TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Talleres / EL OBLIGADO - [F:9:5477]


Obligado,25.02.2006
Queridos cuenteros, os propongo un juego a modo de concurso.


Tomando como base el siguiente párrafo de "El Cristo de las mieles" (Leyenda)

"Aquí, en Sevilla, es muy popular sacar en la semana santa a las imágenes en procesión y miles de personas vienen a ver la devoción que este pueblo tiene por su Dios.

Había un escultor que tallaba imágenes para las iglesias de Sevilla, pero el ultimo cristo lo tallo con las piernas al contrario, lo hizo con la pierna izquierda sobre la derecha, al contemplar la obra terminada vio el fallo, su negligencia se pagó con su muerte, le afectó tanto que se ahorcó, lo encontraron en su estudio colgado de una cuerda y sin vida.

Todos creyeron que el mejor homenaje para aquel hombre de dios era enterrarlo en el centro del cementerio y como cruz o lápida, el Cristo que tanto tiempo tardó en tallar.

Y así lo hicieron, unos diez años después el guarda del cementerio observó que el cristo lloraba, los responsables del Vaticano fueron a verlo y efectivamente lloraba, de sus ojos caían lagrimas de miel y todos se preguntaron por qué; era el escultor llorando su pena, dulce pena opinaban, ya que sus lágrimas eran pura miel de abeja."

Debeis escribir una historia distinta en prosa que "NO" incluya las siguientes palabras ni sus derivados:

Talla
Abeja
Escultor
Cementerio
Muerte
Procesión




E l texto deberá tener un máximo de 350 palabras.

Si os apetece podemos jugar desde ahora hasta el día 10 de marzo y votar el 11 y el 12.
Los textos se suben en el foro anónimamente con el nick "Obligado" y contraseña "Obligado".

Se vota en privado, en el LDV de "Obligado" y el día 13 haré público tanto los autores de los textos, como las votaciones, para que haya claridad.
¿Os animais?
 
lucerodelalba,25.02.2006
¿Una historia sobre cualquier cosa o relacionada con ésta?
 
HabloconmiPared,25.02.2006
uh! me encantan los retos! a ver qué sale.
 
gatelgto,25.02.2006
Por ahí te caigo con mi cristo si el me deja.Gracias.
 
Obligado,25.02.2006
ah, me expliqué mal.
una historia distinta pero relacionada con el tema.
 
Goyo,26.02.2006
Ok intentaremos ver que sale... si sale, no es mi fuerte la prosa pero haré un esfuerzo y si resulta algo presentable lo subo...¿hasta el 10 de marzo hay tiempo no?
 
rafudo_,26.02.2006
Ok. Me sumo al reto...

Que gane el mejor...
 
leante,26.02.2006
Rosita: Necesito más concreción sobre el tema, si es obligado o no, si admite otras variantes dentro del campo religioso que tu mencionas.
Así que ya te puedes empezar a explicar mejor para los cortitos de entendederas como un servidor. Por lo demás yo intentaré participar.

Besos.
 
casual,26.02.2006
Soy torpe de nacimiento, pero no entiendo bien el mecanismo para incluir los textos y participar. ¿Pueden detallarlo de tal manera que un ser tan propenso al error pueda al fin superar estas complicaciones tecnológicas?
 
Obligado,26.02.2006
Perdonadme por no explicarme bien, es la primera vez que propongo algo así.
Veamos:

Se trata de escribir algo relacionado con el texto que propongo "El Cristo de las mieles"
Es Obligado que hable de ese tema, pero sin mencionar las palabras "prohibidas" ni sus derivados.

Los textos se suben en este mismo foro pero entrando en la web con el nick "Obligado" y la contraseña "Obligado" para que sea anónimo.
Después de eso se deja vuestra autoría en el LDV de "Obligado" en privado, pero con vuestro propio nick, para que pueda saber de quien es el texto.

Finalizadas las votaciones daré a conocer la autoría de todos los textos y las votaciones a los mismos, para que haya transparencia.

Si alguien quiere concursar en poesía, os dejo aqui el link:

http://www.loscuentos.ne...

Cualquier duda, preguntadme, soy novata
 
Soy_Naixem,26.02.2006
ah, los textos deben tener un título para poderlos votar!
 
