TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Talleres / DESAFIO DE LA IMAGEN N° 11 - PROSA - [F:9:5489]


DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,27.02.2006
BIENVENIDAS Y BIENVENIDOS AL 11° DESAFÍO DE LA IMAGEN PROSA

PLAZOS
Participación: 27 de Febrero al 14 de Marzo
Se participa usando el Nick Desafio, cuya contraseña es Desafio (ambos sin acento)

Votación Pública en el Foro:
del 15 al 16 de Marzo

IMAGEN: "VINO TINTO" de la pintora Mariana Herrera

Reglas Básicas:

1. El Desafío consiste en escribir inspirado por una imagen que se puede apreciar en el siguiente link: http://www.desafio.blog....

2. La participación es anónima pudiendo hacerlo en Prosa y Poesía. Se puede participar hasta con 2 textos por categoría, Respetando la limitante de palabras (320 en prosa y 200 en poesía)

3. Para subir un texto el participante deberá ingresar a la página con el Nick y Password Desafio (D mayúscula y sin acento) y subir su cuento (o prosa) a este mismo foro.

Todo texto debe tener un título que lo identifique, y que no haga alusión alguna a su autor. Este título deberá ser enviado al Libro de Visita del DESAFÍO_DE_LA_IMAGEN en forma privada en el mismo día en que se subió el texto. Una vez iniciada la votación no se podrá reclamar autoría de los textos subidos.

4. Hasta una vez concluida la votación, el participante no podrá subir el texto con que participa a su propia página o hacer alusión alguna a su texto en Foros, Libros de Visita o medio alguno de la página de loscuentos.net.

5. Una vez concluido el plazo para subir textos. Cada participante votará por el título de su preferencia dentro del Foro correspondiente, haciéndolo con su propio Nick, es decir, de forma pública. No se permite votar por un texto propio.

6. Se puede votar en ambas categorías aunque sólo se haya participado en una de ellas.

7. Cualquier problema, inquietud o sugerencia, se atenderá en el libro de visitas de NeweN o en el Libro de Visitas de DESAFÍO_DE_LA_IMAGEN. dentro de la página loscuentos.net

8.- El ganador es el título que obtenga el mayor número de votos y Segundo Lugar quien lo siga. Una vez finalizada la votación el Desafío dará a conocer el nombre del autor

9.- Quienes deseen proponer imágenes, estilos o autores, o plantear sugerencias, pueden hacerlo a los Libros de Visitas ya mencionados. (Se presume la buen fe y el juego limpio).
En el caso de propuesta de imágenes, incluir el link al sitio que alberga la imagen.

 
Desafio,28.02.2006
Melina

El lugar era un club nocturno de alta escuela, allí concurrían conocidos políticos con sus amantes. Llegaban en coches lujosos, haciendo ostentación de poderío. Las mujeres eran todas espectaculares.

Melina era la más hermosa. Todas las noches se sentaba con su dueño y posaban para el cuadro. Se lo había pedido especialmente.

· Quiero un cuadro que eternice nuestro amor y mi belleza – había dicho, mientras sorbía un trago de vino rojo como su boca.

El hombre no había contestado, pero al día siguiente un pintor de mala muerte apareció en escena. Hábilmente colocó un atril, sacó sus pinturas y comenzó a delinear su obra.

Ella le sonreía seductora, cuando podía escapar a la mirada atenta de su amante. Colocaba sus labios sobre el borde de la copa y sacando su rosada lengua lamía y sorbía el vino, incitándolo, como una gata, segura de su sensual belleza.

Ocurrió lo inevitable. El artista se enamoró. Enloquecía de pasión pensando en Melina. Lo consumía el deseo por poseerla. Algo que jamás ocurriría, pero algo que fue enfermando cada vez más su espíritu. Pincelada tras pincelada, su deseo y su locura llegaron a su punto culminante, como el cuadro.

La noche que lo terminó, sacó un revolver y asesinó a la que nunca sería suya, luego se suicidó.

Años después, en una subasta compré el cuadro y conocí la historia por boca de su propietario. A partir de ese momento esa mujer comenzó a obsesionarme. Tenía que ser mía. Tenía que volverla a la vida. Semejante hermosura no podía morir.

Comencé a sentir la desesperación que produce el deseo y enloquecí buscando la forma de rescatarla. Finalmente, ayudado por hechizos, en una extraña transacción con la muerte, en la que ésta dejó claro que nunca daba nada por nada, logré regresar al instante fatídico, desviar el tiro asesino y salvarla.

