TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Talleres / DESAFIO DE LA IMAGEN N° 7 PROSA - [F:9:4628]


DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,25.11.2005
Bienvenidos y bienvenidas al Séptimo Desafío de La Imagen PROSA

Como el 7 es un número cabalístico, nada mejor que una imagen ligada a los misterios y al autor del Desafío.

La Imagen es el Arcano Mayor del tarot EL LOCO, para lo cual deben obligatoriamente acudir al link de la imagen de la siguiente página:

http://www.zonezero.com/...

AUTOR: José Raúl Pérez y Anónimo. bAl ver el vínculo se entenderá la autoría


EXTENSIÓN MÁXIMA:
PROSA 320 PALABRAS
POESÍA 200 PALABRAS
DURACIÓN: 26 DE NOVIEMBRE AL 9 DE DICIEMBRE<
VOTACIÓN: 10 AL 12 DE DICIEMBRE (3 DÍAS)

REGLAS BÁSICAS DEL DESAFÍO/b

0.- Se puede participar con más de un texto por categoría, siempre que se suban consecutivamente y estén claramente identificados por un Título u otra forma que facilite la votación
1.- Respetar número máximo de palabras 320 para prosa y 200 para poesía
2.- Los textos y las votaciones fuera de fecha no se consideran. (Por respeto a los que cumplen) La fecha que marca la página es la que se toma en cuenta.
3.- Se vota en el mismo sitio en que se suben los textos, haciéndolo por un solo texto en cada categoría.
4.- Se puede votar en prosa y en poesía aunque no se haya participado en uno de ellos.
5.- Quienes no hayan participado ni en prosa ni en poesía, pueden votar, pero su voto SÓLO tendrá el carácter de estimulo al votado.
6.- Los votos no van acompañados de comentarios de ningún tipo.
7.- Cualquier inquietud o problema se atenderá en el libro de visitas de NeweN o en el Libro de Visitas de DESAFÍO_DE_LA_IMAGEN
8.- El ganador es quien obtenga el mayor número de votos.
 
derian,27.11.2005
bEspejo delator/b

Le dije que no, que no necesitaba nada, que vivía bien; entonces tomó su dinero y se largó, no sin antes derrochar algunas cuantas monedas que resbalaron hasta caer al suelo, y sólo llamaron mi atención cuando el sol, de lleno, las reflejó en mis ojos como si fuesen oro. Las tomé, maldiciendo a aquel tipo de aspecto burgués, y le dirigí insultos que seguro no escuchó porque ya se encontraba lejos de mi calle. Tuve la dicha de observar al cielo despejado, el inmenso sol me trasmitía un calor intenso, que me hizo ruborizar cuando tres señoritas salieron del restaurante, y pude ver como fruncían sus narices experimentando la sensación de haber olido algo horrible. Me quedé contemplado sus rostros vacíos, que delataban un despecho hacia su alrededor, un aire de pobreza en todo lo que miraban; pero no la pobreza exterior. Las seguí.

Cuando se dieron cuenta que las estaba siguiendo apresuraron el paso. De vez en vez, alguna muchacha miraba para atrás y advertía mi presencia, cosa que yo no pude disimular, porque estaba muy ensimismado con aquellas bellas damiselas. Doblaron la esquina e hice la misma operación. Aunque decidí contemplarlas desde allí. Me habían aburrido, igual a esa altura ya había conseguido lo que quería: infundirles un terrible miedo. Levanté mi mano derecha y la agité con violencia para saludarlas. No me respondieron. No se dieron cuenta que las estaba saludando.

En la tienda de un local, cerca de donde duermo, había un espejo. Me miré a los ojos. Gruñí fuerte y casi hago del vidrio pequeños trozos, porque me había visto. Y ahora lo sabía, yo quería que mi identidad fuera un secreto, que nadie supiera que tengo esta barba inadecuada, estos andrajos que no soporto, no quería ser descubierto por nadie. Pero ahora que tenía delante mío un espejo mis planes se hicieron humo. Me largué llorando, ahora en ningún estaría seguro.


 
_Guerrera_,27.11.2005
EL LOCO

Romaderia era un pueblo tranquilo, no había asuntos policiales ni siquiera trencillas domésticas. Hacía más de veinte años que el pueblo dormía la siesta eterna del aburrimiento.

Pedro era un hombre joven. Vivía de lo que producía la cosecha de algodón, era alto y fuerte, tenía la piel curtida por todos esos años de trabajo bajo el sol.
Cuando Dora era aún una niña, sus padres la enviaron a un internado en Francia para que tuviera la mejor educación.

Una tarde calurosa de enero Pedro la vio. Nunca había visto una mujer tan bella. Se acercó para cerciorarse de que no era una visión y cuando estuvo frente a ella tembló. Nació el amor.
Eran jóvenes y tan ingenuos, se mostraban felices corriendo entre las flores cada tarde, solían recostarse bajo la sombra enorme de un ombú donde ella le leía un cuento.
Pero nunca tuvieron en cuenta que los padres de Dora querían un porvenir mejor para ella, así pues una tarde Pedro espero en el lugar de siempre hasta que la noche sacudió su razón.

Las viejas comadres de Romaderia se reúnen a la hora de la siesta para recordar la historia, cuentan que a Dora la embarcaron en un buque que salía para el exterior y Pedro se internó en un pequeño rancho sobre la cima de la colina de donde nunca más salió.
Doña Josefa, una vieja tarotista, fue la última que lo vio y dice que desde el día en que él la consultó le faltó la carta del el loco.

Más de una vez subieron a la colina para espiarlo. Vieron que cosecha vegetales en un pequeño espacio y que prepara la cena para dos. Luego se arrodilla de frente a la tumba en la que cree que enterró a su amada y le lee siempre el mismo cuento escrito pobremente sobre el lienzo de una bolsa de algodón.

Roxana, 26 de noviembre de 2005.
 
gatelgto,27.11.2005
EL TAROT MEXICANO

Despierta Juan, ya naciste, eres una mariposa que no vuela, sin alas, te sostienen los rayones de la luna, eres su embrujo, la maga te lo dirá, la masturbadora de tus sueños nacerá de ti mismo, entre petates con olor de mariguana y arrugas mentales, el mago, ese es un loco que no sabe, pero te dará potencia para embriagarte de su luz.

Enamórate, eres el beato amando el brazo partido de Dios, sé guerrero, hazte escarabajo lleno de cadenas, y escucha tu demencia para que hagas justicia, ahórcate, enciérrate entre las páginas de un año y sécate, las palabras grítalas, mira al enano del circo, es un ángel gracioso que juega con su sexo, la gran puñetera se monta en él.

Ahorcado, podrás ser luciérnaga del cielo y arena del mar, también oscuridad infinita y luz perpetua, toca tu tambor de papel de china, y hazme un regalo, me encantan los cuerpos imperfectos, soy moldeador, transformista, hago ancianos más viejos, y cucaracha alacrán.

Templanza grita el acero en el fuego, porque está enfermo de mariposa, lo enfrían para que no le domine el demonio pero enciérralo en una cáscara de naranja , y exprime su corazón y bébelo.

Sí, claro, nos emborrachamos para subir al cielo y mirar como escriben en el armonio los poetas y como hacen piruetas de letras, todo es un bello desorden natural, una luna es una tuna, es un queso, es una laguna, el sol es la voz que canta la palabra escrita con el silencio de una imprenta, mueran las imprentas.

Desnuda encuerada el alma sin cuerpo, mostrará su tamaño, sus obras serán balanceadas en el sube y baja de la noche y el día es el columpio de su cordura. El andrógeno sufre el ser mitad cría de una copa y también una mariposa con medias, con el cuerpo volteado, con el sexo en su lengua retractil. ® Gustavo García Gutiérrez

26 de noviembre de 2005

 
margarita-zamudio,27.11.2005
LA CARTA SIN NÚMERO


Una mujer de mediana edad y aspecto agitanado, le abrió la puerta. Iba vestida con una larga falda , una blusa blanca y un pañuelo atado a la cabeza con un artístico lazo. Por debajo del pañuelo sobresalían unos pendientes de oro y corales que se enredaban en los rizos de su cabello. La mujer, la hizo pasar a la salita, una pequeña habitación iluminada por velas. Sobre un platito y dentro de un pequeño vaso de cristal ardía lentamente un palillo de aroma que llenaba la habitación de un sutil humo mareante.

