La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / kaluzza / Se remata el cielo

 Imprimir  Recomendar
  [C:161778]

Cuando Gabriel Dawson llegó de su habitual actividad deportiva organizada en su empresa cada miércoles en la tarde, no hizo otra cosa que acostarse en su acogedor sillón regalón y encender su monstruoso televisor de 29 pulgadas con sonido estéreo. Era el momento más apetecido del día: es la hora de su serial favorita. Sin embargo, poco antes de comenzar su programa en la televisión, y cuando ya su cansada mano derecha llevaba una grosera hamburguesa a su jugosa boca hambrienta, se paralizan las transmisiones e instantáneamente se da a conocer por cadena mundial la noticia de un extraño suceso que no sólo estremeció a Gabriel y a su familia que lo acompañaba, sino que a la gran mayoría de la población mundial. Ante la sorpresa de toda una comunidad ubicada en el sudoeste de Israel, se comprueba que un hombre de 25 años de edad llamado Cotam Nassir, en un hecho sin precedentes, ha revivido. Este joven personaje no fue ningún tipo especial, ni siquiera se destacó en algo durante los días en que vivió. Quizás su acto más resonante fue su trágica muerte. Él se disparó fortuitamente su rostro mientras limpiaba el revólver recién adquirido de su mejor amigo, Hadid Azai, cuando disfrutaba de una tranquila tarde en la casa de éste. Debido a este lamentable y horroroso hecho, su juvenil rostro resultó completamente destrozado y desfigurado lo que significó que su muerte fuese instantánea. Tres días después de su muerte, el mismo Cotam Nassir -vivo en cuerpo y alma- llega a su casa ante el desconcierto de toda su familia y de su mejor amigo. Lo primero que hizo su familia, sin dudarlo, fue comprobar en terreno el supuesto milagro, por lo que no dudaron en dirigirse inmediatamente a su humilde sepulcro. Mayúscula fue la sorpresa de su ya turbada familia cuando encontraron la tumba semiabierta y vacía con los pasos de Nassir muy bien marcados en el polvoriento piso de aquel lugar. No había duda, este personaje regresó entero y sano a la vida.

Mientras el asombro de Gabriel no terminaba aún, la impactante noticia se seguía emitiendo continuamente en la televisión y después de 4 horas de confusión y de ininterrumpida transmisión, por fin el mismísimo Cotam Nassir es entrevistado para todo el mundo y fue desde entonces que pasó a convierte en el autor de las frases más escuchadas y estudiadas de todos los tiempos: “...no he vuelto a este mundo a crear pánico o conmoción alguna, sólo he venido a anunciar el verdadero mensaje, el mensaje de la salvación. Yo, Cotam Nassir fui escogido por mi padre Dios para ser la imagen carnal de esta última era –el fin del mundo-, que comienza ahora y a través de mi resurrección, para testimonio de fe, convencer a los futuros fieles que ahora yo soy el camino a la vida, la vida eterna. Sólo vasta en confiar en mí para que sus almas sean salvadas de las garras del diablo. La cosa es muy sencilla, la salvación es muy simple, solamente se necesitan almas, la mayor cantidad de almas para que el cielo abunde del ser mas amado por nuestro Dios antes del comienzo de la destrucción de este agónico mundo, el hombre. Una vez cumplido el objetivo, el último en irse al eterno cielo seré yo, constatando que no hallan muertes confusas e incentivando hasta al último incrédulo para que opte por la salvación. Esto ocurrirá dentro de cuatro años a partir del día de mi resurrección.......”.

Ciertamente el mensaje fue tan estremecedor y convincente para la gran mayoría de la población mundial que se agolpó en masa en todos los televisores que encontraban en su camino para oír la palabra del aparente “nuevo salvador”.

Sin una pizca de aliento, Gabriel sintió que el mundo se le venía abajo, y es que él no tenía ninguna inclinación religiosa, ni menos conocimiento alguno como para rebatir o apoyar a este inédito “visitante del mundo”. Y es que en el más profundo subconsciente de Gabriel fastidiaba la idea de que algo andaba mal en este personaje.