Ahora Melina descansa en mi lecho, pero los espejos no reflejan mi imagen.
 
Ikalinen,01.03.2006
El encargo

"Quería una naturaleza muerta..."

La fuente de frutas empezaba a criar moscas. Hacía calor y en medio de la habitación derruída se perdía su pintura, vacía, pobre, sin más que unas pocas uvas y peras...

"No quería flores, ni libros... Algo más exquisito y sujerente, no tan vulgar."

Quizás unas piezas de caza llenarían la mesa y agradarían al rico industrial que le encargó la pintura... Pero no tenía suficiente dinero para comprarlas.
De pronto, tuvo una idea. Hurgó en sus bolsillos buscando monedas para comprar una botella de licor. El viejo de la bodega le rebajaba las botellas picadas, y él sólo necesitaba una de modelo.
Sin embargo, al entrar a la tienda, no encontró al tendero de siempre, sino a una joven como no había visto otra. Morena, piel bruñida por el sol, delgada, pero fuerte como una caña verde. Y en el momento en que se acercó a ella, invadió el más ávido deseo. Anheló seducirla, no ser él -un mísero pintor-, sino el mismo señor para el que trabajaba. Acercarse a ella con su traje elegante y oliendo a colonia francesa, e invitarla a cenar a un restaurante caro. Regalarle el vestido más fino y sensual imaginable, rojo granate, que resaltara sus encantos. Servirle en la velada una copa de delicioso vino tinto y que las fragancias de la madera y la vid se mezclaran con su aliento de hierbabuena, para degustarlos con más placer aún que de la copa...

"... ¡Y me trae esto! ¿Acaso le pedí algo tan complicado? ¡Márchese ahora mismo! Ya encontraré otro pintor, uno que sepa pintar y no haga estos mamarrachos con prostitutas y beodos"
El pintor abandonó cabizbajo la mansión del burgués.

Más tarde, la esposa del rico entró en el estudio y vio la pintura colgada de la pared. Impresionada, la contempló unos instantes.
-Le habrás pagado bien al muchacho, ¿verdad, querido?-
-Sí, querida.- Contestó su marido, sonriente
 
Ikalinen,01.03.2006
Vale, me he colado, jajaja! Lo siento. Creo que esta vez no participo. Suerte a los demás!
 
Desafio,01.03.2006
Cena para dos

Para hoy te he preparado la receta más jugosa y sabrosa que puedo ofrecerte, doré todos los momentos maravillosos en los que nos prodigamos amor y dulzor, corte en juliana todos los hermosos recuerdos que hemos compartido, lo mezcle con todo lo que aún no te he podido decir y con todos los besos que aún no te he podido dar, condimenté todo con el calor de nuestro deseo y la dulzura de tu mirada, le he dado toques de pasión y una sonrisa en cada maniobra de cocinera aficionada, he puesto nuestras alegrías y nuestros encuentros más placenteros, adicioné también tus versos más ardientes. Dejé que se cocinen en su jugo nuestros días más difíciles para que se evaporen en la cocción; decoré el plato con hojitas de ilusión, le di un corazón con poemas nuevos, morrones rojos picantes para alejar los insultos; prendí velas en cada rincón para iluminar nuestra fuerza. Seleccioné el vino del color de mi sangre que vertí en copas de cristal tan nítidas como tu alma. Para el postre elegí las mejores cremas con las que unté mi cuerpo al que le añadí toda la fragancia del tuyo, tomé de nuestros orgasmos los mejores acordes y espero tu llegada sabiendo que, tras alimentarnos, nos devoraremos.
 
NeweN,02.03.2006
Salud !!!!
 
