TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Talleres / RINCÓN de CORRECCIONES de NÍNIVE 6 - [F:9:4024]


Ninive,30.09.2005
Desde hoy recibo pedidos para corregir prosa
máximo 1000 palabras. La corrección es gramatical y sintáctica.El orden de las correcciones es según el turno.
 
Ninive,30.09.2005
Esta es la lista de los textos a corregir. Dejen sus pedidos con el título del trabajo

Vlado Ojo de niebla
migueltr el secreto de padre Br..
ergosoft Encuentro
kainal ¿¿¿
Ignacia en un tablao flamenco
............................
 
dreamcatcher,30.09.2005
Si eres tan amable de ponerle a todos mis escritos tildes, jaja, te lo agradeceria, pq ultimamente estan hundiendose poco a poco, igual que ninve
 
chiche,01.10.2005
ninive:pagina en blanco,gracias chiche
 
Ninive,02.10.2005
Eesta es la lista de textos que corregiré próximamente.

jfag palabra y acto
migueltr el secreto de padre Br..
ergosoft Encuentro
kainal ¿¿¿
Ignacia en un tablao flamenco
chiche página en blanco
 
derian,02.10.2005
ninive podrias correjir mi ultimo escrito "veintisiete" =D muchas gracias.
 
Ninive,02.10.2005
jfag palabra y acto
migueltr el secreto de padre Br..
ergosoft Encuentro
kainal ¿¿¿
Ignacia en un tablao flamenco
chiche página en blanco
derian veintisiete
 
RIGOBERTO,03.10.2005
Ninive: Guevara, ella y yo.
Gracias
 
onlyangelatinfinity,08.01.2006
Ninive: oye me haces un fa me corriges el unico texto que tengo en linea mi nick es onlyangelatinfinity, gracias
 
anggelbueno,14.06.2009
señito, me lo corrige por fa. un abrazo desde liam perú



Aun no te he remplazado
no es que no haya encontrado al indicado,
como remplazarte si aun vives aquí,
como hacerlo
si no has dejado ni siquiera un día dormir,
hoy recorrí, los platanales y la bomba,
y te vi corriendo en mi delante,
el viento te cortaba el aliento,
como tantas veces te lo hizo,
el polvo te lastimaban los ojos
como hoy mis lagrimas lastiman
los míos,
merlín , amigo fiel, tierno y bandido,
perdónanos el no haberte curado
Dios sabe que no hubo dinero, que no lo había
como estos días que no los hay.
Tu que comprendiste el hambre
en carne propia, tu que ayudaste en los rastrojos,
tu que comías lo que te lanzaba mamá,
merlin mi fiel amigo,
las hamburguesas y huesos
aun siguen ahí,
tus pelotas y sabanas sucias aun están esperando por ti
tus pulguientas mantas
y tu costal de yute aun guardan tu calor,
el río, la acequia y los campos de marigold
aun están con sus abejas esperando por ti,
mas ,merlin este dolor y recuerdo nos mata,
he aprendido a vivir con el.
... tu fiel amigo, aun recuerda
la eutanasia, debimos de hacerlo,
mis lagrimas y mis labios
no soportaban verte sufrir,
ya no vivías merlin,
sí un día te quise demasiado
como hasta hoy lo hago
era solo para verte correr,
aun hoy que mamá te ha recordó y estuvo
a punto de quemar tu colchón
aun ella no ha podido hacerlo,
por que en el muy fondo de ella
también guarda una leve y triste esperanza
que regreses un día,
mas tu partiste en silencio,
llenado nuestras vidas de pequeñas ásperas alegría
s y se que ya nunca volverás.
merlin amigo mío el dolor que ya no sientes
hoy que todos estamos juntos lo sentimos por ti, amigo.

Han pasado mas de 10 años y aun te lloramos amigo merlín.
Perro fiel. Amante macho ingenuo.

 
anggelbueno,15.06.2009
gracias señora ninive, me permito decirle, que pense que ud me correjeria los puntos, comas, puntos seguidos y esas cosas. no entendi. aun asi un millon de gracias por su atencion. un gusto saber de su persona. gracias señito.
 
Nina2009,21.06.2009
Leyendo el último mensaje supongo entonces que no puedo pedirle que corrija mi texto "La mirada de Laura", pues el problema es que he utilizado los puntos suspensivos para expresar el estado físico y mental de la narradora y ahora los encuentro excesivos y agobiantes y no se me ocurre cómo solucionarlo. Bueno, si es posible que lo revise lo agradeceré mucho.
 
ninive,18.07.2009
Texto Por la luna, destino
Autor:icu

Si. Me lo han dicho y yo lo sé.
Al final de esta copa esta la luna. No en el fondo porque nunca lo ha tenido.
ESTA FRASE ES AMBIGUA, NO SE ENTIENDE SI NUNCA HA TENIDO COPA , PERO DICES "LO" ENTONCES SE TRATA DE ALGO EN MASCULINO...CONFUSIÓN


Allá iré, y si en el intento se me emborracha la cordura, o me estalla un recuerdo, o si se vuelan las aves de la muerte envueltas en la risa :
-"No río de vida, majestad de piedra."
iNTENTAS UN ABSTRACTO SUMAMENTE HERMÉTICO

Gira la luna y yo, en tanto redondo devaneo, descifro... o busco (ya no lo recuerdo) leyendas reales de orfebres sin cuerpo que tornaron en turquesas los dientes que besé mientras mataban, y en hilos de oro las almas de los sueños que se mueren del hambre de piedad, o culpa de los besos (pequeño tesoro). hILVANAR PALABRAS SIN SENTIDO ES PRIVILEGIO DE AUTORES RECONOCIDOS. eS MEJOR QUE SI QUIERES APRENDER A ESCRIBIR BAJES DEL PEDESTAL DEL DESAFÍO Y BUSQUES LA EXPRESIÓN SENCILLA HASTA QUE TE HAGAS LA MANO. TENDRÁS LECTORES Y VERÁS QUE MUCHOS TE COMENTARÁN.
Y si es que hablo serán gracias del vino para el vino, porque ahora ya puedo recordar sin odio.
Gira, y rodando no sabes lo que llevas.
No corras luna. Se me ha escapado la vida y no te importa.
Ni te vuelves a mirar los restos que fueran mi pasión.
Avanzas y me arrastras… y en el trance, iré en pos de tu estela, maldito luar (*), que no es tuyo ni accedes a prestarlo a quien te implora, (mentira opaca, farsante y hermosa, bien hubieras podido ser humana. Yo te hubiera escuchado igual que ahora. Yo te hubiera tomado de la mano, y seguido a tu destino en la casa de la muerte).


(*) luar: resplandor de la luna llena, en idioma portugués.
NO SE JUSTIFICA UNA PALABRA EN PORTUGUÉS. lAS PALABRAS EXTRANJERAS MEJOR EVITARLAS Y SI SE USAN ES PORQUE NO SE ENCUENTRA EQUIVALENTE EN CASTELLANO.

########
COMO VES, NO SOY TIERNA, TE AYUDARÉ CON TODO GUSTO PERO CUANDO PONGAS LOS PIES SOBRE LA TIERRA Y NO UNAS PALABRAS COMO ROMPECABEZA SIN SENTIDO. QUEDO A TU DISPOSICIÓN
 
icu,18.07.2009
Muchas gracias.
No estaba en busca de ternura. Reconozco que huviera preferido mejores novedades, pero no halagos precisamente.
Poner los pies sobre la tierra es otra cosa, pero lo referente a buscar la sencilles, gracias, lo tendré en cuenta.
La palabra "luar" no tiene traducción al castellano en un sólo término, ya que en nuestra cultura no hablamos de rayos de luna, en cambio es una palabra muy presente en la lengua portuguesa.
Pero en definitiva, acepto que el texto puede ser más para un diario personal que para compartirlo.
Nuevamente muchas gracias por la corrección y por tu tiempo.
 
ninive,03.08.2009
Aquí se reciben pedidos de corrección
 
cesarjacobo,03.08.2009
Hola Ninive! Quisiera que corrijas el escrito: YO QUIERO SER COMO EL COLORADO (reedición). Desde ya muchas gracias...
 
EL_RETO_GANADORES,03.08.2009
En la brevedad, tendrás la corrección. Te aviso en el l d v
 
ninive,04.08.2009
El Colorado era mi gato de la infancia, pero no cualquier gato. Este tipo, (y digo “tipo” porque realmente ####ERA SUFICIENTE ####(había que) fijarse en su mirada ##(y era suficiente)## para despejar si (existe)##EXISTIERA## la duda de la reencarnación… ##TENÍA##una mirada casi humana), había roto las reglas de la naturaleza y había excedido largamente aquello de gastar nueve vidas… con mi hermano llegamos a contabilizar diecisiete, hasta que por fin el pobre cayó en desgracia en mano del viejo hijo de puta que terminó con sus días.
El Colorado vino al barrio en desventaja, porque era un gatito muy chiquito y flaco, con su pelaje corto casi anaranjado a rayas, cuando el verdadero rey de los techos era el Kunta.
Kunta era un gato negro enorme, parecía una pantera negra y sus demoníacos ojos amarillos no dejaban dudas que pertenecía a una bruja… a la vieja de al lado más precisamente.
El Colorado quiso incursionar desde púber las azoteas del barrio, pero siempre venía destrozado por Kunta, que defendía su territorio y su harén de gatas.
Apenas se reponía de las heridas y las palizas que le propinaba el gato vecino, salía nuevamente a callejear. Y regresaba peor que antes…
Había que verlo, cuando mi vieja le pasaba el algodón con desinfectante, el tipo se las bancaba como un duque, ni chistaba… sabía que lo estaban curando. Esa imagen me recordaba a los boxeadores cuando están en sus esquinas y le meten apósitos en las heridas abiertas.
Callejero, pero cariñoso, eso sí. Había que cumplir con las tareas hogareñas, y nunca faltaba al regazo de mi vieja para ver la novela de la siesta, y siempre dejaba de hacer lo que estaba haciendo, incluso peleas, para llegar a las 6:00 en punto para despertar a mi viejo para acompañarlo en el desayuno antes de ir al laburo.
Su recorrido matinal terminaba con un pequeño descanso #A##(en) los pies de mi cama hasta que me despertaba para ir al colegio. Y luego la rutina… salía al patio y miraba al Kunta “empollando” en la medianera, controlando su reino desde ese trono. El Colorado tomaba aire como para enfrentar la situación que siempre le era adversa y subía al ring a dar pelea como siempre, como todos los días.
Allí fue cuando quemó sus vidas… entre ellas cuando huía de Kunta y lo atropelló una moto, cuando cayó en un tacho de cal y llegó ##A CASA##casi petrificado, la vez que llegó ##ENSANGRENTADO##(lleno de sangre) con la oreja colgando, otra que desapareció más días de lo habitual, etc…
Pero como todo luchador incansable, tuvo su premio… y llegó el día en que la vecina decidió capar a Kunta. Al principio el Colorado se atemorizaba de cómo había logrado mayor talla aún, pero no tardó en enfrentar como siempre a aquel Goliat felino, y se sorprendió cuando éste le cedió su estrado.
A partir de allí el Colorado fue el rey. Aquel incansable gladiador tenía a su disposición las miradas de Titi, Misha, Esmeralda y otra que le decíamos “La Pradón”, las gatas del barrio… además de la insinuante mirada de Kunta…
Aquel Caballero de Mil Batallas dominó las terrazas del barrio hasta el fin de sus días… cuando el Viejo Rescober, aparentemente lo bajó de un escopetazo, cuando el guerrero felino intentaba ampliar los horizontes de su imperio. Digo aparentemente ##AQUÍ COMA##porque eÉsa fue la versión de los chicos de la otra cuadra, pero lo cierto es que nunca se encontró su cuerpo.
Ahí empezó el mito, tal vez como Jesús, Elvis o Yabran… todo un ejemplo de lucha, perseverancia, cariño y valentía para vivir y dejar de vivir la vida, ##SUGIERO PUNTO##
por eso: Yo quiero ser como el Colorado.

 
ninive,04.08.2009
HERMOSO CUENTO, TE AGRADEZCO LA OPORTUNIDAD QUE ME DISTE DE LEERLO YA QUE
TRABAJO PARA CORRGIR NO TUVE. TE FELICITO YVETTE
 
ninive,16.08.2009
Recibo pedidos de corrección
 
Ninive,06.09.2009
Errores frecuentes

Adverbios en mente

Frecuentemente corrijo textos voluntariamente.
¿Horrible no?
De mis experiencias de corregidora, los enemigos número uno del estilo son los adverbios terminados en mente.
Pero son tan cómodos, nos dirán...nos ahorran giros de frases, a veces en poesía ayudan a rimar...
A esos adverbios tan amigables hay que huirles como de la peste. Denotan pobreza de expresión y se usarán sólo cuando son absoluta...uyyyy mente necesarios

El adjetivo

Si Alejo Carpentier escribió que los adjetivos son "las arrugas del estilo" ,bien podría haber agregado que los adverbios en cuestión, son sus manchas.
Sin embargo, según mi parecer, el uso generoso del adjetivo es una cuestión de época y de carácter. Si le sacamos los adjetivos a Platero se queda en puros huesos.
Autores que derraman emociones y vibran de sentimiento encuentran en el adjetivo una forma de expresar mejor su estado de ánimo.
Absuelto(por mí el adjetivo moderado y condenado el obstinado adverbio en mente.

El gerundio

Bicho molesto que también mancha el estilo y que pulula en los textos en forma indiscriminada y se lo emplea mal en muchas ocasiones. Si el escritor retuviera la simple frase "el gerundio es el segundo verbo del MISMO sujeto" se evitarían muchos horrores
"El niño salió con el perro ladrando." ¿un niño que ladra?!qué barbaridad!
"El asesino mató a la mujer cantando." Verdugo insensible !
Como es evidente, el sujeto no puede apropiarse del segundo verbo de la oración.
Todo se arregla pasando por el puente del "que ". "El niño salió con el perro que ladraba y el asesino mató a la mujer que cantaba. Más claro, echarle agua.

El subjuntivo

Monstruo de los idiomas latinos, el subjuntivo no amarga la existencia de los escritores sajones.
Y aquí también se trata de tener presente un concepto que los latinistas llaman "Consecutio Tempore", que se traduce en castellano: Concordancias de Tiempos.
Elemental, Watson. ¿Qué quiere decir concordancia de tiempos ? quiere decir que si uso el presente el subjuntivo estará en presente.
Teniendo en cuenta esta simple regla no caeremos en el error de escribir "le dije que venga" (pasado más presente) y escribiremos "le dije que viniera" pasado más pasado.
Y ahora les dejo para que descansen y digieran estas simples reglas


 
iany,06.09.2009
Gracias.
 
cromatica,06.09.2009
Hola, Yvette. Muchas gracias por esas reglas, tan valiosas para mí que escribo "como siento", pero he aprendido mucho con correcciones que, hace un tiempo, tuviste el bien de hacer a mis textos!...

Cuando tu tiempo te lo permita te agradecería que revises


Un abrazo agradecido desde ya.

Adriana

(Besitos para Iany, tan agradecida como yo! ; )
 
Ninive,07.09.2009
texto El tropiezo (nueva versión)
autora :cromática

Frente al ordenador, Esmeralda se esforzaba por escribir: su plazo expiraba. Su gesto ausente denotaba pesadumbre.

Intentó teclear, pero sus manos no respondían a la voluntad. Los recuerdos eran una enorme cripta en la que caían todos sus pensamientos, impidiéndole despegar de su propia historia, de la que no tenía intenciones de hablar. Masculló una maldición y, dando un golpe en el escritorio, se incorporó con movimientos precisos. Volvió a sentarse, trayendo entre sus manos una caja que descansaba sobre una de las tantas pilas de libros de la enorme biblioteca. Una flor reseca adornaba la superficie desgastada de la tapa (que levantó, para ir.PUNTO) FUE sacando distintos objetos que nombraba de modo mecánico, a medida que los depositaba sobre el tablero.

Cada uno de ellos encerraba una suma de recuerdos de la historia que conformaba el trasfondo todas sus historias. “Esas cosas tuyas que atrapan a los lectores” solía decirle su editor “escribí sin pensar, y dános DANOS ,SIN ACENTO esa inspiración tuya antes del viernes, querida”, fue la última frase que recordaba de la charla de esa mañana.

¿Cómo podía saber lo que denotaba para Esmeralda ser la cronista de un eterno pasado, que le impedía disfrutar del éxito de cada nueva novela? ##Cumpliría con el plazo. Nunca había fallado.## DESDE # A# LO PASARÍA AL PÁRRAFO ANTERIOR DESPUÉS DE "charla de esa mañana"

Tan molesta con la urgencia, como con las distracciones en las que caía de manera recurrente, Esmeralda volvió a guardar los objetos en la caja con pesar y sin lágrimas, mientras los nombraba de manera monótona, como quien realiza un inventario o recita una lección aprendida de memoria : una caracola blanca y magenta, regalo de Octavio, primer verano juntos; un ramo de flores silvestres resecas cortadas por Octavio en el bosque, tras las dunas; el primer ramo de rosas que ##LE"envió Octavio antes de volver a la ciudad, cuando (se) prometió que en el próximo verano (se lo) LA presentaría a sus padres; la tarjeta del último ramo de flores, perforada en cientos de puntos; el título de Profesora, plegado en cuatro partes; cinco años de noviazgo.

De repente, MEJOR ,DE PRONTO se detuvo. El anillo. Lo deslizó en su dedo, recordando el día de su compromiso. “Es un aguamarina” le había dicho Octavio. “Mi padre solía decirme, cuando me llevaba a navegar en las tardes, (mi padre solía decirme )que mis ojos tenían ese color cuando miraba el mar. Y es el mismo que veo en los tuyos cuando te miro. Por eso lo elegí”. Todos sus sentidos evocaron, repentinamente, la sensación de cada uno de los atardeceres compartidos. El llanto le impidió continuar.

Recuerdos, recuerdos, recuerdos. Octavio, metido en todas sus palabras tras veinte años que se empecinaban en repetir cinco veranos que le impedían olvidar.

Cerró la caja bruscamente y su cabeza se llenó ruidos. MEJOR RUMORES¿¿¿¿

El mar. Las grietas abiertas de las piedras. El camino escarpado, cuatro pasos. Entregarse al deseo. "Descubrirte en la luna". "Mis padres te adoran". Un tropiezo. El vacío. La oscuridad. Las sombras. Octavio y su voz desesperada. Ruidos de silencio.

Fue a partir de ese estúpido accidente, que las palabras comenzaron a deslizarse por un lienzo eternamente azul. Azul de mar. Página desesperada en la que iba escribiendo mentalmente sus horas, con letras que caían como canto rodado. Palabras rotas en miles de pedazos, que dejaron sepultado a Octavio cuando, por fin, logró alejarlo definitivamente de su dolor y su ceguera. Palabras que dejaron de ser signos para ser puntos, (perforando) QUE PERFORABAN sus dedos y su ánimo. Cuando aprendió Braille, Esmeralda pudo empezar a escribir. Y así llego a convertirse en la escritora que era. Una cronista de su pasado. Una relatora de historias tejidas con hilos de su propia historia.

Al escuchar los pasos de su madre (avanzando) EN (por) el pasillo, Esmeralda comenzó a teclear de manera compulsiva. La mujer entró sigilosamente y, guiada a través de la penumbra del cuarto por la voz sintética del ordenador de su hija, llegó hasta el escritorio donde, tras darle un suave beso en la frente, dejó la bandeja con el termo CREO QUE ES TERMOS CON ESE ,CONTROLA de café y varios atados de cigarrillos.

Con la misma cautela CON LA que había entrado, volvió a salir, deteniéndose sólo un momento para acomodar el cuadro que adornaba una de las paredes y que, nuevamente había movido al pasar. Con la escasa luz que se filtraba por la puerta entreabierta, lo miró: “El Beso” de Magritte. Octavio lo había dejado envuelto para entregárselo al volver de ese paseo, la tarde en que Esmeralda cayó entre las rocas. El cuadro que su hija nunca pudo ver pero que, sin embargo, hablaba tanto de ese amor que (se) quedó sin paisajes por un inesperado giro del destino.

(El Beso. Dos amantes sin rostro. Dos vidas paralelas. Un aura. Roja sangre corriendo en el torrente de la distancia abierta en un tropiezo.)

tE FELICITO HAS ESCRITO UNA NUEVA VERSIÓN DE GRAN CALIDAD .YVETTE
 
cromatica,08.09.2009
Yvette, muchas gracias por las correcciones de esta nueva versión de mi "Tropiezo", revisaré cada indicación y te lo hago llegar a tu ldv, para que me confirmes que comprendí todo bien. Un abrazo enorme! Adriana
 
ninive,21.09.2009
TEXTO SHAPPLIN

A lo largo de todo un día triste, oscuro y silencioso de otoño, cuando las nubes se cernían bajas y pesadas (en el cielo), Vicencio (había cruzado) CRUZÓ CON SU ( a) motocicleta,( solo), una zona especialmente lúgubre del país, y,( al fin, se encontró a medida que crecían las sombras de la noche, SE ENCONTRÓ frente a la melancólica casona que( había ido) IBA a visitar luego de veinte años.
####En este párrafo hay PERSONIFICACIONES , EL DESEO DE INDICAR TRISTEZA Y MELANCOLÍA ES DEMASIADO MARCADO. El lector debe detector esta situación de otra manera no tan “impuesta”. El cambio del tiempo DE VERBOS NO ES UNA INDICACIÓN OBLIGATORIA, A MI ME SUENA MEJOR COMO DIGO PERO DEPENDE DE LOS USOS LOCALES.###
La espesa niebla inundaba el bosque con un ceniciento efluvio, advirtiendo ANUNCIANDO¿¿¿ la proximidad de la noche. El boscaje se encontraba dividido por un serpenteante camino de tierra, hollado por carretas y caballos, ya ausentes a esa hora de la tarde.
Vicencio observaba al fondo del patio, rodeado por corroídas alambradas y postes caídos, la vetusta casa de madera que alguna vez fue ##FUERA##su hogar. Prestaba especial atención al Viejo( árbol de) sauce que parecía (acechar) AMENAZAR A¿¿¿### la casona con sus puntiagudas ramas ###desHojadas”CON HACHE## por el otoño, como una bestia de grandes garras (asiendo una presa).
Las ventanas del edificio parecían dos ojos vacíos y oscuros. La puerta, que sin dudas fue robada, dejaba ver la oscuridad que imperaba en su interior. El portón yacía en la tierra, con sus (troncos)LEÑOS,MADERAS… podridos.
El desolado y terrible panorama##LE## hizo dudar por un instante( a Vicencio), quien creyó ver ##EN EL PAISAJE##un gran rostro de cabellos desparramados ALBOROTADOS¿¿¿¿( en el paisaje.) Cerró los ojos sólo para LUEGO volver a observar la curiosa forma que tenía la casa con el sauce seco de fondo.
#######
NOTO DESDE EL PRINCIPIO UNA TENDENCIA A ADJETIVAR DOBLE. MEJOR ALIVIAR ESTE RESULTADO
TRISTE OSCURO SILENCIOSO
BAJAS Y PESADAS, vacíos y oscuros, desolado y triste
#######

El joven sonrió por un instante, bajó de su##LA# motocicleta, tiró (su)##EL## cigarrillo, soltó su pesada mochila al suelo y tomo de ella solamente una linterna; caminó hasta pasar por sobre el portón y una vez más se detuvo frente a la casa de madera. Se cruzó los brazos y pensativo la miró (desde arriba hasta)DE ARRIBA A ABAJO## abajo. Su mirada cayó entre los marcos vacíos de la puerta. De pronto, una sombra más oscura que la noche que empezaba a cubrir a la casa, pareció moverse dentro, desplazándose de un lado a otro. Vicencio observó un instante más, sin moverse, y nuevamente vio a la sombra que se movió ##MEJOR MOVÍA##dentro de la casa. Sin dudas, había alguien habitando el lugar. Poco después, de nuevo la sombra hizo su aparición, Vicencio atajó ##CONTUVO##la respiración, su corazón parecía haber dejado de latir para poder escuchar si la misteriosa figura emitía algún sonido.
El espectro amorfo se detuvo entre los marcos de la puerta, en la oscuridad del interior de la casa. Vicencio se sintió observado, aterrado por un indecible temor a lo desconocido, erizado de pies a cabezaAQUÍ COMA pero,SACAR COMA finalmente, se aferró a su linterna y a la poca valentía que tenía. Al fin, disparó un haz de luz hacía la profunda oscuridad y, quizá por destreza o desgracia, iluminó directo el rostro de una niña, con ojos de buitre y cabellos desordenados, de mirada penetrante y sonrisa perversa, propias del mismo diablo.
Vicencio no pudo moverse por varios segundos, LO AHOGABA un grito que no podía escapar de su garganta (lo ahogaba). En una lucha por no morir en ese instante, llevó hacía atrás el brazo y con una fuerza que solo la ira podría espolear, lazó su linterna contra la sombría figura que acababa de descubrir. Corrió hacía##HACIA SIN ACENTO## su motocicleta, la montó y partió camino de regreso.
Durante todo el viaje no PUDO APARTAR (salió de su mente el rostro infame de aquella niña, que hacia ya mucho tiempo, estaba muerta.

II

—El mismo demonio habita esa casa —agregó Vicencio, terminando la narración de la amarga experiencia a su amigo Horacio.
Horacio, alzó un pitillo y luego de succionar el humo un par de veces, sonrió y posteriormente sentenció.
—Las hierbas y el cansancio provocado por un viaje largo, hacen mala combinación mi amigo —se detuvo para fumar nuevamente y continuó con voz apagada—, hace años que vives fumando marihuana e inhalando cualquier bazofia y, además, nunca superaste el suicidio de tu hermana.
Vicencio miró fijamente a los ojos de Horacio, y sin parpadear replicó:
—Era su rostro Horacio, yo lo vi, llevaba el mismo vestido que aquella tarde cuando se pego un tiro en el cuello con la escopeta de mi padre.
Horacio sorprendido por la mirada de Vicencio, tomó con seriedad sus palabras.
—Me habías dicho que, por esa razón, tu familia había dejado aquella casa y se mudó a esta ciudad pero, ya pasaron veinte años. ¿No crees que sea buen momento para superarlo?
—Lo es —dijo Vicencio, hizo una pausa, miró fijamente los ojos de Horacio y aseguró—, voy a viajar nuevamente hasta la casa y voy a derrotar al mismo demonio si es necesario.
—Deja de fumar hierbas, estás bien loco —dijo Horacio antes de sonreír burlonamente.
—¿Y qué crees tu que traes entre los dedos?—Apuntó Vicencio.
Ambos amigos se rompieron en carcajadas, perdiéndose en el humo de los cigarros.

EL DIÁLOGO SE TE DA MUY BIEN.

III

Los grillos orquestaban la noche con su monótono cantar, las aves nocturnas se oían a lo lejos y la casa de madera se presentaba vacía y oscura, mientras el viento lloraba en las ramas secas del gran sauce.ESTO PARECE UNA LISTA, TRATA DE EVITARLO
Un rayo de luz dividió la oscuridad por un momento en el camino de arena, frente a la vieja casa.
Vicencio detuvo su biciclo y se introdujo EN EL ###al patio del edificio. LLEVABA EN SU ESPALDA(En su espalda llevaba )un colchón, en el hombro un pequeño bolso de cuero y en su mano una lámpara, armas con las que enfrentaría, según él, al demonio.
Se introdujo a la casa sin encender luz alguna, recordaba perfectamente todo el recinto y podía recorrerlo (por completo con los ojos cerrados.)A CIEGAS.
Tiró (su) EL## colchón al suelo (de) EN## la sala principal y se echó (encima.) (Cruzando )CRUZÓ ambas manos bajo su cabeza Y MEDITANDO(, Vicencio meditó )en la profunda oscuridad y se dejó atrapar por el sueño. De pronto, un ruido PROVENIENTE DEL (en el) techo lo despertó del letargo.
—Ratas, sin dudas son ratas trepadoras —dijo y no encendió la luz.
Vicencio volvió a caer en un frágil adormecimiento que pronto fue perturbado por un ruido metálico en lo alto de la sala.
—¡Fuera! ¡Fuera! —Gritó el joven en medio de la oscuridad, incorporándose en su colchoneta— ¡Malditas aves! Hacen sus nidos en los alambres de las vigas de mi casa…
Poco después, el silencio volvió a reinar y Vicencio se entregó nuevamente al descanso.
Pasaron varios minutos antes de que el joven volviera a despertar. Vicencio se juró a sí mismo que había escuchado una voz que lo llamaba.
El silencio era casi total, interrumpido de tanto en tanto por extraños ruidos que provenían del techo. Y, de pronto ##ESCUCHÓ#:
—Vicencio… Vicencio, despierta —dijo nuevamente una dulce vocecita en la oscuridad.
Vicencio saltó DE ##en## su lecho y observó a todos lados, buscando ver a alguien en las penumbras.
—Aquí, arriba, enciende la luz y mírame —Vicencio agarró MEJOR TOMÓ CON RAPIDEZ## su lámpara y la encendió (con rapidez.)
—¿Me ves ahora? —Preguntó la espectral figura de una niña que colgaba entre el techo y la pared—.
Vicencio, observaba la escena con la lámpara en su mano y soportando un indecible terror que torturaba su alma.
—¿Y ves esto? —Inquirió nuevamente el espectro, indicando un alambre que, cuyo extremo ligado a la viga principal de la casa, ataba a su cuello—. Obsérvame, lo haré nuevamente —dijo y soltó una risilla dejando ver sus encías.
La niña se soltó de la pared y a continuación le siguió el sonido seco de un hueso descoyuntándose.
La figura quedó colgada, moviéndose de un lado a otro, como el péndulo de un reloj. La sombra provocada por el cuerpo frente a la lámpara, dibujaba horribles sombras en la habitación.
Cuando la escena parecía ya acabada, el rechinar del alambre en la viga fue interrumpido por un balbuceo.
—¿Te gusta así? —Los ojos de la ahorcada miraban fijamente al joven—. O ¿prefieres que tome la escopeta de papá? —Volvió a enseñar las encías.
Vicencio bajo la mirada, consumido por una profunda tristeza.
—Maldito demonio, te daré fin de una vez, para eso vine esta noche —expresó entre dientes el joven sacando un revólver de su bolso de cuero.
El estruendo de un tiro destrozó la tranquilidad de la noche, algunas aves nocturnas huyeron graznando y los grillos callaron por un instante.
Sólo el viento seguía llorando en las ramas del sauce.ESTA FRASE ES MUY BUENA ##


IV
Pasaron (Habían pasado) varios días, antes que un vagabundo encontrase el cuerpo sin vida de Vicencio EN LA CASA DE MADERA aquípunto .TENÍA( con) una herida en el cuello (dentro de la casa de Madera). Horacio (había hallado)ENCONTRÓ una escueta nota de suicido en el bolso de cuero de su amigo.DOS PUNTOS ( La misma se expresaba en los siguientes términos
“Una tarde salí con unos amigos. Y, cuando volví a casa, sorprendí a un extraño en la sala, y (como nadie más se encontraba,) creí que era un ladrón y le pegué un tiro con la escopeta de mi padre. Sólo cuando desperté de la quimera supe que era mi hermana, todos creyeron que ella misma se había quitado la vida… Desde entonces me prometí dejar el vicio, pero no lo pude hacer, no soportaba vivir de otra forma… Sólo la muerte acaba con la conciencia”.
Horacio observó por última vez la tumba de Vicencio, tiró su último cigarrillo contra la grisácea lápida y se marchó.
De lejos, el viento traía el rugir de pesadas maquinas.AQUÍ PUNTO.
ESTABAN derrumbando DEMOLIENDO¿¿¿¿¿ una casa de madera.

ME GUSTARÁ REVISAR EL TEXTO NUEVAMENTE UNA VEZ QUE LE HAYAS PASADO LAS CORRECCIONES QUE ACEPTES. nO CREO QUE PUDE CORREGIRLO A FONDO¿TIENES APURO?
 
zapatos_rotos,27.09.2009
Llego a tiempo para mi corrección?
 
zapatos_rotos,27.09.2009
Acaso

Muchas gracias.
 
cromatica,01.10.2009


Yvette, volví a corregirlo según tus comentarios y sugerencias. Acabo de subirlo. Abrazos.




 
ninive,06.10.2009
Interesantes apuntes para la comprensión del uso del que y del porque

http://www.vidapositiva.... =21
 
nocheluz,16.10.2009
muy buenos apuntes, ninive, me gustaron. aprovecho para pedirte la corrección de un texto mío : EL DEJA VU. Muchas gracias de antemano.
 
ninive,22.10.2009
tEXTO DE NAVES PARA CORREGIR

El hombre que vendia coronas. (O homem que vendia coroas) – Obs: coroas
são os enfeites de flores para uno sepultamento.

Eduardo era ya al frente del floricultura los veinte y dos años, su
padre había comenzado el negocio y en aquel momento el edificio fue
desvalorado siendo vecino de la pared del cementerio.
Con el tiempo otras casas habían estado apareciendo en la vuelta,
nuevo comercio, como panaderías, barras, agencia de coches y el
cementerio también creció.
Persona sabia que era un buen negocio, dos entierros de Eduardo en
promedio por el día, más la gente que visitó las
tumbas diariamente.
También ella tenía su mujer de Dilma que si se especializa
en los ornamentos para los partidos, en dos años él
había hecho una carpeta de los clientes que fueron de grandes
compañías, de hoteles y de la preparación del pasillo
para las uniones y de los partidos de 15 años.
El almacén tenía cuatro usados formado todo y especializado
en los arreglos que componían, formados todo por él y Dilma,
arreglos que su padre los montó tan bien.
Cuando el cliente llegó el almacén que pedía los
detalles de las flores y de los arreglos generalmente tomó cuidado
con de un promptness más grande que respetaba el momento
difícil que los familiares pasaban en ese momento.
Las cuestiones del costumbre como el que las horas serán el
velório, la familia están de la misma ciudad.
Durante el velório la llegada de los arreglos y de la corona era
muy especial, porque está elegido el lugar en uno canto ventilado y
me refresco, de modo que las flores no marchitaran.
Después del entierro, el lugar era desierto solamente con la gente
que hacía visitas o que limpiaba las tumbas.

Entonces, Eduardo ha salido del almacén y caminando en la
dirección al cementerio, él fue de satisfacer a la tumba que
menos de dos horas habían sido un palco del desolation total, con
los parientes en gritos, de los niños o de los amigos en prantos.
El sol era ya bajar y al lado de las dieciocho horas, cuando Eduardo
paró delante de la tumba y observó lo que él
tenía para el cierre y encontrar peligro no pasó la mano en
la corona y lo sacó con calma.
Miraba para los lados y ha dejado caminar para él que canto en la
dirección la puerta lateral, de que era menos de veinte metros de
los profundos de su almacén, la manera que precipitado
incorporó para las profundas del almacén, abiertas la
cubierta del frezzer y puestas dentro de la corona allí, en una
temperatura del amena hasta la llegada de la orden siguiente.
La corona sería ciertamente en buenas condiciones por lo menos dos
días, cada corona recuperada podía ser vendida hasta dos
veces.
¡E Eduardo tomó así su negocio en frente y con el
beneficio razonable, Dilma cuando sabía de sucedido era persona y
Eduardo insanos de la cólera explicado! que su padre hizo
exactamente ya esta tranvía, más adelante, que los difuntos
que vendrían quejarse.

E las huéspedes para el entierro no tomaría las flores, los
arreglos y las coronas para sus casas, como en los partidos que
adornó.

************************************************************** ****









 
ninive,23.10.2009
Título: dejá vue
Autor: nocheluz

No, no podrás despedirte de algunas personas que pasan por tu vida. Bajan del tren y no sabes si llegaron a la estación destino o si no pagaron el billete de ida. Sencillamente se van, sin decir una palabra y te sorprenden mirando los raíles ESTA PALABRA RAÍLES ME SUENA MAL POR EL ACENTO ¿QUÉ TE PARECE "RIELES" en el horizonte.

Por fin, miras hacia tu alrededor y ves huecos en el alma y en el tiempo. Sueñas que el alma del mundo tiene elasticidad y te despiertas asustado por el crujir de muebles. Coges un vaso con agua, lees un artículo que habla de la fuerza oscura que acelera la expansión del universo. *Desconocidas* energíaS, materia, dimensiones. (*Desconocido) INCIERTO rumbo que te lleva a lo *desconocido *AQUÍ HAY UNA FEA REPETICIÓN DE LA PALABRA DESCONOCIDO.,ES PROBABLE QUE LO HAYAS HECHO A PROPÓSITO ,PERO NO SE JUSTIFICA

: tu única certidumbre. Lo demás es LA fe (e) Y LAS hipótesis que crean verdades transitorias.

Por las rendijas de la ventana se filtra COMA(la) tenueCOMA LA luz de la luna, mientras espías la calle desnuda: un peatón espera en la acera; un tranvía acaba de doblar la esquina; el sonido de hojas sacudidas por la brisa te inquieta; la noche huele a aguardiente, a tabaco y a perfume de mujer amada. Todo envuelto en la niebla de la duda. ¿Realidad o recuerdos ya vividos?

Tu silencio interno se convierte en un remolino de pensamientos. Crees que los caminos se bifurcan, pero que algún día podrán volver a unirse. Ves que el transeúnte acaba de subirse al tranvía, nadie desciende, las puertas se cierran y de golpe, una gran bola de fuego vuela por los aires. El eco de un estruendo hace vibrar la tierra. Con los ojos cerrados, escuchas a una voz que dice que los pasajeros deben permanecer en sus lugares y que el viaje sigue. Una vez más, miras EN DERREDOR(hacia tu alrededor) y te das cuenta que los lazos se desataron, que te alejas ¿SEPARAS? SUGERENCIA de ti sin decir adiós.

aQUÍ LA CORRECCIÓN PEDIDA. EL TEXTO ESTÁ MUY BIEN ESCRITO PROVOCA A VECES DUDAS. ESAS FRASES DEL CRUJIR DE MUEBLES, NO SÉ ME LLEVARON DE PRONTO A LO MUY REAL Y CONCRETO.
LA SUGERENCIA FINAL ES REALMENTE SUGERENCIA PUEDES DEJARLA CAER.
UN PLACER AYUDARTE. YVETTE


 
ninive,23.10.2009
el hombre que vendía coronas
traducción libre
AUTOR naves

Eduardo estaba al frente de un negocio de flores heredado de su padre. El local había ido perdiendo su valor, dado que colindaba con una de las paredes del cementerio. Con el tiempo, otros comercios surgieron en la vecindad: panadería agencias de coches , cafés, .Crecía el vecindario y crecía el cementerio .
El negocio de flores prosperaba, había por lo general dos entierros por día y también entraban a comprar las personas que visitaban las tumbas .

Eduardo estaba casado con Dilma que se especializó en preparar ramos y coronas para los partidos. Tenían muchos clientes.
Cuando un comprador llegaba al negocio y pedía detalles, Eduardo ponía mucho empeño en mostrarse de acuerdo al estado de ánimo del cliente, dando a entender que respetaba el momento doloroso y difícil que vivía. Tomaban acuerdos sobre las horas del velorio y la cantidad de las flores y su color.
Una vez hecho el trabajo el hombredejaba las flores en un lugar sombreado y fresco para evitar que marchitaran.
Después del entierro Eduardo volvía al cementerio cerca de la hora del cierre y regresaba a la tumba que poco antes había sido el escenario de desolación y dolor de parte de los parientes y amigos del difunto.
Faltando poco para el cierre, Eduardo seguro de que nadie lo veía, tomaba la corona con cuidado y la llevaba a la parte trasera del almacén. Allí había un frigorífico de temperatura moderada que permitía conservar la frescura de las flores por otros dos días.
Al nuevo cliente que se presentaba le vendía la misma corona y esto podía hacerlo hasta dos veces y a veces tres. Dilma no sabía de estas reventas y cuando se enteró estuvo muy contrariada. Eduardo le dijo que eso lo había aprendido de su padre y que era el único modo de ganar en ese negocio. Agregó que en ese caso los difuntos no vendrían a quejarse y no sucedía como en la venta de flores a los partidos que cada uno al finalizar se llevaba las flores para adornar su propia casa.
 
ninive,03.01.2010
Recibo textos para revisar.
 
ninive,05.01.2010
Próxima corrección Elixir de nocanigami
 
ninive,07.01.2010
Elixir, el fruto prohibido.
Ana k.


Prefacio

-honor y razón...cada vez esto me parece peor....
(Aballach)









ASESINO

-Aballach-

La noche oscura.
**Sigilosamente me deslizo por las calles de Madrid, como un fantasma errante esperando hallar el camino.*** A través de la neblina que cubre la ciudad espero a mi próxima victima.
***Como un felino, corro hacia todos los extremos, salto de tejado en tejado, como si nada me detuviese y deposito mis pies como si nadie me escuchase…

EN ESTOS TRES PÁRRAFOS RECURRE UN EFECTO DE INVERSIÓN DE LA FRASE. uNO ESTÁ BIEN PERO NO HAY QUE EXAGERAR CON TRES

1ME DESLIZO SIGILOSAMENTE POR .....
2ESPERO A MI PRÓXIMA VÍCTIMA....
3....CORRO HACIA TODOS LOS EXTREMOS.....TEJADO"COMO UN FELINO".....

Ya era más del toque de queda, los faroles apagados, la negrura de la noche invadía por todos lados.
En eso, (veo) OBSERVO a una dama, de piel marfil y ojos grises,( la observo) sobre uno de los tejados.
Su transparente piel, da a mi cabeza el mejor de los conocimientos, la sangre que fluye fervientemente en sus venas, que corre apresurada irradiando adrenalina.

EN GENERAL UN NARRADOR EN PRIMERA PERSONA NO PUEDE SABER QUÉ LE ESTÁ SUCEDIENDO AL CUERPO DE UNA PERSONA VISTA A DISTANCIA

Me agazapo, me pongo en posición esperando el momento oportuno, para poder atacar.
(Ahí espero, muy callado y muy quieto, sin necesidad alguna,SIN COMA de mover un dedo.
En eso,ANTES YA DIJISTE "en eso",NO REPETIR BUSCAR OTRA FÓRMULA O SUPRIMIR. un estremecimiento recorre MEJOR RECORRE mi cuerpo, no a causa del frió FRÍO porque ya no tengo, no desde que tengo memoria…NO SE ENTIENDE POR QUÉ NO TIENE MEMORIA DEL FRÍO.

Una de las tejas rojizas se desliza (lentamente) hacia el suelo, cayendo lentamente por los aires. Se estrella en el suelo EN AÑICOS(quedando nada más que pedazos rotos), la dama gira (su)LA cabeza en mi dirección, (con)SUS ojos SONpenetrantes y la sangre PARECE HUIR (huyendo )de su suave rostro.
(No lo pensó más de un segundo y )hecho HECHÓ a correr, sabia lo que le esperaba.OTRA VEZ, EL NARRADOR EN PRIMERA PERSONA NO PUEDE SABER LO QUE PIENSA OTRO PERSONAJE
Pero yo que soy más rápido, en un chasquido (aparezco. )me pongo en frente de ella, con gesto petulante, como si el hambre ahora fuera mi único guía.
La dama se ahorcó sola, quedando atrapada en un callejón de los barrios bajos, la había dejado correr demasiado, ahora su sangre ardía sin parar.
-no temas…, le susurre É con palabras cautivadoras-esto dolerá solo un poco…- musite É
Dió un grito desesperado antes de que mis fríos colmillos penetraran su piel y su corazón dejara de latir en ese instante.
Con cuidado y en una posición que pareciera que la hubieran asesinado, la dejeÉ en el callejón, di una zancada hasta el techo y( me) puse mis pies firmemente en las tejas, apreciando, observando mi territorio solo por un instante.
En tan alentador paisaje, en tanta frialdad a mí alrededor, sentí como unos pasos, a una velocidad sorprendente se acercaban a mí, eran dos pasos, uno era como las de bailarina(s )de ballet,

que estaban en el teatro en el centro de la ciudad,

SI ESTA ACLARACIÓN NO TIENE NADA QUE VER CON EL DESARROLLO SIGUIENTE SE PUEDE SUPRIMIR POR SUPERFLUA.

un poco gruesos y más pesados, ese era Sithka.

Y un poco mas atrás, solo unos centímetros de distancia, unos pasos gatunos revoloteaban a su alrededor, juguetones pero peligrosos a la vez, Carlotta venia con el.
Entre la neblina se aparecieron frente a mi, con rostro semblante SEMBLANTE¿¿¿¿¿ algo estaban tramando.
Se pusieron de pie, dejando la posición de agazapado, Sithka tenia una expresión seria y una mirada penetrante, en cambio Carlotta, tenia una expresión divertida, pero a la vez una sonrisa picara PÍCARA y coqueta, llena de pensamientos de maldad.
- Veo que disfrutas el paisaje…-me dijo Carlotta posando su fría mano en mi hombro. –es impresionante lo que los humanos son capaces de hacer…-
-¿Qué quieren?-me zafé de ella de un tirón. - Dímelo y lo haré…- Le dije en un susurro de voz.
-necesito que me hagas un favor…- me dijo sithka con la mirada puesta en Carlotta
-depende de que sea…-le dije en un hilo de voz
-necesito que cobres un trato…-dirigió la vista al suelo-tu eres el mejor en este trabajo…-¿Quién es?...necesito algo para rastrearlo.
-Eso no es necesario…lo conoces mejor que nadie-tomó mi muñeca izquierda, la marca de una cruz marcada en mi piel como una quemadura-ya veo…el Conde-Titubee Éal decir la ultima palabra.
-Es el conde Vegas…se supone que teníamos un trato y ahora necesito que tú lo cobres…
Dirigí la vista al suelo, pero unas manos finas y gráciles me giraron hacia ella quedando atrapado en sus enredaderas-Vamos Aballach…-Pronuncio mi nombre a la perfección.
-Es solo un favor…-acerco sus seductores labio S entreabiertos JUNTO a los míos, rozando el contorno de mi cara-solo necesitamos que cobres el trato…-acercoÓ aún más sus labios a los míos mientras que cruzaba sus brazos alrededor de mi cuello blanco.
-¡Carlotta! ¡Ya basta!-le grito Sithka.

hASTA AQUÍ CORRECCIÓN SIGO MAÑANA. yVETTE


 
ninive,10.01.2010
texto de
Noicanigami

Carmen-

No sabía lo que pasaba.
Golpee frenéticamente la puerta de la oficina una y otra vez, sentí como si alguien corriera y se situara detrás de la puerta,
Seguí golpeando insistentemente, entonces escuche:
-¡no te preocupes!-sentí como tragaba saliva -¡solo fueron los libros!, ¡se me han caído!
Deje de golpear la puerta un momento, me senté en frente de la habitación en un pequeño sillón estilo Luís XVI que había en el pasillo. Dudosa, preocupada, nerviosa pero… ¿de que?
Espere É mas de media hora, en silencio contemplaba desde la ventana, la ciudad de Madrid, el palacio real, los barrios bajos, el río de la Soledad…
No aguante É maÁs esperando afuera, me arme É de valor y de un golpe abrí la puerta…
La escena que vi. fue horrible.
Una adrenalina pura recorrió todo mi cuerpo, sentí como la sangre rehuida de mi rostro, una posa de sangre se extendía alrededor y el ÉL ya hacIa muerto en el piso.
Tenia miedo, ¿Quién lo habrá Hecho?, no lo se…SÉ
Examine É con cuidado el cuerpo, mirando hacia todos lados, las lÁgrimas salían sin parar, apreté con fuerza la pequeña cruz de mi cuello, esa era una señal de despedida.
Su uÚltimo beso, torpe pero dulce, su ultimo abrazo…
Me desplome Éy caí de rodillas (al suelo,) lamentando, gritando e implorando para que alguien me ayude…AYUDARA

(En eso llega )U una de las sirvientas,LLEGÓ aterrada por mis gritos y lamentos…
Puso una cara de horroR al ver el cuerpo inerte sin vida, en un grito desesperado dijo:
-¡Esta muerto!-se llevo las manos a la cabeza
-¡¿Q-Q-Qué hace ahí parada?!-la regañe- ¡ve a buscar ayuda!
Estaba histérica en la habitación, alguien me ayudoÓ a levantarme pero inmediatamente caí al piso, solo quería estar con el.É
Al poco rato llego la policía y la mansión se (fundo) CONVIRTIÓ EN un caos total, todos corriendo de arriba hacia abajo, algunos ni siquiera sabían porque.POR QUÉ
Y (hacia) hasta la madrugada, siguió todo un ajetreo, a final de cuentas dormí en la habitación de huéspedes.
Ya había pasado más de una semana desde la muerte de Francisco, la gente iba y venia en la mansión, aunque agradezco sus lamentos solo quería estar sola.
Cada vez que me iba a dormir no había nadie a mi lado, me sentía tan sola…
Un vestido y velo negro invadieron totalmente mi cuerpo cubriéndolo, resaltando mi piel blanca y la pequeña cruz que estaba atada a mi cuello…
Muy digna Salí de mi habitación, recorrí todos los pasillos y entre en la gran sala principal…
Al verme todos se quedaron mudos, nadie hablaba, SI QUEDARON MUDOS QUIERE DECIR QUE NADIE HABLABA solo oia algunos susurros

La ceremonia se produjo en silencio, ni un alma hablaba, todos mirándose fijamente estaban, mas yo aquí sentada con las manos juntas rezando por su alma.
Nos dirigimos al cementerio, donde cavaron un hoyo y lentamente, como si no fuera nunca a acabar, bajaron el féretro. Desconcertada veía a todas esas caras mas, no obstante no podía dejar ver mi desconcierto así que una mirada envenenada bastaba.
Mientras cubrían con tierra, la señora de Martínez se acerco a mi después de el funeral, tenia un gran sombrero lleno de plumas, que hacia ver tres veces mas grande su cabeza, su traje de color negro que en tonos grises se combinaba, se alborotaba con el viento, sus ojos cafés se posaron en mi examinándome de arriba hacia abajo.
-no me imaginaria porque se hubiera suicidado-me dio un gesto de desprecio que no pude olvidar.
-Francisco no se suicido, lo asesinaron-le corregí al instante- además permitame decirle a usted que debería meterse en los asunto que le corresponden.
Pasó en frente de mí con un gesto de disgusto y siguió su camino.
Entre la multitud que estaba, observe a una mujer que hablaba con muy buen lenguaje,DE LEJOS, ENTRE LA MULTITUD SE DA CUENTA DEL LENGUAJE¿¿¿¿ agraciada y bien vestida, tenia el cabello Rubio oro. Su cabello (rubio) estaba sujeto en un moño y cubriéndolo un pequeño sombrero, tenia sus ojos en tonos verdes y azules...
...pero eso no cubría las ojeras que tenia debajo de sus ojos ni tampoco lo amoratados que estaban, daba un aspecto de mucho cansancio como si no hubiera dormido nunca. El contorno de sus ojos era muy delineado, como un felino. ¡Si eso era!, se parecía a un gato, con tez muy blanca y delgada como si el viento la volara. Su nariz respingada y fina, el contorno de sus labios eran delgados y de color muy rosa.
GiroÓ su cabeza hacia a mi, ya que se dio cuenta de que estaba observándola y muy alegre se acerco Ó a mi, pero una mirada atrevida se apodero ella en un micro segundo.

cASI TODOS LOS ERRORES SON FALTAS DE ACENTOS, NO VOY A SEGUIR CORROGIENDO , ESO DEBES HACERLO TÚ RELEYENDO Y PONIENDO LOS ACENTOS QUE FALTAN.
 
rigoberto,22.01.2010
Sra. Ninive por favor ayúdeme con "Envenenado". Desde ya muchas gracias.
Carlos
 
ninive,27.01.2010
Mañana tendrás la corrección Rigoberto
 
ninive,28.01.2010



autor Rigoberto
Texto Envenenados

Julio y Berta sobrellevaban un matrimonio como muchos; eran un par de viejos enemigos, curtidos en la amargura.
Vivían solos. Los hijos adultos, enmarañados en sus propias historias, observaban con desgano y desde lo más lejos posible ##AQUÍ COMAcómo sus progenitores sobrevivían prisioneros de viejos rencores.
Un odio taciturno y viscoso los adhería a una vida en común que toleraban con Batávicos /Bquehaceres. ME GUSTARÍA MÁS "RUTINARIOS QUEHACERES"La mujer era una (afanosa) ama de casa que realizaba TODO con esmero, siempre maldiciendo, las tareas hogareñas. Julio, un Boscuro y metódico/B empleado de oficina pública a punto de jubilarse, que cada principio de mes, puntualmente y sin decir palabra, entregaba su sueldo a la esposa para que lo administrara. Berta no soportaba la Brebelde dejadez /Bde su marido y él detestaba la Bpulcritud masoquista/B que ella intentaba imponerle.

HASTA AQUÍ ME SALTA A LA VISTA UNA TENDENCIA (SUBRRAYADO EN EL TEXTO)QUE REQUIERE TU REFLEXIÓN. uSAS MUY A MENUDO LA ANTEPOSICIÓN DEL ADJETIVO AL SUSTANTIVO. ESTE RECURSO ES ÚTIL CUANDO SE QUIERE ENFATIZAR EL ADJETIVO. NO SIEMPRE SE JUSTIFICA EN TU TEXTO.

Ambos fantaseaban con la muerte del otro; soñaban con desligarse del martirio con el que la vida los había castigado; sacarse de encima esa muela infectada y dolorosa que les envenenaba el alma. No consideraban la posibilidad de separarse ni la de abandonar esa casa que los cobijaba, pero en la que ambos ya no cabían.
El plan se fue gestando de a poco; comenzó cuando el médico le recomendó a Julio, a causa de una hipertensión, que no usara en sus comidas la sal común sino una a base de hierbas. Berta, en un principio, se negó a condimentar la comida con ese “menjunje repugnante”, pero luego, tras fragorosas negociaciones que incluyeron gritos, insultos y mutuos viejos reproches, aceptó cocinar para ambos sin sal para que así cada uno pudiera condimentar su plato a gusto. Desde ese día, la mujer, cada vez que servía la mesa con puntualidad y frugalidad franciscana"##AQUÍ LA ANTEPOSICIÓN ESTÁ BIEN##, colocaba al lado de cada plato los respectivos saleros. Julio se acostumbró pronto al sabor del condimento terapéutico y casi no notó diferencia cuando a los pocos días empezó a consumirlo mezclado con veneno para ratas. La dosis del tóxico era muy baja; el plan era a largo plazo.
Los dolores abdominales los soportó con estoicismo a pesar de las burlas de Berta: - Sos un viejo flojo y glotón – le decía con malicia. Gozaba viéndolo sufrir.
En una de sus esporádicas visitas, el hijo mayor de ambos, al ver tan mal a su padre, le propuso llevarlo a un hospital pero Julio, que detestaba a los médicos casi tanto como a su mujer, no accedió; dijo gritando - para que pudiera oírlo Berta que estaba en otra habitación-: - ¡Seguramente la bruja de tu madre está intentando envenenarme con esa bazofia que me da de comer!
Por supuesto, ella respondió con insultos que derivaron en una gresca feroz y en la huida del joven.
El tiempo pasó. A Julio se le aflojaron algunos dientes y se le cayó algo de pelo. REPETICIÓN DE ALGO Y ALGUNOS El desmejoramiento era importante pero lento; no despertaba sospechas entre los allegados y compañeros de trabajo, al que nunca faltaba a pesar de los fuertes dolores. Justamente fue en el trabajo donde colapsó. Vomitó sangre y fue llevado de urgencia al hospital.
Berta, al enterarse de que su marido estaba internado en grave estado, cayó en la cuenta de que al fin la vida la enfrentaba a la posibilidad con la que tanto había fantaseado. Sintió miedo, una profunda soledad y hasta compasión por su marido, por ese único hombre que alguna vez había amado. El desamparo se apoderó de ella; por primera vez en mucho tiempo extrañó a su esposo. Lloró; lloró como sólo se llora ante lo irremediable.
En el hospital, los médicos le informaron que la salud de Julio estaba complicada pero que, por el momento, no corría peligro de perder la vida. Le hicieron muchas preguntas que al principio le parecieron normales pero después advirtió que estaba siendo interrogada de un modo incisivo sobre el tipo de alimentos que le suministraba al enfermo.
Cuando volvió a la casa encontró las puertas abiertas y la policía adentro. Un juez había ordenado la requisa. Los uniformados le consultaron por el salero con veneno que habían hallado, dijo desconocer todo y volvió a llorar; igual se la llevaron. No mucho tiempo después, la justicia humana, que actuó con rapidez, la condenó a prisión por intento de homicidio. Para esa época, Julio ya había sido dado de alta y había regresado a la casa. Su sueño se había cumplido y también su arriesgado plan.AQUÍ LA ANTEPOSICIÓN ESTÁ BIEN

GOLPE BAJO!!!!!! EXCELENTE

C. E. S.
 
rigoberto,28.01.2010
Ninive: gracias por su generosidad. Muy muy interesante sus observaciones. Intentaré corregir en base a ellas.
Un abrazo.
Carlos
 
ninive,31.01.2010
La curiosa historia de un Héroe



Hoy encontré el diario de papá. ¡Hace ya veinte años que murió y cómo lo extraño! El fue un héroe nacional, un hombre valiente cuya fama se extendió por todo el mundo. Cuando menciono mi apellido, las gentes"LA GENTE ME MIRA (GENTE ES SINGULAR) me ven con renovado respeto y siempre me preguntan si soy familiar de don Isidro Robledo. Y siempre hay quien recuerde alguna anécdota, alguna hazaña de las muchas que mi padre llevó a cabo cuando era bombero, y después, cuando fue jefe de las brigadas especiales de rescate que andan por el mundo ayudando a las víctimas de desastres de toda clase.

Toda su juventud la pasó trabajando en Central Automotriz, #AQUÍ DARÍA VUELTA LA FRASE#....PASÓ TODA SU JUVENTUD TRABAJANDO EN ##de la que fue siempre el encargado de las finanzas, hasta que lo despidieron sin muchos miramientos. Y entonces, como él mismo contaba, fue cuando se dejó cegar por la cólera y cometió un error tan grande que casi le cuesta la cárcel. Desfalcó a la empresa y lo descubrieron. En aquellos años, él y mamá casi se divorcian ##MEJOR SE DIVORCIAN ##por todas las tensiones que aquel asunto acarreó consigo. Fue para distraerse, mientras llegaba la fecha del juicio, que tomó el entrenamiento y ganó el examen de los bomberos voluntarios. Fue un tanto sorprendente, pues papá ya no era un muchacho. Cuando estuvo listo para ayudar en rescates y en incendios, demostró siempre un valor sin límites. Entraba a edificios en llamas donde nadie (más) se atrevía y salvaba personas, perros, gatos. Se ganó la admiración de sus compañeros y tenía el afecto de muchas personas a las que ayudó.
Los fines de semana tomaba clases de paracaidismo o se iba a escalar volcanes. Dejó de ser el señor formal que todos conocíamos y se convirtió en un tipo aguerrido, que no le temía a nada. Solicitó ser salvavidas y lo aceptaron y entonces fue que salvó a dos hermanitos que habían sido arrastrados por la corriente, mar adentro. Una pareja de tiburones merodeaba el puerto por aquellos días, y a papá eso no le impresionó para nada. Se lanzó al agua sin esperar por el bote de los guardacostas y en pocos minutos salió, con los niños a cuestas. Esta fue la noticia que dio la vuelta al mundo. CNN lo entrevistó y hay qué ver con qué humildad y carisma papá aceptó los homenajes que le hicieron entonces.
Para cuando llegó la fecha del juicio, papá estaba dispuesto a pasar encarcelado el tiempo que el juez dijera. Había logrado la paz interior, había reconocido su error y ya no tenía miedo. Eso es lo que él mismo nos contaba.
Pero el juez había seguido de cerca la trayectoria de papá, y no tuvo que estar ni un solo día en prisión. Según dijo el juez, un hombre de tal coraje, de tal valía, era necesario para la sociedad, para la humanidad.
Nunca volvió a tener trabajos tradicionales. El y mamá se arreglaron de alguna manera, ella lo perdonó, igual que el juez y a partir de entonces, él siguió trabajando con las Brigadas Internacionales de Rescate y con los bomberos.
Diez años después papá murió. Y no en alguna de sus misiones peligrosas, sino tranquilamente, en su cama. No estaba enfermo. Simplemente, una noche se acostó a dormir y ya no despertó.
Y por eso ha sido una revelación que me ha dejado boquiabierto descubrir su diario. A continuación, lo que él escribió en aquel tiempo.


...continuará
 
ninive,31.01.2010
Lo que algún día tuve, lo perdí. Lo que algún día fue, no es más.
Todo se fue desmoronando de a poquito. Lo primero que desapareció fue mi trabajo.

TE HAGO NOTAR LA REPETICIÓN DE LA PALABRA "FUE" TRATA DE ARREGLAR ESTO.

Después, mi buen nombre. Y sin trabajo no tengo nada que me dé identidad, nada que me defina.
Después de que me despidieron de la empresa que yo mismo ayudé a sacar adelante y a la que le entregué todo mi tiempo, mi esfuerzo, mi capacidad, mis conocimientos, creí que la vida se me acababa. Los nuevos propietarios, gente joven y “con visión” no hallaron lugar para un viejo contable en su organización. Y digo “viejo” con sarcasmo, con ira, porque a mis cuarenta y tantos años consideraba estar en la cúspide de mis capacidades. Pero los hijos de puta, recién egresados de Harvard, no llegaban a los treinta años aún y decidieron que mis métodos contables eran obsoletos. Yo empecé a trabajar en la empresa cuando apenas había terminado la escuela. Don Enrique, el viejo propietario y yo, levantamos todo de la nada. El con sus contactos, con su don de gentes, y yo, cuidándole los pesos centavo a centavo, logramos que “Central Automotriz” llegara a ser la más importante empresa importadora de vehículos en el país.
Pero los años pasaron, y don Enrique se fue haciendo viejo, y hay que decirlo, los años no lo trataron bien. El año pasado, en mala hora decidió hacerme la jugarreta de morirse. Ahora, es Enrique hijo, conocido por todos como Henry, y su idiota amigo Leroy quienes han tomado el mando.
Me encontré de pronto con la perspectiva del desempleo. Traté por todos los medios de conseguir otra colocación. Debo haber enviado al menos ochenta solicitudes. Llamé a viejos conocidos, rogué, traté de convencer, adulé a varios, pero tal pareciera que tener más de cuarenta años es lo mismo que tener cien a la hora de pretender conseguir un puesto. Entonces fue cuando olvidé la decencia. Y lo peor es que ni siquiera con la finura, con la astucia con que pude haber hecho todo.
Si ya no iba a poder conseguir trabajo, por lo menos, pensé, voy a llevarme todo lo que pueda. Y el desfalco fue realizado torpemente, aunque me pese decirlo. Creí poder llevarme los veinte millones conmigo, pero hice la transferencia precipitadamente y el viejo Williams, allá en el Banco de las islas Caymán, entró en sospechas y llamó a Henry.
Para mi vergüenza, el asunto salió en todos los periódicos. Y entonces, en espera del juicio, sin ninguna esperanza de poder ganarlo, sabiendo que en el mejor de los casos me esperaban cinco años encerrado, llegué a la conclusión de que la única salida para mi era el suicidio. Uff! Y reconozco mi cobardía, no me gusta el dolor, pero menos me gusta lo que se me viene encima.

Siempre he pensado que no tengo el corazón muy fuerte, todos los hombres en mi familia han padecido una gran diversidad de males cardíacos. Por eso, pensé, la idea de tirarme de un puente, trillada como es, puede ser buena para mí, pues casi con seguridad en el aire me daría un infarto, y adiós problemas…
Y por eso estuve varias horas en el puente que atraviesa el río en las afueras de la ciudad, viendo cómo las negras aguas allá abajo parecían llamarme. Pero me daba miedo, carajo. La verdad es que me moría de miedo. ¿Y qué tal si lograra conseguirme un abogado tan hábil que consiguiera librarme de la cárcel…? Los escándalos se olvidan…bien pudiera ser que en menos de un año ya nadie recuerde los titulares de prensa y pudiera vivir en paz…
Pero confieso que habìa otro motivo, otra causa aparte del miedo, que me impedía saltar. Me daba vergüenza irme de este mundo así. Ahogado como una rata, sin que mi vida ni mi muerte hayan tenido el más mínimo significado. Qué diferente sería, por ejemplo, morir en un incendio al salvar a algunos niños del fuego. O ahogado en alta mar después de haber auxiliado a algunos náufragos. Así, mis hijos estarían orgullosos de mí, y aún mi mujer, a quien tanto he decepcionado a lo largo de la vida, me recordaría con una lágrima, con un suspiro tal vez. Voy a averiguar si los bomberos voluntarios me aceptan. ¡A ver si no me dicen también que soy muy viejo…!



 
ninive,31.01.2010
gALADRIELLE :
CORREGÍ TUS TEXTOS . nO HAY MUCHO PARA CORREGIR COMO VERÁS PERO CONSIDERO SUPERFLUA LA SEGUNDA PARTE. pODRÍAS AGREGAR BREVEMENTE SU CONTENIDO EN LA PRIMERA PARTE Y EL CUENTO QUEDARÍA MÁS REDONDO.
UN PLACER VOLVER A VERTE POR AQUÍ YVETTE
 
galadrielle,31.01.2010
Mil gracias, Nínive!! Aprecio mucho tus palabras.
 
unquijote,03.02.2010
Sentado en esta mesa, divagando mi locura
Una copa, un cigarrillo, un amor, una amargura
En esta misma mesa, donde te conocí
mis ojos te miraron y quede loco por ti
Sentada en esta mesa, estaba tu figura
La mirada picaresca, una sonrisa, una dulzura

En esta misma mesa, fue la despedida
Que por culpa de los celos, acabaron con mi vida
Mesa que atestiguas, mi alegría y mi tristeza
Solo tú sabes porque, hoy se agacha mi cabeza
Tan solo si pudiera, con toda esta tristeza
a tu lado quedaría, mi querida .........MESA
 
isis1974,24.03.2010
Hola ninive, como puedo hacerte llegar un texto para correción.
 
miriades,27.04.2010
Hola Ninive¡¡¡...Quisiera que me corrijas "Ilusión Mágica" de entre mis cuentos... Muchas Gracias y saluditos.
 
ninive,02.05.2010
Daniel, un adulto junto a María y Camila, dos adolescentes, FUERON víctimas de un naufragio( fueron). La embarcación EN LA QUE VIAJABAN había sido destruída por una brutal tormenta( la embarcación donde viajaban, destruida había sido) y ellosFUERON ( eran) los únicos sobrevivientes.
Nadando en esa inmensidad del océano, entre furiosas olas, una celestial hada acudió a ayudarlos. Esta se presentó ante ellos, ERA pequeña y TENÍA (con) rasgos delicados: -Soy Cristal,- dijo y viendo (ella) lo agitados que estaban, LES OTORGÓ el don de poder respirar bajo el agua (les otorgó a los tristes sobrevivientes, ) PARA QUE NO TUVIERAN QUE (así no deberían luchar) en(tre el enmarañado)EL AGITADO oleaje. ESTABAN Protegidos por Cristal, desde los aires Y los tres estaban, SE SUMERGIERON( a sumergirse) en las profundidades del agua (se internaron.) NOTARON Cierta sensación de bienestar( notaron). Era incredible AQUÍ COMA podían respirar, con toda facilidad. Una poderosa magia los rodeaba. ESCUCHARON Un bello canto femenino melancólico y triste Y los tres (escucharon resonar y tratando) TRATANDO de ver de donde provenía, el paisaje marino recorrieron.
Los curiosos llegaron A una misteriosa cueva( llegaron los curiosos.) Un largo camino de estrellas marinas multicolores los invitaban a entrar (que )allí.(, entraran.)
- Hola…- les dijo una dulce damisela interrumpiendo su cantar, sentada en un trono blanco de piedra.- Bienvenidos a la Cueva de Oames. En esta canto y espero la llegada de mi amor, el dios de los mares, que regresará algún día a mi lado. SÓLO POSEO DE ÉL SU espada de bronce y su trono (poseo de él, y )deL ( al) lado de estos no me muevo desde hace un buen tiempo. Sólo los dejaré cuando mi prometido acuda a mí nuevamente luego de batallar en las guerras en los Confines del Mundo. Vengan, acomódense, amigos- dijo amablemente y agregó- He sentido un gran sacudón proveniente desde arriba. Me imagino que serán ustedes SOBREVIVIENTES . Mi nombre es Sophie. Esta morada- señalándola con un ademán de brazos- les ofrezco.
Daniel, María y Catalina, tímidos y todavía, algo confundidos se pusieron a reposar sobre el suelo arenoso, entre largos cortinados de algas, memorando todo lo acontecido.
El tiempo fue pasando y( ni) NO TENÍAN noticias de rescate (tenían,) pero entre los cuatro disfrutaban de su estadía de ensueño. Las jovencitas recogían vistosos frutos del mar, decoraban sus ropas y SUS (sueltos) cabellos. Mientras, Daniel y Sophie las contemplaban sonrientes protegiéndolas con su mirada MIENTRAS
(y) compartían largas conversaciones.
A Daniel, cada vez le agradaba más la gracia, el cantar y la belleza de su compañera, pero sabía que, si ello que él sentía era enamoramiento, nunca sería correspondido. Sophie, seguía sentada esperando el reencuentro con Oames y eso ,(bien claro(, Daniel lo tenía BIEN CLARO.
Una tarde Dani dejó sola a la damisela para que cuidara a las inquietas jovencitas. Él quería dejar un recuerdo de este enamoramiento truncado para él y tomando, sin que se diera cuenta Sophie. la espada de Oames, rápido se dirigió nadando, revisando con su vista el suelo marino. Allí entre muchas divisó una roca PLANA de bordes redondeados,( pero plana.) Daniel le quitó los musgos (a ella adherida) con su robusta mano y así, sacando la espada que llevaba COLGADA en su cintura( colgada,) comenzó a golpear de a poquito la piedra. Con cada golpe, Daniel perdía lágrimas de amor contenidas y allí en la piedra un nombre iba apareciendo tallado de a poquito: S O P H I E. Al terminar, el hombre despejó sus ojos y con una sonrisa, acarició cada una de las letras. Gozoso de su obra permanecía observándola. Luego, tomó la espada nuevamente y la piedra, también y se las guardó entre sus ropas. SE LAS LLEVARÍA EN OBSEQUIO A SU COMPAÑERA(Un obsequio para su compañera él le llevaría. )
Buscando por cada recodo de las profundidades Daniel no encontraba a su tierna amiga.
-¿Dónde está Sophie?- preguntó algo preocupado Daniel a María y A Catalina, que JUGABAN sobre caballitos de mar a una carrera (jugaban.)
-No lo sabemos, amigo. Sólo sentimos su cantar más hermoso aún, que otros días y la vimos irse.- dijo Catalina.
-Jamás pensamos que algo extraño ocurriría. Alegre se veía y pensamos que HABÍA SALIDO a buscarte( había salido)- agregó María, que PENSÓ rápido (pensó.)- Debemos salir a la superficie, Cristal quizás, sabrá que es lo que ha pasado. Veloces los tres juntos SALIERON a la superficie (salieron.)
Cristal revoloteaba incesante entre sus cabezas.
-Amigos, no os preocupéis- dijo la hadita- Sophie y Oames juntos están. Él ha decidido venir a buscarla y llenos de felicidad se perdieron en el horizonte, bajo el atardecer candente.
Cristal comenzó a agitar su varita, que centelleaba un torrente de estrellas de colores como avisando que todos miraran hacia aquel horizonte, donde los enamorados habían desaparecido. Daniel, María y Catalina VIERON a lo lejos( vieron,) entre una bruma, una gran embarcación de madera y escucharon sus nombres retumbar por el aire. Las adolescentes (a avivar sobre unas rocas( se subieron, A UNAS ROCAS mientras Daniel se adentró en las aguas, sorpresivamente. Hacia la Cueva de Oames se dirigió, sacó la roca tallada de entre su ropa y en el suelo, junto al trono blanco de piedra la apoyó con ternura, haciendo un pequeño hoyo en la arena. Allí, estrellas de mar y corales de colores arrastrándose se colocaron alrededor del nombre de Sophie. Luego, Daniel, sacó de su cintura la espada de bronce y la colocó al lado del trono, decorando la hermosa estampa. Su sorpresa fue que al clavarla, el canto de Sophie invadió el fondo de tan armoniosas melodías. Daniel se puso contento, su inolvidable amiga irradiaba alegría.
Los rescatistas habían llegado en la superficie. Daniel, María y Catalina subieron a la embarcación y desde cubierta, se despidieron de Cristal agitando sus manos. Sólo ellos, la veían…El surco de la estela marina que dejaba la nave daba comienzo (a los tres) a un retorno DE LOS TRES a la realidad y a sus tierras originarias…


tE DEJO EL COMENTARIO EN TU libro de visitas

 
miriades,02.05.2010
Ninive, te agradezco muchísimo las correcciones. Ahora si, lo veo bello a mi cuento. Trataré de corregir los otros. Tengo un gran problema con el hipérbaton. Espero ir corrigiéndolo. Muchos abrazos.
 
ninive,11.05.2010
VICENCIO CRUZÓ CON SU MOTOCICLETA UNA ZONA ESPECIALMENTE LÚGUBRE DEL PAÍS A lo largo de todo un día triste y silencioso de otoño, cuando las nubes se cernían pesadas, (Vicencio cruzó con su motocicleta, una zona especialmente lúgubre del país, )y, a medida que crecían las sombras de la noche, se encontró frente a la (abandonada) casona ABANDONADA que IBA (fue) a visitar luego de veinte años.

La espesa niebla inundaba el bosque con un ceniciento efluvio, anunciando la proximidad de la noche. El boscaje se encontraba dividido por un serpenteante camino de tierra, hollado por carretas y caballos, ya ausentes a esa hora de la tarde.

Vicencio observó la vetusta casa de madera que otrora fuera su hogar y prestó especial atención a un viejo sauce que parecía amenazarLA (a la casona)

ES MUY EVIDENTE Y REPETITIVA LA IDEA DE DAR UNA IMAGEN DE CASA GRANDE. DÉJALE ALGO A LA IMAGINACIÓN DEL LECTOR



con sus puntiagudas ramas deshojadas por el otoño, como una bestia de grandes garras. El terreno estaba rodeado por corroídas alambradas y postes caídos. El viejo portón yacía en la tierra, exhibiendo sus leños podridos entre las malezas. Las ventanas del edificio parecían dos ojos vacíos y la puerta, que sin dudas había sido robada, dejaba ver la oscuridad que imperaba en su interior.

El terrible panorama le hizo dudar por un instante) a Vicencio,) quién creyó ver en el paisaje una gran cabeza con cabellos alborotados. Cerró los ojos por un instante, luego volvió a observar el curioso conjunto formado por la casa y el sauce seco en el fondo. El joven sonrió por un instante antes de bajar de su motocicleta, luego tiró su cigarrillo, soltó su pesada mochila al suelo y tomo Ó de ella solamente una linterna; caminó hasta pasar por sobre el portón caído y una vez más se detuvo frente a la casa de madera para observarla. Se cruzó los brazos y pensativo la miró de arriba a abajo. Su mirada cayó entre los marcos vacíos de la puerta y en ese momento, una sombra más oscura que la noche, apareció en el interior de la sala principal, desplazándose de un lado a otro. Vicencio observó un instante más, sin moverse, y nuevamente vio a la sombra que se movía dentro de la casa. Sin dudas, (había) alguien HABITABA (habitando) el lugar. Poco después, (de nuevo) la sombra APARECIÓ (hizo) OTRA VEZ (su aparición), Vicencio contuvo la respiración, su corazón parecía haber dejado de latir para poder escuchar si la misteriosa figura emitía algún sonido.

El espectro amorfo se detuvo entre los marcos de la puerta, en la oscuridad del interior de la casa. Vicencio se sintió observado, aterrado por un indecible temor a lo desconocido, erizado de pies a cabeza, pero finalmente, se aferró a su linterna y a la poca valentía que tenía. Al fin, disparó un haz de luz hacía la profunda oscuridad y, quizá por destreza o desgracia, iluminó directo el rostro de una niña, DE (con) ojos de buitre y cabellos desordenados. Poseía una mirada penetrante y una sonrisa perversa, propias del mismo diablo.

Vicencio no pudo moverse por varios segundos, lo ahogaba un grito que no podía escapar de su garganta. En una lucha por no morir en ese instante, llevó hacía atrás el brazo y con una fuerza que solo la ira podría espolear, lazó su linterna contra la sombría figura que acababa de descubrir. Corrió hacia su motocicleta, la montó y partió raudamente, camino de regreso. Durante todo el viaje no pudo apartar de su mente el rostro infame de aquella niña, que hacia ya mucho tiempo, estaba muerta.



II


—El mismo demonio habita esa casa —agregó Vicencio, terminando la narración de la amarga experiencia a su amigo Horacio.

Horacio, alzó un pitillo y luego de succionar el humo un par de veces, sonrió y posteriormente sentenció.

—Las hierbas y el cansancio provocado por un viaje largo, hacen mala combinación mi amigo —se detuvo para fumar nuevamente y continuó con voz apagada—, hace años que vives fumando narcóticos e inhalando cualquier bazofia y, además, nunca superaste el suicidio de tu hermana.

Vicencio miró fijamente a los ojos de Horacio, y sin parpadear replicó:

—Era mi hermana, yo la vi, llevaba el mismo vestido que aquella tarde cuando se pego un tiro en el cuello con la escopeta de mi padre.

Horacio sorprendido por la mirada de Vicencio, tomó con seriedad sus palabras.

—Me habías dicho que, por esa razón, tu familia había dejado aquella casa y se mudó a esta ciudad pero, ya pasaron veinte años. ¿No crees que sea buen momento para superarlo?

—Lo es —dijo Vicencio, hizo una pausa, miró fijamente los ojos de Horacio y aseguró—, voy a viajar nuevamente hasta la casa y voy a derrotar al mismo diablo si es necesario.

—Deja de fumar hierbas, estás bien loco —dijo Horacio antes de sonreír burlonamente.

—¿Y qué crees que traes entre los dedos?—Apuntó Vicencio.

Ambos amigos se rompieron en carcajadas, perdiéndose en el humo de los cigarros.



III


Se oía el monótono cantar de los grillos orquestando la noche y la casa de madera se presentaba tenebrosa.

Mientras el viento lloraba en las ramas secas del gran sauce, un rayo de luz dividió la oscuridad por un momento en el camino de arena, frente a la vieja casa.

Vicencio detuvo su biciclo ¿ANTES ERA MOTO, BICICLO ES LO MISMO?NO SÉ.y se introdujo en el patio del edificio. Llevaba un colchón en la espalda, un pequeño bolso de cuero colgado al hombro y en su mano una lámpara, armas con las que enfrentaría, según él, a un demonio.

Se introdujo a la casa sin encender luz alguna, recordaba perfectamente todo el recinto y podía recorrerlo a ciegas.

Tiró el colchón al suelo de la sala principal y se echó. Cruzó ambas manos bajo su cabeza y meditando en la profunda oscuridad, se dejó atrapar por el sueño. En ese momento, un ruido proveniente del techo lo despertó del letargo.

—Ratas, sin dudas son ratas trepadoras —dijo y no encendió la luz.

Vicencio volvió a caer en un LIGERO ¿¿ frágil adormecimiento que pronto fue perturbado por un ruido metálico en lo alto de la sala.

—¡Fuera! ¡Fuera! —Gritó el joven en medio de la oscuridad, incorporándose en su colchoneta— ¡Malditas aves! Hacen sus nidos en los alambres de las vigas de mi casa…

Poco después, el silencio volvió a reinar y Vicencio se entregó nuevamente al descanso.

Pasaron varios minutos antes de VOLVER que (el joven volviera) a despertar. Vicencio se juró a sí mismo que había escuchado una voz que lo llamaba.

El silencio era casi total, interrumpido de tanto en tanto por pequeños ruidos que provenían del techo. Y, de pronto una vocecita (femenina) en la oscuridad:

—Vicencio… Vicencio, despierta —repetía desde lo alto.

Vicencio saltó de su lecho y observó a todos lados, buscando ver a alguien en las penumbras.

—Aquí arriba, enciende la luz hermanito y mírame —Vicencio tomó con rapidez su lámpara y la encendió.

—¿Me ves ahora? —Preguntó AQUÍ PUNTO la espectral figura de una niña (que )colgaba entre el techo y la pared—.NO PUEDO IMAGINAR ENTRE EL TECHO Y LA PARED. MEJOR COLGABA DEL TECHO CERCA A LA PARED O ALGO ASÍ...


Vicencio, (observaba la escena con la lámpara en su mano y) soportando un indecible terror que torturaba su alma OBCERVABA LA ESCENA ALUMBRADA POR SU LÁMPARA.

—¿Y ves esto? —Inquirió nuevamente el espectro, indicando un alambre que, cuyo extremo ligado a la viga principal de la casa, ataba a su cuello—. Obsérva SIN ACENTO, lo haré nuevamente —dijo y soltó una risilla dejando ver sus encías.

La niña se soltó de la pared y a continuación le siguió el sonido seco de un hueso descoyuntándose.

La figura quedó colgada, moviéndose de un lado a otro, como el péndulo de un reloj.

La sombra (provocada por el cuerpo frente a la lámpara, )dibujaba horribles sombras en la habitación.

Cuando la escena parecía ya acabada, el rechinar del alambre en la viga fue interrumpido por un balbuceo.

—Me estoy muriendo… —Los ojos de la ahorcada miraban fijamente al joven—. ¿Vas a dejarme morir nuevamente? —Dijo antes de sonreír maliciosamente.

Vicencio bajó la mirada, consumido por una profunda tristeza.

—Maldito demonio, te daré fin de una vez, para eso vine esta noche —expresó entre dientes el joven, sacando un revólver de su bolso de cuero.

El estruendo de un tiro destrozó la tranquilidad de la noche, algunas aves nocturnas huyeron graznando y los grillos callaron por un instante.

Sólo el viento seguía llorando en las ramas del sauce.



IV


Pasaron varios días, antes DE que un vagabundo encontrase el cuerpo sin vida de Vicencio en la casa de madera. Tenía una herida en el cuello. Horacio encontró una escueta nota de suicido en el bolso de cuero de su amigo:

“Una noche de embriaguez regresé a casa, y sorprendí a un extraño en la sala, creyendo que era un ladrón, le pegué un tiro con la escopeta de mi padre. Sólo cuando desperté de la quimera supe que era mi hermana, todos creyeron que ella misma se había quitado la vida… Desde entonces prometí dejar el vicio, pero no lo pude hacer, no soportaba vivir enfrentando la realidad, era mi único refugio… Pero mi mundo fue haciéndose pequeño, porque el demonio que me acompañaba desde entonces fue creciendo y no TENGO (tuve) otra opción que (acabarlo) ELIMINARLO”.

Horacio observó por última vez la tumba de Vicencio, tiró su último cigarrillo contra la grisácea lápida y se marchó.

De lejos, el viento traía el rugir de pesadas maquinas MÁQUINAS. Estaban demoliendo una casa de madera.

cOmo siempre toma lo que te parezca. El cuento está muy bien Suerte Yvette
 
miriades,23.05.2010
Me gustaría que corrijas "Carreras de la Infancia", de entre mis cuentos. Nuevamente, muchas gracias.
 
ninive,24.05.2010
Carreras de la infancia
autora :miriades

"Mi primo Jorge preparado en su bicicleta y mi hermano Javier empujando la carretilla DONDE YO IBA SENTADA(conmigo dentro). Esta era la carrera obligada de todas las tardes en el jardín de la casa de la abuela..."
"Partíamos (de) cerca de la higuera, para luego cruzar una meseta de pasto, que QUEDABA aplastado a nuestro paso (quedaba), hasta llegar, con aproximación, a la línea imaginaria marcada entre dos naranjos, que HACÍAN de serios jueces (hacían) al finalizar el juego...”
" Los naranjos movían sus ramas..."
Esta es la parte de la anécdota que, YA (de) ancianos disfrutamos RECORDAR Y REPETIR los tres protagonistas (de esta) PUNTO

(, de recordar y de repetir)
eSTAMOS sentados al lado de nuestros queridos nietos, que juegan a las carreritas en la PC. Ellos ENTREMEZCLAN ciertas sonrisas (entremezclan) al escucharla. Ya oyeron quinientas veces lo que sus abuelos hacían en la casa de la tatarabuela cuando eran niños. Lo que deseamos es que ellos en el futuro, repitan y agreguen su propia historia para sus FUTUROS (SUGERENCIA )venideros hijos y nietos.
-¡Ojalá, que este cuento no tenga nunca un fin! – pensábamos los TRES viejitos que con los bastones en mano, nos miramos CON COMPLICIDAD y NOS paramos al mismo tiempo.
(Esa tarde, los tres,) salimos LOS TRES al jardín y corrimos ESA TARDE carreras en la antigua casona familiar. La infancia y las ilusiones no se habían perdido. Los naranjos con sus frondosas ramas indicaron que yo había ganado en la última competencia. (Claro, seguía siendo la más jovencita).
Desde las ventanas, los nietecitos nos sorprendieron con (sus) enérgicos aplausos e inmensa alegría. Ellos salieron enloquecidos de felicidad (tambien) a jugar junto a nosotros y los naranjos sacudiendo sus ramas dieron la bienvenida a los nuevos integrantes.