La mujer invitó a María a sentarse en una silla de enea mientras ella lo hacía enfrente. Las dos mujeres se miraron entre sí. María con timidez y algo de miedo y la pitonisa con la mirada acostumbrada de una mujer que sabía su trabajo.

_¿Qué prefieres que te eche, las cartas del tarot, la baraja española o la bola de cristal?-le preguntó la pitonisa.
_El tarot, por favor-respondió María.
_Muy bien. Toma las cartas, corta tres veces y colócalas sobre la mesa.

La gitana eligió una carta al azar. Era El Loco, el Arcano 22, la carta 0.
_Ese es el chico por el que preguntas.
_¿Cómo lo sabes!-exclamó la muchacha.

La pitonisa, en lugar de contestar, barajó de nuevo las cartas, y fue poniéndolas sobre la mesa. La carta de El Loco volvió a salir: se hallaba rodeada por la de El Demonio, El Carro invertido, La muerte y Los Enamorados.
Ninguna de las dos necesitó hablar. Sabían la respuesta. María pagó lo estipulado y corrió corriendo a la calle. Al día siguiente, su certeza fue confirmada por una esquela en el periódico:

Un accidente de tráfico cercenó de un tajo aquellos incipientes amores.





 
margarita-zamudio,27.11.2005
Errata: donde dice La muerte, debe decir La Muerte.
 
margarita-zamudio,27.11.2005
Y otra: borren lo de correr corriendo: es una redundancia y fruto de haberlo copiado mal.
 
Gadeira,27.11.2005
Loco por tu voz de tango.

Este…mi nombre es Hilario. Hilario como mi padre, mi abuelo y mi bisabuelo.
Soy Hilario el porteño, pero tú llamame loco.
Por “Loco” me conocen en La Boca…es allá donde resido con la única compañía de mi perro Tango.
Sí, sí…es que tiene de arrabalero y nostálgico mi perro. ¡Qué mejor nombre darle!.
¿Por qué Loco?.El apodo me viene de antaño. Yo era un pibe y aún me nombraban por Hilario, cuando conocí a una mujer que cantaba tangos en un club. De inmediato me enamoré perdidito de ella, viejo. Fue escucharla cantar” Malena” y quedar perdido para siempre. Jamás le envíe una nota ¡claro está!.Ella era una dama afamada y de buena vida, pero en mi corazón enajenado de amor, me acostumbré a imaginarla junto a mí recorriendo las calles de mi lindo Buenos Aires. Así, le cedía el paso, pedía cubiertos para dos en los restaurantes, la piropeaba… Más de una bofetada me gané de alguna señora que se creyó requebrada a mi paso.

Me hago cargo del porqué me llaman Loco; pero…¿vos querés saber algo?.Tango y yo nos hemos acostumbrado a la compañía de esa mina .¡Qué nos llaman locos! Bendita locura la nuestra que nos permite vivir un amor con tan sólo desearlo, imaginarlo.
¡Ah chaval! ¡pobre de los cuerdos!, mentes racionales sin alas.

Recordá .Sacame bien parecido en la foto para tu reportaje de personajes pintorescos bonaerenses .No omitas mis palabras. Que sepan todos de dónde provino mi locura.
Los flecos de una falda y la voz de una mujer que cantaba el tango como ninguna tuvieron la culpa.
¡Ah! ¡Malena!.




 
TheWillow,27.11.2005
bCon esto me basta/b

Con dos de esas me basta y con tres de estas, estoy hecho. Qué facha, qué ternura, qué galante, qué mesura, qué delicadeza, qué linda se ve Rosario caminando. Le dije, loca, vente a la cuadra que te espero con ansias, que te busco en cuatro días para que nos casemos en la iglesia de la plaza, que sí, que nos casamos y ya. Me dijo, loco, estamos en el mes de abril, las flores se caen de sus tallos con la brisa y los pájaros se cagan sobre los transeúntes. Que si no puedo verte de cerca porque me duele, que si la lluvia cae de arriba pa’ bajo y no sé que más. Me preguntó cuándo me iba a venir para la capital, le dije, María, espérame en Febrero, loca, que yo estoy trabajando en el campo, sembrando papas, cultivando zanahorias.

Y qué va. Ella nada que me cree, nunca me cree, la muy linda, la muy perfecta. Ella piensa que soy como tú, Fiblito, que me la paso perreando todo el día, tirado en medio de esta calle viendo pasar a las doñas. Qué vida, qué ternura, qué lindura, el arte, el arte y la vida, el tic-tac del reloj, la Antonia y su hijo Daniel, la esposa, las deudas, el café, la risa. Ay, la risa cura el alma, Fiblito. Ella me dice, si al menos pudieras pararte de esa calle, terminar los estudios en física cuántica, dejar esa botella y esa hierba, vivir como decía Doña Cecilia que vivía la gente bien. Porque los bien viven como les dicen y los locos, los locos viven como se les antoja.

Vámonos de aquí, Fiblito. La incoherencia del humano normal me sofoca en estas calles de Dios. Mejor me compro otro ron y me voy a contar mariposas al hipódromo, allí me caso con Rosario y me visto como señor. Ahora me toca terminar las compras del día y comparte una correa nueva para que no dejes sólo al mejor amigo del perro.

Con dos de estas me basta y con tres de aquellas, con tres de aquellas…
 
tu_risa,28.11.2005
ibJUANCHO

Lo conocí adolescente. Se reunía en la plaza con aquellos “amiguitos” y dejaban el ambiente inundado del aroma pesado, dulzón, ese de la yerba fumada a escondidas, por choreza y aceptación del resto del grupo, todo en medio de la noche más oscura, lejos de la iluminación y las miradas.
Algunos se fueron a la universidad en otra ciudad, y eso los salvó.
La vida de Juancho continuó. Los que siguieron con su vida o sus estudios superiores, maduraron, se alejaron del humo que atontaba, del aroma que mataba las neuronas.
Pero Juancho, quedó pegado en esa edad fácil, irresponsable, sin camisa ni corbata, llena de atontada risa provocada por una y otra piteada.
Los años transcurrieron y quedó solo. No se pudo alejar, siguió atado a esos pitos, al vino tinto, al licor, a cualquier cosa que embriagara su realidad, su incipiente soledad, y ese vacío que lo alejaba más y más de una vida normal.
Su familia abandonó la ciudad, no pudieron hacer nada, tanto intentaron que ya no intentaron más.
Su rostro se fue transfigurando. Y sus pasos sin firmeza se hicieron lerdos. Su mirada extraviada, parecía decir “aún no encuentro mi ser, ni mi paz, soy escoria que yace por las noches botado en un rincón, en una calle cualquiera, con el alcohol por
almohada”.
Con su largo abrigo azul, el cabello revuelto, el rostro mofletudo, rojizo, alcoholizado, ya no quedaba nada que pudiera ligarlo a esa cruel juventud que no le permitió encontrar su camino soñado.
Pudo más la bajada, la caída inminente, la lenta soledad, lo sucio, lo olvidado.
Una noche cualquiera, cuando sólo era sombra de quién fue, se durmió en esa inconsciencia de las uvas, en la noche más larga, recostado entre las ruedas de un camión que al partir al otro día se lo llevó al viaje eterno, dejando allí recostada muy cerca de la vereda su grotesca realidad./i/b
 
Finch,28.11.2005
Perdición

La oscuridad se pasea por mi habitación y la eternidad de esta soledad hace imposible que concilie el sueño. Me levanto a fumar un cigarrillo y en el abandono del humo puedo vislumbrar su rostro. Esta mañana también apareció ante mí, contorneándose entre las llamas de la chimenea. Ardía…como el dolor que punza mis entrañas cada vez que mis labios intentan decir su nombre. Su nombre…escrito en cada hoja de un árbol majestuoso que el otoño desnuda …su nombre…agitándose en un remolino de pasión que el viento sopla hacia un horizonte desconocido. La gitana tenía razón…las cartas no mentían. Esta locura sería mi destino y me acompañaría hasta que al mirar al espejo pudiese ver mi imagen y no la de ella. Pero para entonces sería ya muy tarde. No se puede vivir sin esperanza, ni persiguiendo el fantasma de una quimera.

