TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Talleres / El Obligado 2 - prosa - [F:9:5655]


Obligado_Ahora_Si,13.03.2006
Queridos cuenteros, os propongo un juego a modo de concurso.

Tomando como base un texto que expongo más abajo, debeis excribir una historia nueva, es decir, no se trata de continuar el texto, sino de escribir uno nuevo tomando como tema el que expongo.

El texto deberá tener un máximo de 350 palabras en prosa y de 250 en poesía.

Se puede participar en ambas categorías, prosa y poesía o en una sola, los participantes podrán votar a las dos categorías aunque solo hayan participado en una.
Se puede participar con dos textos por categoría.

Todo texto deberá tener un título que lo identifique y que no haga alusión a su autor.
No se pueden subir los textos participantes a la Biografía antes de que termine el concurso, para no romper el anonimato.

Se subirá en este foro de forma anónima, entrando con el nick "Obligado" contraseña "Obligado"
Ambas "O" con mayúscula.

Se dejará la autoría en el LDV de "Obligado_Ahora_si" en privado.

Cual duda, pregunta o inquietud, se atenderá en el LDV de "Obligado_Anora_si" o en el de "Soy_Naixem" de forma privada.


Texto "Obligado":

Cuentan de un sabio que un día
tan pobre y mísero estaba,
que sólo se sustentaba
de unas hierbas que cogía.
¿Habrá otro, entre sí decía,
más pobre y triste que yo?;
y cuando el rostro volvió
halló la respuesta, viendo
que otro sabio iba cogiendo
las hierbas que él arrojó.

Quejoso de mi fortuna
yo en este mundo vivía,
y cuando entre mí decía:
¿habrá otra persona alguna
de suerte más importuna?
Piadoso me has respondido.
Pues, volviendo a mi sentido,
hallo que las penas mías,
para hacerlas tú alegrías,
las hubieras recogido.

Pedro Calderón de la Barca


Concluido el consurso y las votaciones, se harán públicas las autorías, los votos y los ganadores, para que haya una total transparencia.

El concurso empieza hoy, 13 de marzo y concluye el 26 de marzo.
Se vota el 27 y 28 de marzo.

Animo a todos y buena suerte!


 
Obligado,14.03.2006

Por la comida mi sabiduría


Viejo estaba entre viejos
y sus sesos que eran oro
ni pa eso le servían;
miserable yo que me como
los lamentos, ¿habrá por ahí
un injerto que las plantas
no soporten?.

Que miseria es la que traigo y ese
pasto alborotado que de arcadas
me atragantan;
¿Seré yo tan harapiento que las
aguas se me escapan?, soy un
musgo y un palmazo, soy palabra
y no voz.

Caminando y escupiendo los sabores
de la tierra, en la chacra de la esquina
un desastre de mil tiras a cogido la
carroña, ¡Pobre hombre entre hombres,
fatalidad para mí!;
he dicho y sé que va a concebir pensamientos
aún más nobles, es mejor será que aborte
mis miserias tan mundanas, infinitamente
menos pobres.
 
Obligado,15.03.2006
"Sabino sin Avelino"

Avelino Tupac Mamani hacía llorar la quena con tal dulzura y maestría que hasta la lluvia se humedecía, de tanto sentir su pena.
"Que vida tan solitaria, que Andes los que me encadenan!"-se quejaba el joven quechua -" sólo llamas, vicuñas y rebaños son testigos en mi celda, desde hace más de dieciseis años!"
Y es que ser indio de a de veras, enclavado en la puna, en pleno siglo de la ciencia, era como vivir ajeno a la vida, casi como vivirla a medias.
La moda en más de cien lustros sigue vigente y con fuerza: poncho, chullo y ojotas...(seguro que en cien más, ha de cambiar apenas).
"Porque Taita lindo... escogiste para mí esta vida tan serena, tan monótona y austera?" se lamentaba cada día. " yo que sueño con vidrieras, rascacielos y las luces de las tiendas? Ay, si yo me fuera...ay, si no volviera!....que felíz sería en una ciudad cualquiera!".
Y no es que él pasara hambre o frío, porque el rebaño proveía. Y no es que la soledad fuera más inmensa bajo el azul cerúleo del cielo que ahí se tocaba con las yemas. Porque cada domingo, la plaza del pueblo se volvía en feria, dónde se encontraba con las mozas más bellas. Más bien sería, que por ser el menor del hermano mayor, tendría que esperar su turno (si alguno) para abrir sus alas y volar del nido.
Cómo envidiaba la suerte de su hermano . Ya hace un año de su ausencia. Le imaginaba caminando por un rico paisaje de veredas, probándose ropa extranjera, saboreando a la carta los menús, sin preocuparse más de la cosecha. Daría todo y con extras, por haber cambiado su destino por el de su hermano Sabino .
Bajo ese mismo cielo recién parido de estrellas, un joven indio muere solo, tendido en las aceras. Un año gastado lleva atado al fajo de billetes que ahorrados en el bolsillo recién parchado, le han birlado con navaja fatal. Su trágico desenlace no interrumpe el tráfico constante en la gran.ciudad. Tal vez ahora sí logrará la fama buscada, cuando su foto aparezca en la sección policial. Una herida aguda le traspasa el pecho, le moja y lacera, todo se ha teñido con el color del final.
Mientras con sus últimos respiros, acerca una foto y el boleto del retorno, los mira por última vez, diciéndose en un expiro: "cómo te envidio Avelino".
 
