TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Talleres / DESAFIO DE LA IMAGEN N° 9 PROSA - [F:9:4941]


DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,30.12.2005
BIENVENIDAS Y BIENVENIDOS AL 9° DESAFÍO DE LA IMAGEN bPROSA/b

Reglas Básicas:

1. El Desafío consiste en escribir inspirado por una imagen que se puede apreciar en el siguiente link: http://www.desafio.blog....

bImagen: “La Balsa de la Medusa” del pintor romántico francés Théodore Géricault (1819) /b Óleo sobre Lienzo

2. La participación es anónima pudiendo hacerlo en Prosa y Poesía. Se puede participar hasta con 2 textos por categoría, bRespetando la limitante de palabras (320 en prosa y 200 en poesía)/b

3. Para subir un texto el participante deberá ingresar a la página con el bNick y Password Desafio /b (D mayúscula y sin acento) y subir su cuento (o prosa) a este mismo foro.

Todo texto debe tener un título que lo identifique, y que no haga alusión alguna a su autor. Este título deberá ser enviado al Libro de Visita del DESAFÍO_DE_LA_IMAGEN en forma privada en el mismo día en que se subió el texto. Una vez iniciada la votación no se podrá reclamar autoría de los textos subidos.

4. Hasta una vez concluida la votación, el participante no podrá subir el texto con que participa a su propia página o hacer alusión alguna a su texto en Foros, Libros de Visita o medio alguno de la página de loscuentos.net.

5. Una vez concluido el plazo para subir textos. Cada participante votará por el título de su preferencia dentro del Foro correspondiente, haciéndolo con su propio Nick, es decir, de forma pública. No se permite votar por un texto propio.

6. Se puede votar en ambas categorías aunque sólo se haya participado en una de ellas.

7. Cualquier problema, inquietud o sugerencia, se atenderá en el libro de visitas de NeweN o en el Libro de Visitas de DESAFÍO_DE_LA_IMAGEN. dentro de la página loscuentos.net

8.- El ganador es el título que obtenga el mayor número de votos y Segundo Lugar quien lo siga. Una vez finalizada la votación el Desafío dará a conocer el nombre del autor

9.- Quienes deseen proponer imágenes, estilos o autores, o plantear sugerencias, pueden hacerlo a los Libros de Visitas ya mencionados. (Se presume la buen fe y el juego limpio).
En el caso de propuesta de imágenes, incluir el link al sitio que alberga la imagen.
 
Desafio,30.12.2005
LA TIERRA DE LAS PROMESAS.



Es que me sentía mal, como si el estomago me diera vueltas para vaciar mi existencia.
Me sentía cansado, agotado de mí y todo lo que había en mí.
Justo en el momento en que decidí colgarme de la biga mas alta del jacal, miro a la Micaila moviendo su morena carne pretendiendo seducirme con un jadeo provocativo. Sus caderas amplias, sus enaguas que danzaban al ritmo de su temperamento.
Me sentía tan harto de la hoya de barro con su mendingues.
Me sentía tan usado por la Micaila, tan forzado a gozar lo que no me satisface.
Fue cuando llegó Juan y me dice lo de los náufragos. Que isque la marejada se había tragado a mas de doce.
Como sentí coraje de no haber sido yo uno de aquellos, que se fue a buscar algo mejor pa’ la tierra de las promesas.
Que isque se los tragaron las olas completitos.
Pedazos de balsa sacó la embravecida marea a las costas de la aldea.
Tamos tan jodidos los jodidos que nunca llegaremos a la tierra de los sueños, donde la piel es blanca y risa de dorado el pelo.
La Micaila se queda mirando porque sabe que yo quise irme con ellos, sabe que ya tengo mucho muriendo.
Me toma y acaricia, una y otra vez me usa con diferentes poses, que me hacen sentir comido por su deprimente estado canibalezco.
Mas vale tirarse por el despeñadero despedazándose como las olas entre la roca, que morir entre las piernas de la Micaila cogido por su aburrimiento y falta de vida.
Seguro que tragar agua embravecida es mejor que tomarme ya sin esperanza.
Pero sé que mi Micaila se me toma como tronco que la salva de la fiera locura, pos de algo tiene que amarrarse uno pa’ no colgarse.
¿No crees Juan?




 
Desafio,30.12.2005

UNA ODISEA DE HOY


En una mañana calurosa del mes de agosto una exigua barquita partió de las costas de África. La barca contaba con quince puestos, pero la ocupaban el doble: treinta personas de rostro moreno curtido por el sol del desierto, el hambre y la miseria. La mayoría jóvenes de torso brillante por el sudor, músculos fuertes hechos al trabajo duro y mentes ansiosas de libertad, pero entre ellos iba también una mujer con una vida en su seno. Una joven mujer a la que asustaba más las injusticias de su país que las vicisitudes en un mar encrespado de olas y peligros.

Al principio, y bajo un sol inclemente, lo peor fue el calor que agrietaba sus labios, pero luego, al par que caía la noche, fue el frío el que azotó sus huesos. Más tarde faltó el alimento, y por último, el agua. Sin embargo, unidos por un afán común, todos resistieron. Las olas zarandeaban la barquita como si fuera una hoja seca, la lluvia calaba sus ropas, y el hambre y la sed martirizaban sus cuerpos.

Cuando empezó a divisarse la costa de España un grito unánime brotó de sus gargantas, por fin ¡la tierra prometida!, Europa, el trabajo, una vida mejor, sin guerras, sin injusticias.

Pero la costa se encuentra lejos, y plagada de peligrosos arrecifes. Reman con todas sus fuerzas, pues la mujer está dando a luz. A los gritos de los remeros se unen los de la madre y más tarde, el llanto de un bebé. La madre, casi desfallecida, lo envuelve en su manto mojado.

Por fin arriban a una pequeña caleta. La Guardia Civil los espera para envolverlos en mantas, pues tiritan de frío. Una mujer policía toma al niño en sus brazos, lo acerca a su pecho y le da de mamar.
 
