La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Infinita
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / za-lac-fay33 / Pedagogos

 Imprimir  Recomendar
  [C:459462]

(Perdonen la vulgaridad, es historia verdadera)

Al recibir un emigrante su residencia legal en los EEUU, además de tener derecho, asume ciertas responsabilidades. Una de éstas es el tener que prestar servicio militar si el país tiene necesidad de soldados. El emigrante tiene el derecho a negarse a servir militarmente, pwero por lo consiguiente en el futuro no puede obtener la ciudadanía.
Obtuve mi residencia cuando a penas terminaba la guerra en Corea, aún estaba en vigor el programa de reclutamiento, si física y mentalmente sano.
Recientemente graduado de bachiller en mi país, carecía de experiencia en trabajo alguno (fuera de poder lavar platos ¡Claro!) y aún no hablaba inglés, pero para jalar el gatillo de un rifle, idioma no es necesario.
Durante el 'entrenamiento básico' uno de mis instructores era el Sargento Gibbs. Un hombre de unos 1.85 m de altura y noventaitantos kilos de peso, atlético y malhablado era un africano-americano de Sur Carolina y feo con ganas.
Es costumbre que al marchar un grupo de soldados siendo entrenados, para aprender a marchar marcialmente, un soldado experiementado va cantando ritmica y claramente pequeñs versos que los reclutas repiten al compás del paso. Siendo como son, soldados, los versos no son exactamente ni bíblicos ni de las obras de Sheakeaspeare. Por ejemplo uno dice:

"I got a girl in Tijuana
she knows how but she don' wanna"
(Tengo una muchacha en Tijuana
sabe cómo mas no le hace)

En cierta ocasión en que marchábamos portando armas al hombro, se empezó a oír el verso, esto se le llama "contar en cadencia" (count cadence) y aquella rima decía:

"I got a gal in New York City
she's got dimples on her tities"
*Tengo una muchacha en Nueva York
tiene hoyitos en sus tetas)

Como yo no hablaba inglés, iba marchando en silencio y sin 'contar en cadencia'. El Sargento Gibbs lo notó y me ordenó "Kuizaida count cadence!" (¡Quezada cuente cadencia!)
Yo sólo le contesté: "Ai don onderstan! (I don't understand! o ¡Yo no entiendo!)
"Fake it!" (¡Pretenda!) me ordenó el Sargento Gibbs.
Y desde aquel día al marchar yo pretendía contar:
Guagua, guagua guagua guaaaaa, guagua, guagua guaguaguaaa!
Con la conscuente burla de los compañeros, no sé por qué.

Es obligatorio que cada soldado sepa de memoria diez "órdenes generales" guía para toda su vida militar. Una de ellas, por ejemplo dice: "Caminaré, si estoy de guardia, en forma militar estando siempre alerta a todo lo que esté al alcance de mi oído o mi vista", por supuesto en inglés. Si estando en formación, un superior en rango le ordena al recluta que diga una de estas órdenes, el recluta la debe decir viendo al frente o a quien se lo oerdene y a gritos.
Llegó por fin mi momento y el Sargento Gibbs colocando su rostro a cinco centímetros del mío (¡Que aliento el del sargento!) me ordenó que la dijera. Yo grité:
"Tu woc mai post in ei militari maner, quipin olgüeis in alert an observin everizin güizin sait or jirin!" (To walk my post in a military fashion keeping always in alert and observing everything within sight or hearing).
El Sargento Gibbs me miró con fuego en su mirada y me sugirió: "Kuizaida, spit the shit off your mouth! !(Quezada, escupa la mierda de su boca!)

Creo que mi acento no era de su agrado.

Con pedagogos de este tipo enseñándome las sutilezas del idioma con tal paciencia, al cabo de tres años al salir del ejército hablana inglés aunque lo tuve que limpiar un poco al usarlo entre la población civil.

El acento nunca lo he perdido, ahí si falló el buen sargento, pero espero que el Sargento Gibbs ya esté muerto.

Texto agregado el 26-07-2010, y leído por 162 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
2010-09-11 16:26:22 1* PHER3
2010-08-04 17:18:46 Muy buena anécdota. Pero me quedo pensando que mal debiste estar en tu país para tolerar semejante cosa en un país extranjero tan diferente a los latinos cariñosos que somos nosotros.¡Ja! flop
2010-07-30 00:50:22 Si fuera posible el viaje en el tiempo, YO pagaría por ver esto que cuentas aqui. Un abrazo! galadrielle
2010-07-28 23:22:08 Una parte de una historia balo ciertos pedagogos que nunca se destacaron ni lo harán en ser sutiles, pedagogos y menos que menos dulces.¡¡¡Muy bueno!!! Ah!! pero aprendiste a hablar inglés.Mis estrellitas y un beso, Ma.Rosa. almalen2005
2010-07-28 09:53:15 Estoy seguro que era un sargento muy malo jajajajajajajaj. Yo serví en la marina y teníamos un tal sargento lobo que era de lo malo lo peor jajajajajaja Buen relato amigo.****************** Yosep
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]