Obligado,16.03.2006
SIEMPRE HACIA EL NORTE.

Amed llevaba de pastor en la cordillera del Atlas 15 años, prácticamente desde su nacimiento, algo muy natural allí donde los hijos son como los animales, una bendición de Alá, pues pronto empiezan a ser mano de obra para el sustento de la familia.
Durante el pastoreo había observado a gente extraña que se dirigía hacía el norte en busca de una nueva vida. Eran muchas las maravillas que le transmitieron sobre el lugar a donde se dirigían y que él confrontaba con las que oía a algún vecino procedente de Francia. En el último caso estas se apoyaban en la visión de los innovadores presentes que abarrotaban la furgoneta. Según los relatos que circulaban de boca en boca cualquier parte del mundo, siempre en dirección norte, era un paraíso comparado con la miseria de su tierra natal.

A los 18 años le dijo un día a sus padres que se marchaba, que quería vivir mejor, como los que ya se habían ido, cosa que con las cabras no conseguiría nunca. Los padres más que oponerse prefirieron darle la otra versión sobre los que marcharon al norte y no tuvieron suerte. Eran muchos los muertos por el camino, más que los que llegaban, y aquí en su aldea nunca le faltaría lo esencial. Fue su padre quien le habló sobre esos seres que atravesaban el país porque en su tierra no había nada. Esos tenían razones de peso pero él no estaba en esa situación e iba a arriesgar su vida por el camino.
Amed no se dejo convencer, antes bien repuso, que seguir así no valía la pena, que era preferible correr el riesgo a asumir la pobreza como parte del destino, que buscar consuelo en el mal ajeno o en que otros están mucho peor es un consuelo inútil y que lo que ahora no haga ya no lo intentará después. Querer vivir mejor es algo natural y no hacer nada por intentarlo le llevaría a a una muerte lenta y mísera.
Supieron sus padres que nada le retendría con ellos y tras besarle empezaron a preparar su partida con gran esmero. De madrugada se despidió Amed de los suyos y emprendió el camino que le llevaría hacía el norte.
 
Obligado,16.03.2006
Santa María de los Temblores

Santa María de los Temblores, es un poblado alejado de la civilización, en donde sus escasos habitantes saben de rigor y soledades, de hechos inexplicables y de santidades.

En la cima del monte Calvario existe una pequeña gruta custodiada por un hombre santo, un anacoreta de hirsuta barba blanca vestido con una túnica, que pese al frío, lo cubre ligeramente. Se le atribuyen poderes sobre naturales, como por ejemplo: hacer que crezca hierba en lugares yermos o hacer que la tierra tiemble cada vez que se comete un pecado de la carne. Aunque los pecados no sucedan bajo su mirada siempre lo sabe, con exactitud e increpa a los autores enrostrándoles, detalle a detalle, cada uno de los excesos para luego echar maldiciones al viento y hacer que la tierra se sacuda. Los pobladores le temen, por ello una vez al mes, el segundo Sábado de cada mes, realizan una procesión a la cima del monte Calvario, allí lo encuentran sentado en medio de un herbario que creció por arte de magia, en medio de la nada, con los ojos en blanco e invocando a quien sabe quién, en una lengua ininteligible, espera a sus seguidores.

Esta vez son diez las vírgenes que encabezan la procesión, hermosas jóvenes en plena pubertad, ataviadas con túnicas de gasa y coronitas de azahares, descalzas con los pies sangrantes; frente al santo esbozan sonrisas mientras él alza sus brazos hacia el cielo, con un movimiento rápido se desprende de sus escasas vestiduras, mostrando sus atributos de macho vigoroso y las invita a pasar a la gruta. Una a una olvidan su pudor y desprendiéndose de sus vestiduras avanzan convencidas de que su entrega librará al pueblo entero de los terráqueos estertores.