Eché un vistazo por la ventana y la vi pasar rápidamente por la acera del frente. Abrí la puerta de par en par y alargando el brazo grité con todas mis fuerzas para detener su marcha, pero mi garganta sólo emitió un soplo apagado y áspero. Salí corriendo tras de ella, pero cuanto más me acercaba, mayor era la distancia que nos separaba. Jadeante me senté en el sardinel y en ese momento se desató una lluvia que endulzó mis lágrimas. Regresé a casa y después de desnudarme entré a la sala de baño. Armándome de coraje me atreví a acercarme al espejo. La barba la tenía larga y canosa y mi piel arrugada señalaba mi largo caminar. Había dejado el sendero de las sombras. Logré apreciar el resplandor de mi ser. Su nombre desapareció con cada chispazo de los relámpagos que azotaban la ciudad. Hice trizas el espejo de un puñetazo y con mi sangre escribí en la pared: “cordura…te logré alcanzar”.
 
gmmagdalena,28.11.2005
Él


Primero vi al perro. Atrás, con el paso cansino y su bolsa colgando de un palo sobre el hombro, venía él. Cada vez lo notaba más viejo.
Las pocas veces a la semana que se llegaba hasta la casa, siempre lo hacía al mismo horario, la diferencia es que nunca sabía el día exacto. Pero no dejaba que se fuera con las manos vacías. Él lo sabía.
Rápidamente dejé la ventana y me dirigí hasta la cocina. La caja estaba sobre la mesada esperando ser ocupada, comencé a colocar en distintos envases los alimentos. No debía olvidar las frutas, a él le gustaban.
Pan, mermelada, carne fría, huevos, queso, unos tomates, frutas, un paquete de fideos, otro de arroz. Ahh, un paquete de yerba y azúcar. Ya estaba. Con eso tenía la comida asegurada, para unos días. En una caja aparte puse alimento para perros y unos cuantos huesos, eso era para “Capitán”. A veces dudaba si él no comería el alimento para perros y le daría al animal sus comidas. Mejor no pensar.
Ya estaba en la puerta, nunca golpeaba, sabía que yo saldría. No me gustaba mirarlo mucho, me ponía muy triste ver su mirada perdida, su suciedad, su boca desencajada.
"Capitán" parecía sonreír, la cola moviéndose alocada me daba cuenta de su alegría. Acaricié su pulgoso lomo.
Puse las cajas en el suelo; mientras él se agachaba para recogerlas y ponerlas dentro de bolsa, lo miré. No pude dejar de temblar en las ganas de acariciarlo. Me contuve, sabía que no quería que lo tocara.
Antes de irse me miró con una chispa de reconocimiento en la mirada, luego pegó media vuelta y se fue. Quizás no fue reconocimiento, solo agradecimiento.
Lentamente entré en la casa, miré la mesita del living, desde una hermosa foto enmarcada, él me miraba, apuesto, joven y sonriente, con uno de nuestros hijos en brazos.

María Magdalena
 
curiche,28.11.2005
Siempre primavera

Cada mañana se coloca sus ajados pantalones y chaqueta clara, calza sus zapatos que le han acompañado en su largo recorrido, con ellos ha cruzado calles y caminos, han molido toneladas de terrones.

“Rosas blancas y rojas para la hermosa!!
Azaleas para mi fea!!
Llevo margaritas para mi bonita!!
Azahares de Mamiña para mi chiquilla!!
Rojos quitrales para los ventanales!!
Ramitos de alelí para que Mileida sonría feliz!! “

Mientras canta su cargamento de flores va entregándolas y haciendo reverencia cada vez que entrega una al mismo tiempo prodiga una simple y torpe sonrisa.

“Una gitana dijo que yo no traía número, pero es mentira ya que en el corazón me han grabado a fuego un gran número, pero, solo lo saben ellos, los que me marcaron y yo, pero como está tapado por mi camisa y chaqueta ya ni me acuerdo que número es”

No es extraño verle con pala y azadón moviendo la tierra de “su jardín” y con regadera quitar la sed de sus plantas, sus manos son algodones cuando toma las flores, pero, si ve a alguien cortando flores en el jardín, son garras tan fuertes como las del halcón cuando en pleno vuelo caza alguna paloma, en esos instantes cambia todo en su alma, ya no es el vendedor de aromas sino un ser irracional.

“Manzanillones para los corazones!!
Amapolas para la mujer sola!!
Rayitos de sol que brillan con gracia para Ignacia!!


“Cuando la bruja me saca de donde me tiene secuestrado, dice que habrán acontecimientos impredecibles que pueden ser buenos (son los que me encantan) o no tan buenos, es como cuando miran mi jardín, si lo hacen con amor, les sonrío, si cortan alguna no respondo de mi”

“Traigo rosas blancas y rojas para la hermosa!!
Azaleas para mi fea!!
Ramos de alelí para que Mileida sonría feliz!! “

Una pareja vestida de riguroso blanco mira al hombre, ríen, el hombre comenta a su pareja “dicen que hace años le robaron sus tierras, fue un dolor muy grande que no logró superar”

El hombre de blanco le grita
“¡¡Emiliano, ya estás despertando a las demás enfermas, ven hombre tienes que tomar tus calmantes, a ver si sigues durmiendo otro rato!!”








 
denada,28.11.2005
i“Pero los locos, ay señor, los locos
que de tanto olvidar nos asfixiamos,
los pobres locos que hasta la risa confundimos
y a quienes la alegría se nos llena de lágrimas”
(Los locos, Roque Daltón)/i

bSin nombre, ni apellido.../b

Loco… lo llaman, loco

Que de malo tiene ser diferente a los demás, es cierto que su mirada se pierde entre las sombras y que su mente en blanco evoca recuerdos para reír un poco por la noche, si en el día ya hubo suficiente lamento.

Loco… le gritan, loco

Que de malo tiene vivir en la calle, sin en su casa solo habían gritos, ofensas y golpes, si cuando busco un abrazo, el consuelo o una frase de cariño recibió violencia e incomprensión, de los extraños en un día de suerte a demás de recibir monedas y comida a veces también recibe sus oraciones.

Loco… a vos nadie te quiere, loco

Quien dice que Dios olvida, si el sigue vivo es por la gracia de su amor, aunque su padre lo vea como un inútil, aunque su madre le llamara pobre soñador, aunque ni de sus hermanos recibió alguna palabra de aliento, sus buenos deseos para ellos nunca se nublaron.

Loco… ¿a quien llaman loco?

¿Quién te dio certificado para diagnosticar?
loco… loco
¿o es que acaso te ves en un espejo?
loco…loco
fíjate bien antes de juzgar, a eso llamo locura, a tu prejuicio.
 
11111111111,29.11.2005
¿Quién es el loco?

Yo lo conocí, se llamaba Ernesto, cada día nos atormentaba con sus palabras carentes de sentido, nos hablaba de sus sueños que no eran sueños, sino proyectos. Yo lo veía cada noche salir de su casa rumbo a ninguna parte y tropezar siempre con la vieja planta que permanecía a dos metros de su puerta.
Una noche escuché un gran alarido, salí corriendo y ahí estaba Ernesto, el loco, aunque estaba enfermo de la cabeza, salí corriendo a ayudarle, pero fue demasiado tarde, se había tirado del quinto piso del edifiecio en que vivía y mirándome burlonamente sólo me dijo: "¿Quién es el loco?"
 
peco,30.11.2005
Transposición


Era un hombre numerado. Racional e instintivo en grado superlativo. La vida, en sus manos, era un juguete que no podía escabullírsele. Para él, todo tenía un comienzo y un final y si algo fallaba, creía que era necesario reiniciarlo.

Escuchaba con paciencia y llegaba a las conclusiones más sosegadas, dentro de un marco de simpatía ilimitado. Nada le distraía en un órden superior a la consciencia. Su pasado no era un fastidio, por el contrario, lo usaba para corregir entuertos actuales y predecir con acierto propensiones futuras.