VEO QUE PUSISTE MÁS ATENCIÓN EN LOS VERBOS. UN PEQUEÑO ESFUERZO MÁS Y NO NECESITARÁS CORRECCIONES. LEE EN VOZ ALTA TU TEXTO Y NO TE CANSES DE CORREGIR.TE FELICITO. ADELANTE

 
miriades,25.05.2010
Yvette, muchísimas gracias por tu nueva corrección, Agradezco tu colaboración y recomendaciones. Seguiré esforzándome, ya falta poco. Un gran abrazo.
 
rigoberto,20.07.2010
Sra. Yvette, ¿sigue con las correcciones?
Podrá darle una miradita a mi "Nunca más"? Ver, como siempre, lo que yo no alcanzo ver.
Desde ya muchas gracias.
Carlos
 
ninive,22.07.2010
Rigoberto, corrijo aún pero no veo tu texto nunca más entre los publicados en tu página. ¿¿¿¿¿¿ Yvette
 
ninive,25.07.2010
TITULO: NUNCA MÁS
AUTOR: RIGOBERTO

Almorzar solo un domingo es algo que pone mal a cualquiera. No quiero justificarme, pero sucede que ese día estaba especialmente sensible. Para colmo hacía rato que las musas me habían abandonado y, NO HAY COSA PEOR en este oficio,( no hay peor cosa. )

AL DECIR EN ESTE OFICIO SIN ALUDIR A QUÉ HACE EL PROTAGONISTA DEJAS ABIERTAS MUCHAS POSIBILIDADES.VERÉ SI SE ACLARA MÁS ADELANTE.

La comida parecía que no quería llegar a mi estoÓmago; antes y después de cada bocado debía lubricar BUSCA SI ES LUBRICAR O LUBRIFICAR mi esófago con un trago del tinto áspero que un primo me había traído de los valles.¿ES IMPORTANTE DECIR QUIÉN LE REGALÓ EL VINO¿¿

Fue así que la tarde de ese silencioso domingo me (halló ) ENCONTRÓ sentado (frente) MEJOR ANTE (a) una segunda botella de vino que, por supuesto, a esa altura ya no me parecía tan áspero. Trataba de descifrar el mensaje oculto (que había en)DE la figura que formaban las miguitas de pan esparcidas sobre el mantel, cuando levanté la vista y lo vi. La tristeza de su pardo plumaje contrastaba con las brillantes perlas negras que eran sus ojos. Un pájaro enorme (como un águila pero con el cuello y el pico un poco más largos) estaba posado en la cabecera opuesta de la mesa, mirándome. Cada tanto torcía el cuello haciendo girar la cabeza para alternar el ojo con el que me observaba, como si hiciera un esfuerzo para ver algo en mi cara. En ese momento supuse que había entrado volando por la ventana abierta que daba al jardín sin que yo lo (percibiera.)NOTARA De pronto abrió el pico y emitió un graznido que retumbó en la habitación vacía.
- Bueno - me dije, mientras me servía otra copa de vino - aunque sea por un rato no estaré solo. Tomé unas miguitas, se las arrojé cerca de las patas, levanté la copa y sonriendo le hablé: - Salud, amigo, sea bienvenido a esta humilde morada.
A manera de respuesta, emitió un nuevo chillido. Al oírlo me atraganté con la bebida y tosí. Instintivamente olfateé la copa y la alejé espantado; no podía creer lo que me parecía haber escuchado. - ¿Qué dijiste? – le pregunté, a la vez que deducía que debía estar borracho: ¡LE estaba haciéndo(le) una pregunta a un animal!
El pájaro chilló y oí borrosamente pero sin dudas: -¡Nevermore!

Miré a mi alrededor, supuse que algún escritor amigo estaba haciéndome una broma (solamente a un literato se le ocurriría ese tipo de picardía: pretender hacerme creer que estaba ante ¡el cuervo de Poe!). Pero no, no había nadie más, sólo el pájaro y yo. Llegué a la conclusión que quizás estaba soñando o, peor, delirando por la bebida de mala calidad que había consumido. Mi cabeza daba vueltas.
Como si el bicho quisiera persuadirme del todo volvió a cantar ¿CANTAR? SENTENCIAR, PRONUNCIAR AFIRMAR DECIR....: - ¡Nevermore!
Decidí dejarme llevar; traté de convencerme de que si era un sueño o un delirio, igual me serviría para luego escribir algún relato.
Asaltado por un inesperado entusiasmo, tratando de parafrasear a Don Edgar y para cumplir con mi papel, le recité:
- “¡Profeta!, ¡cosa diabólica!
- ¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio enviado por el Tentador, o arrojado por la tempestad a este refugio desolado e impávido, a esta desértica tierra encantada, a este hogar hechizado por el horror!”
Continué excitado: - “Profeta, dime, en verdad te lo imploro, ¿hay, dime, hay bálsamo en esta vida? ¡Dime, dime, te imploro!”
Y el cuervo, como es de esperar (si uno leyó ese clásico) NO ES NECESARIO EL PARÉNTESIS, se despachó con su archiconocido “nunca más”:SIN LOS DOS PUNTOS Y graznó en un espeluznante inglés: - ¡Nevermore!
No puedo negar que eso que creía SER (era) un sueño juguetón MEJOR ENGAÑADOR me asustó un poco, pero como por lo general en contextos oníricos soy muy valiente; al borde del masoquismo, le dije:
- Dime profeta del demonio, ¿este sueño extravagante me permitirá, por lo menos, volver a escribir después de tanto tiempo . (sin hacerlo)?
Y la bestia monotemática: - ¡Nevermore!
A punto de estallar, redoblé la apuesta: - Decime, pajarraco de mal agüero, ¿Cuándo te mandarás a mudar de aquí para que pueda continuar EN PAZ (con) mi íntima sobremesa (en paz)?
- ¡Nevermore!
- ¡Ah!, ¡¿así que nunca más?!
Indignado busqué algo con que espantar al charlatán alado. No tuve mejor idea que arrojarle con LA BOTELLA DE VINO (el regalo de mi primo,) con tanta mala suerte – para el ave – que en su perezoso intento de levantar vuelo recibió el botellazo exactamente en la testa emplumada. Oí, primero, el crujiente ruido deL VIDRIO ( de la botella estampándose) en la pared y luego el apagado golpe deL ( su) cuerpo DEL PAJARO QUE CAYÓ (cayendo) cerca de la ventana (abierta). Al acercarme (Me paré y me acerqué a él, el corazón me latía descontrolado. El pájaro yacía, junto a unas pocas plumitas que se le habían desprendido en la caída,TENIA ( con) el pico abierto como si hubiese querido exclamar un postrimero ¡nevermore!
En ese momento no tuve conciencia cabal de lo que había hecho. Hoy sé, como siempre lo había sospechado, que la literatura universal ME tenía reservado un lugar de privilegio(para míen mi jardín, no en otro),PUNTO.
E enterrado EN MI JARDÍN a pocos centímetros de la superficie, descansa PARA LA ETERNIDAD( para la eternidad) uno de sus iconos más preciados.


si quieres hacerme alguna pregunta sobre la corrección estoy en mi libro o aquí. ME GUSTÓ HAY QUE PULIRLO, QUEDARÁ MUY BIEN PUEDO VOLVER A VERLO CUANDO LO CORRIJAS. aLGUNAS NOTAS SON DE SUGERENCIA Y OTRAS SE ME ACLARARON EN EL CAMINO. uN BESO yVETTE



 
rigoberto,25.07.2010
Muchas gracias Yvette. En un rato corrijo todo. Un abrazo.
Carlos
 
ninive,06.08.2010
Estoy a tu disposición "master". Los texts no deben superar las 1000 palabras . Reviso sólo prosa.
 
kone,20.08.2010
Nínive... Espero y no te moleste leer mi cuento. Siento que sean 1600 palabras pero de verdad quisiera que por favor me corrigieras aunque tardes un poco más. Gracias de antemano

LA INVITACION

El tipo estaba de pie en medio del bullicioso vestíbulo. Destacaba de los demás por lo fuera de lugar que parecía. Larguirucho, demasiado flaco para el traje que llevaba y que aparentaba sostenerse de una percha. Rostro muy pálido y facciones bastante comunes. Lo único que podría distinguirlo eran los incisivos ojos que se disfrazaban detrás de los anteojos de aumento.
“El lugar más afortunado del mundo”.
Así decía el papel que Mike sostenía en sus manos mientras releía por décima vez la vistosa invitación que recibió unos cuantos días antes.
El Casino Golden Club se complace en invitarlo a usted y sólo a usted a conocer uno de los centros de apuestas más importantes del oeste americano. Ubicado a sólo tres horas de la ciudad, transpórtese hacia un panorama de bosques siempre verdes e imponentes montañas. Usted ya es afortunado sólo por disfrutar del hermoso paisaje.
En el Casino Golden Club disfrutará de un ambiente amistoso y recibirá atención especial por ser uno de los jugadores que visitan “EL LUGAR MAS AFORTUNADO DEL MUNDO”
Coma en el Restaurante Lucio´s y disfrute de la extensa variedad de platillos regionales e internacionales. Deléitese con la barra de postres más exquisitos que haya probado.
En nuestro Club de la Fortuna, recibirá recompensas cada vez que juegue en cualquiera de las más de 700 modernas maquinitas. Las recompensas las podrá canjear por comida, gasolina y promociones en cualquiera de las boutiques que rodean al Casino Golden Club “El Lugar más afortunado del mundo.
Todo esto y más ABSOLUTAMENTE GRATIS!
Sólo por ser usted.
No es una trampa, No hay trucos. Compruébelo. Dénos y dese la oportunidad de visitarnos. Adjuntamos mapa de nuestra ubicación y un cupón que podrá cambiar en nuestra caja por fichas para que juegue y se divierta.
En el Casino Golden Club usted sentirá que verdaderamente está en EL LUGAR MAS AFORTUNADO DEL MUNDO”.
Sentía la mirada de muchos de los concurrentes. Después de todo ya tenía más de diez minutos en medio del vestíbulo con la invitación en una mano y el brillante cupón dorado en la otra. Mike levantó la vista y se topó con un sueño vestido de rojo. Un sueño de brillante y ondulado cabello rubio que enmarcaba el rostro perfectamente maquillado y en donde resaltaban los ojos verdes más grandes que hubiera visto y una sonrisa tan sensual que lo dejó mudo.
La celestial visión seguía sonriendo. A él. A Mike. Al empleado de una fábrica de cajas de archivo que se vistió con su mejor traje de poliéster para comprobar que también a él le sucedían cosas estupendas.
La rubia se acercó en un movimiento rítmico de caderas y de detuvo tan cerca de Mike que éste se inclinó hacia atrás para darle (o darse) un poco de espacio.
— ¿Necesitas ayuda cariño? –Preguntó con ronca voz y acercando su cara a la de Mike. —Veo que tienes un cupón que no has cambiado.
—Sólo trataba de ubicarme -¡Valla! Logró contestarle sin tartamudear. Mike sintió que había conseguido todo un triunfo. — ¿Me ayudarías? –Mike no cabía en sí de alegría. No sólo le había contestado sino que ahora prácticamente la invitaba a acompañarlo.
La rubia enlazó su brazo con el de él y lo empujó suavemente con la cadera para indicarle el camino. Sólo hasta ese momento se percató de la enorme multitud que los rodeaba. Casi no había espacio para caminar mientras la gente atestaba las filas de innumerables tragamonedas en un sonido ensordecedor. La rubia lo condujo hábilmente a través del vestíbulo hasta la ventanilla en donde había una larga fila de personas cambiando el mismo cupón dorado. Una vez llegado su turno la chica de la ventanilla le entregó un montón de fichas al tiempo que le sonreía coqueta.
Click. Ese fue el sonido que hizo su adormecido cerebro y que encendió un foco de ligera alarma.
“¿CÓMO ES POSIBLE QUE DOS CHICAS TAN HERMOSAS SE PORTEN TAN ENCANTADORAS CON UN TIPO COMO TÚ?” la dijo su cerebro, mientras la rubia lo arrastraba fuera del vestíbulo y dentro del casino. “Tal vez quiera robarme” le contestó Mike. “TU SABES QUE NO ES ASÍ”.
La rubia sostenía con fuerza su mano mientras lo remolcaba hacia las mesas de apuesta. Mike observó detenidamente a la muchedumbre. Todos parecían excesivamente felices en sus elegantes trajes, excesivamente atractivos, excesivamente agradables. Antes de salir del vestíbulo y de sus ruidosas maquinitas observó las primeras mesas de apuestas y a las personas que sentadas apostaban con miradas preocupadas. Un hombre sostenía un par de dados en su mano pero Mike no prestó atención a las personas que lo animaban a arrojarlos sino al hombre mismo. Estaba al borde del llanto. Lo rodeaban un par de chicas tan despampanantes como la rubia que lo acompañaba pero el tipo en cuestión parecía todo menos feliz de verse ahí. Había otra mujer, vestida tan fuera de lugar como el mismo Mike. Se encontraba flanqueada por unos tipos atractivos que la abrazaban posesivos. La mujer volvió la vista y se topo con la de Mike.
Su mirada desesperada clamaba pidiendo ayuda.
Mike se detuvo en seco justo antes de entrar al casino. La rubia se volvió a verlo con sorpresa y algo más. ¿Con enojo?
— ¿Qué pasa cariño? –dijo sonriendo pero con los dientes apretados. ¿No quieres divertirte? Es gratis.
Mike se soltó de la mano femenina y dio unos pasos atrás.
—Voy al baño. –dijo mientras se daba vuelta y caminaba rápidamente en sentido contrario. Otra vez estaba en la ventanilla donde había canjeado el cupón pero ésta se hallaba cerrada. La empleada estaba saliendo y le sonrió coqueta al reconocerlo.
—Hola amor ¿Te perdiste? ¿Quieres que te acompañe? Veo que no has utilizado tus fichas –Mismo todo de voz que la rubia, mismo caminar ondulante y misma sonrisa de dientes apretados.
—No gracias –Mike huyó detrás de una larga fila de maquinitas. Se ocultó detrás de una palmera artificial que adornaba el vestíbulo y observó detenidamente a los demás.
No jugaban. Sólo movían las palancas de las maquinitas y aparecía el rostro de él.
¡De él! Alarmado veía su rostro girar y aparecer nuevamente con una leyenda “JUEGA Y CONDENATE MIKE”, JUEGA Y CONDENATE MIKE”.
Mike buscó la salida pero no la localizaba. Sólo alcanzaba a ver la entrada al casino. Click. Otra vez su cerebro. “SI NO JUEGAS NO TE CONDENAS” le dijo.
Mike apretujó el montón de fichas en sus bolsillos y entró con aparente despreocupación al casino. Miraba como descuidado las mesas y en todas había la misma gente atractiva y bulliciosa rodeando a un par de inadaptados como él que igualmente tenían el mismo rostro de preocupación. Una mujer se atrevió a mirarlo y armándose de valor le dirigió unas palabras.
—No juegues… -La interrumpió el apasionado beso de su acompañante que la rodeó entre sus brazos y la ocultó con su cuerpo. Los demás le hicieron rechiflas mientras los empujaban en medio de comentarios bromistas “Fuera de aquí tórtolos” “Vallan a hacerse arrumacos a otra parte”.
Un hombre particularmente distinguido abrazó a Mike por los hombros mientras lo empujaba a la meza.
—Ven a jugar aquí amigo mío.
—Oh! Los dados no son lo mío.
Una bellísima morena se acercó y le dijo al oído.
—Déjame acompañarte amor.
Mike se soltó hábilmente diciendo.
—Ya estoy acompañado linda. No quisiera ofender a la bella dama que me recibió.
Rápidamente se alejó y a una distancia prudente se agachó fingiendo estar atando su zapato. En cuclillas observó debajo de las mesas. Sólo los que jugaban estaban sentados y delgadas cadenas salían del alfombrado piso rodeando los tobillos de los apostadores. Justo detrás de él un sonido peculiar atrajo su atención. Un sonido lo bastante repugnante como para que de solo escucharlo Mike se asqueara. Las bellas zapatillas de la mujer se transformaron en ponzoñosas garran que calculadoramente cortaban las cadenas de uno de los apostadores. Otra bella mujer lo besaba y abrazaba mientras los empujaban fuera del casino. Los brazos esbeltos que abrazaban al pobre diablo se transformaban a la altura de las muñecas en garras que se hundían la espalda del jugador.
Mike se puso de pie rápidamente y caminó tan rápido como pudo siguiendo la pared del casino. “En algún lugar debe de estar la puerta” pensó. Click. “EN EL BAÑO MIKE”.
“Si. Por eso la chica de la ventanilla me coqueteó. Ella sabia de alguna manera que le dije a la rubia que iba al baño.”
Sin desviarse ni mirar a otro lado. Mike se encaminó raudo al vestíbulo. Click. “AHÍ ESTA MIKE… A TU DERECHA”. “Por supuesto… al fondo a la derecha” No pudo evitar pensar en la estúpida frase. Entró y cerró la puerta tras de él. Nada. No había otra puerta ni ventana. Click. CAMINA HASTA EL FINAL”. El hombre se dirigió al último baño y lo abrió. Fue tan fácil. No tenía necesitad de salir por alguna alta ventana o un estrecho ducto. Simplemente esa era la salida. Las brillantes estrellas tachonaban el cielo y la luz de la luna se filtraba en hermosos hilos a través de altísimos árboles. Justo en medio ellos estaba su auto. Mike se dirigió hacia el vehiculo y antes de que diera otro paso una repugnante garra lo tomo del hombro y lo volvió.
Era la rubia. A pesar de la horrenda transformación, Mike reconoció los ojos verdes que lo miraban con desdén.
—Verdaderamente eres el hijo de perra más afortunado del mundo.
Mike no dijo nada.
Se volvió y subió a su auto.
Escuchó el sonido de la puerta al cerrarse a su espalda.
Sin poder resistir más tiempo volvió la vista hacia atrás. Nada. Todo había desaparecido. No existía ningún casino. Ninguna construcción. Ningún estacionamiento.
Pero sí su auto. Lo encendió y tranquilamente se dirigió montaña abajo. Al parecer tampoco existía la carretera.
 
ninive,23.08.2010
lA INVITACIÓN
AUTORÍA KONE

LA INVITACION

El tipo estaba de pie en medio del bullicioso vestíbulo. Destacaba
de los demás por lo fuera de lugar que parecía. Larguirucho,
demasiado flaco para el traje que llevaba y que PARECÍA SOSTENIDO POR (aparentaba sostenerse de) una percha. Rostro muy pálido y facciones bastante comunes. Lo
único que podría distinguirlo eran los (incisivos) ojosAQUÍ COMA,que COMA INcisivos se
disfrazaban detrás de los anteojos de aumento.

SUGERENCIA: ESTA PALABRA “dizfazaban” no pega mucho BUSCARÍA OTRA ---OCULTOS , SE VEÍAN , . No es un error piensa SI CAMBIAR O DEJAR
“El lugar más afortunado del mundo”.
Así decía el papel que Mike sostenía en sus manos
mientras releía por décima vez la vistosa invitación
que HABÍA RECIBIDO UNOS (recibió unos cuantos )días ATRÁS (antes.)
El Casino Golden Club se complace en invitarlo a usted y sólo a
usted a conocer uno de los centros de apuestas más importantes del
oeste americano. Ubicado a sólo tres horas de la ciudad,
transpórtese hacia un panorama de bosques siempre verdes e
imponentes montañas. Usted ya es afortunado sólo por PODER
disfrutar del hermoso paisaje.
En el Casino Golden Club disfrutará de un ambiente amistoso y
recibirá atención especial por ser uno de los jugadores INVITADOS que
visitan “EL LUGAR MAS AFORTUNADO DEL MUNDO”
Coma en el Restaurante Lucio´s y disfrute de la extensa variedad de
platillos regionales e internacionales. Deléitese con la barra de
postres más exquisitos que JAMÁS haya probado.
En nuestro Club de la Fortuna, recibirá recompensas cada vez que
juegue en cualquiera de las más de 700 modernas maquinitas. Las
recompensas las podrá canjear por comida, gasolina y promociones en
cualquiera de las boutiques que rodean al Casino Golden Club “El Lugar
más afortunado del mundo.
Todo esto y más ABSOLUTAMENTE GRATIS!
Sólo por ser usted.
No es una trampa, No hay trucos. Compruébelo. Dénos y dese
la oportunidad de visitarnos. Adjuntamos mapa de nuestra ubicación y
un cupón que podrá cambiar en nuestra caja por fichas para
que juegue y se divierta.
En el Casino Golden Club usted sentirá que verdaderamente
está en EL LUGAR MAS AFORTUNADO DEL MUNDO”.
Sentía la mirada de muchos de los concurrentes. Después de
todo ya tenía más de diez minutos en medio del
vestíbulo con la invitación en una mano y el brillante
cupón dorado en la otra. Mike levantó la vista y se
topó con un sueño vestido de rojo. Un sueño de
brillante y ondulado cabello rubio que enmarcaba el rostro perfectamente
maquillado y en donde resaltaban los ojos verdes más grandes que
hubiera visto y una sonrisa tan sensual que lo dejó mudo.
La celestial visión seguía sonriendo. A él. A Mike.SACA EL PUNTO, pon coma y prosigue la frase si no NO ES CLARO.
Al empleado de una fábrica de cajas de archivo que se vistió
con su mejor traje de poliéster para comprobar que también a
él le sucedían cosas estupendas.
La rubia se acercó CON (en) un RÍTMICO movimiento (rítmico) de caderas y (de) SE
detuvo tan cerca de Mike que éste seCORRIÓ ( inclinó )hacia
atrás para darle (o darse) un poco de espacio.
— ¿Necesitas ayuda cariño? –Preguntó con ronca voz y
acercando su cara a la de Mike. —Veo que tienes un cupón que no has
cambiado.
—Sólo trataba de ubicarme –(¡Valla!) VAYA YYYY Logró contestarle
sin tartamudear. Mike sintió que había conseguido todo un
triunfo. — ¿Me ayudarías? –Mike no cabía en sí
de alegría. No sólo le había contestado sino que ahora
prácticamente la invitaba a acompañarlo.
La rubia enlazó su brazo con el de él y lo empujó
suavemente con la cadera para indicarle el camino. Sólo hasta ese
momento se percató de la enorme multitud que los rodeaba. Casi no
había espacio para caminar COMA (mientras) la gente atestaba las filas de lOS
innumerables tragamonedas QUE HACÍAN (en) un sonido ensordecedor. La rubia lo condujo
hábilmente a través del vestíbulo hasta la ventanilla
en donde había una larga fila de personas cambiando el mismo
cupón dorado. Una vez llegado su turno COMA la chica de la ventanilla le
entregó un montón de fichas al tiempo que le sonreía
coqueta.
Click. Ese fue el sonido que hizo su adormecido cerebro y que
encendió un foco de ligera alarma.
“¿CÓMO ES POSIBLE QUE DOS CHICAS TAN HERMOSAS SE PORTEN TAN
ENCANTADORAS CON UN TIPO COMO TÚ?” la dijo su cerebro, mientras la
rubia lo arrastraba fuera del vestíbulo y dentro del casino. “Tal
vez quiera robarme” le contestó Mike. “TU SABES QUE NO ES
ASÍ”.
La rubia sostenía con fuerza su mano mientras lo remolcaba hacia
las mesas de apuesta. Mike observó detenidamente a la muchedumbre.
Todos parecían excesivamente felices en sus elegantes trajes,
excesivamente atractivos, excesivamente agradables. Antes de salir del
vestíbulo y de sus ruidosas maquinitas observó las primeras
mesas de apuestas y a las personas que sentadas apostaban con miradas
preocupadas. Un hombre sostenía un par de dados en su mano pero Mike
no prestó atención a las personas que lo animaban a
arrojarlos sino al hombre mismo. Estaba al borde del llanto. Lo rodeaban un
par de chicas tan despampanantes como la rubia que lo acompañaba
pero el tipo en cuestión parecía todo menos QUE feliz de verse
ahí. Había otra mujer, vestida tan fuera de lugar como el
mismo Mike. Se encontraba flanqueada por unos tipos atractivos que la
abrazaban posesivos. La mujer volvió la vista y se topo con la de
Mike.
Su mirada desesperada clamaba pidiendo ayuda.
Mike se detuvo en seco justo antes de entrar al casino. La rubia se
volvió a verlo con sorpresa y algo más. ¿Con enojo?
— ¿Qué pasa cariño? –dijo sonriendo pero con los
dientes apretados. ¿No quieres divertirte? Es gratis.
Mike se soltó de la mano femenina y dio unos pasos atrás.
—Voy al baño. –dijo mientras se daba vuelta y caminaba
rápidamente en sentido contrario. Otra vez estaba en la ventanilla
donde había canjeado el cupón pero ésta se hallaba
cerrada. La empleada estaba saliendo y le sonrió coqueta al
reconocerlo.
—Hola amor ¿Te perdiste? ¿Quieres que te acompañe?
Veo que no has utilizado tus fichas –Mismo todo de voz que la rubia, mismo
caminar ondulante y misma sonrisa de dientes apretados.
—No gracias –Mike huyó detrás de una larga fila de
maquinitas. Se ocultó detrás de una palmera artificial que
adornaba el vestíbulo y observó detenidamente a los
demás.
No jugaban. Sólo movían las palancas de las maquinitas y
aparecía el rostro de él.
¡De él! Alarmado veía su rostro girar y aparecer
nuevamente con una leyenda “JUEGA Y CONDENATE MIKE”, JUEGA Y CONDENATE
MIKE”.
Mike buscó la salida pero no la localizaba. Sólo alcanzaba a
ver la entrada al casino. Click. Otra vez su cerebro. “SI NO JUEGAS NO TE
CONDENAS” le dijo.
Mike APRETÓ (apretujó el montón de fichas en sus bolsillos y
entró con aparente despreocupación al casino. Miraba como
descuidado las mesas y en todas había la misma gente atractiva y
bulliciosa rodeando a un par de inadaptados como él que igualmente
tenían el mismo rostro de preocupación. Una mujer se
atrevió a mirarlo y armándose de valor le dirigió unas
palabras.
—No juegues… -La interrumpió el apasionado beso de su
acompañante que la rodeó entre sus brazos y la ocultó
con su cuerpo. Los demás le hicieron rechiflas mientras los
empujaban en medio de comentarios bromistas “Fuera de aquí
tórtolos” “Vallan a hacerse arrumacos a otra parte”.
Un hombre particularmente distinguido abrazó a Mike por los hombros
mientras lo empujaba a la meza.
—Ven a jugar aquí amigo mío.
—Oh! Los dados no son lo mío.
Una bellísima morena se acercó y le dijo al oído.
—Déjame acompañarte amor.
Mike se soltó hábilmente diciendo.
—Ya estoy acompañado linda. No quisiera ofender a la bella dama que
me recibió.
Rápidamente se alejó y a una distancia prudente se
agachó fingiendo estar atando su zapato. En cuclillas observó
debajo de las mesas. Sólo los que jugaban estaban sentados y
delgadas cadenas salían del alfombrado piso rodeando los tobillos de
los apostadores. Justo detrás de él un sonido peculiar atrajo
su atención. Un sonido lo bastante repugnante como para que de solo
escucharlo Mike se asqueara. Las bellas zapatillas de la mujer se
transformaron en ponzoñosas garran que calculadoramente cortaban las
cadenas de uno de los apostadores. Otra bella mujer lo besaba y abrazaba
mientras los empujaban fuera del casino. Los brazos esbeltos que abrazaban
al pobre diablo se transformaban a la altura de las muñecas en
garras que se hundían la espalda del jugador.
Mike se puso de pie rápidamente y caminó tan rápido
como pudo siguiendo la pared del casino. “En algún lugar debe de
estar la puerta” pensó. Click. “EN EL BAÑO MIKE”.
“Si. Por eso la chica de la ventanilla me coqueteó. Ella sabia de
alguna manera que le dije a la rubia que iba al baño.”
Sin desviarse ni mirar a otro lado. Mike se encaminó raudo al
vestíbulo. Click. “AHÍ ESTA MIKE… A TU DERECHA”. “Por
supuesto… al fondo a la derecha” No pudo evitar pensar en la
estúpida frase. Entró y cerró la puerta tras de
él. Nada. No había otra puerta ni ventana. Click. CAMINA
HASTA EL FINAL”. El hombre se dirigió al último baño y
lo abrió. Fue tan fácil. No tenía necesitad de salir
por alguna alta ventana o un estrecho ducto. Simplemente esa era la salida.
Las brillantes estrellas tachonaban el cielo y la luz de la luna se
filtraba en hermosos hilos a través de altísimos
árboles. SU AUTO ESTABA Justo en medio ellos (estaba su auto=. Mike se dirigió
hacia el vehiculo y antes de que diera otro paso una repugnante garra lo
tomo Ó del hombro y lo volvió.
Era la rubia. A pesar de la horrenda transformación, Mike
reconoció los ojos verdes que lo miraban con desdén.
—Verdaderamente eres el hijo de perra más afortunado del mundo.
Mike no dijo nada.
Se volvió y subió a su auto.
Escuchó el sonido de la puerta al cerrarse a su espalda.
)Sin poder resistir más tiempo)AL POCO TIEMPO volvió la vista hacia
atrás. Nada. Todo había desaparecido. No existía
ningún casino. Ninguna construcción. Ningún
estacionamiento.

mE PARECÍA QUE YA ESTABA EN EL AUTO, VERIFICA.
Pero sí su auto. Lo encendió y tranquilamente se
dirigió montaña abajo. Al parecer tampoco existía la
carretera.

BUEN TRABAJO DE IMAGINACIÓN. LOS ERRORES SE CONCENTRAN EN LA PRIMERA PARTE Y NO SON GRAVES. SE VE QUE EN LA SEGUNDA PARTE YA DOMINABAS LA SITUACIÓN Y SABÍAS ADONDE QUERÍAS LLEGAR. UN GUSTO AYUDARTE. YVETTE



 
kasiquenoquiero,27.09.2010
Un saludo, hace tiempo que no paso.
Agradecería que mi cuento contará con tú sabiduría.
Un abrazo.

¿Cuando mueras que harás tú?
 
ninive,04.10.2010
¿Cuando mueras que harás tú?


Martina fue siempre una mujer de su casa, amante esposa, madre luchadora y siempre respetuosa con los demás.
COMENZAR UNA FRASE CON PERO NO ES CORRECTO. pERO SUPONE UNA CONSECUENCIA DE LO DICHO EN LA PRIMERA FRASE.

Pero, el día en que murió no entendía nada, el ángel prometido, NO APARECIERON NI San Pedro Bendito, ni toda la conjunción de acontecimientos que su confesor le prometió. (Aparecieron.)
Flotaba con perniciosa PERNICIOSA NO ES UNA PALABRA ADECUADA QUIERE DECIR DAÑINA Y NO PIENSO QUE ERA ESTO LO QUE QUERÍAS EXPRESAR. CAMBIAR!!pereza alrededor de su cadáver, mientras los familiares y amigos lloraban desconsoladamente, ella cual niña juguetona pasaba por entre las personas cómo NO LLEVA ACENTOave rapaz persiguiendo a su presa.
Ni el entorno, ni las paredes consiguieron que se moderara en su loco vuelo de iniciación.
Una gran escalera que parecía no tener fin se apareció ante ella, no se lo pensó dos veces Y rauda como el viento ascendió,AQUÍ PUNTO muy arriba una puerta alta, de un lacado blanco invitaba a la curiosidad. Nada mas ACENTO tocar el pomo de la misma una sensación muy agradable recorrió todo su ser. Al abrir, una ráfaga de luz la llenó completamente EVITAR LOS ADVERBIOS TERMINADOS EN MENTE inundándola de paz y amor, a continuación apareció un lindo LINDO ES UN ADJETIVO ALGO BANAL PARA LA VISIÓN EXTRAORDINARIA jardín sembrado de las flores más hermosas que jamás vio.
En el centro del mismo, alguien de indeterminada edad y aspecto físico estaba sentado en posición de Loto. Ella dubitativa se acercó.INVERTIR LA FRASE
-Bienvenida Martina, dijo el ser sin inmutarse, ni mover un solo músculo de su faz.
-Hola, respondió Martina, no sin acometer QUÉ QUIERES DECIR CON ACOMETER. QUIERE DECIR ATACAR. MEJOR ATREVERSE.el acercarse en demasía.
-¿Eres tú San Pedro? Preguntó con ese toque de inocencia, que sólo saben (hacer)TENER las buenas personas.
-Ven hija mía, asiéntate a mi lado, le dijo el ser a la vez que le tomaba las manos. REPITES MUCHO "EL SER" BUSCA CÓMO REEMPLAZARLO.
Ella como buena chica se dejo hacer. En cuanto sus manos entraron en contacto con las de él, una corriente de luz estremeció su alma. Al momento una sucesión de imágenes se sucedieron con una tremenda rapidez, pero Martina se dio perfecta cuenta que era su vida AQUÍ COMAque rauda como el viento pasaba ante ella.
Vio cosas buenas, cosas malas, pero estaba hecha un lío, y un sinfín de preguntas se agolparon en su mente.
¿Porqué SEPARADO POR QUÉla acciones malas, no le parecían tan infames?
¿Porqué IDEM las buenas, no le parecían tan misericordiosas?
¿Las buenas fueron interesadas?
¿Las malas fueron inevitables?
Una lucha interior se apoderó, con pánico desesperado y desoladora actitud las lagrimas LÁGRIMAS ACENTO afloraron cómo SIN ACENTOtorrentes impetuosos por alcanzar el mar.
El ser, cual padre bondadoso le dijo- Hija mía, ese es el camino, síguelo.

Un letrero de neón parpadeaba con luz melancólica. “VIDA DESPUÉS DE LA VIDA” rezaba el mismo.
Martina después de innumerables pasillos con infinidad de puertas por fin llegó a su destino.
Detrás de una ventanilla un ser NUEVAMENTE EL SER (ENTE ¿¿¿, con aspecto de burócrata el dijo.
¡¡Qué tenemos aquí, una alma en pena, afligida, culpable y llena de dudas, mi especialidad¡¡

En un paraje desolador, comida por las moscas, con unos harapos por vestimenta está Martina. Ahora es una niña que tiene que trabajar haciendo ladrillos de barro, que luego pone a secar al abrasador sol.
Su vida es tan dura como ella misma eligió, pero ella no lo sabe COMA crece, se casa aún siendo una adolescente. Como todas las de su casta, tiene una numerosa prole que a su vez tendrá el mismo destino que ella (misma.)
Nuestra Martina se educó en la religión budista, por lo tanto cuando muere no es ni por asomo lo que le prometieron.
Vuelta a empezar ésta ESTA SIN ACENTO vez va prevenida, cuando llega al maravilloso jardín, todo como antes, en el centro el ser. Martina antes que el ÉL mismo le soltará el rollo, dijo: ¡¡No hay derecho, mi anterior vida fue un infierno!!
Hija mía, fuiste tú misma quien eligió. Contestó con condescendencia el ser. ESTO DEL SER HAY QUE PENSARLO, SE HACE PESADO
¡¡Me da igual quiero resarcirme de mi vida anterior!! Rechazó iracunda, Martina.
El ser !!!!!!!!!!con voz triste le respondió: Imposible no se puede retroceder en la rueda de la reencarnación, para avanzar no puedes ir de una vida de sufrimientos a otra de bonanza. Martina ya empezaba a perder los nervios...No lo dudó un instante de un punta-pies mandó al ser!!!!!!!!! a los confines del jardín, desapareciendo de su vista. Muy enfadada siguió su camino, dando patadas a cualquier objeto que se le pusieses a tiro( de pie...)Ahí seguía el letrero de marras parpadeando ese ridículo mensaje, a duras penas consiguió hacerse de unas cuantas piedras. Acto seguido la emprendió con el mismo, un destelló del luz y chisporreteo salían del letrero, a cada piedra certera que con inusitada habilidad martina arrojaba.
¡Vamos, vamos...cálmese! le decía el ser !!!!!!!!!!!!de aspecto Burócrata.¿POR QUÉ MAYÚSCULA?
¡¡Que me calme!! le respondió Martina ya fuera de si, con un movimiento expedito tomó el cuello del infeliz, el a su vez medio agónico ALGO ABSURDO QUERER MATAR A UN SER DEL MÁS ALLÁ consiguió articular una pocas palabras:
Un momento...tengo una oferta, que de seguro no rechazarás...ahora mismo una vida muy interesante se está concibiendo...Ambiente familiar envidiable, situación económica desahogada y una vida llena de emociones.
Martina dudaba, pero ante la situación tan apurada del ser comprendió que difícilmente resultaría engañada.
¡¡Veremos!! Contestó martina con grandilocuente resolución.


Hora de máxima audiencia, una familia reunida frente al televisor ávida de chismes y desgracias ajenas espera con impaciencia el final de la consabida y eterna publicidad.
Aparece por fin el presentador, pelo rizado con ademanes afeminados pregunta: Belén ¿Qué harías por tú hija?
“A ti y a toda España, cuidadito porque por mi hija saco los ojos, me los como y los escupo” ESTO NO SE ENTIENDE

TIENES QUE TRABAJAR MUCHO ESTE TEXTO SI QUIERES SALVARLO. ASÍ COMO ESTÁ NO TIENE MUCHO AGARRADERO. SE COMPRENDE QUE ES LA POESÍA LA QUE TE INTERESABA PUBLICAR. EL TEXTO NO ES INTERESANTE PERO YA SABES, ES MI OPINIÓN. TE HE SEÑALADO LA MAYORÍA DE LOS ERRORES PERO HAY MUCHOS.
Trato en este rincón de aconsejar no te quiero ofender y si lo dicho suena mal piensa que lo digo acompañado por una sonrisa.
siempre a tu disposición Yvette
 
kasiquenoquiero,05.10.2010
Está claro que peco de escribir para mi.
Agradecido por tus consejos y correcciones.
Un abrazo.

 
ninive,07.02.2011
Esta página está siempre a disposición de quien quiera ver corregidos sus textos . Máximo 1000 palabras
 
ninive,07.02.2011
Lunita de Hualpen

Ay Luna que saber más infeliz!
ocurre en mi tierra
sucede en mi país
desde la línea de guerra
hasta la misma raíz

padecen los hombres
de un triste oficio
vergüenza sin nombre
nocturno el sacrificio

carga el pobre por ilusión
rudezas de esperanzadura
consuela su aflicción
hurgando en la basura

de las que come el glotón
del que come con mesura
para él no hay distinción
es la misma amargura

por toda aspiración
recorrer calles con premura
en busca de un cartón
en medio de nuestra basura



si tú oyes ya por noche
su penoso rodar,
los clamores de su coche
él los porta cual cantar

cartonero rastrojando tus mieses
hambre que recorre mi ciudad
mas si contarles pudieses
verías el tamaño de nuestra maldad


A prescindir del tema que es desgarrante y merece toda atención voy a tratar de darte algunas sugerencias para limar en algo las asperezas de tu texto.

SIENDO COMO ES UNA POESÍA LIBRE YA QUE NO TIENE UN NÚMERO DE SÍLABAS DEFINIDO, NO TENDRÍAS QUE HABERTE PREOCUPADO POR LA RIMA. lIBRE DE METRO Y RIMA TENDRÍA QUE SER. eN TUDESEO DE DAR FUERZA ACIERTAS PALABRAS O LAS INVENTAS O LAS DEFORMAS . nO HABRÍA QUE HACERLO 2ESPERANZADURA". yA SÉ QUE ES LA DURA ESPERANZA PERO O LO SEPARAS O CAMBIAS LA PALABRA . aSÍ SUENA A CHISTE

NO SÉ DE QUÉ PAÍS HABLAS PERO DÓNDE ESTÁ LA RAIZ DE LA LÍNEA DE GUERRA QUE MENCIONAS, ME PARECE UNA DISTORSIÓN PARA ENCONTRAR LA RIMA

POR QUÉ "NUESTRA BASURA " Y NO "LA BASURA.
eNCUENTRO TODO MUY RETORCIDO. dE ESTE TEMA HUBIERAS PODIDO ESCRIBIR UNA PROSA VÁLIDA, EL TEMA DA PARA MUCHO

sIENTO DECIRTE QUE A PESAR DE QUE EL TEMA ES IMPORTANTE Y SE LO NOTA MUY SENTIDO LA POESÍA LO MALOGRA PORQUE SEGÚN MI PARECER BNO ES POESÍA/B

lOS COMENTARIOS QUE HAS RECIBIDO DE LOS COMPA;EROS TE LOS MERECES POR EL TEMA.
 
ninive,07.02.2011
eL TRABAJO ANTERIOR ES DE jUANLOMA
 
juanloma,08.02.2011
Estimada Nínive
Antes que nada muchas gracias. Duras me llegaron tus palabras, pero pedí una opinión entendida y debo aprovechar de escucharla.
Algunas respuestas:
El País del que se habla es Chile (soy chileno). “desde la línea de guerra” es una ironía porque el límite Norte de mi país, (que da con Perú, se conoce con un nombre opuesto: “la Línea de la Concordia”, así se le nombra en todos los textos de nuestro país. La llamo “línea de guerra” porque cuando termina la guerra con el triunfo de Chile contra la confederación Perú-Boliviana (1879 Aprox.) las tropas chilenas obligan con una pistola en la cabeza a los peruanos a correr su territorio hasta ese nuevo límite y más encima los chilenos la bautizan cínicamente “línea de la concordia”, en circunstancia que obviamente jamás hubo acuerdo, todo fue forzado. En mi país probablemente esta ironía pueda ser percibida con cierta facilidad, claro eso lo hace de su entendimiento algo bastante más local.
Y luego a renglón seguido dice “hasta la misma raíz” es una metáfora espacial con una planta, la parte de abajo, es decir hasta lo más profundo del Sur, es decir lo cubre totalmente. Esto es especialmente gráfico porque mi país es largo, delgado y vertical y está incorporado en nuestra cultura en donde comúnmente se le presenta como “una larga y angosta faja de tierra”, claro esto también lo hace local.

“nuestra basura” en vez de “la basura” es porque pretendo enfatizar que nosotros participamos directamente en estos sucesos, no es algo que ocurra sin nuestra intervención.

Una pregunta: ¿Porque hay que renunciar totalmente a la rima si no se aplica una métrica perfecta?, si solo es aproximada, en aras de al menos un acercamiento a la musicalidad y al significado cultural que posee la rima?

Comentario:
Bueno, me he dado cuenta –chocantemente- que existe una enorme distancia entre lo que pretendía comunicar, hacer sentir y lo que finalmente llega.
Por ejemplo nunca esperé que “esperanzadura” cayera como algo ridículo, tampoco esperé que ser visto como “todo muy retorcido”, que tampoco alcancé a ser un trabajo válido: “podrías haber escrito una prosa válida”, y que los comentarios recibidos no se merecen por el trabajo en si, sino por algo externo a el, (por la trascendencia del tema), que por lo demás da para mucho y fue muy torpemente aprovechado, el tiro de gracia sin duda fue que mi trabajo simplemente “NO ES POESÍA”

Finalmente creo que hoy aprendí mucho, y me doy cuenta de lo muchísimo que me queda por trabajar.

Por último solo mencionar que mi interés es tanto por el valor literario, como por la humanidad que trasunta el tema, mi consuelo, es al menos el haber puesto el tema y por un asunto de intereses personales eso no es menor.

Una vez más gracias Nínive, por tu tiempo y tu arte.
 
ninive,08.02.2011
tE ADMIRO JUANLOMA, tu forma modesta y seria de tomar mis palos me hizo repensar en si la sinceridad es un valor. Todo lo dicho es sincero y a muchas personas que no tengan tu temple las hubieran enojado. Duele escuchar críticas pesadas como la mía. Pero yo no soy la poseedora de la verdad, no quiero desanimarte, verás que muchos podrán encontrar que mi revisión peca de exceso. Si no sigo esta línea de sinceridad no tendría valor mi página.
Me preguntas por qué no está bien la rima en un poema libre, te respondo que cada estilo tiene sus reglas escritas o no. Así como no te pondrías galera vistiendo un traje de baño no se pueden mezclar dos estilos sin convertir el texto en un híbrido. "los grandes"pueden permitirse licencias, los que todavía buscan su voz deben atenerse a las reglas. Llegará el momento de transgredirlas.
Nuevamente agradezco tu confianza, tu modo de recibir una apreciación tan poco simpática como la mía y cuenta con mi amistad y mi disposición para golpear o acariciar según el caso. Un beso Yvette
 
RIGOBERTO,27.02.2011
Sra.Yvette: cuando pueda por favor vea "La tapia de Juan".
Desde ya muchas gracias.
 
ninive,05.03.2011
La tapia de Juan

En mi ciudad, las paredes de ciertos callejones oscuros suelen amanecer vestidas de misteriosos símbolos que los ciudadanos comunes ni siquiera llegan a advertir.
Algunas personas de mente abierta conjeturan que seres invisibles, quizá habitantes de los suburbios o de los arrabales de nuestras conciencias, de vez en cuando se manifiestan con herméticas señales para que solamente los espíritus sensibles intuyan sus existencias; como las almas en pena, cuando acosan con sus melancólicos juegos a individuos determinados. Acaso conocer esto sirva para entender a Juan
Juan habita una vieja casona en la calle Holmes. Se la prestó una tía abuela, después de que él lo perdiera todo en uno de sus tantos negocios fallidos.
UNA VEZ LEIDO EL TEXTO POR PRIMERA VEZ PARA CONOCER SU CONTENIDO EN LA SEGUNDA LECTURA VEO QUE ESTA FRASE ES SUPERFLUA PORQUE NO SE RELACIONA NO SE RELACIONA PARA NADA CON LO QUE SIGUE.
La calle Holmes consta MEJOR TIENE (de) sólo una cuadra de LARGO (extensión): en ambas aceras una sucesión de paredones, de distinta altura, salvaguardan la decrepitud de antiguos palacetes abandonados. Aunque nadie puede asegurarlo, Juan parece ser el único habitante del vecindario. Su casa también está cubierta por una tapia que en un principio, era la única respetada por los grafitis que pululan por las noches. (A esa distinción, inicialmente Juan la juzgó ACONSEJARÍA DAR VUELTA LA FRASE: INICIALMENTE JUAN JUZGÓ ESA DISTINCIÓN como una actitud de respeto, pero con el tiempo y jaqueado por la soledad, sintió como si lo dejaran de lado, como si su espacio no fuese digno de esos trasnochados alardes. Todas las mañanas, antes de IR (partir) al trabajo, inspeccionaba su pared y descubría que, a diferencia de los otros (muros) donde se superponían infinidad de "manifestaciones" ESTA PALABRA NO ME PARECE ADECUADA,GARABATOS, MANCHAS SEÑALES nadie había intentado ensuciarla. Cuando un amanecer descubrió dos (casi) imperceptibles manchas a la altura de sus ojos y en el margen izquierdo del paredón, quedó maravillado, un poco porque ya había perdido las esperanzas de que lo tuvieran en cuenta y, quizás aún más, por las extrañas formas de los signos y el lugar en el que estaban ubicados. Era como si alguien hubiese considerado el muro como un enorme papel en blanco. Las estampas eran de un color similar al de la piel humana, parecían haber sido realizadas con algún tipo de arcilla. Juan descubrió abundantes restos de ese material en la vereda, lo recogió con una palita y lo guardó en un recipiente sin saber muy bien por qué. La mañana siguiente encontró dos nuevas marcas, (iguales) SEMEJANTES a las anteriores, aunque ALARGADAS(esta vez se alargaban) hacia abajo. Se le ocurrió que estaban hechas para él, que alguien trataba de comunicarse, que era una invocación a su persona. Buscó el recipiente con arcilla, empastó las manos y las colocó instintivamente ahuecando las palmas a continuación de las últimas marcas. Notó que las primeras manchas eran muy parecidas a las que él acababa de estampar. Se percató con asombro que eran impresiones de dos manos colocadas de idéntico modo al suyo y que las segundas, las alargadas, eran las de esas mismas pequeñas manos pero con sus antebrazos. Embadurnó nuevamente sus manos y con ellas se frotó los brazos para luego apoyarlos en la tapia. Retrocedió hasta la calle para mirar la pared desde esa perspectiva y, sin motivo aparente, lloró emocionado. MEJOR: CADA MAÑANA INSPECCIONABA (La mañana siguiente, inspeccionó con obsesión LAS (nuevas) marcas dejadas durante la noche. Intuyó en ellas labios y parte de la mejilla, que estaba seguro pertenecíaN a una mujer. Casi con desenfreno continuó el rito DAR VUELTA LA FRASE :CONTINUÓ EL RITO CASI CON DESENFRENO. devolvió el beso de arcilla y estampó su cara en la pared rugosa. Así, noche a noche, día a día, se fue arraigando el singular vínculo.
Juan pasa las noches en vela. No se anima a asomarse por temor a ahuyentar a la mujer que le deja las secretas ofrendas o a que (lo aterroriza la idea) no haya tal mujer. Apenas despunta el sol sale a ver y palpar las nuevas figuras. En esos, para otros ojos, simples garabatos, él reconoce los muslos, el pubis, las caderas, la piel de la hembra que lo homenajea. Cada amanecer sus dedos recorren las tersas marcas de arcilla plasmadas en la aspereza del muro, para luego, sin importarle las miradas ajenas, devolver el tributo.
Los pocos transeúntes que se atreven a pasar por la calle Holmes suelen ver a un loco semidesnudo acariciando una pared recubierta de raras grafías. A pesar de sus ojos extraviados y su cara descolorida, se intuye en él algo parecido a la alegría.

C. E. S.
RIGOBERTO: ESTE TEXTO conTIENE UN ERROR DEL PUNTO DE VISTA DEL NARRADOR.

DESDE EL MOMENTO EN QUE COMIENZAS DICIENDO EN MI CIUDAD, das por sentado de que quien relata es un personaje real . El texto luego está relatado por un narrador ommniscente, es decir un narrador anónimo, externo que sabe lo que piensa Juan y lo que siente y lo que lo desvela etc. El YO inicial no puede contar esta historia. Aunque se trata de una fantasía tendrías que cambiar la voz del narrador para hacerla verosímil.
ESPERO que me hayas comprendido. Gracias por recurrir a mí.Estoy siempre a disposición de quien necesite una mano . Un abrazo Yvette

 
RIGOBERTO,05.03.2011
Gracias Yvette, revisaré y corregiré de acuerdo a sus sugerencias. Es muy interesante el comentario con respecto al narrador, veré como lo resuelvo.
Muchas gracias y un fuerte abrazo.
Carlos
 
carlitro350pajaritos,08.05.2011
hola Yvette agradecería mucho una opinion y correción de mi cuento

- el soldadito de plomo (parte 3).

me interesa sobre todo a nivel de sintaxis. Sucede que hace mucho tiempo, apenas empece a escribir, sobrecargaba mis lineas de idea, luego, tuve un periodo de parafraseo y cantidad de palabras minimo, que tenía por concecuencia que a veces mis cuentos no se entendierán.

Pasaron años sin escribir y ahora que retomo el pasatiempo, creo haber encontrado un equilibro, buscando lineas simples y jugando más con las ideas.

valoró mucho tu experincia y sinceridad al opinar.

pd: ah, si quieres opinar sobre contenido, idea, consejo o algo a mejorar, genial.
 
NINIVE,12.05.2011
corrección del soldadito de plomo de carlitos 350 pajaritos

El soladito de plomo (parte 3)

Lo realmente paradójico, es que siendo de plomo, me sienta como un flan. Y es tremendo tener la conciencia que podrías ver tus pedacitos esparcidos allá, desparramados más lejos que tu sombra.MÁS ALLÁ DE TU SOMBRA

Yo creo que por eso tuve aquella pesadilla, que (caprichosamente) INUSUALMENTE recuerdo, pese a QUE EN GENERAL NO RECUERDO MIS SUEÑOS no recordar mis sueños habitualmente.)
SUPRIMO LA PALABRA HABITUALMENTE PORQUE ES REDUNDANCIA, YA DIJISTE QUE NO RECUERDAS TUS SUEÑOS Y SOBRETODO POR LA TERMINACIÓN EN MENTE QUE TAMBIÉN SE REPITE.
Debo dormir como cualquier mortal, pero como (jamás me despierto en el preciso momento del visionado,) al día siguiente no recuerdo NADA y pareciera que no sueño.( nada.)

Esa noche, al dormir, no sabía que el sueño terminaría en pesadilla hasta que fue demasiado tarde, ó O SIN ACENTO sea, igual que el fin de mi relación. Como todo lapsus onírico, lo irrelevante no aparece hasta que tiene un significado, y en un principio era sólo yo y ella, dibujados como siempre al estar juntos, como si soñará SIN ACENTO EN LA A un bonito recuerdo de los de antes, con esos mimos comunes de ser pareja y la convicción DE que el azar nos premió presentándonos. Me gustaba creer que vivíamos con la sensación de ser los portadores de las únicas zapatillas con propulsión a chorro jamás creadas. Sin embargo, dichas zapatillas hicieron kaput. ESTA ÚLTIMA FRASE ME PARECE SUPERFLUA.

Sentía una incomodidad QUE IBA cuajando en mi interior. En mi sueño me había convertido, literalmente, en un soldadito de flan. Y si bien gustoso permitía que ella untará SIN ACENTOsu dedo en mi pecho y lo llevará a su boca, varias veces y tiernamente, condescendía porque todavía era un flan dulce. Ver su rostro alegre, de quien come un postre único, era gratificante. Incluso, comenzó a untarme con 2 dedos, luego con los 5. A besos. Mordiscos. Genial. Yo era un manjar.

Sin embargo las percepciones suelen cambiar. Yo creo que si bien al rato comencé a variar mi sabor, creo que seguía siendo el mismo flan con una similar presentación, y quizá ese fue el problema; ella siempre usó el mismo molde desde que nos conocimos, y en un principio le era suficiente, pero al final debió darse cuenta de mis defectos, debió darse cuenta que al desmoldarme nunca lograría ser la réplica de su molde, y se cansó de intentarlo, y perdió el apetito, la fe, y sin poder controlar el impulso creciente de seguir comiendo, siguió, como si estuviera obligada a seguir pese a dibujársele una leve mueca en el rostro, que finalmente no pudo disimular. Seguramente concluyó que iba a explotar y aunó su empeño en su último bocado, y esta vez, su mano completa, se hundió en mi pecho hasta que desapareció para volver a aparecer tras mi espalda. No me lo podía creer. Fue una bola rápida. Mi cara todavía estaba como si nada, sonriente, como si fuese la modeloca de un mago en el show en que le ensartan 7 sables. Luego retiró su brazo, dejándome un vacío; llevándose consigo una parte de mí, un puñado de expectativas futuras y mis ideales en migajas. Por supuesto, también borró mi estúpida sonrisa. Yo aún no me percataba que era una pesadilla, porque todavía no despertaba. Para mi desgracia mis miedos recién eran unos bebes, unos bebes gremlin bailando bajo la lluvia, y les faltaba multiplicarse y crecer y convertirse en niños para adoptar su crueldad característica. Entonces apareció harta gente desconocida al lado de ella, pero rodeándome (a mí. Esperando con la boca abierta que ella les convidará SIN ACENTOun dedo. Un dedo, embutido de mí, por persona. Dedos y bocas, lentamente saboreados. La veía disfrutar la situación. Su conducta me pareció irreconocible, pero era ella, mi bailarina, más feliz que nunca, celebrando con el resto el haberse liberado de un lastre de plomo. Con el último de todos los sujetos destellaba una intimidad especial, confirmada cuando ella sacó una cámara fotográfica y le hizo señas para que se( ubique) UBICARA detrás de mí. El sujeto, A MIS ESPALDAS (en mi espalda), siguió las indicaciones y posó su rostro justo a la altura del forado que ella había dejado cuando me atravesó. Caí en la cuenta que yo era parte de la foto, como esas figuras de cholguan tamaño real con un agujero en lugar de cara y que suelen existir en zonas turísticas, para que la gente posé SIN ACENTO su rostro y se transformé SIN ACENTO en un lugareño autóctono gracias a una fotografía. Eso explicaba porque ahora tenía la cara de un imbécil en mi pecho, explicaba el por qué me ignoraba y porque ahora yo no existía; ella para mí, el amor de mi vida; yo para ella, era utilería. ¿Y el tipo nuevo? Mi remplazo.

La toma de la foto se (distendía) PROLONGABA innecesariamente porque el sujeto no terminaba de sonreír lo suficiente, y comenzaron a bombardearse mutuamente con comentarios que parecían la mar de chistosos, que para mí no tenían ninguna gracia porque desconocía su significado. Fregaban, en mis narices, trozos de una complicidad que hacía creer que esta era una foto de muchas anteriores. Por fortuna, se les acabó la hilaridad y el sujeto dio con la sonrisa definitiva. Flash. Estoicamente contuve toda mi tristeza, ninguna lágrima destiñó mi estampa de soldadito de plomo y la fotografía sólo capturó mi inexistencia.



Al abrir los ojos tras el parpadeo del flash, vi SOBRE MI (arriba de mí,) la cornisa de la ventana del 5° piso y más allá la noche estrellada; recordé que estaba postrado en el jardín exactamente en la misma posición tras haber saltado hace HACÍA unas horas. Había tenido una gran pesadilla, pero no sabía si era bueno o no COMA el haber despertado. Sabía que no podría despertar 2 veces y estaba deshecho, incompleto, e igualmente sentía un imaginario forado en mi pecho. Además, en la realidad, no era tan valiente y mi pena desbordó. Lloré. Definitivamente, todavía era un soldadito de flan.

— ¡Pero que mierda te inyectaste! —Exclamó eufórico su piojo—. Bueno, por eso se les llama pesadillas. No es más que una posible realidad creada por tus miedos y vista desde el pesimismo más extremo. Preocúpate cuando empieces a ver eso cuando estés despierto y serás un celopata oficial.

— Pero a lo mejor ella está ahora con ese sujeto

— maldición, eres un celopata oficial. ώ



 
Yvette27,13.05.2011
Escribes bien, VES QUE LAS CORRECCIONES SON POCAS Y NO MUY IMPORTANTES. eL CONTENIDO DEBE TENER SU VALOR EN EL CONTEXTO . DAS rienda suelta a la fantasía y está muy bien. Trata de abreviar las frases y usar palabras más adecuadas a lo que quieres significar. Un diccionario de sinónimos puede ayudar mucho. Un placer ayudarte a pulir el texto.
 
Yvette27,13.05.2011
El mensaje anterior es NINIVE naturalmente.
 
carlitro350pajaritos,15.05.2011
gracias por las correciones, coincido contigo y las cambiaré.
nuevamente gracias por tu tiempo y dedicación.
 
celiaalviarez,16.05.2011
holitas!!! te cuento que para Octubre más o menos sale mi libro. Un abrazo grandote! cuando lo tenga en mano te cuento
 
mariaclaudina,30.05.2011
Hola nínive. Me atrevo a pedirle que corrija el último texto que subí a la página: En los ojos del hijo. Gracias!
 
ninive,04.06.2011
En los ojos del hijo

autor mariaclaudina
título:en los ojos del hijo

En los ojos del hijo

Lo arropó como todas las noches. Besó su frente, le
susurró un lánguido “duerme bien” al oído y
bajó las escaleras en puntas de pie.
Se sentó en el sillón más cómodo del living y
mecánicamente encendió el televisor.

EN ESTA PRIMERA FRASE NO HAY CORRECCIONES PERO SÍ UNA
INDICACIÓN DE ESTILO QUE DARÁ MÁS ELEGANCIA A TU
PROSA. DEBES EVITAR EL USO REITERADO DE VERBOS EN EL MISMO TIEMPO. (EN ESTE
CASO EL pretérito perfecto simple)
arropó, besó, susurró,bajó, se sentó,
encendió.

Con el control remoto (en la mano), pasaba uno a uno los canales. DAR
VUELTA LA FRASE: PASABA .... QUITO "EN LA MANO " POR SER
REDUNDANTE

Se detuvo sin pensarlo en un documental que mostraba como, en
algún lugar del mundo, un horrible escarabajo negro construía
su casa con estiércol.
No recordaba el momento exacto en que había notado aquél
brillo. Era un pequeño destello en los pequeños ojos, un
resplandor imperceptible para cualquier persona que no fuera ella. Porque
ella era madre, y las madres saben.
Se pasó la mano por la frente y descubrió que, a pesar del
frío, estaba sudando. Era un sudor localizado sólo en la
frente, el resto de su cuerpo estaba helado.
Las diez de la noche y sola. Hacía meses que su hombre no llegaba a
casa sino hasta las dos. Escuchaba EL SONIDO DEL MOVIMIENTO DE las agujas
del reloj (moverse) por encima del bajísimo volumen que le
había dado al televisor, y sentía que los segundos tardaban
mucho más de lo debido en formar minutos. Su percepción del
tiempo se veía alterada por la soledad, y por el miedo.


Se recostó (transversalmente) REDUNDANTE PORQ, DESPUÉS
EXPLICAS LA POSICIÓN) en el sillón, con la cabeza sobre uno
de los apoyabrazos NO SÉ SI SE DICE APOYABRAZOS O SIMPLEMENTE
BRAZOS, BUSCA EN EL DICCIONARIO y las piernas colgando MEJOR COLGANTES ,
ESTE COLGANDO ES UN GERUNDIO MAL EMPLEADO. TE RECUERDO QUE EL GERUNDIO ES
EL SEGUNDO VERBO DEL MISMO SUJETO Y EN ESTE CASO EL SUJETO ES ELLA del
otro.

Los zapatos cayeron sobre el piso de madera, haciendo un ruido demasiado
fuerte. Agudizó sus oídos con el corazón
latiéndole en la garganta: no, no se había despertado. La
sola idea de escuchar el llanto la llenaba de angustia. Nunca sabía
cuando se iba a presentar el brillo.
Cuando se presentaba TRATA DE EVITAR REPETICIÓN DE PALABRAS, BUSCA UN SINÓNIMO PARA PRESENTAR los ojos de su hijo eran otros. El espejo se
empañaba y ella ya no lograba verse.
Ahora la pantalla mostraba una especie de langosta que, para camuflarse,
tomaba la apariencia de una hoja verde. Había que esforzarse para
distinguirla entre el follaje. Quién sabe cuántas langostas
escondidas habría en su propio jardín, allí,
invisibles entre las hojas del rosal cuando florecía en primavera.
Primavera. Qué lejana parecía ahora la idea de la primavera,
en medio del frío, de la incertidumbre, del brillo en los ojos.
Había dudado al principio. Se había obligado a pensar que era
sólo algún tipo de alucinación, un juego perverso de
su mente, una artimaña más de su psiquis para bloquearle el
camino hacia la felicidad que por fin había alcanzado. Pero con el
pasar de los meses ya no pudo negarlo. Realmente había algo en esos
ojos.
Cuando la miraban se le congelaba el alma.
Al escuchar el llantoCOMA ella corría hacia la cuna y él, al
verla, dejaba inmediatamente de llorar y le clavaba ENCIMA los ojos (encima,)
callado y sereno, consciente del temor que provocaba. Entonces ella
respondía a las necesidades de su hijo, lo aseaba, lo alimentaba,
pronunciaba las palabras de rigor y hasta fingía una caricia.
Algunas veces, mientras dormía, se asomaba a contemplar su belleza:
el fino cabello rojizo que apenas cubría la pequeña cabeza,
las manitos regordetas y las mejillas rosadas. Sería hermoso, si
sólo tuviese los ojos cerrados. Siempre.
Trabajosamente se incorporó y caminó, descalza como estaba,
hasta el ventanal enorme que comunicaba la cocina con el patio trasero. El
viento mecía las ramas secas, acariciándolas con la suavidad
de un ángel.
Ella apoyó su frente ardiendo contra el vidrio. Sintió el
frío reconfortante. Lloró.
Si tan sólo hubiera sabido.
Pero no, no podía saberlo. Entonces todo en su vida era dicha,
sentía crecer día a día esa criatura en su interior,
descubriendo cada cambio, imaginando la textura de su piel, la forma de sus
manos. Cuando lo sentía moverse dentro de su vientre, ella se
quedaba tan quieta, conteniendo la respiración, saboreando la
sensación única de estar gestando vida. Y se sabía
importante, el sol en el universo del ser que llevaba dentro, manantial de
sustento y calor, células creciendo alimentadas por sus
células.
Luego ese dolor intenso del que emergió, azul y ensangrentado, su
primer hijo.
Recordaba todo con la exactitud de la obsesión: fechas, horas,
minutos. Sin embargo, por más que se esforzase, no lograba recordar
la primera vez que había notado el brillo.
Afuera la luna reflejaba un blanco obsceno. Las sombras otorgaban a los
objetos familiares un aire fantasmagórico.
Cerró las cortinas, ya no quería ver.
Caminaba pesadamente SOBRE EL PISO ENCERADO atenta a no resbalar con sus medias de seda( sobre el
piso encerado)
Sirvió café en UNA TAZA GRANDE (la) taza )más) grande( que tenía). La
noche sería larga, debía estar preparada.
Muy despacio volvió a ocupar su lugar en el sillón del
living. En el televisor, un hombre luchaba mano a mano con un cocodrilo.
Ella sonrió al verlo, le parecía imposible que el tipo ganara
la batalla: el animal lo doblaba en tamaño y en peso. Quién
sabe que QUÉ se propondría al iniciar ese duelo. Quién sabe cual
de los dos luchadores tendría más que perder.
Desde el reloj de la pared le llegaron unos acordes apagados. Las once.
Sólo una hora había pasado, sesenta minutos, y para ella
había sido la mismísima EXAGERADO BASTABA MISMA eternidad.
Acercó la taza de café a sus labios SINTIENDO (y sintió el calor
del líquido dentro de la boca. El sabor amargo le hizo fruncir el
seño. Le gustaba así el café: negro, sin
azúcar. Pensó en agregarle un par de gotas de Brandy pero no,
esa noche no estaba de humor para el alcohol.
Bebió un sorbo, y otro, y otro. No quería dejar que se
enfriara. Necesitaba levantar la temperatura y atiborrar(se) de
cafeína el organismo.
No le hubiera venido mal algo de nicotina, pero su marido era un
acérrimo perseguidor de fumadores, y la había obligado a
dejar el infernal vicio como condición indispensable para concretar
el matrimonio. Ella no lo había extrañado, hasta esa noche.
Se sentía cansada, demasiado cansada. La frente le ardía y
las manos MEJOR SE HABÍAN CONVERTIDO EN (eran) bloques de hielo. Buscando calor se sentó sobre
ellas. DAR VUELTA LA FRASE

Comenzó a balancearse, atrás y adelante, atrás
y adelante, cada vez más rápido. El corazón le
latía fuertemente y la respiración se había vuelto
agitada. De pronto se detuvo, sintiéndose algo así como
idiota.BUSCA OTRO SINÓNIMO DE IDIOTA
Debía dormir. Los huesos le dolían, sus pies hinchados casi
no podían sostener su peso.
Se obligó a beber hasta la última gota de café. Cuando
lo logró, el estómago le dio un vuelco. Debió hacer
uso de toda su voluntad para no vomitar.
Escuchó el llanto lejano, como si viniera de otro mundo. Temblando
subió la escalera.
Entró al cuarto y el niño se calló. La miraba con esa
mirada inquietante, aterradora. Ella se acercó a la cuna y lo
tomó en sus brazos.
Allí estaba el brillo. Verdadero, innegable.
Siguió meciéndolo, cantando una dulce canción de cuna.
Cómo deseaba despertar de aquella pesadilla!
El hijo seguía mirándola, con la miel de sus pupilas
transformada en negro. Un rictus se dibujó en la pequeña
boca, intentando improvisar una sonrisa. Pero no lo era.
Ella, ésta SIN ACENTO vez, no dejó que el terror le hiciera girar la
cabeza MEJOR MAREARA. Clavó sus ojos en los de él, desafiante.
En ese momento ya no tuvo dudas de lo que se reflejaba en los ojos del
hijo.
El niño comenzó a dormirse, los músculos se relajaron
en los brazos de su madre que continuaba cantando con lágrimas QUE CORRÍAN
(corriéndole) en cascadas por las mejillas.
(Ella) lo dejó en su cuna, lo arropó y muy despacio le
besó el cabello. Viéndolo así, el corazón se le
estrujó dentro del pecho.
Sería hermoso, si sólo tuviese los ojos cerrados. Siempre.
Bajó las escaleras y con la respiración entrecortada
caminó MEJOR LLEGÓ hasta la cocina. Le temblaban las manos al abrir el primer
cajón de la derecha DAR VUELTA LA FRASE. Revisó frenéticamente su
contenido, hasta que dio con lo que buscaba.
Hubiera dado su vida entera por no tener que hacer lo que haría.
Pero debía hacerlo.
Porque ella era madre. Y las madres saben.
En puntas de pie subió las escaleras, sujetando MEJOR APRETANDO el pomo de pegamento
con tal fuerza, que uno de sus extremos se le clavó en la carne.

HAGO NOTAR TU TENDENCIA A REBADIR CONCEPTOS, A REPETIR TIEMPOS VERBALES Y A INVERTIR LAS FRASES. ME GUSTARÁ RELEER TU TEXTO CORREGIDO. TE FELICITO ES UN BUEN TRABAJO Y UN PLACER ASESORARTE .
YVETTE



 
mariaclaudina,10.06.2011
Gracias! Es un gusto leer tus correcciones, acertadísimas por cierto. Muy interesante la sabia mirada de otro sobre nuestras letras.
 
levyta,13.08.2011
hola, agradecería correcciones a este cuento:

En verdad no siento ya, ninguna vergüenza tras haber ocultado las coordenadas exactas en donde las naves aterrizaron, no creo que en este tiempo del no tiempo revista de alguna importancia revelarlas y, sin embargo, el monseñor que me escolta ha decidido dejarlas grabadas en algunos muros, por si algún sobreviviente decide aún esperarlos.


Las abducciones tardaron exactamente un baktún. Los pastores de las sectas ufológicas, al final cumplieron su palabra y mofándose con desprecio de sus perpetuos detractores, condujeron a políticos, estrellas de shows de talentos y algunos políticos veganos, a un crucero interplanetario para pulular sobre nuevas tierras y destirpar la maldad de este mundo.

En los últimos instantes,cuando ya se veían unos fenómenos inexplicables y señales en el cielo, vimos con alguna indignación, abordar a varios patriarcas y multimillonarias, quienes nos prometieron negociar una segunda venida de las naves, para este pueblo que tanto dolor y humillación había tolerado.


Todos les despedimos agitando pañuelos y banderitas, esta catarsis colectiva derivó en una auténtica celebración que se extendió por todas las esquinas de bosques y ciudades, frente a escaparates de televisión y algunas azoteas y terrazas. Pero este fragor de esperanza y bondad, fue interrumpido violentamente por un arcángel, quien montado sobre un bravo corcel, pasó con furia divina del trote al galope, blandiendo su espada fulgurante sobre la chusma que se dispersaba aterrada; comprendiendo que para nosotros, no habría tiquete espacial, tan solo sobrevendría el apocalipsis.

 
ninive,13.08.2011
En verdad MEJOR EN REALIDAD YA no siento (ya), SIN COMA ninguna vergüenza tras haber ocultado las
coordenadas exactas en donde las naves aterrizaron, no creo que en este
tiempo del no tiempo revista (de) alguna importancia revelarlas y, sin
embargo, el monseñor que me escolta ha decidido dejarlas grabadas en
algunos muros, por si algún sobreviviente decide aún
esperarlos.


Las abducciones tardaron exactamente un baktún. Los pastores de las
sectas ufológicas, al final cumplieron su palabra y mofándose
con desprecio de sus perpetuos detractores, condujeron a políticos,
estrellas de shows de talentos y algunos políticos veganos, a un
crucero interplanetario para pulular CREO QUE PULULAR NO ES LA PALABRA , A TUCRITERIO: POBLAR , ACTUAR, ¿¿¿??? sobre nuevas tierras y (destirpar) EXTIRPAR la
maldad de este mundo.

En los últimos instantes,cuando ya se veían unos
fenómenos inexplicables y señales en el cielo, vimos con
alguna indignación, abordar a varios patriarcas y multimillonarias,
quienes nos prometieron negociar una segunda venida de las naves, para este
pueblo que tanto dolor y humillación había tolerado.


Todos les despedimos agitando pañuelos y banderitas, esta catarsis
colectiva derivó en una auténtica celebración que se
extendió por todas las esquinas de bosques y ciudades, frente a
escaparates de televisión y algunas azoteas y terrazas. Pero este
fragor de esperanza y bondad, fue interrumpido violentamente por un
arcángel, (quien )QUE montado sobre un bravo corcel, pasó DEL TROTE AL GALOPE con furia
divina (del trote al galope), blandiendo su espada fulgurante sobre la chusma
que se dispersaba aterrada; comprendiendo que para nosotros, no
habría tiquete espacial, tan solo sobrevendría el
apocalipsis.

QUÉ QUIERE DECIR tiquete¿?



 
levyta,15.08.2011
Muy agradecido, entendí todas tus correcciones y muy amable por avisarme en mi buzón. Con la palabra tiquete quería decir boleto o billete. .

Con tu anuencia, pronto volveré con otro cuento.
 
Ninive,27.08.2011
AUTOR: EGON
TEXTO: LA PERVERSIÓN DISCRETA

No sé si decírseloCOMA Verónica, no creo que le sirva de ALGO (nada). Son cosas mías. La última vez que le vi fue poco después de conocerte. Hacía el calor insoportable de Julio, cuando moverse por Madrid es horrible.
ESTA PRIMERA FRASE DESPUÉS DE LA LECTURA COMPLETA DEL TEXTO RESULTA AMBIGUA POCO COMPRENSIBLE. ¿DECÍRSELO A QUIEN? PARECE QUE TRATAS DE USTED A Verónica y luego la tutees. …trata de aclarar
Me detuve en el último semáforo de Avenida del Mediterráneo, ese que está justo antes de tomar la autopista hacia Valencia, (el) ESE que parece que marca el comienzo de una soñada carrera hacia la playa. Tras (esta) ESA luz roja, poco más de trescientos kilómetros sin paradas y entonces el mar AQUÍ COMA piensas. Pero (aunque aguardara en el semáforo,)A MI no me esperaba ninguna costa al otro lado, DESPUÉS DEL SEMÁFORO. Todavía no. Fue el año que me cambié de trabajo y las vacaciones no llegarían hasta septiembre. Noté entonces unos golpecitos en la (ventana) VENTANILLA que me sacaron de mis ensoñaciones. Le reconocí enseguida a pesar de su prematuro envejecimiento. Con la sonrisa habitual, aunque ahora desdentada, me mostraba unos paquetes de pañuelos. Durante unos segundos le estuve mirando sin reaccionar, sin que tras su mirada vidriosa me reconociera. Me hizo un gesto de interrogación con las manos y sin saber qué decir, sin llegar a bajar la ventanilla negué con la cabeza. Un bocinazo me advirtió que la luz ya estaba verde. Puse primera y me alejé de Borja. Así le llamábamos en la anterior ONG.

Borja, Bogdan Piotrowski Yanukovich, nos conoció gracias al equipo de calle. Durante casi ocho meses le estuvieron visitando semanalmente en el parque donde vivía junto a otros compatriotas. A veces les salían chapuzas, a veces encontraban plomo, pocas ocasiones podían quemar algo de cable y entonces las fiestas sí que estaban bien con lo que obtenían por el cobre. Casi siempre eran los mismos, el mismo grupo que compartía las cervezas y que con frecuencia se peleaba con polacos o marroquíes cuando coincidían en la rapiña de una obra. Los vecinos nos solían avisar. Mis compañeros llegaban allí, les comentaban los programas de atención que teníamos en el centro, las posibilidades de acceder a recursos y se volvían. A veces se daban cuenta de que faltaba alguno de ellos. “La policía” decían riendo. Y al cabo de un par de días, el que faltaba regresaba andando desde la comisaría o desde el barrio donde le hubiera dejado el coche patrulla intentando alejarle de allí. Pero aquel invierno fue muy duro, no sé si te acordarás pero cuajó unas siete veces la nieve y por muy ucranianos que fueran, no todos lo pudieron resistir. Dos del grupo murieron en distintas noches. Amanecían congelados mientras sus compañeros intentaban reanimarles con el pie o dándoles algo de beber. Frente a ellos, los vecinos sacaban a pasear a sus perros y les lanzaban miradas escandalizadas, recubiertos con gorros, guantes y abrigos. “Murió de beber” dirían al regresar junto a la calefacción.

El miedo les azuzó y se lo tomaron en serio tratando de buscar refugio pero los albergues no siempre les acogían. “Debéis tener la tarjeta de tal”, “tenéis que estar registrados en el programa de cual” y más noches bajo las heladas sin alcohol que les calentara. Otro más cayó enfermo. Se despertó con fiebres altísimas y una semana más tarde moría en el hospital por una neumonía. No llegaba a los cuarenta años pero fallecían por enfermedades que sólo matan a ancianos. Antes de la primavera, Borja ya era conocido en el centro de día.

Borja, qué jodido cabrón. Todo el mundo reía con sus bromas cuando estaba de buenas. Cuando estaba de malas, pues ahí andaba, sin molestar mucho. A veces dejaba de acudir durante días. “Le habrá salido algún apaño y se estará divirtiendo” comentaban en la reunión de la mañana sin darle mayor importancia. Aún era joven, aún le quedaban ganas. Tenía poco más de treinta años y su historia no era nueva. Venían tras una esposa que había encontrado antes trabajo en España, pero para cuando llegaban, lo único que obtenían de ella era una solicitud de divorcio. Los hijos quedaban entonces a cargo de algún familiar allá lejos en su país o eran reclamados por la madre si el nuevo marido español accedía, pero en cualquier caso ellos ya estaban perdidos. Como un camionero que se entera de golpe que su destino ya no quiere la mercancía y que la ciudad de donde partió ha desaparecido del mapa. Así se quedó Borja, así conoció a Cristina.

Cristina estaba entonces en el último curso de la carrera de Psicología y comenzó sus prácticas en el centro. Ella no dependería de mi programa pero lo primero que me vino a la cabeza cuando me pidieron opinión fue su culo saliendo por la puerta tras la entrevista. Levanté una ceja y a la semana se estaba incorporando. Era Abril. Sí ya sé, no pongas esa cara, pero entonces tenía un cuerpo inolvidable.

Borja comenzó a acudir con más frecuencia. No se perdía ninguna actividad donde estuviera Cristina. Salidas al campo, talleres de informática, el equipo de fútbol, donde quiera que participara la nueva becaria, ahí estaba Borja. Tan sólo a mi me llamó la atención, porque para entonces ya me había fijado en ella. Su llegada cambió por completo la asociación. Su alegría arrebatadora, su felicidad por hacer algo que siempre había soñado, su entrega en cada acto la hacían irresistible. Tú no coincidiste con ella esa época, no era la misma Cristina que conoces. Ahora, la recuerdo como si fuera Marisol en aquellas películas donde aparecía cantando y animando al viejo cascarrabias en el que me había convertido después de que me abandonara mi novia. ESTO NO SE ENTIENDE

La ilusión de Cristina era contagiosa, de hecho, tal fue la mejora que experimentó Borja en todos los aspectos que se le asignó una plaza fija en nuestro piso de acogida mientras trabajábamos sus habilidades laborales. Cuando me lo presentaron dudo que él supiera quién era yo. “El Director del Programa de Empleo” y él dijo que sí con la cabeza mientras me mostraba su amplia sonrisa de actor en el sitio equivocado. Siempre me pareció una especie de galán de Hollywood que en lugar de tomar el autobús para Los Ángeles acabara en un pueblo manchego, convencido de que allí, entre trigales y eras podría triunfar. En lugar de eso, nosotros intentaríamos meterle en vereda haciéndole seguir una rutina laboral en el programa de jardinería. No sudaría bajo los focos, lo haría bajo un invernadero, pero no le importó. Mostraba la misma franca sonrisa que (pondría)HUBIERA PUESTO de haberse encontrado a Spielberg en el mismo pueblo manchego y le hubiera ofrecido un papel. La idea de todo aquello era que transcurrido un año, pudiera encontrar un empleo digno y se olvidara de nosotros. Y que se olvidara también de lo que había sido AQUÍ COMA a ser posible.

El equipo de técnicos era pequeño. Yo tenía que realizar intervención con algunos casos, de tal manera que fui conociendo más a aquel ucraniano que a pesar de sus múltiples romances, decía seguir estando enamorado de su ex esposa. El Casanova eslavo le llamaban algunos y su éxito con las mujeres generaba no pocos problemas. Sus ausencias en el piso eran constantes al igual que los enfrentamientos con los responsables cuando intentaba subir a alguna chica. Ninguno teníamos muy claro de dónde sacaba el dinero porque la exigua paga que obtenía a cambio de su trabajo como jardinero, no le hubiera permitido llevar aquel ritmo de vida. Comenzamos a pensar que alguna de esas mujeres le pagaba los gastos y su fama se extendió entre técnicos y usuarios. A pesar de que su asistencia al trabajo era irreprochable decidimos amonestarle. “No puedes traer mujeres al piso, recuerda que no vives solo; no puedes llevar esos horarios irregulares; no puedes seguir bebiendo por mucho que llegues sereno al trabajo; no…” le fuimos desgranando ante su mirada risueña. Viendo la inutilidad de la charla, traté el tema con Cristina para que fuera ella quien le comentara la necesidad de un cambio en su conducta. Al día siguiente, me ardía la sangre cuando Borja acogió cabizbajo el sermón de Cristina.

Comencé a valorar la posibilidad de acelerar su salida del programa. Ya no sólo participaba en casi todas las actividades del centro, sino que además colaboraba organizándolas siempre cerca de Cristina. Comencé a notar unos celos a los que era incapaz de dar explicación. La veía a ella prestándole una atención que a mi no me concedía por más que buscara excusas para estar a su lado. Aquello me fue molestando hasta tal punto que pensé en oponerme a la renovación de la beca de Cristina. Mi idea era poder ofrecerle luego un puesto de trabajo por mediación de mis contactos. Sin embargo, me faltaron agallas y tuve que seguir viendo a aquellos dos hasta que me marché de vacaciones. Mis primeras vacaciones DE soltero después de cuatro años. Con mis amigos me esforcé en alejarles de mi mente, a la niña pizpireta que no paraba de revolotear en mi cabeza y al usuario con don de gentes al que se suponía debía ayudar. A mi regreso todo continuó igual hasta más o menos octubre.

No me enteré hasta la mañana del lunes. Durante el fin de semana no había aparecido por el piso y tampoco había avisado al monitor de que faltaría al trabajo. Nadie sabía dónde estaba. El nerviosismo que noté en Cristina me irritó. “¿Qué tal? No te preocupes. Ya aparecerá. Suele ocurrir con esta gente. Son personas sin hogar, ya sabes.” Le decía para tranquilizarla, temiendo que fuera algo más que una preocupación profesional. Al segundo día sin dar señales de vida, llamaron por fin de un juzgado. Por casualidad fui yo quien atendió la llamada y aunque no me correspondía, quedé con el técnico de Servicios Sociales en acercarme para resolverlo.
NO SÉ SI es correcto decir técnico en de servicios socials . ¿encargado, responsible?
El centro figuraba como la única referencia reciente de Borja y sin que él llegara a facilitar el número de teléfono, probaron suerte para ver si allí encontraban a alguien que le conociera. Yo mismo me acercaría a Huelva. Lo comenté con mis compañeros y partí con el coche aquella misma tarde. Nadie me esperaba en casa. ¿EN QUÉ CASA?

Llegué ya tarde y tuve que hacer MEJOR PASAR LA noche en una pensión. Aquellas horas solo, las dediqué a pensar qué estaba haciendo allí. Salí corriendo impelido por la fantasía de demostrar a Cristina mi generosidad, mi valentía, mi arrojo. Por la necesidad de mostrarme digno de ella. Empecé luego a considerar todos los momentos que me había concedido, las intimidades que le había arrancado, la distancia en edad que nos separaba y al compararlo con su sonrisa junto a Borja, todos mis avances olían a abuso. Me dormí con la sensación de haberla violado.

A la mañana siguiente me lo explicaron todo antes de verle. El sábado por la tarde se había presentado borracho frente al portal donde vivía su ex esposa. La esperaba con un ramo de flores en la mano. Sin embargo, en cuanto la vio salir junto a su marido, se abalanzó sobre él para proporcionarle tal paliza que aún estaba hospitalizado. Entre varios vecinos consiguieron reducirle hasta que llegó la policía y desde entonces permanecía callado en el calabozo de los juzgados. El médico que le había inspeccionado comentó que su mutismo no estaba en absoluto relacionado con los golpes recibidos durante la trifulca y que éstos ESTO NO LLEVA ACENTO apenas revestían gravedad. Me dijeron que se había fijado una fianza pero que aunque fuera abonada, resultaba necesario justificar que tenía un domicilio fijo antes de soltarle. Me asomé a los barrotes. Me lanzó una mirada de perro abandonado y confundido en la que no parecía reconocerme. Cuando me vino a la cabeza Cristina, pensé en dejarle allí tirado para contar cualquier historia a mi vuelta. Nos dieron cinco minutos.

“¿Qué has hecho Borja? ¿Para qué has venido hasta aquí? ¿Qué esperabas? ¿Que te abrazaría y luego os marcharíais cogidos de la mano con tu hija?” Tuve ganas de machacarle, Verónica. De verdad. Tuve ganas de mostrarle su miseria hasta conseguir que él mismo no quisiera nunca salir de la jaula. En esos cinco minutos olvidé cuál era mi trabajo. Al terminar sólo encontré silencio. Me levanté de la silla con ganas de vomitar. Salí fuera aturdido y llamé al centro en busca de alguien que me recordara mis obligaciones. Al principio no reconocí su voz. Fue ella quien me preguntó. “¿Está bien? ¿Le traerás de vuelta?”. “Sí”, contesté. Y colgué.

Horas más tarde, le dejaba en el piso de acogida tras un viaje de vuelta (donde)EN EL CUAL no nos cruzamos ni una palabra. No expliqué a nadie que había pagado la fianza de mi bolsillo.

