TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ElTigre / Cinco dias menos.

[C:180685]

Cinco días menos ® Arturo E Gazzo

Nota: En honor a la simplicidad idiomática,
todos los diálogos serán escritos en Cristiano,
a pesar que algunos se realizaron en Ingles.


Alguien me estaba martillando los temporales, me punzaba la cabeza, se me revolvía el estomago y quería vomitar…

Abrí los ojos trabajosamente y en la penumbra de la habitación pude percibir que estaba en una cama grande, completamente desnudo, cubierto solo por las sabanas, un tenue rayo de luz se filtraba por entre las cortinas carradas.

Tenía la boca extremadamente seca y todos los síntomas que corresponden a la resaca que te queda después de una buena borrachera, en la semipenumbra se notaban los muebles que corresponde a un cuarto de Motel, en Estados Unidos si te despiertas sin saber donde estas, el mobiliario no te dice nada; pues todos los hoteles se parecen como una gota de agua... percibí el mismo ruido que me despertó este provenía del baño.

Me levante trabajosamente, sintiendo que me dolía todo el cuerpo, además de la borrachera alguien me había molido a palos o al menos yo lo sentía así, abrí la puerta del baño súbitamente... allí estaba el monumento a la mujer, calata y chapoteando como un niño en la tina toda cubierta de espuma que no lograba disimular la perfección de sus formas y con una sonrisa de oreja a oreja.

- ¡Hola Honey! Me dijo con cara de felicidad mal disimulada.

- ¡Hola querida! Le respondí en la mas pura forma de responder un saludo amoroso en el país del norte y salí cerrando la puerta.

Corrí a la mesita de noche para tratar de ubicarme, de saber donde demonios estaba... la tarjeta de instrucciones del teléfono decía en letras grandes, South West Holiday Inn, Topeka, Kansas. ¿Qué mierda hacia yo en Kansas?

Para que lo entendamos todos, empecemos por el principio.


El Aeropuerto Internacional Jorge Chávez de Lima seguía en construcción, como lo estuvo por otros tres años y entonces empezaron sus renovaciones, pero esto no es parte de la historia... termine los tramites de inmigración justo a tiempo para abordar el avión con rumbo a Miami, donde debería transbordar a un vuelo interno con destino a Poughkeepsie, una pequeña ciudad en el Estado de Nueva York a dos millas del río Hudson, donde quedaba la central de estudios de la IBM WTC, esta vez para un curso de estudios de la Computadora 1410.

Cruce la pista, subí la escalera y entre a la nave, vuelo P-245 de Panagra a las once y treinta de la noche del Sábado 3 de Marzo de 1963, mi asiento 10B junto al pasillo en el Douglas DC 9, cuando me aproxime casi me caigo de poto sentada en el 10A junto a la ventanilla, estaba un monumento casi perfecto a la mujer, de ojos claros, tez bronceada y por lo que se apreciaba magnifico par de senos... que como ustedes saben son mi delirio, tal vez por mi niñez desnutrida; las piernas cruzadas lucían maravillosas... el único pero podría ser que, lucia ligeramente mayor que mis veinticinco años, la salude... me respondió en ingles y sonrió con una sonrisa profundamente triste, que trajo a mi memoria este fragmento de poesía que no recuerdo por completo pero nunca podré olvidar al autor.

Hoy los cielos y la tierra me sonríen,
hoy la he visto y me ha mirado,
hoy creo en Dios.


Me senté, conversamos cosas banales hasta que llego la azafata, ella pidió un Manhattan y yo pedí un Daiquiri, después de brindar la conversación se hizo mas personal, ella volaba a la casa de sus padres para hacer el tiempo de separación necesario para divorciarse de su esposo, que quedaba en el Perú; no me contó las razones pero estaba profundamente afectada, yo que siempre fui un hijo de puta, decidí aprovecharme de su estado de animo y seguimos bebiendo y charlando.

Luego despierto en Topeka en la mañana con la resaca de una mala borrachera, mis maletas no se encuentran en el cuarto y no se que ha pasado en la noche... Sin la menor duda habíamos dormido juntos y posiblemente por la actitud de la lady hemos tenido sexo… pero de que me valió tirármela si no me acordaba un carajó del hecho y de lo que no te acuerdas es como si no hubieras vivido, solo puedes hacer conjeturas.

Tome el teléfono y llame a la IBM WTC en Poughkeepsie.

-Buenos días, IBM World Trade Corporation. Me dijo una voz impersonal.

- Con el Departamento de Educación, por favor. Solicite amablemente.

Después de una carta espere me contesto una voz.
- Departamento de Educación.

- Soy Arturo Gazzo, de la IBM del Perú se supone que hoy debía iniciar el curso de la 1410; pero perdí mi vuelo de conexión, voy ha intentar volar a Poughkeepsie esta misma tarde.

- Estábamos preocupados por Usted señor Gazzo, el curso empezó el Lunes... hace tres días.

Habían desaparecido cinco días de mi vida.

Texto agregado el 13-02-2006, y leído por 380 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
30-10-2013 El humor del bueno aflora en todo el recorrido del cuento. Cinco dias de incertidumbre, sin recuerdo. Buen cuentero como para leer mas cuentos tuyos. inkaswork
17-07-2013 Las bromas crueles de la memoria. De igual modo la autoironía nos regala una simpática historia. remos
14-02-2010 Cinco días menos y una historia llena de significados. Saludos! manndrugo
16-04-2006 jajaja pos que tomaste, y lo peor cinco dias de tu vida que ni recuerdas...realmete me alegro de haberte leido, me has sacado una enorme sonrisa ¡¡¡y si que la necesitaba!!! larus
16-04-2006 Es genial !!! sahory
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]