Desafio,30.12.2005
La Tempestad

Nunca escuché rugir al viento de tal manera. La tempestad salió desbocada por las fauces de un dios agobiado por el egoísmo y la indiferencia. La lluvia embistió con gotas irascibles, que parecían querer limpiar la podredumbre de la humanidad y el mar se unió a esta sinfonía desafinada ambicionando romper sus fronteras y engullirlo todo. El mástil colgaba como miembro fláccido después de haber sido cercenado por la espada humeante de un relámpago. Logré ver que el brutal vaivén del barco tiraba a Manuel de un lado al otro de la cubierta y en señal de locura grité su nombre, grité hasta ahogarme en quejidos mezclados con llanto pero fue en vano. Salí de la cabina y fue entonces que lo ví caer…me aferré al mástil tan fuertemente que mis dedos empezaron a sangrar y escuchaba las risas de ese amigo, que envuelto ahora en la violencia del mar, desaparecía para siempre. El instinto tomó las riendas de mi mente cansada y regresé a la cabina por inercia. En vano continué pidiendo auxilio por la radio y terminé arrodillándome ante ese aparato, rogando escuchar una voz que me dijese que aún estaba vivo, que podría una vez más ver las huellas de mis pisadas en el barro, que disfrutaría el calor del fuego de una hoguera. Mis súplicas las atrapó el viento y las diseminó en el vacío, mis lágrimas las forjó el relámpago formando estrellas y mi espíritu, desnudándose ante la fuerza indomable de la naturaleza, cobró una forma diferente, se unió a la melodía inconclusa de la vida y supo lo que era ser libre.
 
Desafio,30.12.2005
ubQue nada te turbe/u

i
La esperanza me sabe a crueldad mientras sobrevivo… –vivo mi muerte sobre la balsa de la desolación-.

“Que nada te turbe” decía la lámina que señalaba la página del libro que leía antes de este Apocalipsis. Orar. Implorar. Saciar la fe con expectativas que no se avecinan. La esperanza es un invento de dioses narcisistas… dioses!

Yacen mis iguales en esta balsa estacionada en el limbo que se niega. Llueve sangre y carroña en la estela que dejamos. Saciar la esperanza con vulnerabilidad y bilis de aquellos que ya sucumbieron la derrota. Vivir más para qué? ya no seremos los que fuimos. Que nos quedara de humanidad. Cómo nos verá la humanidad que nos niega?

La esperanza me sabe a crueldad mientras quisiera tener la osadía de dejar de ser en esta balsa del destino. /i/b
 
Desafio,31.12.2005
Carta desde la balsa de la muerte.


2 de Julio de 1816. A la deriva en un lugar cualquiera del océano Atlántico.

Puesto a morir, me hubiese gustado hacerlo en el mesidor republicano; pero no, julio volvió a implantarse bajo el deseo de los franceses y será bajo su calor de justicia que me despida del mundo. Asido a la balsa de la muerte contemplo las costas africanas, acecha la dama de guadaña. Impúdica va cerrando los ojos a los muertos; tan sólo tu imagen, mi amor, mi querida Marie me da fuerzas para seguir escribiendo. Medito entre el desgarrado grito de mis compañeros. La sed, el hambre, el miedo…todo toma tus formas. Es mi sed la de amarte, mi hambre tu vientre y mi miedo no volverte a ver. Resplandece el azul de tus ojos sobre el mar que amarillea embravecido y no son más altivos sus oleajes que tus senos.
Marie, no nos unió Dios para vivir tanta tragedia, pero si he de quedar engullido en el océano, créeme querida que no habrá Neptuno que me detenga. Saldrá mi espíritu del mar y entre sueños de espumas y coral acudiré a tu almohada cada noche, no te dejaré sola. Jamás lo haré. Has de cumplir mi único deseo. Vive tú por los dos. Educa a nuestros hijos en ese espíritu libertario que hoy me conduce a la muerte.
Hemos vivido hermoso. Te encontré en mi vida, amada compañera, y ahora te pierdo en mi muerte Tu nombre será mi última oración.
En esta botella arrojo al mar mi carta. y con ella todo el amor que te tengo. Quiera el cielo te sea entregada algún día. Adios mi amor, adios desde el fin de tu sonrisa. Sé que partirá conmigo.
 
Desafio,31.12.2005
La Espera

Naufragamos en medio de un desierto de agua encrespada y espumosa, pero ahora la calma era total. Cinco hombres y cinco destinos en un pequeño bote se convertiría en algo demasiado difícil de soportar. Los primeros días descansamos, después de haber luchado contra un mar invencible e iracundo, que nos golpeó hasta dejarnos sin aliento. Únicamente esperábamos que terminase la maldita pesadilla. Separamos equitativamente las raciones de comida y agua que logramos rescatar y esperamos. Cada uno se apropió de un espacio y trazamos silenciosamente una línea imaginaria y peligrosa. Los Homo sapiens habían marcado su territorio igual que cualquier fiera salvaje. Dicen que no hay nada peor que esperar por alguien que no llegará. Es verdad… El horizonte era un infinito manto azul y en su quietud se reflejaba el sol y las nubes durante el día, y las estrellas durante la noche. La tragedia era no poder ver la belleza que nos rodeaba, y con cada día que pasaba, nos enceguecíamos más. Casi no hablábamos, quizá para conservar la poca energía que nos quedaba, quizá el silencio nos permitía escuchar los pensamientos de cada uno, quizá presagiábamos que cuando el habla apareciese en nuestro escenario, comenzarían los reproches, las quejas y las acusaciones. Algo nos quedaba de humanidad. Al menos eso creíamos. Esos días lentos e infernales nos cubrieron la piel de llagas y ampollas, nos secaron las entrañas y las alucinaciones nos carcomieron el cerebro. Uno de los marineros jóvenes, en medio de su estupor, había estado bebiendo el agua salada. En vano tratamos de evitarlo. Aquella mañana imperdonable, la sal había penetrado tanto su organismo, que los riñones colapsaron y el olor a muerte aparecía con cada mueca de dolor. Al verlo exhalar el último estertor, nuestros ojos desorbitados se fijaron en el cadáver y como poseídos, la bestia en cada una de nosotros despertó. Un rugido viajó a la velocidad del tiempo y nuestras bocas se llenaron de sangre humana.
 
gatelgto,31.12.2005
BABILONIA MARINA

Ojos de molusco glauco y vidrioso, reflejo de una nube de añoranza y soledad encubierta en manto nocturno, 150 tripulantes los oficiales los abandonaron, ahora criminales perseguidos por el mar y la sed, después la justicia los devorara por antropófagos, el padre comulgo con el cuerpo de su hijo, realismo cruel y macabro, pero el hambre y la sed decidieron, el hombre no existe.

Tristes náufragos en madera perdida, el mar les muerde la carne, el sol quema la conciencia, el mundo se reduce, injusticia en una balsa 150 conciencias abandonadas, devorados sus instintos, la vereda es sed y desprecio, la carne muerta es conservada en salitre de mar, comida humana, comunión hecha jirones y secada entre las arrugas de una vela que es ala sin control de mosca verde, muerte, tedio cuando baja el sol rampante que lleva rasguños de vida, y ampulas de soledad.

Nacidos los hombres con un destino, el negro añora su África con forma de escudo, guerra, matando la inextinguible plaga de blancos, sociedad ampulosa de mil colores, víbora de anillos prisioneros, enfermos de oro con cadenas de esclavitud.

