TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Pachamama / José, Va a la escuela. (II parte)

[C:4467]

No faltaba mas, haberse quedado dormido justo el día en que más necesitaba levantarse temprano; vistiéndose a toda prisa y tratando de arreglar a regañadientes ese pelo rebelde y mojando su cara con agua fresca para espantar el sueño y de paso tomando un trozo de pan untado con miel, fugazmente llegaba a su mente su hazaña para conseguirla; quién iba a pensar que ese viejo árbol a punto de caer al río tendría ese rico manjar, a pesar de que le costo varios pinchazos de abejas y haberse tirado de piquero al agua escapando del panal, logró juntar varios tarros.


Soltando riendas, y partiendo a todo galope iba José a su primer día de clases, aun no había amanecido por completo, y por el camino montañoso se escuchaba solo el cantar de los chucaos.

Le quedaba buen trecho por recorrer, se alegraba de que la tierra estuviese húmeda, porque de lo contrario, habría quedado todo empolvado. Iba nervioso, pero, lo que más le molestaba eran los pies, en vez de sentir agradecimiento hacia doña Panchita, la encargada de la parroquia, quien amablemente le había regalado unos pantalones y un par de zapatos de medio uso, y aunque eran dos números menos los recibió igual, peor hubiese sido haber llegado descalzo, pensó.

-Te’s ta’i poniendo vieja Clara, ya no corris ná- Le gritaba a su yegua, a quien ciertamente le estaban llegando los años, nunca había encontrado el trayecto tan largo, el único que iba contento era el Diablo, metiéndose por entre los matorrales espantando a los pájaros que estaban es sus nidos, hasta una pequeña liebre salió corriendo despavorida.

El sol iba asomándose poco a poco por entre los cerros, los escasos rayos llegaban suavemente sobre el rostro de aquel adolescente, que aunque no lo demostraba con gestos, dentro de su corazón rebozaba de alegría.

Cómo serán los otros chicos, se preguntaba, a pesar de que sentía un poco vergüenza llegar, ya divisaba en el valle su pequeña escuela, lo que más le gustaba, era que a pocos metros había un hermoso sauce y a sus pies nacía un pequeño estero de aguas cristalinas.

Las herraduras de la yegua sacaban chispas en el empedrado camino, de malas ganas sacaba trote el pobre animal y sin darse cuenta su amo ya estaba desmontando. Era un bullicio espantoso, el griterío lo asustaba y su figura que lentamente iba entrando, pasaba inadvertido. -Gracias taitita Dios, nadie me está agüeitando- y por la chita que me aprietan estos condena’os-. Cojeando iba el pobre, con su bolso de cuero de vaca cruzado en la espalda y sus gruesas manos metidas en los bolsillos.

La Juana al verlo llegar, salió a su encuentro; iba contenta jugueteando con una larga trenza negra que coquetona la dejaba caer sobre su pecho, nunca la había visto tan arreglada, bien señorita que se veía. Se fueron lentamente caminando por los corredores de la escuela y fueron a sentarse bajo la sombra del sauce. José sacó sus zapatos, estiró sus pies; qué alivio sentía, la Juana al verlo reía a carcajada. No se había dado cuenta pero era eso lo que le gustaba de ella, tan lindos dientes y tan blancos pensaba, resaltaban muy bien en esa carita redonda tostada.

Amablemente la joven le había llevado un cuaderno a Juan para sus clases y el muy afanado abrió su bolso para mostrarle su caja de lápices de colores y por mas que buscó y rebuscó no encontró nada, claro si el bolso tenía un agujero.

Texto agregado el 24-04-2003, y leído por 556 visitantes. (28 votos)


Lectores Opinan
22-02-2014 Bueno , tarde pero ya voy para el tercer cuento. Gracias por escribir...Ya estuve en mi escuelita de muchos..muchos años ambrocio
03-09-2007 Sin pretender desmerecer tu cuento, me sorprende con la afabilidad que se comentaba hace 4 años. Cierto que tu pluma y el tema son calidos, amigables y se dejan leer con gusto. Siempre enternece las desventuras de un niño o niña, más aún con las interesantes descripciones que haces de lugares y costumbres. ¿No sé por qué, pero ubiqué a José en los campos del norte de la región de los lagos. ¿panguipulli? o por ahí. NeweN
06-10-2004 Ufff cada vez se pone más lindo...me voy para la III. Besos. meci
27-07-2004 es poco lo que puedo agregar.. creo que nada... joder te voy a quedar a dever... un beso y un abrazo ruben sendero
06-07-2004 José y su yegua ya vieja...la Juana con sus trenzas negras...una gran hemosura cuyas imáenes no se olvidan. Por algo es. Gracias, Pachamama. islero
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]