Obligado,26.02.2006
Disculpad mi mala cabeza!!!

los textos que se presenten no se pueden subir a la Biografía hasta terminar el concurso, para no romper el anonimato.
Tampoco se puede hacer referencia alguna a su autor.

Saludos a todos!!!
 
Obligado,26.02.2006
De tus ojos el llanto azucarado
(TÍTULO)



Vayan caminando por senderos de lamentos
Que es polvo el que sufre la partida del artista,
¿Cómo hubo ese hombre de engrillar su fiel
Talento?, nadie sabe, sólo sé que sucumbió.


Los maderos trabajados de la mente creativa
colapsaron al mostrarse en evidente agonía,
¿vaya hombre tú que haz hecho si afeaste
la razón?, la historia que sabemos nos es así
como la muestras.

Pobre artista amarrado de su pena,
deja el paso de la vida y se empina
hacía arriba, es mejor dejarse ir
que sufrir en polvo y carne, creo
yo que ya es tarde llorar en piedras
esta enorme desazón.

La angustia de los vivos fue tapada con mantillas,
negro paso, nueva cita a la cama que lo habita;
colocar sería bueno en su almohada el cristo
inverso como copla bien sentida, como canto de
su pueblo.

Diez tiempos han pasado y el guardián de su
alcoba resignado lo veía, pobre cruz como
ha llorado la dulce pena del artista,
no hay consuelo para él, sólo sombras
esposadas al azúcar de su vida.
 
elidaros,26.02.2006
soy_naixem explicame el comienzo
 
zepol,26.02.2006
Se valdría, por ejemplo una historia, más o menos asi: Que una constructora meta sus tractores al cementerio para hacer viviendas populares, y en lugar de que los muertos empiecen a protestar asustando a la gente cuando ya estén hechas las casas, el Cristo llore por la destruccción de las tumbas?

Se relaciona o no?
 
Obligado,26.02.2006
Título: FRANCISCO.

Llevaba muchos años modelando madera. Sus comienzos fueron cuando era pastor y, para matar el tiempo, empezó a transformar trozos de madera en objetos de utilidad. Con el tiempo adquirió tal maestría que un año ganó el premio de artesanía en las fiestas del pueblo. La gente quedó prendada ante su trabajo: La Giralda de Sevilla.
Fue el cura quien le propuso hacer un trabajo especial que sin duda sería agradecido por la comunidad. Se sabía del mal estado de la imagen de Santiago Matamoros, patrón de la localidad, después de la caída en una de las salidas años atrás, por lo que no dudó en darle el encargo y remunerarle con las aportaciones de los fieles. Francisco, que era temporero, y por tanto con pocos recursos, vio en ello la oportunidad de ganarse un buen jornal, aunque nunca se habló de cifra alguna, pero entendía que a poco que los feligreses aportaran algo ya sería más que suficiente.
Cuando acabó el trabajo y recabó del cura sus honorarios, éste sólo pudo darle las gracias y que Dios ya se lo pagaría, pues lo poco que había recaudado se gastó en comprar los materiales. Para compensar, le recomendaría al arzobispado con el fin de que contrataran sus servicios en la conservación de imágenes de la capital. Francisco cogió tal cabreo que le dio una congestión y palmó.
Le enterraron con todo el boato que pudo organizar el cura y en su tumba puso una cruz que compró en un todo a cien y en la que efectivamente, la imagen tenía las piernas cambiadas. También es cierto que con el tiempo empezó a llorar, pero la razón de semejante evento se debe a que Francisco no ha parado ni un momento de pedirle al Señor que le pague lo que le debe que así se lo dijo el cura.
Cuenta el guarda que por la noche oye una voz que dice:

- Francisco no seas cansino, ya te pagaré, que ahora no tengo suelto, que está la cosa muy mal, hazte cargo.
 
lagunita,26.02.2006
Me suno al resto.....
 
lagunita,26.02.2006
jaja-- Perdón----- me sumo----
 
Obligado,26.02.2006
bienvenida amiga, y bienvenidos a todos.
al autor/a de "Francisco" por favor deja tu autoria en el LDV en privado.
pues no puedo saber quien eres.
gracias!
 
jhon-rambo,26.02.2006
yo tambien boy a desmadrar a los gusanos donde estan los hijos de su madre
 
FaTaMoRgAnA,26.02.2006
Gracias por la invitación. Trataré de estar por aquí, el juego se siente interesante. Un abrazo. Patricia
 
cikatriz_ciega,26.02.2006
Muchas gracias por la invitación... yo también me sumo al reto...