Eros y tanatos el clamor de una soledad, el llanto siempre silencioso, nunca ser feliz, estar, dejar la presencia mental en una balsa solitaria, se siente la sed de las regiones árticas, también la sed húmeda del mar, la orfandad de la cárcel en el reino de Neptuno, el yermo de la mente, es un desierto harto de alimañas cerebrales, cambia, sigue el ritmo, siente el caminar de tus pulmones, aíslate de tus pensamientos, encuéntrate.


Un macho cabrio rojo es el sol de la tarde, se asoma en el futuro la incertidumbre, el miedo, mucho miedo a seguir sufriendo, la sed busca el hontanar, esperanza en un DIOS de venero luz y frescura, muerte, dame, cúbreme, llévate en el saco de tu magia mi futuro, arrástrame ola de viento y espuma de universo.

 
Desafio,31.12.2005
1, 2, 3 por Gustavo que está en Babilonia.

Lamentablemente, el título Babilonia Marina queda descalificado por darse a conocer el autor.

Hago esta acalaración con el nick Desafio, como seña de que no se ha cambiado la clave y que está operativo.

Por favor, de existir problemas para subir el texto, hagan las consultas pertinentes y se solucionará, pero no se tiren desde la azotea y menos con textos tan potentes.
Como todo tiene su lado bueno. Gatelgto queda autorizado a subir el texto en su página, de así desearlo.

NeweN
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,31.12.2005
Refrendo lo dicho
 
Desafio,01.01.2006
ESQUIZOFRENIA

Muerte en una balsa, las locuras de una cuerda marina, una rampa flotante, una cruz de mar, un cristo asfixiado por la peste de ver un océano de cangrejos humanos, aferrados a la vida, pedazos de conciencia, desgarre de ola y mundo subyugante, atracciones de colores.

Del fondo marino sube un canto de sirenas algunos se lanzaron en busca de las bellas ondinas, los náufragos en el maderamen de locura, sufren escurridos de muerte armadía con fondo de cristal, se mira la paz de un jardín de agua con fantasmas de noche y muerte de día.

Quien nos guía grita al cielo.
Esta cuerda será buena enredada en mi cuello, seré carnada y anzuelo, para que pesquen y surtan su caja de alimento, el negro lo quiso detener pero el loco ya se había lanzado persiguiendo sombras.

Uno se trago el mar se sacio de liquido salado, tuvo unos momentos de tranquilidad y viene el vomito, voltea su cuerpo se filtran las grietas de la vida , es el hijo del viejo, el que muere en los brazos tejidos de su padre, el le quiere beber la muerte, pero ella carga ya su halito, el viejo decide comer, matar el hambre despedazar y repartir trozos de cuerpo, algunos comieron corazón y les dio un palpitar de vida, los ojos los hicieron ver el mañana, con los oídos pudieron escuchar su canto, los dedos sufrieron ampollas, corran grito el que devoro una pierna y se tiro al mar y se fue caminando lejos sobre vereda, nadie quedo limpio de sangre, fueron sueños o realidades no lo saben, quien lo puede saber si los muertos ya no están.

Fueron vivos antes, ahora cargan largas cadenas por sus culpas las arrastran y encarcelados siguen en la balsa, eternamente sufrirán la sed y el hambre por la angustia de ser siempre marinos, tripulantes de la esquizofrenia, tronadores de relámpagos en las tormentas de la mente.
 
Desafio,01.01.2006
Cuaderno de Bitácora.

¡Cuánta desesperación!... En lo más alto de la balsa, clamamos al cielo la oportunidad de seguir... ¡viviendo!

Nunca supe del dolor que ahora siento, ni de la agonía que albergamos los que estamos aquí, a la deriva, a merced de la suerte. Sumidos en la peor de las situaciones imaginables.

El corazón me da un vuelco al pensar que sobrevivimos al abandono y que nuestras fuerzas están siendo alimentadas por los cuerpos de los que van muriendo... ¡sobrevivimos gracias a su desgracia! ... ¡y todo por la insensibilidad del capitán!... ¡por su sinrazón!

¡Medusa!, de ti sólo quedan los despojos que arrebata el mar en su ansia de beber nuestra sangre, de arrebatarnos la pequeña llama de esperanza que aún lucha en el interior de unos pocos que se niegan, como yo, a desfallecer...

¡Mar!, confabulas con el viento, amedrentándonos, pero no podrás engullirme sin antes plantarte cara!...

¡Soledad!, la única compañía es la de esa ola que enfurecida arremete contra nuestra existencia... contra nuestros deseos de seguir a flote y alcanzar la orilla...

...¿Qué es aquello?...¿me engaña la vista?...se nubla la mente entre la espuma feroz que moja el alma... ¿Se acerca ese punto que creo ver en el horizonte?...

¿ Medusa?... ¡No!... ¡imposible... flotamos sobre sus restos!...

¡Dios mío!...¡eh!... ¡estamos aquí!... ¿pero qué ocurre?... ¡se aleja!...

¡Dios mío, no lo permitas!... se pierde... ya ni siquiera es un punto...

Las fuerzas faltan, los días pasan, y ya somos pocos los que pensamos con claridad...

...Me acompaña Pierre, agitamos contra viento y marea, camisas blancas que desafían locas a los elementos, que se niegan a sucumbir, a caer en el abismo.

...¡Todo se antoja una pesadilla en sepia!...

Honor, muerte y desesperación naufragan sobre un mar bravío que nos detesta, que nos escupe a la cara, sólo por estar donde ni la desesperación nos quiere...

Solo pido una cosa...

¡Que no nos abandones... Esperanza!
 
Desafio,01.01.2006

Si hay sol hay vida

Anoche nos echamos a la mar a vivir la aventura de vivir libres en otro lugar. Cuando el yugo aprieta las medidas mas extremas resultan simples a primera vista y el viaje en esta improvisada balsa parecía algo que acabaría pronto.

Miro en lontananza y no veo nada, pero, mi deber es dar confianza y valor a mis compañeros de viaje, no puedo abatirme con el vaivén de las olas.

La tierra se secó hace tiempo, cada año más escasas las lluvias, la arena ha ido ganando terreno y la tierra perdiendo la batalla, arena que dejamos avanzar cuando aceptamos nos cercaran con los pinos, ellos secaron las napas de aguas subterráneas, sus agujillas ácidas matan la tierra.

El hambre llegó al pueblo y no quiere irse así que nosotros nos fuimos, escapamos hacia el norte, al sur no podemos ir, más al sur no hay nada, solo hielo.