Desafio,02.03.2006
VIÑEDOS

Mariela miró a través de la estrecha ventanilla del avión, como queriendo ver más allá de las nubes que tenía a la vista. Su pensamiento estaba lejos recordando el pasado, doce meses atrás.
Un año atrás secaba las lágrimas en su bello rostro, con el único pañuelo que quiso conservar de su padre.
El ataúd descendió, llevando sobre sí una docena de rosas rojas como muda despedida de Mariela al hombre que le había dado la vida.
Los amigos de la familia se acercaron a ofrecer condolencias, mientras Mariela permanecía con la mirada perdida en esa fosa que se abría en la tierra como grito doloroso.
Había sido el mejor papá; el marido perfecto para su madre; un amigo leal, sin embargo nada de eso pudo evitar que el alcohol socavara las horas preciosas de su vida, preparando su lecho de muerte.
Fue el catador de la viña por muchos años, tantos como la mente de Mariela recordaba.
El hombre no lo pudo evitar, el llamado de la uva en su sangre pudo más, le succionó la razón y robó su vida.
Ella era su sombra, su compañía, su lazarillo y una estudiante aventajada. Todo lo que había logrado se lo debía a su padre. El maestro fue superado por su alumna y hoy con gran orgullo veía coronados los esfuerzos del viejo.
Mariela era desde hace un año y medio la nueva catadora del importante viñedo del Valle de Colchagua y, apenas un mes atrás la habían elegido reina del festival de la vendimia. Su premio: un viaje a Francia por un mes.
Sería un viaje de placer que también aprovecharía para recorrer grandes viñedos franceses en Burdeos, Borgoña y Alsacia.
Las uvas le quitaron lo más preciado que tenía: su padre.
Pero también las uvas le devolvían la esperanza de un trabajo que amaba, de un viaje inesperado.....y algo que ella aún no sabía.....en Burdeos la esperaba el amor.
 
Desafio,02.03.2006
Titulo: El último brindis.

En un fino restaurante una pareja de amantes se encontraba en la última mesa. Platicaban indiferentes a los demás que ahí cenaban. Sus copas estaban vacías. No habían tocado la botella de vino tinto que se hallaba en la mesa.
—¿Cuántos años llevamos de vivir juntos? He perdido la cuenta.
—Han pasado más de cien años. Pero para mí ha sido muy poco.
—¿Recuerdas cómo nos conocimos?
—Como olvidarlo. Tan pronto te vi, supe que sería tuya para siempre.
—En cambio yo. Pensé que sería la primera y última vez que te vería.
—¿Qué te hizo pensar eso? ¿Lo dices por el hábito que vestía?
—No creí que fueras a renunciar a él tan fácilmente.
—Pues te equivocaste conmigo.
—Es algo que no sé a quién agradecer. Si al de arriba o al de abajo.
Los dos soltaron la carcajada al mismo tiempo. Los demás los vieron por un segundo para después continuar en lo que estaban.
—¿Te arrepientes ahora?
—No, nunca lo haré.
—¿No te importó el que haya acabado con tus demás hermanas del convento?
—Así como no me dolió el que hayas matado a mis padres.
—No sabes como me hiere que me digas todo esto. Haces más difícil mi partida.
—¿Qué estás diciendo?
—Ha llegado el momento de despedirnos. Por eso es que te he traído hasta aquí esta noche. Debes conseguir un nuevo compañero.
—No puede ser cierto. No beberé tu sangre. No te cambiaré.
—Entiende, mi tiempo ya ha terminado.
Se puso de pie. Mató a las parejas que se encontraban cenando. Ella se encargó de los meseros y empleados del lugar. Se convirtió en una auténtica carnicería humana. Llenaron sus copas de sangre.
—Brindemos por la última noche juntos—dijo él.
Bebieron hasta saciarse. Luego ella le arrancó la vida. Cuando se quedó sola con el único sobreviviente, lo tomó de la mano para luego besarlo.
—Nos llevaremos muy bien, te lo aseguro—le dijo clavándole sus filosos colmillos...
 
Desafio,03.03.2006
UN BRIK BARATO


Despierto en el suelo, junto a mi cama; no se cómo he podido caerme, trato de levantarme, no puedo asirme a nada y mi estómago solo quiere vaciarse.

Vomito sobre mi camisa y me doy cuenta de que no llevo puesto el pijama, siento frío y observo que me meé en los pantalones. Mi nariz está obturada por los deshechos que acabo de plasmar sobre mi y el suelo de mi cuarto; joder, me estoy ahogando.

Necesito un pañuelo, no tengo, ¿me lo trago?
vuelvo a vomitar porque tragar me da náuseas, no recuerdo nada del día anterior; finalmente me sueno con los dedos pues mi boca está llena de grumos que asquean.

Trato de levantarme, me cuesta asirme al somier, mis dedos están llenos de esa sustancia pegajosa y repugnante que sale de mi. La habitación huele a borracho.


¿Otra vez?