Felicito al ocurrente y a sus restricciones... me parece más interesante aún... jojojo.
 
Obligado,26.02.2006
Título: bLa inscripción/b

Tenía la misión de supervisar los trabajos de construcción del nuevo Edificio del Congreso en los terrenos baldíos junto al ferrocarril. Hacía frío y se le confundía con el miedo. Quién sabe qué tipo de personas pueden pernoctar y ocultarse en un lugar como éste. El constructor a cargo no llegaba y ella impacientemente transitaba como autómata entre las veredas sucias. Tal vez había sido mala idea acordar la reunión tan de madrugada. i"Hic iacet corpus sculptoris hispaniensis qui vidit Iesum"/i. Isabel sólo sabía que la inscripción era latina. La lápida estaba deteriorada. Cómo no, si hacía más de cincuenta años que la Intendencia había abandonado el cuidado de éste y todos los camposantos europeos. Recordaba perfectamente cómo su padre sufría al relatar que fue justo después que se decidió reutilizar los templos religiosos como Centros de Eventos. La libertad del hombre no es compatible con el culto religioso, declararon los administradores. En aras de la unidad europea, poco a poco se fueron implementando políticas de nivelación. Una sola lengua. Una sola moneda de cambio. Una sola comprensión antropológica. El hombre es un epifenómeno biológico. Todo lo que hable de trascendencia y diferenciación cultural fue declarado innecesario e inconducente para la creación de la Nueva Europa. La BBC se hizo cargo de la formación de la nueva identidad del joven pueblo europeo. Partidas de nacimiento idénticas para ciudadanos de una misma nación. Había prosperidad y bienestar en el nuevo orden. Aunque papá nunca lo haya aceptado.i“Hic iacet corpus sculptoris hispaniensis qui vidit Iesum"/i. Qué querría decir aquello. Porqué no amanece de una vez. Si le hubieran advertido que se encontraría entre tumbas no habría venido tan temprano. Bah. Aquí hay sólo despojos. Este estremecimiento es vergonzoso. Levantó la losa caída. Semioculto entre la tierra y los cantos encontró la imagen de un hombre desnudo como colgando de un madero. Era algo insólito y de mal gusto pero estaba irritada y sola. Decidió raspar la pequeña figura para apreciarla mejor. Pudo distinguir las iniciales iINRI/i en la rúbrica sobre la cabeza ladeada del hombrecillo. Horrible. No está colgado. Está clavado. De verdad que hay personas que no ponen límite a su perversión. Quién querría representar una escena tan repulsiva. Siguió limpiando la imagen. Quería ver el rostro oculto bajo el légamo. De pronto sintió sus dedos pegajosos. Maquinalmente se los llevó a la boca para saber qué era esa viscosidad. Sabía a miel. No. Era miel. Extrañada buscó su procedencia. Los ojos. El hombre clavado en el madero llora lágrimas de miel.
Cuando llegó el constructor encontró a Isabel inexplicablemente tendida y sin vida sobre una lápida que decía: i"Hic iacet corpus sculptoris hispaniensis qui vidit Iesum”/i.
 
vacarey,26.02.2006
Yo también me sumo. Gracias por la invitación.
 
dejamequetecuente,27.02.2006
No me invitaste pero si se me permite tratare de hacerlo.
 
La_Drama_queen,27.02.2006
mUy bien, ya me pongo a escribrilo en mi casaa

hablando dde eso, TALVEZ me ayude ciero amiguitooo, es trampa eso?
 
pedropensador,27.02.2006
No diré si ya escribí, si ya subí la historia o la subiré mañana, solo felicito a soy_naixem.
 
Obligado,27.02.2006
Están llegando grandes cuenteros, Gracias.
 
