TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / vampire / memorias de un vampiro , capitulo primero parte III

[C:242248]

Caminábamos y conversábamos en lo que ahora es llamado el casco viejo de Bilbao, hablábamos de temas banales y de temas profundos, de vida y de muerte, de religión y mitología, Airn (2), pues ese era su nombre, era bastante culta y le entusiasmaba la historia, a un punto tal que pareciese que la hubiese vivido, y a mi me encantaba verla así hablar y reír. Era apasionante verla, por fuera seducía, pero por dentro cautivaba.
De vuelta, mientras cruzábamos el puente de San Antón, cogió mi mano y me hizo mirar un punto en el río Nervión, para luego sonreír cómplicemente, como guardando un secreto. No entendí nada en ese momento, pero poco me importaba, pensaba más en el roce suave de su mano sobre la mía.
Cuando llegué a mi habitación me parecía todo un sueño, y mientras descansaba tendido en mi cama aun veía su risa y sentía su mano sobre la mía. Al despertar comprendí lo tonto de mi actuar, lo insensato de mi comportamiento. Yo era un cura!! ¡No podía estar paseándome como un enamorado por las calles!, no podía cortejar a una señorita, no podían habitar en mi tales pensamientos! No, no debía, yo ya había hecho mi decisión y era muy tarde ya para cuestionarme, pero por más que me apasionaba en mantenerme en mi posición, más pensaba en ella.
Y mientras realizaba la última parte de la última misa del día domingo apareció ella y sentí como todos mis dogmas se derrumbaban por ella, apenas pude terminar aquella misa pues ya no me importaba nada solo pensaba en ella. Y cuando ella se acerco a recibir de mí la ostia, en la comunión del pan, apenas pude contener mi aliento cuando ella besaba mis dedos. No, no podía tener pensamientos impuros, era inaceptable en mí, no era correcto, yo era un siervo de Dios, debía resistir a la tentación. Pero quizás ni mil latigazos me hubiesen detenido, porque no era solo una atracción carnal, yo de verdad la amaba.
Cuando toda la gente húbose marchado, ella se acercó a mí y pidió confesarse, me arrastró al confesionario y nos sentamos uno al lado del otro, ella no deseaba que estuviésemos separados por el velo, si no que deseaba sentirme a su lado. Con temblor tomé su mano y seguí con el procedimiento de la confesión. Ella confesó que a pesar de no ser católica deseaba librar su alma de los pecados que había cometido y de los que habría de cometer. Quizás para cualquiera persona que no esta acostumbrada a recibir confesiones estás palabras lo hubiesen asustado, pero a mí no, estaba acostumbrado a escuchar tantos pecados, de los cuales la mayoría eran insignificantes, pero para la gente que los decía eran grandes pecados. Así que quizás pensamientos, deseos o ideas no me preocupaban, por lo demás era incapaz de imaginar que grandes pecados había cometido alguien con tan bella y pura mirada. También debo decir que poco me importaba que me dijese, estaba nerviosismo, sonrojado, apenas controlaba la respiración y verla a ella respirar descompensaba más la mía. Era hermosísima, quizás demasiado.
Ella confesó que si bien no era su deseo, había cosas que debía hacer para poder vivir y si bien había intentado no hacerlo, era algo inherente a ella. Me hablaba muchas cosas que mi mente era incapaz de entender y que en mi ingenuidad pensaba que eran formas metafóricas de hablar. También me dijo que por largos años había deseado la muerte, y nunca la hallo, y cuando por fin la hallo hubo algo que le impidió hacerlo, ese mismo algo le fue arrebatado y si bien no era su deseo arrebatarlo de vuelta a Dios, temía que lo hiciera pues lo amaba. Cuando dijo esto se quebró, lloró y me abrazó. Nunca había sentido un cuerpo tan cerca mío y sentido así su piel contra la mía, sus labios se acercaban lentamente a mí provocando que mi corazón latiese cada vez con más fuerza…traté de controlarme, de retener mis sentimientos, pero ella ya los conocía.
Fundimos nuestras bocas y me guió hacía ella…desnudarla fue un placer…era tan bella como la Luna llena sobre el mar durante el otoño, era aún más bella que un amanecer…

Nota 2: Es muy probable según diversos estudios de Filología que Airn sea la castellanización de un nombre o forma verbal céltica como Eibhlin o Eithin.

Texto agregado el 07-10-2006, y leído por 135 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
25-10-2007 Pensé que ya lo había leido pero no. Ella hablaba en forma que el no entendia... Es raro. Sus 5* lovecraft
23-01-2007 Y después???? Siempre logras intrigarme; como ya no es de extrañar, digno de ***** Estrella_Sol
13-11-2006 Vaya con el cura dejó la sotana porlos suelos... claro que ante aquella belleza hasta a mí se me caían los habitos!!!jejeje***** josef
18-10-2006 Comparto lo de Lady_Dark(eso de que dan ganas de ser aquella pelirroja, lástima que nada tenga de eso)...aparte de eso...muy hermosa la historia...cómo lo resolverá? dejará la casa de Dios?...lo que sea, lo apoyo...saludos y 5* Frau_Kruspe
11-10-2006 Habra una sotana menos en el mundo ... aunque dudo que Dios, se moleste si uno de los suyos lo abandona por perseguir el amor ... (solo que si le dira que no hay devoluciòn de mcia jeje). Esta padre (bueno, excelente, curado) ... padre gusiño ••••• esme_ralda
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]