La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / andre_mel / Carnada

 Imprimir  Recomendar
  [C:412927]

Fe insostenible a la posibilidad de salvación,
tragando las horas muertas previas a la caza
la espera solo el preludio a tu entretención,
un exaltado corazón la dulce caricia amansa.

Mientras todo enciende el inquietante silencio
por dentro ruge la bestia, percibe su presa
de tierna y suave piel que clama por pasión,
inevitable deseo de poseer delicia tan escasa.

Expectante de sentencia segura, temes caer,
vencerá solo quien con astucia supere el juego,
has puesto tu las reglas no puedes retractarte
con firmeza avanzas espera se cumpla tu ruego.

Todo toma su cause, se funde en confusa unidad,
dominas la mimetica te apropias del espacio
crees triunfar mas su pericia sobrepasa tu genialidad,
tu desconcierto asoma es la victima o victimario.

Ya no cuenta tu plan las piezas encajan magnificas
solo resta esperar un movimiento te tendrá a sus pies,
demasiada tentación no te resistes, no eres capaz
esperabas dominar tal fuego pero sin mas pierdes.

En un arrebato inesperado te despojas de tus atavíos
con tal frenética intención que da un paso atrás,
te tiene en sus manos, el ardor de tu boca clama sus labios
el aceptar tal petición, ese beso, le condenaras.

El atraparte es despojarse, cazador cazado por tal dulzor,
su cuerpo en el tuyo, tu alma se vuelve infinita
recorre tu cuerpo agita tu piel te besa con tal fervor
eres presa de tal delirio te enredas en su alma indómita.

Tal desbordante excitación componen fulminante melodía
latidos a compases de dos, marca en ti a fuego su aroma
has deseado poseerle mas tu le perteneces y no lo sabias
siempre te cautivo le serviste como sierva a su ama.

Besos tuyos y suyos parecen inundar el tiempo
ahogan las ausencias del pasado, dos entes perdidos
siendo iguales fundidos en el amarse a destiempo
la carne alberga tal exaltación cubres cada rincón con tus labios.

Este exquisito flagelo es un manjar para los sentidos,
descubrir la libertad en tal divina fusión
evita el desprenderse de tu figura dejamos de ser dos,
anzuelo perfecto para una noche de atracción.

Tus pechos claman mi caricia, los míos por tus besos,
la bestia mansa, imploras por que acuda a calmar tu sexo
las formas de espejo parecen ser novedad ante mis ojos
reconoces en ti mi ser pero el recorrido en nuevo.

No basta el satisfacer la carne el alma queda inquieta,
será al fin cumplida la condena este grato dolor
no deja de extasiar, cadena irrompible me tienes sujeta,
el amanecer nos descubre a sus juicios y al irrenunciable amor.

Texto agregado el 10-07-2009, y leído por 93 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2009-08-04 23:51:28 exelente..... te dejo mis supernovas. el_mesiaz
2009-07-10 23:36:53 Erótico 5* tursol
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]