NeweN,27.02.2006
Felicitaciones por la idea y la convocatoria. Me sumo.
 
Obligado,27.02.2006
AVISO IMPORTANTE:

POR SER NOVATA EN ESTAS COSAS, HE COMETIDO UN ERROR, POR LO QUE PIDO A LOS PARTICIPANTES QUE A PARTIR DE AHORA, DEJEN SU AUTORIA EN EL LIBRO DE VISITAS DE:

Soy_Naixem

Y NO EN EL Obligado.

PARA "EL OBLIGADO 2" PROMETO HABER CORREGIDO LOS ERRORES.

Y POR FAVOR, EL AUTOR DE "FRANCISCO" QUE DEJE SU AUTORIA.
 
Finch,27.02.2006
Otro detalle.........cantidad máxima de palabras???
 
Finch,27.02.2006
Disculpa recién lo leí: 350...es que con tantas notas....me parece que a alguién se le pasó también!!!
 
Obligado,27.02.2006
Recuerdo que el texto en prosa debe tener un máximo de 350 palabras y no incluir las palabras "prohibidas" ni sus derivados.

Aunque el texto que escribais esté basado en "El Cristo de las mieles" no necesariamente ha de ser religioso, pero sí hay que resperar el tema.

Venga!!!
ánimo!!!
 
DARKANGIE,28.02.2006
GRACIAS POR LA INVITACION Y HARE UN ESFUERZO DESPUES DE TODO HAY QUE INTENTARLO Y SUERTE A TODOS
 
darkangie,28.02.2006
oye no entiendo en donde escribo el texto soy muy tonta perdon explicame
 
Obligado,28.02.2006

AMOR

Mi abuelo José y mi abuela Carmen, mi padre José y mi tía Iluminada, por ese orden, mis raices descansan en un mismo rincón luminoso del Camposanto sevillano, rodeados de flores hermosas y figuras de ángeles. Todos vinieron de su provincia natal, Murcia, mi padre el primero y mis abuelos y mi tía después, que salvaron la distancia apoyados en su mano.

Y crearon aquí, en Sevilla, un nido de amor al que acabaron confluyendo todos los parientes dispersos por otros lugares. Mis recuerdos de niñez y juventud están llenos de lecciones de convivencia y hospitalidad. Los descendientes de esa pequeña colonia nos sentimos un poco mejores, sólo por la cantidad de amor que hemos recibido de aquéllos que vinieron.

Pegadita a la lápida de mis recuerdos, en el centro de una glorieta sembrada de rosas rojas, hay una imponente estatua de bronce y madera que representa un Cristo Crucificado, sobre un túmulo de piedra en cuya base una inscripción dice “Antonio Susillo. Artista Sevillano. Autor de este crucificado. 1857-1896”. Su autor descansa en paz bajo su obra. El Cristo presenta una singularidad que me ha llamado siempre la atención: el pié derecho de la imagen está apoyado en forma plana en la base de la cruz, mientras que el izquierdo aparece apoyado en el staticum de la misma.

Es el Cristo de las Mieles llamado así porque, desde el verano siguiente a su colocación en ese lugar en1880, ha estado manando miel por la boca y el pecho. Cuenta una antigua leyenda sevillana que el autor se suicidó por el deshonor que le produjo reconocer el error en el diseño de los piés del Crucificado y que Éste quiso endulzar su recuerdo a modo de perdón colocando un panal en su interior.

Pero la realidad es aún más bella: Antonio susillo, maestro de maestros, se pegó un tiro a los 39 años porque nunca pudo superar la pérdida de su joven esposa. Se suicidó por amor.

Estoy orgulloso poque ese rincón donde descansa mi familia guarda, más vivo que nunca, todo el amor del mundo.
 
Obligado,28.02.2006
ejem...no me hagan caso, es nada más una prueba
 
Obligado,28.02.2006


Título: Lágrimas de dulce bondad


Hace poco hice un viaje, y mi destino fue Sevilla. Era Semana Santa, y al igual que miles de personas, visité ese pueblo en el que sus fieles habitantes muestran su ferviente amor a Dios exhibiendo por las calles a sus imágenes.