No solo el hambre nos acorraló, los hombres del tirano llegaron a buscar a muchos, a los que encontraron no regresaron, entonces ¿Qué hacer? Fue lo que nos preguntamos. Ir a otras tierras, el mar era la única alternativa posible, construimos la balsa, cargamos agua algo de comida; es esta la época del año mejor para viajar por mar en embarcación tan insegura.

Nos hicimos a la mar ayer por la tarde, apurados, algunos con temor por que venían los hombres del dictador a buscar más hombres,. Es verano así que el mar es bueno para viajar, pero, a poco andar se nubló, se perdieron las estrellas, no hubo punto de referencia, y nos cayó encima una fuerte tormenta, tres cayeron a las aguas, se perdieron. Pero, a la noche la sucede el día y aunque en el horizonte no se vea nada, el sol nace y con ello el calor y la vida, si hay sol hay vida, nosotros vamos hacia la vida. Tengo seguro que a pesar de tanta muerte llegaremos a un lugar en donde sea habitable
 
Desafio,01.01.2006
Primer dia de vacaciones

Gritos desgarrados en una noche de tormenta, la furia de las olas destrozaban la pequeña embarcación en la que huía un grupo de hombres de alguna prisión marítima. Era ya de madrugada, los lamentos eran ahogados por el rugido de la tormenta, las mujeres protegían a sus hijos, mientras no podían sostenerse así mismas por el terror, ¡zas! Un rayo mortuorio, cinco pequeños desvalidos llamados hombres alguna vez, sufrieron el rápido encuentro con la muerte, sus cuerpos lacios, yacieron tendidos entre las tablas enclenques de la embarcación, el paso de las olas los arrastró hacia el fondo marino, solo quedaron sus ropas entre las astillas y sus recuerdos entre la oscura tormenta.
Una mano como un látigo de fuego helado, golpeo la proa, alaridos infrahumanos, enmudecidos por la muerte, la tormenta no cesaba, sin embargo alguien aferrado a la escasa vida, levanto su rostro, las olas lo azotaron, querían que se retorciera como los demás, y aullará al compás del viento. Una mano se alzó en sus ojos y lo hizo tambalear, pero sus piernas eran firmes y resistió, dos hombres aferrados de sus tobillos, alcanzaron la mañana, el mar recobró la calma.

Noticia de última hora: un naufragio, diez muertos y tres sobrevivientes. –Aún lo recuerdo- contaba alguien, recostado en un sillón.

 
Desafio,01.01.2006
Mariano

Tus ojos se clavaban en mi, en mi!!!

Que soy la miserable, la ladrona de a bordo, la que os roba las ilusiones, no, no me pidas que te las devuelva.

Mi abismo acabó con ellas, contigo y conmigo y con los doscientos que partimos en esa noche perpetua.
Robé de vuestra comida, de vuestros bolsillos, y no me queda tabaco que ofrecerte, compañero.

Soy la miserable, la que esperas desde que naciste, la que se llevará en último lugar al pobre que sumerje su cabeza para ahogarse, pero de nada le vale, todo está escrito, en esas, las estrellas a las que tu compañero quiere acariciar blandiendo la bandera.

De nada sirve, he venido a buscaros a todos, menos a uno, pero no eres tú, ni el que se arrodilla para rezar, ni el que se desespera.
Sino al que de verdad me conoce y me espera, a ese bravío ser, Mariano, sin agonía ni desencanto, a ese que no se rindió cuando embraveció la marea.

A ese tu compañero, un barco de mañanas le espera.

Pero yo crucé el Atlántico, cuatro veces y más que hubiera, en busca de mi amor amante, y me dejó como a una colilla tirada en la acera; así yo ahora os dejo a todos, excepto al compañero que hace años que me desea,
a ese, sí, que supo hacerme el amor en carnes abiertas, que me nombró hasta la locura, que me trajo a esta cubierta; a ese galán de mi esqueleto, de mi guadaña, de mi piel carcomida y descompuesta, que ha sabido conquistar las puertas de mi demencia.

A ese, amigo, el amanecer le espera, mas no es una mañana como conocen los hombres, pues ellos, no saben de lo absurdo, ni de la desesperanza.
Lo que yo voy a entregarle es la eterna abundancia de todo lo que soñara.
Que ni los poetas varios, sabrían ansiar con causa.



...Y una ola de varios metros de altura se tragó a la pequeña balsa, a todas las confianzas; solo un hombre pudo aferrarse y aguantar por muchos minutos la falta de oxígeno y no ahogarse con el agua.

A la mañana siguiente lo encontraron abrazando a una calavera blanca, con un corazón sangrante, yacente y sin vida.
La muerte y él habían muerto, sin banderas, sin credos que los enterraran, pero con una sonrisa en sus bocas descubiertas, de ilusiones, de mañanas, de anarquía, de esperanza.
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,02.01.2006
El título "Mariano" excede el número máximo de palabras, por lo que no califica para el Desafío.
Gracias
 
Desafio,02.01.2006
El tercer día

Tres días sin comer ni beber. Tres días en los que las miradas se diluyeron en las aguas de un mar que se tragaba sus esperanzas. Después de recorrer las playas del islote donde habían acabado tras el naufragio, no encontraron nada para subsistir, ni alimentos, ni manantiales de agua dulce. Sólo les quedó recoger los restos de la embarcación y fabricar una balsa con la que hacerse a la mar.
Tres días de recuerdos. Ninguno creía tener motivos para vivir. Eran ratas de puerto, esperando alistarse en la tripulación de cualquier velero que zarpara para ganar dinero. Pero en ese momento, todos sabían una sola cosa, y era que no querían morir. Sus compañeros muertos, los que recogieron en la arena con el único motivo de darles sepultura cuando llegaran a casa, hacían que ese sentimiento fuera aún más patente.
Tres días de desolación. El calor era agobiante, los labios agrietados no podían expresar lo que los ojos dejaban entrever. Utilizaban las prendas de los cadáveres para cubrirse las cabezas del inclemente sol. El hambre y la sed hacían mella en su determinación, socavando sus espíritus desde lo más profundo.
Al atardecer, uno de ellos vio un barco. Con desesperación, comenzó a gritar y a hacer señas. Todos los demás escrutaron el horizonte, y, enfervorizados por la ansiedad del alborotador, le secundaron con más alaridos. Daba igual que los muertos se escurrieran de la balsa, y que las olas y el peso mal distribuido hicieran sucumbir de a ratos la precaria embarcación. Sólo importaba llamar la atención del velero que el marinero había visto a lo lejos.
El viejo vigía se retiró a un lado, abatido. Porque él nada veía más que el basto mar. Comprendío que aquellos pobres diablos estaban atrapados por un espejismo y su desesperación, y no los culpaba. Porque si pudiera albergar esperanzas en su corazón, vociferaría también.
Ninguno quería morir…

 
Desafio,02.01.2006
Mi anterior texto se excedió en palabras, publico este ahora.
Gracias.