Fuera de la gruta, el bullicio de los rezos en larga letanía. Nadie sabe que sucede dentro, tampoco cuestionan, el pueblo solo ora y pide para que la tierra no se mueva más tumbando casas y sueños. Dentro de la gruta, el santo explica a las muchachas el porqué no se debe pecar, de lo contrario la tierra jamás dejará de temblar.
 
Obligado,17.03.2006

Ahora ya es diferente

Con sus jeans Levi´s, bien descosidos a la moda, la sudadera Nike y los deportivos Reebok, mi hijo me discutía, sentados en el borde de la cama de su dormitorio, el messenger abierto, chateando con su panda.

- Papá, ¡no hay derecho!, todos mis amigos tienen más dinero que yo...me tienes congelada la asignación desde el año pasado y no llego. Estamos a 16 del mes y ya terminé mi recarga del teléfono. Me tienes que subir todo. ¡Es justo!

- Hijo, yo entré aquí sólo para preguntarte cómo te fue en el examen de esta mañana.

-¡Ah!, supongo que bien... pero no me puedo fiar, este tío es un hueso duro.

- Pero ya es la tercera vez que te examinas ¿no?, quizás deberías sabértelo un poco mejor.

-¡Papá!, no me desvies la conversación, por favor.

-Bueno, a ver.... tienes una asignación de 300 euros mensuales, más otros 80 de teléfono, eso sin contar con la gasolina del coche ni con los extras cuando celebras fiestas en casa ¿Es así? Y después está la música, los DVD.....y tu ropa, claro.

- No hagas trampas, papá, la ropa es tu obligación, la gasolina y el resto de cosas son de la casa y yo vivo aquí ¿verdad? Me siento maltratado con padres como vosotros....

No lo pensé ni un minuto. Lo tomé por el brazo y le pedí que me acompañara a un recado. Tomamos el todoterreno de lujo, él de acompañante. Atravesamos la ciudad en media hora. Le ví disfrutar sintiéndose potente y veloz. Sonreía, suficiente, a los peatones.

Llegamos y empecé a ir despacio, recreándome.

Casas con tejado de lata, calles de tierra, aguas sucias corriendo, mujeres con niños a la espalda, niños semidesnudos con los mocos colgando, hombres martilleando barreños de cinc, jóvencitos encendiendo un cigarrillo sospechoso, jovencitas con costos vestidos de flores. El olo espesor. Miraban al paso del auto, sorprendidos.

Paré. Me la jugué.

- ¡Deme algo, señorito!, No he comido hoy, por favor- El acento del niño sonaba raro.

- ...¿De verdad te sientes maltratado?

Espanto, silencio, miedo. Ahora ya es diferente.
 
Obligado,20.03.2006
ÁNGELA


Destrozaba los zapatos al poco de estrenarlos. Vencía el talón hacia adentro y machacaba el contrafuerte, dejándolo como un acordeón. Quedaban unas chancletas sin arreglo posible por el zapatero. Muchas horas de costura de mamá en casas ajenas, con la luz del día escapándose por los cristales y el ojo de la aguja ocultándose al hilo, no eran suficientes para pagar mis necesidades de calzado. Algunas veces ella cosía una goma elástica a ambos lados de los zapatos, cruzando el empeine, para sujetar mis pies y yo me veía como una niña vieja. Me gustaban los merceditas, las manoletinas, pero mamá dijo que aguantarían más unos Segarra muy bastos con suela de caucho, y en cuanto reunió el dinero, me los compró a pesar de mis protestas. Lloré mucho y estuve un tiempo sin querer salir a pasear con mis amigas por las calles del pueblo, viendo pasar las tardes de domingo en el patio, sentada en una mecedora, comiendo pipas y lamentándome de mi mala suerte de niña pobre.

Un día, la maestra nos dijo que una compañera necesitaba ayuda y que todas debíamos comunicarlo a nuestra familia y hacer un pequeño sacrificio por ella. Mamá dijo que yo llevaría una tableta de chocolate que quitó de mi merienda. La mesa de la maestra se llenó con latas de leche condensada, chorizos y morcillas caseros, saquitos de patatas, manzanas y nueces. Quedamos en ir a su casa una mañana. Yo no sabía entonces por qué tanta urgencia. Llegamos con lo reunido dentro de una manta con sus esquinas anudadas. Ángela estaba en la puerta, con sus cinco hermanos y la madre, con su vestido de siempre y más abajo, sin la ocultación del pupitre, los dedos asomando entre las roturas de unas zapatillas de loneta. Invierno triste y duro. Desahucio. Sentí mucha vergüenza.
 