El presente no era un enigma. Le daba el valor justo de la transitoriedad. Por eso, nunca lo atrapó el devenir. Siempre se alejó de situaciones caóticas y ponerlas en perspectivas, era su arte. Podía nombrar cada engendro maligno.

Fue, para cada ocasión, pulcro al vestir y nunca necesitó bastón. Portaba un maletín de cuero, solo con lo necesario y disfrutó de la fidelidad de un can. En el barrio era conocido como “el loco”.
 
theonlyerath,30.11.2005
FUTURO INCIERTO.

Sonia y su amigo Enrique se encontraban fijando su vista hacia el viejo edificio donde estaba ubicado el consultorio de “Madame Bovary”, quien por módicos $100 pesos, leía las cartas del Tarot.

—Es ahí, Sonia—dijo emocionado Enrique.
—No sé, la verdad no creo en esas cosas—dijo ella dándose la vuelta.

Enrique insistió y logró convencerla. —No hay ningún peligro, míralo como una diversión nada más—

Enrique se sentó a esperarla en el café enfrente del consultorio mientras ella cruzaba a lo que le deparara el destino.

Sonia abrió la puerta de aquél viejo local, un denso humo de incienso inundaba el ambiente tratando de ocultar el olor a humedad y viejo.
—Adelante, señorita y siéntese—escuchó detrás de una cortina roja con adornos en forma de lunas y estrellas.

Se encontró frente a una anciana de pelo totalmente blanco y cara severa, su rostro tenía incontables arrugas que le hacían ver mucho más vieja de lo que era. Le extendía una mano señalándole donde debía sentarse.

La anciana sacó un paquete de cartas y las extendió sobre la mesa. —Tienes que concentrarte y hacer una sola pregunta, recuerda que yo sólo interpreto lo que el destino te depara, tú eres la que forja tu propio futuro. Elige tres cartas—

Sonia se concentró e hizo la siguiente pregunta: ¿Qué me espera cuando salga de éste ridículo lugar? Y escogió sus tres cartas.

La rueda de la fortuna, el loco y la muerte. La anciana cuando vio lo que Sonia había elegido no pudo ocultar una sonrisa malévola.
—Olvidé decirte, no me gusta que la gente venga aquí a burlarse de lo que hago, así que solo te diré: Tu destino por éste acto irreflexivo será la muerte.

Ella tiró un billete de cien pesos y salió riéndose de aquél lugar. Vio a Enrique que le hacía señas desesperadamente. No vio al trailer que le quitó la vida al instante.
 
jaenbota,30.11.2005
Loco

El destino, si se quiere pensar de ese modo, me jugó una mala pasada, jugamos una mano los dos, todo o nada, pero me jugó con una baraja marcada. Soy un jugador empedernido. La vida es una apuesta y toda apuesta crece mientras el juego avanza.

“Hay una carta marcada con tu nombre –dijo el hombre mientras aspiraba una gran bocanada de su cigarrillo- me pasó y a los otros antes que a mi”, estaba a mi lado en la mesa de iblack jack/i, lo miré con desprecio, seguí en lo mío, aumenté sin mirar la cartas. “Yo también lo creía”, continuo diciendo, miré de nuevo interrogándolo, “me refiero, a que podía ganar”. No quise oírlo más, continué mi juego, recuerdo haber pensado, “si vuelve a hablar llamo a seguridad”.

La esclavitud tiene muchas formas y métodos. Era bueno con los números, por eso me gustó la ingeniería. “Tienes un futuro prominente”, fueron las palabras del decano el día del grado, era el mejor de esa promoción, recuerdo la alegría de mi madre. Pero ahora hay una carta marcada con mi nombre, mi rostro y mi figura. Soy un hombre, un perro, menos que eso, un esclavo del destino.

Este es el juego al que entré. Recuerdo haber tenido una familia, no se en que mano la perdí, en este juego no hay salida. “Ya no te conozco, donde estuviste ayer–era mi esposa-, vinieron... se lo llevaron todo”, no volví a verla, ni a los niños.

“Hay una carta marcada con tu nombre”, ahora se que hablaba en serio, también que todo pudo ser diferente. Yo marqué esa carta, la dibujé día a día con mis actos. Vi el abismo aquella noche, fue una última mano, todo o nada, quizá me recuperaría, el tallador dio las cartas, una estaba marcada. Me deje caer al vacío. A veces sueño con el hombre y en el sueño soy un perro.

JB
 
cassia,01.12.2005
El perro y el loco

No recuerdo como fue que un día me vi en medio de la calle, aturdido por el ruido y la velocidad de los carros, desorientado por no conocer el lugar donde me encontraba y no entender lo que me estaba sucediendo, parecía una pesadilla de la que ansiaba despertar. Caminaba por horas en el día tratando de encontrar un lugar conocido. Pensaba en algún indicio que pudiera servirme para llegar a mi hogar, pero no lo encontraba. Me acerqué a unos niños en el parque esperando ser reconocido y sólo conseguí que sus padres los alejaran de mi. Los conductores hacían sonar la bocina de su carro con insistencia cuando yo quería cruzar la avenida, algunos hasta parecían querer arrollarme.

Fueron muchos días de caminatas sin rumbo, hambre y frío en las noches acurrucado en algún rincón de la calle, buscando algo de calor para no enfriar mis huesos. Creí ver a mi dueño tantas veces y al acercarme moviendo la cola sólo recibí pedradas, gritos malhumorados y alguna vez incluso una patada. Pocos fueron los que arrojaron algunas sobras de comida con las que pude matar el hambre para sobrevivir.

Pero ya estaría muerto si no me hubiera encontrado con el loco. Es así como le llaman en las calles, cuando ambos las recorremos cada día en busca del sustento diario. El me permite seguirlo y algunas veces puedo recostar mi cabeza en sus piernas y sentir que soy un perro querido y bien cuidado, el mejor amigo del hombre...El loco me admitió entre sus cobijas, compartió conmigo las sobras de comida que le dan en el restaurante de la plaza y cuidó de mi hasta que recuperé las fuerzas perdidas.

El loco no tiene una casa fija, a veces dormimos debajo de un puente, otras en alguna construcción abandonada o simplemente en un parque mirando las estrellas... El loco me mira y sonríe, acaricia mi cabeza y me cuenta historias de su vida.

Creo que el loco y yo nos parecemos, porque todos se alejan de él cuando lo ven acercarse, lo tratan como me trataban a mi cuando era un perro sin dueño. Tal vez por eso nos entendemos...
 
la-recien-llegada,01.12.2005
Déjale

Encontré un diario en la basura, firmaba un tal Roberto. Sólo había una página escrita:

“La línea es muy delgada, se diluye con la realidad y se esconde, pero hoy la he traspasado.

Voy a vivir en mi mundo desordenado, creado porque el otro, al que llaman real, no tiene ningún. Elijo la libertad. No me apetece explicar a nadie mis acciones, ni siquiera me apetece que tengan un sentido. No quiero encontrar una finalidad, una satisfacción conseguida a través de recibir golpes y más golpes, no quiero buscar un amor que tarde o temprano marchara como ha venido, o me hará huir. No quiero ir corriendo a trabajar, mirando al suelo cual autómata, pensando distorsionadamente que eso me hace feliz porque es mi deber. ¡No! Sn deberes, sin obligaciones, sin represiones, sin quedarme callado por si lo que digo no resulta lo suficientemente interesante, sin aguantar las lágrimas cuando quiera llorar, y riendo a carcajadas sin miedo a que me miren.

Libre. ¡enuncio a controlar un “yo” sufriente! Y andaré desnudo por el bosque o por las calles cuando me apetezca, gritaré improperios; diré a todos los que se cruzan en mi camino todo aquello que no se atreven a decirse, me emborrachare, me pasaré el día mirando una pared, o contando garbanzos sin pensar que pierdo el tiempo, sin tener sentido de él…Volaré cuando piense que puedo volar, o rozaré la luna, o seré Napoleón.

