TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Talleres / Como mejorar mis cuentos - [F:9:12603]


umbrio,20.07.2013
Nuestra preferencia entre mostrar o decir no garantiza que nuestro trabajo tenga la aceptación entre los lectores. Para ello debemos esforzarnos por presentar un texto más acabado. Mejorar un texto literario requiere recurrir a técnicas, secretos y trucos. Utilizando el cuento que presenté en el foro de mostrar o decir, quiero compartirles algunos de ellos que pueden ser de utilidad al revisar sus narraciones.

En los primeros párrafos debemos conocer el tipo de narrador, el tono que va emplear, el ambiente donde se va a desarrollar la historia, el personaje y se debe introducir el conflicto.

Veamos el inicio del cuento, el narrador omnisciente, el tono es indolente, el ambiente es precolombino, el personaje es Chimalli y se introduce como conflicto la incapacidad de del protagonista para el combate.

Sin embargo los buenos inicios de cuentos. Los que atrapan al lector son los que muestran al protagonista en conflicto con su universo. Porque es la única forma de saber como resulte es seguir leyendo.

Cambiemos entonces el inicio para atender a esta pauta:

Chimalli era de linaje de guerreros y estaba impedido para el combate. Un defecto congénito lo condenó a padecer burlas y vejaciones. Casi sin alternativa y un tanto por dignidad se propuso ser el mejor jugador de pelota, resolución que le hizo sufrir el desdén de su padre que era el jefe del ejercito Azteca.

Hasta su madre se horrorizó al ver sus manos, ellas fueron la causa de que los escuincles de su edad, a manera de broma, colgaran en su puerta tenazas de cangrejo, cuchara planas y patas de rana. Para hacer referencia a sus manos se inventaron los apodos más imaginativos y crueles que mente infantil pueda concebir. Nada lo doblegó, a cada burla recibida correspondió un impulso de superación, tan efectivo fue ese proceder que se convirtió en un hábito. Esa inquebrantable conducta le dio la fuerza para dedicar desde niño muchas horas de entrenamiento en el ritual del Juego de Pelota que lo convirtió en el mejor.

Ataviados con un simple taparrabo de ixtle los siete integrantes del equipo de Chimalli…

Ahora el lector descubre al protagonista en conflicto con su ambiente en forma directa y rápida. De paso ubicamos puntualmente el ambiente del cuento al señalar que su padre era el jefe del ejercito Azteca.

En el tercer párrafo que inicia “Ataviados con…” Hay una elipsis (brinco) de espacio y de tiempo. Una estrategia muy útil a la hora tanto de cambiar de tema dentro de la narración, como de realizar elipsis espaciales o temporales es unir información mediante un elemento común que actué como pivote y encadenar ideas. Así el lector pasa de una idea a otra o de una escena a otra sin apenas darse cuenta. La narración se convierte de esta forma en un tejido bien hilado.

Intentemos en el texto:

Habilidad que apreciaron en el imperio para presentarlo en el juego que se celebraba para honrar a Xipe Tótec. Él conseguía que su escuadra dominara las acciones pero no conquistaban el triunfo. El taparrabo de ixtle, que servía de uniforme, mostraba sus largas y fuertes piernas que lo impulsaron por arriba de las cabezas de sus compañeros para golpear con la cadera la bola de caucho, con tal destreza que la bola de caucho salió proyectada en dirección del centro del aro de piedra ubicado en la pared que flanqueaba la pista. ¡Anotación!

De la misma forma resolvamos otras cuatro elipsis en el cuento:


Original:
(…)
“-No te preocupes te acompañarán siete Guerreros Jaguar, expertos en ataque nocturnos, será una tarea fácil. Saldrán hoy por la tarde.

Lo despidió con una palmada en la espalda y mientras giró para volver a las gradas su rostro dibujó una risa torcida, arrojó al piso la piel de coyotl, levantó los brazos para animar nuevamente al público que reanudó el griterío vitoreando a su figura deportiva, el príncipe plego el ceño y se pavoneó frente a sus incondicionales que gritaron su nombre que le devolvió el ánimo.

A media noche Chimalli y el grupo élite llegaron a las faldas del cerro que alojaba a Cacaxtla…”

La propuesta es:
(…)
–No te preocupes te acompañarán siete Guerreros Jaguar, expertos en ataque nocturnos, será una tarea fácil. Saldrán hoy por la tarde.