Yo decidí alejarme de Cristina y Borja no fue capaz de volver del todo. Con el paso de los días ella empezó a acudir en mi búsqueda para obtener consejo profesional. Estaba preocupada por conseguir que Borja abandonara su retraimiento. Yo le contestaba cualquier obviedad con tal de que me dejara tranquilo. “Que si la culpa, que si la vergüenza, que si debe hacer su camino, que si probablemente necesita terapia…” Desaprovechaba entonces momentos a solas que unas semanas antes hubiera tardado horas en urdir. Aunque me topé con un agujero que no sólo era incapaz de rellenar, sino que además me iba engullendo, estaba tranquilo porque Borja parecía tan desinteresado en ella como yo me esforzaba en aparentar. Las semanas fueron transcurriendo en un invierno siberiano, veía a la gente desplazarse lentamente a través de los carámbanos que me separaban. NO SÉ EL SIGNIFICADO DE CARÁMBANOS ESPERO QUE ESTÉ BIEN

Pero COMENZAR UNA FRASE CON EL PERO SERÍA ACEPTABLE SI ESTUVIERAS HABLANDO DE LA BECA EN EL PÁRRAFO ANTERIOR. Aquí está descolocado MEJOR SACARLO la beca de Cristina ya no podía ser prorrogada y tuvimos que decidir si contratarla o prescindir de ella. Varios compañeros del consejo de administración se oponían a su contrato pues no veían con buenos ojos el tipo de intervención que llevaba a cabo, demasiado implicada, demasiado personal. Y ponían siempre como ejemplo el caso de Borja. Fue entonces, cuando ante el pánico por perderla reaccioné automáticamente. Resalté precisamente su coraje, su modo de entregarse al otro para demostrar que no sólo no podía ser un motivo para echarla a la calle, sino que debía ser un ejemplo a seguir. Mientras soltaba el discurso ante mis compañeros noté cómo el agujero se iba rellenando. El contrato lo firmó conmigo y recuerdo perfectamente que me rozó la mano innecesariamente al entregárselo.

Aquello fue un revulsivo. Estaría trabajando con nosotros como mínimo un año más y me di cuenta sorprendido que durante el periodo que traté de evitarla, ella había hecho esfuerzos por encontrarme. No había lugar a dudas, tarde o temprano acabaríamos estando juntos. Comencé a aproximarme a ella. Empezamos a vernos fuera del centro, un par de cañas, un par de días, para nada más que hablar de trabajo y unos cuantos consejos profesionales acerca de cómo desenvolverse. Nada raro pero yo cada día estaba más ilusionado.

Sin embargo, Borja pareció también despertar. Tras todas las atenciones recibidas, salió de su letargo con una explosión de euforia, pero esta vez, no vino acompañada por las habituales salidas nocturnas o sus compañeras misteriosas. Esta vez se volcó en Cristina de tal modo que empezaron a cundir los rumores, y con ellos, mi odio. Es cierto Verónica, nunca te había contado esto, pero ocurrió de este modo.

Sorprendí a Borja tomándola de la mano. Cuando se lo hice notar, ella no le concedió importancia. Para ella era algo natural, algo normal, pero yo sabía qué estaba tramando él. Incluso en la distancia notaba cómo aquel ucraniano quería seducirla y se aprovechaba de su inocencia. Un día, concerté con él una sesión de revisión de su itinerario social. Quedaba poco para que finalizara su estancia en el programa de jardinería y resultaba perfectamente ordinario que quisiera verle. “¿Qué tal Borja? ¿Cuáles son tus expectativas? Sabes que esto termina dentro de poco.” Él se mostraba ingenuamente ilusionado en todas sus respuestas. “¿Has vuelto a saber algo de tu ex esposa? Dentro de poco tienes el juicio. ¿Cómo vas a conseguir el dinero que nos debes de la fianza? ¿Recuerdas a tus amigos muertos? ¿Serás capaz de vivir de nuevo en la calle?” Y mientras yo iba bajando, mientras yo me iba envileciendo, él sólo dejó de sonreír para contestarme. “Confío en Cristina. Ella sabrá ayudarme”. Creo que nunca llegué a comprender el auténtico significado de aquellas palabras, pero si sé lo que supusieron en aquel momento. A través del nombre del demandante, conseguí su número de teléfono, el número del marido que había recibido la paliza. Me puse en contacto con él enseguida y haciéndome pasar por alguien a quien debía dinero Borja, sondeé cuánto odio sentía por él. Y no me decepcionó. Le indiqué dónde y a qué hora podría encontrarle. El muy cabrón me llegó a preguntar si me debía algo. Yo ya me sentía sobradamente recompensado.

Todo ocurrió en un par de días y para cuando Cristina se enteró ya no podía hacer nada. Borja recibió la paliza de noche. Al día siguiente y estando hospitalizado, yo me opuse a que continuara en el programa puesto que lo ocurrido demostraba una recaída, la cual, tras todo el esfuerzo realizado con él, resultaba intolerable. Propuse además que se le derivara a otra entidad. Mostré mi más firme convencimiento de que su ejemplo pervertía a otros usuarios y que además, Borja, había abusado de nuestra confianza. Moví cielo y tierra para conseguir una plaza en una residencia para inmigrantes en Granada. Y tan pronto le dieron el alta hospitalaria, le metimos en un autobús hacia allá. Por un tiempo, no volvimos a saber nada más de él.

El resto de la historia ya la conoces. Comencé con Cristina, cambié de ONG, tuve un hijo con ella, te conocí y ahora me tienes aquí, otra vez, en tu cama. Disculpa que te haya contado todo esto, pero cuando me han llamado para informarme del fallecimiento de Borja, supongo que habrá sido porque fui yo quién depositó su fianza, me he acordado de aquel día en el semáforo cuando nos encontramos y él no me reconoció.

#####
Buen trabajo, no es fácil manejar a personajes tan diversos y mantener la lógica del relato.ESPERO QUE LAS CORRECCIONES TE HAYAN PARECIDO PERTINENTES.


 
Egon,27.08.2011
Si, muchísima gracias. Al tratarse de un relato tan largo, me costaba salirme de mi idea general para las correcciones que facilitaran al lector su comprensión. Lo terminaré de pulir entonces,

Un abrazo
 
levyta,30.08.2011
Cordial Saludo, si te es posible, agradecería comentarios, correcciones, sugerencias de este cuento corto:

En una valija de cuero engrasado, reposaban los sobres lacrados con el nombre de la comarca donde sobrevendría la bestia. El lugarteniente Almeida, laico, probo y seductor, fue enviado de inmediato con la insólita misión de asesinar a la criatura antes de que finalizara el puerperio de quien fungiera como madre.

Con las yemas de sus dedos de mármol, retocó las puntas de su bigote y seleccionó una pequeña daga de empuñadura en marfil y una pistola Taurus para que lo amparara de bien y de mal.

Arribó a la ranchería en su bicicleta, pedaleando sobre un puente destartalado que cruzaba el riacho, mudo sobreviviente de una sequia, que arruino la agreste naturaleza de esta región perdida de la mano de Dios.

Almeida con su palabra fácil y sermón agudo acerca de la paz, se instaló en el corazón del pueblo; pronto oligarcas y parroquianos se rindieron a sus pies, particularmente debido al inmenso apoyo moral que brindó a los lugareños, cuando se descubrió el asesinato de la primogénita de la señora Aminita.

Implacable fue su dedo acusador y la potente voz que exacerbaba a las muchachas, cuando se vio en la imperiosa obligación de denunciar el quinto y más tarde el séptimo asesinato de los recién nacidos.

Mas sin embargo en el preciso instante en el que acechaba a la novena criatura, su conciencia atormentada y fracturada, no tuvo más remedio que aceptar que la bestia había nacido y estaba vigorosamente viva dentro de su propio pecho.
 
kone,02.09.2011
Querida Nínive: ¿Eres tan amable de corregirme? Es sólo el prólogo. Saludos desde Monterrey, México.

LOS GUARDIANES DE AROLUNA

Prólogo.

La guerra no empieza por casualidad. Frecuentemente es provocado por el afán de poder y de riqueza e incluso notoriedad de impacientes imperios, cuyas causas más profundas radican en sus bases históricas, originando energías que lentamente, pero de forma avasalladora se abren camino y condicionan el curso de lamentables acontecimientos.
Sucedió en el 251 de la Quinta Era de las Ventiscas. Sethian heredó el trono del pequeño reino de Aroluna tras la muerte de su padre, Ikonen, y casi de inmediato se vio en una situación muy tensa con la vecina Itome, que ambicionaba las riquezas minerales de Aroluna y esgrimía como excusa, la muerte de uno de sus reyes años atrás.
Los habitantes de Aroluna creían firmemente que cada forma de la naturaleza tenía su propia alma y solo los Intuitivos, los nacidos con el don de verlos y escucharlos, podían guiarlos hacia el progreso de sus tierras. El fallecido rey Ikonen tenía por consejero a Dobhar Brahonain, su fiel Intuitivo que lo guió en la explotación de algunas de las minas mas productivas y que llevaron a Aroluna a una época de gran prosperidad.
Dobhar fue nuevamente nombrado consejero cuando Sethian ascendió al trono. Las celebraciones en la ciudad capital de Vidim Gozd fueron el principio del fin de su reinado
El progreso sin ambages de Aroluna, provocó la envidia y ambición desmedida del rey Erebus del reino de Itome, quien no conforme con los territorios conquistados de Mehania y Baonlai, contrató a mercenarios de Baikalia, mejor conocidos como Abisales, debido a la esclerótica roja característica de su raza, así como por la cataclísmica explosión volcánica que prácticamente voló en pedazos su isla.
Finalmente, el ataque de Erebus destruyó casi totalmente a Aroluna. El rey Sethian y sus guerreros, lograron resistir los embates del imperio de Itome, pero la batalla en las Planicies Hellas, en las que murieron más de dos mil de sus valientes guerreros, los obligó a replegarse en Vidim Gozd, donde finalmente sucumbieron. El rey Sethian y su guardia personal, fue capturado y ejecutado al negarse a delatar el paradero de Dobhar, quien consiguió eludirlos y salvar el núcleo de Aroluna, el tesoro más preciado del reino.
La población fue esclavizada y poco a poco aniquilada hasta casi extinguirse. Solo unos pocos se salvaron.
Los que lograron escapar se esparcieron e internaron en los Bosques Primigenios, lo más alejado posible de Vidim Gozd.
Erebus, se dedicó a explotar las minas y a buscar nuevas vetas. Su poder era absoluto, su riqueza ilimitada; sin embargo, no contó con los inesperados acontecimiento que marcaron un antes y un después en la historia de Aroluna y que obligó a Erebus a buscar a los sobrevivientes, principalmente a Dobhar.


 
ninive,03.09.2011
Autor Levyta
titulo:............

En una valija de cuero engrasado, reposaban los sobres lacrados con el
nombre de la comarca donde (sobrevendría) APARECERiala bestia.

EL VERBO SOBREVENIR SE EMPLEA EN ABSTRACTO. SOBREVIENE UN ACONTECIMIENTO,
UNA DESGRACIA....



El lugarteniente
Almeida, laico, probo y seductor, CREO QUE LO DE SEDUCTOR NO
ESTa EN EL CONTEXTO PERO SI LO CREES NECESARIO, LO DEJAS fue
enviado de inmediato con la
insolita mision de (asesinar) ELIMINAR a la criatura
antes de que
finalizara el puerperio de quien fungiera como madre. ESTA FRASE DEL
PUERPERIO .... ES REBUSCADA Y NO SE ENTIENDE EN REALIDAD. TRATA DE
SIMPLIFICAR.

Con las yemas de sus dedos de marmol LA METafora NO
ES MUY LOGRADA, MEJOR "FRia COMO EL
MaRMOL", retoco las puntas de su
bigote y (selecciono ESCOGIo una pequenia
daga de empuniadura en
marfil y una pistola Taurus para que lo amparara deL bien y deL mal.

Arribo a la rancheria en su bicicleta, pedaleando
sobre un
puente destartalado que cruzaba el riacho, mudo sobreviviente de una
sequia, que arruino la agreste naturaleza de esta MEJOR "ESA" REGION
region perdida de
la mano de Dios.

Almeida con su palabra facil y sermon agudo acerca de
la paz,
se instalo en el corazon del pueblo; pronto oligarcas
y
parroquianos se rindieron a sus pies, particularmente debido al inmenso
apoyo moral que (brindo) BRINDARA a los lugarenieros,
cuando se
descubrio el asesinato de la primogenita de la
seniora
Aminita.

Implacable fue su dedo acusador y la potente voz que exacerbaba NO ES ESTA
LA PALABRA EXACTA , ADVERTia, A,
ALERTABA¿¿¿¿
a las
muchachas, cuando se vio en la imperiosa obligacion de denunciar
el
quinto y mas tarde el septimo asesinato de los
recien nacidos. QUe PASO; CON EL SEXTO ASESINATO)

Mas sin embargo en el preciso instante en el que acechaba LA MUERTE DE la
novena
criatura, su conciencia atormentada y fracturada, no tuvo mas
remedio que aceptar que la bestia habia nacido y estaba
vigorosamente viva dentro de su propio pecho.





 
ninive,03.09.2011
LEVYTA

tuve que sacar los acentos y las enies dado que la pagina los reproduce en forma que dificulta la lectura.
 
levyta,03.09.2011
gracias, por todas tu revisiones, incorporaré las correcciones que me señalas, pero tengo 2 dudas:

- Paso del quinto al séptimo y luego al noveno, para señalar que el ritmo de los asesinatos era muy vertiginoso y casi que ni se terminaba de reportar uno, cuando ya aparecían 2 más. (debería ser más explícito o tiene sentido lo que digo).

- "Mas sin embargo en el preciso instante en el que acechaba LA MUERTE DE la novena criatura", (Mi intención es expresar que NO es la muerte quien acecha, sino que es el propio personaje -lugarteniente almeida- y por ello descubre, que él era realmente el asesino y precisamente él mismo es la bestia que vino a cazar, ¿No se entiende mi intención, debería corregirse?).
 
ninive,04.09.2011
respuesta a preguntas
1 está bien lo tuyo
2 acepto , entonces debes poner ACECHABA AAAAAA LAmuerte.....

Me alegra que te sirvan las correcciones
 
kone,06.09.2011
Sé que debes tener mucho que corregir. Sólo no te olvides de corregir mis letras. Saludos.
 
ninive,07.09.2011
LOS GUARDIANES DE AROLUNA

Prólogo.

La guerra no empieza por casualidad. Frecuentemente es provocado PROVOCADA por el
afán de poder y de riqueza e incluso notoriedad de impacientes
imperios, cuyas causas más profundas radican en sus bases
históricas, originando energías que EN FORMA LENTA PERO (lentamente, pero de forma)
avasalladora se abren camino y condicionan el curso de lamentables
acontecimientos.
Sucedió en el 251 de la Quinta Era de las Ventiscas. Sethian
heredóMEJOR "HABÍA HEREDADO" el trono del pequeño reino de Aroluna tras la muerte
de su padre, SACAR COMA Ikonen, y casi de inmediato se vio en una situación muy
tensa con la vecina Itome, que ambicionaba las riquezas minerales de
Aroluna y esgrimía como excusa, la muerte de uno de sus reyes
años atrás.
Los habitantes de Aroluna creían firmemente que cada forma de la
naturaleza tenía su propia alma y solo los Intuitivos, los nacidos
con el don de verlos y escucharlos, podían guiarlos hacia el
progreso de sus tierras. El fallecido rey Ikonen tenía por consejero
a Dobhar Brahonain, su fiel Intuitivo que lo guió en la
explotación de algunas de las minas mas productivas y que llevaron a
Aroluna a una época de gran prosperidad.
Dobhar fue nuevamente nombrado consejero cuando Sethian ascendió al
trono. Las celebraciones en la ciudad capital de Vidim Gozd fueron el
principio del fin de su reinado
El progreso sin ambages NO ME GUSTA SIN AMBAGES BUSCA OTRA COSA "el gran progreso""el progreso Creciente".......de Aroluna, provocó la envidia y
ambición desmedida del rey Erebus del reino de Itome, quien no
conforme con los territorios conquistados de Mehania y Baonlai,
contrató a mercenarios de Baikalia, mejor conocidos como Abisales,
debido a la esclerótica ¿QUE es esclerótica ROJA?roja característica de su raza,
así como por la cataclísmica explosión
volcánica que prácticamente voló en pedazos su isla.
Finalmente*, el ataque de Erebus destruyó casi totalmente* a Aroluna.MENTE MENTE, CORREGIR
El rey Sethian y sus guerreros, lograron resistir los embates del imperio
de Itome, pero la batalla en las Planicies Hellas, en las que murieron
más de dos mil de sus valientes guerreros, los obligó a
replegarse en Vidim Gozd, donde finalmente sucumbieron. El rey Sethian y su
guardia personal, fue capturado y ejecutado al negarse a delatar el
paradero de Dobhar, quien consiguió eludirlos y salvar el
núcleo de Aroluna, el tesoro más preciado del reino.
La población fue esclavizada y poco a poco aniquilada hasta LA casi EXTINcIÓN
(extinguirse). ( Solo unos) pocos se salvaron.
Los que lograron escapar se esparcieron e internaron en los Bosques
Primigenios, lo más alejado posible de Vidim Gozd.
Erebus, se dedicó a explotar las minas y a buscar nuevas vetas. Su
poder era absoluto, su riqueza ilimitada; sin embargo, no contó con
los inesperados acontecimiento que marcaron un antes y un después en
la historia de Aroluna y que obligó a Erebus a buscar a los
sobrevivientes, principalmente a Dobhar.

""""""Para ser un prólogo es demasiado específico, cuentas todo y no sé que necesidad tendría el lector de leer el relato. Puede se que se un relato sin continuación al que quisiste poner ese título.
La abundancia de nombres raros en un texto breve hace que se provoque confusión.
Si es un prólogo real dejaría nombres y aontecimientos más imprecisos.
dejaría los principales .


 
silvios,07.09.2011
Es posible reparar "Cartas a Hobbits"? :
 
ninive,07.09.2011
El miércoles.
Debes estar en faenas escuelìsticas que no te educan ni satisfacen: En el culo de las antípodas de la narìz del monstruo aburrido de lo ordinario y lo semanal; El sopor regular:La ordeña de vacas, la ceba de cerdos, la asamblea de ovejas, los "Buenos Dìas" mecànicos, los "Sì, por favor", los "No, gracias" pero sobre todo el "Olvidè mi paragüas y mi abrigo y hoy se anuncia,segùn el cielo, un tsunami japonesse-style ineludible". Y seguro que ves con envidia mi vacacional peregrinar por Xalapa sòlo concentrado en 4 cosas fundamentalmente: El desayuno, el paseo y como musicalizarlo, el Festival de Documentales Ambulante y mi nueva biografìa de Marie Curie.

Pero, amigo mìo, con estos 30 celcius que hacen, a mì MI NO LLEVA ACENTOya me choca el sol y me pica el gorro; me choca el sol por que PORQUE TODO JUNTOme pica el gorro. Y ya ves que me gusta hacer listas para escribirte, usar, jueguitos sintácticos graciosos, decir algo sobre paragüas LA PALABRA PARAGUAS NO LLEVA DIERESIS para reafirmar que soy el hombre cuya soltura redaccional es tal que se me permite guiños intertextuales de n-tuplas relacionales imposibles de comprender donde N= (n,r,s) y que me hacen decir, embebido de poder:


Soy el amo y señor de mi prosa preciosa poètica padrìsima

Y de su repiqueante musicalidad.

Como Björk, en el Vespertine.






6.25 pm, el jueves.

Por fin llueve y se transforma el clima hacia la impavidèz atómica. He encontrado, en la bio de MArie Curie, algunos episodios entrañables de la ciencia de finales del 19, que incluyen a Rutherford gritando de alegrìa a su amigo Sodddy. ¡Estoy enamorado de Rutherford! Serait-ce possible alors? La transmutación de mis afectos perennes; troncados y truncados, tocados por la estética estoíca, histérica estética.
!!!viva la tttttttttt

Entonces alguien hace algo. Alguien espera algo. Alguien permanece ahí así entonces. Creyendo haber alcanzado los límites del entendimiento, no escribiendo oracularmente:

1.1 El mundo es el sistema de todos los sistemas.
1.2 El entendimiento es metafísico.
1.3 La metafísica es indirectamente contrastable.
1.31 ¿No el concepto de "cosa" precede lógicamente al de "hecho"?
1.4 El positivismo lógico es la madre de la epistemología profesional contemporánea.
1.5 C' est tout.

Xalapa es una fuente magnífica de posibilidades a la vuelta de las calles, todas baratas. Hay que tener buenas piernas y buena espalda para resistir como campeón los embates de las pendientes constantes de sus áreas,
o doloneurobión( que es el agregado físico de desinflamantes más vitaminas de órden B).
Vine a este restaurante por que ofrecían un rissoto con aguacate que nada se parece a la obra maestra que constituye el de Santi; no es tan café, en todo caso. La falta de carbohidratos es aburrida cuando yo no estoy dispuesto a entregarme a disciplinas tan rígidas. Tomo café despúes de una comida con harinillas divertida y no hay cansancio.
Eso está bien, supongo.
Por ahora, dejó de llover y todo está más o menos como antes.
"Como antes".

"Nadie, ni siquiera la lluvia tiene las manos tan pequeñas."


Nada de trabajo revisar tu texto. No tiene casi errores de escritura .

 
ninive,07.09.2011
mi computadora enra en panico cuando hay acentos en el texto
 
ninive,07.09.2011
Solo en este parrafo hay correcciones

Pero, amigo mìo, con estos 30 celcius que hacen, EN (a )migrave;
MI NO LLEVA ACENTOya me choca el sol y me pica el gorro; me choca el sol
por que PORQUE TODO JUNTOme pica el gorro. Y ya ves que me gusta hacer
listas para escribirte, usar, jueguitos sinteticos graciosos,
decir algo sobre paraguasas LA PALABRA PARAGUAS NO LLEVA DIERESIS
para reafirmar que soy el hombre cuya soltura redaccional es tal que se me
 
kone,07.09.2011
Recibido correcto en mi libro de visitas. Gracias por tu valiosa ayuda. Besos.
 
ninive,08.09.2011
A silvio. Tu texto está fuera de mi capacidad de comprensión. No dudo que quienes lo comprenden lo sepan valorar
 
levyta,08.09.2011
De nuevo mil gracias, no solo por la corrección original, sino además por tu explicación extendida.
 
Yvette27,14.10.2011
amigo jotest ,Solo en ese parrafo hay correcciones
 
filiberto,07.11.2011
Hola Ninive: Por favor, ¿me ayudarías con la corrección?


El taxi

Mi hermano Rogelio y yo nos parecemos: detestamos los perfumes. En todo
Avellaneda no pudimos conseguir una sola mina a la que le sucediera lo
mismo. Usted se preguntará por qué no buscamos fuera del
entorno que menciono…la vida. Uno no se da cuenta hasta que es tarde.
Rogelio vio por primera vez a Sonia desde el taxi. Ella estaba aguardando en
la parada y justo le tocó a él llevarla y ahí se
conocieron. Me acuerdo que vino exultante-¡Conocí a la mujer
de mi vida!- me enrostró feliz ni bien entró al comedor.
Mamá lo miró entre escéptica y asustada. ¡Pobre
vieja!, habrá pensado- Justo éste, el más formal-
Sí, porque para mujeriego… Rogelio. Sin embargo, el loco iba en
serio. El asunto es que a Sonia le gustaban los perfumes, para colmo los
dulzones, de sabor avainillado. Con tal de impresionarla, allá fue
el tórtolo a comprar uno. En esa época, en el taxi, el
trabajo andaba medio, medio. Se fue al Once, yo lo acompañé.
–Che-, me acuerdo que me dijo, -acompañame, me da vergüenza,
voy a parecer un maricón oliendo frascos-
Lo esperé en el auto, a mí también me daba
sonrojo. La cosa es que tanto buscar encontró uno por dos
monedas. De ahí fuimos a ducharnos y a cambiar de ropa. Yo
tomé el turno para conducir. Esa semana me tocaba de noche y Rogelio
se puso de punta en blanco, se lustró los mocasines, se
perfumó y lo dejé en la puerta de la casa de la novia.
La cuestión es que el perfume, más que olor a vainilla,
tenía un olor a pis de gato que volteaba.
Yo estaba seguro de que Sonia lo sacaría como rata por tirante. Sin
embargo-mirá vos como son las minas enamoradas- mi hermano
pegó el batacazo, los suegros lo habían invitado a
cenar. A los pocos meses se casaron, tuvieron los chicos. Papá
murió. Yo también me casé. El primer regalo que me
hizo mi novia fue un perfume frutal. Lo que son las circunstancias…tuve que
simular que me había encantado. Desde ese primer regalo uso el mismo
aroma: ¡horrible! Mi mujer me lo regala para cada aniversario.
Y ¡para qué te cuento!, entre el avainillado de Rogelio y mi
frutal, haga frío o calor, no se puede conducir el auto sin las
ventanillas abiertas.- ¿Acá me dijo que es la
dirección?-

Pegó el batacazo: acertó.


Escrito para El Reto

Muchas gracias.



 
filiberto,07.11.2011
-¿Acá me dijo que es la dirección?. digo
 
ninive,07.11.2011
El taxi

Mi hermano Rogelio y yo nos parecemos: detestamos los perfumes. En todo
Avellaneda no pudimos conseguir una sola mina a la que le sucediera lo
mismo(QUE A nosoTROS . Usted se preguntará por qué no buscamos fuera del
entorno que menciono…la vida. Uno no se da cuenta hasta que es tarde.
Rogelio vio por primera vez a Sonia desde el taxi. Ella estaba (aguardando)

MIRÁ, "AGUARDANDO" ESTÁ BIEN PERO TODO EL TONO DEL TEXTO ES BIEN ARGENTINO ASÍ QUE MEJOR "eSPerando"
en
la parada y justo le tocó a él llevarla y ahí se
conocieron. Me acuerdo que (vino) MEJOR LLEGÓ A CASA exultante-¡Conocí a la mujer
de mi vida!- me enrostró feliz ni bien entró al comedor.
Mamá lo miró entre escéptica y asustada. ¡Pobre
vieja!, habrá pensado- Justo éste, el más formal-
Sí, porque para mujeriego… Rogelio. Sin embargo, el loco iba en
serio. El asunto es que a Sonia le gustaban los perfumes, para colmo los
dulzones, de sabor avainillado. Con tal de impresionarla, allá fue
el tórtolo a comprar uno. En esa época, en el taxi, el
trabajo andaba medio, medio. Se fue al Once, yo lo acompañé.
–Che-, me acuerdo que me dijo, -acompañame, me da vergüenza,
voy a parecer un maricón oliendo frascos-
Lo esperé en el auto, a mí también me daba
sonrojo NO CAMBIÁ SONROJO ME DABA NO SÉ QUÉ ......ALGO ASÍ . La cosa es que tanto buscar encontró uno por dos
monedas. De ahí fuimos a ducharnos y a cambiar de ropa. Yo
tomé el turno para conducir. Esa semana me tocaba de noche y
Rogelio
se puso de punta en blanco, se lustró los mocasines, se
perfumó y lo dejé en la puerta de la casa de la novia.
La cuestión es que el perfume, más que olor a vainilla,
tenía un olor a pis de gato que volteaba.
Yo estaba seguro de que Sonia lo sacaría como rata por tirante. Sin
embargo-mirá vos como son las minas enamoradas- mi hermano
pegó el batacazo, los suegros lo (habían invitado)LO INVITARON a
cenar. A los pocos meses se casaron, tuvieron los chicos. Papá
murió. Yo también me casé. El primer regalo que me
hizo mi novia fue un perfume frutal. Lo que son las circunstancias…tuve
que
)simular) HACER COMO SI .ESTO POR CONSERVAR EL TONO ARGENTINO.( que) me había encantado. Desde ese primer regalo uso el
mismo
(aroma ) : ¡horrible! Mi mujer me lo regala para cada aniversario.
Y ¡para qué te cuento!, entre el avainillado de Rogelio y mi
frutal, haga frío o calor, no se puede conducir MANEJAR (el auto) sin las
ventanillas abiertas.- ¿Acá me dijo que es la
dirección?-

Pegó el batacazo: acertó.

cOMO VES TODO BIEN LO ÚNICO QUE TENÉS QUE CUIDAR ES DE MANTENER EL ESTILO DEL PERSONAJE. tUS PALABRAS, ACERTADAS PERO MUY REFINADAS NO QUEDAN BIEN EN SU BOCA . TE FELICITO


 
filiberto,07.11.2011
¡Qué velocidad! Lo arreglé para no repetir palabras y sucede lo que me indicás.Además pierde frescura. Bueno, gracias, muchas gracias. Abracito cordial.
 
filiberto,07.11.2011
Cuando puedas pasa por El taxi,en mi nick. Gracias. Quedó super bien ahora.
 
filiberto,14.11.2011
Me atrevo a dejar otro de mis "niños" para corrección. Siempre y cuando no signifique un abuso ¿podrías darte una vueltecita por sus renglones? Muchas gracias.


El túnel del tiempo


Está oscuro, muy oscuro. Difícil es ver con mi único
ojo dentro del túnel del tiempo. Sin embargo lo siento, es
acuático. En cierto modo denso, una melaza liviana por donde me
deslizo ayudándome con mis aletas incoloras.
Muchas han sido las aventuras ocurridas durante el largo viaje.
Al principio del recorrido, encarnamos en artesanos y constructores,
gigantes de horrible temperamento: fuertes, testarudos y de fieras
emociones.
Posteriormente, fuimos encerrados por Urano, el dios primordial del cielo, en el Tártaro.
Un lugar de sufrimiento y castigo. Liberados por
Crono, el primer líder de los Titanes, aquellos dioses que gobernaron durante la edad dorada. Crono nos utilizó para derrocar y castrar a Urano y luego nos regresó a la misma cárcel de
tormentos.
Zeus volvió a dejarnos en libertad y en agradecimiento, le ayudamos a forjar rayos para ser usados en la guerra que, el padre de los dioses y de los hombres, mantenía con Crono y con otros Titanes.
En aquellos tiempos, nos dedicamos a la construcción de armas de guerra: Brillos, truenos y relámpagos para Zeus. Un tridente para Poseidón. El arco y las flechas de Artemisa, el casco que Hades le dio a Perseo para que luchara contra Medusa y también fuimos y somos, los encargados de producir los ruidos internos, de los volcanes en
erupción.
Apolo, uno de los más polifacéticos dioses del Olimpo, pretendió, a pesar de ser inmortales, habernos exterminado.
Luego fuimos una tribu primitiva de enormes monstruos de un solo ojo, descubierta por Odiseo, el héroe de la guerra de Troya, en una isla remota identificada como Hesperia.
Aseguran que los hesperies, estábamos relacionados con los Gigantes y con una tribu fenicia surgida de las gotas de sangre que cayeron sobre la tierra cuando Urano fue castrado.
El Gigante más conocido de quien se tiene referencia, fue uno de los hijos del dios Poseidón y de la Ninfa Toosa llamado Polifemo, que perdió un ojo por culpa de Ulises. Era barbudo y tenía las orejas puntiagudas de un sátiro.
Después de dichas manifestaciones corpóreas, se perdió completamente el rastro de los cíclopes, nuestro rastro. Ninguna referencia histórica ha vuelto a mencionarnos hasta ahora. En esta etapa del viaje y a efectos de continuar el camino, hemos encarnado en
tiburones albinos, obviamente cíclopes. Nuestra misión
continúa viajando a través del tiempo, en este caso, por el túnel acuático de las cavidades marinas. Lo hicimos durante miles de años. Ahora nos han interrumpido. Uno de mis hermanos, fue atrapado por un pescador a los alrededores de la isla Carralvo, que se
encuentra sobre las prístinas aguas del Golfo de California. Luego de asesinarlo, lo ha entregado a las garras de los investigadores humanos.
Nuestro viaje se encuentra momentáneamente postergado. De todas maneras, no hemos abortado el objetivo. Aunque sin cumplir, por el momento, deberemos mantenerlo en el más absoluto secreto hasta que, el hombre, vuelva a perder rastro y regresemos al camino, dentro de la persistencia conservada por tantos siglos. Pronto llegará la orden, acabará el viaje y el mundo actual… sabrá a qué hemos
venido.

 
ninive,16.11.2011
El túnel del tiempo


Está oscuro, muy oscuro. Difícil es ver con mi único
ojo dentro del túnel del tiempo. Sin embargo lo siento, es
acuático. En cierto modo denso, una melaza liviana por donde me
deslizo ayudándome con mis aletas incoloras.
Muchas han sido las aventuras ocurridas durante el largo viaje.
Al principio del recorrido, encarnamos en artesanos y constructores,
gigantes de horrible temperamento: fuertes, testarudos y de fieras
emociones.
Posteriormente, fuimos encerrados por Urano, el dios primordial del cielo, ¿¿DEL OLIMPO A LO MEJOR¿¿¿¿
en el Tártaro.
Un lugar de sufrimiento y castigo. Liberados por
Crono, el primer líder de los Titanes, aquellos dioses que
gobernaron durante la edad dorada. Crono nos utilizó para derrocar y
castrar a Urano y luego nos regresó a la misma cárcel de
tormentos.
Zeus volvió a dejarnos en libertad y en agradecimiento, le ayudamos
a forjar rayos para ser usados en la guerra que, el padre de los dioses y
de los hombres, mantenía con Crono y con otros Titanes.
En aquellos tiempos, nos dedicamos a la construcción de armas de
guerra: Brillos, truenos y relámpagos para Zeus. Un tridente para
Poseidón. El arco y las flechas de Artemisa,ESTÁS SEGURA¿¿¿ NO EROS ¿¿¿el casco que Hades le
dio a Perseo para que luchara contra Medusa y también fuimos y
somos, los encargados de producir los ruidos internos, de los volcanes en
erupción.
Apolo, uno de los más polifacéticos dioses del Olimpo,
pretendió, a pesar de ser inmortales, habernos exterminado.
Luego fuimos una tribu primitiva de enormes monstruos de un solo ojo,
descubierta por Odiseo, el héroe de la guerra de Troya, en una isla
remota identificada como Hesperia.
Aseguran que los hesperies, estábamos relacionados con los Gigantes
y con una tribu fenicia surgida de las gotas de sangre que cayeron sobre la
tierra cuando Urano fue castrado.
El Gigante más conocido de quien se tiene referencia, fue uno de los
hijos del dios Poseidón y de la Ninfa Toosa llamado Polifemo, que
perdió un ojo por culpa de Ulises. CREO QUE POLIFEMO YA TENÍA UN OJO CUANDO LO ENCONTRÓ ULISIS,CONSULTAR.Era barbudo y tenía las
orejas puntiagudas de un sátiro.
Después de dichas manifestaciones corpóreas, se perdió
completamente el rastro de los cíclopes, nuestro rastro. Ninguna
referencia histórica ha vuelto a mencionarnos hasta ahora. En esta
etapa del viaje y a efectos de continuar el camino, hemos encarnado en
tiburones albinos, obviamente cíclopes. Nuestra misión
continúa viajando a través del tiempo, en este caso, por el
túnel acuático de las cavidades marinas. Lo hicimos durante
miles de años. Ahora nos han interrumpido. Uno de mis hermanos, fue
atrapado por un pescador a los alrededores de la isla Carralvo, que se
encuentra sobre las prístinas aguas del Golfo de California. Luego
de asesinarlo, lo ha entregado a las garras de los investigadores humanos.
Nuestro viaje se encuentra momentáneamente postergado. De todas
maneras, no hemos abortado el objetivo. Aunque sin cumplir, por el momento,
deberemos mantenerlo en el más absoluto secreto hasta que, el
hombre, vuelva a perder rastro y regresemos al camino, dentro de la
persistencia conservada por tantos siglos. Pronto llegará la orden,
acabará el viaje y el mundo actual… sabrá a qué hemos
venido.

COMO VES HE TENIDO POCO TRABAJO-

 
filiberto,16.11.2011
Menos mal que es ficción y me puedo escudar en eso y no en la falta de conocimiento de la Mitología, jajajajajaa. Muchas gracias apreciada ninive, iré por el mataburros.Afectos.
 
ninive,11.12.2011
filiberto ,gracias por la propaganda. Creo que quien quiere realmente un ojo crítico sobre un trabajo me encontrará .
 
filiberto,11.12.2011

Ya sabe doña Ninive, por no resultar densa no cuelgo TODOS mis textos pero cuando usted lo mande, valga la redundancia, TODOS ESTÁN A SU DISPOSICIÓN.
Afectos.
 
_equus_,11.12.2011
Es mis primer cuento, agradecería su correción: "Impredecible", ¡muchas gracias!
 
NINIVE,11.12.2011
AUTOR-_equus_
tÍTULO: IMPREDESCIBLE

Reto Ganadores Nº 3, participación

Había llegado el gran día, la final del recital de canciones organizado por la empresa Del Solar Ltda.QUE SE LLEVABA A CABO Todos los años( se llevaba a cabo ) DESDE HACÍA 45 AÑOS en el mes (en que se celebraba un aniversario más) de su fundación, (cuarenta y cinco años de trabajo y esfuerzo junto a sus empleados. )Todos podían participar, gerentes, ejecutivos, técnicos, secretarias, empleados, obreros y familiares.

Seleccionados los seis finalistas, se designaría el primer, segundo y tercer lugar, el premio llamaba MEJOR INVITABA a participar, AQUÍ PUNTO Y COMA una suma de dinero importante y una semana de vacaciones para el ganador.

Luciano Campos, (Campito para sus compañeros de trabajo) era obrero de la empresa desde los dieciséis años, comenzó MEJOR HABÍA COMENZADO como jornalero y a sus cincuenta y nueve años ERA (realiza su jornada como )capataz de obra.( exitosamente.) Cantaba desde niño en la parroquia de su barrio, tenía una hermosa voz con registro de tenor con la que deleitaba a quién quisiera escucharlo.

Su repertorio era variado, “Júrame” de José Mojica, “El día que me quieras” de Carlos Gardel, su gran hit, por nombrar los preferidos, pero su pasión eran las arias de ópera y sus entusiastas auditores debían aceptar escuchar una que otra sin dejar de bromear: -¡sáquele primero la telaraña, compadre!- pero él no se inmutaba, era el precio que debían pagar sus amigos para que él también disfrutara, no les causaba ninguna molestia escuchar música de ópera mientras saboreaban una
parrillada con cerveza y vino tinto.

Luciano se perfilaba como el favorito, un jurado calificado determinaría el ganador o la ganadora y en ésta oportunidad (el Gerente General) MEJOR LA GERENCIA (SUGESTIÓN) había contratado una orquesta PARA que ACOMPAÑARA (acompañaría) a los concursantes.

El día establecido para el gran festejo, Luciano despertó muy temprano, algo nervioso, su mujer ya tenía su frac y camisa planchados, su corbata de lazo impecable, los zapatos muy bien lustrados y sus calcetines nuevos, nada había quedado al azar, a la hora indicada se dirigió al evento con su esposa, sus hijos, su suegra y sus nietos.

Se dio inició a la competencia, el jurado en primera fila con sus blocks de apuntes y el ceño fruncido, DABAN (dándole así el toque de solemnidad y rectitud que el certamen merecía.

Luciano, con dedicación de profesional COMA vocalizó quince minutos antes de su participación MEJOR EXHIBICIÓN (SUG) para calentar la voz, se sentía seguro, más aún, ya se sentía ganador.INTERPRETARÍA UNA CANZONETTA NAPOLITANA.

Escuchó su nombre por los parlantes, decidido y muy seguro se ajustó la corbata, (con las manos) acomodó su pelo, su espesa barba y bigote CON LAS MANOS y sonriente Se detuvo frente al micrófono, la orquesta( inicia( INICIÓ los cuatro compases de introducción,( Luciano interpretaría una canzonetta napolitana.)

(Algo confuso lo distrajo) en el preciso momento en que debía comenzar a cantar LO DISTRAJO ALGO CONFUSO, ¿qué sería eso tan extraño que tenía puesto en la cabeza una de las damas del jurado?, la orquesta recomenzó la introducción, Luciano inicia su interpretación “¡Che bella cosa na jurnata 'e sole!” … era un sombrero ¿de algún corsario abandonado?, tal vez ¿una reproducción disminuida del bicornio de Napoleón, un diseño británico de antiguas décadas?, Luciano desde su estupor (la orquesta volvía a los cuatro compases de introducción) intenta CONTINUAR (seguir cantando): “n'aria serena doppo DOPO na tempesta” la dama en cuestión con su sombrero y gruesas gafas lo observa expectante, como el resto del jurado, “Pe' ll'aria fresca pare gia` na festa” Luciano intenta calmarse “che bella cosa na jurnata 'e sole, ma n'atu sole cchiu` bello, oje ne', 'o sole mio …, siente que un nudo le oprime la voz (y lo ) E irrumpe en un ataque de risa incontrolable, le duele la barriga y hasta siente un dolor agudo en las costillas, suelta la carcajada, se dobla en dos, corren lágrimas por sus mejillas, el público se contagió y comenzó a reír, la orquesta dejó de tocar,LOS ESPECTADORES ( el público aplaudía), aumentaba el volumen de las carcajadas AQUÍ PUNTO
LUCIANO SE RETIRÓ DEL ESCENARIO RETORCIÉNDOSE DE RISA. (retorciéndose de( la )risa, Luciano se retiró del escenario.)

ACONSEJO EN ESTA PARTE EN LA CUAL LA ACCIÓN ES RÁPIDA Y LAS COSAS SE SUCEDEN UNA TRAS OTRA QUE SIGAS USANDO EL PRESENTE. ESTO DEL CAMBIO DE TIEMPO DEL VERBO ES UN EXPEDIENTE LITERARIO QUE EN ESTE CASO SE DEBE APROVECHAR EN TODA LA FRASE.

QUEDA ASÍ
E IRRUMPE EN UN ATAQUE DE RISA INCONTROLABLE, LE DUELE LA BARRIGA Y HASTA SIENTE UN DOLOR AGUDO EN LAS COSTILLAS, SUELTA LA CARCAJADA , SE DOBLA EN DOS, CORREN LÁGRIMAS POR SUS MEJILLAS.
El público se contagia y comienza a reir, la orquestra deja de tocar, los espectadores aplauden y aumenta el volúmen de las carcajadas.luciano se retiró del escenario retorciéndose de risa

COMO VES EN LA ÚLTIMA FRASE CUANDO YA LA ACCIÓN SE CALMA VOLVEMOS AL PASADO. ESTE ES UN TROZO EXCELENTE DEL TEXTO

Descalificado, fue el veredicto de los miembros del jurado; poco a poco el ambiente volvió a la calma y prosiguió la competencia.

¡Incalculablemente inoportuno!

NO TENGO NADA QUE DECIR A ESTA FRASE DE LA MUJER PERO ME PARECE UN POCO FUERA DE TONO. DIRÍA

INOPORTUNO COMO SIEMPRE


- exclamó la esposa, -el papá no tiene perdón, perdimos el premio, perdimos las vacaciones, ¡es un irresponsable! ¿qué le habrá causado tanta risa?, pero no importa, ustedes y yo sabemos que era el
mejor, ¡vamos a casa! cuando él llegue ya verán que se le acabó la risa, sabemos que es un artista y los artistas son así, ¡impredecibles!, siempre lo supe desde aquel día que lo conocí y cambió mi vida.
Cuando yo esperaba un ramo de rosas él llegaba con un gato esmirriado que (encontró HABÍA ENCONTRADO por el camino, si lo esperaba vestido con elegancia para ir al cine, él llegaba vestido con un overol, si yo quería que cantara una canción de Camilo Sesto, él me cantaba La donna é mobile de la ópera Rigoletto o en el mejor de los casos una canción popular italiana, y yo, (estructurada), maniática de la facha y esclava del ¡que dirán! POCO A POCO aprendí que la vida es una nada( más) ¿¿¿¿y decidí vivirla con él, un hombre leal, franco, romántico, imprescindible e impredecible-

NUNCA tuve el honor de corregir a un ganador. CREO QUE SI TOMAS EN CUENTA LAS SUGESTIONES EL TEXTO GANARÁ EN SU FORMA. SU CONTENIDO ES DELICIOSO.












 
_equus_,13.12.2011
Muy agradecido Ninive, ya he corregido todos los errores, bastantes para sentirme ganador, el honor ha sido para mi al tener la posibilidad de compartir con excelentes escritores como filiberto, gmmagdalena, bernardo y tantos que he leído en la página de los cuentos.

Mis saludos a todos los visitantes de este interesante foro, con afecto.
 
ninive,19.12.2011

esclavo_moderno,18.12.2011

Mentora tuviera a bien corregir mi escrito si su tiempo se lo permite, lo
dejo a su discrecion. Gracias.

LA CARTA

El día viste sus mejores galas adornado por el sol de verano que
ofrece su mejor sonrisa. Los rayos de luz y calor se contradicen y
cuchichean en las calles. Dándole al pueblo una pincelada de
coquetería. Al abrir la vieja puerta de la cafetería se
quejan las resecas bisagras y al entrar en el recinto los ojos protestan al
cambio de la claridad. En ese justo momento se deja escuchar el concierto
de tazas y platos que se fusionan con los olores de café, pan y
comida. Es un día lunes de un mes de junio.- "Lo usual"
-dije a la mesera. Dirigiéndome a la mesa que se encuentra en el
mismo lugar desde hace 10 años atrás. Los huesos que le dan
forma a mi cuerpo se acomodan en la silla, y atrincherado en mi favorito
rincón, me doy a la tarea de ver a mi derredor y el sexto sentido me
dice que estoy siendo observado con ojos curiosos. Disfruto del café
humeante que juguetonamente forma figuras en el aire mientras el liquido
negro va humedeciendo mi garganta. Me dejo llevar por los comentarios sobre
el apagón de luz del día de ayer por la noche. Alguien del
grupo que se encuentra compartiendo una mesa redonda. En voz alta dice: que
los bandoleros aprovecharon la oscuridad para robar las gallinas y
chompipes de don Coyo y este como loco trato de encontrar a los ladrones.
Pero la búsqueda fue infructuosa porque quizás estos
ovíparos ya iban en la parrilla de algún bus de las rutas
Pamaxan, con dirección a la ciudad capital de Guatemala, donde
serian vendidos en la terminal de la zona 4 al mejor postor. Otros
allí reunidos hablan de Hortensia, mas conocida como “tencha” y no
falta alguien que suelte un suspiro por la hermosa cuarentona que ahora
esta estrenando un nuevo amante. Según los chismes es mucho mas
joven que ella. Pícaramente alguien agrega "para gata vieja,
ratón tierno." Todos ríen unísonos a carcajadas.
Don Gabriel indiferente lee las noticias en el periódico y se
llevara a casa nuevamente la página del horóscopo para copiar
los números de la suerte y así comprarse unos boletos de la
lotería. A el le importa un comino cuantos muertos aparecieron hoy
en el país o que la corrupción es una canción
repetitiva del nunca acabar en el actual gobierno. Al final como él
suele decir cuando le preguntan acerca de política: “el presidente y
diputados son la misma porquería y seguiremos como siempre, bien
jodidos”. Walter se encuentra junto a la ventana con vista a la calle. No
deja de comer y hablar al mismo tiempo en el pequeño milagroso
monstruo que la tecnología moderna a llamado celular. Y no faltando
la respetable señora sabelotodo, criticona, indiscreta, que reclama:
¿cuando el dueño le pondrá grasa a esa maldita puerta?
El grupo de hombres viejos-jubilados que saben… ¿Lo que paso?...
¿Lo que esta pasando?... ¿Y lo que pasara?... Hablan sobre la
invasión a Irak aduciendo que es una simple excusa para proteger la
hegemonía del dólar ya que el petróleo deberá
ser
pagado en euros y el impacto sobre la economía gringa será
peor que la destrucción de la misma guerra. Uno mas asegura
fanáticamente que el campeonato nacional de fut bol aun no se
define, que sigue siendo una incógnita quien será el
campeón de este año.
En el concierto bullicioso donde se mezclan sonidos, olores, comentarios
(chismes), tazas, platos, carcajadas, sonrisas, pareciera un día
cualquiera, un día de rutina, un día más de la semana.
¿Pero no?... En el rincón opuesto donde se encuentra ubicada
mi mesa, la vista
tropieza con la figura de ella… una mujer madura. Con rostro pálido,
sus cabellos rizados hacen juego con sus negros ojos que lucen cansados y
tristes. Su fina nariz se complementa con su boca pequeña. Sus
labios delgados se chapucean en la taza de café a medio consumir. En
su mano izquierda sostiene un pedazo de papel examinándolo con una
expresión confusa, tratando de comprender el contenido del mismo.
Una lágrima se asoma sigilosamente y emprende el camino por la
mejilla. Trata de ignorar la gota de agua, pero estas no se detienen y se
convierten en lluvias torrenciales que abren surcos, humedeciendo sus
resecos pómulos. Conmovido por la visión, el alma se viste de
pena. Aun con la valija llena de indecisiones y dudas, a lo que los humanos
nos enfrentamos y acarreamos por tontos complejos, muchas veces esa actitud
nos hace ver fríos e inhumanos por la incuria para el dolor ajeno.
Me despojo del traje cobarde y las piernas más que a marcha forzada
me aproximan a ella. Le proporciono unas cuantas servilletas para secar su
llanto. Me ve en silencio y su mirada llena de borrascosas dudas, acepta la
ayuda. El pedazo de papel escrito va al suelo, lo tomo entre mis dedos y se
lo ofrezco, pero lo rechaza. Sin decir ni una sola palabra, con ese gesto
de educación sobreentendido la cordial invitación a sentarme
a leer la hoja, que no es más que una carta:



12 de abril de 2003
Teresa:
Te saludo cariñosamente deseando que al recibir la presente misiva
te encuentres bien a lado de mis hijos.
Teresa, primero déjame decirte lo mucho que te amo, te
extraño a morir. No existe un segundo o minuto del día en que
no piense en ti. Eres ese hermoso ángel de la guarda que esta en mi
presente. Recuerdas esas noches de pasión que se mecieron en las
madrugadas. Testigos mudos del jardín prohibido donde cortamos rosas
y flores, convirtiéndolas en estrellas y luceros. Como olvidar las
olas del mar que bañaba nuestros pies, mientras nuestros cuerpos
fundidos dejaban huellas impregnadas en la arena y el agua salada y
espumosa se encargaba de borrarlas. Incontables fueron las caminatas en el
parque donde nuestros hijos confesaron sus secretos, sus miedos y sus
ilusiones. Los atardeceres que siempre nos esperaban en familia para
capturar las extrañas formas de las nubes que nos regalaba el viejo
horizonte, que siempre se despedía con un "hasta
mañana".
Te amo Teresa, y este sentimiento sagrado tiene su propia liturgia en mi
alma, porque en
cada fibra de mi cuerpo habitas tú. Debo ser honesto contigo. Al
redactar esta carta. Cada
palabra escrita fue arrancando pedazos de dolor que con lucha férrea
se contrastaron en los días de la semana y devoraron el calendario.
Los segundos, los minutos, las horas fueron cuchilladas silenciosas a las
ilusiones que se desangraron en la soledad.
Tú sabes que abandone mi país para pelear una guerra, que no
era mi guerra, una guerra salvaje, donde no existe piedad ni
compasión. Una guerra donde vives el amanecer pero no sabes si veras
anochecer. Una guerra donde valorizas la vida humana. Una guerra donde
ciertas ocasiones interrogas a Dios ¿porque?... ¿Donde se
inicio?... Y no existe respuesta alguna… ¿Donde terminara?... Una
guerra donde el hombre se destruye a si mismo por mezquino egoísmo
de poder.
Vine a esta guerra por un sueño. Construir la casa para nuestros
hijos, para ti y para mí. Para que nuestra familia tuviera un techo
decente para vivir. Poder abrir un pequeño negocio para darle una
vida mejor y un futuro a lo que mas amo en la vida, ustedes. El
sueño se hará una realidad y yo lamentablemente estaré
ausente.
Se dio un ataque del enemigo y estallo un artefacto explosivo en el lugar
que nos encontrábamos refugiados, aniquilando la mayoría de
mis compañeros de pelotón. Subsistimos unos cuantos. Los que
sobrevivimos quedamos al umbral de la muerte. Yo quede sin piernas y sin
uno de mis brazos. Tengo una última operación
quirúrgica, pero el doctor no me da mucha esperanza que pueda
sobrevivir.
Yo se que eres una buena esposa. Siempre encontraste solución a cada
problema con sabiduría, eres una madre amorosa y comprensiva, son de
las cosas que le doy gracias a Dios por haberte elegido mi esposa y madre
de mis dos hijos: Jesús y Manuelito. Háblales de mi, diles lo
mucho que los amo, quiero que sean unos hombres de bien. Hombres que
rechacen cualquier acto de violencia. Hombres que aprendan que en la guerra
no hay vencedores ni vencidos, solo dolor y destrucción. Hombres que
amen y conozcan Dios.
Teresa, no te digo adiós, sino hasta pronto. Recuerda que esta vida
es transitoria, aquí solo estamos de paso. Que haya en el otro mundo
estaré velando por ti y por mis hijos. Te ame, te amo y te amare
hasta el ultimo halito de vida. Por siempre y para siempre tú
esposo:
Mario.
PS. Quiero agradecer profundamente a la persona que tan bondadosamente se
ha dignado a leerle la carta a mi esposa, gracias, Dios lo bendiga. Ya que
ella no sabe leer ni escribir.

No hubo comentario alguno. No hubo preguntas ni conclusiones. No
había por que hacerlas. La esposa, la madre, la futura viuda se
levanto y empezó a caminar lentamente hacia la salida. Se detuvo un
momento y en sus labios temblorosos se leyó un "muchas
gracias." Tras ella. La puerta lentamente se fue cerrando. El sol le
dio la bienvenida en pleno rostro y su figura se perdió entre los
demás transeúntes. La combinación de carcajadas,
sonrisas y el aroma de café, me retornaron del momento
traumático. Recordándole a mi vida ese sentimiento humano que
se llama amor al prójimo. Comprendí esa mañana que
cada ser tiene una historia que contar en este mundo. Y la escuela de la
vida nos enseña, que cada día es una nueva oportunidad de
aprender a enriquecer nuestro universo humano.




 
ninive,20.12.2011
autor: esclavo-moderno
titulo: La carta

LA CARTA
El día viste sus mejores galas adornado por el sol de verano que
ofrece su mejor sonrisa.
EN LA FRASE HAY UNA REPETICIÓN DE “Mejor” que hay que evitar.

Los rayos de luz y calor se “contradicen” BUSCAR OTRA PALABRA y
cuchichean en las calles. SACAR PUNTO Dándole al pueblo una pincelada de coquetería.

Al abrir la vieja puerta de la cafetería se quejan las resecas bisagras y al entrar en el recinto los ojos protestan (POR EL CAMBIO DE LUZ (al
cambio de la claridad.) En ese (justo) momento se deja escuchar el concierto de tazas y platos que se fusionan con los olores de café, pan y comida. Es un día lunes de un mes de junio.
- "Lo usual" -dije a la mesera. Dirigiéndome a la mesa que se encuentra en el mismo lugar desde hace 10 años atrás. Los huesos que le dan forma a mi cuerpo se acomodan en la silla, y atrincherado en mi RINCÓN favorito
(rincón), me doy a la tarea de ( ver ) MIRAR a mi derredor y el sexto sentido me
dice que estoy siendo observado con ojos curiosos. Disfruto del café CUYO HUMO QUE (humeante que juguetonamente) forma figuras en el aire . AQUÉ PUNTO (mientras) el líquido negro HUMEDECE (va humedeciendo) mi garganta. Me dejo llevar por los comentarios sobre
el apagón de luz (del día) de ayer por la noche. Alguien del
grupo que se encuentra compartiendo una mesa redonda.”SACAR PUNTO “ Y DICE EN VOZ ALTA ( En voz alta dice&#61514 que
los bandoleros aprovecharon la oscuridad para robar las gallinas y
chompipes de don Coyo y este como loco trato TRATÓ de(encontrar) ATRAPAR a los ladrones. SACAR PUNTO
Pero la búsqueda fue infructuosa porque quizás( estos
oviparous) ya iban en la parrilla de algún bus de las rutas
Pamaxan, con dirección a la ciudad capital de Guatemala, donde
serian vendidos en la terminal de la zona 4 al mejor postor. Otros
allí reunidos hablaBAN n de Hortensia, mas conocida como “tencha” y no
faltaBA alguien que suelte un suspiro por la hermosa cuarentona que ahora
estaBA estrenando un nuevo amante QUE. Según los chismes es mucho mas joven que ella. Pícaramente alguien agrega "para gata vieja,
ratón tierno." Todos ríen unísonos a carcajadas.
-
- PARTE DE LAS CORRECCIONES DE ESTA ÚLTIMA FRASE ES DE TIEMPO VERBAL. Ya desde el principio manejas el presente y el pasado pero no conviene hacerlo tan a manudo porque crea confusion. Es major empezar a situar el EL CUENTO EN EL TIEMPO QUE DECIDAS.
-
Don Gabriel indiferente lee las noticias en el periódico y se
llevara a casa nuevamente la página del horóscopo para copiar
los números de la suerte y así comprarse unos boletos de la
lotería. A el le importa un comino cuantos muertos aparecieron hoy
en el país o que la corrupción es una canción
repetitiva de(l ) nunca acabar en el actual gobierno. Al final como él
suele decir cuando le preguntan acerca de política: “el presidente y
diputados son la misma porquería y seguiremos como siempre, bien
jodidos”. Walter se encuentra junto a la ventana con vista a la calle. No
deja de comer y hablar al mismo tiempo en el pequeño milagroso
monstruo que la tecnología moderna a llamado celular. Y no faltando
la respetable señora sabelotodo, criticona, indiscreta, que reclama:
¿cuando( el dueño) le pondráN grasa a esTa maldita puerta?
El grupo de hombres viejos-jubilados que saben… ¿Lo que paso?...
¿Lo que esta pasando?... ¿Y lo que pasara?... Hablan sobre la
invasión a Irak aduciendo que es una simple excusa para proteger la
hegemonía del dólar ya que el petróleo deberá
ser
pagado en euros y el impacto sobre la economía gringa será
peor que la destrucción de la misma guerra. Uno mas asegura
fanáticamente que el campeonato nacional de fut bol aun no se
define, que sigue siendo una incógnita quien será el
campeón de este año.
En el concierto bullicioso donde se mezclan sonidos, olores, comentarios
(chismes), tazas, platos, carcajadas, sonrisas, (pareciera)SER un día
cualquiera, un día de rutina, un día más de la semana.
¿Pero no?... En el rincón opuesto donde se encuentra ubicada
mi mesa, la vista
tropieza con la figura de ella… una mujer madura. SU( Con) rostro pálido,
sus cabellos rizados hacen juego con sus negros ojos que lucen cansados y
tristes. Su fina nariz se complementa con su boca pequeña. Sus
labios delgados se chapucean en la taza de café a medio consumir. En
su mano izquierda sostiene un pedazo de papel examinándolo con una
expresión confusa, tratando de comprender el contenido del mismo.
Una lágrima se asoma sigilosamente y emprende el camino por la
mejilla. Trata de ignorar la gota de agua, pero estas no se detienen y se
convierten en lluvias torrenciales que abren surcos, humedeciendo sus
resecos pómulos. ME PARECE UN TANTO EXAGERADO ESTE LLANTO COMPARADO A LAS LLUVIS
-
- Conmovid(o)A ( por la visión,) el alma se viste de
pena. Aun con la valija llena de indecisiones y dudas, a lo que los humanos
nos enfrentamos y acarreamos por tontos complejos, muchas veces esa actitud
nos hace (ver) PARECER fríos e inhumanos por la incuria para el dolor ajeno.
Me despojo del traje cobarde y las piernas más que a marcha forzada
me aproximan a ella. Le proporciono unas cuantas servilletas para secar su
llanto. Me ve MIRA en silencio y su mirada llena de borrascosas dudas, acepta la
ayuda. El pedazo de papel escrito ESTÁ EN EL (al) suelo, lo tomo (entre mis dedos) y se
lo ofrezco, pero lo rechaza. Sin decir ni una sola palabra, con ese gesto
de educación sobreentendido la cordial invitación a sentarme
a leer la hoja, que no es más que una carta:



12 de abril de 2003
Teresa:
Te saludo cariñosamente deseando que al recibir la presente misiva
te encuentres bien a lado de mis hijos.
Teresa, primero déjame decirte lo mucho que te amo, te
extraño a morir. No existe un segundo o minuto del día en que
no piense en ti. Eres ese hermoso ángel de la guarda que esta en mi
presente. Recuerdas esas noches de pasión que se mecieron en las
madrugadas. Testigos mudos del jardín prohibido donde cortamos rosas
y flores, convirtiéndolas en estrellas y luceros. Como olvidar las
olas del mar que bañaba nuestros pies, mientras nuestros cuerpos
fundidos dejaban huellas( impregnadas) en la arena y el agua salada y
espumosa se encargaba de borrarlas. Incontables fueron las caminatas en el
parque donde nuestros hijos confesaron sus secretos, sus miedos y sus
ilusiones. Los atardeceres que siempre nos esperaban en familia para
capturar las extrañas formas de las nubes que nos regalaba el viejo
horizonte, que siempre se despedía con un "hasta
mañana".
Te amo Teresa, y este sentimiento sagrado tiene su propia liturgia en mi
alma, porque en
cada fibra de mi cuerpo habitas tú. Debo ser honesto contigo. Al
redactar esta carta. Cada
palabra escrita fue arrancando pedazos de dolor que con lucha férrea
se contrastaron en los días de la semana y devoraron el calendario.
Los segundos, los minutos, las horas fueron cuchilladas silenciosas a las
ilusiones que se desangraron en la soledad.
Tú sabes que abandone mi país para pelear una guerra, que no
era mi guerra, una guerra salvaje, donde no existe piedad ni
compasión. Una guerra donde vives el amanecer pero no sabes si versa VERÁS
anochecer. Una guerra donde valorizas la vida humana. Una guerra donde
ciertas ocasiones interrogas a Dios ¿porque?..POR QUÉ (SEPARADO). ¿Donde se
inicio?... Y no existe respuesta alguna… ¿Donde terminara?... Una
guerra donde el hombre se destruye a si mismo por mezquino egoísmo
de poder.
Vine a esta guerra por un sueño. Construir la casa para nuestros
hijos, para ti y para mí. Para que nuestra familia tuviera un techo
decente para vivir. Poder abrir un pequeño negocio para darle una
vida mejor y un futuro a lo que mas amo en la vida, ustedes. El
sueño se hará una realidad y yo lamentablemente estaré
ausente.
Se dio un ataque del enemigo y estallo un artefacto explosivo en el lugar
que nos encontrábamos refugiados, aniquilando la mayoría de
mis compañeros de pelotón. Subsistimos unos cuantos. Los que
sobrevivimos quedamos al umbral de la muerte. Yo quede sin piernas y sin
uno de mis brazos. Tengo una última operación
quirúrgica, pero el doctor no me da mucha esperanza que pueda
sobrevivir.
Yo se que eres una buena esposa. Siempre encontraste solución a cada
problema con sabiduría, eres una madre amorosa y comprensiva, son de
las cosas que le doy gracias a Dios por haberte elegido mi esposa y madre
de mis dos hijos: Jesús y Manuelito. Háblales de mi, diles lo
mucho que los amo, quiero que sean unos hombres de bien. Hombres que
rechacen cualquier acto de violencia. Hombres que aprendan que en la guerra
no hay vencedores ni vencidos, solo dolor y destrucción. Hombres que
amen y conozcan Dios.
Teresa, no te digo adiós, sino hasta pronto. Recuerda que esta vida
es transitoria, aquí solo estamos de paso. Que haya en el otro mundo
estaré velando por ti y por mis hijos. Te ame, te amo y te amare
hasta el ultimo hÁlito de vida. Por siempre y para siempre tú
esposo:
Mario.
PS. Quiero agradecer profundamente a la persona que tan bondadosamente se
ha (dignado) PRESTADO a leerle la carta a mi esposa, gracias, Dios lo bendiga. Ya que
ella no sabe leer ni escribir.

No hubo comentario alguno. No hubo preguntas ni conclusiones. No
había por que É hacerlas. La esposa, la madre, la futura viuda se
levanto y empezó a caminar lentamente hacia la salida. Se detuvo un
momento y en sus labios temblorosos se leyó un "muchas
gracias." Tras ella. La puerta lentamente se fue cerrando. El sol le
dio la bienvenida en pleno rostro y su figura se perdió entre los
demás transeúntes. La combinación de carcajadas,
sonrisas y el aroma de café, me retornaron del momento
traumático. Recordándole a mi vida ese sentimiento humano que
se llama amor al prójimo. Comprendí esa mañana que
cada ser tiene una historia que contar en este mundo. Y la escuela de la
vida nos enseña, que cada día es una nueva oportunidad de
aprender a enriquecer nuestro universo humano

###
esclavo-moderno

LO QUE QUERÍAS ESCRIBIR ERA LA CARTA Y COMO VES YA QUE ERA LO QUE
TENÍAS BIEN CLARO, EN ELLA HAY POCOS ERRORES, CASI NINGUNO . SI LOS
HUBO los dej[e considerando QUE UNA CARTA NO ES UNA LECCIÓN DE
GRAMÁTICA Y QUIEN escribe se expresa como puede.
Considero que el preámbulo es demasiado largo, con detalles que no
tienen nada que ver con lo que se narrará después. TE
ACONSEJO VER OTRA SOLUCIÓN PARA EL principio. bIEN EL PERSONAJE QUE
ENTRA AL CAFÉ ,BIEN LA AMBIENTACIÓN. ESTÁN
DEMÁS LAS REFERENCIAS A LA MUJER CON EL AMANTE JOVEN, A LA PUERTA
QUE RECHINA Y A LA VIEJA QUE PROTESTA.

CORTÁZAR dijo que debemos considerar un cuento como una
fotografía. En una buena fotofgrafía todo lo secundario debe
desaparecer para enfocar solo lo escencial; en este caso el narrador ,la
mujer y la carta.

HAY CIERTAS FALTAS DE LÓGICA QUE SABRÁS COMO reparar.
¿LA MUJER LLORA ANTES DE HABER LE+IDO LA CARTA? ¿si él
no se hubiera acercado no habría sabido su contenido?¿alguien
se la leyó antes?

SIEMPRE DISPUESTA A AYUDARTE. sI SIGUES MIS OBSERVACIONES- ME
GUSTARÁ VER EL RESULTADO.
UN ABRAZO







 
ninive,04.01.2012
ymm: Apenas pueda subiré tu texto
 
ninive,15.01.2012
nocheluz, aqui debes poner el título del texto que quieres que corrija
 
nocheluz,16.01.2012
Aquí te envío el pequeno texto para la corrección. Muchas gracias.


LA TRAICIÓN

, su traje blanco bien planchado tenía manchas de vino tinto en las mangas del saco y una flor en la solapa. Un lector más suspicaz podría pensar que se trataba de manchas de sangre.

Dobló la esquina de la noche, con prisa y con zapatos mojados por la lluvia, entró en una calle sin salida, decorada con luces de neón y vitrinas de señoritas semidesnudas, sus favoritas. Una de ellas le regaló cama y una dulce coartada.

En la acerca encharcada, retazos de cartas de amor y reflejos confusos.

Le metió muy adentro el miembro fuerte y tieso, como si fuera un puñal, haciéndole temblar. Volvió a sentir placer al arrancarle un grito del alma.
 
ninive,16.01.2012
LA TRAICIÓN

(, su traje blanco bien planchado tenía manchas de vino tinto en las
mangas del saco y una flor en la solapa. Un lector más suspicaz
podría pensar que se trataba de manchas de sangre.)

LLOVÍA.Dobló la esquina de la noche, con prisa con los zapatos mojados por la
lluvia. Entró CON PRISA en una calle sin salida, decorada con luces de
neón y vitrinas. ALLÍ ESTABAN LAS (de) señoritas semidesnudas, sus favoritas. Una
de ellas le regaló cama y una dulce coartada.

EN LA SOLAPA DE SU TRAJE BLANCO BIEN PLANCHADO LLEVABA UNA FLOR Y EN LAS MANGAS TENÍA MANCHAS DE VINO que Un lector más suspicaz
podría pensar que se tratabaN de manchas de sangre.



(tenía)una flor en la solapa y manchas de vino tinto(de vino tinto en las
mangas del saco y una flor en la solapa y manchas de vino)


(En la acerca encharcada, retazos de cartas de amor y reflejos confusos.)

Le metió muy adentro el miembro fuerte y tieso, como si fuera un
puñal, haciéndole temblar. Volvió a sentir placer al
arrancarle un grito del alma.

En la acerca encharcada, retazos de cartas de amor y reflejos confusos...


COMO CONSIDERÉ QUE HAB+IA QUE REORGANIZAR EL CUENTO LO PUSE PATAS PARA ARRIBA Y ES POSIBLE QUE NO SE ENTIENDA. aQUÍ VA LA CORRECCIÓN COMPLETA, SIEMPRE QUE LA ACEPTES

 
ninive,16.01.2012
bLlovía.Dobló apresurado la esquina de la noche, con los zapatos mojados por la lluvia.

En la solapa de su taje blanco ,bien planchado, llevaba una flor y en las mangas tenía manchas de vino tinto, que un lector suspicaz
podría suponer que eran manchas de sangre.

Entró en una calle sin salida, decorada con luces de neón y vitrinas. Allí estaban las señoritas
semidesnudas, sus favoritas.
Una de ellas le regaló cama y una dulce coartada.

Le metió muy adentro el miembro fuerte y tieso, como si fuera un
puñal, haciéndola temblar. Volvió a sentir placer al
arrancarle un grito del alma.

En la acerca encharcada, retazos de cartas de amor y reflejos confusos.../b





 
nocheluz,17.01.2012
ninive, me gustó también la nueva organización del cuento, voy a arreglar los errores, principalmente los gramaticales y ortográficos.
A tu pregunta sobre empezar el cuento con coma y con minúscula, es que intentaba expresar que ese es sólo el fragmento de una historia que ya había empezado antes y que no voy a contarla completamente, entonces es como si siguiera la narración después del coma. Por eso, todo está medio fragmentado.
 
justine,18.01.2012
nocheluz, cuando quieras expresar que algo es un fragmento de un todo, el signo ortográfico adecuado, son los puntos suspensivos
...En la acerca encharcada, retazos de cartas de amor y reflejos confusos...
 
ninive,23.01.2012
Esclavo moderno autor de noche trágica

El pueblo se viste de algarabía ya que por fin se dará inicio la remodelación de la antigua catedral de la comunidad. Los comentarios a favor y en contra de dicha construcción no se hacen esperar. Una que otra señora con mucha santurronería se persigna cada vez que oyen la negativa de algunas personas. Pero en si la mayoría con sentimientos solapados aprueban que es tiempo de hacer algo por el templo. Los vecinos se sienten orgullosos de poseer la tercera campana que los españoles construyeron en el tiempo de la colonia, que orgullosamente se hace lucir en el campanil y desde muy temprano los día domingos invita con su canto a todos los feligreses para que se presenten a misa.
Transcurren las horas y la tarde se hace presente en el pueblo de Santa Catarina Barahona. Los patojos salen a las calles polvorientas para jugar al fútbol como suelen hacerlo siempre. Mientras que los adultos disfrutan de la brisa del atardecer que juguetea entre los callejones. El crepúsculo anuncio su llegada y con una fugaz caricia le da la despedida a la luz del día. La energía eléctrica dice presente en sus pálidas lámparas, cual luciérnagas en el espacio se van esparciendo las centellas de luminosidad.
Las voces de las madres preocupadas se dejan escuchar gritando desde la puerta de la casa _ ¡la cena ya esta lista!_ Otra exclama: _ ¡ya es hora de bañarse mañana hay que ir a la escuela!_ Niños y adultos se van retirando a sus respectivas viviendas.
La noche se disfraza de oscuridad, el cielo se tapiza de estrellas e invita a la luna. Pero esta se rehúsa a presentarse. Los jóvenes enamorados se alistan a visitar al ser amado, que en inquieta espera ven los minutos pasar impacientemente en el reloj. Ese es el caso de David Sánchez. Las sombras se aliaron al cálido abrazo que Anabela recibe de David. Sus fibras frágiles del alma danzan al compás de los latidos del corazón. Después de besarla, con timidez dice: _ ¡Anabela te quiero¡_ Entre emoción y nerviosismo de mujer enamorada los labios en leve susurro responden: _!yo también!_ El con plena convicción hace la pregunta retenida en su ser por mucho tiempo: _ ¿quieres casarte conmigo?_ A lo que ella rápidamente, exclama: _ ¡si!_ Agregando: _“desde hace tiempo esperaba que me lo preguntaras”_ Con suavidad él toma sus manos y dice: _“te prometo trabajar muy duro y darte lo mejor, tendremos muchos hijos y juntos lucharemos por nuestro futuro”_. Como luceros en el infinito brillan los ojos en ella. Su voz había pronunciado la respuesta que David esperaba desde años atrás. Cuando por primera vez la vio en el pasillo, cuando la reconoció que estaba en su mismo salón de clases, cuando la esperaba a la salida de la escuela para conversar e irse juntos caminando. Fue una de esas tardes que armándose de valor y olvidando sus temores le propuso que fuera su novia, de eso, habían transcurrido ya seis años. Se funden nuevamente en un fuerte abrazo. La débil claridad fosforescente es testigo del beso que despierta la pasión entre los dos… Justo en ese momento… Repican las campanas entonando su canto enigmático... Y alguien a lo lejos grita _ ¡están robando en la iglesia!_ la noticia se hace acompañar por el encendido de luces en las casas, y la gente como reguero de pólvora se reúnen en los graderíos al frente del santuario. La muchedumbre esta disgustada por la afrenta y el sacrilegio a un lugar sagrado, gradualmente la adrenalina sube de tono entre los pobladores. Una voz dice de pronto _ ¡los maleantes están en el techo! _ Otros gritan: ¡capturémosles y los linchamos para que aprendan esos malditos ladrones! _ Blasfemando en contra de los bandoleros todos dan su consentimiento. El viejo campanario se queda en absoluto silencio, solo el rumor de la misma multitud se deja escuchar... La pareja de enamorados con curiosidad inician la carrera en la dirección donde la gente vociferan con gran enojo. Llegan al lugar donde el gentío se encuentra aglomerado y armados con machetes, palos, azadones y hachas. Los amigos y familiares ponen al corriente a los novios de lo que está aconteciendo. Con la complicidad de la negrura los saqueadores no se dejan ver de los enardecidos habitantes_ ¡de este lado hay un ratero!_ La exclamación suena como un relámpago en seco. Todos voltean a ver dónde proviene el grito y una mano sobresale en medio de la turba señalando la parte del techado. David sin pensarlo se suelta de la mano de Anabela y corre a uno de los balcones de la ventana que adornan la pared. Ayudado por amigos y vecinos empieza a trepar con dirección al techo, ya en la parte de arriba con dificultad, logra llegar al otro lado del edificio, después, se dirige a la parte del frente, donde se encuentra escondido el ladrón...El griterío es callado por un fogonazo que desgarra la inquietante noche. La sombra que se confunde entre las tinieblas, siente un dolor agudo que entra por una de las vértebras, que como cuchillo caliente perfora la carne con rabia, una herida profunda que hace babear las venas y va tiñendo de sangre la camisa y la piel… Tambaleándose, logra con la mano derecha asirse a una de las cruces que están en reparación, pero lentamente las fuerzas lo abandonan y abriendo desmesuradamente los ojos, se tragan de un solo golpe la noche. Estrepitosamente el cuerpo cae a un costado del portón de la iglesia. Los curiosos entre murmullo, gritos y ¡vivas! rodean el bulto humano que yace en el suelo.
… Con la respiración entrecortada por el esfuerzo de la carrera, un vecino con escopeta en mano se abre paso entre la multitud, exclamando: _“¡Le di, lo tenemos al muy desgraciado!”_. Hincado en el suelo, uno del grupo que examina el cadáver…estupefacto, reconoce la voz de Florencio. Se levanta lentamente. Los ojos se le empañan de lagrimas y una bola de aire se le forma en el estomago y da la impresión que va a vomitar. Se encuentra tan horrorizado que sus labios temblorosos solo alcanzan a murmurar _ ¡mataste a tu hijo! _ para después volver a decir: ¡mataste a David!_ se hizo un silencio sepulcral. La gente se veía entre sí incapaz de reaccionar y las lágrimas arborecieron en los ojos. Existía un torbellino de preguntas sin respuestas. El cargo de conciencia para aquel que dio la falsa alarma. Una muchacha enamorada que las ilusiones se visten de pesar, una madre en espera del ser más preciado que nunca llegara, un padre que lo acompañara el recuerdo de haber disparado el arma que le quito la vida al hijo. El dolor, que solamente el tiempo tendrá la oportunidad de cicatrizar las heridas de esa trágica noche.
 
ninive,25.01.2012
El pueblo se viste de algarabía ya que por fin (se dará inicio) INICIARÁ
la remodelación de la antigua catedral de la comunidad. Los
comentarios a favor y en contra (de dicha construcción) no se hacen
esperar. Una que otra señora con mucha santurronería se
persigna cada vez que oyen la negativa de algunas personas. Pero en si la
mayoría con sentimientos solapados aprueban que es tiempo de hacer
algo por el templo. Los vecinos se sienten orgullosos de poseer la tercera
campana que los españoles construyeron en el tiempo de la colonia,
que orgullosamente se hace lucir en el campanil y desde muy tempranoCOMA los
día domingos COMA invita A LOS FELIGRESES CON su (canto) REPIQUETEO a ASISTIR A MISA.

(todos los feligreses para que e
presenten a misa.

+Transcurren las horas y CAE la tarde (se hace presente) en el pueblo de Santa
Catarina Barahona. Los patojos salen a las calles polvorientas para jugar
al fútbol como suelen hacerlo siempre. Mientras que los adultos
disfrutan de la brisa del atardecer que juguetea entre los callejones. El
crepúsculo anuncioÓ su llegada y con una fugaz caricia le da la
despedida a la luz del día. La energía eléctrica dice
presente en sus pálidas lámparas, QUE ,cual luciérnagas en
el espacio COMA (se) van esparciendo las centellas de luminosidad.
Las voces de las madres preocupadas se dejan escuchar (gritando) desde la
puerta de la casa _ GRITAN:¡la cena ya esta lista!_ Otra exclama: _
¡ya es hora de bañarse COMA mañana hay que ir a la escuela!_
Niños y adultos *se van retirando a sus respectivas viviendas.
La noche *se disfraza de oscuridad, el cielo *se tapiza de estrellas e invita
a la luna. Pero esta *se rehúsa a presentarse. Los jóvenes
enamorados *se alistan a visitar al ser amado,
EN LA FRASE ANTERIOR HAY MUCHOS "SE" TRATA DE MEJORAR

que en inquieta espera ven
los minutos pasar impacientemente en el reloj. Ese es el caso de David
Sánchez. Las sombras se aliaron al cálido abrazo que Anabela
recibe de David.LAS ( Sus) fibras frágiles (del)DE SU alma danzan al
compás de los latidos del corazón. Después de besarla,
con timidez dice: _ ¡Anabela te quiero¡_ Entre emoción y
nerviosismo de mujer enamorada los labios en leve susurro responden: _!yo
también!_ El con plena convicción hace la pregunta retenida
en su ser por mucho tiempo: _ ¿quieres casarte conmigo?_ A lo que
ella rápidamente, exclama: _ ¡si!_ Agregando: _“desde hace
tiempo esperaba que me lo preguntaras”_ Con suavidad él toma sus
manos y dice: _“te prometo trabajar muy duro y darte lo mejor, tendremos
muchos hijos y juntos lucharemos por nuestro futuro”_. Como luceros en el
infinito brillan los ojos DE LA MUCHACHA.(en ella.) Su voz había pronunciado la
respuesta que David esperaba desde años atrás.

Cuando por
primera vez *la vio en el pasillo, cuando *la reconoció que estaba en
su mismo salón de clases, cuando *la esperaba a *la salida de la
escuela
eN LA FRASE ANTERIOR EXCESO DE "LA" ,ARREGLAR

para conversar e irse juntos caminando.+ Fue una de esas tardes que
armándose de valor y olvidando sus temores le propuso que fuera su
novia, de eso, habían transcurrido ya seis años. Se funden
nuevamente en un fuerte abrazo. La débil claridad fosforescente es
testigo del beso que despierta la pasión entre los dos… Justo en ese
momento… Repican las campanas entonando su canto enigmático... Y
alguien a lo lejos grita _ ¡están robando en la iglesia!_ la
noticia se ACOMPAÑA (hace acompañar) por el encendido de luces en las casas, y
la gente como reguero de pólvora se reúnen en los
graderíos al frente del santuario. La muchedumbre esta disgustada
por la afrenta y el sacrilegio a un lugar sagrado, gradualmente la
adrenalina sube de tono entre los pobladores. Una voz dice de pronto _
¡los maleantes están en el techo! _ Otros gritan:
¡capturémosles y los linchamos para que aprendan esos malditos
ladrones! _+ Blasfemando en contra de los bandoleros todos dan su
consentimiento. El viejo campanario se queda en absoluto silencio, solo el
rumor de la (misma) multitud se deja escuchar... La pareja de enamorados con
curiosidad inician la carrera en la dirección donde la gente
vociferan con gran enojo. Llegan al lugar donde el gentío se
encuentra aglomerado y armados con machetes, palos, azadones y hachas. Los
amigos y familiares ponen al corriente a los novios de lo que está
aconteciendo. Con la complicidad de la negrura los saqueadores no se dejan
ver de los enardecidos habitantes_ ¡de este lado hay un ratero!_ La
exclamación suena como un relámpago en seco. Todos voltean a
ver DE dónde proviene el grito y una mano sobresale en medio de la
turba señalando la parte del techado. David sin pensarlo se suelta
de la mano de Anabela y corre a uno de los balcones de la ventana DE LA (que
adornan la) pared. +Ayudado por amigos y vecinos empieza a trepar con
dirección al techo, ya en la parte de arriba con dificultad, logra
llegar al otro lado del edificio, después, se dirige a la parte del
frente, donde se encuentra escondido el ladrón...El griterío
es callado por un fogonazo que desgarra la inquietante noche. La sombra que
se confunde entre las tinieblas, siente un dolor agudo que entra por una de
las vértebras, que como cuchillo caliente perfora la carne con
rabia, una herida profunda que hace babear las venas y va tiñendo de
sangre la camisa y la piel… +Tambaleándose, logra con la mano derecha
asirse a una de las cruces que están en reparación, pero
lentamente las fuerzas lo abandonan y abriendo desmesuradamente los ojos,
se tragan de un solo golpe la NEGRURA DE LA noche. Estrepitosamente el cuerpo cae a un
costado del portón de la iglesia. Los curiosos entre murmullo,
gritos y ¡vivas! rodean el bulto humano que yace en el suelo.
… Con la respiración entrecortada por el esfuerzo de la carrera, un
vecino con escopeta en mano se abre paso entre la multitud, exclamando:
_“¡Le di, lo tenemos al muy desgraciado!”_. +Hincado en el suelo, uno
del grupo que examina el cadáver…estupefacto, reconoce la voz de
Florencio. Se levanta lentamente. Los ojos se le empañan de lagrimas
y una bola de aire se le forma en el estomago y da la impresión que
va a vomitar. Se encuentra tan horrorizado que sus labios temblorosos solo
alcanzan a murmurar _ ¡mataste a tu hijo! _ para después
volver a decir: ¡mataste a David!_ se hizo un silencio sepulcral. La
gente se veía entre sí incapaz de reaccionar y las
lágrimas arborecieron en los ojos. +Existía un torbellino de
preguntas sin respuestas. El cargo de conciencia para aquel que dio la
falsa alarma. Una muchacha enamorada que las ilusiones se visten de pesar,
una madre en espera del ser más preciado que nunca llegara, un padre
que lo acompañara el recuerdo de haber disparado el arma que le
quito la vida al hijo. El dolor, que solamente el tiempo tendrá la
oportunidad de cicatrizar las heridas de esa trágica noche.

mUY BIEN, DEJÉ QUE DECIDIERAS COMO SOLUCIONAR EL EXCESO DE LOS "SE Y LA".
NOTO QUE TIENES LA TENDENCIA A COMENZAR LAS FRASES CON EL VERBO, NO ESTÁ MAL UN POCO PERO NO ABUSES DEL USO TE SEÑALÉ ALGUNAS CON UNA+.