Llego al baño, me lavo y me pongo mi pijama, me acuesto; las sábanas están mojadas.
Me voy al sofá y juro que no volverá a pasar.

Me despierta mi hijo, la luz del comedor hiere mis ojos y la jaqueca es insoportable.

- Papá, si no lo dejas me voy.

Trato de explicarle, de jurarle, pero se encierra en su cuarto con un portazo.

Ya no es un niño, tiene trabajo y su propia vida y yo, a mis cincuenta y tres años, me quedaré solo.

Al día siguiente me voy a buscar trabajo, cualquier cosa; una obra donde no me aseguran, no importa; temo quedarme solo.

Llego contento a casa y le invito a cenar a un chino, le encanta ese tipo de cocina.

- No volverás a verme así, lo he jurado muchas veces, pero ahora sí quiero dejarlo, no sucederá más.

Pasan tres días, mi hijo abre la puerta del baño, olvidé poner el cerrojo; me encuentra sentado en el retrete, medio desnudo y bebiendo vino tinto a morro de un brik barato.
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,03.03.2006
Al autor (a) de Un Brik barato, favor de comunicar su autoría en el libro de visitas del Desafío, usando su nick y en privado.
 
Desafio,06.03.2006
PEN

A lo largo de mi carrera como detective privado, nunca seguirle los pasos a alguien, fue tan gratificante como escudriñar en la vida de Gabriela Pineda.

Ficha.
Nombre.....Gabriela Pineda Montealto.
Edad........42
E.Civil......Casada
Profesión..Restauradora
Asunto.....Posible infidelidad (Prostituta.Anuncios por contacto)


Concerté una cita con Penélope en un restaurante situado a las afueras de la ciudad. Me dijo de inmediato que la llamase Pen. No me fue difícil persuadirla del verdadero motivo de nuestro encuentro.Le argumenté estar preparando una tesis sociológica; no era para el sexo por lo que requería de sus servicios.
¿Por qué yo?, fue su primera curiosidad.Tal vez tu nombre, es sugerente. Esa fue mi más acertada salida. Ante mi asombro,ella accedió a mis propósitos. Sin prisas pero sin pausas,Gabriela expuso sus motivos.No ocultó en ningún momento estar casada con un rico empresario de la zona.
Las palabras con que resumió su historia se clavaron en mi alma con la fuerza de una tempestad sobre el Pacífico. "Ejerzo la prostitución porque me siento terriblemente sola y tengo miedo, me ofrezco de samaritana del amor en un intento desesperado por sentirme viva". Así, sin más edulcorantes que la verdad,esa mujer me atrapó para siempre.
En ese momento un camarero le servía una copa de vino tinto para acompañar a las uvas que habíamos pedido de postre. Adoro la mezcla sensual de sabores encontrados que se produce entre el fruto natural y su posterior fermentación.Me dijo. Gabriela desnudaba su alma en cada palabra, lo más pequeño se engrandecía si ella lo explicaba.
El rubí del alcohol se puso al servicio de sus únicos y maravillosos ojos violetas.
Llegué a mi casa bien entrada la noche, la imagen de Gabriela se proyectó desde mi mente sobre el cristal de la ventana.
Días más tarde Vicente Paez recibía noticias mías.
No tema. Le dije.Su esposa no le es infiel. Continuamente va sola.
Partí la ficha y marqué el número de móvil. Pen, le dije. Te he mentido, necesito volverte a ver.
 
Desafio,06.03.2006
Vuelvo aquí para indicar que los nombres recogidos en el texto "Pen" son frutos de mi imaginación.Cualquier parecido con la realidad sería fruto de la coincidencia.
 
Vicente_Paez,06.03.2006
Gracias por la aclaración. No sabes lo que me tranquiliza. Sí, debe ser coincidencia. Sí... eso debe ser. No creo eso de mi Gabriela.
 
Desafio,07.03.2006


DERROCHE


Ella, vestido malva, escote atrevido, cabello largo, negro, peinado en gruesos bucles. Él, traje azul oscuro y corbata del mismo color. Él, rodea con su mirada el ámbito cargado del local, un restaurante de lujo. A la pregunta del camarero responde afirmativamente, pero que espera a una dama vestida de malva. Un cosquilleo en su nuca le hace volverse, y allí está ella, hermosa y deslumbrante.