Obligado,21.03.2006
El restaurante

Aquella noche, Pedro caminaba a paso ligero por la calle Granados hacia su casa. Hacía mucho frío, corría un aire de poniente que calaba hasta los huesos. El hombre llevaba una cazadora de piel con el cuello subido y un gorro de lana que casi le cubría los ojos.
¡Qué frío!, pensó, mira que estropearse el coche, y precisamente ahora, cuando más falta me hace el dinero, 800 el arreglo. ¡Cómo se pasan! este mes lo tengo crudo, 1500 el aparato de los dientes de Sofía, 90 el psicólogo de Pedrito y el cumpleaños de María; ¡aquel anillo que tanto le gusta!... Tendrá que esperar. ¡Qué mala suerte la mía!
Ensimismado en sus pensamientos tropezó con un niño que lo miró con cara de desconfianza. Llevaba unos pantalones rotos por las rodillas y un yérsey de lana que apenas le llegaba por la cintura, unos zapatos rotos por las puntas que dejaban ver los dedos amoratados por el frío. El chiquillo tenía en la mano un trozo de pan duro que intentaba roer evitando la mella de los dientes.
A su lado se encontraba un hombre que rebuscaba en un contenedor de basura. Recogió una zanahoria y restregándosela por el sucio pantalón se la llevó a la boca.
Pero, ¿qué hace hombre de Dios? Le increpó Pedro - ¿Cómo puede comerse eso?
El hombre le miró y con un deje de amargura le contestó. Es mi cena Señor, a este restaurante venimos a cenar mi hijo y yo desde hace tiempo.
A Pedro se le hizo un nudo en la garganta.
¡Dios mío! y yo pensando que tengo mala suerte. Se quitó la chaqueta, se la puso al niño sobre los hombros y cogiéndole de la mano les dijo; Vengan conmigo, esta noche cambiarán de restaurante.
¿A dónde vamos Señor? Le preguntó el pequeño.
A mi casa, hoy cenaremos pollo con patatas. ¡Mi mujer cocina de maravilla!
 
Obligado,22.03.2006
El niño.

Permanecía escondido tras el velo difuso que deja el sentimiento de la pérdida, del dolor. No podía ver más allá de la propia desdicha, que nublaba de gris el día más soleado, que marcaba despacio las horas desgastadas por el tiempo en las agujas de un reloj sin ánimos para seguir adelante, sin el motor de un corazón, sin la alegría de una flor que regala a la vista el instante perfecto para aprender a seguir pese a todos y a todos.

No veía nada. Cegado por sí mismo, por su sinsabor, perdía poco a poco la esperanza detrás de una nube traviesa disfrazada de desaliento. Agotado por el esfuerzo, no sintió la lluvia en la cara, ni la brisa en el pelo, ni la suavidad del amor.

Vivía, pero no sentía. Era incapaz.

A su paso caminaba un niño. Iba dando patadas a las pequeñas piedras que encontraba en el camino. Al principio no reparó en él, porque seguía sumido en su propio dolor. Allí mismo, nada tenía sentido, ¡era tan desdichado! La cabeza le iba a estallar y decidió sentarse en el banco de una plaza desierta, sin ruidos.

Cuando observó bien al chiquillo, Se dio cuenta de un detalle. Iba recogiendo algo del suelo, algo que iba cayendo de sus propias manos. Lo hacía con toda la naturalidad y la inocencia que era capaz de albergar un pequeño de su edad. Y se dio cuenta, de que iba atesorando aquellas cosas, con cuidado para no dejarlas caer.

- ¿Qué haces?- le preguntó con parsimonia.

- Recojo los restos de tu alegría.

- ¿Me quedaban?

- Sí, algunos. Estos son los últimos.

- ¿Qué vas a hacer con ellos?

- Los guardaré todos juntitos en el bolsillo de mi pantalón.

- ¿Para qué?

- Para tocarlos cuando sienta que me pierdo en el olvido. Me recordarán que alguien más triste que yo los dejó escapar y recobraré las fuerzas para seguir viviendo.

- Gracias- Dijo sorprendido.

- No hay de qué. Al fin y al cabo yo soy tú y mientras yo viva... tu también vivirás.
 
Obligado_Ahora_Si,27.03.2006

Queridos cuenteros:

Mañana desde ahora y hasta el miércoles 29 podeis votar de la siguiente manera:

A cada texto presentado le dareis una puntuación de 0 a 10, según vuestros valores personales.