Completamente libre. Sin sufrimiento, en el mundo que siempre anhelé. Haciendo todo lo que la gente no hace por cobardía, pero que se moriría por hacer. Mientras ellos se limitan a decir cuando me ven: “pero déjalo, ¿no ves que es un loco?”

Justo con esta última palabra del diario, me di cuenta; era mi letra Qué curioso, ¿cuándo he sido yo Roberto?
 
la-recien-llegada,01.12.2005
perdonad, me he comido una palabra; en le primera línea, después de ningún, va orden. Ningún orden. disculpen. saludos
 
torovoc,02.12.2005
Me recibió un gris de piedra y niebla y de inmediato se me antojó un espejo cargado de años de empedernida batalla. Un entorno sumido en profundo letergo y el aire descendiendo denso de reproche sobre todo aquello alguna vez ataviado de lúcido verde. Pesaba la memoria en cada hueso y se tornaba por breves instantes en un remedo de culpa. Culpa nuestra: los que nos fuimos sin mirar a nuestras espaldas la orfandad de los que se quedaron. Culpa de los que se quedaron a nada más yacer a la espera de quién sabe qué sueños jamás florecidos. Y allí se anquilosó el andar como si a través de mis ojos la voluntad recibiese la indeclinable orden de sufrir de ausencia de mí misma. Entre los viejos supervivientes árboles parecían agitarse espectrales sombras de la feliz infancia y hubiese jurado que hasta escuché risas en medio del sepulcral silencio que paupérrimo incluso de trinos reinaba empecinado.
Lentos mis pasos me condujeron por decisión propia hacia la calle dónde vivía Fredi. A duras penas pude reconocer la casa luego de cuidadosa observación, no se si fue la impúdica desnudez de los ladrillos o la maleza que pujaba cielo arriba, poderosa entre cúmulos malolientes de desechos. Un perro flaco respondió a mi curiosa inmiscusión; fatigado de miseria dos secos ladridos fueron todo lo que pudo proferir. Un hombre se asomó por la desvencijada puerta de vitrales rotos. De todas las derrotas de la humanidad esa figura se veía como la derrota misma vestida de persona. Ajada la piel cubierta de andrajos, errático mirar tan gris como el resto del paisaje y una mueca de dudosa identificación -elegí sonrisa- ante la cual retrocedí debido a la brusquedad con que latigó su ya desencajado rostro . Él avanzó unos pocos tambaleantes pasos, la cabeza levemente inclinada sobre el hombro derecho y hacia adelante, sus ojos habían logrado enfocar en mí, escudriñándome. Entonces ese extraño sonido vibró en el aire: su voz, como troncos huecos y rugosos raspándose entre sí; en medio del ininteligible gorgoteo rescaté, no sin gran esfuerzo, mi nombre y la invitación a esperar -que ya venía- . Todos mis pensamientos se esfumaron, o, al menos no recuerdo ninguno que osara permanecer con claros fines de explicarme que era lo que me detenía allí, de pié frente a la puerta del Loco Fredi. Regresó en indefinida cantidad de minutos con un viejo libro en la mano, creo que me pidió disculpas, y sí, lo último que pronunció fue un inconfundible "gracias". Y desapareció.
 
burbuja,02.12.2005
LA CIUDAD DE LA DESLLUVIA

Le llamaban Señor Gato, nunca se supo el motivo, como tampoco nadie supo nunca cuándo ni cómo se fue. En aquellos días solía tocar su viejo y brillante saxofón en el subsuelo, su lugar preferido era Metro Gran Vía salida Montera, allí recibía la sonrisa de Margarita, la mujer de los demonios, ella sólo se calmaba con la música del señor Gato, luego empezaron a llegar todos aquellos jóvenes y no le volvimos a ver.
Hoy cuentan que viajó a la ciudad de la deslluvia, un lugar donde la lluvia se evapora y puedes ver a la perfección como las nubes absorben las gotas, como se deshace el arco iris y como los charcos empiezan a desaparecer, nadie sabe si es cierto, nadie sabe de su pasado. Los rumores decían que le atormentaba, los días grises de lluvia que hacían tan entrañable la imagen de la Gran Vía no han vuelto a ser lo mismo, Margarita ya nunca sonríe y él quien sabe si andará recogiendo la lluvia en su viejo saxofón tratando de retener unas gotas de ese pasado que le obligan a vivir el presente sin pararse a decir adiós.
 
Alejandro_1007,02.12.2005
bEl Médico/b

Juan vuelve a estar sentado frente a mí como todos los martes y jueves de los últimos veinte años. Muchos años ya para una psicosis depresiva endógena que se instaló en su maltrecha realidad, procurándole la maldita certeza de haber cometido unos hechos deleznables que solo han ocurrido en su mente. Lo que una vez fue una especie de extraña melancolía dio paso a una espiral creciente de lamentos, culpabilidades y sollozos continuos.

En gran parte él fue el motivo de que yo estudiara psiquiatría, no concebía que su caso no tuviera más paliativo que la compasión y la medicación continua. También él fue el motivo de elegir este hospital como destino profesional, para estar a su vera y poder tratarlo cada martes y jueves, como lo estaba haciendo desde que llegué.

Últimamente Juan se cree médico psiquiatra y me habla con términos muy extraños y rebuscados, supuestamente médicos, para explicarme como está y que siente. Me quiere ayudar porque dice que ve la angustia en mi rostro y que daría lo que fuera para que acertara con la cura. Según él somos colegas profesionales, casi como hermanos después de toda una vida juntos.

Hoy solo me mira. Al entrar a mi consulta se ha sentado y ha fijado su mirada en alguno de sus múltiples paisajes interiores, sus ojos me miran pero su mente apenas me percibe. Su impotencia se ceba con su reloj al que fulmina periódicamente con su mirada. Hoy parece que tampoco aprovecharemos la sesión. Se levanta contrariado, abre la puerta y se dirige a un bata blanca diciéndole algo que no llego a escuchar bien. Luego se va cerrando la puerta y farfullando un ininteligible ¡Hasta el martes y cuídate!.

Entra el bata blanca y me dice:

- Doctor, su hermano me ha dicho que hoy no estaba con nosotros, ¿por donde andaba?
- Donde siempre, aquí, observándole. – le contesto con pesar al intuir el comentario de Juan a su oído.
- Bueno, no se preocupe Doctor, acuéstese, tómese esto que le sentará bien y ya verá que el martes su hermano el Doctor viene a verle y todo irá mejor.
- Gracias por tus palabras de ánimo, Manuel, pero aún no he podido comprender como ha conseguido perdonarme después de lo que le hice hace 20 años.

 
curiche,02.12.2005
por favor tratemos de no exedernos mucho sobre las 320 palabras en los textos
 
Soy_Naixem,02.12.2005
Me ofrece una rosa blanca


Recuerdo su postura junto a mi puerta, es tarde,
abro como siempre, sabiendo que él me pedirá que baile
y le complazco.

Bailo de puntillas bajo el porche aromatizado por el jazmín y las hortensias,
es verano y me gusta danzar descalza para él.

Es apuesto, me encantan sus alineados dientes que se ven las pocas veces que sonrie, su mirada siempre está perdida en unos horizontes más lejanos, algo me dice que no vive aqui con nosotros, que su vida es una nube, una realidad incierta y todo eso me embelesa, me secuestra por las noches cuando viene a rescatarme, como si fuera su princesa.

Y bailo...enamorada de la música que emanan las cuerdas de su guitarra...sueño...
con ser su concubina fiel, y aunque ya entrada en años, su amante dispuesta...

Le acompaña siempre un perro blanco y un pañuelo atado al hombro, en un báculo; sus pertenencias tal vez, o sus recuerdos.

Me ofrece una rosa blanca despues de mi danza, como símbolo de pureza y le amo.

Le amo, simplemente le amo.




"215, 215, pase a la sala por favor"

Despierto sobresaltada, me llaman;
entre mis sueños recordé la muerte de mi padre, un asesino anónimo le cortó la aorta de un tajo certero, un asesino que aún hoy está en busca.

Mi padre...recuerdo vagamente que lo encontré copulando con una campesina de la comarca, era más joven que yo, más bonita, más fresca...
Y él le regaló una rosa blanca, su báculo y su guitarra....