Lo despidió con una palmada en la espalda y mientras giró para volver a las gradas su rostro dibujó una risa torcida, arrojó al piso la piel de coyotl, levantó los brazos para animar nuevamente al público que reanudó el griterío vitoreando a su figura deportiva, el príncipe plegó el ceño y se pavoneó frente a sus incondicionales que gritaron su nombre que le devolvió el ánimo.

El grupo élite que le prometió el príncipe sabían su trabajo, condujo a Chimalli sin complicaciones y llegaron a media noche a las faldas del cerro que alojaba a Cacaxtla…


Original:
(…)
Sin embargo, Tzilmiztli (Puma Negro), jefe militar, quiso conocerlo, le intrigó cómo había burlado las fortificaciones militares y cómo escapó tan fácil de los guardias.

Fue con las primeras luces del día cuando el cautivo fue presentado ante el jefe militar, los jardines de su casa estaban repletos de flores y fuentes, hasta un estanque de peces había.

Propuesta:
(…)
Sin embargo, Tzilmiztli (Puma Negro), jefe militar, quiso conocerlo, le intrigó cómo había burlado las fortificaciones militares y cómo escapó tan fácil de los guardias.

Para obtener respuestas tuvo que esperar a las primeras luces del día cuando el cautivo fue presentado ante él, los jardines de su casa estaban repletos de flores y fuentes, hasta un estanque de peces había.


Original:
(…)
-Ha sido un gran protector, ahora es tuyo, te lo regalo como reconocimiento a tu valor y destreza, muéstraselo al necio de padre y notarás un cambio. Ahora mismo envió una comitiva con el presente para no comprometerte ni en el camino ni a tu llegada.

Liberado regresó a Tenochtitlan pero no tuvo la oportunidad de pulsar la reacción del príncipe si en cambio la de su padre quien después de algunos días había regresado de la guerra con muchos prisioneros que se contaban por decenas.

Propuesta:
(…)
–Ha sido un gran protector, ahora es tuyo, te lo regalo como reconocimiento a tu valor y destreza, muéstraselo al necio de padre y notarás un cambio. Ahora mismo envió una comitiva con el presente para no comprometerte ni en el camino ni a tu llegada.

Deseoso por descubrir el efecto de su regalo llegó a Tenochtitlan. No tuvo la oportunidad de pulsar la reacción del príncipe, si en cambio la de su padre quien después de algunos días había regresado de la guerra con muchos prisioneros que se contaban por decenas.


Original
(…)
Giró el cuerpo sobre el almohadón para darle la espalda, regresó a su posición original, lo miró a los ojos, se levantó y caminó rumbo a la salida de la habitación rumiando “tenía que ser ese viejo quien me lo restregara en la cara”, se rascó la cabeza y antes de salir volteó el rostro para mirar de reojo a su hijo.

Chinalli jugaba otro partido, el estadio abarrotado, el público se comportaba más frenético, se había divulgado que su calidad y valor como jugador era reconocida hasta por el acérrimo enemigo de los Mexicas. Sus seguidores lo impulsaban, el correspondió con vistosas jugadas. No transcurrió mucho tiempo para que él sellara el triunfo con una anotación.

Propuesta:
(…)

Giró el cuerpo sobre el almohadón para darle la espalda, regresó a su posición original, lo miró a los ojos, se levantó y caminó rumbo a la salida de la habitación rumiando “tenía que ser ese viejo quien me lo restregara en la cara”, se rascó la cabeza y antes de salir volteó el rostro para mirar de reojo a su hijo.

Un tanto decepcionado de que su padre no diera muestras de cambio Chinalli jugaba otro partido más, el estadio estaba abarrotado, el público se comportaba más frenético que de costumbre, se había divulgado que su calidad y valor como jugador era reconocida hasta por el acérrimo enemigo de los Mexicas, “menos mi padre”, pensaba. Sus seguidores lo impulsaban, el correspondió con vistosas jugadas. No transcurrió mucho tiempo para que él sellara el triunfo con una anotación.


Como hemos visto a lo largo de la narración hay partes de la historia que se presentan en forma de resumen y otras que se intenta escenificar. Es indispensable que cuando decidamos presentar cierta información en forma de escena se atienda a las tres partes de la escena: marco, atmósfera y acción, soslayar una es dejarla coja pues al lector le faltarán elementos para revivirla plenamente. Si el marco no está descrito, el lector se sentirá desubicado; si no se recrea la atmósfera, a la escena le faltará consistencia, y si no se reseña ninguna acción, el texto será una mera descripción, no una escena.