Mariano

Tus ojos se clavaban en mi, en mi!!!

Que soy la miserable, la ladrona de a bordo, la puta que os roba las ilusiones, no, no me pidas que te las devuelva.

Mi abismo acabó con ellas, contigo y conmigo y con los doscientos que partisteis aquella noche perpetua.
Robé vuestros anhelos, vuestra comida y no me queda tabaco que ofrecerte, compañero.

Soy la despeciable que espera desde que naciste; la que se llevará al que sumerje su cabeza en el agua y al que blande la bandera buscando salvación.

De nada sirve, he venido a por todos, al que se arrodilla para rezar y el que se desespera.
Pero conmigo solo viajará aquel que de verdad me conoce y me espera, ese bravío ser, Mariano, ese que no se rindió cuando embraveció la marea.

A ese, mi compañero, un barco de amaneceres le espera.

Ahora os tomo a todos, excepto al que me desea,
a ese, sí, que supo hacerme el amor en carnes abiertas, que me nombró hasta la locura, que me trajo a esta cubierta; a ese perseguidor de mi bosquejo, de mi guadaña y de mi piel carcomida y descompuesta, que ha sabido conquistar las puertas de mi demencia.

A ese, el amanecer le espera,
Lo que yo voy a entregarle es la eterna abundancia que no sabrían soñar ni siquera los poetas.



...Y una ola de varios metros de altura se tragó a la pequeña balsa; solo un hombre pudo aferrarse y aguantar por muchos minutos la falta de oxígeno y no ahogarse con el agua.

A la mañana siguiente lo encontraron abrazando a una calavera blanca, con el corazón sangrante y sin vida.
La muerte y él habían muerto, sin banderas, sin credos que los enterraran, pero con una sonrisa en sus bocas descubiertas, de ilusiones, de mañanas, de anarquía, de esperanza.


 
Desafio,02.01.2006
mmmm
he pegado el que no es
arggggggggggggggg
 
Desafio,02.01.2006
ya está, es el correcto, siento entrar en diálogo, pero no me aclaro mucho. :S
perdón.
 
Desafio,02.01.2006
Naufragios

Los fracasos contienen su propia aventura
ante el ladrido de olas,
ante extremidades convertidas en dolor
de nuestras propias tempestades y naufragios.

OH extravíos de alma y emociones
que dejaron muda la palabra,
quise suicidios sin norte
quise por un momento pensar
que tus naves desplegaran sus velas.

Por mis rodillas se escapa la vida,
por mis manos se escurre tu miel,
bebo agua salada
y la luz helada de tus pupilas
destroza cada instante permitido.

Permanezco erguido entre miedos
algunos dormidos, otros muertos,
es mejor no voltear
para no ver los despojos,
todos los gestos se pierden a la distancia
entre el viento y mis palmas quemadas de ausencia.

Cansa la memoria envuelta en pus
y mis huesos sin médula
con músculos cansados,
que intentan de nube en nube
alzar el vuelo de la esperanza.

Alzo mis desgarros
para que alguien los vea
y recoja el vacío encarcelado
en la dureza de córneas.

Entró a soledades de esfuerzo
con el nervio de golondrinas liberadas,
que se vuelcan una y otra vez
sobre horizontes desolados.

Nos estamos muriendo
sobre aguas solitarias,
intento afanosamente de ola en ola
que la vida muestre el arco iris
detrás de la lluvia caída.
 
Desafio,03.01.2006
"Naufragios" participa en la categoría POESÍA. Pido disculpas por mi error y ya lo subí donde corresponde.
 
curiche,03.01.2006
salud desafío, parece que está gueno el colemono
 
Desafio,04.01.2006

LA BALSA DE LA MEDUSA



La primera vez que contemplé el famoso cuadro de Gericault, no pude dormir. Las escenas eran tan retorcidas, tan vívidas, que me sentí inmersa en la tragedia vivida por aquellas personas.

Me vi cruzando en océano compartiendo el horror de morir ahogados, la sed, el hambre y la desesperación. Sentí con ellos la angustia de ser abandonados por la insensibilidad de los que los que pudieron ayudarlos y no lo hicieron. Sufrí con ellos el temor a ser devorados por un hambre ancestral e inhumana. Morí con los jóvenes, grité con los que aun sentían una fugaz esperanza y me uní a la desesperanza del viejo que vuelve la espalda, resignado a la fatalidad.

Pero luego, en la paz de mi hogar, reflexioné sobre la impresión que el cuadro me había producido, porque eso es la vida: una balsa a la deriva. Todos viajamos sobre la nave Tierra, sorteando tempestades y bonanzas, sin atracar en ningún puerto, porque esta nave no se detiene nunca. Esta nave luce un mascarón de proa con la imagen de la Medusa: una espantosa mujer cuyos cabellos son serpientes venenosas. Quien osa mirarla se queda petrificado y luego se convierte en polvo.

Nadie se atreve a mirarla, pero cuando ella decide mirarnos no podemos escapar del destino y somos expulsados de la balsa hasta hundirnos como piedras en ese mar infestado de tiburones.

Menos mal que todavía quedan en el inmenso océano almas buenas que tiende sus manos a los que necesitan ayuda.
 
Desafio,04.01.2006
Lo copio de nuevo, pues había en un error en el anterior:



LA BALSA DE LA MEDUSA



La primera vez que contemplé el famoso cuadro de Gericault, no pude dormir. Las escenas eran tan retorcidas, tan vívidas, que me sentí inmersa en la tragedia vivida por aquellas personas.

Me vi cruzando en océano compartiendo el horror de morir ahogados, la sed, el hambre y la desesperación. Sentí con ellos la angustia de ser abandonados por la insensibilidad de aquellos que pudieron ayudarlos y no lo hicieron. Sufrí con ellos el temor a ser devorados por un hambre ancestral e inhumana. Morí con los jóvenes, grité con los que aun sentían una fugaz esperanza y me uní a la desesperanza del viejo que vuelve la espalda, resignado a la fatalidad.

Pero luego, en la paz de mi hogar, reflexioné sobre la impresión que el cuadro me había producido, porque eso es la vida: una balsa a la deriva. Todos viajamos sobre la nave Tierra, sorteando tempestades y bonanzas, sin atracar en ningún puerto, porque esta nave no se detiene nunca. Esta nave luce un mascarón de proa con la imagen de la Medusa: una espantosa mujer cuyos cabellos son serpientes venenosas. Quien osa mirarla se queda petrificado y luego se convierte en polvo.