Recuerdo mucha sangre en mis manos y mis ropas, recuerdo haberme acostado esa noche bajo todas mis mantas, presa del miedo y el odio.

Recuerdo...

Recuerdo ahora que me llaman en la oficina del psiquiátrico, que mi padre me dió para siempre la locura, su legado.

PD - Me trasladan a prisión, dicen algo de unas pruebas...no se, no entiendo su idioma, yo solo quiero un báculo, un perro y una rosa blanca para que mi padre, mi amante, baile a mi lado.


 
anyglo,03.12.2005
La Fotografía

Aparecí allí, de repente y sin que me viera, logré posicionarme en la mejor perspectiva . Allí estaba el transeúnte de la vida y de los recuerdos... Todos envueltos, todos guardados con minuciosa lentitud en una bolsa de papel... atada con un nudo en el asa para que ninguno escapara...parecía distraído...como ido...

Se vio sorprendido por la ceguera de flash...¡zas! le hice la foto... molesto, incómodo, desafiante con su bastón, me miró con sus ojos pesados...presos por el recuerdo... su boca desparramaba palabras que no logré descifrar... Sólo su perro posaba para mí, a sus pies... fiel vigilante de unos pasos cansados...los de su amo...

-¡Margarita!

Grita una vecina tras de mí...

-¡Deja al loco... no lo molestes!

Y yo, de espaldas, en mi deshacer el camino hacia el exterior de la casa desvencijada, maltrechas las paredes, con piedras y tierra el suelo, lucho por no perder el equilibrio mientras le respondo...

-¿Loco?...¿Y quién no está loco?... ¿Es que acaso alguien es capaz de cargar con el peso de los recuerdos sintiendo en el alma un sentimiento que distrae la mente, y que nubla el presente cambiando la risa de los pájaros por el caótico estremecer de la noche más oscura?...¿Alguien puede con eso?

¡La tengo!... pienso en mis adentros. ¡Logré captar una buena imagen!...

-¡Esta chiquilla!...¿para qué quieres la foto?... ¡Siempre armado barullo!

- La quiero para recordar que el pasado no existe y que en mi bolsa solo preciso llevar un hoy lleno de esperanza y...

-¡Chiquilla!

Y salgo corriendo cámara en mano... Sólo una vez me volví y fue para ver a aquel viejo, con su perro y sus recuerdos en la puerta de la vieja casa desvencijada, maltrechas las paredes, con piedras y tierra el suelo... mirándome con una sonrisa en la cara.
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,03.12.2005
En relación con el llamado de Curiche de respetar la cantidad de palabras. He tomado mis tijeras de verdugo y he probado amputar algunos cuentos. Buen ejercicio, por lo demás, siempre que no se atreva uno a sugerir a otro cuentero amputar.

Me encontré con cuentos que exceden en 100 palabras el máximo, y obviamente, a mi parecer, no pasan el desafío, pues no hacen esfuerzo por revertir eso de que "Una imagen Vale por 1.000 palabras". En otro caso, mi ejercicio mutilador llegó a dejar el cuento en 321 palabras, a riesgo de tocar una arteria en el juego de cirujano. De igual modo, no podría decirle a ese cuentero, recorta aquí y allá. Es su exclusiva prerrogativa y placer de cumplir con el Desafío.
Se agradece a quienes cumplen con el máximo de palabras, pues hay mayor trabajo y talento en ello. Se sugiere tomar en cuenta los excesos al momento de votar, a fin de premiar a quienes escriben con talento y maestría, y lo hacen ajustándose a las reglas.

Para quienes cuentan palabras usando el contador de word, se les recuerda que éste toma como palabra los guiones o caracteres que están separados de otra palabra
Total de palabras de este texto (incluyendo estas) = 210
 
iolanthe,03.12.2005
EL PRECIPICIO

Loco que no desmemoriado, ni locuaz. Llaman loco al dueño de su vida. Exento de alegorías que recuerdan los surcos de la tierra labrada, de unas líneas, de unas calles que se cruzan para ocultarse en la rutina tras la verdad absoluta.

El abismo, el precipicio al que se asoma el loco con sus pertenencias al hombro, no es más que el vacío que alberga la angustia de no encontrar la dirección, el sentido, el lugar... Le acompaña un perro, confundo sabiduría y temor en su ladrido, aullido ahogado en el aliento del hastío.

El arcano sin número. Será la primera carta de la baraja. Será la última carta…pregúntaselo al mago del engaño. El tarot rellena las últimas páginas del periódico donde falsas rubias que se creen pitonisas, por la gracia de Satán, se anuncian para robarte el dinero.

El hombre sigue buscando, se lanzará al vacío del precipicio con sus míseras pertenencias, sin consentir ceder su quehacer al mundo, nefasto el momento de su llegada al pie del vacío. Somos virtuales, en las cartas me lo dijo aquella pitonisa y creemos que creamos, pero sólo somos sin existir.

La lucha acabó. Siento el viento en mis mejillas voy deprisa, me precipito en el llanto de la caída. Al abrir los ojos, vislumbro un perro que lame mi rostro. En su aliento respiro algo…eso era todo, perdí mi cayado allá arriba.


Autor: YRB (iolanthe)
 
mariamorena,04.12.2005
El robo
“La niña que vive en la calle rosada, que bella la niña, que linda su falda…” Sentí un escalofrío al escuchar esa voz. El viejo cantaba en la plaza, su perro lo miraba. Yo observaba desde el banco esa figura extraña, su traje raído y la talega que colgaba de su hombro. Mi corazón dio un vuelco cuando él repitió “La niña rosada, me mira la niña, con risa robada…” De pronto, sin dejar de entonar la canción, estiró los brazos e hizo una pirueta. Dejó la talega en el suelo y la abrió. En un pestañeo estaba vestido de arlequín. Movía la cabeza, daba vueltas y el sonido de los cascabeles de su sombrero se escuchaba entre los árboles como un eco. “La niña rosada, la niña robada…” Sentí miedo, un miedo que subió por mi garganta y me dejó inmóvil, pero qué tontería, era un pobre loco indefenso, solo eso, respiré profundo y lo enfrenté, pero mi corazón golpeaba fuerte. Se inclinó y comenzó a trajinar su talega, sacó un mazo de cartas de un tamaño exagerado y extendiéndolas como un abanico me pidió que escogiera una y dijo: “No la mires, colócala sobre tu pecho y cierra los ojos”. No sé por qué le obedecí, no debí haberlo hecho. “La niña preciosa, la niña rosada, con ojos tristes y boca cerrada…” Sin querer me dejé envolver en su canto y algo me rasgó por dentro. Al abrir los ojos, retiró su mano de mi pecho y le escuché decir: “Ahora me perteneces”. Sin más, recogió sus cosas y se alejó batiendo su bastón. La imagen nítida del loco alejándose por el sendero se quedó prendida en mis retinas aún al despertar, había sido un mal sueño, solo eso. Respiré aliviada, pero me sentí extraña, como si algo me faltara. Al acomodar mi almohada la encontré, un escalofrío recorrió mi espalda. El loco, con mi corazón entre sus manos sonreía.
 
RIGOBERTO,05.12.2005
Guevara, ella y yo


La espero en un bar... aunque no creo que venga.

El loco Guevara está en el otro extremo del salón: por sus ademanes, tiene un interlocutor imaginario muy importante. Usa un pantalón enorme, dos camisas superpuestas y un saco muy corto con arrugas resignadas. Siempre murmura discursos confusos, dichos con grandilocuencia. Está limpio y afeitado. Alguien lo cuida, quizá su madre, pienso; no sé porqué.

Ya pasaron diez minutos y no viene. Lo sabía, siempre que discutimos hace lo mismo. Quiero reconciliarme y ella quiere hacerse rogar.

Ahí anda por las mesas pidiendo un cigarrillo. ¿Qué puede hacer que un hombre como éste se aísle del mundo y se rodee de personajes inexistentes? Pobre infeliz.