Regresemos al cuento y veamos la primera escena:

Habilidad que apreciaron en el imperio para presentarlo en el juego que se celebraba para honrar a Xipe Tótec. Él conseguía que su escuadra dominara las acciones pero no conquistaban el triunfo. El taparrabo de ixtle, que servía de uniforme, mostraba sus largas y fuertes piernas que lo impulsaron por arriba de las cabezas de sus compañeros para golpear con la cadera la bola de caucho, con tal destreza que la bola de caucho salió proyectada en dirección del centro del aro de piedra ubicado en la pared que flanqueaba la pista. ¡Anotación!

Marco: bola de caucho salió proyectada en dirección del centro del aro de piedra ubicado en la pared que flanqueaba la pista.

Atmósfera: el juego que se celebraba para honrar a Xipe Tótec/ dominara las acciones/ no conquistaban el triunfo/ El taparrabo de ixtle, que servía de uniforme, mostraba sus largas y fuertes piernas/ con tal destreza que la bola…

Acciones: Él conseguía/ sus largas y fuertes piernas que lo impulsaron por arriba de las cabezas de sus compañeros para golpear con la cadera la bola de caucho.

Para quienes no conocen el Juego de Pelota (deporte-ritual precolombino más popular en Mesoamérica, a la fecha se han identificado más de 1,500 canchas en las que se practicaba el juego) el marco será insuficiente y la atmósfera le falta consistencia y las acciones insinúan lo deseado.

Propuesta:
Habilidad que apreciaron en el imperio para presentarlo en el juego que se celebraba para honrar a Xipe Tótec. Chimalli como el mejor anotador estaba posicionado cerca de uno de los tres aros de piedra, el de la pared vertical que era el de mayor dificultad para acertar, los otros dos ubicados en la pared de enfrente que era inclinada. Con su destreza y entusiasmo conseguía que su escuadra sumara puntos al tocar los aros con la pelota pero no lograban hacerla pasar a través de alguno para obtener el triunfo. El taparrabo de ixtle, que servía de uniforme, mostraba sus largas y fuertes piernas que lo impulsaron por arriba de las cabezas de sus compañeros para golpear con la cadera la bola de caucho, con tal destreza que la bola de caucho salió proyectada en dirección del centro del aro de piedra ubicado frente a él. ¡Anotación!


Otro elemento importante de los cuentos es el discurso. Existen cuatro discursos o estilos narrativos, que son las formas que tienen los personajes de irrumpir en el relato con propia voz, o la menos así nos debe parecer. Quiere decir entonces que el discurso narrativo –en sus cuatro modalidades y en las innumerables variaciones de las mismas- es la manera que tiene el narrador de ceder la palabra a sus criaturas y dejarlas explicar, hablar, conversar y, en fin, manifestarse en las páginas que componen la ficción.

En el cuento he utilizado el discurso directo. Se llama así porque el narrador cede momentáneamente la palabra al personaje y así el lector escucha la propia voz y los pensamientos del mismo. Naturalmente, es un artificio. Es fácil distinguirlo por lo guiones o las comillas.

Uno de los grandes problemas de verosimilitud que tienen las narraciones que abusan del estilo directo es la imposibilidad de trasladar la oralidad al lenguaje escrito sin que pierda en el trasvase parte de su ausencia (Los Mexicas hablaban náhuatl pero se desconoce la forma de hablar, por tanto es importante no abusar del discurso directo en este cuento). Por ello, los buenos narradores saben que casi nunca deben apelar al discurso directo de forma masiva: prefieren usar el indirecto (es cuando el narrador se encarga de decirnos lo que hablan los personajes. Actúa así como intermediario entre el personaje y los lectores) y salpimentarlo con el estilo directo para lograr una combinación más rica.

Intentemos lo que hacen esos escritores:

Discurso directo:
-¡Caminemos! Tengo algo grave que comunicarte.

Mientras caminaban el público expectante enmudeció. De los bordados de oro y las incrustaciones de jade de la capa del príncipe surgían chispas luminosas que contrastaban con el semblante sombrío del jugador.

-Le escucho príncipe. Lo dijo para apresurar los acontecimientos.