Me hospedaba en casa de mi amiga Estrella, quién se mudó hace algunos años a España. Ella disfruta mucho de esta religiosa tradición, y aprovechando, me contó una leyenda propia de estas tierras:

“José era un hombre que había dedicado su vida a Dios por completo. Ni esposa, ni hijos, ni glorias, ni placeres: a todo renunció con tal de profesar abiertamente su fe y su credo, y decidió servirle, creando imágenes para las iglesias sevillanas.

Al sentir el peso de los años encima, decidió hacer su obra póstuma, la mejor de sus creaciones; que fuera la mejor imagen que Sevilla ostentara cada Semana Santa.

Este Cristo lo hizo de un tamaño asombroso, grande y con los rasgos bien marcados; tardó meses en un ojo, un dedo, cada espina entretejida. Todo debía ser perfecto. Sin embargo, tan grande fue su embeleso, que se le fue por alto un pequeñísimo gran detalle: las piernas de Cristo no tenían la posición correcta, pues colocó la pierna izquierda sobre la derecha, y no al contrario, como debía ser.

Al darse cuenta del garrafal error, muchos sentimientos en él chocaron: enojo, dolor, vergüenza. Qué terrible mala impresión debía tener de él el Buen Señor de los Cielos. Y fue tanta su pena que decidió acabar con su existencia, y no cargar así con la inmensa culpa. Colocó frente a la colosal imagen una silla, y el lazo dispuesto a modo de horca. Rezó un Padre Nuestro y un Ave María, se persignó, y decidió dar el último paso. Pero antes de hacerlo, con sus ojos llenos de lágrimas, quiso de Cristo besar la frente. Cuando puso sus manos tras su cabeza, justo en el madero de la cruz, sus dedos tocaron algo que sus manos no recordaban haber hecho.

Era algo semi redondo, de gran tamaño y dura corteza. Tanta fue la inspección, tratando de adivinar qué era, que terminó desprendiéndolo, dejándolo caer al piso, y un enjambre de bichitos salió de su interior. Tanta fue la sorpresa y el espanto, que tuvo suerte de salir a tiempo, y ni siquiera una de las africanizadas habitantes del panal lo picó, milagrosamente.

Vio esto como una señal divina. Supo que estaba tomando una decisión que no le correspondía. ¿Quién era para atribuirse el control de su vida, y querer llegar a la presencia del Padre sin su consentimiento?

Atesoró aquella imagen desde entonces, y pidió que la pusieran en su tumba en lugar de lápida. Al pasar de los años su deseo se cumplió; lo enterraron en el patio de su casa, pues José así lo dispuso, y el Cristo cuidando de su cuerpo sin vida. La historia se volvió muy conocida, y los lugareños decidieron hacer de aquella casa un lugar de oración. Luego de diez años de afinar detalles con el Estado, aquella casa sería una especie de capilla. Cuando al fin todo estaba dispuesto, los primeros en llegar fueron los mismos hombres que le enterraron, y al asomarse al patio se dieron cuenta de algo único: Cristo lloraba, pero lloraba ¡Lágrimas de miel!

Y sobre su cabeza, en el lugar de la causa escrita de la crucifixión, había un epitafio que ninguno de ellos decía haber puesto:

“Aquí yace el cuerpo de José, mi hijo,
Quien en vida me amo como pocos.
Que un día estuvo un poco loco,
Y por una monería se quiso quitar la vida.
Pero ese no era mi designio,
No estaba en mis planes todavía.
Por eso lo deje en la tierra un tiempo
Para que viviera lo que debía vivir.
No entendía José que su error no importaba,
Que toda su vergüenza la pagué con mi sangre y mi vida.
Que todas las cosas que en este mundo
Les hacen derramar lágrimas de sal, que escocen sus heridas,
Yo ya las he vencido, y derramo lágrimas de miel, de dulce bondad.
Para sanarles, y demostrarles cuán grande es mi amor
Por José, por ustedes, por toda la humanidad”.
 
celiaalviarez,28.02.2006
ejejey!, esto se esta poniendo bueno, me llevo el parrafo, intento algo y lo subo como "obligado", luego te mando titulo y mi nick real a soy-naixem, para mantener el anonimato.... bueno, intentare algo, que la cosas religiosas no me salen muy respetuosas y no me gustaria ganarme el infierno por un concurso... aunque a veces lo valga, jajajaja, es que por aca hay calidad!. Gracias por invitarme!
 
cristin,28.02.2006
Gracias por la invitación, "espero que el tiempo, me de un espacio para escribir".
 
