de na de los jamones, diga lo que diga el chivato ese.
 
barrasus,16.12.2004
Reto 20. LA BOTELLA

Allí estábamos todos, pasmados, sin saber que hacer. Nos mirábamos unos a otros, la solución era incierta. La cogimos y empezamos a tirar de ella, imposible... Éramos incapaces de sacarla, teníamos la sensación de estar tirando de la espada excalibur, pero desde luego ninguno de nosotros teníamos capacidad para llegar a serlo. Decidimos ir al hospital, nos pusimos junto a los médicos y observamos las piernas abiertas de Jessica con aquello... El doctor nos miró con evidente enfado, entonces levantamos las manos y dijimos :” la ola dejó a nuestros pies una botella...”
 
barrasus,16.12.2004
Perdón, el anterior no vale, tenía un pequeño error, lo vuelvo a pegar, disculpen.

Reto 20 LA BOTELLA:

Allí estábamos todos, pasmados, sin saber que hacer. Nos mirábamos unos a otros, la solución era incierta. La cogimos y empezamos a tirar de ella, imposible... Éramos incapaces de sacarla, teníamos la sensación de estar tirando de la espada excalibur, pero desde luego ninguno de nosotros teníamos capacidad para llegar a ser caballeros. Decidimos ir al hospital, nos pusimos junto a los médicos y observamos las piernas abiertas de Jessica con aquello... El doctor nos miró con evidente enfado, entonces levantamos las manos y dijimos :” la ola dejó a nuestros pies una botella...”
 
hemefeo,16.12.2004
Umm, esto parece el Víbora
 
Selkis,17.12.2004
- Reto 20 -
En aquel atardecer tan triste el cielo estaba especialmente rojo. Rojo revelador, apocalíptico para ti y para mí. Habíamos decidido no entrar en el mar por motivos de fuerza mayor y nuestra decisión nos pareció cobarde, inconsecuente. Limpias y cristalinas lágrimas cayeron por nuestras mejillas y se nos ocurrió que qué mejor ocasión para hablar en plural.
No sabíamos como se expresaba el mar, pero le entendimos. Entendimos su dolor. Las olas se acercaban retorciéndose de rabia, irritadas de tocar nuestros pies desnudos. Su espuma apenas nos lamió. En su mensaje parecía que nos hablaban de un viaje muy largo, de toda una vida que contenía también las nuestras y de cómo iban y venían por irremisible costumbre a pesar de que cada vez sus cuerpo estaban más pesados. Nos contaron como nos alcanzan siempre con su perfume de vida salada, con la frescura de los que sólo saben nadar, con sus brillos de sol, sus hermosas algas de mil colores que tan suaves y hermosas caricias saben propiciar y nos contaron como regresan cargadas de porquería, como a las profundidades del mar sólo llega basura y suciedad, como a veces sus crestas de espuma hacen bailar compresas y condones sin saber que hacer con ellos y nos contaron como todas esas cosas envenenan sus perfumes.
Así fue aquella tarde. Habíamos decidido no entrar en el mar cuando la ola dejó a nuestros pies una botella de coca-cola.
Perfecto mensaje en una botella.
 
EL_RETO_GANADORES,18.12.2004
bMAÑANA 19 de DICIEMBRE VOTACIÓN EN EL CLUB,RETO 20/b
 
zergio,18.12.2004
Tenía ganas de participar, esta vez no me alcanzó el tiempo, mañana domingo no puedo entrar a internet, perdonen mi patudez, pero leí casi todos los textos, hay ingenio en la mayoría y una prosa amena. Si me permiten votar, lo hago por GUY. En el próximo participo. saludos a todos por esta genial idea ( ah!, creo que se abuso del mar en la mayoría de los textos, pero no quita méritos al ingenio de cada uno)
 
barrasus,18.12.2004
Aquí ya es día 19 así que voto, el mejor texto a mi parecer es el de:
AKIM
Pero me gustaría dar mencion de honor a:
GUY
 
hemefeo,18.12.2004
Pinto pinto gorgorito. Venga no...
Mi voto para Juanrojo.
Mención inexcusable para barrasus y guy.
Bien por el Reto (el mejor taller de la isla).
 