-Tu padre ha puesto en riesgo los sacrificios. Ha sido capturado en el combate que sostenemos con los tlaxcaltecas. Seguramente ellos querrán recuperar a nuestros prisioneros a cambio de devolver a tu padre y nuestro estandarte de guerra que porta en su pectoral.

Propuesta:
El príncipe le dijo que caminaran, mientras tanto público expectante enmudeció. De los bordados de oro y las incrustaciones de jade de su capa surgían chispas luminosas que contrastaban con el semblante sombrío del jugador que ansioso le dijo que lo escuchaba. El heredero del trono le hablo sobre el riesgo en que su padre había puesto los sacrificios al ser capturado, del estandarte de guerra que le había arrebatado de su pectoral y de la posibilidad de que los Tlaxcaltecas quisieran cambiarlos por los prisioneros. Cosas de guerra que Chimalli no entendía.

Discurso directo:
-¿Padre… conoces a Puma Negro?

-¿Y quién no lo conoce? De no ser por él hace tiempo que hubiéramos sometido a ese pueblo.

-¿Te has enfrentado a él?

-¡No! Pero se acerca el día. Será un honor arrancarle el corazón o que sea él quien ofrezca el mío a los dioses.

-Podría asegurar que él piensa lo mismo. ¡Mira! Me envió de regalo su escudo para mostrarme su respeto.

Propuesta:
Cuando estuvieron juntos le preguntó a su padre que descansaba sobre un almohadón relleno de plumas de guajalote si conocía a Puma Negro, él contestó que era conocido de todos y que era justamente por él que aún no había sometido a los Tlaxcaltecas. Chimalli quiso saber si se habían enfrentado y su padre le dijo que no pero que se acercaba el día.

-Será un honor arrancarle el corazón o que sea él quien ofrezca el mío a los dioses. El tono enfático armonizaba con la respetuosa declaración.

Comprendió que ambos se profesaban mutuo respeto y se lo dio a entender a su padre al decirle que él creía que su enemigo pensaba lo mismo y agregó como al descuido que le había regalado su escudo para demostrarle su respeto.

Adecuar el ritmo de la escena.

Escena lenta:

La subida fue fragosa, en tramos se arriesgaron por la escalinata de ascenso y en otros regresaron a escalar rocas, evadir grietas y rodear espesa maleza espinosa. Para Chimalli, sin falanges en las manos para poder asirse, la dificultad fue mayor, sin embargo, fue su compañero, el que sufrió un accidente al caer mal después de saltar una fisura de una roca. Avanzó solo y llegó a la explanada superior, debía de cruzar un área descubierta para internarse en las callejuelas de la ciudad que estaba alumbrada con antorchas de ocotl.

Cómo hacer la escena lenta:

Introducir pausas, sean descripciones o digresiones reflexivas. Utilizar oraciones subordinadas o, cuando menos, largas. Utilizar formas verbales imperfectivas, es ecir, que no den la acción como determinada; el ejemplo por excelencia es el pretérito imperfecto: saltaba, cogía, caminaba… Utilizar verbos de estado (ser o estar) y el menor número posible de verbos de acción. Conseguir una alta proporción de sustantivos y adjetivos en relación con el número de verbos. Recurrir a palabras que connoten lentitud. Por último, introducir figuras retóricas; comparaciones.

Porpuesta:

La subida fue fragosa, en tramos se arriesgaban por la escalinata de ascenso y en otros regresaban a escalar rocas, evadían grietas y rodeaban la espesa maleza espinosa. Para Chimalli, sin falanges en las manos para poder asirse, la dificultad era mayor, estaba exhausto y, sin embargo, fue su compañero el que sufrió un accidente al caer mal después de saltar una fisura de una roca, iba auxiliarlo pero recordó que debía continuar para rescatar a su padre. Él se estaba solo, mientras avanzaba pensaba si los otros guerreros continuaban de acuerdo a lo planeado; llegó a la explanada superior, debía de cruzar un área descubierta para internarse en las callejuelas de la ciudad que estaba alumbrada con antorchas de ocotl.