Nadie se atreve a mirarla, pero cuando ella decide mirarnos no podemos escapar del destino y somos expulsados de la balsa hasta hundirnos como piedras en ese mar infestado de tiburones.

Menos mal que todavía quedan en el inmenso océano almas buenas que tiende sus manos a los que necesitan ayuda.





Agregar mensaje:








[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte!]


 
Desafio,04.01.2006
Jaime y su Medusa

Con su piel pegada a los huesos escasos de carnes, algo de barba y pelo sobre sus sienes, encontré a Jaime, en su pieza de niño, en su casa de siempre, al verlo quede inmóvil, el me miró con sus ojos hundidos y sus córneas ya casi sin brillos, un lento… ¡Hola! que sentí que sonaba desde su estomago mezclándose con el eco de los latidos moribundos que retumbaban como esperanza desde su pecho, me acerqué a él , le acaricie la frente… lo miré y encontré al mismo Jaime de siempre, ya no corriendo en los estadios, ni sentado a mi lado en una sala de taller universitario, sino que postrado y rodeado de dibujos, fotos y escritos, un crucifijo colgando, un par de velas y algunos libros, me senté a su lado lo puse al tanto de nuestros compañeros, le conté algunas historias ocurridas en mi estilo de ilusiones como decía el, logre hacerlo sonreír, le llevé nuestro mundo y sentí en el un nuevo respirar, un brillo en sus pupilas, un silencio estremecedor y un suspiro de vida, después el cansancio y el sueño le gano la batalla y se durmió, con una respiración de truenos que se alojaba en todos los rincones de su habitación.
Comencé a mirar detenidamente todo lo que lo rodeaba, algunas letras de Amereida… “OH marinos, el mar incierto / las gentes desnuda entre sus dioses / porque el don para mostrarse equivoca la esperanza” ,un croquis de Alberto, otro de Ritoque y La Ciudad Abierta, algunas fotos de nosotros en la Escuela de Arquitectura, corriendo en el Sporting club, caminando en la playa, su familia en el jardín, sus dos hermanas y su madre, Sor Teresa de Los Andes, Cristo y al fondo sobre la puerta de su closet en donde estaba toda la ropa que ya casi no usaba, estaba una reproducción del cuadro de “La Balsa de la Medusa” con un texto rayado a lápiz tinta que decía: “Medusa que no es la Gorgona, aquí nadie se convierte en piedra”… allí no aguante el llanto, había mucho eco entre esas gentes sobre la balsa y sus desgarros, sus renuncias, sus dudas y su esperanza, enfrentadas a Jaime, atleta, con 23 años, en las puertas de su titulación de arquitecto, con polola de más de dos años, con familia unida y trabajadora, con amigos entrañables y con un sentido del humor inigualable, allí estas dos imágenes enfrentadas cubrían todo su dormitorio, no cabían los CD de Canto Gregoriano, ni de Schindler`s List, tráeme al Temucano, a Sabina me dijo sonriendo… esa imagen de su habitación la llevo grabada en mis pupilas y mi corazón para siempre, fue la última vez que lo vi. Antes de acompañarlo y dejarlo en el cementerio de Curico.
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,04.01.2006
"Jaime y su Medusa" al tener 463 palabras (excluyendo título) excede el número máximo, por lo que no califica.
 
Desafio,04.01.2006
Por exceder en palabras el anterior envíado, por mi entusiasmo remito nuevo que se ajusta a las normas:

Jaime y su Medusa

Con su piel pegada a los huesos escasos de carnes, algo de barba y pelo sobre sus sienes, encontré a Jaime, al verlo quede inmóvil, el me miró con sus ojos hundidos y sus córneas ya casi sin brillos, un lento… ¡Hola! que sonó desde su estomago mezclándose con el eco de latidos moribundos que retumbaban como esperanza, me acerqué , le acaricie la frente… y encontré al mismo Jaime de siempre, ya no corriendo en estadios, ni sentado en una sala universitaria, sino que postrado, lo puse al tanto de nuestros compañeros, le conté algunas historias ocurridas y logre hacerlo sonreír, le llevé nuestro mundo y sentí en él, un nuevo respirar, un brillo de pupilas, un silencio estremecedor y un suspiro de vida, después el cansancio y el sueño le gano la batalla y se durmió, con una respiración de truenos que se alojaba en todos los rincones.
Comencé a mirar detenidamente todo lo que lo rodeaba, un crucifijo, unas velas, algunas letras de Amereida… “OH marinos, el mar incierto, las gentes desnuda entre dioses, porque el don para mostrarse equivoca esperanzas” ,unos croquis, algunas fotos y al fondo sobre su closet, que guardaba su ropa que casi no usaba, estaba una reproducción “La Balsa de la Medusa” con un texto rayado a lápiz tinta que decía: “Medusa que no es Gorgona, aquí nadie se convierte en piedra”… allí no aguante el llanto, había mucho eco entre esas gentes, sobre la balsa y sus desgarros, sus renuncias, dudas y su esperanza, enfrentadas a Jaime, atleta, con 23 años, a puertas de su titulación, con novia de años, con familia, con amigos entrañables y con un sentido del humor inigualable, allí estas dos imágenes enfrentadas cubrían todo… esa imagen de su habitación la llevo grabada en mis pupilas y mi corazón por siempre, fue la última vez que lo vi. Antes de dejarlo en el cementerio de Curico.
 
Desafio,04.01.2006
LA BALSA.

Después de treinta días navegando a la deriva, de los veinte sobrevivientes de aquél diluvio, sólo quedaban quince. El hambre y la sed habían cobrado sus victimas. La esperanza y la fe se habían terminado cuando la tempestad cesó su furia sobre la endeble y precaria balsa.

El sol se asomó tímido al oriente desgarrando las pupilas de los náufragos, que se habían acostumbrado al terror de la noche eterna. Se encontraban en medio de un gran océano, rodeados de cadáveres y desolación, cientos de tiburones los seguían de cerca esperando alimentarse, en ese momento desearon que se volviera a ocultar el sol para escapar de la terrible realidad. No sobrevivirían, esa era la verdad.

Solo lamentos y chillidos se escuchaban, unos seguían rezando y otros maldecían al creador. Pero todos guardaron silencio cuando uno de ellos se dirigió a todos con voz fuerte y decidida.

— ¡Escúchenme, todos!—gritó.
—Es verdad que no hay esperanza, que todos moriremos ¿Pero no es eso lo que todos esperamos que nos suceda algún día? Si no tuvimos la entereza para saber vivir en paz y armonía, déjense de quejar y acepten la muerte con dignidad.

Nadie dijo nada, un silencio sepulcral inundó a todos. Los rostros desencajados, las miradas tristes, cuantas cosas sin terminar, vidas desperdiciadas, tantas palabras sin decir. Era el fin de los tiempos.