LOS PARÉNTESIS INDICAN SUPRESIÓN DE LAS PALABRAS QUE ENCIERRAN

SIEMPRE AQUÍ PARA DARTE UNA MANO. Yvette
 
musas-muertas,05.02.2012
Querida Yvette, tengoeste cuento "el Tunel", un poco largo te agradeceria infinitamente que le pegues una mirada y me ayudes con los "horrores" literarios. un fuerte abrazo y desde ya muchisimas gracias
Gustavo

bEl Túnel/b


iLa razón por la que entro a esta nueva cárcel es irrelevante, baste decir que no soy inocente y admito que técnicamente cometí el delito del que se me acusa. No sirven las explicaciones en esta nueva modalidad de justicia. Mi única preocupación es cómo cumpliré mi pena en este nuevo establecimiento penitenciario al que llaman “el Túnel”./i

Hace más de diez años, los países de todo el mundo presentaron a las Naciones Unidas la necesidad de rever el sistema penitenciario. El aumento del crimen, la falta de capacidad para alojar a los condenados, el alto costo de mantenimiento de las cárceles y fundamentalmente la altísima tasa de reincidencia una vez cumplida la condena, alarmaba a todos los gobernantes del mundo. Naciones Unidas creó un comité de estudio, otorgó importantes fondos y un plazo no mayor a un año para que encontraran una solución.
Psicólogos, psiquiatras, sociólogos, economistas, doctores, ingenieros y expertos de casi todas las ramas del saber humano se reunieron día tras día. Un año después el Doctor en Psicología Manuel Rodríguez, presidente del comité, explicaba sus conclusiones a los gobernantes del planeta:
- El crimen es una desviación del comportamiento natural humano, por lo tanto la gravedad del hecho y el tiempo de reclusión no es un factor relevante.
El criminal necesita, cualquiera sea su crimen, de un tratamiento único para su efectiva y completa recuperación y posterior reinserción en la sociedad
El costo y tiempo del tratamiento convencional es muy oneroso y prolongado, el desafío es encontrar un tratamiento breve y económico que permita al convicto rever y modificar su conducta social.
La solución propuesta por este comité es la reclusión de los convictos en total aislamiento por un tiempo fijo de diez años, de esta forma nuestros psicólogos aseguran que…

Dos horas después la asamblea general votaba casi por unanimidad la construcción inicial de veinte penales internacionales, distribuidos geográfica y demográficamente por el planeta, para comenzar a abastecer parcialmente la moderna demanda de justicia. Cada penal permitirá alojar a ciento veinte mil convictos.


Estos nuevos establecimientos penitenciarios comparten, desde el punto de vista arquitectónico la misma solución. Están compuestos por mil habitaciones de frente por ciento veinte de fondo. Todos tienen una fachada similar al frente de un gigantesco edificio de departamentos de veinticinco pisos de altura con cuarenta puertas por planta, En la parte frontal, cada piso tiene adelante un pasillo que une las puertas del mismo nivel. El acceso a los distintos niveles lo proporcionan dos escaleras helicoidales a los costados del frente de la estructura.
Pero el edificio tiene una característica sobresaliente más, la profundidad del mismo. Esta cárcel está insertada en una montaña, de manera similar a un túnel que la atraviesa, cada puerta delantera da acceso a una habitación de cuatro metros por cuatro, sin ventanas y, en su interior solo hay otra puerta opuesta a la de ingreso, comunicando con la siguiente habitación.
El presidiario “vive” en ese cuarto solo un mes de su condena, al finalizar el mismo, mediante un sistema automatizado de trampas, similar a compuertas, o dobles puertas con vestíbulo, el convicto “avanza” mes a mes, al interior de la montaña accediendo al siguiente cuarto sin tener contacto con el hombre que le antecede. Al cabo de ciento veinte meses (y habitaciones), se abrirá la última puerta al otro extremo de la montaña dando cumplimiento a la pena y proporcionándole la libertad.

Mi “túnel” está en la isla de Pascua, el edificio atraviesa el viejo volcán apagado de Maunga O Tu’u entrando por el noroeste.
El médico chileno acaba de finalizar mi chequeo, toma algunas notas, asiente con su cabeza y finalmente me indica la salida al patio. Allí me reúno junto a los otros novecientos noventa y nueve convictos provinentes de distintos lugares de Sudamérica y que “alimentaremos” al túnel en este mes.

- Piso ocho puerta catorce - me dice el guardia armado, mientras arremeto a las escaleras. Subimos en procesión con las cabezas gachas y el corazón encogido. Llego agitado al piso octavo agradeciendo no tener como destino niveles mas altos, busco mi puerta y espero; mi mente vuela afiebrada de temor ante lo desconocido, al igual que en la entrada al infierno del Dante en la Divina Comedia, busco perversamente sobre la puerta la frase escrita “Lasciate ogni speranza, voi ch’entrate” (abandonad toda esperanza tú que entras).
Han pasado cinco años desde la construcción y por supuesto nadie ha salido aún por el otro extremo que pueda contar la experiencia. Transcurre más de media hora hasta que un ruido mecánico me alerta, la puerta se abre deslizándose dentro del muro mostrando un pequeño y oscuro recinto más pequeño aún que un ascensor. Los altoparlantes gritan la orden de avanzar, me encomiendo a Dios e ingreso al habitáculo, un minuto después la puerta se cierra por detrás.
Transcurre una eternidad oscura y silenciosa medida en cientos de latidos de mi corazón, hasta que, la puerta del frente da paso a mi alojamiento por el siguiente mes. El “tratamiento” acaba de empezar.

Los minutos pasan y no veo nada, opto por sentarme en el piso hasta lograr que mis ojos se acostumbren a la oscuridad. Poco a poco los costados y ángulos de la habitación se van delineando. La pared del frente es totalmente lisa y sólo tiene al medio la puerta “siguiente”. A mi izquierda sobre el piso pegado al muro de hormigón una pequeña fosa permite anticipar la totalidad de las instalaciones “sanitarias” de mi cuarto. A mi derecha y contra la pared embutida en el piso observo la “cama”, me aproximo a ella notando al tacto que en definitiva es solo un rectángulo de suelo mas “blando”. Me acuesto y observo el techo y los detalles del cuarto. La escasa iluminación proviene de paneles cuadrados de grueso acrílico dispuestos en el techo como mosaicos de un tablero de ajedrez, alternando con otros que proporcionan ventilación y (pronto lo descubriría) lluvia. Al costado de mi cama noto curioso, una abertura similar a un nicho y un corto tubo de material sintético. El nicho está vacío, investigo el tubo imaginando que debería proveer agua. Resistiendo la sensación de asco que me da pensar que otros antes que yo se lo llevaron a la boca, chupo de él y un sistema de válvulas permite que un largo sorbo de agua inunde mi boca. Satisfecho por el descubrimiento aunque ofendido por la similitud con los bebederos de animales me recuesto en el piso, en seguida, la adrenalina inyectada a mi organismo en las horas previas abandona mi torrente sanguíneo y me duermo.

El siseo me despierta, el silencio es tan profundo que, por horas sólo escucho el ruido de mi respiración, pero de pronto empieza a llover. La economía práctica del edificio hace que la higiene personal y la limpieza del cuarto sea todo una sola cosa. Primero el agua apenas tibia y espumosa (seguramente mezclada con algún jabón o detergente) inunda toda la habitación, no hay donde esconderse, el baño es forzado, resignado me quito la ropa y me siento en el piso. A los pocos minutos la lluvia cambia a modalidad “enjuague” y finalmente se detiene. Por las rejillas corre un aire fresco que seca mi cuerpo y todo el cuarto, la ducha y limpieza han terminado.
Un ruido sordo llama mi atención, me dirijo al nicho y encuentro dos cubos similares a los cubos de sopa instantánea, sólo que de mayor tamaño, los miro con recelo, quito su envoltorio y los pruebo.
- Comida balanceada para humanos, ¡fantástico! - me digo con ironía.
El sabor no es malo, tiene reminiscencias de verduras, pollo y cereales. La consistencia es semiblanda como un queso, en unos minutos he despachado el almuerzo.

La ducha marca el inicio de la “jornada” me desnudo, y aprovecho para lavar mi ropa (extremadamente resistente y abrigada). Luego viene el desayuno/almuerzo (solo hay dos comidas diarias, cada una consistente en dos cubos) que como sentado y desnudo, “chupo” un poco de agua y luego me “siento” sobre la abertura y hago mis necesidades, que, mediante algún extraño sistema de sensores, emite un oportuno e higiénico chorro de agua helada para proporcionar la limpieza necesaria de esa parte de mi cuerpo. El resto del día camino, y camino y camino recordando partes de mi vida, amores, odios, temores, alegrías, tristezas. De vez en cuando me detengo para tomar un trago de agua u orinar. Trato de descansar lo menos posible, camino y camino hasta que, el sonido en el “nicho” me advierte que ha llegado la merienda/cena. Me alimento mecánicamente pensando en bifes, milanesas o ensaladas, sentado con tranquilidad, luego camino un tiempo más para hacer la digestión hasta que el sueño me vence. Antes de acostarme me visto con mi ropa, que para entonces ya esta seca y me acuesto a dormir, o al menos cierro los ojos buscando descanso físico y paz a mi mente.

Los días pasan y todavía no acepto esta situación, - Es una pesadilla de la que pronto despertaré - me digo, - no me puede estar pasando esto.
He probado golpear paredes y gritar, a los efectos prácticos estoy solo y soy el único ser vivo en kilómetros a la redonda. De pronto recuerdo a cierto psicólogo que explicaba las reacciones del ser humano ante estas tragedias. Primero la negación, luego la ira, luego el ruego, luego la depresión y finalmente la resignación. Me queda un largo camino aún, todavía no he abandonado el primer cuarto.

Mientras camino voy encontrándole explicación al perverso funcionamiento de esta prisión. Desde el punto de vista económico el construirla dentro de una montaña garantiza ventilación y una variación climática mínima con ahorro de energía, los sistemas están claramente automatizados; la posibilidad de escapar es nula, aún pudiendo hacer un hueco (en menos de un mes) sólo lograría sorprender arriba, abajo o a los costados, a otro convicto en una habitación igual a la mía.
El sistema también permite que hombres y mujeres cumplan su condena en el mismo edificio, además, la necesidad de guardias es mínima, ellos solo hacen falta para monitorear el robusto sistema automatizado. Restaría ver si el tratamiento de aislamiento da el resultado esperado, pero con la economía lograda por los gobiernos, seguramente los muy hipócritas se darán por más que satisfechos independientemente de cómo salgamos.

Esta noche no puedo dormirme, las ideas más negativas asaltan a mi mente en oleadas:
- ¿Y si el sistema se ha descompuesto y las puertas no se abren más?
¿ y si los guardias han abandonado sus puestos o han muerto o la humanidad ha dejado de existir?, ¿Cómo será mi muerte si en algún momento deja de llegar comida o agua?. ¿Qué ocurre si el que me precede decide no avanzar? ¿Cómo compartiríamos el cuarto y la ración de comida? ¿Terminaríamos matándonos?. ¿Y si ya lo encuentro muerto cuando pase? ¿Habrán previsto esto? ¿Como sacarían el cadáver? Miro al piso sospechando de cada baldosa.
De pronto un ruido metálico paraliza mi corazón. Salto de la cama, reviso mi cuarto y observo deslizar lentamente la puerta “siguiente”. Con el corazón que salta de mi pecho ingreso al habitáculo y espero, unos segundos, después la puerta se cierra detrás de mí y luego de otro minuto la otra se abre. Me dirijo a recostarme. De pronto las lágrimas empiezan a correr por mis mejillas, la cama esta aún tibia, su ocupante estaba allí hace solo unos minutos. La soledad me destruye, finalmente me duermo llorando.

Hoy me he sorprendido en la ducha mirándome las uñas, han crecido casi dos centímetros, a este ritmo llegarán a medio metro cuando salga, he incorporado la rutina de limarlas contra el muro con frecuencia. La barba y el pelo no me molestan de momento.

El tiempo pasa y hoy me he dado cuenta de que he perdido totalmente la noción del mismo.
- ¿Cuantas puertas crucé? ¿Cinco, seis, quizás diez?
El sistema es tan tortuoso que, al ser las habitaciones idénticas, he perdido la cuenta de en cuántas habitaciones he estado y lo peor es que, lógicamente, tampoco sé cuantas me faltan de las ciento veinte originales. Estoy perdido en el tiempo, sé que voy a enloquecer.

Camino y camino, a veces pienso, otras simplemente calculo, calculo pasos, tres hasta la cama, cuatro hasta la puerta, tres hasta la pared, cuatro hasta la otra puerta, sumo catorce, lo transformo en metros, lo multiplico por las vueltas, saco promedios en función de tiempos contados en segundos transformados en minutos y luego horas, manejo kilómetros, días, hasta que finalmente me pierdo. Trato de mantener y proteger mi mente de la realidad de que esta soledad me va a enloquecer. He insultado a Dios, le he pedido perdón y luego le he rogado. Todo cíclicamente una y otra vez. Hace al menos un mes que soy conciente de que hablo solo.

Sigo caminando, las puertas pasan, el pelo crece, he superado la angustia, ya no pienso que día de la semana será o si afuera llueve o hay sol, no recuerdo a nadie, mis padres, mi novia, ya nadie existe, no tienen rostros ni formas, estoy absolutamente solo.

- ¿Y si nací aquí?- ¿Y si el mundo es esto y lo otro me lo imaginé yo? ¿Y si este cuarto es todo?

La puerta se abre dando lugar al habitáculo. Camino como un autómata cumpliendo un ritual. Apenas la puerta se abre corro a la cama a tocarla. Al cabo de unos segundos grito de alegría y furia.
- ¡Ja,Ja, está vivo, hijos de puta, mi amigo está vivo!
Caigo rendido sintiendo aún el calor del cuerpo que me antecede.

Las puertas van pasando, pero yo ya he dejado de caminar. De hecho he abandonado todos mis hábitos, ya no uso ropa, estas quedaron en el cuarto de atrás, y tampoco las extraño. La barba me llega hasta el pecho y el pelo hasta la espalda y tampoco me importa. He llegado a hacerme encima mis necesidades sólo por no arrastrarme hasta el hueco, y así sucio he estado hasta la siguiente ducha. El hambre me asalta, me arrastro hasta el nicho y encuentro seis cubos:
- ¿Desde cuando no como?

La puerta esta abierta, la miro impávido no recuerdo cuándo se abrió. De pronto me doy cuenta que en unos segundos se cerrará. Asustado por primera vez en años, corro al habitáculo justo cuando la misma está comenzando a cerrarse. Tirito de miedo mientras espero que la otra puerta se abra. Corro mecánicamente a la cama y la toco, lloro de felicidad y me duermo.

El susto me ha llevado a caminar nuevamente, adopto otra vez mis hábitos, me cuesta caminar como antes, pero todos los días me recupero un poco más. Un firme propósito de vivir ha vuelto a instalarse en mí, desde el susto tengo una nueva misión en la vida si alguna vez salgo.

La puerta se abre, entro y se cierra, se abre la siguiente y corro a la cama, pero esta vez encuentro a la misma helada. Sé que mi amigo ha muerto. Lloro con rabia, ahora sumo otro motivo más para vivir.





Camino, como, duermo y camino, y cada tanto cruzo puertas como en un laberinto maldito, he perdido la esperanza, sólo vivo como un pez en una pecera, como un pájaro en una jaula, suponiendo que así será toda la vida. La puerta se abre, salto al habitáculo, la puerta se cierra, pero esta vez un extraño presentimiento me invade, siento un raro frío en mis pies, miro y creo detectar una luz fuera de lo común filtrándose bajo la puerta. El corazón se acelera, la puerta doscientos cuarenta y dos, la última puerta, comienza a abrirse y una luz me ciega, desnudo doy un paso fuera y caigo desmayado.

Soy un hombre libre, El sistema carcelario ha depositado una mínima suma de dinero todos los meses en una cuenta bancaria a mi nombre, para que al salir pueda “rehacer mi vida”.

Estoy en Nueva York, frente a la sede de las Naciones Unidas, espero al Doctor en Psicología Manuel Rodríguez, tengo un revolver con dos balas en mi bolsillo, solo quiero agradecerle de parte de mi amigo y mía con una bala que lleva su nombre, la otra lleva el mío. Por el túnel se pasa solo una vez.
 
NINIVE,07.02.2012
corrección de El tunel de Musas-muertas

El Túnel


La razón por la que entro a esta nueva cárcel es
irrelevante, baste decir que no soy inocente y admito que
técnicamente cometí el delito del que se me acusa. No sirven
las explicaciones en esta nueva modalidad de justicia. Mi única
preocupación es cómo cumpliré mi pena en este nuevo
establecimiento penitenciario al que llaman “el Túnel”.

Hace más de diez años, (los países de todo el mundo
presentaron a)en las Naciones Unidas se consideró (con)la necesidad de rever el sistema
penitenciario. El aumento del crimen, la falta de capacidad para alojar a
los condenadosMEJOR PRISIONEROS, el alto costo de mantenimiento de las cárceles y
fundamentalmente COMA la altísima tasa de reincidencia una vez cumplida
la condena, alarmaba a todos los gobernantes del mundo. SE ( Naciones Unidas)
creó un comité de estudio PARA ENCONTRAR (, otorgó importantes fondos y
un plazo no mayor a un año para que encontraran) una
solución.
Psicólogos, psiquiatras, sociólogos, economistas, doctoάres,
ingenieros y expertos de casi todas las ramas del saber humano se reunieron
día tras día. Un año después el Doctor en
Psicología Manuel Rodríguez, presidente del comité,
explicaba (sus) LAS conclusions DEL MISMO a los gobernantes del planeta:
- El crimen es una desviación del comportamiento natural humano,
por lo tanto la gravedad del hecho y el tiempo de reclusión no es un
factor relevante. DIRIA DETERMINANRTE PERO ES PURA SUGERENCIA

El criminal necesita, cualquier(a sea) FUERA su crimen,( de) un tratamiento
único para su efectiva y completa recuperación y SU posterior
reinserción en la sociedad
El costo y tiempo del SISTEMA ACTUAL (tratamiento convencional )es muy oneroso y
prolongado,PUNTO
Eel desafío DEL COMITÉ FUE ( es) encontrar un tratamiento breve y
económico que (permita )PERMITIERA al convicto rever y modificar su conducta
social.
La solución propuesta (por este comité es RECLUIR (la reclusión
de los convictos) en total aislamiento A LOS CONVICTOS por un tiempo fijo de diez
años, de esta forma nuestros psicólogos aseguran que…

Dos horas despuésCOMA la asamblea general votaba casi por unanimidad la
construcción inicial de veinte penales internacionales, distribuidos
geográfica y demográficamente por el planeta, para comenzar a
(abastecer) APLICAR parcialmente la moderna demanda de justicia. Cada penal
(permitirá alojarÍA a ciento veinte mil convictos.


Estos nuevos establecimientos penitenciarios comparten, desde el punto de
vista arquitectónico la misma solución. Están
compuestos por mil habitaciones de frente por ciento veinte de fondo. Todos
tienen una fachada similar al frente de un gigantesco edificio de
departamentos de veinticinco pisos de altura con cuarenta puertas por
planta, En la parte frontal, cada piso tiene adelante un pasillo que une
las puertas del mismo nivel. El acceso a los distintos niveles lo
proporcionan dos escaleras helicoidales a los costados del frente de la
estructura.
Pero el edificio tiene una característica sobresaliente más,
la profundidad del mismo. Esta cárcel está insertada en una
montaña, de manera similar a un túnel que la atraviesa, cada
puerta delantera da acceso a una habitación de cuatro metros por
cuatro, sin ventanas y, en su interior solo hay otra puerta opuesta a la de
ingreso, comunicando con la siguiente habitación.(** ¿SOS ARQUITECTO?
El presidiario “vive” en ese cuarto solo un mes de su condena, al
finalizar el mismo, mediante un sistema automatizado de trampas, similar a
compuertas, o dobles puertas con vestíbulo, el convicto “avanza” mes
a mes,POR EL ( al) interior de la montaña accediendo al( siguiente) cuarto SIGUIENTE sin
tener contacto con el hombre que le antecede. Al cabo de ciento veinte
meses (y habitaciones)¿MEJOR PUERTAS?, se abrirá la última puerta al otro
extremo de la montaña dando FIN (cumplimiento) a la (pena )CONDENA y
proporcionándole la libertad.

Mi “túnel” está en la isla de Pascua, el edificio atraviesa
el viejo volcán apagado de Maunga O Tu’u entrando por el noroeste.
El médico chileno acaba de finalizar mi chequeo, toma algunas
notas, asiente con su cabeza y finalmente me indica la salida al patio.
Allí me reúno junto a los otros novecientos noventa y nueve
convictos provinentes de distintos lugares de Sudamérica y que
“alimentaremos” al tunnel ( en) este mes.

- Piso ocho puerta catorce - me dice el guardia armado, mientras arremeto POR
(a) las escaleras. Subimos en procesión con las cabezas gachas y el
corazón encogido. Llego agitado al piso octavo agradeciendo no tener
como destino niveles mas altos, busco mi puerta y espero; mi mente vuela
afiebrada de temor ante lo desconocido, al igual que en la entrada al
infierno del Dante en la Divina Comedia, busco perversamente sobre la
puerta la frase escrita “Lasciate ogni speranza, voi ch’entrate” (abandonad
toda esperanza tú que entras). ESTA CITA LITERARIA EN ESTE CONTEXTO LA ENCUENTRO SUPERFLUA. SOBRETODO LA TRADUCCIÓN

Han pasado cinco años desde la construcción y por supuesto
nadie ha salido aún por el otro extremo que pueda contar la
experiencia. Transcurre más de media hora hasta que un ruido
mecánico me alerta, la puerta se abre deslizándose dentro del
muro mostrando un pequeño y oscuro recinto más pequeño
aún que un ascensor. Los altoparlantes gritan la orden de avanzar,
me encomiendo a Dios e ingreso al habitáculo, un minuto
después la puerta se cierra por detrás.
Transcurre una eternidad oscura y silenciosa medida en cientos de latidos
de mi corazón, hasta que, la puerta del frente da paso a mi
alojamiento por el siguiente mes. El “tratamiento” acaba de empezar.

Los minutos pasan y no veo nada, opto por sentarme en el piso hasta lograr
que mis ojos se acostumbren a la oscuridad. Poco a poco los costados y
ángulos de la habitación se van delineando. La pared del
frente es totalmente lisa y sólo tiene al medio la puerta
“siguiente”. A mi izquierda sobre el piso pegado al muro de hormigón
una pequeña fosa QUE CONSTITUYE(permite anticipar )la totalidad de las instalaciones
“sanitarias” de mi cuarto. A mi derecha y contra la pared embutida en el
piso observo la “cama”, me aproximo a ella notando al tacto que en
definitiva es solo un rectángulo de suelo mas “blando”. Me acuesto y
observo el techo y los detalles del cuarto. La escasa iluminación
proviene de paneles cuadrados de grueso acrílico dispuestos en el
techo como mosaicos de un tablero de ajedrez, alternando con otros que
proporcionan ventilación y (pronto lo descubriría) lluvia. Al
costado de mi cama noto curioso, una abertura similar a un nicho y un corto
tubo de material sintético. El nicho está vacío,
investigo el tubo imaginando que debería proveer agua. Resistiendo
la sensación de asco que me da pensar que otros antes que yo se lo
llevaron a la boca, chupo de él y un sistema de válvulas
permite que un largo sorbo de agua inunde mi boca. Satisfecho por el
descubrimiento aunque ofendido por la similitud con los bebederos de
animalesCOMA me recuesto en el piso, en seguida, la adrenalina inyectada a mi
organismo en las horas previas abandona mi torrente sanguíneo y me
duermo.

El siseo me despierta, el silencio es tan profundo que, por horas
sólo escucho el ruido de mi respiración, pero de pronto
empieza a llover. La economía práctica del edificio hace que
la higiene personal y la limpieza del cuarto sea todo una sola cosa.
Primero el agua apenas tibia y espumosa (seguramente mezclada con
algún jabón o detergente) inunda toda la habitación,
no hay donde esconderse, el baño es forzado, resignado me quito la
ropa y me siento en el piso. A los pocos minutos la lluvia cambia a
modalidad “enjuague” y finalmente se detiene. Por las rejillas corre un
aire fresco que seca mi cuerpo y todo el cuarto, la ducha y limpieza han
terminado.
Un ruido sordo llama mi atención, me dirijo al nicho y encuentro
dos cubos similares a los cubos de sopa instantánea, sólo que
de mayor tamaño, los miro con recelo, quito su envoltorio y los
pruebo.
- Comida balanceada para humanos, ¡fantástico! - me digo con
ironía.
El sabor no es malo, tiene reminiscencias de verduras, pollo y cereales.
La consistencia es semiblandaCOMA como LA DE un queso, en unos minutos he despachado
el almuerzo.

La ducha marca el inicio de la “jornada” me desnudo, y aprovecho para
lavar mi ropa (extremadamente resistente y abrigada). Luego viene el
desayuno/almuerzo (solo hay dos comidas diarias, cada una consistente en
dos cubos) que como sentado y desnudo, “chupo” un poco de agua y luego me
“siento” sobre la abertura y hago mis necesidades, que, mediante
algún extraño sistema de sensores, emite un oportuno e
higiénico chorro de agua helada para proporcionar la limpieza
necesaria de esa parte de mi cuerpo. El resto del día camino, y
camino y camino recordando partes de mi vida, amores, odios, temores,
alegrías, tristezas. De vez en cuando me detengo para tomar un trago
de agua u orinar. Trato de descansar lo menos posible, camino y camino
hasta que, el sonido en el “nicho” me advierte que ha llegado la
merienda/cena. Me alimento mecánicamente pensando en bifes,
milanesas o ensaladas, sentado con tranquilidad, luego camino un tiempo
más para hacer la digestión hasta que el sueño me
vence. Antes de acostarme me visto con mi ropa, que para entonces ya esta
seca y me acuesto a dormir, o al menos cierro los ojos buscando descanso
físico y paz a mi mente.

Los días pasan y todavía no acepto esta situación, -
Es una pesadilla de la que pronto despertaré - me digo, - no me
puede estar pasando esto.
He probado golpear paredes y gritar, a los efectos prácticos estoy
solo y soy el único ser vivo en kilómetros a la redonda. De
pronto recuerdo a cierto psicólogo que explicaba las reacciones del
ser humano ante estas tragedias MEJOR EXPERIENCIAS . Primero la negación, luego la ira,
luego el ruego, luego la depresión y finalmente la
resignación. Me queda un largo camino aún, todavía no
he abandonado el primer cuarto.

Mientras camino voy encontrándole explicación al perverso
funcionamiento de esta prisión. Desde el punto de vista
económico el construirla dentro de una montaña garantiza
ventilación y una variación climática mínima
con ahorro de energía, los sistemas están claramente
automatizados; la posibilidad de escapar es nula, aún pudiendo hacer
un hueco (en menos de un mes) sólo lograría sorprender
arriba, abajo o a los costados, a otro convicto en una habitación
igual a la mía.
El sistema también permite que hombres y mujeres cumplan su condena
en el mismo edificio, además, la necesidad de guardias es
mínima, ellos solo hacen falta para monitorear el robusto sistema
automatizado. Restaría ver si el tratamiento de aislamiento da el
resultado esperado, pero con la economía lograda por los gobiernos,
seguramente los muy hipócritas se darán por más que
satisfechos independientemente de cómo salgamos.

Esta noche no puedo dormirme, las ideas más negativas asaltan a mi
mente en oleadas:
- ¿Y si el sistema se ha descompuesto y las puertas no se abren
más?
¿ y si los guardias han abandonado sus puestos o han muerto o la
humanidad ha dejado de existir?, ¿Cómo será mi muerte
si en algún momento deja de llegar comida o agua?.
¿Qué ocurre si el que me precede decide no avanzar?
¿Cómo compartiríamos el cuarto y la ración de
comida? ¿Terminaríamos matándonos?. ¿Y si ya lo
encuentro muerto cuando pase? ¿Habrán previsto esto?
¿Como sacarían el cadáver? Miro al piso sospechando de
cada baldosa.
De pronto un ruido metálico paraliza mi corazón. Salto de la
cama, reviso mi cuarto y observo QUE SE DESLIZA (deslizar) lentamente la puerta “siguiente”.
Con el corazón que salta de mi pecho ingreso al habitáculo y
espero, unos segundos, después la puerta se cierra detrás de
mí y luego de otro minuto la otra se abre. Me dirijo a recostarme.
De pronto las lágrimas empiezan a correr por mis mejillas, la cama
esta aún tibia, su ocupante estaba allí hace solo unos
minutos. La soledad me destruye, finalmente me duermo llorando.

Hoy me he sorprendido en la ducha mirándome las uñas, han
crecido casi dos centímetros, a este ritmo llegarán a medio
metro cuando salga, he incorporado la rutina de limarlas contra el muro con
frecuencia. La barba y el pelo no me molestan de momento.

El tiempo pasa y hoy me he dado cuenta de que he perdido totalmente la
noción del mismo.
- ¿Cuantas puertas crucé? ¿Cinco, seis, quizás
diez?
El sistema es tan tortuoso que, al ser las habitaciones idénticas,
he perdido la cuenta de en cuántas habitaciones he estado y lo peor
es que, lógicamente, tampoco sé cuantas me faltan de las
ciento veinte originales. Estoy perdido en el tiempo, sé que voy a
enloquecer.

Camino y camino, a veces pienso, otras simplemente calculo, calculo pasos,
tres hasta la cama, cuatro hasta la puerta, tres hasta la pared, cuatro
hasta la otra puerta, sumo catorce, lo transformo en metros, lo multiplico
por las vueltas, saco promedios en función de tiempos contados en
segundos transformados en minutos y luego horas, manejo kilómetros,
días, hasta que finalmente me pierdo. Trato de mantener y proteger
mi mente de la realidad de que esta soledad me va a enloquecer. He
insultado a Dios, le he pedido perdón y luego le he rogado. Todo
cíclicamente una y otra vez. Hace al menos un mes que soy conciente
de que hablo solo.

Sigo caminando, las puertas pasan, el pelo crece, he superado la angustia,
ya no pienso que día de la semana será o si afuera llueve o
hay sol, no recuerdo a nadie, mis padres, mi novia, ya nadie existe, no
tienen rostros ni formas, estoy absolutamente solo.

- ¿Y si nací aquí?- ¿Y si el mundo es esto y
lo otro me lo imaginé yo? ¿Y si este cuarto es todo?

La puerta se abre dando lugar al habitáculo. Camino como un
autómata cumpliendo un ritual. Apenas la puerta se abre corro a la
cama a tocarla. Al cabo de unos segundos grito de alegría y furia.
- ¡Ja,Ja, está vivo, hijos de puta, mi amigo está
vivo!
Caigo rendido sintiendo aún el calor del cuerpo que me antecede.

Las puertas van pasando, pero yo ya he dejado de caminar. De hecho he
abandonado todos mis hábitos, ya no uso ropa, estas quedaron en el
cuarto de atrás, y tampoco las extraño. La barba me llega
hasta el pecho y el pelo hasta la espalda y tampoco me importa. He llegado
a hacerme encima mis necesidades sólo por no arrastrarme hasta el
hueco, y así sucio he estado hasta la siguiente ducha. El hambre me
asalta, me arrastro hasta el nicho y encuentro seis cubos:
- ¿Desde cuando no como?

La puerta esta abierta, la miro impávido no recuerdo cuándo
se abrió. De pronto me doy cuenta que en unos segundos se
cerrará. Asustado por primera vez en años, corro al
habitáculo justo cuando la misma está comenzando a cerrarse.
Tirito de miedo mientras espero que la otra puerta se abra. Corro
mecánicamente a la cama y la toco, lloro de felicidad y me duermo.

El susto me ha llevado a caminar nuevamente, adopto otra vez mis
hábitos, me cuesta caminar como antes, pero todos los días me
recupero un poco más. Un firme propósito de vivir ha vuelto a
instalarse en mí, desde el susto tengo una nueva misión en la
vida si alguna vez salgo.

La puerta se abre, entro y se cierra, se abre la siguiente y corro a la
cama, pero esta vez encuentro a la misma helada. Sé que mi amigo ha
muerto. Lloro con rabia, ahora sumo otro motivo más para vivir.

NO ENTIENDO ESTO. SI UN PRESO MUERE¿QUIÉN LO SACA=?



Camino, como, duermo y camino, y cada tanto cruzo puertas como en un
laberinto maldito, he perdido la esperanza, sólo vivo como un pez en
una pecera, como un pájaro en una jaula, suponiendo que así
será toda la vida. La puerta se abre, salto al habitáculo, la
puerta se cierra, pero esta vez un extraño presentimiento me invade,
siento un raro frío en mis pies, miro y creo detectar una luz fuera
de lo común filtrándose bajo la puerta. El corazón se
acelera, la puerta doscientos cuarenta y dos, la última puerta,
comienza a abrirse y una luz me ciega, desnudo doy un paso fuera y caigo
desmayado.

Soy un hombre libre, El sistema carcelario ha depositado una mínima
suma de dinero todos los meses en una cuenta bancaria a mi nombre, para que
al salir pueda “rehacer mi vida”.

Estoy en Nueva York, frente a la sede de las Naciones Unidas, espero al
Doctor en Psicología Manuel Rodríguez, tengo un revolver con
dos balas en mi bolsillo, solo quiero agradecerle de parte de mi amigo y
mía con una bala que lleva su nombre, la otra lleva el mío.
Por el túnel se pasa solo una vez.

ES, CRUEL Y ESCALOFRIANTE, PODRÍA SEGUIR PERO YA BASTA. UN PLACER REVISAR EL CUENTO. LA IDEA ES MUY BUENA , PROBABLEMENTE SE PODRÍA EXTENDER MÁS EL MONÓLOGO INTERIOR DEL HOMBRE ,PARA AHONDAR LOS PROCESOS DE SU MENTE . TE FELICITO.








 
filiberto,07.02.2012
Esta versión de "El túnel" me pareció -correcciones de por medio- casi tan interesante como "El Túnel" de Sábato, la idea es ESPECTACULAR. Habrá que pulir, mejorar, lo que sea, pero creo que estamos ante un gran trabajo. Felicitaciones.
 
musas-muertas,07.02.2012
Muchisimas gracias Ninive!!! gracias tambien a ti filiberto... creo que ha sido una excelente decision someter a correcion al tunel. me alegra que les gustara. Esta tarde comienzo a reescribirlo y luego lo sacaré a la Home.
un enorme abrazo
Gustavo
 
musas-muertas,07.02.2012
Querida Ninive... ha sido un honor tenerte como correctora de mi cuento, es un lujo. por supuesto acept´t todas tus correcciones y consejos, con todo respeto sos impecable. Si aprovecho para contestarte algunas preguntas que me dejastes a lo largo del texto.
1. jaja.... no no, no soy arquitecto, soy informatico, aunque se me da bien la arquitectura...jejeje
2- no puse puertas porque matematicamente seria el doble, el sistema de separacion de los cuartos es por puertas dobles y le preso en esa transicion esta unos minutos encerrado entre las dos.
3. Que buena pregunta? como sacan a un muerto... en realidad me desdoble y como autor concebi pasadizos estrechos de mantenimiento con trampas de acceso solamente desde el pasadizo e invisibles e inoperables para mi pobre portagonista...jejeje
Finalmente darta las muchismas gracias por tomarte semejante molestia de corregir mi cuento. ahora si lo publico en la home.
un fuerte abrazo agracecido
Gustavo

Tecnologias,
 
musas-muertas,09.02.2012
querida Ninive, te dejo otro texto sacado del arcon de mis escritos que seguramente necesita toneladas de correcciones. Mil gracias adelantadas por tu invalorable ayuda y perdon si abuso de tu tiempo.

bEclipse de luna llena - Caleidoscopio/b


La noche ha caído hace ya varias horas, la luna brilla con una intensidad sobrenatural. En su recorrido sobre el firmamento, proyecta sombras sobre los objetos realzando sus contrastes en blanco y negro. Esta noche es especial, esta noche un gigantesco cono de sombra invisible persigue a la luna, camuflado en la oscuridad como un depredador sobre su presa.

Las luces de la ambulancia giran una última vez y se apagan, dos paramédicos ingresan con premura la camilla a la guardia del hospital.
El médico de guardia, con serenidad y eficiencia dirige a los técnicos hacia la unidad de terapia intensiva, haciendo mecánicamente las preguntas de rigor. La enfermera los espera en la cama designada, con todos los equipos preparados.

La luna sigue su camino inconciente del ataque que se avecina. En una colina próxima, un lobo aúlla a su paso.

Los paramédicos se retiran, el doctor verifica los monitores, conecta sondas, sensores y el respirador al cuerpo inerte a su lado, bajo la mirada atenta de la enfermera.
- ¿Cómo está doctor?
- No lo se aún Ana, todo indica un estado de coma profundo, los paramédicos me dijeron que, según información proporcionada por la esposa, el hombre se acostó a dormir como todas las noches. En un determinado momento, la mujer percibió un cambio en la respiración de nuestro paciente, al tocarlo notó una muy baja temperatura corporal y que prácticamente no respiraba. Si no tuviera la edad que tiene diría que se trata de una “muerte blanca” o, “muerte de cuna”.

De pronto el asesino ataca. Una pequeña marca como una dentellada astronómica, come un pedazo del brillante disco de la luna. El lobo esconde su rabo entre las patas, y todavía erizado vuelve a su madriguera temeroso.

- ¿Ritmo cardíaco?
- Veinticinco pulsaciones y en descenso – Contesta la enfermera rápidamente.
El doctor menea la cabeza preocupado, de reojo mira al equipo resucitador en la mesa de al lado.
En lo profundo de su mente resuenan los versos de Shakespeare…

i“¡Morir...quedar dormidos...
Dormir...y tal vez soñar!
¡Ay! allí hay algo que detiene al mejor.
Cuando del mundo no percibamos ni un rumor,
¿Qué sueños vendrán en ese sueño de la muerte?”/i

Un imperceptible movimiento bajo los párpados del hombre denotan cierta actividad cerebral. En lo profundo del coma el hombre sueña.

iEl caleidoscopio, inactivo hasta hace sólo unos instantes, gira ahora lentamente formando una extraña imagen.

Flashes

Hay algo que está mal, estoy inmóvil.
Observo sentado al borde de la vereda en esta calle de Beijing, el cuerpito de una niñita desnuda de menos de un mes, abandonada en la calzada. Por unos minutos llora, la gente camina ignorándola. Claro, es una mujer, para la mayoría de los matrimonios chinos, el peor castigo. El estado solo les permite tener un hijo. Un hombre sirve para el trabajo y la ayuda familiar, una mujer no. Ante la decisión de buscar un segundo embarazo más “afortunado”, la única solución es eliminar a la niña. La cobardía les impide acompañar la monstruosa decisión, asesinándola rápidamente. La “solución” es abandonarla y que el “destino” tome en sus manos la vida de la niña.
La niña ha dejado de llorar, ya no tiene fuerzas, su cuerpo cambia del pálido al azul por el frío del suelo y las sucias aguas de la alcantarilla que la mojan. Ya sólo respira y con dificultad.
No puedo moverme, no puedo hacer nada, salvo mirar morbosamente el fin de una vida.
La gente camina a su lado ignorándola, las miradas de reojo me permiten asegurar que todos son concientes y cómplices de este monstruoso asesinato. Un par de horas después, un anciano “piadoso”, cubre al bebé con una hoja de diario. Claro, es mejor no ver, la conciencia se engaña, bajo el diario que aún tiembla, y sube y baja lentamente, ahora ya no se ve al bebé. El anciano sigue su camino.
Quiero gritar y llorar, quiero abrazarla, darle calor pero estoy paralizado. Finalmente el diario deja de temblar y de moverse...

En un monte africano, una loba amamanta a una niña, ella gruñe, ladra y sonríe entre medio de sus cachorros hermanos. Nadie sabe cuándo fue adoptada por este animal carnívoro y depredador.
Años más tarde sería descubierta por el hombre. La niña-lobo, llora y muerde, no quiere abandonar a su “familia”. La manada de lobos fue exterminada a balazos, los animales intentaron atacar cuando el hombre quiso “rescatar la niña”. La niña se libera de los brazos humanos y se abraza gimiendo como un perro al cuerpo inmóvil de la loba.
Observo todo, incapaz de intervenir.

Esa noche de primavera de la segunda guerra Mundial en el Mediterráneo, el submarino hundió al transporte con todos sus pasajeros y carga. Horas después el grupo de salvataje busca con linternas en la superficie del mar a posibles sobrevivientes.
Uno de los rescatistas fija el haz de luz en un objeto que se acerca. Sobre un pedazo de madera de cubierta yace un niño semicongelado, la improvisada balsa es empujada por un delfín que resueltamente acerca al niño a los rescatistas. Presencio esto maravillado, el delfín arrima al niño a nuestro bote. Nos “entrega” su carga, nos mira unos instantes y se sumerge.

Cuatro niños han desaparecido en la zona, el jefe del grupo secuestrador los entrega drogados a la clínica clandestina. Cobra su paga mientras los médicos se aprestan a “dormirlos” para siempre.
Algunos ancianos adinerados, pronto recibirán los órganos que les permitirán seguir con sus miserables vidas.

- ¿Quienes son los animales?/i

El cáncer avanza, poco a poco la luna va siendo totalmente devorada por la sombra viviente.

Los signos vitales del hombre sólo se sostienen artificialmente…
- Se nos está yendo – murmura el doctor.

iEl caleidoscopio gira un cuarto de vuelta, una nueva imagen se dibuja.

Encrucijada

- ¡Malditas “cigüeñas”!, te dejan en donde se les ocurre y uno cae en cualquier parte de la historia - digo con humor ácido.
Ante mí un camino, sólo uno, detrás de mi el precipicio, por delante un valle. Sólo puedo quedarme donde estoy o empezar a caminar. Entonces camino.
Nadie me acompaña, nadie viene en sentido contrario, estoy solo.
El valle es irracionalmente inmenso, los costados del camino parecen sembrados con cebada o alfalfa. Todo recuerda a un prado gigantesco. Los días pasan a una velocidad alucinante, de pronto aparece de la nada ante mí una encrucijada.
Un curioso cartel de “pare” me propone que no me apresure.
¿Izquierda?, ¿Derecha?, ¿Al frente?
Miro en todas direcciones, nada indica “a priori” una variante que proponga un paisaje distinto.
Paso un día a la sombra del cartel, nadie pasa.
Me levanto y empiezo a caminar en dirección…, en realidad no importa, acabo de comenzar a elegir mi camino. Con el pasar de los años las encrucijadas se repiten, a veces una curva, un promontorio o una vista determinada parecen ayudar en la decisión.
A veces camino rápido, a veces lentamente, a veces, arrepentido intento volver atrás, pero noto que no puedo. La curiosidad de lo que vendrá me impulsa a continuar. A veces me detengo, trato de repasar mi camino pero los años van cubriendo piadosamente las decisiones tomadas, los paisajes y las dificultades, las encrucijadas…
He notado que, en dichas encrucijadas, los escasos carteles, quizás dejados por algún viajero que recorrió mi camino con anterioridad, indican siempre el camino a “la felicidad”, quizás de buena fe, quizás no, lo cierto es que rara vez alcanzo “la felicidad”, y cuando creo que lo logro, no lo valoro, me aburro y salgo a buscar una felicidad más profunda y duradera. Me “pican” los pies, y vuelvo al camino, y a veces por las noches, sentado al borde de la ruta lloro. Y así sigo, y así llego. Esta vez el camino no me ofrece una encrucijada, el campo de alfalfa o cebada me parece familiar. El camino termina abruptamente en un precipicio, también vagamente conocido. Me detengo un par de días, miro para atrás, los pies vuelven a picarme, cierro los ojos y doy un paso al frente./i

Apenas queda un filamento de luz de lo que otrora fuera la luna.
El monstruo la ha devorado casi por completo, las estrellas ahora son los elementos más brillantes del firmamento.

- ¡Ana!, ¡Despeje la camilla!
El Médico aplica los electrodos sobre el pecho del paciente. El hombre parece cobrar vida, se arquea apoyándose en la cama sobre la cabeza y la cadera.
El Doctor estudia el instrumento, el osciloscopio devuelve una línea plana y un pitido ominoso sale del instrumento.
- ¡Ana!, ¡vamos, otra vez!...

iOtro cuarto de vuelta, las figuras se separan y se agrupan en hermosos dibujos geométricos hexagonales.

El dios binario

En lo alto del pico más alto de la montaña más alta de la cordillera más alta del mundo estaba el templo.
Frío y gigantesco, brillante como el hielo eterno. El aire enrarecido parece hacerlo flotar por sobre todo el mundo.
Entro tiritando agitado. Las paredes parecen tener luz propia. El palacio parece deshabitado, helado y silencioso.
Estoy buscando a alguien. En la religión de Boole aquí habita el dios binario. Para él todo es verdadero o falso, uno o cero, blanco o negro.
Salgo al salón principal y lo veo. Sentado en su trono de silicio, me mira a los ojos como una estatua viviente de los símbolos Yin y Yang.
Me detengo a un par de pasos, y me mira curioso. Sin demora saco mi arma y le disparo. Estalla en infinitos pedazos que caen al piso formando un manto de un nuevo color, el gris.
Giro sobre mis pasos.
Con una sonrisa silbo la canción de Bob Dylan

Pero tendrás que servir a alguien,
claro que sí
Tendrás que servir a alguien
Ya sea al diablo ya sea al Señor
Pero tendrás que servir a alguien.

Ahora ansío volver nuevamente al mundo, un nuevo viejo mundo sin lógica binaria, no veo el momento de ver reflejado en él, el resultado de mi reciente acción./i

Y Desapareció…, una tenue y lechosa luminosidad con un gigantesco agujero en el centro flota en el cielo. El silencio es absoluto.

- Está clínicamente muerto - dice Ana
El doctor baja los brazos, el osciloscopio sigue marcando una delgada línea plana y el pitido compite con la agitada respiración del médico. De pronto algo lo impulsa.
- ¡No!, ¡todavía no!, ¡Vamos Ana!, una vez más.

iOtro giro, y otra imagen brilla en el caleidoscopio.

Kashba

Un mercado dentro de otro. En el mercado del mundo, el mercado de un continente, África. En el mercado de África el mercado de un país, Marruecos. En el mercado de un país el mercado de una ciudad, Tanger.
Estoy en el corazón del Kashba, el Soco grande.
Ese olor. Es el olor de la vida y la muerte, es el olor más intenso y agridulce que existe.
Ingreso al Soco por la puerta este, la mezquita del Kashba brilla al sol. La gente camina enfundada en sus túnicas de un lado a otro caóticamente, pero me ignoran, ni me miran. Los puestos venden frutas, pescados todavía vivos, corderos recién degollados cuya sangre inunda las alcantarillas del mercado, arrastrando con ella tripas, escamas y otras suciedades.
Busco desesperado mi cura, busco un puesto en particular.
El florista vende flores, el talabartero zapatos, en la semillería se mueven en jaulas pájaros, tortugas, y lagartos. Curiosamente estos animales son los únicos que se percatan de mi presencia.
He llegado. Me detengo frente al anciano. Es ciego, es el curandero del Kashba.
La gente pasa a mi lado y me ignora como si fuera un poste. Sólo el anciano me mira con sus ojos blancos. No necesito decirle nada, estira sus manos hacia mi frente pero no las siento, hace algunos gestos en el aire y me dice:
- Por Alá, ve en paz.
- Gracias anciano, ¿Me has curado?
- No hijo, tu mal no tiene cura pero si una salida.
- ¿Cuál es?
- El tiempo, estas atrapado en un sueño
- ¿Voy a despertar?
- Todo depende de ella
Giro mi vista y observo el emblema del Islam, la luna en cuarto menguante./i

Primero es un murmullo, luego un estallido, la vida ha vuelto a la noche en el valle. Milagrosamente la luna comienza a emerger por el mismo lado por donde había sido agredida. El brillo empieza a derrotar a la oscuridad, la luna nace nuevamente con mayor luminosidad que antes.


Bip, bip, bip…
El osciloscopio muestra una tenue y rítmica sinusoide. El médico sonríe con su frente perlada por el sudor.
- ¡Vamos Ana!, está vivo, ¡Vamos a estabilizarlo!.

iOtra vez el caleidoscopio gira sobre su eje, otra vez los cristales de colores forman otra brillante imagen.


Loch Ness

Inverness debe ser la ciudad más emblemática de Escocia, además de ser la capital de las Highlands (tierras altas) todo en ella tiene reminiscencias épicas e históricas.
Por algún motivo que no entiendo pero que disfruto íntimamente, he sobrevolado como un pájaro la ciudad un par de veces y ahora continúo sobre los campos y las colinas rumbo suroeste sobre la carretera A82.
Hacia el sur aparece el lago Ness origen del río Ness que da nombre a la ciudad que se encuentra en la desembocadura sobre el mar.
La curiosidad me frena. Aterrizo suavemente en la costa cercana al castillo de Urqhart, y sin pensarlo dos veces me interno caminando en las profundidades del lago… estoy buscando a un monstruo, estoy buscando a Nessie.
Este misterioso ser que lleva alterada a más de diez generaciones de escoceses, parece vivir en el corazón de este lago, quizás en una de las grutas subacuáticas recientemente descubiertas.
Camino sin apuro sobre el fondo del lago levantando nubes de sedimento, fuerzo la vista para buscar la criatura. El lugar parece un templo abandonado, un templo dedicado a un culto absoluto, la soledad.
Han pasado varias horas (o segundos) pero finalmente encuentro una entrada.
El corazón me late con fuerza, empiezo a recorrer el pasadizo hasta que llego a un amplio salón subacuático.
- ¿Quién eres?- resuena una voz en mi mente
- Soy yo, un sueño
- ¿Qué quieres?
- Conocerte Nessie, ¿Y tú quién eres?
- Otro sueño igual que tú.
- ¿Nunca despertaste?
- No, quedé atrapada entre el sueño y la muerte, desde entonces mi vida es solo soledad…
- ¿Hace mucho?
- ¿Qué diferencia hay?, el sueño no tiene tiempo.
Me quedo un rato observando a la criatura. Las tenazas de su soledad me oprimen el alma. Finalmente sin más que decir vuelvo sobre mis pasos.
- ¿Ya te vas?
- Si, creo que en cualquier momento voy a despertar.
- ¿Puedes hacer algo por mí?
- Claro, ¿Qué quieres?
- ¿Puedes matarme…por favor?/i

La noche vuelve a iluminarse con el brillo plateado de la luna. Todavía no está recuperada, todavía no está completa, pero la esperanza renace en el valle.

Por primera vez en toda la noche el doctor puede tomarse unos minutos. Ana le trae un café caliente mientras el médico revisa nuevamente todos los signos vitales.
- Lo salvó doctor
- ¿Lo salvé? O ¿Se salvó?
- Vamos doctor, no sea modesto
- Justamente, no lo soy, ¿Cómo puedo haberlo salvado si no sé que mal lo aquejaba?...

iEl caleidoscopio gira y las imágenes se forman sin repetirse, una y otra vez.

El Péndulo

La cúpula yace en el fondo del mar. Su ubicación, el océano Atlántico, cercano a las costas de África en el golfo de Guinea más exactamente en latitud cero longitud cero. Es la intersección del paralelo y el meridiano más famosos del planeta, el ecuador y el meridiano de Greenwich. Pero esta no es la única rareza. No recuerdo como llegué pero aquí estoy, en la llamada cúpula de la humanidad.
En su centro un enorme péndulo cuelga del punto más alto. El mismo se balancea acompasadamente de izquierda a derecha y de derecha a izquierda.
Estoy hipnotizado, su movimiento se acelera al rozar el suelo de la cúpula y alcanza en un instante a detenerse en los extremos de su recorrido.
- ¿Fascinante no? - dice una voz a mi espalda
Miro sobre mi hombro y veo al anciano.
- Perdón, pero usted, ¿Quién es?
- Joven, esa pregunta debería hacerla yo. En realidad usted ha entrado en mi casa. Yo soy el guardián del péndulo.
- ¿Qué?
- No importa, no me lo creería.
El silencio se apodera del recinto, el péndulo continúa su marcha sin parar .Mirándolo pregunto
- ¿Y el péndulo qué hace?
- Como la humanidad, busca su equilibrio
- Todos saben que el reposo de un péndulo es su vertical. ¿Nunca se detuvo?
- Jamás, Efectivamente el equilibrio implicaría detener el péndulo en el centro de su recorrido pero la humanidad lo desconoce.
El anciano guardián carraspea y continúa
- La derecha siempre representó el orden, la izquierda la libertad aunque a veces en los extremos cambian. El hombre siempre ha querido tanto a ambas que nunca se conformó. El péndulo siempre va a oscilar mientras exista un hombre.
- ¿Y nunca probó detenerlo?
- Sí.
- ¿Y?
- Ahí lo tiene, solo empezó a moverse.
- Pero, ¿Usted entiende que esas oscilaciones son la causa de infinidades de muertes, guerras y odio en la humanidad?
- Sí, pero ¿entiendes tú que eso es exactamente el motor de la existencia del hombre?, ¿Concibes a un hombre conforme con su destino?, ¿Aceptándolo sin discusión?. La única solución del hombre es…
La voz del hombre se apaga y comienza a escucharse la voz de otro hombre diciendo “Ya está, está volviendo en sí”.

Morir, dormir y tal vez soñar…./i

La noche se aproxima a su fin, la luna intacta finaliza su periplo por el firmamento y el sol se apresta a salir para perseguirla. El lobo sale de su guarida y aúlla una despedida a la luna.

La temperatura vuelve al cuerpo, la respiración se normaliza, el hombre parpadea unos minutos, mira a su alrededor y pregunta
- ¿Dónde estoy?

Su mujer lo espera en el cuarto del hospital, hay estudios que terminar y papeles que completar.
El hombre llega en la camilla y la mujer lo abraza sollozando.
- ¿Cómo estás?
- Bien, la verdad es que no me acuerdo nada, cuando desperté creía que todavía estaba durmiendo en casa.
- ¿No recuerdas nada?
- Nada, sólo algunos sueños desconectados.
La mujer se queda mirándolo por unos instantes.
- ¿Y qué soñaste?
- No me acuerdo bien, seguro que las mismas pavadas de siempre.


 
yvette27,11.02.2012
AUTOR MUSAS- MUERTAS
Eclipse de luna llena - Caleidoscopio


La noche ha caído hace(ya) varias horas, la luna brilla con una
intensidad *sobrenatural. En su recorrido (sobre el firmamento, )proyecta
sombras sobre los objetos realzando sus contrastes.
( en blanco y negro.) Esta
noche es *especial, esta noche un gigantesco cono de sombra invisible
persigue a la luna, camuflado en la oscuridad como un depredador sobre su
presa.

MUSAS-muertas VOY A DEJAR UN ASTERISCO ANTES DE LA PALABRA QUE ME PARECE PUEDA SER REEMPLAZADA. NO QUIERE DECIR QUE ESTÉ MAL PERO EN ESTOS DOS CASOS SE TRATA DE UNA ADJETIVACIÓN “FÁCIL”

Las luces de la ambulancia giran una última vez y se apagan, dos
paramédicos ingresan con premura la camilla a la guardia del
hospital.
El médico de guardia, (con serenidad y eficiencia)dirige a los
técnicos hacia la unidad de terapia intensiva, CON SERENIDAD Y EFICIENCIA AL TIEMPO QUE FORMULA (hacienda)
mecánicamente las preguntas de rigor. La enfermera los (espera en la
cama designada,)RECIBE con todos los equipos preparados.

La luna sigue su camino *inconciente IGNARA del ataque que se avecina. En una
colina próxima, un lobo auLla.( a su paso).

Los paramédicos se retiran, BAJO LA MIRADA ATENTA DE LA ENFERMERA el doctor verifica los monitores,
conecta sondas, sensores y el respirador al cuerpo inerte .(a su lado, bajo
la mirada atenta de la enfermera.)
- ¿Cómo está doctor?
- No lo se aún Ana, todo indica un estado de coma profundo, los
paramédicos me dijeron que, según información
proporcionada por la esposa, el hombre se acostó a dormir como todas
las noches. En un determinado momento, la mujer percibió un cambio
en la respiración Y (de nuestro paciente), al tocarlo notó QUE ESTABA FRÍO (una
muy baja temperatura corporal) y que prácticamente no respiraba. Si
no tuviera la edad que tiene diría que se trata de una “muerte
blanca” o, “muerte de cuna”.

De pronto el asesino ataca. Una pequeña marca como una dentellada
astronómica, come un pedazo del brillante disco de la luna. El lobo
esconde su rabo entre las patas, y todavía erizado vuelve a su
madriguera COMA temeroso.
SERÍA OPORTUNO CAMBIAR EL TIPO DE LETRA EN LOS PASAJES QUE SE REFIEREN A LA LUNA

- ¿Ritmo cardíaco?
- Veinticinco pulsaciones y en descenso – Contesta la enfermera
(rápidamente.)
El doctor menea la cabeza preocupado, de reojo *mira CONTROLA EL al equipo resucitador
en la mesa de al lado.
En lo profundo de su mente resuenan los versos de Shakespeare…

“¡Morir...quedar dormidos...
Dormir...y tal vez soñar!
¡Ay! allí hay algo que detiene al mejor.
Cuando del mundo no percibamos ni un rumor,
¿Qué sueños vendrán en ese sueño de la
muerte?”

Un imperceptible movimiento bajo los párpados del hombre denotan
cierta actividad cerebral. En lo profundo del coma el hombre sueña.

El caleidoscopio, inactivo hasta hace sólo unos instantes, gira
ahora lentamente formando una extraña imagen.

Flashes

Hay algo que está mal, estoy inmóvil.
Observo sentado al borde de la vereda en esta calle de Beijing, el* cuerpito CUERPECITO
de una niñita (desnuda) de menos de un mes, abandonada DESNUDA en la calzada.
(Por unos minutos) llora, la gente camina ignorándola. Claro, es una
mujer, para la mayoría de los matrimonios chinos, el peor castigo.
El estado solo les permite tener un hijo. Un hombre sirve para el trabajo y
la ayuda familiar, una mujer no. Ante la decisión de buscar un
segundo embarazo más “afortunado”, la única solución
es eliminar a la niña. La cobardía les impide
acompañar la monstruosa decisión, asesinándola
rápidamente. La “solución” es abandonarla y DEJAR que el “destino”
tome en sus manos la vida de la *niña. CRIATURA
La niña ha dejado de llorar, ya no tiene fuerzas, su cuerpo cambia
del pálido al azul por el frío del suelo y las sucias aguas
de la alcantarilla( que la mojan). Ya sólo respira y con dificultad.
No puedo moverme, no puedo hacer nada, salvo mirar *morbosamenteIMPOTENTE el fin de
una vida.
La gente camina a su lado ignorándola, las miradasLANZADAS de reojoCOMA me
permiten asegurar que todos son concientes y cómplices de este
monstruoso asesinato. Un par de horas después, un anciano
“piadoso”, cubre al bebé con una hoja de diario. Claro, es mejor no
ver, la conciencia se engaña, bajo el diario que aún tiembla,
y sube y baja lentamente, ahora ya no se ve al bebé. El anciano
sigue su camino.
Quiero gritar y llorar, quiero abrazarla, darle calor pero estoy
paralizado. Finalmente el diario deja de temblar y de moverse...

En un monte africano, una loba amamanta a una niña, ella
gruñe, ladra y sonríe entre medio de sus cachorros hermanos.
Nadie sabe cuándo fue adoptada por este animal carnívoro y
depredador.
Años más tarde (sería(SERÁ descubierta por el hombre. La
niña-lobo, llora y muerde, no quiere abandonar a su “familia”. La
manada de lobos fue exterminada a balazos, los animales intentaron atacar
cuando el hombre quiso “rescatar la niña”. La niña se libera
de los brazos humanos y se abraza gimiendo como un perro al cuerpo
inmóvil de la loba.
Observo todo, incapaz de intervenir.

Esa noche de primavera de la segunda guerra Mundial en el
Mediterráneo, el submarino hundió al transporte con todos sus
pasajeros y carga. Horas después el grupo de salvataje busca con
linternas en la superficie del mar a posibles sobrevivientes.
Uno de los rescatistas fija el haz de luz en un objeto que se acerca. Sobre
un pedazo de madera de cubierta yace un niño semicongelado, la
improvisada balsa es empujada por un delfín que resueltamente acerca
al niño a los rescatistas. Presencio esto maravillado, el
delfín arrima al niño a nuestro bote. Nos “entrega” su carga,
nos mira unos instantes y se sumerge.

Cuatro niños han desaparecido en la zona, el jefe del grupo
secuestrador los entrega drogados a la clínica clandestina. Cobra su
paga mientras los médicos se aprestan a “dormirlos” para siempre.
Algunos ancianos adinerados, pronto recibirán los órganos que
les permitirán seguir con sus miserables vidas.

- ¿Quienes son los animales?

El cáncer avanza, poco a poco la luna va siendo totalmente devorada
por la sombra viviente.

Los signos vitales del hombre sólo se sostienen artificialmente…
- Se nos está yendo – murmura el doctor.

El caleidoscopio gira un cuarto de vuelta, una nueva imagen se dibuja.

Encrucijada

- ¡Malditas “cigüeñas”!, te dejan en donde se les ocurre
y uno cae en cualquier parte de la historia - digo con humor ácido.

Ante mí un camino, sólo uno, detrás de mi el
precipicio, por delante un valle. Sólo puedo quedarme donde estoy o
empezar a caminar. Entonces camino.
Nadie me acompaña, nadie viene en sentido contrario, estoy solo.
El valle es irracionalmente inmenso, los costados del camino parecen
sembrados con cebada o alfalfa. Todo recuerda a un prado gigantesco. Los
días pasan a una velocidad alucinante, de pronto aparece de la nada
ante mí una encrucijada.
Un curioso cartel de “pare” me propone que no me apresure.
¿Izquierda?, ¿Derecha?, ¿Al frente?
Miro en todas direcciones, nada indica “a priori” una variante que proponga
un paisaje distinto.
Paso un día a la sombra del cartel, nadie pasa.
Me levanto y empiezo a caminar en dirección…, en realidad no
importa, acabo de comenzar a elegir mi camino. Con el pasar de los
años las encrucijadas se repiten, a veces una curva, un promontorio
o una vista determinada parecen ayudar en la decisión.
A veces camino rápido, a veces lentamente, a veces, arrepentido
intento volver atrás, pero noto que no puedo. La curiosidad de lo
que vendrá me impulsa a continuar. A veces me detengo, trato de
repasar mi camino pero los años van cubriendo piadosamente las
decisiones tomadas, los paisajes y las dificultades, las encrucijadas…
He notado que, en dichas encrucijadas, los escasos carteles, quizás
dejados por algún viajero que recorrió mi camino con
anterioridad, indican siempre el camino a “la felicidad”, quizás de
buena fe, quizás no, lo cierto es que rara vez alcanzo “la
felicidad”, y cuando creo que lo logro, no lo valoro, me aburro y salgo a
buscar una felicidad más profunda y duradera. Me “pican” los pies, y
vuelvo al camino, y a veces por las noches, sentado al borde de la ruta
lloro. Y así sigo, y así llego. Esta vez el camino no me
ofrece una encrucijada, el campo de alfalfa o cebada me parece familiar. El
camino termina abruptamente en un precipicio, también vagamente
conocido. Me detengo un par de días, miro para atrás, los
pies vuelven a picarme, cierro los ojos y doy un paso al frente.

Apenas queda un filamento de luz de lo que otrora fuera la luna.
El monstruo la ha devorado casi por completo, las estrellas ahora son los
elementos más brillantes del firmamento.
(Y Desapareció…,) una tenue y lechosa luminosidad con un gigantesco
agujero en el centro flota en el cielo. El silencio es absoluto.
ESTA FRASE LA MOVÍ AQUÍ

- ¡Ana!, ¡Despeje la camilla!
El Médico aplica los electrodos sobre el pecho del paciente. El
hombre parece cobrar vida, se arquea apoyándose en la cama sobre la
cabeza y la cadera.
El Doctor estudia el instrumento, el osciloscopio devuelve una línea
plana y un pitido ominoso sale del instrumento.
- ¡Ana!, ¡vamos, otra vez!...
LA FRASE QUE SIGUE LA TOMÉ DE MÁS ABAJO
- Está clínicamente muerto - dice Ana
El doctor baja los brazos, el osciloscopio sigue marcando una delgada
línea plana y el pitido compite con la agitada respiración
del médico. De pronto algo lo impulsa.
- ¡No!, ¡todavía no!, ¡Vamos Ana!, una vez
más.

PARA MI SENSIBILIDAD DE LECTORA LOS EJEMPLOS SON DEMASIADO ABUNDANTES. NO ME ANIMO A SUGERIR QUE BORRES DOS. YO SUPRIMIRÍA TAMBIÉN EL DE LA Kashba
Creo que el exceso cansa y le quita fuerza A LA INTENCIÓN. DEJO ABSOLUTAMENTE A TI LA DECISIÓN DE DEJARLO INTACTO O MUTILARLO TODAS MANERAS LO HE LEÍDO Y NO HAY ERRORES

##########………………….Otro cuarto de vuelta, las figuras se separan y se agrupan en hermosos
dibujos geométricos hexagonales.

El dios binario

En lo alto del pico más alto de la montaña más alta de
la cordillera más alta del mundo estaba el templo.
Frío y gigantesco, brillante como el hielo eterno. El aire
enrarecido parece hacerlo flotar por sobre todo el mundo.
Entro tiritando agitado. Las paredes parecen tener luz propia. El palacio
parece deshabitado, helado y silencioso.
Estoy buscando a alguien. En la religión de Boole aquí habita
el dios binario. Para él todo es verdadero o falso, uno o cero,
blanco o negro.
Salgo al salón principal y lo veo. Sentado en su trono de silicio,
me mira a los ojos como una estatua viviente de los símbolos Yin y
Yang.
Me detengo a un par de pasos, y me mira curioso. Sin demora saco mi arma y
le disparo. Estalla en infinitos pedazos que caen al piso formando un manto
de un nuevo color, el gris.
Giro sobre mis pasos.
Con una sonrisa silbo la canción de Bob Dylan

Pero tendrás que servir a alguien,
claro que sí
Tendrás que servir a alguien
Ya sea al diablo ya sea al Señor
Pero tendrás que servir a alguien.

Ahora ansío volver nuevamente al mundo, un nuevo viejo mundo sin
lógica binaria, no veo el momento de ver reflejado en él, el
resultado de mi reciente acción.################

Y Desapareció…, una tenue y lechosa luminosidad con un gigantesco
agujero en el centro flota en el cielo. El silencio es absoluto.

- Está clínicamente muerto - dice Ana
El doctor baja los brazos, el osciloscopio sigue marcando una delgada
línea plana y el pitido compite con la agitada respiración
del médico. De pronto algo lo impulsa.
- ¡No!, ¡todavía no!, ¡Vamos Ana!, una vez
más.

Otro giro, y otra imagen brilla en el caleidoscopio.

Kashba

Un mercado dentro de otro. En el mercado del mundo, el mercado de un
continente, África. En el mercado de África el mercado de un
país, Marruecos. En el mercado de un país el mercado de una
ciudad, Tanger.
Estoy en el corazón del Kashba, el Soco grande.
Ese olor. Es el olor de la vida y la muerte, es el olor más intenso
y agridulce que existe.
Ingreso al Soco por la puerta este, la mezquita del Kashba brilla al sol.
La gente camina enfundada en sus túnicas de un lado a otro
caóticamente, pero me ignoran, ni me miran. Los puestos venden
frutas, pescados todavía vivos, corderos recién degollados
cuya sangre inunda las alcantarillas del mercado, arrastrando con ella
tripas, escamas y otras suciedades.
Busco desesperado mi cura, busco un puesto en particular.
El florista vende flores, el talabartero zapatos, en la semillería
se mueven en jaulas pájaros, tortugas, y lagartos. Curiosamente
estos animales son los únicos que se percatan de mi presencia.
He llegado. Me detengo frente al anciano. Es ciego, es el curandero del
Kashba.
La gente pasa a mi lado y me ignora como si fuera un poste. Sólo el
anciano me mira con sus ojos blancos. No necesito decirle nada, estira sus
manos hacia mi frente pero no las siento, hace algunos gestos en el aire y
me dice:
- Por Alá, ve en paz.
- Gracias anciano, ¿Me has curado?
- No hijo, tu mal no tiene cura pero si una salida.
- ¿Cuál es?
- El tiempo, estas atrapado en un sueño
- ¿Voy a despertar?
- Todo depende de ella
Giro mi vista y observo el emblema del Islam, la luna en cuarto
menguante.

Primero es un murmullo, luego un estallido, la vida ha vuelto a la noche
en el valle. Milagrosamente la luna comienza a emerger por el mismo lado
por donde había sido agredida. El brillo empieza a derrotar a la
oscuridad, la luna nace nuevamente con mayor luminosidad que antes.


Bip, bip, bip…
El osciloscopio muestra una tenue y rítmica sinusoide. El
médico sonríe con su frente perlada por el sudor.
- ¡Vamos Ana!, está vivo, ¡Vamos a estabilizarlo!.

Otra vez el caleidoscopio gira sobre su eje, otra vez los cristales de
colores forman otra brillante imagen.


Loch Ness

Inverness debe ser la ciudad más emblemática de Escocia,
además de ser la capital de las Highlands (tierras altas) todo en
ella tiene reminiscencias épicas e históricas.
Por algún motivo que no entiendo pero que disfruto
íntimamente, he sobrevolado como un pájaro la ciudad un par
de veces y ahora continúo sobre los campos y las colinas rumbo
suroeste sobre la carretera A82.
Hacia el sur aparece el lago Ness origen del río Ness que da nombre
a la ciudad que se encuentra en la desembocadura sobre el mar.
La curiosidad me frena. Aterrizo suavemente en la costa cercana al
castillo de Urqhart, y sin pensarlo dos veces me interno caminando en las
profundidades del lago… estoy buscando a un monstruo, estoy buscando a
Nessie.
Este misterioso ser que lleva alterada a más de diez generaciones
de escoceses, parece vivir en el corazón de este lago, quizás
en una de las grutas subacuáticas recientemente descubiertas.
Camino sin apuro sobre el fondo del lago levantando nubes de sedimento,
fuerzo la vista para buscar la criatura. El lugar parece un templo
abandonado, un templo dedicado a un culto absoluto, la soledad.
Han pasado varias horas (o segundos) pero finalmente encuentro una
entrada.
El corazón me late con fuerza, empiezo a recorrer el pasadizo hasta
que llego a un amplio salón subacuático.
- ¿Quién eres?- resuena una voz en mi mente
- Soy yo, un sueño
- ¿Qué quieres?
- Conocerte Nessie, ¿Y tú quién eres?
- Otro sueño igual que tú.
- ¿Nunca despertaste?
- No, quedé atrapada entre el sueño y la muerte, desde
entonces mi vida es solo soledad…
- ¿Hace mucho?
- ¿Qué diferencia hay?, el sueño no tiene tiempo.
Me quedo un rato observando a la criatura. Las tenazas de su soledad me
oprimen el alma. Finalmente sin más que decir vuelvo sobre mis
pasos.
- ¿Ya te vas?
- Si, creo que en cualquier momento voy a despertar.
- ¿Puedes hacer algo por mí?
- Claro, ¿Qué quieres?
- ¿Puedes matarme…por favor?

La noche vuelve a iluminarse con el brillo plateado de la luna.
Todavía no está recuperada, todavía no está
completa, pero la esperanza renace en el valle.

Por primera vez en toda la noche el doctor puede tomarse unos minutos. Ana
le trae un café caliente mientras el médico revisa nuevamente
todos los signos vitales.
- Lo salvó doctor
- ¿Lo salvé? O ¿Se salvó?
- Vamos doctor, no sea modesto
- Justamente, no lo soy, ¿Cómo puedo haberlo salvado si no
sé que mal lo aquejaba?...

El caleidoscopio gira y las imágenes se forman sin repetirse,
una y otra vez.

El Péndulo

La cúpula yace en el fondo del mar. Su ubicación, el
océano Atlántico, cercano a las costas de África en el
golfo de Guinea más exactamente en latitud cero longitud cero. Es la
intersección del paralelo y el meridiano más famosos del
planeta, el ecuador y el meridiano de Greenwich. Pero esta no es la
única rareza. No recuerdo como llegué pero aquí estoy,
en la llamada cúpula de la humanidad.
En su centro un enorme péndulo cuelga del punto más alto. El
mismo se balancea acompasadamente de izquierda a derecha y de derecha a
izquierda.
Estoy hipnotizado, su movimiento se acelera al rozar el suelo de la
cúpula y alcanza en un instante a detenerse en los extremos de su
recorrido.
- ¿Fascinante no? - dice una voz a mi espalda
Miro sobre mi hombro y veo al anciano.
- Perdón, pero usted, ¿Quién es?
- Joven, esa pregunta debería hacerla yo. En realidad usted ha
entrado en mi casa. Yo soy el guardián del péndulo.
- ¿Qué?
- No importa, no me lo creería.
El silencio se apodera del recinto, el péndulo continúa su
marcha sin parar .Mirándolo pregunto
- ¿Y el péndulo qué hace?
- Como la humanidad, busca su equilibrio
- Todos saben que el reposo de un péndulo es su vertical.
¿Nunca se detuvo?
- Jamás, Efectivamente el equilibrio implicaría detener el
péndulo en el centro de su recorrido pero la humanidad lo
desconoce.
El anciano guardián carraspea y continúa
- La derecha siempre representó el orden, la izquierda la libertad
aunque a veces en los extremos cambian. El hombre siempre ha querido tanto
a ambas que nunca se conformó. El péndulo siempre va a
oscilar mientras exista un hombre.
- ¿Y nunca probó detenerlo?
- Sí.
- ¿Y?
- Ahí lo tiene, solo empezó a moverse.
- Pero, ¿Usted entiende que esas oscilaciones son la causa de
infinidades de muertes, guerras y odio en la humanidad?
- Sí, pero ¿entiendes tú que eso es exactamente el
motor de la existencia del hombre?, ¿Concibes a un hombre conforme
con su destino?, ¿Aceptándolo sin discusión?. La
única solución del hombre es…
La voz del hombre se apaga y comienza a escucharse la voz de otro hombre
diciendo “Ya está, está volviendo en sí”.

Morir, dormir y tal vez soñar….

La noche se aproxima a su fin, la luna intacta finaliza su periplo por el
firmamento y el sol se apresta a salir para perseguirla. El lobo sale de su
guarida y aulLa una despedida a la luna.

La temperatura vuelve al cuerpo DEL PACIENTE, la respiración se normaliza, el
hombre parpadea unos minutos, mira a su alrededor y pregunta
- ¿Dónde estoy?

Su mujer lo espera en el cuarto del hospital, hay estudios que terminar y
papeles que completar.
TRAEN AL HOMBRE(l hombre llega) en la camilla y la mujer lo abraza sollozando.
- ¿Cómo estás?
- Bien, (la verdad es que )no me acuerdo nada, cuando desperté
creía que todavía estaba durmiendo en casa.
- ¿No recuerdas nada?
- Nada, JIRONES DE SUEÑO, UN CALIDOSCOPIO.

TERMINARÍA ASÍ O COMO QUIERAS PERO LA BANALIDAD DE LA CONVERSACIÓN CON LA MUJER ROMPE EL CLIMA TAN BIEN CREADO
sólo algunos sueños desconectados.
La mujer se queda mirándolo por unos instantes.
- ¿Y qué soñaste?
- No me acuerdo bien, seguro que las mismas pavadas de siempre.
COMO SIEMPRE TE FELICITO Y ACEPTES O NO MI SUGERENCIA EL TEXTO TIENE MUCHA FUERZA.




 
musas-muertas,11.02.2012
Mil gracias Ninive!!!! entiendo perfectamente el consejo y lo comparto totalmente. lo he leido decenas de vecesen distintas oportunidades despues de que lo escribí , hace ya 3 años y nunca me he dicidio a hacerle "cirugia", pero ahora tomo coraje. voy a corregir los errores y luego lo voy a guardar como version completa (lo guardare en mi cajita de musica de Raghtar ) luego hechare mano al bisturí. coincido que como esta es demasiado largo, recargado y "dark". Un millon de gracias por tus invalorables comentarios y sugerencias.... te debo mucho.
un gran abrazo
Gustavo
 
granada,20.02.2012
¡ Hola Ninive !
Después de mucho buscar he encontrado el lugar que yo deseaba.
¿ Podrías corregir el texto, escrito por mí, En casa de Amina ?
Muchas gracias,
Mariana
 
girouette,21.02.2012
¡Hola Ninive!
En Julio cumpliré 3 años en la página, y hoy por primera vez comentaste muy bellamente mi
último texto. Aunque te parezca divertido,
me emocionó.
!Gracias!
 
ninive,26.02.2012
ESCRITOS DE UN ESCLAVO MODERNO, liberado.
(13 años, 2 meses y 11 días)

Los oídos no se sorprendieron cuando la música COMENZÓ (dio su inicio.) Las rechiflas y los gritos de excitación no se hicieron esperar. Sumergida entre luces de colores y penumbras fantasmagóricas la noche se presenta disfrazada de alegría. Las botellas de cerveza y alcohol adornan las mesas (que se encuentran) abarrotadas por clientes que disfrutan del show.
ANUNCIAN El nombre de la bailarina (se deja escuchar) y una melodía( empieza a sonar) a todo volumen,( hacienda) HACE más ensordecedor el entorno, animando aun más a los ansiados visitantes.
ESTO DE ANSIADOS VISITANTES NO LO COMPRENDO BIEN, SON LOS ESPECTADORES. ANSIOSOS ESPECTADORES, NO SÉ, VERÁS TÚ.
ENTRA EN EL ESCENARIO( Sale )una muchacha con zapatos de tacón alto, Y DA INICIO AL MENEO ERÓTICO DE LA CURVA DE SU CADERA, coma
(para después dar inicio con eróticos meneos la curva de su cadera, su piel abochornada, )
VEstida con diminutas ropas QUE no dejan nada a la imaginación de su desnudez,PUNTO
la protagonistaDE OBSERVA A SÍ MISMA de vez en cuando (se observa a sí misma )en los espejos que la rodean, dándo(le) más realce a su actuación. Cristian Herrera se encuentra compartiendo con amigos y compañeros de la universidad, riendo a carcajadas y observando a las hermosas chicas que bailan sobre el entarimado. La presentación de la nueva participante se da a conocer con diana y redobles de tambores. A través del micrófono se escucha decir: ¡Estimada y respetable concurrencia y ahora con ustedes, la estrella de la noche, la famoso Andrea! La silbatina, el jolgorio de euforia es acompañado de aplausos invadiendo el ámbito con un espeso y denso alboroto. Entre la neblina ficticia hace *su despampanante aparición una MUJER Hermosa( figura femenina,) VESTIDA con minúsculas prendas que se adhieren a *su esbelto cuerpo. Con *sus manos toma la barra cromada que se encuentra en medio del escenario, e inicia A REALIZAR (con) provocativos movimientos de malabarista que excitan más a la concurrencia. Los billetes empiezan a proliferar en la pista de baile, requiriendo más de la exótica artista, esta, con mas fervor rumbea el cuerpo, mientras el exigente público pide más acción. Pausadamente se quita la pieza colorida que guarda celosamente sus erguidos y blancos senos, quedando estos al descubierto, ante los ojos lujuriosos de los asistentes. Un lunar aparece estampado en el pecho. El rostro de Cristian se vuelve sombrío ¿El cree reconocer a la bella mujer? El excesivo maquillaje en el rostro no le permite identificarla muy bien, pero...¿Ese lunar le parece familiar...? Tiene sus dudas, pero esta casi seguro que es ella. Da inicio la segunda canción, y la figura danzante sufre espasmos de erotismo… habían transcurrido tres años, cuando la vio por última vez, semanas de búsqueda, meses de frustración, años de dolor.
Se escuchan las notas de la balada “La dama de rojo” (the lady in red), la danzarina parsimoniosamente descubre el trasero, para su asombro, aparece en uno de los glúteos el segundo lunar que él conoce muy bien. Ya no hay ninguna duda, es ella… Araceli.

El tren del pasado lo lleva a la Nueva Concepción, municipio del departamento de Escuintla, lugar que fue TESTIGO (atestiguante) de su único y primer amor. Nunca fue del agrado de doña Joaquina, siempre lo veía con recelo, lo estudiaba de pies a cabeza, al igual que un insecto dañino. Nunca menciono su nombre, siempre tenía ese gesto de desconfianza que toda madre tiene para con las hijas.
Cristian y Araceli asistían a la misma escuela. A veces sus miradas ingenuas llenas de amor chocaban y sonreían con picardía infantil, la maestra los reprendía por qué no cesaban de reír en clase. El momento del primer beso llego, los ojos cerrados y el roce de labios que los hizo volar a través del tiempo, deteniendo ese recuerdo en una parte del ser, la huella de aquel beso virginal e inocente los acompañaría por el resto de sus vidas.
Finaliza el año y llegan las tristes vacaciones para los enamorados. Pero eso no fue ningún inconveniente, para que siguieran comunicándose a través de cartas, con la complicidad de amigos o amigas, inventaban cualquier excusa en sus casas, para saciar el ansia de verse.
Los años SIGUIENTES(venideros) en la escuela secundaria no fueron la excepción, siguieron conociéndose, amándose a escondidas entre los callejones del pueblo. Cartas iban cartas venían, siempre buscando el momento oportuno para regalarse un roce de manos, una caricia o un beso.
Doña Joaquina murió (de un ataque al corazón.) Araceli no tenía parientes cercanos así que la posibilidad de quedarse a vivir en el lugar era IMPROBABLE (muy remota,) la familia VIVÍA EN (era oriunda de) la gran ciudad y allá TENDRÍA (tenía) que ir(s(e) a vivir. Después del funeral de su madre, todavía logro Ó quedarse unos días. NO PONDRÍA PUNTO Dándose lo inevitable. Ese día salieron muy temprano rumbo a la casa de estudios ESCUELA MEJOR , pero en el camino decidieron escaparse. Bajo la sombra de una frondosa ceiba,( con) el canto del pequeño riachuelo y el concierto de cenzontles, (sirvióSIRVIERON de escenario Y( para que) la suave brisa ERiZÓ (erizara) sus cuerpos, transformándolos en torbellinos de pasión. Se vieron en el jardín del Edén tal como Adán y Eva, los dos comieron la manzana prohibida, descubrieron la sensibilidad de su espíritu y conocieron los( inhibidos) secretos que esconde la piel.
El amanecer dijo presente con un nuevo día, y con el llego ó lo irremediable, el triste adiós, ¡no te preocupes te buscare y te encontrare! ¡Recuerda nuestros sueños! ¡No olvides las promesas!
Cristian emigro Ó a la ciudad capital para proseguir sus estudios. Tras encontrarla nuevamenteCOMA el amor volcánico INTERRUMPIDO (pausado) por un tiempo, HIZO (hicieron) erupción en los cuartos de moteles baratos, donde las paredes fueron testigos de la pasión desenfrenada, la cama fue un espectador más de los gemidos delatadores de su vehemencia carnal, después de saciar las ganas se SUSURRABAN (dejaron escuchar los susurrus) al oído de… “te amo” y SE PROMETÍAN (las promesas del) amor eterno.

Una tarde( la )fue a buscarLA a su casa para proponerle que vivieran juntos, iba feliz, ya que había encontrado un trabajo que les proveía lo necesario (a los dos,) y PODRÍAN así iniciar su vida como pareja. La sorpresa fue grande, cuando los familiares le DIJERON (contaron) que hacía dos noches (de) que estaba desaparecida,PUNTO
con el corazón compungido trato de encontrarla en los hospitales, departamentos de policía, pregunto entre las amistades pero nadie dio razón de ella. Era como si la tierra se la hubiese tragado. ..Hasta esa noche, que desnuda ante la audiencia no paraba de mover sus voluptuosas piernas, su delicado torso. El sabia que ella lo había reconocido, se levanto de su silla dirigiéndose a la puerta de salida, uno de sus amigos lo alcanzo y le pregunto_ ¿por qué te vas, si aun no termina la noche?, él respondió: _olvide É que mañana tengo una entrevista para un trabajo_ el amigo lo escucho, hizo un gesto de reproche, mas no insistió. Ya cruzando la puerta se volvió una vez más para verla. Araceli mantenía la mirada fija en él. Y por un momento, Cristian creyó ver el resplandor de una lágrima en los ojos de la joven. Era el adiós definitivo, era sepultar el sentimiento que aun se mantenía vivo en una parte del alma que se revolcaba ante la cruda realidad. En la salida, el guardia de seguridad, dijo_ ¿Qué…no se va a quedar a ver el final?_ él respondió secamente _ ¡no!_ este le replico: _¿no me vaya a decir que no le gusto el show?_ Cristian respondió irritado:_ ¡pues viera que no me gusto!_ más corriendo que andando abandono el lugar, ya afuera del edificio, saco un cigarro deL BOLSILLO( la bolsa) de su camisa, lo encendió, LAS (una) bocanada de humo se( perdió PERDIERON en el espacio NOCTURNO (nocturnal). El cielo SALPICÓ (desmembró unas gotas de agua, anunciando que iba a llover,PUNTO
unas lágrimas se asomaron a sus ojos confundiéndose con la leve llovizna que bañaba la ciudad.
##########
Reinicio la caminata calle abajo. La soledad de la noche lo envolvió en sus brazos. Había terminado la búsqueda, sabía que la promesa hecha años atrás ya no existía, ese día celebraba la presentación de su tesis de ingeniero, lo festejaba con amigos y compañeros de promoción. Esa noche sarcásticamente cuando había logrado su objetivo en la vida, se reencontró con el amor perdido, ella también había hecho realidad el sueño, convirtiéndose en una bailarina del desnudo.
Buen texto, repulido queda o-k-
LO ÚNICO QUE NO ME ENCAJA ES EL QUE DIGAS QUE EL SUEÑO DE ELLA ERA SER UNA BAILARINA DEL DESNUDO. En ningún lugar lo nombras o he leído mal. El final no es bueno . Creo que tendrías que terminat el texto en DONDE PONGO######## ME PARECE OBVIO TODO EL COMENTARIO POSTERIOR.
SEÑALÉ CO* LA REPETICIÓN DE “SU” DEBES EVITARLO
TE FELICITO. SIEMPRE A TU DISPOSICIÓN. VAS FUERTE.


 
filiberto,17.03.2012
Monólogo del prisionero

Prisionero soy de mí, cuanto más quiero volar menos me crecen
las alas. Oh, destino abrumador me espera tras de mis rejas. Si libre he
nacido yo ¿por qué me atrapo en cadenas preso de mi propia
cárcel?
¿No son acaso los hombres los dueños de su ventura?
¿No es del más libre albedrío la elección de
los caminos?
Si las líneas de la mano me auguraron larga vida ¿por
qué he de vivirla menos de lo que una vida vale?
¿No son acaso las almas, prisioneras de sí mismas, al
atenerse a conceptos que a otros les parecen viables?
¿Cómo es posible que un sino, deba truncarse en el nombre de
los principios ajenos?
¿Por qué si las aves vuelan no pudiera volar yo?
-Ser o no ser- dijo alguien por allí. Sin embargo, el ser no es
libre y el no ser es su destino.
Oh, destino abrumador me espera tras de mis rejas.