Escena rápida:

No había avanzado gran trecho en la explanada cuando un guardia lo vio y alertó a los demás guardias de la presencia del intruso. Instintivamente corrió hacía la escalinata que se desdoblaba como serpentina hasta la rivera del río, un grupo de soldados lo siguió. En plena carrera los perseguidores lanzaron sus tepoztopillis (lanzas) que el evadió bajando en zigzag. Tropezó, rodó y continuó cuesta abajo. La topografía no evitó su huída, al contrario, al llegar al del río se impulsó con fuerza a las turbulentas aguas, nadie como él nadando, sus manos fueron remos eficientes que lo impulsaron pendiente abajo.

Lo siguieron por la orilla del río disparando sus lanzas, sus brazadas sumaron velocidad a la corriente y pronto ganó distancia y cuando más seguro estuvo de haberse escapado quedó atrapado en una red que atravesaba el río. Tres guardias jalaron la red y lo apresaron.

Cómo hacer la escena rápida:

Utilizar frases cortas. Recurrir más a la coordinación y yuxtaposición de las frases que a la subordinación. Narrarla en presente o, en el caso de que se haga en pasado, utilizar formas verbales perfectivas, como el pretérito indefinido: saltó, cogió… Conseguir una alta proporción de verbos de acción en relación con el número de sustantivos y adjetivos. Usar un vocabulario que connote velocidad. Eliminar las palabras largas como los adverbios acabados en “mente”.

Propuesta:

Su avance en la planicie había sido mínimo cuando un guardia lo vio y alertó a los demás de la presencia del intruso. Por instinto corrió hacía la escalinata que lucía como serpentina tendida hasta la rivera del río, un grupo de soldados lo siguió. En plena carrera los perseguidores lanzaron sus tepoztopillis (lanzas) que el evadió bajando en zigzag. Tropezó, rodó y continuó cuesta abajo. La topografía no evitó su huída, al contrario, l río al que llegó fue su aliado, se impulsó con fuerza a las turbulentas aguas, nadie como él nadando, sus manos fueron remos eficientes que lo impulsaron pendiente abajo.

Lo siguieron por la orilla del río disparando sus lanzas, sus brazadas sumaron velocidad a la corriente y pronto ganó distancia y cuando más seguro estuvo de haberse escapado quedó atrapado en una red que atravesaba el río. Tres guardias jalaron la red y lo apresaron. Al no ser capturado en combate no podían ofrecerlo en sacrificio, por tanto sería tratado como un delincuente que había cruzado ilegalmente el límite de su señorío. Sin embargo, Tzilmiztli (Puma Negro), jefe militar, quiso conocerlo, le intrigó cómo había burlado las fortificaciones militares y cómo escapó tan fácil de los guardias.


Estos son algunos de los trucos que pueden utilizar para mejorar sus cuentos. Llega un momento en que debes liberar a tu cuento y mostrarlo. Se llega a ese momento porque agotaste tus conocimientos o por que te convenció que es lo que querías.

Un abrazo a todos.
 
musas-muertas,20.07.2013
Muy buenos datos Umbrio.... realmente tienes la habilidad de desmenuzar los cuentos convirtiendolos mas bellos y en verdaderas herramientas de transmisión de imagenes y sentimientos. Gracias amigo!
 
leobrizuela,22.07.2013
Lamentablemente, con me hallo con el tiempo físico suficiente, por estos días, como para acompañar esta buena propuesta. Pero va mi aporte:
Cuando se escribe un diálogo directo, hay reglas que observar. Debe usarse el guión respectivo (ese que la página perversamente suele reemplazar por signos initeligibles por incompetencia técnica del html), llamado justamente "guión de diálogo" que es un tanto más largo que el guión que usamos para el signo menos (-).
Se pone el guión como primer signo de la oración y a continuación PEGADA la primera letra del texto.
Se puede terminar con o sin el guión, según las condiciones del texto.
Resumiendo:

1. Es preferible usar el guión largo (—) en vez del corto (-).
2. Siempre el guión del comienzo de un parlamento va pegado a la primera palabra.
— Me hubieran avisado con tiempo —dijo él. (incorrecto)
—Me hubieran avisado con tiempo —dijo él. (correcto)
3. Cuando el parlamento se termina con una acotación del narrador, el guión de cierre es superfluo, razón por la cual se elimina.

—Me hubieran avisado con tiempo —dijo él—. (incorrecto)
—Me hubieran avisado con tiempo —dijo él. (correcto)
4. Cuando los guiones encierran la acotación de un narrador, siempre van pegados a ésta, y separados de las palabras del personaje.

