TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Lawrencia / La vida por un celular

[C:387364]

Krup dejó el celular sobre la cama. A veces este tipo de aparatos eran capaces de cambiar los momentos posteriores de la existencia, y a Krup le molestaba que su estado de ánimo dependiera de tan odioso accesorio. Pero tenía el número telefónico de ella y no podía evitar recordarlo. Se lo había dado en un arrebato de entusiasmo, en que había pensado que ambos eran la pareja perfecta.
- Somos muy similares- le dijo –seguro que esto no es una coincidencia.
Krup tampoco consideraba que aquello fuera una coincidencia. Le parecía que Amy era el tipo de personas con las que solía involucrarse y que al final no volvería a ver. Era la chica perfecta, una joven inteligente, bonita y con un estilo muy particular de ser. No era como las demás: inquietas, impacientes y encimosas. Amy solía esperar el preciso instante para pedir las cosas, y siempre lo conseguía.
Desde entonces el nombre de Amy se había vuelto muy significativo para Krup. Cada vez que lo escuchaba mencionar o lo veía escrito en algún lado, suspiraba y evocaba sucesos inolvidables al lado de Amy.
El problema con Amy era que no insistiría más en verle, no importaba si ella deseaba hacerlo. Se perdería en el limbo, como una imagen preciosa que se torna borrosa con el tiempo y al final se vuelve sólo un simple suspiro.
Ya habían pasado cinco meses y no había tenido noticias suyas. Krup empezaba a sospechar que Amy lo había echado al olvido. Claro que su vida transcurría tranquilamente y la presencia de ella podía ser un tanto inquietante. Por lo que estuvo todo el día absorto en otro tipo de ocupaciones hasta que en la noche, recordó el nombre de Amy.
Tomó el teléfono celular, todavía pensativo, y envió un mensaje deseando Felices Fiestas de fin de año a aquel número telefónico que empezaba a tornarse un fantasma.
Luego se recostó y durmió profundamente. Tenía que reconocer que la vida de Amy era complicada, que ella no aceptaría tan fácilmente su amistad y menos una relación. Él era una persona simple, alguien a quien la tranquilidad le venía bien, y pasar emociones fuertes junto a Amy le minaba la salud. Incluso llegó a pensar que Amy había extraviado su celular o simplemente había borrado el nombre de Krup de sus contactos. Quizá la vida era muy diferente para Amy en ese momento y Krup no cabía en ella.
Fue entonces cuando un mensaje entró en el buzón devolviéndole cordialmente el saludo y los buenos deseos.
Cuando Krup se hubo cerciorado de que se trataba de Amy, se arrepintió de haber enviado tal mensaje.
Era muy molesto pensar que Amy no le había mandado un solo saludo por iniciativa propia durante el resto del año. Tomó el celular y borró de una vez por todas el único contacto que tenía con la obsesión de su mente.

Texto agregado el 09-01-2009, y leído por 147 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
25-11-2010 Cuando se espera la llamada de alguien que nos obsesiona se incurre en todo tipo de sospechas por las cuales esa persona no nos llama y también solemos preguntarnos que tanto se compromete nuestro orgullo (o nuestra dignidad) si decidimos tomar la iniciativa en llamar a ese alguien,mmm en todo ello supongo se demuestra el problema del juego poder en las relaciones de pareja. Siempre me ha llamado la atención como en la literatura es posible que un escritor adopte el sexo opuesto para un protagonista que es el que sufre... es muy agradable interactuar con vos, éxitos. claudio_antonio
01-05-2009 Me gustó esta historia y la manera de contarla. Saludos lesu
01-04-2009 Muchas veces intentamos de hacer lo mejor y conseguir nuevas amistades para estar en compañía. A veces apreciamos mucho a las personas que amamos y esas personas al igual que uno, también nos demuestran su valor por sus acciones. Sin embargo, hay situaciones en donde la ignorancia entra en algunas personas como lo que paso con Amy, y a pesar de que intentamos todo para atrapar la atención de esa persona, no logramos nada porque no nos hicieron caso o simplemente se olvidaron de uno. Lo bueno es que si nos olvidamos de lo ocurrido y empezamos a buscar nuevas amistades, lograremos obtener lo deseado porque no todas las personas son iguales. Seguramente, Krup encontrara la persona adecuada. 5*****+ danny92
30-03-2009 me ha encantado tu texto, gracias por compartirlo***** JAGOMEZ
26-03-2009 Un estilo muy especial el tuyo, en donde solo existen dos personajes y un celular. Un buen trio. Magnifico inkaswork
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]