TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ferdinand / Única salida

[C:287021]

Única Salida.





De los hombres que estaban encadenados en la caverna había uno (el más joven) que quería salir, quería conocer el exterior. Decía estar harto de las penumbras en las que tenían que permanecer día a día. No interesa cómo logró liberarse de las cadenas, pero lo hizo. Inmediatamente se ofreció a liberar a sus compañeros de cautiverio: “Los liberaré y nos podremos ir de este horrible lugar, saldremos al mundo exterior y veremos las cosas como son, como realmente son. Conoceremos la verdad de las cosas.” Pero nadie parecía muy entusiasmado por acompañarlo. Uno de ellos le dijo: “No sabes lo que dices. Vete tú, si es lo que quieres, pero ninguno de nosotros te acompañara.” El liberado trató otras veces más de convencerlos de abandonar su cautiverio, pero la obstinación era inquebrantable. Al final, se fue rumbo al exterior, y los aún cautivos se quedaron en las penumbras, sin pronunciar palabra alguna.
Al tiempo regresó este hombre a la caverna, estaba entusiasmado y ansiaba contarles a sus antiguos compañeros lo que había visto, y lo hizo: “He visto cosas que jamás imaginé que podrían existir. La realidad es hermosa, la luz del sol hace que todo se vea con mayor claridad y nitidez.” Fue el vocero de los cautivos el que le contestó: “Nunca imaginaste, pues careces de imaginación; y, porque careces de imaginación, necesitas de la luz de un astro para percibir las cosas.” El muchacho lamentó la obstinación de su interlocutor y le dijo: “No comprendes, y es natural que así sea pues nunca has salido de la caverna, pero si tomaras la determinación de acompañarme al exterior me darías la razón. Podrías experimentar lo bello de la realidad, pero sólo si te dejas liberar de tus ataduras, sólo si sales de la caverna.” El hombre, con voz determinante, aseguró: “Aún sigues sin comprender. Has salido, has visto algunas minucias de esa vida real que tú describes, te has intoxicado de nociones, conceptos, ideas. Todo aquello has experimentado, y dices que es por haber salido de la caverna, pero no te has dado cuenta de una cosa: nada existe más allá de la caverna, nada importa más allá. Crees que la caverna es esta triste y lóbrega cueva y que, al abandonarla, has visto algo más. No podrías estar más equivocado. La caverna es esa distancia de años que separa tu nacimiento de tu muerte, no hay manera de liberarse o de escapar. Salir allí afuera, al igual que elegir alguna que otra cosa de vez en cuando, es una mera ilusión de libertad, apenas un sueño. Algo que nos dan para domesticar nuestro espíritu. No, mi joven amigo, no hay más que una sola salida de la caverna, y es aquí, en las penumbras, en donde se piensa en esa salida. En la oscuridad nada distrae el pensamiento, nada nos aparta de esa salida. Tu existencia es, sábelo bien, una austera, una tacaña excepción en el insondable abismo de tu inexistencia. En esa inexistencia está la salida.”
El muchacho pensó que estaban locos y regresó al exterior. Pensó que si sólo hay una salida, y es inevitable, no había razón para no salir a distraerse y esperar el día.

Texto agregado el 03-05-2007, y leído por 87 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
29-09-2016 la unica verdad es la realidad satini
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]