—Calmate—dijo—.Es así; las cosas siempre son así (incorrecto)
—Calmate —dijo—. Es así; las cosas siempre son así (correcto)

 
rhcastro,22.07.2013
Gracias Leo.-
 
leobrizuela,23.07.2013
Usted las merece, Leti.
 
york,23.07.2013
Realmente son técnicas de Maestros, que permiten sacarle todo el jugo a una idea. Por saber, Leo y Umbrio tienen cuentos tan buenos, y por desconocer, los míos cojean que da gusto....jaja
Gracias muchachos, por tan útiles enseñanzas

Un abrazo
 
gsap,23.07.2013
Mil gracias umbrio, qué buenos datos... la gran mayoría, totalmente desconocidos para mí.

Un abrazo!!
 
Enyd,23.07.2013
Una magistral lección de ambos. Ellos, grandes escritores nos regalan su tiempo para enseñarnos.
Gracias.
Entro de pasada. Espero venir con buenos textos, un saludo cordial para todos.
 
musas-muertas,23.07.2013
Muchas Gracias Umbrio y Leo... Verdaderos hermanos mayores literarios... un gusto aprender de Uds. los aprecio mucho!!
 
edam,23.07.2013
Upsss, mi estimado Umbrio, en verdad quedo en pañales ante conocimientos tan profundos. Siento que mi gran falencia es la gramática, por lo que analizaré detenidamente cada concepto para aplicarlo y mejorar.

De veras que te agradezco mucho el compartir tu sapiencia con nosotros, es invaluable tu aporte..

Que Dios te siga Bendiciendo..

Fraternal abrazo.
 
ninive,23.07.2013
Comparto lo expuesto aquí y deseo que se tome en cuenta otro detalle: La PACIENCIA.
En general publicamos un texto "recién salido del horno" y las pocas correcciones efectuadas las consideramos suficientes. Pero no,hay que dejarlo decansar como ciertas masas en la cocina.

Dejemos pasar los días, olvidemos nuestro texto en un cajón y así, al releerlo después lo veremos con otros ojos, seremos más astutos, tendremos mayor perspicacia, seremos exigentes y menos permisivos.

Prueben ya con un texto viejo y se sorprenderán viendo cuántos detalles se les escaparon en la primera corrección.


 
remos,23.07.2013
Justísimo, lo de ninive. Soy una víctima del escribir de impulso, y cuando me pongo a corregir aparece algo distinto a la intención original.
Deberé aprender a leudar el escrito, quién sabe si el pan viene mejor.
 
rhcastro,23.07.2013
Muy buen consejo el tuyo ninive. Cada vez que releo mis textos encuentro mas y mas errores, aun publicados los tengo que volver a corregir. Creo que en esto de escribir la corrección es permanente.

Beso.-
 
edam,23.07.2013
Comparto las apreciaciones anteriores, sobre todo teniendo el invaluble apoyo de estos talleres que generosamete nos ofrecen personas tan especiales
 
ELISATAB,24.07.2013
Después de leer todo esto no tengo más remedio que dejar de escribir, confieso mi más absoluta ignorancia sobre técnicas, escribo como elefante en cacharrería, y claro los resultados son los que son, pido perdón a todos por mi osadia.
 
rhcastro,24.07.2013
No es osadìa lo que haces, es todo un arte el hacer reir. Mira que llorar todos estamos.

 
cieloselva1,25.07.2013
Hola a todos, esto se mueve lindo. Yo estuve concentrada tratando de aplicar las técnicas de umbrio, pido disculpas por el alejamiento pero me era necesario para mi concentración. Al final mi cuento es otro, ja. Le quité todo aquello que a mi parecer complicaba la historia ya que mi problema para cuentos cortos es que soy más bien novelista. No tuve una buena idea para iniciar, demasiados personajes, muchas escenas, tiro muchos hilos que no puedo dejar sueltos y los abandoné para acortar. Creo que voy por el camino correcto. Este es mi inicio, aún me falta discernir si digo o muestro.

Muy buena la explicación de los guiones que acabo de leer, es tal cual.

En cuanto al uso de los gerundios, sé que pueden ser usados si las acciones son al mismo tiempo. Hay un dicho al revés que lo ilustra mejor: “No se puede soplar y comer gofio.” Pero, todo es tan relativo…, hay grandes que no siguen esta regla. Igual pienso que sería buena la práctica o a la hora de autorevisarnos.
Ejemplos:
Mientras caminaba iba pensando… (Esto es posible).