La noticia fue rápidamente difundida en la comunidad judía causando una verdadera revolución en lo que respecta a su estricta religión. Fue precisamente éste país el primero que sintió fuertemente la influencia del admirado joven milagroso. Sin embargo no tardó mucho tiempo en masificarse groseramente por todo el mundo esta nueva línea de pensamiento, llegando a convertirse a esas alturas en prácticamente una religión. Por supuesto, no faltaron los detractores de este milagro y muchos países efectuaron millonarios gastos en hacer detallados estudios con numerosas reconstituciones de escena, interrogatorios, análisis y cuanta cosa que pudiera desmentir este estremecedor suceso. Sin embargo, todo esfuerzo resultó inútil y luego de un mes de arduos trabajos se dio la confirmación definitiva al mundo, Cotam Nassir sin encontrar alguna explicación científica, es un ser que ha revivido.

Fue entonces que comenzó desde un principio una guerra de opiniones en boca de todos los medios de comunicación y de las personas. Lentamente, la tendencia fue favoreciendo a la ya renombrada e incipiente religión Nassirista. Esta nueva religión prescindía de una Biblia como era el común de todas las religiones, su doctrina era la fe visual debido a que tenían a su propio guía santo junto con ellos. Cada palabra del ahora llamado “Cotam el Mesías” significaba una ley sagrada incorrompible tanto para padres e hijos.

Dentro de toda esta línea religiosa existía la prohibición de que la muerte sea producto del suicidio, la muerte debía ser accidental ó se podía optar por la muerte legal, más conocido como el “asesinato constitucional” materializado en las futuras PLWS. También la muerte podría llegar en manos del mismísimo Cotam Nassir, pero ese “privilegio” sólo lo experimentaban aquellos que vivían en Israel. No había pasado una semana de la aparición de Cotam, cuando se abre la primera sucursal mundial de la post-vida (PLWS) en Madrid, que consistía en la matanza de los fieles en forma masiva, a voluntad propia de ellos. La matanza se llevaba a cabo luego de pagar una cierta cantidad de dinero, dependiendo de la calidad de muerte del cliente. Así, existía una amplia gama de opciones armamentistas desde vulgares revólveres que no garantizaban una muerte sin sufrimiento, hasta modernas máquinas de potentes golpes eléctricos que pulverizaba al sujeto en un tiempo récord y “ según se dice” sin el más mínimo dolor. Dentro de toda esta oferta, se produjo una gran demanda por el prototipo del arma de Hadid Azai, la misma que quitó “momentáneamente” la vida de Cotam. La verdad es que se convirtió en una locura, más bien en un “superventas”. Por supuesto que aquellos que no contaban con el dinero buscaban la forma más simple y artesanal para quitarse la vida. Algunos pobladores de áreas rurales utilizaban su más aguda creatividad en construir trampas mortales para ellos mismos, llenándolas en aquellos lugares que diariamente transitaban para que fuesen presa de sus propios inventos y así simular un fallecimiento fortuito y evitar la temida muerte por suicidio.

Luego de transcurridos 2 meses del suceso, un cuarto del total de la población mundial había dejado de existir, día a día camiones de PLWS acarreaban cuerpos llenando cementerios. Además la taza de natalidad era extremadamente baja. Nadie quería traer al mundo niños que prontamente y forzosamente los matarían. Por todo esto la economía mundial sufrió un irreparable daño debido a la gran cantidad de dinero sin uso y cuentas sin pagar a causa de la masiva desaparición humana. Los más incrédulos y contrarios al Nassirismo hacían monumentales esfuerzos en campañas a favor de la natalidad por temor a quedar solos en el mundo y de las eventuales consecuencias desastrosas que traería consigo.