Se saludan con sendos besos en la mejilla, algo tímidos ante el encuentro. Ella pasa delante, procurando esconder su nerviosismo. Él la sigue admirando sus curvas. Le gusta. Es bella.

Se sientan a la mesa. Las elegantes luces del techo captan los matices de luz de las copas de cristal y sacan destellos de una botella de vino. Sobre un frutero los colores alegres de frutas primaverales resaltan sobre la impoluta blancura del mantel, donde unas servilletas dobladas con primor imitan el vuelo de palomas.

Es un restaurante caro. La comida, los postres y las bebidas están en consonancia con el precio que van a pagar. Pero no importa ¡Un día es un día! Suavemente, como una música de fondo, sin estridencias, se escucha la canción de Ana Belén y Víctor Manuel:

“El reloj de piedra suspendido
y el teléfono desconectado,
en una mesa dos copas de vino
y a la noche se le fue la mano.”

Han bebido unas copas de más. El vino empieza a crear deseos en sus mentes y hace brillar las pupilas. Se miran, sonríen, dicen tonterías.

Ahora están en una discoteca. Le han pedido al pinchadiscos que pongan su canción predilecta: “Derroche”, y bailan juntos, muy juntas sus mejillas y muy al unísono los ritmos de sus corazones.

Abren la puerta de su casa, entran, suben al dormitorio, y antes de besarse apasionadamente, él le dice:
_¿Te gustó la idea?
_Sí cariño. Esta noche ha sido el mejor regalo de nuestro veinticinco aniversario.
_Espero-dice él-que el cincuenta sea igual.

 
Desafio,08.03.2006
NUNCA MÁS.

Te veo sentado junto a mí y aún no entiendo como fue que me fijé en ti. No somos el uno para el otro. No puedo creer que hayamos pasado tanto tiempo juntos y que no llegáramos a entendernos. Te sirvo tu copa de vino. No sospechas que será la última vez que nos veamos.
—¿Me puedes decir para qué me hiciste venir?
—Quería estar contigo. Hace varias semanas que no vienes a visitarme.
—Te he dicho mil veces que no siempre puedo venir.
—¿Sólo cuando quieres sexo?
—¿Otra vez? ¿Cuántas veces hemos discutido de lo mismo?
—Ya me cansé de esperarte. Creo que es mejor que dejemos de vernos.
—Sabes muy bien que no es tan fácil terminar la relación con mi esposa.
—No entiendo por qué sigues con ella, si de verdad la aborreces tanto como dices.
—Ya te he dicho que puedo quedarme en la calle si la dejo.
—Pues entonces olvídate de mí para siempre. No estoy dispuesta a seguir. Ya he desperdiciado muchos años de mi vida esperando.
—Sabes que no puedes dejarme. Si lo haces, pierdes todo lo que te he dado.
—No me importa. Ya no me asustas con eso.
—Cálmate mi amor, no hay necesidad de que nos peleemos. Déjame pensar, algo se me va a ocurrir.
—Es inútil. Ya tomé mi decisión. Ya no quiero verte. Tómate tu copa y lárgate.
—¡Pues me largo!

Él toma su copa de vino de golpe. Se levanta de la mesa. Da unos pasos y se desploma. Ella ve de manera indiferente como se retuerce en el suelo de dolor. Disfruta cada estertor hasta que muere.
 
Desafio,12.03.2006
Te espero.

He dejado la casa a media luz. Dijiste que hoy llegarías temprano y la alegría que siento es tan grande, que sin pensarlo apenas, he decidido darte una sorpresa.

En el aparador las velas están encendidas, para crear el ambiente adecuado, en la cocina la cena a punto y mis nervios a flor de piel.

He pasado toda la tarde delante del armario buscando qué ponerme, y conociéndome como me conoces, seguro que cuando me veas pensarás que me ha costado decidirme. Ya que he salido de compras y he elegido un vestido “palabra de honor” que seguro te gustará.

He ido a la peluquería, aunque al final decidí llevar el pelo como siempre, al aire, con una flor prendida. Un toque de perfume y los zapatos. Los tacones me están matando, pero el dolor no importa porque sé que te agradará el momento.

De fondo, el sonido de nuestra melodía favorita y por el pasillo un sendero de rosas rojas para indicarte el camino hasta la mesa. Enciendo algunas velas más y escucho la llave en la cerradura. Salgo corriendo a buscar las copas...