La niña andaba en bicicleta por el jardín recogiendo flores. (Ups, se caería, está mal).

Estaba tan borracho, que se ponía un bocado en la boca y sonriendo cantaba. (Escena cómica, escupiría a todo el que estuviera cerca, jajaja, por lo que habría que hacer esta aclaración).

Bueno, un pequeño aporte, creo que se entendió. Hay otros detalles que Nínive podría explicar.

Mis cariñosssss
 
leobrizuela,25.07.2013
Seguimos con el correcto uso del guión. (Tedioso, ufff, pero necesario para escribir como los que saben)

Debe figurar un punto de cierre luego de la acotación del narrador y antes de comenzar la nueva oración, aun cuando el parlamento previo del personaje termine con un signo de interrogación, de exclamación o con puntos suspensivos
—¿Quisieras que te dé un ejemplo? —dijo—. (Espero que entonces sirva este mismo párrafo).

Un problema que suele aparecer ocurre cuando se mezclan irresponsablemente las comas y los guiones.
La coma debe ir detrás del inciso del narrador, nunca antes.

1. Además, debe figurar un punto de cierre luego de la acotación del narrador y antes de comenzar la nueva oración, aun cuando el parlamento previo del personaje termine con un signo de interrogación, de exclamación o con puntos suspensivos (todos signos que habitualmente reemplazan al punto).

2. —¿Te fijaste? —le dije a María— Él tiene pelos, en las orejas. (incorrecto)
3. —¿Te fijaste? —le dije a María—. Él tiene pelos, en las orejas. (correcto)

4. Cuando la acotación está en medio una oración, y en caso de usar una coma, esta (como dijimos antes), debe ir detrás del inciso del narrador, nunca antes.
—Señora, —el tono de Jorge era casi dolorido— tenga a bien no perturbarme (incorrecto)
—Señora —el tono de Jorge era casi dolorido—, tenga a bien no perturbarme (correcto)

5. Cuando el inciso no tiene relación directa con el diálogo, hay dos posibilidades:

a. Punto antes del inciso, que comienza con mayúscula.

b. —No saqué ningún pasaje. —El que estaba de pie hizo una pausa. —Además, pensaba quedarme esta noche. (correcto)
c. (Se puede asumir aquí que hay un verbo dicendi (como "decir", "acotar", "agregar") que está implícito y que puede eliminarse).

d. Punto después del inciso del narrador. En este caso, se está asumiendo está implícito en la acotación.
—No saqué ningún pasaje —el que estaba de pie hizo una pausa—. Además, pensaba quedarme esta noche. (correcto)

 
rhcastro,25.07.2013
Seguimos aprendiendo.
 
morgund,26.07.2013
Excelente foro, he aprendido mucho con solo leerlo y empiezo a aplicar muchas de los consejos y reglas que he visto. Elevo este foro por considerarlo uno de los mejores, los aportes de los demás ha sido de gran ayuda
 
morgund,26.07.2013
Vuelvo a subirlo es interesante XD
 
Gatocteles,30.07.2013
Saludos a todos, se me hacen muy interesantes las aportaciones.
 
Petecus,31.07.2013
Cómo encuentro el guión largo?
 
carlitro350pajaritos,01.08.2013
el guión largo

forma facíl:

tecla: alt gr + signo menos



forma univesal ( código ASCII), en cualquier pc o notebook:

mantener la tecla Alt + 0151

pd: por ejemplo, el arroba se hace con alt + 64
 
morgund,08.08.2013
Este tema me es interesante, me es negativo permitir que pierda importancia, algo que me ha ayudado bastante, !!!Anímense!!!, contribuyan, por desgracia no tengo mucho que aportar son el eterno alumno de esta pagina
 
filiberto,09.08.2013
Excelente.
 
granada,21.08.2013
Muy buenas enseñanzas para esta alumna.
¡Gracias a todos!
 
henrym,22.09.2018
Interesante el foro, umbrio. Lástima que se arenó.
Seguramente el cuento es un tejido bien hilado, pero creo no sea suficiente. Hay algo en los palillos que no todos logran percibir. Digamos algo que va más allá de la técnica y la trama: el arte.
 
rhcastro,22.09.2018
Nuestro hermano Leo. Claro que se le extraña.
 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]