Las calles de las distintas ciudades se llenaron de afiches y propaganda de Cotam Nassir junto a su amigo inseparable –y ahora más que nunca- el joven Hadid Azai, que ya se había convertido en el segundo líder después de Nassir. Asimismo, las instituciones tradicionales religiosas constituían ya una insignificante minoría, lo cual decidieron unir fuerzas y enfrentar juntos la difícil tarea de evangelizar al ahora testarudo humano. Miles de sacerdotes, obispos, guías espirituales y otros tomaban cada día la dura decisión de la muerte. La gran mayoría de las iglesias de las distintas religiones cerraron sus puertas debido a la asistencia nula de las personas.

Dentro de todo este caos, la mente de Gabriel Dawson seguía en una disputa interna, y ya pasados 6 meses no solo había perdido su trabajo debido a la falta de personal, sino que perdió a toda su familia. Fue tanto el desconcierto de Gabriel que finalmente decidió obedecer a su corazón y aferrarse a alguna religión distinta al Nassirismo por lo cual comenzó una desesperada búsqueda de algún religioso en cada iglesia que veía en su camino.

Luego de 2 semanas de intensa búsqueda encontró a un viejo sacerdote sentado y muy solo en la primera banca de una monstruosa catedral. Era el veterano padre Enzo Michelli, conocido en el sector por sus labores de caridad. Al entrar Gabriel al templo el sacerdote volteó de inmediato y su corazón se alegró de gran manera y corrió a abrazar a Gabriel como si fuese su última oportunidad de conversar:
–¡Hijo mío!-
- ¡Padre!.....- respondió Gabriel mientras se golpeaban la espalda- necesito saber la verdad. Aún no entiendo lo que está pasando-
- Mira, esto no es lo que predecía la Biblia. La verdad es que es desconcertante-
Gabriel lo mira y le toma las manos. - Pero dígame usted, ¿debo entregarme?-
El padre con sus ojos rebalsados en lágrimas le dice: - Según mi percepción esto es obra del anticristo, y creo que Nassir es el anticristo. No debes morir por nada del mundo-
- Y qué pasará con nosotros, aquellos que no estamos dispuestos a morir........-
- Hijo, si tú has venido hoy a mí, es porque confías en los principios cristianos. Ahora lo que vendrá más adelante es voluntad del creador. Tú sólo vive-
- Debo decirle....... que necesito su estímulo cada día para no caer en el error de morir-
- No te preocupes, te espero mañana mismo para apoyarte-
- Gracias padre, aquí estaré-
Muy emocionado, aunque con un ánimo un poco más calmado, Gabriel retorna a casa. A pesar de haber pasado seis meses de continuo aumento de soledad, aún no dejaba de impresionarse de lo vacía que estaban las calles, las tiendas y todo aquello que normalmente le da vida a la ciudad. Todos esos gigantescos centros comerciales abarrotados de gentes se transformaron en ruinas visitadas por un número identificable de personas. Los precios de los productos eran realmente modestos, liquidando todo, para luego cerrar las tiendas definitivamente.

Al siguiente día, Gabriel partió rumbo a la iglesia del sacerdote. Su sorpresa comenzó al entrar y no encontrarlo. Recorrió cada rincón del templo. Esperó dentro de la iglesia a que llegara el religioso hasta el atardecer. Luego salió y preguntó por el padre luego de esperar una hora en la calle a que transitara una persona. La verdad es que el padre no estaba en ningún lugar. Al volver muy desilusionado a su hogar, Gabriel pasa por el frontis de un PLWS, y se detiene para leer la lista de los asesinados aquel día y los del día anterior. Una mezcla de pánico y dolor fue la que sintió al ver en la cuarta fila el nombre del padre Michelli, que se sumaba a los 1200 nombres del día.