Selkis,19.12.2004
Mi voto para Guy, pero no puedo dejar de mencionar a Akim. Tenía que votar a uno...
 
guy,19.12.2004
Voto a JuanRojo.
 
flacojoselo,19.12.2004
voto por micro
 
margarita-zamudio,19.12.2004
Mi voto para Akim.
La verdad es que me fue difícil decidirme.
 
jorval,19.12.2004
Mi voto para JuanRojo
 
yoria,19.12.2004
Mi voto para JuanRojo...Y aplausos para Barrasus
 
AnitaSol,19.12.2004
Mi voto para JuanRojo
 
akim,19.12.2004
Mi voto para JuanRojo (el de Guy también me ha gustado mucho)
 
kanenas,19.12.2004
Mi voto es para Jorval
Felicitaciones a todos fue un problema votar
 
azulada,19.12.2004
Para Akim por su contribución al cese de las guerras.
 
blanquita,19.12.2004
voto por azulada
 
psychotron,19.12.2004
Mi voto para azulada.
 
dasumar,19.12.2004
dasumar

Reto No20

Voto por AnitaSol
 
Primmo,19.12.2004
Voto por Guy, que sin decir nada, lo dice muy bien.
 
JuanRojo,20.12.2004
En el reto 20 mi voto para AKIM
 
elenmaxcarado,20.12.2004
ahora si alcance... disculpen he andado medio atareado: Mi voto para Guy.

 
EL_RETO_GANADORES,20.12.2004
>b
 
EL_RETO_GANADORES,20.12.2004
Este es el resultado de las votaciones
GANADOR: Juanrojo
VICEGANADOREs AKim y guy

Felicitaciones.

En este RETO ha habido una participación de 22 cuenteros y votaron 19. Gracias por el empeño y la seriedad con que siguen los desafíos.
FELIZ NAVIDAD Y FELIZ AÑO NUEVO PARA TODOS
 
EL_RETO_GANADORES,20.12.2004
Por razones de comodidad he decidido separar los retos que superen los 50 aportes.

El Tema del RETO 21 es:

Escribir prosa o poesía sobre uno de estos dos temas o quien quiera puede escribir los dos.
1) Una extraña Navidad
2) Si volviera a nacer

El RETO 21 es válido desde hoy hasta el día 28 . El día 29 se vota.

Suerte a todos y Felicidades , el club les desea un año pleno de salud,serenidad y creatividad.
 
barrasus,20.12.2004
¿ no hay límite de palabras?
por cierto ¡ felicidades a los ganadores!
 
JuanRojo,20.12.2004
MUCHAS GRACIAS
FELICES FIESTAS
Y BUENOS CUENTOS
 
Selkis,20.12.2004
Felicidades a los ganadores y felices fiestas para todos!
 
NINIVE,20.12.2004
bEl límite máximo de palabras del reto 21 es de 300 palabras/b gracias barrasus
 
NINIVE,20.12.2004
bEl límite máximo de palabras del reto 21 es de 300 palabras/b gracias barrasus
 
margarita-zamudio,20.12.2004
Enhorabuena al ganador y finalistas. La verdad es que todos son buenos.
 
mariaclaudina,20.12.2004
Felicitaciones a los ganadores!!
 
NINIVE,20.12.2004
General :: Anuncios/EL CLUB DEL RETO :RETO 21
 
akim,20.12.2004
Muchas gracias por vuestras amables felicitaciones. Que paséis buenas fiestas.
 
kanenas,08.01.2005
¿
 
_poemme_,20.04.2005
¿Existe aún este club de los retos?
 
_poemme_,20.04.2005
si aún existiera...me dicen dónde les puedo encontrar actualizados ¿ya?
 
KaReLi,20.04.2005

fácil... preguntándole a ninive o viendo en el listado de anuncios el reto de mayor numero...

creo que van en el 30 y en un foro prosa y en otro cuento... o algo asi...
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]