Ruth,28.02.2006
Hola rosita. No sé si me saldrá algo medianamente bueno. Si me inspiro, te lo mando.
un beso
 
Ikalinen,01.03.2006
Haremos un esfuerzo. El tema religioso me repele un pelín, pero no siempre las cosas son de agrado de todos, ¿no?. A ver qué tal
Gracias por invitarme. Un detalle del que me siento muy honrado, en especial viendo a los demás que se han dado a participar en este juego.
Suerte!!! (o mierda, o rómpanse una pierna, o lo que más os guste en cábalas)
 
Obligado,01.03.2006
El investigador periodístico

Juan es un periodísta que busca la verdad a toda costa, aunque se ganara mil enemigos y lo odiara medio mundo -la mitad que prefiere ser engañada a saber la verdad-.
Por eso, desde que terminó la carrera y entró a trabajar en el periódico, se dedicó a investigar los milagros de ciertas figuras de santos y vírgenes que, según las habladurías, lloraban, sangraban o sus vestidos cambiaban de color. Ya había desenmascarado muchos engaños y misterios más físicos y meteorológicos que místicos, para rabia, incredulidad o desaire de fieles y religiosos.
Esta vez, fue a Sevilla para ver la imagen del "Cristo de las mieles", que derramaba lágrimas de miel sobre la tumba de su creador. Entró al camposanto dispuesto a desarmar otra farsa. Un sepulturero, que barría entre las lápidas los restos de tierra del último entierro, se quedó perplejo, observando cómo el joven inspeccionaba el Cristo minuciosamente.
Para su decepción, Juan no encontraba nada que pudiera explicar el fenómeno. Por el rostro de madera de la escultura, resbalaban dos sendas gotas ambarinas. Sin dudarlo, tocó una con el dedo, y un hilo pegajoso se extendió desde la yema hasta la faz pulida.
"Será resina de pino..." pensó, buscando a su alrededor. Pero no encontró ni una sola conífera cerca. Seguidamente la olió. Tenía el aroma de cientos de flores. "¿Perfume?", se preguntó. No temió envenenarse al llevárselo a la boca. Pero el efecto fue casi el mismo, ya que cayó al piso como fulminado.
Al despertar, encontró al enterrador a su lado.
-¿Se encuentra bien, m’hijito?- Le preguntó.
-No… no sé...- Dijo, y de sus ojos comenzaron a brotar, sin que él pudiera controlarlo, lágrimas; lágrimas doradas. -... Son realmente azucaradas, como almibar.- Murmuró Juan, y cuando su propio llanto llegó a sus labios, le supieron a miel. La más dulce que nunca hubo probado.
Aterrado, gritó y salió corriendo.
No volvieron a ver a Juan por Sevilla, pero quienes leen su columna en el periódico, ahora encuentran noticas de perros habladores que sólo ladran gracioso, y de gatos verdes que, en realidad, eran pardos teñidos.
 
Obligado,01.03.2006
"El Negro"
-------------------------

Como si no fuera suficiente con las tradiciones lógicas de toda nación, al actual gobernante se le ha ocurrido ofrecerle una celebración al Santo Negro, ese mismo santo al que le rezó durante la enfermedad de su hijita, ese mismo santo que según los creyentes la curo sin pedir nada a cambio ms que la devoción de un pueblo en deuda.

Una imagen en el centro de la plaza era lo menos que podía hacerle el gobernante al Negro y así seria. Galante como el solo, el negro estaría acompañado por las palomas y cuanto pájaro siniestro que osara posarse sobre él, mientras que los incrédulos siempre gritaran "maldito negro" con un acento chabacano, tal vez de envidia, tal vez por racismo.