Acá tienes mi trabajo, gracias.

 
filiberto,17.03.2012
Un esfuercito más:

El ganforro

Ah, maldito, si haberme traicionado
no te mueve ni un pelo de la calva
no será este tecito de agua malva
el que alivie mi encono acreditado.

La madre que la vida te haya dado
tendrá que protegerte a contrasalva.
De mí espera escobazos a mansalva
tú cuida de guardarte acorazado.

De rodillas, doblado, arrepentido,
deberás acercarte a los altares,
pedir a la Señora del Socorro

me lleve por la senda del olvido.
De otro modo verás arder los lares
contigo asándote como un ganforro.


Muchas gracias.

 
ninive,20.03.2012
QUERIDA FILIBERTO. nADA QUE DECIR CON RESPECTO A LA PROSA. eN CUANTO AL SONETO NO ES MI FUERTE Y NO ME ANIMO A DECIRTE SI ESTÁ BIEN O MAL . lO ÚNICO CIERTO ES QUE EL ÚLTIMO VERSO SUENA MUY DESAFINADO POR CUESTIONES DE ACENTOS.
 
ninive,20.04.2012
AUTOR: JUSTINE
TITULO:LA SOMBRA DE UN NOMBRE

Nació un día después que (lo hiciera) Guzmán de Luna.
Violeta escuchó hasta la saciedad la misma letanía de labios de su madre por cualquier motivo y ante cualquier circunstancia; incluso cuando la arrullaba en su niñez colaba sin venir a cuento la historia del nacimiento de Guzmán de Luna, tal fue su obstinación que le fueron más familiares los ecos de esa frase que los besos. Su madre era esquiva, de manos frías y mirada huidiza. Nombraba el nacimiento de Guzmán a la ligera, con o sin excusa, como si temiera perder una batalla ante el olvido, hasta que sus palabras se filtraron como un viento frío por las rendijas de su naciente vida. Entre extraños arrullos y abecedarios, siempre se sintió fuera de sitio. Su cumpleaños se celebraba por duplicado, primero su madre soplaba las velas de Guzmán y al día siguiente Violeta soplaba las suyas con la cera ya derretida y chamuscada que su madre había apagado previamente con aliento y lágrimas. Más que un cumpleaños parecía una fiesta de fantasmas, abríamos regalos imaginarios y su madre reía y aplaudía entre tanto. Eran los escasos momentos de alegría de la vida triste y silenciosa por la que transcurrieron todos los días de su vida. Don Amado era el médico del pueblo. Con frecuencia se pasaba por la casa. Charlaban durante un buen rato; después su madre parecía tranquila, aunque sus ojos enrojecidos delataban su llanto. Su cara ajada por falta de luz y de alegría, escondía aún rasgos hermosos, ojos negros y almendrados negros, boca carnosa y roja, que de no haber estado mordida por la constante pena, hubiera presentado esa voluptuosidad capaz de enloquecer a cualquier hombre. Violeta la miraba esperando respuestas, una siquiera, una palabra que le diera esperanzas para ayudarla a luchar contra sus lágrimas. Pero su madre no la veía, la miraba, pero era como si mirara a través de su rostro a otro rostro, como si ella fuera sólo sombra. Aprendió a vivir en la carencia con aquella madre que si bien siempre la cuidó fue parca en sus afectos y arisca en sus palabras.
Violeta fue creciendo, la locura de su madre también; su tristeza recomía su alma como el fango de las arenas movedizas hasta que se sumió en una grave melancolía de la que ya no pudo salir. Don Amado la visitaba por la casa con la misma periodicidad, pero ya no conseguía ni arrancarle las lágrimas. El médico llegaba renqueante apoyándose sobre un bastón de enebro. Para Violeta siempre fue viejo, su cara era adusta, sus ojos pequeños, su mirada vaga coronada por un ceño surcado de arrugas, sus pómulos enjutos como su figura larga y encorvada. Ya anciano, se sentaba en la butaca de la alcoba y la tomaba de la muñeca hasta que transcurría el tiempo QUE PASABA CON ELLA , como quien vela un muerto( pasaba junto a ella.) La conversación era parca, muda. Nada hacían sino contemplarse. Sus miradas se perdían en un mundo irreal que pareciera construido (o destruido) por ellos y que solo ellos acertaban a comprender. Tras las visitas, Violeta se quedaba como siempre con un sinfín de preguntas sin respuesta, sin la posibilidad de una espita para aliviar su pena. Nada sabía. No entendía aquellas visitas que el doctor hacía religiosamente y que a todas luces no podían costearse. Tampoco parecía que con ellas hubiera logrado el más mínimo retroceso en la enfermedad de su madre. Don Amado, esquivando las preguntas de Violeta, se dirigía hacia ella en tono afable, con una piedad casi culpable. Le llenaba la mesita de potingues y píldoras y le adiestraba en su administración. No tuvo en su vida ni una sola palabra para explicarle de dónde provenían los demonios de su madre, ni si contaba con cura, ni si sus visitas tan puntuales los primeros de cada mes tuvieran algo que ver con aquel sobre con el que ****recibía **a la paciente,

ÉL VA A VISITAR A LA PACIENTE ASÍ QUE ESO DE RECIBIR HABRÍA QUE ARREGLARLO

y que su madre encerraba en un cajón de su cómoda con el llavín de plata que colgaba de su cuello, en cuanto el galeno se marchaba de la casa.

2

A pesar de sus penurias, Violeta tuvo al menos la suerte de conocer a su madre. A su padre, sin embargo, nunca lo conoció, fue para ella el gran desconocido que nunca regresó de la guerra del treinta y seis. Violeta lo evocaba como Mambrú, el soldado de la canción que con tanto fervor enseñaba la maestra cantado con su voz chillona de vieja almidonada. Su padre, Edmundo Ramírez, fue llamado a filas cuando su madre estaba saludable y feliz en estado de buena esperanza, y apresado durante su primera escaramuza en la guerra. Violeta supo de Edmundo por Soledad, la mujer del boticario a la que sirvió la madre de Violeta poco después de haberse casado con su padre. Ahora, con su madre enloquecida, era Violeta quien se encargaba de las faenas de la botica. Soledad pasó a ser a fuerza de la cotidianidad y del roce, la madre que no tuvo.
Cuando acabó la guerra, la mayoría de las mujeres habían quedado viudas. El pueblo respiraba pobreza y las madres con sus huérfanos emigraron a otros pueblos y a la capital, algunas para reunirse con la familia que aún les quedaba después del fratricidio, otras a buscar fortuna, es decir el pan, con el trabajo de sus manos y a veces de sus cuerpos. Las inclusas de la ciudad se llenaron de pequeños enclenques y sarnosos, unos abandonados por la muerte y otros por la miseria. La mayoría de sus hombres cayeron en la batalla, no así el marido de Soledad que fue fusilado poco antes de que los republicanos entregaran las armas. “Besó el barro junto a otros sesenta compañeros”, leyó desconsolada en la misiva justo antes de pasarla sobre la llama del candil. Las muertes de los otros fueron confirmadas a sus viudas por el cabo de la Guardia Civil, poco después de que el General anunciase el Día de la Victoria. Entregó en el cuartelillo a cada una de las viudas la notificación de la muerte de aquellos jóvenes, que no sólo significaba el dolor por la pérdida del amor y del sustento de sus vidas, sino que llevaba la arbitraria marca por la que serían perseguidas ellas mismas y sus hijos. caínes de una familia sobre la que un dios caprichoso había ejercido su justicia. Las mujeres desescombraron el cementerio y esperaron a sus muertos. Pero nadie llegó. Semana tras semana, la madre de Violeta conducida por el brazo seguro de Soledad, acudía al cuartelillo esperando noticias de su esposo. Pero Edmundo Ramírez no estaba entre los muertos ni entre los vivos, y engrosó como tantos otros la lista de desaparecidos. “La loca”, que así conocían por entonces a la madre de Violeta en el pueblo, se presentaba ante la mesa del alguacil con una mueca que quería parecer una sonrisa de poder, y en más de una ocasión hizo perder la calma al guardia de turno, se daba la vuelta satisfecha y chasqueando la lengua alardeaba día tras otro: “Debería saber que mi hija nació un día después que Guzmán de Luna”. Lo esgrimía como un talismán que devolvería a su marido sano y salvo, pero nadie hilaba en la rueca de la pobre loca y sus palabras caían en saco roto, todo lo más desataba la burla de los paisanos, hasta que finalmente después de meses de penosa peregrinación, el cabo le entregó el papel con la leyenda de “Cumplida muerte a los traidores” junto al nombre de Edmundo Ramírez.
Después de aquello se sumió aún más en su ***cotidiana ****melancolía.

3

La infancia transcurrió para Violeta ***cotidiana*** TRATA DE REEMPLAZAR UNA DE LAS DOS PALABRAS
entre la locura de su hogar y las obligaciones de un pueblo sometido a la miseria y a la parafernalia del poder. Los domingos iba a Misa con la cabeza cubierta por una mantilla blanca junto a un grupo de niñas que poco a poco, conforme el recorrido se acortaba hacia el montículo de la iglesia, cubrían la calle enfangada de la dula como un encaje de bolillos ruidoso y frugal. Los días de diario, a las cinco de la tarde, a la misma hora de las corridas de toros y el subastado en el café, las niñas y las mujeres acudían tras el escueto toque de campanas a murmurar avemarías y letanías en la Capilla del Rosario. El Ángelus la pillaba a caballo entre la escuela y la botica. Le gustaba el Ángelus porque podía rezarse (o no rezarse) en soledad, allí donde las campanadas del toque más alegre, te sorprendieran. Entre ausencia de madre y Soledad, Violeta fue creciendo hasta hacerse mujer. La rutina a fuerza de rutina le había hecho olvidar los agravios de su madre. Un día en el lavadero, mientras aclaraba las prendas de la botica de Soledad, escuchó Violeta a las comadres que chismorreaban a destajo, el relato de “la loca”, aquel vodevil que semana tras semana representó su madre en el cuartelillo del pueblo en los primeros meses de la equívoca paz. Escuchó de nuevo la historia que ya antes le contara Soledad, las idas y venidas hasta que por consejo de Don Amado dieron al desparecido por muerto. Pero esta vez las chismosas añadieron el nombre y el hecho. “Ella había nacido un día después que Guzmán de Luna”.
COMO VES VOS MISMA ESCRIBÍS ASÍ LA FRASE INICIAL DEL CUENTO QUE NO CORREGISTE



La letanía de su infancia, el dolor de ser sombra de nuevo, volvió a ponerle sobre ascuas. Hacía años que su madre ya no decía nada y pudo así suavizar las aristas de su destino. Pero ahora volvía escucharla entre las risotadas de las chismosas. Violeta rompió a llorar. A ella no le cabía duda de que ese nombre y lo que significara existió, intuía que era él el culpable de la locura y de las privaciones que recibió de su madre. Soledad, que la amaba como a una hija, no supo aclararle nada sobre Guzmán de Luna en el camino de regreso al pueblo y permaneció en silencio impotente ante sus lágrimas. Juraron no hablar más de ese nombre que tanto dañaba el corazón de Violeta. Pero Guzmán había reaparecido en su recuerdo para permanecer. Cercana a su casa escuchó el relinchar de un caballo. Su corazón comenzó a latir sin control. El jamelgo de Don Amado estaba anillado en la puerta, no era la cita propia de primeros de mes. Comprendió que eso sólo podía significar una cosa, había dejado a su madre en cama y su madre había empeorado. Llegó sin resuello hasta la habitación, y allí, sumida en la fiebre, envuelta en compresas que diestramente el médico colocaba en su frente y en sus piernas, su madre deliraba. Deliraba, y sus palabras tanto tiempo cautivas, surgían torpes y empastadas por la saliva seca, pero llegaban claras y duras a los oídos de Violeta. “Guzmán, guzmán…”. La muchacha, que comprendió la gravedad tras una mirada subrepticia del doctor, la cogió de la mano y se agachó a su lado.
—Guzmán, hijo mío…
Casi sin fuerzas desabrochó la cadena de su cuello y dejó entre sus manos el llavín de plata con el que había guardado celosamente su alma.
Violeta acompañó al doctor que más que despedirse huyó cuando su madre exhaló su último aliento.




4



Los asistentes al funeral abandonaron el cementerio. La tierra recién removida olía a moho viejo. Violeta alisó con los pies los pequeños montículos de arena, y entregó al enterrador la cruz de madera que había tenido aferrada a su pecho durante el sepelio. El enterrador abandonó la pala y cogió un mazo. Con cuatro golpes secos, colocó la cruz sobre la tierra. Rezaban letras negras sobre el esmalte blanco: “Nicolasa Expósito Expósito, Descanse en Paz”. 1914-1959. Lloró ante el sencillo epitafio.

¿ POR QUÉ EN EL EPITAFIO NO FIGURA EL NOMBRE RAMÍREZ DEL MARIDO? FIGURA DOS VECES EXPÓSITO ¿¿

Escuchó el silencio del atardecer, el silencio de Soledad, el silencio del pueblo. Escuchó su silencio. Su madre ya no la miraría más, ahora ya no era ni la sombra. Definitivamente huérfana para todos, sin más perspectiva que seguir atrapada al afecto de Soledad. Le asustaba el vacío. Sentía que ahora todo le pesaba, las paredes de cal descascarada de su casa, las manchas de humedades de los techos, las goteras que filtraban hace demasiado tiempo. Todo LO que le quedaba era descuidado y viejo, la casa destartalada, la cocina oxidada, los pucheros desportillados, la porcelana agrietada, los cubiertos de estaño deformados por el uso, todos ellos eran trofeos repletos de una pobreza digna y austera pero difícil de soportar en soledad. Sujetó con fuerza la pequeña llave de plata que ahora colgaba de su cuello. Una urgencia inexplicada la asaltó y terminó a carrera el resto del camino. Su pecho latía con fuerza. Subió las escaleras a pares y se precipitó sin aliento en la alcoba de su madre. El hueco descarnado del jergón la hizo vacilar. Su mano temblaba cuando encajó el llavín en la cerradura de la cómoda. Casi sin atreverse a mirar, extrajo el cajón de sus hendiduras y lo dejó en el suelo. Centenares de sobres sin remitente se mezclaban con extraños objetos que para Violeta carecían de significado. El serrín de la carcoma recubría decenas de cartas amarilleadas, sobres abiertos por los que asomaban Valores del Tesoro se abrigaban bajo telas de araña; otros sobres contenían billetes. No creía lo que veían sus ojos. Mientras sus manos ajadas de lavandera removían el contenido del cajón, se le acreció la rabia, maldijo la locura de su madre que había convertido su vida en un infierno, que la había privado de su amor, que siendo rica, no la había privado( también) de la miseria.
Fotos sin nombre se mezclaban entre los papeles y el dinero. Arrancaba los enseres del cajón como si con ellos sorbiera la vida, cacheaba los sobres con los dedos, algunos objetos los olía, otros los apretaba contra su pecho como si aquellos gestos ahora, tal vez ahora, con el hálito de su madre aún reverberante en la habitación, pudieran romper a hablar, redimirla de tanta amargura que rodeó su existencia. Tomó aliento en repetidas ocasiones hasta que sus hipidos se fueron diluyendo en un atisbo de esperanza, tal vez encontrara una hebra que pudiera hilvanar la madeja de su historia, hasta entonces enterrada tan honda y solitaria, como yacía su madre en la fosa del cementerio. Algunos chorretones de viejas lágrimas recorrían los sobres manoseados, surcos gruesos junto a tinta emborronada como una acuarela que acertara perfilar un alma sometida a un sufrimiento intolerable. Apartó tres sobres en cuyo remite se leía “Nicoleta Expósito”, el papel era de distinta calidad al resto de los sobres que contenían el dinero. Tenían un timbrado en la parte superior que pertenecía al Ejército. Extrajo las cuartillas escritas de puño y letra, casi ilegibles de tantas faltas de ortografía. Las firmaba Edmundo Ramírez, su padre. La última de ellas fechada en Agosto de 1939. El amor se filtraba entre las palabras, los deseos de abrazarlas, esperanzas de poder regresar pronto a casa. Vivía de milagro, le explicaba en otro de los párrafos, porque ya habían fusilado al resto de milicianos que fueron apresados con él. Ya era la tercera vez que escapaba misteriosamente de un pelotón de fusilamiento. “Dios o la fortuna están conmigo”, escribía después de un escalofriante relato, “Todo indica que volveremos a vernos”. Violeta no puede contener el llanto ante las palabras de su padre, siente con gran intensidad la ternura hacía ellas y desea con fuerzas que aún esté vivo. Las fotografías están ligadas por una cinta roja de raso. Sólo hay un niño. Un bebé en brazos de un aya, un niño algo más crecidito que posa siempre junto al aya a distintas edades y en distintos edificios todos ellos de gran fastuosidad. Por fin conoce a Guzmán, al fantasma que robó la lucidez de su madre y le infligió la tortura a su vida. Poco a poco toma cuerpo la propia sombra que fue su infancia. No puede evitar odiarle. Todas las fotografías tienen fecha, la última de 1946. Fue el año que celebraron su último cumpleaños. Esta vez Violeta sopló sus últimas nueve velas derretidas después de celebrar el último cumpleaños de Guzmán. Entre el revoltijo de recuerdos, aún quedan otros sobres de peor calidad a los que contienen los Valores del Tesoro, todavía cerrados. El contenido la sorprende, son papeles en blanco del tamaño de los valores. Reconoce los sobres que el doctor llevaba a casa en los últimos tiempos los primeros de mes. Vuelve a sentir la rabia, presiente un engaño que ella se dispone a desvelar. Irá a casa de Don Amado tan pronto despunte el alba. Ahora ya no podrá callar.
Cuando llegó a la casa del médico con todo el contenido del cajón en una vetusta maleta, el hombre hacía ya un buen rato que esperaba su visita.


5


El salón estaba en penumbra; chisporroteaban los leños en el fuego bajo. Ráfagas naranjas y amarillas iluminaban el espacioso salón. Había una botella sobre la mesa y varios cercos pegajosos que hablaban también de su soledad. El doctor le hizo un gesto con la mano para que tomara asiento y ambos lo hicieron en sendas butacas, una enfrente de la otra al lado del fuego. Violeta que había sido educada en el respeto a la autoridad se sintió desvalida y empezó a arrepentirse de su atrevimiento. Venía con dudas que aunque a la luz de su razón sólo él podía aclararle, no eran más que conjeturas de una muchacha atormentada por su pasado y sorprendida por una pequeña heredad, que dejaba en evidencia hechos de su vida que ella misma desconocía. Pero más que su posible cólera, temía que el médico continuara parapetado en el silencio al que la tenía acostumbrada. Un sinfín de dudas le asaltaban. Sin embargo, las palabras de don Amado al abrir la puerta, la sumieron en la más absoluta perplejidad: “Pasa, Violeta, hace horas que te esperaba”. Contrariamente a la arrogancia que pocos minutos antes le atribuyera en su pensamiento, su voz temblaba, su aliento desprendía también cierto tufo de alcohol. Animado por el calor del fuego y el brandy de su copa, la tomó de la mano con calidez y le murmuró su pésame. Una calidez que le llegaba tarde, como todo en su vida. La actitud del doctor le hizo comprender que no eran necesarias ninguna de sus preguntas; que los secretos y las culpas que el médico escondía no demorarían más en la intranquilidad de su alma. La muchacha dispuesta a beberse todas sus palabras, se recostó en el sillón, entornó los ojos para protegerse del cansancio de las últimas horas y se dispuso a escuchar.




“Nicoleta fue la primera joven que conocí a mi llegada al pueblo. Tu madre tendría por aquel entonces dieciocho años. Era huérfana. Creció en la inclusa de la ciudad hasta que los señores de Luna la contrataron para servir en el palacete de verano que la familia tenía a las afueras del pueblo. Eran los marqueses de Aramar, y por ese nombre eran conocidos por los habitantes de la villa, los apellidos de los marqueses no eran
***rebelados *** REVELADOS para su mayor seguridad. Yo era recién escudillado, sólo diez años mayor que tu madre y fortuitamente acabé siendo el médico de la familia. Una indisposición del señor hizo que me vinieran a buscar a altas horas de la madrugada. Ella fue quién me franqueó la puerta y quien me condujo a la habitación del enfermo. Me prendó su belleza, la dulzura de su voz, el modo con el que cogió mi abrigo y me invitó a seguirla. En aquel instante supe que algo le había sucedido a mi vida. No podía dejar de mirarla, y cuando lo hacía me precipitaba en un vértigo difícil de controlar, me había enamorado. Nicoleta se convirtió en una obsesión. Nunca me cupo la duda de que la amaba sin embargo no fui noble con ella, me pudieron los celos y la ambición. Por ello he sido y soy un hombre atormentado”


Violeta abre los ojos y le mira con asombro. De todo lo que esperaba oír esa mañana, éste era el relato más extraño que esperaba escuchar. No imaginaba a su madre, ausente y perturbada, capaz de despertar ninguna pasión. Sin embargo en unas horas había descubierto que era amada febrilmente por dos hombres. Comprendió entonces que no sabía nada de la vida de su madre ANTERIOR (antepuesta) a su infancia. Esperaba que el doctor descubriera sus secretos, pero los derroteros de las palabras del médico, que parecían más bien una confesión, la conducían al descubrimiento de una mujer, que antes que madre desapegada y lunática, había tenido una vida a todas luces normal y había sido digna de ser amada. Trató de increpar a Don Amado inquiriéndole con una de las muchas preguntas que iban y venían en el desconcierto de su interior, pero la actitud contrita y derrotada del médico, la disuadió de ello.


“Iba a menudo por la casa ante cualquier excusa, aunque no me faltaban motivos reales para acudir. La marquesa era una mujer débil y enferma.
Tu padre no tardó mucho tiempo en aparecer en nuestras vidas. Llegó buscando trabajo. Era joven, fuerte e inteligente, y se quedó en la casa para hacerse cargo de las cuadras. El romance entre Edmundo y tu madre surgió como algo previsible. Ella era hermosa, él dispuesto y ambicioso. Mis tímidos intentos para seducirla no surtieron efecto, y tuve que ver ante mis propios ojos, como tu padre compraba una vieja casa y le pedía en matrimonio. Se casaron poco antes de que comenzara la guerra. Su reclutamiento coincidió con el embarazo de Nicoleta. Cuando tu madre ya había cumplido el quinto mes, recibió la noticia de que Edmundo estaba preso a manos de los nacionales. La pena pudo con ella, empezó a desmejorar hasta caer enferma. Poco le había durado la libertad y la alegría. Para colmo el parto le venía de nalgas. Yo sabía que en esas circunstancias y en las condiciones sanitarias del pueblo no podrían sobrevivir. Temía por sus vidas. El hospital quedaba lejos e inaccesible por los avatares de la guerra. Creí actuar con rectitud cuando solicité a los marqueses de Aramar que admitieran en el palacete a su antigua sirvienta, valiéndome de mi influencia y haciendo hincapié en el peligro que corría la vida de Nicoleta. La marquesa de Aramar, después de muchas vicisitudes se había quedado preñada y se encontraba también cercana al parto. En la casa todo se había preparado con pulcritud. Dispusieron una habitación que superaba las condiciones de cualquier hospital, y contaban con una matrona y una enfermera. Aceptaron. Nicoleta les había servido desde que era casi una niña. El parto se produjo dos días después de ser trasladada a la casa. Nunca nadie supo de ese viaje. Yo hice correr la voz en el pueblo de que estaba con gripe en casa bajo mi cargo y mis cuidados. Dentro de las dificultades todo se desarrolló con normalidad, y tanto la madre como la criatura superaron la situación. Nació un niño fuerte y precioso.”



El doctor calla y el silencio se corta. Violeta deja escapar por sus mejillas tímidas lágrimas. No está sorprendida. Pero la violencia de la verdad, aún sospechada por los acontecimientos recientes y por la historia que iba desgranando el doctor, deja su dolor al descubierto. El desamparo que sintió durante su infancia, es sólo una brizna del abandono que siente ahora. La rabia le desborda. El sentimiento de orfandad adquiere una dureza difícil de soportar. Abandonada en su nacimiento por su verdadero padre, privada de su madre y de sus derechos, y dejada al arbitrio de unos desconocidos que le tocaron en suerte. Escucha ahora con atención casi infantil, como Don Amado, con una voz desprovista de toda inflexión, relata el parto de la señora de la hacienda. Todas las complicaciones que él previera en el parto de Nicoleta, ocurrieron con ella. Finalmente, la niña y la madre salieron bien paradas, pero la marquesa ya no podría tener más descendencia. Así se explicaba el doctor con el señor De Luna, mientras la parturienta aún permanecía postrada e inconsciente. La trama se urdió con rapidez. La herencia del marquesado exigía un varón, y su hermano menor ya contaba con hijos varones, por otro lado, amaba con locura a su esposa, y nunca se separaría de ella. Le sobraban razones para obrar así. Nadie tendría por qué saber , ni su propia esposa, que había dado a luz una niña.


“Cuando fuimos a hablar con Nicoleta, ya todo estaba dispuesto. Tu madre, la de Guzmán, amamantaba al niño. Era la imagen viva de la ternura. Yo titubeé ante aquella estampa, pero la disposición del señor era en firme. Mi obligación era convencerla y consolarla, o ambas cosas. Yo saldría beneficiado con el intento y perjudicado si no cedía a sus pretensiones. Las palabras habían dejado implícita la amenaza. Me conseguiría el nombramiento como médico titular de la “cabeza de partido” y para asegurarse mi silencio, en el pacto incluiría para mí la propiedad de la hacienda y una considerable suma de dinero. A Nicoleta le brindaba una vida holgada, la manutención y la educación de la niña hasta el matrimonio, para asegurarle una vida feliz y cómoda. Ella se negó, pero nada tenía que hacer ante la mano del poder, el mal siempre tiene previstas todas sus bazas. El señor conocía la situación de Edmundo apresado por sus correligionarios y la manejó con destreza. Él podía hablar con el alto mando y hacer que su esposo saliera con vida o no de la cárcel y con fortuna de la guerra, pero precisaba de su sacrificio y de su silencio. Conforté a tu madre como pude durante horas y al final logré un consentimiento forzado y sometido, finalmente le pudo más el miedo a las represalias. Por lo que al marqués se refería su esposa había parido un hermoso varón. En el certificado de nacimiento que redacté constó tu nombre, Violeta Ramírez Expósito, nacida el veintitrés de Marzo de 1937, veinticuatro horas después del nacimiento de Guzmán de Luna, situación que le garantizó a Nicoleta vuestra manutención, la supervivencia de su esposo y el final de su cordura. Unas horas después, cuando regresé a su habitación, sus ojos ya habían comenzado a perderse, sollozaba bajito y en la cuna se escudaba tu llanto, sordo a su corazón. Aquel otoño, fue el último que los marqueses de Aramar pasaron en la hacienda de Villahermosa que pasó a ser de mi propiedad. Yo tampoco regresé nunca más por allí.


Epílogo

Eran las primeras horas de la tarde cuando Violeta abandonó la casa del doctor. Sentía una intensa lástima por Nicoleta, su madre, que fue siempre en su corazón la madre de Guzmán y un odio abismal hacia el viejo que acababa de abandonar en sus remordimientos. Los gestos de piedad del médico, que continuó entregándole los sobres rellenos de papeles en blanco, cuando por desconocidas razones la familia de Edmundo cortó toda su relación con la suya, fueron sólo banalidades en el grueso de una vida que había destruido a conciencia. Y no sólo destruyó la vida de Nicoleta, sino su propia vida, no tuvo piedad para con ella cuando la vio sometida a la ignominia de la soledad y de la miseria. Ni una palabra de consuelo, ni una palabra de esperanza, ni un gesto de afecto. Qué decir hacia su padre, aquel hombre que la desheredó de la vida por el mero hecho de no ser útil a sus ambiciones, habiendo nacido mujer. Le sobrevino un deseo urgente de reparación. En esos instantes comprendió que nada la demoraría en un lugar donde había vivido una historia mentida. Contaba con una riqueza material inesperada, y un espíritu vengativo. Se dirigió a casa, se enjaretó su ropa de domingo, recogió sus bártulos en la maleta que atesoraba los bienes de su vida y salió a esperar el autobús. Preguntó dónde quedaba la hacienda de Villahermosa y allí se apeó. El chofer la miró con extrañeza, La hacienda había sido dañada por los bombardeos de la guerra, allí sólo quedaban ruinas, le explicó. (Violeta replicó que mañana a la misma hora continuaría su viaje desde ese mismo peaje, para continuar su rumbo hasta la ciudad.)

CREO QUE LA EXPLICACIÓN AL CHOFER ES SUPERFLUA.

Contaba con las escasas luces de un ocaso a punto de expirar para llegar a la casa. Un camino apenas perceptible por la broza crecida la conducía al lugar donde nació. Estaba haciendo el camino de regreso veintitrés años después a un lugar del que nunca debió salir. Sentía un dolor consciente y una nostalgia que sólo existía en su imaginación. Ya sólo había sombras cuando vio el palacete. Ruinas dentro de ruinas, el esqueleto de un inmenso animal devorado por los buitres, como ella. Cuando llegó al porche, todavía cobijado por un techo impaciente, se recostó sobre la maleta. No cabían en su espíritu más sentimientos ni en su cuerpo más cansancio. Al cobijo del espejismo de un hogar, se durmió profundamente. Soñó que lloraba. Una madre de cara desconocida, la cogió en sus brazos y la amamantó a su pecho.


Texto recreado en 2012.

J






Texto agregado
 
justine,20.04.2012
Gracias ninive por la dedicación de tu tiempo. Eres una magnífica pulidora de textos.
(En el epitafio están el nombre y sus dos apellidos porque en España se conservan igualmente después del matrimonio).
 
ninive,24.04.2012
Autor: esclavo moderno
Título: Sofía

ESCRITOS DE UN ESCLAVO MODERNO, liberado.
(13 años, 2 meses y 11 días)

Sofía

El repicar de la lluvia se escucha SOBRE LA LÁMINA DEL TECHO (en el techo de la lámina), Agustín apenas si ha podido conciliar el sueño durante toda la noche. El cantar de los gallos de la casa vecina anuncia la madrugada, el reloj que descansa en la pared marca las tres de la mañana. Sigilosamente se levanta caminando de puntillas, sale de la alcoba, para no despertar a su mujer que duerme plácidamente envuelta en las tibias sabanas. Abre lentamente la ventana que da a la calle, la húmeda brisa azota su rostro, sus ojos negros escudriñan la negrura del cielo y ve la danza rítmica de los arboles con el compas de la música del viento. El firmamento envía un rayo dejándose acompañar por el estallido de un trueno que golpea sus oídos, al lado opuesto de la casa… una figura humana observa la vivienda… aun con dudas de la aparición se restriega los ojos con los dedos. El cielo abre sus fauces nuevamente y deja escapar otro relámpago, aprovechando la claridad de la descarga eléctrica, vuelve la mirada en dirección donde cree que ha visto la silueta, pero ya no ve nada, la calma embriaga su cuerpo. Cierra nuevamente la ventana y trata de hacer el MENOR ruido (menos) posible. Se dirige a la parte de atrás donde se encuentra el corredor, camina lentamente hacia el baño, el sonido de la orina en el inodoro se confunde con la resonancia del aguacero. Sus dedos abren la llave del grifo y el agua fría cristalina cae en sus manos, moja la piel de su cara, toma la toalla colgada en la pared para secar el rostro, se mira en el espejo, sus ojos se endurecen y habla quedamente consigo mismo _como eres estúpido, como te enredaste con esa mujer_. La puerta se abre de repente, y como un león acorralado se coloca a la defensiva por el intruso que en ese momento hace su entrada, pero... es su pareja, quien le pregunta: ¿con quién hablas? él responde: _con nadie_. Ella lo ve, se sienta en la taza del baño, y lo vuelve a interrogar _ ¿que te pasa?_ él la ve de reojo y mintiendo afirma: _nada, todo está bien, estoy preocupado por la siembra_. Regresa al dormitorio, se mete entre las sabanas nuevamente, está tan cansado que no se percata cuando su mujer regresa a la cama, lo abraza suavemente y lo besa en los labios. Se ha quedado profundamente dormido.

Habían estado tomando en la casa de su amigo Luis, la bebida alcohólica fue ingerida hasta acabarse, fue cuando decidieron ir al bar del pueblo, ya que según díceres han llegado bellas chicas de la vida alegre oriundas del extranjero. Entraron y ordenaron un par de cervezas, Sofía fue la encargada de llevar las bebidas, **sus* ojos verdes como gata en celo vieron a los recién llegados. *Sus* pechos forzadamente levantados, querían escaparse por el escote de *su* blusa a cuadros, *sus *piernas torneadas le dan forma al pantalón vaquero azul que se adhiere a *sus *formas sensuales.

COMO VES, LO SEÑALADO CON*- INDICA EL USO EXCESIVO DEL sU. DEBES ALIVIANARLO.

Ella y Agustín se hicieron amigos, las visitas fueron más frecuentes. De la amistad pasaron A SER (hacer) amantes. Pasaban el tiempo en el cuartucho de mala muerte del bar, haciendo el amor como dos locos enajenados. Paso el tiempo y la infiel relación fue creciendo, construyeron castillos en el aire, contaron sus propias historias a su estilo y manera. Él le conto que tenía mujer, que no la amaba y no era casado, que tenía una parcela con árboles frutales, donde criaba vacas, gallinas, patos, caballos, etc. y que sembraba maíz y frijol. Ella le conto que al morir su madre no sabía qué hacer, a sus trece años, comenzó a robar para subsistir, convirtiendo ese habito en una profesión. Su fama de ladrona astuta e inteligente cruzo las fronteras. Se dio la oportunidad de un robo y esa fechoría_ dice ella_ cambiaria su vida… Pero lo que no le dijo fue que la casa donde ocurrió el robo era de un narcotraficante, la mercancía era nada menos y nada más que un cargamento de cocaína. Esa fue la razón que emigro a Guatemala, y se refugió en el bar “Barrabas” del pequeño poblado donde supuestamente era imposible que la hallaran o hasta que se olvidara DEL (dicho) hurto. Agustín en aras de protegerla la llevo a casa por unos días, con la excusa que su pareja necesitaba ayuda por el embarazo y por el cual requería asistencia en los quehaceres domésticos. La extraña visitante desde que hizo su ingreso por la puerta del hogar se le acepto como parte de la familia.A LA MUJER DE AUGUSTO LE ( La cónyuge de Agustín le) agradoÓ la joven y le agradeció de sobremanera el apoyo, comentando con los vecinos el buen corazón de la muchacha. Los rumores empezaron a proliferar en el pueblo de la relación extramarital, por lo que opto por llevarla a la pequeña cabaña de la parcela, con el pretexto que estaría más protegida y tendrían más libertad de saciar la pasión carnal que les quemaba la piel… Pero lo que ellos no sabían, que hacía algún tiempo los andaban siguiendo. Uno de esos días que no se encontraba en casa, llegaron preguntando por él, su mujer le informo diciéndole que no le gustaba el aspecto de los hombres, ya que LLEVABAN (lucían) grandes armas y eran muy mal encarados, uno de ellos le dijo que él tenía una querida en el bar, que la andaban buscando por lo que había robado. Esa tarde la mujer lo increpo al regresar del campo: _espero que no estés metido en babosadas_, le dijo, este sin inmutarse se encogió de brazos y siguió rumbo al establo para guardar el caballo, en el momento que terminaba de alimentar el animal, una voz sonó a sus espaldas _quédate donde estas, no voltees a verme y escucha con atención, tienes veinticuatro horas a partir de este momento, para entregarme a la ladrona de tu amante, sino, toda tu familia morirá_.

Sobresaltado despertó, el reloj dice que son las cinco y media de la mañana. El chubasco había cesado, solo el olor a tierra mojada se percibe en el ambiente, una que otra gota de lluvia perdida entre las ramas de los arboles golpea el techumbre enlaminado, intempestivamente se recuerda de la muchacha, se viste precipitadamente, su mujer soñolienta se despierta preguntándole _¿a dónde vas?_, él no responde, ensilla rápidamente el caballo y al montarlo ve a su compañera hincada en la puerta de entrada con muecas de dolor, las contracciones ya han iniciado, al doblar la esquina de la calle, se detiene en la casa de la matrona para asista a su mujer con el parto, agregando que el regresará en unas horas. El caballo y su jinete en pleno galope cruzan hondonadas y llanuras, el cuadrúpedo relativamente fatigado y sudado apenas cruza el río, que se encuentra inundado más de lo normal, por las torrenciales lluvias de días anteriores, al llegar, de un salto se baja del caballo, y como una tromba cruza la puerta gritando _!Sofía! _!Sofía!_ ¿donde estas?_ nadie responde, corre a la parte de atrás de la choza y bajo un árbol encuentra el cuerpo inerte de la mujer acribillada a balazos, la toma entre sus brazos y es en ese momento, cuando escucha nuevamente la misma voz, que le hablo en el establo el dia anterior:_ ¿donde está la puta mercancía?_ la muerte inicia su danza enigmática, el silencio fúnebre se escucha en el ambiente, Agustín lo sabe, esta CONCIENTE (consiente) que ha llegado el momento y la adrenalina recorre por todo su cuerpo, girando sobre sus talones se lleva la mano a la cintura para tomar el revólver que lleva en el cinto, pero un balazo en el hombro se lo evita, otro balazo le entra en el pecho y el Úultimo lo recibe en la frente Y( la que) le quita la vida.

Mientras que en una casa del pueblo, un nuevo ser acaba de nacer. La vieja partera entrega la recién nacida a la MADRE (progenitora) que se encuentra sudorosa y adolorida por el esfuerzo, pero satisfecha y muy feliz (de ser madre). La comadrona le pregunta: _ ¿mija, ya pensaste EN EL NOMBRE? (cual será su gracia?)_ Éesta sin dudarlo, responde: _Sofía, su nombre será Sofía.

eSCLAVO MODERNO: TE AGRADEZCO LA PACIENCIA. EN GENERAL NO TARDO TANTO EN RESPONDER A UN PEDIDO.

COMO VES NO HAY MUCHAS CORRECCIONES. TU DEFECTO ES EL DE USAR PALABRAS DEMASIADO "IMPORTANTES" TIENES QUE BAJAR EL NIVEL DE EXPRESIÓN A LA ALTURA DE LOS PERSONAJES. lA CONYUGE DEBE SER LA ESPOSA. LA PROGENITORA= LA MADRE ETC.
uN PLACER ASESORARTE.




























 
ninive,11.05.2012
Siempre dispuesta a corregir trabajos no más de 1000 palabras, prosa
 
rhcastro,11.05.2012
Bueno... Pongamos el ejemplo. Ahi va.










Un Tal Cuauhtemoc.


Dicen que el ìndice de delincuencia es muy alto,
el paìs està gobernado por mafias,
todos son corruptos,
denunciar un crimen es màs peligroso que guardar silencio,
guardar silencio es un tipo de complicidad,
tenemos el gobierno que merecemos.
Tambièn dicen que cada uno de nosotros es culpable de lo que hoy vivimos o morimos,
que màs de cuarenta mil pesos debemos por cabeza al extranjero,
que siendo ricos en recursos naturales vivimos en pobreza extrema por nuestros malos manejos,
en un paìs donde pocos tienen mucho y muchos seguimos guardando silencio.


Recuerdo cuando niña a personajes mechudos que en las universidades protestaban,
hacìan mìtines que por respuesta llenaban las calles de militares,
apresaban a algunos y a otros los desaparecìan,
porque tambièn la historia cuenta que somos medio magos,
herencia que seguro nos legaron los ancestros.


Fumadores de hierba y consumidores de alucinògenos, sonrisas de oreja a banquetazo por el exceso de alcohol, las trasnochadas nos convierten en ese tipo de gente regordeta de tanto tragar maiz, a quienes da lo mismo què mafia sube al poder, mientras le siga alcanzando pa' vivir embrutecido. Embrutecido es la palabra que no encuentro en el diccionario.


No llamarìa inocente a un pueblo que cierra la cortina para no ver, pero tampoco culpable cuando proviene de una cultura embriagada en pulques, celebrando cualquier cosa con tal de permanecer inconsciente. Aun en los velorios existe el piquetito que terminarà en pachanga, cualquier cosa es preferible a reconocernos dèbiles, inseguros y cobardes, para poder superarnos como individuos y naciòn.


!Ah, pero hay quien dice que es muy macho porque ya matò a cuarenta, aun cuando no pudo salvar a uno solo de sus amigos.


Cuentan que hubo unos que defendieron la tierra, con machete sacaron al extrajero de territorio nacional, pero tal como veo las cosas, pienso que de cuentos està repleta la historia, porque eso sì, somos muy buenos pa'contar cosas que dicen que dijeron pero jamàs vivimos, o morimos quien sabe, mueren tantos y somos tantos que de muy pocos nos enteramos.


!Càllate! Decìa un pariente cuando oìa ruido fuera de casa 'No te metas en asuntos que luego se te complican. Deja que los de afuera resuelvan sus propias cosas' Una vez que por instinto quise hacer algo, me quedè inmòvil mientras un tipo subìa a la fuerza a una joven al carro. Por la mañana la gente habla y supe que aquel cuerpo del basurero con el vestido rojo, ya lo habìa mirado... Y que no hice nada... Y que soy como no querìa, pero vivo en Mèxico y esto no es igual que vivir en cualquir parte, es como cargarte con los muertos aunque no te los hayas ejecutado.


Silencio pues, mejor càllate, esa es la educaciòn que le damos a parientes e hijos. De generaciòn en generaciòn. Desde que le quemaron los pies a un tal cuauhtemoc.


RHCastro.-
 
ninive,12.05.2012
Autor RHcastro
título :un tal Cuautemoc
A CECES LAS CORRECCIONES erróneas HECHAS POR MI (argentina)son producto de mi desconocimiento DEL IDIOMA COTIDIANO Y LOCAL DEL ESCRITOR. EN ESTE CASO, MÉJICO.

Dicen que el ìndice de delincuencia es muy ELEVADO (alto,)
QUE el paìs està gobernado por mafias,
todos son corruptos,
denunciar un crimen es màs peligroso que guardar silencio,
guardar silencio es un tipo de complicidad,AQUÍ PONDRÍA PUNTO Y COMA, LO QUE SIGUE ES CONSECUENCIA DE LO ANTERIOR.
tenemos el gobierno que merecemos.

Tambièn dicen que cada uno de nosotros es culpable "de" lo que hoy
vivimos o morimos, LA PREPOSICIÓN "DE" NO RIGE EN ESTE CASO EL VERBO MORIR MEJOR CAMBIARLA POR "POR" QUE RIGE LOS DOS VERBOS

que màs de cuarenta mil pesos COMPROBAR LA CIFRA PARECE MUY POCO debemos por cabeza al extranjero,
(SUGERENCIA, DAR VUELTA LA FRASE : que debemos más de cuarenta mil al extranjero.....
que siendo ricos en recursos naturales vivimos en pobreza extrema por
nuestros malos manejos,
en un paìs donde pocos tienen mucho y muchos seguimos guardando
silencio.
AQUÍ LA COMPARACIÓN ES ENTRE DOS COSAS DISTINTAS HAY QUE CONCORDAR


Recuerdo cuando niña a personajes mechudos que en las universidades
protestaban,
hacìan mìtines que por respuesta llenaban las calles de
militares,
apresaban a algunos y a otros los HACÍAN DESAPARECER desaparecìan,
porque tambièn la historia cuenta que somos medio magos,
herencia que seguro nos legaron los ancestros. MEJOR ANTEPASADOS


Fumadores de hierba y consumidores de alucinògenos, sonrisas de
oreja a¿NO FALTA LA OTRA OREJA? banquetazo por el exceso de alcohol, las trasnochadas nos
convierten en ese tipo de gente regordeta de tanto tragar maiz, a quienes
da lo mismo què mafia sube al poder, mientras le siga alcanzando pa'
vivir embrutecido. Embrutecido es la palabra que no encuentro en el
diccionario.
LA PALABRA EXISTE EN EL DICCIONARIO Y ESTÁ BIEN USADA.


No llamarìa inocente a un pueblo que cierra la cortina para no ver,
pero tampoco culpable cuando proviene de una cultura embriagada en pulques,
QUE SE LA PASA celebrando cualquier cosa AQUÍ COMA, con tal de permanecer inconsciente. Aun en los
velorios existe el piquetito que terminarà en pachanga, cualquier
cosa es preferible a reconocernos dèbiles, inseguros y cobardes,
para poder superarnos como individuos y naciòn.
ESTA FRASE NO LA ENTENDÍ POR ESO NO LA CORRIJO. CONFÍO EN TU CRITERIO

!Ah, pero hay quien dice que ERA es muy macho porque ya matò a cuarenta,
aun cuando no pudo salvar a uno solo de sus amigos. SI HABLAS DEL MUERTO DEBES USAR EL PASADO


Cuentan que hubo unos que defendieron la tierra, con machete sacaron al
extrajero de territorio nacional, pero tal como veo las cosas, pienso que
de cuentos està repleta la historia, porque eso sì, somos muy
buenos pa'contar cosas que dicen que dijeron pero jamàs vivimos, o
morimos quien sabe, mueren tantos y somos tantos que de muy pocos nos
enteramos. FRASE MUY LOCAL TE DEJO LA REVISIÓN


!Càllate! Decìa un pariente cuando oìa ruido fuera de
casa 'No te metas en asuntos que luego se te complican. Deja que los de
afuera resuelvan sus propias cosas' Una vez que por instinto quise hacer
algo, me quedè inmòvil mientras un tipo subìa a la
fuerza a una joven al carro. Por la mañana la gente habla y supe que
aquel cuerpo del basurero con el vestido rojo, ya lo habìa mirado...
Y que no hice nada... Y que soy como no querìa, pero vivo en MEJOR "como no quisiera ser"
Mèxico y esto no es igual que vivir en *cualquiEr parte, es como
cargarte con los muertos aunque no te los hayas ejecutado.

Nuevamente expresión que en el uso local a lo mejor está bien.PARA MI NO TE LOS HAYAS EJECUTADO. ME SUENA MAL SOBRETODO **EJECUTADO** EN ESTE CONTEXTO Y EL* NO TE LOS*


Silencio pues, mejor càllate, esa es la educaciòn que le
damos a parientes e hijos. EN GENERAL EDUCAMOS SOLO A LOS HIJOS, DEJARÍA A LOS PARIENTES DE LADO

De generaciòn en generaciòn. Desde
que le quemaron los pies a un tal C(c)uauhtemoc.


RHCastro.-

ESPERO QUE TE SIRVA LA AYUDA Y ACEPTES Y DESCARTES SEGÚN TU CRITERIO. eSTOY SIEMPRE A DISPOSICIÓN DE QUIEN QUIERA UNA LECTURA ATENTA Y POSIBLE REVISIÓN Y SUGERENCIAS
 
rhcastro,12.05.2012
Ninive jejejejjejeje... Definitivamente des trozaste mi texto jajajjajaja

Sabes? Este texto esta escrito en lenguaje coloquial o para que me entiendas mejor, esta
cantinfliado(De cantinflas, el comico)

Algunas correciones me sirven claro, pero la mayoria distorcionan el sentido que le quise dar.
Todo esta escrito de manera que caiga en un juego de palabras tragicomico. Creo que debi decirlo antes de subir algo asi. Es mi estilo y sera dificil que lo escriba de otra manera, porque un mexicano no entenderia tu correccion. El texto en si quedaria sin sentido.
No encontre esa palabra en la rae, ni en diccionario alguno. Embrutecido, que bueno que me dices que si existe porque aca se usa mucho.
la puntuacion que me diste la respetare, tu sabes mas de puntuacion y estoy de acuerdo.
Gracias por atender a mi muy cantinflesca manera de expresarme y lo que me sirve me lo llevo. Claro que si.

A la proxima tratare de traerte algo mas normalito.
 
rhcastro,12.05.2012
Respecto a la educacion de los hijos... Te sacare de dudas. Aca todos educamos a todos, especialmente cuando no se tienen padres que es muy comun por estos rumbos. Yo por ejemplo... Me educaron como diez familias diferentes, sera por eso que soy un poco camaleonica.

Gracias.
 
ninive,16.05.2012
Zumm pide correección. la revisaré a entregas ya que el texto es muy lago
hugo delmerlo pide corrección la haré por entregas desde hoy
 
ninive,16.05.2012
Zumm pide correección. la revisaré a entregas ya que el texto
es muy lago
hugo delmerlo pide corrección la haré por entregas desde hoy
 
ninive,16.05.2012
autor hugodemerlo
título: el pupitre marrón corrección 1

Terminaron las vacaciones DE INVIERNO, y para Diego Braña eso solo significa una sola cosa, se VENÍAN (vienen) los últimos meses de clases, la ultima mitad del año y se acabaBA el secundario, PUNTP
F fueron unas buenas vacaciones,
el viaje de egresados estuvo de mil maravillas aunque algunas cosas no salieron como las HABÍA PLANEADO (planeaba,)PUNTO Y COMA hablarle a Cecilia HABÍA SIDO0 (era )el plan numero uno, pero no se animó como en todo el año.

Saltó de la cama como un resorte,( con las vacaciones )había perdido la costumbre de madrugar,PUNTO
D desde LA MUERTE DE LA MADRE HACÍA (que su madre falleció hace ya) mas de tres años se encarga de algunas cosas de la casa,PERO deL ( el) grueso de las tareas se encargaBA (Juana), una MUJER (señora que viene) tres veces por semana,PUNTO

Irene LA (una) vecina de enfrente les prepara todos los días el almuerzo y la cena para él y su padre, AQUÍ PUNTO

IRENE HABÍA SIDO (era) muy amiga de su mamá, y (sola )se ofreció para la tarea sin aceptar un no como respuesta. DIEGO SE (Se) preparó rápidamente una *tasa TAZA de café con leche y salió apurado con una factura del día anterior en la boca, era muy tarde ya, fue al garaje, tomó la bicicletaCOMA la mochila y PEDALEÓ ( se dirigió como una flecha. PUNTO( para la escuela)
El invierno PEGABA (pegó duro ESE
(ese) 2011 y esas cuadras había que hacerlas rapidito y bien abrigado para no congelarse, llegó A LA ESCUELA justo cuando (Maria) la portera cerraba la puerta de entrada.

EN UN RELATO LOS PROTAGONISTAS SECUNDARIOS QUE NO TIENEN MAYOR PESO EN LA NARRACIÓN NO LLEVAN NOMBRES PARA NO CONFUNDIR. VALE LA MISMA OBSERVACIÓN PARA
JUANA.

VOY NOTANDO HASTA AHORA GRAN INSEGURIDAD EN EL USO DE LOS TIEMPOS VERBALES. CUENTAS ALGO DEL PASADO Y EL PRESENTE IMPERA. EL PRESENTE SE PUEDE USAR EN UN ESCRITO EN PASADO PERO DEBE SER UN ARMA QUE REFUERCE LA ACCIÓN . AQUÍ NO RESPONDE A ESA NECESIDAD. REFLEXIONA SOBRE ESTO

-¡Hola Dieguito justo a tiempo! ¿Cómo estuvieron esas vacaciones eh? – Preguntó –buenísimas (María,) casi no llego jaja – contestó –pasá, apurate que hace mucho frío- le hizo un guiño (de ojo a Maria miró la gran puerta del colegio pensando que era el ultimo invierno de escuela, donde pasó cinco años maravillosos llenos de anécdotas y de muchos amigos, unos mas MÁS otros menos que no olvidará jamás.
Cinco años donde uno ENTRÓ entra siendo un niño y con el correr de los años va experimentando cambios, se despiertan los sentidos, la mente se abre el cuerpo se estira, las hormonas florecen por todos lados dando paso al adolescente, al rebelde, al que todo lo puede, a la competencia a la amistad, y por supuesto, al amor.
Diego Braña es (claramente)
EVITAR EN LO POSIBLE LOS ADVERBIOS TERMINADOS EN MENTE




( un ejemplo de esos cambios,) de aquel chico de rulitosCOMA desgarbado COMA poco queda, tan solo los rulos, su sonrisa compradora y esos ojos verdes de mirada sincera que cautivo a más de una chica,ESOS OJOS que se iluminaban al paso de Cecilia, el amor inalcanzable (en todo el año) y a tan solo dos bancos de distancia. Entró al aula cuando todos sus compañeros estaban (ya )sentados y Marcelo Benítez el preceptor pasaba lista, todos giraron la cabeza al verlo entrar, (también) el preceptor (que al verlo) lo saludó y lo llamó CON UN GESTO DE (haciendo señas con) la mano - ¡ah brañita vení que tengo algo para vos! - le dijo sonriendo, también sus compañeros sonrieron y Diego miró a todos con desconfianza incluido el preceptor - ¡no pasa nada Ddieguito! – le dijo dándole confianza - lo que pasa es que durante las vacaciones entraron unos pibes y rompieron algo del mobiliario y tuvimos que reemplazar en forma provisoria con algunos muebles viejos del depósito - Diego comenzó a girar la cabeza buscando su lugar de siempre en el aula - en este salón sólo rompieron un pupitre y bueno como llegaste último te tocó el reemplazo - Diego observaba sorprendido sin poder emitir palabra alguna - es un pupitre de la época en que se inauguró el establecimiento - acotó Benítez - ¡me trajeron el pupitre de Sarmiento! - soltó en voz alta y todos echaron a reír.

Se acercó, lo miró de arriba abajo le dio unas vueltas observando los detalles, (lo )miró al preceptor Y a sus compañeros y tomó asiento,PUNTO
SE( se) sintió cómodo de entrada, como pez en el agua, tenía espacio de sobra COMA(y hasta) podía recostarse y estirar las piernas cómodamente - yo por mi parte los prefiero a estos – comenzó a decir Benítez ¡estos eran pupitres y no los de ahora que serán muy modernos pero son incómodos y apenas tienen lugar para apoyar una carpeta! - concluyó (el preceptor) ¿Y, como se siente? Preguntó ¡Como en los ochenta Beni! c(C)ontestó Diego, con esa confianza mutua que hay entre docentes, y alumnos que están por egresar, otra vez, todos echaron a reír, ¿Braña? Preguntó en voz alta Benítez como pasando lista ¡Presente! Contestó Diego sonriente con el brazo en alto.
Guardó sus cosas en el estante (de abajo), entraba de todo, las carpetas, la cartuchera, las galletitas, el celular y hasta la netbook que el gobierno les regalaba a todos los alumnos de último año. Era un pupitre de los de antes, grande robusto de madera dura y pesada, espacioso y muy cómodo, luego echó un vistazo a la ventana, tenía la mejor ubicación del aula con una vista que dominaba toda la esquina de la escuela, y un sol, que entraba y te daba una caricia en el invierno, miró a sus compañeros y dirigiéndose a todos en forma sobradora les dijo ¡Gracias…tontitos! Luego se recostó y estiró las piernas en su flamante nuevo y viejo pupitre marrón.

SIGO MÁS TARDE NO TOMES EN CUENTA POR EL MOMENTO LAS CORRECCIONES QUE SIGUEN

ME GUSTARÁ SABER SI ME SIGUES


**----Para Griselda Ferrari la vuelta al Cole pasa por la nostalgia, el recuerdo de cinco años que llevará por siempre en su memoria y en lo más profundo de su corazón, las amigas que serán para toda la vida, el día que dejó de ser niña, la fiesta de sus quince inolvidable y Juan Carlos…ese amor que parece inalcanzable a tan sólo dos bancos de distancia. La vuelta también trae un cambio importante para ella y todos los alumnos del colegio Manuel Belgrano de Merlo, es que hoy dejan el viejo y querido edificio de avenida libertador, ellos los egresados de 1985 tendrán el honor de inaugurar el nuevo edificio construido a unas pocas cuadras del actual, las autoridades quisieron inaugurarlo para principio de año pero no llegaron a tiempo con las obras que terminaron en mayo, así que optaron por inaugurarlo después de las vacaciones invernales y darle así más tiempo a los detalles finales.
Griselda cursaba el turno de la tarde, y junto a María del Carmen su mejor amiga y compañera de curso, no pudieron contener la emoción al pasar por el viejo edificio y detenerse un momento para mirarlo abrazadas y en silencio, dejando caer algunas lágrimas de recuerdos y nostalgia.

Llegaron a la puerta de su nueva escuela donde encuentran a sus compañeros, habían acordado entrar todos juntos y así lo hicieron. Al entrar se sorprenden con unas instalaciones muy amplias, un hall de entrada grande y muy bonito, decorado con globos azules y blancos, banderas argentinas y un gran cartel que les daba la bienvenida. Pero la sorpresa es mayor cuando acceden al patio y ven lo inmenso que es, como tres veces mayor al antiguo edificio.
Se miran entre ellos sonrientes, buscan en la multitud a sus conocidos de otras divisiones, se saludan se besan y abrazan y comentan lo bueno que está el nuevo colegio. Pero no sólo los alumnos están contentos, Marcela Valles la directora no puede ocultar la emoción de dirigir el nuevo establecimiento, y se lo hace saber a los chicos y chicas al dirigir unas palabras de bienvenida - ¡no saben lo contenta y emocionada que estoy!- fueron sus primeras palabras seguidas de aplausos y silbidos, luego el discurso usual en estos casos seguido del himno nacional, después la secretaría de dirección comenzó a indicar la ubicación de cada aula, Griselda y María del Carmen abrazadas escucharon que a su división 5to primera les tocaba en el segundo piso. Subieron corriendo las escaleras para llegar primeras a elegir lugar.
Una hermosa aula ante sus ojos se dejaba ver al abrir la puerta, todo nuevo, recién pintado y unos pupitres de madera hermosos y espaciosos que rápidamente corrieron a elegir, Griselda al medio junto a la ventana, con vista a toda la esquina de la escuela, el mejor lugar de todos.* ***
ESTE SALTO de ambiente y personajes desconcierta


Diego sentado cómodamente en su nuevo y viejo pupitre no dejaba de mirar a Cecilia.
Era muy hermosa, el cabello rubio como el sol, que caía(n) ondulado(s) sobre sus hombros, los ojos azules como el mar, una nariz perfecta, de labios seductores, una picara sonrisa y una tonadita Cordobesa compradora.
HABÍA ENTRADO (Entró al colegio el año pasado, recién llegadita de Córdoba, tenían una buena relación de compañeros, solían conversar de todo un poco, la cosa llegaba hasta ahí, pero Diego quería más, le faltaba dar ese paso para animarse a llevar la relación a algo más que una amistad, pero nunca encontraba el momento preciso ni el lugar indicado donde confesarle su amor. Mientras tanto Benítez el preceptor dialogaba con algunos de los chicos sobre que hicieron en las vacaciones, y en ese momento se ABRIÓ (abre) la puerta del aula, ¡Buenos días para todos los chicos de mi curso favorito! Se escuchó… Lorena Zarate, la profesora de matemática, tenía más pinta de modelo, que Valeria Maza, alta morocha pelo ondulado y ojos verdes, un cuerpo curvilíneo con escotes generosos a la vista, y faldas no muy cortas ajustadas a unas piernas torneadas vaya a saber uno en cuantas horas de gimnasio.
Diego la observaba y no podía evitar imaginarla con la cara de Cecilia, Lorena saludó a todos con una hermosa sonrisa incluido el preceptor y tomó asiento en el escritorio, conversó un rato con los chicos preguntando sobre las vacaciones y de lo preocupada que estaba por los incidentes en la escuela durante las mismas. Pero la sorpresa vino cuando les hizo sacar una hoja para evaluar como estaban con los números después de la pausa de mitad de año,
AHORA ENTIENDO LO DE LAS VACACIONES Y EL REGRESO AL COLEGIO


a los chicos no le gustó mi medio pero lo tomaron con calma cuando la profe les dijo que sólo era para tener una idea por donde hacer una "refrescada" de memoria. Fue algo sencillo nada del otro mundo un par de ejercicios donde Diego usó el pupitre a modo de borrador para hacer unas cuentas. Las demás horas quedaban libres así que fue breve la vuelta al Cole en el primer día después de las vacaciones de invierno.
 
hugodemerlo,16.05.2012
Muchas gracias ninive! me gusta, cuando lo termines
junto todo y lo vuelvo a editar! sigue leyendo y te darás cuenta del salto de ambiente y personajes.
gracias nuevamente y espero ansioso el resto.
 
ninive,17.05.2012
autor hugodemerlo
título: el pupitre marrón corrección 1

Terminaron las vacaciones DE INVIERNO, y para Diego Braña eso solo
significa una sola cosa, se VENÍAN (vienen) los últimos meses
de clases, la ultima mitad del año y se acabaBA el secundario,
PUNTP
F fueron unas buenas vacaciones,
el viaje de egresados estuvo de mil maravillas aunque algunas cosas no
salieron como las HABÍA PLANEADO (planeaba,)PUNTO Y COMA hablarle a
Cecilia HABÍA SIDO0 (era )el plan numero uno, pero no se
animó como en todo el año.

Saltó de la cama como un resorte,( con las vacaciones )había
perdido la costumbre de madrugar,PUNTO
D desde LA MUERTE DE LA MADRE HACÍA (que su madre falleció
hace ya) mas de tres años se encarga de algunas cosas de la
casa,PERO deL ( el) grueso de las tareas se encargaBA (Juana), una MUJER
(señora que viene) tres veces por semana,PUNTO

Irene LA (una) vecina de enfrente les prepara todos los días el
almuerzo y la cena para él y su padre, AQUÍ PUNTO

IRENE HABÍA SIDO (era) muy amiga de su mamá, y (sola )se
ofreció para la tarea sin aceptar un no como respuesta. DIEGO SE
(Se) preparó rápidamente una *tasa TAZA de café con
leche y salió apurado con una factura del día anterior en la
boca, era muy tarde ya, fue al garaje, tomó la bicicletaCOMA la
mochila y PEDALEÓ ( se dirigió como una flecha. PUNTO( para
la escuela)
El invierno PEGABA (pegó duro ESE
(ese) 2011 y esas cuadras había que hacerlas rapidito y bien
abrigado para no congelarse, llegó A LA ESCUELA justo cuando (Maria)
la portera cerraba la puerta de entrada.

EN UN RELATO LOS PROTAGONISTAS SECUNDARIOS QUE NO TIENEN MAYOR PESO EN LA
NARRACIÓN NO LLEVAN NOMBRES PARA NO CONFUNDIR. VALE LA MISMA
OBSERVACIÓN PARA
JUANA.

VOY NOTANDO HASTA AHORA GRAN INSEGURIDAD EN EL USO DE LOS TIEMPOS VERBALES.
CUENTAS ALGO DEL PASADO Y EL PRESENTE IMPERA. EL PRESENTE SE PUEDE USAR EN
UN ESCRITO EN PASADO PERO DEBE SER UN ARMA QUE REFUERCE LA ACCIÓN .
AQUÍ NO RESPONDE A ESA NECESIDAD. REFLEXIONA SOBRE ESTO

-¡Hola Dieguito justo a tiempo! ¿Cómo estuvieron esas
vacaciones eh? – Preguntó –buenísimas (María,) casi no
llego jaja – contestó –pasá, apurate que hace mucho
frío- le hizo un guiño (de ojo a Maria miró la gran
puerta del colegio pensando que era el ultimo invierno de escuela, donde
pasó cinco años maravillosos llenos de anécdotas y de
muchos amigos, unos mas MÁS otros menos que no olvidará
jamás.
Cinco años donde uno ENTRÓ entra siendo un niño y con
el correr de los años va experimentando cambios, se despiertan los
sentidos, la mente se abre el cuerpo se estira, las hormonas florecen por
todos lados dando paso al adolescente, al rebelde, al que todo lo puede, a
la competencia a la amistad, y por supuesto, al amor.
Diego Braña es (claramente)
EVITAR EN LO POSIBLE LOS ADVERBIOS TERMINADOS EN MENTE




( un ejemplo de esos cambios,) de aquel chico de rulitosCOMA desgarbado
COMA poco queda, tan solo los rulos, su sonrisa compradora y esos ojos
verdes de mirada sincera que cautivo a más de una chica,ESOS OJOS
que se iluminaban al paso de Cecilia, el amor inalcanzable (en todo el
año) y a tan solo dos bancos de distancia. Entró al aula
cuando todos sus compañeros estaban (ya )sentados y Marcelo
Benítez el preceptor pasaba lista, todos giraron la cabeza al verlo
entrar, (también) el preceptor (que al verlo) lo saludó y lo
llamó CON UN GESTO DE (haciendo señas con) la mano -
¡ah brañita vení que tengo algo para vos! - le dijo
sonriendo, también sus compañeros sonrieron y Diego
miró a todos con desconfianza incluido el preceptor - ¡no pasa
nada Ddieguito! – le dijo dándole confianza - lo que pasa es que
durante las vacaciones entraron unos pibes y rompieron algo del mobiliario
y tuvimos que reemplazar en forma provisoria con algunos muebles viejos del
depósito - Diego comenzó a girar la cabeza buscando su lugar
de siempre en el aula - en este salón sólo rompieron un
pupitre y bueno como llegaste último te tocó el reemplazo -
Diego observaba sorprendido sin poder emitir palabra alguna - es un pupitre
de la época en que se inauguró el establecimiento -
acotó Benítez - ¡me trajeron el pupitre de Sarmiento! -
soltó en voz alta y todos echaron a reír.

Se acercó, lo miró de arriba abajo le dio unas vueltas
observando los detalles, (lo )miró al preceptor Y a sus
compañeros y tomó asiento,PUNTO
SE( se) sintió cómodo de entrada, como pez en el agua,
tenía espacio de sobra COMA(y hasta) podía recostarse y
estirar las piernas cómodamente - yo por mi parte los prefiero a
estos – comenzó a decir Benítez ¡estos eran pupitres y
no los de ahora que serán muy modernos pero son incómodos y
apenas tienen lugar para apoyar una carpeta! - concluyó (el
preceptor) ¿Y, como se siente? Preguntó ¡Como en los
ochenta Beni! c(C)ontestó Diego, con esa confianza mutua que hay
entre docentes, y alumnos que están por egresar, otra vez, todos
echaron a reír, ¿Braña? Preguntó en voz alta
Benítez como pasando lista ¡Presente! Contestó Diego
sonriente con el brazo en alto.
Guardó sus cosas en el estante (de abajo), entraba de todo, las
carpetas, la cartuchera, las galletitas, el celular y hasta la netbook que
el gobierno les regalaba a todos los alumnos de último año.
Era un pupitre de los de antes, grande robusto de madera dura y pesada,
espacioso y muy cómodo, luego echó un vistazo a la ventana,
tenía la mejor ubicación del aula con una vista que dominaba
toda la esquina de la escuela, y un sol, que entraba y te daba una caricia
en el invierno, miró a sus compañeros y dirigiéndose a
todos en forma sobradora les dijo ¡Gracias…tontitos! Luego se
recostó y estiró las piernas en su flamante nuevo y viejo
pupitre marrón.

SEGUNDA CORRECCIÓN

Para Griselda Ferrari la vuelta al Cole pasÓ(a) por la nostalgia, el recuerdo de cinco años que **llevarIA por siempre en su memoria y en lo más profundo de su corazón, las amigas que **serÍán para toda la vida, el día que dejó de ser niña, la fiesta INOLVIDABLE de sus quince AÑOS (inolvidable) y Juan Carlos…ese amor que **parecÍAe inalcanzable a tan sólo dos bancos de distancia. La vuelta también trae un cambio importante para ella y todos los alumnos del colegio Manuel Belgrano de Merlo, es que hoy dejan el viejo y querido edificio de Aavenida DEL Llibertador, ellos los egresados de 1985** tendrÍANán el honor de inaugurar el nuevo edificio **construiÍdo a unas pocas cuadras )del actual,) AQUÍ PUNTO

L las autoridades HABÍAN QUERIDO (quisieron) inaugurarlo para principio de año pero no llegaron a tiempo con las obras que terminaron en mayo, así que optaron por inaugurarlo después de las vacaciones invernales y darle así más tiempo a los detalles finales.
Griselda cursaba el turno de la tarde, y junto a María del Carmen su mejor amiga y compañera de curso, no pudieron contener la emoción al pasar por el viejo edificio y detenerse un momento para mirarlo abrazadas y en silencio, dejando caer algunas lágrimas de recuerdos y nostalgia.

Llegaron a la puerta de LA (su) nueva escuela donde encuentran a sus compañeros, habían acordado entrar todos juntos y así lo hicieron. Al entrar se sorprenden con unas instalaciones muy amplias, un hall de entrada grande y muy bonito, decorado con globos azules y blancos, banderas argentinas y un gran cartel que les daba la bienvenida. Pero la sorpresa es mayor cuando LLEGAN (acceden) al patio y ven lo inmenso que es EL EDIFICIO, (como )tres veces mayor al antiguoPUNTO ( edificio.)
Se miran entre ellos sonrientes, buscan en la multitud MULTITUD E EXAGERADO a sus conocidos de otras divisiones, se saludan se besan y abrazan y comentan lo HERMOSO (bueno) que está el nuevo colegio. Pero no sólo los alumnos están contentos, Marcela Valles la directora no puede ocultar la emoción de dirigir el nuevo establecimiento, y se lo hace saber a los chicos y chicas al dirigir unas palabras de bienvenida - ¡no saben lo contenta y emocionada que estoy!- fueron sus primeras palabras seguidas de aplausos y silbidos, luego el discurso usual en estos casos seguido del himno nacional, después la secretaría SIN ACENTO EN LA I de dirección comenzó a indicar la ubicación de cada aula, Griselda y María del Carmen ***abrazadas
NO ME GUSTA ESTO, QUE YA ES LA SEGUNDA VEZ QUE LAS DESCRIBES ABRAZADAS

escucharon que a su división 5to primera les tocaba en el segundo piso. Subieron corriendo las escaleras para llegar primeras a elegir lugar.
Una hermosa aula ante sus ojos se dejaba ver al abrir la puerta, todo nuevo, recién pintado y unos pupitres de madera hermosos y espaciosos que rápidamente corrieron a elegir, Griselda al medio junto a la ventana, con vista a (toda )la esquina de la escuela, el mejor lugar de todos.
COMO ENTIENDO QUE ESTE PÁRRAFO ES EN OTRA ÉPOCA SUGIERO QUE LO ESCRIBAS EN CURSILLA

Diego sentado cómodamente en su nuevo y viejo pupitre no dejaba de mirar a Cecilia.
Era muy hermosa, el cabello rubio como el sol,( que caía(n) ondulado(s) sobre sus hombros, los ojos azules como el mar, una nariz perfecta, de labios seductores, una picara sonrisa y una tonadita Cordobesa compradora.
HABÍA ENTRADO (Entró al colegio el año pasado, recién llegadita de Córdoba, tenían una buena relación de compañeros, solían conversar de todo un poco, la cosa llegaba hasta ahí, pero Diego quería más, le faltaba dar ese paso para animarse a llevar la relación a algo más que una amistad, pero nunca encontraba el momento preciso ni el lugar indicado donde confesarle su amor. Mientras tanto Benítez el preceptor dialogaba con algunos de los chicos sobre que hicieron en las vacaciones, y en ese momento se ABRIÓ (abre) la puerta del aula, ¡Buenos días para todos los chicos de mi curso favorito! Se escuchó… Lorena Zarate, la profesora de matemática, tenía más pinta de modelo, que Valeria Maza, alta morocha pelo ondulado y ojos verdes, un cuerpo curvilíneo con escotes generosos a la vista, y faldas no muy cortas ajustadas a unas piernas torneadas vaya a saber uno en cuantas horas de gimnasio.
Diego la observaba y no podía evitar imaginarla con la cara de Cecilia, Lorena saludó a todos con una hermosa sonrisa incluido el preceptor y tomó asiento en el escritorio, conversó un rato con los chicos preguntando sobre las vacaciones y de lo preocupada que estaba por los incidentes en la escuela durante las mismas. Pero la sorpresa vino cuando les hizo sacar una hoja para evaluar como estaban con los números después de la pausa de mitad de año, a los chicos no le gustó mi medio
pero lo tomaron con calma cuando la profe les dijo que sólo era para tener una idea por donde hacer una "refrescada" de memoria. Fue algo sencillo nada del otro mundo un par de ejercicios donde Diego usó el pupitre a modo de borrador para hacer unas cuentas. Las demás horas quedaban libres así que fue breve la vuelta al Cole en el primer día después de las vacaciones de invierno.

Por su lado Griselda estaba "chocha" con la ubicación en el aula y el flamante pupitre que estrenaba, la mismísima directora hizo su aparición en el aula para darles la bienvenida a la nueva "casa" y todos se pusieron de pié inmediatamente al verla ingresar. Había mucho respeto en ese entonces de los alumnos para los docentes y ni hablar hacia la directora! Pero con Marcela había un trato especial, era una directora "copada" como decían los chicos, se llevaba muy bien con ellos y solo vino para decirles que estaba orgullosa de ellos, que tenían el honor de** (de) eStrenar el nuevo establecimiento ELLOS, LOS (y los) primeros en egresaDOS.(r del mismo.) ¡Bueno! Dijo Griselda - en realidad a mi pupitre ya lo estrenaron, hicieron unas cuentas acá veo, y encima están mal ja - con lo que sus compañeros y la dire se rieron. La tarde pasó volando Griselda comenzó a guardar sus cosas y antes de levantarse del pupitre miró otra vez la cuenta que habían dejado en el, tomó un lápiz la corrigió y dejó una nota "el proceso está bien sólo te equivocaste en la coma, saludos Cecilia"



A las 7:00 en punto de la mañana la canción "satisfaction" comenzó a sonar en el iphone de Diego, que como buen "rolinga" que era la había elegido para levantarse todas las mañanas. La dejaba sonar mientras se cambiaba para la escuela tomaba un desayuno se cepillaba los dientes y hasta improvisaba unos pasos de baile dignos de miguelito Jagger. Ya en la escuela se juntaba con sus amigos en la puerta charlando de todo un poco pero básicamente los temas eran siempre los mismos, fútbol y mujeres en general, aunque por la cabeza de Diego sólo daba vueltas un nombre, Cecilia.
Ya dentro del aula cada uno iba ocupando su lugar mientras se hacían las bromas de siempre PUNTO Y COMA alguna cargadaCOMA un papelito que volaba y algún apodo en vos alta que venía desde el fondo del salón y generaba la risa (automática) general. ¡Ah bueeeno! Fue la exclamación de Diego al sentarse y ver en su pupitre la cuenta de ayer corregida más una nota dirigida a el por una tal Griselda. ¿Que pasa ché? Le pregunto el narigón Navarro sentado detrás suyo ¡Nada mira, una minita de la tarde me corrigió la cuenta! Parece que tiene razón jaja, ya te contesto... ¿Griselda? ¡Encima nombre de vieja ja!Al mediodía a Griselda le gustaba almorzar mirando el show de los tres chiflados, luego Ramona la ayudaba con el guardapolvo que se abrochaba en la parte de atrás, era la señora que desde hace más de quince años trabaja en la casa y prácticamente la crió porque sus padres trabajan todo el día. Luego la acompañaba a tomar el tren ya que Griselda venía de Moreno a estudiar, siempre aprovechaba el viaje para hacer las tareas del Cole o pasar en limpio alguna cosa
Mientras en su walkman Sonaban "The Beatles" su banda favorita. En el aula sentada mirando el pupitre acusó recibo de un mensaje "Hola maestra ciruela, gracias por la corrección, con razón no me daban los números jaja, saludos" firmaba un tal Diego. Y así fue que por esas cosas que no pueden explicarse, donde el universo y el tiempo se transforman en cómplices de lo imposible, así comenzó una relación entre Griselda en 1985 y Diego en 2011 a través de mensajes en un pupitre nuevo para ella viejo para el, donde los días pasaban y los mensajes iban y venían viajando por el tiempo sin que ellos lo supieran, plasmados con tinta azul en aquel mágico nuevo y viejo pupitre marrón.
¿Como eres? -rubia pelo largo de ojos verdes- ¿Y vos? -morocho con rulos y ojos pardos ¿Banda? The Beatles - yo los Rolling ¿Color? Azul ¿Vos? Verde. Y así siguieron con los gustos y preferencias hasta que un día comenzaron las preguntas más personales ¿Tenés novio? No pero me gusta un pibe que no me da bola ¿Y vos? No yo tampoco tengo novio - jaja que gracioso - jaja también estoy sin novia, me gusta una chica pero no me animo a hablarle- consejo de mujer, hablale antes que te "soplen" la dama - uno de estos días Griselda uno de estos días - contesto el.
Pasaban los días pasaban los mensajes y también las bromas ¿Che Diego, está buena tu novia invisible? Gritaron desde el fondo del aula ¡Y como va saber sí no pude verla! Gritó otro causando la risa general en el salón. ¡Bah cállense, eso es envidia! Les dijo Diego, pero la broma trajo lo que era inevitable, quería conocer a Griselda y así se lo hizo saber
¿Que te parece sí nos conocemos personalmente? Leyó Griselda una tarde en el pupitre, y no dudó un segundo la respuesta ¡Dale! Contesto ella ¿Donde te parece? Preguntó Diego, Griselda miró por su ventana y sonrió ¡El viernes cuando salgo en el kiosco de la esquina! Le contestó ¡Buenísimo, dale tengo ganas de conocerte! Y así, después de un par de semanas de tinta derramada en el pupitre, esa se convirtió en su primera cita.

ESTOY MUY CONFUNDIDA NO CONSIGO PONER EN SU LUGAR LOS PEDAZOS DEL ROMPECABEZAS. VEREMOS MAÑANA CUANDO SIGO.

 
hugodemerlo,17.05.2012
!VAMOS NINIVE! vas bien, yo te diría que lo leas primero todo de un tirón, así te vas a dar cuenta!
besos
 
ninive,19.05.2012
Por supuesto la cita fue un fracaso ¿Y ustedes que esperaban? Griselda en su ventana de 1985 veía el kiosco de la esquina, en cambio Diego en la suya de 2011 el kiosco ya no estaba, en su lugar había una casa de repuestos de auto, para Diego el kiosco era en la otra esquina donde esperó a Griselda en vano, vio pasar muchas chicas con la descripción de ella, hasta la madre de Cecilia pasó en su auto y lo saludó con la mano alejándose lentamente mirándolo por el espejo retrovisor. Lo mismo hubiera sido sí SIN ACENTO el kiosco continuaba en la otra esquina, de todas maneras él la esperó un largo rato, hasta que el sol que lentamente iba desapareciendo detrás de la escuela y el frío de agosto le dijeron que ya era hora de retirarse.
Para Griselda en 1985 las cosas fueron algo parecidas obviamente, lo esperó sentadita en el escalón de entrada al kiosco con un chupetín en la boca y la carpeta de matemáticas sobre sus piernas haciendo la tarea. Los chicos pasaban y se cansó de ver morochos con rulos hasta Juan Carlos el chico que le gustaba, quién se acercó a saludarla y preguntarle sí necesitaba algo, ella para darle celos le dijo que estaba esperando a un chico. Hasta que la tarde empezó a caer Y Griselda empezó a caminar lentamente hacia la estación de tren, mirando y dándose vueltas cada tanto con la esperanza de que Diego viniera tras ella.
El día siguiente los encontró a los dos sentados frente al pupitre, pensantes, mirando al vacío, un poco tristes un poco defraudados, con pocas ganas de hablar, y mucho, pero mucho menos con ganas de escribir.

Pasaron unos días así, como una parejita de novios que se habían peleado ¡Y jamás se habían visto las caras! Pasaban los días y el pupitre no hablaba, limpio inmaculado ni una cuenta ni un dibujo siquiera. Hasta que Diego como buen caballero que era tomó la iniciativa y se hizo oír o mejor dicho leer ¿Que pasó? Fue lo primero que Griselda leyó en su pupitre después de varios días - nada, yo estuve ahí esperando sentada - ¿Pero como? Yo esperé hasta tarde y no te vi. - ya veo evidentemente hubo mal entendido alguna confusión que terminó en un desencuentro - escribió Griselda como para calmar un poco los ánimos y tratar de restablecer esa extraña relación con alguien que no conocía, alguien a quien sentía tan lejos y tan cerca al mismo tiempo, ¿Que era Diego? Se preguntaba ¿Un amigo, un confidente? Por lo pronto sentía que era necesario seguir con esta especie de amistad a ciegas, así que no dudó en hacérselo saber ¡Diego hagamos borrón y cuenta nueva, no quiero que perdamos este hilo por un desencuentro, me encanta esta forma original de relación, me gusta *escribiste* ESCRIBIRTE y que me escribas, es como una especie de diario íntimo que me contesta. Diego sos alguien que al no tenerlo frente a frente me animo a contarle cosas y profundizar en temas que no toco siquiera con María Elena!
Una gran sonrisa se le dibujó en el rostro a Diego al ver la nota de Griselda, y en parte era porque le pasaba lo mismo que a ella, sin querer había conocido *A alguien a quién contarle cosas que a nadie más le contaría, no la podía ver pero sentía su presencia, hubo veces que sentía tenerla al lado, eran momentos raros pero que a el le hacían bien, y así se lo hizo saber a Griselda contándole todo, con lo cual quedó restablecida la relación y al pupitre comenzaron a sacarle viruta las letras, eso sí, con la promesa de encontrarse en algún momento y lugar a confirmar, mientras dieron rienda suelta a toda la imaginación echa tinta en su pupitre marrón.

Un día a Griselda se le ocurrió algo genial, le propuso a Diego ya que a el le gustan los Rolling y a ella los Beatles, el fin de semana escuchar a full las dos bandas, el sábado The Rolling Stones el Domingo The Beatles, a Diego le encantó la idea y era una forma de sentir que estaban juntos. Y pusieron manos a la obra, el puso una lista de temas de los Rolling y ella la de los Beatles, y cumplir el orden a rajatabla. Griselda fue y se compro dos cassette marca TDK "los mejores" en un pequeño local que se había inaugurado hace muy poco a la vuelta del cine sobre la calle Maipú, se llamaba "la casa del audio" a Diego le hacia falta hace rato ya, un pendrive nuevo, así que fue derechito a la Avenida al lugar donde en otros tiempos funcionaba el cine de Merlo y ahora se encuentra una de las cadenas de electrodomésticos más grande del país, su nombre "la casa del audio"
Griselda fue a lo de su primo Daniel VUEVO A RECORDARTE QUE SAQUES LOS NOMBRES DE LOS PERSONAJES QUE NO FUGURARÁN MUCHO EN EL TEXTO.
que era DJ y le pidió que le grabara una banda en cada cassette respetando la lista. Diego en cambio llegó a su casa prendió la computadora y se bajó al pendrive uno por uno los temas de la lista. Las instrucciones eran precisas, la función debía comenzar a las 10 hs en punto.
Griselda estaba frente al equipo de audio que la familia tenía en el living, esperando que en la radio de la cocina sonara el top de las diez para darle play a la casetera.
Por su lado Diego tenía en la mano el control remoto del estéreo del auto con el pendrive en el puerto USB preparado, esperando que sonara el top de las diez en la radio de su iphone.DEMASIADOS DETALLES TÉCNICOS SUPERFLUOS

Exactamente a las diez de la mañana el top se escuchó en ambas radios de ambos años, y al mismo tiempo por un lado un dedo hizo bajar una tecla de una casetera y por otro lado un dedo presionó un botón de control remoto, entonces el tema "she's so cold" de los Rolling empezó a sonar y con él la rienda suelta de Diego Griselda.
Todo estaba minuciosamente programado, los dos debían vestirse con ropa de batalla y hacer algo productivo en la casa, Griselda se vistió con unos trapos viejos que tenía, un delantal que le pidió prestado a Ramona y hasta se ató un pañuelo en la cabeza, entonces comenzó a limpiar toda la casa, barriendo baldeando y pasando la lustradora al pasito de los Rolling.
Por su lado Diego se puso un viejo overol del padre unas botas para el agua y comenzó a lavar el auto y a limpiar el garaje haciendo el pasito de gallina que le salía mejor que al mismísimo Jagger, hasta jugaba con la punta de la manguera como micrófono. Una en la casa el otro en el auto, franela va plumero viene, los dos al mismo tiempo en una sincronía perfecta de ballet y la precisión de un reloj Suizo que sí se pudieran juntar las imágenes se vería como al levantar los brazos parecería que se tomaran de las manos.
Y así pasaron el sábado, limpiando, bailando, riendo y sabiendo que alguien más estaba haciendo lo mismo en otro lugar y al mismo tiempo, que los hacia sentir juntos, lo que no sabían, era que justamente el tiempo era quién los mantenía separados. COMPRENDO EL JUEGO DEL TIEMPO PERO HASTA AHORA NO LE ENCUENTRO GRACIA

El Domingo era el turno de los cuatro de Liverpool, y Griselda confeccionó una lista con temas suaves, el plan era Sábado fiesta en sincronía, pero el Domingo era para la reflexión, no había reglas horarias cada cual en su rutina Dominguera pero escuchando los temas y meditar, pensar uno en el otro y tratar de entender que era esto que les estaba pasando, ¿Como pude ser que alguien a quién no conozco me tenga atrapado así? Se preguntaban, ¿Hasta donde los iba a llevar esta extraña relación?
De lo que nunca dudaron y siempre estuvieron de acuerdo, era que a los dos les hacia bien. Cada uno tenía un amor frustrado, y lo tenían ahí, delante de sus ojos al alcance de la mano en formas parecidas pero inversa, el no se animaba y a ella no se le animaban, pero entre ellos se animaban a todo, se contaban todo, y todo esto en algo tenía que terminar.