El que habló con ellos se levantó emocionado, señalaba al horizonte rebosante de felicidad.

— ¡Por fin!— gritaba extasiado.
—Nos han escuchado, vienen por nosotros, prepárense, la pesadilla ha terminado.

Los demás voltearon hacia donde señalaba el hombre, resignados esperaron el fin. Tomados de la mano y abrazados recibieron el último golpe. Una enorme ola los tragó para siempre.
 
Desafio,06.01.2006
b Defunción /b


Ese día había transcurrido con el mismo ambiente a película vieja de todos los anteriores. En la mañana olía a libros viejos, además de un aroma pútrido que generó instantáneamente un gesto de repugnancia en mi rostro.
Me levanté decidido a hacer algo diferente, pues creía que lo podrido era mi cerebro por tanta inactividad. Bajé y me serví leche. Tomé con desgano el periódico de la semana pasada que yacía sobre la mesa. Y sabiéndome de memoria lo que iba a ver lo abrí, pero en la primera página me encontré con que hoy era el último día de la exposición de pintura en el museo.
-pinturas, ¡bah!- dije en voz alta -pero si no hay mas...-.
Me bañe con desgano, y prendí el televisor en un reflejo automático de la costumbre.
Paso el día, y La sala se oscurecio. Eran las seis y media de la noche: hora de la exposición. Tomé mi chaqueta y fui rumbo a lo que esperaba iba a ser el renacimiento de mi calidad de hombre.
Media hora de bus, olores desagradables, gritos, sudor. Me baje en una esquina que se dibujaba como pintoresca. La gente vestía elegantemente, y todo se encontraba cerrado. Una multitud desfilaba hacia la entrada luminosa de una casa.
Adentro todos caminaban lentamente, se detenían cuadro por cuadro, decían algunos elogios sobre la profundidad de las obras, y seguían. Era un circo que además de risa me daba asco. Caminé lánguidamente por el cuarto hasta que una pintura llamo mi atención: “la balsa de medusa” se llamaba. Una señora se arrimo y dijo: “-arte romántico, mi favorito-.” –que profundidad, que encanto- dijo otro. Uno mas pego su cara a la pintura y dijo: “-delicadeza y estética -.” Yo no veía mas que una balsa llena de harapientos, o tal vez los lamentos de un romántico en decadencia.
Huí después de eso, y me dije que lo mejor seria conseguir un empleo de oficina: yo había muerto.
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,06.01.2006
Al autor anónimo de Defunción. Sí, de acuerdo a la Regla 6. que está incluida en este Foro (ver arriba)se puede votar en ambas categorías, un voto por categoría.

A su vez, la Regla 4, señala que se debe enviar un mensaje de autoría al Libro de Visita del Desafio_de_la_Imagen, IDENTIFICÁNDOSE con el propio Nick. El de Desafio... no sirve.

Además, como Desafio es un nick abierto, la autoría deja de ser anónima pues quien ingrese al libro de Visita con el Nick Desafio, podrá leer ese mensaje.

Gracias
 
Desafio,10.01.2006
El robo

La noche era helada y oscura como la misma muerte, apenas podía permanecer quieto en la esquina de la casona, con un pucho que tapaba con la mano, para que no se reflejara en la oscuridad.

El Colorado Mendieta era quien había traído la noticia. Lo escuchamos ansiosos, hacía días que no entrábamos en acción y nuestros bolsillos estaban pelados.

· El viejo Isaías, tiene un cuadro que vale oro –dijo.
· ¿cómo sabés? – la pregunta la hizo el Flaco Salgado.
· Me lo contó la Juana, dice que lo heredó de un pariente, un ricachón.
· Vamos a robarlo.

Así de rápido, a mí me tocó el papel de campana. Me encogí de hombros. Mejor.

Ya estamos, ellos adentro, yo campaneando; hace rato que entraron y no salen, no se escuchan ruidos y eso me preocupa. En un momento creí escuchar algo, pero sólo fue una ráfaga de aire, luego todo volvió a esta quietud helada.

Mejor entro y los apuro, antes que algún vecino que me vea, se avive.

La casa es una mugre, las ventanas son huecos por dónde se ingresa fácilmente. Un olor pútrido me asalta apenas me deslizo en el interior.

Sigilosamente voy hasta la vieja sala, el cuadro está dónde dijo la Juana, el viejo duerme en un sillón; de mis compañeros, ni noticias.

Recorro la casa, en ninguna habitación los encuentro, la linterna tiembla en mis manos.

¿Dónde carajo están? Estos cobardes se rajaron al ver al viejo – pienso.

Vuelvo a la sala y me acerco a él, ronca.

Decido llevarme el cuadro, lo ilumino con la linterna, es una balsa con un grupo de harapientos, parecen desesperados. Algo llama mi atención, acerco el rostro estupefacto y en ese instante los veo, el Colorado y el Flaco me miran desde el cuadro con un gesto de terror.

Cuando siento la ráfaga de aire junto a la carcajada del viejo, ya es tarde.
 
Desafio,11.01.2006
En medio de la tormenta

He buscado tu rostro y tu mirada, tu rastro en mi mente, el eco de tu recuerdo, lo pregunté al viento, lo grité al océano inmenso. Pero sólo encontré silencio, un vacío en lugar de tu mirada, una profunda soledad, la certeza de que algo me faltaba. Evoqué tu recuerdo y aún si pudiera invocarte lo haría una y mil veces. Si sirviera de algo, si pudiera con ello traerte a mi lado, lo haría. Pero no puedo, la distancia es mucho más grande de lo que yo quisiera.

Los que quedamos nos habíamos aferrado a un grupo de tablas que formaban una especie de balsa. Inútilmente día tras día intentamos con todas nuestras fuerzas mantenernos a flote, pero poco a poco nuestra moral comenzó a decaer, nuestro corazón comenzó a naufragar también. Lentamente la desesperanza empezó a consumir nuestra voluntad y los más débiles simplemente se abandonaron a su suerte.

Yo aún sigo aferrado a ti como un naufrago a su tabla de salvación.

Unos buscaban en el horizonte, quizá hubieran visto algún barco que nos recogiera. Otros, los más, habían aceptado su destino. Pero yo sé que mi salvación no está en lo que mis ojos pueden ver, ni en lo que mis sentidos pueden percibir, sino en lo que mi corazón puede creer. Si pudiera hallar la fuerza para seguir intentando. Que difícil es tener fe en medio de la tormenta.
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,14.01.2006
Recuerden que hasta hoy 14 de enero, Hora chilena (-4 hrs. respecto a la página) hay plazo para subir textos.
Vencido el plazo, subiré listado de textos participantes y se dará inicio a la votación. 15 y 16 de enero.