¡No, no va a venir nomás esta desagradecida!
Y pensar que la defendí ante mamá.
- ¡Esa mujer no existe!. ¿Vos estás loco? - me dijo.
- Lo que pasa es que estás celosa porque querés ser la única mujer en mi vida y eso no puede ser, mamá - le contesté.
Lloraba, ese día, mi vieja. Y todo para que ahora ella me haga esto.

A veces tengo ganas de reírme cuando lo veo a Guevara hablando con sus amigos imaginarios. Pero me las aguanto... ¡Pobre!, debe sentirse muy solo para estar inventándose compañía.

Y sí, mi madre está celosa de ella. Me acuerdo de ese día. Cuando regresé de su entierro, yo creía que no la volvería a ver nunca más; pero no, ahí estaba sentada como siempre, en su sillón de mimbre. No nos dijimos ni una palabra. Toda esa noche se quedó allí. Al otro día, lo primero que hizo, apenas me vio, fue incorporarse y decirme:
- ¿Hijito mío, creías que te iba a dejar solo?
Bueno, esas palabras me hicieron llorar a mí. ¡Cómo la quiero a mi vieja!

Uy, ahí se acerca Guevara. Mejor me voy, no estoy de humor para aguantar a ningún loco hincha pelotas.

C.E.S.

 
mariamorena,05.12.2005
Creo que es un desafío y si las palabras son más de 320, entonces deja de serlo. Ajustarse los cinturones amigos. Un abrazo y suerte para todos.
 
angelica_santos,06.12.2005
La ultima vez

Ahí estaba yo, tirada, esperando, suplicando, implorando que no existiera un golpe más; que sus puños dejaran de golpear mi cuerpo, que sus pies dejaran de dar en mis costillas.

- Ya no más por favor!

Él, sordo a mis palabras, desquitando la rabia del día entero, o que su amante lo haya dejado, incluso puedo ser que venga tomado. No lo sé.

No es la primera vez que sucede, empezó con gritos, siguió con empujones, después bofetadas, el puño se fue cerrando, terminó en el piso: a patadas.

Primero estuvo arrepentido, luego indiferente, al final se sintió poderoso; mientras yo lo permitía por temor a enfadarlo más.

Mi boca sabe a sangre, ya no puedo ver pues a mis ojos un puño los ha cerrado, mi voz se empieza a perder, parece esfumarse...

Pero la suplica, Mi Suplica aun logra salir

- Basta!

Esto no es suficiente, cada palabra parece motivarlo más. Su odio cada vez es más evidente, mientras mi amor por él se desvanece.

Un golpe, otro más. Todo se empieza a oscurecer, todo se desvanece, mi boca sin un diente; pero a pesar de los golpes mi corazón y mi dignidad es lo que más sufre.

- Ya no más por favor

Son mis últimos balbuceos. Mi cuerpo se va, ya no veo, no escucho, mi respiración se vuelve débil. Después de tanto ya no habrá un golpe más, ya no estoy yo para recibirlo, ya que, al final de todo.... he muerto.


 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,07.12.2005
¿.....?
 
joaqledo,07.12.2005
bEl periodista/b

Alexander Phill es un cronista ambicioso.
Quiere escribir acerca de cómo son itratados/i los enfermos en los manicomios públicos del estado y observar ilo que sienten/i.
Pide una cita con el Secretario del Ministro de Sanidad, se la conceden y obtiene pleno respaldo para realizar su trabajo. Lo harán pasar por un enfermo.

Lo llevarán en ambulancia con camisa de fuerza y con papeles de alguien fallecido.
Los únicos que sabrán que es reportero son, el mismo secretario y el director del manicomio.

Siguiendo el plan ingresa el día prefijado.
Es alojado en una habitación acolchada.
En la mañana el director lo visita.
- ¡Buenos días, soy Robert Assaro, el director! Estoy al tanto de todo y le deseo suerte en su investigación. Realice su trabajo tranquilo porque iaquí nadie sabe quien es usted./i
- ¡Gracias señor Assaro! Quisiera que me saquen el chaleco de fuerza, me molesta mucho.
- No me siento bien; le enviaré a la Dra. Wells. – Responde y se retira.
- ¡¡¡¡PERO SEÑOR DIRECTOR...!!!!

A las 10:34 a.m. ingresa a su habitación una doctora...
- ¡Buenos días señor... soy la Dra. Susan Wells – Dice mientras lee la ficha.
- ¿Podrían quitarme el chaleco por favor?- Suplica Alexander.

Mientras lee, el rostro de la doctora se endurece...

- Sabía que su nombre me era familiar. Lo que es el destino Sr. Conrad Peiton...
- ¡No le entiendo!
- Usted es un psicópata, un asesino en serie pero... ¿sabe cuál es su problema?
- ¿Qué le sucede a usted.? – Dice Alexander inquieto.
- Sucede Sr. Conrad que usted violó y mató a mi hija de dieciséis años. Voy a “curarlo”... comenzaremos con las drogas más fuertes y electroshock.
- ¡¡¡¡NOOOOOOOO, PREGUNTE AL DIRECTOR SOY UN REPORTERO... ¡¡¡¡POR FAVOOOOR!!!! – Grita desesperado mientras ella llega a la puerta.
- Muy ingenioso Sr. Conrad, el director murió de un infarto hace una hora. – Dice y cierra la puerta.

 
Dainini,09.12.2005
El loco y su perra

-Viejo, mira a la cámara que ese señor nos está tomando una foto...

-!Pal carajo con la foto esa! ¡y tú, perra inmunda, qué diablos haces posando para él! Te pasas meneándole la cola al primero que pasa. !Si te conoceré yo! Con tal de que te arrojen comida le bailas hasta la macarena. ¿Y para qué? Si lo que te lanzan son las sobras y también te las arrojan al piso, para que tengas que lamerla junto a la mugre que ha dejado tanta gente que pasa a diario por este camino.

-! Menuda vergüenza que me estás haciendo pasar, Viejo! Cállate por Dios! El señor pensará que estás loco.

-¿Loco? Jajajajajajaja, si es lo que dicen todos. Ya hasta me divierte escuchar los cuchicheos de la gente y sus risitas burlonas: que si estoy más loco que una cabra, que si me patina el coco, que si me falta un tornillo, es más, hasta he oído que estoy más loco que el rabo de una yegua y que anido guayabitos en la azotea. Ninguno de ellos sabe cuánto duele esta locura. Segurito este lo que anda buscando es ganarse la plata del concurso de fotografía que anunciaron por ahí. ¡Lárguese de aquí antes de que le quite la cámara esa y le tome yo la foto! A ver si le va a gustar. Y con la falta que me hace el dinerito ese. Por lo menos a mí, porque a ti todo el que pasa te alimenta, ¡qué caray! Pero a mí, que me lleve el diablo! Seguro el hijo e puta este ganará la plata con nuestra foto. ¡Imagínate! Nada más y nada menos que fotografiar al loco de Sevilla con su perra. Si supieran lo que hemos sufrido, nos dejarían en paz. ¡Tú si quieres sigue posando! Yo iré a buscar un lugar mejor que este para descansar.


 
theonlyerath,09.12.2005
Mi voto para Margarita Zamudio
 
Dainini,10.12.2005
Voto por:La Fotografía de anyglo
 
lucas59,10.12.2005
Un Desconocido

-Aire, palabras, la vida, nada, aire de nuevo. Pienso luego como, luego cago, luego fornico, y fornico más. Existir lo hago desde que mi madre me eructo por su vagina colorada.-
Desperté ese día, frente a la misma tienda de música. El cuello me dolía un poco por la posición tan incomoda que había adoptado para quedar algo comodo en esa banca. Hacia un frió universal, litigante, que volvía mi piel un manojo de poros brotados, dispuestos a correr hacia la primera muestra de calor.
Un niño con uniforme, y montando una bicicleta vieja, que lanzaba chirridos bastante molestos, pasó lentamente y se quedo mirando mi ropa desgastada y sucia. Luego rió, y gritó: indigente cochino. Mientras tanto aceleraba el paso, y se fue perdiendo en el horizonte conjunto su vos se disipaba en el espacio finito del parque.
Me paré. Estire cada una de mis articulaciones, cada uno de mis huesos, cada uno de mis pensamientos rugosos. Después tan solo empecé a caminar.
-¿Y entonces que hago aquí? ¿Cual es mi misión en este mundo? ninguna, la que yo me elija, no se, tal vez mear desde un puente, o escupirle en la cara a los policías, o fornicar. Me gusta mas la ultima.-
Pateé una roca que vi existiendo. Y allí salio el sol, quemándome la piel. Pasó otro niño, pero este iba caminando. Al verme tan solo hizo un gesto de repugnancia, y camino mas rápido.
Saqué del bolsillo un trozo de pan, viejo y duro. –Da asco.- lo mordí, y tuve en ese instante un consenso con el mundo: si del cielo te caen panes viejos, pues que más da. Entonces me siento frente a un semáforo, y completo mi destino, pidiendo el dinero para ver si hoy no duermo en un parque.
 