En fin, la tarde del Domingo se iba cerrando, y el frío de Agosto aceleraba el síndrome del fin de semana con el comienzo del Lunes , y por esas cosas del destino, de sí existen o no las coincidencias y vaya uno a saber que titiritero maneja los hilos del tiempo , Griselda llamó por teléfono a su amiga María del Carmen, y para cortar con tanta meditación fueron al "Gran cine de Merlo" se había estrenado "Volver al futuro" Diego saltó de la cama cortando con tanta reflexión, llamó al narigón Navarro y se fueron al cine del plaza oeste, se re estrenaba "Volver al futuro en 3D".
La siguiente semana fue para contarse las locuras y las reflexiones de cada uno, se rieron de la vestimenta y los pasitos de baile y se pusieron serios a la hora de opinar sobre la relación. También hubo comentarios sobre la coincidencia de ir al cine y Griselda opinó lo loco que era eso de viajar por el tiempo, ¡Mira sí hubiese forma de hacer algo así! Comentó, lo que no le quedó claro fue lo del "3D" ¡Este pibe escribe raro! ¿La fue a ver el domingo o la fue ver hace tres días? Se preguntó. En fin, pasaron unos días y Griselda tuvo otra idea genial, dejar de escribirse por dos semanas *****haber **** A VER que PASABA (pasa,) Diego primero pensó que había un "desgaste" de pareja pero luego analizó la situación y le pareció una buena manera de medir cuanto podrían llegarse a extrañar, así que aceptó la propuesta y se vendrían dos semanas sin tinta y sin goma de borrar.

El intervalo vino bien, por un tiempo dejaban de pensar en el otro y se dedicaron a resolver cuestiones del amor, Griselda con Juan Carlos y Diego con Cecilia, o por lo menos eso es lo que intentarán hacer. A ella no le iba nada bien, Juanca como ella lo llamaba era tímido, un pibe inteligente pero poco "ducho" en el tema de mujeres, y la lentitud de Juan Carlos acabó con la paciencia de Griselda que dio por terminada la novela. Con Diego pasaba todo lo contrario y justamente un consejo de Griselda "te pueden soplar la dama" le había dicho en su momento, lo motivó para llegar al corazón de Cecilia. Unos cruces de mirada y unas cómplices sonrisas lo dejaron en la puerta, y un par de chocolates y un poquito de Neruda lo ayudaron para abrirla. Justo un 21 de septiembre, y la primavera de Vivaldi soñaba en sus cabezas. Todo estaba dicho, cupido dejó en el suelo arco Y flecha y los atravesó con una lanza.

ESTA PARTE QUE ANIALICÉ HOY ESTÁ MUY BIEN DESDE EL PUNTO DE VISTA REDACCIÓN Y SINTAXIS SE VE QUE VAS ENTRANDO EN CALOR DEL TEMA Y YA LO DOMINÁS.


 
hugodemerlo,19.05.2012
¡Gracias! En esta página, uno va aprendiendo de los demás,pero me falta muuuucho mucho todavía!
 
ninive,20.05.2012

Griselda tomó una decisión definitiva, talvez TAL VEZ apurada COMA pero inteligente y obvia, estaba en medio de una relación extraña con alguien que nunca había visto en persona, alguien que la hacia sentirse bien que compartía cosas que a nadie más le contaría, era algo loco pero que no llevaba a ninguna parte, además ahora Diego tenía alguien más importante en quién pensar, y ella no quería causarle problema alguno con Cecilia, no FUERA A (vaya) ser cosa que por ella PELEARAN (vayan a pelearse) pensaba. Le contó a Diego su decisión de abandonar las notas, de dejar esto como algo lindo que les pasó y quedará en una hermosa anécdota para contarle a sus hijos el día de mañana, le escribió su última nota entre lágrimas, terminando con un "hasta siempre" y firmando como Griselda Ferrari. Era la primera vez que escribía su nombre completo.
Diego leyó la nota al otro día y le cayó como un baldazo de agua fría, no estaba dispuesto a perder la amistad de alguien a quién quería, aún sin conocerla, que además lo HABÍA AYUDADO (ayudó en cierta manera con Cecilia. Escribió una nota a Griselda haciéndole saber que no estaba dispuesto a perderla, así que tomó la firme decisión de esperar en el pupitre hasta que FUERA (sea )la hora de de entrada de Griselda. Sí o sí la iba a conocer, la decisión era firme e irrevocable, y firmó la nota con nombre y apellido también por primera vez.
TENDRIAS QUE repasar el uso de los tiempos verbales. Los argentinos hablamos mal pero al momento de escribir hay que PONER ATENCIÓN. CONSULTA UNA GRAMÁTICA .


Diego cumplió su promesa y se quedó a esperar a su amiga sentado en el pupitre, la portera le dijo que no podía quedarse que tenía que dejar la escuela para la entrada de el tumo tarde.
Diego se negó rotundamente y la portera tuvo que llamar a la directora quién vino de inmediato sorprendida con la decisión de Diego un buen alumno que nunca tuvo problemas de conducta en la escuela, un chico querido por profesores y compañeros, así que llegó al aula le preguntó de buena manera que QUÉ pasaba, Diego le contó todo con detalle y le suplicó que lo deje que era la única manera de encontrarse de una vez por todas con Griselda. La secretaría de dirección por las dudas había llamado al padre de Diego quién vino enseguida para ver a su hijo que estaba llevando a cabo un acto de rebeldía inesperado, mientras los chicos del otro turno comenzaban a llegar y se encontraban con la sorpresa, con Diego sentado en el pupitre y sin intenciones de abandonarlo hasta conocer a Griselda. La directora y el padre de Diego discutían parados frente al pizarrón, una chica llamada Malena le reclamaba el lugar a Diego quién se lo negaba y aseguraba que ella no era la dueña del pupitre, en eso entró Cecilia quién siempre respetó a su novio y nunca preguntó del tema, todo eran gritos y discusiones en el aula y en ese clima( entra) ENTRÓ al aula la madre de Cecilia, pidiendo calma a todos los presentes, el padre de Diego giró para verla y abrió los ojos bien grandes ante la sorpresa ¡Pero mirá vos, dichosos los ojos que te ven! , ¡Griselda Ferrari, tanto tiempo!..


Diego quedó helado ante semejante noticia mirando fijamente a la madre de su novia.
Griselda saludó a Juan Carlos el padre de Diego pero su mirada estaba clavada en el pupitre, Diego se puso de pié y no dejaba de mirarla ¿Entonces usted...perdón vos sos Griselda? Preguntó y ella afirmó con la cabeza ¿Entonces viejo vos sos Juan Carlos? Preguntó a su padre - sí hijo ¿Estas bien? - contestó preocupado. Griselda se dirigió a todos y pidió que los dejaran solos, miró a Juan Carlos, a la directora y le hizo señas de que todo estaba bien - después les explico - les dijo, la directora aceptó y todos dejaron el aula, entonces Diego y Griselda quedaron solos frente a frente.
Diego la miraba veía a la madre de Cecilia y no entendía nada, el esperaba a Griselda una chica de su edad que debería sentarse en su pupitre en el turno de la tarde, ¡Esperaba alguien de mi edad! ¿No entiendo nada? Dijo ¿Que está pasando acá? Preguntó, Griselda le pidió que TOMARA (tome) asiento y ella se sentó en el de al lado, ¡Acá se sentaba María del Carmen! Comenzó diciendo ¿No entiendo como es posible todo esto? Preguntó Diego - tengo una teoría - contestó Griselda y siguió hablando - hoy escribiste tu último mensaje que yo voy a leer en un rato pero hace 26 años - Diego escuchaba atentamente - esa tarde llegué y encontré tu nota pero vos no estabas obviamente, esperé un rato y salí al pasillo pensando encontrarte, volví a sentarme, miré la nota otra vez y vi. por primera vez tu apellido le pregunté a Juan Carlos sí tenía un hermano, primo o pariente con ese nombre, mi siquiera sabía que había un Braña en el turno tarde.

¿Y entonces? Preguntó Diego, - entonces nada - siguió contando Griselda; me dije ya está ya fue no escribo más ya me despedí, esto fue lo último una vez más no pudimos vernos así que se terminó, le dijo mirándole a los ojos y siguió contando; y así fueron pasando los días llegó el fin de clases nos graduamos y adiós secundario. Diego era todo oídos, golpearon la puerta y la directora se asomó para preguntar sí todo estaba bien, Griselda contestó que todo estaba muy bien y que les diera un par de minutos más a lo que la directora accedió amablemente diciendo que se TOMARAN (tomen) su tiempo, los chicos de la tarde iban a la sala de computación. Griselda y Diego se relajaron un poco, pasó el momento de tensión y ya más distendidos sentados en su banco Griselda siguió contando.
Ese año pasé las fiestas y las vacaciones con toda mi familia en Córdoba, como casi todos los años en la casa de mi abuela, fue uno de los mejores veranos de mi vida sino el mejor, me hice muy amiga de Mariela quién vivía y vive aún frente a la casa de mi abuela! Diego seguía atentamente la historia de Griselda ¡ El verano terminó y convencí a mis viejos para quedarme unos meses con mi abuela, todavía no sabía que QUÉ iba hacer con mi vida, sí quería estudiar o ponerme a trabajar, por lo pronto la pasábamos bomba con Mariela, los fines de semana íbamos de boliche en boliche! Diego soltó una leve carcajada, disfrutaba del relato ¡Al final fue mucho más que un par de meses, con Mariela comenzamos la carrera de derecho en Córdoba capital, me enamoré de las sierras los arroyos y también de un Cordobés que conocí en la facu! Entonces rompieron ambos en carcajadas ¿Así que sos abogada? Preguntó Diego ¡Así es, pasaron los años y nos recibimos de abogados los tres, el Cordobés también y ahora es un Juez muy respetado en Córdoba! Y continuó ¡Entre los tres pusimos un estudio jurídico, y con Lucas así se llama el Cordobés, decidimos que era hora de QUE NOS CASÁRAMOS (casarnos), nunca me olvidé de vos, Mariela sabía todo, cuando quedé embarazada ella me acompañó a la última ecografía donde nos enteramos que iba a tener una nena, nos miramos yo no tenía duda alguna se iba a llamar Cecilia!
A Diego se le erizaba la piel, y advirtió que algo comenzaba a tomar forma ¡Por supuesto Mariela fue la madrina obviamente; pasaron los años fui muy feliz la mayoría de ellos, y digo fui porque el amor con el Cordobés llegó a su fin, él comenzó una meteórica carrera en la política y en la justicia que lo llevó hasta el cargo de Juez de la Nación! Diego puso cara de serio ¿Estas divorciada? ¡Sí! Contestó Griselda ¡Cuando me separé sentí que no tenía nada más que hacer en Córdoba, entonces tomé la decisión de volver a Buenos Aires!


Le tomó la mano a Diego ¡Desde ese verano que me fui al terminar el secundario jamás volví a Buenos Aires, ni una sola vez, había perdido por completo todo vínculo con mis amigos de entonces, con mis compañeros del secundario y mis vecinos del barrio, Mariela mi fiel y gran amiga vino conmigo, me dijo - una vez te quedaste por mi ahora yo me voy por vos.
y así fue, abrimos un estudio jurídico en Moreno y compramos una casa, ella iba y venía de Córdoba a Buenos Aires, para ver a la familia y ente esas idas y venidas conoció un buen muchacho con quién se casó y hoy viven felices allá en Córdoba frente a la casa de mi abuela donde la conocí! Griselda sacó una botella de gaseosa de la cartera que compartió con Diego y continuó
¡Un día estábamos mirando vidrieras con Cecilia en el Shopping de Moreno hace unos cuatro años de esto, Ceci se probaba un pantalón y yo salí a ver un modelo que me había gustado en la vidriera, chocamos con una señora en la puerta, le pedí disculpas y cuando nos miramos no lo podíamos creer...María del Carmen mi mejor amiga en toda la secundaria parada frente a mi!
Diego estaba con la boca abierta ¡No sabes, nos pusimos a charlar como dos viejas chusmas de barrio, tantos años sin vernos tantos recuerdos que me venían a la mente y cuantas sorpresas por venir, y la primera venía caminando, un hermoso chico de unos trece años aproximadamente se acercó a María y le pidió dinero, ella sacó cien pesos de su cartera y se los dio! ¿Quién es pregunté? ¡No me digas que es tu hijo! pregunté, A Diego le brotaron un par de lágrimas ¡Síii es mi hijo! Contestó ella emocionada ¡Nunca me olvidé de vos Griselda, y en tu honor se llama Diego! Me dijo ¡Diego Braña! ¿Te acordás de Juan Carlos? ¡Bueno vos te fuiste a Córdoba y nunca supimos más nada, yo seguí medicina me recibí puse un consultorio y no sabes, un día mi secretaría me dice, te queda el último y terminamos, era Juan Carlos no lo podía creer y charla va charla viene terminamos saliendo y luego nos casamos!
Yo quedé muda como vos le dijo Griselda a Diego que no salía de su asombro y no podía con las lágrimas ¡No te puedo creer! Dijo ¡Yo tampoco, imagínate! Dijo Griselda ¿Y vos? Me preguntó María del Carmen ¡Yo comencé a contarle mi historia hasta que ceci me hizo señas con la mano desde el probador! ¿Y ella? Preguntó sonriendo ¡Ella es mi hija, se llama Cecilia! Contesté y las dos quedamos mudas un momento, fui hasta el probador le di dinero a ceci para el pantalón, le dije que encontré una vieja amiga y que la esperaba en la cafetería.
¡Fuimos a tomar un café y hablamos de todo un poco, de nuestras vidas, nuestros trabajos de nuestros hijos y de las coincidencias! Dijo Griselda ¡Pasamos un largo rato hablando, nos pasamos los teléfonos y quedamos en llamarnos para una salida juntas! Continuó diciendo ¡Pasó un tiempo, la llamé varias veces y no podía comunicarme, el celular me daba como sí estuviese apagado y después de un tiempo dejé de llamar, pensé que tenía mal el número pero un día suena mi celular, era el número de ella pero el que habló era Juan Carlos, estaba llamando uno por uno a los contactos y así fue como enteré del accidente.
Fue un balde de agua fría, peor aún enterarme que el accidente fue el día que nos encontramos! ¡Después de tantos años había encontrado a mi amiga y volvía a perderla, todo el mismo día, esta vez para siempre!
¡Pero como maneja el señor nuestros destinos! ¿Quién lo sabe? Pasaron los años y Cecilia vos terminaron en la misma escuela la misma división y la misma aula ¿Coincidencia? Nosotros comenzamos con los mensajes después de las vacaciones de invierno, Cecilia me contó que durante las vacaciones rompieron muebles en la escuela y que a un chico le tocó un viejo pupitre mediante el cual se dejaban mensajes con una chica de la tarde! ¡Está pasando me dije, el pupitre es el pupitre! diego miraba a Griselda y al pupitre ¡Ese no es cualquier pupitre Diego, estas sentado en el mismo lugar que yo ocupaba y este era mi pupitre!

¡Cecilia me contaba y todo era tal había sucedido hace 26 años! Diego la interrumpió ¿Entonces aquel día en el quiosco de la esquina? ¡Sí! Dijo Griselda ¿Pensás que me iba a perder nuestra primera cita? ¡Primero pasé por acá! Señalando en la ventana la esquina ¡En mi época ahí estaba el kiosco, y primero pasé por acá que tonta! ¡Después me acordé del kiosco acá en la otra esquina, y ahí estabas...tal cual una vez te imaginé! ¡Se me partía el alma al verte la carita por el espejo del auto, hasta tenía ganas de bajarme y correr a contarte todo esto!
¡También pasé en un remis ese sábado que lavaste el auto, fue algo mágico! ¡Y pensar que bailamos al mismo tiempo con 26 años de diferencia! Diego se levantó del pupitre ¡Siempre quise conocerte, saber quién era esa chica, como era su cara, su sonrisa...su mirada! Diego la miraba a los ojos ¡Y poder abrazarla! Griselda se levantó ¡Podes abrazarme ahora sí querés! Y se fundieron en un interminable abrazo ¡Y sí querés ver como era! Diego asintió con la cabeza
¡Podemos ir a casa, tengo muchas fotos para mostrarte! Dijo ella ¡Hasta tengo fotos tomadas acá...en nuestro pupitre! ¿Estas segura que era tu pupitre? Preguntó el ¿Con todo esto que pasó tenés alguna duda? Dijo ella ¡Es mi pupitre y lo reconocería en cualquier lugar! ¿Sabías que se levanta la tapa? ¿No me digas? Dijo el con una mueca de cómo no me di cuenta ¡Fíjate por adentro tiene unos ganchitos ocultos! Diego se agachó metió la mano corrió los ganchos y levantó la tapa, una gran sonrisa dibujó su cara, en letras bien grandes y talladas con un cortaplumas, a pesar del tiempo se podía leer "Diego y Griselda amigos para siempre".
Se quedaron un momento abrazados mirando el pupitre en silencio, y abrazados fueron caminado lentamente hacia la puerta ¿Griselda...? ¿Sí Diego? ¿Vos crees que en el depósito podamos encontrar el pupitre de mi vieja? Dejaban atrás la puerta del aula, y un rayo de sol que entró por la ventana iluminaba al viejo pupitre marrón...


COMO VES LA MATOR[IA DE LAS CORRECCIONES SON SOBRE LOS VERBOS. HAY QUE OCUPARSE SERIAMENTE DEL USO.

TE PONGO EN L.D/V EL RESTO
 
efelisa,29.05.2012
Encuentro este rinconcito, y me sumo a la lista de Ninive para recibir las correcciones correspondientes, supongo que los verbos, y todo lo que falte y todo lo que sobre. Acepto todo de buen grado para aprender
 
efelisa,29.05.2012
El Rulo se murió de repente de algo que se llama: los parámetros normales dejaron de funcionar. Así de repente, y hubo algo como se diagnostica en jerga médica: Un síndrome paro cardio respiratorio no traumático.
No le dispararon. No murió de un AVC al cerebro. No lo atropello un auto ni un colectivo. No se le cayó arriba una pared o un árbol. No tomo de más, ni de menos tampoco.
El Rulo era el albañil de confianza de Mariano, el médico del pueblo de La Lonja. El Rulo era todo lo confianzudo que podía ser alguien dotado de un gran carisma para ser puntero político. Albañil de oficio y corazón. Construía hoy lo que se destruiría por la noche, para volverlo a construir mañana. Y además sacar a los muertos de ese cementerio, porque”… no es vida la que llevan esos pobres muertos…”
La Lonja, pueblito de provincia, con dos calles asfaltadas y lo demás de barro. Unas almas a las que no hace falta contarlas para que no integren el censo, que se dedican ni más ni menos que a su vida cotidiana. Así tampoco pasarían a ser ciudadanos para oblar impuestos, ni rédito a la tierra no trabajada. Todas esas almas necesitadas del deambular de “El Rulo por las calles sin asfalto.
Y ¿qué es la necesidad? Potencia y carencia, como diría una trabjadora social, eso es la necesidad. Y nada digo de las necesidades básicas insatisfechas, porque eso sería irme a algún otro costado de la narración.
Las necesidades son alimentación abrigo, cariño y cobijo. La alimentación es utilísima para cuando hay que crecer saludable y con las neuronas atiborradas de ideas. Y el cariño ni le cuento, que sí hace falta. Hace falta porque los niños que nacen en los orfanatos se mueren por hospital ismo y eso que tiene leche, lo que no tienen es alguien que los acune en sus brazos. O sea que si les falta cariño se mueren de eso. Ya lo habían detectado hace muchísimos años y le dieron ese vocablo que se llama hospitalismo, y marasmo. Bueno se me fue el hilo de la historia. Ah! si El Rulo
Para mí que Al Rulo le faltaba cariño. De la madre no creo, porque la vieja era sensiblera al mango. Pero vio ese afán autodestructivo que tenemos todos, que no complacemos a nuestros padres, y que si no nos sale como queremos estamos fritos, y no sabemos nada y somos unos fracasados, y anda a cantale a la resiliencia.
“El Rulo” se murió de eso mencionado más arriba, y todo el pueblo de “La Lonja” fue a su funeral. Todos se conocían, así que no fue necesario, que enviaran a alguien para llevar el féretro, porque había gente de sobra, y a todos “El Rulo” había beneficiado con algo. O sea todos habían sido tocados por la mano misericordiosa y generosa de “el Rulo”.
Especialmente había alguien que lloraba desconsoladamente. Y caminaba con pasitos cortos y un pañuelito carilina en su mano, era la esposa del médico de “La Lonja”, a la cual el difunto q.e.p.d. había beneficiado, más del cuenta.
 
efelisa,31.05.2012
Quiero sacar el texto, pero no se como, al reelerlo, le encuetro horrores de toda indole, mil disculpas Ninive, estoy reformulando,Gracias!
 
ninive,28.06.2012
LA CENA

La ciudad industrial se hallaba bajo una (espesa) capa de oscuras nubes que parecían alimentarse con la humareda (enrarecida) emanada por las incontables fábricas que alojaba aquella región del país. Todo estaba envuelto en un pesado y contaminado aire que cada día se volvía más asfixiante.

Y se hacía( se) DE noche, los faroles de las calles y las luces de los edificios se iban encendiendo de manera automática. Una fría llovizna había caído durante todo el día, era una típica jornada de invierno y el paisaje era de un (eterno) color monocromático donde el gris señoreaba sobre todas las cosas.

El humo que ahogaba, las potentes computadoras y las ruidosas maquinarias estaban por toda la ciudad. La gente sólo (se) iba allí para trabajar y siempre andaba apresurada (sobre) POR las calles.

Carlos Bauman era el nuevo ingeniero de una de las tantas fábricas y a las seis con treinta terminaba su turno. Él tenía que tomar el transporte colectivo de las siete para llegar a la ciudad más próxima distante a varios kilómetros. Nadie tenía autorizado llevar vehículos particulares hasta la zona industrial donde todo se movía en base a la electricidad

En aquel momento el joven ingeniero se dirigía caminando hacia la estación de buses.

—Joven, joven —dijo la voz lastimera de una anciana que se le acercaba lentamente, cargando una bolsa sobre su espalda. Carlos observó a la viejecita, ella se sostenía con dificultad sobre sus piernas a la vez que se apoyaba en un bastón de ébano.

— ¿Podría usted ayudarme a llegar hasta aquel edificio? —Expresó y alzó su temblorosa mano para señalar el lugar que se encontraba a unas seis calles.

Carlos Bauman, sin pensar demasiado se dispuso a ayudar a la anciana. Ella caminaba lenta y encorvada, golpeando a cada paso su bastón contra la vereda de concreto. El joven marchaba a su lado con la carga en brazos.

— ¿Qué lleva en esta bolsa señora, piedras? —Preguntó Carlos, sólo para romper el silencio y dibujar una sonrisa en su rostro.

—Estoy llevando la cena, sepa que sin la ayuda de la gente amable como usted yo moriría de hambre. —Respondió la vieja y después de soltar una risilla agregó: —Notará que en esta ciudad una mujer de mi edad ya no puede valerse por sí sola.

Pronto llegaron a un gran edificio, (era) el lugar que la anciana había indicado. Frente a ellos se alzaba una enorme fábrica abandonada cuyas altas chimeneas se perdían entre las (bajas) nubes BAJAS, todo se veía borroso (bajo) POR la llovizna.

—Sígueme hijo, es por aquí.

La viejecita se perdió en la oscuridad de un largo pasillo y el joven la siguió a ciegas.

—Por aquí, por aquí —repetía la anciana en medio de la nada.

De pronto una puerta se abrió y una luz tenue se proyectó desde el interior del recinto. Al terminar de bajar por una vieja escalera de madera ambos se hallaron dentro de una habitación. Carlos Bauman no tardó en darse cuenta DE que se trataba de un sótano.

La anciana se dirigió apresurada hacia una lumbre donde, al parecer, había olvidado un perol. En tanto, el joven depositaba su pesada carga sobre una pequeña mesa.

—Que el Altísimo se lo pague —agradeció la señora —, pero me sentiría muy incómoda si usted vuelve a esa fría calle sin antes beber por lo menos una taza de té caliente.

Carlos agradeció RECHAZANDO (pero rechazó la invitación al tiempo que alzaba la muñeca para mirar su reloj de pulsera. Casi en el mismo momento el ingeniero dudó y sin dejar de mirar la maquina se dirigió a la anciana:

—Pensándolo bien el frío y el té me invitan a quedarme un rato más.

—Siéntese —dijo la anciana señalando una (pesada) silla de hierro —, mi mesa es pequeña, como (verá VE, vivo sola y no recibo muchas visitas.

La anciana acercó una humeante taza y luego tomó asiento para acompañar a su huésped.

Carlos Bauman bebió unos sorbos mientras observaba el lugar que se iluminaba con la luz amarillenta de un foco que colgaba del techo. Muchos cables colgaban de aquí y allá mientras una gruesa y ruidosa cañería MEJOR RECORRÍA *traspasaba* la pequeña sala. El joven HUBIERA (había) jurado HABER VISTO (ver) la sombra de una gorda rata QUE SE MOVÍA (moviéndose) entre las desordenadas cosas de la anciana. En el aire se percibía el olor a carne quemada como si se hubiera cocinado anteriormente dentro de la habitación. Las paredes estaban agrietadas y la humedad se hacía presente en todos los rincones.

El ingeniero bajó su tasaTAZA , froto Ó sus manos para obtener calor y finalmente habló:

—Ciertamente nunca pensé que alguien pudiera vivir en esta ciudad señora y mucho menos bajo estas circunstancias...

—Mire jovencito… —interrumpió con tono de enojo la vieja mientras se levantaba de su asiento apoyando las dos manos sobre la mesa. Con el rostro visiblemente alterado y alzando la voz continuó diciendo—, no fue mi elección tomar este sótano como vivienda.

Carlos Bauman observaba sorprendido el cambio brusco que había producido su comentario en el rostro de la anciana. La vieja calló un instante sin apartar la mirada de la de su huésped.

De un momento a otro para el ingeniero el paisaje se volvía extraño, las cosas se deformaban y el rostro de la vieja se perdía de tanto en tanto entre colores y sombras. La oscuridad iba cubriendo todo rápidamente, mientras una risa de hiena se burlaba en las penumbras. Una taza estalló en mil pedazos al caer contra el piso y luego solo quedó el silencio.

El joven despertó preso de un letargo, había dormido por varias horas. Aun se encontraba en el húmedo sótano y estaba atado con varios alambres de acero a la silla se hierro.

El joven todavía no había despertado completamente cuando ****hoyó** OYÓ los golpes del bastón SOBRE (hincándose en )el piso de concreto. La anciana se acercaba lentamente con una sonrisa en el rostro y un rollo de cables en la mano.

—No esperaba que **despierte DESPERTASE , pero dígame entonces ¿Cree con seriedad que yo recorro los basureros para después ir a retirar comida que gentilmente me regala la gente? No, no es así y debería imaginarlo —decía la anciana mientras hacía un movimiento con su bastón para empujar el bulto que Carlos había trasportado al principio.

El paquete que se encontraba envuelto sobre la mesa cayó y los grandes cascotes se desparramaron con un ruido sordo al dar contra el piso.

—Aquí se ignora a la gente como yo, en este lugar apenas se tiene tiempo para pensar en sí mismo… Pero estoy segura que usted es nuevo en este lugar, de lo contrario no me hubiera ayudado.

—Quíteme esto señora, está completamente loca…

La vieja parecía no escuchar solo se empeñaba en conectar unos cables a la silla donde estaba sentado el joven.

Mientras tanto, la noche cubría con su oscuro manto la jungla de cemento. Húmeda, fría y cruel como el corazón de sus habitantes.

Las luces parpadearon por un instante. Ya era hora de la cena.
O.K. MISIÓN CUMPLIDA. SUERTE
 
rhcastro,03.07.2012
Son dos textos sin comentarios en mi home, uno esta plagado de malas palabras y este otro no recuerdo, espero que sea el mas decente. En fin. Aca lo dejo para tus correcciones.



Asalto a La Casa de Gobierno.
Siempre fui alguien inconforme con el sistema. La pobreza de mis padres y la gente del barrio me hacían preguntarme si estábamos malditos o esto realmente era la vida para todos. ‘La sombra’ amigo de mi hermano mayor atracaban en el metro, mientras uno tomaba el bolso de alguna doña despistada, el otro lo esperaba con su auto en algún lugar estratégico haciendo de la huida algo rápido y seguro.La gente que viaja en metro pocas veces se baja a seguir al delincuente, saben de lo absurdo que es seguir a un desconocido entre la multitud.Una noche mi hermano llega con el rostro desfigurado por la sorpresa, en un tiroteo con la policía mataron a ‘la sombra’. Era la primera vez que miraba a mi hermano con esa expresión de furia, por instantes tuve miedo. Yo aún estaba chamaco, pendejo pues… pero pronto la vida cambiaría para mí.Mi hermano compró una pistola y me metió en el negocio. Comenzamos por casa habitación, pero después siguieron todo tipo de negocios a mano armada.Yo me hice un cabròn pa’ eso de someter gente, mientras él extraía el dinero de las cajas registradoras.De allí siguieron los bancos, no te creas que asaltar un banco conlleva tanta estrategia como cuentan el las películas, con huevos y unas buenas armas sometes al más cabròn, y por alguna causa la mayoría de los clientes y empleados son una bola de cobardes; siempre terminan tirados en el piso.Los guardias de seguridad son gente con poco entrenamiento policíaco, no saben usar ni el RP que cuelga lastimoso de su cintura, el gas lacrimógeno siempre termina untado en sus propios ojos y lloran peor que maricas cuando ven la cosa de de veras.Mi hermano era un cabròn pa’ eso del robo, pero yo era otra cosa, a mi me gustaba ir por lo grande.Pronto compramos a mis padres una casita en un lugar de gente bien, bueno… eso dicen ellos, que son de bien, pero realmente todos somos unas mierdas.Teníamos diferentes cuentas bancarias y buenos coches, pero eso a mi no me daba ninguna satisfacción, yo seguía mirando a mi gente igual de jodida y el puto sistema me seguía pateando los huevos.Le propuse a mi hermano chingarnos un camión de la Conasupo, pa’ hacer nuestra buena obra y que nuestro trabajo no fuese tan injustificado, como el de nuestros gobernantes. A mi hermano le pareció una pendejada, pero no faltó quien me echara una manita en mi tiempo libre.Llegábamos con toda esa mercancía por las madrugadas, la misma gente nos ayudaba a descargar y después ellos se encargaban de repartirse. El chofer permanecía con nosotros amordazado, hasta que terminábamos la operación y lo dejábamos en el mismo lugar donde lo habíamos atracado. Fueron muchos viajes los que nos aventamos por aquellas épocas, pero aún así no me parecía suficiente. El mundo me seguía pareciendo una mierda.Me casé y tuve hijos, puse a nombre de mi vieja todas las propiedades y cuentas bancarias. Como tenía mi buena nave y buena lana en la cartera tenía rete harta suerte pa’ las putas, que más que putas para mí eran gente con buena suerte, que de alguna manera obtenían parte del botín. Todos hacemos nuestro trabajo después de todo. Ellas hacían lo suyo, siempre hubo quien me quisiera.Se me metió una idea en la cabeza. Nosotros no le quitábamos ni tantito de todo lo que el gobierno robaba a nuestra gente. Fue entonces que le propuse a mi hermano la casa de gobierno.Mi hermano decía que esa madre estaba bien resguardada y que era un riesgo estùpido, pero no me dejaba dormir solo pensar que podía chingarme a quien tanto nos había chingado por generaciones completas.A mi los bancos ya me daban flojera, uno necesita emociones nuevas y la puta casa de gobierno me estaba dando muchas cosquillas. Así que no



aparte mi dedo del renglón, y cauteloso me di mis vueltecitas por dicho lugar, sin levantar la más mínima sospecha. Me podía confundir con cualquier puto político de mierda. Despues de todo… la única diferencia entre ellos y yo, era el color del traje, ratas todos.Organicé a la banda y como yo no era de estrategias sino de plomazos, mi hermano se negaba a participar en lo que él llamaba: una estupidez. Al final aceptó acompañarnos, pero esta vez sus ojos tenían unas luces extrañas que me inquietaron, era la primera vez que descubría el miedo en alguien tan machìn como él. Ni eso me detuvo, era mucho el coraje que guardaba desde niño, y mucho lo que estos putos nos debìan.Llegamos en nuestras ranflas armados hasta los dientes, como era de costumbre sometiendo cabrones que para eso me pintaba solito, mientras hacía mi trabajo alcancé a escuchar unos disparos a mi espalda, sonidos huecos que presagiaban cambios, ganas de matar como nunca había matado.Aún con un cabròn uniformado en mis manos voltee para mirar que pasaba, y no puedo describir lo que sentí al mirar a mi carnal sobre su propia sangre, muerto.Encañoné entre los ojos al pendejo que tenía sometido y le troné esa madre en el cerebro. Sangre por sangre, mientras unas gruesas lágrimas recorrían mi rostro.Corrí con mi hermano, me tiré al suelo y sentí toda la culpa sobre mi espalda, era yo quien debía estar allí, sus ojos me lo dijeron y no supe descifrarlos.Ni siquiera recuerdo como fue que me esposaron, no recuerdo cuanto tiempo estuve en los separos ni como fue que llegué a este lugar. El brillo de sus ojos me persigue constantemente, tengo que salir.Sicólogos y locos se introdujeron a mi mente, me dieron un grado de peligrosidad que no comprendo, ellos creen que cadena perpetua por delito federal me detendrá en estas paredes, pero yo sé que pronto estaré fuera, es lo que me sostiene.Los años han pasado como gotas de lluvia sobre mi cabeza, perforando el hueso y carcomiendo los sentidos, los que me pusieron el dedo con lo del túnel ya están muertos, siempre hay quien se vende por una esperanza. Las notas de una guitarra suenan tristes, somos tantas historias y pocas letras que testifiquen nuestro paso por este lugar.Hice todo lo que pude y siempre hay quien te traicione. Aún mi vieja dejó de venir después de un tiempo, desapareció con todo y las cuentas.Sin plata y sin amigos las cosas ya no son como eran, aquel que les dio de tragar ni nombre tenía. Puedo comprender su indiferencia.Me estaba tragando un pan cuando mire al celador de turno, dormido por el calor en la torre norte, como un pendejo me abalancé sobre la cerca, comencé a escalar sin importarme la vida, después de diez años dentro que puta vida puede importarle a uno.Escuché el cuete bien cerca y dejé de sentir las piernas. Eran varios metros los que me separaban del suelo, ya me iba hermano…mira que la libertad también tiene precio, y de alguna manera tiene que negociarla uno.Escucha las cuerdas de esa guitarra… Tristes notas que acompañan otra tragedia.Nadie reclamó el cuerpo, escribió un libro, ni contó su historia. Sencillamente Astolfo Pérez Garnica, como tantos…Nunca existió.
3 Julio 2007. RHCastro.-
 
ninive,04.07.2012
Asalto a La Casa de Gobierno.
Siempre fui alguien inconforme con el sistema. La pobreza de mis padres y la gente del barrio (me) hacían preguntarme si estábamos malditos o esto realmente era la vida para todos. ‘La sombra’ COMA amigo de mi hermano mayor atracaban JUNTO CO ÉL en el metro, mientras uno tomaba el bolso de alguna doña despistada, el otro lo esperaba con su auto en algún lugar estratégico haciendo de la huida algo rápido y seguro.La gente que viaja en metro pocas veces se baja a seguir al delincuente, saben de lo absurdo que es seguir a un desconocido entre la multitud.Una noche mi hermano llega A CASA con el rostro desfigurado por la sorpresa, en un tiroteo con la policía mataron a ‘la sombra’. Era la primera vez que miraba a mi hermano con esa expresión de furia, por instantes tuve miedo. Yo aún estaba chamaco, pendejo pues… pero pronto la vida cambiaría para mí.Mi hermano compró una pistola y me metió en el negocio. Comenzamos por casa habitación, pero después siguieron todo tipo de negocios a mano armada.Yo me hice un cabròn pa’ eso de someter gente, mientras él extraía el dinero de las cajas registradoras.De allí siguieron los bancos, no te creas que asaltar un banco conlleva tanta estrategia como cuentan el las películas, con huevos y unas buenas armas sometes al más cabròn, y por alguna causa COMA la mayoría de los clientes y empleados son una bola de cobardes; siempre terminan tirados en el piso.Los guardias de seguridad son gente con poco entrenamiento policíaco, no saben usar ni el RP que cuelga lastimoso de su cintura, el gas lacrimógeno siempre termina untado en sus propios ojos y lloran peor que maricas cuando ven la cosa de (de) veras.Mi hermano era un cabròn pa’ eso del robo, pero yo era otra cosa, a mi me gustaba ir por lo grande.Pronto LES compramos a NUESTROS (mis) padres una casita en un lugar de gente bien, bueno… eso dicen ellos, que son de bien, pero realmente todos somos unas mierdas.Teníamos diferentes cuentas bancarias y buenos coches, pero eso a mi no me daba ninguna satisfacción, yo seguía mirando a mi gente igual de jodida y el puto sistema me seguía pateando los huevos.Le propuse a mi hermano chingarnos un camión de la Conasupo, pa’ hacer nuestra buena obra y que nuestro trabajo no fuese tan injustificado, como el de nuestros gobernantes. A mi hermano le pareció una pendejada, pero no faltó quien me echara una manita en mi tiempo libre.Llegábamos con toda esa mercancía por las madrugadas, la misma gente nos ayudaba a descargar y después ellos se encargaban de repartirse. El chofer permanecía con nosotros amordazado, hasta que terminábamos la operación y lo dejábamos en el mismo lugar donde lo habíamos atracado. Fueron muchos viajes los que nos aventamos por aquellas épocas, pero aún así no me parecía suficiente. El mundo me seguía pareciendo una mierda.Me casé y tuve hijos, puse a nombre de mi vieja todas las propiedades y cuentas bancarias. Como tenía mi buena nave y buena lana en la cartera tenía rete harta suerte pa’ las putas, que más que putas para mí eran gente con buena suerte, que de alguna manera obtenían parte del botín. Todos hacemos nuestro trabajo después de todo. Ellas hacían lo suyo, siempre hubo quien me quisiera.Se me metió una idea en la cabeza. Nosotros no le quitábamos ni tantito de todo lo que el gobierno robaba a nuestra gente. Fue entonces que le propuse a mi hermano la casa de gobierno.Mi hermano decía que esa madre estaba bien resguardada y que era un riesgo estùpido, pero no me dejaba dormir solo pensar que podía chingarme a quien tanto nos había chingado por generaciones completas.A mi los bancos ya me daban flojera, uno necesita emociones nuevas y la puta casa de gobierno me estaba dando muchas cosquillas. Así que no aparte É mi dedo del renglón, y cauteloso me di mis vueltecitas por dicho lugar, sin levantar la más mínima sospecha. Me podía confundir con cualquier puto político de mierda. Despues de todo… la única diferencia entre ellos y yo, era el color del traje, ratas todos.Organicé a la banda y como yo no era de estrategias sino de plomazos, mi hermano se negaba a participar en lo que él llamaba: una estupidez. Al final aceptó acompañarnos, pero esta vez sus ojos tenían unas luces extrañas que me inquietaron, era la primera vez que descubría el miedo en alguien tan machìn como él. Ni eso me detuvo, era mucho el coraje que guardaba desde niño, y mucho lo que estos putos nos debìan.Llegamos en nuestras ranflas armados hasta los dientes, como era de costumbre sometiendo cabrones que para eso me pintaba solito, mientras hacía mi trabajo alcancé a escuchar unos disparos a mi espalda, sonidos huecos que presagiaban cambios, ganas de matar como nunca había matado.Aún con un cabròn uniformado en mis manos volteeÉ para mirar que pasaba, y no puedo describir lo que sentí al mirar a mi carnal sobre su propia sangre, muerto.Encañoné entre los ojos al pendejo que tenía sometido y le troné esa madre en el cerebro. Sangre por sangre, mientras unas gruesas lágrimas recorrían mi rostro.Corrí con mi hermano, me tiré al suelo y sentí toda la culpa sobre mi espalda, era yo quien debía estar allí, sus ojos me lo dijeron y no supe descifrarlos.Ni siquiera recuerdo como fue que me esposaron, no recuerdo cuanto tiempo estuve en los separos ni como fue que llegué a este lugar. El brillo de sus ojos me persigue constantemente, tengo que salir.Sicólogos y locos se introdujeron a mi mente, me dieron un grado de peligrosidad que no comprendo, ellos creen que cadena perpetua por delito federal me detendrá en estas paredes, pero yo sé que pronto estaré fuera, es lo que me sostiene.Los años han pasado como gotas de lluvia sobre mi cabeza, perforando el hueso y carcomiendo los sentidos, los que me pusieron el dedo con lo del túnel ya están muertos, siempre hay quien se vende por una esperanza. Las notas de una guitarra suenan tristes, somos tantas historias y pocas letras que testifiquen nuestro paso por este lugar.Hice todo lo que pude y siempre hay quien te traicione. Aún mi vieja dejó de venir después de un tiempo, desapareció con todo y las cuentas.Sin plata y sin amigos las cosas ya no son como eran, aquel que les dio de tragar ni nombre tenía. Puedo comprender su indiferencia.Me estaba tragando un pan cuando mire al celador de turno, dormido por el calor en la torre norte, como un pendejo me abalancé sobre la cerca, comencé a escalar sin importarme la vida, después de diez años dentro que puta vida puede importarle a uno.Escuché el cuete bien cerca y dejé de sentir las piernas. Eran varios metros los que me separaban del suelo, ya me iba hermano…mira que la libertad también tiene precio, y de alguna manera tiene que negociarla uno.Escucha las cuerdas de esa guitarra… Tristes notas que acompañan otra tragedia.Nadie reclamó el cuerpo, escribió un libro, ni contó su historia. Sencillamente Astolfo Pérez Garnica, como tantos…Nunca existió.
3 Julio 2007. RHCastro.-

bRAVO. TU PROSA TIENE MUCHA FUERZA Y LO MEJOR QUE HACES ES COMPR}ENETRARTE EN EL MODO DE HABLAR DE TUS PROTAGONISTA. sE DIRÍA QUE CONOCES DE CERCA EL MODO DE EXPRESARSE DE LOS ATRACADORES O QUE HAS VISTO MUCHAS PELÍCULAS. nINGUN ERROR es de importancia. Quien dijo que eras una papa para la prosa¿¿


 
rhcastro,04.07.2012
Efectivamente... El protagonista no me es indiferente y estas historias de pelicula suceden todos los dias en diversos rincones del planeta.

Soy yo quien dice que soy una papa, soy autocritica mucho antes de ser critica, y no me siento comoda con la prosa, eso me hace insegura.
El lenguaje me es muy familiar.

Estoy comenzando una novela para la que voy a necesitas correcciones. Con calma y a como se vaya escribiendo necesitare tu ayuda. Debia ser sencillo, pero no lo es. Su desarrollo me sera sumamente complicado por la variedad de escenas y perversidad de los personajes. Los primeros capitulos son demasiado simples, pero en los capitulos fuertes de seguro estare aca subiendolos como textos individuales.

Gracias por tu tiempo y paciencia.
 
rhcastro,02.08.2012
Creo que este texto sí necesita muchas correcciones ninive.

Para cuando tengas tiempo claro...

Todos Somos Culpables...
Cuando era pequeño, estaba entre lo grande de lo pequeño, y con esto me sentía realmente grande, pero cuando el polluelo sale a conocer el mundo, se da cuenta de lo pequeño que fue y lo triste que puede llegar a ser enfrentar a los nuevos gigantes.
Es entonces que la circunferencia de la vida parece nos dibujara un horizonte azul, mas la nebulosa del destino, nos tiene preparados otros caminos más oscuros.
Cuando era niño, imaginaba situaciones heroicas donde solo los de raza ‘área podíamos participar, donde los narices respingadas y ángulos agudos seriamos aplaudidos por la multitud, para dar paso al desfile de la gloria, pero... nadie conocemos realmente como se llega a la victoria.Entras como delincuente a la casa de los delincuentes, llevas marcado el brazo aun antes de ser hombre, caes en las garras de alguien que inyecta droga en tus venas, seguro el mundo no debe ser tan grande, seguro los monstruos no son tan difíciles de vencer.La casa de los malos es ahora tu casa, por alguna razón estas allí, no se vale gritar inocente porque todos somos culpables, quizás algunos tan solo de inocencia.
De a poco se aprende, de a cachitos que parecen interminables, quisieras volver a casa pero hay cerrojos y rejas, hay almas vestidas de azul que te apuntan desde lo alto.Corren los ríos de agua que pretende ser negra, las regaderas para compartir pueden ser peligrosas, mejor seria no bañarse, hasta que se conozca realmente que peligro representa tu pureza.
El que trafica con droga tiene una celda mejor que esta, realmente la mía no es celda, solo un pedazo de espacio en alguna parte del aire, que puede caer con la imprudencia.Es entonces que meditas de que te sirve la cara, el cuerpo y las piernas si no puedes correr, lo que te enorgullecía te es inconveniente, una piel blanca despierta instintos.Lo que fue tu estandarte comienza a ser tu enemigo, los perros tienen hambre, solo eres una criatura mas en la noche.Cada paso sobre el barro tiene una estrategia, aquel que fuiste tiene que dormir en tu recuerdo, la sobre vivencia es una necesidad.La mañana si no fuese presa seria la misma, pero cuando esta dentro del patio de un reclusorio es otra, es mitad mañana y mitad incertidumbre.Las horas pasan y los recaderos hacen su trabajo, el trafico de drogas y los cosas de adentro continúan sin contratiempos, hasta parece que la familia intenta integrarme a sus actividades, y debo ser parte de lo que no comprendo, porque soy virgen en malicia, pero esto también es mi enemigo.Aparentar ser ellos no engaña a nadie, su lenguaje es otro, pero aprendo rápido, comprender quizás es lo que me falta, porque cada uno estamos aquí.La tarde llega y volvemos dentro, los cerrojos se cierran y la caja vuelve a sujetarnos, es el primer día y quiero salir, seguro mañana ya no estaré aquí.Homicidio imprudencial, tres meses y una fianza.
Veo... aun no creo ser parte de este otro mundo, porque ya nunca volveré a ser el de antes.Llevo marcas en mi cuerpo y en mi alma, llevo cambios, llevo nombres y experiencias que me hacen guardar silencio. Seguro los monstruos de mi ignorancia fueron los más difíciles de vencer, pero han caído como caen las horas, como cae la ropa cuando dejas de ser niño, para convertirte en un habitante del planeta.
Los amigos me saludan y hacen relajo, creo que crecí de golpe, ya no me entretienen las juergas con los cuates, ya no me parece justo lo justo, ni el mundo de abajo me parece de tan abajo, ya no me asusta el miedo, y todos mis castillos se hicieron arena.Muere la gente y otra nace, sé que estoy atado de manos para transformar la esfera, solo soy marioneta de un sistema que se quiebra, se rompe, se ultraja, y yo sigo sentado como si estuviera preso, sintiendo que poco me interesa.La casa de los malos es ahora tu casa, por alguna razón estas allí, no se vale gritar inocente porque todos somos culpables, quizás ...
algunos tan solo de inocencia.




 
ninive,04.08.2012
TEXTO " TODOS SOMOS CULPABLES"
AUTOR :RHCASTRO


Cuando era pequeño, estaba (YO ÉL¿¿entre lo grande de lo pequeño, y con esto me sentía realmente grande, pero cuando el polluelo sale )´´EL) a conocer el mundo, se da cuenta de lo pequeño que fue y lo triste que puede llegar a ser enfrentar a los nuevos gigantes.
Es entonces que la circunferencia de la vida parece nos(NOSOTROS)dibujara un horizonte azul, mas la nebulosa del destino, nos tiene preparados otros caminos más oscuros.

EN ESTE PRIMER PÁRRAFO HAY TANTA AMBIGUEDAD EN EL USO DE LAS PERSONAS VERBALES QUE NO SE ENTIENDE SI HABLA UN "YO" UN "ÉL" O UN NOSOTROS."

Cuando era niño, imaginaba situaciones heroicas donde solo los de raza ‘área ¿QUIERES DECIR ARIANA?podíamos participar, donde los narices respingadas y ángulos agudos seriamos aplaudidos por la multitud, para dar paso al desfile de la gloria, pero... (nadie) NO (conocemos) CONOCÍAMOS realmente como se llegaBA a la victoria.Entras como delincuente a la casa de los delincuentes, llevas marcado el brazo aun antes de ser hombre, caes en las garras de alguien que inyecta droga en tus venas, seguro el mundo no debe ser tan grande, seguro los monstruos no son tan difíciles de vencer.La casa de los malos es ahora tu casa, por alguna razón estas allí, no TE (se) vale gritar inocente porque todos somos culpables, quizás algunos tan solo de inocencia.
De a poco se aprende, de a cachitos que parecen interminables, quisieras volver a casa pero hay cerrojos y rejas, hay almas vestidas de azul que te apuntan desde lo alto.Corren los ríos de agua que pretende ser negra, las regaderas para compartir pueden ser peligrosas, mejor seria no bañarse, hasta que se conozca realmente que peligro representa tu pureza.
El que trafica con droga tiene una celda mejor que esta, realmente la mía no es celda, solo un pedazo de espacio en alguna parte del aire, que puede caer con la imprudencia.Es entonces que meditas de que te sirve la cara, el cuerpo y las piernas si no puedes correr, lo que te enorgullecía te es inconveniente, una piel blanca despierta instintos.Lo que fue tu estandarte comienza a ser tu enemigo, los perros tienen hambre, solo eres una criatura mas en la noche.Cada paso sobre el barro tiene una estrategia, aquel que fuiste tiene que dormir en tu recuerdo, la sobre vivencia TODO JUNTO SOBREVIVENCIAes una necesidad.La mañana si no fuese presa seria la misma, pero cuando esta dentro del patio de un reclusorio es otra, es mitad mañana y mitad incertidumbre.Las horas pasan y los recaderos hacen su trabajo, el trafico de drogas y los cosas de adentro continúan sin contratiempos, hasta parece que la familia intenta integrarme a sus actividades, y debo ser parte de lo que no comprendo, porque soy virgen en malicia, pero esto también es mi enemigo.Aparentar ser ellos no engaña a nadie, su lenguaje es otro, pero aprendo rápido, comprender quizás es lo que me falta, porque cada uno estamos aquí.La tarde llega y volvemos dentro, los cerrojos se cierran y la caja vuelve a sujetarnos, es el primer día y quiero salir, seguro mañana ya no estaré aquí.Homicidio imprudencial, tres meses y una fianza.
Veo... aun no creo ser parte de este otro mundo, porque ya nunca volveré a ser el de antes.Llevo marcas en mi cuerpo y en mi alma, llevo cambios, llevo nombres y experiencias que me hacen guardar silencio. Seguro los monstruos de mi ignorancia fueron los más difíciles de vencer, pero han caído como caen las horas, como cae la ropa cuando dejas de ser niño, para convertirte en un habitante del planeta.
Los amigos me saludan y hacen relajo, creo que crecí de golpe, ya no me entretienen las juergas con los cuates, ya no me parece justo lo justo, ni el mundo de abajo me parece de tan abajo, ya no me asusta el miedo, y todos mis castillos se hicieron arena.Muere la gente y otra nace, sé que estoy atado de manos para transformar la esfera, solo soy marioneta de un sistema que se quiebra, se rompe, se ultraja, y yo sigo sentado como si estuviera preso, sintiendo que poco me interesa.La casa de los malos es ahora tu casa, por alguna razón estas allí, no se vale gritar inocente porque todos somos culpables, quizás ...
algunos tan solo de inocencia.

PARECE QUE QUIERES DECIR ALGO IMPORTANTE, ALGO PENSADO Y SUFRIDO EN PROPIO O EN LOS OTROS PERO LA OSCURIDAD DE LA REDACCIÓN NO DEJA PASAR LA LUZ QUE HUBIERA MERECIDO ESTE TEXTO.
LA CONFUSIÓN COMIENZA Y PERDURA DURANTE TODO EL ESCRITO POR EL DESPLAZAMIENTO DE LA PERSONA VERBAL.
tU IDEA ESTÁ PRESA EN LA MARAÑA DEL PENSAMIENTO. ACLARA.
 
rhcastro,04.08.2012
Gracias ninive... Siempre tan presta para ayudarnos.
Corregiré los tiempos verbales creo y los detalles que señalas, que aun cuando sobrevivencia ya sabía que se escribe junto, a veces se nos escapa el espacio o qué se yo. Errores pues. Muy propios de señalar.

Respecto a la maraña del pensamiento... Este es un texto que trata de enmarañar el pensamiento para despertar un pensamiento propio, el del lector. Es como un despierta, no me leas a mi... Leete tú.

Muchas muchas gracias.
 
rhcastro,04.08.2012
Pude escribir la historia real, donde un hombre mata accidentalmente a un indigente en carretera y cae preso. Un hombre como cualquiera de nosotros que de un momento a otro encuentra un cerebro estampado en el parabrisas, entra a la cárcel y toda, toda su vida se transforma en otra. No... No quise hacer eso, no quiero hacer eso. Quiero entender el cambio, la muerte del pensamiento antiguo que da paso a nuevas formas de ver y entender las cosas. Quiero ser alguien más que un ser indiferente al dolor del individuo. Alguien más que un verdugo social. Aprender a dejar de mirar en masa y penetrar en cada una de las vidas que tengo la suerte de explorar y recapacitar. No puedo dar vuelta atrás cuando un niño hoy tiene una familia, un hogar, y mañana puede estar en las manos de un depredador sexual. Hay cambios, cosas que forman la personalidad y quiero entenderlas, sentirlas, apoderarme de ellas, porque no encuentro otra manera de ser mejor persona, que ser todas.
En fin... Cosas raras de mi personalidad.
Gracias.-
 
ninive,05.08.2012
Esta aclaración fue muy valiosa para comprender el teto y su autora.
 
ninive,05.08.2012
texto
 
elclubdelapaginaazul,16.09.2012
el club ofrece este servicio suplementario para las correcciones de las partes del c. compartido
 
umbrio,16.09.2012
Ninive abusando de tu generosidad podrías corregir mi parte. Desde ya gracias.
Un saludo.
 
ninive,19.09.2012
Adios Amor de rhcastro
corrección

Viernes 4 de Agosto de 1985.

Martina duerme con el uniforme para no levantar sospechas.
Toma la mochila y al salir la avienta por la ventana trasera bajo el asiento del auto de su madre, de cualquier forma ella nunca se dara cuenta, piensa.
Muchos años ha luchado por deshacerse de ese personaje histérico y malvado, pero ahora tiene el valor. Ya no es una niña.
10:30, la ciudad se pierde en la distancia, no tiene destino, no sabe en qué parte dormirá y no le importa el mañana,solo quiere salvarse, alejarse y salvarse.
1:00, Un hombre aparece de la nada y la ataca sexualmente. Los ojos tristes de Martina descontrolan al agresor que jamás habia percibido tanta tristeza en un ser humano, alguien que no se defiende, que parece acostumbrada al dolor. El hombre se levanta, le da
dinero para que pague un autobús y la deja ir.
3:20, una pareja de ancianos la ve caminando por la carretera, le preguntan si quiere un aventón.Está muy cansada. Los ancianos
sienten su tristeza, no cuestionan, le ofrecen quedarse en su casa para que se dé un baño y coma algo. A todo responde que sí. No piensa
en lo que ha dejado atrás, no imagina a alguien que le importe. Le ofrecen ropa limpia y un cobertor que acomoda sobre el sofa de la sala,
se queda dormida, sin más que el momento, la casa ajena, la quietud de la noche.
Antes del amanecer vuelve a escapar, se dirige a la central de autobuses, tiene dinero para alejarse lo suficiente del infierno.
Sabado 5 Agosto, tiene miedo, se acurruca en el asiento mientras mira pasar por la ventana otros paisajes, el dia es largo y llegara
de noche a Guadalajara, no puede dormir, tampoco quiere pensar.
Domingo 6 Agosto... Ese lugar enorme con gente que recorre los pasillos de un lado a otro, tiene que seguir, pero ya no tiene dinero, tiene que buscarse un trabajo. Sale de la terminal y busca en los pequeños establecimientos aledaños, no sabe hacer nada, pero hará lo que fuera por
alejarse lo más que pueda de lo que quedó atrás. La Propietaria de una papeleria sospecha que aquella niña anda perdida o escapó de casa, llama a la policia, mientras la entretiene poniéndola a barrer.
-¿Que haces aquí, donde vives?
-La ciudad de Mexico señor, vine a buscar a mi madre, pero no la encontré y no tengo dinero para regresarme.
-Sube a la unidad-ordena el agente municipal.

Martina sube a la patrulla y es conducida a la delegación, donde el agente pide cooperación a sus compañeros para mandar a la niña de regreso con la abuela.
Por la tarde la suben en otro autobús y le dan un poco de dinero que han reunido entre todos.

iAgosto... Donde esta Martina? Martinaaaaaa!!Perra desgraciada dónde te metes? _grita la madre,al percibir que algo falta en la casa y no es un mueble./i


En la oscuridad las sombras nos engañan, quizas nos cuentan las verdades a medias,
quien pueda saberlo para salvarse, piensa Martina, quien decide quedarse dentro de la terminal
de autobuses. Amanece. De dia las personas parecerán menos aterradoras.
Por primera vez desde que dejó la casa siente miedo.

De los establecimientos del lugar hay uno que se ve realmente cómodo, se acerca al
mostrador y pide un café. La mantendrá despierta.
Viajeros con destino a diversos estados del país van y vienen, mientras ella piensa dónde
queda el final de su camino.

Una discusión acalorada distrae su atención. Una joven alta, morena, de cabello esponjoso con destellos dorados, uñas tan largas que parecen de
gata.
Un hombre de mayor edad, se carcajea y la empuja y esto hace que Martina intervenga, aún
cuando es una niña, aún cuando sabe que saldrá lastimada. !Deje a la mujer, no sea marica! -Le dice
Puta hija de... son las frases que se escuchan mientras un policía de a pie, se arrima a poner
orden. Qué pasa aqui-pregunta.

-Nada agente, cosas de amigos-contesta el hombre
-¿Cual es su nombre?-se dirige a la mujer
-Wendy
-Wendy ¿qué?
- ¿Qué de qué?
-Sus apellidos
-Ah, Martinez Sosa
-¿Por qué el escándalo?
-Cuál escándalo, no sea exagerado, ya le dijo el señor. Somos amigos.
-¿Esta niña viene contigo?-Martina la mira con ojos
grandes como pidiendo ser salvada.
-Sí, es mi hermana.
-Que sea la última vez que te veo por acá.
-Por qué ? -El policia se acerca y le habla al oído
-Mira putita, es tu día de suerte, mejor lárgate.
-Pero tengo un asunto pendiente con mi amigo.
-¿Usted qué dice señor?_El hombre echa a correr y el policia le sigue.
-Pero qué gente tan estúpida, yo me largo-exclama Wendy
-¿Voy contigo?-pregunta Martina
-Uff, solo eso me faltaba! ¿Que no tienes casa?
!Vete a joder a otro lado mocosa!_Martina baja la cabeza.
Wendy decide ayudarle. Se maldice por su corazón blando. Eso no esta permitido.
-Está bien, en el camino me cuentas, tomemos un taxi.

No se contaron mucho, o nada, Wendy ensimismada en sus cosas y Martina
timida detrás. Aquel monstruo de ciudad amenazaba tragarla.

Wendy trabaja en Nuevo Laredo Tamaulipas, en bares y cantinas, gana buen dinero. Va y viene dos o tres veces al mes.
En la casa está la hermana de Wendy,Susana. Es grande y obesa, luchadora, le encanta hacerle la quebradora a cuanto ser humano se atravieza, por lo que hay que tenerle cuidado. Es menor que Wendy. Eleazar es algo asi como un niño fantasma, que aparece y desaparece por meses. No es un ladrón, pero poco bueno se ve venir de su nula educacion y malas compañías. Son huérfanos de madre, ninguno conoció al padre.

Wendy tiene un amante que la golpea . La vida en aquel sitio piensa Martina ,no es del todo sana, se parece mucho al lugar del que viene huyendo.

Wendy deseaba un hijo y perdió la matriz cuando el hombre
le pateó el vientre. Hubo gritos y no le bastaba con robarle el dinero,el hombre exigia más.

Susana llamó a una ambulanciay a la policia, pero el hombre ya se había largado. Dicen que
no era la primera vez que la golpeaba, pero jamás lo habia hecho de manera tan brutal.

Martina no sabía qué hacer, llena de pánico corrió a refugiarse con la vecina de enfrente,
mientras Eleazar con la cabeza baja quedaba inmovil en cuclillas en la banqueta. Parecia
pedir perdon a la vida por haber nacido, como si el solo hecho de existir fuese pecado.

Martina comprende demasiado, pero sólo es la arrimada, sus ojos redondos miran el cuerpo de Wendy cuando la llevan al hospital, después de eso todo es incierto.
,,,,,,,

Wendy se la pasa cuidando a un niño que no existe, pero tambien las putas tienen derecho, claro que tienen derecho a ser mamá.

Los dias que siguen son como si nada hubiese pasado, los chicos juegan a las cartas y Susana
platica por horas su entrenamiento. Creia que la lucha le daría un nombre, la haría salir del fango.
El publico sustituiría el amor que le hacía falta. Invitaba a Martina a participar
en la lucha libre, la animaba a combatir, pero Martina escapaba de la violencia, aún cuando parecia que la atraia a sí. No entendia por qué las personas gritaban, se enfurecían, golpeaban, traicionaban, hasta mataban,
No entendia por qué cuando buscas paz, se repiten las escenas de la infancia que tanto detestas...,una y otra vez.

Martina desea llorar, y lo hace, pero siempre a escondidas cuando nadie la ve, porque
no se debe llorar donde el dolor se resuelve con cerveza, mariguana o simples risas que hacen
creer que todo está bien, es como autoconvencimiento, un temor a ser débil, un aparentar que eres poderoso y nadie tiene la capacidad para lastimarte. No se permite ser débil en un mundo de malvados.
Fue allí, mientras lloraba donde conoció a un joven que se acercó sigiloso -¿Tú también estás triste?le preguntó
-Si, un poco
-¿Es por esa tristeza por la que estás aqui, con Wendy?
-Si
-No es bueno escapar de los problemas, mejor enfrentarlos. Si no los enfrentas cargarás
con ellos toda la vida
-Si

"Cargaras con ellos toda la vida" ... pero la vida parecía no ser vida, pensó Martina
En ninguna parte. Se sentia como un ser de otro planeta que habitaba con extraños. Nada de lo que
creía parecía existir. Quizás ni siquiera sabía lo que quería, pero eso no era la vida tal como esperaba. Odiaba a la mujer responsable de eso.
Jamas le perdonarí por haberla traído al mundo.
Imaginó la vida de Wendy y sus hermanos, tan solos, tan víctimas de su concupiscencia.

Aquel joven tenia razón, no se puede vivir escapando. Pero ella más que escapar,deseaba desaparecer.

 
rhcastro,20.09.2012

Gracias ninive por tus correcciones. Tan necesarias y nobles.

Aca estare con el resto, abusando de tu paciencia.

Leticia.
 
rhcastro,20.09.2012
Un dia Wendy no volvio, Susana comenzo a prostituirse para pagar renta y gastos, las luchas no le daban lo suficiente. Eleazar pocas veces vino a verla y Martina busco trabajo, a sus catorce años lo mas que consiguio fue limpiando
vidrios y acomodando el pan en una pasteleria. Escaso medio turno que poco ayudaba a Susana. Comenzaron los pleitos, el
entrar y salir de hombres, la vida desordenada de alguien que no sabe que hacer con ella. Martina detestaba los escandalos,
pero no encontraba la manera de provocar los cambios. Quizas algun dia pasaria de mano en mano como Susana, se acostumbraria
al ambiente que la rodeaba. Dejaria de sentirse diferente, especial y hasta superior. Como se puede ser superior cuando no
logras vestirte solo? Educarse era cosa de locos. Se iria ella con un hombre a los catorce años como su madre? Seria ella
como ese tipo de mujeres que cambian su cuerpo por estabilidad? Acaso esto no era tambien prostitucion? Tenia que haber otra
solucion, penso. Necesitaba otro trabajo, uno de tiempo completo para poder desprenderse del ambiente contaminado donde
se encontraba. Temia que alguno de esos hombres que entraban y salian con Susana algun dia la sometiera por la fuerza, la golpeara
como a Wendy... Que pasaria con Wendy? Quizas estaba muerta, de otra manera se hubiera comunicado.
A las ocho de la mañana ya estaba Martina limpiando y cambiando el pan viejo por el nuevo, limpiando vidrios de vitrinas y ventanales, para salir a las doce y recorrer
los diversos establecimientos solicitando trabajo. Nadie empleaba niños, era contra la ley, ademas quien lo hacia, pagaba la mitad de salario.
Una tarde Susana le presento a un hombre de cuarenta años, dueño de un taller mecanico y en la platica comento que buscaba un chalan.
Martina pronta se presto para el puesto, claro que aquel hombre echo a reir y le dio las razones por las que una mujer
no podia trabajar como chalan, pero Martina insistio tanto que el hombre acepto ponerla a prueba, por una semana dijo, medio turno.
Martina salia a las doce de la panaderia y corria apresurada para llegar a la una a su nuevo empleo . Con los dias
sus manos se impregnaron de grasa y la mujer de la panaderia la corrio, pero... fue contratada turno completo en el taller
mecanico.
Entendia que no podia ser un chalan toda la vida, que necesitaba aprender un oficio, veia que entraba buen dinero en el taller y tomo la decision de aprender el oficio. Se corto el cabello para no llamar la atencion con los clientes, usaba overol y
bota masculina, el caracter se le fue haciendo masculino , conceptos, ideas, razonamiento. Se estaba convirtiendo
en hombre y cada vez detestaba mas la debilidad de una mujer. Reconocerse a si misma mujer le comenzo a dar verguenza, por lo que
pidio a sus compañeros de trabajo que le llamasen Martin. Si... Martin... Toda ella se sentia Martin.
'La practica hace al maestro' Dice un dicho popular, y fue eso lo que ayudo a martina a superarse ,
el mucho interes y el trabajo. Se quedaba horas extras solo para no perder detalles, conceptos. Jamas ocultaba
alguna duda. Compraba libros que no entendia, fue cuando decidio terminar la secuedaria y se inscribio
en una escuela nocturna para ello. Superarse, superarse... Estaba obsecionada por los cambios, pero entendia
que para ello tenia que esforzarse.
La vida con Susana comenzo a ser deprimente, el solo verla consumiendo alcohol y estupefacientes la invadian de
una tristeza desconocida, desaliento, temor. Recordaba a su madre, todo niño abandonado, reprimido, humillado,
le recordaba a la mujer que tanto daño le habia hecho. No sabia de un beso, una caricia,
palabra noble, algun indicio de aceptacion. Toda ella fueron maldiciones y amargura. La abandono cuando tenia un
año, cuando volvio a verla, la sintio tan lejana como un fotografia en alguna pared de cualquier cuarto,
que por mas que intentas romper el cristal
que la protege, nada la penetra. Era la mujer mas fria y cruel que jamas imagino, esa a quien le chispean los
ojos cuando la rabia se derrama por las pupilas y escupe todo tipo de improperios sin importar lugar o circunstancia.
Siempre cruel, dia y noche malvada. La que confundian con madrastra de las golpizas que le propinaba en publico.
La odiaba, le dolia como mil puñales tan solo pronunciar su nombre, era frustrante que hiciera lo que hiciera
para ganar un poco de amor, siempre todo estuviese mal, fuese visto por ella como un acto alevoso y perverso, y a veces...
asquerosamente pervertido. Martina no entendia como alguien, puede ver en
sus hijos enemigos, contrincantes, malditos demonios que agreden con la presencia.
Ni al mismo diablo se le habian achacado tantas culpas como a Martina, a veces... Hasta llego a creerlas
de tanto que las escucho,como una grabacion psicologica en centro medico militarizado y especialista de transplante de
conductas. Odio sembrado palabra sobre palabra. Odio y muchos deseos de morir.
Escapar fue un arrebato, un pacto con el ultimo aliento, pero ahora era Martin, era autosuficiente y nunca nadie
volveria a lastimarle. Ahora sabia que Wendy fue buena madre aun sin haber parido, que si existe el amor y que ella, tenia la capacidad para volver a nacer.
Recogio las pocas prendas de vestir que estaban en casa de Susana, con el proposito de comenzar de nuevo
en aquel otro lugar. Su nueva vida como Martin.
En el taller mecanico aprendio cosas nuevas, no solo relacionadas al trabajo, sino tambien a la existencia.
La vida tiene un mecanismo muy parecido a los motores, un mal trato y se echa a perder.
martin se sentia enfermo cuando llego, pero las manos y mente en constante actividad gastan mucha energia,
y esto hace de cualquier individuo un ser tolerante, paciente, transita por la vida respetando sus tiempos, como la
cadena al arbol de levas se ajusta a los engranes del cigueñal, para andar a un paso justo y equilibrado que
provocara la perfecta combustion con el oxigeno y valvula de escape, dando paso al andar natural por los engranes y la vida, la vida es una maquina. Decia.
Asi era el taller, sonrisas y aprendizaje, amigos y equilibrio, enfrentar
cada dia un nuevo reto con sabiduria, sin mas fuerza que la disponibilidad.
Por primera vez Martin se sentia comodo, util, valorado. El cooperaba a regresar la vida a aquellos fierros que por mal trato
o vejez enfermaban era server, sentirse util y amarse, respetarse, valorarse.
Ser hombre no parecia dificil, convivia con todos de compañero a compañero, pero cuando llega el desarrollo y los pechos comienzan a nacer,
las cosas cambian,
la menstruacion, la intimidad... Esto era algo que tenia que resolver, no queria por ningun motivo distraer a los
clientes con inquietudes distintas al trabajo, o que esto provocara algun mal entendido que la alejara de su nueva manera
de existir. Detestaba imaginar que de un dia a otro podia convertirse en mujer, porque sabia que todo lo que habia
ganado se perderia. El necesitaba afecto, confianza, credibilidad. Sobre todo credibilidad. Ser tratado como monstruo
del engaño toda su infancia le habia costado ya demasiado dolor y … no lo necesitaba.
Se fajo y comenzo a usar camisa de talla un poco mas grande y desfajada, pantalon de mezclilla y cinturon grueso , Cabello muy corto y le preocupo no tener bigote? Como resolveria eso?
Los compañeros de trabajo salian a divertirse y Martin los acompañaba. Fiestas familiares, quinceañeras, bautismos… Algunas jovencitas le coquetearon y Martin se hacia el desentendido, esto lo hacia interesante, a las chicas les gustan los enigmas. Algunas le mandarin cartitas al taller, y Martin miraba con tristeza la fragilidad de su genero, el comprendia lo facil que podia ser lastimarlas y esto le incluia.
Las platicas entre varones le mostraron la intencion, el objetivo , y nada tenia que ver con lo que aquellas cartas decian. Definitivamente el sexo femenino vivia en una nube rosa tan ridicula que comenzo a sentirse embarazado de tanta contrariedad. Pobres mujeres.Vivian buscando la zapatilla para
Regresar a casa antes de media noche.
 
rhcastro,20.09.2012
Te dejo la parte II Ninive. Cuando tengas tiempo claro.

Gracias.
 
rhcastro,20.09.2012
*El word en ingles deforma los textos.


II

Un dia Wendy no volvio, Susana comenzo a prostituirse para pagar renta y gastos, las luchas no le daban lo suficiente. Eleazar pocas veces vino a verla y Martina busco trabajo, a sus catorce años lo mas que consiguio fue limpiando
vidrios y acomodando el pan en una pasteleria. Escaso medio turno que poco ayudaba a Susana. Comenzaron los pleitos, el
entrar y salir de hombres, la vida desordenada de alguien que no sabe que hacer con ella. Martina detestaba los escandalos,
pero no encontraba la manera de provocar los cambios. Quizas algun dia pasaria de mano en mano como Susana, se acostumbraria
al ambiente que la rodeaba. Dejaria de sentirse diferente, especial y hasta superior. Como se puede ser superior cuando no
logras vestirte solo? Educarse era cosa de locos. Se iria ella con un hombre a los catorce años como su madre? Seria ella
como ese tipo de mujeres que cambian su cuerpo por estabilidad? Acaso esto no era tambien prostitucion? Tenia que haber otra
solucion, penso. Necesitaba otro trabajo, uno de tiempo completo para poder desprenderse del ambiente contaminado donde
se encontraba. Temia que alguno de esos hombres que entraban y salian con Susana algun dia la sometiera por la fuerza, la golpeara
como a Wendy... Que pasaria con Wendy? Quizas estaba muerta, de otra manera se hubiera comunicado.
A las ocho de la mañana ya estaba Martina limpiando y cambiando el pan viejo por el nuevo, limpiando vidrios de vitrinas y ventanales, para salir a las doce y recorrer
los diversos establecimientos solicitando trabajo. Nadie empleaba niños, era contra la ley, ademas quien lo hacia, pagaba la mitad de salario.
Una tarde Susana le presento a un hombre de cuarenta años, dueño de un taller mecanico y en la platica comento que buscaba un chalan.
Martina pronta se presto para el puesto, claro que aquel hombre echo a reir y le dio las razones por las que una mujer
no podia trabajar como chalan, pero Martina insistio tanto que el hombre acepto ponerla a prueba, por una semana dijo, medio turno.
Martina salia a las doce de la panaderia y corria apresurada para llegar a la una a su nuevo empleo . Con los dias
sus manos se impregnaron de grasa y la mujer de la panaderia la corrio, pero... fue contratada turno completo en el taller
mecanico.
Entendia que no podia ser un chalan toda la vida, que necesitaba aprender un oficio, veia que entraba buen dinero en el taller y tomo la decision de aprender el oficio. Se corto el cabello para no llamar la atencion con los clientes, usaba overol y
bota masculina, el caracter se le fue haciendo masculino , conceptos, ideas, razonamiento. Se estaba convirtiendo
en hombre y cada vez detestaba mas la debilidad de una mujer. Reconocerse a si misma mujer le comenzo a dar verguenza, por lo que
pidio a sus compañeros de trabajo que le llamasen Martin. Si... Martin... Toda ella se sentia Martin.
'La practica hace al maestro' Dice un dicho popular, y fue eso lo que ayudo a martina a superarse ,
el mucho interes y el trabajo. Se quedaba horas extras solo para no perder detalles, conceptos. Jamas ocultaba
alguna duda. Compraba libros que no entendia, fue cuando decidio terminar la secuedaria y se inscribio
en una escuela nocturna para ello. Superarse, superarse... Estaba obsecionada por los cambios, pero entendia
que para ello tenia que esforzarse.
La vida con Susana comenzo a ser deprimente, el solo verla consumiendo alcohol y estupefacientes la invadian de
una tristeza desconocida, desaliento, temor. Recordaba a su madre, todo niño abandonado, reprimido, humillado,
le recordaba a la mujer que tanto daño le habia hecho. No sabia de un beso, una caricia,
palabra noble, algun indicio de aceptacion. Toda ella fueron maldiciones y amargura. La abandono cuando tenia un
año, cuando volvio a verla, la sintio tan lejana como un fotografia en alguna pared de cualquier cuarto,
que por mas que intentas romper el cristal
que la protege, nada la penetra. Era la mujer mas fria y cruel que jamas imagino, esa a quien le chispean los
ojos cuando la rabia se derrama por las pupilas y escupe todo tipo de improperios sin importar lugar o circunstancia.
Siempre cruel, dia y noche malvada. La que confundian con madrastra de las golpizas que le propinaba en publico.
La odiaba, le dolia como mil puñales tan solo pronunciar su nombre, era frustrante que hiciera lo que hiciera
para ganar un poco de amor, siempre todo estuviese mal, fuese visto por ella como un acto alevoso y perverso, y a veces...
asquerosamente pervertido. Martina no entendia como alguien, puede ver en
sus hijos enemigos, contrincantes, malditos demonios que agreden con la presencia.
Ni al mismo diablo se le habian achacado tantas culpas como a Martina, a veces... Hasta llego a creerlas
de tanto que las escucho,como una grabacion psicologica en centro medico militarizado y especialista de transplante de
conductas. Odio sembrado palabra sobre palabra. Odio y muchos deseos de morir.
Escapar fue un arrebato, un pacto con el ultimo aliento, pero ahora era Martin, era autosuficiente y nunca nadie
volveria a lastimarle. Ahora sabia que Wendy fue buena madre aun sin haber parido, que si existe el amor y que ella, tenia la capacidad para volver a nacer.
Recogio las pocas prendas de vestir que estaban en casa de Susana, con el proposito de comenzar de nuevo
en aquel otro lugar. Su nueva vida como Martin.
En el taller mecanico aprendio cosas nuevas, no solo relacionadas al trabajo, sino tambien a la existencia.
La vida tiene un mecanismo muy parecido a los motores, un mal trato y se echa a perder.
martin se sentia enfermo cuando llego, pero las manos y mente en constante actividad gastan mucha energia,
y esto hace de cualquier individuo un ser tolerante, paciente, transita por la vida respetando sus tiempos, como la
cadena al arbol de levas se ajusta a los engranes del cigueñal, para andar a un paso justo y equilibrado que
provocara la perfecta combustion con el oxigeno y valvula de escape, dando paso al andar natural por los engranes y la vida, la vida es una maquina. Decia.
Asi era el taller, sonrisas y aprendizaje, amigos y equilibrio, enfrentar
cada dia un nuevo reto con sabiduria, sin mas fuerza que la disponibilidad.
Por primera vez Martin se sentia comodo, util, valorado. El cooperaba a regresar la vida a aquellos fierros que por mal trato
o vejez enfermaban.
Queria servir, sentirse util y amarse, respetarse, valorarse.
Ser hombre no parecia dificil, convivia con todos de compañero a compañero, pero cuando llega el desarrollo y los pechos comienzan a nacer,
las cosas cambian,
la menstruacion, la intimidad... Esto era algo que tenia que resolver, no queria por ningun motivo distraer a los
clientes con inquietudes distintas al trabajo, o que esto provocara algun mal entendido que la alejara de su nueva manera
de existir. Detestaba imaginar que de un dia a otro podia convertirse en mujer, porque sabia que todo lo que habia
ganado se perderia. El necesitaba afecto, confianza, credibilidad. Sobre todo credibilidad. Ser tratado como monstruo
del engaño toda su infancia le habia costado ya demasiado dolor y … no lo necesitaba.
Se fajo los senos y comenzo a usar camisa de talla un poco mas grande y desfajada, pantalon de mezclilla y cinturon grueso , Cabello muy corto y le preocupo no tener bigote? Como resolveria eso?
Los compañeros de trabajo salian a divertirse y Martin los acompañaba. Fiestas familiares, quinceañeras, bautismos… Algunas jovencitas le coquetearon y Martin se hacia el desentendido, esto lo hacia interesante, a las chicas les gustan los enigmas. Algunas le mandaban cartitas al taller, y Martin miraba con tristeza la fragilidad de su genero, el comprendia lo facil que podia ser lastimarlas y esto le incluia.
Las platicas entre varones le mostraron la intencion, el objetivo , y nada tenia que ver con lo que aquellas cartas decian. Definitivamente el sexo femenino vivia en una nube rosa tan ridicula que comenzo a sentirse embarazado de tanta contrariedad. Pobres mujeres.Vivian buscando la zapatilla para
regresar a casa antes de media noche.
 
ninive,20.09.2012
Corrección II del texto de Rhcastro

II
Wendy no volvía, Susana comenzó a prostituirse. Las luchas no le daban lo suficiente para pagar la renta y los gastos. Eleazar volvió pocas veces a verla y Martina buscó trabajo. Lo más que consiguió fue un trabajo de limpieza y en una pastelería la tomaron para acomodar el pan. Con esos trabajos de medio turno poco podía ayudar a Susana. Comenzaron los pleitos y en la casa el
entrar y salir de hombres.. Susana llevaba la vida desordenada de alguien que no sabe qué hacer con ella. Martina detestaba los escándalos,
pero no encontraba la manera cambiar las cosas. Quizás algún dia pasaría de mano en mano como Susana, podía ser que hasta llegara a acostumbrarse al ambiente que la rodeaba y dejara de sentirse diferente, especial y hasta superior. ¿Como se puede ser superior cuando no logras ni vestirte sola?
Educarse inimaginable, cosa de locos.¿Se iria con un hombre a los catorce años como su madre? ¿ Llegaría a ser como ese tipo de mujeres que cambian su cuerpo por la estabilidad? Acaso eso no era también prostitución? Tenía que haber otra solucion. La solución era encontrar la autosuficiencia. Necesitaba otro trabajo, un trabajo de tiempo completo si quería desprenderse del ambiente contaminado donde se encontraba. Temía que alguno de esos hombres que frecuentaban la casa algún día la sometieran por la fuerza, la golpearan
como a Wendy...
¿Qué sería de Wendy? Martina pensaba que quizas estaba muerta, de otra manera se hubiera comunicado con Susana.
Desde las ocho de la mañana ya estaba cambiando el pan viejo por el nuevo, limpiando vidrios de vitrinas y ventanales. Al terminar ,a las doce , recorría
los diversos establecimientos solicitando trabajo. Pocos se atrevían a emplear menores, era contra la ley, y si alguien lo hacía, el salario era la mitad del de un adulto.
Una tarde Susana le presento a un hombre mayor, dueño de un taller mecánico que en la plática comentó que buscaba un chalán*.
Martina se ofreció para el puesto, cosa que hizo reir al hombre, quien le dió las razones por las cuales una mujer no podía trabajar como chalán.
Martina insistió con tal vehemencia que el hombre aceptó ponerla a prueba durante una semana,por medio turno.
A las doce Martina terminado el trabajo en la panaderia corría apresurada para llegar su nuevo empleo. En el taller sus manos se fueron impregnando de grasa y la mujer de la panaderia la corrió, pero... el dueño del taller la contrató a turno completo.

La niña sabía que no podia seguir siendo un chalán toda la vida, que necesitaba aprender un oficio. Veía que entraba buen dinero en el taller y tomó la decisión de aprender el oficio. Se cortó el cabello para no llamar la atención de los clientes, usaba overol y botas de hombre. El carácter se le fue haciendo varonil en las ideas,los conceptos y el razonamiento. No solo se iba convirtiendo en un hombre sino que detestaba cada vez más la debilidad de las mujeres. Comenzó a darle verguenza el reconocerse mujer y les pidió a sus compañeros de trabajo que la llamasen Martín. Sí... Martín... Toda ella se sentía Martín.
'La práctica hace al maestro' Dice un dicho popular, y fue eso lo que ayudo a Martina a superarse. Ponía mucho interés en el trabajo. Se quedaba horas extras solo para no perder detalles, conceptos. Si tenía dudas, consultaba, compraba libros que no entendia para informarse. Entonces decidió proseguir sus estudios en la secundaria y frecuentó una escuela nocturna. Estaba obsesionada por superarse, por cambiar las cosas y entendía que para lograrlo debía esforzarse mucho.