Se puede votar en las dos categorías aunque sólo hayais participado en una.
No se puede votar por el texto propio.

Los votos, ESTO ES IMPORTANTE, dejadlos en el LDV de Soy_Naixem EN PRIVADO.

No se aceptarán votos en ningún otro lado y menos si no son privados.

El jueves, dia 30 haré públicos tanto los votos como las autorías de los textos, por la transparencia del consurso no debeis preocuparos.

Los textos que concursan en prosa son los siguientes:

- Por la comida mi sabiduría

- El niño

- "Sabino sin Avelino"

- Ahora ya es diferente

- Santa María de los Temblores

- SIEMPRE HACIA EL NORTE

- Angela

- El restaurante

Suerte compañeros!!!





 
Obligado_Ahora_Si,30.03.2006
Queridos amigos:

Disculpad que suba los resultados a esta hora, acabo de llegar a casa; estoy hasta arriba de trabajo y en todo el día me ha sido imposible hacerlo.

Gracias a todos por participar y ahora si, estas son las autorías:



Por la comida mi sabiduría - lapluma

El niño - anyglo

"Sabino sin Avelino" - galabriela

Ahora ya es diferente - morganf

Santa María de los Temblores - anemona

SIEMPRE HACIA EL NORTE - leante

ÁNGELA - Lolasanabria

El restaurante - Astigitana


VOTACIONES:


leante

SABINO SIN AVELINO 5
SANTA Mª DE LOS TE... 3
AHORA YA ES DIFERENTE 5
ÁNGELA 7
EL RESTAURANTE 6
EL NIÑO 7



galabriela


7 - Por la comida mi sabiduría

7 - El niño

7 - Ahora ya es diferente

7 - Santa María de los Temblores

10 - SIEMPRE HACIA EL NORTE

7 - Angela

8 - El restaurante




Lolasanabria


POR LA COMIDA MI SABIDURÍA: 5 PUNTOS.

SABINO SIN AVELINO:5 PUNTOS

SIEMPRE HACIA EL NORTE: 7 PUNTOS

SANTA MARÍA DE LOS TEMBLORES; 5,5 PUNTOS

AHORA YA ES DIFERENTE: 7 PUNTOS

EL RESTAURANTE: 6 PUNTOS

EL NIÑO: 6,5 PUNTOS




anyglo


- "Por la comida mi sabiduría"

4 puntos

- "Sabino sin Avelino"

7 puntos

- "Ahora ya es diferente"

6 puntos

- "Santa María de los Temblores"

4 puntos

- "Siempre hacia el norte"

4 puntos

- "Angela"

7 puntos

- "El restaurante"

5 puntos



anemona

- Por la comida mi sabiduría 3

- El niño 5

- "Sabino sin Avelino" 5

- Ahora ya es diferente 5

- SIEMPRE HACIA EL NORTE 10

- Angela 7

- El restaurante 8




morganf

5 puntos a Angela.



Nocturno


Ahora ya es diferente= 8
Snta.Ma. de los temblores=7
el niño=8
Angela=7
el restaurante= 8
siempre al norte=9
Sabino sin Vavelino=10
por la comida mi sabiduría-7


astigitana


Por la comida mi sabiduria 5

Sabino sin Avelino 8

Siempre hacia el norte 5

Santa Maria de los temblores 7

Ahora ya es diferente 5

Angela 6

El niño 7



TEXTO GANADOR CON 47,5 PUNTOS - EL NIÑO de anyglo

SEGUNDO PUESTO CON 46 PUNTOS - ÁNGELA de Lolasanabria

Y TERCERO CON 45 PUNTOS - SIEMPRE HACIA EL NORTE de leante

FELICIDADES A LOS GANADORES Y A TODOS LOS PARTICIPANTES!
UN ABRAZO ENORME!!!

 
Lolasanabria,30.03.2006
Enhorabuena a la ganadora por su relato El niño.

Felicidades a Leante por su tercer puesto.

Y enhorabuena a todos los participantes.
 
leante,30.03.2006
Felicidades Anyglo por ese primer puesto. Y a Lola por el segundo.
Saludos a todos y en especial a la organizadora, que podría participar si quisiera.
 
astigitana,30.03.2006
Enhorabuena a los ganadores y a todos los particpante.
 
gmmagdalena,30.03.2006
Felicitaciones Anyglo y a todo el resto! Besotes. Magda
 
anyglo,31.03.2006
Gracias!!!! Enhorabuena a todos y un miles de besos. Any
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]