Llegas y te sorprendo. En las manos traes la fruta de los dioses y su licor. Nos sentamos a la mesa después de un largo abrazo y un beso apasionado. Brindamos. Cruzamos las miradas para decirnos que nos amamos. ¿Cenamos?
 
Desafio,12.03.2006
Decisión.

Aleteo de mariposas en el estómago y navegando en el universo de tu cielo un pensamiento que se congela, al querer beber del néctar dulce de tus palabras, a través de los oídos embriagados del saber de los sentidos.

Aguardo el momento de tu llegada con los nervios de la primera vez, con el palpitar incansable de un corazón al borde del descontrol.

Llegas y me miro en tus ojos, queriendo retener el brillo de la esencia que escondes. Te intuyo temerosa de mostrarte tal cual, de sentirte descubierta y sucumbes al roce de mis dedos en tu cintura. Siento un vuelco en tu interior.

Me hablas de tu vida. Noches llenas de un suave cobijo, de la calidez de un espacio inundado de sueños, de esperanzas.

Has sabido perseverar en cada instante de tu vida, y has sabido permanecer a la altura de las circunstancias.

Me cuentas de amores de etiqueta, de giros lentos, de sentirte casi del revés. Me sorprende tu sinceridad al hablar de ti misma. Me miras curiosa y seguro que a simple vista no ves nada especial. Parezco igual que los otros. Te miro.

Tu cuerpo esbelto exhibe una belleza perfecta, tangible. La transparencia de tu vestido roba el aire, me dejo llevar y bebo de tus besos la esencia que guardas.

En el piano suenan los acordes de una canción escrita para ti, lleva tu nombre igual que ahora llevo muy adentro tu sabor.

Cierro los ojos. Vuelvo a abrirlos y noto que me miras aliviada. Sabes que me gustas. Lo notas. Me alejo un poco de ti, miro a Carmen y le digo:

-¡Este es el vino que quiero para nuestra boda!

 
Desafio,12.03.2006
“Silencio”

Echaba de menos la voz de mi padre pero tuve que acostumbrarme a escuchar su silencio y a oler el perfume triste y embriagador de los lirios cuando lo visitaba. Eran momentos de soledad y recuerdos, que yo interrumpía con una que otra pregunta en voz alta que nunca recibía respuesta. Un día colocaron una lápida nueva a pocos metros y un hombre de muy avanzada edad comenzó a frecuentarla. Observaba de reojo su andar lento y su esfuerzo al sentarse, para luego escuchar su voz jadeante en un monólogo matizado con movimientos de manos que indicaba que el buen señor conversaba con quien estuviera descansando debajo de una tonelada de granito. Los meses pasaron hasta que llegamos a decirnos un pasajero “buenas tardes” y en sus ojos pequeños y arrugados sólo vi reflejada una gran tristeza.

El otoño llegó y el viento parecía forzar la caída de las hojas secas que se aferraban a la vida como queriendo desafiar el paso de otra estación. Uno de esos días grises y de olvido, el anciano llegó puntualmente cargando una bolsa, de la cual sacó un par de copas que colocó en el piso para luego servir vino tinto de una botella. Lo saludé como de costumbre, pero esta vez me indicó con la mano que me acercara. “No me crea loco…sólo tengo una enfermedad que es incurable a mi edad y es la soledad” me dijo. “Este es el último amigo que me quedaba… Vengo a conversar, porque sé que me escucha…….No crea que es bueno vivir tanto…los viejos nos volvemos transparentes…cuando los que aún pueden vernos se marchan, terminamos hablando con nosotros mismos y sirviendo vino a los muertos.”

No lo volví a ver. Pero gracias a la observación de aquel anciano, empecé a visitar al abuelo más a menudo y aprendí a escuchar a mi padre a través de él. Siempre me acompaña aquella sonrisa especial cuando le decía: “Abuelo…cuéntame algo…”
 
Desafio,12.03.2006


bEl color violeta/b

Lo que tardaré quizá diez minutos en describir, sólo duró diez segundos, o menos. Un instante en el que quedé hipnotizada por la perfección del momento. Recuerdo cómo dejé de respirar.

Nos rodeaban voces vacías, burbujas de champán, fugaces, inconsistentes, como ellos, no él y ella, sino los otros, los de las flautas de cristal, amigos de mentira, compañeros de éxitos, y sentí que algo pasaba, no quise molestar con el flash de mi cámara, esperé y observé.

