La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / emiliosalamanca / LAS DELICIAS DE LA VIDA DE CUARTEL

 Imprimir  Recomendar
  [C:448333]

LAS DELICIAS DE LA VIDA DE CUARTEL

Cuando empieza a clarear
el albor de la mañana,
Con rosicleres de bruma
Y con rubores de escarcha;
Cuando la luz de la aurora,
Que el día llega, propala,
Dejando ver la neblina,
Dejando notar la helada…,
Un trompetín soñoliento,
Con notas tristes y largas,
Desgrana, al aire, un mandato
Musical: “quinto levanta”…
Desde ese mismo momento,
Todo es voces y algazara,
En la estrecha “Batería”,
Donde se ubican las “camas”
(Que son unas sucias fundas,
Rellenas de vieja paja,
De guano, de polvo y piojos,
Amén de otras mil sustancias).
Pues bien, se arma tal estruendo,
Cuando tocan a diana,
Que al varón más pacienzudo,
Bien le encocora y le cansa,
Y hasta los sordos lo oyen
Y hasta el santo Job clamara…
Uno, con voz estruendosa,
Ofrece Sidol en lata…,
Otro, hablar con el cacharro
Con la novia, o con la amada;
Una blasfemia salvaje,
Desde aquel extremo, lanzan…
Hay quien se cree un Pavaroti
Y entona burda tonada;
Otro, ventosea impávido;
Aquel, sacude la manta,
Levantando un seco polvo,
Que se agarra a la garganta,
Y hace tener carraspera,
Para toda la mañana….
Después, ya todos vestidos,
A coger plato y cuchara
Y a formar, y a pasar lista
(Primera en la serie larga),
Para tomar el “café”,
Que es agua un tanto marrana,
Que no conoce el azúcar,
Y la leche…,¡ ni catarla!.
Y para esto…,cuánto frío
Y las premuras que pasas….
……………
Acabado el desayuno,
(Como el “trabajo” te aguarda
Y te dejan diez minutos,
Para gozar a tus anchas)…,
Hay quien se sienta y reposa,
Otros se atusan la cara,
Otros remiendan o cosen,
Aquel, escribe una carta
Y los que gozan de humor,
Rebuznan, pelean, bailan…
¡y ya, otra vez a formar
Y a pasar lista, que llaman!...
Dos filas, una tras otra,
Nombres y nombres que pasan,
Alineaciones derechas,
O izquierdas, según les cuadra…
Numeración sucesiva,
O de cuatro, para marcha…
Esta operación, se lleva
Una media hora larga…
Mas, una vez concluida
Pesadez de cosas tantas,
Montamos en camionetas,
Al efecto, preparadas
Para transportar a gentes,
Como a cerdos y marranas,
Con suma “holgura y confort”
Y respirando la helada,
Que corta, congela y tunde,
Desde los pies a la barba,
Al Parque Divisionario,
Que es donde aqueste” trabaja”
Y donde se engorda…de hambre,
Al no poder catar nada,
Si no es el martirio infame,
En los pies, como en la espalda,
Transportando, sin reposo,
Cajas, y cajas, y cajas…
Y cuando ya el mediodía,
Pasado se ha de la raya,
--pero, pasado con mucho,
Porque pasa una hora larga--,
Llega el tiempo de yantar,
-hora grata y deseada,
Que se sueña en el azul
De las bellas esperanzas-…
De nuevo, las camionetas,
Con ronco murmullo, arrancan,
Tornándonos, hacinados
En el fondo de sus cajas
Y a pie firme, pues de pie
Es cuestión harto probada,
Que cabe mucha más gente,
Aunque la holgura sea escasa
Y el perfume a humanidad,
Se te meta por las napias…
Una vez en el cuartel,
Y aunque el hambre te desmaya,
Un sargento presumido,
Analfabeto y con cara
De criminal…-mirar torvo,
Orejas en forma de asa,
Prognatismo y frente huída--,
De nuevo a “lista” te llama…
Y, a formar…,y a numerarse…
¡Cuánta maldita tabarra…
Y luego, a coger un “chusco”,
Para, con plato y cuchara,
Ir todos al comedor,
A quedarte…, como estabas,
Con el estómago lleno
De flatos y telarañas.
Porque lo que allí te endilgan,
Es pura bazofia…¡caca!,
Aunque en la Orden, aparezcan
Platos de “cocina honrada”:
“alubias con pies de cerdo”,
“lentejas enmorcilladas”,
“pescadilla con tomate”,
“carne de buey con patatas”…
--pese a que esto suene bien,
De ello no probamos nada—,
( Pues sin duda, algún jefazo,
De conciencia obnubilada,
Está pasando el rasero,
Para hacerse noble casa),
Mientras nos matan de hambre,
Con sardinas putrefactas…