La vida con Susana comenzo a ser deprimente, el solo hecho de verla consumir alcohol y usar estupefacientes la llenaba de
una tristeza desconocida,de desaliento y de temor. Era entonces cuando recordaba a su madre. Se sentía hermana de todo niño abandonado, reprimido, humillado, que era lo que le había dado la mujer que le había dado la vida y le había hecho tanto daño. Martina no sabía qué era un beso, una caricia, una palabra noble, alguna muestra de aceptacion. Todo lo que había recibido había sido maldiciones y amargura. Abandonada por la madre cuando tenía un año, cuando volvió a verla la sintió tan lejana como la fotografía de alguna pared,
que por más que intentas romper el cristal que la protege, nada la penetra. La mujer era fría y cruel, le chispean los ojos cuando la rabia se derramaba por sus pupilas y escupía todo tipo de improperios, sin importarle el lugar o las circunstancias.
Siempre cruel, día y noche, malvada. Podían confundirla con una madrasta los que veían las golpizas que le propinaba en publico. Esa no podía ser una madre.
La odiaba, le dolía como mil puñales tan solo pronunciar su nombre. Hiciera lo que ella hiciera para ganar un poco de amor, siempre todo era visto por la madre como un acto alevoso y a veces...asquerosamente pervertido. Martina no entendia como alguien, pudiera ver en sus hijos, enemigos, contrincantes, malditos demonios que agreden con la sola presencia.
Ni al mismo diablo se le habian achacado tantas culpas como a Martina, la dedichada hasta llegó a creerlas, a veces, tanto se las repetía que le lavaban el cerebro. El odio sembrado día a día, palabra sobre palabra generaba en Martina odio y muchos deseos de morir.
Escapar fue un acto desesperado,un pacto arrebatado con el último aliento.
Ahora era Martin, era autosuficiente y nunca nadie
volveria a lastimarla
Ahora sabia que Wendy era buena madre aún sin haber parido, que sí existe el amor y que ella, Martina, la niña de 13 años que era, tenía la capacidad de renacer.
Para conseguir su propósito de recomenzar recogió las pocas prendas de vestir que estaban en casa de Susan y comenzar en otro lugar su nueva vida como Martin.
En el taller mecanico aprendió muchas cosas, no sólo las relacionadas al trabajo, sino tambien a la vida.
La vida tiene un mecanismo muy parecido al de los motores; un mal trato o un abuso lo estropean y se echan a perder.
Martin se sentia casi enfermo cuando llegó a trabajar en el taller, pero las manos y mente en constante actividad gastaban mucha energia y al mismo tiempo lo transformaban, Se volvió tolerante, paciente, un ser que transita por la vida respetando sus tiempos, como la cadena del árbol de levas se ajusta a los dientes del cigueñal, para andar a un paso justo y equilibrado que
provoca la perfecta combustion con el oxigeno y la válvula de escape.La vida, la vida es así, un engranaje, una maquina, pensaba.
En el taller aprendió a sonreír. Aprovechaba para aprender, cultivaba la amistad de sus compañeros de trabajo y enfrentaba cada día un nuevo reto, con sabiduria, sin mas fuerza que la disponibilidad de su voluntad.
Por primera vez Martín se sentia cómodo,útil y valorado.Se esforzaba por restaurar esos motores que por mal trato o vejez enfermaban y sentía que estaba restaurando su vida.
Martina queria servir, sentirse útil para respetarse y valorarse. Poco a poco fue adquiriendo su autoestima.
Ser hombre no parecia difícil, alternaba con todos de compañeros, pero legó el desarrollo físico y sus pechos comenzaron a crecer,
las cosas cambian, la menstruacion, la intimidad... Este era un nuevo problema para resolver. No quería por ningún motivo distraer a los clientes con inquietudes distintas al trabajo, o que esto provocara algún mal entendido que la alejara de su nueva manera de vivir. Detestaba imaginar que de un dia a otro podia convertirse en mujer, porque sabía que todo lo que había
ganado se perderia. Martín necesitaba afecto, confianza, credibilidad, sobre todo credibilidad y no quería ser tratado como monstruo del engaño. Toda su infancia le había costado ya demasiado dolor. No necesitaba más dolor.
Se fajó los senos y comenzó a usar camisas de talles más grandes, pantalón de mezclilla y cinturón grueso. Llevaba el cabello muy corto y empezó a preocuparse por no tener barba. ¿Como resolveria eso?
Cuando los compañeros de trabajo salían, Martín los acompañaba a las fiestas familiares,cumpleaños, bautismos… Algunas jovencitas le coquetearon y Martin se hacia el desentendido, esto lo hacía interesante, a las chicas les gustan los enigmas. Algunas le mandaban cartitas al taller, y Martín contemplaba con tristeza la fragilidad de su género, comprendia lo facil que podía ser lastimarlas y esto le incluía.
Las pláticas entre varones le mostraron la intención de los hombres que nada nada tenía que ver con lo que aquellas cartas expresaban. Definitivamente el sexo femenino vivía en una nube rosa tan irreal y ridícula que comenzó a sentirse embarazado con tanta ambivalencia
!Pobres Cenicientas!Las mujeres vivian buscando la zapatilla para regresar a casa antes de media noche.
 
rhcastro,20.09.2012
Gracias. Dejare descansar a nuestra correctora unos dos dias, mientras armo otro capitulo.
Me encanta tu trabajo bNinive/b

 
rhcastro,20.09.2012
Eres maravillosa.
 
rhcastro,21.09.2012
Dejo la parte III para cuando tengas tiempo.

Termino la secuendaria, entro a la preparatoria conjunta con un taller de mecanica que complementara
su practica con la teoria, pero un dia, se le ocurrio marcar a un pariente para preguntar por la familia,
primos, hermanos... Mala idea.
-Donde has estado Martina? Hemos estado tan preocupados por ti!
-Estoy bien, estudio, trabajo.
-Pero que estas haciendo tan lejos? Sabias que tu madre ya se divorcio?
-NO seria la primera vez
-si, pero ahora esta en una situacion realmente mala, debias comunicarte con ella.
-Me das el telefono?
-Si, deja busco...
Asi fue como la mujer maldita se convirtio en la 'pobre mujer' y su hija maldita, la que no ayuda a su madre,
la que la abandona en situaciones tan pauperrimas, aquella que se fue y no le importo nada.
Cuando salio de casa tomo la decision de borrar el pasado, pero pensar que ella sufria necesidad le inquieto
demasiado, no era lo mismo una malvada solvente, que una malvada en el total desamparo de la vida.
Marco...
-Hola
-Hola, soy yo, Martina
-Ay hija gracias a Dios que hablas!! Fijate que tengo muchos problemas, no tengo trabajo, tus hermanos se mueren
de hambre! Y tu hijita como has estado? Con quien vives?
-Estoy estudiando y trabajando, todo esta bien
-en verdad? Tendras un poco de dinero para mandarme? Disculpa que te pida, pero no se que hacer.
-Si, claro, dime a donde y te mando.
-Dios te regresara doble mihijita! Eres tan buena!
-Aja, si, tengo que colgar.
-Si mijita que Dios te Bendita y no olvides lo mas pronto posible mandarme un dinerito, ya despues te pagare.
-si.

Eso fue cada quincena, mitad para sus hermanos y mitad para gastos de escuela, alimentacion y nomas. No ropa, no
zapatos, no dulces ni cosas especiales.
Asi pasaro un año, despues tuvo que mandar para el pasaje de su familia porque los corrian de todas partes.
Nadie soportaba la amargura de aquella mujer. Ni los vecinos.
Martin dejo la escuela, ahora tenia que pagar la escuela de los hermanos, la renta, ella se fue a dormir al taller.
Cada vez que se encontraba con su madre solo escuchaba reclamos, que mira como nos tienes, que por tu culpa
estamos asi, que mis hijos necesitan esto y el otro, eres una maldita, seguro lo haces de adrede porque les tienes
envidia a tus hermanos que nacieron hermosos y tu eres horrible, te pareces a tu padre, eres un puerco mugroso, pareces
macho, que dios te perdone Martina, que dios te perdone.
Gustavo es un embobinador que trabaja para el taller, a veces se acerca y sonrie, pero esta vez a profundizado
en la platica, invita a Martin a dar una vuelta por el parque, tomar una nieve... Como cuates, camaradas... Sabe que
Martin tiene problemas con cualquier otro tipo de relacion afectiva.
Gustavo habla de motores, de sus problemas de pareja, sus pequeños hijos, poco a poco logra que Martin exponga
sus sentimientos. Se hacen buenos amigos.
Una tarde, Gustavo toma las manos de Martin y le dice: 'cualquier cosa que necesites cuenta conmigo'
Martin no soporta mas y se le abraza, cualquiera en el parque pensaria que dos homosexuales estan dando un
espectaculo, pero solo ellos saben que no es asi.
A Gustavo lo abandono su esposa y se fue con otro. Dejo a sus hijos, el aun llora a su mujer.
-Te vendrias a vivir conmigo?
-Por que?
-Bueno... Para que descanses, no creo que los asientos de los autos en reparcion sean muy comodos. Como amigos,
mis niños son muy buenos, te gustaran.
-No se. Lo pensare.
-Me gustara mucho tenerte en casa, a veces me siento muy solo.
-Yo tambien.
Los problemas con su madre cada vez son mas grandes, los reproches mas intensos, siente que se esta volviendo loca,
el dinero no alcanza, los gastos se vuelven imposibles y ya no queda ni un centavo mas para ella.
Tener dos vidas no es facil, podria abandonar a la madre, pero jamas abandonaria a sus hermanos.
La mujer no sabe trabajar, sus parejas siempre le dieron lo necesario, pero siendo una mujer ya vieja
no es facil hacerse de otra pareja sentimental, y menos con ese caracter.
Cuando pasa por la escuela nocturna siente mucha tristeza, es como si le hubiesen robado, nada de lo que quiere
puede tenerlo, no existe manera de volver a escapar, hay un par de niños de por medio.
Sus hermanos la quieren, la abrazan, le cuentan como va la escuela y como va la vida.A ellos no los maltratan,
porque son hijos del unico hombre que su madre amo.
sigue saliendo con Gustavo y un dia accede a conocer a sus niños. Son dos criaturas pequeñas que abrazan al padre
con una inocencia angelical. Martina se enamora de los niños, de los ojos de Gustavo cuando los mira.
Como hubiera querido que alguien le mirara asi.
-Si
-Si que?
-Si quiero vivir contigo
-De verdad Martina?
-si, creo que si.
-Oh Martina, eso suena maravilloso, los niños se pondran muy contentos.
-Bueno
-Cuando?
-Cuando tu digas.
-Ya! Ahora mismo!
-NO no puedo, tengo que terminar de acentar estas valvulas.
-Jajajajaja, que buena noticia Mati... Me siento feliz.
No fue asi de rapido, pero en los proximos dias se instalo en una habitacion contigua a la de los niños y por
primera vez se sentio parte de algo.
Los ojos de Gustavo tienen un brillo especial y ella se siente atraida,
pero Gustavo jamas ha hablado sobre algo asi, quizas no quiere confundirla, o es solo su imaginacion. Son buenos amigos.
Es muy facil enamorarse de un sueño, imaginar que eres alguien y que importas cuando tienes
la vida en soledad. Es muy facil creer alcanzar estrellas cuando tu cielo tiene todas las luces apagadas.
Es tan facil amar cuando no te han amado.
-Y esa cara de idiota? No dudo que andes de puta
-De que hablas mama?
-NO de nada, si tu eres una santa, una martir, como crees que alguien pueda decir algo de ti?
-Ten un poco de dinero para que compres despensa
-No quiero tu dinero! Crees que con esa miseria comeran mis hijos? No te importa! No tienen ropa, zapatos,
ya no podre mandarlos a la escuela porque no tienen ni calcetines!!
-Mama, de donde quieres que saque mas dinero?
-NO des las nalgas de a gratis!! Se cobra por eso Martina!! Las putas cobran!!

Martin dejo el dinero en la mesa, callado, ocultando la lagrima que seria motivo de otra agresion.
Ni siquiera tenia permitido llorar.


 
ninive,22.09.2012
Corrección de Adiós Amor de rhcastro parte III
Wendy no volvía, Susana comenzó a prostituirse. Las luchas no le daban lo suficiente para pagar la renta y los gastos. Eleazar volvió pocas veces a verla y Martina buscó trabajo. Lo más que consiguió fue un trabajo de limpieza y en una pastelería la tomaron para acomodar el pan. Con esos trabajos de medio turno poco podía ayudar a Susana. Comenzaron los pleitos y en la casa el
entrar y salir de hombres.. Susana llevaba la vida desordenada de alguien que no sabe qué hacer con ella. Martina detestaba los escándalos,
pero no encontraba la manera cambiar las cosas. Quizás algún dia pasaría de mano en mano como Susana, podía ser que hasta llegara a acostumbrarse al ambiente que la rodeaba y dejara de sentirse diferente, especial y hasta superior. ¿Como se puede ser superior cuando no logras ni vestirte sola?
Educarse inimaginable, cosa de locos.¿Se iria con un hombre a los catorce años como su madre? ¿ Llegaría a ser como ese tipo de mujeres que cambian su cuerpo por la estabilidad? Acaso eso no era también prostitución? Tenía que haber otra solucion. La solución era encontrar la autosuficiencia. Necesitaba otro trabajo, un trabajo de tiempo completo si quería desprenderse del ambiente contaminado donde se encontraba. Temía que alguno de esos hombres que frecuentaban la casa algún día la sometieran por la fuerza, la golpearan
como a Wendy...
¿Qué sería de Wendy? Martina pensaba que quizas estaba muerta, de otra manera se hubiera comunicado con Susana.
Desde las ocho de la mañana ya estaba cambiando el pan viejo por el nuevo, limpiando vidrios de vitrinas y ventanales. Al terminar ,a las doce , recorría
los diversos establecimientos solicitando trabajo. Pocos se atrevían a emplear menores, era contra la ley, y si alguien lo hacía, el salario era la mitad del de un adulto.
Una tarde Susana le presento a un hombre mayor, dueño de un taller mecánico que en la plática comentó que buscaba un chalán*.
Martina se ofreció para el puesto, cosa que hizo reir al hombre, quien le dió las razones por las cuales una mujer no podía trabajar como chalán.
Martina insistió con tal vehemencia que el hombre aceptó ponerla a prueba durante una semana,por medio turno.
A las doce Martina terminado el trabajo en la panaderia corría apresurada para llegar su nuevo empleo. En el taller sus manos se fueron impregnando de grasa y la mujer de la panaderia la corrió, pero... el dueño del taller la contrató a turno completo.

La niña sabía que no podia seguir siendo un chalán toda la vida, que necesitaba aprender un oficio. Veía que entraba buen dinero en el taller y tomó la decisión de aprender el oficio. Se cortó el cabello para no llamar la atención de los clientes, usaba overol y botas de hombre. El carácter se le fue haciendo varonil en las ideas,los conceptos y el razonamiento. No solo se iba convirtiendo en un hombre sino que detestaba cada vez más la debilidad de las mujeres. Comenzó a darle verguenza el reconocerse mujer y les pidió a sus compañeros de trabajo que la llamasen Martín. Sí... Martín... Toda ella se sentía Martín.
'La práctica hace al maestro' Dice un dicho popular, y fue eso lo que ayudo a Martina a superarse. Ponía mucho interés en el trabajo. Se quedaba horas extras solo para no perder detalles, conceptos. Si tenía dudas, consultaba, compraba libros que no entendia para informarse. Entonces decidió proseguir sus estudios en la secundaria y frecuentó una escuela nocturna. Estaba obsesionada por superarse, por cambiar las cosas y entendía que para lograrlo debía esforzarse mucho.


La vida con Susana comenzo a ser deprimente, el solo hecho de verla consumir alcohol y usar estupefacientes la llenaba de
una tristeza desconocida,de desaliento y de temor. Era entonces cuando recordaba a su madre. Se sentía hermana de todo niño abandonado, reprimido, humillado, que era lo que le había dado la mujer que le había dado la vida y le había hecho tanto daño. Martina no sabía qué era un beso, una caricia, una palabra noble, alguna muestra de aceptacion. Todo lo que había recibido había sido maldiciones y amargura. Abandonada por la madre cuando tenía un año, cuando volvió a verla la sintió tan lejana como la fotografía de alguna pared,
que por más que intentas romper el cristal que la protege, nada la penetra. La mujer era fría y cruel, le chispean los ojos cuando la rabia se derramaba por sus pupilas y escupía todo tipo de improperios, sin importarle el lugar o las circunstancias.
Siempre cruel, día y noche, malvada. Podían confundirla con una madrasta los que veían las golpizas que le propinaba en publico. Esa no podía ser una madre.
La odiaba, le dolía como mil puñales tan solo pronunciar su nombre. Hiciera lo que ella hiciera para ganar un poco de amor, siempre todo era visto por la madre como un acto alevoso y a veces...asquerosamente pervertido. Martina no entendia como alguien, pudiera ver en sus hijos, enemigos, contrincantes, malditos demonios que agreden con la sola presencia.
Ni al mismo diablo se le habian achacado tantas culpas como a Martina, la dedichada hasta llegó a creerlas, a veces, tanto se las repetía que le lavaban el cerebro. El odio sembrado día a día, palabra sobre palabra generaba en Martina odio y muchos deseos de morir.
Escapar fue un acto desesperado,un pacto arrebatado con el último aliento.
Ahora era Martin, era autosuficiente y nunca nadie
volveria a lastimarla
Ahora sabia que Wendy era buena madre aún sin haber parido, que sí existe el amor y que ella, Martina, la niña de 13 años que era, tenía la capacidad de renacer.
Para conseguir su propósito de recomenzar recogió las pocas prendas de vestir que estaban en casa de Susan y comenzar en otro lugar su nueva vida como Martin.
En el taller mecanico aprendió muchas cosas, no sólo las relacionadas al trabajo, sino tambien a la vida.
La vida tiene un mecanismo muy parecido al de los motores; un mal trato o un abuso lo estropean y se echan a perder.
Martin se sentia casi enfermo cuando llegó a trabajar en el taller, pero las manos y mente en constante actividad gastaban mucha energia y al mismo tiempo lo transformaban, Se volvió tolerante, paciente, un ser que transita por la vida respetando sus tiempos, como la cadena del árbol de levas se ajusta a los dientes del cigueñal, para andar a un paso justo y equilibrado que
provoca la perfecta combustion con el oxigeno y la válvula de escape.La vida, la vida es así, un engranaje, una maquina, pensaba.
En el taller aprendió a sonreír. Aprovechaba para aprender, cultivaba la amistad de sus compañeros de trabajo y enfrentaba cada día un nuevo reto, con sabiduria, sin mas fuerza que la disponibilidad de su voluntad.
Por primera vez Martín se sentia cómodo,útil y valorado.Se esforzaba por restaurar esos motores que por mal trato o vejez enfermaban y sentía que estaba restaurando su vida.
Martina queria servir, sentirse útil para respetarse y valorarse. Poco a poco fue adquiriendo su autoestima.
Ser hombre no parecia difícil, alternaba con todos de compañeros, pero legó el desarrollo físico y sus pechos comenzaron a crecer,
las cosas cambian, la menstruacion, la intimidad... Este era un nuevo problema para resolver. No quería por ningún motivo distraer a los clientes con inquietudes distintas al trabajo, o que esto provocara algún mal entendido que la alejara de su nueva manera de vivir. Detestaba imaginar que de un dia a otro podia convertirse en mujer, porque sabía que todo lo que había
ganado se perderia. Martín necesitaba afecto, confianza, credibilidad, sobre todo credibilidad y no quería ser tratado como monstruo del engaño. Toda su infancia le había costado ya demasiado dolor. No necesitaba más dolor.
Se fajó los senos y comenzó a usar camisas de talles más grandes, pantalón de mezclilla y cinturón grueso. Llevaba el cabello muy corto y empezó a preocuparse por no tener barba. ¿Como resolveria eso?
Cuando los compañeros de trabajo salían, Martín los acompañaba a las fiestas familiares,cumpleaños, bautismos… Algunas jovencitas le coquetearon y Martin se hacia el desentendido, esto lo hacía interesante, a las chicas les gustan los enigmas. Algunas le mandaban cartitas al taller, y Martín contemplaba con tristeza la fragilidad de su género, comprendia lo facil que podía ser lastimarlas y esto le incluía.
Las pláticas entre varones le mostraron la intención de los hombres que nada nada tenía que ver con lo que aquellas cartas expresaban. Definitivamente el sexo femenino vivía en una nube rosa tan irreal y ridícula que comenzó a sentirse embarazado con tanta ambivalencia
!Pobres Cenicientas!Las mujeres vivian buscando la zapatilla para regresar a casa antes de media noche.
"""""""""""""""""""


Martina siente de pronto la necesidad de comunicarse con una pariente para preguntar por la familia, por sus hermanos y primos. En ese entonces ya había terminado de frecuentar la secundaria y comenzaba la preparatoria conjunta a un taller de mecánica para complementar con la teoría la práctica adquirida en el taller.
El llamado se reveló como una mala idea. No sabía que estaba abriendo la caja de Pandora.

-¿Donde has estado Martina? ¡Hemos estado tan preocupados por ti!
-Estoy bien, estudio, trabajo.
-Pero ¿qué estas haciendo tan lejos? Sabías que tu madre ya se divorció?
-No sería la primera vez...
-Si, pero ahora se encuentra realmente en una mala situacion. Deberías comunicarte con ella.
-¿Me das el teléfono?
-Si, deja busco...

Cuando dejó su casa Martina tomó la decision de borrar el pasado, pero ahora el saber que la madre sufría necesidades la inquietó demasiado; no era lo mismo una malvada solvente, que una malvada en el total desamparo de la vida.

Asi fue como la mujer maldita se convirtió en la 'pobre mujer' y su hija maldita, aquella que se fue y no le importó nada, en la que no ayuda a su madre,
la que la abandona en situaciones tan extremas.
Marcó el número...
-Hola
-Hola, soy yo, Martina.
-Ay hija, gracias a Dios que hablas!! Fíjate que tengo muchos problemas, no tengo trabajo, tus hermanos se mueren
de hambre ¿Y tu hijita como has estado? ¿Con quien vives?
-Estoy estudiando y trabajo, todo está bien
-¿En verdad? ¿Tendrás un poco de dinero para mandarme? Disculpa que te pida, pero no sé ya qué hacer.
-Si, claro, dime adónde y te mando.
-Dios te regresara doble mihijita! !Eres tan buena!
-Ajá, si, tengo que colgar.
-Si mijita que Dios te Bendita y no olvides lo más pronto posible mandarme un dinerito, ya después te pagaré.
-Si.
Fue la única vez, después de tanto tiempo que la madre le hablaba con cierta calidez.

Cada quincena, Martina enviaba dinero para gastos de la escuela de sus hermanos y para alimentacion. Sólo para eso; el dinero no era para ropas ,zapatos, dulces o diversiones. Después de un año, estuvo obligada a mandar dinero para pasajes porque los corrían de todas partes.
Nadie soportaba la amargura de aquella mujer.

Martín dejó la escuela, ahora tenia que pagar todo. Los dejó en su vivienda y dormía en el taller.

Cada vez que se encontraba con su madre solo escuchaba reclamos, que mira cómo nos tienes, que por tu culpa
estamos así, que mis hijos necesitan esto y el otro, eres una maldita, seguro lo haces de adrede porque les tienes
envidia a tus hermanos que nacieron hermosos y tu eres horrible, te pareces a tu padre, eres un puerco mugroso, pareces macho, que Dios te perdone Martina, que Dios te perdone.
Volvían a resonar en los oídos de la joven las palabras hirientes de entonces.


En el taller es donde Martín encuentra un poco de tranquilidad. Mantiene una buena relación con todos, pero Gustavo el embobinador, a veces se acerca y le sonrie. Platican y comienzan a conocerse más allá de los temas del trabajo.
Gustavo la invita a dar una vuelta por el parque, tomar una nieve... Como cuates, camaradas... Es atento con ella. Sabe que Martín tiene problemas con cualquier otro tipo de relacion afectiva.
Gustavo platica de motores que es el tema que los une, pero también le confía sus problemas de pareja; la mujer lo abandonó y se fue con otro dejándole los niños pero a pesar de todo el aún la llora... poco a poco Gustavo logra que Martin se abra y exponga también sus problemas y sus sentimientos. Llegan a ser buenos amigos.

Cierta vez,después de escucharla contar sus problemas, Gustavo le toma las manos: 'cualquier cosa que necesites, cuenta conmigo'
Martin lo abraza. Siente que no soporta más. Cualquier pasante podría pensar que dos homosexuales están dando un espectáculo, pero ellos saben que no es asi.
-Te vendrías a vivir conmigo?
-¿Por qué?
-Bueno... Para que descanses, no creo que los asientos de los autos en reparación sean muy cómodos. No me interpretes mal ¿somos amigos, no? Te gustarán mis niños, son muy buenos.
-No sé. Lo pensaré.
Martina sabe que el hombre es sincero y le emociona el ofrecimiento.
-Me gustara mucho tenerte en casa, insiste él, a veces me siento muy solo.
-Yo también me siento muy sola.

Los problemas con la madre son cada vez más graves y los reproches más intensos, Martina siente que se está volviendo loca; el dinero ya no alcanza para nada, los gastos aumentan, ya no le queda ni un centavo más para ella.
Martina sabe que no abandonará nunca a sus hermanos, a la madre podría volverla a abandonar, pero ahora que es ya vieja y con ese caracter agriado no puede ni pensar en que podría rehacerse una vida sentimental. No sabe trabajar, sus parejas siempre le dieron lo necesario. Ahora es distinto. Martina lo sabe.
Sus hermanos la quieren, la abrazan, le cuentan como les va en la escuela y como va la vida.A ellos la madre no los maltrata, son hijos del único hombre que amó.
Martina comprende con gran tristeza que le han robado parte de su vida.
Nada de lo que quiere puede obtenerlo,pero también comprende que no existe manera de volver a escapar, hay un par de niños de por medio.

La joven sigue saliendo con Gustavo y un día accede a conocer a los niños. Son dos criaturas que se abrazan al padre con una inocencia angelical. Martina se enamora de ellos y de los ojos de Gustavo cuando los mira.
!Como hubiera querido que alguien la mirara asi!
-Sí- murmuró
-Sí ¿qué?
-Sí, quiero vivir contigo.
-¿De verdad Martina?
-Si, creo que sí.
-¡Oh Martina!, eso suena maravilloso, los niños se pondrán muy contentos.
-Bueno
-¿Cuando?
-Cuando tu digas.
-Ya! Ahora mismo!
-No no puedo, tengo que terminar de acentar estas válvulas.
-Jajajajaja, que buena noticia Mati... Me siento feliz.

A los pocos días Martina se instaló en una habitacion contigua a la de los niños y por primera vez sentió ser parte de algo.
Los ojos de Gustavo la miran con un brillo especial y ella se siente atraída, pero el hombre, quizás para no confundirla, nunca deja de comportarse como un buen amigo
Es muy fácil enamorarse de un sueño, imaginar que eres alguien y que importas cuando vienes llevando toda una vida en soledad. Es muy fácil creer alcanzar estrellas cuando tu cielo tiene todas las luces apagadas.
Es tan fácil amar cuando nunca te han amado.

-¿Y esa cara de idiota? No dudo que andes de puta.
-¿De que hablas mamá?
-No de nada, si tu eres una santa, una mártir, ¿cómo crees que alguien pueda decir algo de ti?
-Ten un poco de dinero para que compres despensa
-¿Crees que con esa miseria comerán mis hijos? No te importa que ya no tengan ropa ni zapatos,ya ni podré mandarlos a la escuela porque no tienen ni calcetines.
-Mamá, ¿de donde quieres que saque más dinero?
-!No des las nalgas de a gratis!! Se cobra por eso Martina!! Las putas cobran!!

Callado,Martin dejó el dinero sobre la mesa ocultando la lágrima que podía ser motivo de otra agresion.
Ni siquiera tenía permitido llorar.

 
rhcastro,22.09.2012
Las correcciones y agregados a este texto son perfectas Ninive, no se que haria sin ti. Es mucho lo que me ayudas tanto en publico como en privado. Sabes que soy un ser limitado que te necesita y esto se~ora mia, no tengo con que pagarlo.

Lo que mas te agradezco es la honestidad, porque aun cuando duele, es lo unico que ayuda a superarme.

Gracias

 
rhcastro,25.09.2012
Algo malo le paso a mi inspiracion con los acontecimientos de los ultimos dias.
Por ahora solo tengo esta parte del cap.IV.

Peor es nada supongo. Ya ni se.


IV(a)


Fueron detalles, palabras dichas sin pensar que lastiman mas que los golpes..
Simple conjunto de letras expresando verdades o simples estados de animo, a veces demasiado crueles.
Los problemas cotidianos, el ego maldito que no permite mirar mas alla
del yo tengo, yo sufro, yo padezco. Ese maldito ser que poco se detiene
cuando se externa, y tiene el poder de marchitar el mundo.

Gustavo hizo lo imposible por sembrar en el corazon de Martin un poco de alegria,
pero nada parecia surtir efecto, si algo que no se puede fingir es el corazon.
Cuanto mas intantaba Gustavo internarse
en la mente de Martin, menos comprendia.

-Quieres acompa~arme, voy a llevar a los ni~os al parque
_Me gustaria, pero quede con mis hermanos
_Oh que bien! Y si vamos juntos?
_No creo
_Por que no? Pasear ni~os es igual a pasear ni~os. A donde piensas llevarlos?
_Aun no se, pero quizas ellos se sientan incomodos, mejor otro dia nos juntamos.
_Esta bien, pero en eso quedamos he?
_si

'Pasear ni~os es pasear ni~os' dijo Gustavo, lo que no sabia era que los hermanos
de Martin gustaban de otros paseos, algo asi como los panteones y observar cadaveres
en el anfitiatro.
Recorrian las tumbas y releian los epitafios, se preguntaban quien fue aquel que
yacia bajo lapidas olvidadas, no habia nada mejor que crear historias malditas
en un lugar como ese, donde los mismos arboles parecian infernales en el casi silencio,
misterioso mundo de sonidos extra~os que produce el viento, cuando
golpeaba recuerdos.

Martin rie, con las caras de miedo de la mas pequeña, o la traviesa imaginacion
del varoncito, que pretende desenterrar alguno de aquellos cuerpos.

_Para que? Ven... Aca estan estos esperando
por alguien que les reconozca
_No tienen familia?
_No... NO la tienen
_Que triste Mati!
_si
_Verdad que a nosotros no nos pondran aqui? Nosotros si tenemos familia.

Martin oberva aquellos cuerpos amoratados, recuerda a los hermanos que no volvio a ver y que
no se reportaron desaparecidos, los hijos de nadie. Por que se identificaba tanto con ellos?
Eran esos panteones como su vida? su historia?... Se recordo de niña corriendo
por las tumbas, sola, siempre sola. Buscaba descubrir el secreto que se fue en el cuerpo,
lo que no se dijo, lo que a nadie importo lo suficiente.

Los hermanos corrieron al descubrir una osamenta fuera del sepulcro, femenina por el resto
de ropas, algunos cabellos sueltos.

_Por que la sacan?_ Pregunta la pequeña_
_Cuando no pagan la tierra, los sacan
_Es pobre como nosotros?
_La olvidaron
_Que malos!!
_No sabemos , quizas es pobres.
_Y no puedes pagar para que la regresen? Yo te doy mi Domingo!
_Ya no siente, no te preocupes. Los que mueren no saben donde estan
_Y alli la van a dejar?
_Vamonos mejor
_No, no me quiero ir!
_Ya es tarde. No quieres que se levanten verdad?_ Los niños corren aterrados y Martin sonrie.
si Gustavo supiera lo que la hace reir, quizas preferiria seguirlo ignorando.

Deja a los niños en la puerta de casa, no quiere entrar y descubrir que la madre tiene algo nuevo
que reclamarle. Les da un
beso y se va.

Cuando llego a casa de Gustavo, estaba sola, prendio la television, pero no habia algo interesante.
Tomo el cuaderno, ese cuaderno y escribio:



Tan solo una vez yo serè niño,
inocente una vez en el camino,
deja que sonrìa,
disfrute mis cosas,
adulto tan sabio
que todo destrozas.
No hagas que fallezca
mi sonrisa fresca,
deja que disfrute
poco a poco crezca,
no permitas nunca
ver en mi mirada,
el paso del tiempo
que tiene tu cara.
Para què me quieres
serio y meditando,
de las cosas tristes
que te estàn pasando?
Dèjame que viva,
deja que sonrìa,
deja que agradezca...
Ser niño en la vida.

Como era posible que Martin, quien acababa de llegar del panteon con sus hermanos escribiera esto?
Acaso lo muerto era el lugar correcto para criaturas que comienzan a vivir?
Que es lo muerto?
Que habia en su cabeza?

Lo cierto es que se divertian, y eran los pocos momentos en que Martin se sentia un poco vivo.

 
ninive,26.09.2012
Wendy no volvía, Susana comenzó a prostituirse. Las luchas no le daban lo suficiente para pagar la renta y los gastos. Eleazar volvió pocas veces a verla y Martina buscó trabajo. Lo más que consiguió fue un trabajo de limpieza y en una pastelería la tomaron para acomodar el pan. Con esos trabajos de medio turno poco podía ayudar a Susana. Comenzaron los pleitos y en la casa el
entrar y salir de hombres.. Susana llevaba la vida desordenada de alguien que no sabe qué hacer con ella. Martina detestaba los escándalos,
pero no encontraba la manera cambiar las cosas. Quizás algún dia pasaría de mano en mano como Susana, podía ser que hasta llegara a acostumbrarse al ambiente que la rodeaba y dejara de sentirse diferente, especial y hasta superior. ¿Como se puede ser superior cuando no logras ni vestirte sola?
Educarse inimaginable, cosa de locos.¿Se iria con un hombre a los catorce años como su madre? ¿ Llegaría a ser como ese tipo de mujeres que cambian su cuerpo por la estabilidad? Acaso eso no era también prostitución? Tenía que haber otra solucion. La solución era encontrar la autosuficiencia. Necesitaba otro trabajo, un trabajo de tiempo completo si quería desprenderse del ambiente contaminado donde se encontraba. Temía que alguno de esos hombres que frecuentaban la casa algún día la sometieran por la fuerza, la golpearan
como a Wendy...
¿Qué sería de Wendy? Martina pensaba que quizas estaba muerta, de otra manera se hubiera comunicado con Susana.
Desde las ocho de la mañana ya estaba cambiando el pan viejo por el nuevo, limpiando vidrios de vitrinas y ventanales. Al terminar ,a las doce , recorría
los diversos establecimientos solicitando trabajo. Pocos se atrevían a emplear menores, era contra la ley, y si alguien lo hacía, el salario era la mitad del de un adulto.
Una tarde Susana le presento a un hombre mayor, dueño de un taller mecánico que en la plática comentó que buscaba un chalán*.
Martina se ofreció para el puesto, cosa que hizo reir al hombre, quien le dió las razones por las cuales una mujer no podía trabajar como chalán.
Martina insistió con tal vehemencia que el hombre aceptó ponerla a prueba durante una semana,por medio turno.
A las doce Martina terminado el trabajo en la panaderia corría apresurada para llegar su nuevo empleo. En el taller sus manos se fueron impregnando de grasa y la mujer de la panaderia la corrió, pero... el dueño del taller la contrató a turno completo.

La niña sabía que no podia seguir siendo un chalán toda la vida, que necesitaba aprender un oficio. Veía que entraba buen dinero en el taller y tomó la decisión de aprender el oficio. Se cortó el cabello para no llamar la atención de los clientes, usaba overol y botas de hombre. El carácter se le fue haciendo varonil en las ideas,los conceptos y el razonamiento. No solo se iba convirtiendo en un hombre sino que detestaba cada vez más la debilidad de las mujeres. Comenzó a darle verguenza el reconocerse mujer y les pidió a sus compañeros de trabajo que la llamasen Martín. Sí... Martín... Toda ella se sentía Martín.
'La práctica hace al maestro' Dice un dicho popular, y fue eso lo que ayudo a Martina a superarse. Ponía mucho interés en el trabajo. Se quedaba horas extras solo para no perder detalles, conceptos. Si tenía dudas, consultaba, compraba libros que no entendia para informarse. Entonces decidió proseguir sus estudios en la secundaria y frecuentó una escuela nocturna. Estaba obsesionada por superarse, por cambiar las cosas y entendía que para lograrlo debía esforzarse mucho.


La vida con Susana comenzo a ser deprimente, el solo hecho de verla consumir alcohol y usar estupefacientes la llenaba de
una tristeza desconocida,de desaliento y de temor. Era entonces cuando recordaba a su madre. Se sentía hermana de todo niño abandonado, reprimido, humillado, que era lo que le había dado la mujer que le había dado la vida y le había hecho tanto daño. Martina no sabía qué era un beso, una caricia, una palabra noble, alguna muestra de aceptacion. Todo lo que había recibido había sido maldiciones y amargura. Abandonada por la madre cuando tenía un año, cuando volvió a verla la sintió tan lejana como la fotografía de alguna pared,
que por más que intentas romper el cristal que la protege, nada la penetra. La mujer era fría y cruel, le chispean los ojos cuando la rabia se derramaba por sus pupilas y escupía todo tipo de improperios, sin importarle el lugar o las circunstancias.
Siempre cruel, día y noche, malvada. Podían confundirla con una madrasta los que veían las golpizas que le propinaba en publico. Esa no podía ser una madre.
La odiaba, le dolía como mil puñales tan solo pronunciar su nombre. Hiciera lo que ella hiciera para ganar un poco de amor, siempre todo era visto por la madre como un acto alevoso y a veces...asquerosamente pervertido. Martina no entendia como alguien, pudiera ver en sus hijos, enemigos, contrincantes, malditos demonios que agreden con la sola presencia.
Ni al mismo diablo se le habian achacado tantas culpas como a Martina, la dedichada hasta llegó a creerlas, a veces, tanto se las repetía que le lavaban el cerebro. El odio sembrado día a día, palabra sobre palabra generaba en Martina odio y muchos deseos de morir.
Escapar fue un acto desesperado,un pacto arrebatado con el último aliento.
Ahora era Martin, era autosuficiente y nunca nadie
volveria a lastimarla
Ahora sabia que Wendy era buena madre aún sin haber parido, que sí existe el amor y que ella, Martina, la niña de 13 años que era, tenía la capacidad de renacer.
Para conseguir su propósito de recomenzar recogió las pocas prendas de vestir que estaban en casa de Susan y comenzar en otro lugar su nueva vida como Martin.
En el taller mecanico aprendió muchas cosas, no sólo las relacionadas al trabajo, sino tambien a la vida.
La vida tiene un mecanismo muy parecido al de los motores; un mal trato o un abuso lo estropean y se echan a perder.
Martin se sentia casi enfermo cuando llegó a trabajar en el taller, pero las manos y mente en constante actividad gastaban mucha energia y al mismo tiempo lo transformaban, Se volvió tolerante, paciente, un ser que transita por la vida respetando sus tiempos, como la cadena del árbol de levas se ajusta a los dientes del cigueñal, para andar a un paso justo y equilibrado que
provoca la perfecta combustion con el oxigeno y la válvula de escape.La vida, la vida es así, un engranaje, una maquina, pensaba.
En el taller aprendió a sonreír. Aprovechaba para aprender, cultivaba la amistad de sus compañeros de trabajo y enfrentaba cada día un nuevo reto, con sabiduria, sin mas fuerza que la disponibilidad de su voluntad.
Por primera vez Martín se sentia cómodo,útil y valorado.Se esforzaba por restaurar esos motores que por mal trato o vejez enfermaban y sentía que estaba restaurando su vida.
Martina queria servir, sentirse útil para respetarse y valorarse. Poco a poco fue adquiriendo su autoestima.
Ser hombre no parecia difícil, alternaba con todos de compañeros, pero legó el desarrollo físico y sus pechos comenzaron a crecer,
las cosas cambian, la menstruacion, la intimidad... Este era un nuevo problema para resolver. No quería por ningún motivo distraer a los clientes con inquietudes distintas al trabajo, o que esto provocara algún mal entendido que la alejara de su nueva manera de vivir. Detestaba imaginar que de un dia a otro podia convertirse en mujer, porque sabía que todo lo que había
ganado se perderia. Martín necesitaba afecto, confianza, credibilidad, sobre todo credibilidad y no quería ser tratado como monstruo del engaño. Toda su infancia le había costado ya demasiado dolor. No necesitaba más dolor.
Se fajó los senos y comenzó a usar camisas de talles más grandes, pantalón de mezclilla y cinturón grueso. Llevaba el cabello muy corto y empezó a preocuparse por no tener barba. ¿Como resolveria eso?
Cuando los compañeros de trabajo salían, Martín los acompañaba a las fiestas familiares,cumpleaños, bautismos… Algunas jovencitas le coquetearon y Martin se hacia el desentendido, esto lo hacía interesante, a las chicas les gustan los enigmas. Algunas le mandaban cartitas al taller, y Martín contemplaba con tristeza la fragilidad de su género, comprendia lo facil que podía ser lastimarlas y esto le incluía.
Las pláticas entre varones le mostraron la intención de los hombres que nada nada tenía que ver con lo que aquellas cartas expresaban. Definitivamente el sexo femenino vivía en una nube rosa tan irreal y ridícula que comenzó a sentirse embarazado con tanta ambivalencia
!Pobres Cenicientas!Las mujeres vivian buscando la zapatilla para regresar a casa antes de media noche.
"""""""""""""""""""
Termino la secuendaria, entro a la preparatoria conjunta con un taller de mecanica que complementara
su practica con la teoria, pero un dia, se le ocurrio marcar a un pariente para preguntar por la familia,
primos, hermanos... Mala idea.
-Donde has estado Martina? Hemos estado tan preocupados por ti!
-Estoy bien, estudio, trabajo.
-Pero que estas haciendo tan lejos? Sabias que tu madre ya se divorcio?
-NO seria la primera vez
-si, pero ahora esta en una situacion realmente mala, debias comunicarte con ella.
-Me das el telefono?
-Si, deja busco...
Asi fue como la mujer maldita se convirtio en la 'pobre mujer' y su hija maldita, la que no ayuda a su madre,
la que la abandona en situaciones tan pauperrimas, aquella que se fue y no le importo nada.
Cuando salio de casa tomo la decision de borrar el pasado, pero pensar que ella sufria necesidad le inquieto
demasiado, no era lo mismo una malvada solvente, que una malvada en el total desamparo de la vida.
Marco...
-Hola
-Hola, soy yo, Martina
-Ay hija gracias a Dios que hablas!! Fijate que tengo muchos problemas, no tengo trabajo, tus hermanos se mueren
de hambre! Y tu hijita como has estado? Con quien vives?
-Estoy estudiando y trabajando, todo esta bien
-en verdad? Tendras un poco de dinero para mandarme? Disculpa que te pida, pero no se que hacer.
-Si, claro, dime a donde y te mando.
-Dios te regresara doble mihijita! Eres tan buena!
-Aja, si, tengo que colgar.
-Si mijita que Dios te Bendita y no olvides lo mas pronto posible mandarme un dinerito, ya despues te pagare.
-si.

Eso fue cada quincena, mitad para sus hermanos y mitad para gastos de escuela, alimentacion y nomas. No ropa, no
zapatos, no dulces ni cosas especiales.
Asi pasaro un año, despues tuvo que mandar para el pasaje de su familia porque los corrian de todas partes.
Nadie soportaba la amargura de aquella mujer. Ni los vecinos.
Martin dejo la escuela, ahora tenia que pagar la escuela de los hermanos, la renta, ella se fue a dormir al taller.
Cada vez que se encontraba con su madre solo escuchaba reclamos, que mira como nos tienes, que por tu culpa
estamos asi, que mis hijos necesitan esto y el otro, eres una maldita, seguro lo haces de adrede porque les tienes
envidia a tus hermanos que nacieron hermosos y tu eres horrible, te pareces a tu padre, eres un puerco mugroso, pareces
macho, que dios te perdone Martina, que dios te perdone.
Gustavo es un embobinador que trabaja para el taller, a veces se acerca y sonrie, pero esta vez a profundizado
en la platica, invita a Martin a dar una vuelta por el parque, tomar una nieve... Como cuates, camaradas... Sabe que
Martin tiene problemas con cualquier otro tipo de relacion afectiva.
Gustavo habla de motores, de sus problemas de pareja, sus pequeños hijos, poco a poco logra que Martin exponga
sus sentimientos. Se hacen buenos amigos.
Una tarde, Gustavo toma las manos de Martin y le dice: 'cualquier cosa que necesites cuenta conmigo'
Martin no soporta mas y se le abraza, cualquiera en el parque pensaria que dos homosexuales estan dando un
espectaculo, pero solo ellos saben que no es asi.
A Gustavo lo abandono su esposa y se fue con otro. Dejo a sus hijos, el aun llora a su mujer.
-Te vendrias a vivir conmigo?
-Por que?
-Bueno... Para que descanses, no creo que los asientos de los autos en reparcion sean muy comodos. Como amigos,
mis niños son muy buenos, te gustaran.
-No se. Lo pensare.
-Me gustara mucho tenerte en casa, a veces me siento muy solo.
-Yo tambien.
Los problemas con su madre cada vez son mas grandes, los reproches mas intensos, siente que se esta volviendo loca,
el dinero no alcanza, los gastos se vuelven imposibles y ya no queda ni un centavo mas para ella.
Tener dos vidas no es facil, podria abandonar a la madre, pero jamas abandonaria a sus hermanos.
La mujer no sabe trabajar, sus parejas siempre le dieron lo necesario, pero siendo una mujer ya vieja
no es facil hacerse de otra pareja sentimental, y menos con ese caracter.
Cuando pasa por la escuela nocturna siente mucha tristeza, es como si le hubiesen robado, nada de lo que quiere
puede tenerlo, no existe manera de volver a escapar, hay un par de niños de por medio.
Sus hermanos la quieren, la abrazan, le cuentan como va la escuela y como va la vida.A ellos no los maltratan,
porque son hijos del unico hombre que su madre amo.
sigue saliendo con Gustavo y un dia accede a conocer a sus niños. Son dos criaturas pequeñas que abrazan al padre
con una inocencia angelical. Martina se enamora de los niños, de los ojos de Gustavo cuando los mira.
Como hubiera querido que alguien le mirara asi.
-Si
-Si que?
-Si quiero vivir contigo
-De verdad Martina?
-si, creo que si.
-Oh Martina, eso suena maravilloso, los niños se pondran muy contentos.
-Bueno
-Cuando?
-Cuando tu digas.
-Ya! Ahora mismo!
-NO no puedo, tengo que terminar de acentar estas valvulas.
-Jajajajaja, que buena noticia Mati... Me siento feliz.
No fue asi de rapido, pero en los proximos dias se instalo en una habitacion contigua a la de los niños y por
primera vez se sentio parte de algo.
Los ojos de Gustavo tienen un brillo especial y ella se siente atraida,
pero Gustavo jamas ha hablado sobre algo asi, quizas no quiere confundirla, o es solo su imaginacion. Son buenos amigos.
Es muy facil enamorarse de un sueño, imaginar que eres alguien y que importas cuando tienes
la vida en soledad. Es muy facil creer alcanzar estrellas cuando tu cielo tiene todas las luces apagadas.
Es tan facil amar cuando no te han amado.
-Y esa cara de idiota? No dudo que andes de puta
-De que hablas mama?
-NO de nada, si tu eres una santa, una martir, como crees que alguien pueda decir algo de ti?
-Ten un poco de dinero para que compres despensa
-No quiero tu dinero! Crees que con esa miseria comeran mis hijos? No te importa! No tienen ropa, zapatos,
ya no podre mandarlos a la escuela porque no tienen ni calcetines!!
-Mama, de donde quieres que saque mas dinero?
-NO des las nalgas de a gratis!! Se cobra por eso Martina!! Las putas cobran!!

Martin dejo el dinero en la mesa, callado, ocultando la lagrima que seria motivo de otra agresion.
Ni siquiera tenia permitido llorar.



IV(a)

Gustavo hizo lo imposible por sembrar en el corazón de Martín un poco de alegría, pero nada parecía servir. Cuanto más intentaba internarse
en la mente y el corazón de la joven, menos la comprendia. Siembra inútil la de Gustavo; el corazón de Martina no sabe fingir.

Fueron detalles, palabras dichas sin pensar, frases que lastiman más que los golpes. Fueron simples conjuntos de letras que expresan verdades o simples estados de ánimo, a menudo demasiado crueles.
Los problemas cotidianos, el ego maldito que no permite mirar más allá
del yo tengo, yo sufro, yo padezco. Ese Yo que no se detiene
cuando se externa, y tiene el poder de marchitar el mundo.

-¿Quieres acompañarme? Voy a llevar a los niños al parque-Gustavo es gentil.
_Me gustaria, pero quedé con mis hermanos...
_Oh ¡que bien! ¿Y si vamos juntos?
_No creo...
_Por qué no? Pasear niños es igual a pasear niños. ¿Adónde piensas llevarlos?
_Aún no sé, pero quizás ellos se sientan incómodos, mejor otro dia nos juntamos.
_Esta bien, pero en eso quedamos¿he?
_Sí, otro día.

"Pasear niños es pasear niños' dijo Gustavo, sin sospechar el tipo de paseos que les gustaba a los hermanos de Martín. Les gustaba visitar panteones y observar cadáveres en el anfitiatro.
Recorrían las tumbas y releyendo los epitafios se preguntaban quienes habrían sido los que yacían bajo las piedras cubiertas de tierra y hojarasca. Nada mejor que esas tumbas para crear historias malditas en un lugar como ese donde los mismos árboles semejaban apariciones infernales que, movidas por el viento, creaban rumores siniestros en el silencio que envolvía el lugar. Las ramas creaban un misterioso mundo de sonidos extraños.

Martin sonríe, ve la cara de miedo de la más pequeña, ante la traviesa imaginación
del varoncito, que pretende desenterrar algun cuerpo.

-¿Para que? Ven... Acá están estos esperando
por alguien que les reconozca
-¿No tienen familia?
-No... No la tienen
-¡Que triste Mati!
-Si, es muy triste.
-¿Verdad que a nosotros no nos pondrán aqui? Nosotros sí tenemos familia.

Martin oberva aquellos cuerpos amoratados, recuerda los de los hermanos que no volvió a ver y que no se reportaron desaparecidos, los hijos de nadie. ¿Por qué se identificaba tanto con ellos.¿ Por qué iba a los panteones cuando sacaba a pasear a los niños ?¿Eran esos tristes lugares como su vida? ¿su historia?... Recordó a una Martina niña corriendo sola entre las tumbas, sola, siempre sola. Buscaba ya entonces descubrir el secreto de lo que no se dijo, de lo que a nadie le importaba lo suficiente como para traducirlo en palabras.

Los niños se acercan a ella temerosos porque han descubierto un cuerpo fuera del sepulcro; una mujer, a juzgar por lasropas y por algunos ralos cabellos pegados al cráneo.

-¿Por qué la sacaron?- pregunta la pequeña-
-Cuando no pagan la tierra... los sacan...
-¿son más pobres que nosotros?
-...o sus parientes la olvidaron.
-¡¡Que malos!!
-No sabemos, quizas no son malos. Serán muy muy pobres.
-¿Y tú no puedes pagar para que la regresen? Yo te doy mi *Domingo!
_ No te preocupes por ella que ya no siente... no te preocupes. Los muertos no saben donde estan
_¿Y allí la van a dejar?
Lo dejé sin respuesta pero repetí:
_No te preocupes, vámonos de aquí mejor.
_No, no me quiero ir!-dijeron al unísono.
_Ya es tarde. Pronto estará oscuro. ¿Quieren que se levanten de verdad?_ Los niños corren aterrados y Martin sonríe.
Si Gustavo supiera lo que la hace reír no lo creería.Mejor dejar que continúe ignorándolo.Ella sabía que niños se divertían en esos paseos y también eran los momentos en que se sentia un poco vivo.
Al llegar a la casa no los acompaña adentro.Deja a los niños en la puerta, no quiere descubrir que la madre tiene algo nuevo que reclamarle. Les da un beso y se va.

En la casa de Gustavo no había nadie.Encendió el televisor pero nada le interesaba. Entonces tomó el cuaderno, ése cuaderno y escribió:


Tan solo una vez yo seré niño,
inocente una vez en el camino,
deja que sonría,
disfrute mis cosas,
adulto tan sabio
que todo destrozas.
No hagas que fallezca
mi sonrisa fresca,
deja que disfrute,
poco a poco crezca,
no permitas nunca
ver en mi mirada,
el paso del tiempo
que tiene tu cara.
Para qué me quieres
serio y meditando
en las cosas tristes
que te están pasando?
Déjame que viva,
deja que sonría,
deja que agradezca...
Ser niño en la vida.

¿Cómo era posible que Martin, que acababa de llegar de pasear con sus hermanos por un lugar tan lúgubre como el Panteón escribiera eso?
¿Acaso lo muerto era el lugar adecuado para llevar a pasear a criaturas que comienzaban a vivir?
¿Qué había en su cabeza?¿Qué es lo muerto?





 
rhcastro,27.09.2012
Tus correcciones son perfectas(Con algun otro detalle de dedo muy natural)
Pero lo que mas me gusta de ti es lo que agregas. Esta historia en definitivo es a dos manos . Que necesaria es una persona como tu en cualquier proyecto ninive.
Ni siquiera te imaginas cuanto, cuanto lo aprecio.
Gracias por tu tiempo, todo tu trabajo. Invaluable actitud.

Leticia.-
 
rhcastro,03.10.2012
IV(b)

Cuando miras el mundo a traves de las pantallas. Aparecen imagenes demasiado
crueles para aceptarlas como una realidad, ni~os desnutridos muriendo en
desamparo y desigualdad social, crimenes pasionales, desintegracion familiar,
guerras, conflictos economicos, desastres naturales. Es cuando desapareces,
imaginas que es un
mundo lejano donde jamas existiras, un mundo filmado para impresionarte,
convencerte de que eres afortunado, aun cuando sientes que ya no puedes
con lo que vienes cargando.
Cuando te encuentras buscando un lugar solitario,
que no permita a nadie enterarse de que estas roto, moribundo, al borde
del suicidio.

Escuchas todo eso que a la gente preocupa, recibes lagrimas que intentan
retenerse en los ojos, pero el dolor las hace rodar por tu hombro, buscan consuelo,
das consuelo aparentando saber de lo que hablas, disimulada forma de fortalecer
cuando tu mismo te sientes sin soluciones. Y levantas toda queja, sabes como
aliviarles, aun cuando ignoran que estas de rodillas, suplicando a la
muerte que se apiade de ti.

Martin acompa~a a los ni~os a su recamara, les cuenta un cuento y observa como
los angeles descansan. Recuerda sus noches llenas de miedo, los parques que recorria
en las noches buscando salvacion, pero no habia un lugar asi. Nunca lo hubo. Aun
en casa de Gustavo regresaban los monstruos de su infancia, los ojos de aquel
hombre entre sus muslos, tratando de intercambiar dulces por caricias.
Como se salva un ni~o de la mirada obscena de un enfermo? Como se salva el hombre
del ayer?
Como se salvarian sus hermanos?
En estos pensamientos es que entra Gustavo y besa a sus hijos, invita a Martin a la sala
y mientras conversan
sobre trabajo y cosas triviales, una musica calma mese las horas antes de dormir.
Un acercamiento, un roce de manos... Besos y caricias, lagrimas... Como se puede
llorar cuando se besa? De que manera se beben en la frente los dedos?
Calma, paz instantanea, Dios y un instante de fe.

Gustavo le respeta, no es el tipo de hombre que se deja llevar por los instintos,
ha tenido detalles simplemente tiernos, lavar sus manos antes de comer, peinarle
frente al espejo como a uno de sus hijos, mirar sus ojos como pozos de agua bendita
que amenazan con derramarse e inundarle la vida de un extra~o placer, o dolor...
O mas, mucha mas agua.

Martin lo ama, pero no lo sabe... No le ense~aron eso... Tendra que descubrirlo por
si mismo, cuando pierda el miedo a cargar con nuevas culpas. Es que nunca supo
como ser inocente, ante todas esas manos se~alandole, aun cuando entendia... Que la verdad
duele, porque descubrir cristos con mantos blancos inmaculados, solo sirve para destacar
las manchas de otros mantos no tan bien conservados, y eso puede ser mas ofensivo
que un pantano, la letrina o cualquier otra forma de sobrevivir.

Es asi como se asesinan los hombres, quizas sea por ello que se roban los sue~os,
en estas sociedades descabelladas, a cualquier santo que no sea de barro... Se encontrara
la forma de culparlo de todos y cada uno de nuestros errores de caracter.

Un Domingo, cuando Martin va por sus hermanos para hacer la acostumbrada visita al panteon
municipal, se encuentra con las frases viejas y tan conocidas... Aquellos malditos y puercos
desgraciados que dia tras dias le marcaran. Golpes, humillaciones, mentiras
sobre mentiras que hacen de una mujer frustrada una manera de liberacion.
La peque~a corre con sus ojitos rojos de temor, mientras observa como su hermano peque~o es
aventado de cabeza, con la fuerza de un demonio dentro de un deposito de basura.
-Me tienen harta! Maldita la hora en que los pari mal agradecidos!! Perros desgraciados!!
_Me los voy a llevar, es Domingo, tranquilizate.
-NO te los llevaras a ninguna parte!! Eres tu quien los pone en mi contra! Les metes
esas ideas en la cabeza!! Que quieres? Que sean una mierda como tu? Quieres destruirlos?
Los odias hipocrita desgraciada!! Por que no te mueres? Por que no te matas para que ya no
hagas mas da~o?

Porque no te matas... Acaso la vida es eso?
Que mierda es la vida?_Piensa Martin mientras regresa sin poder hacer nada para ayudarles.
La mano peque~a de su hermana fue arrebatada como si la propia estuviese contaminada.
Se repetia la historia, pero al no tener la a ella cerca, se la tomaba con ellos, con
quien aun no entendia en que parte del infierno estaba viviendo.

La madre de Martin no siempre fue la bruja de los cuentos y esto fue lo mas enfermiso,
deprimente. Es como tener un enemigo que te agrede, casi te mata y cuando te mira
sangrar se acerca para limpiar las heridas y ayudarte a sanar. Entonces ya no sabes si creer que todo ha sido tu culpa, entonces ya no entiendes
tanto de inocente es que tu tienes, y para que o porque tienes que sopesarlo.

Fueron estos cambios, estas maneras de amor odio que convirtieron a Martin en un
incredulo. Todo aquel que dijese te quiero terminaria por lastimarle. La misma iglesia
te ense~a de amor y te hiere, reclama males que aun no cometes, exige cambios sin escucharte,
te hace culpable para conservarte arrepentido, y no muestra la mas minima aceptacion.
 
ninive,04.10.2012
Corrección IV b
de Adios Amor de rhcastro

Cuando miras el mundo reflejado en la pantalla, las imágines son demasiado crueles para aceptarlas como a una realidad. Niños desnutridos que mueren en desamparo, desigualdad social, crímenes pasionales, desintegración familiar,guerras, conflictos económicos, desastres naturales...
En cuando desaparecen las imágenes,
piensas que ése es un mundo lejano donde jamás existirás, un mundo filmado para impresionarte,
y convencerte de que eres afortunado, aún cuando sientes que ya no puedes con lo que vienes cargando.
Es entonces cuando te encuentras buscando un lugar solitario,
que no le permita a nadie enterarse de que estás roto, moribundo, al borde del suicidio.

Escuchas todo lo que preocupa a la gente, recibes lágrimas que intentan retenerse en los ojos, pero el dolor las hace rodar por tu hombro, buscando ayuda. Das consuelo, aparentando saber de lo que hablas, disimulada forma de fortalecer,
cuando tú mismo te sientes sin soluciones. Y levantas toda queja, sabes cómo
aliviarles. Ignoran que estás de rodillas, suplicando a la
muerte para que se apiade de ti.

Martín acompaña a los niños de Gustavo a su recamara, les cuenta un cuento y observa cómo los angeles descansan. Recuerda sus noches llenas de miedo, los parques que recorría en las noches buscando salvación, pero no habia un lugar así. Nunca lo hubo.
Aún en casa de Gustavo vuelven los monstruos de su infancia, los ojos de aquel hombre entre sus muslos, tratando de intercambiar dulces por caricias.
¿Como se salva un niño de la mirada obscena de un enfermo? ¿Como se salva el hombre del ayer?
¿Como se salvarian sus hermanos?
Está sumida en estos pensamientos cuando entra Gustavo. Besa a sus hijos y se lleva a Martin a la sala. Mientras conversan
sobre trabajo y cosas triviales, una música suave mece las horas que preceden el sueño.
Un acercamiento, un roce de manos... Besos y caricias, lágrimas... ¿Cómo se puede
llorar cuando se besa? ¿De que manera se beben en la frente los dedos?
Calma, paz inmediata, Dios y un instante de fe.

Gustavo la respeta, no es el tipo de hombre que se deja llevar por los instintos, tiene con ella detalles muy tiernos: lava sus manos antes de comer, la peina frente al espejo como hace con sus hijos. Martín mira esos ojos que son como pozos de agua bendita
que amenazan con derramarse e inundarle la vida de un extraño placer… o dolor...o más, mucha más agua.

Martin lo ama, pero no lo sabe... No le enseñaron a amar... Tendrá que descubrirlo por sí mismo, cuando pierda el miedo a cargar con nuevas culpas. Nunca supo cómo ser inocente, frente a todas esas manos que lo señalan, aún cuando entendía. que la verdad
duele, porque descubrir cristos con mantos blancos inmaculados, solo sirve para destacar
las manchas de otros mantos no tan bien conservados, y eso puede ser má ofensivo
que un pantano, o la letrina o cualquier otra forma de sobrevivir.

Es asi como se asesinan los hombres, quizás sea por ello que se roban los sueños de cualquier santo que no sea de barro, en estas sociedades descabelladas... Se encontrará
la forma de culparlos de todos y cada uno de nuestros errores.

Un Domingo, cuando Martin va a buscar a sus hermanitos para hacer la acostumbrada visita al panteón
municipal, se encuentra en la casa con las tan conocidas frases de la madre... Vuelve el recuerdo de aquellos días que uno a uno la marcaron. Pareciera que infiriendo las humillaciones y mentiras del pasado la mujer frustrada buscara alguna forma de liberación.
La pequeña corre con los ojitos rojos de temor, mientras ve cómo su hermano es aventado de cabeza, con la fuerza de un demonio dentro de un depósito de basura.
-¡Me tienen harta! ¡¡Maldita la hora en que los parí, mal agradecidos!¡ Perros desgraciados!!
-Me los voy a llevar, es Domingo, tranquilízate.
-No te los llevas a ninguna parte!! Eres tú quien los pone en mi contra!¡ Les metes ideas en la cabeza!! ¿Qué quieres? ¿Que sean una mierda como tú? ¿Quieres destruirlos?
!Los odias, hipócrita desgraciada!! Por qué no te mueres? ¿Por qué no te matas para que ya no hagas más daño?

Por qué no te matas... ¿Acaso la vida es eso?
¿Que mierda es la vida?-piensa Martín mientras regresa sin poder hacer nada para ayudar a sus hermanos.La manito de su hermana le es arrebatada como si la propia estuviese contaminada.
Se repetía la historia, pero al no estar ella cerca, ahora se la tomaba con ellos que aún no entendian qué parte del infierno les había tocado vivir.

La madre de Martin no siempre fue la bruja de los cuentos y esto era lo mas enfermizo y deprimente. Era como tener un enemigo que te agrede, casi te mata y cuando te ve
sangrar,se acerca para limpiarte las heridas y ayudarte a sanar. Entonces ya no sabes si creer que todo ha sido tu culpa, entonces ya no entiendes
tanto de inocente es que tu tienes, y para qué o por qué tienes que sopesarlo.

Fueron estos cambios, estas maneras de amor- odio que convirtieron a Martín en un
incrédulo. Todo aquel que dijese “te quiero” terminaria por lastimarle. La misma iglesia
te enseña amor y te hiere, te acusa de males que aún no has cometido, exige cambios sin escuchar razones,
te hace culpable para conservarte arrepentido, sin mostrar la más minima aceptacion.
#####

¿De que manera se beben en la frente los dedos? Esta FRASE NO LAENTENDÍ

tanto de inocente es que tu tienes, y para qué o por qué tienes que sopesarlo.NO LO SUPE ARREGLAR

, y eso puede ser mas ofensivo
que un pantano, la letrina o cualquier otra forma de sobrevivir. Esta FRASE NO SÉ NECESITA CORRECCIÓN, NO CAPTO LO DE LAS LETRINAS.
 
rhcastro,04.10.2012
Tienes razon ninive... Esas frases estan mal.

Quien haria esto por mi de no ser tu?

Gracias.
 
esclavo_moderno,19.10.2012
El secreto.

Socorro Herrera despertó más temprano que lo usual, dejando a su esposa Estela aun entre las tibias sabanas. Se dirigió al baño para chequearse la sangre ya que padece de diabetes. Se pincha el dedo índice y una gota roja se asomó en la piel. Esta se desliza en la entrada de la paletita plástica que se encuentra en la parte superior del glucómetro. El aparatito marca un 112 confirmando que su glucosa está al nivel correcto. Sigilosamente sale del dormitorio. Pasa por la cocina donde Claudia, su hija, da vueltas como un ronrón tratando de hacer el ruido menos posible. Ella ya tiene listó el café. Lo sirvió al igual que todas las mañanas y se lo entregó sin antes decir: _ “¡buenos días papa!”. La respuesta, fue un refunfuño. Él con la taza en mano, se dirigió a la sala para sentarse en su butaca reclinable que se encuentra justo en la ventana. De allí observa las vacas y caballos que pastean en el campo y los gansos que nadan en la pequeña laguna.
Está preocupado por la conversación de un dia anterior, que sostuvo con su hijo Cristoferd. Cuando este le dio la noticia, que había conocido unas personas oriundas del mismo pueblo de donde ellos habían emigrado. La sorpresa fue mayor cuando escucharon el nombre de Damasio Orellana y josefina Arenales. Más el comentario que le hicieron acerca del fuerte parecido que existía entre Cristoferd y el hijo de ellos, el cual había fallecido hacia muchos años.
Doña Estela hace su aparición en el recinto y Claudia le abraza y dice: _”mama ya deje preparado el desayuno para que se lo des a mi papa, porque el dia de hoy anda de un genio de malas pulgas”_ agregando _ “y ya me voy a la universidad porque ya se me hizo tarde”.
A lo que su madre contesta: _ “no te preocupes hija, es que anda un poco preocupado”_
Los dos escucharon el ruido del motor arrancar y marcharse. Quedándose solos, viéndose la cara uno al otro.
Ella rompió el silencio preguntando: _” ¿Qué vamos hacer?”
Él no respondió de momento, siguió pensativo. Para después decir con un dejo de tristeza:
_” pues la mera verdad, no sé”.
_” ¡Tenemos que hacer algo!”_ Dijo la mujer.
Él irritadamente exclamó: _ ¡que jodidos quieres que hagamos, si eso sucedió hace 30 años! ¡Esa fue la principal razón que nos venimos de Guatemala! ¿Y qué?... ¡para venir a encontrárnoslos aquí!_ se hizo un largo silencio entre los dos.
Ella se levanta y se encamina a la cocina para servir el desayuno. Mientras tanto él toma un sorbo de café, que le supo amargo. Sigue pensativo frente al ventanal queriendo encontrarle una salida al dilema que aniquila lentamente su tranquilidad.
…Su memoria lo arrastra hacia el pasado…
Recordaba cómo había llegado a La “Hacienda la Barranquilla”. Sus padres oriundos del Quiche. Bajaban del altiplano a la costa sur en tiempo de zafra. Así lograron que el dueño le diera trabajo. El contaba con 14 años. A prueba de su buen desempeño como trabajador se fue ganando la confianza del patrón. Este lo ascendería a caporal dándole una vivienda dentro de la hacienda. Para así tener más control sobre la siembra y corte de caña de azúcar.
A los 17 años conocería a su pareja, Estela. Al año siguiente ella daría a luz una hermosa mujercita que llevaría por nombre Guadalupe, después nacerían Cristoferd y Claudia. Pasarían muchos años. Hasta que una tarde de invierno, Damasio se presento a la casa para correrlo. Dándole la excusa que ya no necesitaba más de su servicio.
Con tal imponencia les grito: _ “¡se me largan ahora mismo, sino llamo a la policía para que los venga a correr!”
Le suplicaron que les diera la oportunidad de quedarse ese dia, mientras ellos buscaban donde mudarse. Pero este, empecinado, con un rotundo “no”, los volvió amenazar: _“Se marchan o se atienen a las consecuencias”.
El cielo se encapoto. Perezosamente inicio a desgranar gotas de agua, la tierra sacio su sed humedeciendo el polvo del camino. Iniciaron con pasos cansados a buscar la salida de la hacienda dejando sus huellas marcadas en la vereda. Cargaron con ellos, unas bolsas plásticas y cajas de cartón donde llevaban las pocas pertenencias que poseían. Socorro le dio un último vistazo a la vivienda que por muchos años los cobijó. Las cuatro paredes que fueron testigo del nacimiento de sus hijos. Donde la felicidad siempre fue la Reyna, sin esperar que fuera de esa manera que llegaría al final de su reinado. Ahora, el cruel destino se empeñaba en jugarles una mala pasada. Su mujer lo vio por un momento y dijo: _”vámonos de aquí, ya no hay nada que hacer”. La llovizna los siguió acompañando en su triste caminar y las lágrimas se confundieron en sus ya mojadas ropas.
Llegaron con el compadre Miguel. Pidiéndole favor que les diera posada por esa noche, ya que temían que los niños se fueran a enfermar. Esté arriesgándose que el dueño de la finca también lo despidiera. Los escondió en su casa.
Miguel y Socorro se conocían desde mucho tiempo. Habían llegado casi juntos a trabajar a la finca y por eso se tenían bastante confianza. El compadre le dijo: _“no es meterme en su asunto compadre, pero no… sería bueno que usted hablara con el patrón”.
Lo vio profundamente a los ojos y le contesto molesto: _”eso nunca, prefiero morirme que ir a humillarme ante él. No hice nada malo. No es mi culpa que los patojos hicieran lo que hicieron”.
_ “Bueno, yo solo decía”._ dijo Miguel, agregando_ “¿y ahora qué?”.
Suspirando hondamente, respondió: _ “no lo sé compadre, pero mañana será un nuevo dia para pensar.
Al otro dia Miguel regreso con la novedad, diciéndole: _ “compadre yo solo le cuento, pero fíjese que mi hermano se va para el norte con un grupo de personas y le hable de lo que le paso a usted”.
A lo que este inquirió: _“¿A qué jodidos voy a los Estados Unidos?_ Complementado: _ ¿no tengo dinero compadre, para tan largo viaje?_
_ “No se preocupe yo hable con él y dice si usted se arriesga, se lo lleva a usted y a su familia, y que le pague allá cuando empiece a trabajar.
Él se quedo por un momento cavilando en la opción y la oportunidad que se le presentaba, respondiendo: _ “bueno déjeme hablar con Estela, y que sea lo que Dios mande”.
Y así sucedió. Cruzarían la frontera de México y 15 días después llegarían a los Estados Unidos.
Eran los años 80. Él logró encontrar trabajo en dos lugares. Durante el dia lavaba platos en un restaurante y por la noche limpiaba un edificio de oficinas. Mientras ella cociendo y vendiendo tamales, chuchito, chiles rellenos. Los patojos en la escuela batallando con el inglés y la nueva cultura. Poco a poco se fueron abriendo paso y adaptándose a su nuevo estilo de vida. Sufriendo en carne propia la discriminación racial. Pero sobre todo, la explotación que fueron sometidos por su condición de ilegales. Llegando hacer uno más de los millones esclavos modernos del siglo 21 en tierra americana. Era el precio a pagar por alcanzar el trillado famoso sueño americano.
En el año 1986 la amnistía abrió las puertas para aquellos que vivían sin documentos en el país. Y así fue, Como llegaron a convertirse en residente legales.
Cristoferd fue un estudiante modelo. Debido a sus buenas calificaciones obtuvo una beca en una prestigiosa universidad para estudiar medicina. Especializándose en cirugía moderna con corazón latiente. Fue uno de los primeros cirujanos que realizo cirugía de derivación o bypass sin bomba, es decir cirugía de baipás coronario sin utilizar bypass cardiopulmonar. Así que cuando se graduó con honores. Le ofrecieron una posición vacante en uno de los mejores hospitales.
…Ahora, la familia era abrumada por remotas vivencias. Los nubarrones negros de los recuerdos les amargaban la existencia. La carrera desenfrenada del pasado trataban de hacerles pagar por esos años de prosperidad…la historia se repetía en diferente tiempo y lugar…
Esa noche cuando cristoferd regresó a casa. Sus papas lo esperaban con ansia y preocupación, y le dijeron: _”mijo necesitamos hablar con vos, acerca de Damasio y Josefina”.
A lo que él respondió: _ “todo salió bien, la operación quirúrgica fue un éxito. El señor se va recuperar y…_
_ “no mijo, no es acerca de eso lo que queremos conversar.”
Cristoferd vio a los dos preocupado, más de lo normal, así que les dijo: _ “está bien hablemos” _agregando_ ¿“haber, que es lo que les tiene tan preocupado”?_.
Los dos viejos se tomaron de la mano, dándose fuerza uno con el otro, y dijeron: _ “mijo, nosotros llevamos cargando por muchos años un secreto. No sé si por esto nos vas a detestar, pero te lo tenemos que confesar… Tu mama y yo… no somos tus verdaderos papas, sino… tus abuelos”_.
Cristoferd los envolvió en una mirada, y una sombra de tristeza se paseó en sus ojos. El silencio se volvió desagradable en el ambiente. Se levantó de la silla e inicio a caminar hacia ellos. Los vio con afecto, diciéndoles: _ “papa y mama, se la historia, y corríjanme si estoy mal”.
Sorprendidos los dos, se vieron los rostros. Preguntando: _“¿Qué sabes?”.
Él respondió: _“no me interrumpan por favor. Porque al igual que ustedes, esta es una situación incómoda y dolorosa para mí. Y nunca pensé que llegaría este momento… Guadalupe, Mi madre, hija de ustedes o “lupita” como ustedes cariñosamente le llamaban. Murió cuando yo nací. Mi progenitor es hijo de Damasio y Josefina; que hicieron todo lo imposible por separarlos, ya que mi mama, era hija del caporal. Y mi papa, el hijo del hacendado. A él lo metieron a la cárcel por dos meses, por órdenes de Damasio, con ayuda del corrupto jefe de la policía nacional del pueblo. Allí le previno la muerte. Él estaba preocupado por mi madre, ya que ella estaba embarazada y punto a dar a luz. Cuando salió de la cárcel y llego a buscarla, supo que ella había muerto. La noticia lo trastorno tanto, que decidió quitarse la vida. Pero Damasio y un grupo de trabajadores lograron quitarle el arma. Esa noche, se escapo donde lo tenían encerrado, llevándose el carro donde se mató. Se recuerdan de una tarde que llegue llorando a casa, y ustedes me preguntaban que me pasaba. Creo que fue un 10 de mayo, dia de la madre. Varios de mis compañeros de escuela me gritaron que yo no tenía mama. Nunca olvido a la Maruca, la señora metiche de la tienda de la esquina. Ella, un dia me contó lo que ahora les estoy relatando. Es más, también me dijo que cuando nací y ellos no me aceptaron, negándose a reconocerme como uno de su familia. Ustedes decidieron que llevara sus apellidos: Herrera Maldonado. Que consta en el acta de nacimiento que está inscrita en la Nueva Concepción. Nunca mencioné nada de esta historia, para no hacerlos sufrir, pero mucha gente constantemente me lo repetía. Realmente es lo mejor que me ha pasado en la vida. Ya que Dios me a bendecido y me a dado los mejores padres del mundo”.
Las lágrimas y la emoción hicieron inundar los ojos de lágrimas. Se abrazaron uno con el otro. Cristoferd se unió al abrazo fraternal y los tres lloraron juntos. Por fin sentían el alivio, la paz de haberse quitado de encima esa confidencia que habían cargado por mucho tiempo. Cuando Claudia regreso esa noche de la universidad le relataron el secreto que habían llevado sobre sus hombros por 30 años.
Pero… Cristoferd no les confesó a los papas-abuelos su nuevo secreto...

Muchos meses después, cuando la rutina tomaba su normalidad en la “Hacienda la Barranquilla”. Doña josefina inicio a ordenar el papeleo de gastos realizados en el hospital. Encontrando un sobre con los nombres de ella y Damasio. Rompió el sobre y en el encontró una nota que decía:

_“Por favor no busquen más a su nieto, ya lo encontraron. No quiero tener contacto con ustedes, para que mis abuelos Socorro y Estela no sufran. Gracias a ellos, hoy soy, lo que ahora soy. Mis padres fueron: Raúl Arenales y Guadalupe Herrera”.

Firma: Cristoferd Herrera Maldonado.

Histéricamente, empezó a gritar. Damasio asustado, corrió para ver que sucedía, se asomo a la puerta interrogando: _ ¿Que pasa mujer, que son esos gritos?
Ella, con voz chillona respondió: _ “encontramos al hijo de Raúl, nuestro nieto, es el doctor que te operó, el que te salvó la vida, pero… no quiere saber nada, nada de nosotros”. La cara se le desfiguró a Damasio, se sostuvo de la puerta para no caer y dijo: _” Ya decía yo, el parecido que tiene con Raulito, no podía ser coincidencia”.
Solo eso pronunció sus labios. De un solo golpe se desplomó en el piso como si un rayo lo fulminara. Una mueca de burla se dibujó en su rostro. Y en ese instante, dejó de latir su corazón.
 
ninive,22.10.2012
Corrección parcias de EL secreto autoría esclavo-moderno CORRECCIÓN PARCIAL

Herrera despertó más temprano DE lo usual, Estela dormía aún . Se dirigió al baño para chequearse la sangre (ya que padece de diabetes). Se pincha el dedo índice y una gota roja se asoma y la hace deslizar (en la piel. Esta se desliza) en la entrada de la paletita plástica (que se encuentra en la parte superior del glucómetro.) El aparatito marca un 112 confirmando que su glucosa está al nivel correcto.
Sigilosamente sale del dormitorio. Pasa por la cocina donde Claudia,da vueltas como un ronrón tratando de hacer el MENOR ruido (menos= posible.( Ella) Y ya tiene listO el café. Lo sirvió al igual que todas las mañanas y se lo entregó (sin antes decir DICIENDO: _ “¡buenos días papa!”.

La respuesta, fue un refunfuño. Él con la taza en mano, se dirigió a la sala para sentarse en su butaca reclinable (que se encuentra justoCERCA DE LA ventana. DeSDE allí observa las vacas y caballos que pastean en el campo y los gansos que nadan en la pequeña laguna.
Está preocupado por la conversación deL ( un) dia anterior, que sostuvo con su hijo Cristoferd SIN PUNTO cuando este le dio la noticia, DIJO que había conocido A unas personas oriundas del mismo pueblo de donde ellos habían emigrado. La sorpresa fue mayor cuando escucharon el nombre de Damasio Orellana y Josefina Arenales. Más el comentario que le hicieron acerca del fuerte parecido que existía entre Cristoferd y el hijo de ellos, el cual había fallecido hacia muchos años.
Doña Estela hIZO su aparición en el recinto y Claudia le abraza (y dice _”mamÁ ya deje preparado el desayuno para que se lo des a mi papa, porque el dia de hoy anda de un genio de malas pulgas”_ agregando _ “y ya me voy a la universidad porque ya se me hizo tarde”.
A lo que su madre contesta: _ “no te preocupes hija, es que anda un poco preocupado”_
Los dos escucharon ALEJARSE el ruido del motor (arrancar y marcharse.) AL QUEDAR (Quedándose) solos,SE MIRARON FIJAMENTE A LOS OJOS ( viéndose la cara uno al otro.)

Ella rompió el silencio preguntando: _” ¿Qué vamos hacer?”
Él no respondió de momento, SEGUÍA (siguió pensativo. (Para) después( decir) con un dejo de tristeza DIJO:
_” pues la mera verdad, no sé”.
_” ¡Tenemos que hacer algo!”_ Dijo la mujer.
Él (irritadamente) exclamó IRRITADO: _ ¡que jodidos quieres que hagamos, si eso sucedió hace 30 años! ¡Esa fue la principal razón que nos venimos de Guatemala! ¿Y qué?... ¡para venir a encontrárnoslos aquí!_
SIGUIÓ (se hizo) un largo silencio (entre los dos.)

CONTINUARÁ
 
ninive,24.11.2012
texto de gsap
 
ninive,25.11.2012
El y ella en comunión ---autora gsap

El sol aún dormita mientras la luna se recuesta buscando el descanso tras una nueva noche despierta, entonces

AMANECÍA CUANDO un río rojo aparece con caudal furioso llevándose todo cuanto se CRUZA (cruce) en su camino, arrastra la esperanza, despierta los sueños y roba la energía guardada, sobretodo para esos momentos.

TODOS TENEMOS DIFICULTAD EN COMENZAR UN CUENTO Y ESTA SE VE EN EL TEXTO EN LAS VUELTAS SEMI-POÉTICAS QUE LE DAS A LA PRIMERA FRASE PARA DECIR. "AMANECÍA."

AMANECÍA CUANDO..........

Ella busca su abrazo fuerte, él le da la respuesta entre dulces caricias y mirada serena
ENGENERAL HAY QUE EVITAR EL EXCESO DE ADJETIVACIÓN. AQUÍ TIENES TRES ADJETIVOS, ELIMINARÍA "FUERTE"

ambos se quedan en el lecho sin comprender lo que la vida les niega, sin embargo se aman como las olas del mar en un día de tormenta, eso es lo que permanece intacto entre él y ella, cada vez que aparece el río rojo que ALEJA SUS SUEÑOS (los sueños aleja.)

INVERSIÓN INNECESARIA DEL VERBO...MEJOR QUE ALEJA SUS SUEÑOS. RECUERDA QUE ESCRIBES PROSA Y NO POESÍA

El PROVOCA SU (promueve la) risa con la ternura (sincera), ella regala alegría como si la sintiera, él se esconde en las sábanas para jugar como el niño que anhelan y que otra vez no llega, ella, lo imita y se esconde para ocultar la lágrima que cae por su mejilla y no deja de bajar, llamando a las siguientes sin intención de aflojar el aguacero que comienza y que luego se acrecentará. Él, como un ángel seca su rostro, la mira a los ojos y la besa en la frente, la estrecha en sus brazos, la sostiene, pretende cuidarla, ATENTO como un guardián (atento) con armadura medieval. Ella se siente segura, PROTEGIDA (cobijada), nada podría dañarla junto a su amor, nada.

DESPUÉS DE UN TEXTO EN PRESENTE PASAS SIN MOTIVO AL PASADO. HAY QUE CUIDAR LA COHERENCIA DE LOS TIEMPOS VERBALES

Juntos PERMANECEN (permanecieron) en el lecho, entre (ósculos) dulces BESOS y silencio, él le ACARICIA ( acariciaba) la cabeza que se deja (ba) caer en su . AQUÍ MEJOR PUNTO

(y ) Eella mira (ba) un punto fijo mientras un suspiro se ESCABULLE DE SUS LABIOS (escabullía de su cuerpo.)

EL TEMA ES DELICADO IMPORTANTE Y HAS SABIDO TRATARLO CON ALTURA.TE FELICITO. ESPERO QUE TE SIRVAN LAS CORRECCIONES.

1 NO MEZCLAR POESIA CON PROSA A MENOS QUE LA INTENCIÓN SEA ESCRIBIR UNA PROSA POÉTICA
2NO ADJETIVAR DEMASIADO
3 CUIDAR LOS TIEMPOS VERBALES, SI SE LOS CAMBIA DEBE HABER UNA RAZÓN.
4 PERMITIRTE MÁS SOLTURA. ES MUY DIFÍCIL CENTRAR UN TEMA EN UN TEXTO DE TAN REDUCIDA EXTENSIÓM}N. aQUÍ LO LOGRAS. TEFELICITO


LO DE LA ARMADURA MEDIOEVAL NO ME PARECE ADECUADO. nO LO CORREGÍ PERO ES ALGO RIDÍCULO PENSAR EN UNO EN LA CAMA CON LA ARMADURA EN VEZ DEL PIJAMA.

ADELANTE, TIENES MADERA Y ESTARÉ SIEMPRE DISPUESTA A AYUDARTE A PULIRLA.
 
gsap,25.11.2012
MUchísimas gracias, tu retroalimentación es perfecta para seguir trabajando.

Un abrazo!!
 
rhcastro,27.11.2012
Estrellas en Conflicto 5(a)

Estaba Martín en un hospital psiquiátrico rechazando cualquier intromisión a su mente.
La mujer enfrente insiste en hacer preguntas, él… Se limita a evadirla con más preguntas.
Tiene la violencia sembrada en el cuerpo, aun algunas marcas bajo sus ropas, ser descubierto podría desencadenar una tragedia.
Leer libros que tú no has leído no te hacen mejor persona, solo diferente. Siempre tuvo un coeficiente elevado, podría dominarla, pensaba… Mientras los cuadros volaban por el aire y no podía detenerlos. La cabeza del martillo azotó en su estómago mientras el cuerpo desnudo intentaba escaparse. Correr. Fue entonces que apareció el rostro del demonio amenazante y exigió declararlo, llorar, gritar de terror.
-¿Me puedes dar tu hora?

Preguntas tan sencillas como esta seguían invadiéndole la cabeza, mientras la guerra interior amenazaba con delatarle.
¿Dónde estaba Dios para salvarle entonces? Mentira… Dios no existía en situaciones como ésta.