Sé que Paul no conocía la obra de Mariana, no había visto en su vida ese delicioso color violeta, el rojo pastoso dentro del azul profundo, se sintió inmediatamente arrastrado por la fuerza de sus trazos, hacia el lado oscuro del magenta, perfección abstracta de brochazos negros y gotas moradas. Paul no podía ver otra cosa cuando Mariana se acercó. Y ya no oían las flautas de cristal chocando. Y las risas hipócritas de los que no sabían nada sonaban falso.

Observé la mano de ella sobre el lienzo, y él, detrás de ella, dejándose guiar hacia la parte áspera del brochazo violeta, sentí que ya la poseía.

Y yo, no podía apartar la mirada, la intensidad me absorbía. Durante esos diez segundos de deseo ajeno, sabía que esa felicidad, robada y perversa, no me pertenecía, por eso bajé la mirada hacia mi copa de champán, respiré despacio, la burbujitas explotaban en mi boca.

¿Ves? te lo cuento todo. Lo que más me gusta de ti, es poder compartir este placer secreto, y saber que lo disfrutas. Ahora voy a escribir el artículo, antes de olvidarme de cómo era el color violeta. La exposición ha sido un éxito. Mariana tiene futuro.


 
Desafio,13.03.2006
Vacio

Cuando desperté no había música, ni juegos. Pero si una extraña sensación, una especie de temor, no de algo o de alguien, un temor simplemente; la angustia de que algo faltaba. No recuerdo la música, tampoco el juego, pudo ser lo que pasó cuando dijiste, “pretendamos que hoy es nuestro único día”. Debiste sostener una copa en tu mano. “Es nuestro único día”, pude haber dicho. Y tu, “ya lo sabías entonces”. Sí, pude haberlo sabido, pero en el sueño no era tan claro.

“Si es así, nunca cambies”, y de pronto me sentí preso, no de esas palabras, sino preso en realidad. Tu sonrisa debía iluminar la noche. “Pretendamos entonces que será así”, pude haber agregado otra frase, no lo sé, pero en definitiva era un juego muy arriesgado. Pretendimos entonces que sería nuestro único día y que nunca nada cambiaría. Pude haber pensado algo cuando se alejó con la carta de vinos, “esto me parece como un sueño”. Debiste leer mi mente, tal vez sonreíste mientras yo me sentí alegre.

Los juegos continuaron toda la noche, con hábiles propuestas e hipotéticas conclusiones. “Qué harás al despertar”, no podía ser de otra forma. “Nada” contesté, no podría existir sin ti. “No es posible –dijiste- no inventé nada de lo que dije”. Hubiera deseado que la noche se prolongara para siempre, pero eso siempre se escapaba a tu control.

Me preparé, como esperabas, para esa noche. Habían muchas elecciones pero ya lo habías dispuesto así, no podía cambiar. Recuerdo vagamente la imagen en el restaurante, el mesero se acercó como siempre con la carta de vinos. Sólo conocía uno, “Chateau Haut Brion”, era seguro que te gustaría.

En tu entresueño, mientras despiertas y mi conciencia se debilita, un temor se hace evidente. Ya no hay música, ni juegos. Sólo la angustia de que algo falta. Espero de nuevo que vuelva tu sueño... no podría existir en la nada.
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,15.03.2006
El reloj acompasaba el tiempo, pero ya no había nadie esperando las campanadas. Aún así, NeweN se aprestaba a poner término a la etapa creativa del Desafío de la Imagen. Ahora, todo estaba en manos de los cuenteros que elegirían el mejor cuento. Aquel que diera cuenta de la imagen, de ese Vino Tinto que cada cuentero había plasmado en preciosas copas, labios finos y gruesos. vidas luminosas u oscuras. En fin.
Se da inicio a la etapa de votación del Desafío de la Imagen N° 11.
Los Cuentos nominados son (orden alfabético):

Cena para dos
Decisión
Derroche
El Color Violeta
El último brindis
Melina
Nunca Más
Pen
Silencio
Te espero
Un Brik barato
Vacío
Viñedos

SUERTE A TODOS
 
theonlyerath,15.03.2006
Voto por Viñedos
 
margarita-zamudio,15.03.2006
Voto por "Un brik barato".
 
tu_risa,15.03.2006
Voto por "Silencio"
 
Sophie,15.03.2006
Voto por "Vacío"
 
gmmagdalena,15.03.2006
Voto por "Decisión"
 