Con ello, quiero decir
Y de manera muy clara,
Que daba la tal comida,
Repulsión, sólo mirarla…
Nada escrito era verdad,
Nunca el “menú” respetaran,
Pues si te daban lentejas,
O alubias tal vez te daban,
Eran más duras que piedras,
Más propias para metralla,
O era todo un revoltijo
De pegajosa grasaza…
Pero si, hasta el comedor
Grato perfume exhalaba,
Que no era, precisamente,
El exquisito del ámbar…
¡Murieron en “huelga de hambre”,
Según las Crónicas narran,
Un soldadito de Asturias
Y un trompeta de Navarra!...
¡Con que gusto habría jalado,
Algo de porcina raza,
Como el embutido aquel
Que de Guijuelo nombraban,
A pesar de aquellas mesas,
Que ni siquiera limpiaban
Y que daban un aspecto,
No de comedor…de cuadra!
¡Cuanta fame en nuestros rostros
Demacrados, se pintaba!
Y, si mala era la cena,
La comida, era más mala…
-----------
En fin, para rematar,
Porque la historia se alarga
Y mi espíritu se aflige
Con tales rememoranzas,
Solo añadiré que es cierto
Cuanto en la historia se narra,
Ya que es fiel su trascripción,
Por ser trascripción exacta,
De lo que en guerra, pasaron
Tres tunantes camaradas:
Téllez, Toimín y Trapero,
Que se salvaron por tablas,
Y por la gracia de Dios,
Aún viven para contarla…
Y el que no quiera creer,
Que a Calatayud se vaya,
Pregunte por la Dolores,
Que, entonces, por allí andaba,
Y es “testiga” fidedigna,
Del cuartel que aquí se canta…



P.D.
Menos mal que nuestro puesto,
Lejos del Frente se hallaba,
De las luchas fratricidas,
Y de la horrible metralla…
¡Cuantos de mis compañeros,
Al clarear la mañana,
Allí ofrecieron su vida,
Sin saber por qué la daban!

Firmado: TOIMIL
(en el 2º año triunfal
de un tal Franco, que Dios
haya en su gloria)
Nota de transcriptor:
Como bien se colige, no son míos estos
ripios, que he hallado escritos, en hojas
amarillentas, dentro de un libro viejo
que he comprado en el Rastro de Salamanca.
Los paso a la página, por si a alguno le recuerdan los
años de “mili” obligatoria y las penalidades que, por
aquel entonces, se pasaban.
EMILIOSALAMANCA
2 Abril 2010








Texto agregado el 02-04-2010, y leído por 133 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
2010-04-05 23:53:10 Para la slamandra la delicia era que le dieran por culo en el cuartel, por eso quedó más turbado de por vida, eh? marxtuein
2010-04-02 17:38:45 muy buena recuperación, joya! Calidejacobacci
2010-04-02 16:23:12 una delicia!! Aliciallivaram
2010-04-02 15:10:08 Pasé un buen momento leyéndote. Gracias. ***** susana-del-rosal
2010-04-02 14:34:37 Dos comentarios. El primero, en Uruguay sabemos una variante de la dolores: "Si vas a Calatayud, y no está la Dolores, pregunta por Manuel, que el favor te lo hace él" ja, ja. El segundo, y ahora en serio, es que las cosas no han cambiado mucho hoy, aquí en latinoamérica. Imagina que yo lo viví en cuarteles... en condición de preso. Fiel reflejo. Gracias por este aporte histórico amigo. josesur
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]