TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ferdinand / Infierno II

[C:292248]

Situación en el Orco. Tiempo desconocido. Ayer, hoy o mañana…da igual.




Éaco, Minos y Radamantis estaban deliberando. Ellos son, o fueron (quién sabe), los tres jueces del Orco y decidían el castigo que merecían los que allí entraban. Acababan de recibir el alma de un condenado que no tenía ningún tipo de identificación y tampoco se sabía con exactitud por qué estaba allí. Sin embargo, no les importó. Todos van a parar al Orco, no interesa lo que hayan sido en vida.
Antes de seguir me voy a permitir relatar, por el momento, en tiempo presente. Después de todo, qué regla humana vamos a respetar si estamos hablando de dioses infernales. Es más, de manera arbitraria, decidiré cuándo volver (si acaso decidiera hacerlo) al tiempo pasado. ¿No les conforma esto? Sea pues.
Lo que están deliberando lo tres jueces del Orco es otra cosa. El recién llegado les dice que tiene información que le será de importancia al rey. Les dice que es urgente que le permitan entrevistarse con él. Pero, ¿se atreverán a molestar al gran Hades? Minos se pregunta que en qué cabeza cave la idea de molestar al rey por las palabras de un mortal. Radamantis y Éaco están de acuerdo, no quieren arriesgar su pellejo tomando una decisión como esa. Pero el muerto les dice:
- Vamos, ustedes lo vieron. Pasé junto a Cerbero y no trató de intimidarme. Sin duda intuyó la razón de mi llegada.
- Puede ser –aportó Radamantis–. Cerbero es la mascota principal de Hades y seguramente hizo lo que hizo por algo.
Luego de idas y vueltas, los jueces decidieron interrumpir al rey para informarle de la situación. Fue Minos quien se presentó ante Hades diciéndole que había un mortal que se quería entrevistar con él y que tenía que decirle algo que le iba a interesar. Hades contestó:
- ¿Te atreves a molestar a tu rey por las palabras de un mortal?
- Perdón, mi señor, pero el hombre es persuasivo, y me dijo que le transmita unas palabras, dijo que usted entenderá.
- ¿Y qué palabras son esas?
- Aseguró que el Gusano que Roe va a despertar, que no hay mucho tiempo.
El rey del Orco cambió por completo su actitud. La mirada soberbia abandonó el rostro del gran rey y de su boca escaparon unas palabras por lo bajo: “Entonces…ya está comenzando”.

Texto agregado el 28-05-2007, y leído por 64 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
21-06-2007 La historia va quedando muy profunda y a la vez compleja, lo que le va a agregando elementos más intensos y mucha imaginación bien aprovechada! muy lindo! mis 5* Stardust
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]