La situación se mantuvo similar por tres años y medio, y con mucho esfuerzo todos los escépticos habitantes del mundo, que sumaban unos tres millones, preferentemente europeos, deciden habitar juntos en París. Era esta ciudad la que reunía todas las condiciones para un buen vivir. Esto significaba que a excepción de París e Israel, todo el mundo estaría absolutamente deshabitado. En Israel los fieles seguían trabajando con Cotam y Hadid siendo casi un hecho que se trasladarían a París en busca de aquellas almas. Por supuesto que uno de los que llegó a París fue Gabriel Dawson y a pesar que la vida se convirtió en trabajo muy duro para la subsistencia, debido a la escasez de todo, el ánimo de él retornó lentamente al ver personas a cada instante. Comenzó esta última etapa en donde la taza de muerte era muy baja.

Cuando faltaba un mes para completar los cuatros años, llegan con una gran expectación producida en París, Cotam Nassir y Hadid Azai. Su primer rumbo fue ir a un PLWS y verificar en terreno la baja cantidad de asesinatos por día. En promedio eran 2.000 asesinatos por día. Rápidamente luego de dos semanas de su llegada, el flujo aumentó unas 14.000 muertes por día. Ante éste momentáneo éxito, Cotam decide radicarse definitivamente hasta completar sus días.

Finalmente llega el expectante día final, se habían cumplido exactamente cuatro años de la resurrección del joven. Aquel día mostraba un cielo gris, totalmente cerrado y una temperatura muy fría. Todos los habitantes rezagados, en una cantidad aproximada de 2.750.000 se reúnen en el centro de la ciudad escuchando las últimas frases de Cotam y su amigo. Mientras hablaba el líder, el silencio era estremecedor. Las palabras de Cotam, con revólver en mano, brotaban con un nerviosismo nunca antes percibido en él. Ciertamente eran sus argumentos postreros para alcanzar a alguna indecisa alma. Sin embargo los esfuerzos fueron inútiles, y es que la convicción de sobrevivencia de todas las personas que habían vivido cuatro años de terror y confusión, era total. Una vez que se dio cuenta, Cotam en un abrir y cerrar de ojos, ante la sorpresa de todos inserta un tiro mortal de su revólver en pleno corazón de su mejor amigo Hadid, cayendo éste al suelo obedeciendo a su muerte instantánea. Inmediatamente apunta su revólver frente a su rostro simulando su anterior muerte, y aprieta el gatillo emitiendo una resonante voz ronca que salió de lo más íntimo del alma de Cotam. Y al igual que lo sucedido hace cuatro años atrás su cabeza destelló, ante la espantada mirada de todos.

Ahora sus cuerpos yacían postrados en el suelo, y sin saber de dónde aparece una manada de perros que los devora en pocos segundos. En ese instante el cielo se despejó y el sol brilló como si fuese su primer día de funcionamiento. Se respira ahora un aire puro y limpio. El temor de cada persona terminó al igual que el recuerdo de sus vidas pasadas. Ahora el rostro de Gabriel se mostraba invadido de felicidad. No existía en la mente de nadie la idea de hacer el mal. Los relojes se detuvieron dando señal de una inexistencia del tiempo.

Los renovados habitantes regresan a sus sitios y reinó la paz eternamente, sin embargo en los primeros tiempos de esta nueva vida se tuvo que soportar día a día el llanto desgarrador de los miles de millones de víctimas.

Bossellè
copyright © 2002.

Texto agregado el 30-11-2005, y leído por 179 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2005-12-30 02:47:28 me encanta este texto........alumna______¡¡Callate!! ...jajaja... antoniad
2005-12-08 20:29:36 Este texto necesita considerar otras perspectivas. Muy irreal: -No toda la gente puede ser convencida con los medios de comunicación por que éstos no alcanzan a la mayoría de la población mundial. -No se necesitan armas para matar a ¼ de la población mundial sino pobreza, enfermedades… -La economía mundial no se puede venir abajo dado que los países mas poderosos controlan el 80% de la "riqueza" (o sea, la gente pobre no es tomada en cuenta y no pasa nada). -Escribes desde una perspectiva cristiana que es, uso de palabras como “salvador”, “mesias”, “bíblia”, “cementerios” (no toda la gente es sepultada) y haces ver a los seguidores del Islam como terroristas y fanáticos. alumna
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]