lucas59,10.12.2005
en colombia son, a la misma hora que mande el cuento, las 21:50 del nueve de diciembre
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,10.12.2005
Recuerdo que el Desafío considera la hora chilena para determinar las fechas, por lo que la participación de Lucas59 está dentro de la norma.
La hora de la página loscuentos.net es la hora de Berlín, o de Grecia, y que me perdonen los hispanos, pero aunque se trate de meridianos "El sur también existe".

Se ruega a theonlyerath y Dainini que si la participación de Lucas59 modificara su juicio, se sirvan votar nuevamente.

Gracias amigos.
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,10.12.2005
Se abre la votación del Desafío de la Imagen dejando claro que si los ya votados no modifican su votación, se entenderá que la mantienen.
 
Thais,10.12.2005
Mi voto es para anyglo y "la fotografía".

 
lucas59,10.12.2005
¿no puede votar por uno mismo?
 
Soy_Naixem,10.12.2005
mi voto para curiche
 
peco,10.12.2005
Mi voto es por "perdición".
 
anyglo,10.12.2005
Mi voto es para "El perro y el loco" de Cassia.
 
Dainini,10.12.2005
voto por La fotografia de anyglo
 
publiensayos,10.12.2005
luego de leer todo, y perdonen por no haber escrito nada, me parece que el mejor es "un desconocido" de lucas59
 
_Guerrera_,10.12.2005
Voto por Derian y su "Espejo delator"
 
Gadeira,11.12.2005
Mi voto es para anyglo
 
denada,11.12.2005
Gatelgto...
 
lucas59,11.12.2005
mi voto el por mi, lucas59, con "un desconocido"
 
cassia,11.12.2005
Mi voto es para " El" de gmmagdalena
 
Finch,11.12.2005
Mi voto es para "Juancho" de Tu_risa.
 
gmmagdalena,11.12.2005
Mi voto es para Gatelgto
 
TheWillow,11.12.2005
Gatelgto
 
gatelgto,12.12.2005
Voto por denada
 
marimar,12.12.2005
Voto por gatelgto
 
torovoc,12.12.2005
Mi voto es para: burbuja
 
curiche,12.12.2005
maria morena
 
jaenbota,12.12.2005
margarita-zamudio
 
RIGOBERTO,12.12.2005
Mi voto es para: mariamorena
 
mariamorena,12.12.2005
gmmagdalena
 
la-recien-llegada,12.12.2005
anyglo
 
tu_risa,13.12.2005
gmmagdalena
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,13.12.2005
Finalizado el tiempo de votación del Séptimo Desafío de la Imagen Prosa.
De un total de 22 votos emitidos por participantes,

El Ganador es ANYGLO con su cuento "la fotografía", con 4 votos

Segundos lugares: empate entre GATELGTO y GMMAGDALENA con 3 votos cada uno.

FELICITACIONES A LOS GANADORES y un especial reconocimiento a todos los participantes (27) que le dan categoría a este torneo literario.

Recuerden que la participación del próximo Desafío será anónima y por tanto se votará por títulos y no por autores. La modalidad de participación se señalará junto con la convocatoria.

Abrazos y saludos a todos.

NeweN
 
denada,13.12.2005
wow! cuanta gente participando jaja...
felicidades a todos...
 
gatelgto,13.12.2005
Perdon una aclaración yo tambien tengo 4 votos marimar, the willow,gmmagdalena, y denada. gracias .
 
Renne,13.12.2005
Felicidades.
Muy buenos textos.
 
gmmagdalena,13.12.2005
Felicidades a la Ganadora y creo que el podio debe compartirlo con Gatelgto que también tiene 4 puntos, los felicito a ambos. Al resto de los compañeros debo decirles que todos escribieron hermoso, Felicitaciones y sigamos participando. Besotes. Magda
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,13.12.2005
Respecto a la aclaración de Gatelgto, efectivamente si se le suma el voto de marimar, tendría 4 votos. Lamentablemente, marimar no participó de este desafío en ninguna categoría, por lo que su voto sirve solamente de estímulo para gatelgto.
Identica situación tiene el voto de publiensayos en favor de lucas59.
No obstante lo anterior, la pequeña diferencia de votos, refleja la calidad de los textos presentados y la difícil tarea que tuvieron los participantes/votantes.

Abrazos a todos
 
curiche,13.12.2005
Felicitaciones ganadores, lo mejor de todo que se hayan incorporado tantos otros participantes
 
gatelgto,13.12.2005
Me encanta poder decir que yo cometi un herror y que efectivamente la verdadera y unica ganadora es mi gran amiga Magdalena la cual sin lugar a dudas escribio lo mejor, es un placer el ver en ella el entusiasmo y la calidad literaria con que avanza a pasos gigantescos, nacio una fuente de inspiración en ella y sus trabajos, felicidades amiga y una disculpa a todos por el herror de mi parte.
 
anyglo,13.12.2005
Lo primero, es que quiero felicitar a todos porque sinceramente ESCRIBEN DE MARAVILLA!!!. Y lo segundo aunque no menos importante es dar las GRACIAS de CORAZÓN a los que han leído y votado mi texto. Un beso muy grande desde un rinconcito del Atántico. Ana
 
mariamorena,13.12.2005
Mis felicitaciones a los ganadores, y al excelente nivel de todos los participantes. No fue tarea fácil escoger solo a uno. Un aplauso para los organizadores. Y muchas gracias por quienes me dieron su voto. Un abrazo.
 
Thais,13.12.2005
Felicidades Anyglo! Me alegra mucho tu triunfo! Y me alegra también el de los demás compañeros. Merecidos reconocimientos, aunque todos los textos lo merecen.

Un abrazo a todos.
 
la-recien-llegada,13.12.2005
mis felicitaciones a todos porque se lo merecen, a los ganadores también mi enhorabuena. besos
 
Soy_Naixem,13.12.2005
felicidades a todos los ganadores!!!!
 
Gadeira,13.12.2005
Felicidades a los ganadores; al resto de participantes mi aplauso.Esta vez ha sido muy difícil elegir.

En mi tierra cuando algo funciona como es debido,es decir, cuando va viento en popa, se dice así..."esto va que chuta".Pues bien,El desafío va que chuta.

Un beso Newen,gracias.
 
NeweN,13.12.2005
Gracias Gadeira. Espero que no me "chuten" a mí.
 
torovoc,13.12.2005
Mis sinceras felicitaciones para anyglo y para todos los demás amigos de los retos, quienes hacen cada vez más bulto (son una banda...y ojalá que sean muchos más la próxima) Y ESO ME ENCANTA!
 
_Guerrera_,14.12.2005
Felicidades Anyglo, Gatelgto y Gmagdalena!!! aplausos!!! y besos a todos, los textos son excelentes, cada nuevo desafío cuesta más votar. Besos. Roxana.
 
lucas59,14.12.2005
sinceramente, bah!
 
RIGOBERTO,14.12.2005
Felicitaciones a los merecidos ganadores y a todos los participantes.
 
TheWillow,15.12.2005
Yo iba a votar por Gatelgto
 
NeweN,15.12.2005
Llegas tarde Thewillow. Se la debes a Gatelgto.
 
Dainini,16.12.2005
Enhorabuena a todos!!!! Felicidades a Aniglo, Gatelgo y Gmagdalena...todos estuvieron buenísimos...abrazos
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]