Gracias a los participantes.
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,15.01.2006
Vencido el plazo para subir textos.

Los 18 cuentos o prosa participantes son los siguientes : (orden alfabético)

Carta desde la balsa de la muerte
Cuaderno de Bitácora
Defunción
El Robo
El tercer día
En medio de la Tormenta
Esquizofrenia
Jaime y su Medusa
La Balsa
La Balsa de la Medusa
La Espera
La Tempestad
La Tierra de las promesas
Mariano
Primer día de vacaciones
Que nada te turbe
Si hay sol hay vida
Una odisea de hoy


Recuerden que:

1.- Se vota con el nick propio
2.- Pueden votar en ambas categorías.
3.- No se puede votar por texto propio.
4.- Existe un premio ofrecido por el cuentero MARIODELAFUENTE, Consistente en un taller literario que él enviará al correo electrónico del ganador.

Suerte.
 
Renne,15.01.2006
Mi voto es para el texto:

Que nada te turbe

suerte!
 
theonlyerath,15.01.2006
Mi voto es para El Robo
 
Soy_Naixem,15.01.2006
Mi voto es para LaTempestad
 
margarita-zamudio,15.01.2006
Voto por ESQUIZOFRENIA.
 
Gadeira,15.01.2006
Mi voto es para La Tempestad
 
anyglo,15.01.2006
Mi voto es para "La balsa de Medusa"
 
jaenbota,15.01.2006
El Robo
 
gmmagdalena,15.01.2006
La Balsa
 
curiche,15.01.2006
El robo
 
torovoc,15.01.2006
La tierra de las promesas
 
denada,15.01.2006
Que nada te turbe
 
victorvac,15.01.2006
Mi voto es para "Esquizofrenia"..
 
gatelgto,15.01.2006
Mi voto La tierra e las promesas.
 
Galeona,16.01.2006
Mi voto va dirigido al texto: "Que nada te turbe".
 
_Guerrera_,16.01.2006
Voto por "La tempestad"
 
Finch,16.01.2006
Voto por "Primer Dia de Vacaciones"
 
Ikalinen,16.01.2006
Voto por "El Robo"
 
blasleon,16.01.2006
Mi voto el para "La Balsa"
 
Thais,16.01.2006
Mi voto es para "El robo"
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,17.01.2006
SE CIERRA LA VOTACIÓN DEL NOVENO DESAFIO

Los participantes en Prosa fueron:
AUTOR / TÍTULO
Anyglo / "Cuaderno de Bitácora"
Cristin / "Primer día de vacaciones"
Curiche / " Si hay sol hay vida"
ecce_homo / "Que nada te turbe"
Finch / "La Espera"
Finch / "La Tempestad"
gadeira / "Carta desde la balsa de la muerte"
gatelgto / "Esquizofrenia"
gmmagdalena / "El Robo"
Ikalinen / "El tercer día"
jaenbota / "En medio de la Tormenta"
Lucas59 / "Defunción"
margarita_zamudio / "Una odisea de hoy"
margarita_zamudio / "La Balsa de la Medusa"
Renne / "La Tierra de las promesas"
Soy_Naixem / "Mariano"
theonlyerath / La Balsa
Victorvac / Jaime y su Medusa

Como se desprende del cuadro anterior, Torovoc no participó (tampoco en poesía) por lo que su voto no es válido y sólo es un estímulo para Renne.

Como la votación es pública, sólo resta señalar que ...
La Ganadora de esta versión del Desafío fue .

GMMAGDALENA CON "EL ROBO" CON 5 VOTOS

SEGUNDOS LUGARES:
ecce_homo con "Que nada te turbe"
Finch con "La Tempestad", ambos con 3 votos

Felicitaciones a todos y agradecimientos por participar
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,17.01.2006
Se le notificará al cuentero mariodelafuente para que se contacte con la ganadora para hacer llegar el premio ofrecido.
 
Renne,17.01.2006
Felicidades a los ganadores!!
En hora buena.
 
theonlyerath,17.01.2006
Felicitaciones a todos. Cada vez se pone más dificil a la hora de votar.
 
margarita-zamudio,17.01.2006
Enhorabuena a la ganadora.
La verdad es q
 
margarita-zamudio,17.01.2006
Enhorabuena a la ganadora.
La verdad es q
 
margarita-zamudio,17.01.2006
Enhorabuena a la ganadora.
La verdad es q
 
margarita-zamudio,17.01.2006
Enhorabuena a la ganadora.
La verdad es q
 
margarita-zamudio,17.01.2006
La verdad es que todos eran muy buenos.
 
anyglo,17.01.2006
Muchísimas Felicidades a todos!!!
 
gmmagdalena,17.01.2006
Graciasssssssss, esto compensa lo mal que me fue en poesía, jajajaja. Felicitaciones a Ecce y a Finch, y a todos, la verdad que todos los textos son increíbles. Besos y esperemos la próxima imagen. Gracias Newen porque se que esto te demanda tiempo y ganas. Magda
 
Ikalinen,17.01.2006
Realmente han sido textos muy buenos. Me costó decantarme por un solo cuento (creo que nos costó a todos en verdad), pero dejo mis más sicenras felicitaciones a los ganadores.
 
Soy_Naixem,17.01.2006
felicidades!!!!!!!
 
Finch,17.01.2006
Mil gracias y felicitaciones a todos!
 
rabdomancia,17.01.2006
Felicitaciones a todos, a los creadores y, en especial, a la organización.
¡Qué laburo!

 
Galeona,17.01.2006
Mis más sinceras felicitaciones a los ganadores y a los participantes en general, ha sido difícil el decantarse por un texto por la calidad de todos ellos.
 
Gadeira,17.01.2006
Calidad,calidad y calidad.Elegir sí que ha sido un desafío.
Magda,¡Campeona!
ecce_homo,finch.¡Felicidades!
Besoooo sss.
 
curiche,17.01.2006
magdalena, felicitaciones
 
NeweN,17.01.2006
Qué buen texto el ganador. Una mezcla de historias y un final inesperado.
Felicitaciones Magda.
 
jaenbota,17.01.2006
Todos estaban buenos, pero el de gmmagdalena realmente sobresalo, mi más sinceras felicitaciones.
 
victorvac,18.01.2006
Querida MariaMagdalena... te felicito y merecidisimo...
 
_Guerrera_,19.01.2006
Felicidades a todos y a vos Newen gracias por tanta dedicación. Un beso a todos. Roxana.
 
lilianazwe,19.01.2006
Excelentes escritos....!!! Fewlicitaciones a los ganadores y un abrazo cordial para todos.
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]