La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Infinita
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / yosoyasi2 / BODAS EN EL MONTE CUENTOS PARA NIÑOS

 Imprimir  Recomendar
  [C:467359]


CUENTOS PARA NIÑOS

BODAS EN EL MONTE

La rana Juana anda a los saltos y canta toda la noche.
Sus ñaaaaaa, ñaaaaa, eloqucen a todo el vecindario de la gran Laguna.
¡No es para menos!, ¡El sapo Glo Glo, le propuso casamiento!
Es el kururú* más apuesto que conoció y jamás olvidará ese día cuando apareció en su casita todo perfumado y en su inmensa boca traía una flor.
¡Qué dulce fue su kroac, kroac!
Ella quiso disimular su emoción y detraídamente estiró su lengua y atrapó un mosquito para invitarlo.
¡Pero no resistió y cantó para él!
Ahora está ocupadísima entre la lista de invitados y su traje de novia.
Lo que duda es si incluye o no a doña Yarará . No olvida los consejos de la abuela: ¡”chaque mboy heí yui!”*
La familia Carpincho.
¡No faltará doña Vizcacha, la que tan bien baila!
Don Grillo se ofreció para animar la fiesta y desde ese día empezó a ensayar sus ¡kriiiiiiiii kriiiiiiii!
Don Yacaré con toda su familia presenciará de lejos. Aunque había prometido portarse bien
Los Apereá* entran y salen de sus cuevas buscando que ponerse, pero decidieron que con un buen baño dejarían lustroso su pelaje
Dos Garzas serían las madrinas y cuidan su plumaje y ensayan sus pasos más elegantes.
El novio llevará una corbata que se le había caído a un furtivo cazador.
La rana Juana prepara su vestido. ¡Quiere estar deslumbrante!.
Las Panambí* se oferecieron para hacer de mozas con los mainumbg*.
Y juntan tiernos pastitos, ñangapirí y guayabas y la bebida será agua de rocío
¡Y llegó el día!
Don Chajá era el juez que sellaría tan grande amor.
Todas sus hermanas le hicieron un hermoso altar con flores de lapacho.
¡Cuándo apareció la ranita!
Se escucharon voces de asombro entre los invitados.
Entretejió hojas de margaritas y un trébol de cuatro hojas era su sombrerito.
Se tomaron las manos, se miraron a los ojos y juraron estar juntos para siempre.
La vieja abuela se enjugó una lágrima y lamentó que ningún humano estuviera presente, de ese modo respetaría más a la vida del monte.
Y fueron muy felices pero nunca comieron perdices.

KURUÚ : SAPO
CHAQUE MBOY HEÍ YUÍ (CUIDADO CON LA VIBORA, DICE lA RANA”
(DICHO CORRENTINO)


MBOY :vibora
YUÌ RANA
APEREÁ :CONEJO DEL MONTE
PANAMBÍ :MARIPOSA
MAINUMB PICAFLOR
ÑANGAPIRÍ FRUTA SILVESTRE

Texto agregado el 16-11-2010, y leído por 215 visitantes. (11 votos)


Lectores Opinan
2012-04-12 21:36:50 De niña creia que así era la vida en el bosque y que sus habitantes eran mejores amigos que lo que somos entre humanos. Me gustaron las voces guaraníes. ***** pantera1
2010-11-18 11:25:02 Hermoso, la naturaleza danzando su ciclo sin interrupciones violentas, ternura total=D mis cariños dulce-quimera
2010-11-18 03:24:39 Hermoso, que gusto leer un cuento lleno de imaginación, ternura y ecología. Así debería ser nuestra vida, llena de amor por la naturaleza y clara como este cuentito que alegra el alma. ******* Saludos Amira avefenixazul
2010-11-17 23:33:46 Resulta que hasta los sapos se casan y yo no, bonito cuento, me gustó******** jagomez
2010-11-17 23:33:21 Pero qué entretenido, bien hilvanado y brillantemente tierno está tu cuento!!! Un beso grande.***** MujerDiosa
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]