.-Las once con treinta y cinco minutos.
La mujer se levanta con algunos papeles en mano y Martín hunde la cabeza entre sus piernas, respira profundo, ya pronto estará libre por unos instantes, lo que dura el recorrido del hospital psiquiátrico al hotel, es inevitable regresar, no puede pedir auxilio, no hay ley que le salve y todas sus oraciones han sido en vano.
Sus cadenas son más fuertes que el acero, son cadenas de sangre que podrían romperse en al mínimo error.
-Permítame tantito ya casi terminamos- Le invade la voz, mientras él observa a la mujer joven, limpia que llena las formas ¿Por qué él tuvo que ser distinto? ¿Por qué no se le permitió una vida normal? La mujer enciende la luz de mesa para alumbrar el escritorio y las luces de alógeno le pegan en la cara, corre desesperado, lo tienen localizado, sus piernas parecen no resistir más, la misma muerte le acorrala. La cueva está cada vez más cerca, otro individuo corre en dirección opuesta y él tiene oportunidad de perderse en unos arbustos con basura. Son segundos que harán la diferencia entre la tortura o perder todo. Incluso la vida.
-Ya, es todo y no se preocupe, su padre estará bien atendido.
-Gracias.
-Oiga… Tiene que cuidar mucho sus emociones. Es muy importante que tenga una vida tranquila. Sin altibajos.
-si muy amable señorita. Hasta luego.
La controló hasta el final, ni por poco descubrió que todo él era un caos, que había los muebles se movían sin control y muchas de sus respuestas fueron simples lógicas inmediatas que le venían a la mente, pero que en realidad, estaba más enfermo que aquel a quien se internó. Respiró profundo y encaminó sus pasos donde la vida no era mejor que un manicomio, porque existen vidas donde con tanta crueldad y desequilibrio, que es necesario estar totalmente loco para soportarlo.
Volverían las paredes con sus grandes manos a aplastarle, aventarle al piso y patearle hasta la inconsciencia, sin la más mínima piedad a su femineidad. En el mundo de abajo solo existen dos clases sociales, los fuertes y los débiles, los sometidos y los que te someten. Todo lo demás pertenece a un mundo egoísta que nada ha querido involucrarse. Pertenece a las tiendas grandes con sus precios estratosféricos, personitas perfumadas que caminan sobre zapatos caros meneando el trasero como putas en oferta, creyentes de que sus protuberancias las hacen especiales. Tipos untados en trajes sastre, que algún maldito día tendrán que sufrir por su ignorancia con dolorosos entuertos, y a todo esto le llamarán injusticia. Injusticia... Justicia... Palabras.
 
rhcastro,28.11.2012
EStrellas en conflicto V(b)


La vida puede ser maravillosa, ve como ráfaga de viento en la pantalla grande de un televisor, esas máquinas que ahora son del pasado, porque ya no existen en la que ha sido su vida por dos años. Ya ni siquiera le agradan.
Este día tienen que subir con algunas puertas el cerro, atravesar del otro lado porque un hombre nuevo en el lugar, necesita techo, pero no hay lámina, ni madera… Sólo puertas y con ellas construirán una casa.
El hombre de la casa de las puertas no tiene familia, llegó de las sombras con una misión, todos la callan, fuman marihuana y juegan cartas, él los observa y parece como un Dios, le respetan, ha sido lo suficiente malo para someterlos, en otros tiempos. Martín lo ve de abajo arriba y topa con un par de ojos azules, metálicos. Hay un profundo vacío en ese hombre, un mal mayor que el que ya está viviendo. Baja la mirada y permanece así, hundido en el piso. El mínimo error le puede matar. Sabe que en ese mundo se muere por menos.
No sé si sepas que hay hombres que tienen peor suerte que un perro. Fríos más intensos que el invierno y soledades tan tristes que quisieras matarte. Cuando estás en medio del torbellino y eres arrastrado por lo que no comprendes, entiendes como llegaste allí. Quiero dormir, la vida de Martín es muy cansada. Veo sus ojos morados por los golpes constantes que sufre en la cabeza y sentidos y siento que soy quien los recibe. El voltea y me ve sin ver, porque entiende que no debe ver más allá de donde se le solicite. Es un simple cuerpo que responde a órdenes, hay muchos martines en el mundo, deambulando las calles, cárceles, iglesias, parques… seres autómatas que huelen a fracaso, abandono… Pero quien no sabe a que huele esto es porque aun no tiene desarrollado el sentido el olfato, como los perros de caza, como los leones hambrientos en sus jaulas.
Un pick up blanco se estaciona, bajan hombres armados y le esposan, Martin ha sido entrenado para callar, mientras tienes el pico cerrado tienes segura la libertad. Es por eso que se trabaja solo, cualquiera bajo tortura puede delatarte. Las cosas importantes las hace un solo hombre.
El interrogatorio no dura mucho, nombre, de dónde vienes, que te trae a este lugar ¿Imaginas que a alguno le importa si eres mujer? No, te equivocas… Todos somos basura asexuada. Los sentimientos son una debilidad.
Martin contesta las preguntas y recuerda el hospital psiquiátrico, se siente enfermo, es un enfermo… Le tratan como a un niño, le manipulan, jamás imaginó ser una persona tan frágil. Sentirse indefenso es humillante.
Electricidad, las piernas juntas para que la carga no rebote contra el cuerpo, todo es un equilibrio, un estado en tránsito. Un eterno control. Quienes aguantan son llamados chorizos, pero no hay mucho, la mayoría dice hasta lo que no sabe, se declara culpable y purga condena por lo que no cometió. Algunos desaparecen.
Olvídalo todo, pon tu mente en blanco, mira fijamente a los ojos y cree cada palabra que sale de tu boca, porque lo que declares es lo que eres.
-Te estaremos observando-Dice el comandante… Con ojos amenazantes le dejan ir. Está limpio. Es entonces que sonríe, es tan fácil manipular las mentes, como difícil soportar tantos golpes.
Una solo vez se escapó, tomó todo tipo de precauciones y cuando llegó a su destino ya lo estaban esperando. Las personas con quien iba estaban amenazadas, cerraron las puertas y volvió a quedarse solo, siempre solo.
Qué fácil es someter a las masas, hacer que hagan lo que quieres y cuando lo desees. No les hagas sentir culpas, ni amenaces, siquiera pronuncies una sola palabra… Abre su carne en dos y son tuyos.
 
rhcastro,28.11.2012
V(C)

El mundo parece no tener sentido, las cosas que alguna vez fueron importantes pierden su valor. La mente se transforma mientras registra calculadora cada acontecimiento, amaneces y vuelve a anochecer ante el pánico de estar vivo y continuar dentro del mismo cuerpo. Los años pasan y jamás vuelves al ayer, este juguete del destino no regresa el tiempo perdido, todo se pierde en la nada.
Los jóvenes son jóvenes con sus caprichos, Martín los ve pasar como planetas redondos girando a su alrededor, son tan distintos sus mundos, quizás en otra vida él tenga la oportunidad de ser joven, de encapricharse con algo o alguien. Quizás alguna vez pueda interpretar el papel de la joven que alguien quiere, a la que mandan flores y enamoran con bellas melodías en el balcón, por ahora sus balcones son lugares estratégicos, puntos de vigilancia, nadie duerme.
Qué triste es perder la seguridad, descubrirte un trozo de carne para el banquete. El utensilio, basura bajo la mesa. Martín tenía planes como todos los tienen, quería sacar a su familia adelante, soñó con un cuento de hadas y en esos cuentos no existían los fantasmas, o los monstruos, curiosamente nadie piensa que el mañana puede vivir capítulos de terror. La inocencia te hace pensar en inocentes, los besos te llevan a más besos, pero uno solo de ellos puede ser el parte aguas donde se divide tu historia en dos, el antes y el después. La vida y la desesperación.
Es sorprendente como la gente puede convertirse en delincuente, pero todo tiene un motivo, nada es por nada en las matemáticas de la existencia. No recordaba bien, no sólo los televisores se perdieron en el tiempo, también los relojes, los cepillos de dientes, el jabón, cosas tan elementales como un peine o un par de calcetines. Es un volver a empezar pero en otra parte, con otras personas y otros motivos.
Entre la nubosidad de las ideas aparecía una mujer, su madre… Aquella que encontró tirada en un ejido sin agua y electricidad, en una choza de papel negro, quizás cocía algo sobre una hornilla, el humo no dejaba ver la negrura de unas manos ajadas por el tizne que expele la combustión. Ella, la esposa de un hombre incapacitado convivía con indígenas iletrados, en el más hostil abandono.
Quizás quiso ayudarla, quizás sacar a aquel par de niños de la infección del alma, el espíritu en total abandono. Quizás imaginó que podía ser como era antes, sacarles de la penuria de una vida sin suerte, sin la más mínima oportunidad.
Imagina que por eso lo hizo, se sinte con el poder de cambiar la historia, enfrentar al mismo diablo y en su casa. Y es que quien nunca ha ido a la guerra cree a la guerra de otra manera, como una película donde el bueno encuentra su final feliz, pero ¿Quién es el bueno? Tenía una sola oportunidad, o la dejaba ir o la enfrentaba . Cuando las cosas se complicaron todos la abandonaron, su madre, sus hermanos… Sus amigos y ya ni guerra tenía, había quedado cautiva, secuestrada por el enemigo y sin la mínima oportunidad de escapatoria. Un golpe en la cabeza con algo metálico le sacó de sus pensamientos, era hora de volver al infierno. No se necesitan relojes para comprender que de esto no se escapa.
 
ninive,30.11.2012
cORRECCIONES DE PARTE AY B.

Estrellas en Conflicto 5(a)

Estaba Martín en un hospital psiquiátrico rechazando cualquier intromisión a su mente.
La mujer (enfrente) insiste en hacer preguntas, él… Se limita a evadirla con más preguntas.
Tiene la violencia sembrada en el cuerpo, aun algunas marcas bajo sus ropas, ser descubierto podría desencadenar una tragedia.
Leer libros que tú no has leído no te hacen mejor persona, solo diferente. Siempre tuvo un coeficiente elevado, podría dominarla, pensaba… Mientras,COMA los cuadros volaban por el aire y no podía detenerlos. La cabeza del martillo azotó en su estómago mientras el cuerpo desnudo intentaba escaparse. Correr. Fue entonces que apareció el rostro del demonio amenazante y exigió declararlo, llorar, gritar de terror.
-¿Me puedes dar tu hora?

Preguntas tan sencillas como esta seguían invadiéndole la cabeza, mientras la guerra interior amenazaba con delatarle.
¿Dónde estaba Dios para salvarle entonces? Mentira… Dios no existía en situaciones como ésta.

-Las once con treinta y cinco minutos.
La mujer se levanta con algunos papeles en mano y Martín hunde la cabeza entre sus piernas, respira profundo, ya pronto estará libre por unos instantes, lo que dura el recorrido del hospital psiquiátrico al hotel, es inevitable regresar, no puede pedir auxilio, no hay ley que le salve y todas sus oraciones han sido en vano.
Sus cadenas son más fuertes que el acero, son cadenas de sangre que podrían romperse( en) al mínimo error.
-Permítame tantito ya casi terminamos- Le invade la voz, mientras él observa a la mujer joven, limpia que llena las formas ¿Por qué él tuvo que ser distinto? ¿Por qué no se le permitió una vida normal? La mujer enciende la luz de mesa para alumbrar el escritorio y las luces de alógeno le pegan en la cara, corre desesperado, lo tienen localizado, sus piernas parecen no resistir más, la misma muerte le acorrala. La cueva está cada vez más cerca, otro individuo corre en dirección opuesta y (él tiene oportunidad )APROVECHA LAOPORTUNIDAD de perderse en unos arbustos con basura. Son segundos que harán la diferencia entre la tortura o perder todo. Incluso la vida.
-Ya, es todo y no se preocupe, su padre estará bien atendido.
-Gracias.
-Oiga… Tiene que cuidar mucho sus emociones. Es muy importante que tenga una vida tranquila. Sin altibajos.
-si muy amable señorita. Hasta luego.
La controló hasta el final, ni por poco descubrió que todo él era un caos, que (había) los muebles se movían sin control y muchas de sus respuestas fueron simples lógicas inmediatas que le venían a la mente, pero que en realidad, estaba más enfermo que aquel a quien INTERNABA (se internó.) Respiró profundo y encaminó sus pasos donde la vida no era mejor que un manicomio, porque existen vidas (donde)
(con) tanta crueldad y desequilibrio, que es necesario estar totalmente loco para soportarlLAS o.
Volverían las paredes con sus grandes manos a aplastarle, aventarle al piso y patearle hasta la inconsciencia, sin la más mínima piedad a su femineidad.

En el mundo de abajo solo existen dos clases sociales, los fuertes y los débiles, los sometidos y los que te someten. Todo lo demás pertenece a un mundo egoísta que EN nada ha querido involucrarse. Pertenece a las tiendas grandes con sus precios estratosféricos, personitas perfumadas que caminan sobre zapatos caros COMA meneando el trasero como putas en oferta, CONVENCIDAS (creyentes )de que sus protuberancias las hacen especiales. Tipos untados en trajes sastre, que algún maldito día tendrán que sufrir por su ignorancia con dolorosos entuertos, y a todo esto le llamarán injusticia. Injusticia... Justicia... Palabras.

rhcastro,28.11.2012 [k=0] [Borrar] [Karma-]

EStrellas en conflicto V(b)


La vida puede ser maravillosa, ve como ráfaga de viento en la pantalla grande de un televisor, esas máquinas que ahora son del pasado, porque ya no existen en la que ha sido su vida por dos años. Ya ni siquiera le agradan.
Este día tienen que subir con algunas puertas el cerro, atravesar del otro lado porque un hombre nuevo en el lugar, necesita techo, pero no hay lámina, ni madera… Sólo puertas y con ellas construirán una casa.
El hombre de la casa de las puertas no tiene familia, llegó de las sombras con una misión, todos la callan, fuman marihuana y juegan cartas, él los observa y parece como un Dios, le respetan, ha sido lo suficiente malo para someterlos, en otros tiempos. Martín lo ve de abajo arriba y topa con un par de ojos azules, metálicos. Hay un profundo vacío en ese hombre, un mal mayor que el que ya está viviendo. Baja la mirada y permanece así, hundido en el piso. El mínimo error le puede matar. Sabe que en ese mundo se muere por menos.
No sé si sepas que hay hombres que tienen peor suerte que un perro. Fríos más intensos que el invierno y soledades tan tristes que quisieras matarte. Cuando estás en medio del torbellino y eres arrastrado por lo que no comprendes, entiendes cÓmo llegaste allí. Quiero dormir, la vida de Martín es muy cansada. Veo sus ojos morados por los golpes constantes que sufre en la cabeza y sentidos y siento que soy quien los recibe. El voltea y me ve sin ver, porque entiende que no debe ver más allá de donde se le solicite. Es un simple cuerpo que responde a órdenes, hay muchos martines en el mundo, deambulando las calles, cárceles, iglesias, parques… seres autómatas que huelen a fracaso, abandono… Pero quien no sabe a que huele esto es porque aun no tiene desarrollado el sentido el olfato, como los perros de caza, como los leones hambrientos en sus jaulas.
Un pick up blanco se estaciona, bajan hombres armados y le esposan, Martin ha sido entrenado para callar, mientras tienes el pico cerrado tienes segura la libertad. Es por eso que se trabaja solo, cualquiera bajo tortura puede delatarte. Las cosas importantes las hace un solo hombre.
El interrogatorio no dura mucho, nombre, de dónde vienes, que te trae a este lugar ¿Imaginas que a alguno le importa si eres mujer? No, te equivocas… Todos somos basura asexuada. Los sentimientos son una debilidad.
Martin contesta las preguntas y recuerda el hospital psiquiátrico, se siente enfermo, es un enfermo… Le tratan como a un niño, le manipulan, jamás imaginó ser una persona tan frágil. Sentirse indefenso es humillante.

Electricidad, las piernas juntas para que la carga no rebote contra el cuerpo, todo es un equilibrio, un estado en tránsito. Un eterno control. Quienes aguantan son llamados chorizos, pero no hay muchoS, la mayoría dice hasta lo que no sabe, se declara culpable y purga condena por lo que no cometió. Algunos desaparecen.
Olvídalo todo, pon tu mente en blanco, mira fijamente a los ojos y cree cada palabra que sale de tu boca, porque lo que declares es lo que eres.
-Te estaremos observando-Dice el comandante… Con ojos amenazantes le dejan ir. Está limpio. Es entonces que sonríe, es tan fácil manipular las mentes, como difícil soportar tantos golpes.
Una solo vez se escapó, tomó todo tipo de precauciones y cuando llegó a su destino ya lo estaban esperando. Las personas con quien iba estaban amenazadas, cerraron las puertas y volvió a quedarse solo, siempre solo.
Qué fácil es someter a las masas, hacer que hagan lo que quieres y cuando lo desees. No les hagas sentir culpas, ni amenaces, siquiera pronuncies una sola palabra… Abre su carne en dos y son tuyos.
 
ninive,30.11.2012
LETICIA, COMIENZA A CONSIDERAR SI EL ORDEN A,B,C ES EL MEJOR. sÉ QUE FUE UNA ESCRITURA COMPULSIVA PERO OTRO ORDEN DE PRESENTACIÓN DE LAS PARTES LE DARÍA MÁS POTABILIDAD.
 
ninive,02.12.2012
rhcastro

EStrellas en conflicto V(b)


La vida puede ser maravillosa, ve como ráfaga de viento en la pantalla grande de un televisor, esas máquinas que ahora son del pasado, porque ya no existen en la que ha sido su vida por dos años. Ya ni siquiera le agradan.

ESTA FRASE PRIMERA ESTÁ MUY RETORCIDA, TRATA DE HACERLA MÁS INTELIGIBLE


Este día tienen que subir con algunas puertas el cerro, atravesar del otro lado porque un hombre nuevo en el lugar, necesita techo, pero no hay lámina, ni madera… Sólo puertas y con ellas construirán una casa.
El hombre de la casa de las puertas no tiene familia, llegó de las sombras con una misión, todos la callan, fuman marihuana y juegan cartas, él los observa y parece como un Dios, le respetan, ha sido lo suficiente malo para someterlos, en otros tiempos. Martín lo *ve MEJOR *MIRA de abajo arriba y topa con un par de ojos azules, metálicos. Hay un profundo vacío en ese hombre, un mal mayor que el que ya está viviendo. Baja la mirada y permanece así, hundido en el piso. El mínimo error le puede matar. Sabe que en ese mundo se muere por menos.
No sé si *sepas MEJOR *SABESque hay hombres que tienen peor suerte que un perro. Fríos más intensos que el invierno y soledades tan tristes que quisieras matarte. Cuando estás en medio del torbellino y eres arrastrado por lo que no comprendes, entiendes cÓmo llegaste allí. Quiero dormir, la vida de Martín es muy cansada. Veo sus ojos morados por los golpes constantes que sufre en la cabeza y sentidos y siento que soy quien los recibe. El voltea y me ve sin ver, porque entiende que no debe ver más allá de donde se le solicite. Es un simple cuerpo que responde a órdenes, hay muchos mÁrtines en el mundo, deambulando las calles, cárceles, iglesias, parques… seres autómatas que huelen a fracaso, abandono… Pero quien no sabe a que huele esto es porque aun no tiene desarrollado el sentido el olfato, como los perros de caza, como los leones hambrientos en sus jaulas.
Un pick up blanco se estaciona, bajan hombres armados y le esposan, Martin ha sido entrenado para callar, mientras tienes el pico cerrado tienes segura la libertad. Es por eso que se trabaja solo, cualquiera bajo tortura puede delatarte. Las cosas importantes las hace un solo hombre.
El interrogatorio no dura mucho, nombre, de dónde vienes, quÉ te trae a este lugar ¿Imaginas que a alguno le importa si eres mujer? No, te equivocas… Todos somos basura asexuada. Los sentimientos son una debilidad.
Martin contesta A las preguntas y recuerda el hospital psiquiátrico, se siente enfermo, es un enfermo… Le tratan como a un niño, le manipulan, jamás imaginó ser una persona tan frágil. Sentirse indefenso es humillante.

Electricidad, las piernas juntas para que la carga no rebote contra el cuerpo, todo es un equilibrio, un estado en tránsito.AQUÍ COMA Un eterno control. Quienes aguantan son llamados chorizos, pero no hay muchoS, la mayoría dice hasta lo que no sabe, se declara culpable y purga condena por lo que no cometió. Algunos desaparecen.
Olvídalo todo, pon tu mente en blanco, mira fijamente a los ojos y cree cada palabra que sale de tu boca, porque lo que declares es lo que eres.
-Te estaremos observando-Dice el comandante… Con ojos amenazantes le dejan ir. Está limpio. Es entonces que sonríe, es tan fácil manipular las mentes, como difícil soportar tantos golpes.
Una solo vez se escapó, tomó todo tipo de precauciones y cuando llegó a su destino ya lo estaban esperando. Las personas con quien iba estaban amenazadas, cerraron las puertas y volvió a quedarse solo, siempre solo.
Qué fácil es someter a las masas, hacer que hagan lo que quieres y cuando lo desees. No les hagas sentir culpas, ni amenaces, siquiera pronuncies una sola palabra… Abre su carne en dos y son tuyos.

eSPERO EL RESTO PARA SEGUIR COMPRENDIENDO A ESTE PERSONAJE QUE PRESENTAS EN FORMA TAN VISCERAL QUE RESULTA DIFÍCIL ENTRAR EN SU PELLEJO Y EN TU MENTE. vA BIEN ESPERO MUCHO DE ESTE CUENTO.
 
rhcastro,02.12.2012
Considerarè cada detalle que me señalas ninive.
Muchas gracias por tu tiempo que es oro lo sè.
Vale doble.-
 
ninive,08.12.2012
ESCLAVO MODERNO CONTINÚA LA CORRECCIÓN


Ella (se levanta y) se encamina a la cocina para servir el desayuno. Mientras tanto él toma un sorbo de café, que le supo amargo. Sigue pensativo frente al ventanal queriendo encontrarle una salida al dilema que aniquila lentamente su tranquilidad.
…Su memoria lo arrastra hacia el pasado…
Recordaba cómo había llegado a La “Hacienda la Barranquilla”. Sus padres oriundos del Quiche.SACAR EL PUNTOBajaban del altiplano a la costa sur en tiempo de zafra. Así lograron que el dueño le diera trabajo. El (contaba con)TENÓA 14 años. A prueba de su desempeño COMA como buen trabajador se fue ganando la confianza del patrón. Este lo ascendería a caporal dándole una vivienda dentro de la hacienda. ELIMINAR PUNTO Para así tener más control sobre la siembra y corte de caña de azúcar.

A los 17 años conocería a su pareja, Estela. Al año siguiente ella daría a luz una hermosa mujercita que llevaría por nombre Guadalupe, después nacerían Cristoferd y Claudia. Pasarían muchos años.
EN ESTA FRASE EXAGERAS CON EL USO DEL CONDICIONAL : CONOCERÍA,DARÍA,LLEVARÍA,NACERÍA, PASARÍAN. Hay que jugar lás con los tiempos VERBALES
Hasta que una tarde de invierno, Damasio se presento a la casa para correrlo. Dándole la excusa que ya no necesitaba más de su servicio.
Con tal imponencia les grito: _ “¡se me largan ahora mismo, sinoSI NO llamo a la policía para que los venga a correr!”
Le suplicaron que les diera la oportunidad de quedarse ese dia, mientras ellos buscaban donde mudarse. Pero este, empecinado, con un rotundo “no”, los volvió amenazar: _“Se marchan o se atienen a las consecuencias”.
El cielo se encapoto. Perezosamente inicio a desgranar gotas de agua, la tierra sacio su sed humedeciendo el polvo del camino. Iniciaron con pasos cansados a buscar la salida de la hacienda dejando sus huellas marcadas en la vereda. Cargaron con ellos, unas bolsas plásticas y cajas de cartón donde llevaban las pocas pertenencias que poseían. Socorro le dio un último vistazo a la vivienda que por muchos años los cobijó. Las cuatro paredes que fueron testigo del nacimiento de sus hijos. Donde la felicidad siempre fue la Reyna, sin esperar que fuera de esa manera que llegaría al final de su reinado. Ahora, el cruel destino se empeñaba en jugarles una mala pasada. Su mujer lo vio por un momento y dijo: _”vámonos de aquí, ya no hay nada que hacer”. La llovizna los siguió acompañando en su triste caminar y las lágrimas se confundieron CON SUS (en sus ya mojadas) ropas MOJADAS
Llegaron con el compadre Miguel. Pidiéndole favor que les diera posada por esa noche, ya que temían que los niños se fueran a enfermar. Esté ESTE SIN ACENTO arriesgándose que el dueño de la finca también lo despidiera. ELIMINAR PUNTO Los escondió en su casa.
Miguel y Socorro se conocían desde mucho tiempo. Habían llegado casi juntos a trabajar a la finca y por eso se tenían bastante confianza. El compadre le dijo: _“no es meterme en su asunto compadre, pero no… sería bueno que usted hablara con el patrón”.
Lo vio profundamente a los ojos y le contesto molesto: _”eso nunca, prefiero morirme que ir a humillarme ante él. No hice nada malo. No es mi culpa que los patojos hicieran lo que hicieron”.
_ “Bueno, yo solo decía”._ dijo Miguel, agregando_ “¿y ahora qué?”.
Suspirando hondamente, respondió: _ “no lo sé compadre, pero mañana será un nuevo dia para pensar.
Al otro dia Miguel regreso con la novedad, diciéndole: _ “compadre yo solo le cuento, pero fíjese que mi hermano se va para el norte con un grupo de personas y le hable de lo que le paso a usted”.
A lo que este inquirió: _“¿A qué jodidos voy a los Estados Unidos?_ Complementado: _ ¿no tengo dinero compadre, para tan largo viaje?_
_ “No se preocupe yo hable con él y dice si usted se arriesga, se lo lleva a usted y a su familia, y que le pague allá cuando empiece a trabajar.
Él se quedo por un momento cavilando en la opción y la oportunidad que se le presentaba, respondiendo: _ “bueno déjeme hablar con Estela, y que sea lo que Dios mande”.
Y así sucedió. Cruzarían la frontera de México y 15 días después llegarían a los Estados Unidos.
CUIDA ESE CONDICIONAL QUE VUELVE INSISTENTEMENTE
Eran los años 80. Él logró encontrar trabajo en dos lugares. Durante el dia lavaba platos en un restaurante y por la noche limpiaba un edificio de oficinas. Mientras ella TRABAJABA cociendo y vendiendo tamales, chuchitos, chiles rellenos. Los patojos en la escuela batallando con el inglés y la nueva cultura. Poco a poco se fueron abriendo paso y adaptándose a su nuevo estilo de vida. Sufriendo en carne propia la discriminación racial. ELIMINAR PUNTO Pero sobre todo, la explotación A LA que fueron sometidos por su condición de ilegales. Llegando hacer uno más de los millones de esclavos modernos del siglo 21 en tierra americana. Era el precio a pagar por alcanzar el trillado famoso sueño americano.

NOTO QUE NO USAS BIEN LA PUNTUACIÓN. CORTAS LAS FRASES CON PUNTO CUANDO ES NECESARIO QUE LAS DEJES SEGUIR.
 
ninive,20.12.2012
autor carlito 350pajaritos
Correcció de Un viaje fugaz

Viaje fugaz:

Imagina que tocan A tu puerta y vas abrir. Abres y sorprendida dices.

– ¿Y tú, qué haces aquí?

– ¡Sorpresa! –contesta él, con los brazos abiertos y con cara de ser la sorpresa. Eso piensa ella. Pero no, se equivoca, la sorpresa es otra. Y él agrega–. Ven, vamos… confía.

Él la toma de la mano y (la arrastra) ELLA LO SIGUE sin resistencia (porque a la vez le sigue), y en fuga van hacia Paris o al valle del Elqui porque allá sí que verán noche y estrellas blancas y lejanas. Pero si fueran a París las luminarias ESTARÍAN (serían) más cercanas, serían colores reflejados en sus rostros, en el río Sena o en el brillo de los adoquines húmedos, como una luz filtrada desde el pasado y que aún existe por años de luces, derramando en la calle la atmosfera de esas fiestas de los años 20, invitando a esa pareja que hace un rato paseaba abrazados por el Pont des Arts a pararse justo en la Rue de La Huchette, para vivir y ver la noche como a través de un caleidoscopio, con las estrellas de pronto convertidas en fugaces por culpa del champagne que bebieron hasta agotar(se) la botella, los deseos que pedir, los labios, y el deseo; pero todo eso, ella todavía no lo sabe.
LA FRASE ANTERIOR ES BONITA, TIENE VUELO PERO ES DEMASIADO LARGA. tRATA DE INTERRUMPIRLA COMO CREAS.

Sólo han trascurrido 15 minutos desde que ella( le) abrió la puerta y recién ahora él le abre la puerta del taxi. Porque claro, la realidad suele ser muchísimo más lenta. Y eso que el taxista demoró muy poco porque estaba previamente concertado. Iban atrasados.

Mientras, ella sigue intentando adivinar el lugar a donde van, y pregunta de nuevo, y de nuevo, con la persistencia de una niña COMA pellizcándole EL (del) brazo, hasta que él suelta una pista.

–Vamos a donde siempre deseaste ir

Cuando llegan al aeropuerto ella lo adivina. Ella piensa en razones para no creer, para creer que no es una buena idea, que es una malísima idea, y mucho más así, después de tanto tiempo, tan a destiempo, de esta forma irrespetuosamente improvisada, como si el mundo se fuera a destruir de veras. Y a lo mejor es tarde para el mundo y (retarde para quedarse, demasiado) retarde para ellos, pero las dudas quedaron en el taxi y no alcanzaron a subir y el avión ya va volando, con ellos arriba y bien sentados, coronados con un sentimiento de victoria por abordar justo a tiempo, saltándose la fila, los improperios, la buena educación. Dejan atrás los días cotidianos a cambio de un paréntesis.

A la fuerza van sin equipaje, material o preocupaciones, sin opción a negativas. Él la obligó OBLIGA a aceptar esta invitación, este inverosímil secuestro consentido. Y sí él SE EQUIVOCÓ(metió las patas) y discuten, situación altamente probable, el viaje es largo para que a ella (la)ESA cara de demonio se le quite y deje de odiarlo infantilmente. Luego a ella le da sueño y duerme bien SOBRE (en) el hombro de él, ella sueña varias veces, a las horas despierta, o cree despertar, pero duda, porque llega al valle del Elqui o a Paris y es de noche y lo que ella ve es fascinante, tan genial que es más creíble pensar que ella sigue en su cama y nunca hubo una sorpresa tras la puerta, o que sigue durmiendo en el bus o en el avión dentro de su sueño o en el sueño de él, o en EL DE ambos, o en uno sólo como un sueño fusionado porque hasta en eso, él quisiera volver a coincidir.

Entonces al mirar LAS estrellas tendidos en el capo de un camión, o separados o “juntoseparados” a años luz, en una noche alunada, oscura y a la vez brillante, con sus caras iluminadas como en un cine, cuando ella LE PREGUNTÓ (se pregunté

–¿Dónde están las 7 cabritas?

Él las buscaría, aunque a él las cabritas se le vayan para el monte. Él, siempre podría apuntar al cielo hacia allá O HACIA ( y) acá, porque ubicarlas no importa. En realidad, no importa nada,( todavía), porque él está dentro de SU( un) deseo,( el de ella), que fue usurpado por él para ser un momento (imaginado que nunca ha sucedido.) QUE NUNCA SUCEDIÓ


HOLA CARLITOS. TU TEXTO ES BELLO, FRESCO ,ME GUSTA Y DEBES DEDICARLE MÁS ATENCIÓN . LO MERECE.

LAS CORRECCIONES SON MÍNIMAS PERO QUIERO SEÑALARTE UNA FALLA DE ESTRUCTURA. COMIENZAS COMO HABLANDO CON ALGUIEN Y PROPONES "IMAGINA QUE....

ESE YO QUE SE DIRIGE A OTRO NO APARECE MÁS Y CREO QUE ES SUPERFLUO, SOBRETODO PORQUE DICIENDO IMAGINA QUE... ESTÁS REVELANDO EL FINAL. TODO LO QUE VAS NARRANDO COMO COSA CONFUSA QUE NO SE COMPRENDE BIEN YA SE DESVIRTÚA PORQUE EXISTE ESE "imagina" QUE LE QUITA MAGIA AL RESTO.
CUIDA LA TENDENCIA A EMBARULLAR FRASES HACIÉNDOLAS MUY LARGAS.

fELICIDADES .
 
carlitro350pajaritos,21.12.2012
Muchas gracias ninive, realmente aprecio tu corrección. Como siempre, había detalles que nunca me fije, pese a mis constantes autocorrecciones. Algún día espero dejarte un cuento y que no pilles nada. No porque me moleste que me digan los errores, sino porque sería tan seco* como tú.

También me tomé a pecho la idea de meterle pausas a ese párrafo, y no pude evitar meterle más sentimiento. Como si el muertito ya estuviera en pabellón por una liposucción, y terminé adobándolo con nueces y coñac, igual que un pavo navideño.

*Seca= habilidosa.
 
rigoberto,27.12.2012
Hola Ninive. Tanto tiempo! Ojalá esté Ud. muy bien. Por favor, puede darle una miradita a mi "(in)significantes". Desde ya, muchas gracias. Un abrazo.
 
juanloma,31.12.2012
Un saludo para usted Nínive, mis respetos y mi deseo que este año que viene tenga vida y vida en abundancia. Un Abrazo Juan Loma
 
ninive,31.12.2012
Autor Rigoberto + titulo (in) significante

sé que en la eternidad perdura y arde lo mucho y lo preciso…”

Ewigkeit – J. L. Borges


Tengo el propósito de escribir una sucesión de palabras huecasAQUÍ COMA que no tengan ninguna relevancia, ni le interesen a nadie, para que en conjunto se materialicen en una entidad, ex profeso, intrascendente. Intento crear un texto para que nadie repare en él; gritar para no ser oído. Pongo sumo cuidado en la banalidad de los términos que utilizo, trato (a ciegas) de no cruzar el sutil límite que permitiría despertar algún tipo de interés en un eventual lector; aspiro A que pase desapercibido hasta para el más ingenuo y sensible. NO SÉ SI INGENUO ES LA PALABRA JUSTA, SUENA JUSTO LO CONRARIO DE LO QUE DICES.


Esta ocurrencia (arrogante, lo sé, procura ser un homenaje a infinitos acontecimientos nimios, olvidados, omitidos o simplemente ignorados que sucedieron y suceden a nuestro alrededor y son invisible substancia. Quiero rendir tributo a ese minúsculo grano de arena que junto a otros innumerables, alguna vez, SACAR COMA *soportó *
NO ME RESULTA BUENO ESE SOPORTÓ. LA ARENA ES DÚCTIL, ACOGE, ACEPTA mi pie en esa lejana playa;COMA EN VEZ DE PUNTO Y COMA a la brisa que jugó con el pelo MEJOR CABELLO de aquella mujer aquel día
AQUEL AQUELLA DEMASIADO CERCA CAMBIAR UNO DE LOS DOS, EL PUNTO Y COMA REEMPLAZAR POR COMA


; a esos otros hombres que,( vislumbro) SUPRIMIR, alguna vez fui; a ese poema; a los secretos pensamientos de mi amada; al sabor de la leche de mi madre; a las palabras que pensé y nunca salieron de mi boca; al olor MEJOR PERFUME AROMA....OLOR ES UN POCO PEYORATIVO de esa muchacha y a su rostro; al lánguido tic tac del reloj del cuarto de mis padres; al exacto número de veces que en mi vida dije sí; a las muecas de dolor de mis semejantes que no supe advertir; a todo lo que he desechado; a las gotitas de tinta que disciplinadas DISCIPLINADAS O LO CONTRARIO¿¿¿

******reemplazar todos los punto y coma******

manchan este papel; a cada una de las lágrimas que acaso motivé; al calor de ese cuerpo al amanecer, y a tantos otros hechos y cosas que ignoro, he olvidado, no vi, o no quise ver.
Condeno a este escrito, como A un hechicero perverso, a la paradojal maldición de “ser” y no existir. Con esta precaria simulación, busco honrar la exuberante nada que nos circunda y sostiene.
Ojalá que a nadie le importe.

C. E. S.
Rigoberto QUE TENGAS UN FELIZ AÑO Y DESDE AQUÍ FELICIDADES A TODOS LOS QUE FRECUENTAN ESTE FORO. SIEMPRE A DISPOSICIÓN DEL ESCRITOR.Yvette
 
rigoberto,31.12.2012
Gracias Yvette! FELIZ 2013!!!
 
ninive,25.01.2013
Gracias a ti
 
morgund,09.02.2013
Buenas Ninive

pongo este escrito para ser revisado, muchas gracias

bSolidaridad/b

Mi vida fue de gran lujo, muchos me decían con desden que nací en cuna de oro, siempre con sarcasmo les refutaba “No, realmente era cuna de diamante”. Mi fortuna se extendía mundialmente, bebidas gaseosas y comidas rápidas tenían mi apellido, tenía muchas mujeres, los mejores vehículos y cumplía todos mis caprichos. Me sentía un dios que guiaba los destinos de miles de empleados.

¿Que mas podía pedir?, yo les diré lo que no puedo obtener, no es el amor, hasta eso se puede comprar, pero aquello que no puedo comprar es mi salud, es irónico, multimillonario y maestro del destino de muchos sin la capacidad de controlar el mío. Fue un día de fiesta cuando amanecí mal, así continúe durante días hasta que se me diagnostico cáncer, Yo el magnate de la comida rápida, el deseado por mujeres, el papa noel de miles de familia ahora sentía mi humanidad… me desquite humillando a mi prójimo.

Recuerdo aquel empleado llamado Joshua, excelente desempeño, joven, cuerpo gimnástico y cabello rubio, pero su aspecto no era lo llamativo sino su forma de ser, mientras todos peleaban como hienas por puestos y mas prestigio de mi parte, este jovencito nadaba entre las anémonas de sus compañeros como uno de esos peces llamado Amphiprioninae, no entendía como ninguno de los otros no sentía rencor hacia el, ni envidia, simplemente le admiraban. Por curiosidad intente sutilmente colocarlo en mal situación ante ellos y salio airoso con solo algunas palmaditas, ¿Por que lo respetaban tanto?, ¿no les molestaba que fuera el mejor en todo?. Con el tiempo aquel rostro sonriente empezó a obsesionarme, contrate a un investigador para averiguar sobre el, durante meses le siguió, dándome semanalmente sus actividades, con morboso intereses hojeaba los informes, “recientemente casado con una chica de una familia ilustre y muy devota de la iglesia católica, no tenia amantes, no tenia vicios, todos los domingo iba a la iglesia y por las tardes ayudaba en programas benéficos”, era intachable, me reí al pensar que existiera una persona así.

Mientras tanto, cada día los tratamientos me debilitaban, me negué a la quimioterapia, no quería andar sin pelo, mi imagen seguía siendo importante en mis negocios, así que hice que me contactaran con especialistas en soluciones alternativas. Logre contactar con un especialista con un innovador método a base de extrañas plantas, el único problema es que mi piel se volvería azul, como los pitufos y debo admitir que lo pensé muy bien entre ser calvo o piel azul, amaba mi cabellera así que contrate a una famosa cosmetóloga para ocultar lo azul.

Mi obsesión por ese angelito, como lo llame, me llevo a jugar con el, a lograr demostrarme que también era perverso, el chico fue la bolsa de boxeo de mis perversiones, hice que varias prostitutas intentaran seducirlo y para mi sorpresa algunas me devolvieron el dinero, ¡increíble!, esas callejeras que venderían a su madre por dinero sentían pudor cuando lo conocían, después de un par de intentos fallidos desistí.

Siempre he pensado que un hombre es producto de su ambiente, pero no hablo del exterior sino del ambiente familiar, ósea la familia determina mucho en nuestra personalidad, así que decidí atacar eso, comencé por su esposa, que mejor forma de destruir al niño bonito que quitarle a su chica, esa misión me la asigne, fue dura, pero todas caen y ella no fue la excepción.

Llegue a exhibir en una fiesta a la niña mientras el, con su inexpugnable sonrisa, le beso deseándole suerte, dándome a mi una extraña mirada, que para mi sorpresa denotaba lastima, ósea el muy desgraciado sentía lastima de mi, la obsesión se convertía en odio, ¿quien se creía ese niño, ¡Jesucristo!?. Deseche a la religiosa y seguí mi siguiente paso, pero en ese momento la directiva estaba conciente de mi rencor al muchacho, por vez primera esas ratas se juntaron para desafiarme, fue insólito, usaron su poder unificado para declararme incompetente, aun así conserve mi poder tuve que desistir de mis ataques al chico, ya no seria lo mismo, había perdido mi autoridad, ya no se peleaban entre ellos sino que estaban unidos para protegerlo. Mi enfermedad se extendía, la metástasis era amplia, llego un momento en que no sentía deseo de ocultar mi piel azul ante los directivos, ninguno me miro, solo el niño desgraciado me miraba con una difusa sonrisa, como si sintiera mi dolor.

Logre grandes acuerdo para la corporación, aun enfermo decidí hacer una gran fiesta, como la fecha concordaba con Halloween, seria de disfraces, esperaba que eso disimulara también mi aspecto, el lugar de la fiesta era en una de mis casas rurales, rodeada de un gran bosque, aunque la ciudad era visible desde cierto ángulo del terreno, justamente en las marismas, al ver nuevamente al chico vestido de aborigen, deje que mi rabia me controlara, borracho y enfurecido me le enfrente, solo se cubría porque no quería dañarme. Los integrantes de la directiva me separaron y me golpearon, me llevaron a arrastras insultándome, sus rostros mostraban sus odios escondidos, todos se burlaban del “canceroso”, terminaron lanzándome a la marisma, a un enfermo, no tuvieron compasión, típico…

Llore en ese momento, de dolor, de vergüenza, había perdido todo teniéndolo todo, era multimillonario pero los médicos no me daban una semana de vida, de que sirve tanto dinero. En mis sollozos vi una silueta frente a mi al limpiarme observe a Joshua mirándome con una disimulada sonrisa que no podía ocultar su pesar. En ese momento recordé todo lo que le hice e incline mi cabeza en vergüenza mientras decía “¿Vienes a darme el golpe final?”, se puso de espaldas a mi y me dijo “déjeme llevarlo”, estaba sorprendido como aun después de todo me ayudaba, en ese momento había aprendido que no es el dinero lo importante, ni el sexo, ni la religión, ni tampoco el amor sino la “SOLIDARIDAD” que nos separa de las bestias.
 
ninive,10.02.2013
aUTOR MORGUND
TITULO: SOLIDARIEDAD

Mi vida fue de gran lujo, muchos me decían con desdeén que nací en cuna de oro, SACAR COMA Y siempre con sarcasmo les refutaba “No, realmente era cuna de diamante”. Mi fortuna se extendía (mundialmente) INTERNACIONALMENTE , bebidas gaseosas y comidas rápidas (tenían) LLEVABAN mi apellido, tenía muchas mujeres,POSEÍA los mejores vehículos YCOLMABA (cumplía) todos mis caprichos. Me sentía un dios que guiaba los destinos de miles de VIDAS ( empleados.)

SUBSTITUYO LA PALABRA PERO NO ES DICHO QUE SERÁ LA QUE ELIGIRÁS ES UNA SEÑAL PARA QUE CAMBIES LA ORIGINAL

¿Que mas podía pedir?, yo les diré lo que no puedo obtener, DOS PUNTOS no es el amor, hasta eso PUEDO (se puede) comprar, PUNTO
(pero aquello) LO que no puedo comprar es mi salud, es irónico, multimillonario y maestro del destino de muchos NO POSEO (sin) la capacidad de controlar el mío.

SUGIERO UN ESPACIO, LO ANTERIOR SE PUEDE CONSIDERAR UN PRÓLOGO, AQUÍ ENTRAMOS EN MATERIA.


AMANECÍ MAL (Fue) un día de fiesta (cuando amanecí mal,) Y así continúe durante VARIOS días hasta que( se ) me (diagnostico) DIAGNOSTICARON cáncer, PUNTO
Yo el magnate de la comida rápida, el deseado por mujeres, el PapaÁ N noel deMUCHAS , CENTENARES( miles) de familiaS ahora sentía mi humanidad… me desquite É humillando a mi prójimo.

Recuerdo A JOSHUA, aquel empleado DE (llamado Joshua), excelente desempeño, joven, DE cuerpo gimnástico y cabello rubio,PUNTO
( pero) S su aspecto no era lo MÁS llamativo sino su forma de ser,PUNTO Y COMA mientras todos peleaban como hienas por puestos y mas prestigio (de mi parte), este jovencito nadaba entre las anémonas de sus compañeros como uno de esos peces llamado Amphiprioninae,PUNTO
N no entendía como NADIE (ninguno de los otros no) sentía rencor hacia É el, ni envidia, AL CONTRARIO (simplemente) LO (le) admiraban.( Por curiosidad) I intenteÉ (sutilmente) colocarlo en malA situación ante LOS OTROS( ellos )y salioÓ airoso con solo algunas palmaditas AMISTOSAS
¿Por que lo respetaban tanto?, ¿no les molestaba que fuera (el) mejor en todo?. Con el tiempo aquel rostro sonriente empezó a obsesionarme, contrate a un investigador QUE (para averiguar sobre el, durante meses) le siguió DURANTE MESES PUNTO RECIBÍA (, dándome) semanalmente sus actividades, Y (con morboso intereses )hojeaba los informes CON MORBOSO INTERÉS,
“recientemente casado con una chica de una familia ilustre y muy devota de la iglesia católica, no tenia amantes, no tenia vicios, todos los domingo iba a la iglesia y por las tardes ayudaba en programas benéficos”, era intachable, me reí al pensar que existiera una persona así.

Mientras tanto, cada día los tratamientos me debilitaban, me negué a la quimioterapia, no quería andar sin pelo, mi imagen seguía siendo importante en mis negocios, así que hice que me contactaran con especialistas en soluciones alternativas. Logre contactar con un especialista con un innovador método a base de extrañas plantas, el único problema ERA (es) que mi piel se volvería azul, como los pitufos y debo admitir que lo pensé muy bien entre ser calvo o piel azul, amaba mi cabellera así que contrateÉ a una famosa cosmetóloga para ocultar EL COLOR (lo azul).

Mi obsesión por ese angelito, como lo llame, me llevÓ a jugar con Éel, QUERÍA (a lograr) demostrarme que también era perverso, el chico fue la bolsa de boxeo de mis perversiones, hice que varias prostitutas intentaran seducirlo y para mi sorpresa algunas me devolvieron el dinero, ¡increíble!, esas callejeras que venderían a su madre por dinero COMA sentían pudor cuando lo conocían, después de un par de intentos fallidos desistí.

Siempre he pensado que un hombre es producto de su ambiente, pero no hablo del exterior sino del ambiente familiar, ó sea la familia determina mucho en nuestra personalidad, así que decidí atacar eso, comencé por su esposa, que mejor forma de destruir al niño bonito que quitarle a su chica, esa misión me la asigneÉ fue dura, pero todas caen y ella no fue la excepción.

Llegue a exhibir en una fiesta a la niña mientras Éel, con su inexpugnable sonrisa, leA besoÓ deseándole suerte, dándome a mi una extraña mirada, que para mi sorpresa denotaba laÁstima, ó Osea el muy desgraciado sentía lastima de mi,PUNTOS SUSPENC…. la obsesión se convertía en odio, ¿quien se creía ese niño, ¡Jesucristo!?. DesecheÉ a la religiosa y seguí mi siguiente paso, pero en ese momento la directiva estaba conciente de mi rencor al muchacho, por vez primera esas ratas se juntaron para desafiarme, fue insólito, usaron su poder unificado para declararme incompetente, aun así conserve mi poder tuve que desistir de mis ataques al chico, ya no seria lo mismo, había perdido mi autoridad, ya no se peleaban entre ellos sino que estaban unidos para protegerlo. Mi enfermedad se extendía, (la metástasis era amplia), llegoÓ un momento en que no sentía deseo de ocultar mi piel azul ante los directivos, ninguno me miroÓ , solo el niño desgraciado me miraba con una TRISTE (difusa) sonrisa, como si sintiera mi dolor.

LogreÉ grandes acuerdo para la corporación, auÚn enfermo decidí hacer una gran fiesta, como la fecha concordaba con Halloween, seria de disfraces, esperaba que eso disimulara también mi aspecto, el lugar de la fiesta era en una de mis casas rurales, rodeada de un gran bosque, aunque la ciudad era visible desde cierto ángulo del terreno, justamente en las marismas, al ver nuevamente al chico vestido de aborigen, deje que mi rabia me controlara, borracho y enfurecido me le enfrenteÉ, ÉL solo se cubría porque no quería dañarme. Los integrantes de la directiva (me) NOS separaron PERO ( y )me golpearon Y me llevaron a (r)rastras. ME INSULTABAN( insultándome), sus rostros mostraban sus odiosHASTA AHORA escondidos, todos se burlaban del “canceroso”, terminaron lanzándome a la marisma, a un enfermo, no tuvieron compasión, típico…

LloreÉ (en ese momento, )de dolor, de vergüenza, había perdido todo teniéndolo todo, era multimillonario pero los médicos no me daban una semana de vida, de que SERVÍA (sirve) tanto dinero. En mis sollozos vi una silueta frente a miÍ(ERA ( al limpiarme observe a) Joshua QUE ME MIRABA (mirándome) con una( disimulada) sonrisa TRISTE que no podía ocultar su pesar. En ese momento recordé todo lo que le HABÍA HECHO( hice) e inclineÉ mi cabeza (en vergüenza) mientras LE DIJE (decía) “¿Vienes a darme el golpe final?”,PUNTO
É El se puso de espaldas a mi y me dijo “déjeme llevarlo”, estaba sorprendido como aun después de todo me QUERÍA AYUDAR (ayudaba)
E, en ese momento COMPRENDÍ (había aprendido) que LO (no es el dinero) lo importante NO ES EL DINERO ni el sexo, ni la religión, ni tampoco el amor, sino la “SOLIDARIDAD” ESE SENTIMIENTO que nos separa de las bestias.

MUCHAS DE LAS CORRECCIONES SON SUGERENCIAS POR SUPUESTO PARA TOMAR O DEJAR.
PON ATENCIÓN EN LOS ACENTOS Y A VECES TIENES PROBLEMA CON LOS TIEMPOS DE VERBO MÁS ADECUADO.
TODO TEXTO PUEDE SER CORREGIDO MÁS Y MÁS . TOMA MIS INDICACIONES Y VUELVE A RELEER EL RESULTADO, CON TODA SEGURIDAD VERÁS OTROS PUNTOS QUE MEREZCZN MODIFICACIÓN. gRACIAS POR UTILIZAR MI RINCÓN.
 
morgund,10.02.2013
Muchas gracias ninive!!!
 
morgund,21.02.2013
ninive podrías indicarme las fallas de este texto sospecho que escudriñando puede ser una de las que suenen mal pero me gustaría que me lo confirmaras, gracias

Todo o nada

Todo es borroso sin embargo siento agitación, varias personas me susurran frases mientras veo luces corriendo de arriba a bajo. Ahora lo noto, estoy acostado siendo escudriñado por sujetos con batas y mascaras blancas, escucho esas palabras reveladoras, "maldición morirá, el segundo que pierdo hoy, se rompieron todas"...

....Una tormenta de imágenes pasan en mi mente... un barrio pobre, una esposa e hijos hambrientos, una enfermedad aqueja a mi pequeña Sofia, ¿no te sacrificarías por tus hijos?, yo lo hice, me hice mula de la droga, lo juegue en un todo o nada, perdí, perdóname hijos, les he fallado

PERDÓNENME...
 
ninive,21.02.2013
Todo o nada

Todo es borroso sin embargo siento agitación, varias personas me susurran frases mientras veo luces *corriendo*de arriba a abajo

ESE *CORRIENDO* ES EL TÍPICO EJEMPLO DE GERUNDIO MAL USADO. ASÍ COMO está EL QUE ESTÁ CORRIENDO ES EL SUJETO YO.

TE RECUERDO QUE EL GERUNDIO ES EL SEGUNDO VERBO DEL SUJETO

SI, por ejemplo, DICES, LLEGÓ CON EL NIÑO CON EL PERRO LADRANDO.

EL SUJETO ES EL NIÑO Y POR LO TANTO EL QUE LADRA ES ÉL. DEBE SER. "LLEGÓ EL NIÑO CON EL PERRO QUE LADRABA O ESTABA LADRANDO"

DISCULPA QUE APROVECHÉ TU ERROR PARA RECORDAR ESTE TEMA DEL GERUNDIO QUE ES EL ERROR MÁS FRECUENTE QUE SE COMETE.

Empiezo Da Capo

Todo es borroso sin embargo siento agitación, varias personas me susurran frases mientras veo luces *corriendo* de arriba a abajo

LUCES QUE CORREN de ARRIBA A ABAJO.

Ahora lo noto, estoy acostado Y ME ESCUDRIÑAN (siendo escudriñado por) sujetos con batas y maÁscaras blancas, escucho (esas) palabras reveladoras, "maldición COMA morirá, el segundo que pierdo hoy, se rompieron todas LAS "...

....Una tormenta de imágenes pasa(n en) POR mi mente... un barrio pobre, una esposa e hijos hambrientos, (una)LA enfermedad QUE aqueja a mi pequeña Sofia, ¿no te sacrificarías por tus hijos?, yo lo hice, me hice mula de la droga, lo (juegue) JUGUÉ en un todo o nada, perdí, perdón(ame) hijos, les he fallado

PERDÓNENME
 
filiberto,03.03.2013
Hola ninive, bonita, ¡mi afecto de siempre!
 
yvette27,20.04.2013
como no, perla , mándame el texto(que no supere las mil palabras y lo revisaré.
 
morgund,06.05.2013
gran ninive, coloco este texto para que con tus valioso oficio puedas ayudarme a darme cuenta de que errores cometí en el, muchas gracias de antemano:


Acólito del fuego (Fuego)

Recuerdo aquel momento... fascinante y eufórico, mi madre cocinaba mientras me cargaba en su regazo, yo tenia apenas cuatro años, ella encendió una cerilla y entonces allí lo vi, lo sentí... ¡la magia!, una estela rojiza con un interior azul, detuve la mano de mi madre para apreciarla, aquella flama, cautivante, hipnotizante, poderosa...

Ella quedo extrañada ante mi expresión, tenia mis grandes ojos fijos al fuego... por un momento se pudo ver el reflejo ardiente en mis ojos, al principio, le dio gracia el verme seguir el movimiento de la luz, sin embargo, se convirtió en miedo, apagando con prisa la pequeña llama, salí de mi trance regocijándome en su hombro, mientras ella, suspirando, continuo su faena gastronómica.

Desde ese día, durante años, intenté en secreto llegar a la pequeña cajetilla amarilla, me costó, pero una noche logre alcanzarla... encendí varias cerillas, pero no sentía nada, no lograba el éxtasis al verlas encendidas, no era lo mismo, lo hice varias veces hasta rendirme, lancé una de las moribundas flamas cerca de una cortina, entonces llegó el ¡EUREKA!, en unos instantes el fuego se extendió por toda la tela, no daba crédito a mis ojos, sonreía de felicidad, ¡la magia!... nadie pudo descubrir la razón, quizás una fuga de gas, una chispa en la cocina, las investigaciones no dieron con la causa del siniestro, el fuego no dejo testigos importantes, solo yo y mi hermano menor sobrevivimos, el en completa salud, yo calcinado en un noventa y nueve por ciento de mi cuerpo.

La vida no es fácil estando encerrado en tu propio cuerpo, no tengo tacto, una prisión asfixiante. Después de años me informan de una visita, ¿quien podría ser?, estoy afuera del hospital, en el parque, ante una mañana preciosa, brisa fresca o al menos así creo, no siento nada. El visitante se colocó frente a mi, le dijo al enfermero "Soy su hermano", quedé impresionado y con una mano di autorización para que el acompañante nos dejara solos. Mi hermano me hizo muchas preguntas, una amena conversación, de repente me apunta con una pistola diciéndome: "Se que mataste a nuestros padres, ¡maldito!", con esas palabras recordé el momento olvidado, aquella laguna mental producto del fuego abrazador.

... cuando vi la cocina incendiándose, intenté desesperadamente apagarla, grité, mis padres bajaron cuando ya la estancia era surcada por llamaradas y gases, estábanos atrapados, mi madre lloraba con mi hermano a cuesta, mi padre me regañaba por causar todo el desastre antes de ser sepultado por piezas ardientes del techo. Los gases desmayaron a mi madre, no podía con ella, el fuego se extendía, comenzó a consumirla, agarré a mi hermanito, lo cubrí con todas las mantas que pude conseguir, el pasillo era un infierno, me arriesgué, sentí el calor en todo mi cuerpo, el fuego me recorría, corrí rápido y logré dejar a mi hermano lejos de la casa, me aparté aparatosamente siendo una antorcha humana, para mi suerte o desgracia unos paramédicos llegaron a tiempo para rescatarme de ser consumido...

La pistola esta junto a mi cien, quizás por miedo puedo sentir el frio acero en mi piel, me pregunto ¿aun tengo tacto?, ¡increíble!, las palabras de mi hermano son murmullos mientras intento saber si es un espejismo lo que siento, despierto y lo miro a los ojos, ¡la magia!, fuego en sus ojos, al fin pude escuchar su ultima frase "...¿Por que lo hiciste?...", le respondí con un éxtasis recorriendo mi cuerpo "dicen que soy pirómano...", de repente mi cuerpo se enciende, mi hermano se aleja atónito ante el suceso, las flamas me consumen en un instante, dejando solo cenizas.

Al realizar las pruebas, absuelven a mi hermano del delito de homicidio, argumentando como razón de mi muerte "combustión espontanea"
 
Yvette27,09.05.2013
CORRECCIÓN DEL CUENTO ACÓLITO DEL FUEGO DE MORGUND (GANADOR DEL RETO4)

Acólito del fuego (Fuego)

Recuerdo aquel momento... FUE fascinante (y eufórico),PUNTO

M mi madre cocinaba (mientras me cargaba en su regazo,)TENÉNDOME EN BRAZOS, ENTONCES yo tenia apenas cuatro años, ella encendió una cerilla y entonces allí lo vi, lo sentí... ¡la magia!, una estela rojiza con un interior azul, detuve la mano de mi madre para apreciar(la,) aquella flama, cautivante, hipnotizante, poderosa...

Ella quedo Ó extrañada ante mi expression MIENTRAS, tenia mis (grandes) ojos QUEDARON fijos EN EL


(al) fuego... por un momento HABRÁ PODIDO VER (se pudo ver) el reflejo ardiente en mis ojos Y al principio, le HIZO gracia el verme seguir el movimiento de la luz, sin embargo DE PRONTO TUVO( se convirtió en) miedo, PUNTO

APAGÓ (apagando) con prisa la pequeña llama, salí de mi trance regocijándome en su hombro, mientras ella, (suspirando) RETOMÓ(, continuo) CON su faena( gastronómica.)

Desde ese día, durante años, intenté en secreto llegar a la pequeña cajetilla amarilla, me costó, pero una noche logre alcanzarla... encendí varias cerillas, pero no sentía nada, no lograba el éxtasis al verlas encendidas, no era lo mismo, lo hice varias veces hasta rendirme, lancé una de las moribundas flamas cerca de una cortina, entonces llegó el ¡EUREKA!, en unos instantes el fuego se extendió por toda la tela, no daba crédito a mis ojos, sonreía de felicidad, ¡la magia!...

Nnadie pudo descubrir la razón DEL INCENDIO, quizás una fuga de gas, una chispa en la cocina, las investigaciones no dieron con la causa del siniestro Y el fuego no dejo testigos importantes, solo yo y mi hermano menor sobrevivimos,É el (en completa salud,) ILESO yo calcinado en un noventa y nueve por ciento de mi cuerpo.

La vida no es fácil estando encerrado en LA PRISIÓN ASFIXIANTE DE tu propio cuerpo.PUNTO
no tengo tacto

. Después de años me informaROn QUE TENÍA (de) una visita, ¿quien podría ser?, estoy (afuera del hospital) en el parque DEL HOSPITAL,(ante una)LA mañana ES preciosa, LA brisa fresca o al menos así creo, no siento nada. El visitante se PARÓ (colocó frente a mi,DICIENDO AL ( le dijo) al enfermero "Soy su hermano",

Q quedé (MEJOR ASOMBRADO) …¿¿ impresionado y con una mano di autorización para que (el acompañante) nos dejara solos. Mi hermano me hizo muchas preguntas,ERA CASI una amena conversación,CUANDO de repente me apunta Ó con una pistola diciéndome: "Se que mataste a nuestros padres, ¡maldito!", con esas palabras recordé el momento olvidado, aquella laguna mental producto del fuego abraS(z)ador.

... cuando vi QUE la cocina ARDÍA (incendiándose), intenté desesperadamente apagar(la) EL CINCENDIO, grité, mis padres bajaron cuando ya la estancia YA ESTABA DEVORADA (surcada) por LAS llamaradas yLOS gases, PUNTO

Eestábanos atrapados, mi madre lloraba con mi hermano a cuestaS, mi padre me regañaba por HABER CAUSADO (causar todo) el desastre CUANDO FUE (antes de ser) sepultado por piezas ardientesQUE CAÍAN del techo. Los gases desmayaron a mi madre PERO YO no podía con ella, el fuego se extendía MÁS Y MÁS ,Y comenzó a consumirla,

TOMÉ( agarré a mi hermanito, lo cubrí con todas las mantas que pude conseguir, el pasillo era un infierno, me arriesgué, sentí el calor en todo mi cuerpo, el fuego me recorría, corrí rápido y logré dejar a mi hermano lejos de la casa, me aparté DE ÉL CUANDO YA ERA UNA(aparatosamente siendo una )antorcha humana,.PUNTO

P para mi suerte o desgracia COMA unos paramédicos llegaron a tiempo para rescatarme( de ser consumido)...

La pistola estaBA junto a mi S©ien, quizás por miedo PUDE (puedo) sentir el frio acero en mi piel, me pregunto ¿aun tengo tacto?, ¡increíble!, las palabras de mi hermano son murmullos mientras intento saber si es un espejismo lo que siento,
(despierto y) lo miro a los ojos, ¡la magia!, VEO fuego en sus ojos,Y al fin pude escuchar su ultima frase "...¿Por queÉ lo hiciste?...", le respondí (con un)SINTIENDO EL éxtasis QUE RECORRÍA ( recorriendo) mi cuerpo "dicen que soy pirómano...", de repente mi cuerpo (se) ARDE (enciende,) mi hermano se aleja atónito (ante el suceso(), las flamas me consumen en un instante, dejando DE MI solo cenizas.
******************
Al realizar las pruebas, absuelven a mi hermano del delito de homicidio, argumentando como razón de mi muerte "combustión espontanea"
*****************

DICE YVETTE :Esta última frase explicativa no me gusta. No importa mucho lo del hermano, deja solo lo de combustión espontánea

Declararon que mi muerte se debió a combustion espontánea.

ALGO ASÍ ,LO DEJO A TU CRITERIO . MUY BUEN CUENTO. MERECIÓ EN PLENO LLEGAR A FINALISTA.





 
rhcastro,27.06.2013

Te dejo el texto completo ninive:


Hackers.

Soy Alberto, un joven de dieciocho años conectado a la red como si fuera parte de un circuito. Tengo muchos amigos aun cuando estoy solo. Cuentan que en otro tiempo las cosas eran distintas, cuando las màquinas no invadìan nuestras vidas.
Dicen mis padres que es enfermiza mi vida, insisten en que me distraiga. Se inscribieron en un club donde la gente convive y usan instalaciones para ejercitarse, pero a mi me es imposible mantener una conversación, asì que sòlo harè un poco de ejercicio. Quizás es que soy un poco tìmido, ninguno en la red lo creería posible.
Lorena se llama, tiene un perfil solitario y escribe poesía. La encontrè en un grupo de gente que lee y esas cosas, de esas personas interesadas en lo antiguo como lo es la literatura. Tenìa las intenciones de destruir ese lugar tan aburrido y ridículo, porque lo mìo es así... Me divierte la frustración de otros. No sè como antes de mandar el comando que colapsarìa todo... Me detuve a leer a Lorena. Una chica de mirada triste según la imagen... Quizás su tristeza es muy parecida a la mìa.
Con los conocimientos que tengo puedo administrar el sitio sin que nadie se de cuenta, cambiar, borrar o hacer nuevas funciones, pero he preferido inscribirme como cualquiera sòlo para conocer a Lorena. Tener la oportunidad de platicar con ella. No me gusta la poesía ya lo dije, pero la de ella es diferente, tiene ese olor a suicidio que a mi me encanta. Creo que en el fondo soy un maldito perverso, la muerte es quien me seduce.
Mientras platico con ella otros lugares son destruidos. En especial los lugares donde comercian con niños, maltratan animales o existen ciertas lacras que espìan a los miembros para obtener datos reales para la extorsion o secuestro. Del dinero y bancos no me ocupo, por el contrario... aplaudo a quien roba a tanto jodido adinerado que en su abundancia hace caso omiso de la necesidad de otros. Ya lo dije, soy destructivo y me gozo en ello.
Lorena ha salvado a una bola de delincuentes y lo ignora. comparo a Lorena con el último al que Dios espera para la destrucción.
Otra vez ese maldito club como lo odio... Tendrè que dejar esto para acompañar a mis padres. Natación supongo, cualquier cosa que haga correr el tiempo màs rápido mientras pongo en pausa el reloj de mi virtualidad

De vuelta a casa mi madre habla sobre nutrientes y cosas así. Para mì el único nutriente es Lorena. Ingreso a la página y de inmediato me introduzco en sus textos, sigo sus conversaciones leyendo cada mensaje que recibe y envìa... Esa hoja en blanco tan parecida a la mìa. Ese no comunicación que tanto nos identifica.
El lugar tiene que ser destruido, pero no sè de que manera introducirme a ella para explicarle que todo lo que cree es mentira, que no es quien le han hecho pensar y que ha desperdiciado gran parte de su vida en una falsa ilusión. Pienso que debía tomarme el consejo, aun cuando sè que es real, he leído correos de sus padres, declaraciones de amor en vìdeo de su expareja, poseo toda su colección de fotos y como fondo de pantalla tengo sus ojos, siempre fijos... mirándome. Entiendo que debo ser yo quien le rompa el corazón. No me conoce, no tiene porque creerme y así todo es màs complicado. No puedo llegar y presentarme como un espìa, alguien que la sigue oculto entre las sombras del anonimato. Tengo su domicilio, el nombre de la escuela donde asiste, tendrè que salir de esta pantalla y mostrarme pretextando cualquier situación, un accidente, no sè. No quiero seguir viendo como se consume porque entiendo de eso, también yo me estoy matando. Quizás de manera inconsciente busco que me salve y sobrepongo el salvarle. Esto es una gran mentira, nosotros somos mentira. aun tenièndola enfrente entenderè que mentimos, que somos seres egoístas manipulando mentes, siguiendo nuestros propios fantasmas. La amo, porque necesito amarme, darme una oportunidad.
Ambos somos de la ciudad de México, ella vive al poniente, un poco lejos de mi ubicación, pero yo estarè allì cuando salga de la escuela por la tarde. Estarè allì para cuidarla, mostrarle que la vida tiene matices, ventanas a otros mundos donde ambos podríamos sabernos nuevamente con oportunidades. La observo... Sale acompañada con otras personas, las esquiva, le insiten, sube a un auto y se marcha.
Tengo dìas esperando una oportunidad para abordarla, siempre sube al mismo auto con las mismas personas, tendrè que seguirles. Se introducen a una residencia en Polanco, un lugar de amplios espacios. Empiezo a pederme, mi cabeza no alcanza a comprender la magnitud de lo que observo, escucho... Estoy en peligro. Lorena ¿Còmo pudiste?
-¿Bueno?
-¿Con quièn hablo?
-¿Con quièn desea hablar?
-Dèjate de pendejadas y pàsame al jefe de familia. Tenemos a su hijo.


rh.
 
Yvette27,27.06.2013
Hackers.

Soy Alberto, un joven de dieciocho años conectado a la red como si fuera parte de un circuito. Tengo muchos amigos aun cuando estoy solo. Cuentan que en otro tiempo las cosas eran distintas, cuando las màquinas no invadìan nuestras vidas.
Dicen mis padres que es enfermiza mi vida, insisten en que me distraiga. Se inscribieron en un club donde la gente convive y usan instalaciones para ejercitarse, pero a mi me es imposible mantener una conversación, asì que sòlo harè un poco de ejercicio. Quizás es que soy un poco tìmido, ninguno en la red lo creería posible.
Lorena se llama, tiene un perfil solitario y escribe poesía. La encontrè en un grupo de gente que lee y esas cosas, de esas personas interesadas en lo antiguo como lo es la literatura. Tenìa las intenciones de destruir ese lugar tan aburrido y ridículo, porque lo mìo es así... Me divierte la frustración de otros. No sè como antes de mandar el comando que colapsarìa todo... Me detuve a leer a Lorena. Una chica de mirada triste según la imagen... Quizás su tristeza es muy parecida a la mìa.
Con los conocimientos que tengo puedo administrar el sitio sin que nadie se de cuenta, cambiar, borrar o hacer nuevas funciones, pero he preferido inscribirme como cualquiera sòlo para conocer a Lorena. Tener la oportunidad de platicar con ella. No me gusta la poesía ya lo dije, pero la de ella es diferente, tiene ese olor a suicidio que a mi me encanta. Creo que en el fondo soy un maldito perverso, la muerte es quien me seduce.
Mientras platico con ella otros lugares son destruidos. En especial los lugares donde comercian con niños, maltratan animales o existen ciertas lacras que espìan a los miembros para obtener datos reales para la extorsion o secuestro. Del dinero y bancos no me ocupo, por el contrario... aplaudo a quien roba a tanto jodido adinerado que en su abundancia hace caso omiso de la necesidad de otros. Ya lo dije, soy destructivo y me gozo en ello.
Lorena ha salvado a una bola de delincuentes y lo ignora. comparo a Lorena con el último al que Dios espera para la destrucción.
Otra vez ese maldito club como lo odio... Tendrè que dejar esto para acompañar a mis padres. Natación supongo, cualquier cosa que haga correr el tiempo màs rápido mientras pongo en pausa el reloj de mi virtualidad

De vuelta a casa mi madre habla sobre nutrientes y cosas así. Para mì el único nutriente es Lorena. Ingreso a la página y de inmediato me introduzco en sus textos, sigo sus conversaciones leyendo cada mensaje que recibe y envìa... Esa hoja en blanco tan parecida a la mìa. Ese no comunicación que tanto nos identifica.
El lugar tiene que ser destruido, pero no sè de que manera introducirme a ella para explicarle que todo lo que cree es mentira, que no es quien le han hecho pensar y que ha desperdiciado gran parte de su vida en una falsa ilusión. Pienso que debía tomarme el consejo, aun cuando sè que es real, he leído correos de sus padres, declaraciones de amor en vìdeo de su expareja, poseo toda su colección de fotos y como fondo de pantalla tengo sus ojos, siempre fijos... mirándome. Entiendo que debo ser yo quien le rompa el corazón. No me conoce, no tiene porque creerme y así todo es màs complicado. No puedo llegar y presentarme como un espìa, alguien que la sigue oculto entre las sombras del anonimato. Tengo su domicilio, el nombre de la escuela donde asiste, tendrè que salir de esta pantalla y mostrarme pretextando cualquier situación, un accidente, no sè. No quiero seguir viendo como se consume porque entiendo de eso, también yo me estoy matando. Quizás de manera inconsciente busco que me salve y sobrepongo el salvarle. Esto es una gran mentira, nosotros somos mentira. aun tenièndola enfrente entenderè que mentimos, que somos seres egoístas manipulando mentes, siguiendo nuestros propios fantasmas. La amo, porque necesito amarme, darme una oportunidad.
Ambos somos de la ciudad de México, ella vive al poniente, un poco lejos de mi ubicación, pero yo estarè allì cuando salga de la escuela por la tarde. Estarè allì para cuidarla, mostrarle que la vida tiene matices, ventanas a otros mundos donde ambos podríamos sabernos nuevamente con oportunidades. La observo... Sale acompañada con otras personas, las esquiva, le insiten, sube a un auto y se marcha.
Tengo dìas esperando una oportunidad para abordarla, siempre sube al mismo auto con las mismas personas, tendrè que seguirles. Se introducen a una residencia en Polanco, un lugar de amplios espacios. Empiezo a pederme, mi cabeza no alcanza a comprender la magnitud de lo que observo, escucho... Estoy en peligro. Lorena ¿Còmo pudiste?
-¿Bueno?
-¿Con quièn hablo?
-¿Con quièn desea hablar?
-Dèjate de pendejadas y pàsame al jefe de familia. Tenemos a su hijo.


rh.





Agregar mensaje:

 
Yvette27,27.06.2013
Hackers.

Soy Alberto, un joven de dieciocho años conectado a la red como si fuera parte de un circuito. Tengo muchos amigos aun cuando estoy solo. Cuentan que en otro tiempo las cosas eran distintas, cuando las màquinas no invadìan nuestras vidas.
Dicen mis padres que es enfermiza mi vida, insisten en que me distraiga. Se inscribieron en un club donde la gente convive y usan instalaciones para ejercitarse, pero a mi me es imposible mantener una conversación, asì que sòlo harè un poco de ejercicio. Quizás es que soy un poco tìmido, ninguno en la red lo creería posible.
Lorena se llama, tiene un perfil solitario y escribe poesía. La encontrè en un grupo de gente que lee y esas cosas, de esas personas interesadas en lo antiguo como lo es la literatura. Tenìa las intenciones de destruir ese lugar tan aburrido y ridículo, porque lo mìo es así... Me divierte la frustración de otros. No sè como antes de mandar el comando que colapsarìa todo... detuve a leer a Lorena. Una chica de mirada triste según la imagen... Quizás su tristeza (es) SEA muy parecida a la mìa.
Con los conocimientos que tengo COMA puedo administrar el sitio sin que nadie se de cuenta, cambiar, borrar o hacer nuevas funciones, pero he preferido inscribirme como cualquiera sòlo para conocer a Lorena. Tener la oportunidad de platicar con ella. No me gusta la poesía ya lo dije, pero la de ella es diferente, tiene ese olor a suicidio que a mi me encanta. Creo que en el fondo soy un maldito perverso, la muerte (es quien) me seduce.
Mientras platico con ella COMA otros lugares son destruidos. En especial los lugares donde comercian con niños, maltratan animales o existen ciertas lacras que espìan a los miembros para obtener datos reales para la extorsion o secuestro. Del dinero y bancos no me ocupo, por el contrario... aplaudo a quien roba a tanto jodido adinerado que en su abundancia hace caso omiso de la necesidad de otros. Ya lo dije, soy destructivo y me gozo en ello.
Lorena ha salvado a una bola de delincuentes y lo ignora. MAYÚSCULA Ccomparo a Lorena con el último al que Dios espera para la destrucción.
Otra vez ese maldito club SIGNOS DE ADMIRACIÓN ¡!como lo odio... Tendrè que dejar esto para acompañar a mis padres. Natación supongo, cualquier cosa que haga correr el tiempo màs rápido mientras pongo en pausa el reloj de mi virtualidad

De vuelta a casa mi madre habla sobre nutrientes y cosas así. Para mì el único nutriente es Lorena. Ingreso a la página y de inmediato me introduzco en sus textos, sigo sus conversaciones leyendo cada mensaje que recibe y envìa... Esa hoja en blanco tan parecida a la mìa. Ese A LO MEJOR "ESA NO COMUNICACIÓN "O "ESE NO COMUNICAR" no comunicación que tanto nos identifica.
El lugar tiene que ser destruido, pero no sè de que manera introducirme a ella para explicarle que todo lo que cree es mentira, que no es quien le han hecho pensar y que ha desperdiciado gran parte de su vida en una falsa ilusión. Pienso que debía tomarme el consejo, aun cuando sè que es real, he leído correos de sus padres, declaraciones de amor en vìdeo de su expareja, poseo toda su colección de fotos y como fondo de pantalla tengo sus ojos, siempre fijos... mirándome. Entiendo que debo ser yo quien le rompa el corazón. No me conoce, no tiene porque creerme y así todo es màs complicado. No puedo llegar y presentarme como un espìa, alguien que la sigue oculto entre las sombras del anonimato. Tengo su domicilio, el nombre de la escuela donde asiste, tendrè que salir de esta pantalla y mostrarme pretextando cualquier situación, un accidente, no sè. No quiero seguir viendo como se consume porque entiendo de eso, también yo me estoy matando. Quizás de manera inconsciente busco que me salve y sobrepongo SOBREPONGO¿¿¿el salvarle. Esto es una gran mentira, nosotros somos mentira. aun tenièndola enfrente entenderè que mentimos, que somos seres egoístas manipulando mentes, siguiendo nuestros propios fantasmas. La amo, porque necesito amarme, darme una oportunidad.
Ambos somos de la ciudad de México, ella vive al poniente, un poco lejos de mi ubicación, pero yo estarè allì cuando salga de la escuela por la tarde. Estarè allì para cuidarla, mostrarle que la vida tiene matices, ventanas a otros mundos donde ambos podríamos sabernos nuevamente con oportunidades. La observo... Sale acompañada con otras personas, las esquiva, le insiten, sube a un auto y se marcha.
Tengo dìas esperando una oportunidad para abordarla, siempre sube al mismo auto con las mismas personas, tendrè que seguirles. Se introducen a una residencia en Polanco, un lugar de amplios espacios. Empiezo a pederme, mi cabeza no alcanza a comprender la magnitud de lo que observo, escucho... Estoy en peligro. Lorena ¿Còmo pudiste?
-¿Bueno?
-¿Con quièn hablo?
-¿Con quièn desea hablar?
-Dèjate de pendejadas y pàsame al jefe de familia. Tenemos a su hijo.


rh.

COMO TE DIJE POCO O NADA PARA CORREGIR. CUESTIÓN DE PUNTUACIÓN PREFERENTEMENTE. MUY BUEN TEXTO ARMADO CON INTELIGENCIA QUE LLEVA A UNA SORPRESA AN LA ÚLTIMA LÍNEA. yVETTE



Agregar mensaje:
 
rhcastro,27.06.2013
Gracias ninive
 
rhcastro,02.07.2013
Traigo este otro a corrección.




Las puertas del infierno.

Carmen, diagnosticada ninfòmana y recluida en ''La Castañeda' guarda entre sus pechos aquellas imàgenes del loco en el electro, pedazos de papel que impulsiva y rabiosa dibuja cada dìa, creyente de que todo serà momentàneo, como una pesadilla, simple etapa difìcil en la vida ¿Què hizo para merecer tales tratos? Cada imàgen es acompañada por letra manuscrita como esta:
''Todas las realidades que ve una loca furiosa del manicomio¿ los baños de tormento a alta temperatura ?¿Quienes son los vigilantes? ''
_¡Ven!_Grita_ ¡Tù que sabes de imàgenes plasmadas en las planchas y frìas làpidas! Que entiendes de estas cosas... ¡Ven conmigo! Te mostrarè estos pechos en la miel de sus virtudes con los que tantos encontraron sosiego ¿No es eso lo que quieres?_ El, el hombre, se aparta para volver al juego de su mente. El artista, el que sabe expresar con garabatos.
_ No te escondas, tienes que decir a la noche que me escriba. Yo el que salta ventanales, la mujer que ha perdido su muñeca y he de llorar por ella cada tarde. Yo mira... Soy Carmen, la historia nunca escrita, la que està en el recuadro de tus manos y a quien miras con miedo de encontrarte ¿Me dejas ver que pintas? ¿Acaso mis ojos son redondos y aparecen en ellos los recuerdos? ¿Alcanzas a plasmar cuando era niña y aun tenìa sueños? ¿Atisbas los juguetes?
-Calla mujer-Interrumpe Josè Luis_ No te muevas_ Carmen comenzó a danzar y estirar sus manos, se le unieron otras enfermas. Todas diagnosticadas ninfòmanas, prostitutas que en aquellos años eran encarceladas en el manicomio por falta de recursos _¿Te gustan mis caderas? ¿Las has plasmado realmente anchas y jugosas?_ ¿Quieres ver ? Pregunta Luis incòmodo_ ¡Claro guapo! Aunque quisiera màs que me sacaras de aquì. Yo no estoy loca ¿Sabes?
Josè Luis cierra de golpe los bosetos, , imàgenes incompletas que plasmarà despuès en lienzo_ ¿Te vas? _Luis presura sus pasos un tanto inquieto. Era Carmen de una belleza divina, que aun la mugre no alcanzaba minimizar.
Son los tiempos austeros de revoluciòn, donde borrachos, mendigos y asaltantes obtenìan refugio. Todos diagnosticados locos porque la locura va cambiando de forma y concepto segùn la època y necesidades sociales. Carmen està allì, con expresión desvergonzada y deforme, como un monstruo que la mente del pintor plasmò en colores. Una figura abstracta y manoseada. Sus negros ojos me detienen, porque me encuentro en la chispa que nace de una figura muerta. Una mirada màs allà de la pared que la sostiene, pero espera... Es hora de aplaudir al gran maestro, la gente empuja levantando las manos en alto, Josè Luis, serà recordado con sus cuadros, eternizado con toda su destreza, mientras ella, la loca... ¿Còmo dijo usted que se llamaba?
Las puertas de 'La Castañeda' cerraron hace ya varias dècadas. La historia guarda un capìtulo màs de la psiquiatria en Mèxico, aun cuando vivè en el recuerdo de algunos ya muy viejos. Enfermos transportados a otros centros. Pero yo... que nunca estuve preso. Siento que me quedè allà... Allà dentro.

RHCastro

*(Aun por corregir, se agradecen sugerencias.)


Inspirado en ''Conjunción Mental'' de altorcàn.

 
ninive,07.07.2013

las puertas del infierno.

Carmen, diagnosticada ninfòmana y recluida en ''La Castañeda' guarda entre sus pechos aquellas imàgenes del loco en el electro, pedazos de papel que impulsiva y rabiosa dibuja cada dìa, creyente de que todo serà momentàneo, como una pesadilla, COMO UNA simple Y DIFÍCIL etapa (difìcil en) DE la vida ¿Què hizo para merecer tales tratos? Cada imàgen esTA acompañada por frases (letra) manuscritas como esta:
''Todas las realidades que ve una loca furiosa del manicomio¿ los baños de tormento a alta temperatura ?¿Quienes son los vigilantes? ''
_¡Ven!_Grita_ ¡Tù que sabes de imàgenes plasmadas en las planchas y frìas làpidas! Que entiendes de estas cosas... ¡Ven conmigo! Te mostrarè estos pechos en la miel de sus virtudes( con) EN los que tantos encontraron sosiego ¿No es eso lo que quieres?_ El, el hombre, se aparta para volver al juego de su mente. El artista, el que sabe expresar con garabatos.
_ No te escondas, tienes que decirLE a la noche que me escriba. Yo el que salta ventanales, la mujer que ha perdido su muñeca y he de llorar por ella cada tarde. Yo mira... Soy Carmen, la historia nunca escrita, la que està en el recuadro de tus manos y a quien miras con miedo de encontrarte ¿Me dejas ver que pintas? ¿Acaso mis ojos son redondos y aparecen en ellos los recuerdos? ¿Alcanzas a plasmar cuando era niña y aun tenìa sueños? ¿Atisbas los juguetes?
-Calla mujer-Interrumpe Josè Luis_ No te muevas_ Carmen comenzó a danzar y estirar sus manos, se le unieron otras enfermas. Todas diagnosticadas ninfòmanas, prostitutas que en aquellos años eran encarceladas en el manicomio por falta de recursos _¿Te gustan mis caderas? ¿Las has plasmado realmente anchas y jugosas?_ ¿Quieres ver ? Pregunta Luis incòmodo_ ¡Claro guapo! Aunque quisiera màs que me sacaras de aquì. Yo no estoy loca ¿Sabes?
Josè Luis cierra de golpe los( bosetos) BOCETOS, , imàgenes incompletas que plasmarà despuès en lienzo_ ¿Te vas? _Luis Apresura sus pasos un tanto inquieto. Era Carmen de una belleza divina, que aun la mugre no alcanzaba minimizar.
Son los tiempos austeros de revoluciòn, donde borrachos, mendigos y asaltantes obtenìan refugio. Todos diagnosticados locos porque la locura va cambiando de forma y concepto segùn la època y necesidades sociales. Carmen està allì, con expresión desvergonzada y deforme, como un monstruo que la mente del pintor plasmò en colores. Una figura abstracta y manoseada. Sus negros ojos *****me **detienen,

AQUÍ DE PRONTO APARECE UN NARRADOR EN PRIMERA PERSONA.¿POR QUÉ?


porque me encuentro en la chispa que nace de una figura muerta. Una mirada màs allà de la pared que la sostiene, pero espera... Es hora de aplaudir al gran maestro, la gente empuja levantando las manos en alto, Josè Luis, serà recordado con sus cuadros, eternizado con toda su destreza, mientras ella, la loca... ¿Còmo dijo usted que se llamaba?
Las puertas de 'La Castañeda' cerraron hace ya varias dècadas. La historia guarda un capìtulo màs de la psiquiatria en Mèxico, aun c........................

rhcastro
Como ves, pocas correccIONES. sIN ELLAS TAMBIÉN ESTARÍA MUY BIEN AUNQUE CONFIESO QUE NO HABIENDO LEÍDO EL POMA QUE INSPIRA AL TEXTO NO COMPRENDÍ MUCHO. uN ABRAZO.
 
rhcastro,07.07.2013
Desde el comienzo de la historia existe un narrador que narra en primera persona. alguien que relata lo que sucede entre una de las enfermas llamada Carmen y un pintor que traza ideas o imágenes de los enfermos después llevar al lienzo.
Respecto al poema y la relación con el texto. Es lo que transmite al lector, en este caso yo, el poema elegido para hacer un texto. No tiene que ser exactamente el mismo tema. El poema se usa como disparador de la inspiración. Si se logra escribir sobre el mismo tema mejor, claro.

Gracias nìnive por tus correcciones y tiempo. Las tomarè muy en cuenta.
 
julianga,29.09.2013
……………..MALOS“AIRES”

He tomado mi abrigo
para protegerme del frío
Y un aguardiente doble que hará
Lo propio con la vergüenza,
He salido como siempre a medir
Calles
Sin barba, sin gafitas redondas
me deslizo sigilosamente por los rellanos
consciente del riesgo
de ser confundido con algún poeta.
La niebla abre un gran espacio
para las máscaras y las cavilaciones,
entre ellas espero los fantasmas,
se que no van a venir.
Desde los suburbios asciende
un espeso aroma de tango,
desde las tabernas un tufo
que huele a fantasmas
Y a Jorge Luis Borges.
Como en las novelas de Machen
una que otra mujer me mira,
comprendo que
a manera de malformaciones
unos libros de versos te delatan.
En la acera de enfrente
los estudiantes caminan lentamente
hacia los precipicios.
Las calles, pienso,
de tanto asfalto y tanta línea quebrada
nos han hecho olvidar
que el mundo es femenino
“En los miradores hemos industrializado
Los sueños”.
Al fondo de un pasadizo si salida
los poetas hacen huelga
En “la fabrica de crepúsculos con
Arreboles”
Sigo hacia el sur de esta ciudad
Y me encuentro otro Bajo y Boca, otro
Barracas, no faltan las canchas en las esquinas
Y dos vientres bailando candombe.
Sin un rio con nombre de mujer
donde el tango es un mal pensamiento
en el proveedor de la pistola
de un buen policía.
Malas mujeres recogen noche a noche la niebla
para confeccionar pañuelos blancos, siempre vivas y veraneras.
El sur de la ciudad es un recuerdo intacto de Stampone,
puramente bailable.
La calle al sur es difícil de recordar
a no ser, como una turbulenta pieza para música de cámara
a no ser, como
Una ulcera en el estomago de la ciudad.







 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]