Cuentan los viejos de aquel pueblo que tiempos anteriores a estos días, por las calles se paseaba El Negro, ese que ahora estaba estancado en el centro de la plaza, los niños le temían y los mayores también. No era gran cosa para mirar, siempre andaba con lentes oscuros, siempre ocultando su mirada de quien no la necesitaba ver. Hasta que un día un niño jugando con una bola de fútbol, le dio un pelotazo y los lentes fueron a parar al suelo. Bendito susto que se llevaron los que presenciaron tal desfachatez al ver lo que aquel Negro escondía tras los lentes. Una mirada vacía, ojos en blanco sin lograr ver por donde iba ni de donde venia. Las palabras del Negro salieron de la boca, “el que tiene, no necesita ver por donde va, ni a donde va, el camino se hace a sus pies”.

Desde aquel entonces el Negro es el santo del pueblo, el Negro fue quien brind los ojos para que ese pueblo pudiera ver…
 
Obligado,01.03.2006
iSin talla, abeja, escultor, cementerio, muerte o procesión, aún así:/i

bLa historia se repite/b

Paradójicamente la historia se repite, no en Sevilla (me refiero a la leyenda del Cristo de las mieles) sino en un lugar mucho más cercano de lo que todos creemos. Algunos tienen esas figuras, estereotipos que inventamos para explicar lo que no conocemos.

- Lo encontraron esta la mañana, debió saltar del viaducto.
- Deben ser unos quince metros.
- Si señor inspector, son diecisiete en esta parte, hay un auto abandonado un poco más lejos del puente.
- Estamos hablando de un hombre acomodado ¿Porqué saltaría del puente?

El artesano tenía una idea de Cristo desde niño, una muy rígida (de que otra manera podrían ser las imágenes de alguien que hace grabados de madera para vivir). Un paradigma en donde no había margen para el error, su creación debía ser perfecta, sólo así se agrada a Dios.

- No tenía problemas, ninguno que yo sepa -la mujer lloraba.
- Sabía usted que su esposo fue despedido de su empleo hace una semana -el inspector sonaba duro, no le gustaba dar malas noticias.

Un pequeño error lo comete cualquiera, pero este era mayúsculo. Como podría enmendar el error. Pronto vendría el señor cardenal. Sintió vergüenza, de sí, de su trabajo.

- Sabe usted, yo le habría perdonado lo del trabajo; pero ahora que no está... no tengo a quien perdonar.

Sólo había una salida posible, el honor. Buscó presuroso una soga, pensaba que ni Dios podría perdonarlo.

- Todos los días me decía que me amaba, era el hombre perfecto.
- Discúlpeme señora, pero no puede existir el amor sin perdón. No sólo para darlo, sino para recibirlo.

La romería se cambio por un cortejo fúnebre. Sin embargo, por disposición del cardenal, no se le sepultó en tierra santa (como si eso cambiara las cosas). El epitafio decía “Uno de los más ilustres artistas...” (como si eso cambiara las cosas).

El amargo destino de los que atentan contra su vida, contrasta con la verdad; la miel que destila de la mirada de Aquel que sustenta al mundo, quien quiere llevar tu carga, sin importar que seas o no, perfecto.
 
Obligado,02.03.2006
Lo cuelgo de nuevo; en el anterior hay una infracción de las reglas.