Gadeira,15.03.2006
Mi voto es para "Decisión"
 
jaenbota,15.03.2006
Voto por "Derroche"
 
Finch,15.03.2006
Voto por "Viñedos"
 
Soy_Naixem,15.03.2006
mi voto es para "Pen"
 
anyglo,15.03.2006
Mi voto es para "Cena para dos"
 
_guerrera_,16.03.2006
voto por "Pen"
 
Shou,17.03.2006
vpto por "Pen"
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,17.03.2006
Como es muy improbable que se conecte la cuentera que falta por votar. Doy por finalizada la etapa de votación del 11 Desafío de la Imagen.

Los participantes en Prosa fueron:
uAUTOR.....................TITULO/u
_Guerrera_................Cena para dos
Anyglo......................Decisión
margarita_zamudio......Derroche
So phie......................El Color Violeta
theonlyerath..............El último brindis
gmmagdalena.............Melina
theonlyerath..............Nunca Más
Gadeira.....................Pen
Finch........................Silencio
A nyglo......................Te espero
Soy_Naixem................Un Brik barato
jaenbota....................Vacío
tu_risa.......................Vi&nt ilde;edos

La votación fue la siguiente:
AUTOR............VOTOS
Gadeira................3
Anyglo................. 2
tu_risa.................2
Finch...................1
_Guerrera_............1
jae nbota...............1
margarita_zamudio..1
Soy_Naixem...........1


La Ganadora de este Desafío es Gadeira con su cuento "PEN" con 3 votos

FELICITACIONES PARA ELLA, y especiales saludos que le envía Vicente Paez y señora.

FELICITACIONES a Anyglo y Tu_risa por su segundo lugar.

Abrazos y agradecimientos a todos los participantes

NeweN
 
tu_risa,17.03.2006
Gracias NeweN, un abrazo a todos y espero que ya tengas algo listo para el próximo, tu sabes que somos compulsivos. Jeniffer.
 
Finch,17.03.2006
Aplausos para todos y hasta el próximo Desafío! Gracias NeweN!
 
theonlyerath,17.03.2006
Felicitaciones a los ganadores y en general a todos por tan buenos escritos. Siempre es dificil votar. Newen por que no hacemos más cortos los plazos?
 
DESAFIO_DE_LA_IMAGEN,17.03.2006
Qué les parece la propuesta de Theonlyerath de acortar los plazos? comentarios a mi Lde Visita.
ufff. me imagino que trabajaré el doble por el mismo sueldo.
 
Soy_Naixem,17.03.2006
FELICIDADES CAMPEONAS!!!
Y FELICIDADES TAMBIEN A TODOS LOS PARTICIPANTES!!!!
 
margarita-zamudio,17.03.2006
Felicidades a Gadeira y a todos.
 
gmmagdalena,17.03.2006
Felicitaciones Gadi! Felicitaciones a todos!! y estamos listos para el próximo. Gracias Newen por motivarnos con las imágenes!! Magda
 
anyglo,17.03.2006
Enhorabuena a todos!!! Ha sido difícil pero gratificante. Besos. Ana
 
Gadeira,17.03.2006
Felicidades y un fuerte abrazo a todos compañeros.

En cuanto a usted...Señor Vicenteeee...prepárese porque donde le pille le pego un tirón de pelos o bien le doy un besote enorme, resultado inequívoco ,de un extraño síndrome.
Bien me la pegaste NeWencito jajaja.(Aún ando deshidratada)
¡¡¡Besitossss!!!
 
_guerrera_,17.03.2006
Felicidades Gadeira!!! excelente texto!! en realidad todos son muy buenos, cada vez cuesta más votar, besos a todos, siempre es un placer trabajar en este desafío junto a ustedes.
Respecto a la propuesta del señor theonlyerath yo estoy de acuerdo, creo que los plazos deberían ser un poco más cortos.
 
Shou,17.03.2006
Felicitaciones Gadeira!!!
Me encantó ese texto. Todos muy buenos!!!
Un abrazo a todos!
 
tu_risa,17.03.2006
A mi me gustaría que se aumentaran las palabras para prosa, siempre es complicado adecuar el texto a las 320 palabras.
 
jaenbota,17.03.2006
Felicitaciones a todos y en especial a Gadeira.

Estoy de acuerdo con la propuesta de theonlyerath. Un saludo.
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]