El Investigador Periodístico

Juan es un periodísta que busca la verdad a toda costa, aunque se ganara mil enemigos y lo odiara medio mundo -la mitad que prefiere ser engañada a saber la verdad-.
Por eso, desde que terminó la carrera y entró a trabajar en el periódico, se dedicó a investigar los milagros de ciertas figuras de santos y vírgenes que, según las habladurías, lloraban, sangraban o sus vestidos cambiaban de color. Ya había desenmascarado muchos engaños y misterios más físicos y meteorológicos que místicos, para rabia, incredulidad o desaire de fieles y religiosos.
Esta vez, fue a Sevilla para ver la imagen del "Cristo de las mieles", que derramaba lágrimas de miel sobre la tumba de su creador. Entró al camposanto dispuesto a desarmar otra farsa. Un sepulturero, que barría entre las lápidas los restos de tierra del último entierro, se quedó perplejo, observando cómo el joven inspeccionaba el Cristo minuciosamente.
Para su decepción, Juan no encontraba nada que pudiera explicar el fenómeno. Por el rostro de madera, resbalaban dos sendas gotas ambarinas. Sin dudarlo, tocó una con el dedo, y un hilo pegajoso se extendió desde la yema hasta la faz pulida.
"Será resina de pino..." pensó, buscando a su alrededor. Pero no encontró ni una sola conífera cerca. Seguidamente la olió. Tenía el aroma de cientos de flores. "¿Perfume?", se preguntó. No temió envenenarse al llevárselo a la boca. Pero el efecto fue casi el mismo, ya que cayó al piso como fulminado.
Al despertar, encontró al enterrador a su lado.
-¿Se encuentra bien, m’hijito?- Le preguntó.
-No… no sé...- Dijo, y de sus ojos comenzaron a brotar, sin que él pudiera controlarlo, lágrimas; lágrimas doradas. -... Son realmente azucaradas, como almibar.- Murmuró Juan, y cuando su propio llanto llegó a sus labios, le supieron a miel. La más dulce que nunca hubo probado. Aterrado, gritó y salió corriendo.
No volvieron a ver a Juan por Sevilla, pero quienes leen su columna en el periódico, ahora encuentran noticas de perros habladores que sólo ladran gracioso, y de gatos verdes que, en realidad, eran pardos teñidos.
 
Obligado,04.03.2006
LO DIFERENTE

Sacaba de la madera al niño con tirachinas, a la mujer dormida. Años utilizando hachas, azuelas, gubias, formones, mazas y escofinas, le dieron tal habilidad en los dedos, que iban solos a la herramienta precisa y en el primer contacto con el material ya sabía cuánto le iba a costar liberar la figura.

El nuevo párroco quiso un Cristo románico y él aceptó el encargo convencido de la facilidad del trabajo. Pero aunque las manos pretendían hacerlo bien, la cabeza no colaboraba. Quería la cara afilada y las piernas rectas y aparecía un rostro chato y dos extremidades regordetas. De noche, lloraba ante la sospecha de lo inevitable: el deterioro de los años; pero cuando amanecía un día de hielo invernal en el cristal de su taller, reanudaba su trabajo con renovadas esperanzas. A media mañana, tiraba la herramienta al suelo y la humedad de su derrota se filtraba entre los pliegues del bien alimentado Cristo. Llegó a los pies con el trastorno de su cabeza guiando la habilidad de las manos, y cuando el cura vino a recoger el Cristo y lo vio clavado a la cruz con los pulgares separados por ocho dedos, perdió la compostura y gritó ¿qué engendro es este? A lo que el desgraciado contestó con una risa manchada de llanto, fruto del desvarío. Se quedó con su obra impagada a la que llegó a tomarle cariño y considerarla una obra de arte.

No fue el fracaso lo que lo llevó a pasar una cuerda por un teguillo del techo y a colgarse de ella, sino el terror a no encontrarse a sí mismo entre las cuatro paredes de su casa, pues ya andaba preguntándose quién era aquel que asomaba su extravío en el espejo del baño. Antes de enterrarlo, leyeron su última voluntad que dejó en una nota dentro del bolsillo de su bata de trabajo. Quería yacer bajo el Cristo rechazado.

Todos los años, por los Difuntos, el Cristo llora. Aunque hay quien asegura que son las lágrimas de su creador que añora su taller, sus maderas y sus herramientas.
 
Obligado_Ahora_Si,10.03.2006
Amigos cuenteros, hoy, viernes 10 de marzo se termina el plazo para subir textos a concurso.

Los dias 11 y 12 (sábado y domingo) serán para que voteis de la siguiente manera:

A cada texto presentado le dareis una puntuación de 0 a 10, según vuestros valores personales.
Se pueden votar en las dos categorías aunque sólo hayais participado en una.
No se puede votar por el texto propio.
Los votos, esto es importante, dejadlos en el LDV de Soy_Naixem en privado.
No se aceptarán votos en ningún otro lado y menos si no son privados.
El lunes, dia 13, haré públicos tanto los votos como las autorías de los textos, por la transparencia del consurso no debeis preocuparos.

Para "El Obligado 2" que iniciaré enseguida, espero haber subsanado todos los errores que cometí en este, debido a mi inexperiencia.

Gracias a todos por la participación y comprensión.
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]